Cuéntame cómo pasó La 1

Cuéntame cómo pasó

Lunes a viernes a las 14.30 horas en La 2. Rodando la 16ª temporada, próximamente en La 1

392054
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T1 - Pretérito imperfecto - Capítulo 15

Cuéntame... ..tú que has vivido... ..el despertar de un tiempo que nos cambió. Volverás... ..a ser un niño,... ..al recordar las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Sentirás... ..el dulce abrazo... ..de aquellos padres que dieron todo por ti. El sabor... ..del primer beso,... ..todos los sueños que tú querías cumplir. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. (Se han puesto a la venta 300 gabardinas en oportunidades). (Aprovéchese de las rebajas de Galerías Preciados). Menudo escándalo se ha armado con las apariciones esas de la Virgen. ¿Y la gente que está yendo? Van de todas partes. Pues la Iglesia no está segura de que sea verdad. ¿Y qué van a decir? Hasta que no estén seguros. ¿Por qué la Virgen solo se aparece a los niños? ¿Por qué dices eso, hijo? Solo se aparece a los niños. Tiene razón. Bueno, a los niños y a los pastores. A notarios nunca, pero a pastores montones de veces.No sé por qué. Valentina está loca con lo de la Virgen del Palmar de Troya. Y no se le ocurre más que decir que también se le aparece la Virgen. ¿Valentina le da al "drinkin"? Nooo. ¿Por qué llegas tan tarde? Qué frío hace aquí. No te quites eso que se ha acabado el butano. Ya está bien, Toni. No llegas a la hora ningún día.Oye, ¿qué te pasa? ¿No os habéis enterado? ¿De qué? Acaban de cerrar la Universidad. Han declarado el estado de excepción. ¡Madre mía! ¿El estado de excepción? Pon la televisión.No, la radio que es la hora del diario hablado. (Acciones minoritarias dirigidas a turbar la paz de España...) (..y su orden público, se han producido en los últimos meses..) (..en relación con una estrategia internacional...) ¡Una estrategia internacional, dice! ¡Cállate! (..obligan al Gobierno a poner en práctica medios eficaces...) (..que corten esos brotes y anomalías de modo terminante). Y tan terminante. ¡Cállate! Pero si es verdad... (Se declara el estado de excepción). ¡Ya volvemos a las andadas! No te preocupes antes de tiempo. Mañana voy a la tienda a por comida. ¿Otra vez con el hambre? ¡Que ha declarado el estado ese como en la guerra! ¿Hay guerra? ¡Qué bien! ¡Que no, hablamos de otra cosa! ¿Qué es el estado de excepción? Que se arma la marimorena. Papá, ¿vas a ir a la guerra? ¿Tú sólo piensas en guerra? ¿Qué le enseñan en el colegio? Quiere decir que si antes Franco hacía lo que quería, ahora más. ¡Ya está bien!Y, entre otras cosas, han cerrado la Universidad. Si los estudiantes estudiasen en vez de armar jaleo, no la cerrarían. Ahora, al que le detengan le van a meter en la cárcel sin juicio. ¿Tú no sabes pensar en otra cosa? Yo creo que Toni tiene razón. Y volverá la censura previa, y detendrán al que quieran. ¡Detendrán al que haga algo! A mí no me van a detener. ¿Sabes por qué? Porque no me importa la política y no me meto con nadie ¡Y como no me meto con nadie, pues nadie se mete conmigo! Pero si todos pensaran como tú, esta situación duraría siempre. ¿Y tú qué sabes, hijo? ¿Tú qué sabes lo que hemos pasado tu madre, tu abuela y yo? Esto será malo, pero aquello era mucho peor. Si pasarais la mitad de hambre que nosotros,... ..os darías con un canto en los dientes con lo que tenéis. Si vamos a tener que estarle agradecidos a Franco.Se acabó. Y como está la Universidad cerrada, aprovechas para estudiar. Mucho criticar, pero a la hora de hincar los codos te haces el loco. (No sé por qué discutían mi padre y mi hermano). (A mí, el estado de excepción no me preocupaba). (Había mucho revuelo en el país, pero estaba seguro...) (..de que la intervención divina lo solucionaría). (Por algo se había aparecido la Virgen en el Palmar de Troya). No te preocupes tanto, que a nosotros no nos va a pasar nada. Si no es por eso, Merche. Es que son muchas cosas juntas. ¿Tampoco te pagan los clientes de la imprenta? Ni un duro. Tenemos pocos clientes, y tardan mucho en pagar. Todas las cuestas de enero son lo mismo. A mí también me deben ya dos remesas de pantalones. Y con el lío que hay en la calle y el estado de excepción. Lo que nos faltaba pa'l duro. A nosotros no nos afecta. Pensaba en Toni, está empecinado con la política. Ya lo veo. Pero, bueno, es que es muy joven. Pero podía tener más de sentido común. Digo yo. Oye, lo del estado de excepción ese, que no lo entiendo. Explícamelo. Pues nada, que nos van a atar más en corto. Que hay cosas que ahora ya no se pueden hacer ni decir. Y que cierran la Universidad. Total, una pérdida de tiempo. ¿Y cierran algo más? Pues no lo sé. ¿Por qué lo dices? No, por los almacenes. ¿Y qué tienen que ver los almacenes? ¡Las rebajas! Que si cierran los almacenes me quedo sin rebajas. Y ya me dirás tú. No me caerá esa breva, joder. Anda, vamos a dormir. Nosotros somos quien somos, basta de historia y de cuento. Allá los muertos que entierren como Dios manda a sus muertos. Ni vivimos del pasado, ni damos cuerda...Puerta. Sí. ¿Puedo pasar? Pasa. -¿Y Carlos? -En el baño. Toni, me has dejado preocupada. ¿Qué va a pasar? -¿Con qué? -Con el estado ese. Que se va a armar algo muy gordo. Papá está en las nubes. ¿Pero si cierran la Universidad pierdes el curso? Eso no es importante. Lo peor es que si no teníamos libertad, ahora menos. Pero no nos vamos a cruzar de brazos. -Sólo falta que te detengan. -Qué me van a detener. Piensa en papá y mamá. Si te ocurriera algo no sé qué les pasaría. Si no estoy metido en nada. Acuéstate antes de que venga Carlos. Bueno, pero... piénsalo. Y ten cuidado. -Hasta mañana. -Hasta mañana. La Virgen María es también nuestra madre. Por eso nos quiere como a sus hijos. Siempre que la recéis ella os escuchará, y será vuestra guía... ..y vuestra protectora. Sí, Josete. ¿Cuantas vírgenes hay en el mundo? Sólo una, la Virgen María, la madre del niño Jesús. ¡Qué va! También está la de los Remedios, la del Perpetuo Socorro... Bueno, eso son distintas advocaciones. ¿Qué significa? Que en sitios diferentes, a la Virgen María se la llama de distinta manera. ¿Y la Virgen del Palmar de Troya qué?Bueno, eso es diferente. La Iglesia está investigando si esas apariciones son verdaderas o no. -¿Es una trola? -Es lo que no sabemos. Hay desaprensivos que se aprovechan de la buena fe de los demás... ..para sacar algún dinerillo. Es gente que va donde ha habido apariciones y montan su tenderete. Y venden estampitas... (Y yo que creía que la Virgen del Palmar...) (..venía a solucionar nuestra crisis política). (Ahora resulta que ni era aparición, ni nada). (Claro que, don Eugenio acababa de darme una gran idea:) (..el negocio de las apariciones). Nada, no lo coge. Esto no es normal. A ver si la han matado los padres. No digas eso. -Nieves, ¿vienes o no vienes? -¡Ya voy! ¡Me has dejado sin aclarar! Vamos, lo que sea sonará. Que un día llegue tarde, bueno, pero 3 días sin dar señales de vida... Pues yo no me creo las apariciones esas del Palmar. ¿No habéis visto esa foto con la virgen con un resplandor? Sí, todo lo que quieras, pero yo... El resplandor puede ser cualquier cosa. Hasta que no me lo diga el cura, no me lo creo. -Pues con el que tenemos ahora... -Eugenio es una buena persona. Si no digo que no, pero eso de que todos le tuteen no me gusta. Ni a mí. -¿Por qué no llamas a Pili otra vez? -Si acabo de llamar. -Bueno, llámala. -Seguro que no le pasa nada. -Bueno, tú llama. -Voy. -Mírala, ahí está. -Hola. Nosotras preocupadas, y ella tan contenta. ¿Qué ha pasado? Nos tenías preocupadas. Llevamos tres días llamándote y no contesta nadie. Mis padres se han ido al pueblo y estaba sola. -¿Y por qué no cogías el teléfono? -Tenía una gripe horrible. ¡Ah, por cierto, que no estoy! -¿Que no estás qué? -Cierra la puerta. Embarazada. No estoy. ¿Cómo que no? Si el análisis decía que estabas positiva. Un error. Es que los médicos no dejan de meter la pata. -Debió ser un embarazo psicológico. -¿Y eso qué quiere decir? Que piensas lo que no es. Los nervios. -¿Estás segura? -Segurísima. Os he traído una cosita. -Para vosotras. -¿Esto qué es? Chocolate relleno de menta. Buenísimo. "Made in England". O sea, que no ha llegado ningún pago. Pagos ninguno, pero facturas, todas. ¿No ves que estamos en enero? Aquí no paga nadie. Y tenemos que hacer mil folletos la ferretería. Cuanto más tardemos en hacerlos, más tardaremos en cobrarlo. Pues tardaremos, porque Gregorio no aparece. ¿Sabes algo? Nada. Llevo toda la tarde intentando localizarle. He hablado con su mujer, pero no sabe nada.¿Que no sabe nada? Nada.Me cago en la leche, cómo no se me ha ocurrido. ¡Ya sé donde está! ¿Dónde está? Escondido como un conejo. ¿Cómo escondido?Por lo que pasa. Te vas al campo y vienes con pulgas. ¿Qué tiene que ver el estado de excepción con el Gregorio? La policía busca a los fichados, y se ha ido antes de que le agarren. Ostras. Pues estamos perdidos. ¿Y qué hacemos? Porque la maquinita solo la sabe manejar él. ¡Pues qué vamos a hacer! Imprimir nosotros. Si yo no tengo ni idea.Pero yo sí. A ver si un día te enseño. Ahora voy donde don Pablo, vengo después de cenar y lo termino. Yo te ayudo. Faltaría más. ¿Qué hago mientras?Ve cortando el papel. ¡Y no lo dejes muy ancho! ¿Qué quieres que le haga, Marta? Sí, sí, ya sé que estamos en estado de excepción pero... No, no podré ir a la reunión. No estoy muerto de miedo. Lo que pasa es que mi padre se ha cabreado y... Ya sé que la causa es más importante que mi padre, pero... ¡Marta! ¿Marta? Lo que faltaba. El estado de excepción no es un capricho del Caudillo,... ..es una necesidad, ¿me entiendes? Sí. Pero es que se me juntan muchos problemas. Tienes que pensar menos en tus problemas y más en tu país. Esto le va venir muy bien a España. El Caudillo ha cogido el toro por los cuernos. Si no digo que no está bien lo que ha hecho. En este país, en cuanto das libertad, la gente se desmanda. Ya lo vemos. Disturbios, huelgas, líos. Ahí lleva usted razón. Muchos líos. A ver. ¿Qué queremos los españoles? Pues queremos trabajar... Trabajo, paz y prosperidad. Claro, es lo que quiero yo. ¡Y yo! Y eso, justamente es lo que nos da el generalísimo. Es verdad. Don Pablo, entonces lo del anticipo que le decía. Que estamos en enero. Pero estamos en la cuesta. Yo hablando de la patria y sus valores, y me sales con un anticipo. Anda, vete a trabajar, Antonio. Con permiso. Como estamos en la cuesta de enero mis padres no me dan nada. -Ni los míos. -Mi madre dice que hasta febrero nada Pues tenemos que ser unos desaprensivos.¿Qué es eso? No lo sé, pero don Eugenio dice que son los que organizan apariciones. ¿Cómo se nos va a aparecer una virgen? Por mucho que recemos... No, una virgen no. Haremos aparecer a una persona famosa. Así ganaremos mucho dinero. Como que un famoso va a venir aquí. Nos disfrazamos de persona famosa. ¿De quién? ¿De Marisol?¡De Marisol no! ¡Ya sé!, ¡de Zipi y Zape! No. Son dos disfraces y cuesta mucho hacerlo. -¡Ya está, de Raphael! -¡Ni hablar!¡Ni hablar! Me voy. ¿Adónde vas? A la imprenta, con Desi. Espera, vas a probarte este jersey. ¿Ese jersey?Sí. Te lo hemos comprado en las rebajas. Mira qué moderno es. ¿A que no sabes cuánto ha costado? ¿Y yo qué sé cuánto ha costado? Di algo. ¿300? 300 pesetas, dice. ¡110 pesetas! ¿A que es una ganga? Pruébatelo. Que no tengo tiempo.Pruébatelo, que quiero ver cómo te queda. ¿Qué más da que me lo ponga luego? Si es un momento. Y vosotros, dejad de reíros. Papá, pareces un espantapájaros. Más respeto, ¿eh? ¡Vosotros reíos, pero eso es moda! Dejad de reíros, que le queda muy bien. Claro. Le arreglamos las mangas... Te meto un poco de aquí... ¿Cómo no se van a reír, si es que parezco un espantapájaros? Cuidado, el cigarro. ¡Antonio, que quemas el jersey! Bueno, que me voy. No vuelvas tarde. ¿Adónde vais? -Eh, pues... -A mi habitación. Probaos esto que os hemos comprado. No, no.¡Venid aquí! (La cuesta de enero era cada año más empinada, pero mi madre y mi abuela) (..seguían gastando lo que no tenían en las rebajas). (No sé si estaban cegadas por las gangas...) (..o si pretendían martirizar a sus hijos, dejándonos en ridículo). Podría disfrazarme de "El Cordobés". ¡Venga, ya! Es que eso no se lo cree nadie. Y si no se lo creen tendremos que devolver el dinero.¿Y de Franco? Como sois los dos bajitos y tenéis una voz rara. ¿Queréis que nos metan otra vez en la cárcel?Es verdad. Yo tengo un disfraz de Peter Pan. No, tendríamos que volar. Y con el disfraz de Superman, igual. ¡Ya lo tengo! ¡El más famoso! ¿Quién? Y no se me vería la cara. ¿El Llanero Solitario? ¡No! ¡El Zorro! ¡No! ¡El Guerrero del Antifaz! Bueno. Yo me voy a mi casa. Que es muy buena idea. Entonces, se le ha vuelto a aparecer la Virgen del Palmar de Troya. Otra vez. Ya me habla como si me conociera de toda la vida. ¿Y qué le ha dicho esta vez? Dijo que si no le hacemos una catedral pasarán cosas terribles,... ..unos desastres enormes, Herminia. No me diga. Dentro de 20 años, el mundo entero va a ser comunista.¿El mundo entero? Sí, sí. Pero no es lo peor. ¿No? Vendrá otra era glacial. ¡España quedará cubierta de hielo! Vaya. Comunistas y muertos de frío. Y me dijo que Franco se va a morir. Algún día le llegará su hora, ¿no? Pero es que tomará el poder un tal Jesús Gil.¿Y ese quién es? No lo sé. Pero la Virgen dice que ese será el peor desastre.¡Jesús! Hola. Perdona. Ya estás aquí. ¿Has salido de la peluquería? -Sí, por fin. -No te había oído. ¿Te gusta Llach? Me gustan más los Beatles. A mí también. ¿Qué te parece cómo queda? Muy bien. ¿Cuándo empieza el cine-club? Espero que este fin de semana. Mira, ya tengo la primera película: "Peppermint Frappe" ¿La conoces? Sí, pero no la he visto. Es un cine diferente del que se hacía hasta ahora. Me gustaría que la vean los jóvenes, y que tengamos un coloquio. -¿Por qué te empeñas tanto? -¿Por qué me empeño tanto en qué? Pues en cambiar las cosas. Eres muy distinto a don Venancio. Claro. Tú también eres distinta a tu madre, Inés. Los tiempos están cambiando. Aquí los cambios son más lentos. Y tan lentos. Por eso los jóvenes tenéis que empujar. Aquí nunca ha habido un cura como tú. Mi abuela dice que eres un revolucionario. No es para tanto. Pero es que los curas también estamos cambiando. Ya, ya lo veo. Oye,... ¿quieres ver la película? -¿Ahora? -Ahora mismo. ¿De verdad? Hago un pre-estreno en tu honor. Siéntate. Te va a gustar. ¿Quieres uno? Venga. -Los trajo Pili ayer. -Está muy rico. Al final no está embarazada. -¿Cómo? -Tanto lío para nada. -¿Cómo que no está embarazada? -Eso dice. ¿Quieres otro? Son ingleses. Ingleses. No,... No, gracias. Qué duda cabe que es verdad. Si yo estoy con usted. Sí. Sí, sí, sí. Tenga en cuenta que es un mes muy malo. Tenemos que tener paciencia. ¡Es que a mí no me paga nadie! ¿A usted tampoco? Pues ya somos dos. No, si yo le entiendo... ¡Oiga! Le oigo fatal. Mire, ya le llamo yo mañana. ¿Quién era?El de la tinta. Que quiere cobrar. ¿Qué le has dicho?Que no tenemos dinero, que ya cobrará. Esto no es así, Desi, te lo digo yo. Desde luego que así no es. Tenemos el negocio manga por hombro. Y tanto. Y gracias a que me han dado un adelanto en el Ministerio. ¿Y el rata de don Pablo? Ese no suelta un duro. Me ha dicho que no piense tanto en mí, que piense más en la patria. Joder en la patria. ¿Y qué ponemos en casa para comer? (Mójate los labios). (Eso es, sin salirte del borde). (Mientras, voy a preparar un peppermint). (¿De verdad te gusto?). (La historia que presentamos esta noche pudo ocurrir...) (..en cualquier ciudad de Europa). Baja eso, que se va a despertar Carlos. O sea, que de lo tuyo tampoco nada. He llamado y me han dicho que otra vez no hay firma. Hay que esperar a fin de mes. Sí que estamos bien. Pero te han pagado algo en el Ministerio.No va a dar para mucho. (Es uno más entre los que la habitan,...) (..pero puede llevar la muerte en sus manos. ¿Es usted el asesino?). Puerta.¿Quién será a estas horas? Ya voy yo, que estoy de pie. Lo siento, ha venido en mal día. No tenemos un duro. Otra vez será. ¿Quién era?Un pobre. Le he dicho que no teníamos un duro. Y es la verdad. Puerta.¡Otra vez! ¡Le he dicho que no tenemos nada! Herminia. ¿Ya no me conoces? ¿Eres tú? Teodoro. ¿Dónde has estado? Escondido. ¿Pasa algo, Herminia? Suelta la maleta. Es mi primo hermano Teodoro. El que había muerto en la guerra. Eres Mercedes, ¿verdad? Y tú Antonio. Llevaba más de 30 años escondido. Herminia, sigues haciendo una tortilla de patata que pa' que. Come, que tienes mucha hambre. La Mari, que en paz descanse, buena y dispuesta todo lo que quieras,... ..pero para la cocina... ¿Que ha muerto tu hermana? Si cuando fui al pueblo a la matanza estaba tan buena. Fue anteayer. Entro en la cocina y me la encuentro tirada en el suelo. Y me acordé que me decía siempre: "Si a mí me pasa algo, tú vete con Herminia". ¡Pues claro! Muy bien hecho. Para eso está la familia. Agarré el dinero que había en casa y cogí el autobús, y... Aquí estoy. Lo que me costó fue dar con la casa. 33 años llevábamos juntos en esa casa la Mari y yo. 33 años. Media vida. Yo, metido todo el día en aquel sótano. Por la noche subía a cenar y a oír la radio. Pero siempre con el miedo de que apareciera alguien. ¿Por qué tenías tanto miedo? Porque estaba condenado a muerte. Y como los rebeldes hacían las leyes. -¿Los rebeldes? -Los fascistas. ¡Tony!Los rebeldes eran las tropas de Franco. Luego los llamaron los nacionales. Que siguen siendo los fascistas. No empieces tú. No habléis de eso, os van a oír los vecinos. Y estamos en estado... ¿Estado de qué? De excepción. ¿En esta casa ya no se puede hablar? ¡De eso no, y menos en voz alta! Tampoco te pongas así. ¡Me pongo como quiero! ¡Y esta no es conversación para vosotros! Antonio, si no te importa, Inés y Toni se quedan.Madre.¿Cómo? Tienen edad de saber de dónde vienen. Llevo mucho tiempo callada y ya me he cansado. Mi padre decía que el que no sabe lo que ha sido, no sabe lo que es. ¿Y eso qué quiere decir? Que el que quiera peces que se moje el culo.¿Eso decía su padre? No, hijo. Eso lo digo yo. (En la mayoría de las casas no se hablaba de política,...) (..por mucho que hubieran pasado 30 años desde la guerra). (Demasiadas penas y recuerdos dolorosos. Demasiado miedo). Yo me lo venía venir, porque sabía lo que había pasado en otros pueblos. Así que en cuanto entraron los nacionales, me escondí en el monte. -¿Te estaban buscando? -Por todos lados. Cuando se hizo de noche, bajé a casa, y mi madre y mis hermanas... ..me dijeron que habían ido a buscarme para darme el paseo. ¿Qué paseo? Para fusilarme. A los que mataban se decía que les daban el paseo. Es horrible. Todas las guerras lo son. Diez años después murió mi madre. Mi otra hermana murió hace 5 años. Y nos quedamos solos, la Mari y yo. Todos pensamos que habías muerto. Mi familia dijo que me había pasado al otro bando,... ..y luego que me habían matado en el frente. La condena a muerte la han mantenido todos estos años. Digo yo que sería por si acaso estaba vivo. Desde el 5 de agosto del 36, condenado a muerte. El 5 de agosto del 36. Ese día mataron a mi padre. Yo estuve con tu padre antes de que lo mataran. ¿Tú estuviste con él? Le dije que por qué no se escondía conmigo, en el monte. Pero no hubo manera de convencerle. Ya sabes lo terco que era. Parece que le estoy viendo. "Teodoro, si yo no le hecho daño nadie, ¿por qué me van a hacer daño?" Y tenía razón. Ni tú ni él habíais hecho daño a nadie. Estabais en el sindicato... Esa es la verdad. Pero había algunos en el pueblo que sí tenían mucha sangre en las manos. Ya lo creo. Y que habían hecho muchas barbaridades. Pero tú no, y su padre tampoco. Pues lo mataron igual. Y como decía que no había hecho daño a nadie se dejó coger. Lo mataron como a un perro. Me cago en la madre que las parió. Para que luego me vengáis hablando de política. -¿Pero lo fusilaron así, sin juicio? -Así, por la buenas. Anda, Antonio, vámonos a la cama. Teodoro. Me alegro de que estés aquí, vivo. ¿Puedo quedarme a dormir esta noche? Faltaría más. En el cuarto de los chicos. Tú duermes con tu hermano. ¿No será demasiada molestia? No, hombre, no. (Cuando Teodoro llegó, a mis padres y a mi abuela...) (..se les despertaron mil recuerdos que habían intentado olvidar). (Años después comprendí que el pasado acaba llamando a tu puerta). Ronca muy fuerte. (La verdad es que no entendí mucho de lo que hablaban). (Pero recuerdo cómo me fascinaba Teodoro). (Sus ronquidos superaban a los de mi abuela,...) (..pero lo veía como una figura novelesca, un Conde de Montecristo,) (..enterrado sin haber cometido crimen alguno). (Me costó años entender que Teodoro era real,...) (..otra víctima de la tormenta de odio y violencia...) (..que habían vivido mis abuelos). ¿Adónde va? Yo qué sé. Al váter. Ronca más que la abuela. Mucho más. No lo pienses más, que pasó hace muchos años. Ya, pero tu madre ha hablado más de la cuenta. Ya sé que ha hablado demasiado. Sí. Si alguien tiene que decir algo a mis hijos, soy yo. Ya sabes cómo es, se emociona con la historia de la familia. Lo que quiero decir es que igual tiene razón. Pues no parecía. Parecía que te la ibas a comer. Eso fue antes. Pero estaba pensando que no será malo... ..que los jóvenes sepan lo que hemos pasado. Ellos ya viven en otro mundo. No tienen nada que ver con nosotros a su edad.Pues para que se enteren. No te entiendo. Primero no quieres que tus hijos se enteren de nada... ..y ahora que lo sepan todo. Es que, a lo mejor, el que no quiere recordar soy yo. ¿Qué vamos a recordar?, ¿el hambre que pasábamos de pequeños? Pues no. No, Merche. Alguna vez hay que mirar atrás para no olvidar. Ya sabes que no me gusta hablar de la muerte de mi padre. Claro que no. Si es que murió de una forma el pobre. Pues me he sentido orgulloso cuando Toni e Inés se han enterado... ..quién era su abuelo. Estaban muy emocionados. Toma, y yo. Lo que pasa es que, joder, recordar es tan duro. (Y este es el que me voy a comprar). (Imagínate, es un coche sin problemas). (El motor, refrigerado por aire, arranca a la primera). (Un coche duro, con 5 puertas. Y cabe todo lo que le eches). Oye, Teodoro, ¿tú cuándo empezaste a militar? Perdona, hijo. Es que todo esto es nuevo para mí. Es como si hubiera vuelto a nacer. (Estos centímetros de más que afean su silueta). (La faja turboadelgazante y anticelulítica...) (..prepara su silueta para estos días felices). La repanocha. Es como tener el cine en casa. Teléfono. Ya lo cojo yo. Dígame. Sí, ahora se pone. Es Marta. Hola. ¿Ahora? De acuerdo. En una hora donde siempre. Me marcho.¿Ahora? Ya sabes lo que ha dicho tu padre. No le digáis nada. Vuelvo pronto. -Adiós, Teodoro. -Hasta luego. Es que tiene novia, ¿no? Novia, novia... ¿Cuándo estuvo en el cine la última vez, Teodoro? No sé. Creo que fue por el año 35. Recuerdo que echaban una de Charlot. Pero nada como la televisión. (Fíjese cómo se ajustan. Y mire, los pantydusen no tienen talón). Y eso que creí que no me iba a gustar.A mi madre le pasó igual. Decía que no la iba a ver y ahora no la podemos arrancar del televisor. Qué exagerada es.De exagerada nada, se traga hasta la carta de ajuste. Eso no lo he visto. ¿Cuándo lo ponen? Te cambio a Claramut por Pirri. ¿Os cuento un secreto? Pero no se lo digáis a nadie. Mi tío lleva 33 años condenado a muerte.¿Por qué? Porque era enemigo de unos rebeldes. ¿Unos rebeldes? Y se tuvo que esconder en un sótano para que no le llevaran a pasear. ¿Los rebeldes pasean?Se lo llevan a pasear y luego lo matan. ¿Mataban a la gente por pasear? -No pienso pasear en la vida. -Ni yo. Como estuvo tanto en el sótano, nunca había visto la televisión. ¿Que no había visto la televisión? Eso no me lo creo. ¡Es que cuentas más trolas! Es verdad. ¿Tienes un condenado a muerte en casa? ¿Tú estás loco? ¡No grites, que se va a enterar todo el barrio!¿Quién se va a enterar? No veas lo que ha sufrido el pobre. ¿Sabes lo que puede pasar a ti? No lo digas ni en broma. ¡Que estamos en estado de excepción! Ya, ya.Pues eso. Que la policía está que trina. ¿Tú sabes lo que es el delito en encubrimiento?¡No, no lo sé! ¡Ocultar a un fugitivo! Te pueden caer 20 años. ¡Que el que ha estado escondido 35 años es él, joder! Es un delito muy gordo. Te veo en la cárcel. ¿Qué me vas a ver en la cárcel? Si Teodoro es un pobre viejo. Como se entere un vecino, tienes a la policía en casa. Como no se lo digas tú. ¡Sí, hombre! Era amigo de mi abuelo. Estaba con él cuando le fusilaron. ¿Tenéis un topo? Sí. Llevaba escondido en un sótano desde 1936. -¿Y lo habéis metido en casa? -¿Y qué quieres que hagamos? -Esto ya está. ¿Nos vamos? -Sí. ¿Te vienes? -¿Adónde? -A tirarlos por ahí. ¿A la calle? Claro. Por las ventanilla del coche. -¿Y si nos cogen? -Qué nos van a coger. -¿Dónde los vamos a tirar? -En la calle. -¿Y si apuntan la matrícula? -Las hemos cambiado. ¿Olvidáis el estado de excepción? Por eso, no podemos decir a todo que sí. Por mí, que se marche a casa. Yo qué me voy a ir a casa. ¡Claro que quiero ir! (El camino de los tenistas españoles fue largo...) (..e incluyó victorias sobre Holanda, Suecia, Gran Bretaña e Italia). (En Barcelona, Santana logró la victoria frente a los italianos). ¡Qué bien se ve todo en la televisión! Lo que no entiendo es como juegan en pantalones tan cortos. Con el frío que hace. Es que las modas han cambiado mucho. No creas que no me he dado cuenta... de cómo van las mozas. Me he asomado al balcón y las he visto pasar. Tendría que ir al centro. Ya me gustaría ir al centro. Pero mejor que me quede aquí quieto. Mucho mejor. Y no te asomes al balcón, que te pueden ver. Creo que mañana ponen un partido del Madrid en la televisión. ¿Que echan un partido por la televisión? Si, lo vemos mientras están jugando. O sea, que estamos aquí sentados, viendo el partido,... ..como si estuvieras en el campo. Es que la televisión es el mejor invento del mundo. Vosotros decís que todo va muy mal, pero tenéis de todo:... ..tenéis un televisor, un máquina para lavar la ropa,... ..y una fresquera eléctrica. ¡Y hasta zapatos! Nuestra vida ha mejorado, pero trabajando como burros. Y pagando muchos plazos. Y el pobre está muerto de miedo. Imagina, tanto tiempo escondido. Ya lo imagino. Últimamente ha habido varios casos de gente... ..que llevaba tiempo escondida y salen ahora. ¿Y les ha pasado algo? No creo. Pero no sé si tenían penas de muerte. -Lo puedo consultar al arzobispado. -¿No irás a...? Tranquila. Será una consulta confidencial. Creo que podrán ayudarle. ¡Abajo el estado de excepción! ¡Libertad, libertad! ¡No al estado de excepción! -¿Tú eras el que no quería venir? -Claro que quería venir. Se escucha una sirena. ¡Acelera, corre! ¡He visto a la policía! ¿Y la sopa? ¿Qué sopa? Aquí están los fideos, pero no hay sopa. No son fideos, son espaguetis. Es un plato italiano. ¿Y cómo se come? Con tenedor. Bueno, con cuchara. Como mejor te parezca. Luego le echamos esta salsa de tomate. Está bien bueno. ¡Aaaah, una luz! ¡Abres y se enciende una bombilla! Claro, para ver lo que hay dentro. ¿Un vasito de vino? Sí, sí, eso sí. Teodoro, estábamos viendo a ver cómo solucionamos su situación. Mi situación. Yo creo que no se puede arreglar. No se lo quería decir,... ..pero Inés está hablando con el cura de tu problema. ¿Con un cura?Es el párroco del barrio. Es una buena persona. ¿El párroco? ¿Le habéis hablado de mí al párroco? Eugenio no le va a denunciar. ¿Que no me va a denunciar? ¿Pero no sabéis que los curas son los aliados de los facciosos? Este es un alma bendita. ¡No me fío! Ese tío me denuncia. Que no. La Iglesia ha cambiado mucho. Yo me hago cargo de que os he puesto en un aprieto. Así que, ahora mismo, me voy. No. Tú no te vas a ninguna parte. Esta es tu casa y te quedas aquí el tiempo que haga falta. Toni. ¿Qué? ¿Los fascistas rebeldes lucharon en la Cruzada? ¿Pero de qué cruzada me estás hablando?De la Cruzada Nacional. ¡No, hombre, no! ¡Eso se llama la guerra civil! Y entonces la cruzada, ¿qué es? ¡Pues la conquista de Tierra Santa! ¿Tierra Santa? ¿Franco también conquistó Jerusalén y eso? ¡Y en cuanto se descuiden los orientales, conquista la China! ¿Sí? Duérmete. (La lección de historia de Toni me había aclarado las ideas). (Ahora entendía por qué Franco era el mejor general del mundo). (No solo había vencido en España,...) (..sino que había derrotado a los moros e iba a por los chinos). (No era raro que sus enemigos, como Teodoro, le tuvieran tanto miedo). Mi madre tiene razón. ¿Cómo le vamos a echar? No digo eso. Digo que no se puede quedar mucho más.¿Por qué? Estamos en estado de excepción y tenemos a un condenado a muerte. Y nos pueden caer 20 años. Condenado de cuando la guerra. ¿Y qué? ¿Tú sabes lo que es el delito de encubrimiento? No.¡Pues que escondes a un prófugo y si te trincan vas a la cárcel! ¿Por un viejo que, además, es familia nuestra? No es solo eso. Es que son muchas cosas juntas. Estamos sin una perra, en estado de excepción, y nos cae Teodoro. Tampoco es para tanto. Total, una boca más. Una boca más, dice. ¿Has visto cómo come? Parece una boa. ¿Qué os pasa con el Guerrero del Antifaz que sólo compráis sus tebeos? Es que es el mejor. -Y se va a aparecer en el descampado. -¿El Guerrero del antifaz? No. Es que me voy a disfrazar y voy a hacer que soy el guerrero. Y vamos a cobrar a los otros niños. Y nos vamos a forrar. ¿Os vais a forrar engañando a los otros niños? ¡Ya veréis cuando se entere el Guerrero del Antifaz! ¿Qué dices? Si no existe. Es sólo un dibujo. ¡Un dibujo, dice! ¡El Guerrero existe y es amigo mío, pa' que te enteres! ¡Vaya trola! Vamos a enseñárselo a Luis! ¡La venganza del Guerrero del Antifaz será terrible! Anda ya.No nos cuentes historias de fantasmas. ¡Tío, ya estamos aquí! Qué frío. Va a tener razón Valentina con lo que le ha dicho la Virgen,... ..que viene una ola glacial. ¿Una ola qué? Que se va a llenar de nieve todo. No está Teodoro. Aquí te dejo los hilos. ¡Teodoro! ¡Hola! Hola, hija. -¡Vengo con Eugenio! -Hola. ¿Se puede? Buenas, padre. Pase. Tenemos buenas noticias. ¿Sobre Teodoro? Sí. No está en el baño.Mira en la habitación de los chicos. ¿Qué? No es seguro. Pero en el Arzobispado creen que su caso tiene solución. Está a punto de salir la ley de amnistía.¿Eso qué es? -Que les van a perdonar a todos. -A los condenados en la guerra. Habrá que decírselo.Qué alegría. Madre, que parece que... No está. ¿Cómo que no está? Se ha ido. ¿Cómo le habéis dejado salir? ¡No lo entiendo! A lo mejor está en el barrio. Hemos salido a un recado y... He venido corriendo. ¿Qué se sabe? Nada. Se lo ha tragado la tierra. No teníamos que haberle dejado solo. Va a ser culpa mía. No. ¿Qué tendrá que ver? Si tiene miedo al clero, y le dijisteis que me lo habíais contado. Qué va a tener miedo al clero. Igual pensó que le iba a denunciar. Lleva demasiado tiempo escondido y ha perdido el norte. La mayoría del clero, después de la guerra, se puso de parte de Franco. ¡Ya salió él! ¿Qué sabrás tú? Claro que lo sé, y lo saben todos. ¿Adónde puede haber ido? Si no tenía papeles, ni nada de nada. ¡Pues eso, del barrio no ha salido! Sólo falta que un policía le pida el carné. Madrid parece un cuartel. ¡Venga, vamos a buscarlo! ¿Estás bien? Sí, yo me quedo. Vete, yo me quedo con ella. ¡Señoras y señores, la aparición del Guerrero del antifaz! ¡Solo es un real! -¡Ya llevamos seis pelas! -¡Vaya negocio! -¿Tú adónde vas?! -A ver al Guerrero. -¿Y el real? -Yo pago cuando vea al Guerrero. -¡De eso nada! Primero a pagar. -¡Venga, a la cola! Eso es que le ha entrado el miedo. Después de 30 años escondido, no me extraña. Y cuando sale se encuentra el estado de excepción. Lo que no entiendo es por qué ha asustado contigo. Por lo que dijo tu hermano. La Iglesia no se portó como debía. Es que de la guerra no sé mucho, en casa no se habla de eso. Ni en tu casa ni en ninguna. La gente se ha vuelto amnésica. Hasta hace nada no supe que a mi abuelo lo fusilaron. ¡Mira! ¡Ahí esta! ¡Teodoro! Disculpe, le he confundido con otra persona. -¿No es? -No, pero va vestido igual. ¿Dónde se habrá metido este hombre? Nos va a matar a disgustos. Con lo perdido que debe estar. Sí, Perdido. A ver si no se está corriendo una juerga. Que Teodoro está para juergas. Se va a enterar todo el barrio. ¿Cómo se van enterar? Le dirá a todo el mundo que vive en nuestra casa. Porque lo sepa algún vecino no pasa nada. Si se enteran los vecinos, en media hora tienes a la policía en casa. ¡Ay, me metes el miedo en el cuerpo! Vamos a la parada del autobús. ¿Pero cuándo sale el guerrero? ¡Como no salga quiero mi real! ¡Que salga el guerrero, que salga el guerrero,...! -¿Por qué no aparece? -Yo qué sé. -Estos se están poniendo nerviosos. -Voy a ver qué pasa. ¿Qué pasa? ¡No me entra el casco! Date prisa. -¿Qué le pasa? -No le entra el casco. ¡Que empiece ya, que el público se va, la gente se marea... ..y el público se mea! ¡Date prisa! Diles que ya voy. Vale, pero en cuanto lo diga, tú sales, ¿eh?¡Que sí! -¿Qué pasa? -¡Si no aparece, quiero mi real! ¡Señoras y señores! ¡Por primera vez en la historia, la aparición del Guerrero del Antifaz! ¡El verdadero Guerrero! Hola, amigos. Soy el Guerrero del Antifaz. Soy el guerrero más valiente y he venido a contaros mis aventuras. -¡Tú no eres el guerrero! -¡Eres un trolero! ¡Joé, que soy el guerrero! -¡Eres Carlos! -¡Sí! ¡Quiero mi real! ¡Fuera, fuera, fuera! ¡Como saque la espada os sacudo! -¡Es un timo! -¡Quiero mi dinero! ¡Vámonos, que estos nos matan! ¡Espera que coja las pelas! (No sé por qué, pero no se creyeron nada). (Fue nuestra 1 y peor experiencia como empresarios teatrales). (Y nuestros espectadores se empeñaron en recuperar el dinero...) (..y esa cuesta de enero de 1969 fue eterna). No parece. Igual se ha vuelto al pueblo, abuela. ¿Cómo va a volver? Además, no tenía casi dinero. Lo que pasa es que son muchos años encerrado y no aguantaba más. ¡No doy ni un paseo más! ¿Qué? Nada, madre. Ni rastro En el barrio no está. Como haya ido al centro.¿Pero habéis mirado bien? Por todos lados, hasta el metro hemos llegado. Pero no está. Pues ya me dirás qué hacemos. Esperar y ver el partido. ¿Y si lo han detenido? Hola ¿Le habéis encontrado? Nada, ha desaparecido. Virgen santa. (Luna llena y estadio lleno, presiden la salida del Madrid y del Milán). (Numerosos tifosis italianos animan a sus campeones de Europa). (Frases de ánimo a los merengues y muestras de hermandad ibérica). Eugenio dice que en el Arzobispado le han dicho que tiene solución. Sí, hija, dice que le han dicho. La pena de muerte no se la quitan así como así. ¿Y la amnistía? Dale con la amnistía. Me da que ese cura es un poco radio macuto.¿Mientras qué hacemos? No va a seguir escondido. Se quedará lo que haga falta. ¡Que sí, Herminia! Pero tendremos que arreglarlo. Si los curas dicen que se puede arreglar. Si lo dicen los curas estamos aviados ¿Qué te pasa? ¿Te has vuelto ateo? Todavía no. ¡Gol! ¡Gol! ¡Ahí está! ¿Quién? ¡Teodoro, que está ahí! ¡Me cago en la leche! ¡Míralo! ¿Habéis visto cómo saltaba? ¡Parece un crío! ¡Reídle la gracia! Es que... ¡Si es que se ha ido al fútbol! Siempre le gustó el deporte. Sí, pero el susto que nos ha dado... ¡Le ronca las narices! Todos preocupados, y él ahí, en el fútbol. Es que es para matarle.Después de tantos años, es natural que... Natural, no. Será lo que quiera, pero natural, no. Lo que no sé es cómo vuelve a casa. Eso, con el barullo que se monta. Alguien lo acompañará, ¿no? Y a elegido mal, la copa de Europa. -Hasta el jueves. -Te esperamos, fiera. Hay que ver, no viene. Vete a dormir, que mañana trabajas. Para dormir estoy, con un prófugo por ahí. Sí, vete, si viene ya te avisamos. Puerta. ¡Ahí está! ¡Quietas! Ya voy yo. ¿Dónde te...? Ave María Purísima. ¿Este señor vive con ustedes? Sí, claroPues claro que vive. Pero no se queden ahí. Pasen. ¿Se quieren sentar? ¿Este hombre es familiar suyo? Sí, sí. Sí, señor, es el primo de mi suegra. Como un hermano. ¿Pero vive aquí? Claro que vive.Sí, vive, vive,... Hace mucho tiempo. ¿Qué ha pasado? Que está como perdido y... Es que él se va de casa de vez en cuanto. Es que está un poco "pallá". ¿Quieren una copita? No, señora, estamos de servicio. Alguna vez ha estado fuera dos días, no le digo más.Pues tengan cuidado. Lo tenemos. Pero ya saben cómo son estas cosas.¡No, yo no lo sé! Del corazón y de todo está bien, pero de cabeza no.La ha perdido. A veces es mejor no hacerse viejo. Pues ojo, que puede meterse en un lío Ya lo sabemos. ¡Teodoro, esto no puede seguir así! ¿Dónde lo han encontrado? En un bar.¿En un bar? En el "Tú y yo". ¿Dónde? Ya sabe, un barde... de esos... Me asomé para ver como era. Y vi unas muchachas que me saludaban... No habrá armado ningún jaleo, ¿verdad? Nos han llamado los del bar porque había pagado con esto. ¡Virgen Santa! Si es dinero de la República.Sí, señora. ¿De dónde lo ha sacado? Mira que se lo tengo dicho. Lo guarda todo. No tira nada. De crío ya era así. Y ya de mayor peor. No se lo imaginan. Los periódicos viejos, las cajas de zapatos... ¿No ha guardado esto que no vale? Si viera su habitación. ¡Esto no puede seguir así, que está muy mal!Yo tendría cuidado con él. A partir de ahora le atamos corto. Es que le tengo apego a las cosas. ¡Pues esto se acabó! ¡Y esto a la basura que ya no vale! Hay otro problema. Los del bar dicen que paga o le denuncian. ¿Cómo le van a denunciar?, si es un viejo. Ya pago yo. ¿Cuánto te has gastado? Poca cosa. ¿Cuánto es poca cosa? Ciento ochenta duros. ¿Novecientas pesetas? Ya bajo a pagar ahora. No lo llevo encima.¡Sin falta! Bueno, pues nada, a vigilarle. ¡Teodoro! ¡Teodoro! ¿Dónde te has metido? ¡Teodoro! ¡Teodoro, abre! ¡No! ¡Que abras! ¡Que no abro! ¡Esto que hace está muy mal! ¡Abre, me cago en la leche! Está bien, ya abro. ¿Cómo se va sin decirnos nada? No, no me pude contener. Veía la gente paseando y... Bueno, y salí. ¡Muy mal hecho! Y andando, me perdí. ¿Cómo no se iba a perder? Sin darme cuenta acabé en el fútbol. Y como la gente entraba... ..yo también entré.Y con le euforia, se corrió una juerga. No, no fue así. ¿No? ¡No fue así! Veía ese sitio de las chicas tan simpáticas,... ..que me dijeron que si quería tomar... ¿Cómo se llama? ¡Champán! ¿Champán? Sí. Y les dije que sí. Les ha invitado a champán. ¡900 pesetas de adelanto del ministerio en champán! ¡Y pagas con dinero de la República! ¡Para matarte!Fue una imprudencia. No tenía suficiente dinero de este de ahora. Me lo había gastado en el fútbol. Es carísimo. ¿Cómo no va ser carísimo? ¡Si es la Copa de Europa! Las chicas eran tan simpáticas... No vuelvo a meterme en un lío de sacar dinero. ¡Ni yo! Es que la gente no tiene fe. Es que contigo nadie se cree nada. Si se creen lo del Palmar de Troya, ¿por qué no lo del guerrero? Es que no es lo mismo. Además, eres idiota. ¿Por qué soy idiota?Porque te pusiste un colador en la cabeza. Es verdad. Contigo no vuelvo a hacer apariciones. ¡Mirad! ¡Venid aquí, impostores! Es el de verdad. ¡No huyáis, cobardes! ¡Pagaréis cara vuestra traición! ¡El Guerrero del Antifaz no perdona! -Toma. -¿Qué tal? Tú estás loco, y yo más. No veas el ridículo que he pasado. -¿Pero qué tal lo has hecho? -Aparte del ridículo, bien. No veas que susto se han llevado. No veas como corrían. Gracias, Ramón. Esos se van a enterar si existe el Guerrero. Ay, Cervan. Así que las 900 del ministerio volaron. Gastadas en el champán de Teodoro. Ya te avisé que te traería problemas. Es que además de condenado a muerte va y me sale juerguista. ¿Y ahora qué vas a hacer? ¿Con Teodoro? No, coño. Para llegar a fin de mes. No lo sé, Desi. ¿Tú como andas? Arruinado. Estírate, que eres soltero. Por eso. Tú solo mantienes una mujer, yo a varias. Además de agarrado eres un fantasma. ¿Qué fantasma? Es que a un callista de moda las chicas se lo rifan. ¿Sí? Que sí, coño. Tiene razón Cervan. Esto no es negocio ni nada. Hay que tener paciencia. Es igual que lo que me pasó a mí con los callos. Estuve a punto de dejarlo, pero poco a poco me hice un nombre. Y ahora no hay callo, ni dureza, ni pie de atleta que se me resista. Pero yo no puedo tener paciencia, porque no llego a fin de mes. Ya lo solucionaremos. Ahora lo importante es lo del Teodoro. Como no tenga una solución Eugenio.. Hola, Teodoro. Le quiero presentar al padre Eugenio, del que le hablé. -¿Cómo está? -¿Este? ¿Cómo va a ser cura?, si parece un niño. Y no lleva sotana y va vestido de obrero. Ya ve lo que ha cambiado la Iglesia en estos 30 años. -¿Sus superiores le dejan ir así? -De momento nadie se ha quejado. Perdone, yo sé que quiere ayudarme, pero con este ajetreo estoy aturdido. Ya, ya. Si yo hubiera estado 30 años en un sótano, pues... Cuéntale, Eugenio, cuéntale lo que ha dicho el Arzobispado. Bueno, pues que... Teodoro, puede volver a su pueblo cuando quiera. -¡Ni hablar! Allí me darían el paseo. -Que no, Teodoro. Escúchele. En abril sale la ley de amnistía, con lo que se puede olvidar de su condena -Además, no tenía delitos de sangre. -No, señor, eso sí que no. Y no le van a condenar por pertenecer un partido político y a un sindicato. Eso nunca se sabe. Han hablado con el párroco y el alcalde y garantizan que puede volver Un momento. ¿Usted me garantiza que puedo salir a la calle tan tranquilo? Que sí ,Teodoro. Y lo contentos que se van a poner en el pueblo cuando te vean. Te han dado muchos años por muerto. Muerto, no, pero casi. Muchacho, nunca pensé que estrecharía la mano de un cura. Imaginaos la sorpresa. Yo no me lo creía. Recuerdos a todos. Adiós. Adiós, tío.Adiós. Ya me voy. Ya era hora, ¿no? Con lo que os he hecho pasar.Qué va. Y la alegría que nos has dado. En cuanto llegue, y arregle lo de la herencia, te pongo un giro de 900 pts No hace falta. Quita, si lo manda, mejor. Bueno, sí. Pero sin prisas. En el pueblo está todo arreglado. Mañana va al Ayuntamiento,... ..el alcalde arreglará los papeles. Ha dicho que no se preocupe. -Y vuelva otra vez, Teodoro. -Claro que sí. Tome, para que vea que aquí no nos rendimos. ¿Qué le has dado? Nada, un papel que encontré ayer. A ver, Teodoro. Teodoro. Papá. ¡Esto se acaba! ¡Se acaba! Cuando llegues al pueblo vas a tu casa, a tu casa.Que sí. Pero arriba, no al sótano. Que ya no te va a molestar nadie. Vendréis a verme al pueblo, ¿no? Claro. Ya tenemos otra disculpa para volver. Vamos, que no llegamos al autobús. Le he preparado algo de comida para el camino. Teodoro, los bares ni pisarlos, ¿eh? Os lo juro. Y tú, qué cosas se te ocurren. Me lo encontré ayer. ¡Adiós, Teodoro! Le voy a encomendar a San Rafael. Mañana le ponemos una vela. ¡Tío Teodoro, adiós! (Teodoro nos devolvió nuestro pasado). (Gracias a él y a mi abuela, mis hermanos y yo empezamos a conocer..) (..la historia de nuestra familia). (Esa historia que nuestros padres no querían hablar). (Los españoles tenemos un pasado amargo, pero no podemos olvidarlo). (Porque, como decía mi abuela,...) (..el que no sabe lo que ha sido, no sabe lo que es). Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T1 - Pretérito imperfecto - Capítulo 15

24 ene 2002

Enero de 1969. El mismo día que se decreta el estado de excepción en España, los Alcántara van a recibir una visita inesperada: Teodoro, un primo de Herminia, al que todos daban por muerto se presenta en la casa de improviso. Después de haber pasado escondido los últimos treinta y tres años por pesar sobre él una condena a muerte, se ha decidido a salir de su refugio para buscar la ayuda de su familia. Teodoro, que asiste fascinado a los "avances espectaculares" que se viven en el año 69, es también la otra cara de una España oculta que los Alcántara trataban de olvidar. Mientras se aclara su situación legal, deberá permanecer escondido en la casa, pero Teodoro no puede resistir, después de tanto tiempo encerrado, la tentación de darse una vuelta por la ciudad...

Ese mismo Enero se están produciendo unas extrañas apariciones de la Virgen en el Palmar de Troya. Los vecinos del barrio tienen distintas opiniones sobre el hecho; sólo Carlos ve claro que este asunto es una excusa perfecta para montar un negocio. Junto a Josete y Luis prepararán una fantástica aparición del Guerrero del Antifaz, por la que, por supuesto, cobrarán una pingüe entrada a los otros niños.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Pretérito imperfecto - Capítulo 15 " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Pretérito imperfecto - Capítulo 15 "

Los últimos 1.402 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos