www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4468639
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 332: 'The days of the week' - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "Cuéntame cómo pasó")

# Cuéntame

# cómo te ha ido

# en tu viajar

# por ese mundo de amor.

# Háblame de lo que has encontrado

# en tu largo caminar.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad. #

(Tormenta)

(Radio y noticias en inglés)

Ah...

(Se apaga la radio)

(SUSPIRA)

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "Dijo una vez un sabio

que la vida no tiene más sentido que levantarse cada día

y vivir.

Pese a lo cual muchos dedican todo su tiempo

a buscar su lugar en el mundo.

En realidad, no importa demasiado ni dónde vivas ni por qué.

No importa ni cuándo ni cómo.

Sí importa, y mucho, en compañía de quién pases la vida".

(Televisión)

(HABLA EN INGLÉS)

Joder...

Ay...

"Good morning". "Good morning, Antonio".

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

Si no, la cuchilla me raspa. (ASIENTE)

"Save" es "ahorrar", macho. ¡Ah!

(HABLA EN INGLÉS)

¿Qué dice?

Dice que han quitado la caldera,

que con bañarse una vez a la semana es suficiente.

Ah, pues no, no, no, no.

(HABLA EN INGLÉS)

Estos dos son un par de marranos. Ya.

¿A que sí?

¿A que sois unos gorrinos?

(CON ACENTO INGLÉS) Gorrinos.

¿Qué dice? "Na".

Que cogí un trozo de queso de la nevera.

Estaba muerto de hambre. Ah.

Cierra, cierra.

Que voy a coger una cizalla y te voy a descerrajar la nevera.

Un frío que pela y este con camiseta imperio.

Yo como esto siga así voy a llamar a la agencia.

A mí me dijeron que venía aquí con pensión completa:

tres comidas al día, habitación y ducha.

Cuando llegue la reclamación, estamos de vuelta. Esto funciona así.

¿Tú cómo lo sabes?

Es la tercera vez que lo intento.

¿Que intentas qué? Aprender inglés.

Ah, coño.

Así te manejas así de bien y te entiende todo el mundo.

No te puedes fiar de un país que pone moqueta en los baños.

Por no hablar de la cerveza esa tibia que toman.

No seas exagerado. ¿Hum?

Algo bueno tendrán. Tenemos que venir aquí a aprender inglés.

Esta gente inventó el nudo Windsor y el fútbol.

El fútbol lo inventaron los mayas. ¿Sí? Primera noticia que tengo.

(HABLA EN INGLÉS)

"You, Antonio".

(CARRASPEA)

(HABLA EN INGLÉS)

(EN ESPAÑOL) Y san Genaro. "My..."

"My... barrio".

"Neighborhood".

(INTENTA PRONUNCIAR "NEIGHBORHOOD")

"Neighborhood..."

(EN INGLÉS)

¿A que sí?

* (CONTINÚA EN INGLÉS NO ACADÉMICO)

(Frenazo y claxon)

¡Mira por dónde vas, "empanao"!

*(CONTINÚA EN INGLÉS - ESPAÑOL)

Puedo solo con una.

¿Seguro? A ver si se te va a abrir la herida.

¡Puedo solo con una! Voy más cómoda.

-Hija, déjate ayudar.

Recoge tus cosas, que tenemos que llegar pronto al instituto.

¿Tenemos? No pensarás acompañarme, ¿no?

Pues claro que sí. Te voy a llevar en coche.

¡Si está aquí al lado!

Hija, por Dios, que la Dra. ha dicho que no puedes andar mucho.

Además, tengo que hablar con la directora.

Hija, qué cara tienes, Mercedes.

Seguro que no has pegado ojo.

Ay...

¿Cuándo le vas a decir a Antonio lo de la niña?

Madre, por Dios, ¿otra vez con eso?

¡Es que la han disparado con una pistola!

Que sí, pero si se lo digo ahora se pondrá como un energúmeno.

Y con razón.

Ya se lo diré cuando vuelva del curso de inglés.

Bueno, mira, tú puedes hacer lo que tú quieras,

pero creo que te equivocas.

¿Por qué te tienes que poner siempre de parte de Antonio?

¿De Antonio? De los hombres.

¡Qué hombres ni qué hombres!

Antonio es tu marido.

Y María la hija de los dos.

Y le han pegado un tiro en el culo, tiene derecho a saberlo, digo yo.

(Vítores)

(TODOS) ¡María, María, María!

(Aplausos)

(Vítores y silbidos)

¡Ole!

-En nombre de todo el instituto quiero transmitirte nuestra alegría

por tu pronta recuperación.

Y nuestro reconocimiento por haberte convertido en símbolo de la lucha

por la defensa de la educación pública.

En representación del Consejo escolar,

nuestro delegado te va a hacer entrega de un regalo de bienvenida.

-Es el último de Joaquín Sabina.

Nos han dicho que te gustaba mucho.

Aquí por detrás hemos firmado todos.

-Gracias. Muchas gracias a todos, de verdad.

Bueno...

Supongo que ahora me toca hablar.

Me da un poco de corte.

Pero bueno, da igual.

Solo quería deciros

que...

Lo he traído escrito.

Estoy muy contenta de poder hacer mi vida normal otra vez.

Han sido unos días muy duros. Y aún me queda la recuperación.

Pero quiero que sepáis

que aunque al hospital me llegaron flores, regalos

y telegramas de todas partes,

lo que más ilusión me hizo fueron vuestros mensajes de apoyo.

La verdad es que siento que yo no hacía nada malo en la manifestación.

Que además era mi derecho estar ahí con todos vosotros.

Y que se ha cometido una gran injusticia conmigo.

Hasta ahora ningún miembro de la policía

se ha presentado para pedir perdón.

O para preguntar por lo menos qué tal estoy.

Mi familia y yo vamos a luchar para que se haga justicia.

Y para que nada parecido vuelva a ocurrir.

Somos estudiantes.

¡No somos delincuentes!

-¡Vosotros, fascistas,

sois los terroristas!

(TODOS) ¡Vosotros, fascistas, sois los terroristas!

(TODOS) ¡Vosotros, fascistas...!

-Y os aseguro que esto lejos de desanimarme

me anima a seguir.

Así que, compañeros, estad seguros de que si es necesario

¡volveré a manifestarme en defensa de nuestros derechos!

(Ovaciones)

Es una niña muy valiente.

A lo mejor se tenía que haber quedado unos días más en casa.

No, mujer, le va a venir bien estar con sus compañeros.

¿No te parece excesivo el recibimiento que le habéis hecho?

¿No lo has visto? El instituto está volcado en ella.

No me malinterpretes, pero no quiero que se crezca.

Es su día.

¿Cómo va lo de la denuncia?

Si nos necesitáis para testificar o para cualquier cosa,

podéis contar con nosotros.

Gracias. Eso va para largo.

Solo espero que se haga justicia.

La policía no puede ponerse a disparar a estudiantes.

¿No viste en las noticias que hubo mucha violencia?

Es obra de otros, no de los estudiantes.

Esas cosas se contagian.

No me parece bien que les animéis desde el centro.

No, no. Desde el instituto se les anima a ser ciudadanos responsables.

María no tenía que haber estado ahí.

María es una niña con mucho criterio, y eso es mérito vuestro.

No reconozco a mi hija.

¿Cómo puedes decir eso? ¡No le metáis

en la cabeza!

(Voces de fondo)

¡Sí a la educación pública de calidad para todos!

(TODOS) ¡Sí!

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "Mientras mi hermana encontraba

su lugar en el mundo de la protesta estudiantil,

yo viajaba a las raíces junto a Karina y Olivia,

en busca de un lugar para mi mundo de joven padre en apuros.

No tardaría en darme cuenta de que en la vida hay sitios que te acogen

y otros que simplemente te expulsan".

¡Eh! ¡Bueno!

¿Cómo estás? (RÍE)

Cuánto tiempo sin verte. Te vas a hartar de verme.

¿Y la niña? La niña ahí, con su madre.

Es que es una preciosidad, pero no para de llorar.

Es un poco demonio.

Me he dejado las llaves de la casa. Yo os abro.

¿No hay problema? Sí, sí.

Qué bien que estéis aquí. Maite está deseando veros.

¿Cómo está? Con mucho trabajo, pero bien.

-Hasta mañana, Luis.

-Hasta mañana.

¿Ya? Es temporada baja.

(ASIENTE) ¿Qué pasa?

¿Te vas a poner de jefe ahora o qué?

Carlos, el hotel nos tiene absorbidos. No...

Bueno, eso es que va bien. Bueno...

Los fines de semana he trabajado todos los días.

Solo tenemos a Venancio y una mujer en la cocina.

Estamos un poquito... hasta arriba.

¿Qué tal, amiga? ¿Cómo estás?

Tengo una noticia que daros.

¿Un bebé? No, ojalá.

Me presento a las elecciones municipales por Izquierda Unida.

-¿En serio? -Sí.

Vale. ¿Salvador qué opina?

Ha sido él quien me lo ha propuesto.

Como fue a la cárcel no quiere repetir.

A los de Izquierda Unida les ha parecido bien.

¿Qué os parece?

La Serrana de la Vera es una historia de rencor y venganza.

Los hombres son mezquinos.

Y salvajes.

Y merecen ser exterminados.

Inés, ¿qué te parece este concepto?

-Salvaje.

Pero imagino que es el punto de vista de Gila.

-Exacto, es un punto de vista muy extremo.

Así lo imaginaron Lope y Vélez de Guevara.

Después de ser mancilladas,

Gila reta a los hombres con sus propias armas.

Se convierte en uno de ellos.

Coge la espada. Es agresiva, directa, mata.

Sin ninguna compasión.

Quiero hacer un montaje rudo.

¡Físico!

Y para ello contamos con el mejor maestro de armas.

Maestro Campomanes. -Hola a todos.

-Hola. -Hola.

-Es tan importante que os pongáis en mis manos como en las suyas.

El resultado final es el fruto del trabajo de los dos.

Echadle una ojeada a los bocetos de vestuario,

que han hecho un trabajo magnífico.

-Los de la fotocopiadora han tenido un corte de luz

y me han tenido media hora esperando. He estado a punto de largarme.

Es la tercera vez esta semana. -Pasa, repártelo.

Ella es Natalia, mi ayudante de dirección.

Cualquier duda que tengáis,

cualquier problema, acudís a ella.

Natalia es mi mano derecha.

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "Mi hermana Inés

se movía en su lugar habitual en el mundo,

el del desasosiego y la incomodidad.

Y mientras, mi hermano Tony buscaba la manera

de hacer periodismo incómodo,

sin perder su acomodo como presentador del Telediario".

Han detenido al Cojo Manteca en Sevilla.

Le acusan de quemar una casa abandonada.

Prepárame una pieza para esta noche. ¿Hay víctimas?

No.

Entonces, ¿qué interés tiene?

No me toques los cojones que ya sé por dónde vas.

Lo único que va a quedar de estas dos semanas

es la imagen del Cojo Manteca. Ya, ya.

Y a tu hermana le dispararon y nadie se acuerda de ella. ¿Es eso?

La noticia es que la policía dispara contra estudiantes,

no que un punki rompe farolas o quema casas.

La gente quiere ver al Manteca. Es una imagen icónica.

De tu hermana ya se habló en su momento.

La gente quiere ver lo que el gobierno le quiere enseñar.

Tú fuiste el primero en ocultar que la niña era tu hermana, ¿verdad?

Pues ahora no me vayas de apóstol.

La pieza.

Un minuto.

(Teléfono)

Informativos, Antonio Alcántara.

"Tony". Sí. ¿Quién es?

"Tony..." ¿Marcos? ¿Eres tú?

Marcos, es que no te oigo bien. ¿Desde dónde lamas?

"Mira, yo..." Sí, ¿qué pasa?

"Te estoy molestando, perdona".

No, no, no, que no me molestas. ¿Desde dónde llamas?

¿Marcos? ¿Marcos? ¿Marcos? ¿Hola?

(Fin de llamada)

(Llanto)

Olivia, bienvenida a casa.

¿Hum?

¿Qué te parece cómo tiene el tío Luis la cocina, eh?

¿A que te gusta, a que te gusta, mi niña?

Todavía no me creo que os vengáis aquí a vivir.

-Ya ves.

Yo vine por unos meses y llevo más de dos años.

(Ovejas)

El aire puro engancha.

Bueno, os hemos dejado la habitación grande.

-Hace un poco de frío aquí, ¿no?

-Y eso que he dejado las dos estufas encendidas,

pero esto en invierno es un iglú y en verano un horno.

-Voy a deshacer la maleta.

Sí.

¿Te la quedas un momento? ¡Claro! Ven aquí, ven.

Ven aquí, mi niña, ven. -(LLORA)

Ya, ya.

(Llanto)

¿En serio tú no tienes frío?

Sí que hace un poco, sí.

¡Ven aquí, anda!

Que te voy a hacer entrar en calor.

(SE BESAN)

Tú no paras, ¿eh? No.

Es lo que me mantiene vivo.

(SUSURRAN)

(RIENDO) ¡Que nos va a oír!

-¡La niña se ha hecho caca!

-Se acabó la fiesta.

-¡Carlos, Karina!

No, no, espera un poco. -No, no, no, Carlos, venga.

Bueno, por lo menos hemos entrado en calor.

Yo no.

¿Ni un poco?

"See you tomorrow. Have a nice day".

Santos...

Santos.

¿Eh? Despierta, que te has dormido.

¿Hum?

¡Qué corta se me ha hecho!

Si es que llevas durmiendo más de media hora.

Hum... es que desde el accidente tengo apneas.

Coño, ¿tú has tenido un accidente?

Olvídalo.

¿Te vienes al British Museum, que es gratis?

Ya sé que es gratis, pero yo no voy ahí ni loco.

Todo lo que tienen ahí se lo han robado a los griegos,

a los egipcios, a los meso...

A los de Mesopotamia. Vamos, ni hablar.

¿Y a ti qué más te da a quién le hayan robado las cosas?

Allí por lo menos tendrán calefacción.

¿Sabes lo que me pasa? No.

Que estoy hasta las narices.

De la casa, de las clases, del inglés.

¿Por qué tenemos que aprender inglés?

¿Quién se ha inventado que tengamos que aprender inglés?

Cómo dices tú eso, que es el tercer curso que haces.

Yo no voy a aprender en la vida. Y tú menos, no das una, macho.

Nos ha fastidiado, claro que doy una.

La gente me entiende, cada vez estoy más suelto.

¿Qué te van a entender? Eso es lo que tú te crees.

Los idiomas los aprenden la gente joven.

Nosotros tenemos el cerebro gastado.

Y la lengua dura.

La lengua dura la tendrás tú, no te jode.

¿Qué haces?

No hay cosa que les joda más.

Yo creo que a los que más nos jode es a nosotros.

Que no, he estado trabajando con ellos diez años en la Costa del Sol.

Les tocas Gibraltar y te saltan a la yugular.

Ya puestos, podíamos decir que las Malvinas son argentinas. (RÍE)

(CHISTA)

¡Date prisa!

(Timbre puerta)

¡Hola! -¡Hola!

-Pasa.

-Perdona, la reunión con el director se ha alargado mucho.

-Tranquila, están jugando en la habitación.

¡Oriol, ha llegado tu mamá!

Ya ha cenado. Con Santi, a las 8.

-¡Siento la molestia!

-Tranquila, si he llamado a un chino.

-Mañana mismo me organizo con mi madre.

-Inés, me da igual recoger a uno que a dos.

¿Inés? -Lo siento, me estoy mareando.

-Tranquila, ven a sentarte.

¿Quieres que te traiga un vaso de agua con una cucharada de sal?

-No, no, ya estoy mejor. Ha sido un bajón.

-¿Seguro? -Sí, sí, sí.

Enseguida se me pasa.

(HABLA EN INGLÉS)

-No sé nada de Marcos desde Londres.

-Eso es más de una semana.

-Sí, no me llama y no sé cómo localizarle.

-¿Está en México?

-En principio, tenía que estar todo el mes.

Pero desde que nos despedimos no ha dado señales de vida.

-¿Ni siquiera para decir que había llegado bien?

-No.

-A lo mejor no tiene un teléfono a mano.

-O a lo mejor no quiere llamar.

O a lo mejor ha conocido una mexicana guapísima.

-¿Lo dices de verdad?

-Da igual, son mis neuras, perdona.

¿Quieres que le digamos algo a Tony?

A lo mejor él puede ayudar a localizarlo.

Creo que Samuel conoce a mucha gente de Interview.

-Pues quizá sí.

-¿Mañana podemos volver mañana? Me he dejado una partida a medias.

-No, mañana te toca con la abuela.

-Es que en casa de la abuela me aburro mucho.

-¿Te aburres con María?

-María está un poco tonta últimamente.

Lee libros raros, escucha música deprimente.

Es que no la entiendo.

-Anda, coge el abrigo.

Va.

(TV) "Jon Manteca, conocido como Cojo Manteca..."

-¿Estabas viendo a tu chico?

-Sí, le veo todas las noches. "...ha sido detenido en Sevilla..."

Aunque sea solo por la televisión.

"Al parecer, habría participado

junto a otros 18 jóvenes en el incendio de una casa abandonada

colindante con la Casa de la Moneda de la capital hispalense,

vivienda que les habría servido de escondite durante esta semana".

La policía ha declarado que Jon Manteca

se encontraba en Sevilla de paso,

pero pretendía trasladarse a Cádiz

para disfrutar de sus famosos carnavales.

(Radio)

(Noticias en inglés)

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "La vida es para muchos

el mero pasar de los días,

pero para los que están lejos de los suyos,

lo que verdaderamente pasa

no son los días, sino las ausencias".

(TV) "...en Atocha convocada por la Coordinadora de estudiantes".

Estos van a armar otra vez la marimorena.

¿Otra manifestación? Sí, hija, sí.

Y además delante de las Cortes, para más inri.

Tienes que atar corto a María.

Ni loca va a otra manifestación.

Pues ahora con tanto aplauso en el instituto

y tanta monserga se creerá Agustina de Aragón.

Pero la voy a cambiar de instituto.

María no necesita cambiar de colegio,

María necesita a su padre.

Y dale molino. ¿De verdad?

Es que él sabe atarla corto.

¿Y yo no?

No es lo mismo.

¡Que a los chicos los he criado yo más que Antonio!

Eso sí es verdad. Y han salido bien.

Bien...

¿No han salido bien?

Mercedes, han salido demasiado modernos.

Ellos van a la contra de toda la gente normal y corriente.

¿Y la gente normal y corriente quiénes son según tú, a ver?

Pues los que se casan por la iglesia, tienen hijos propios, trabajo fijo

y no van por el mundo llamando la atención.

Ahora me entero de que tus nietos no te gustan.

Mercedes, hija.

Mis nietos son lo que yo más quiero en el mundo,

pero de eso a que sean normales...

hay un abismo.

Y la culpa la tengo yo.

Me ayudas muchísimo, madre, desde luego...

Un hombre es un hombre, te guste o no.

Por fin se ha dormido Olivia. A ver si aguanta.

¿Se ha dormido del todo? (ASIENTE)

Aquí duerme peor, ¿eh?

Es por la novedad, se tiene que acostumbrar.

Tú tampoco descansaste la primera vez que dormimos juntos.

Es por el frío.

Ya lo sé.

Termino con esto y me acerco a la bodega,

a ver si sobra alguna estufa y la pongo en la habitación.

Carlos, ¿tienes 1000 pesetas? Tengo que ir a comprar.

Es que no hay ni huevos, ni aceite, ni arroz, no hay nada.

Sí, es que comen en el hotel, ¿sabes?

Es por eso que no hay nada.

Toma, aquí tiene que haber 600.

No compres huevos, que estamos en el pueblo.

330.

Me gasté ayer 1000 en gasolina, ¿te acuerdas?

De todas maneras, no estamos en Madrid.

Te sorprenderás, eso rinde aquí. ¿No tenemos nada más que esto?

No. Pero me conocen en el colmado.

Si es más, que lo pongan a mi nombre y no hay ningún problema.

¿Y mañana?

Ven aquí.

Ven aquí.

Ven aquí. Uy.

Mañana ya veremos.

Voy a vender la moto.

No, Carlos, a ti te encanta la moto. No.

Se acabó el Llanero solitario.

Qué cabronazo.

Tenías razón, Mazolini vive en esos apartamentos.

Que sí, que sí, que tenemos a la mafia apalancada en España.

(Disparo fotográfico)

(Disparo fotográfico)

¿Qué hacen, adónde van? Han desaparecido.

Míralos, ahí están.

Ese es su hijo, ¿no? Ajá.

Ese dicen que es muchísimo más sanguinario que él.

Y el otro, el del pelo blanco, ¿quién es?

Pues a ese no lo identifico.

Seguramente debe de ser uno de los intermediarios

que usan para comprar las propiedades.

Están blanqueando dinero de la droga tan ricamente

la policía lo sabe y no hace nada. Toma, y el FBI.

No querrán hacer nada

hasta que no los pillen en medio de una movida importante.

Bueno, y ahora que sabemos donde viven,

¿cuál es el siguiente paso? ¿El siguiente paso?

Contactar con alguien de aquí que los esté ayudando.

El del pelo blanco podría ser nuestro hombre.

Sí, sí. Yo creo que voy a seguirlos.

Toma, te encargas tú de esto.

¿Tienes a alguien que te revele las fotos?

Sí, sí, no te preocupes.

Pero, Tony, no te comportes como un sospechoso.

Que no me puedo arriesgar, macho.

Imagínate qué acojone que mi jefe se entere

de que investigo a la mafia. Ya.

Tenemos que ser muy discretos. Descuida, el editor es una tumba.

¿Le has hablado de mí al editor?

Tony, ¿qué quieres que haga? Eres famoso.

No te lo puedo negar. Tu nombre abre puertas.

Si quieres, lo puedes dejar. No, no lo quiero dejar.

Lo que quiero es que mi nombre no circule, lo hablamos.

Ya los recogen.

Bueno, ten mucho cuidado.

Y llama a tu amigo para lo del novio de mi hermana.

Ah, sí, sí.

-Es usted el del telediario, ¿verdad?

Sí, son 12 hectáreas de viñedo.

No, 4000 kilos, no.

La llave de la caja.

300 kilos de abono por 12 hectáreas,

Luis, la llave de la caja. Son 3600 kilos.

Lo necesitaría para mediados de la semana que viene como muy tarde.

Tengo que haber terminado el abonado antes del día 10.

Venga, perfecto, pues el viernes por la mañana nos vemos.

Gracias, adiós.

Luis, ¿y esto?

Son 30.000. Lo tuve que coger para pagar a Venancio.

¿Cómo que a Venancio?

¿Has mezclado la caja del hotel con la de la bodega?

¿Qué caja? En el hotel no hay caja, solo hay gastos.

Joder, pues yo tengo que coger algo, ando pelado.

¿La novela qué pasa, que no se vende o qué?

Se vende más o menos, pero todavía no he cubierto el anticipo

y ando devolviéndolo.

Joder, yo pensaba que te ibas a forrar.

Yo también, pero para forrarse hay que escribir "best sellers".

Pues escribe uno de esos, claro.

Claro. No es tan fácil, ¿sabes?

Además, yo no tengo talento para gustarle a todo el mundo.

Lo que deberíamos hacer es pedirle un aumento a tu padre.

Nos paga una miseria.

¿Cómo le voy a pedir un aumento a mi padre

si no he pisado la bodega en cuatro meses?

Pídeselo tú.

No, se lo vamos a pedir los dos porque ahora las cosas han cambiado.

¿Han cambiado? Claro, ahora somos cuatro

y podemos repartirnos mucho mejor el trabajo.

Si lo tengo todo pensado.

Por las mañanas Mayte y yo aquí y vosotros en el hotel,

tardes y noches hacemos turnos, no nos queda otra.

Los fines de semana, que es cuando más trabajo hay,

los cuatro a tope en el hotel. ¿Qué te parece?

¿A qué hora es mañana la mani? -¿No estarás pensando en ir?

-¿Por qué no? -Porque puede haber cargas.

-Puedo quedarme atrás en la retaguardia.

-Con muletas ni de coña, María. -Con un Manteca tenemos bastante.

-Igual, si hacemos correr la voz de que María va,

la policía no mueve un dedo. -Claro, y yo quiero ayudar.

-Ya has ayudado un huevo, María.

La gente se está movilizando mucho más gracias a ti.

-¡Tú, eh, el alto! Ya estás quitando esto de aquí.

-No jodas, Eladio, si es por el bien común.

-¿Por el bien común? A ver con qué está pegado.

Anda, no me fastidies, joder.

Con un chicle. ¡Pero serás guarro!

Venga, vamos, vamos.

María, tú deberías estar en casa y no aquí.

-Pero si no hago nada malo. -No, ni bueno tampoco.

Escuchad, estos chicos son demasiado mayores para vosotras dos.

-No somos novios ni nada. -Pero estáis todo el día juntos.

Ya me gustaría a mí saber la opinión de vuestros padres.

-Eladio, dame un cigarro suelto.

-Que sean dos. -¿Eh?

-Que sean dos. -¡Uy!

-Pero si tú no fumas. -Yo sí fumo.

-¿Desde cuándo?

-Desde lo de la mani. Cuando te dispararon me puse muy nerviosa

y Michel me dio un piti para que me relajara.

-¿Fumar relaja?

-¡Claro que relaja! Y además te entran muchos chicos.

-Bueno, ¿cuántos queréis?

¡Eh!

Bueno, entonces ¿qué? Son tres, ¿no?

-Sí, tres. -No, cuatro.

-¿Qué dices? -Que cuatro.

-Doce duros, venga. Dame.

-Toma. -Hola, Eladio, queremos chuches.

-Vale.

-¡María! -¿Qué?

Eladio, dale unas chucherías a estos niños,

pero no muchas que tienen que merendar.

¡María! ¿Estás fumando?

No. ¿Cómo que no? Te he visto.

No estaba fumando. Iba a fumar.

¡Anda, tira para casa!

¡Pero si no son ni las 19:00! ¡Te he dicho que tires para casa!

Toma, anda.

¿Y tú, Gala, qué? -Mi madre me deja fumar.

Tu madre te deja fumar. Anda...

Vámonos. ¿Y las chuches?

Las chuches otro día. Jo.

Venga.

No se puede vender tabaco a menores.

-Los chicos son mayores de 16 años y la ley lo permite.

Mi hija tiene 15 años, así que, como te vea venderle cigarrillos,

te cierro el kiosco, ¿me has oído?

Estás castigada hasta que vuelva tu padre, ¿me has oído, eh?

Mira, como te vuelva a ver fumar, es que no sé lo que te hago.

¡Ay! ¡Ay!

¡Oye!

¿Qué te pasa, hija, qué te pasa? Pues que me he enganchado.

Ven aquí, anda. No, que no puedo moverme, madre.

¡Vente al sofá!

A ver, túmbate en el sofá.

Se acabó, ¿eh, Mercedes?

Yo no te puedo ver así, hija mía. Ahora mismo llamo a Antonio.

¡Pero qué vas a llamar a Antonio, por Dios!

Está a dos horas de avión.

¡Pues que venga! No sé qué está haciendo en Londres

con lo que está pasando aquí. Yo puedo, madre, ¿estamos o no?

Sí, a la vista está que puedes tú sola.

¿Adónde vas?

A prepararte una bolsa de agua caliente.

(SHIRLEY HABLA EN INGLÉS)

-No te entiendo nada, pero la camisa está desteñida, ¿entiendes?

Desteñida.

Me has manchado la camisa de rojo.

(HABLA EN INGLÉS)

Esto pasa.

Una camisa buenísima, azul celeste era, y ahora mira.

Me la tienes que pagar.

¿Qué dice? Que hables con su marido, ¿no?

No, no, qué va. (EN INGLÉS)

Es que tiene prontos. ¿Cómo se dice "pronto" en inglés?

"Soon". Ah, "soon".

Pobrecita, ella no tiene la culpa.

¿En todas las casas anteriores era así?

Coño, Santos, no pongas esa cara, que es solo una camina, hombre.

¿Por qué no vamos al centro y te compras una camisa

y así me compro yo otra en los grandes almacenes esos?

Va a ser el aniversario de mi boda y no sé cómo lo voy a celebrar.

Llevo 39 años con la misma, que ya es decir.

Venga, coño, Santos, joder, cambia esa cara, que es solo una camisa.

¡Es mucho más que una camisa!

Me la regalaron mis hijos el Día del Padre.

Lo siento, chico, no lo sabía.

El último Día del Padre que pasé con ellos.

Vaya. Y de eso hace ya.

Bueno.

¿Has pensado alguna vez en matarte?

¿Cómo?

En matarte, que si has pensado alguna vez.

Joder, qué preguntas haces, Santos, pues no lo sé.

Una creo, pero, vamos, así de pasada, ¿por qué?

Porque si decidieras matarte,

¿lo harías tú solo?

Pues claro, si decidiera, que no voy a decidir, matarme,

lo haría yo solo.

Una vez que lo he decidido, ¿para qué voy a molestar a nadie?

Pues yo me llevaría a unos cuantos por delante.

(Radio)

(Noticias en inglés)

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "Cuando la monotonía

atrapa tus días, la vida se convierte en rutina

y es entonces cuando empezamos a pensar

que algo a nuestro alrededor no va del todo bien".

(HABLA EN INGLÉS)

A ver.

¿Santos? No, Santos "nothing", lo conozco perfectamente.

Por cierto...

¡Santos!

¿Qué pasa?

¡Joder, macho, qué susto me has dado!

No veía nada. Pensé que te ibas a...

¿Te has preocupado por mí?

Sí, sí.

Te has preocupado por mí.

He visto que no bajabas y he dicho:

"Voy a subir a ver qué hace, porque es capaz de cualquier cosa".

Ven aquí, ven aquí.

Ya ni me acuerdo de la última vez que alguien se preocupó por mí.

Si quisiera matarme en Londres, lo haría en el puente de Waterloo.

¿Has visto la peli? ¿Qué peli?

"El puente de Waterloo". ¡Yo qué voy a ver!

¿Qué voy a ver yo? Es de llorar.

Vaya una mierda, joder.

¿Qué te pasa? ¿Que qué me pasa?

Me han robado la mantequilla y la mermelada estos mamones.

Así hacen fortuna estos ingleses. Piratas, bucaneros, corsarios.

Qué buen colchón tienes, ¿no?

Es que te lo cambié a ti antes de que llegaras.

¡Eh, eh, tío! Que estoy fregando, ¿no lo ves?

Lo siento. Tengo que subir a hacer las camas.

Ya, pero no pises en lo fregado. Lo estás encharcando, tío.

Sí, sí, es este cubo, que no escurre muy bien.

¿Le has echado jabón? Claro, un chorrito.

Joder, tienes que echarle lejía, solo lejía.

Venancio, parece que sabes mucho de esto.

Me voy yo a hacer las camas. Menos mal.

Oye, ¿cómo está Paquita?

No sé, bien supongo. No la veo desde Navidad.

Lo digo por lo de Miguel.

Pues jodida, como todos, supongo.

Ya. Un día de estos la voy a llamar.

Porque estamos unos cuantos aquí que le quieren poner una calle a Miguel.

Ah, me parece muy buena idea. Sí.

Unos están de acuerdo, otros no, pero ya sabes, los pueblos...

Qué bien. No sabía que erais tan amigos.

No, bueno, o sea, amigos, no.

Vamos, que yo lo hago por Paquita. Es que fue mi primera novia.

(RÍE) Por ayudarla, por las niñas.

Y ya sabes. Bueno, da igual.

La obra es el resultado de todo eso.

Por eso yo prefiero actores que den la sensación

de que ignoran lo que van a decir en la frase siguiente.

Descansad, mañana nos vemos, ¿eh? Y a la misma hora.

-Goyo. -Sí.

-¿Podemos hablar un momento? -Claro.

(CARRASPEA)

Mira, verás, es que me... me resulta un poco violento decirte esto,

pero... no...

No voy a poder trabajar con Natalia.

-Ya. Me dijo que vendrías a avisarme.

-Ah, ¿sí? -Sí.

Me contó que habías tenido un problema importante,

pero que no dudara en ofrecerte el papel.

-A ver, esta tía no está bien.

-Ha pasado una etapa difícil, pero es muy buena ayudante.

Yo la controlo, no te preocupes.

-Me ha estado acosando desde que me conoció, Goyo.

-Eso no se va a repetir, yo te doy mi palabra.

La conozco desde que era pequeña.

Su padre es un buen amigo y necesita ayuda.

-Sí, porque me mandó una rata muerta a mi casa.

-Su hermano murió de sida el día de Nochebuena.

28 años, un joven estupendo, músico.

Supongo que eso altera a cualquiera.

Mira, a veces tenemos demonios internos

que nos arrastran a lugares insospechados.

Pero nosotros, los artistas, no debemos asustarnos de eso.

Vamos a darle una oportunidad a Natalia.

Vamos a ayudarla. Inés, hazlo por mí.

Haré todo lo que esté en mi mano para que olvides.

-Ni se te ocurra dirigirme la palabra.

¡Luis, joder, que está fregado!

-¡Carlos! Acaba de llamar un cliente.

Han reservado el hotel entero de viernes a martes, macho, 4 noches.

¿El hotel entero? Entero.

¿Cuántas personas? 15.

¿15 personas, 4 días?

Sí, hay una cacería de perdiz roja yendo para Hellín.

¡Hostia, genial!

Lo mejor es que cenan aquí todos los días.

¿Qué es esto, joder?

Pero ¿a quién hemos metido aquí?

Espero que por lo menos no sean tan guarros como el de esta noche.

Tío...

-"You".

Santos.

-No, yo no, no.

Venga, hombre.

Los jueves ocurren muchas desgracias.

Caen aviones, hay terremotos, el jueves negro de 1929.

Wall Street se fue a la mierda... Santos, en inglés, en inglés.

Y no quiero hablar más en inglés. ¡Se acabó!

Pero se acabó.

-¡Santos!

A la edad de María todas hemos querido parecer mayores.

-Si te digo cuándo empecé a fumar, ni te lo crees.

La voy a cambiar de instituto.

¿La vas a llevar a un colegio privado?

La voy a meter interna, si hace falta.

-Interna no, Mercedes. A mí me metieron interna y fue un infierno.

Bueno, pero seguro que aprendiste a ver las cosas de otra manera.

Aprendí que los chicos son muy crueles

y que disfrutan abusando del más débil.

Bueno, esto ya está.

Muy bien, a ver cómo me levanto yo ahora.

-Tienes que ir a mirarte esto.

Que sí, que estoy bien. Pero no me despeines, hombre.

Míralo, ahí está otra vez.

Todos los días lo mismo. A la hora del bocadillo

empieza a comérselo ahí, de pie, como un pasmarote.

Pobre chico. -Pues a mí me parece muy tierno.

-Como le hagas caso, estás perdida. -¿Por qué no puede tener una amiga?

-Porque no se lo tomará como una amistad,

sino como otra cosa, ¿sí o no, Merche?

Bueno, le va a ser difícil encontrar una chica normal.

Casi imposible diría yo. Imposible. Quítale el casi.

Toma, anda. Venga.

-¡Abraham, Abraham!

-¿Qué? -Tienes que cambiarme la bombona.

-Ahora voy.

-Pero déjale, mujer, que no hace daño a nadie.

-No, el daño es el que le van a acabar de hacer a él,

que esta historia ya me la conozco.

-He echado las cartas a Angie.

Guarda un secreto, pero es todo corazón.

-¿Qué secreto? -Algo que la cambió para siempre.

-¿La cambió de qué? -Eso no lo puedo saber.

-Esa es mucha mujer.

Nunca le va hará caso a Abraham, ¿no lo ves?

-¿Y qué harás, quitarle la ilusión? -Hablaré con ella.

Le diré que no le baile el agua.

-Que no le mire, que no le sonría, que no le salude.

-Más o menos. -O sea, vas a negarle a tu hijo

cualquier posibilidad de enamorarse. -No se deja tocar, Casandra.

Intenta abrazarle y verás cómo tiembla.

-Ya lo sé, pero si encuentra la persona adecuada, puede cambiar.

Yo he visto cada caso...

-Es mi hijo y yo sé lo que me digo. ¡Mercedes!

Mercedes.

¿Tenéis algún problema en la bodega?

No. ¿Por qué lo dices?

Vuestro vino, que no está en ninguna parte.

¿Cuál, Cruz de Sagrillas?

Le pedí a mi distribuidor y me ha dicho que no ha llegado el pedido.

Por la tarde fui a Continente y no tenían.

¿En Continente no estaba?

En el súper de López de Hoyos tampoco.

Madre mía. ¡Ay!

-¿Qué te pasa, Mercedes? -¿Estás bien?

La espalda me está matando. -A ver, déjame ver.

Quita, quita. No, no, déjame ver.

Madre mía, madre mía, uy, tú aquí tienes lo más grande.

Me he pasado la noche con la almohadilla eléctrica,

pero nada, sigo igual. Cariño, te voy a dar un masaje

que te va a dejar como nueva.

Es una técnica oriental que aprendí de un maestro chino

en Peñaranda de Bracamonte. Venga, vamos, ven.

¿Adónde? Al bistró.

¿Te importa, Olga? -No, ahora no hay nadie.

Tengo que hacer llamadas.

-Me da igual, las haces desde el bar.

-¡Abraham, la bombona!

-¡Voy, voy!

-¿Qué?

-Dile a tu ayudanta que no juegue con mi hijo.

-Mi ayudanta se llama Angie y, que yo sepa, no está jugando con nadie.

-Pues que siga así.

De acuerdo. ¿Es todo lo que me puedes decir?

No, no, muchas gracias. Sí, te debo una, un abrazo. Chao.

A ver, lo primero, han tenido que mandar a otro periodista a México

porque siguen sin saber nada de Marcos. Gracias.

-¿Nada?

-Le tenían reservado un hotel, pero no llegó a registrarse.

-¿Y lo segundo?

-Creen que Marcos no cogió ese avión en Londres.

-Ah, ¿no?

-Tienen un contacto en British Airways.

Les ha pasado la lista de pasajeros y Marcos no aparece.

-¿Lo perdió? -O al menos no lo cogió.

-¿Y por qué no llamó o volvió al hotel?

Lo más probable es que siga en Londres.

Igual está en un hospital inglés y yo, renegando porque no me llama.

Inés, ¿llevaba su pasaporte? Sí.

si le hubiera pasado algo, nos habríamos enterado.

-O puede que subiera a otro avión. -Para ir ¿adónde?

-No lo sé. Lo que es seguro

es que el 25 de enero no cogió ese avión para viajar a México.

-O sea, que ni puta idea de dónde está.

Es rarísimo todo esto.

Y luego está la llamada esa que te hizo.

Juraría que me hizo. No estoy seguro.

Seguro que está escondido en algún sitio, pasándolo mal.

¿Tú crees que está escondido? O perdido, no sé.

Marcos no está bien. Está tomando medicación.

¿Está tomando medicación?

Sí, estoy tratando de localizar a su tía,

pero me salta el contestador todo el rato.

-¿Crees que puede estar con su tía?

-No sé, pero igual ella puede decirnos algo.

Es que...

estuvo ingresado en un psiquiátrico hace un año y medio en EE. UU.

¿Por qué no me habías dicho nada? Pues no sé.

Tuvo una crisis.

Da igual, hala, me voy.

Espérate, que te llevo. Que no, que da igual.

Bueno, vamos, que no da igual. Dos minutos, ¿eh? No te muevas.

-Aparecerá, ya verás. -Ya.

-Es periodista.

Los periodistas sabemos salir adelante

de las situaciones más difíciles. Somos un poquito raros, excéntricos.

-Sí, y los actores somos muy normales.

-Lo encontraremos, no te preocupes. -Sí, gracias.

(Teléfono)

La casa de doña Pura, ¿dígame?

Hijo, he llamado a la bodega y no me ha cogido nadie el teléfono.

Ya, lo siento, es que hemos recibido una reserva

de 15 personas, tenemos el hotel completo.

Pero, por Dios, ¿cuántas veces hemos hablado

que en horas de oficina tiene que haber alguien allí?

Perdona, no llevamos ni una semana, nos estamos amoldando.

Acabo de hablar con el distribuidor de la zona centro

y dice que estamos fuera de circuito desde hace 15 días.

¿Cómo que fuera de circuito?

Lo que has oído, que no hemos surtido el vino,

que no estamos en ninguna gran superficie.

¿Tú sabes lo que ha pasado?

No puedo hablar ahora. Me entero de qué ha pasado y te llamo. Adiós.

Hijo...

Madre mía, con lo que le costó entrar en Continente... ¡Ay!

Si te aprieto aquí, ¿te duele mucho?

Sí, sí, me hace daño.

Santos,

¿puedo pasar?

Pasa.

Mira, Santos,

vas a probar mi vino, bueno, uno de mis vinos.

No debería.

Pues me da exactamente igual.

Anda, tómate un vaso

y cuéntame ese contencioso que tienes tú con los jueves.

Coge el vaso.

¿Qué andas escribiendo, tu testamento?

¿Cómo lo sabes? Pues deja el bloc, hombre.

Venga.

De un trago.

¿De verdad lo quieres oír? Que sí hombre, que sí. Venga.

Jueves Santo, 1979.

Ruta Madrid-Málaga, puerto de Despeñaperros.

Yo, al volante.

Tenía una flota de tres autobuses.

Yo conducía el grande,

61 plazas.

¿Y qué pasó?

Me dormí.

Se me fue la fiera y volqué.

Maté a una persona.

Julián de las Heras,

49 años, viajante,

padre de tres hijos,

sentado en el asiento de mi derecha

porque atrás se mareaba.

En realidad fue un milagro que solo muriera una persona.

El autobús iba lleno.

O sea, tuviste un accidente.

Te he dicho que me dormí.

Y desde entonces soy incapaz de coger un volante.

Malvendí la empresa, los autobuses, todo.

Fui a juicio,

pagué una multa.

Me separé.

Me quitaron todo,

todo,

menos el carné de conducir.

Y aquí estoy,

intentando aprender inglés, porque de algo tengo que vivir.

Conozco gente en turismo

que puede conseguirme un trabajo de guía,

pero sin inglés no hay manera.

No lo voy a aprender en la vida, así que...

¿para qué seguir?

Hace unos meses se me murió mi hermano,

que se me murió en mis brazos,

y por un momento, pensé que me llevaba con él.

Me quedé muy tocado, Santos, muy tocado y no reaccionaba.

Pero mi mujer, mi suegra,

mis hijos, sobre todo la pequeña, María,

me enseñaron que lo que realmente importa es vivir.

Sí, vivir sin más.

Levantarse por las mañanas y mirar el día por delante,

con eso es suficiente.

Vamos, por no decir que eso es lo único.

Ya.

Pero yo ya no tengo familia, Antonio.

Bueno, pero tienes amigos.

Tampoco tengo amigos.

Bueno, de momento me tienes a mí, que soy compatriota.

Te lo agradezco mucho. De nada, hombre.

Pero ¿qué falta hago yo en el mundo?

(SHIRLEY GRITA)

"The baby is coming!".

(SHIRLEY GRITA)

-Hala, ha roto aguas.

Shirley. ¿Y el marido?

Ya llamo yo.

Santos, no puedo hablar por teléfono, coño.

¿Qué pasa?

Joder, está puesto el candado en el teléfono.

Joder, qué cabreo tiene. Ya me dirás qué hacemos.

Pues no sé.

Calienta agua, pásame esos guantes de goma.

¿Los de fregar? Sí, esos.

¿Tú sabes de esto?

He conducido autocares toda la vida.

Si todo sale bien...

Háblale en inglés, joder, que lo haces muy bien.

Eso es, eso es.

Eso es. Qué bien lo estás haciendo, Santos.

Si no pienso hablo hiladín, hiladín. A ver, Shirley.

Shirley, tranquila, a ver, vamos.

Te voy a romper las medias, Shirley. Las medias.

¿No lo habías cerrado con el transportista?

-¿Yo? No, ese asunto lo tenías que cerrar tú.

-A ver, te dije que lo llamaras.

Ya acordamos el precio. -No es verdad.

Pensaba que aún lo discutíais.

¿Tú sabes lo que significa estar 15 días

sin vender una botella en Madrid, Extremadura, y Castilla y León?

No tienes ni puta idea de cuánto dinero es. ¡Ni puta idea!

-El transportista de toda la vida nos metió un palo en el último envío

y decidimos cambiar de agencia. Estupendo.

Mirando por la empresa siempre. ¡Estupendo!

No me justifiques tu cagada, tu cagada, Luis, coño.

-Haz el favor de bajar un poquito el tono, ¿eh?

¿Qué? -Sí, baja la voz.

La niña está durmiendo.

¡Que no me da la gana, coño, bajar el tono, no me da la gana!

La habéis cagado, ¡Luis y Mayte! La habéis cagado.

-¿Se lo vas a permitir?

Me niego a que me lea la cartilla él.

El transporte y los pedidos, el transporte y los pedidos.

Son dos cosas sencillas que hasta hace poco hacía yo solo.

Sois dos personas que no podéis hacer dos cosas.

¡No me jodáis, hombre! ¿Ahora qué haces?

¿Cuántas veces has estado aquí en los últimos seis meses?

Yo te lo digo: dos. ¡Dos veces!

-Y nosotros llevando dos empresas los dos solos.

Parece que no te das cuenta, joder.

-Cuando estaba solo la bodega, no había ningún problema.

-La bodega nos gusta. -Y teníamos tiempo.

-No sé por qué tanto empeño en montar el hotel, si luego te piras.

Eres socio del hotel rural, o sea, no digas tonterías.

Ya. ¿Entonces por qué me hablas como si fueras tu padre?

-El hotel rural es tu movida.

Y estabas con toda la ilusión para montarlo,

pero ahora no sabes qué hacer con él.

Vámonos, Luis.

¿Os vais? Sí.

-Hay seis clientes y seis cenas que atender.

-Y cerramos a las 00:00, porque también ponemos copas.

-Y luego corriendo a dormir porque mañana a las 07:30

hay que servir los desayunos. Y tú no te levantas.

Venga, adelante.

(Se abre la puerta)

(Se cierra la puerta)

-¿Hace falta que te lo diga?

(Sirena)

"Congratulation", hombre.

Este lleva cinco litros de cerveza encima, por lo menos.

Bueno, mira, ha sido padre.

¿Ves como tenían cerveza en la nevera?

Si la vi el otro día.

"Da" en inglés significa lo mismo, ¿no?

Pues ya has traído un niño al mundo, Santos.

Un desgraciado más.

Encima inglés.

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "La vida es

es una sucesión de lecciones

que deben vivirse para ser aprendidas.

Una de las más difíciles es la de saber cerrar etapas,

cuando nos damos cuenta

de que la que estamos viviendo ya no da más de sí.

Ese es el instante

en el que debemos pasar página y cambiar de aires".

¿Mo te pueden cambiar la entrevista para el lunes?

¿Tienes que hacerla mañana?

Ha salido una lista de plazas para interinos y hay que estar allí.

Ya. ¿Para dónde son las plazas? Para muchos sitios.

En función de los puntos que tengas puedes elegir el sitio.

Pero, claro, hay que estar allí para poder elegir.

Espera, ¿te vas a llevar a la niña?

Claro que me voy a llevar la niña. ¿En el coche?

Claro, la ato atrás, no pasa nada.

Pero ¿cómo vais a ir solas en el coche?

De eso nada, os llevo yo. Sí, tú,

con el lío que tienes este fin de semana con el hotel.

Bueno, pues sí, tengo lío, pero os llevo yo,

no dejaré que te vayas de Sagrillas a Madrid con la niña.

Luis y Mayte se van a enfadar.

Os llevo a Madrid y vuelvo.

Por la tarde estoy aquí.

Yo voy directa al hotel, tú vete a por el pan.

-Muy bien.

-Hay que recoger la carne también.

-De eso se ocupa Carlos, ya está hablado.

Yo me voy a Madrid.

-¿Qué? A llevar a Karina, cosa de trabajo.

Voy y vuelvo. A las 18:00 estoy aquí.

-¿No tenías pendiente arreglar lo del transporte?

Sí, si lleva 15 días jodido, puede esperar hasta el lunes.

-A ver, Karina conduce, puede ir sola, ¿no?

-Claro, y avisamos a Liceria para que cuide a la niña.

No le gusta dejar a la niña con nadie, ¿a que no?

Me quedo sin palabras.

-En serio, me voy sola con la niña.

No, no me da la gana.

-No te da la gana y nos dejas colgados.

Que vuelvo a las 18:00. De aquí a las 18:00

hay curro que hacer. No me grites, porque...

Porque ¿qué? ¿Eh?

Me voy a callar. No, no te calles.

Di lo que tengas que decir.

¿Quieres?

¿Quieres que te diga que todo lo que tienes es gracias a mí?

Tus ropas, tu trabajo, este techo. Hasta Mayte.

Carlos, por favor. ¿Quieres que te diga eso?

Pero qué poca vergüenza tienes. ¿Sí?

¿Sabes que te digo? Que eres un cretino,

que eres un niñato y un malcriado, eso es lo que eres.

¿Algo más? Sí, gilipollas.

De nada, Mayte.

Déjame ir sola. Si te vas, has roto con Luis.

Pues he roto con Luis, ¡he roto con Luis!

He roto con Luis, con la bodega, con el hotel y con Sagrillas.

A tomar por saco.

# Extraño como un pato en el Manzanares.

# Torpe como un suicida sin vocación.

# Absurdo como un belga por soleares.

# Vacío como una isla sin Robinson.

# Oscuro como un túnel sin tren expreso.

# Negro como los ángeles de Machín.

# Febril como la carta de amor de un preso.

# Así estoy yo...

# Así estoy yo sin ti.

# Perdido como un quinto en día de permiso,

# como un santo sin paraíso,

# como el ojo del maniquí.

# Huraño como un dandi con lamparones,

# como un barco sin polizones.

# Así estoy yo sin ti.

# Más triste que un torero

# al otro lado del telón de acero.

# Así estoy yo...

# Así estoy yo...

# Así estoy yo sin ti. #

¡Oriol, te has vuelto a dejar el bocadillo en la cocina, cariño!

Pero, oye, espérame.

(Teléfono)

(Teléfono)

(INÉS) "Hola, este es el contestador de Oriol, Marcos e Inés.

Ahora no podemos atenderte, sobre todo Oriol, que está muy ocupado.

Deja tu mensaje después de la señal y te llamaremos".

(Pitido)

"Inés.

Inés, soy Marcos.

Solo quiero decirte que...

que no me busques, mi amor.

Estoy bien y pronto estaré mucho mejor.

Yo volveré cuando pueda, te lo juro, pero no me busques".

Por lo menos ha dado señales de vida, ¿no?

Sí, pero sonaba tan raro y tan triste, que es que no sé...

Inés, quédate con lo que te ha dicho,

que volverá en cuanto pueda. No me dice por qué no puede.

No sé, Tony, estoy bloqueada con el tema.

-Es muy bonita la casa, Tony.

¿Sí, te gusta? Es preciosa.

¿Cuánto cuesta, 50 000 al mes? Un poco más.

¿Más de 50 000 pesetas al mes? Guau.

Oye, y vosotros ¿qué vais a hacer?

¿Volvéis a Sagrillas o tienes plaza aquí en Madrid?

Os ha quedado estupenda.

-El cuarto de baño de mármol.

-Oye, me ha dicho Tony que hoy es vuestro aniversario de boda.

Sí, 39 años de casada.

Ay, ¿qué te ha dicho papá?

Papá con tanto inglés se debe de haber olvidado,

pero, vamos, que no pasa nada de verdad.

Anda, se me olvidaba, quiero ver el telediario. Perdón.

-Por favor, ¿no puedes estar un solo día sin pensar en el trabajo?

No, hoy van a nombrar presidente de Alianza Popular a Hernández Mancha.

Karina, ¿me ayudas con los aperitivos?

-Sí.

(CARRASPEA) Tú y yo tenemos que hablar.

Mira, es sábado, estás con todos tus hijos que te adoran

y vamos a celebrar, te vamos a llevar al cine, por ejemplo.

-Sí, vemos la última de Almodóvar. No tengo yo ganas de ir al cine.

¿Hace cuánto que no vas al cine?

El lunes, estoy en ello. El lunes, sí.

(TV) "Vamos a vencer, que diga la derecha española...".

-¿Estás bien?

Sí.

¿Y tú?

Sí.

Voy a tomar el aire.

-¿Y este Hernández Mancha qué te parece?

¿Qué me parece?

Pues que no le dura ni un asalto a Felipe González, abuela.

-"Que hagan más atractivas nuestras ideas

a esos sectores sociales a los que tantas veces me he referido

a lo largo de este discurso".

-Por lo menos se le entiende lo que habla, no como a Fraga.

(Timbre de la puerta)

Voy, voy.

(CHISTA)

¿Qué haces aquí? ¿Y el curso?

¡Hola, hijo! El curso "is over". ¿Todo bien?

-Pero, papá... (CHISTA)

¿Qué haces aquí?

Soy una sorpresa.

¿Dónde está la rubia? Está en la terraza.

Hola, Milano.

¡Antonio, por Dios!

Pero...

Pero ¿cómo se te ocurre venir sin avisar?

Pues porque en Londres no se me había perdido nada, Milano.

Todo lo importante lo tengo aquí, empezando por ti.

¿Has visto a los chicos? Sí.

¿Y a María?

No, a María no.

-¡Papá!

Hola, hija.

¿Qué haces con muletas? ¿Te has caído patinando?

Es que me pegaron un tiro.

¿Qué?

En el culo.

Fueron los policías en la manifestación.

Bueno, que vivan los novios, ¿no? Joder.

Sí, 39 años vamos a celebrar, ¿no?

-Claro, venga va, vamos a brindar.

Venga, papá, que presides la mesa.

María, tú aquí, a mi lado.

Bienvenido, papá.

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO) "Mi padre no aprovechó

su estancia en Londres para aprender a hablar inglés de corrido,

pero sí para darse cuenta de que lejos de su familia

su vida estaba incompleta.

Sin embargo, a su vuelta lo esperaba otra lección,

la más importante de todas,

y es que la familia no es solo ese lugar donde quieres y te quieren.

La familia siempre significa

problemas, problemas y más problemas".

Muchas gracias por este recibimiento que me habéis dado.

Me gustaría saber por qué soy el último en enterarme de estas cosas.

¿Por qué cojones nadie me dice que a mi hija le han pegado un tiro?

¿A qué cojones estamos esperando?

¿De quién coño es la idea?

¡Joder!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T 19 - Capítulo 332: 'The days of the week'

Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 332: 'The days of the week'

08 feb 2018

Antonio empieza su curso de inglés en Londres, totalmente ajeno a todo lo que está pasando en Madrid. María ya ha salido del hospital y, aunque está todavía convaleciente, quiere reincorporarse al instituto cuanto antes. María es recibida casi como una heroína, lo que preocupa a Mercedes que cree que eso puede animarla a volver a meterse en problemas. Inés sigue sin saber nada de Marcos, que no da señales de vida desde que viajó a Colombia. La situación la tiene bastante angustiada, ya que teme que le haya pasado algo. Por su parte, Toni ha iniciado una investigación con su amigo Samuel sobre la mafia en España, y aprovecha los contactos que tiene su amigo para intentar localizar a Marcos. Carlos se muda a Sagrillas con Karina, pero a ella le cuesta adaptarse a la vida en el pueblo. A esto se une que Luis y Maite están hartos de tener que ocuparse solos del hotel y de la bodega y los conflictos no se hacen esperar.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 332: 'The days of the week' " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 332: 'The days of the week' "
Programas completos (353)
Clips

Los últimos 2.563 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Elizabeth Mendozas

    Me gusta mucho la serie, debería de dárseles un reconocomiento a todas las Erminias que existen en la familia, como la de los Alcántara por su ardua labor en la familia, y a Merche por toletar tanto a Antonio(jijiji), saludos desde México

    18 abr 2018
  2. Montserrat

    Montserrat No se donde quieren ir a parar con el mal caracter de Antonio y Carlos Buena serie , recuerdos a todos los de Buenos Aires!!!!

    23 feb 2018
  3. Jesus

    Gran serie que siempre mantiene un buen nivel. De mis favoritas junto a aquellas que veía en dhs

    14 feb 2018
  4. Antonio

    ¿Qué están haciendo con el personaje de Carlos? Cada temporada se torna más agresivo e insoportable. No sé si esa chulería y soberbia es parte de la trama para llevar al espectador a un odio momentáneo hacia el personaje. Espero que sea así, porque ha pasado de ser un personaje entrañable a una mala copia del lado negativo de su padre, Antonio Alcántara. Por otro lado ya me cansan las tramas patriarcales en las que Antonio monta un pollo por cualquier motivo, grita a todo el mundo, mientras los demás se lo permiten haciéndole ver que es él el que manda en todo momento. Ya con sesenta años debería relajarse un poquito.

    13 feb 2018
  5. Luisa María Cerdan Muñoz

    Estupenda serie,me encanta,la llevo viendo desde el principio,los he visto de crecer,un reparto de actores maravillosos todos,os quiero

    12 feb 2018
  6. Luisa Maria

    Maravilloso,me encanta,todos son estupendos,no me pierdo ninguno,y cuando pasa,lo veo a través del movil

    12 feb 2018
  7. Elvira

    Menos mal que este gobierno es del Partido Popular porque si fuera de Podemos o del PSOE no quiero pensar en qué se convertiría esta serie. ¡Qué asco!

    11 feb 2018
  8. Naisfer

    A mi no me reproduce el video.Santa el anuncio y después el capítulo nada de nada

    10 feb 2018
  9. Julia Milka Martinovic Minder 93791

    Por qué no tengo audio.? Qué rabia el jueves no pude ver la serie y ahora no tengo las voces.

    10 feb 2018
  10. Luis Berni

    Acabo de verlo desde mi ordenador personal. El inglés de Antonio por momentos parece muy de programa humorístico. Y por lo visto, si no arma bronca, no es feliz (por el ocultamiento del balazo a la hija menor). Al menos le dió ánimos a su compañero de estudios, Santos. Carlos y Karina: dudaba que la estada en sagrillas fuera a dar cierto. Y no estaba bien poner a un amigo a cargo de los negocios. ¿De qué piensa vivir ahora? Mercedes: esos dolores son por la hija menor. Herminia: ¿porqué tienen que ser normales los nietos? Inés: ¿sola otra vez? Tony: ¿otra vez metiéndose en camisa de 11 varas? María: tenía el LP "Hotal, dulce hotel" de aquel año y escuchaba "Así estoy yo sin ti". Inés: ¿sola otra vez? Gracias por acordarse de aquello de "Las Malvinas son argentinas". Y felicitaciones también por el capítulo anterior también. P.D.: Días atrás lo ví a Imanol Arias en "Despido procedente" (en Argentina, "Retiro voluntario") y me arrancó muchas carcajadas y risotadas diciendo insultos al estilo argentino.

    10 feb 2018