www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2353448
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - T15 - Capítulo 256: Amores que matan
Transcripción completa

Cuéntame,

tú que has vivido

el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás

a ser un niño

al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,

si has conocido la felicidad.

Bueno, pues ya estamos. (RESOPLA)

Bienvenido a tu casa, hermanito.

-De momento, dejo esto por aquí y luego ya lo recojo bien.

No sé dónde vas a meter todas estas cosas, hija.

¿En Londres vivías en una casa de subastas?

Todavía quedan muchas cosas por subir.

(Música tierna)

-Te dejo los libros en la estantería. -Bien, luego los ordeno.

Yo te voy sacando las cosas de esta caja, ¿eh?

Ya te puedes acostumbrar a verlo en foto, Merche.

Al natural lo vas a ver menos que a Oriol.

(SUSURRA) ¿Eres idiota? Por lógica, mujer.

Anda, vamos a ponerla encima de la mesilla de noche.

Mira que esta guapo, el "jodío". Guapísimo.

(Música de "Verano azul")

(NARRADOR) "En el verano de 1982, mi hermano Toni

decidió afrontar sus problemas y cambiar de vida.

Tras conseguir un trabajo en una agencia,

se volvió a España sin su hijo y sin Juana,

con la que había roto definitivamente.

Se instaló en casa de mi hermana, con quien no solo compartiría piso,

sino también experiencias fallidas en eso de formar una familia feliz.

Otro que cambió de vida aquel verano fue Suárez.

Se marchó de la UCD, el partido que había fundado años atrás,

con la intención de crear una nueva formación política

que aglutinara a todo el electorado centrista".

Esta es la hora, señores, de preguntarnos todos,

no lo que el Gobierno puede hacer por cada uno de nosotros,

sino que es lo que todos unidos podemos hacer

por esta gran nación en marcha que es España.

"Julio del 82

fue el mes del legendario concierto de los Rolling Stones

en el estadio Manzanares ante 70.000 personas entregadas

y bajo una tormenta memorable".

(LOC.) "La meteorología se unió en un último apoyo al conjunto,

y entre rayos y truenos, sus aliados de siempre,

bajo una lluvia torrencial, comenzó el espectáculo".

Este gordito es muy gracioso.

(CANSADA) Piraña. Eso, Piraña.

Yo es que ya me he perdido. Ay, abuela, que no oigo.

(TELE) "Callad un momento, alguien grita.

-¡Chanquete ha muerto!

(LLORA) ¡Chanquete ha muerto!

Ha muerto Chanquete.

Ha muerto Chanquete". -Abuela, ¿se ha muerto de verdad?

No, hija, no, es una película.

(NARRADOR) "Para los más pequeños de entonces,

aquellos días se recuerdan por algo que marcó la infancia

de toda una generación de españoles.

La de Chanquete fue la primera muerte de un ser querido

para la mayoría de los que fueron niños en los 80".

(MARÍA LLORA)

¿Pero qué pasa? Que se ha muerto Chanquete.

¿Se ha muerto Chanquete?

Ay, cariño, lo siento mucho. No llores, hija, por Dios.

(TELE) "¿Ya no nos puede oír? -No.

-¿Ya no nos puede ver?

-¿Ya no puede ir más a pescar?" Hija, por Dios.

(TELE) "¿Ya no puede tocar más el acordeón?

O sea, que está muerto del todo. -Nadie se muere del todo, Tito".

(NARRAD.) "En lo que se refiere a mí, en julio del 82

me empleé fondo en la reforma del Fly, que iba a reabrir".

¿Y Arancha? No sé.

¿No piensa venir a echar una mano?

(Música pop)

-¡Esto es un asco, tío, esto es horrible!

-¿Pero qué te pasa? -¿Que qué me pasa?

Que esta letra es una mierda. -Patri, no empieces, ¿eh?

-Esto de "Hombre, oso de pelo en pecho" es una mariconada.

-Y a mucha honra.

-Ya, pero es nuestro estilo, Patri. -Josete, no me lleves la contraria.

Esto es infumable. No me digas que no, porque llevo razón.

Porque llevo razón.

-Sí, claro, cariño. -Josete, no me jodas, ¿eh?

Que te tiene sorbido... el seso.

Ahora tendré que cambiar la letra por el sube y baja hormonal de esta.

-Carlos, ¿tú no te tenías que ir? Me marcho.

Nos vemos luego. Tranquilo, ya me ocupo yo.

Hasta luego. Adiós.

-Cuando el gato se va, los ratones bailan.

(SUSPIRA)

¿Qué te pasa, Milano? Estás más seca que una rosquilla.

Nada, que la película era algo triste para un día como hoy.

Pues haberlo dicho, mujer. No hubiese estado mal.

Tengo todo el día un comecome, se me olvida algo y no sé lo que es.

¿Tú no puedes ayudarme?

¡Ya lo tengo! Sí, coño, tengo que llamar a Sagrillas.

Tengo que llamar a Miguel, a ver si ha contratado vendimiadores.

A ese, de la bodega solo le gusta pimplar.

Todo el día pensando en la bodega.

Voy a tener que ir a Sagrillas. (CANSADA) Pues vete a Sagrillas.

¡Coño! ¿Qué?

O Paca se ha dejado la puerta abierta o hay ladrones.

No sé yo, Antonio, vamos a casa. No, ven, acompáñame.

Es peligroso. Que no, mujer.

Es raro que esté abierto. No quiero entrar.

Seguramente, ya han estado aquí. Vámonos.

(Música de suspense)

¿Hay alguien aquí?

(TODOS) ¡Sorpresa!

¡Qué susto me has dado!

¡Qué susto me has dado!

Felicidades. -Felicidades.

-¡Felicidades, Mercedes!

Y yo pensando: no me llaman mis hijos, se han olvidado todos.

No te lo esperabas, ¿eh? ¡Muy guapa, mi niña!

Tu padre me tiene todo el día de aquí para allá.

Qué bien has guardado el secreto, mi niña.

Feliz cumpleaños, mi vida.

(TODOS CANTAN) "Porque es una chica excelente,

porque es una chica excelente...

y siempre lo será, y siempre lo será".

Sopla. ¡Un deseo!

Si mi deseo es este: que estéis aquí todos conmigo.

Pues pídelo.

(TODOS) ¡Bien!

Muchas felicidades, Merche. Madre mía, de Pedro Garrido.

-¿Y ese tío quién es? -Es una joyería carísima de Serrano.

¡Es precioso! Qué barbaridad. Si es precioso...

El más bonito que había. A ver si aprendes, canijo.

-¿Tú quieres uno? Te compro media docena, será por dinero...

¿No es demasiado? Para ti nada es demasiado, Milano.

No siempre se cumplen esos años. ¿Cuántos crees que cumplo?

52. (TODOS RÍEN)

-Hacemos una foto.

¡Ay, sí, haced una foto! Ponte aquí, hija.

(TONI) A ver... ahora. (INÉS) ¿Y tú no vas a salir?

-Venga, más juntos. Voy, ¿eh? (TODOS) Patata.

Me gusta mucho, ¿cómo no me va a gustar?

Pero te debe haber costado un dineral.

Pues mira, cuatro barricas de roble, pero nuevas.

Por Dios, Antonio.

Me da no sé qué, con todos los gastos que tenemos.

No estamos pasando la época más boyante, desde luego.

Milano, yo para ti estoy todo lo boyante que haga falta.

Ya estamos. Por cierto...

Póntelo mañana para la presentación. ¿"Presentación"?

La del partido de Suárez, Merche, mañana.

Se me ha olvidado decírtelo. No voy a poder ir.

¿Por qué? Llevan los muebles de Hipólita.

¿Y? ¿Y? Que me tengo que hacer cargo.

Es mi negocio, Antonio. Que se haga cargo tu socia.

Va Suárez y servirán nuestro vino. Ven como las demás mujeres.

¿Mujeres florero? No: mujeres acompañantes.

Pues lo siento mucho, pero no puedo ir.

(MOHÍN DE DISGUSTO) Tengo que ir a sacar dinero.

¿Para pagar los muebles? No, los muebles están pagados.

¿Pagas por adelantado? Joder, cómo las gastáis en Hipólita.

Pues ya me dirás tú para que es. Para pagar la obra.

¿No habías pagado ya? El primer plazo. Ahora, el segundo.

Para eso ya no estoy tan boyante. ¿Qué has dicho?

Que no estoy tan boyante. (HARTA) Mira, Antonio...

Tu negocio es pozo sin un fondo.

¿Cuánto llevas invertido ya? ¿De verdad quieres saberlo?

Porque saco todos los papeles. Solo quiero que eches el freno.

Que pongas un poco de cabeza. ¡Será posible, lo que hay que oír!

¿"Un poco de cabeza"? ¿Y tú qué, en la bodega?

¡Eso sí es un pozo sin fondo! ¿Cuánto llevas invertido?

Y ya veremos cuándo empieza a dar beneficios.

La bodega dará beneficios... ¡cuando tenga que darlos!

(MUY ENFADADA) Vamos a dejarlo, ¿eh?

Por no hablar de lo que te has gastado en Francia.

Pero vamos a dejarlo. No, no vamos a dejarlo.

Paga el mes que viene. Ya habré cobrado las banderas del mundial.

¿Qué problema hay? Tenemos dinero. Pero hemos tenido muchos gastos.

Tampoco podemos tirar el dinero del banco así, a lo loco.

No hay que pagar a la primera. ¿A quién se le ocurre?

Yo he dicho que pagaría mañana. Pues les dices que no puedes.

"En un negocio se cobra pronto y se paga lo más tarde posible".

Pablo Ramírez Sañudo.

No hace falta ir a la Universidad del "Sursum Corda" para eso.

Vamos a dejarlo, no quiero discutir en mi cumpleaños.

Buenas noches. Eso precisamente quiero decir yo:

que no discutamos el día de tu cumpleaños por una tontería.

Tengamos un poquito de cabeza. Quita.

¿Qué pasa? Que no me apetece, Antonio.

Tanto discutir... ¿No te apetece?

No.

Pues mira, a mí sí me apetecía fumar hoy, ya ves tú.

(SUSPIRA)

¿Entonces nada? No.

(Ruido de botellas)

(Música pop)

(Puerta)

Así no podemos seguir, ¿eh? ¿Tú esto lo ves normal?

A Josete por un oído le entra y por el otro le sale.

Ya, pero no es Josete, Carlos. Es Patricia, que lo deja todo tirado.

Ya ves cómo esta todo.

Mira, si es que es una guarra.

No sé qué le ve Josete, lo trata fatal.

(Pasos)

(Timbre)

-¡Carlos!

(Teléfono)

-¿Dígame? -Toni.

-Hola, Moreto. -¿Puedes irte para Los Poblados?

-¿Ahora? -Sí, ahora. ¿Sabes dónde está?

-Sí, claro.

-Ha aparecido muerto un yonqui, y van tres este mes.

(IMPAC.) ¿Puedes ir ahora o no? -Sí, claro.

-Pues ya estás tardando. Te mando a Barreda para las fotos.

Necesito un enfoque social. Habla con yonquis, vecinos, camellos...

Para sucesos ya está "El Caso". -Muy bien.

(Sonido de fin de llamada)

(SUSPIRA)

-Mi abuela dice que Chanquete está en el cielo.

-Hala, qué trola, Chanquete no existe.

-¿Cómo? -Pues eso, que no existe.

-¿Cómo no va a existir, si sale en la tele?

Además, si no existe, no se puede morir.

-Mi padre dice que todo lo que sale en la televisión es mentira.

-Hala, qué burro. -Burra lo serás tú.

-Habla, chucho, que no te escucho.

-Yo tengo la manera de saber si existe o no.

(Música de miedo)

¿Vosotras habéis oído hablar de la "ouija"?

Pues os vais a enterar. Esta tarde.

-Oye, la droga no se la pasarías tú. -¿Qué dices, madero?

Yo no paso droga ni nada, tío. -No me jodas, Dina.

Igual la has cortado mal y te cargas a otro.

-Y dale, que yo no soy camello, guripa.

-Anda, tira por ahí, que ya nos veremos, ¿eh?

-Buenos días. Ibérica Press. ¿Puedo hacerle unas preguntas?

-Antes de que llegue el juez, las que quieras, chaval.

-¿Se conoce su identidad?

-Claro que se sabe. ¿Queréis hacer unas fotos?

(Música triste)

¿Qué pasa, chaval? Nunca habías visto antes un cadáver, ¿no?

-Se pasan el día echándome en cara que testificara en contra de Felipe.

Mucho mejor que me hubiese quedado yo ahí dentro, ¿no?

No es eso.

Pero dicen que esas cosas se arreglan de puertas para adentro,

que por mi culpa ha caído la vergüenza sobre la familia.

-Joder, cómo sois los pijos.

-Encima, hoy hemos discutido... Y te has ido y no tienes dónde ir.

Buenos días. Buenos días.

Hola, Arancha. -Hola.

-¿Y esta maleta?

Arancha se va a quedar un tiempo en casa.

Bueno, si os parece bien.

Por mí, sí.

Hazme un hueco, anda. -¿Y dónde va a dormir?

En el sofá, mismamente. ¡Ja! Pues vaya.

Estaremos como tres en un zapato. -Oye, que si molesto...

-Patricia, no me fastidies. Tú aquí no tienes ni voz ni voto.

(A JOSETE) -¿Has oído? Dile algo, ¿no?

-Uno, dos. Uno, dos. ¿No estamos tardando una barbaridad?

-Yo que sé. -Y tú...

¿Cuántos porros llevas ya? -¿Qué pasa, que eres mi vieja?

(RISA TONTA) -¿Sabéis algo del Jaro?

-¿Algo de qué? -No, ¿qué pasa?

-Que tenía que estar aquí hace una hora.

Tú no sabrás dónde está. -¿A mí qué me cuentas?

-¿Lo has llamado a su casa? -¡Pues claro que lo he llamado!

(ENFADADO) ¡Pero no contestan, joder!

A ver qué hacemos ahora. -No sé.

Podemos empezar con las que él no está.

-Es que quedan tres escenas por doblar y él sale en las tres.

-Pues le esperamos y listo. -¿Le esperamos?

¿Tú sabes lo que cuesta alquilar una sala como esta?

¡Que va por horas, coño!

(Golpe)

-¡Qué tío más imbécil! -Es un colgao...

Me gusta el logotipo, es mucho mejor que el de UCD.

Os vais a comer el mundo, Félix. Hazme caso, que sé lo que digo.

Dios te oiga, Antonio. Otra cosa.

Se acercan las elecciones y necesitaréis hacer propaganda.

En Estandartes y Banderas es como si fueras de la familia.

Con un precio muy ajustado.

Claro que sí, Antonio, cuenta con ello.

Aunque antes que nada debemos recaudar fondos.

Ya sabes que al principio en los partidos todo son gastos.

¿Qué me vas a contar, Félix?

¿Cómo os financiáis, con avales? Con avales, con préstamos,

aportaciones personales...

De aquí, el que menos ha puesto, 300.000 pesetas.

Coño, Félix, está muy bien.

(Aplausos)

El presidente.

Presidente. ¿Qué tal la familia?

Muy bien, gracias. Me han dicho que el vino lo haces tú.

Sí, La Cruz de Sagrillas, presidente.

Es una pequeña bodega, pero de uva muy vieja.

Pues es excelente, Antonio. ¿Le gusta, presidente? Gracias.

¿Podemos hacerle una entrevista? Muchas gracias, presidente.

Da gusto verle tan ilusionado, ¿eh? ¿Has visto?

Lo que le hicieron es una canallada. Mucho peor que una canallada.

Entonces, ¿qué?

¿Podemos contar contigo?

(SUSPIRA) ¡Ay, Félix!

Todo suma, Antonio. Aquí todos nos ayudamos.

¡Vamos!

Cómo has aprendido, Félix.

El espejo ha quedado muy bonito. Está precioso.

Le he encargado el logotipo a un diseñador que conozco.

Póngalo al lado de la ventana. Viene mañana.

¿A un diseñador? Sí, Lucas Castaño.

Es encantador, Mercedes.

En realidad, no es diseñador. Es fotógrafo.

Pero tiene muchísimo ojo diseñando.

¿Eso cuánto nos va a costar? (AL OPERARIO) Espere.

No te preocupes, nos lo deja muy barato. Ya he hablado con él.

Pero... El logotipo puede ir aquí.

Se ve nada más entrar: "Hipólita". Y abajo, la secretaria.

¿Una secretaria también? Habrá que contratar una, ¿no?

Yo creo que por ahora podemos prescindir de secretaria, ¿no?

Alguien tendrá que coger el teléfono y recibir las visitas.

Si no te digo que no, pero para un poquito con los gastos, hombre.

Echa el freno.

Ponga la lámpara ahí. Cuidado con el cristal, es muy delicado.

(MOLESTA) Sí.

-La soberanía reside en el pueblo.

Como recuerda Juan de Mairena, nadie es más que nadie.

Semejantes planteamientos hicieron posible

que el pueblo español encontrase una nueva ocasión histórica

para la concordia, la normalidad y la paz.

Al pedir a los ciudadanos su voto para el centro

nosotros manifestamos que España es un quehacer común

que se construye con la colaboración de la derecha y de la izquierda".

(PATRI) Cuando acabe el concierto nos despelotamos.

(JOSETE) No sé yo, Patri. -Joder, qué soso eres, Josete.

-Es por ti.

-No me seas antiguo, joder, para una buena idea que tiene...

Quedarme en pelota picada es uno de los deportes favoritos.

Pues lo haces otro día. No quiero denuncias por escándalo público.

No jodas. Me juego mucho reabriendo el bar.

No quiero ni jaleos, ni problemas, ni mucho menos droga.

Os queda claro, ¿no? Pues listo. No, si la cosa es boicotearme.

Yo, o me desnudo mañana o dejo el grupo.

-Bueno, pues ya te hemos visto las tetas. ¿Ensayamos o qué?

Voy a tener que enviar a toda España banderas del CDS.

¿Y dices que Suárez preguntó por mí? Fue lo primero que hizo, Milano.

También preguntó por usted. ¡Ay, Suárez! Guapo y educado.

Qué lástima que lo quitaran de presidente.

A Suárez no lo quitaron, Herminia. Suárez se fue.

No es lo mismo. Ah.

No estarás pensando dedicarte otra vez a la política.

No pienso dedicarme a la política, Milano.

Pienso que si gana las elecciones o consigue muchos votos

siempre será bueno estar cerca de ellos.

Fíjate que... Le van a votar cuatro gatos.

¿Y eso por qué lo dices? Porque es la verdad.

Qué equivocada estás con Suárez. Anda, vamos a cenar.

No te digo que llegue a presidente pero a jefe de la oposición, sí.

(MOHÍN DE DESCREÍMIENTO) (PARA SÍ) Eso espero.

Esto da para tres dosis. Te invitamos y cabalgamos juntos.

-No, de puta sigue tu madre.

-Me cago en el Jaro, vaya chapuza estamos haciendo.

-¿Crees que no quedará bien cuando meta su voz?

-No lo sé, Inés.

(Puerta)

(ENFADADO) ¿Qué coño pasa ahora?

(Música triste)

-¿Toni? (AFEC.) -Vengo de los Poblados.

Es el Jaro.

(TELE) "Hay un tema del más allá que es muy importante.

¿Qué pasa con nuestras almas después de la muerte?

¿Por qué tener miedo de la muerte? De este túnel donde debemos pasar.

Hay en un momento dado una elección,

si puedes seguir hacia la luz o ser rechazado

y volver a la tierra porque no has cumplido nada".

-Oye, papá, ¿tú has hablado alguna vez con algún muerto?

¿Cómo? ¿Pero qué dices, hija, por Dios?

Eso lo ha visto en la televisión. Se pasa el día viendo la tele.

(SUSURRA) Me lo ha dicho Gala. ¿Gala, la hija de los "hippies"?

Voy a tener que hablar con ellos. Pero no les llames así.

¿Y cómo los llamo, los marqueses de Urquijo? No me da la gana.

Que amigas más raras tienes, hija. Una china, una hippie...

¿No puedes tener una amiga normal, española?

¿Has hablado con un muerto o no? Cállate la boca.

Antonio, te han mandado una revista de vinos.

¿A mí? Está en la mesa.

¡Anda mi madre!

Esta va a ser la revista en que sale lo de París.

Estoy muy enfadada contigo, ¿eh? Me tienes preocupada con esas cosas.

Ya está bien. Aquí está, claro.

¡Joder, qué foto más bonita! Está guapo hasta mi hermano.

Déjame ver. (CARRASPEA) Mira.

(LEE) "En París todavía se sienten los efectos de una gran explosión:

el descorche de la edición limitada del excelente caldo manchego

Cruz de Sagrillas". ¡Hala, toma castaña!

"Excelente caldo manchego". A ver, déjamelo ver.

Pues sí que salís guapos todos, ¿eh? ¿Has visto?

Y muy alegres.

Claro, nos habíamos bebido ya media Francia.

Voy a recortar esta página y la voy a poner en la bodega

para que todo el mundo la vea. Herminia, ¿y las tijeras?

En la cocina, las del pescado.

(Música de miedo)

¿Esa chica tan guapa quién es?

(MARÍA) ¿Seguro que con esto podemos hablar con Chanquete?

(GALA) Con Chanquete y con quien tú quieras.

Mis padres lo hacen muchas veces, pero necesitamos un vaso.

-¿Un vaso para qué? -¿Para qué va a ser?

Para que el espíritu de Chanquete lo mueva.

(Música de miedo)

-Abuela, ¿me das un vaso? Sí, hija, sí. Ahora mismo.

No, pero sin agua. ¿Sin agua?

¿Para qué lo quieres? Cosas mías.

Ay, cosas tuyas... Miedo me da.

A saber lo que han inventado.

Espíritu de Chanquete, yo te invoco. ¿Estás entre nosotras?

-Yo no siento nada. -No hables hasta que yo te lo diga.

Ni se os ocurra levantar el dedo del vaso hasta que terminemos.

-¿Y si me pica la nariz? -Ni aunque te pique la nariz.

Una vez, una niña levantó el dedo del vaso, salió el espíritu...

y la poseyó. -¿En serio?

-Le salía espuma de la boca, le daba vueltas la cabeza

y la tuvieron que bañar en agua bendita.

Bueno, vamos a intentarlo otra vez, pero concentraos, ¿eh?

(TEATRAL) Espíritu de Chanquete, yo te invoco.

¿Estás entre nosotras?

(Música de miedo)

-¡Se mueve! (ENÉRGICA) -¡Chist!

Mi amiga María quiere saber si estás en el cielo.

-¡Ha dicho que sí!

-M-A-R-I-A. Ha dicho María.

¿Qui-e-res...

ve-nir con-mi-go?

Quiere que te vayas con él. -Jo, no me quiero ir al cielo aún.

(ASUSTADA) No... -Espíritu de Chanquete,

¿por qué quieres irte con María?

Si tienes algo que decirnos... ¡manifiéstate!

(GRITAN ATERRORIZADAS)

¿Qué hacéis con tantas velas? ¡Vais a provocar un incendio!

¿Estabais jugando a las brujas? Eso parece.

Ya me extrañaba a mí que estuvierais tan calladitas.

Cada mochuelo a su olivo.

Y tú, María, no me cierres la puerta cuando estéis jugando.

No sé lo que estáis haciendo y me asusto.

La puertecita siempre abierta, ¿te enteras?

Que no vuelva a ocurrir.

(ASUSTADA) Estoy poseída.

(Música triste)

-Me cago en la leche, no me lo creo todavía.

(Patada)

¿Sabíais que había dado la entrada de un piso para su vieja?

Y ahora mira, ahí, en el cajón.

Me cago en mi puta vida, si es que no somos nadie.

-Lo peor de todo es que se veía venir.

No me mires así. Meterse jaco es una ruleta rusa, deberías dejarlo.

-Ni que fuera tan fácil. -Hombre, fácil no es.

Pero si yo lo he dejado tú puedes.

-Enhorabuena, tronca, ¿quieres que te dé un premio?

A mí no me vengas ahora con monsergas, ¿eh?

(TÍMIDAQ) -Bueno, Luismi, si yo...

Yo, si quieres, te puedo ayudar.

Bueno, puedo intentar... ayudarte.

Si quieres.

(Un coche se detiene)

Luismi.

¡Luismi!

-Ven, ponte por aquí. Ahí.

Inés. -¿A ti qué te pasa?

¿Y esto?

-Es un amigo de la prensa.

Ahora, con la madre. -A mí no me montes numeritos.

-Oye, que yo he venido a presentar mis respetos, ¿eh?

Todavía no se lo he comentado al productor,

pero creo que tendrías que decir que estás esperando un hijo suyo.

(ATÓNITA) -¿Cómo? -Sí, del Jaro, Inés.

Piénsalo: "la viuda del yonqui".

-¿Tú estás loco? -Es perfecto.

Es perfecto: tú vendes la exclusiva a una revista

y nosotros reventamos la taquilla.

A los dos meses dices que has abortado y ya está.

Piénsalo.

(Música ominosa)

-"¡Pollito! Pollito, ¿me escuchas?

Pollito, te voy a desplumar.

Te voy a quitar pluma por pluma.

Eres un pollito maricón.

-Ven aquí, Pollito.

Ven aquí, Pollito.

(Voces siniestras)

-¡Chivato!

-Ven aquí, cabrón".

(Ruido metálico)

(Chasquidos)

-¿Desde cuándo duermes con pestillo en tu habitación?

¿Estás bien? Sí, ¿qué quieres?

No puedo dormir. ¿Puedo pasar?

¿Cómo estás? (RESPIRA TEMBLOROSO)

Si supieras la de veces que me han preguntado eso últimamente...

Es normal. Ya, pero parezco un enfermo.

Vaya mierda, ¿no?

¿El qué?

Lo que te hicimos Felipe y yo.

Tú, por lo menos, intentaste arreglarlo.

¿Has sabido algo de él?

No.

Ni siquiera he vuelto a hablar con su familia.

Parece que hayan pasado años de todo aquello.

Ni exclusivo ni excluyente.

¿Te gustaría volver atrás? No.

Y más sabiendo lo que viene después.

Ya, pero quizá las cosas podrían haber ido de distinta manera...

si te hubiera elegido a ti.

¿Me vienes ahora con eso?

(SUSPIRA) Lo nuestro es agua pasada, Arancha.

No tiene por qué. No teníamos nada que hacer.

Creo que te estás equivocando, Arancha.

Me gusta equivocarme.

(RESPIRA FUERTE)

Es lo que mejor se me da.

(Música sensual)

(Música de miedo)

(Zumbido eléctrico)

(GRITA) -¡Mamá!

(ASUSTADA) ¿Qué pasa, hija? (ALTERADA) ¡Hija!

¿Qué te ha pasado, mi vida? Pues que ha tenido una pesadilla.

¿Qué estabas soñando?

Ya pasó, cariño.

Dime, ¿qué estabas soñando? ¡Chanquete me ha poseído!

(RESOPLA) ¿Qué dices?

Que Chanquete me ha poseído. ¿Pero qué dice de Chanquete?

¿Qué ha pasado? Dice que Chanquete le ha poseído.

¿Cómo? Que Chanquete le ha poseído.

Y todo porque levanté el dedo del vaso.

¿Qué vaso, hija?

Son las tonterías que le mete en la cabeza la niña de enfrente.

Vaya. Se veía venir.

Yo sabía que estos serían una mala influencia.

Id a dormir, ya me ocupo yo. ¿Seguro?

Sí, hija mía, seguro, que tú tienes que madrugar.

Vete a dormir. Ves demasiada televisión, ¿eh?

Anda, mi vida, María, duérmete. Gracias, madre.

Yo me quedo aquí contigo, ¿eh? Apago la luz.

¡Ay, ay! A ver.

A dormir, ¿eh? Vale, pero déjame la luz encendida.

Bueno.

Hola, Karina, hace calor, ¿no?

Clara, hay que pedir tela para 5.000 banderas.

¿5.000?

Será un encargo en firme, ¿no?

No te preocupes, que eso está casi cerrado.

Y deprisa, pueden convocar elecciones en cualquier momento.

(DESI) Hola. ¡Hombre!

Hola, cariño. -¿Qué pasa, Antoñito?

-¿Qué haces aquí? -Mira, los folletos.

(ILUSIONADA) -¡Ay, nuestras vacaciones.

-Que buena falta nos hacen. -¿Qué te parece más romántico?

¿Acapulco o Egipto? Acapulco.

En Egipto solo hay camellos. (DESI RÍE)

-No sé, canijo, esto nos va salir por un dineral.

-¿Pero para qué queremos el dinero, mi amor?

¿Te ha tocado la lotería o te estás forrando con el videoclub?

Modestamente, sí. Vamos, que estoy forrado.

Nado en el dólar.

Pues hay que saber nadar y guardar la ropa.

Si es así... No estás hecho para los negocios.

Nada más tienes cuatro duros te vuelves loco.

Clara, hazme caso: Acapulco.

Egipto. -Donde tú quieras, mi amor.

Más cerca. Eso sí.

(Teléfono)

Dígame.

Félix, precisamente hablábamos de la tela y las banderas.

Yo había calculado que 5.000.

(Música triste)

No, no, dime, Félix. No te preocupes, dime.

¿Cómo?

No, eso es un error, Félix. Te lo aseguro, es un error.

No, hombre, has hecho muy bien en decírmelo. No te preocupes.

Yo lo arreglo en un momento y ya está. Tú tranquilo.

Pedro, no me jodas, no me digas que esto no es un error.

Pues sería muy raro, de verdad.

¿De cuánto era el talón? De 500.000.

Enseguida lo aclaramos. Más te vale, Pedro.

Estoy de bancos hasta las narices. A ver, un momento.

¿Te he hablado de nuestra nueva tarjeta de crédito Premium Mas?

No me jodas, Pedro, yo no tengo tiempo para más "Premium".

Está llena de ventajas, de verdad.

Bueno, otro día lo hablamos. Mejor.

Aquí está. Efectivamente, en tu cuenta no hay saldo suficiente

para ese cheque. Imposible.

Exactamente, dispones de 393.614 pesetas.

No puede ser. El otro día tenía más de 600.000 y no lo he tocado.

Efectivamente, pero ayer tu mujer sacó 200.000 pesetas.

Me cago en la cuna que la arrulló. ¿Qué está haciendo esta mujer?

Pedro, voy a tener que tirar del plazo fijo.

¿El certificado de depósito? Sí, los 4 millones que metimos.

Dame de ahí las 500.000 pesetas.

¿Cuándo necesitas el dinero? Ahora.

Lo siento, pero no puede ser. ¿Cómo?

El certificado de depósitos no se puede devolver así como así.

Si quieres recuperar tu dinero, se lo tengo que vender otro cliente.

¿Qué no puedo sacar mi dinero del banco? ¿Pero esto qué es?

No antes de una semana. O dos, como poco.

Otra cosa es que, si te urge mucho, te puedo hacer un préstamo.

A un interés preferente, claro. No más del 16%.

(ENFADADO) ¿Qué dices? Ni hablar.

Sois unas sanguijuelas. Un 15.

Con la tarjeta Premium Más, claro.

(Órgano)

-¿Pero cómo voy a hacerte un exorcismo, María?

-Que sí, que estoy poseída por Chanquete, don Froilán.

Creo que me está saliendo barba. -¿Pero qué tonterías dices?

-Por lo menos, déjeme bañarme en agua bendita.

-Por favor, quítate esas tonterías de la cabeza.

No estás poseída ni por Chanquete ni por nadie.

-¿Me lo jura? -María, por favor, yo no juro.

Lo que has hecho es espiritismo. Es un pecado de los gordos.

-Yo solo quería saber si Chanquete estaba en el cielo.

(RESOPLA) -Señor, dame paciencia.

La Iglesia nos enseña que no hay que ir más allá de donde Dios...

(TITUBEA) ...nos ha enseñado, ¿me entiendes?

-No. -Bueno, da igual.

No hagas más espiritismo, ¿de acuerdo?

El Diablo es muy inteligente y nos puede engañar.

-¿Estoy poseída por el Diablo? -¡No, ni por el Diablo ni por nadie!

Hija, vete ya y reza dos padrenuestros y tres avemarías.

(SUSPIRA) "Ego te absolvo..."

Dile a tus amigas que vengan a confesarse inmediatamente.

-Bueno, yo se lo digo, pero una es china y la otra, "hippie".

-Hipólita, reina de las amazonas. Mujeres guerreras, luchadoras.

Las amazonas son el símbolo de la mujer independiente.

La que no necesita del hombre para realizarse, sino de sí misma.

La que, teniendo un origen clásico, apuesta por el futuro.

Igual que vosotras. Todo esto está muy bien, Lucas.

Pero me parece que le falta un poquito de sentimiento.

Nuestra clienta necesita superar las secuelas de una enfermedad.

Claro que sí. Déjame seguir, ya verás cómo te gusta.

(Pasa de diapositiva)

¿Cuál es el arma de las Amazonas?

El arco. Y la flecha. Otro símbolo.

Nos indica el camino, siempre hacia delante.

(Timbre)

Uy, ¿esperáis a alguien? No, la verdad es que no.

Voy a abrir yo. ¿Ves como hace falta una secretaria?

Me gusta, tiene mucha fuerza.

La imagen de la amputación tiene mucha fuerza.

Para nosotras es muy importante que...

Perdona un momento.

Buenos días. Buenos días.

¿Pasa algo? Pasa, Merche.

Nada que no pueda esperar 5 minutos, ¿verdad?

Continúa, Lucas, por favor. Solo es un momento.

-¿Seguimos, entonces? Sí, claro.

Tenemos a una mujer luchadora. Independiente.

Clásica, pero moderna. Mira siempre hacia adelante.

Con estos componentes ha sido muy fácil diseñar el logotipo.

"Hipólita", una mujer sosteniendo un arco en actitud de lucha.

Mirando al futuro.

Igual que el tipo de mujer para quien hacéis la ropa.

-A mí me encanta. Me gusta.

Trabajamos para mujeres que han perdido parte de su feminidad.

Tienen que verse reflejadas ahí, con fuerza, confianza y seguridad.

Merche, perdona.

¿Podemos hablar un momento y luego continúas con todo esto?

(INCÓMODA) Sí, claro.

¿Me perdonáis un momento? Claro.

(Música de tensión)

(SUSURRA) ¿Por qué has sacado 200.000 pesetas del banco?

Para pagar las reformas. Dijimos el mes que viene, no este.

(ALZA LA VOZ) Eso lo dijiste tú. ¿Pero qué pasa, Antonio, por Dios?

¿Que qué pasa? Me han puesto la cara colorada, eso pasa.

Ayer entregué un cheque al CDS y hoy me dicen que no hay fondos.

¿Diste dinero al CDS?

¡Antonio, por Dios! Ni "Antonio" ni leches.

He quedado a la altura del betún. En el banco dicen que no puedo tocar

los 4 millones del plazo fijo.

Calla, hombre. Porque es un certificado de depósitos.

Da muchos intereses, pero no se saca enseguida.

Lo sabías.

Yo sé dónde meto nuestros ahorros, no que regalas dinero al partido.

No digas tonterías, que yo no regalo nada, me cago en la leche.

¿Te enteras? ¡Nada! No me hables así.

¿De cuánto era? Esto es una inversión, ¿entiendes?

Un préstamo. ¡Ja!

"Un préstamo"... Lo que tú digas. ¿De cuánto era?

De medio millón de pesetas. (DESESPERADA) ¡Por Dios!

¿Medio millón, 500.000 pesetas? Sí.

¿Sabes qué pasó con la gente que invirtió dinero en UCD?

No se trata de eso, no te enteras, me cago en la leche.

Con ese dinero consigo un contrato cojonudo para las banderas.

Cuando lleguen al gobierno, meto el vino en el Consejo de ministros.

(DESDEÑOSA) Ah, el vino. ¡Sí!

No puedes ir regalando dinero por ahí.

Ni a Suárez ni al Sursum Corda. ¡Un dinero que no tenemos!

¿Es tan difícil de entender? ¡Sí lo es, porque lo teníamos!

(GRITA) Si lo pagas al mes que viene, lo teníamos.

Pero no, tú, en estos casos, siempre pensando en lo tuyo.

¿Cómo dices eso?

(INDIGNADA) ¿Cómo dices eso? Otra cosa te voy a decir.

Esta vez no me voy a echar atrás. Es una cuestión de imagen.

Y de principios.

(ENFADADA) La verdad es que no te entiendo.

¿No entiendes? Ese es tu problema, Milano:

que no entiendes nada. No ves más allá de tus narices.

¡Y encima las tienes pequeñas, coño!

(RABIOSO) Mucho papo, es lo que tienes.

Me voy a buscar el dinero debajo de las piedras, es lo que me toca.

No sé cuánto pagas por ese logotipo, pero me parece una mierda.

María lo haría mucho mejor, con arcos, con flechas y con todo.

Tengo fotos para llenar dos revistas. ¿Nos vamos ya?

-Espera un poco, anda.

¡Perdona! ¿Tienes un minuto?

¡Perdona! ¿Hola?

(HOSTIL) ¡Vosotros! ¿Se puede saber qué hacéis?

-Somos periodistas, ¿tienes un minuto?

-Lo que tengo son dos hostias, una para cada uno.

-Tranquilo. -¡Ni tranquilo ni hostias!

Largaos de aquí, me espantáis a la clientela.

-¡No hagas fotos! -¿Qué haces, gilipollas?

-Ya me habéis hartado. Dadme todo lo que lleváis encima.

(GRITA) ¡Venga!

-¡Eh, eh, Dina! Tranqui, para. -¡Me cago en la puta, "pringao"!

A ver si vas a cobrar tú también. -Son amigos. Déjales irse.

-¿Estos gilipollas son amigos tuyos? -Sí, son colegas.

-Oye, tú, sin faltar, ¿eh? (CONCILIADOR) -¡Ya, ya!

-Por favor, tío.

(Arrancan una moto)

-Largaos.

Como os vuelva a ver por aquí, os rajo de arriba a abajo.

¿Te has enterado, rubia? Que me he quedado con tu cara.

(SE VA AMENAZÁNDOLOS)

(TONI) ¿Se ha roto?

(Tecleo)

-Hola.

¿No está Arancha? No, se ha marchado.

Mira, Carlos...

No me quiero meter en tu vida, pero piensa lo que estás haciendo.

¿Crees que Arancha es lo que mejor te viene ahora?

Ya sé que es tu vida y que no va conmigo.

Pero sí va conmigo, Carlos. ¿O es que ya no somos amigos?

Para empezar, Arancha es la mujer del cerdo de Felipe.

Con eso ya debería ser suficiente.

Además, cada vez que estás con ella terminas fatal.

No te tengo que dar explicaciones. Ni te las estoy pidiendo, Carlos.

Acuéstate con quien te dé la gana, de verdad,

pero el rollo que te traes con ella parece autodestructivo.

Karina, el ir a terapia no te convierten en psicóloga.

Pues mira, a lo mejor no te vendría mal ir a ti también.

Tú te crees que estás bien y no lo estás, Carlos.

(ENFADADO) ¿Tú qué sabes cómo estoy yo?

(GRITA) ¡Déjate de cuentos autodestructivos!

Precisamente tú, que si no llego a tiempo, ni lo cuentas.

¿Te acuerdas?

(Portazo)

Aquí no pintáis nada, cada vez que viene un pijo, le brean.

Un día a Juan Alba le pusieron la cara como un foco.

-¿Juan Alba consume? -No, vino a comprar para nosotros.

-Para nosotros, ¿quiénes? -Para el Jaro y para mí.

-Habláis del director de cine, ¿no?

-Claro, si no, ¿de qué le vamos a estar haciendo horas extras?

-¿Me estás diciendo que Juan Alba os paga con droga?

-No, hombre, todo no. Mitad y mitad.

Por cierto, vosotros no me podríais dar algo de pasta, ¿no?

-¿Para qué, para heroína? -Qué espabilado eres. Pues claro.

-No te lo voy a dar. -¿Llamo al Dina?

-Espera un momento. Vamos a ver si yo me entero.

¿Ahora nos atracas tú? -Solo os digo os enrolléis un poco.

Venga, medio talego cada uno y me lleváis al centro.

(GRITA) ¡Dina, Dina!

Hala, venga, vámonos.

(Teléfono)

-Club 2001, dígame.

Hola, Blas, soy Antonio Alcántara. Buenos días, don Antonio.

Necesito hablar con la jefa. No se encuentra.

¿No sabes dónde está? Siento no poder ayudarle.

Si viene a la noche la encuentra.

¿Sucede algo, don Antonio?

Blas, tú te sigues encargando de la recaudación cada noche, ¿no?

¿Si me paso por ahí me puedes adelantar algo de dinero?

Estoy en un aprieto, solo es temporal.

Sí, pero estas cosas debería hablarlas con doña Lola.

Ya, pero no la encuentro. Si viene a la noche, la encontrará.

Joder con esta noche, Blas, me lo has repetido ya tres veces.

(IRRITADO) Esta noche es demasiado tarde, hombre.

Bueno, es igual. Perdona, Blas, no tengo que darte explicaciones.

Dile a la señora que me llame, que es urgente.

¿200.000 pelas, Antonio?

Me arreglo con 130.000. Te lo devuelvo en 10 días.

Imposible, hijo. No las tengo.

¿Tú no decías que te estabas forrando con esto del videoclub?

Vamos a ver, el videoclub funciona, pero no da para tanto.

¿Tú sabes lo que me he dejado en el viajecito

Y menos mal que es a El Cairo. Y tú, venga con Acapulco.

Desiderio, se te va la cabeza en cuanto tienes cuatro duros.

Qué vergüenza, joder. Así no se puede, coño.

Si me hubieras avisado... Llévate lo de la caja.

Deja lo de la caja, hombre.

Yo no sabía que estabas tan tieso. Porque no lo estoy.

Es un problema de liquidez puntual.

Los del Mundial me pagan el mes que viene, Merche saca dinero.

Total, que tengo un problema, pero ya está.

Me gustaría ayudarte, macho, pero imposible.

Imposible. Pues olvídalo, Desiderio.

Oye, Antoñito, le pagarás el sueldo a Clara, ¿no?

Dale recuerdos a Tutankamon de mi parte.

Por tu culpa me la he cargado. -¿Por la mía? ¿Yo qué he hecho?

-Tu abuela fue con el cuento de la "ouija" a mis padres.

Me han echado una bronca... -Jo, lo siento.

¿Seguiremos viendo el espíritu de Chanquete?

-Que no estás poseída, María. -¿No? ¿Cómo lo sabes?

-Para que te enteres: el vaso lo movía yo.

-¿En serio? -Lo juro.

-¿Ayer no hablamos con el espíritu de Chanquete?

-Ya os lo he dicho, los espíritus no existen.

-El padre Froilán dice que sí y que hacer "ouija" es peligroso.

Se te puede aparecer el demonio y todo.

-Niñas, ¿dónde queda el restaurante La Dorada?

(GRITAN DESPAVORIDAS)

¿Madre?

¿Hay alguien en casa?

(RESOPLA)

Hola, hija, no te había oído. Pensé que no estabas.

Últimamente estoy cada día más sorda.

Ha llamado una señora preguntando por Antonio.

Una tal Lola. ¿Lola?

Sí, dice que os conoce mucho. Lola... Me huele a quemado.

¡Tengo la leche en el fuego! Si tienes microondas, madre.

(Puerta)

Muy buenas.

Hola, Milano.

(ENFADADA) Toma. ¿Qué es esto?

He devuelto el collar. Milano, ¿qué haces?

Si tenemos problemas de dinero, no podemos comprar joyas.

Tenemos problemas de liquidez, que no es lo mismo.

Vete a la joyería y devuelve esto, ya me las arreglaré con el partido.

Desde luego...

Perdona lo de antes, me estabas dejando en ridículo ante Suárez.

¿Ante Suárez?

Que des 500.000 pesetas a un partido no hay quien lo entienda.

¡Y no me digas que es una inversión porque no me lo creo!

(DOLIDA) ¿Pero sabes lo que más me ha molestado?

Que seas tan egoísta y que desprecies tanto mi trabajo.

Pues eso no es verdad. ¿No es verdad?

Desde que te dije que quería ser empresaria no has estado a mi lado.

Solo quiero que recojas el regalo, que para eso te lo he hecho.

Perdona por cómo me he puesto, pero no entiendo lo que haces.

Porque tú vas a la tuya, Antonio. Lo has tenido todo muy fácil.

Siempre estuve contigo.

¿Pero qué dices? ¿Tú sabes lo que haces conmigo?

Despreciar todo lo que hago. Para ti lo mío no es un negocio.

Estoy jugando a ser empresaria, como si fuera un hobby.

Y te tengo que dar explicaciones de cada peseta

cuando tú te gastas nuestro dinero en lo que quieres.

Lo regalas a manos llenas sin contar conmigo.

(Timbre)

Lola. Hola, Mercedes.

Perdona que me presente así, pero he estado llamando y...

¿Puedo pasar? (SECA) Pasa.

¿Pasa algo? No, en realidad estaba preocupada.

Me han dicho que Antonio ha llamado al club.

¿Antonio ha llamado al club? Sí.

Hola, Antonio. Hombre, Lola.

Blas me ha contado que necesitas dinero y te he llamado a la oficina.

Ya sabéis que para mí vosotros sois como de la familia.

Para lo que haga falta.

Toma, espero que con esto os podáis apañar.

No, de ninguna manera. Antonio se ha portado bien siempre.

No lo cojas, Antonio. Muchas gracias, Lola.

(CARRASPEA)

Creo que se ha molestado. Vino ya molesta de fábrica.

¿Lo necesitas o no? Lo necesito, y mucho.

Pero no te preocupes, es un problema de tesorería.

Te lo devuelvo en unos días. Paso por el club y hablamos.

De acuerdo. Muchísimas gracias, Lola.

No hay de qué. No, muchas gracias.

Adiós, Antonio. Adiós.

Lo dicho, adiós.

(Música triste)

Buenas tardes.

(Aplausos)

Buenas noches, somos Rosa Chillón.

Muchos nos conocéis y los que no, vais a alucinar.

(Vítores)

(CANTA) -"Chupa, chupa".

(PÚBLICO) "Chupa, chupa".

-"Chupa, chupa".

-¿Sabías que Juan Alba pagaba con droga?

-¿Cómo no lo voy a saber, Toni? Hizo lo mismo conmigo.

-Joder, qué cabrón.

(PATRI CANTA) "Amor de madre metido en tu chupa de cuero.

Me gusta tu chupa. -Chupa, chupa.

¿Vamos a estar así toda la noche? He venido por mi hijo.

No tengo ganas de estar contigo. ¿Pero qué dices?

Que te vayas al cuerno, ¿oyes? ¿Pasa algo?

Pasa, hijo, pasa. (DISIMULA) ¿Qué va a pasar?

Enhorabuena, has llenado el local. Sí, ¿qué os pongo?

Un vino. No tenemos.

¿Por qué? Nadie pide.

No lo piden porque no lo tienes. Te voy a traer una caja.

Traela. Venga, ¿qué os pongo? A mí... Un whisky. No sé tu madre.

También. Dos whiskies.

Ponle una tila.

(CANTA) "Del dicho al hecho no hay mucho trecho.

Me gusta tu chupa. -Chupa, chupa.

-Me gusta su tacto. -Chupa, chupa.

-Me gusta tu chupa. -Chupa, chupa.

-Me gusta y la quiero en mi armario.

Lo nuestro no es más que un engaño.

Vente, tú vente conmigo.

Yo quiero esa chupa en mi armario.

-Chupa, chupa. -En mi cama.

-Chupa, chupa. -En mis piernas.

-Chupa, chupa. -¡La quiero, la quiero, la quiero!

-Me gusta tu chupa. -Chupa, chupa.

-Me gusta tu chupa. -Chupa, chupa.

-Me gusta tu chupa.

(Vítores)

-¡Quítatelo todo! ¡Qué tetas tiene, madre mía!

¡Josete!

¡Se están pegando!

(Golpes)

¡Hijo!

No te muevas. ¡Ay! Marcelo, ahora hablamos.

Carlos, este bar está gafado, hijo.

Deja de trabajar ya en la noche. Papá, ahora no.

¿Qué quieres, que haga lo que tú, que monte un puticlub?

(TODOS) -¿Un puticlub? Que no es un puticlub.

No me tires de la lengua, ¿eh? Es un bar de alterne, joder.

(RÍEN) -Lo que faltaba.

Vamos, Carlos bastante tiene con lo que tiene.

Ánimo. Me quedaría a ayudarte.

Adiós, hijo, yo tampoco he tenido un buen día.

Limpia un poco esto. Ya hablaremos.

¿Te digo que no quiero líos y te lo pasas por el forro o qué?

Tú no entiendes mi rollo, ¿vale?

No entiendes de música ni de arte ni de escritura ni de nada.

Nada, absolutamente nada. ¿Y pretendes abrir un bar?

-¿Tu rollo va a pagar todo esto? -Josete, diles algo.

-No, Patri, es que llevan razón. Te has pasado, ¿eh?

-¿Sí? ¿Pues sabes qué te digo? Que me voy, dejo el grupo.

-Patri, un segundo, espera. -Y tú y yo hemos terminado.

(Música italiana)

(Música italiana)

Buenos días, señora. El desayuno.

Esto siempre funciona, Milano, lo he visto en una película.

¿Cómo desea la señora el café? ¿Corto, largo, cortado?

Con leche. Con leche.

Café con leche.

"Café au lait".

Su "café au lait".

Póngase una servilleta,

no sea que se manche ese camisón rosa tan bonito.

Desayuno con diamantes, Merche.

Conmigo esto no funciona

No fastidies, te he perdido perdón 80 veces. Perdóname.

Ponte el collar, hazme feliz. No quiero ese collar para nada.

Qué exagerada eres.

Anda, ven, siéntate.

Te perdono porque te quiero muchísimo y lo sabes.

Pero no quiero volver a ver ese collar en mi vida, ¿me has oído?

¿Eh? Alto y claro.

Y no tengo la nariz pequeña. Un poco chata sí que eres.

Desde luego...

(Música italiana)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T15 - Capítulo 256: Amores que matan

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cuéntame cómo pasó - T15 - Capítulo 256: Amores que matan

30 ene 2014

Después de su viaje a París, Antonio regresa a Madrid con Paz en el recuerdo y con la cartera preparada para comparle un gran regalo a Mercedes, que esta semana cumple 52 años. Para celebrarlo, Antonio le ha preparado una fiesta sorpresa a la que acudirá toda la familia, incluido Toni, que decide regresar a España, y empezar a trabajar en una agencia de noticias, porque las cosas con Juana no marchaban bien.

En lo profesional, Antonio y Mercedes están muy involucrados en sus respectivos proyectos profesionales, aunque ambos requieren una fuerte inversión, lo que no tardará en generar conflictos entre la pareja. A esto se une que el CDS se va a presentar a las elecciones y Antonio, siempre fiel a Suárez, quiere ayudar al partido.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T15 - Capítulo 256: Amores que matan" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T15 - Capítulo 256: Amores que matan"
Programas completos (367)
Clips

Los últimos 2.672 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Nora

    Me contesto a mí misma: IT'S WONDERFUL...de Paolo Conte

    20 dic 2017
  2. Nora

    Alguien como de el titulo de la canción del final?gracias....

    20 dic 2017
  3. Pippi

    La niña pequeña, es la cosa más inexpresiva que he visto....

    12 abr 2014
  4. Luis

    Otro casillero vacío (yo dejé comentario aquí; a ver si ahora queda y no me lo sacan). Bien por Mercedes que sigue cumpliendo años después de la operación, pero no esa disputa por el dinero. Me descostillé de risa con la canción de Rosa Chillón.

    28 mar 2014
  5. Luis

    Un mes y ningún comentario (espero que quede el mío...). Volvió Tony, pero vaya lugar donde va a hacer el reportaje. Y muriendo uno de los protagonistas de la película, hace acordar a lo que pasó en la vida real. Cómo me hizo reir la canción del "chupa". Antonio con Mercedes: la vida sigue para ella pese a lo que pasó, pero la inversión de él, va a ser tiempo y dinero perdido.

    01 mar 2014
  6. Veica

    Año tras año he seguido esta serie que para mi es una de las mejores del último tiempo. Entre el minuto 39-40 del capitulo 1 en esta ultima temporada 15, quede impactada por el comentario que le hace un amigo a Carlos como si fuera muy divertido, humano y normal: "TE ACUERDAS CUANDO LE METÍAMOS UNA PAJA EN EL CULO A UNA RANA Y LUEGO LE PRENDÍAMOS FUEGO PARA QUE EXPLOTARA" Es muy triste que no se piense que este programa lo ven personas de todas las edades y que acá se esta hablando de una acción absolutamente sádica, des-humana y sin la mas mínima misericordia o respeto hacia los animales. Es este el mensaje que quiere dejar la serie? No lo creo, y por eso les ruego que pongan mas atención cuando escriban los libretos. Nunca olviden que los medios de comunicación tienen una gran influencia en la sociedad. Cordialmente se despide desde Noruega Veronica

    23 feb 2014
  7. HLMSTB

    A éste capítulo lo tuve que ver por internet por problemas climáticos (al ser una noche de tormenta, la señal de TV por cable, no pudo recibir TVE Internacional), pero no me lo perdí. Tony: a ver qué pasa ahora que volvió en su nueva etapa como periodista; Carlos: las pesadillas con los días de encierro pero me reí mucho con la canción de Rosa Chillón en el Fly Bar; Antonio y Mercedes: siguen juntos pese a alguna que otra rencilla. Saludos.

    16 feb 2014
  8. HLMSTB

    Otro capítulo que no tuvo comentarios... Espero que incluyan el mío. Éste lo tuve que ver por internet, pues ese día hubo lluvias y al estar nublado y con tormentas, por el satélite, se pierde la imagen. Siendo de Argentina, aquí hubo que esperar 13 años más para que vinieran los Rolling Stones pro 1º vez: sucedió en 1995. "Verano azul": se dió en el mencionado país al año siguiente, en 1983. Y cómo me reí con la canción de Rosa Chillón, "Chupa chupa". A ver que pasa con los negocios del matrimonio Alcántara- Fernández (creo que Antonio, con esos ataques de rabia, no era necesario que le regalase semajante collar a Mercedes).

    15 feb 2014
  9. inma

    Perdonar pero save alguien porque no seve ningún vidio? Me encanta esta serie me trasmite muchas emociones y me siento como muy identificada con algunos capítulos, bueno el caso esperó que lo areglen para poder verlo oline porque los lunes no meda tiempo de verlo a y enorabuena por la pedazo de serie que aveis hecho y por los pedazo de actriz que tenéi, espero mi respuesta.

    08 feb 2014
  10. Ben

    Magnífica serie. Esperando más y más de los nuevos capítulos.

    02 feb 2014