Cuéntame cómo pasó La 1

Cuéntame cómo pasó

Lunes a viernes a las 14.30 horas en La 2. Rodando la 16ª temporada, próximamente en La 1

2355665
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Cuéntame cómo pasó - T15 - La frontera de Kahn-tor - Capítulo 257

(CANTA) "Madrid te mata, eres una rata, Madrid te mata, eres una rata, Madrid te mata, sabes a rata. Matar, matar, matar". -Josete, o te espabilas o no acabamos en la vida. -Es que.... no sé. -¿Qué no sabes? -Pues la letra. ¿"Sabes a rata"? -Es una metáfora. La verdad es que tiene algo de razón. "Mata, rata; mata, rata; matar, matar, matar". No te has quedado calvo. Es minimalista. O del mínimo esfuerzo. Me he tirado dos tardes, escribe tú algo, listo. Se me ha ocurrido... como para romper el ritmo. "Madrid te mata, siente el frío. Madrid te mata, siente el fuego. Madrid te mata..." Oye, eso está cojonudo. -Bueno, ¿y qué más? "Madrid te mata..." "Madrid te mata, sabe a sangre". Yo qué sé, hacedlo vosotros. No, me gusta. Y luego: "matar, matar, matar". -Joder con el minimalismo. O: "matar, matar, matar... amar". ¿Qué pasa? -Pues que tenemos otro letrista. Y guapo. (Teléfono) -¿El estudio 3? Sí, te lo paso. Quieren hablar contigo. ¿Quién es? Dígame. Sí, soy yo. ¿Cómo dices? Perdona, espera un momento. ¡No, espera un momento! ¡Joder! Me ha colgado. ¿Qué pasa? Pues que nos acabamos de quedar sin vocalista. La chica que iba a sustituir a Patri dice que no puede. Bueno, pues habrá que encontrar otra cantante. Me voy a tener que ir, tengo mucho trabajo en Hipólita. (FARFULLA) Hipólita. Mañana inauguramos... ¿Qué pasa con Hipólita? No me gusta nada. ¿Hipólita? Mira que estás cabezón, es un nombre precioso. Me suena a mujer de pueblo. ¡Antonio! ¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo estás, Paz? Bien ¿y tú? Muy bien. Paz, esta es... Merche. Merche, esta es Paz. Paz Ortega, encantada. Ah, de la revista, ¿verdad? Sí, justamente. ¿Qué tal? Encantada. Qué casualidad. Justamente estaba pensando en ti. No fastidies. Sí, es que llevo un reportaje sobre nuevos bodegueros y quería llamarte. ¿Un reportaje conmigo? No, no, yo no sé hacer reportajes. Es solo una foto y nada más. Yo luego escribo un perfil. No, mucho peor, siempre salgo con cara de paleto. Qué tontería, ¿cómo vas a desaprovechar esa oportunidad? Ya, pero es que yo no sé hacer eso. Que sea de otra manera. Yo creo que os vendría bien. No es nada, subimos a la sierra y hacemos la sesión. ¿A la sierra? Sí. Es que no tengo tiempo de subir, tengo mucho trabajo. Pues podría ser en Hipólita. Yo tengo un espacio donde hacemos fotos a las modelos. Muy bonito. Perfecto. Claro. ¿Cuándo sería? No sé. ¿Mañana? Mañana es que es la inauguración. No, sí que podría ser. Antes de la inauguración, sí. Te voy a dar una tarjeta y hablamos. Está en la calle Almirante. Muy bien. Hipólita, moda íntima. ¿Trabajas ahí? Sí, bueno, es mío. Y de mi socia. Y mío. Muy bien. Pues llamo al fotógrafo y si le viene bien os llamo. Si no, no te preocupes, no va a sacar mucho. Bueno, venga, no te preocupes. No me falles, ¿eh? Joder. De verdad, ¿eh? Que poco simpático. ¿He estado antipático? Un poco sí, la verdad. Es que esta chica "a priori" es un poco intensa. Es guapa, ¿eh? ¡Pero mi niño, qué grande está! ¡Hola! -Qué guapa estás, Inés. Te sienta muy bien hacer películas de bárbaros. -Claro, con tanta espada, una se va poniendo en forma. ¿Qué tal Eugenio? -Bien, pero tenía mucho lío y no podía venir. -Ya me dijo. ¿Y tú qué, campeón? ¿Qué llevas ahí? -Enséñale los dibujos a mamá. Pero, bueno, si son muy bonitos. No sé, nunca le quiere enseñar los dibujos a nadie. -Claro, es que los artistas tenemos nuestros secretos. Bueno, ya los veremos luego. ¿Quieres subir a la habitación? Es preciosa. Dame la manita. (Teléfono) -¡Paquita! ¡Paquita, coge el teléfono, que yo no puedo! -Sí, dígame. Paquita, hija. "Tía". Perdona que te llame tan tarde, pero mañana presentamos Hipólita y me gustaría dar un cóctel. Hay tía, que me está avisando con muy poco tiempo. Sí, es que he tenido mucho lío y se me ha olvidado. Pero es una cosa sencilla, una cosa de picar. ¿Sencillo cómo qué? Voy al "bistrot" y hablamos. Pues hablamos en un rato, que algo se nos ocurrirá. Seguro, con lo bien que cocinas. Anda, gracias. "Bueno, hale, gracias". Adiós. Mercedes, que me acaba de encargar el cóctel de Hipólita. -Mira qué bien. Así me pagas la extraordinaria de verano, que manda cojones. -¿Te crees que me hace gracia? ¿Me vas a ayudar o no? -Sí. -Pues va, que es mañana. -Deja que baje la televisión. -Antes que te vayas, espera. Que me tienes que firmar esto. -¿El qué? -Para que las niñas vayan a un colegio nuevo. -¿Y por qué tienen que cambiar pudiendo ir al colegio del barrio? -Mira, me he informado y aquí aparte de enseñarles muy bien va gente que conviene que las niñas conozcan. -¿Tú estás loca, Paquita? Es un colegio de fanáticos religiosos. -No empieces con tus tonterías. -No es una tontería. No pienso dejar que vayan a este colegio. -Irán al colegio que sea mejor para ellas. -¡Entra en razón, Paquita! ¡Que les van a lavar el cerebro! -Hombre, ¿qué estás diciendo? Ya me encargo yo. -Di lo que quieras, pero no doy muy consentimiento. -¿Qué dices? Me ha costado mucho concertar la entrevista de mañana y no van a perder las niñas esta oportunidad. -¡Que no pienso firmar! -De aquí no te vas sin firmar, tú verás. -Por no aguantarte. Firmo por no aguantarte. Cógeme la tele. ¡Cógemela! -¡Miguel! ¡Miguel! ¿Será posible? (Abren la puerta) No es una gira, es solo para la maqueta. Que no, Carlos. Yo canté esa vez porque era un juego. No tienes ni que poner tu nombre, buscamos un nombre artístico. Que no, Carlos, ya lo que me faltaba, aguantar a Marcelo en plan Fabio McNamara. Mira, te pago. Te pago y te doy dos días libres. ¿Dos días libres? Arancha, que tu socio dice que me da dos días libres por cantar. -A mí dejadme en paz con vuestras historias. -Hola. ¡Uf! Madre mía, Desi, qué calor tienes aquí. ¿No vas a poner el aire acondicionado? -Sí, menudo tiberio, me cuesta un congo. -Pero es que nos vamos a desmayar. -Bueno, pues desnúdate. -Anda, qué listo. ¿Y por qué no te desnudas tú? -Eso es lo que tú quisieras (ELLA EXCLAMA) -¿La has rebobinado? -Sí, claro que sí. -Cuidado, Josete. -Si es que estás al boqueo y no estás al "bocao". -Perdona. -Es que estás todo el día con la tontería del grupo. -Ya te he dicho que nos hemos quedado sin vocalista. -Pues a currar y dejaos ya de tanta "mitomatosis". -Oye, ¿que qué ha pasado? -Que si mañana no viene una cantante nos quedamos sin maqueta. -Ah... y, bueno, ¿qué música hacéis ahora? -Queremos cambiar el estilo. -¿Ah, sí? -Vamos a pasar del "post punk" a la "new wave" con un toque de "tecno pop". (DISIMULA) -Ah, el tec... Sí, lo normal. (RÍE) Eh... ¿te han devuelto "Grease"? -Pero, ¿yo tengo eso? -Claro, papá. (RÍE) -Toma, anda. -Hijito, qué cosas me compras. -Oye, te lo voy a pagar cuando te la devuelva. -Sí, hija, sí. -Muchas gracias. -Adiós, reina. -Hasta luego. -Otra igual, apúntala. Miguel, ¿dónde estás? Aquí, en la habitación. Esto me lo ha dado tu exmujer para ti. Pero, hombre, Antonio... te ha dado la tele rota. No jodas. Lo que estás oyendo, te ha dado la tele rota. Tenemos dos televisiones, la buena y la rota. ¡Y te ha dado la rota! Me cago en la leche. Pues ya la arreglaremos. ¡No, no la arreglamos! Siempre acabo palmando yo. Vamos, hombre. ¿Adónde? A ver a tu exmujer, que está ayudando a la mía. No, que se las apañe ella sola. No seas cabezón, que no tienes razón, la tiene ella. ¿En qué? En que es un buen colegio y es fundamental, y además es donde están los contactos. No pienso llevarlas a un colegio de fanáticos. ¡Que dan religión dos días a la semana! ¡Me da igual que den dos o cinco, estoy de los curas hasta aquí! Bueno, pues hazlo por Merche, que no tiene culpa. Vamos. Bueno, voy a bajar por Merche. Pero yo no firmo nada. Pero ¿qué te cuesta decir: "Voy a bajar por Merche, punto"? Muy bien, mira, voy a bajar y lo hago por Merche, punto. Yo me llevo la tele buena. Pero cómprate una en color... Que no. ¡Son muy caras! -Me cubres dos semanas en limpiar el baño. Y las entradas del concierto. Venga, vale. Y lo hago como un favor. Joder, menos mal. ¡Que me meo, que me meo! Hola. Tranquila, que no miro. (GRITA) Pero ¿qué haces? -Tú no mires. -¡Fuera! -Que me cortas el rollo. -¡Largo! -Que ya he empezado. -Ya me voy, ya acabo. -En esta casa no se puede vivir, es imposible. -Qué grima da, parece de verdad. -Sí, hacen unas cosas increíbles. Y porque no has visto a los demás. (MAQUILLADORA) -No es tan difícil. -Bueno, mi niño ¿qué está haciendo? ¿Qué estas dibujando, cariño? -Oriol, enséñale a mamá los dibujos que haces. Ya verás. (EXCLAMA) -¡Pero bueno, qué bonito! Pero qué bien dibujas. -¿Has visto? -Qué maravilla. ¡Qué bien! -Mamá no está en ninguno, ¿no? ¿En ninguno? -Ese avión te ha salido perfecto. -Sí, muy bonito. (RISA TERRORÍFICA) (HABLA EN INGLÉS) -Que es un actor. (ACENTO ALEMÁN) -Perdón, no quería asustar. Lo siento. Perdón. Perdón. -¡Günther, vamos al "set"! -Vale. -Como nos pille nos mata. ¿Pero no estaba en el "bistrot"? Sí, está en el "bistrot". Pero imagínate que se ha olvidado de algo y vuelve. Que no viene, coge lo que tengas que coger y vámonos. Pero ¿qué te pasa, Antonio? A mí nada. ¿Cómo que nada? Te conozco, ¿qué te pasa? Que tengo que hacer una foto con Paz. ¿Paz, Paz? ¿La del vino? No, la de Versalles, no te jode. Buen, ¿y qué problema hay? Una foto; Paz, una chica maravillosa, encantadora, elegantísima. Ese es el problema, que es una chica maravillosa, que es una chica simpatiquísima y guapísima. Y que me gusta mucho. Pero ¿cuando dices que te gusta quieres decir que te gusta...? Quiero decir que me gusta muchísimo, que me gusta muchísimo. Que me río mucho con ella y que hace mucho tiempo que no sentía algo así. Y sin contar la mano que nos echó en París, que tenemos el vino colocado en Nicolas. Uy, uy, uy, Antonio. Eso digo yo: uy, uy, uy. Uy, uy, uy. Yo quiero mucho a Merche. Eso es obvio. Pero pasa el tiempo, cambian las cosas... Qué me vas a contar, que llevo dos divorcios a las espaldas. Que no hablo de divorciarme. Hombre, faltaría más. Antonio, te voy a dar un consejo: en estas situaciones... conviene tomar un poco de distancia. Ya sabes lo que dice el refrán: "La mujer es fuego, el hombre estopa, llega el diablo..." "Y lo sopla". Lo sopla, Antonio, y de qué manera. Pues ese es el problema, que el diablo ya ha soplado. Es Merche la que se empeña en que haga la puñetera foto. Como te lo huela Merche, te vas a enterar de lo que es una loba. ¿Has mirado debajo de la cama? No. Así que vas a llevar a las niñas a pesar de él. Claro, son mis hijas. ¿Y si te preguntan por él? Pues digo que soy viuda. Pero también son sus hijas. Pero si por él fuera no irían al colegio. Tienes que tener un poco más de mano izquierda. A él le sobra mano izquierda. No, a él le sobra... ¿Se puede saber dónde estabas? -No empieces, Paquita. -El que tiene que preocuparse de sus hijas eres tú. -Te lo he dicho, si me sacaba el tema de las niñas yo me iba. ¡No hay quien te aguante! Un momento. Pero ¿quieres dejar de amenazar con el cuchillo? ¡Loba! ¡Anda ya! -Miguel, no te vayas otra vez. ¿Cómo le pones el cuchillo delante de la cara? No se ponga de su parte como siempre. Qué ofensiva eres, hija, y qué fondo tienes. Ya está bien. Mira la otra. Ponme una caña, anda. De verdad, con el cuchillo... ¿Eso es tener mano izquierda? Pues la verdad es que no. -¿Te importa que lea un poco? -No, la luz no me molesta. -Gracias. -Hala, a la cama. -¿El señor sin ojos va a venir? -No, no va a venir. A la cama. No tengas miedo, porque el señor sin ojos es viejo. Es un brujo, pero ya no tiene poder. La que tiene poder soy yo, soy la que va a acabar con el mal. -¿Cómo? -Pues con una espada. La espada de Khan-Tor. Es una espada que ha sido forjada para acabar con el mal. -¿Puedo verla? -Sí, pero mañana. Ahora vamos a dormir, ¿eh? Hasta mañana. -Buenas noches. -Buenas noches. Buenas noches. -Que durmáis bien. (Música pop romántica) Esto por aquí. Joder, qué noche, vaya coñazo de música. Sí, la verdad... (Teléfono) ¿Dígame? ¿Hola? ¿Quién era? No sé, algún gracioso. Antes me han hecho igual. -Que me pagues, tío. -Pero ¿qué dices? Un billete de 5.000 te he dado. ¿Lo ves? No lo tengo ya. -Te lo habrás gastado en otra cosa. -O te lo habrás quedado tú. ¿Qué pasa? Este tío no quiere pagar. Que ya he pagado, que me queréis estafar. Lárgate y no vuelvas. (ROMPE EL VASO) ¡Que ya he pagado! (Latido del corazón) Tío, perdona. Vete. Pero... ¡Vete coño! Vete, ya has bebido bastante. -Quiero pagar. -Invita la casa. (Teléfono) ¿Sí? -¿Quién es? -Han colgado. -¿Te ayudo? (Latidos del corazón) (SUSPIRA) -Te admiro, Inés. -¿Por qué? -Has trabajado con este tipo y nunca has hablado mal de él. -¿Qué tipo? -¿No has visto la revista? -No. -¿Es verdad que pagaba a los protagonistas con droga? -¡Joder, Toni! (Teléfono) -Es para mí. -Vale, vale. -¿Sí? (Música "rock") -¿Y esa? ¿Vamos a empezar a llenar el Fly de carrozas? Sálvate, anda. Hola, Pili. Hola, ¿qué tal? Bien. ¿Quieres tomar algo? No, tengo un poquito de prisa. ¿Ha pasado algo en el barrio? No, tranquilo... Vengo a traerte esto. ¿Esto qué es? Es una prueba. ¿Una prueba de qué? (RÍE) Es que oí a Josete que buscabais una cantante y bueno, que yo no canto muy mal. Y he traído esto, es una canción que he grabado para que la oigáis. Gracias, pero hemos liado a Karina. ¡Hola, Pili! Qué sorpresa. ¿Qué haces aquí? -Que he traído esto, pero dicen que eres la nueva cantante del grupo. -Sí, porque no hay otra opción. -¿Cómo que no? ¡Yo! -Ah, bueno, pues solucionado. A ver, déjame que lo escuche y hablamos. Sí, tú escúchalo y me dices algo, porfa. Y bueno, que también puedo hacer los coros. Vale. Bueno, adiós. Adiós. Eh, ¿puedes bajar la música? -¿Eh? -Que bajes la música. -Ni de coña. -¿Te recuerdo que soy la dueña? -Toni, yo no te lo conté para que lo publicaras. Ya, me imagino que no es tuyo el titular, pero es una cagada. Bueno, mañana hablamos. Sí, adiós. -¿Pasa algo, Inés? -No, no pasa nada. -¿Seguro? -¡Sí! Bueno, una discusión. -¿Te invito a tomar algo? -No estoy de humor y no voy a subir a tu habitación. -Bueno, yo tampoco. -Bueno, pues entonces sí, vamos a tomar una copa. -Siento lo de esta tarde. -No pasa nada, no te preocupes. -Sé cómo te sientes. -¿Sí? Lo dudo. -Cuando estaba rodando en Almería mis hijos lloraban al verme. No me conocían. -Bueno, es que tú eres mucho más feo. (TODOS RÍEN) -Pobre Günther. (Música de mala calidad) ¿Qué pasa con Pili? No se la oye. Y con una rubia loca ya tenemos suficiente. ¿Qué haces? Carlos, eres el señor evidente. -Se pira, macho. -Sí. No puedo vivir aquí como si fuéramos animales. ¿Y adónde vas? ¿Y a ti qué más te da? ¿Puedo ayudarte? No. Josete es un buen tío. No es por Josete, es porque necesito mi espacio, necesito intimidad. ¿Es por la llamada de esta noche? Claro, me ha llamado una amiga, sus padres le han dejado un piso. Arancha... ¿Qué pasa? Carlos, ¿puedo confiar en ti? Por favor, no me falles. ¡Felipe! ¡Chist! A Venezuela. Sí, está trabajando en el negocio de un amigo de sus padres y quiere que me vaya con él. Arancha. No voy a discutir contigo, no de esto. Está bien. Pero no lo entiendo. Felipe puede ser un cabrón, pero es el único que me comprende. Será que sois iguales. No digas eso después de lo que he hecho por ti. Solo has intentado arreglar lo que ya habíais jodido. Entre Felipe y tú al que elegí fue a ti. ¿Por qué te vas con Felipe? Porque quiere que me vaya con él, me quiere. Y no me guarda rencor. Por Dios, piénsalo un segundo, piénsalo. No me presiones, la decisión ya está tomada. ¿Cuándo te vas? Pasado mañana. Pero no se lo digas a nadie. ¿Has hablado con él? Un amigo me lo ha pasado. No me jodas. ¡Está en busca y captura, es peligroso! Nos pones en peligro a todos. ¿No te acuerdas de cómo te trataba? ¡Estaba bajo presión, pero dice que está mucho mejor! No te puedes ir con Felipe, piensa un poco, joder. Me ha dicho que dirías eso. ¿Y qué más te ha dicho? Ha dicho que puedes venir a vernos, sin rencores. ¡Pero si casi me hunde la vida ese cabrón! ¡Y yo se la he hundido a él para salvarte a ti, y él está en medio de la nada! No has salido tan mal parado. No tienes ni idea de lo que ha pasado. ¿Y tú? ¿Sabes en lo que pienso todas las noches al acostarme? Que por qué. Por qué he tenido que decir la verdad. Será que eres mejor de lo que te crees. ¿No dices que soy como Felipe? Lo he dicho por joderte. (Puerta abriéndose) Pero, bueno... ¿No te has ido a la cama? Es que hace un calor insoportable. A mí estos me han puesto mala. ¿Qué pasa? Que un día van a salir en "El Caso". "El caso de la loba y el bolchevique". Desde luego... Me acuesto, que mañana tenemos un día difícil. Sí, quería hablar contigo de eso. Estaba pensando que no es el mejor día para que yo me haga fotos y una entrevista. Pero si no vais a molestar. Ya, pero es que yo tengo mucho lío aparte... y que no me apetece. Pero ¿por qué? Porque entre las fotos y lo que digo quedo como un paleto. Qué tontería, si hiciste muchas para el Ministerio. Precisamente. Y me tenía que llamar el ministro para decir que lo había hecho mal. ¿A ti te pasa algo con esa chica? ¿Cómo que si me pasa algo? Si te cae mal o no te gusta como escribe. Todo lo contrario, me encanta esa chica, pero no me gusta hacer entrevistas ni fotos. Qué tontería. No me gusta lo del vino, pero si estás en ello por lo menos aprovecha esta oportunidad. Visto así tienes razón. Pues no le des más vueltas. Anda, vamos a la cama. No, yo con este calor no duermo. Bueno, pues me voy yo sola. ¿Te espero para cerrar? -No, no hace falta, ya me encargo yo. Buenas noches. -Paquita. -Miguel, voy a ir a esa reunión, con tu firma o sin ella. Y si preguntan por ti diré que te has muerto. -Yo no me quiero pelear contigo. -Ni yo contigo. -Pues tendremos que llegar a un acuerdo. -¿Vas a firmar? -Eso no es llegar a un acuerdo. - Pero ¿qué te pasa con ese colegio? ¿Qué sabes tú? -Sé lo que tengo que saber. Sé quiénes son los que llevan ese colegio. -No has estado nunca allí, no conoces a nadie. -Eso es verdad. -Entonces firma. -No. No firmo. -Voy mañana a la reunión, voy a escuchar lo que me digan y después vamos a tomar una decisión. ¿De acuerdo? -De acuerdo. -Muy bien. -Pero no me montes un circo. -¡Que no! -Que nos conocemos. No vayas presumiendo de comunista. -Eurocomunista. -¡Me da igual! Tú ahí, Miguel, a ver, oír y callar. -Muy bien. -Muy bien. Pues hasta mañana. -Hasta mañana. Cuánto has tardado, estaba preocupada. Es que he ido a tomarme la tensión, la tengo por las nubes. Anda, ¿cuánta tensión tienes? 18-11. ¿18? Pero eso es mucho. Ya. ¿Y cómo te encuentras? Un poco mejor, pero ahí abajo me he mareado. Ten cuidado, Antonio, que esto como te cuides. Tendré que llamar a la periodista y suspender lo de las fotos. Ya. Pues entonces nos vamos al hospital. No, no seas exagerada. No, tiene razón tu hermano, a ver si me vas a dar un susto en la inauguración. Nos vamos al hospital. ¿Y el cóctel? Eso puede esperar, lo primero es la salud. Anda. Espera, me voy a sentar un rato y luego me tomo la tensión, si la tengo alta nos vamos al hospital. Pues me parece bien. Primero te tomas la tensión y luego ya veremos. Pero no tomes café, si tienes la tensión por las nubes. Deja de hacer tonterías, que va a salir todo bien, y vas a salir muy guapo. Daos prisa. Sí. Evitando la ocasión se evita el peligro, guapo. (GRITA) -¡Quita! ¡Que me sueltes! ¡Quita! -¡No! No lo hagas. -Tú a mí no me dices lo que tengo que hacer, que te hundo la vida. ¡Que me dejes! ¡Tú! ¿Quién coño crees que eres? ¡Te voy a hundir! ¡Te voy a hundir! Esta actriz infame es una drogadicta. ¡Una yonqui de mierda! Diles... Diles lo que pasó con tu novio. Díselo. Venga, diles dónde apareció. Díselo. -¿Ocurre algo, Inés? -No. ¡Este ya se marcha! -Ya te estás largando. (JUAN JADEA) Vale. Ya me voy. Ya me voy. -Es uno que hace de loco. -No pasa nada. -Te lo ha contado, ¿verdad? -Eso es lo bueno de Carlos, siempre sabes lo que va a hacer. -En eso se parece a Felipe. -¿En qué? -En qué sabes lo que va a hacer. Sobrevivir a costa de quien sea. -Felipe es mi marido. -No me vengas con esos rollos. -A mí es lo que me importa. -Mira, Arancha, yo no te entiendo. Ni tú me entiendes a mí. Pero Felipe es peligroso. Y si te tiene que sacrificar para salvarse lo va a hacer. -Te repito: Felipe es mi marido y tengo que estar con él. -Joder, que estamos en los 80. Una mujer no necesita tener un tío al lado. -Yo sí. -Inés, vamos a rodar ya. -Sí, un momentito, ahora voy. -No tardes. -No. ¿Y tú qué quieres ahora? ¿Se puede saber? -Pedirte perdón. -Ya. -Lo siento. No sabía que estaba aquí tu hijo. -A mi hijo ni lo nombres porque te machaco. -Joder, perdóname, de verdad. Es que leí el artículo de tu hermano y... ¡Joder! Me ha jodido la carrera. -No, Juan. La carrera te la has jodido tú. Porque todo lo que dice en ese artículo es verdad. -Está distorsionado. (SARCÁSTICA) -Distorsionado. El único que está distorsionado eres tú. -No me va a llamar nadie. -¡Porque destruyes a la gente! -Pero yo lo hacía por la película. Todo vale por la película. -¡No, Juan, todo no vale para hacer una película! Pero si "Agujas de hielo II" funciona, te van a llamar. Y ahora si me disculpas, tengo que hacer una película. -Inés. -¿Qué? -¿Tú trabajarías en la tercera parte de nuestra película? -¡Vete a la mierda! ¡Estás loco! -Se va a llamar "Agujas del deseo". -Así que ha vivido en Francia. -Sí. -¡Miguel! -Perdón. -Yo también viví en Francia unos años. Hice allí estudios de Teología, en la Sorbona. -Bueno, yo un poco más en el sector de la automoción pero de Teología no sé mucho. -Ya lo supongo. -¿El programa de este colegio se diferencia del de uno público? -Bueno, el que dicta el Ministerio. Pero prestando más atención a la Religión y a los valores cristianos. -Claro. -Para nosotras es fundamental explicar bien el hecho religioso. Aunque las niñas tienen que sacar sus propias conclusiones y llegar a la fe por el camino que consideren más oportuno. -O no llegar. -¿Perdón? -No, no. Él quiere decir... que hay niños que necesitan más ayuda para llegar a la fe. -Ah, claro y para eso estamos nosotras, para ayudarles en lo que podamos. -Bueno, ¿cuándo sabríamos si nuestras hijas tienen plaza? -Hombre, yo creo que es cosa hecha, pero siempre depende de Dirección. -Como nos dijeron que había que matricularlas en septiembre. -Claro, pero no preocupen, es todo papeleo. ¿Han traído copia del libro de familia? -Sí. Sí, sí... Aquí tiene. Original y copia. -Gracias. (RÍE) Tres niñas. -Sí. -Pero aquí pone que están divorciados. -Sí, pero poco. Desde junio solamente. -Ya, pero es que nosotros somos un colegio católico y creemos en la inviolabilidad del matrimonio. -Yo también lo creo. -Por favor, no me tiene que dar explicaciones, es que no lo sabía. -Pero eso no influye en la educación que queramos dar a nuestras hijas. -No. Pero bueno, yo les llamo. -Pero es cosa hecha. Prefiero confirmar con la Dirección. Yo les aviso con lo que decidan. -Mire, madre... en esto del divorcio... ha sido cosa mía. Ella cree en la inviolabilidad del matrimonio, el culpable soy yo. -Ya. Pero dos no se divorcian si uno no quiere, ¿verdad? Mire, a mí no me tienen que decir nada. Cada uno vive su vida como quiere. Ya les avisaremos. -Muchas gracias. -Te la lanzo, ¿eh? (Música pop) (CANTA) "Me has mirado a los ojos esta noche por última vez. Y tu sangre ahora se escurre calle abajo, ya lo ves. Si no hubieras venido, si no fueras tan guapo, porque me has tratado siempre como un sucio, sucio trapo. Siente el frío, siente el fuego, sabe a sangre..." "Se apaga tu..." Perdón. -No te preocupes, no pasa nada. Hasta aquí nos vale. -Sí, está de escándalo. -Perfecto. -Pero ¿podemos hacer otra? -¿Por? -Yo me he visto un poco baja. Karina, está genial. Bueno, pero es un momento. (TITUBEA) -Eh... vale. Pues desde el principio. -Venga. ¿Pero 13- 7 es normal? Claro que es normal. Es que me ha subido como un calor. Ya está, ya estás bien. Qué manía de hacerle fotos a uno cuando no se encuentra bien. Pues le dices que no quieres hacer las fotos. ¡Joder! ¡Joder! Paco, que huele a quemado. ¡Paco, el horno! Cuidado, no te quemes. ¡Hala, sale mucho humo! ¿Dónde están mi hermano y mi cuñada? Han ido a no sé qué de un colegio. Han ido al colegio. Ay, se ha chamuscado. Pero ¿será posible? Y además, ¿qué es esto? No sé... Eso no se puede servir. ¡Claro que no! Además dijimos que "vol-au-vents". ¿Vol o qué? ¡"Vol-au-vents"! Paco, de verdad... Pero ¿qué ha pasado? Eso digo yo. ¿Dónde estabais? Haciendo el ridículo, tía. -Pero ¿qué pasa aquí? -No sé, me he liado. -¿Cómo que te has liado? -Con este mogollón me he liado. Vete haciendo las fotos, yo me quedo a ayudar. No hace falta que nos ayude. Mira cómo está todo. ¿No dijimos "vol-au-vents"? Sí. ¿Has quemado más bandejas? ¡Pero si no sabe lo que son! Yo tengo ahí en la nevera. Las croquetas están. ¿Qué es esto de unos sándwiches? ¿Te crees que es un cumpleaños? ¿Un cóctel con sándwiches? ¡Hombre, que parece el cumpleaños de mis hijas! Una cosa, tranquilízate. ¡Estoy muy tranquila! ¿Dónde está el delantal? -Otra, otra. -Sí está de puta madre. -Pero puedo hacerlo mejor. No llegamos al concierto ni de cachondeo. Pues vas tú. Yo o lo hago bien o no lo hago. ¡Joder! Bueno, vale. Venga, desde arriba. -Vale. -Pues venga. -Hola, ¿qué tal? -Hola, Pili. ¿Y ese uniforme? -Ah, que curro en el Simago y he venido desde allí. ¿Me hace gorda? -No, qué va. -No, estás muy guapa. Pareces... Una... -Una cajera. -Bueno, es que... -No, tonto. Una azafata, de congreso, estás muy guapa. Perdona, no te he llamado. Tranquilo, andarás muy liado. ¿Has escuchado el casete? Lo intenté, pero no se oía nada. La calidad era malísima y lo estamos haciendo con Karina. ¡Ah! -Carlos, eres la leche. Perdona. Pero ¿no puedo hacer una prueba...? -Está casi todo grabado. -Además, tenemos que darnos prisa. -Bueno. Bueno, otra vez será. Adiós. Espera un momento. ¿No podría hacer unos coros? Que yo hago unos coros, aunque sea un poquito de una canción, lo que sea. -Es que no hay tiempo. Esto no tarda nada. Venga, para dentro. ¿Sí? Pues dime la melodía, que no me la sé. (KARINA TARAREA) Es todo el rato así. -Tranquila. -¿Y el estribillo cómo va? -Ellos dicen "Madrid te mata". -Venga, desde el principio. -Siente el frío... (Música pop) (CANTA) "Me has mirado a los ojos esta noche por última vez. Y tu sangre ahora se escurre calle abajo, ya lo ves. Si no hubieras venido, si no fueras tan guapo... Porque me has tratado siempre como un sucio, sucio trapo. Siente el frío, siente el fuego, Sabe a sangre..." (Timbre) -Antonio, ¿cómo estás? Me han dicho que no te encontrabas muy bien. Creía que no vendrías. Yo soy un hombre de palabra. Si digo que vengo, vengo. Bien. ¿No está Estefanía? No, ha ido a comprar algo. para esta noche. Bueno, ya estamos. Te puedes ir quitando la ropa. ¿Cómo? Sí, cambiándote. (TITUBEA) ¿Quitándome la ropa para qué? Para las fotos. Ah, sí, claro. Tú eres Antonio, ¿no? Sí. Muy bonito este sitio. Es de mi mujer. Este es Romero Parrales, él va a trabajar con nosotros. Supongo que le conoces. Perdona, ahora no caigo. Bueno, hace unos retratos fantásticos, muy especiales. Cuéntale lo que queremos. -Verás, quiero hacer fotos con un poco de gracia. Que combinen la forma y el fondo. Que nos hablen de ti y el vino, de una forma divertida pero artística. No la clásica foto solemne. Pero ¿para eso hay que cambiarse? Sí, había pensado en algo de inspiración grecorromana. Un homenaje a Baco. El viticultor y el vino. No, vestido de Baco me da mucha vergüenza. No. Hay que comunicar. Si yo comunico muy bien, pero vestido de persona normal. Bueno, que no se ponga la toga pero deja que te dé un toque especial, no querrás ser el más rancio del reportaje. Ni tampoco el que va vestido de Baco. Quítate la chaqueta. La chaqueta, bueno. (RESOPLA) Veamos qué podemos hacer. Ve con él. ¿Voy con él? Joder. (Música pop) (ESCUCHAN LA GRABACIÓN) No verás más la luz del sol. Un camión de basura silenciando tu última voz. Si me hubieras querido, si hubieras mirado un poco más adentro, no, no, no estarías destripado. Pili, sin comparación. -Pero si no tiene voz. A mí me gusta mucho Karina. Te tienen que coger a ti. -Pero si tú tienes una fuerza, se me han puesto los pelos de punta. -A mí contigo también, aquí por la nuca. -Oye, que tienes que ser tú. -Que no, que tienes que ser tú. -Que me han cogido porque no tenían a nadie. -Pero es que te gusta mucho. -¿Y a ti no? -Sí, es lo que más me gusta. -¿Qué hacemos? La rubia suena de puta madre. -Y Karina no quería cantar. -Pero ahora sí. Y canta muy bien. Chicos, tenemos una idea. -Vamos a cantar las dos. ¿Cómo que las dos? O ninguna. Somos un grupo. Las Flies. -Las Flies. ¿Rosa Chillón y las Flies? Pero ¿esto es un motín? -Ya, bueno, es eso o no hay maqueta. -¿Qué hacemos? Pues que canten las dos. Pues entrad ahí dentro y procurad dejarnos acojonados. -Ya verás. (Música pop) (CANTA) "Me has mirado a los ojos esta noche por última vez. Y tu sangre ahora se escurre calle abajo ya lo ves". -"Si no hubieras venido. si no fueras tan guapo... Por qué me has tratado siempre como un sucio... (LAS DOS) Sucio trapo. (CORO) "Madrid te mata". -"Siente el frío..." (CORO) "Madrid te mata". -"Siente el fuego". (CORO) "Madrid te mata". (LAS DOS) "Sabe a sangre"... (CORO) Matar, matar, matar. -"Se apaga tu pupila, no verás la luz del sol". -Mira quién viene por ahí. -¿Qué tal? ¡Mi niño! ¿Qué, te gusta el caballo? ¿Sí? ¿Quieres subir? -No. Venga, vamos. ¿Te da miedo? Mira, si no pasa nada. ¿Ves que no hace nada? -Mira qué bien monta. (Música de aventuras) ¿Has visto? Es una pena que no hayas querido montar. Si nunca has montado a caballo. -¿Quieres subir ahora? -¿Sí? Venga. Pasad. Están ahí. Pasad. Qué elegante. Qué amplio. Muy bonito. -Ahí, ahí. Un poco hacia arriba. -Madre del amor hermoso. -¿Qué pasa? (BURLÓN) -¿Qué pasa? ¡Vaya! Tía. -Pareces el tío de la bota. Menos cachondeo, que soy Baco. Es mi familia. No os burléis, está muy bien. (RÍE) Muy bien. Estás muy bien, lo digo en serio. No me lo desconcentréis. -¿Con eso en la cabeza? Dejad de decir tonterías y vámonos. Antonio, no te distraigas. -¿Qué tal? Hola. ¿Cómo estás? ¿Qué tal, Paz? Muy bien. -Hola, Paz. -Hombre, Miguel. Mi sobrina Paquita. Hola. -Hola. Te ayudo. No hace falta, si ya podemos nosotras. Anda que... Sal de ahí, hombre. Sí, te acompaño. Un momento. ¿Qué tal las fotos? Muy bien. Está un poco nervioso, pero bastante bien. Pero es normal. Sí, claro. -¿Platos? En este armario. Te voy a dar un cuchillo y lo partes así a trocitos. Os quedáis, ¿verdad? No, estamos acabando. Ya hemos molestado bastante. No me digas que no, tienes que probar las croquetas de mi sobrina. No es para tanto. Pues muchas gracias. Pondré unos palillos. Oye, te voy a hacer una pregunta sobre Antonio. ¿Cómo has conseguido que se ponga eso en la cabeza? Ha sido Parrales, que es muy persuasivo. -Antonio, se pierde la tensión creativa. Voy, que se pierde la tensión creativa. Vete a hacer las fotos, Julio César. Baco, Merche. Baco. Bueno, Baco. ¿Te lo has pasado bien? -Sí, superbién. -Qué bien, mi vida. Cuando acabe de rodar voy a Cuenca a verte. -Claro y te quedas en casa. -Estaría genial. -Así te olvidas de tanto lío. -Sí. Bueno, venga. Arriba. Besos a Eugenio, ¿eh? -Se los doy. -Muchísimas gracias. -A ti, nunca había visto un rodaje. -De verdad, Carola, gracias por cuidar de Oriol. -No digas tonterías, cuídate. -Tú también. (ORIOL) -¡Los dibujos! -Ay, madre, los dibujos. ¿No están aquí? -Seguro que te los has dejado en el comedor. Escucha, Oriol. Cuando los encuentre le digo a un coche que te los lleve. ¿Sí? Bueno, cariño, buen viaje. Te quiero. Nosotras queremos que las mujeres nos llamen directamente. Yo quiero que contéis conmigo, por favor, llamadme. -Por supuesto. La semana que viene concretamos un día para comer. -Desde la asociación os vamos a apoyar en todo. A ver si es verdad. Contad conmigo, me tengo ir, pero enhorabuena por este sitio. -Muchas gracias. Adiós. -Adiós, gracias por venir. -Perdón, que nos vamos ya, muchas gracias. Buenísimo todo. Gracias a ti, Paz. Hasta luego. Adiós. Gracias por el vino. De nada. Lo dicho. Chao, Antonio. Sí, pero cojo el bolso. (ESTEFANÍA Y PAQUITA CHARLAN) Han sido tus croquetas. Qué bien, ¿eh? Han sido las croquetas. Ha sido lo mejor. Que ha dicho que les apoya. Y todo por tus croquetas. (RÍEN) ¿No te tomas una copa, De Gaulle? No, tengo que recoger. Esto no se recoge solo. Pues haz lo que te dé la gana. Oye... Ten cuidado con Paz. Paz lo que quiere es guerra. No seas histérico, cómo va a querer guerra. Paz es una chica muy simpática. Lo que pasa es que es moderna, no como nosotros que estamos en la caverna. Yo sé lo que hago. Ya. Pero eso no depende solo de ti. No me mires así que tú tienes mucho que callar. ¡Uy! ¡Anda! Perdón. Pensé que te habías marchado. Ya mismo, me estoy yendo. Ah, bueno. Gracias por todo. A ti, por no hacerme quedar como un paleto. Va a quedar muy bien. Si tú lo dices, yo lo creo. Bueno. Gracias. ¡Dios! Ya he terminado. ¿Cómo vas? -Bien. A ver si me tomo un vinito. -Pues ahí tienes jamón. -No quiero jamón. -Pues no comas. -¿Qué pasa? -No me pasa nada, Miguel. -Pues alégrate, que a lo mejor te llaman del colegio. -No me tomes por tonta. Tú estás encantado con esto. -No, Paquita, te equivocas. No estoy encantado. No me hacía gracia que mis hijas fueran a ese colegio, es verdad. Pero tampoco me hace gracia que ellos decidan que no vayan. Vamos, que querría haber tenido la oportunidad de querer que mis hijas no vayan a ese colegio. ¿Entiendes? -Un poco retorcido. -Bueno, ¿qué más da? Las llevamos al colegio del barrio otra vez. -Que no es eso, Miguel. -¿Entonces qué es? -Pues que a lo mejor tienen razón. -¿En qué? -En que unos padres divorciados no son buenos padres. -¡Va! -Ya. Quizá tendríamos que haber seguido juntos. -Ya. ¿Y qué tendríamos que haber hecho? Seguir juntos, seguir a la gresca todo el día delante de las niñas. ¿Eso es lo que propones? -No. -¿Pues entonces, qué? -Pues las apuntamos a inglés, porque hay que tenerlo. -¡Ay! Que sí, Paquita. "Yes". -Trae. ¿Qué? -Nada. (Llaman) Está ocupado. No te encontraba. ¿Estás bien? Mira cómo me he puesto. ¡Vaya! ¿Y no sabes que el vino tinto se quita con vino blanco? Pues no lo sabía. Pues yo te lo quito en casa. Anda, no tardes, ¿eh? ¿A qué hora sale el avión? ("Déjame", Los Secretos) A las 16:30. ¿Te has traído el billete? Sí. ¿Por qué? Pues porque soy gilipollas, por eso. No te entiendo, Arancha. Pues que creía que me habías dicho que te acompañara porque... Déjalo, da igual. No. No da igual. ¿Qué quieres que te diga que no te vayas? Pues no te vayas. Pero no es lo mismo decir no te vayas que quédate conmigo. ("Déjame", Los Secretos) Arancha, yo voy a estar siempre. Siempre para lo que necesites. Pero no puedo estar contigo. No puedo y no quiero. Ya. Lo sé y te entiendo. ...que sigas tu camino, que yo el mío seguiré... ¿Entonces? Entonces cállate. Déjame que me despida de ti, por favor. Y la dejaste escapar. (Música épica) ¡Khan-Tor! (HABLA EN LENGUA GERMÁNICA) (HABLA EN ITALIANO) (HABLA EN ITALIANO) -¡Necios! No sabéis del poder de la oscuridad. -¡Lo que está muerto no puede morir! -¡Corten! Bravo, bravo. -Eh, Inés. Estaba en el "catering". -Gracias. (RÍE) (Música emotiva) -Inés, rodamos. ¿Quieres que te lleve al aeropuerto? Si te coges un taxi, te va a clavar. No voy a ir al aeropuerto. Pensé que lo de antes era una despedida. Sí, era una despedida, de ti, de Felipe... -¿Qué pasa, tortolitos? Venga, aflojando. No tenemos nada. Y si lo tuviera no te lo daría. -Me cago en tu puta madre. Todo lo que tengas o te rajo. Venga, el bolso también. -Pero espera. -Que me lo des, me cago en la puta. (GRITA) (ARANCHA) ¡Para, Carlos! ¡Para, por favor! (ARANCHA GRITA) (Música distorsionada) Carlos... "Cuanto más corría más rápido volvían los recuerdos de la cárcel. Algo que había enterrado muy adentro. Pensaba que bastaba con correr para poder huir del pasado, pero me equivocaba". (Música distorsionada)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cuéntame cómo pasó - Capítulo 257

Cuéntame cómo pasó - T15 - La frontera de Kahn-tor - Capítulo 257

06 feb 2014

La magia del cine de espada y brujería se apodera del próximo capítulo de Cuéntame cómo pasó. La Frontera de Khan-tor es el título de la película en la que está participando Inés. En pleno rodaje, la hija mayor de los Alcántara recibe la visita de Carola (pareja de su ex, Eugenio) y su hijo Oriol, aunque el pequeño se muestra muy distante con ella y eso le duele mucho a Inés.

Mercedes está a punto de inaugurar el nuevo negocio que ha montado con Estefanía, Hypólita, dedicado a lencería para mastectomizadas. Mientras que Antonio sigue intentando promocionar su vino allá donde va. Un encuentro con Paz, la periodista especialista en vinos que conoció en París, le dará la oportunidad de aparecer en un reportaje con varios bodegueros al que no se puede negar.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T15 - La frontera de Kahn-tor - Capítulo 257" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T15 - La frontera de Kahn-tor - Capítulo 257"

Los últimos 1.402 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Triana

    hay un momento en los capítulos 257 y 258 q se bloquea y vuelve al principio y es imposible verlos enteros,tambien en la temporada 9 el capitulo "españoles,Franco ha muerto" y "a la calle que ya es hora"tienen un volumen tan bajo que es imposible escucharlos,es una pena,podrian solucionarlo,gracias.

    04 nov 2014
  2. HLMSTB

    Parece que Inés por fin empieza a tener continuidad como actriz, pese a la agarrada con el director de la película anterior. El hijo, por la distancia, al principio no la acepta pero despúes la dibuja como heroína: Merche: a ver si le va bien con su nuevo emprendimiento; Carlos: cómo le dió con el casco a los que intentaron asaltar tanto a él como a Arancha. Me gustó como siempre. Saludos.

    16 feb 2014
  3. francisco mejías jiménez

    En el capítulo 257, al principio ponen la canción de Miguel Rios, Buenas noches Bienvenidos, está canción es del verano de 1982 y , si no me equivoco, este capítulo se desarrolla a principios de 1981. Por lo demás, veo la serie desde el principio, hace 14 años.

    15 feb 2014
  4. HLMSTB

    Espero poder siempre eleegir cómo verlo, sea en directo por sistema de cable o por internet. Parece que Inés poco a poco tiene más trabajo como actriz. Ojalá que no decaiga. Duele ver que el hijo la tuviera distante por no convivir juntos, pero al final volvió a aceptarla, encima teniendo que presenciar la gresca con el director de la película anterior, a causa de uno de los protagonistas muertos. A ver cómo sigue Rosa Chillón con las incorporaciones de Karina y Pili y cómo le irá a Arancha; Carlos: sigue con sus pesadillas y me gustó su reacción de golpear con el casco a los malandras (que lástima que no lo hizo más fuerte; me hubiera gustado que tuviese esas reacciones cuando tuvo que estar preso).

    15 feb 2014
  5. Andrés

    Cuando están en la escena que ruedan la película al final del capítulo a Inés le faltaba decir Valar Morghulis xD

    13 feb 2014
  6. Poubelle

    No se puede ver capítulos completos por el Web. Que ha occurrido? Vivo en costa Oeste de los EEUU.

    09 feb 2014
  7. A

    Yo veo la serie desde Inglaterra y nunca, nunca he tenido el más mínimo problema. RTVE permite el acceso a cualquier producción española bien sea en directo o a la carta. Muchas gracias.

    08 feb 2014
  8. Nacho gonzalez

    El capítulo 257 no aparece disponible. Pinchas en el video y dice que no existe. Por favor lo podéis arreglar

    08 feb 2014
  9. Ana

    Yo veo dsd Austria la serie, en directo o cuando quiera. Es un lujazo!

    07 feb 2014
  10. Mary Merche

    A ver, RTVE, por que razon nos marginan a los que vivimos fuera de Espana? No me trago lo de obligaciones geoglobales; ya que los programas que emiten en la Florida, aun estamos en la muerte de la madre de Antonio y dicho campitulo, lo han repetido 10 veces, y no exagero. Tengan compasion por los seguidores que han tenido por mucho tiempo y vuelvan a dejar que veamos la serie. Gracias

    07 feb 2014