www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4438639
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 330: 'No hago otra cosa que pensar en ti'  - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "Cuéntame cómo pasó")

# Cuéntame

# cómo te ha ido

# en tu viajar

# por ese mundo de amor.

# Háblame de lo que has encontrado

# en tu largo caminar.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad. #

(Turbulencia)

(Turbulencia)

No te asustes, ¿eh? Me parece que vamos a bailar.

Pensé que era el sueño.

"Señores pasajeros, estamos atravesando un área

de ligeras turbulencias.

Por este motivo nos vemos obligados a cancelar el servicio de cafetería".

-Abróchense los cinturones, mesas plegadas.

La mesa...

(ALTAVOZ) "Ladies and gentlemen..." -Cinturones.

Las mesas plegadas, por favor.

Los cinturones, todos.

Abróchense los cinturones.

Cinturones bien sujetos, por favor.

(GRITAN)

¡Mesas plegadas!

-Joder con las ligeras turbulencias, ¿no?

-(RESOPLA)

-¿Estás bien? -(RESOPLA)

No te preocupes, el cielo está despejado.

Estaremos pasando entre dos corrientes de aire.

(ASIENTE) Tú tranquila.

Dijiste que no te daba miedo volar. -Una cosa es volar y otra...

(GRITAN)

Dios santo bendito.

(RESOPLA)

¿Quieres un chicle? -¿Un chicle para qué?

-Para morder algo.

(GRITAN)

¡Joder!

¿Qué es esto?

(GRITA)

¿Te has tomado la pastilla? ¿Qué pastilla, Merche?

La del corazón. No, dásela al piloto.

Por Dios...

Ah... ¡Merche!

No me hagas caso cuando te he dicho eso antes de los hijos.

Lo sé, lo sé. Yo les quiero mucho.

Y yo lo sé.

Y a mis nietos también.

Incluso la nieta sorpresa. No la llames así.

Pero ¿cómo quieres que la llame?

¡Por Dios! ¿Cuánto va a durar esto?

¡Ya! Ya... Ya.

(Turbulencia)

Ah... ¿Estás bien?

Ya. Ya está.

Sí. (RESOPLA)

(GRITAN)

Mesas plegadas.

¡Marcos! -No me hables.

-Tranquilo, no va a pasar nada. -¿Cómo lo sabes?

-Hoy no va a ser, ya está. -¡Joder!

Me duelen mucho los oídos. -Abre la boca.

-¡Que no puedo, hostias! -Respira hondo.

-Ah... Joder, me da mucha vergüenza que me veas así.

(Motor)

(GRITAN)

Nos vamos a morir, ¿verdad? No vamos a morir.

Parece que se va a romper en pedazos.

Los aviones están preparados para esto.

¿Alguna vez has pasado algo parecido?

Te juro que no vamos a morir.

¿Entiendes ahora por qué no quiero tener hijos?

Respira hondo. En cinco minutos esto habrá pasado. Confía en mí.

Imagínate que estuviéramos aquí con nuestro hijo,

o nuestra hija... Escucha.

En la próxima turbulencia vamos a gritar los dos muy fuerte.

Sí, sí. No gritaré, es ridículo.

(AMBOS GRITAN)

¿Ves? ¡Grita, grita más fuerte!

(GRITA) (RÍE)

Merche, Merche...

¿Qué? Tus hijos se están descojonando.

Ojalá no estuvieran aquí.

Dios, Santo bendito. Ay, madre.

¿Qué ves, Merche?

Parece que el ala se está doblando.

No me jodas, Merche, no me asustes, por Dios.

(GRITAN)

¿Qué dices del ala, Merche?

(ALTAVOZ) "Por favor, permanezcan sentados en todo momento.

Asegúrense de que su cinturón de seguridad

va abrochado. Gracias".

¿Esto qué va a durar, todo el Canal de la Mancha?

Dios mío...

Marcos, ahora no puedes levantarte.

¡Marcos! ¡Ven!

Sube. ¿Qué son estas pastillas?

(GRITAN)

(Alarma)

¡Hostia!

Ay, Dios.

(RESPIRA PROFUNDAMENTE)

Merche, dondequiera que vayas, por favor, búscame.

Que yo sé ya vivir sin ti.

¿Eh? ¡Otro beso!

Sí.

(Gritos y alarma)

(Respiraciones)

Yo Nueva York. ¿Y tú?

Nueva York.

Muchos rascacielos.

Yo China.

¿China? (ASIENTE)

Mucha gente, mejor Tahití.

¿Tahití? ¿Qué hay en Tahití?

Mucha miseria, ¿no?

Pues mira, a lo mejor en Tahití sería en el único sitio

en el que no seríamos más pobres que las ratas.

Vamos a ver.

Otra buena opción es la India.

¿Te acuerdas cuando trabajaba en aquel cine?

Sí. Proyectábamos una película

que se llamaba "El río" que sucedía allí.

La vi siete veces por lo menos. Tengo muchas ganas de ir a la India.

Lo tenemos claro porque no tenemos un duro.

¿Sabes qué? Voy a ir al cajero.

Carlos, si ya... Espera.

Quizá acabo de recibir un ingreso millonario

de la editorial, somos ricos y no lo sabemos.

-¡Hola! ¿Qué tal, cómo estás?

Muy bien. Ahora vengo.

¿Qué tal, bonita?

¿Has visto el nuevo garito de mi madre?

Inauguramos hoy.

Sí. A las siete. Copas gratis.

Obligado que cantes luego algo.

-Bueno, con la niña, no sé.

-¿Por qué? Déjasela a los abuelos.

-Todavía les cuesta tratarla como a una nieta.

-Tonterías. Se les tiene que caer la baba con esta preciosidad.

-Josete, ¿qué haces? Ven a echar a Abraham una mano con los focos.

-¡Voy!

Me voy, que está mi madre de los nervios

con la inauguración. Luego os veo a las siete.

Sí, sí.

Como no sea gratis...

¿Qué? Seguimos pobres.

Voy a llamar a mi madre para que nos haga una transferencia.

Por favor, me da mucha vergüenza, le debemos ya 25 000 pesetas.

¿Y qué hacemos, se lo pedimos a tu padre?

No quiero hablar de este tema ahora. ¿A Toni entonces?

Por favor. (CHASQUEA) Vale.

No quiero hablar más de este tema. Vale.

(SUSPIRA) Ya pensaré algo.

¿Me oyes?

Solo felicidad. (ASIENTE)

¿Hum?

Vamos.

(Música de fondo)

¿Se ve algo ya?

-Sí, sí, el menú.

-Vale, muy bien.

-Os traigo unos bocatas y me voy corriendo,

que estoy sola en el bar.

-Ay, Olga, yo no sé si voy a valer para esto, ¿eh?

-Tú vales para cualquier cosa, hazme caso.

-Ha quedado bonito, ¿verdad?

-Muy elegante. Al barrio le hacía falta un bar de copas.

Esto lo vas a tener lleno pero todos los días, ya verás.

-Ojalá.

-Es que he tenido tantos fracasos en la vida

que a veces pienso...

-¿Fracasos tú?

Eres guapa,

la gente te quiere, tienes un hijo estupendo.

¿Cuántas veces has estado enamorada?

-¿Enamorada? ¿De verdad? Dos.

-¿Te das cuenta? -¿Y tú?

-Yo no he estado nunca enamorada.

-Qué dices, no te creo.

-Pues no me creas.

-¿Ni siquiera de pequeña?

-La mayoría de la gente no sabe lo que es el amor.

-¡Anda ya!

-La gente se hace la ilusión de que se enamora, pero no.

-¡Gracias, Olga!

(SUSPIRA)

¡Hola!

Preguntaba por Nieves, ¿está por aquí?

Bueno, pues yo ya me marcho.

Que aproveche. -Bueno, Josefina, ¿y qué tal todo?

-Bien, tirando.

-¿Y tu marido?

-Eh... bien. Sabéis que no le gusta salir de casa.

-Hace días que no lo veo.

-No viene por aquí. -No.

-Bueno, porque hace mucho frío

y él con su tele, su sofá y no lo sacas de ahí.

-Claro. -Bueno, a seguir comiendo.

Hasta luego. -Hasta luego.

-Adiós.

-¿No os parece raro? -¿Qué?

-¿Cuánto tiempo hace que no ves al marido de Josefina?

-Varias semanas.

-Yo diría varios meses.

-Desde que estoy aquí le he visto un par de veces,

pero no recuerdo su cara.

-Yo creo que un día harto de ella

se fue a buscar tabaco y no ha vuelto.

-Que se ha dado "al piro".

-Bah, eso o... ¡crack!

-(RÍE) Claro.

-(TARTAMUDEA) Nieves... -¿Sí?

-Preguntan por ti. -Ah.

-¿Tú eres Nieves? -Sí.

-Yo soy Angie, perdona que te pillo comiendo.

-Ya.

-Soy la peluquera que buscas.

-¡Ah!

-Acabo de apalabrar un piso en el barrio muy bien de precio.

-Qué bien. ¿Y tú sabes algo de peluquería?

-Mucho. Me encanta cortar, peinar y cambiar el estilo a la gente.

-Llevas un pelo monísimo. -Es que soy muy creativa.

-Ya. Bueno, vale, estupendo.

Mañana te vienes y te hago una prueba.

-Tendría que ser hoy. -Hoy es domingo.

-Es que me piden una nómina y debo tenerla el lunes.

-Es que es mi día de descanso. Está cerrado.

-Bueno, ¿qué te parece esto?

Os peino a todas.

¿Qué quiere decir "Os peino a todas"?

-¡A vosotras!

A aquella señora del fondo.

Y al caballero, los chicos me quedan divinos.

-¡Anda! -Ah...

A ver, Karina, no te escondas tanto.

Kubala, tú al extremo, hijo. Si no, no sales.

Esa es mucha cámara para ti, papá.

Qué va a ser mucho para mí, esta es una cámara Réflex.

Y además, voy a salir yo en la foto porque lo voy a poner en automático.

Merche, siéntate, ya verás.

¿Eres consciente de que vas a hacer un curso intensivo de inglés?

No tendrás tiempo para hacer turismo.

Claro que voy a hacer turismo.

Voy a ir a Westminster a la Torre de Londres,

a todo lo que me ha dicho mi nuera.

Preparaos que esto sale y ya está. Vamos.

(Risas)

¿Habéis salido bien? ¿Seguro? Sí.

Me cago en la leche.

Ay, si es que me interesa mucho el inglés.

Todo lo inglés, hijo.

Ahí tienes, a mí me interesa lo inglés,

por eso no fui a Bristol.

Brighton.

Precisamente, no voy a ese sitio porque no sé ni pronunciarlo.

Prefiero ir a Londres,

que lo sé decir en español y en inglés: "Londony".

A mí me gusta mucho la disciplina inglesa.

La disciplina inglesa te interesa... Me encanta.

Menos el té, que me parece un agua llena de mierda,

lo demás estupendo.

Los ingleses son el motor de Europa, ¿a que sí, Deborah?

¿Sabéis que ha sacado entradas para "Los miserables"?

En inglés.

¿Os vais los dos de fin de semana como una parejita de novios?

Como una parejita de novios, pero mayores.

Aunque yo me voy un poco preocupado

porque María está metida

con eso de las manifestaciones estudiantiles.

Va a salir más roja que tú.

¿Cuántas veces te he dicho que yo vuelvo en unos días, por Dios?

A ver, ¿a quién le falta tacita?

Toma.

¿Y tú qué pasa, no tomas la tarta?

Es que no me apetece.

¿No te gusta el chocolate? Sí, pero no tengo hambre.

-Yo me la como.

¿Tú? Dámela a mí.

Tú no pierdes oportunidad, anda. Toma.

Nos has comido casi.

-Es que tengo el estómago un poco revuelto.

Oye, por cierto,

¿el viernes a qué hora sale vuestro vuelo?

A la una al mediodía. ¡Anda, qué casualidad!

¿Por qué? El nuestro también sale a la una.

Y el nuestro. ¡Anda! Qué casualidad, ¿no?

¿Y a qué hotel vais, papá?

Vamos al hotel que nos recomendó tu hermano.

No me digas. Nosotros también.

Y nosotros.

No entiendo nada. Pero...

¿Qué pasa?

Vamos el fin de semana con vosotros a Londres.

¡Ah!

¿Y eso? ¿A quién se le ha ocurrido?

-A ella.

-Pues porque él va a México desde allí y yo le acompaño.

-Y Toni tiene que recoger a Santi,

así yo también aprovecho y veo a mi familia.

Vamos en el mismo avión y al mismo hotel, fin de semana familiar.

Madre mía... Qué sorpresa.

¿Y vosotros también venís?

No. Nosotros no.

-No, con la niña no...

-La niña puede viajar.

-No, yo me puedo quedar con ella. No hace falta.

-Le he insistido, pero no ha habido manera.

Carlos, hijo, no te preocupes, coño.

No me preocupo, papá. No es por dinero.

No, tengo papeleos en el Ministerio. Exacto.

-¿Sigues sin plaza?

-(ASIENTE) A estas alturas es difícil,

sigo en la lista de interinos. Algo saldrá.

Hay que tener fe, ¿no?

¿Tú estás buscando trabajo en Madrid?

Sí. Ah, coño.

Pensé que lo ibas a buscar en Sagrillas.

Allí no hay trabajo.

Puedes ir a Tobarra o a Hellín, o a Albacete,

que está mucho más cerca que Madrid.

Hijo, ¿cómo te vas a encargar de los dos negocios, yendo y viniendo?

Nos estamos organizando.

Karina está buscando plaza en Madrid y punto.

Ya. Poco a poco.

Los negocios no se hacen "poco a poco", se hacen estando encima.

Me han salido algunas presentaciones de la novela.

Ya. Han sido las fiestas.

Hemos tenido la mudanza con Karina y la niña. Todo está bien.

¿Cuánto hace que no vas a Sagrillas? Fui un día la semana pasada.

Un día la semana pasada, pero cobras todos los meses.

Yo ahora me voy un mes y me gustaría dormir tranquilo.

Y a mí me gustaría dormir, papá. ¿Hum?

Tranquilo o no, dormir un día.

¡Pues duerme, hijo, duerme! ¡Duerme!

Pero duerme en Sagrillas.

(VOZ OFF ADULTO) "George Bernard Shaw dijo:

'Los padres deberían darse cuenta de cuánto aburren a sus hijos'".

¿La culpa la tengo yo?

"Yo sabía que mi padre, a su manera,

buscaba lo mejor para mí.

Y yo, ¿qué buscaba yo

en ese enero de 1987?".

Carlos, hijo,

la vida es muy corta para andar tanto tiempo discutiendo.

Siempre tiene algo que decir. Siempre.

(CHISTA) Ya lo sé.

Pero así es tu padre.

Algunas veces tiene razón.

Somos cuatro hermanos.

Somos cuatro y siempre me toca a mí.

Porque tú siempre estás enfadado con el mundo.

Porque el mundo es un asco. No.

El mundo es lo que tú hagas con él.

Quiero demostrarle que puedo valerme por mí mismo.

Con mi esfuerzo, sin su ayuda, puedo llegar más lejos

de lo que ha llegado él. ¡Pues eso es lo que él quiere!

No, él quiere que yo sea Antonio Alcántara dos.

Una prolongación suya, y no me da la gana.

¡Es que no quiero eso, abuela!

Carlos, hijo,

lo que quiero es que seas feliz.

Soy feliz.

A mi manera, abuela.

Ahí está.

-A mí no me gusta, es un creído.

-Porque puede.

-Es un pijo, como todos los que viven en Los altos.

-¡Zana! -¿Qué?

-Ven.

-¿Cómo te ha llamado? -Zana.

-Zanahoria. -Sí.

-Dale dos hostias de mi parte. -No me importa que me llame así.

-Tendría que importarte.

-Acabo de jugarme 20 pavos a que ganamos 5 partidos.

Zana es mejor que cualquier tío al futbolín.

-Se llama Gala. Y es mejor que cualquier tío en todo.

-Vamos.

-¿Puedo ir con ellos? -No.

-Tú siempre "no", pero ya casi tengo 12 años.

Y creo que soy mayor para hacer lo que yo quiera.

-Bueno, que nos vamos a dar una vuelta.

(Música disco de fondo)

Después del café quieren jugar a las películas.

Hum... yo quiero irme a casa. Ya lo sé.

Y hacer el amor contigo.

También lo sé.

¿Sabes cuántos días llevamos de Ramadán?

Pues no los cuento.

¿Ah, no? No.

¿De verdad?

Yo sí. ¿Sí?

Cinco.

Mauricio se lleva a la niña el fin de semana.

Y tú y yo vamos a recuperar el tiempo perdido.

¿Y si lo hiciéramos aquí, con toda la familia al otro lado?

No te atreves. ¿No me atrevo?

No. ¿Que no?

¿Queréis café?

¿Solo, cortado o con leche? Yo no.

Oye, ¿necesitáis dinero?

(AMBOS) No.

Venga, anda, toma.

No me digáis que no, es para la niña.

Cógelo, anda.

Y tú no le hagas caso a tu padre.

Os vais a enfriar.

(Grafiti)

Te falta el acento en la "o" de educación.

-Las mayúsculas no llevan acento.

-Las mayúsculas sí que llevan acento.

-¿Tú de qué curso eres?

-Primero de BUP, pero es que repetí.

-¿Cómo te llamas? -María.

-Yo soy Bruno.

¿Qué tal controlas a tu gente?

-¿A los de mi clase? -Sí.

¿Te relacionas con todos, te hacen caso?

-Me relaciono normal.

-¿Por qué? -Busco ayuda para lo del viernes.

Pero creo que eres un poco pequeña para esto.

-No soy tan pequeña, ¿eh?

Tengo 16 años.

-Necesitamos a más personas.

Gente que ayude, que apoye a la organización.

Esta manifestación va a ser brutal.

Podríamos llegar a ser hasta 100 000 personas.

Felipe González se va a cagar.

-¿Y apoyar yo, cómo?

-Trayéndote a tu gente. Todos los que puedas.

Evitando que entren los fachas en la movida.

¿Ves esto?

Me lo hizo uno de los cabrones de las Bases Autónomas con un bate.

(RÍE)

Te estoy acojonando, ¿no?

-¡Qué va!

-¿Podría contar contigo? -Claro.

-¿El viernes? -Sí.

(Vehículo)

¡Mierda, la policía!

¡No, no, no, no, no!

¿Se han ido? -Ya.

-¿Sí? -Sal.

¿No te quedas a la inauguración de Clara?

No, papá, ojalá.

Me han dicho que han puesto un bar de esos que se canta: un karaoke.

¿Sabías lo que era? Sí, pero que no puedo.

Mañana debo estar temprano en la redacción.

Pilar Miró ha convocado una reunión con todos los de Informativos.

(Televisión)

Toni, ¿crees que me he pasado con tu hermano, hijo?

Creo que le diste demasiado pronto el título de "heredero".

Y eso es demasiada responsabilidad, papá.

Yo es un peso que no querría.

¡Oh! No entiendo cómo siguen viviendo en este piso tan pequeño.

-Supongo que es por el barrio, ¿no?

-Tampoco es gran cosa.

-Hay quien echa raíces en un sitio y se queda toda la vida.

¡Deborah!

-Voy.

Eh... Oye, Marcos, ¿estás preocupado?

-Eh... no. -Lo pareces.

-No, estoy bien.

-Las escamitas en los párpados. -Bueno, por el estrés un poco.

-Ese reportaje que vas a hacer sobre la droga...

-¿Qué? -Es peligroso, ¿no?

Deborah...

Ay, madre.

(SUSPIRA) Es que Carlos y papá siempre igual, ¿eh?

Si es que tu padre no se sabe guardar las cosas.

Ya lo conoces, tal y como le vienen lo tiene que decir.

Pero, vamos, que el curso le hace mucha ilusión.

Eso espero.

¿Y a ti te hace ilusión quedarte un mes sin él?

A mí se me va a hacer raro.

Vamos, si quieres que te diga la verdad, no veo el momento.

(RÍEN)

Está muy pesado últimamente.

Lo del tío ha sido muy duro, mamá. Ya, ya lo sé.

Muy duro.

Anda con un desasosiego todo el día...

Le va a venir muy bien un cambio de aires.

Y a mí también, ¿eh? Tengo ganas de echarle de menos.

No me miréis así, que a vosotras también os pasará.

-El que también está nervioso es Carlos.

No duerme, tiene insomnio.

-Pero ¿por qué? La novela está teniendo buenas críticas.

-La de "La Vanguardia" fue mala.

-Pero se está vendiendo bien. -Son solo 5000 ejemplares.

-Bueno, seguro que hacen más ediciones, ya lo veréis.

-Todas las tardes se recorre las librerías del centro

y mira a ver si está su novela y cuenta los ejemplares que hay.

(Llaman a la puerta)

-¿Nos vamos? La sesión es a las 19:00.

-Sí.

Adiós, Karina.

Adiós, Mercedes, te veo en el aeropuerto.

Adiós. Adiós, Antonio.

¡Adiós! ¡Hala!

Está como apagado, ¿no?

Sí, no sé qué tiene.

Luego recogemos a Oriol.

No te preocupes, que yo le doy de cenar.

Gracias. Adiós. -Adiós.

Adiós.

Luego los hombres dicen que las mujeres somos complicadas,

pero ellos... Sí.

Yo no te quiero machacar, que conste.

Pero me machacas.

Solo quiero enterarme de las cosas.

Vive tu vida, papá.

A Antonio, a Inés y a mí déjanos en paz.

Tenemos la vida encaminada. (RÍE)

La vida da muchas vueltas, hijo.

(ASIENTE)

La tuya ha dado 20 o 30, y sigue dándolas.

Y tiras para adelante sin tener a tu padre pegado a la chepa.

Si te pago un sueldo, que es un buen sueldo,

y que puede mejorar,

tengo derecho a saber si puedo contar contigo o no.

Sigues contando conmigo.

¿Cómo? Lo que has oído.

Pues entonces ya está.

(SUSPIRA) Vamos a ver, ¿la bodega funciona?

Sí.

¿El hotel funciona? ¿Más o menos?

Pues ya está.

Vive tu vida.

Aprende inglés.

Haz muchas fotos.

Eso voy a hacer, muchas fotos. Qué bien.

Ahora, me voy a tener que meter una vez más en tu vida.

(RÍE) Eres un taladro, papá. Que sí.

Es la última vez, no te preocupes. Tú hazme caso, te va a ir mejor.

La última.

La última vez, te lo prometo.

(SUSPIRA)

Bueno, ¿adónde os llevamos?

-Pues al metro mismo. -¿Arturo Soria os va bien?

-Sí.

¿Y qué peli vais a ver?

La de Woody Allen, "Hannah y sus hermanas".

-Él haría una película muy divertida con vuestra familia.

-Ah, ¿sí? ¿Por?

-Más que una familia sois como un clan.

Os gusta hablar todos a la vez y os gusta mucho discutir.

Y siempre hay un momento en el que alguien se enfada con alguien.

(RÍE)

Es solo un comentario, no estoy criticando.

-Somos así porque nos gusta resolver nuestras cosas entre nosotros.

-Estupendo, eso que os ahorráis en psicólogos.

-Pues claro que sí.

¡Inés! ¡Inés! ¡Joder! ¿Le ha sentado mal?

¡Inés!

-Inés, no hagas esto. -No puedo soportar a la tía esta.

-Intentaba ser simpática contigo. -¿Sí?

Nos mira como si estuviéramos en un zoológico.

-Es extranjera, no domina el lenguaje.

-Te pido, por favor, que no bajes. Es un malentendido, lo arreglaré.

Si bajas, quedo como una imbécil. Como no vaya, no vuelve al coche.

Pues que no vuelva.

¿Por qué os caéis tan mal? No soy yo, es ella.

Me da igual, tendréis que hablarlo.

¿Nos vamos a ir con este mal rollo a Londres?

(SUSPIRA)

Carlos está mal.

-Sí, ya lo sé, ya lo he visto.

-Y tú también estás mal.

Me ocultas algo y no me lo quieres decir.

-Mira...

-Y el trabajo me va a ocupar todas las tardes.

¿Qué hago con Oriol si tú no estás?

-Tú insististe en que me fuera.

-Ya, cariño, pero ahora que está cerca,

pues... te siento triste y yo también estoy triste

y hasta follamos triste.

-Venga.

Te pido que te bajes, aquí no funcionamos así.

(SUSPIRA)

Inés...

¿Tú estás enamorada de tu hermano?

-¿Qué?

-No digo sexualmente, digo platónicamente.

¿Estás enamorada de él

y sientes que no soy la persona que le conviene?

(RÍE) -A ver...

Cariño...

(RÍEN)

¿Te gusta? -Me encanta.

Me has quitado 10 años de encima.

-Tienes buenas manos.

-Es muy estiloso. -Sí.

-¿Y este? ¿Qué te parece?

-El flequillo te hace como más alta.

-¿Verdad?

-¡Estamos guapísimas para la inauguración!

-Pues sí. Tú deberías ir, así conoces a todo el barrio.

(Música)

(Pitido)

# No hago... No hago otra cosa que pensar en ti.

# Por halagarte y para que se sepa,

# tomé papel y... lápiz

# y esparcí

# las prendas de tu amor sobre la mesa.

# Buscaba una canción y me perdí... #

Oye, ¿y eso que suena qué es?

# ...palabras gastadas.

# No hago otra cosa que pensar en ti

# y no se me ocurre nada. #

-¡Chis!

Ven.

# Enciendo un cigarrillo

# y otro más... # -¿Quién canta?

-Abraham. -El hijo de Olga.

-La del bar. -Tiene la voz muy bonita.

-Todo él es bonito. -Sí.

-Y tiene más o menos tu edad. -¿Y eso a mí qué?

# ...dejar de fu... fumar

# con esa tos que me entra al levantarme.

# Busqué mirando al cielo inspiración

# y me quedé "colgao" en las alturas.

# Por cierto, al techo no le iría nada mal

# una mano de pintura.

# Miré por la ventana y me fugué

# con una niña que iba en bicicleta.

# Me distrajo un vecino que también

# no hacía más que rascarse la cabeza.

# No hago otra cosa que pensar en ti.

# Y nada me gusta más que hacer canciones,

# pero hoy las musas han "pasao" de mí.

# Andarán de vacaciones. #

María.

¡Gol! -¡Gol!

-Tu amiga es más buena que tú. -Chiripa.

-Sí, chiripa, llevamos tres partidos ganados.

-Pero ¿qué demonios es esto? ¿Qué hace esta criatura aquí?

¡María! -¿Qué pasa?

-¿Crees que es el mejor sitio para traer a una niña tan pequeña?

¿Y si le salta una bola y le da en el ojo?

-Que no le pasa nada. -¿Cómo que no le pasa nada?

Ya la estás sacando de aquí, fuera.

¡Y vosotros, los del porro, que os he visto!

-A fumar porros a la calle.

Que no soy tonto, que huele a porro que tumba de espaldas.

¡Venga, fuera!

Y tú, María, ya verás cuando la cojan sus padres

y huela a tabaco. -Bueno, ahora me la llevo.

-¡Ahora es ahora! ¡Se ha acabado, hombre! ¡Venga!

Saca a la niña. ¡Fuera!

-¿Por qué no te la llevas a casa? -Yo no.

-Hazme el favor, anda. -Yo no quiero.

-Te la llevas, vuelves y te invito a unas partidas a los marcianitos.

-Ese es muy mayor para ti. -Y yo muy mayor para ti.

Además, que soy tu tía, estoy harta de decírtelo.

Venga, Olivia, que nos vamos.

-María...

¿Cuento contigo?

Mañana a las 12 en el local de la APA.

Saludo y revolución, compañera.

-Saludo y revolución.

Hola, Ramón. Hola.

Qué guapo estás. ¿Qué te has hecho en el pelo?

Pareces Henry Fonda. La chica nueva se ha empeñado.

¿Qué pasa? ¿Estoy ridículo? Estás estupendamente.

¿El pañuelo es demasiado? El pañuelo está muy bien.

¿Has terminado con lo mío? Claro.

Toma.

Carlos, hijo, a tus órdenes.

¿Qué dices?

Lo que está debajo de la funda está a tus órdenes.

Será una broma.

Que no, desenfúndalo, que si no, no sabes lo que es.

Anda. ¡Venga, chaval, que no muerde!

No me jodas, papá.

¿Por qué no se lo regalas a Inés,

si le estás diciendo todo el día que cambie de coche?

Porque tu hermana es muy terca

y va a seguir con ese folitraque de coche que tiene

hasta que reviente.

Tú no puedes andar con la moto con la niña.

Le hemos hecho de todo:

neumáticos, pastillas, discos, cambio de aceite...

Prueba el motor, verás cómo suena. Entra, hombre, entra.

Gracias, papá.

Y luego al karaoke, ¿eh?

Yo no estoy para karaokes, Ramón.

Tu hermano sí que hubiera disfrutado con lo que le gustaba cantar.

¿Te puedes creer que hay noches que sigo soñando

que sigue viviendo en mi casa?

Que a mí no me cuentes estas cosas, Ramón.

(Motor)

¡Ay, mi niña!

Ay...

# Palmas, palmitas para mi niña bonita. #

En un suspiro te vas a hacer mayor, ya verás.

Y vas a estar cantando y bailando, como esos de ahí, ¿eh?

Cuando tengas mi edad, será ya el 2000 y pico.

Sí. Entonces igual ya no se veranea en Benidorm,

ni en la Costa del Sol.

Y se van a pasar las vacaciones a la Luna.

O más lejos.

Igual entonces la comida se hace sola.

-(BALBUCEA) -(RÍE)

Y la ropa sale planchada de la lavadora.

¡Hay que ver!

Igual entonces no hay guerras

y todos los niños del mundo tienen comida que llevarse a la boca.

Tú eres hija de mi nieto, ¿a que sí?

Eres igual de cabezota que él.

-Abuela, va a empezar "Luz de luna".

-¿Eh?

Sí, sí.

Gracias, muchísimas gracias a todos, de verdad.

Gracias a Josete, mi hijo, por ayudarme.

-¡Bueno! -¡Dale otro besito, mamá!

-Gracias.

Gracias a Olga.

Gracias por contagiarme el gusanillo del riesgo.

Gracias. Muchas gracias. ¡Gracias, Nieves!

¡Emprendedora también!

Gracias a todo el barrio por estar aquí.

Con el corazón en la mano os lo digo: sois mi auténtica familia.

(GRITANDO) ¡El hijo del obrero a la universidad!

El hijo del obrero... Por el coche.

-Por el coche.

Ahora nos va a ser más fácil vivir en Sagrillas.

¿Tú quieres vivir en Sagrillas?

(Música de fondo)

Solo digo que, tarde o temprano, tendremos que instalarnos allí.

En verano, para la vendimia, eso me dijiste.

Karina, la vida, sin dinero, es más fácil en el pueblo.

Es que no sé si podré acostumbrarme a vivir en Sagrillas.

Sería algo temporal.

Ya. Veo que lo tienes pensado.

No... No.

Tengo los pies en el suelo, solo eso.

¿Y nunca vas a decirle a tu padre que la bodega no es lo tuyo?

(RESOPLA) ¿Qué quieres que haga, si es el único ingreso que tenemos?

El hotel no da beneficio, ya lo sabes.

Mira, Carlos, yo te seguiré donde sea,

pero vamos a pensar las cosas un poquito antes de hacerlas.

Tienes razón. Como siempre.

Piensa tú por los dos, que yo soy como un toro en un encierro.

Torito bravo.

Llevo muchos meses trabajando para que hoy salga todo perfecto.

No podría haberlo hecho sin la ayuda de mi hijo,

que es lo que más quiero en este mundo.

-Qué bonito. -Es el mejor hijo del mundo,

aunque de vez en cuando me dé algún que otro disgusto.

¿Qué ha dicho del coche?

Se ha puesto muy contento, Merche. Me alegro.

Ramón se lo ha dejado maravilloso, no se puede quejar.

Yo les he dado 5000 pesetas.

¿Te lo han cogido? A regañadientes,

pero sí, me lo han cogido. Menos mal.

Lo que quiero es que esto sea un sitio de alegría para todos.

Un sitio donde no solo se va a venir a cantar y a bailar,

sino donde también se va a venir a hablar...

-¡A beber! -A beber, a escucharnos,

a enamorarnos, a lo que haga falta.

-¡Claro, ahí estamos! -No van a ser todo problemas, ¿no?

Le deberíamos subir el sueldo. Merche, apenas pisa la bodega.

Ya lo sé.Lleva un tiempo cobrando por la cara.

Que ya lo sé. Bueno, pues eso, joder.

-Hola a todos. -(TODOS) ¡Hola!

-¿Veis las teles? -Sí.

-Aparecerán las letras de las canciones que elijáis.

Irán cambiando de color al ritmo de la música.

Solo tenéis que ver la letra y seguir la música. ¡Así de fácil!

-¡Muy bien! -Vale.

La caridad, para los pobres, que no para los hijos.

Necesitan un empujón.

Mira, tú y yo ya hemos empujado bastante.

Ahora les toca a ellos, Merche.

Vamos a ver, tú y yo las hemos pasado más putas que Caín.

¿O no? Y hemos apechugado.

Ellos son más listos, están mejor preparados

y saldrán adelante. Ya lo verás.

Bruce. Bruce Springsteen.

-Bruce Springsteen.

-No, no. Oye, yo no. Yo quiero "Caminito".

-Josefina, ¿y tu marido? ¿Qué pasa, que no se anima?

-¡Uy, hija, qué va! ¡Qué va, nada!

Él, su sofá, su tele...

Y además hoy que ponen "Canción triste de Hill Street",

no lo saco de casa ni a tiros. ¡Fíjate!

-Ah... (RÍE) ¿Lo ves?

-¿Qué? -Otra vez sola.

-A mí me da mucha pena. -¿Pena?

-Y nada, aquí, al escenario a darlo todo.

Ahora lo que vamos a hacer

es que vamos a sortear los diez primeros voluntarios.

Yo no voy a cantar.

Yo no canto. Yo tampoco.

-Canta tú primero. -No hay excusa, Ramón.

Todo el mundo va a cantar. Tú también Antonio.

¿Qué dice? Que yo no canto.

Ahora vamos a sortear los diez primeros voluntarios.

En la pecera están todos los números. ¿Cada uno tiene su número?

Sí, ¿verdad? -(TODOS) Sí.

-Así me gusta.

El resto, con aplausos, decidiremos quién lo ha hecho mejor.

-Claro, los más fuertes...

-Y el ganador se va a llevar un radiocasete de doble pletina.

(Ovaciones)

-¡Me encanta! Para poder grabar de uno a otro.

-¿Una mano inocente?

-¿Yo?

-Inocente no hay nadie. -Hombre...

-Yo no, ella. Ella, ella.

-¡Anda, mira! -¡Venga!

-¡Venga, mujer! -¡Venga!

-¡Un aplauso!

-¡El 19! -El 19, 19.

-Oh, yo tengo el 21.

-19. -A ver, revisamos. A ver...

-¿Quién tiene el 19?

-Tú. ¿Qué?

¡Que tú tienes el 19! -Tiene que salir.

¡Qué voy a tener yo el 19!

Que sí. Que yo no tengo el 19.

Te toca cantar.

¡Que no voy a cantar ni de coña! Escucha, ¡eh!

¡Chis! Escucha.

¡Karina tiene el 19!

-¡Karina! ¡Anda!

¡Karina tiene el 19!

(TODOS COREAN) ¡Karina, Karina!

¡Karina, Karina!

¡Lo tiene Karina! ¿Lo tienes?

¿Tienes el 19? Aquí está.

A ver.

Son las reglas del karaoke. Te ha tocado.

¡Te toca, arriba! -¡Que no, que no!

¡Karina! -¡A cantar!

¡Karina, Karina!

¡Chis, tú, ven aquí! Dime.

Debo dos meses de piso, macho.

Joder, macho, ¿y eso?

(SUSPIRA) Así están las cosas.

¿Tú me podrías prestar algo de dinero?

¿Yo? Estoy seco, tío. Tengo lo justo para el viaje.

Al final te vas.

Sí, señor, a la guerra.

A vivirla y a rodarla con mi cámara. Con dos huevos.

Estás loco. Qué va.

Si voy con Amnistía. Está todo muy controlado.

La guerra está controladísima. No te conozco, chaval.

¿Lo sabe tu madre ya?

¡Os presento la voz que inaugura este local!

(Aplausos)

(Silbidos)

# Como yo te amo...

# Como yo te amo,

# convéncete,

# convéncete,

# nadie te amará.

# Como yo te amo,

# como yo te amo,

# olvídate, olvídate,

# nadie te amará.

# Nadie te amará.

# Nadie porque yo te amo con la fuerza de los mares.

# Yo te amo con el ímpetu del viento.

# Yo te amo en la distancia y en el tiempo.

# Yo te amo con mi alma y con mi carne.

# Yo te amo como el niño a su mañana.

# Yo te amo como el hombre a su recuerdo.

# Yo te amo a puro grito y en silencio.

# Yo te amo de una forma sobrehumana.

# Yo te amo en la alegría y en el llanto.

# Yo te amo en el peligro y en la calma.

# Yo te amo cuando gritas, cuando callas.

# Yo te amo tanto. Yo te amo tanto.

# Yo...

# Como yo te amo...

# Como yo te amo,

# recuérdalo,

# recuérdalo... # Se me pone la piel de gallina.

No fastidies. ¿Con la canción?

# ...nadie te amará.

Viendo cómo se quieren.

Ah, sí.

# Como yo te amo...

# Como yo te amo,

# olvídate,

# olvídate,

# nadie te amará. #

Hugo, hazlo un poco más grande; si no, no...

Eso es mucho más importante.

-¿Te queda mucho de ese cartel?

-Hola.

-Pero entra, no te quedes ahí.

Ayuda a hacer el cartel.

El Sindicato de Estudiantes

que convoca la huelga a partir de mañana en toda España

asegura que el paro será secundado por dos millones de alumnos

y que la manifestación,

que tendrá lugar en Madrid el próximo viernes 23,

será la movilización estudiantil más importante de la historia.

"Las movilizaciones estudiantiles tuvieron su origen

en una convocatoria suscrita por la Asamblea de no admitidos

en la universidad de Madrid, el Sindicato de Estudiantes

y la coordinadora de estudiantes".

Los piquetes lanzaron huevos y tomates

contra varios institutos,

donde se impartían clases con total normalidad.

Mientras que un grupo de manifestantes

se enfrentó a la policía con objetos contundentes.

En Barcelona, grupos de provocadores

lanzaron piedras y otros objetos contra la fachada de la Generalitat.

Cuatro estudiantes tuvieron que ser atendidos

de heridas de diferente consideración.

Los portavoces del Sindicato de Estudiantes

aseguraron que la manifestación del próximo viernes 23

contará con un amplio dispositivo de las fuerzas del orden

ante la amenaza de grupos universitarios de extrema derecha,

que, aunque con un itinerario diferente,

pretenden confluir ante el Ministerio de Educación

a la misma hora.

Dos de vosotras estaréis vigilando para que no entren los nazis.

Que no entre ni un nazi porque, si no, todo se jode.

Los estudiantes de enseñanzas medias

que mañana se manifestarán en la mayoría de ciudades españolas

han radicalizado hoy sus protestas.

En Madrid, los numerosos cortes de tráfico

han provocado importantes atascos desde primera hora de la mañana.

El ministro de Educación, José María Maravall,

ha solicitado comparecer ante el Congreso.

Y en otro orden de cosas...

Espérate, quiero verlo. No, quiero cenar tranquila.

Merche, que me pone muy nervioso todo esto, por Dios.

Antonio, que no va a pasar nada. Está pasando.

¿No lo ves?

Si nos ha prometido que se queda en casa con su abuela.

¿Y tú la crees? (AMBAS) Sí.

-Yo la vigilo.

Desde luego, marcharnos precisamente el día de la manifestación...

Tenemos un ojo... Que no te preocupes tanto.

Y a María no le gusta la política.

Que no es como los otros.

A todos nuestros hijos les ha gustado siempre la política.

Si hemos tenido uno que ha sido trotskista.

Idos tranquilos.

A mí me hace caso.

Si no me hace caso, la ato a la pata de la cama.

Pero qué ingenuidad, Herminia. ¿Dónde está ahora?

En el entrenamiento.

Joder, qué manía con entrenar el patinaje a las 21:00.

Aquí ya llevas de todo:

los potitos, los pañales, el chupete...

(SUSPIRA) (RIENDO) ¿Qué?

-Nada. Me da ternura verte de madre preocupada.

-Ser madre es algo que no se aprende en la universidad.

-Ya. También me da cierta cosa vernos aquí,

en este cuarto, donde tú y yo...

-Mauricio, tenemos que fijar una fecha para el abogado.

-Claro. La fijamos, no te preocupes.

Todo van a ser facilidades, ya verás.

-Y vigila a la niña, por favor.

Últimamente está comiendo fatal, se entretiene con todo...

-Tengo a mi madre en casa y ha criado a cinco hijos.

-En el coche, sentada detrás. -Que sí.

-Supongo que habrás venido con tu madre, ¿no?

-No, vine con una amiga. Una amiga especial.

-Ah.

¿Y cómo se llama? ¿De dónde es?

-He estado leyendo libros sobre bebés.

Olivia va a hacer 13 meses, ¿no? -(ASIENTE) El uno de febrero.

-Debería empezar a caminar.

-Hace sus pinitos, pero no tiene prisa.

-A lo mejor hay que estimularla. El libro dice...

-No te armes líos con libros.

Cada niño es un mundo, me lo ha dicho el pediatra. Olivia es normal.

(Teléfono)

Carlos, el teléfono.

-La niña va a estar bien.

Tú no conoces la casa, pero tiene un jardín

y tiene un parque cerca. Tiene de todo.

-Pero es que es muy pequeña. ¡Carlos!

Voy, voy. -¡Olivia!

¡Eh! Toma.

¿Quién soy? Joder, se ha callado.

-¿Qué pasó?

-(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Hola, eres tú.

Escúchame una cosa.

Necesito que mañana le eches un ojo a tu hermana María.

No quiero que vaya a la dichosa manifestación.

Y así te pasas por casa y ves a tu abuela un poco.

-Carlos, hasta el domingo. Adiós.

Entendido. Perfecto. ¿A qué hora vais a salir de casa?

Le he dicho a Ramón que venga a las 9:00 con el taxi.

Ya veremos a ver. Tú ven algo antes.

A las 8:45 estoy ahí. "De acuerdo, hijo".

Adiós. Adiós.

Mañana comemos con la abuela y con María.

(ASIENTE)

¿Se ha ido tranquila la niña? Sí.

¿Y tú? ¿Estás tranquila?

Sí.

Entonces...

He metido crema hidratante y pastillas para la diarrea,

que en México le da a todo el mundo.

-Que romántico. Deja, deja, ya, ya...

-¿Qué pasa? -Nada, no pasa nada.

-¿Cómo que no? ¿Qué llevas en la maleta?

¿Cómo que qué llevo? -Sí, cada vez que me acerco

te pones delante como si fueras un portero parando un gol.

-Voy a vivir con esta maleta seis meses y quiero tenerla controlada.

-(SUSPIRA) Bueno, ¿y yo qué hago con Deborah?

¿La llamo ahora o espero a mañana

a tomarme un café con ella en el aeropuerto?

¿Crees que tiene razón con eso que dice de que soy celosa?

-Creo que todos los Alcántara sois celosos.

-¿Ah, sí?

Vaya, todos.

-Bueno, es algo muy judeocristiano, ¿no?

-¿Judeocristiano?

-Sí, la "Biblia" está llena de celos.

José y sus hermanos, Caín y Abel...

-(RESOPLA) Si tú lo dices...

No sé cómo me dejé convencer para meterme en un avión

con toda tu familia.

Tú querías ir a ver a tu padre.

Y además tengo que ver a tu ex. No tienes por qué.

Y encima descubro que Inés me odia. ¡Joder! ¡Y dale!

¡No te odia! Lo que pasa es que es actriz.

Las actrices son así, viscerales. Inés es...

¿Es qué? ¿Qué te pasa? A ver, ¿qué?

Estás rodeado de gente, Toni.

Tu familia, mantienen a tu hijo, tu ex...

¿Y qué pasa, cuál es el problema?

Que... a veces me siento muy sola, Toni.

Quiero una vida nuestra, de los dos.

Únicamente de los dos.

Y compartir cosas juntos y tener nuestros propios amigos.

¿Es mucho pedir?

Eres más boba... Ven aquí.

Anda, ven aquí.

Qué prisas, chico.

¿Qué prisas? Me cago en la leche. Si no ha venido todavía.

Dijo que estaría a las 8:45. Que estará a punto de llegar.

¿Estará a punto de llegar? Hola, ¿qué hay?

Déjale pasar. A punto de llegar...

¿Por qué no vas ahí y le llamas? Me estoy poniendo nervioso.

Ya le he llamado. Salta el contestador.

Llámale otra vez, que estoy muy nervioso.

¿Otra vez? Sí, llámale otra vez, anda.

Que el avión sale a la una, que faltan cuatro horas.

Me gusta llegar temprano al aeropuerto.

Sobre todo en los vuelos internacionales,

que tienes que pasar aduana. Ahí está Ramón.

No veas cómo estaba la gasolinera, macho.

Ni que lo regalaran. Todavía no ha llegado mi hijo.

Mira que les he inculcado desde pequeños lo de la puntualidad.

Pues nada.

Como le haya pillado el follón que hay en el centro, se va a cagar.

Oye, ¿qué coño es eso de la LODE? ¡Y yo qué sé!

¿No ves que cada vez que llega un ministro lo cambia todo?

Luego, los chavales no quieren estudiar.

Claro.

Mujer, ¿qué te pasa?

Josete. ¿Qué?

Que se me va a la guerra.

-Se va cerca de la guerra.

Es distinto. -No.

-Se va a Bagdad, nada menos. Y encima con esa gentuza.

-No es gentuza, mujer, es Amnistía Internacional.

Se va con su novia. -No, de eso nada.

Esa es una fresca que ni siquiera se depila.

-Van a hacer un documental.

Llevan sus papeles, tienen sus contactos...

Esa gente está muy organizada. -Olga, porque no es tu hijo.

Que no sabes la suerte que tienes de tener el hijo que tienes.

-¿Lo dices porque es especial?

No cambiaría a mi hijo por nada, pero no me digas que he tenido suerte

porque tú no sabes lo que es.

-Perdona.

Ay, perdóname, de verdad, no quería decir eso.

Venga, si los hijos nunca hacen lo que queremos.

Mirad los míos, que ninguno tiene una vida normal.

¿Y qué es normal?

Bueno...

Anda, anima esa cara, que Josete es muy listo.

No le va a pasar nada. Venga.

Yo nací el año anterior a que empezara la guerra. ¿Y tú?

-Yo el 18 de julio. ¡Hala!

-Y aquí estamos, ¿no?

¡Merche! Creo que te llaman.

Pero si yo había entrado a llamar.

Venga, así me gusta verte.

-Hala. -"Good bye".

Lady Di, si ves a Lady Di, hazte una foto.

-Traite una foto. Venga.

Dale un beso. Adiós.

Vamos.

¿Ha llegado ya? No, no ha llegado.

¿No le has llamado? No me ha dado tiempo.

¿Para qué entras si no vas a llamar? Ay, de verdad...

Estamos perdiendo toda la mañana. Vámonos.

¿Tú llevas los pasaportes?

Ay, ¿cómo no voy a llevar los pasaportes?

Entonces, nos vamos. Ya llegará.

Herminia, no ha llegado Carlos. Esté atenta.

No te preocupes.

Si no me preocupo yo, ¿quién se va a preocupar? Ramón, vamos.

¡María!

-¿Ya se han ido? -Pero yo te hacía durmiendo.

-¿Sabes si mamá se ha llevado el secador?

-Ay, mira, que te veo venir.

Que ya sabes en lo que hemos quedado con tus padres.

(Timbre)

Ay, hijo, menos mal. Hola, abuela.

Hola, hijo.

Tus padres se han ido muy intranquilos.

Habla con tu hermana.

A mí me parece que...

¿Está brava? ¿Que si está brava?

Yo le voy a esconder la mochila para que no se vaya.

Uy...

(SUSPIRA)

(Secador)

María, soy yo.

¿Qué haces aquí?

Hola, ¿qué tal, hermana? ¿Cómo estás? Me alegro de verte.

¿Has venido a vigilarme?

Pues un poco, sí.

¿Ahora vas a hacer de policía conmigo?

No, de hermano mayor.

Voy a ir a la mani, me da igual lo que digas.

No puedes ir. Tengo derecho a ir.

Lo siento, son órdenes de arriba. No puedes ir y punto.

Si va todo el instituto.

Si estuviesen aquí mamá y papá, yo estaría de tu lado,

pidiéndoles que te dejasen, pero hoy soy el responsable.

¿Tú, mi hermano, el tío de izquierdas,

el que protesta por todo? Va a haber mucho lío.

Puede ser peligroso. Pero ¿qué te está pasando?

Hablas como un viejo. No me toques las narices.

No se puede, y ya está.

Y ya está. Sí, y ya está.

¡Eres un facha!

¡Eh, eh, eh! ¡Esa boca!

Hala.

¿Qué número tenemos? 18, 18...

Aquí, 18.

Aquí.Buenas. Ponte tú mejor ahí, en la ventana.

Hija, ¿cuáles tenéis vosotros?

Perdón. Más atrás, la 22.

La 22. Por ahí.

-Por aquí, ya le atiende mi compañera.

Pasa.

Me cago en la leche, estos sin venir, Merche.

Guarda tú los pasaportes. ¡Ay, Dios!

Antonio, déjate de resoplar ya, que estás muy pesado.

Menudo día me estás dando. ¿Tú te crees que es normal?

Gracias.

Ya sé que me preocupo mucho por mis hijos.

Me lo dijo Carlos el otro día,

que no sé disfrutar ni apreciar las cosas.

Aunque te digo una cosa, eso en este mes va a cambiar.

Voy a pensar en ello.

Aparte de aprender inglés,

voy a aprender a tomarme la vida de otra manera.

Tendría que haberla llamado anoche. ¿Y si no vienen?

-Pero ¿por qué no van a venir? -Yo qué sé.

Ay, Dios mío.

¿Dónde está el cinturón? Me estás tocando el culo, Antonio.

Tenemos que pensar solo en nosotros.

Estos años que nos quedan tienen que ser nuestros años de oro,

antes de que nos hagamos viejos. ¿Comprendes?

Anda, ven aquí. ¿Aquí?

No me mire así, hermana.

Llevamos treinta y todos años casados.

Estoy llevando muy mal lo de separarnos, Marcos.

-Ya, es que yo no sé dónde estamos, cariño.

-Lo sé, ni como ni dejo comer. Perdóname.

-Pero puedo renunciar al trabajo. -No.

-Es fácil, llamo y digo que me lo he pensado otra vez.

-No, no me lo perdonaría nunca.

Y tú no me lo perdonarías nunca tampoco.

-No, no es verdad.

Eso es lo que piensas, pero tengo mi voz propia.

-Es un gran reportaje y es muy importante para tu carrera.

Mira, están ahí.

Lo sé, llegamos muy tarde. -Ha sido culpa mía, lo siento.

¿Qué fila tenéis? La 24.

Al lado de tu hermana.

Hola. Corriendo a todos lados.

-Hola.

Deborah...

-Buenas.

-Oye, que siento lo del otro día. -Yo también lo siento.

-Es que me puse muy borde, me salió esa vena mía.

-Y a mí me salió la vena inglesa de mirar por encima del hombro.

-Bueno, últimamente estoy pasando unos días muy nerviosa y...

-Yo también. A partir del lunes,

tengo que hacerme a la idea de que somos cuatro:

Toni, su hijo, yo y su ex.

Nunca se sabe lo que quieren, nunca se sabe lo que piensan.

Las mujeres son el gran misterio, Marcos.

-Perdona, ¿es muy tarde para ir al baño?

-¿No puede esperar a que hayamos despegado?

-No.

Perdona.

Voy a tratar de dormir un poco mientras despegamos.

Eso, duérmete un poco.

Si ronco o abro mucho la boca, me pegas así.

Cállate y duerme.

¡Vamos, hostia, vamos! -¡Dale!

¡Eso es, joder!

-¿Qué coño haces? Todo esto es un rollo pacífico.

Lo vais a joder todo. ¡Las cosas no se hacen así!

-¿Qué vas a hacer, maricón? ¿Llamar a la madera?

-Largo de aquí.

(Portazo)

Ay, joder...

Ay, Carlos, hijo... ¿Qué pasa?

Tu hermana.

¿Qué? Que se ha ido.

¿Adónde? Iba corriendo.

Yo creo que para el metro.

No me jodas...

¡Joder, métele fuego!

-¡Venga, va, dale, dale! ¡Préndelo, hostia!

-¡Venga, coño! -¡Hijos de puta!

(Gritos)

-¡Llegáis tarde, coñazos!

(Bullicio)

-¡Hijo de puta!

Carlos... ¿Ey, pasa algo?

Estaba saliendo cuando ha aparecido la dueña.

¿Le has dicho que vamos a pagar?

Nos da tres meses.

¿Para qué? Para irnos.

Su hija se casa y necesitan el piso.

¿Cómo? ¿Nos ha echado?

Me ha enseñado hasta la participación de boda.

No tenemos nada que hacer.

¿A la puta calle? (ASIENTE)

No me lo puedo creer.

A ver... Qué desastre.

Buscaremos otro piso, ya está.

¿Por ese precio? ¿Dónde?

¡Maldita amargada, que nos ha echado!

¡No me lo puedo creer! A ver, Carlos.

No vamos a rendirnos, ¿vale?

Buscaremos otra cosa. Mira, voy a conseguir dinero.

No sé cómo, pero voy a conseguirlo.

Oye, ¿dónde vas? Mi hermana se ha perdido.

Joder...

(SUSPIRA)

¡Señora, a ver la tele!

(Bullicio)

¡Josete! ¿Has visto a María?

-¿A quién? A mi hermana.

¿La has visto? No, estoy grabando esto.

¿Y los de la mani?

Se han ido por grupos. Estos son los últimos.

¿Van hacia el metro? Sí.

-¡Eh, tú, el de la camarita! ¡Ven, graba, graba!

¡Graba! ¡Graba!

Ahí, toma.

(Bullicio)

(TODOS GRITAN)

Respirar...

(GRITAN)

(ALTAVOZ) "Damas y caballeros, tengo el placer de informarles

de que, gracias a Dios,

hemos dejado atrás la zona de turbulencias".

(Aplausos)

"Ladies and gentlemen..."

(Aplausos)

# ¿Dónde estabais?

# ¿Dónde estabais en los malos tiempos...? #

-La verdad es que ha sido romántico.

Sí.

Me gusta ser independiente,

pero ha sido muy bonito, ¿verdad?, cómo me protegías.

¿Cómo no te voy a proteger? ¡Eres mi amor!

Para mí, ha sido un poco excitante.

Esto es una señal, Merche. Es la señal.

Y dice que tenemos que vivir la vida a fondo.

¡Sí, muy a fondo! No, no te rías.

Estoy hablando muy en serio. Si no me río.

Vamos a pasar en Londres el mejor fin de semana de nuestra vida.

¡Eso sí! De nuestra vida.

¡Que sí, que sí!

# 130 días lamenté

# no poder oír tu voz.

# ¿Dónde estabas?

# Dímelo.

# Como el resto... -Vamos, dímelo.

# -...olvidas con facilidad. #

(TV) "La jornada no ha resultado fácil en Madrid.

Paralelamente a la manifestación..."

-¡Carlos!

Nada, dos horas buscándola. No la he encontrado por ningún lado.

Aquí no ha venido, ¿no? ¡Qué va! ¡Aquí qué va a venir!

Llamaré a tus padres para que la castiguen bien castigada.

Pues eso espero. Les va a oír.

¿Y Karina? Ahí, en la cocina.

Karina...

Nada, no ha habido manera. He ido hasta el metro, pero no la...

¿Qué ocurre ahora?

Me acaba de llamar la vecina, Gala.

¿La amiga de mi hermana? Sí, estaba muy nerviosa.

¿Por qué? Estaba llorando.

No la he entendido. No me asustes.

¿Qué te ha dicho? -¡Carlos, Karina!

-Es María. -¡Venid a comer!

¿Qué pasa? No esperamos a María,

que venga cuando quiera.

-Que le han pegado un tiro.

# ¿Dónde estabais?

# ¿Dónde estabais en los malos tiempos

# cuando ni gritando conseguí hacerme oír la voz?

# ¿Dónde estabas?

# Dímelo. Como el resto...

# -Vamos, dímelo. -...olvidas con facilidad.

# 130 noches recordé tu cara de ángel.

# 130 días lamenté no poder oír tu voz.

# ¿Dónde estabas? Dímelo.

# Como el resto... -Vamos, dímelo.

# -...olvidas con facilidad.

# Ahora es fácil. Todo es fácil... #

  • T 19 - Capítulo 330: 'No hago otra cosa que pensar en ti'

Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 330: 'No hago otra cosa que pensar en ti'

25 ene 2018

Enero, 1987. Antonio va a Londres a aprender inglés y Mercedes resuelve acompañarle. Por otros motivos, Toni, Inés y sus parejas deciden viajar en el mismo avión. En España se preparan manifestaciones estudiantiles, y Antonio encarga a Carlos que vigile para que María no participe en los disturbios.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 330: 'No hago otra cosa que pensar en ti'" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T 19 - Capítulo 330: 'No hago otra cosa que pensar en ti'"
Programas completos (342)
Clips

Los últimos 2.431 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. mar sol costa

    Qué alegría tengo de encontrarme con otra temporada más. Preciosa serie y sus personajes, entrañables.

    01 mar 2018
  2. jose desiderio méndez ilustre

    Solo se ven rayas verticales, este capítulo no se puede ver, los demas sí. Pueden arreglarlo?

    11 feb 2018
  3. Margarita

    No me la pierdo cuando estoy en España y ahora la veo X Google en Colombia ¿¿

    10 feb 2018
  4. Maria Del pilar

    En pr se ve por tve en dish canal 840 estabA pendiente a la fecha me acabo de enterar me perdí el capítulo

    05 feb 2018
  5. Carla Ramirez

    Lamentable, desde el comienzo sigo la serie y hace muchisimos años la veo a través de este link PERO YA NO PODRÉ TERMINAR DE VERLA. Soy de Puerto Rico y nos tienen bloqueados el acceso a esta y otras series. REALMENTE ME DA MUCHO CORAJE , no tengo otra forma de verla.

    02 feb 2018
  6. Carlos

    Excelente serie, la veo desde la T-10. Saludos desde Puerto Rico :0)

    02 feb 2018
  7. Eduardo Negrete Granados

    Eduardo Es bueno confrontar las acciones del capítulo de la serie con los recuerdos personales y familiares. Tenemos Cuéntame para rato. ¡A disfrutarla! Saludos desde la Ciudad de México.

    27 ene 2018
  8. Luis Berni

    Hola. Qué alegría volver a estar aquí después de 8 meses. En todo éste tiempo, ví la versión argentina de la serie, falleció otra actriz que integró el elenco, Terele Pávez, e incluso ví una de las últimas películas que hizo, "El bar", ví otra película donde aparece quien se fue de la serie, Juan Echanove, llamada "Te esperaré" e incluso empecé a ver la serie de nuevo para ponerme al día con todos los capítulos (empezaré con la 5º temporada; no la sigo desde el comienzo; igual, falta poco). Vaya intensidad en éste capítulo, pero ya supe que será así. Gracias por todo y hasta la próxima. Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

    26 ene 2018
  9. Juan jose

    Pues la estaba esperando y al fin salio que me encanta la serie, se las recomiendo ¿¿¿¿

    26 ene 2018
  10. David

    Me encanta esta serie, la sigo desde que comenzó. Me recuerda mi infancia. Una serie familiar y documentada.

    26 ene 2018