Cuéntame cómo pasó La 1

Cuéntame cómo pasó

Lunes a viernes a las 14.30 horas en La 2. Rodando la 16ª temporada, próximamente en La 1

391959
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T1 - Noche de Reyes - Capítulo 14

Cuéntame... ..tú que has vivido... ..el despertar de un tiempo que nos cambió. Volverás... ..a ser un niño,... ..al recordar las largas tardes de sol. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Sentirás... ..el dulce abrazo... ..de aquellos padres que dieron todo por ti. El sabor... ..del primer beso,... ..todos los sueños que tú querías cumplir. Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar... ..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad. Ya vienen los Reyes Magos. Ya vienen los Reyes Magos,... ..caminito de Belén. Olé, olé, Holanda. Olé, Holanda ya se ve, ya se ve, ya se ve. Cargaditos de juguetes. Cargaditos de juguetes,... ..para al niño entretener. Olé, olé, Holanda. Olé, Holanda ya se ve, ya se ve, ya se ve. (Torpedo. Periscopio móvil y submarino con destellos). (Estación de servicio Airgán. Con elevador, plataforma giratoria..) (..surtidor, limpieza automática y doble catapulta). (¡Fuertes Comansi! Repletos de piezas). (Construye un Oeste para ti. ¡Juguete completo, juguete Comansi!). (Como todos los años y como todos los niños,...) (..llevaba semanas pensando en la Noche de Reyes). (Mi padre me advirtió que de los Reyes no se podía abusar,...) (..y mi madre que no pidiera nada que no cupiera en mi armario). (Por si fuera poco, con la tele y tanto anuncio de juguetes,..) (..redactar mi carta a sus majestades era una misión imposible) ¿Y tú, abuela, qué le has pedido a los Reyes? Siempre me gustó una muñeca de porcelana. Una muñeca, a tu edad. ¿Qué pasa? Sí, mi edad. En el pueblo solo la tenía la hija del médico. Me daba una envidia... ¿Nunca te la echaron? En la vida. Pues deberías pedir una bata. La que tienes está muy vieja. Y he visto unas en Almacenes Simeón. ¿Una bata? Pues que sea una bata. El año que viene me traerán muñeca. Papá, ¿tú qué has pedido?Los Reyes no suelen traer nada a los padres. ¡Qué trola, claro que les traen! No hables así a papá. Es que el año pasado te trajeron unas zapatillas. Sí. Pero cuando era como tú, si me traían unas alpargatas,... ..ya me podía dar con un canto en los dientes.¿Unas alpargatas? Es que no había tanto dónde elegir. Pero habría juguetes. Alguno había. ¿Sabes cuál es el mejor regalo que me han hecho?¿Todavía lo tienes? Sí, señor. ¿Te echaron el reloj? No me lo echaron los Reyes. Me lo dio mi padre 3 días antes de morir. Está muy chuchurrío. ¿Qué dices? ¿Por qué no pides uno nuevo a los Reyes?No me pueden traer otro igual ¿No? Pues vaya. ¿Y tú, mamá? ¿Qué has pedido? Pues no lo sé. ¿Todavía no has escrito la carta? Bueno sí. Lo que pasa es que lo que he pedido creo que me lo van a echar ¿Por qué? Porque es enorme. ¿El qué? Les he pedido el mar. Quiero pasar un fin de semana con tu padre en la playa, en un buen hotel. No sé yo cómo andará Gaspar de hoteles de lujo. Pues otro año será.Otro año. ¿Y tú ya te has decidido, hijo? (Decidirse era muy difícil). (Elegir entre el futbolete milloncete,...) (..el torpedo que hunde submarinos,...) (..el garaje de Ripa, el Scalextric o el Fuerte Comansi...) (..era un esfuerzo enorme, sobre todo porque decidirse por uno...) (..era renunciar a otro). Es que me gusta todo. Pues sí que estamos bien. Pues tienes que decidirte. No puedes pedir más de 3 cosas. Una por Rey. Mucho me parece, los Reyes tienen millones de niños que atender. Hijo, a la cama, que es muy tarde. (Nada más que 3. Todo el año esperando al 6 de enero,...) (..para al final solo poder decidirme por 3 juguetes). (Era una decisión espantosa para mí). ¿Qué haces? Nada. ¿Escribiendo a los Reyes? Eso, escribiendo a los Reyes. A verla. ¡Carlos! ¿Por qué no me dejas verla?Porque no la he terminado. Y es secreta. ¡Qué más da! Si cuando te lo echen, vamos a ver lo que has pedido. Bueno, es que yo pido cosas inmateriales.¿Y eso qué es? Cosas que no se ven. ¿Como hacerte invisible? Algo así. Vaya rollo. Yo he pedido el "Fuerte Comansi". ¿Por qué no te pides unos indios? Para que juegues tú, ¿verdad? Podíamos jugar juntos. Yo me pido los vaqueros. Acuéstate. Es que no sé si voy a poder dormir. Los vaqueros del "Fuerte Comansi", son chulísimos: tienen pistolas,... ..rifles, caballos, puñales, unos cinturones llenos de balas... ¿Te quieres callar? Bueno, bueno, me callo. Que está chuchurrío, dice. No le eches cuenta. Los niños de ahora no le dan valor a nada. ¿Recuerdas el cine ambulante que ponían en la plaza para fiestas? Cómo no me voy a acordar. El año que mi padre me dio el reloj, echaron una película de Errol Flyn,- .."El capitán Blood". Todavía me acuerdo del título. Hacía de pirata, llevaba espada y daba unos saltos... Yo no quería ser otra cosa que pirata y tener una espada. Mira que di la lata con la espada. Escribí la carta y no les pedí otra cosa, la espada.¿Te la echaron? Qué va. Debe ser que todos pedimos la misma espada,... ..y cuando los Reyes llegaron a mi casa ya no les quedaban. Me echaron unos calcetines y una pelota de goma. Pues este año los Reyes no van a estar muy boyantes. No me lo recuerdes. Son demasiadas cosas, la Navidad, fin de año, ahora Reyes... No sé cómo vamos a pasar enero. A mí no me mires. ¿No tenías muchos encargos de la minerva? Tengo encargos, pero ahora la Minerva solo da para gastos, Merche. Mira que te lo dije, pero te empeñaste. Sarna con gusto no pica. La gente es la leche, te hacen encargos y luego no te pueden pagar. Total, que siempre hacen la pascua a los mismos, a los obreros. Oye, que tú ahora eres patrón. Peor me lo pones. Patrón y obrero no tienen salida. Me parece que los Reyes van a venir con el saco medio vacío.Y tanto. Bueno, pues yo no quiero nada. Bueno, podías pedir una camisa. Una camisa sí, pero nada más. Yo tampoco quiero nada. Bueno, unos pantys y voy que chuto. Otro año será. Eso, otro año será. ¿Apago? Sí, apaga, si no mañana... Buenas noches, cariño. Hasta mañana. Querida Marta: por más que estemos separados,... ..yo me siento ya tan unido a ti, que es como si cada minuto... ..respirara el aire que tú respiras... ..y tuviera tus labios junto a los míos. Cada día sin ti es un martirio, pero yo sé que algún día... ..podremos estar juntos para siempre. ¿Qué haces? ¡Dame eso! "Cada día sin ti es un martirio." Conque pedías regalos invisibles, ¿eh? ¿Tú eres imbécil o qué te pasa? Parece la novela del Cervan. ¡Mamá, Toni me está pegando! ¿No vais a dormir nunca? ¡Que ya está bien! Como me vuelvas a coger mis cosas te enteras. Porque no quiero hacerte daño... ¡A que voy! -Niña, ¿qué color estás preparando? -Rojo caoba, el que me ha pedido. ¿Rojo caoba? Si te he dicho rubio platino, como siempre. ¡Nieves!, mira lo que me quiere hacer la loca esta. -¿Qué pasa? -Que la señora me ha dicho un color y ahora dice otro. La señora ha pedido rubio platino, como siempre, y no colorado. Pili, ven, termina tú esto. Inés, encárgate tú de Remedios. Reme, Inés te va a tratar divinamente. El rojo caoba está de moda. Marilyn Monroe era pelirroja, pero se teñía de rubia. ¡Pues eso, se teñía de rubia! Céntrate, que llevas toda la mañana en Babia, y nos queda un día fino. ¿Otra vez? Lo siento, es que con cualquier cosa me entra una congoja aquí... Vente. Tú también, Inés. Perdonen un momentito, en seguida volvemos. Así no podemos seguir. -No por mirar a otro sitio se te va a quitar el bombo. -¿Y qué hago? -Hablar con tus padres. -Inés, tiene razón. Es que lo veis muy fácil. Como vosotras no estáis como yo. -Yo lo que quiero es morirme. -Qué morirte ni nada. ¿No se lo ibas a decir después de las fiestas? Estamos a día 5. -No puedo, no puedo. -Pues ya me contarás qué vas a hacer. Yo,... Acabar con todo y santas pascuas. No exageres. Y Eugenio nos va a ayudar. ¡Eso, un cura! Los curas lo arreglan todo. Está bien, hablaré con él. Bueno, ahora tranquilita, y si no puedes trabajar te tomas el día libre Ya nos apañaremos Inés y yo. No, no, a mi casa no me quiero ir. Al menos, mientras trabajo no pienso. Ese es tu problema, que no piensas y nos vas a liar una gorda. Anda, tira. Buenos días, Alberto. Hola, Antonio. ¿Tienes algo para llevarte? No, hoy vengo a por una cosa para mí. Quiero hacer un viaje, el fin de semana, con mi mujer. Salir el viernes por la tarde y volver el domingo por la noche. ¿Adónde? Al mar. ¿Al mar en enero? No te lo recomiendo. Bueno, es lo mismo. Lo que quiero es ir a un hotel de esos... ..que te llevan el desayuno a la cama. ¿Entiendes? ¿Cuánto te quieres gastar? Hombre, lo justo. Vamos a ver qué tenemos. ¿Y por qué no al Monasterio de Piedra? El Monasterio de Piedra. ¿Aquí no hará mucha rasca? Es que Merche es muy friolera. Creo que no. Y el hotel está muy bien Creo que la comida es estupenda. Tenemos otra oferta de 4 días a Tenerife que... ¿Qué dices?, si sólo tengo 2 días. El lunes trabajo. Pues no te lo pienses. Mira qué paisajes. Si tiene cascadas y todo. Y mira qué hotel. Joder, qué bonito. Pues no se hable más, sácame dos billetes. Muy bien, 2 billetes. Ya verás como lo pasáis estupendamente. Dos plazas en autobús, salida el viernes por la tarde... ..y regreso el domingo por la noche. Hotel, doble habitación... Y el desayuno en la cama. Vale. Dos noches, viernes y sábado. Muy bien. ¿Esto cómo te lo pago? Me das una señal de 300 pesetas,... ..y el resto cuando vengas a por los billetes. Trescientas.No vengas muy tarde, hoy cerramos un poco antes. No te preocupes, antes de las siete y media estoy aquí. ¿El "Torpedo" lanza torpedos de verdad?De verdad, de verdad... -Este coche solo tuerce marcha atrás. -¿Quieres dejarlo tranquilo? -¿El Fuerte Comansi tiene cuadras? -Me parece que sí. Perdonadme. ¡Hala, mirad! ¡Son Madelman! ¡Es la primera vez que los veo! ¿No lo lees? "Madelman en acción", son nuevos.Qué bonitos. Nos podíamos pedir uno cada uno y hacer guerras y expediciones.Sí. Yo no pienso escribir a ningún rey de nada. -¿Os habéis decidido? -Sí. Pues llevadle la carta al enviado de su Majestad. ¿Seguro que eres paje del rey Baltasar?Claro. ¿Habíais visto un paje con playeras? Yo no. ¿Seguro que nos podemos fiar de ti? Estas cartas las llevo a su Majestad esta misma tarde. -¿Y cómo? -En un trineo especial. Pero si los Reyes no van en trineo. Van en camello. Tú no eres paje ni nada. El que va en trineo es Papá Noel. Es que como estamos muy atareados, Papá Noel nos suele ayudar. ¡Imposible! Papá Noel es protestante y no puede ayudar a los Reyes. Además, los protestantes son muy roñosos. Hala, dadme las cartas y marchaos. -¿No me das la carta? -No. -¿Por qué? -¡Porque no me da la gana! ¿Cómo eres tan borde? ¿Por qué no se la has dado? Porque no. -Así seguro que no te traen nada. -No me importa. ¿Pero a ti qué te pasa? Nada, que me he enterado de una cosa. -¿De qué? -No lo digo ¿Pero por qué? Que no lo digo. Bueno, lo cuento: que los reyes son los padres. ¿Los padres? ¡Tú estás loco! Como te haya oído un paje te la vas a liar. Eso no es un paje ni nada. Y los Reyes Magos son los padres. ¿Los padres de quién, de los reyes? No, imbécil, son los de Jesús. ¡El padre de Jesús es San José! Bueno, pues son familia. No me refiero a esos padres. ¿Entonces, a quién te refieres? Tus padres, mis padres, ¡todos los padres! ¡Pero si tú no tienes padre! ¿Y qué más da? ¿Pero no habéis visto a los padres comprando en la tienda? Esos padres compran regalos para niños que hoy cumplen años. Me lo ha dicho mi abuela. ¿Y crees los Reyes van a todas las casas en una noche? Porque los Reyes viajan a velocidades supersónicas. ¿Y tienen más de 2.000 años? Es que Dios les ha dado la virtud de vivir eternamente. ¿Y crees que se leen todas las cartas de todos los niños? Claro que se las leen. Esa es la mayor tontería que he oído. Seguro que te traen carbón por decir que los reyes no existen. ¡Que me lo ha contado Abel! ¿Pero por qué haces caso a ese idiota? (Pero la desilusión se había apoderado de nuestros corazones). (Queríamos creer que los Reyes eran los Reyes, que existía la magia,...) (..pero después de lo que nos había dicho Josete, era imposible). (Aquella mañana tan especial,...) (..se había vuelto la más triste de nuestra vida). La hoja parroquial es muy importante. Es muy importante para la parroquia, y para la comunidad. Ya lo sabemos, y está muy bien... Perdóname una cosa, Antonio. La cuestión es que necesitamos cobrar. Cualquiera que os oyese pensaría que sólo os interesa el dinero. Que piense lo que quiera. Hacemos una cosa. Páganos los gastos, el papel y los costes. Si yo te entiendo. Lo que pasa es que para estos gastos... ..la parroquia depende del arzobispado. Y este mes, el dinero lo gastamos en juguetes para niños pobres. ¿Vamos a dejar a los chavales sin juguetes? Como no cobremos ya puedes apuntar a los míos. Muy bien. Qué se le va a hacer. Este año habrá chavales sin juguetes. Venga, cógelo. Que no, hombre, que no. ¡Que la hoja de diciembre no se hace más, que no se cobra hasta febrero! Que no cobramos, entonces. ¿No ves que no? Antonio, tú necesitas el dinero... ¡Ya lo sé! Esto no puede seguir así. Vamos a cerrar, no llegamos ni a los gastos. No sabes cómo te lo agradezco. Los chavales se van alegrar. Gracias. Apunta al mío. Da igual que sean curas obreros o del régimen. Les hablas de perras y barren para casa. Es lo primero que enseñan en el seminario. ¿Y ahora qué hago? Porque a las siete y media recojo los billetes. Cómo nos la ha colado. Con la cara de mosca muerta que tiene. Necesito el dinero como sea. Alguien podrá pagar, ¿no? Hola. ¿Preguntabas por mí? Soy Elisa. -Hola. Soy amigo de Vladimiro. -Ya. ¿Qué quieres? Algo nuevo. ¿Tienes algo? La tienda llena, ¿no lo ves? ¿Qué buscas? Algo nuevo y especial. Tengo las completas de Lenin y las escogidas de Mao. Y acabamos de recibir 4 nuevos de "El Ruedo Ibérico". Y el Wilhelm Reich de la editorial Paidós. -Ah, pues ese. ¿De qué trata? -¿Cómo que de qué trata? -Nada, nada. ¿Cuánto es? -225. Pues sí que son caritos. Como que hay que traerlos de Argentina y de México. Ya veo, ya. -¿Te lo envuelvo bonito? -Sí, por favor. Si lo entiendo, pero nos vamos al día 15. ¿Pero qué día 15? ¡Que pague ahora! ¿Y antes no podía ser? Dile que vamos a cobrar si quiere. Nosotros nos acercaríamos donde haga falta. O sea, que no puede ser. Pues muchas gracias. Eso es que no. Para 3 clientes que tenemos, no paga ninguno. Es que son muy malas fechas. ¿Hemos montado una imprenta para ganar dinero o es Auxilio Social? ¿Por qué no nos reunimos, les damos de hostias, y a cobrar?No seas bruto Como sigamos sin clientes y los que tenemos no paguen, yo vendo mi parte. ¿Tú qué quieres?, ¿que un negocio dé dinero al día siguiente? Al día siguiente no, pero no puedo estar más sin dinero. Ni yo. Lo advierto, o cobro o me publicáis mi novela. La novela no se puede publicar. Hay problemas de censura. -¿No piensas abrir hoy el kiosco? -Ya voy, ya voy. Por vuestra culpa ni gano dinero en la imprenta, ni atiendo mi negocio. Cada vez que pone la peluca está de peor leche. A mí no me hace gracia. Si no está de acuerdo, que venda su parte. Antonio, es que elegís unos días para cobrar... El teléfono, que voy a cobrar como me llamo Antonio. Cómo cuesta estudiar cuando estás de vacaciones. Un poco. ¿Lo dejamos un rato y ponemos un disco? Es una buena idea. -¿Qué te apetece? -Algo tranquilito, ¿no? ¿Voy a hacer café? Me estoy quedando helada. Espera. Toma. ¿No será un regalo de Reyes? La Navidad es un asqueroso invento burgués, para incitar al consumo. Esto lo hemos hablado 1.000 veces. ¿No te acuerdas? Gracias. Yo también tengo una cosa para ti. Gracias. Es un regalo que te hago porque sí, porque me apetece. "La función del orgasmo", de Reich. ¿Qué? Perdona... No sabía que era este libro. El delegado de Derecho me recomendó una librería... ..donde vendían libros prohibidos. Pero sí... Es un libro estupendo. La dependienta me dijo que tenía lo último de Paidós, y... Estaba deseando leerlo. Es un psiquiatra buenísimo. Dedícamelo. "Para Marta, en los Reyes de 1969,... ..cuando comprar libros estaba prohibido. Toni.". Qué bonito. Gracias. De nada. También es un regalo que te hago porque... porque te quiero. Yo también te quiero, pero... No hace falta que digas nada. Bueno, sí, que me quieres a tu manera Esa es la diferencia, que nos queremos de manera distinta. -No es eso, simplemente... -No, no digas nada. Para mí eres una persona muy especial. Muy especial. -Pero no me quieres. -Las cosas no son tan simples. Me caes bien, me caes estupendamente. Lo paso bien contigo, me gustas. Y tú a mí, Marta, por eso creo que lo lógico es que estemos juntos. Si ya estamos juntos. Nos vemos cada dos por tres. Yo me entiendo. Es que yo,... Lo de pasar tantas horas estudiando y escuchando música, ..me gusta mucho, pero yo... llega un punto en que necesito... Ya, pero... Estamos mejor así, Toni, sin obligaciones ni ataduras. Yo sé cómo eres y lo pasarías fatal si estuviéramos juntos. Ya lo estoy pasando mal. -Yo no quiero hacerte daño. -A buenas horas. Será mejor que no hablemos más de esto. Tenemos que seguir siendo amigos. No. No creo que podamos seguir siendo amigos. ¿Pero qué tonterías dices? Claro que podemos. ¡Yo no podría! Te estoy diciendo que estoy enamorado de ti. No te me pongas melodramático ahora. Me pongo como me da la gana. Ni siquiera me dejas cabrearme, leche. ¿Y qué propones? No lo sé, Marta. No puedo seguir así.. Me voy a casa y no paro de pensar en ti. Llego a la universidad y me pasa lo mismo. No doy pie con bola. ¿Lo dices en serio? ¡Muy en serio! Bueno, me marcho. -¿Adónde vas? -A mi casa. Mamá. Mamá. ¡Ostras! ¿Qué haces aquí? Nada. ¿Qué haces con eso? Nada. ¿Qué estás buscando? ¡Nada! ¡Ven aquí, buena pieza! ¡De la oreja no! ¡Ay! Lo del prestamista es lo mejor. Los intereses son altos, pero es dinero contante. Yo se lo devolvería enseguida. El día 15 más o menos. ¿Cobramos o seguimos igual? Seguimos igual. ¿Quieres dejar de quejarte? ¡No! Yo vendo mi parte. ¿Quién me la compra? Vaya socios que me he echado, vaya socios. Tino, llama a ese prestamista y que sea lo que Dios quiera. Si te comprometes en una fecha tiene que ser esa fecha. No puedes fallar. Y si fallamos, ¿qué? Te he dicho que no puedes fallar. Bueno, llámalo. Necesito el dinero. ¡Antonio, que paga, que el del supermercado paga!¿Cómo que paga? Que te vas al Monasterio de Piedra, el del supermercado nos paga. ¿Cuándo?Lo que pasa es que hay que ir a Rascafría. ¿A Rascafría?Tiene un chalet y se ha ido a pasar el día. ¿Cómo vamos a ir a Rascafría?Eso está donde Cristo dio las 3 voces. Podemos ir en autobús, pero no hay para volver. Y yo tengo que estar aquí antes de las 19:30. Déjame que haga unas gestiones ¡Espérame aquí después de comer! Menos mal. Que cobramos, socio. Fenómeno. ¿Ya estás contento? Yo no he encontrado nada. Ni yo. Dice doña Valentina que los Reyes son espíritus de la reencarnación. ¿Qué es la reencarnación?Una isla que está sobre la India y la China. O Cuba, porque Baltasar es negro y mi padre dice que allí son todos negros. Y son comunistas. ¿Los Reyes? No, los cubanos. A lo mejor los Reyes también. Sí, mi hermano dice que para ser comunista hay que regalarlo todo. Pues vaya rollo ser comunista. ¡Los reyes! ¿Qué están haciendo? ¿No lo ves, melón? Meando. ¿Contra el camión?Donde pueden. ¿No ves que están de viaje? Lo mismo no mean desde Reencarnación. ¿Y qué hacen en nuestro camión? Esconderse. Si van al Palacio Real y les ve la gente ya la tienen liada. Es que ser rey mago debe ser muy duro. Muy duro, muy duro. ¿Se puede? Adelante. -Hola. -Hola. Fijaos qué trastos. La gente es la pera. Les pides juguetes en buen estado y mira qué traen. Voy a tirar la mitad. Trae. Luego te traigo el hula-hop y las muñecas de celuloide que tengo. A lo mejor prefieres guardarlas para cuando tengas una hija. Quita, quita. No me veo de madre todavía. -¿Ya empezamos? -¿Qué pasa? Que has dicho eso y he pensado en lo mío. Pili no puede seguir así tienes que decírselo a sus padres. Esto es lo peor que me podía pasar. -Pili, que no es el fin del mundo. -Para mí sí. Es el fin de todo. Es el principio. Eres joven, estás sana... Un hijo es motivo de preocupación, pero también de alegría. Ya verás cómo se pone mi padre, como unas castañuelas. Que no es para tanto. Es que mi padre me mata. O se muere él del soponcio. -¿Sabemos quién es el padre? -Sí, hijo, uno que... que nada. -¿Qué? -¡Inés! -Bueno, ya está. Hablaré con ellos. -Pero tiene que ser hoy. -¿Hoy? -Sí. -¿Tan pronto? -Cuanto antes, mejor. Hoy es víspera de Reyes es mal día, pero si no queda más remedio. Diles que me gustaría hablar con ellos, que si pueden venir. ¿Por qué no vas tú a mi casa? Que vengan a la iglesia, como es mi terreno se controlarán. -Tienes razón. -Es mejor. Gracias, Eugenio. -No hay de qué. Pues aquí les espero. -Ay, la que se va a armar. (Han pasado las fiestas de Navidad...) (..y los niños cuentan los días que faltan hasta el de Reyes). Estaba todo riquísimo, Merce. Me voy. ¿No tomas ni café? No, me lo tomo por.. Por ahí, me lo tomo por ahí. ¿Dónde?En la imprenta. Tengo que hacer los recordatorios del funeral. Te lo he contado esta mañana. ¿No los habéis hecho todavía? Sí, pero tienen dos erratas y tengo que corregirlos. Si no estoy yo... Adiós. Dice que se va a trabajar. Se cree que me chupo el dedo. Me voy, que está la peluquería hasta los topes.Sí, hija ¿Tampoco tomas postre ni café? Tampoco. Adiós. ¡Eeeeh! ¿Tú dónde vas? Por ahí. ¡Ponte el abrigo, que hace mucho frío! ¿Y tú, hijo, no tienes recaditos que hacer en víspera de Reyes? ¿Y Marta? Lo de Marta se acabó. La verdad es que ni había empezado. ¿Qué dice? Que parece que esa chica... ¿Dónde te metes? Son las cuatro menos veinte. Ha sido culpa de mi primo, hasta que no le he recitado el código,... ..no me quería dejar el coche. ¿Ya te lo sabes? Hace unos meses no tenías ni idea.Es que no me entra. Tira y pon la calefacción. Con esta bala y este chofer estamos allí enseguida. Muy bien lo de la corbata. ¡Me está estrangulando! (En Madrid hay unas autopistas de escalextric,...) (..que van a tener un destino diferente al habitual...) ¿Sabías eso? No. Teléfono. ¿Sí? No, no está. Está trabajando. Yo se lo digo. Feliz noche a ti también. Adiós. ¿Quién era? Cervan, preguntando por tu padre. ¿Me ha llamado alguien? ¿Cuándo? Cuando estaba antes en el baño. Hijo, no te ha llamado nadie. Si estás tan preocupado, ¿por qué no llamas tú? No estoy preocupado por nada. Madre, ¿nos vamos a fregar? Espérate que me acabe el plátano. Terminas en la cocina, y así nos ponemos enseguida con los pantalones ¿Qué pantalones?Pues los pantalones que tenemos que hilvanar. Ah, los pantalones. ¿Marta? Soy Toni, necesito hablar contigo. ¿Cómo? No tardo ni 5 minutos. Creo que tienes razón. Me encantaría que siguiéramos siendo amigos. -¿En serio? -Totalmente en serio. Qué alegría me das, Toni. Ya que hemos hecho las paces, ¿vamos al cine? Esta tarde no puedo. Mañana. Tengo que hacer una cosa esta noche. -¿El qué? -Pues cosas, Toni. Perdona, perdona... -Pero ahora podíamos irnos al cine. -No puedo. Tengo una reunión ahora -¿Una reunión? -Sí. -¿Quieres acompañarme esta noche? -Claro. Pues vete a casa y te llamo. Pero a partir de las once vas a estar fuera. -¿A las once de la noche? -Sí. De once a dos, o así. -¿Qué vamos a hacer hasta las 2? -Ya lo verás. Puerta. ¿Sí? -¿Da su permiso, padre? -Adelante. Ustedes dirán. -Somos los padres de... -Ah, sí, sí. Siéntense, por favor. -¿Cómo están? -Pues muy bien. Quiero que sepan que su hija es una chica estupenda. -Pero el caso es... ¿Un caramelito? -No, gracias. ¿Decía usted? -¿Y usted? -Sí. Pues decía que su hija es muy formal, una buenísima persona. -Sí, eso ya nos lo ha dicho. -En efecto. -¿Qué más? -El caso es que no sé cómo decirles.. Está embarazada. ¿Qué? Embarazada. Positivo. -¿Cómo positivo? -Le han hecho la rana. -¿Qué rana? -La prueba de la rana. Los análisis. Yo no sé cómo se dice, pero, positivo ¿Quién es el padre? ¿Quién ha sido? Seguramente su hija y ese muchacho se quieren de verdad. Y están deseando formar una familia. Hay que hablarlo con serenidad. Y verán como no es para tanto. ¿Cómo que no? Una chica que quiere ser monja. ¿Por qué cree que hemos venido? Si estamos desesperados porque no se le va de la cabeza irse a un convento ¿Cómo que quiere ser monja? Usted debe saber quién es el padre. Vamos a hacer una cosa. Ustedes se van a casa y yo hablo con ella. No se preocupen que yo les mantendré informados. ¡Cagüen la leche! Perdón. Hola. Ya estamos aquí. ¡Hola ya estamos aquí! -¿Les digo a mis padres que pasen? -¡Cómo que tus padres! ¿Qué padres? Los míos. Papá, mamá, pasad. -¿Estos son tus padres? -Sí. ¡Esperen un momento, por favor! ¿Adónde va? ¿Y tú por qué lloras? Es de locos. Me sacáis de la oficina, me traéis a ver a un cura... ..que sale corriendo, y esta que no para de llorar. ¿Qué te pasa? Nada. -Quieres dejar de llorar. -Es que no puedo, mamá. -Lo mejor es esperar a Eugenio. -¿Y dónde ha ido? Pues no sé. -¿Vas a dejar de llorar? -No. -Pili, di lo que sea. -Que te lo diga el cura. -Es que ha salido corriendo. -Yo no voy a pasar todo el día aquí. -No la metas prisa. ¡Pili, llora! -¿Sabéis? Esto lo arreglo yo. -¿Qué vas a arreglar? -Sí. Di a la niña que se calle. -Fausto, qué poca sensibilidad tienes -Bueno, yo me marcho. ¡Papá, no te vayas! Toma, dáselo tú. -¿Yo? -Sí. Positivo. Será para ti. Yo no pienso pasar aquí ni un momento más. -No, que su hija, que está positiva. -¿Que está qué? Positivo, de positiva, ya sabe, que está embarazada. ¡Que vais a ser abuelos! Que está embarazada. Que nos la han dejado embarazada. Aayyy, embarazada. Pe... Pe... ¿Pero de quién? Os juro que... que... Ha sido sin querer. ¡Me cago en la leche! ¡Te mato! Primero te casas y luego os mato. -¿Dónde vive? -Fue sin querer. Casi no sé ni cómo estoy. ¡Si lo llego a saber...! ¿Si lo llego a saber? ¡Inconsciente! ¡Tú nos quieres matar de un disgusto! Ya te dije que no se lo tenía que decir. -¿Quién es ese sinvergüenza? -Es que él no sabe nada. -¿Cómo que no sabe nada? -¡Y yo no quiero saber nada de él! ¡Y encima no quiere saber nada de él! ¡Soltera y madre en la vida! ¿En qué mundo vives? ¡Ahora vamos a buscar a ese canalla y se entera! ¿Y para qué hemos venido a la iglesia? ¿No me digas que estás embarazada del cura? ¡Como sea el cura lo mato, lo mato y lo mato! Y se pone a nevar. Qué bonita es la nieve. Me encanta ver nevar, ¿y a ti? Ya verás como cuaje. En cuanto nos pague, zapatilla y en una hora en el barrio. Llevamos esperando media hora. Que no llego a la agencia. Buenas tardes. Pasen por aquí. Les pago porque me lo han pedido, pero la costumbre es a 60 días. Ya, pero... Está bien. ¿Han traído la factura? Sí, señor. Tome, cuéntelo. Menudo día han elegido para venir. Les advierto que aquí, cuando nieva, nieva de verdad. Perdón, don Epifanio, eran 20.500 y solo hay 19.000. Y el pronto pago, ¿qué? ¿Qué pronto pago? 1.500 pesetas de descuento por haber pagado pronto. ¿1.500? 1.500. ¿Decían algo? No. Entonces buen viaje. Cuidado con las carreteras, que son muy traidoras. La semana que viene pasen por el supermercado,... ..he de hacer unos folletos. -Estupendo. Muchas gracias. ¡Nos ha tangado 1.500 por pronto pago! No te quejes que no teníamos nada. Ya sé por que don Pablo no quiere trabajar con este. Vámonos que no llegamos. Tranquilo, que le meto zapatilla y llegamos enseguida. No le metas tanta zapatilla. ¿Te pasa algo, hijo? Nada. Pues tienes mala cara.¿Te preparo un ponche y una aspirinita? Que no, abuela. Dejadme. Has cogido una perra con el teléfono que parece que te vas a casar con él ¿Por qué no te vas a verla? Abuela. Nada, no he dicho nada. Desi, que está nevando mucho. No pasa nada. Conduce con cuidado. ¿No tenemos prisa? Es que nos vamos a matar. Tienes razón, voy a llegar tarde. Acelera y que sea lo que Dios quiera. Que deprisa, que despacio. No hay quien te entienda. Vete deprisa, pero conduce con cuidado. ¿Cuándo me dejas a mí? ¿Sabes lo que te digo? Conduce tú. Este chico no anda bien. Si es que se ha enamorado. Claro, se nota a la legua. Pero no creas, esa chica no le conviene.¿Y tú cómo lo sabes? Lo veo muy triste, y no come nada. Como todos cuando están enamorados. O no te acuerdas cuando Antonio te pretendía.¿Yo?Teléfono. ¡Lo cojo yo! ¿Sí? Hola. ¿Dónde estás? ¡Ahora mismo bajo! ¡Me marcho! ¿Adónde? Por ahí. ¡Pero oye! Llegaré tarde. Es que tu padre dice... Ay, señor. Ayer era un crío y hoy se nos ha enamorado. ¡Quita la mano que no veo! No sé cómo puedes conducir así, es que no ves nada. Quita la mano. A que nos la pegamos. -Hola -Hola. ¿Me vas a contar qué vamos a hacer hasta las dos de la madrugada? -Todo a su tiempo. -¿Por qué no me lo cuentas ahora? Vámonos. Yo he traído una lata de fabada y otra de sardinas en aceite. ¿Y tú? Yo algo mejor. Un queso buenísimo. La fabada no sé si les gustará. El queso sí. Si está buenísima. Pero los Reyes son moros y no comen chorizo ni morcilla. Pero los Reyes no son moros. Sí, lo sabe todo el mundo. Por eso van en camello. Si creen en Alá, ¿por qué adoran al niño Jesús?¡Y yo qué sé! ¿Qué haces?Es que no me fío del paje de la juguetería,... ..y les he escrito otra carta. Podías haber avisado. Aún no he cerrado el sobre, o sea, que podéis poner vuestra firma. Si no has dejado hueco. Hola, enanos. ¿Qué hacéis? Escribir a los Reyes. ¿Pero qué Reyes? Los Reyes Magos. Les hemos visto. Se han cambiado y se han puesto los mantos.Y las coronas. ¡Si los reyes no existen! ¿Y tú qué sabes? Me lo ha dicho mi tío que es policía. Esos serán unos vagabundos. -Qué trola te ha metido tu tío. -¿A que no repites eso? ¿Que no? Díselo tú, Carlos. Tu tío es un trolero y tú un cabezón. Y tú una nenaza que aún cree en los Reyes Magos.A que se la carga. Lo de los Reyes sólo se lo creen los niños de teta.Te la has cargado. ¡Dale, Carlos! Te vas a acordar de quién es Carlos Alcántara. Mira cómo se levanta. Mira cómo se va. ¡Me voy a la comisaría y le digo a mi tío que detenga a esos! ¡Pero que son los Reyes!Eso lo veremos. Ahora vengo con la policía. Que te vas a quedar sin regalos. ¿A que detienen a los reyes por su culpa? (Ya veía los titulares de los periódicos). ("Los Reyes magos detenidos",...) (.."Millones de niños de todo el mundo sin juguetes"). (Y todo por el cenutrio de Abel que no sabía lo que iba a hacer). Creo que hemos pasado el desvío. ¿Qué desvío?El que hemos dejado antes a la izquierda. No. El desvío ese era a la carretera de Miraflores. ¡Antoñito, era el de la carretera de Cercedilla! ¡Pero qué Cercedilla, si no hemos pasado por Cercedilla al venir! ¿Cómo que no? La carretera de Cercedilla, ya sabes... ¿Ya sé qué? ¡Que enlaza con la Nacional! ¡Que para venir hemos pasado por Navalcarnero! ¡Que te lías, Desi! ¡Tú sí que te lías! Y no sé cómo ves. Desi, no veo nada. ¡Quita la mano! ¡Espera que limpie! ¡Desi, que no veo nada! ¡Que me estoy poniendo nervioso! ¡Sujeta el coche! ¡Que se me ha ido! (Solo me preocupaba saber si los Reyes se habían salvado). (Si con su magia habían vencido a los "grises"). Es pronto. Ya vendrá. No hay derecho, que tenga que trabajar hasta la víspera de Reyes. A quién se le ocurre poner un negocio. No sé cómo no se lo has quitado de la cabeza.No empecemos. Le apetecía tener una imprenta. Encima, una imprenta. Eso no da un duro. Ya dará. Eso no es coser y cantar. Callaos, no oigo nada. (¿Se habrían salvado?). (Porque si los "grises" llevaban porras, y pistolas,...) (..y tenían esa cara de dolerles las muelas, los Reyes tenían magia). (Y contra la magia, no había policía que pudiera trincarlos). Tinín, soy Mercedes. ¿Está Antonio? ¿Que se ha ido a Rascrafía? ¿A qué? ¿A qué tiene que irse con Desi a Rascafría? (Al verlos en sus camellos, echando caramelos y riendo,...) (..comprendí que contra ellos nadie podía hacer nada,...) (..ni siquiera Franco). Menos mal que nos los han detenido. ¿A quién? A los Reyes. Les persiguen los "grises" por el idiota de Abel. Esto va a ser el palier. ¿El qué? ¡El palier! ¿Y eso qué es? Yo qué sé. Si lo supiera sería mecánico y no callista. ¿Pero tiene arreglo o no? Yo qué sé, Antoñito. Primero necesitaría una grúa. ¿Y de dónde saco yo una grúa? La madre que te parió. ¡Que por tu culpa me han cerrado la agencia! ¡No lo pagues con el coche que es de mi primo!¡Vamos a morir como perros! Ahora tenemos que esperar. -¿Esto qué es? -Una fábrica. -¿A qué hemos venido? -A coger una multicopista. -¿A coger qué? -Una multicopista. ¿Cómo que a coger una multicopista? No fastidies. -Cállate. -¿Los conoces? -Claro. -¡Que se ha metido por la ventana! -Claro, tendrá que entrar. -¿Me quieres explicar esto bien? -¡Vamos a coger una multicopista! -¿Y por qué no la compráis? -Porque no se puede. -¿No? -Sólo las pueden comprar las empresas -¿Y si nos descubren? -¡Nadie nos va a descubrir! -Que nos pueden caer 40 años. -¡Toni, no seas pesado! -¿Esos son de los vuestros? -Pues no. -¿Cómo que no? -Yo no les conozco. -¿Qué hacen? -Yo qué sé. Marta, que se están metiendo mano. Merce debe pensar que me he muerto. Y lo peor es que no vamos a poder ir al Monasterio de Piedra. Ya irás. Hay más días que longanizas. ¡Cállate, que no tiene sentido! Te hablo de mi mujer y me sales con longanizas. Es que el mundo no se acaba por eso. ¿Ves por qué te digo que un día te doy una así?Menos lobos, ¿eh? Encima este sitio. Aquí no pasa un camión ni nada. No tenemos ni un teléfono cerca. Qué bueno sería tener encima un teléfono siempre, ¿imaginas? Como el agente de la CIPOL ese, que se descalza el zapatófono y hala,... ..comunicarse con quien quieras estés donde estés. ¿Sabes lo que me pasma de ti? Que siempre estás diciendo gilipolleces. ¿Qué hacemos? Porque si no llama es que le ha pasado algo. No, hija. No seas agorera. ¿Y Toni? Estará con Marta estudiando. Sí, estudiando. A saber qué están haciendo. Nos vamos a llevar un disgusto al final. Qué barbaridad, no paran. Podían haber ido a otro sitio. Pero no, han tenido que venir aquí. Llevamos 2 horas esperando, les faltará poco. No sé cómo aguantan con este frío. Todo el mundo mete mano menos yo. Parezco un monje trapense. Mientras tengamos gasolina, tenemos calefacción. Y con calefacción no nos morimos. No sabes cómo me tranquiliza. Pero habría que apagar un poco el motor, por economizar. Eso, apágalo, que así nos helamos mejor. Es que no sabemos si va a durar hasta mañana, o pasado. Apago. Merche debe pensar que me ha pasado algo. Es lo bueno de tener familia, os morís y todos se preocupan. A mí me pasa algo y no se ocupa de mí ni mi tía la del pueblo. ¿Por qué no encendemos el motor?, me estoy congelando. Parece Stalingrado Stalingrado. ¿Imaginas lo mal que lo tuvieron que pasar los de la División Azul? ¿Qué tendrá que ver la División Azul? Yo prendo. Antoñito, te pones de un rompe huevos que vaya. ¡Qué barbaridad, qué resistencia! El sereno. ¿Pero qué se creen que es esto? ¡Vamos, circulen! -¿Qué pasa? -Nada, cállate. ¡Vamos, vamos, fuera de aquí! ¡Sinvergüenzas! -¡Serenooooooooo! -¡Voy! -Gracias a Dios, ya se ha ido. -¿Tú crees en Dios? -Se me ha escapado. -¡Qué beso! ¿Seguimos un poco más? ¡La hemos cogido, Toni! Es nuestra. ¿Es el Clínico? Estoy buscando a mi marido. Se llama Antonio Alcántara. Si ha ingresado ha sido por un accidente en la sierra. ¿No? Gracias a Dios. Muchas gracias. En el Clínico no está. Dime el siguiente.El Francisco Franco. ¿Qué hacemos?, morirnos de frío. Es que no te puedo ni mirar, Desi. A ver si tengo la culpa de que se agotase la gasolina. Claro que la tienes. ¡Se llena el depósito! ¡Yo qué sabía! ¡Yo qué sabía, yo qué sabía! Oye. ¿Qué? Si no salimos de esta... ¡No te pongas trágico! Déjame hablar. A ver, di. Pues... que eres el mejor amigo que he tenido nunca. ¡La leche, ahora se pone cariñoso! Es que si no lo digo reviento. ¡Pues tú también eres mi mejor amigo! ¿Qué es eso? ¿Qué? Parece un barco.Qué va a ser un barco. ¡Es un camionón! Un camionón de Marte, debe ser. ¡Aquí, paren! Ya creíamos que no pasaba nadie. ¿Les sucede algo, amigos? Que nos la hemos dado con la nieve. Se nos ha roto un palier. ¿Van a Madrid? ¿Podrían acercarnos? Claro. Suban. Van a ir un poco incómodos, pero si no les importa. Gracias a Dios que han pasado por aquí. -Él nos ha enviado. Es nuestro oficio -Pues vaya día para trabajar, ¿eh? Para nosotros este es el día de más trabajo. Pasamos todo el año pensando en esta noche. ¿Pero qué cargan a estas horas? Digamos que ilusión para mucha gente. (Aunque le costara entenderlo a Desi y a mi padre,...) (..estábamos en el 69 y los Reyes Magos también se modernizaban). (No iban a estar siempre en camello, con lo incómodo que debía ser). (Ahora iban en camiones último modelo,...) (..capaces de recorrer miles de km en muy poco tiempo). Ya hemos llegado. Sí, ya hemos llegado. ¿Quedamos mañana... para estudiar? -Vale. Te llamo. -Hasta mañana, entonces. -Toni. -¿Sí? -Gracias. -¿Por qué? Por todo. Por acompañarme, por estar a mi lado, por ser mi amigo. No tienes que darme las gracias. Me gustaría que las cosas fueran diferentes. Pero no lo son. Eres un tipo estupendo. Sí, eso pienso yo. Sobre todo cuando beso a las chicas dentro de un coche. Soy irresistible. Irresistible y genial. ¡Qué tonto eres! Cruz Roja tampoco. Mira otro. Hijo. ¿Qué haces despierta? Tú padre, que se ha ido a Rascafría y no aparece. Estamos buscando en los hospitales, pero nada. Será que no le ha pasado nada. ¿Y si ha caído por un barranco? ¿Por qué se va a caer a un barranco? ¡Porque Rascafría está llena de barrancos, y precipicios y...! ¡Barrancos y precipicios y terraplenes! Están en el pueblo esperando que escampe. ¿Y por qué no llama?Con la nevada no funcionarán los teléfonos. Adiós. Adiós y buenas noches. Ahora a la cama y a esperar a los Reyes. -Para reyes estamos. -Buenas noches, y hasta siempre. Qué gente más rara. Rarísima. ¡Eh! ¿Pasa algo? Que se olvidaba usted de lo más importante. ¿Yo? Sí, usted. Adiós, hasta siempre. Ay, mi madre. ¿Qué es esto? No te lo vas a creer. Dos billetes de autobús y una reserva de hotel. ¿Quién son estos tíos? Joder. ¿Dónde se habrá metido? No te preocupes. Es por la nevada, se han roto los postes y no puede llamar Dios te oiga. Ya estoy aquí. Antonio, cariño. ¿Estás bien? Sí. Si vienes helado. ¿Ves como no le ha pasado nada? No sabes cómo estaban. Hemos pasado un susto, papá. Pues no veas nosotros. ¿Cómo no me has dicho que te has ido? ¿Dónde te has metido? Si os digo la verdad, no lo sé. Con la nevada nos hemos perdido y hemos dado vueltas como tontos. Y encima... el coche se cayó en la cuneta y se rompió un palier Y allí nos hemos quedado, con la calefacción,... ..y se nos a acabado la gasolina y no teníamos ya ni calefacción. Total, que si no es por esos tres no lo cuento.¿Qué tres? Es igual. Nadie me iba a creer. Lo importante es que estoy aquí. Antonio, no me vuelvas a hacer esto. Por favor. Anda, acostaos, que ya hemos tenido suficientes aventuras. Descansa. Ponle una bolsa de agua caliente. ¿Quieres algo?Sí, las zapatillas, que tengo los pies helados. Ahora me cuentas qué has ido a hacer a Rascafría. Estoy muerto de hambre, prepárame algo. Si es que te lo voy a contar. Espera. ¡Que ya es de día! ¡Despiértate! Vamos a ver qué nos han echado. ¡Déjame dormir! ¡Papá! ¡Mamá! ¡Que han venido los Reyes! ¡Se han zampao el roscón! ¿Qué escándalo es este? ¡Ya han llegado! Se han comido el roscón. ¿Un pijama? ¡Si no he pedido un pijama! Lo pedí yo, que falta que te hace. Mamá, han dejado esto para ti. Hijo, toma, esto te lo regalo yo. ¿Es para mí? Está un poco chuchurrío, pero de mayor será el que más te guste. Con esto voy a fardar cantidad. Me queda grande. Yo le cambio la correa. No te olvides nunca de darle cuerda. ¡El viernes! Nos vamos, al Monasterio de Piedra. ¡A un convento! No, a un hotel. ¿Y dónde está el Monasterio de Piedra?En Zaragoza. Yo había pedido un Mádelman. ¿Qué es un Mádelman, toni. Yo qué sé. ¿No querías los indios? (A mi padre debió sorprenderle... (..que apenas hiciera caso a los juguetes que me habían echado...) (..y echara en falta precisamente lo que no me habían puesto,...) (..esto es, el Mádelman). (Pero con Mádelman o sin él, en el humilde barrio de mi infancia,..) (..los Reyes eran más generosos con nosotros de lo que fueron con ellos) (Coches eléctricos, muñecas que hablaban, futbolines en miniatura..) (Eran juguetes más caros, lujosos, pero seguramente no tan valiosos...) (..como aquel viejo reloj que a mi padre le había regalado el suyo). (Sin embargo, yo, en aquel momento, sólo tenía una preocupación). (¿Qué había pasado con mi Mádelman? ¿Les habría sentado mal el champán?) (¿Se habrían extraviado nuestras cartas? ¿Tendría razón Josete?). ¡Carloooos! ¡Baja! Lo que no entiendo es por qué no nos han traído los Mádelman. Yo creo que la culpa es tuya por traer la fabada.¿Mía? Te avisamos que los Reyes eran moros y no comían chorizo. -La que has liado, macho. -A lo mejor siguen en el camión. Sí. Vamos a decirles que el del chorizo has sido tú. Que lo hice sin querer. Guardad esto y vamos al camión. Majestades. Señores Reyes. A lo mejor se han dormido. Sí. Que se han pasado toda la noche trabajando.Aquí no hay nadie. (Abel nos había mentido). (Los Reyes existían, tenían 2.000 años,...) (..viajaban a la velocidad de la luz y podían leer en un una noche...) (..todas las cartas de los niños del mundo). (Hoy, a pesar de los años, sigo esperando su visita igual que ayer,) (..porque, como decía mi abuela, aunque el mundo sea materialista,..) (..los Reyes siempre se aparecen a los seres que creen en ellos). Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T1 - Noche de Reyes - Capítulo 14

10 ene 2002

Antonio quiere sorprender estas fiestas a Mercedes con un regalo ineseperado: Quiere llevarla a conocer el mar. Sin embargo el presupuesto no llega para cubrir los gastos de ese viaje y opta por otro, este más barato, al Monasterio de Piedra, donde también hay mucha agua por cierto. El problema es conseguir el dinero para pagarlo y sólo hay un manera de hacerlo: Marcharse esa misma tarde a cobrar a un pueblo de la sierra. Un cliente les ha prometido pagarles un encargo si acuden hasta allí. Antonio, acompañado de Desi, toman un coche prestado y se encaminan a la sierra. Pero en el camino de vuelta les sorprende una fuerte ventisca y el automóvil se estropea en un paraje desolado por el que no pasa alma viviente.

La proximidad de la venida de los Reyes Magos provoca una gran ansiedad en Carlos y sus amigos. Por un lado está la dificultad de confeccionar la carta a sus majestades. Con tanto juguete como anuncian por la tele elegir sólo tres, como les han exigido sus padres, se ha convertido en misión imposible. Por otro, y cuando finalmente se deciden, Josete tiene un anucio terrible que hacerles: Los reyes son los padres. Carlos y Luis no acaban de creerle en un principio pero pronto empiezan a dudar y caen en el abatimiento. Pero un inesperado descubrimiento les convence de todo lo contrario: Los auténticos reyes magos se han refugiado en su camión.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Noche de Reyes - Capítulo 14" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T1 - Noche de Reyes - Capítulo 14"

Los últimos 1.402 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos