www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4737038
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo especial: "Cuéntame una historia de amor" - ver ahora
Transcripción completa

(Campanadas)

¡Feliz 2001!

-Les deseamos lo mejor.

Que sus sueños se conviertan en realidad.

-Hay que brindar.

(ROBERTO LEAL) "En 2001 tenía 21 años, estudiaba Periodismo en Sevilla

y me vine a Madrid a celebrar el año nuevo.

La ocasión lo merecía. El primer año del nuevo milenio

venía cargado de expectativas.

Durante mucho tiempo imaginamos 2001

como el año que nos cambiaría a todos. Y así fue.

En enero George Bush hijo tomaba posesión

de su cargo como presidente de EE. UU.

En marzo, los talibanes, casi desconocidos en Occidente,

destruían en Afganistán dos estatuas milenarias de Buda.

En abril se celebraron en Holanda

los primeros matrimonios del mundo entre gente del mismo sexo.

Mientras, en España,

gobernaba el Partido Popular de José María Aznar.

ETA continuaba su escalada de terror

y la peseta estaba al borde de la desaparición.

Y así llegamos al 11 de septiembre,

una fecha que iba a cambiar el mundo tal como lo conocíamos".

Hola.

Llego tarde, lo siento.

Lo raro sería que llegaras a la hora.

Era una historia que empezaba

con la llegada de la televisión en 1968.

¿Cuándo dicen que traen la tele? Creo que el viernes.

Ha conseguido sentar a varias generaciones de la familia juntos.

Que es algo ya insólito.

¿Y cómo es, papá? ¿La televisión?

Es muy hermosa, tiene una pantalla gris, cuatro botones...

Era un momento en el que recién empezado el milenio,

año 2001, íbamos a contar una cosa que nadie había contado.

(Sintonía "Cuéntame cómo pasó")

# Cuéntame

# cómo te ha ido

# en tu viajar

# por ese mundo de amor.

# Háblame de lo que has encontrado

# en tu largo caminar.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad. #

¡Hola!

Buenos días. ¿Qué tal?

(OFF ROBERTO LEAL) "Los atentados del 11-S fueron el principio

de una nueva era en la Tierra. Nada volvió a ser como antes.

Justo dos días después de los ataques,

el 13 de septiembre de 2001,

empezaba a emitirse 'Cuéntame',

que se centraba, aún hoy lo hace,

en contarnos nuestro pasado más reciente".

(TV) "Ponme el parte y siéntate".

"Durante estos 17 años, la familia Alcántara nos ha mostrado

cómo hemos llegado a ser lo que somos.

Hoy, si me lo permiten, les contaré lo que hay dentro de la serie,

que en todo este tiempo ha tenido que ir adaptándose al futuro".

No puedo salir así, Inés.

Mira cómo estoy, temblando.

Si cojo unos palillos, le saco un ojo a alguien.

(INÉS) ¿Qué te pasa?

Estoy metido en otro lío.

La mafia. Joder, Toni.

Estoy vivo de milagro.

Siempre tropiezo con la misma piedra.

Ya... ¿A ti no te pasa?

Sí, pero no hablamos de mí.

Está muy bien, pero vamos a hacer otra.

-Vale. Oído, Agus.

¡Toma primera, por favor!

¿Qué tal, hija? (HERMINIA) Pues muy bien. Sí.

¿Qué, de visita? -Sí, ya ve.

Qué cambiada está su hija.

-¿Yo su hija? Qué más quisiera.

"Si es Casandra, padre. -Le tiré una vez las cartas.

-¿Por qué, si eran mías?".

Las pingüinas son malas. -¿Las pingüinas?

-"Las monjas, que no le dejan fumar". -Tela.

¿No tendrían ustedes un cigarrillo?

¡Corta!

¡Muy bien! ¡Una más!

(MARÍA) ...porros. (BRUNO) ¿Qué dices? Si yo no fumo.

-Bueno, eso es lo que dices.

-Yo paso de las drogas, no como tu hermano.

-¿Qué?

-"Nada, da igual. -¿Qué has dicho de mi hermano?".

-No, no. Solo que... lo vieron pillar

"el otro día".

-¡Corta! -¡Vale, buena!

27-3, primera. Marcas y ven.

-Grabando.

Y... vamos.

Acción.

Debí llamarte, ya lo sé.

Pues sí. Hubiera sido un detalle por tu parte.

"Por la gracia de Dios.

No tiene gracia. No, no la tiene".

Es que el amor de verdad no debería doler, Carlos.

(Aplausos)

A este nivel todos. -Hay que parar todo.

Pasamos las cámaras dentro.

(Conversaciones inaudibles)

Empezamos a grabar.

Dale. Dobla. ¿Por qué miras para allá?

No cierres los ojos.

Que solo estoy aparcando. Que no cierro los ojos.

Te veo la cara y me pongo nervioso. ¡Endereza!

Tira, tira.

Dice la otra: "Tira, tira". Ten cuidado.

Ahí. Bueno, bueno.

Adiós, Santos.

¿Recuerdas que te dije que lo mejor estaba por venir?

Antonio, claro que sí. No, te digo un hombre.

No un hijo, ni un nieto,

ni un sobrino. Un hombre, ¿no?

Pues claro.

Lo que veo es una mujer que tras 40 años

me parece un milagro.

Será que me quieres. Mucho.

¿Como tía Mari a tío Chucho?

¡Sí!

¡Corta! ¡Buenísima!

Bienvenido. Imanol.

Amigo. ¿Cómo iba a faltar al cumpleaños?

Qué bien que vinieras. Un día especial.

Sí es un día especial.

Cuando uno tiene ese pellizquito dentro, que vosotros lo tendréis,

llega de pronto esto, una celebración,

que se cuenta lo que hay detrás,

y es como magia.

Pues he tenido una sensación...

¿Te has sentado en un coche así? Pues no, la verdad.

17 años. Significa que cuando empezó la serie,

yo estaba en la universidad aún. ¿En qué año naciste tú?

Yo nací en el 79.

En el 2001 estaba en la facultad. Veía la serie con mis padres.

Mi padre estaba loco por ti.

Roberto, ¿te quedas a comer, no?

-Eh... -Lo que quieras.

-Yo aprovecharía para conocer un poco más el plató.

-Tú mismo. -Luego me tomo el café

con vosotros. Vale. Bienvenido.

Que hay tarta. Sí.

¿Hay tarta? No me digas. Sí. Tartón. Venga, os veo luego.

¡Eh! ¿Dónde vas? ¿Dónde vas?

Pero ¿qué es esto? ¡Dios!

Madre mía. ¿Habéis visto?

Pero qué bonito. ¿Esto es porque viene Roberto Leal?

Voy a dejar esto aquí.

¿La primera secuencia que rodé? La primera de la serie.

(CARLOS ADULTO, OFF) "En 1968 yo tenía 8 años".

(ACTUAL) "Empieza con un off de Carlos adulto.

Trabajar en qué estás pensando para que no sea solo una cara quieta,"

sino que hubiese un monólogo interno de alguna manera.

"Y mi madre lo que de verdad quería

es que hubiera salud, paz y trabajo".

Fue complicado el proceso de llegar a esa Mercedes.

La primera vez que alguien me habló de Antonio Alcántara

fue como en 1996.

"Mis padres habían pasado muchas estrecheces.

Mi abuela aún más.

Ahora era una mujer de mucho punto y pocas palabras".

La verdad, ni dándome con un canto en los dientes

podía imaginar que hubiera llegado yo a esta situación,

como actriz y como personaje de televisión. Esa es la verdad.

¿La primera secuencia que rodé?

"Toni, mi hermano mayor.

A este solo le preocupaba la música,

las chicas y el acné juvenil".

Igual era un salón-comedor

con todos. Yo recuerdo ese ensayo del salón-comedor.

¿Por qué nunca podemos cenar todos juntos?

No te lo comas todavía.

"La niña era Inés, mi hermana mayor".

(INÉS) "Ella quería estudiar,

y entonces sus padres no la dejaban".

Y la querían destinar a tareas domésticas.

Hala, escucha a Los Bravos. ¿Con esto de fondo?

Ah, ¿que no quieres? Pues eso digo, que no se oye.

"Así era mi familia en 1968".

"Sabes que emitimos el primer capítulo

dos días después". Sí, me acuerdo.

Tenía 7 años. Sí, sí.

Imaginaos. No sabía qué eran las Torres Gemelas.

Para mí era un día más de rodaje.

Y no sé si se paró el rodaje. Lo único que recuerdo

es a todos yendo para un sitio y yo quedándome chutando el balón

contra una pared. Sí.

Recuerdo que vimos estamparse el segundo avión.

Comiendo.

Yo... Y alguien dijo:

"El mundo va a cambiar".

Cabía la duda de qué iba a pasar.

Pero se estrenó dos días después y...

No todo el mundo pensaba que a raíz del atentado

el estreno iba a ir mal.

No, porque nos quedamos todos muy impactados, sensibilizados.

Y eso te hace estar en un estado emocional más sensible,

más perceptivo. ¿Y a qué apelaba la serie?

La serie empezaba apelando a una memoria,

a algo emocional, pero nostálgico.

¡Ya, ya, ya, ya! ¡Ay!

¡Vamos! ¡Toni, hijo! ¡Toni, la Luna!

(HERMINIA) Míralo. ¿No ves cómo se mueven?

(TV) "España va en primera posición".

¡Sí! "29 puntos España.

Decisivo...". Vamos los primeros.

"Es una familia que va de un pueblo a la ciudad".

La historia de España reciente es eso. Y nadie lo había contado.

Mira quién viene por ahí.

Es María. ¡María!

Estamos aquí.

Pero esto es muy raro, ¿no? Es un día especial.

He dicho: "Avisad a María para que no vaya al comedor".

Celebramos muchas cosas, María. Que sí.

Pero ¿para eso hay que atravesar por el campo?

¿Qué traes ahí?

Pues...

una cosa que yo he traído precisamente...

para esta celebración. Hay variedad, mira.

No es una comida normal de "Cuéntame", ¿no?

No. Es que no es un día normal.

No, no. ¿Eso qué es?

¿Qué hacéis? ¿Qué pasa? Ya estabais tardando.

¿Qué es lo de mojar?

Hummus. Hummus.

¡Ah, hummus! Hola.

Me sonáis un poco. ¿Quiénes sois? ¿Qué serie es?

¿Qué serie es esta?

¿Venías en zapatillas de casa? ¿Qué tal?

Yo soy el que hace del hijo mediano.

Creí que eras el mayor.

(Piano)

¿Qué era lo que quería hacerse desde el principio?

Qué es "Cuéntame",

con qué motivación sale todo este asunto.

"Cuéntame" es un documento.

A través de una familia, que somos nosotros,

hemos contado

20 años de la historia de España.

Del 68 al 88.

Cuando acabó la Guerra Civil yo tenía 5 años.

Pues hasta que no tuve 15 o 20 ni me enteré.

Y en mi casa... habría, me figuro,

sí,

todas las dificultades propias de esa época terrible.

A mí me hacía gracia, porque en algún momento

le he dicho yo a Ricardo:

"¿Te acuerdas cuando en el 92...?".

Y me dice: "Yo no había nacido".

Claro. "Yo no había nacido".

Entonces, claro, a Ricardo,

que no ha vivido nada, gracias a Dios, de estas situaciones,

a mí me parecía que yo debía contarle.

La seriedad de una época tan oscura

de España, como es el franquismo,

que habla de una época igualmente oscura, de donde venimos,

que es una Guerra Civil, y esos hijos de la guerra.

Pero todo a través del filtro

de las aventuras de un niño.

Yo tengo amigos con sus padres profesores

que ponen "Cuéntame" para enseñar historia

o para enseñar español.

Porque a veces los libros de Historia te cuentan cosas,

pero necesitas ver

cómo lo vivieron desde dentro esas personas.

Tú que has sido profesora mucho tiempo:

ahora utilizan en los institutos y en libros de texto

referencias a "Cuéntame" para aprender.

Y en academias. Es curioso, sí. Es verdad.

Un día estaba yo en clase de Lengua, en tercero de la ESO,

y llegamos al tema de la narración,

el narrador, narrador omnisciente, primera persona, tercera persona...

Y de pronto: "Id a la página no sé qué".

Abro la página y había una foto mía.

Y digo: "¡Venga, va!".

Eso me lo sé. Sí, sí.

(ROBERTO LEAL) "Este salón ha sido testigo

de los cambios de los Alcántara durante 17 años.

Han cambiado de tele, de muebles,

el cuadro de la caza que lo presidía ha cambiado de sitio.

En los años que llevamos del siglo XXI, la serie

ha cambiado al ritmo de España y del mundo.

Son 17 años en los que los Alcántara han pasado por muchas cosas".

Qué estarían haciendo ahora los Alcántara.

Inés tendría 70.

¿70? Sí. Y Toni, 68.

Y Carlos... 60.

Carlos, 25.

-La abuela, 110.

La abuela, estupenda.

Antonio Alcántara se hubiera quedado muy descolgado.

Yo creo que sí.

Y diría bobadas como que...

Que cuando va a un restaurantes le ponen cuatro lechugas

en un plato que eso no es comer.

Pero esa bobada también la dices tú.

(TODOS RÍEN)

Porque no estoy tan alejado de Antonio Alcántara.

Yo lo tengo más fácil. No tengo que inventarme nada.

En un estudio de doblaje, poner la voz.

Pues produciendo la serie, ¿no? Se supone que Carlos produce esto.

Llevaría, en 2018,

18 años produciendo una serie

sobre vosotros. Es una experiencia...

# Va a costar # hacer ver que no hay dolor,

# que todo. sigue igual. # Muchas gracias.

# Esconder los desperfectos # y disimular.

# Qué bonita es la felicidad.

# Podría ser peor.

# Nuestra frase favorita # del despertador.

# El recurso eterno # socorrido y sanador.

# Déjame gritar

# hasta que ya no tenga fuerzas.

# Hasta que ya no quede nada, nada.

# Nada más que los restos # y desechos de la eternidad.

# No nos queda más remedio # que entrar a matar.

# Porque ya no nos amamos # como nos amábamos entonces.

# Como amábamos en Shangri-La.

# El temporal hace tiempo # que amenaza con explosionar.

# Qué brutal y qué terrible # es la sinceridad.

# Como solo dos palabras # pueden destrozar

# los tímpanos, # el corazón y la bondad. #

El terror de la banda terrorista ETA ha golpeado...

(Inaudible)

Para mí, cubrir el 23-F fue la hostia.

O sea, rodarlo con Agustín, dos días de noche,

con toda la figuración ahí, cómo se rodó...

Luego, la recreación que hicieron

para mí fue la bomba.

"Esto lo vas a decir a cámara. Lo hacemos y lo dices en directo".

Y por primera vez sentí lo que es ser un periodista

cubriendo una noticia en directo. No tienes tiempo. Yo decía:

"Me voy a trabucar.

No puedo leer una crónica así, con nombres de ministros,

de quién entró, en dos segundos,

porque...". ¡Quieto todo el mundo!

Un coronel, un teniente coronel de la Guardia Civil

ha subido al estrado y lleva un arma.

Lleva un arma que apunta ahora mismo al presidente del Congreso.

Cuando rodamos lo de Carrero Blanco, que fue...

fue muy chulo de rodar.

Es una de las veces que yo, dramáticamente,

he estado más cerca, más próximo,

al hecho "me he visto".

Cómo se recreó, lo cerca que estábamos de la bomba.

(Explosión)

¿Estáis bien?

¡He visto un coche volando! ¡Y yo!

Y luego, yo destacaría otro

que históricamente no tiene tanta trascendencia,

pero que nos permitió hacer un viaje único:

cuando los primeros empresarios van a la Unión Soviética.

Van a Moscú. Y fuimos a rodar a Moscú.

¿Y la muerte de Franco?

Vosotros paseasteis delante... Sí.

La muerte de Franco no interesó tanto.

Fue un esfuerzo enorme, y era como algo ya sabido.

¿Por qué fue aquello, María?

Porque no había nada revolucionario, no había nada...

Era algo muy esperado. Claro.

Estaba ya como manida. Sí.

El otro día, en las entrevistas que hice,

recordaba que tú te sabías

creo que los 63 primeros títulos. Sí.

Me parece que de los 63 o 64 capítulos,

se sabía perfectamente el título de cada uno.

Ya solo recuerdo los primeros.

Ya ha hecho mella el tiempo.

No... Es que está mayor.

"El retorno del fugitivo" es el primero.

"Un cielo lleno de futbolines" el segundo.

"A lo lejos el mar", "Las invasoras",

"Paz, amor y fantasía",

"El día de la raza", "Amistades peligrosas",

"Las mejores huelgas de nuestra vida",

"Non Plus Ultra", "Un hombre sin corazón"...

La primera temporada. Se lo estudió ayer.

No. Se lo ha sabido siempre.

Yo no me acuerdo de cómo se llama ninguno.

Ninguno. Ni este que estoy grabando ahora.

No protestes. ¿Y cuándo podré salir a jugar?

Si te portas bien,

te pondré unos trocitos de jamón de york, pero nada más.

¿Cuándo podré salir a jugar? Anda.

Anda, que te voy a dar.

No has protestado cuando te he dicho: "A callar".

Me ha dicho que no lo haga. Ah.

Llegó un momento, cuando ya cumplió los 12

o por ahí, que le cambió totalmente la expresión.

Y yo dije: "Carlitos ha perdido el candor".

Ya está.

Le pusimos inyecciones para que no creciera...

Y ya no hay manera. Hasta hoy.

Ya tienes cara de canalla.

Y cada vez más. Cada vez más.

Qué le voy a hacer. Tuve buenos maestros del canallismo.

No miro a nadie.

Yo tengo unos enormes sentimientos

con Ricardo desde pequeño.

Y una relación que ahora la estamos llevando

a una de mucha confianza, de humor.

Porque teníamos una relación afectiva

de padrino, de padre.

De Imanol, si tuviera que decir lo que más nos une,

es nuestro sentido del humor.

Desde ahí, nos hemos encontrado mucho,

y cuando tuve una duda profesional, me ayudó desde muy pequeño.

A la quinoa le falta muchísimo aceite.

Aceite y sal. Que está lavada.

Pues María es una chica que es muy potente,

porque tiene una fuerza interior

y lucha por sus sueños y no se rinde.

Qué pena que no pudiera venir Paulita.

Ay, hubiera disfrutado. Con lo que es ella.

Y se nota que le gusta mucho esto. Se lo toma tan en serio.

Es una actriz. Es actriz, como él.

La primera secuencia que grabé fue la de la güija.

"Fue una secuencia en la que me lo pasé genial".

(GRITAN)

Paula tiene algo que me encanta: su sensibilidad.

Paula de pronto se echa a llorar

cuando menos te lo esperas y te sorprende.

La escena que más recuerdo

es cuando se separan los padres de María, Antonio y Merche,

que yo estaba muy nerviosa

porque era mi primera secuencia en la que yo lloraba

y no sabía si lo podría hacer.

Pero llegué allí y me puse a llorar.

-Es una niña extraordinariamente sencilla de carácter.

No es nada vanidosa. Y eso es muy importante.

Es una experiencia curiosa para gente muy joven,

y de repente se encuentran viendo unas relaciones de amigos,

del primer chico que te gusta, de las primeras cosas en casa,

de que te ponen las gafas, de que estudias...

Todo visto, pero 30 años atrás,

y se incorporan los espectadores y lo ven como si fuera ahora.

Creo que se reflejan con mi personaje,

y aparte pueden aprender mucho de la historia de antaño.

Ha aprendido muchísimo desde que empezó.

El final de la anterior temporada, lo del patinaje...

Cómo lloraba, cómo hacía la angustia mientras patinaba...

Es que es muy buena.

Como este año, la trama del hospital, cuando le disparaban.

Y de pronto...

asimila muy bien la parte más dramática de la trama,

de lo que le sucede al personaje.

Eso es se decía: "Entra en situación".

Cuando le pegaron el tiro, busqué en internet, me informé

para saber cómo fue la historia, porque era un caso real.

Ese día del rodaje en el hospital pasó algo. No la recogieron,

tardaron en recogerla y llegó tarde. La esperábamos.

Se bajó del taxi y tenía toda la escena ya.

Dije: "Madre mía".

Trabajar como María es un honor

porque es muy inteligente y tiene una mente muy abierta.

"Y las escenas con ella son muy especiales".

-Qué suerte tengo de tener una nieta como tú.

-Qué va. Si soy muy borde.

-Yo también era como tú.

"Paula tiene un don".

Tiene el don de la interpretación. Sí, señor.

Y eso hay que tenerlo. Eso no se aprende.

Es muy difícil incorporarse a una serie como la nuestra.

Es que es Alcántara-Alcántara.

Ha cogido como la esencia de todos los conflictos que nos pasan.

-Lo dijo Miguel Ángel cuando la vio por primera vez.

La vio en una pantalla... y dijo:

"¿Quién es? Esa es una Alcántara".

¿Hoy es tu cumple? -Mañana.

Pero hoy damos el fiestón.

Oye, mañana es día de padres. ¿Vienen los tuyos?

-Por lo visto tienen cosas mejores que hacer.

-¿Están divorciados?

-No, pero estoy enfadada con ellos.

Prefiero no verles.

¡Es el mejor invento del mundo!

Ya está.

¿Y a ti qué te pasa, que no echas flores?

Bueno, te voy a dar otra oportunidad.

Tengo derecho a salir, ¿no? Ah, sí, perdona.

Ya soy mayorcita.

¡Bingo! -Han cantado bingo.

-¡Herminia!

¡Dile que suba inmediatamente a casa!

¡Tiene el arroz más pegado que un moco!

¡Que no corras te han dicho!

"Lo bonitas que salen las plantas en la tele.

En cambio, una qué gorda sale una".

-¡No tienes ni idea! ¡Ni idea!

-Ay... Qué edad del pavo nos espera.

Trae para acá.

-"Las clavas, ¿eh, María?".

# En los carteles han puesto # un nombre que no lo quiero mirar.

# Francisco alegre y olé.

# Francisco alegre y olá. #

Teníamos un pariente llamado Matamulas.

Aquí somos mucho de matar, ¿eh?

Ya te irás acostumbrando. ¡Ya!

Mítico. ¡Qué bonito!

Bueno, felicidades.

Felicidades. La abuela de España.

Si me llegan a decir de joven

que sería "abuela de España", me tiro por el balcón.

Pues ahora lo eres.

De la misma manera que Imanol ha construido a Antonio

muy a la manera de su padre,

yo he construido a Herminia muy a la manera de mi abuela.

Mi abuela era aún más seca que yo.

Yo no recuerdo jamás

que me besara mi abuela.

Y tenía lo que yo he querido que tuviera Herminia:

una mujer que hace la paz,

fundamentalmente, que también la hace María Galiana.

Hacemos nuestros personajes, y me voy a Merche, ¿no?

Coges de la vida de muchas mujeres que te inspiran.

(MARÍA) Para mí, Herminia es una mujer

de gran tolerancia, de pensamiento.

De una conducta moral intachable.

Es una persona que le parece maravilloso

hacerse cargo de los nietos, de la casa, de la limpieza...

Y María Galiana en absoluto.

María intenta ser, en lo posible, una hija de familia.

Es una persona muy, muy culta, e interpreta a una mujer analfabeta

de un pueblo de no más de 300 habitantes

en plena época de la Guerra Civil. No tienen nada que ver.

Aparte de ser una gran actriz, es una persona muy interesante.

María es una mujer muy moderna.

Fue muy moderna para su tiempo.

Y María Galiana,

que no Herminia, es una mujer muy rebelde.

La primera vez que la vi fue en una película de García Sánchez.

Sentí una bofetada

que no sabía si me gustaba o me desagradaba.

Pero no me dejó indiferente. Era como: "Guau".

Y cogiendo el Goya dijo: "Ya era hora".

Yo quiero compartir este premio

con todas las actrices ya maduritas

que aún no han tenido su oportunidad. Para que no pierdan la esperanza.

Hemos pasado, a lo largo de los años,

por muchas situaciones.

Y ella siempre nos ha dado un punto de vista muy inteligente.

"Hay que estudiar más", "no te entiendo", "vocaliza".

Ella también era maestra.

Antes de ser actriz era profesora.

Ella está harta de estar con niños. Entonces...

a mí me tenía así.

He tenido una relación muy de abuela-nieto, pero cañera.

A veces que te digan las cosas así

te viene bien para saber tus errores y poder rectificar.

No soy aduladora, en absoluto.

Soy bastante... analista.

A veces la veo y digo: "Es la única normal de todos".

Y es una maravilla y un regalo tener a alguien así al lado,

que no se deja llevar

por... por nada.

Ella es ella en todas las circunstancias.

En general, a la larga,

yo respondo. Conmigo se puede contar.

Es curioso. Ahora lo veo todo con una perspectiva que digo:

"Bah, esta gente no tiene ni idea".

Oye, pásame queso, que me apetece.

Está muy lejos.

"Yo te diría

que la lección más importante ha sido

una lección de humildad.

Yo quería ser una gran actriz".

Secundaria, pero una actriz secundaria importante,

con la que se contara en el cine español.

Entonces ha habido un momento en que he dicho:

"Está claro, Mariquita,

que vas a ser la abuela de 'Cuéntame' para toda la vida".

Esa ha sido mi gran lección.

Por lo menos, vamos a hacer un brindis por María.

Por su cariño. Y darle las gracias

por su mirada crítica, por lo que nos enseña.

Es verdad. Cada día. Es verdad.

La primera temporada fue mágica.

El personaje tenía la edad de mi padre,

me parezco mucho a mi padre, vivía muchas cosas como mi padre,

y al lado tenía a Imanol.

Enseguida empezó a hablarme de su padre.

Me dijo: "Te pareces a mi padre, coges el cigarro como él".

"Ah, ¿tu padre fuma?".

Al final era fruto de lo que consigue la serie:

que todo te resulta familiar.

La época que yo viví más y tú no, la de la vietnamita,

de la militancia,

de cuando eras ultracomunista en el concepto.

De la Liga Revolucionaria y eso.

Recuerdo las primeras temporadas contigo.

Imanol improvisaba en las discusiones y yo estaba:

¡Me da igual marciales que marciales!

"Siempre farfullaba,

o no terminaba la frase.

Y decía: 'Estás marcando un estilo'".

Es como que lo dice...

"Es como que lo dices. Se entiende pero no lo has dicho".

Estaba ahí como...

Todas las escenas tremendas con su padre

eran como a la caza.

Lo de Chile, que han elegido a Allende presidente.

Como si eligen a Gento. Papá, Gento... ¡Qué dices!

Olvidarte de que es tu época

y de que estás en la universidad corriendo ante los grises,

que tantos comentarios me gané, que es como:

"Toni, que vienen los grises".

Qué paliza dieron los grises a los obreros.

-Entre líneas, Toni. ¿Entre líneas?

¿Dónde estás, en "Cambio 16"? ¡Esto es "Pueblo"!

En la primera parte

se vio mucho el Toni temperamental, muy sentimental,

le afectaba todo, todo le sobrepasaba, todo era personal,

todo era... cualquier injusticia, en las obras, donde él trabajó,"

como el periodismo, la realidad social

para él era un...

Se desvivía, ¿no?

Y yo creo que ahora, de repente,

verle un lado como...

calzonazos con Deborah,

celoso, que nunca vivimos esos celos.

Deborah representa lo moderno.

Vemos cómo una mujer

británica, judía,

es decir, el estereotipo de preocupación por el dinero,

llega a España

y se une con el español

y crean esta casa tan moderna y tan...

económicamente vistosa, digamos.

(OFF) "La casa de Toni y Deborah.

En la nueva temporada, las paredes serán testigos

de discusiones de pareja y gloriosas reconciliaciones.

Lo que quizá nadie sepa

es que Toni se cae de la cama y llega al trabajo.

Por un momento parece el plató de 'España Directo',

pero no, es el decorado

de los telediarios de TVE de 1987 y 1988.

Desde esta mesa veremos hablar a Toni de Reagan y Gorbachov,

del secuestro de Emiliano Revilla

o del fichaje de Cruyff como entrenador del Barcelona.

No en vano, durante toda la serie, su personaje es el que ancla

la actualidad de cada momento a la vida de los Alcántara".

Este trabajo nos permite abarcar

muchas cosas que no haríamos en la vida real.

He disfrutado muchísimo la radio,

ahora los informativos los hago sin leerlos, me lo aprendo,

y la satisfacción que es sentarte ahí y darlo.

Hay algo de juego que es maravilloso.

Deborah y Toni han unido una cosa

"que creo que no era muy esperada, que es el humor.

Son una pareja que al final tiene toques muy cómicos".

Si quieres contar la época, debes contarla.

Incluso el más moderno, si su pareja va por delante de él,

o toma decisiones o "ahora quiero tal",

él es como: "No, decido yo, que soy el tío".

¿Adónde vas? A tomar cañas al bar.

Pues vamos juntos. No, tú no vienes.

¿Por qué te enfadas? Porque tú haces a tu antojo.

El tío soy yo. A mí también me gusta decidir.

"What?". Que yo soy el hombre.

Si quiero casarme por amor, lo hago. ¿Así se comporta un hombre?

¡Sí! ¡Estás siendo un crío!

Ella viene de una familia británica más fría,

y de repente ver a los Alcántara, los siete gritándose,

es como: "¿Qué está pasando aquí?

¿Qué familia es esta?".

¿Y te gusta el vino, hija? Me encanta el vino.

¿Ves qué lista es? Le encanta el vino.

Las judías son muy listas.

¿La niña es judía? -No pasa nada.

Ana Duato no había hecho nada, era una chiquita sin experiencia,

y yo vi su prueba y dije:

"Se parece a mí. Vamos a darle una oportunidad".

A mí me cogieron porque me parecía a él.

Eso le va a encantar.

Inés es el personaje de la generación perdida.

Y me pregunto por qué, porque no lo sé.

Entonces luego me explican: "Es una generación

que las hijas segundas no iban a la universidad...".

¿Hijas segundas? Yo soy la mayor.

Es que es la mayor. Las hijas mu...

O sea, las hijas... Exacto.

Esto es un buen punto que es el momento de aclarar.

Es la hija mayor. Aquí la mayor es esta.

Pero es que es más fuerte.

Es la mayor, y el que tiene derecho a ir a la universidad es él.

¿Qué es la generación perdida?

La mujer tenía que limpiar, que ocuparse de...

Y se daba por sentado... -Te colocaron en una peluquería.

O a lo mejor... Exacto. En eso o en una carrera menor,

digamos. No médico: enfermera.

Con lo cual, lo que Inés representaba

eran las historias románticas.

Por eso tuvo tantos novios, tantas idas y venidas.

Te enamoraste hasta de un gitano que vino con una cabra y un burro.

Y subía por una escalera. Capítulo seis.

Que lo hacía Rafael Amargo.

(Música romántica)

(Conversación inaudible)

No me acordaba.

Este era el capítulo de Agustín.

Gran plano este. Sí.

Tú siempre me gustaste. -De este no me acordaba.

No vas a encontrar un amor como el mío ni bajo las piedras.

La ventaja de Carlos Cuevas es que es amigo de Ricardo,

y por lo tanto eso ya...

Debes conocer a una persona, que eres tú,

exactamente como tú, pero tú eres del Madrid y él del Barça.

"Sois la misma persona. Solo os diferencia eso".

Ambos empezamos a trabajar desde pequeños, él aquí y yo en Cataluña.

Yo también hice una serie donde yo era el hijo de la familia.

Y hemos tenido vidas bastante paralelas.

Compartimos mucho.

¿Quieres más a Carlos Cuevas o a mí? Obviamente...

A Carlos Cuevas. Qué cabrón.

Obviamente, al que está hablando.

Está muy bien. Carlos es una estrella por eso.

Tiene una conexión con la verdad muy interesante.

Muy buena gente. Yo siento que es

uno de los actores que más me ha interesado.

Se nota.

Además de ser un tipo brillante, es un actor extraordinario.

El primer día rodaba con Imanol y lo vi bajar unas escaleras.

Yo no le conocía, y me vino sonriendo y me dijo:

"'Benvingut' a la familia", o algo así, en catalán.

No logro saber de dónde viene

tanta madurez y tanta sabiduría a la hora de afrontar cosas

que no pertenecen a la experiencia que se tiene a su edad.

Marcos tiene muy buen corazón.

No quiere dañar a nadie. Es un tío...

honesto. Es una grandísima persona que cuida de los suyos.

Es un tío con muchas ganas de cuidar

y con muchas ganas de proteger.

Y él encuentra en esta familia su familia.

A mí Inés me atrapa y me encanta.

¿Y tiene que ver contigo?

Yo sé que le he dado muchas cosas a Inés.

Evidentemente,

Inés tenía unas características,

y el alma tiene que ver conmigo.

Irene ha sido una mujer muy profunda siempre.

Y muy madura. Es gracioso,

porque hemos vivido en paralelo lo mismo que Toni e Inés.

Esas secuencias de Inés en el balcón

"en el capítulo de Benidorm".

Pero ¿qué te pasa?

Nada, que estoy enfadada. Yo qué sé.

Toma, y yo. ¿Por qué? Si tú tienes futuro.

¿Futuro? No lo entiendes porque eres hombre.

¿Qué tendrá que ver? Pues todo tiene que ver.

No se han repetido igual, pero en el camerino decíamos:

¿"Qué hacemos con esta peli?". "Me dicen esto".

Con Pablo tengo...

una relación muy fraternal, y siempre

hemos confiado plenamente el uno en el otro.

Para mí es un apoyo constante.

Se ha convertido en mi hermano.

Tú estabas haciendo la toma

y pendiente de que todo le fuera bien,

porque era muy exigente.

Darle toda la posibilidad a ella para que ella hiciera lo suyo.

Era un poco mosca cojonera,

pero muy graciosa y entrañable.

Yo siempre voy con muchas propuestas, y ella las escucha todas.

Está abierta a todas.

Es el personaje al que Antonio mejor ha tratado.

Aunque fuera equivocadamente.

Es con el que más cuidado, esmero y amor ha demostrado de los hijos.

¿Y tú quién eres?

-Ah... Soy Mike.

-Hola. -¿Y qué haces en mi ducha?

-Ah, sí, yo me duché. Me lavé el pelo. Sí.

-Ah. Ya os habéis conocido.

(AMBOS) Sí.

(Música romántica)

Es el beso... Más que besarte, te aplasto.

¿En qué momento os dais cuenta

de que después de estar en otros proyectos,

seguro que tú con otras mujeres y tú con otros hombres,

en qué momento decís "Esto es diferente"?

En el comienzo de "Cuéntame" yo no estaba en la serie.

Era como lejanísimo el personaje.

Una mujer tan guapa, tan alta,

tan rubia, con ese fachón.

¿Cómo iba a creerme que era una niña de barrio?

Es que no había manera.

Estaba muy lejana por edad y por físico.

Si tú eres mi hija, es que yo me lie con un americano de la base.

Realmente... somos como un huevo y una castaña.

Estaba muy tranquila,

pensando que la función no se fijaría en ella.

Era como un espectador.

Imanol dijo: "Pero ¿estáis locos?

Es que es ella".

De pronto se descubrió algo y yo dije:

"¿Perdón? ¿Yo, Merche?".

Pero claro, los focos de la función hicieron así

y en vez de ir a la escena fueron adonde estaba sentada Ana.

Fue todo un acontecimiento.

Creo que una decisión, además,

muy acertada.

Esa relación que teníamos y que siempre hemos tenido

creo que fue clave para apostar.

Es que es magia.

Cuando digo magia es que cuando uno tiene química,

es la química de una pareja.

Esas secuencias en las que habláis en la cama

y estáis con el texto, hay un momento en el que se nota

que Manu traspasa, te dice algo y tú te ríes de verdad

y entonces tal, y es ahí cuando la serie hace...

Tócalo. Mira qué suave. Pero ¿cómo no va a estar suave?

Si es 100 por 100 seda. Te has gastado 500 duros.

Se gustan mucho.

Se han gustado mucho desde niños.

Han hecho un proyecto de vida juntos.

Les han pasado muchísimas cosas.

"Incluso la infidelidad". Quiero que te vayas.

"Cuando me contaron lo de la infidelidad,"

primero me quedé pasmado, y luego me enfadé.

"Me subía por las paredes. Ahí fuimos muy a contracorriente".

Fue una época dura.

Hay una cosa muy guay de cómo trabajáis los dos que me di cuenta.

O sea, Manu era tira y aprueba todas las escenas.

Él tira un aprobado, en algunas es un ocho, en otras es un siete...

Y las complicadas, las dramáticamente más profundas,

el clímax de cada capítulo, de cada temporada,

el tío está intentando marcar el sobresaliente.

Y Ana...

Ana va al sobresaliente en una escena que es

abrir la puerta y decir "adiós".

Sí, sí. Ella va a tope todo el rato.

Y joder, a mí me parece

supercomplicado, pero me parece que también

se retroalimentan esas dos maneras de trabajar.

Hemos competido mucho solo en una cosa:

en ver quién llevaba en verano a Ricardo más días

a su casa. Sí.

Y a ver quién le cuidaba más y le daba más.

Ahí ha habido una competencia en la que he salido escaldado.

Nos queremos mucho.

Al fin y al cabo son 17 años.

La relación casi familiar sí que la tenemos.

Imanol es como un hermano,

forma parte de tu vida en el bien y en el mal.

En lo bueno y en lo malo.

Siempre tuvimos una estupenda relación personal

que ha ido haciéndose enorme

a lo largo de los años. Casi familiar.

(IRENE) Yo nunca he presenciado

absolutamente ningún rifirrafe entre vosotros.

Quiero decir, que si lo habéis tenido en algún momento, nunca jamás

ha llegado a nosotros.

Y eso me parece de una elegancia... Nunca habéis discutido

delante de los niños. No, pero es verdad.

Es verdad. Delante de los niños no. -Es un hallazgo

que la pareja protagonista

en ningún momento haya tenido la más mínima

y remota tirantez de ningún tipo, cosa que entre los actores,

por mucho que se admiren... -Y han pasado cosas aquí.

En mi época más enloquecida,

Ana tuvo mucha paciencia. Pero no ha habido...

(IRENE) Es cierto que Ana tiene mucha paciencia.

Pero a mí me parece

que también es cierto que tú la respetas mucho.

Alguna vez pude contestarla mal, incluso frente a algo

que yo veía muy grave y evidente, y me empeñaba.

Ella intentaba y: "¡Venga!".

Y ella me ha llevado.

No ha sido muchas veces, pero sí.

Imanol es una caja de sorpresas.

Es como... abres la caja y sale... un pañuelo...

Cada día es diferente, ¿no?

Entonces no te puedes aburrir con él.

Imanol es un creador en potencia.

Y éramos bastante sinceros

a la hora de dejarte en brazos del otro

para que tus límites no fueran tan fijos,

sino que se abriera el personaje.

Ana es la única persona que yo puedo decir,

y lo digo cuando no estás,

así que puedo decirlo ahora, es la única persona que conozco

de más de 17 años a la que no he visto enfadada nunca.

A todos los demás os he visto enfadados a veces.

Pero a Ana nunca la he visto

ni pegar un grito, ni enfadarse, ni salirse de...

No. Yo siempre lo que pensaba era: "Joder en casa.

(RIENDO) Tiene que llegar...".

Y llevo a Miguel Ángel así.

En casa es donde dice todos los "¡cállate!".

¡Que te calles! Que te calles.

Lo guarda todo para casa. Las leches que da aquí.

En casa entrena.

Ana da un bofetón

y es un martillo enorme que te pega.

¿Dónde estaba? "Pero en mi estructura,

una vez estábamos haciendo una escena

en el dormitorio, en la cama, y ella estaba como concentrada,"

yo también, y dije: "Vaya, no sé qué",

y me hizo nada más que: "Cállate".

Me dio así y me hundió una costilla.

La energía que debe moverse aquí es energía muy verdadera.

Que todos estemos aquí con el corazón.

Y que hagamos esto con amor.

Ella me dice que me parezco mucho a su madre.

Me dice: "Mi madre es un cardo borriquero como tú.

No me da un beso por nada del mundo".

Sabe que yo la quiero mucho. Ana.

Y la entiendo estupendamente.

Ana es una hija

con la que trabajo desde hace años,

con la que me entiendo a la primera, gracias a Dios.

Para mí es una gran maestra

porque Ana sabe crear felicidad en su vida.

Y es una amiga, pero no deja de ser también una madre.

Esa Mercedes que viene del pueblo,

esa Mercedes que ha tenido una educación muy justa

y que acompaña a su marido,

se viene a Madrid del pueblo, de un pueblo pequeño de La Mancha.

Todo marca mucho carácter.

Ella quiere más, quiere realizarse como mujer.

Y además puede. Se siente capaz. Y entonces

Merche empieza a estudiar una carrera.

Y creo que ese es un paso muy importante, una revolución.

Ha sido educada para estar ahí, apoyando a su marido,

pero no para estar en igualdad.

Entonces también es un conflicto para ella.

Yo no puedo olvidar que soy hija de una época de sacrificio,

de hacer las cosas por los demás. Muchas mujeres se acercan

y me dicen: "Yo pude ser, pero no fui".

Mujeres que quisieron estudiar, que quisieron superarse,

y no han podido hacerlo, ¿no?

Tengo un bulto en el pecho.

¿Qué dices? ¿Un bulto en el pecho? ¿Y te duele?

No, no me duele. Pero tienen que analizarlo.

Y puede ser malo.

Todo el proceso del cáncer,

¿sabes la cantidad de mujeres que me decían:

"Lloré contigo lo que no pude llorar conmigo"?

"Tuve que aguantar por mi familia, por mis hijos".

Contó todo el proceso.

Y fue un trabajo de Ana

de conexión con el conocimiento.

La fuerza y el arraigo a la vida que tienen esas mujeres,

esa fuerza se la han dado a Mercedes.

Yo creo que Mercedes es ese tipo de mujer generosa,

que en un momento dado aparca sus aspiraciones profesionales

y su crecimiento personal

por dedicarse a su casa. A lo largo de toda su vida.

De toda su vida.

Un hematoma oprime la meninge.

Eso puede provocar cambios del estado de ánimo,

pautas extrañas. -¿Podría tener desvaríos?

Es posible.

No lo entiendo. No entiendo que en Urgencias

de un hospital tan grande, con tantos aparatos y personal,

un hospital que pagamos todos...

¡Quiero a mi marido! ¡Devuélvame a mi marido!

¿Qué pasa? -¿A quién tenemos aquí?

-¿Qué? -¡Qué alegría!

Oye, chicas, mirad a quién tenemos aquí.

Venid. -¡Carmen!

-¡Roberto! ¿Qué tal, guapo? -A tus pies, guapísima.

-¡Venid, venid! -¡Silvia!

Estoy hasta nervioso. Qué guapa, Dios mío.

Qué alegría. Que me falta gente, ¿no? -Sí.

-Ay, Andrea, Miguel. -¿Qué tal?

-¿Puedo decir que sois el alma de San Genaro o no?

-Bueno... -Sí.

-El alma... Le damos vidilla

a San Genaro. El alma son los Alcántara.

-Nosotros somos genareños.

Y algunos casi recién llegados, como Miguel y yo.

Aquí Andrea lleva un montón. -Vine con los Alcántara

a ver los pisos y compramos uno cada uno.

-Estaban bien de precio. -Y son buenos vecinos.

-¿Cómo es entrar a formar parte del universo "Cuéntame"?

-No es normal entrar en una serie que lleva tanto tiempo.

Para mí, que hago un personaje tan especial como Abraham,

ha sido muy bonito.

-¿Pensáis que siguen existiendo barrios como San Genaro?

-En la época en la que se desarrolla la serie, en los 60,

70, 80... sí que existían esos barrios.

-Formaba parte de la vida de las personas.

-Pero eso ya se ha perdido.

Eso ya... Hoy en día vamos más por el usar y tirar,

y el coche, y el supermercado... Las prisas.

-A correr siempre.

Lo que nos estamos perdiendo.

-¿Cuántos actores han podido pasar por "Cuéntame"?

-Una barbaridad. Pregunta mejor cuántos no han pasado por la serie.

Porque, por lo menos, más de 2000.

-A propósito: tú no conoces San Genaro, ¿no?

-Poco. Lo que me ha dado tiempo.

Pues como yo tengo tiempo, porque tengo media hora antes de grabar...

-¿Me haces de guía? -¡Sí!

-Pero ¿conoces el barrio? ¿Seguro?

Oye, encantado. -Igualmente.

-Disfrútalo. -Me voy con Manolo.

Hasta luego. -Manolo, no te pierdas.

(MARÍA) "Yo sigo pensando que en el fondo"

hay una necesidad de contar lo que pasaba en España

a través de los personajes.

Muchas veces se nos ha sacrificado

desde el punto de vista del personaje

y de la evolución del actor, de la actriz,

del personaje que está haciendo,

porque a lo mejor el capítulo intentaba contar una cosa estupenda

que había pasado en el país.

El documento se ponía por delante de los personajes.

A mí el "Cuéntame" que más me gusta, que tiene que ver con el original,

es cuando Mercedes, Antonio o la familia en general

es una familia a la que las cosas no le salen especialmente bien.

¿Qué historia cuenta "Cuéntame"?

Es una familia que va de un pueblo a una ciudad,

que nunca se había contado,

y es una clave de que funcione la serie. Entonces, es...

¿Qué? Dale, dale.

No, lo digo porque es clave de la Transición

contar que el ordenanza del Ministerio de Agricultura

pudiera ser director general. Esa era la clave.

Todos los mindundis políticos que hemos tenido,

con perdón, a través de la Transición,

han sido como Antonio.

Y había que contarlo.

"Cuéntame" más o menos

navega en dos aguas con eso:

con no perder su esencia, pero también

con ser algo que merezca la pena.

Esa es la clave de nuestros 17 años.

Tu padre, que tampoco tiene título universitario, a su manera

intenta... pues eso,

meterse en una cosa inmobiliaria en la que no tenía ni idea,

la construcción en Nueva York,

asociarse con un sinvergüenza

que se hacía llevar la comida de un restaurante

a la cárcel. Yo creo que Antonio Alcántara,

cuando muere don Pablo,

muere algo en él mucho más que cuando murió Franco.

Yo creo que el Antonio Alcántara más eficaz,

cuando se sintió tremendamente realizado,

era la época de don Pablo.

Tener un ente superior que te aprecie

y que te marque un poco

la pauta, y que además

sea un golfo, a ti te hace sentir...

"Yo no soy tan golfo, coño". Yo creo que fue la mejor época.

Muchas veces me han dicho: "Te pareces a mi padre".

Al principio era desconcertante, porque mi padre

no podía parecerse a tantos padres.

Imanol es un ser absolutamente adorable.

Quiero decir, que... hace de un Antonio Alcántara

muy basado en su padre:

"Me cago en la cuna que te arrulló", "tontolaba"...

¡Para, que me breas la espalda con las piernas!

¡No se puede conducir!

El "Me cago en la leche" es la muletilla...

Eso le funcionó a mi padre.

Mi padre era un tío querido, simpático.

Él no es Imanol. Es Antonio Alcántara.

Me hace sentir bien que se parezca a mi padre,

porque eso ha pasado, y entonces

lo hemos vivido. Lo mejor de Antonio es que...

que no decae.

Y que nunca deja la carga

en las espaldas de otro.

Es un personaje muy dinámico en ese sentido.

Como para implicarse en todos los acontecimientos históricos

que narra la serie. Siempre tiene un posicionamiento.

Antonio no sabe hacer nada. No termina de despegar.

Pero es un personaje que no tiene fundamento profesional.

Pero es un hombre de acción. Sí, evidentemente.

No es pasivo.

Hace un armazón de madera y no le pone cola.

He pensado: con el consentimiento del banco, compraremos la bodega.

Ahora, el armazón tira para arriba pero no le pone demasiada cola.

Es un poco impreciso, es un poco chapuzas.

Es más bien un hombre para servir.

¡No, no! ¡Y por mis cojones...! Papá.

Por mis cojones que esas tierras son mías.

Y no me las va a vender Paca Somoza. (TOSE)

¡No me toques los cojones con eso!

Voy a hacer un test.

¿Un test? Un test.

¿Un test has dicho?

Sí, un test. Agárrate, amigo.

¿Cuál es tu palabra favorita? Curiosidad.

No tengo palabra favorita.

Amor.

Gracias.

Ni idea.

La palabra que menos te gusta.

Conflicto. Violencia.

Madrugar. Odio.

Mentira. -Humillación.

¿Qué te motiva? Vivir.

Vivir. Un buen guion.

El trabajo. Mi familia.

¿Qué te apaga?

La gente torpe.

Las desigualdades.

Ver a personas que no están bien, tristes.

¿Qué sonido amas?

La música. El sonido del mar.

La música. -El canto de los pájaros.

El sonido que odio: los cláxones.

Las malas palabras.

El ruido. -El ruido de los coches.

¿Qué profesión te gustaría intentar?

Sumiller.

Dirección de cine y montaje.

Sembradora de algo que crezca y que dé frutos.

Escritora. Escritor.

Ninguna. -Ser cantante.

¿Qué profesión no querrías intentar?

Cualquiera: bailarina...

Ninguna encerrada.

Químico. Ser policía. No me gusta.

Si existe un paraíso,

¿cómo te gustaría ser recibido en las puertas del Cielo?

Ligerito. Con mucha libertad.

Ser recibido con respeto.

Pues con un abrazo.

Con una fiesta.

Una bienvenida sencilla.

Aquí estoy, para lo que ustedes quieran mandar.

Llegamos, y yo...

(ROBERTO, OFF) "En 17 años se han emitido

338 capítulos de 'Cuéntame'.

Eso supone más de 400 horas de televisión,

30.000 páginas de guion

e incontables decorados y localizaciones".

-Juegan al baloncesto los chavales.

-"Algunos de ellos,

verdaderos iconos de la serie".

-Aquí tenemos mi hermoso taller. -Toda una vida aquí, ¿eh?

-Toda una vida llena de grasa.

Y esta es nuestra famosa plaza. -Qué bonita.

"En estos 17 años se calcula

que el 94 por ciento de la población española

ha visto un episodio de 'Cuéntame' alguna vez".

-Y aquello es el balcón de los Alcántara.

-¿Podemos subir a verlo? -Por supuesto que subimos.

"Todos saben quiénes son los Alcántara.

Cuando vemos un objeto antiguo o una cocina desactualizada,

decimos: "Esto es de 'Cuéntame'".

-Pues ya estamos aquí. -El balcón de los Alcántara.

Es todo un símbolo de "Cuéntame". -Sí.

Y se ve todo el barrio de San Genaro.

Uy, los claveles. Madre mía, cómo están.

-Sí, ¿no? Como se entere Herminia, le da algo.

-Voy a regarlas ahora mismo. -Le va a dar algo. Corre.

"'Cuéntame' es un clásico de nuestra cultura popular,

como la tortilla de patata,

la ensaladilla rusa o las croquetas de Paquita".

Buenas, Ana. ¿Qué pasa? -¡Hombre, el de la tele!

-¿Cómo estamos? -Tú eres el de la tele.

Échame una mano, que no llego.

-Es que ya acababan de comer, ¿no?

Me ha dicho Ricky que estaban acabando.

-Qué rápido pasa el tiempo. -Mucho.

-¿Cuántos años llevas aquí? -14 años en la serie.

Cuando Paquita estaba dándolo todo, Ana Arias ni había nacido.

Y sí, me fijé en la gente, pero no en una en concreto.

Me puse a escuchar cosas de Elena Francis,

para ver cómo hablaban las mujeres en esa época.

Vete poniendo el abrigo.

Carlitos se quedaba flasheado

con su prima que venía del pueblo, y tenía que ser supersexy y tal.

Y yo no tenía ni canalillo.

Al final optaron por que se me vieran las braguitas, me parece,

al poner unos chorizos.

Contar cómo han sido realmente

las cosas en España, y Paquita representa

un sector de la población bastante grande.

De repente, que aparezca Paquita con su "¡Qué pasa!", va...

Hable con mi abogado, tío. Pero no seas terca.

Te vas a ir del pueblo, no vas a volver y no te hace falta.

¿Por qué me das el beso de Judas? Déjame pasar.

-¿Y la calle de papá? -Se la meten por donde les quepa.

A ver, que voy. -Venga, corre.

-Cuidado con la "steady". -Llévala tú.

-Pero ¿tienes mechero? -¿Eh?

-Que si tienes mechero. -Llevo el fuego dentro.

Mi primera imagen es que entró en la productora.

Era un renacuajo.

Cortadito su pelo a la taza. Yo no tenía consciencia

de quién era nadie: Imanol... Yo no sabía

quién era Imanol. Me dijo: "Ven por aquí, chaval".

Yo pensaba: "¿Quién será este tío?".

¿Sabes? Me coloqué ahí,

hicieron una foto, para casa, y al final, rodando.

Desde el principio fue siempre muy sorpresivo

trabajar con él.

Lo quiero muchísimo. Me hubiera gustado...

Me hubiera gustado tener más amistad con él.

Porque yo soy una abuela amiga.

Y a medida que ha crecido lo he entendido mejor.

Llegó que se le cayeron los dientes a los cuatro días.

Grababa sin dientes.

Sin parar, con una energía arrolladora, listísimo.

Siempre me han cuidado muchísimo.

Para ellos siempre fui el pequeño, como era obvio.

Es con los que más he podido dialogar, compartir...

Ha sido una relación muy de hermanos.

Si algún día tuviera un hijo, me gustaría que fuera como él.

Yo, viendo su evolución desde que era un niño supertierno,

que te lo comías, que te mordía...

De eso sí me acuerdo. Lo sigue haciendo.

Conmigo es animal. Me da bocados que me hace daño.

Con esos dientes que tiene me da unos bocados...

Pero desde pequeñito.

Porque le encanta morder fuerte. Sí. Es que a mí

me gusta morder. ¿Qué le voy a hacer?

En cuanto cojo cariño a alguien, muerdo. Es lo que tengo.

Tiene humor en rodaje, es muy chisposo.

Es muy buen actor, y es muy mandón.

Excepcional. Único. Un milagro.

Al principio, tu primera madrugada,

cuando te tiras hasta las 7:00,

dices: "¿Esto va a ser siempre así?".

Pero una vez te acostumbras y estás con la gente del rodaje,

en el ambiente del rodaje,

te da igual que sea de mañana, de tarde, de noche...

Toda la parte de pequeño es muy guay.

Tampoco la siento

tan parte mía ahora mismo. Para mí es que la ha hecho un niño.

No te reconoces. Exacto.

Lo veo, lo disfruto, y me tienen que decir:

"Eres tú".

Pero en los últimos años sí,

he disfrutado mucho cuando Carlos tiene problemas,

que es muchas veces.

Siempre me... me ha gustado más

cuando se enfrenta a las adversidades.

Hacerle perdedor.

Cuando el personaje es perdedor, me gusta.

Creo que en la temporada 13, la de la cárcel,

es donde yo digo: "No, oye, quiero hacer esto, dedicarme a esto".

Es la primera vez que yo me vuelco

en una preparación de personaje.

Para mí hay una escena

que para mí es un antes y un después: la llegada a casa.

Después de que me apuñalan, la cárcel, tal...

Y esa oscuridad la tengo que traer yo.

Porque el barrio es tan luminoso como siempre,

los mismos personajes...

El reto interpretativo era ese, era conseguir

traer toda esa experiencia de vuelta.

Y en una escena prácticamente muda.

Yo siempre digo que es una de mis mejores escenas.

Pues yo estoy muy orgullosa,

como madre, como compañera, de cómo lo has hecho.

Desde que eras pequeñito.

Ese niño que entraba con un respeto

hacia el trabajo del resto, hacia todo el equipo.

Con la curiosidad, el aprendizaje,

y el hombre que te has hecho.

Nos ha salido muy bien el niño. Muy bien.

Es verdad.

Bueno, ¿qué hacemos mientras crezco? Jugamos a las tabas.

No. Le vamos a gastar una broma a mis abuelas.

No, que luego la liamos. Si seguro que no nos pillan.

-No me fío. ¡No me seas cagueta!

Lo divertido con Manu, Santi y conmigo

es que si esto no nos hubiese juntado,

la vida rara vez nos habría juntado.

Hemos tenido algo en común, y es que hemos compartido cuarto,

un camerino, durante muchos años,

y hemos compartido cosas preciosas, momentos duros, momentos bonitos,

y a día de hoy somos muy amigos.

Cuando tú haces un casting a chavales de 7 años,

bueno, 7, 8 y 11 eran las edades.

Si lo piensas, no sabes cómo te van a salir

después de 17 años.

Y en el caso de Santi y Manu,

son unas personas maravillosas.

Y seguro que el papa no sabe lo bien que nos portamos.

¿Y qué hacemos? -Seguro que no.

¡Corta! ¡Ay!

Tío: "Seguro que no. ¿Qué hacemos?". Vale. Perdón, Manu.

Tenemos recuerdos que se complementan.

Cosas que yo no me acuerdo y Santi es superconcreto

con alguna cosa, y yo: "¿Cómo te acuerdas de esto?".

Y luego, cosas que otro no se acuerda y yo sí.

Hacemos como... Nos ponemos a hablar y podemos reconstruir

casi 17 años ayudándonos desde tres puntos de vista.

Es muy interesante.

¿Cerveza, gin-tonic?

-"Ya estamos grabando del último capítulo

algunas secuencias, y noto"

que nos miramos Ricardo y Elena, no Carlos y Karina.

# Llévame en un beso # adonde nace el infinito.

# Donde se ha llorado # la primera gota del mar.

# Donde esperan todas las palabras

# que han escrito.

# Donde no hay principios ni final. #

Tenía 12 años y me suben a hacer la prueba final

con dos chicas, o con tres. Querían ver la pareja, el "feeling".

Cuando eres pequeño buscan esa complicidad que debe haber.

# Y acuchilla tu alma con mi piel

# de talismán. #

Me preguntaron: "¿Con qué chica de las tres

te has encontrado más cómodo?". Y dije que con Elena.

El famoso momento en el que ellos se encuentran

en la plaza de San Genaro,

que ella le pega el chinazo en la cabeza.

Lo recuerdo de una manera muy emotiva,

pero como era muy pequeña, no era consciente.

# Mírame a los ojos

# y echa luz a las hogueras. #

Muchos me preguntan si hemos estado enrollados

o si hemos... No, nunca. Somos amigos.

Yo te respeto mucho, y tú a mí.

Profesionalmente nos admiramos.

Tenemos una manera de trabajar los dos muy parecida.

Poco a poco fue desarrollándose una especie

de sexto sentido muy extraño con Elena.

Solo con mirarlo, sé qué piensa y qué siente.

Carlos y Ricardo. No la hemos trabajado.

Simplemente nos ha pasado a través de los años.

# Llévame.

# Llévame en un beso. #

Ella sabe cuándo me voy a callar, que no se me ha olvidado el texto,

y solo la miro en silencio. Ella también sabe

cuándo olvidé el texto... Entonces ella sabe

cuándo voy a besarla.

Karina ha sido su gran amor adolescente,

con el que ha vivido momentos que le marcan.

Entonces, bueno, por eso supongo que la gente

quería que estuvieran juntos, y era lo más esperado.

Que por fin fueran pareja.

Creo que ha sido un acierto de la serie

no habernos tenido siempre de pareja.

Y contar que todo surge

y que todo empieza es mucho más interesante.

Como le decía su abuela, Herminia, la tienes ahí enfrente.

No tienes que buscar tanto.

Es la del rellano. La de toda la vida.

# ...regálame las mieles del olvido.

# Bésame,

# que te quiero recordar. #

Para mí, esta parte final

que vamos a emitir, en la que el personaje deja un poco de serlo,

la he disfrutado mucho interpretativamente,

pero la he rodado con un poco de miedo,

porque es la primera vez que se va a ver un Carlos

con toda la familia en contra.

¡Eres un sermón continuo! ¡Todo el día dando lecciones!

¡Que no es eso!

Solo te decimos que estamos aquí. Ocúpate de tu vida.

De tu vida, que demasiado tienes.

Se te está poniendo una cara de amargada...

¡Vete a la mierda! ¡Olvídame!

¡Olvídame tú! ¡Carlos!

¿Estáis bien? ¡Toni!

Yo sí, pero Carlos no contesta.

Carlos, dime algo. Hermano. Dime algo, Carlos.

¡Carlos! ¡Llamen a una ambulancia!

No quiero perderme la experiencia

de hablar de tu momento en "Cuéntame",

y tu momento en la vida, para ya terminar de disfrutar

y de agradecerte aún más todo lo que nos has dado.

Tengo ahora la misma impresión

de cuando a una madre un hijo le dice:

"He tomado una gran decisión".

A mí me produce una enorme alegría

que alguien tenga la capacidad de decidir.

Al final, "Cuéntame" es como una familia

y los hijos han estado muy a gusto, pero han tenido que independizarse.

Cuando una persona hace lo que siente, claro que puede irle mal.

Pero le irá peor si no lo sigue.

Es ley de vida y es lo que tiene que ser.

Los tres hermanos lo hemos tenido claro

cuando hemos decidido irnos.

Sí, pero que lo duro es irse de un sitio

en el que consideras que se hace un buen trabajo,

que tú lo haces y en el que estás bien.

No sé, yo...

Yo aquí estoy muy a gusto.

¿Entonces te quedas?

# Cuéntame,

# tú que has vivido...

# el despertar

# de un tiempo que nos cambió.

# Volverás

# a ser un niño...

# al recordar

# las largas tardes de sol.

# Háblame de lo que has encontrado

# en tu largo caminar.

# Cuéntame cómo te ha ido.

# Si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido.

# Si has conocido la felicidad.

# Sentirás...

# el dulce abrazo

# de aquellos padres

# que dieron todo por ti.

# El sabor...

# del primer beso.

# Todos los sueños

# que tú querías cumplir.

# Háblame de lo que has encontrado

# en tu largo caminar.

# Cuéntame cómo te ha ido.

# Si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido.

# Si has conocido la felicidad.

# Hoy podré... # -Junto a ti...

# -...evocar... # -Nuestro ayer.

# -Cuéntame... # -Cómo fue.

# -Háblame... # -De aquellos días.

# -Háblame... # -De aquellos días.

# -Háblame... # -De aquellos días.

# -Háblame... #

Estoy disfrutando mucho de estos últimos días de rodaje.

Sí. Llevas un mes, yo creo, desde hace un mes,

disfrutando cada abrazo, cada momento,

diciendo lo que no has dicho.

Sí, porque, bueno, desde que yo tomo la decisión,

lo primero que pienso

es que me apetece hacerlo todo de la mejor manera posible.

Y a lo mejor lo que quiero hacer

es volver a venir aquí nueve meses, no lo sé.

Pero creo que necesito volver a decidirlo.

Fuera de aquí me puede ir fatal,

me puede ir mal, me puede ir bien,

pero mi escuela habrá sido esto.

Mientras todos los inconvenientes y todo lo que vaya ocurriendo

se vaya integrando de la manera

en la que se integra en una familia real

pues no pasará nada.

Yo pienso que..., lo pienso de corazón,

la serie está muy por encima de cualquier personaje.

Un proyecto así... Yo también.

Lo siento por el paralelismo futbolístico,

pero es como cuando se va un gran jugador del Madrid.

El Madrid está por encima de cualquiera.

¡Por favor! ¿Qué pasa?

Pero si eres la primera

que hace comparaciones así. Qué madridista.

Le salió la vena merengue. Claro.

Ay, ay, ay. Qué barbaridad.

Porque tú eres del Sevilla. Cuéntanoslo.

Tú eres del Sevilla, ¿no?

¿Cómo? Que tú eres del Sevilla, digo.

¿Eso qué es, un equipo?

"En este momento yo estoy"

en oración, por así decirlo, para que le vaya bien a Ricardo.

Porque me da muchísima pena perderlo. Muchísima.

Y si dentro de tres años...

se ha dedicado a zanganear y no ha hecho nada,

lo llevo a cenar y lo crujo, vamos. Pero no creo que pase.

No creo que pase.

Porque es ley de vida, ¿no?

La vida no da pena, y aquí contamos la vida como es.

"Cuéntame cómo pasó". Pues fíjate.

# Volver a los 17

# después de vivir un siglo

# es como descifrar signos

# sin ser sabio competente.

# Volver a ser de repente

# tan frágil como un segundo.

# Volver a sentir profundo

# como un niño frente a Dios.

# Eso es lo que siento yo

# en este instante fecundo.

# Se va enredando, enredando.

# Como en el muro la hiedra. #

-¿Cómo te sientes?

Alguna visita haré.

¡Ay, sí! ¿Vas a venir? ¡Mi primo! Mañana.

El lunes está aquí.

A mí no me preguntes.

# ... en la piedra.

# Y sí, sí, sí.

# De par en par la ventana.

# Se abrió como por encanto.

# Entró el amor con su manto

# como una tibia mañana.

# Al son de su bella diana

# hizo brotar el jazmín.

# Volando cual serafín

# al cielo le puso aretes.

# Y mis años en 17

# los convirtió el querubín.

# Se va enredando, enredando,

# como en el muro la hiedra.

# Y va brotando, brotando,

# como el musguito en la piedra.

# Como el musguito en la piedra.

# Y sí, sí, sí. #

La mierda que se comía en EE.UU. Todos hormonados.

¡Estamos grabando!

(ROBERTO, OFF) "Asomarse a 'Cuéntame' es mirarse en un espejo

donde cada uno encuentra su reflejo". De ninguna manera.

"Unos padres luchadores.

Unos hijos que buscan su lugar en el mundo".

Que es una encerrona.

"Una abuela que es la voz de la experiencia.

Pero, sobre todo, es asomarse a una parte de nuestra historia,

la que nos hace ser como somos.

Porque, si la vida es cambio,

la de los Alcántara lo es por partida doble.

Han sido 17 años de historias.

17 años de nuestras vidas.

'Cuéntame' está hoy de cumpleaños

y celebra que aún le queda mucho por contar".

# ¿Cómo será si algún día # volvemos a encontrarnos?

# ¿Qué vestido traerás puesto?

# ¿Qué de ti habrá cambiado? #

Francamente, he aprendido mucho. Es una carrera de fondo.

Lo más importante es la humildad e ir siempre con una sonrisa.

Está hecha con mucha verdad.

Los Alcántara son una parte más de la familia española.

Al llegar entiendes que son una familia.

Nos amamos.

Y nos lo creemos.

Pasara lo que pasara, eso no se irá nunca.

Vamos. Esto ya forma parte de mis venas.

La gente se identifica. Es la clave.

Que aquí todos remamos en la misma dirección.

# Cómo será si algún día # volvemos a encontrarnos. #

El paso del tiempo ha hecho que sea único y paradigmático.

# ...las palabras. # Nos quedaremos en blanco.

# Permitirás que me vaya

# por la noche, al celebrarlo.

# Cómo será si algún día

# volvemos a intentarlo. #

Pues casi, casi es mi religión.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo especial: "Cuéntame una historia de amor"

Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo especial: "Cuéntame una historia de amor"

13 sep 2018

Episodio especial en el que las puertas de San Genaro se abren para enseñar las tramoyas de un día de rodaje. Roberto Leal se cuela en los platós para compartir con actores y técnicos los que fueron últimos días de grabación para Ricardo Gómez y Elena Rivera, transmitiendo a los espectadores su personal mirada sobre la serie. En una larga sobremesa, a la vera del viejo camión del descampado donde la pandilla de Carlitos planeaba sus travesuras, se reúnen Imanol Arias y Ricardo, Ana Duato, María Galiana, Pablo Rivero e Irene Visedo para charlar con franqueza sobre diecisiete años de trabajo, de sus ilusiones y desencantos… Mientras que Elena Rivera, Ana Arias, Paula Gallego, Paloma Bloyd, Carlo Cuevas, Silvia Espigado y Manolo Cal participan con sus opiniones y mostrarán a Roberto las bambalinas de la producción.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo especial: "Cuéntame una historia de amor" " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo especial: "Cuéntame una historia de amor" "
Programas completos (351)
Clips

Los últimos 2.537 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Pedro

    Mil Gracias por seguir adelante.Desde Uruguay los queremos y seguimos

    22 sep 2018
  2. Fatima

    Buenas noches, soy de Argentina y no estoy pudiendo ver el Capítulo 339, me aparece en la portada pero cuando entro se reproduce el 338, o pone un cartel diciendo que el contenido no está disponible para Estados Unidos, Canadá y Chile, quería sabes donde verlo o si se puede arreglar ya que soy fan de la serie y quiero ver cómo arranca está 2da parte, desde ya muchas gracias!

    21 sep 2018
  3. Luis Berni

    Por fin volvieron para completar la T19 (antes, en ésta época era el comienzo de temporada; habrá que ver en qué momento empieza la Nº 20). Me gusta ver el detrás de escena o los bastidores de una obra y está bueno que todo el público también lo haga. Parece mentira que ya hayan pasado 17 años del primer episodio, pero así es el tiempo que nunca se detiene y pasa para todos sin excepción. Me apena que el personaje de Carlos se vaya de la serie y habrá que ver quién será entonces el que haga los relatos más adelante. Ojalá que no le pase lo mismo que el personaje de Miguel. Pero si fue decisión del actor irse, que siga adelante en sus nuevos horizontes. De mi parte, seguiré viendo la serie y pasando muy buenos momentos. Gracias y hasta la próxima. Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

    21 sep 2018
  4. Daniel

    por fin puedo reconocer y reconozco y grito a los cuatro vientos que soy un adicto de la serie desde el capítulo 0 lo digo porque sé que mis amigos los punkies nunca se lo hubieran imaginado me pone más feliz cuándo metía en un capítulo nuevo que cuando nos marchábamos de concierto y por eso quiero que sepan todos ellos y no digo nombres viva los Alcántara por muchos años y que tengas toda la suerte del mundo Ricardo

    18 sep 2018
  5. Daniel

    Ahora y con los pulmones a todo trapo.y con una alegria qué me desborda, les quiero decir a todos mis colegas los punkis,que si,que e visto la serie entera del primeo al ultimo capítulo y grito a los cuatro vientos (VIVA CUENTAME) y el punki...os adoro. Toda la suerte del mundo RICARDO.

    18 sep 2018
  6. Daniel

    A sido un serie que desde que empezo la sigo y a mis amigos tó punkis siempre lo e guardado en secreto en mi circulo (seria la expulsion inmediata) y el hazmereir de todos.pero ahora,sin tapujos y sin pelos en la lengua y con el grito a los mil cielos digo que adoro cuentame la e visto y la vere siempre la mas mejor....VIVA LOS ALCA TARA!!. Y el punk tambien..

    18 sep 2018
  7. Lety

    Es una serie maravillosa. Espero que la salida de Carlos no sea el inicio de su fin. Felicidades a todo el equipo y suerte a Carlos (Ricardo). Desde MEXICO con cariño

    18 sep 2018
  8. pilar

    y el tio miguel que tambien formo parte tantos años ni palabra. y las dos niñas que fueron maria

    16 sep 2018
  9. María

    Pena tremenda Carlos y Karina los dejen, justo en momento donde su crecimiento permitiría desarrollarse dentro de familia, pero pensar regresarán, y beneficioso es para actores hace pensar continuarán incluidos, por si regresan para exponer sus experiencias. El crecimiento es bueno, pensar no regresarán loco, por lo cual esperamos verlos nuevamente, porque extrañaremos cuando Antonio empeore o reconozcan que Carlos siempre se negaba a aceptar ser igual al padre, y nunca lograba lo contrario, particularmente al negarse crecer mental y emocionalmente, pese a no ser el único. Es la trama con detalles mencionados lo que hace sobre CUÉNTAME la historia que nos deberá seguir mostrando mucho más(DESDE MAR DEL PLATA, BUENOS AIRES, ARGENTINA).

    15 sep 2018
  10. Daniela

    Triste la ida de Carlos. Pero es cierto. Los niños crecen y un día dejan el nido para emprender su propio vuelo. Es que los Alcántara son parte de nuestra familia. En tantos años, los espectadores hemos compartido junto a ellos las mismas cosas que nos pasan de este lado de la pantalla: nacimientos, casamientos, muertes... Será por eso que nos duele tanto y a la vez es tan natural verlo partir. Habrá que ver entonces cómo sigue todo ésto sin Carlos ni Karina. Porque la vida continúa. Y Cuéntame... también! Saludos desde Buenos Aires.

    15 sep 2018