www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5480545
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 360: "Extraños en la noche" - ver ahora
Transcripción completa

¡Ho, ho, ho! Feliz Navidad.

Feliz Navidad.

¡Merche!

Supongo que te habrás enterado, ¿no?

Que Toni quiere organizar una cena de Nochevieja en su casa.

Deborah no quiere salir con la niña y andar de aquí para allá.

Pues no te preocupes, yo me quedaré en casa con mi madre.

Si precisamente eso te quería decir, Merche, que ya me quedo yo.

Te estás mojando. No llueve tanto.

¿Y eso? No sé, me apetece estar solo.

Estar solo el día de Nochevieja... Sí, me apetece estar tranquilamente.

No hace falta, Antonio.

Que sí, hazme caso, mujer.

No hagas eso, ¿eh?

¿El qué?

¡Hacerte el mártir!

¿Yo me hago el mártir? ¡Sí! Últimamente mucho.

Primera noticia que tengo.

No tengo ganas de discutir, es el último día del año.

Vale. ¿Qué estás comiendo?

Atún con pimientos.

Pues mal.

El pimiento te provoca acidez. De verdad, que...

Escucha un momento, Merche.

Hazme caso.

Vete con tus hijos, que ya han tomado partido.

No. No hay partidos.

Sí hay partidos. No. De verdad, no hay partidos.

Que sí, es normal. (MURMURA)

Vete con tus hijos, que se van a enfadar.

Hazle caso al mártir, en serio.

¡Coge un paraguas, te vas a mojar!

Que no llueve, ¡mujer!

Ay, de verdad.

(Truenos)

Mírale. -¿Qué?

Que no me haga el mártir dice, ¡joder!

Eh, ¿qué haces? ¿Qué haces? -¿Y este tirando la comida?

Que tiene razón esa, me da acidez y además está mojado.

Dice que me estoy haciendo el mártir.

¿Yo? Que no hago otra cosa que preocuparme por todo el mundo.

Qué equivocada está esa mujer conmigo.

Muy equivocada.

Vosotros estáis de su parte, ¿no?

Que no, no.

-Nosotros estamos contigo porque somos hombres.

-Lo que pasa es que esto de las separaciones es complicado.

Las cosas no son blancas o negras.

¿No os influencian vuestras mujeres?

¿A nosotros? Sí.

Es que Mercedes es muy buena chica.

¿Y yo qué soy, coño, un perro?

Que no, hombre, no. Vamos a ver.

Me las arreglo perfectamente solo.

Que buey suelto bien se lame, ya está.

Lo que tienes que hacer es venir con nosotros de cotillón.

-Vamos donde tu sobrina Paquita.

-Al Habana Park.

-Cenamos, tomamos las uvas en el "pub",

y a menear el "body". -¡Toma ya!

No, muchas gracias.

No hace falta que me recojáis de la calle

como si fuera un pobre de pedir.

Yo voy a tomar las uvas en mi casa,

y luego me voy a fumar uno, dos, tres

o los puros que me salgan de los cojones.

Por la mañana, cuando me levante

tranquilamente en calzoncillos, me voy a preparar un café

me voy a ver el Concierto de Año Nuevo de Viena

y los saltos de esquí de Innsbruck, ya está.

(Sintonía "Cuéntame cómo pasó")

# Cuéntame

# tú que has vivido

# el despertar

# de un tiempo que nos cambió.

# Cuéntame

# cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad. #

(TELEVISIÓN) "Un aplauso fuerte para ella,

Mariana Hernández,

secretaria, muy joven, como ustedes pueden contemplar,

y muy optimista, muy risueño,

don Santiago Segura, que llega desde Madrid.

Pueden ustedes ya ocupar sus asientos, sus potros de tortura,

de diseño, pero de tortura, y ahora ya...".

-Yo no sé por qué tenemos que ir en Nochevieja

a casa de Deborah y Toni, ¿eh?

Porque, vamos, estamos tan ricamente aquí las dos en casa.

Pues porque Toni me ha insistido mucho.

¿Y por qué no vienen ellos aquí?

¿No conoces a Deborah? Que no quiere sacar la niña de casa.

Esa niña es de manteca Flandes. Bueno, madre.

Ahora la maternidad se lleva de otra manera.

Yo creo que son una exageración.

Las cosas cambian.

Hay que aceptarlas, te guste o no te guste.

Tú eras muy buena madre y llevabas a tus hijos en un capacho

cuando ibas al río a lavar.

¿Prefieres ir al río a lavar o prefieres tu lavadora automática?

Ya, ya lo sé que en lo tocante a esa niña yo...

no puedo abrir la boca.

Tenemos que prepararte una bolsa con el camisón y una muda.

¿A mí? ¿Por qué?

Te vas a quedar a dormir.

¿Yo? ¡Sí!

Vamos a salir por la noche y tú te quedas con la niña.

¿Yo con la niña?

Sí, tú. ¡Su bisabuela!

Ni loca.

No tengo yo ya edad para hacer de camello.

¿Cómo que de camello?

¿No se llaman así

esos que se quedan con los niños? Canguro.

Ya sabía yo que era un animal.

(TELEVISIÓN) "Que la abuela, que ha cascado.

Dice otro: '¡Que no lo siento!'.

'Coño, ni yo, pero habrá que enterrarla'".

(Teléfono)

Ya voy yo.

(Teléfono)

(HERMINIA RÍE)

Dígame.

Hola.

Sí.

(TELEVISIÓN) "# Eres linda, # tan linda que no sé lo que daría

# por que esta confesión de amor # oyeras. #".

¡Max!

¿Cómo estás?

Bien. ¿Y tú?

Bien.

Feliz año.

Feliz año.

Recibí tu "christmas".

Yo tu postal de Nueva York.

Ah, sí.

Eh...

Quedamos en vernos, y esta noche actúa Fabiola en un local,

me ha invitado y pensaba que a lo mejor

"a ti te apetecía...".

Es que esta noche ya tengo plan.

Claro.

"Ceno con mis hijos"

y luego voy a salir con unos vecinos.

Entonces nada, no...

Lo siento.

En otra ocasión, ¿eh?

Quizá si me hubieses llamado con más tiempo, pues...

Es que me he enterado ahora.

Pues vaya.

¿Cómo estás?

Bien.

La verdad es que francamente bien.

¿Te parece mal que te llame?

¿Por qué me iba a parecer mal que me llames?

Te voy a formular la pregunta de otra manera.

¿Te gusta que te llame?

Sí.

Me gusta que me llames.

Entonces, ¿te puedo llamar otro día?

Claro.

Llámame otro día.

Me alegro de oírte.

Yo también.

(TELEVISIÓN) "La Comunidad Europea intentará una última mediación

para evitar la guerra en el Golfo Pérsico.

Noticias con Jesús Hermida.

Muy buenas noches y para empezar vamos a unir otra noticia

a esas que han figurado en el resumen que acabamos de ofrecerles

y que también nos parece en el día de hoy destacada.

La noticia literalmente dice así: 'El reloj de la Puerta del Sol

averiado desde ayer, quedó reparado a primeras horas de esta tarde,

y una vez más, será el encargado de anunciar el nuevo año

a millones de españoles',

según informaron fuentes de la Comunidad de Madrid.

Las mismas fuentes precisaron

que aunque el reloj funciona normalmente,

todavía quedan pequeños ajustes...".

(Teléfono)

(Teléfono)

Dígame. "¡Feliz Nochevieja!

Y que te caiga una teja. (RÍE)".

Pero ¡será gilipollas! ¡Gilipollas!

(TELEVISIÓN) "Vamos al relato del lunes 31 de diciembre de 1990".

Caray, ¡qué guapo!

-Igual soy el único que va así.

-Puede ser.

-¿Y si hago el ridículo?

-¿Tú te sientes bien así?

-Yo sí, claro. -Pues ya está.

-¿Tú crees que estoy preparado?

-¿Para qué?

-Para tener una relación con Sandra.

-Pues... no lo sé, cariño.

Eso es algo que solo lo puedes saber tú.

-Tú te has enamorado muchas veces.

-Algunas.

-¿Y por qué?

-Porque para mí amar es como respirar.

Lo necesito.

-¿Y si me rechaza? -¿Piensas dar el paso esta noche?

-Esa es la idea, pero ¿si me dice que no?

-Para amar hay que ser valiente.

-Tú eres muy valiente.

-Bueno, no tanto como crees.

Hay cosas que me dan miedo.

-¿Cosas como cuáles?

-Ir a la luna y no saber volver.

-Tú has ido a la luna muchas veces. -Ah, ¿sí?

-Y siempre vuelves.

-¿Y si esta vez me quedo allí?

¿Con o sin? Sin.

¿Seguro? Seguro.

Somos los Alcántara, no los reyes de España.

Sí, bueno, a mí me da más miedo tu padre que el rey de España, vamos.

¿Seguro que no viene entonces? Seguro.

Pues menos mal.

¡Qué tonto eres!

Que sí, de verdad, que cada vez que me mira

parece que me perdona la vida.

Un poco de colonia y estoy.

Joder, cómo puedes tener todo tan ordenado.

Bueno, sabiendo dónde va cada cosa y poniéndola en su lugar.

A ver, ¿huelo bien?

A ver.

Sí. Pues yo soy un desastre, ¿eh?

Cuando vivamos juntos eso va a cambiar.

Eso espero.

María.

Yo soy tu orden.

Y yo tu desorden. Por eso me quieres.

Cuando pasen las fiestas voy a buscar algo más grande.

No sé, yo me siento bien aquí.

Esto se nos va a quedar pequeño para los dos, ¿no crees?

Dijimos que íbamos a esperar a que terminara el curso, ¿no?

Pero, María, a ver, si estamos bien, ¿qué más da, no?

Para mí esto no es una historieta más, yo...

quiero estar siempre contigo.

Para, para, que luego llegamos tarde.

Bueno, no tenemos por qué ser muy puntuales.

Ah, ¿no?

No.

Para.

Ya voy, ¿eh?

Mira.

¡Tachán!

No sé si me gusta la idea de dejar a la niña con tu abuela.

Cariño, van a ser solo unas horas, ¿eh?

Nos tomamos una copa, felicitamos el año y nos volvemos.

Ya, y todo eso, ¿qué sentido tiene?

Empezar el año como la gente normal, con los amigos, joder.

Habíamos dicho que en el 91

íbamos a ser un poquito más divertidos.

¿Ya no somos divertidos?

Mi amor, sé que quieres protegerla,

pero Sol es una chicarrona.

¿A que sí? ¿A que eres una chicarrona?

Y es más fuerte de lo que crees.

¿Verdad que no te importa

que "mom and dad" salgan un poquito esta noche?

¿Y a que tampoco te importa que "mom and dad"

vayan a recuperar su vida sexual?

¿A que no?

¿A que no? Ven aquí.

De acuerdo.

¿De acuerdo qué?

Esta noche.

¿Esta noche qué?

Esta noche te espero en la cama.

"Body...".

¿Te refieres a que esta noche...?

Año nuevo, vida nueva.

Después de tanto tiempo, no sabes lo feliz que me haces.

No sabes lo feliz que te voy a hacer.

Pero prométeme

que no vas a dejar que tu familia grite.

Mi familia no grita. Tu familia grita.

Mi familia no grita, habla normal. Sí, y además me juzgan.

¿Quién te juzga?

Tu madre y tu abuela.

Eso no es verdad, no.

¿No opinan de lo que hago y dejo de hacer con la niña?

No.

(Timbre)

Empieza el baile.

(TELEVISIÓN) "Desde media tarde ya está otra vez en marcha

el viejo reloj de la Puerta del Sol.

Una avería que surgió ayer a las siete,

ha hecho que su cuidador, Vicente Rodríguez, y su ayudante

hayan estado horas y horas trabajando,

haciendo incluso a mano piezas

para un reloj que se construyó en 1866.

Y si ningún imponderable surge, que ojalá no surja,

hoy, como tantas otras veces,

el reloj de la Puerta del Sol

a las 12 en punto de la última noche de este año

dará a través de Televisión Española para todos ustedes

sus 12 últimas campanadas.

Unas campanadas que deseamos sean de felicidad para todo el mundo.

(JESÚS HERMIDA) Ojalá ese reloj y todos

marquen para ustedes

buena salud, buen sosiego, buena paz, buena alegría...".

(Teléfono)

(Teléfono)

(Teléfono)

Dígame. "¡Feliz salida de año!

¡Y que te den con un caño! (RÍE)".

¿Por qué no te vas a tomar por saco y a tocar las narices a tu madre?

¡Coño!

(Televisión)

Ustedes tienen la mesa 12, que es el número de la suerte.

¡Lo van a pasar en grande! Por favor, dejen sus abrigos.

-Esta es la entrada principal,

pero tiene que haber una de servicio. ¿Qué hora es?

Las nueve y cuarto, ¡madre mía!

Hola. -Hola.

-Somos el grupo.

-Álvarez Sigüenza, 19 personas, ¿verdad?

-No, los Media luna.

-Ah, Media luna.

Media luna, Media luna... no les encuentro.

¿A lo mejor por otro nombre?

Somos los músicos.

Para el baile. -¡Ay!

-Soy la cantante. Fabiola y los Media Luna.

-¡Menos mal! Teníais que estar hace rato.

-Lo sé, llegamos tarde. -Sí. Tenía que estar montado.

-Ha habido un problema con el presentador.

-¿Qué pasa con Raúl Sénder?

-Gastroenteritis.

No te preocupes, está resuelto, hemos encontrado un recambio.

-¿Quién? -¡Yo!

-¿Tú? ¡Acabas de decir que eres la cantante!

-A ver, yo soy cantante, bailarina, animadora...

Igual te canto que te hago un moño.

-¡Pero es que tenemos anunciado a Raúl Sénder!

-Pero esta noche Raúl Sénder

solo actúa en el cuarto de baño. Lo siento.

-¡Ay, madre mía! ¿Y ahora quién presenta?

-Yo. -Vamos a ver una cosa.

¿Tú eres graciosa?

-Yo soy graciosísima. ¡Tronchante!

¿Verdad, chicos, que soy graciosa? -Sí.

-Ya. -¿Dónde están los camerinos?

-Están por allí. -Gracias.

Eh, una cosita.

¿Podríamos comer algo? Con este lío no hemos podido cenar.

-¡Claro! Le digo a cocina a ver si os pueden hacer unos sándwiches.

-Muchas gracias, bonita. -Muy bien.

-Chicos, por aquí.

-(SUSPIRA)

(SOL LLORA)

(RÍE) Hay que ver lo llorona que le ha salido la niña, ¿eh?

¡Madre! De verdad. Ya, ya, yo ni mu.

Pero es que tengo mucha hambre, hija.

-¿Yo era así de llorón? -Uy, tú eras una cosa terrible.

Vaya lata que nos dabas, ¿eh? Es que no parabas, vamos.

Estás muy elegante. Qué pasa, ¿vas a una fiesta?

Es mi primera salida de Nochevieja.

Mi primera fiesta fue un desastre. Me metí en un chalé lleno de pijos

y encima al ponche le metieron de todo.

Y para colmo apareció tu abuelo ahí en medio, rollo superhéroe.

Pasé una vergüenza...

Según él, te salvó, ¿no?

No sé.

No sé, que digo yo que podía haber venido.

Total, es cenar y luego cada uno vamos a seguir por nuestra cuenta.

Yo le he dicho que viniera. Pero si venía, no venías tú.

-Pues muy mal.

Hija, yo de verdad que no sé cómo tratarle.

Lo siento mucho.

Pues trátale normal.

A todo lo que hago le da la vuelta.

Bueno, porque quiere volver. Está clarísimo.

Bueno, ¿podemos cambiar de tema?

Sí, pero, vais a tener que aprender a ser amigos.

Yo no puedo ser amiga de tu padre. Enemiga tampoco.

Bueno, enemiga me sale mejor.

Nada, familia, que no hay manera.

Id empezando si queréis, porque, vamos...

No. Joder, Toni, va. Es Nochevieja.

Díselo a la niña, ¿qué quieres que haga?

¿Por qué no la dais adormidera?

Yo os la daba a vosotros cuando erais pequeños y dormíais como un ángel.

¿Cómo le vamos a dar eso? ¿Por qué no?

Coño, porque es opio. Mira, será lo que sea,

pero no debe ser malo porque yo lo cogía del campo.

-¿Quieres que vaya yo?

Haz lo que te dé la gana, pero te vas a desesperar.

Con él cogí unas tablas que no veas. -¿Y serán gases?

No, no son gases. ¿Y los oídos?

Tú padecías mucho de oídos.

Un poquito de aceite caliente...

Abuela, no le vamos a dar nada. No son los oídos.

Un poquito de anís... Abuela.

Estamos en el siglo XX, no le vamos a dar eso.

La niña es así, ya está.

¿Y si lo intento yo?

Prueba. ¿A Deborah le importará?

No, no le va a importar, si está agotada.

Venga, pues voy. Hale, que no pasa nada.

Yo es que no sé de dónde saca tantas lágrimas.

(TELEVISIÓN) "¿Quién es?

-Sí. Hola, buenas, soy el pintor, ¿me abre la puerta?

-Sí. -Vale.

(RISAS)

-¿Qué? -Sí, no, perdone...".

(Timbre)

(TELEVISIÓN) "Se viene la puerta. -Es automática.

-Sé que es automática, pero se viene, no aguanta.

-Pues empuje. -Ya le... Dele".

Hola. Catalina Marini, tu vecina.

Antonio. Sí, Antonio, encantada.

Hemos coincidido alguna vez en el ascensor.

Verás. Se me acaba de estropear el televisor

y yo es que necesito tomarme las uvas para empezar el año.

Está la radio, lo sé, pero...

no es lo mismo. No.

¿Las vas a tomar solo?

Sí. ¿No vas a salir?

No, no pensaba salir.

Un momentito.

¡Tachán!

(RÍE)

¿Divorciado?

No, no. Me he separado hace unos meses.

Ah.

Pues te voy a decir una cosa.

Este edificio está lleno de fracasos amorosos.

Empezando por mí. Ya.

¡Uh, salmón!

Ahumado, sí. Qué rico, ¿no?

¿Puedo?

Catalina te llamas, ¿no?

Me has pillado un poquito de sorpresa.

Perdona, no sé si es la mejor manera...

Antonio te llamas, ¿verdad?

Sí. Escúchame, Antonio.

Cenamos juntos, nos tomamos las uvitas,

traes un platito, unos cubiertos, tan ricamente, sin compromiso.

¿Vale?

Bueno.

¿A qué me has dicho que te dedicas?

Pues no te lo he dicho, pero...

me dedico al turismo. Ah.

Tengo autobuses, una agencia de viajes,

y últimamente estoy organizando viajes a Cuba de una semana,

porque han abierto el turismo, es muy bonita la isla.

Qué bueno, ¿no? Qué maravilla.

A mí es que me encanta viajar. ¿Verdad?

Sí. ¿Y tú a qué te dedicas?

Yo tengo una agencia de representación de artistas.

¿Eres representante?

Sí. ¡Qué casualidad!

Mi hija es actriz.

¿De verdad? Mira a ver si la conoces.

Esta... esta es Inés Alcántara.

¿La conoces? Claro, hombre,

esta chica es buenísima. Me encanta, la he visto mucho

en teatro. Bueno, y en la tele también.

No, tú no puedes tener una hija tan mayor.

Sí, sí que la tengo. Es mi hija.

¡Que no! Me tomas el pelo.

No, no te tomo el pelo, tengo 64 años aunque no lo parezca.

¿Ah, sí? Sí.

Una cosa, ¿tiene mánager?

Eh... Que yo sepa, mánager mánager no.

Me la vas a presentar,

porque es una actriz estupenda y creo que está muy desaprovechada.

¡Yo también pienso lo mismo!

Yo me encargo.

Ah.

¿Qué?

¿Qué?

¿Abrimos el champán?

Abrimos el champán, sí.

Vamos a celebrarlo.

Una cosita. Sí.

¿Sabes hacer mucho ruido con el tapón?

Es que...

es que me vuelve loca.

Yo creo que sí voy a poder, cuidado. (RÍE)

(GRITAN)

(SOL CONTINÚA LLORANDO)

Madre mía, es que es imposible, está muy inquieta.

Hijo, yo no sé si es normal que llore tanto,

¿lo habéis consultado con el pediatra?

Claro que lo hemos consultado,

pero dice que nos aguantemos, que ya se le pasara.

A esa niña la tenéis muy mimada.

¡Madre! A los niños hay que dejarlos llorar.

Cuando se cansan, se aburren y ya se callan.

Aunque no lo creas, la dejamos llorar, sabemos lo que hacemos.

Sí, ya se nota. ¿Quieres intentarlo tú?

¿Yo? Sí.

¿El qué? Calmar a la niña.

No. Coño, pues ya está.

Ya, ya.

Joder.

-¿Puedo probar?

Puedo intentarlo. ¿Tú?

Sí, soy el único que no lo ha intentado

y tengo tres sobrinos, creo que no se me da mal del todo.

Haz lo que te dé la gana,

pero cuando se pone así, se tira horas.

Voy a probar.

-Bueno.

¿Aquí no se cena?

Sí, venga, vamos a cenar. ¿Y Deborah?

Deborah nada, cenará ahora. Esto es así, es todos los días.

Pero...

¡Madre mía! Qué buena pinta tiene eso.

Lo ha hecho Deborah.

(DEBORAH TARAREA)

Perdón.

Soy el último voluntario.

-Te lo agradezco, pero no creo que seas de ayuda.

-Bueno, déjame probar.

-No, es que necesita contacto físico constantemente.

No aguanta ni en la cuna

ni en el carrito ni medio segundo.

-¿Y por la noche?

-Se despierta todo el rato

y por el día no duerme la siesta y...

-¿El médico no te ha dicho nada? -Claro, es estrés.

-¿Estrés? ¿Tan pequeña? -Sí, puede nacer con estrés

por el embarazo o por el parto.

O puede ser genético.

O puede ser demasiado sensible.

No es culpa suya.

-No, claro que no.

-A lo mejor es culpa mía.

-Que no, no es culpa de nadie.

-A lo mejor no lo estoy haciendo bien.

-Deborah, seguro que lo estás haciendo muy bien.

Venga, déjame probar.

No perdemos nada.

-¿Seguro? -Sí.

-Venga, ven.

Ven, ven.

Ven.

Ven. -(SOL DEJA DE LLORAR)

-¡Buenas noches!

¿Qué tal?

¿Cómo lo estamos pasando?

Esto no ha hecho más que empezar. Tenemos música, risas,

baile. Y lo mejor de todo:

la elección de la reina y el rey de la noche.

¿Será usted, señora?

¿Será usted, caballero?

# ¿Quién será, será? #

Y ahora vamos a tocar una canción

que significa mucho para todos nosotros.

¡Un, dos, tres, y...!

-Disculpe.

Vengo de parte de Fabiola, la cantante del grupo.

-Buenas noches, pues... -Buenas noches.

-Acaba de salir al escenario.

-Creo que ha reservado una entrada a mi nombre.

-¿Ah, sí? -Eso creo, sí.

-Ah. -Sí.

-¿Y cuál es su nombre? -Max Ventura.

-Max Ventura...

¿Qué era, para cenar? -No, era para tomar algo.

-Ya.

A ver, tenemos el aforo lleno.

No me ha dicho absolutamente nada, perdóneme.

No sé qué confusión ha habido, pero no lo tengo apuntado.

-Bueno. -Lo siento muchísimo.

-No pasa nada. Tampoco he confirmado que venía, o sea, que...

muchas gracias.

-Pero ¿qué va a hacer?

-Yo no soy muy aficionado a estas fiestas.

-¡Escúcheme un momento!

A ver, venga.

Mire, yo tengo aquí una mesa

para seis, pero van cinco. Le podría sentar ahí.

-No creo que quieran compartir mesa

con alguien que no conocen. Yo no...

-A ver, esa gente es muy sociable.

Se lo digo yo, que los conozco. -No soy muy hablador.

-¡Ellos sí! No le va a dar tiempo a hablar.

-No, muchas gracias.

-Perdone.

Esta noche nadie debería estar solo.

¿No?

¡Pilar! Ven aquí.

Coge el abrigo del señor y me lo sientas en la 15.

-Pero ¡si la 15 está reservada! Están todas reservadas.

-Vamos a ver, ponemos una sillita más

al lado en la 15 y que se apretujen un poquito.

¿No?

Venga.

-Muchas gracias.

-Feliz año. -Feliz año.

No te importa, ¿no, Catalina? ¿El qué?

Que fume. Ah, no, no me importa nada.

Muchas gracias.

¿A tu mujer le preguntabas lo mismo?

¿El qué?

Eso, que si le importaba que te fumaras un purito.

No, no se lo preguntaba nunca.

(SUSURRA) A mí no me importa.

¿No? Muchas gracias, porque un purito me viene muy bien.

¿Cuánto tiempo llevas divorciada? ¿De cuál?

¿Cómo que de cuál?

Que de cuál de mis maridos.

¡Ah!

Del primero hace ya ocho años.

Del segundo, tres.

Y del tercero, hace nada.

¿Tres?

Uno, dos y tres, sí.

¿Qué te parece? Que no te duran mucho.

Eh. Perdón.

Se ve que tengo ojo para los actores, pero...

para los maridos no.

Ya.

¿Y tú?

Yo he estado 40 años casado, Catalina.

Va, hombre. ¿Otra vez me estás tomando el pelo?

No, te lo juro. 40 años casado.

¿Y después de 40 años...? Se acabó.

¿Así, sin más? Pues sí, sin más.

El viernes éramos el matrimonio del año

y el sábado no éramos nada.

¿Y cómo estás? ¿Yo?

Bien, quiero decir.

¿Y ella?

Ella dice que le va de cine, pero yo la veo muy despistada.

Hay otro hombre.

No.

¿Y tú? ¿Hay otra mujer?

No, tampoco. No estamos ninguno para líos.

No te hablo de líos, Antonio. Te estoy hablando de amor.

El amor es para los jóvenes.

El amor es para los valientes.

(TELEVISIÓN) "Señoras y señores...".

En esto también tienes razón. ¡Ay, ya, ya! ¡Corre!

¡Corre, vamos, vamos! ¡Yo llevo esto!

Corre, corre, venga. Sí.

Cuidado con los cuartos ahora, ¿eh? Sí.

No nos liemos. A ver, espérate.

Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez.

(Teléfono)

¿No lo coges?

No, no lo voy a coger, Catalina.

Es un desgraciado que no tiene otra cosa que hacer

que molestarme. Me está dando la matraca.

¿Y si es algo urgente?

No creo, porque no espero nada urgente.

Ay, por Dios, perdóname, pero no puedo soportar

que suene un teléfono y que no lo cojan. Perdón.

(Teléfono)

Bueno, deformación profesional, ¿no?

No lo dudes.

Me cago en la madre que me parió.

Dígame.

"¡Feliz año nuevo!

Y que te corten un huevo". ¡Que le corten un huevo a tu padre!

"(RÍE)". ¡Mamón!

Te lo he dicho, es un desgraciado.

¡Ay, corre! Que ya, que ya. Sí, sí.

(TELEVISIÓN) "Señoras y señores, buenas noches.

Bienvenidos a la Puerta del Sol de Madrid.

En esta noche mágica y maravillosa...".

Ay, que no queda nada ya. Gracias, mamá.

(TELEVISIÓN) "...dé comienzo una nueva década".

-Es una pena que no esté el abuelo. (INÉS) Bueno, ya.

(ORIOL) Lo echo en falta.

(INÉS) Todos, pero no ha querido venir.

¡Que empieza! (SUSURRAN) Por favor.

Vale, vale.

¿Tenemos todos uvas?

Sí. Voy a relevar a Salva.

No, voy yo. Dejadme a mí.

Que venga a cenar, no ha comido nada.

(MURMURA)

(TELEVISIÓN) "...en esta noche. -¡Ay!

-Mágica y maravillosa". Venid, venid.

Sin hacer ruido, venga.

(TELEVISIÓN) "...donde, repito, acabo de cenar.

-Os lo repito. -Qué bonito y qué hermoso.

-Vámonos ya a publicidad...".

Ven.

Es lo más tierno que habéis visto nunca.

¿Ahora qué hacemos? ¿Les dejamos sin uvas?

Sí, sí, vamos. Sí.

Si les despertamos ahora, la niña nos da la noche.

(TELEVISIÓN) "Yo voy a la 'publiacidez', con la cena...".

(Televisión)

(HERMINIA) ¡Uy, uy!

(TELEVISIÓN) "A punto de dar ya las 12 campanadas...".

-(SUSURRA) Este año vamos a hacer las uvas sin sonido.

-¡Sí, hombre! Sin sonido.

-¿Cómo vamos a oír las campanadas?

Yo te digo cuando sean las 12 campanadas.

Con lo que le ha costado a Salva dormir a la niña...

Hermanita, pásame una servilleta.

Toma. Tu chico es un crac, ¿eh?

Me voy a vivir con él. Chicas, por favor.

Estamos buscando piso.

(Pitido)

Ya lo que nos faltaba, un fax ahora.

¿Qué es un fax? Es como un telegrama, abuela.

De mi madre.

Os manda muchos besos y os desea un feliz año.

Muchas gracias.

¡Empieza, empieza!

# Se te olvida

# que me querés a pesar

# de lo que dices,

# pues llevamos en el alma cicatrices

# muy difíciles,

# ay, de borrar. # Se te olvida... #

(TELEVISIÓN) "Qué bonito, señoras y señores".

# Si me decido, # pues tu amor

# lo tengo tan comprometido... #

(TELEVISIÓN) "...1991. -Sí.

Que les depare lo mejor para todos ustedes".

-¡Feliz año!

(TELEVISIÓN) "La paz, el amor... -Sí".

# Si yo no soy

# de la estatura de tu vida.

# Y al dejarme

# casi casi se te olvida

# que hay un pacto entre los dos... #

(TELEVISIÓN) "Que haya amistad, sobre todo amistad

y cariño, afecto...".

-Habrá que darse un beso. ¿O no?

Pues claro. ¡Claro!

Claro.

Muchas gracias y feliz año.

Catalina.

Gracias a ti.

De nada.

(TELEVISIÓN) "Señoras y señores, en esta noche

llena de estrellas y de luceros

que brillan... por su ausencia,

en una noche como esta...". -Bueno.

Ha sido un placer empezar el año contigo.

Lo mismo digo, ha sido una suerte que hayas venido.

Si quieres... Vale.

No, que si quieres,

tengo una sobrina que trabaja en una discoteca muy buena.

Ah. Aunque no tengamos reserva, quizá...

(Teléfono)

Joder.

Hay que joderse.

No te preocupes, lo voy a coger.

(Teléfono)

¿Por qué no te vas a la mierda, imbécil?

¿Abuelo?

Abuelo, ¿eres tú? Soy Oriol.

¡Oriol!

Oriol, hijo, perdona. No, no...

Me había equivocado. (SUSURRA) Es mi nieto.

Feliz año, papá. ¡Feliz año, papá!

¡Feliz año! Te echamos mucho de menos.

(CHISTAN) -Feliz año, hijo.

(SOL LLORA)

Feliz año, familia.

Feliz año.

Que os echo mucho de menos a todos.

¡Feliz año a todo el mundo!

¿Y esa voz?

Abuelo, ¿no estás solo?

Estoy con una amiga.

¡Soy Catalina, encantada!

"Se llama Catalina y dice que felicidades también".

Triunfa, ¿eh? Y pásatelo muy bien.

-Tú también. Y tranquila, que no voy a fumar porros ni emborracharme.

Eso es de perdedores. -¡Anda!

Bueno, muchísimas gracias.

Feliz año, luego nos vemos. -Igualmente.

-¡Adiós!

(Motor)

¿Ahora qué? ¿Adónde?

Yo tengo una fiesta en el estudio de actores.

Si es ahí

estará la directora. La que te besó.

¿Tú no ibas a casa de unos amigos?

Sí, pero no me voy a presentar sin Deborah.

¿Qué más da?

Hoy me lo había prometido.

Me ha dicho que haríamos algo juntos.

Ya, pero es que con el panorama que tenéis yo la entiendo.

Ya, si yo también.

A la vez me da rabia y me siento culpable.

Pues bienvenido al club de las madres y los padres culpables.

Me voy a ir a un bar a emborracharme y llorar un rato.

Para eso vente conmigo a la fiesta.

¿Qué pinto en una fiesta de actores?

Hay gente muy divertida. Solo van a ser unas horas.

¿Me estás llevando de carabina? Oye, que yo no necesito carabina.

Lo sé, es broma. Siempre estás con lo mismo, hermano.

A ver, ¿qué quieres que haga? Tengo exceso de testosterona.

Anda, tira para Antón Martín.

# Ioa, ioaé.

# Ioa, ioaé.

# Ioa, ioaé.

# Ioa, ioaé.

# Cuéntame qué te pasó.

# Cuéntame qué te pasó. #

Fíjate, para empezar el año

mi hija me dice que se va a vivir con su novio.

Hala. -¿Con el profesor?

Sí, cuando terminen el curso. Bueno, ya llevan tiempo saliendo.

Tiempo, tiempo, yo me acabo de enterar, ¿eh?

Además, ella es tan joven.

Hola, buenas. El que no es tan joven es él.

¡Ay! Tengo unas ganas de bailar que me muero.

¡Ramón! ¿Tú qué? Lo de bailar.

-Ya veremos. -Pues hay una orquesta fantástica.

-Pero si tocan moderno, yo paso. -Ay...

-Hay concurso de baile. Lo ganamos fijo, Clara.

Desde luego, yo no sé qué hago aquí.

Podía haber venido con un amigo, pero...

Tú aquí has venido a quemar Madrid.

Eso. Mejor que estar quemada, ¿verdad?

Así me gusta. Bueno.

¿Me da ficha, por favor?

Uy, Paquita.

¡Paquita! Gracias.

¡Ay, mi tía! ¡Tía!

Pero... (GRITA)

Hola. Ay, pero qué guapa.

Qué alegría. Pero ¡si estáis todos! Qué alegría veros.

¿Cómo estáis? -¿Qué tal?

-Muy bien. -¿Cómo estáis?

Tía, de verdad, ¿cómo se encuentra?

¡Que no me hables de usted, por Dios!

¿Cómo estás tú? Divinamente, aquí me tratan muy bien.

Tengo cuatro días por semana, me puedo encargar de mis hijas.

¿Cómo están las niñas?

Las niñas están preciosas y me preguntan mucho por usted.

No me digas eso. No se preocupe.

Tengo una señora buenísima

que está con ellos cuando estoy aquí dentro.

¿Y mi tío? Tu tío supongo que también bien.

# ...pero las dos vienen, # las dos, pao, pao.

# Pao, pao. # Pao, pao, pao.

# Chiquitita. # Pao, pao.

# Pao, pao, pao. # Señorita... #

Aquí no va a caber un alfiler, lo sabes, ¿no?

Ya, lo que pasa es que Paquita, mi sobrina, es la metre.

Seguramente nos haga un hueco, no te preocupes.

Dejamos los abrigos...

Sí. Y la buscamos.

A ver, mira para allá.

¿Qué pasa? ¿Tengo algo? Al otro lado.

No, que tienes un perfil fabuloso, vamos.

¿Ah, sí? ¿A ver para allá?

Este es el bueno. ¿Este es el bueno?

Sí. Nunca me lo habían dicho.

Y una vez trabajé en una película. ¿Ah, sí?

Un personaje pequeño con Fernando Palomo.

¿Colomo? ¿Qué he dicho?

Palomo. No, Colomo. Fernando Colomo.

Colomo sí. Bueno, vamos a ver.

Ah, pero si ya están aquí. ¿Quién?

Ven, te voy a presentar a mis amigos.

Pero ¡si estáis aquí ya! ¡Uy!

Pero ¡tío, qué sorpresa!

A ti te estaba buscando. Te tengo que pedir un favor, hija.

Nada, se me ha ocurrido salir a última hora

y no tengo mesa. ¿Tú me puedes acomodar?

Si nos apretamos, creo que lo vamos a conseguir.

Somos dos, he venido con una amiga. Ella es Catalina.

Hola. -¿Qué tal? Hola.

Ramón, Santos, Clara... Encantada.

Casandra, ¿eh? Hola.

-Mucho gusto.

-Soy su sobrina Paquita. ¿Qué hay, Merche?

Me dijiste que no ibas a venir. No pensaba venir,

pero a última hora, como estábamos en casa...

Tú tampoco pensabas venir.

A última hora.

Te voy a presentar a mi vecina.

Catalina. Sí.

Ella es Mercedes.

Mercedes, ella es Catalina.

Mercedes. Mi vecina.

¿Mercedes? Mercedes.

Qué casualidad, Mercedes. Pues sí, qué casualidad.

Pues encantada, Mercedes.

Igualmente. (PAQUITA) Bueno.

Os tengo que pedir un favor.

Os tengo que pedir un favor. Un amigo de la cantante ha venido,

un compromiso de la orquesta.

No tengo donde meterle a no ser que le siente en vuestra mesa.

-Ah, sí. -Sí, sí.

-¿No os importa? ¿Sí? ¿Nos apretamos un poquito y ya?

-Vale. -Venga, gracias.

Seguidme, os la voy a enseñar. Veréis qué bonita.

-Nena, vaya nochecita. ¿Qué hay, Ramón?

Les estás gustando mucho.

# Te quiero mucho,

# aunque te suene a lo de siempre.

# Más que un amigo,

# eres un mago diferente.

# Andar a saltos # entre el tráfico... #

(PAQUITA) Aquí está la mejor de las mesas.

Con vistas... hola. -Hola.

Max.

Qué casualidad, ¿no?

-Ah, que os conocéis.

Max. Max es un amigo.

Ah, Max. -Ah.

-Ah, hola, Max. -¿Se conocían?

-Encantada. -Feliz año.

Hola, Antonio.

Feliz año. Feliz año, Max. Feliz año.

Catalina, él es Max.

Max, Catalina, una amiga.

Hola, Max. -Encantado.

Encantada.

# Juntos, amor para dos... #

Bueno, ¿qué? ¿Nos sentamos o qué?

-Venga, sí. -¡Ah, sí!

¡Dos sillas más, por favor!

# Juntos, café para dos,

# fumando un cigarrillo a medias.

# Juntos, cualquier situación,

# de broma entre las cosas serias.

# El mundo entre dos,

# diciendo a los problemas adiós. #

(Música de discoteca)

¡Pablito! ¡Pablito!

¡Feliz año! Igualmente.

Pensaba que estarías en la fiesta de la facultad.

Qué va, si estoy con Sonia. ¡Sonia!

¡Sonia, ven!

Ha venido con sus padres y se quedan hasta Reyes con unos parientes.

¡Hola! Hola.

-Ella es María, mi vecina. -Mucho gusto.

¿Queréis tomar algo? Estoy con Salva. Está ahí.

¡Salva, Salva!

¡Ey!

Yo un cubata.

-Yo no quiero nada. ¿Nada?

Bueno, agua.

-Ya voy yo. Vale.

Él es mi novio.

Parece majo.

Sí, lo es.

¿Quieres decir que te vas a casar? No, no. Casar no.

Ah, pues bien. Si es lo que quieres...

Sí.

Oye, que Pablo me habla muchísimo de ti, ¿eh?

Qué bien.

Está fría, la quería del tiempo.

-Si no me lo has dicho.

-Toma, la tuya.

Oye, ¿brindamos?

Por el mejor año de nuestras vidas.

Por el mejor año de nuestras vidas.

-Oye, ¿nos vamos a quedar mucho tiempo?

-Un ratito. -Estoy cansada.

-Bueno, vale, me tomo la copa y nos vamos.

Ven.

Es una antipática.

Bueno, igual está celosa.

¿Celosa por qué?

Por la carita con la que te mira Pablo.

Pablo me mira con la cara que tiene. Tú sabes que no.

Oye, bailas muy bien, ¿eh?

¿Lo dices por mi edad o qué?

Joé, qué pesado con la edad todo el día.

Me tomo una y me voy, ¿eh?

Joder, qué ambientazo. Sí.

Mucha pelvis suelta.

Son artistas.

-¡Inés! -Ivo.

-Creíamos que ya no venías. -He tenido que hacer cosas de madre.

-Qué guapa que estás. -(RÍE)

-¿Y este bombón? -Es mi hermano Toni.

Hola, qué tal. Encantado.

Encantado. Yo soy Ivo.

Dos besitos, ¿no? Sí.

¿A ti no te conozco yo de la televisión?

¿A mí? Qué va, qué va. Soy otro.

Me confundes. Me pasa mucho, pero no, ¿eh?

Hola.

-Hola.

-Te estábamos echando en falta.

-Estás muy guapa.

-¿Sí? No sé, no es muy de mi estilo. Me siento un poco disfrazada.

-No, qué va, qué va. Te sienta muy bien.

-Gracias.

-Me muero de sed.

-¿Ponche? ¿Un cubata? ¿Cava?

¿Una noche de amor?

Ya me busco yo la vida, gracias.

¿Has leído la obra?

-Sí. Dos veces.

-¿Y qué tal?

-Me gusta, me gusta mucho.

-Empezaríamos los ensayos en marzo.

-Bien. -Tengo una casa en Pedraza.

Igual en Semana Santa podríamos encerrarnos allí unos días.

Tú, la otra actriz y yo.

-Claro.

Es Agua de Valencia, ¿quieres? La he hecho yo.

Gracias.

¡Guau! Esa soy yo, ¡guau! ¿Y tú?

¿Yo qué?

Que qué animal eres: perro, gato,

tigre.

Animal casado padre de dos hijos que no sabe qué está haciendo aquí.

Uy, entonces eres un pingüino,

que son muy fieles

y muy buenos padres de familia. ¿Lo sabías?

-Podrías traerte a tu hijo si quieres.

-Bueno. -Así le conozco.

-Es muy inteligente.

¿Esa alta de ahí?

¿Sí? Es Belén.

La otra es una profesora fantástica.

A mí me encanta, yo la adoro.

Inés.

¿Inés se llama? Ajá.

-Te noto nerviosa.

-Lo estoy.

-¿Es por lo del beso del otro día?

-Sí.

Estoy teniendo fantasías con ese beso, sí.

-¿Y?

-Pues...

no sé qué pensar.

-No hace falta pensar.

-Estoy confusa.

-¿Y quién no?

-¿Cómo te diría yo? Ella es muy sensible

y a la vez también tiene un lado oscuro

que a mí me fascina.

-Has venido acompañada.

-Sí.

Es un hombre muy guapo.

-Muy guapo, sí.

Guapísimo.

Tú también tienes un lado oscuro, ¿verdad?

No.

Qué va, qué va. Sí lo tienes.

(RÍE)

Menudo vodevil.

Y nosotros menudo papelón.

-Bueno, nosotros neutrales y calladitos, cariño.

-Es que es mi amiga.

-Bueno, y es mi socio.

Y cada pareja es un mundo, Clara.

-¿Y de dónde la habrá sacado?

-Ya lo ha dicho, es una vecina.

-A mí me parece una ordinaria.

-A mí me parece que no está nada mal.

-¿Sí? ¿Comparado con quién, con Mercedes?

-Comparada con Mercedes

hasta la reina de Inglaterra es ordinaria, cariño.

-Él sabía perfectamente que íbamos a estar aquí

y que Mercedes iba a estar con nosotros.

-Bueno, ¿y qué?

-¿Cómo que "y qué"? Lo ha hecho a propósito y me parece fatal.

-Tiene derecho a divertirse. Están divorciados, ¿no?

-Todavía no, podía haber esperado un poquito.

-Ella también se ha traído a un maromo.

-Ella no se ha traído a nadie.

Ella está violentísima. Mírala.

¿Lo estás pasando mal?

Me iría ahora mismo a mi casa.

Yo también.

Tengo el coche fuera, si quieres te acompaño a casa.

No, va a ser peor.

Peor que esta mesa

no lo creo.

No quiero que piense que me afecta que esté con esa mujer.

Que piense lo que quiera, ¿no?

Conozco a Antonio. Todo esto me lo está dedicando a mí.

Es que él ni vive ni deja vivir.

¿Prefieres que me vaya?

¿Tú quieres irte?

¿Tú quieres que me quede?

Claro.

Me alegra mucho haberte visto.

Yo también me alegro mucho.

Es guapa, ¿eh?

Eh... sí, sí, es guapa.

Y tiene estilazo.

No me extraña que sigas enamorado.

No sé si sigo enamorado. ¿Seguro?

Sí, lo que me molesta es que esté con ese maromo.

Pues él también es atractivo.

¿Ah, sí? A mí me recuerda al tonto de "La casa de la pradera".

No, se ve que es un tipo educado, tiene ojos bonitos...

No hace falta que me lo vendas, que no eres su representante.

¿Qué tal el negocio?

Bueno, bien.

Ha arrancado muy bien.

A lo mejor estoy un poco superada.

Si necesitas ayuda...

¿Sabes cortar patrones o coser a máquina?

No, pero tengo un buen gestor, un buen contable.

Si necesitas un préstamo...

No, muchas gracias.

Quiero desenvolverme yo sola, era uno de mis objetivos.

Antonio, me parece que me voy.

¿Por qué?

¿Estás cansada?

No, esto es muy incómodo para mí, tú estás fatal,

yo de rebote también y es que...

yo no tengo ninguna necesidad.

Perdóname, Cata, tienes razón.

Cuco, Cata y yo nos vamos.

¿Ah, sí? ¿Tan pronto? Sí.

Estamos un poquito cansados, ¿verdad, Cata?

Sí. -Uy, qué pena.

¿Un "gin-tonic"?

Sí, un "gin-tonic".

Voy a por ello.

Voy un momento al baño.

(CATA) Ya nos veremos otro día.

Encantada, ¿eh? Y feliz año.

-Igualmente, guapísima.

-Pero ¿no os vais a despedir?

Es que no les veo. ¿Dónde están?

¿Me disculpas un momentito?

Cata, voy simplemente a... Qué más da.

No, no, a mí sí me da. Sí me da, quiero despedirme.

Perdona.

# Preguntan

# de dónde pasas tú ahora las noches.

# Preguntan por doquier # y no quiero saber

# de todas tus mentiras... # Es que...

Quería verles para despedirme por lo menos, ¿no?

Se van así, sin decir nada y...

Aguanta un momentito, enseguida vuelvo.

# Mas yo sé la verdad, # que no regresarás.

# La historia entre los dos # ya se acabó.

# Tu amor, # por tu amor sueño por ti... #

Oye, tú.

¿Sí?

Quería decirte que no soy la persona que tú crees que soy.

¿Y quién crees que yo creo que eres?

Pues que soy un pobre hombre

que estoy loco por mi mujer y que me muero de celos.

Antonio, yo sé lo que es perder a un ser querido.

Si alguien te puede entender, ese soy yo.

Ya. Entonces, comprenderás

que no pueda dejar de querer a mi mujer.

Lo comprendo perfectamente.

Y que quiera lo mejor para ella.

Lo mejor para ella es que pueda tomar

sus propias decisiones, ¿no te parece?

No lo sé. ¿Tú qué quieres de Mercedes?

Mira, me estás haciendo preguntas personales,

no somos amigos, no te voy a contestar.

Escúchame una cosa. Gracias.

Mi mujer ha cometido un gran error porque está muy desconcertada.

Al separarse. El mayor error de su vida.

Y no lo va a reconocer

porque es muy terca,

pero ha cometido un error muy grande.

Esa es tu opinión y a mí, francamente, no me interesa.

Escucha una cosa, Máximo.

No juegues con mi mujer, ¿eh? Hazme el favor.

Ya no es tu mujer. Es libre.

¡Que no, coño, que no! Que nadie es libre.

Lo es, tendrás que asumirlo

y quizá no puedes solo. Yo llevo años haciendo terapia.

A mí no me hace ni puta falta.

Pide ayuda, Antonio.

(Redoble de tambor)

¡Quieto, quieto todo el mundo! Que nadie abandone la pista,

ha llegado el mejor momento de la noche.

¿Y cuál es?

Vamos a elegir a los reyes de la noche.

¡Llega el concurso de baile!

Pero antes, y hablando de baile,

¿saben lo que hace un mudo en un baile?

¡Una mudanza!

(Platillos)

¡"Mu-danza"!

-¿Seguro que lo has oído bien? -Claro.

-Muchas gracias.

El otro día estaba en una discoteca con muchísimas ganas de bailar.

Me acerco a un chico feo que estaba al lado de otro más feo

y le digo: "¿Bailas?". Y me dice todo borde: "No".

Le digo: "¿Y eso?".

Y me dice: "Eso es mi cuñado y tampoco baila".

(Platillos)

¡Qué gracia tiene la jodida!

-Muchas gracias.

En una discoteca están las letras del abecedario bailando

y le dice la A a la E:

"Oye, ¿a ti te gusta la I?". Y le dice la E:

"Chica, tiene su punto".

(Platillos)

Gracias a todos, muchas gracias.

¡Gracias, gracias, gracias!

¡Ha llegado el momento de elegir a los reyes de la noche!

(TARAREA)

Aquí están sus coronas.

Y el jurado vais a ser todos vosotros.

Vosotros

con vuestros aplausos y vuestros silbidos

vais a ayudarme a elegir

qué pareja merece reinar en esta noche tan especial.

Así que las parejas que queráis participar,

adelante. La pista es vuestra.

-¿Dónde vas? -A la mesa a beber, que estoy seca.

-¿Tú no quieres que te hagan reina?

-Ay, no, mi vida. Yo soy más bien tirando a republicana.

-Qué bonito, cariño, un vals.

-Un vals o lo que nos echen lo ganamos fijo.

Aquí no hay competencia, te lo digo yo.

Están preciosas. ¿A que sí? Mira aquí.

Y enormes.

Ahora es muy difícil juntarnos, pero un día os hago una paella.

Ay, por favor. Las echan de menos, ¿eh?

Sí, ya lo sé.

Ay, perdonadme. -¿Sí?

-¿Crees que será fácil encontrar un taxi en la puerta?

-Hombre, es Nochevieja.

Te intento llamar a uno. -Sí, por favor, te lo agradezco.

¿Y Antonio?

Antonio está como loco buscándote por toda la sala.

¿A mí?

¿Qué le pasa?

¿Qué le va a pasar?

-Mire, es que está comunicando.

-¿Te importa insistir?

-Claro. -Gracias.

¿Qué pasa? Que se ha ido enfadada.

¿Y? No quiero que esté mosqueada

con Pablo por mi culpa.

¿Culpa? ¿Qué culpa?

Que puede pensar que él y yo...

Que piense lo que quiera.

¡Pablo! ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

Nada, María, nada que pueda solucionar.

-¿No te está afectando más de la cuenta?

A ver, que es mi amigo. Ya.

Un chico y una chica pueden ser amigos y no pasa nada.

Si no digo que no. Sí dices que no,

porque los de tu generación veis sexo donde solo hay cariño.

¿Los de mi generación?

¿Qué? Lo siento, lo siento, te quiero.

Te has pasado. Te quiero mucho.

Venga, soy una idiota, es verdad.

Vámonos a casa.

¿No iba a venir África?

Da igual, venga, vamos a casa.

¡María!

¡Tía!

-¡Hombre! -¡Feliz año! Ven, tía, dame un beso.

¿Cómo estás? Bien.

¡Feliz año, profe!

-Feliz año, pero ya no soy tu profe.

-Ah, es verdad. Mira, este es Juan Diego.

Y ese de ahí es Jordi, compañeros de Farmacia.

Súbete, que nos vamos.

¿Adónde? A un bar que es la hostia.

Se llama Kronen.

Y luego vamos a salir por Malasaña.

Venga, va, vente. Porfa, porfa, tía.

No, no me seas lápida, ¿eh?

No sé si a Salva le apetece ese plan.

Puedes ir si quieres.

No tienes que darme permiso.

Sé que no tengo que darte permiso, pero puedes ir.

-Va, que es Nochevieja. ¿Dejas que me la lleve?

-Que sí. -Ya está, venga.

No seas muermo.

¿Qué has tomado? Tienes las pupilas diminutas.

Joder, qué bajón. Si es que lo sabía.

¿Sabías qué? Nada, que esto se contagia.

-¡Ah! -Anda, que nos vamos, tío.

Joder, tía.

-¡Hala!

Iban contentos, ¿eh?

Sí.

Por cierto,

¿sabes a qué hora amanece más o menos?

No sé.

¿A las ocho? Pues imagínate

que el amanecer lo viéramos desde un avión a París.

Salimos a las ocho.

¿En serio? Jo, Salva. Sí.

(RÍE) ¿Y si me hubiera ido con ella qué?

¿Qué era, una prueba? Casi.

Soy muy buena eligiendo, ya lo sé.

Sí.

Nos vamos. A París.

Te va a gustar mucho. Jo, Salva.

¿El Agua de Valencia esta con qué la has hecho exactamente?

Pues con mucho cariño y...

con un poquito de equis.

¿Equis?

¿Éxtasis?

Sí, pero muy poquito.

¿Sabes que últimamente me he dado cuenta de que...

soy multiorgásmica?

¡Oy, oy, oy!

Me voy a tener que ir, lo siento. No.

Pero ¿qué pasa? Muchas cosas me están pasando.

Y no quiero que me pasen lejos de mi casa. Inés.

Inés, nos vamos. ¿Qué?

Vámonos. Pero ¡si no es la hora!

No será tu hora, la mía sí. Agua de Valencia, ¿la has probado?

Sí. ¿No notas nada?

Mucho calor. Mucho calor. Lleva éxtasis.

¡Oh! Me lo ha dicho ella

y yo lo estoy notando.

Bueno, disfrútalo. ¿Disfrútalo?

Sí, tranquilo.

¿Cómo voy a estarlo? Tengo una erección de caballo.

Ya se te pasará.

Quiero ser un buen hombre, un buen padre y marido.

El hombre que me llene de orgullo cuando me mire al espejo, por favor.

Vale, joder, pero dame dos minutos.

-Venga, vamos a bailar.

Bueno, dos minutos. Ven a buscarme.

¿Qué pasa?

-Nada.

Mi hermano, que le han entrado las prisas.

-¿Es tu hermano?

-Sí. Es Toni, sí.

-¿Por qué me has hecho creer que...? -¿Que era qué?

-Pues un amigo, un novio, no sé.

-¿Yo?

-Así que has estado coqueteando conmigo.

-¿Yo? -Sí.

Estás coqueteando conmigo.

-Nos vemos, ¿eh? -Ajá.

-Venga, mandril. Me lo tengo que llevar.

-No, no. -Sí.

Me lo tengo que llevar. -¿Por qué?

¿Nos vais a dejar así?

¿Y usted?

Hombre, ¿qué está pasando en esa casa?

-¿Te importaría llamar otra vez, por favor?

¿Eh? -Claro.

-Ya me veo que vuelvo a casa andando.

¿No será mejor que te lleve Antonio?

No, no.

Hombre, sería lo suyo, ¿no?

Es que comunica.

Vamos a bailar, Merche.

¿Qué haces? No.

Vamos a bailar, mujer.

Esa mujer se quiere ir a casa, te está buscando.

Venga, venga. Antonio.

Venga, esto es absurdo.

Déjame que te haga solamente una pregunta.

¿Ese hombre significa algo para ti?

¡A ver aquí! Esta pareja. -¡Fuera!

(Silbidos)

(Claxon)

Hola. -Hola.

(Murmullos)

Feliz año.

-Feliz año.

Te estás pelando de frío. -Sí.

-¿No has venido en coche? -Me ha traído mi hermano,

pero se ha tenido que ir porque no se sentía bien.

-¿Y qué hacemos? Porque aquí no hay bares.

-Ya.

-¿Quieres que esperemos en el coche?

-¿Eh?

Venga.

-Luego os llevo a casa. -Genial.

Ay.

-Te brillan los ojos.

-Sí, claro.

(RÍE) Y a ti.

-He bebido un poco.

-Y yo.

Oye, entonces, ¿lo de la pulserita esta?

-La bandera de España.

-Ya.

-Me llena de orgullo, ¿a ti no?

-No soy de banderas, no. Yo no.

-Yo sí. -Ya.

-Soy de derechas.

-Ya, y diputado.

-Ajá. -¿No?

¿Y por qué provincia?

-Guadalajara.

-¡Guau!

¿Pongo algo de música?

(Música)

¿De qué te ríes?

-Ay, no sé.

De nada.

-No me lo creo, te ríes de mí. -Que no.

-El otro día en tu casa también te reías.

-Porque soy muy risueña.

-¿Te hago gracia?

-Me haces gracia, sí.

Eres muy gracioso.

-¿Cómo de gracioso? -Mucho.

Mucho.

(SUSURRA) Mi amor.

Cariño, ya estoy aquí.

¿Has visto qué prontito he venido?

Como me habías dicho que esta noche...

¿Eh, mi amor?

Que a lo mejor estás un poquito cansada,

pero es que yo lo necesito. Lo necesito mucho, muchísimo.

Y, total, que tú y yo estamos casados.

Es algo normal entre dos personas que se quieren.

Yo te quiero muchísimo. Llevamos nueve meses aguantando

y te juro que esta noche te voy a hacer muy feliz.

¡La madre del gallo, Toni, que soy tu abuela!

Abuela, ¿qué estás haciendo aquí?

¡Oh! Perdón, perdón.

(DEBORAH) Toni, ¿eres tú? Estamos aquí.

Sí, soy yo, cariño.

¿Y esa mujer significa algo para ti?

Merche, la he conocido esta noche. Es mi vecina.

Ya.

(Aplausos y silbidos)

No, no, no.

Contéstame tú a mí. Después de nueve meses,

¿qué significa Max para ti?

Que no nos hemos visto.

¿Y entonces?

¿Qué pasa? Ya está.

¿Qué pasa qué?

¿Eh? ¿Qué pasa qué?

Me vas a dar la Nochevieja, ¿eh? No, hombre, no. Baila, Merche.

(Silbidos y aplausos)

¡Fuera, fuera!

¡No, no, no!

Esos nada.

Si es que no sabía que ibas a venir acompañada, Merche.

Entonces, me has pillado en frío. ¿Entiendes?

No he quedado con él. ¿Ah, no? Entonces, ¿qué ha pasado?

Ha sido una casualidad.

Mira, Merche, las casualidades no existen.

¡Que no!

-¡Sí, sí! -No, no.

No. -Sí, sí.

-¡Fuera! -No, no.

Que no, no. ¡Que no!

-¡Fuera!

-¡Fuera!

¡Fuera!

¡Por aclamación popular,

la pareja de 1991!

(Vítores)

La reina.

Bravo.

Merche, estás estupenda. ¡Qué ganas de verte!

Tú también estás estupenda.

Ay, Dios mío, qué noche más tonta.

No sabía que habíais vuelto. No sé si darte la enhorabuena.

Es que no hemos vuelto, no he vuelto con nadie.

Ay, madre mía.

Me alegro mucho de verte.

¿Habéis visto a Max?

Yo creo que se ha ido, ¿eh?

(MUJER RÍE) Jolín, cómo te estás poniendo.

-¿Me da el abrigo, por favor?

-Buenas. -Buenas, gracias por el sitio.

-¿Ha estado usted a gusto?

-No.

-Ahí va. -¡Eh!

-¡Uh! -¿Qué ha pasado?

-¿Eo?

-Oye, ¿qué pasa?

(Silbidos)

¡Fuera!

-¡Ya está, si es que lo vamos a arreglar en un momento!

Vamos a ver.

¿Será esto?

Ya lo arreglo yo.

-No es.

-Nada, ¿no?

¡Fernando, habrá que llamar a los de la luz!

Fabiola, dile a esta gente que se calme, que estoy nerviosa.

Yo voy a hablar con mi familia.

Por favor, es que ha habido un apagón. Un apagón.

A ver si lo arreglamos.

-¿Qué ha pasado? -Dale esto a Mercedes.

-Lo que nos faltaba. -Estamos apañados.

-¿Es broma, es chiste, qué? -Hombre, broma.

-Señoras y señores, eh...

Querido público, a ver, un momento de atención.

Me informan que esto es una incidencia,

un apagón que vamos a resolver en unos minutos.

Si alguien quiere salir, por favor, que lo haga ordenadamente.

De verdad que lo sentimos.

Os quiero mucho.

-Pues nada. -Ya está todo el pescado vendido.

-Sí.

(PAQUITA) De verdad, lo siento.

Se han bajado los plomos y yo los subo

y no sé qué pasa. Vienen a ver si lo arreglan.

-¿Se puede saber qué está pasando? -¡Oiga!

-¡Hemos pagado 6000 pesetas! -A mí no me grite.

¡6000 pesetas hemos pagado! -(GRITAN)

-¡No te pongas así! -Está viniendo el gerente.

-A ver si... -A mí no me grite.

-A ver si te vas caliente todavía. -Vale.

-Ay, Dios mío, qué culpa tengo yo. -Bueno.

Ha sido un placer, chicos. Buenas noches.

Yo me voy contigo, Cata.

Para que no vayas sola. Gracias.

Buenas noches y feliz año, Milano. Feliz año.

Feliz año a todos.

Feliz año. -Tío.

Yo creo que...

que ya hemos tenido bastante baile por hoy. ¿Nos vamos?

(VOZ EN OFF CARLOS) "Aquella Nochevieja de 1990

mis padres no vivieron una tragedia, sino una cosa muy distinta.

Fueron involuntariamente

los protagonistas de una comedia de enredo,

con equívocos, pasiones, celos y amor.

Una comedia de enredo

para una pareja que después de 40 años de matrimonio

se había convertido en cualquier cosa menos en convencional.

La comedia siguió representándose

en un coche aparcado en la colonia de El Viso".

Hostia.

Hola, mi amor. Hola, hija.

¿Qué tal? -Volvemos a la fiesta si queréis.

-No, no.

-Se van a quedar hasta las 05:00 o así.

-No, subid. -Sí.

-Va. -Nos lo hemos pasado muy bien.

-Estupendo. -Qué bien.

-Vosotros también, ¿verdad?

-Bueno.

-Ya.

-(SUSURRA) Me ha dicho que sí. -¿Sí?

¡Bien!

(VOZ EN OFF CARLOS) "Por suerte, en las comedias de enredo,

siempre hay una pareja que vence las dificultades,

abre una brecha de esperanza y nos brinda un final feliz".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T 20 - Capítulo 360: "Extraños en la noche"

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 360: "Extraños en la noche"

09 ene 2020

Diciembre, 1990. Toni organiza en su casa la cena de Nochevieja, pero Antonio no quiere complicarse y decide pasar solo la noche de fin de año. Lo que parecía una nochevieja tranquila, se complica, y más cuando Antonio y Mercedes, cosas del destino, acaban coincidiendo en esa última noche del año.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 360: "Extraños en la noche"" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 360: "Extraños en la noche""
Programas completos (366)
Clips

Los últimos 2.655 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luis Berni

    Ahora fin de año. Tanto Mercedes como Antonio, van camino a rehacer sus vidas, aunque él no esté tan de acuerdo. Paquita: reapareció (me apena que Ana Arias también deje la serie; pero espero que no maten a su personaje: sus tres hijas ya son huérfanas de padre y no quisiera que lo sean de madre también), el ir de un lado para otro de varios de ellos... Si ésta es la calma, cómo será la tormenta. Muy buen trabajo como de costumbre y muchas gracias por hacerme olvidar por poco más de una hora mis problemas. Hasta la próxima.

    13 ene 2020
  2. Monica Heldberg

    Estoy convencida de que es la mejor serie entre todas las maravillosas series españolas. Gracias.

    13 ene 2020
  3. Luis

    Nombre de la canción que suena en la discoteca a partir del minuto 40:40?

    11 ene 2020
  4. Luis

    Nombre de la canción que suena en la discoteca en el minuto 40:40?

    11 ene 2020