www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4240611
Para todos los públicos Crónicas - El tiempo del arco iris - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por ACCESIBILIDAD TVE

(Gritos manifestación)

Usted imagine que por casualidad, o sea, usted llega a enterarse

pues de que algún familiar, un hijo suyo, es homosexual...

¿cuál cree que sería su reacción? -Uy...sería una desgracia horrible.

-Hay mucha gente parada que están sin hacer nada y claro...

y les da por hacer cualquier cosa...

-Si no debe estar prohibida, si tampoco debía estar permitida

en el sentido de que se haga propaganda de la homosexualidad.

-Una enfermedad más.

-Que no perjudiquen a la gente que no lo es ni les den malos ejemplos.

Ahora, si en privado no tienen más remedio, pues mira, peor para ellos.

-Que conste que me parece muy bien que los dejen vivir y tal,

siempre que no corrompan a la juventud, etc...

Pero ya tanto el orgullo...

Pues vamos a hacer el Orgullo de las mujeres que les gustan los tíos,

el Orgullo de la gente corriente tambien...

Yo propongo la jornada del Orgullo machote.

-Esta es una imagen que yo desconocía y rebela la brutalidad de la policía,

de los grises, en aquella primera manifestación,

y la actitud defensiva de no escapar...

mientras que mucha gente entró en la iglesia de Belén a refugiarse

ante la llegada de los grises.

...Aquí tenemos el frontal de la manifestación del 26 de junio,

donde las protagonistas, las más luchadoras,

las que se enfrentaron a la policía porque eran las más discriminadas,

fueron las travestís...

(OFF) Aquel fue un paso importantísimo

para luego seguir adelante, es decir, aceptarse a uno o a una misma.

Para mi esa fue la gran, el gran impacto de aquella manifestación,

que tuvo gran repercusión en todo el estado,

fue portada de Le Monde,

y nos permitió pues eso, reconciliarnos con uno mismo.

Porque el movimiento homosexual, a diferencia de otros,

parte de una premisa distinta,

que es que te aceptes a ti mismo o a ti misma.

Las mujeres, los trabajadores, (OFF) esa premisa...

porque son mujeres, son trabajadores

en nuestro caso, hemos de superar la auto homofobia.

(OFF) La primera campaña era para la abolición

de la Ley de Peligrosidad Social.

No nos dieron el permiso, pero la hicimos.

Salimos de Colón hacia Rambla arriba. Unas cuatro mil personas...

porque, no solo había los gais y lesbianas,

sino que había pues también feministas, ecologistas,

gente de partidos de izquierda, de todos los partidos..

porque el FAGC estaba formado tambien por militantes de otros partidos.

Había, anarquistas, comunistas, socialistas, independentistas,

y liberales de centro izquierda o asi, noo.

Y eso hizo que de entrada también nos apoyaran todos estos partidos.

(OFF) Todas estas personas que salieron en la primera manifestación

se arriesgaron mucho.

Y seguramente que muchas de aquellas personas quedaron señaladas

por el régimen para probablemente o perseguirlas

o hacerles la vida un poco más difícil de lo que ya la tenían.

O sea que, mi contribución, y mi reconocimiento sería,

a la valentía y al riesgo que estas personas vivieron

en aquella primera manifestación y que,

para todo el resto del colectivo, y no solo el colectivo,

sino para la sociedad en general, fue la primera piedra

para construir un gran edificio

que más tarde sería el edificio de la democracia.

Manifestarse aquel 26 de junio de 1977 por las Ramblas de Barcelona

podía suponer, para algunos, terminar en prisión

con una condena de hasta cinco años o en un centro de rehabilitación.

Así se aplicaba la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social

junto al artículo del Código Penal sobre escándalo público.

Una legislación que atacó duramente a homosexuales y travestidos

durante los últimos años de franquismo.

Armand de Fluvià ya era entonces, en la clandestinidad,

un destacado activista por los derechos de los homosexuales.

De familia de la alta burguesía catalana, conocía

y participaba con movimientos de liberación homosexual

en Estados Unidos y otros países.

Su primer logro, en 1970, fueconseguir,

junto a su amigo Francesc Francino, que las Cortes franquistas,

que debatían el Anteproyecto de Ley de Peligrosidad

y Rehabilitación Social, hicieran una modificación en su redacción

de condenar a los homosexuales “por el mero hecho de serlo”,

a “los que realizaran más de un acto de homosexualidad...”.

En 1970 ya había fundado en Barcelona, junto a Francino,

el Movimiento Español de Liberación Homosexual,

la primera organización de este tipo en España.

En 1975, después de la muerte de Franco, también fundará

el Front d’Alliberament Gai de Catalunya, el FAGC.

Y poco después, impulsó la creación del primer centro cultural

y de servicios para homosexuales de España, el Institut Lambda,

hoy Casal Lambda.

(OFF) A partir del 72, publicábamos un fancine que se llamaba Agois,

y con un nombre falso compramos una multicopista.

Y los textos, qué hacíamos.

Pues íbamos en tren a Rubí, a la fábrica del padre de Francesc,

en una máquina de escribir antigua, con un carro muy largo,

que también la policía no la conociera o algo así,

allí hacíamos los textos.

Y entonces veníamos con el texto y aquí lo imprimíamos

en la multicopista.

Siempre cuento que toda la vida recordaré

la primera vuelta de manivela que di,

me temblaban las manos y los pies...

Y le dije a Francesc, ¿te das cuenta de que a partir de ahora

ya somos delincuentes?.

Salieron 18 números, cada número teníamos que ir a Perpignan,

a correos, y enviarlos a París,

Porque en París, Arcadíe, André Morín, lo enviaba a los héroes

que quisieron suscribirse

y a las personas que considerábamos que les podría interesar:

gente progre, catedráticos, intelectuales, artistas, etc, noooo...

Era una cosa terrible ser homosexual en aquella época.

Porque para el Estado éramos un peligro social y, por definición,

unos corruptores de menores.

Todos los gais íbamos detrás de niños para violarlos.

Eso es la gente lo que creía, noo.

Para la ciencia éramos unos enfermos mentales hasta el 90 o 93,

que salimos de la esta lista de enfermedades...

... enfermedades mentales, perdón.

Para la Iglesia, los peores de los pecadores.

Los jóvenes de entonces, hoy día, ya somos viejos,

ancianos o como quieras llamarlo.

O gente mayor, o Tercera Edad...que no me gusta nada lo de Tercera Edad,

porque yo estoy en la Cuarta ya, pero bueno...

Claro, vivieron aquellos y hoy ¿qué hacen?

Bueno, muchos están con sus parejas, viven tranquilos en su casa.

Pero hay hoy día también una discriminación hacia estas personas,

ya mayores, de más de sesenta, setenta y ochenta años, noo.

En Madrid, en pleno barrio de Lavapiés,

se encuentra una de las dos únicas instituciones específicas

para mayores LGTB del Estado: la Fundación 26 de diciembre.

En esa fecha, del año 1978, el gobierno de Adolfo Suárez puso fin

a la ilegalidad de la homosexualidad en España.

Algunos lucharon por defender sus derechos

y sufrieron detenciones, abusos, e incluso penas de cárcel.

Otros, vivieron su condición escondiéndose;

en el miedo y la soledad.

Hoy ya no son jóvenes,

y en algunos casos sufren otro tipo de discriminación,

especialmente el olvido.

(OFF) La Fundación en general da respuestas

primero de un sitio para que la gente pueda venir

y pueda encontrarse pues en su sitio... un espacio pensado, ideado

y construidopara ellos y para ellas...

para que las personas mayores entren porque se sienten acogidos.

Porque un centro de mayores, por ejemplo, cuando entramos,

vemos que no nos acogen.

Entonces, este centro desde que abren la puerta, es un centro de acogida.

-Antes de ayer fui a Valencia, con la Asociación Lambda,

que ha sido la que nos ha dado el Premio Margarida Borrás.

Y es el primer acto documentado de que quemaron a una persona transexual

en la Plaza del mercado de Valencia en el mil cuatrocientos y pico.

Además, está documentado por un notario, que,

como se vestía de mujer, la cogieron y la llevaron a quemar.

Y la quemaron enseñando todas sus vergüenzas.

Yo soy una persona muy social y siempre lo he sido.

Crecí en una familia grande,

irlandesa, católica, alcohólica, disfuncional.

Estoy acostumbrado a estar rodeado de gente y es importante para mí.

Fue muy duro para mí vivir solo y aislado en el campo de Irlanda.

Irlanda era bonita y la gente era amable.

El clima era horrible.

Pero yo sabía que no era el lugar para mí.

Aislado de esa manera.

Mi alma se alimenta de otras personas,

con la implicación de otras personas.

Era importante para mí encontrar una familia arcoíris

y eso es lo que he encontrado aquí en la Fundación.

(OFF) Hemos visto que somos un colectivo que, por circunstancias,

pues estamos en una situación de bastante vulnerabilidad

en el tema del alojamiento.

O porque te ha dejado o porque has enviudado

y te han quitado el domicilio.

Porque tu pareja ha rehecho su vida y a ti te ha tocado estar en la calle...

Porque muchos hemos cuidado o han cuidado a los padres

y a las madres y cuando han muerto estos,

los hermanos han vendido la casa donde tu has vivido toda la vida

y te has encontrado en la calle.

Porque esta crisis ha dejado a mucha gente en la calle...

Y porque muchas personas están solas y tienen muchísimo miedo.

Entonces bueno, vemos que el problema de la habitabilidad,

de estar en un sitio protegido,

era lo que es un poco la fuerza que tiene la Fundación.

Porque nosotros, como objetivo final es generar recursos residenciales

para personas mayores lesbianas, gais, bisexuales, transexuales

y heterosexuales que nosotros no preguntamos con quién te acuestas

Si quieres venir con nosotros y te parece que es una idea buena

no te vamos a preguntar nada más.

Cuando llegue a comprarla dije: ¿cuál es la más barata?

Pero no, no es que sea mala la cafetera...

Siiii... todo de plástico....”

La Fundación 26 de diciembre quiere visibilizar a las personas mayores

del colectivo y sus necesidades.

Tal vez, la más importante sea la de socializar,

unirse y salir del aislamiento.

Si se cuenta con un lugar digno para vivir y compartir con otros...

la vida puede ser un poco menos complicada.

Con la cesión por parte del Ayuntamiento de unos pocos pisos

en el barrio, la Fundación ha iniciado un programa

de vivienda compartida.

En estos pisos, y pagando una renta no muy alta,

se intenta poner en práctica el concepto de “envejecimiento activo”,

de compartir recursos con otras personas.

La gente que habíamos entrado aquí no teníamos un problema,

teníamos un tejido de problemas, que había llegado.

Empiezan a pasar los años, no tienes trabajo,

se acaban los ahorros, la gente va viendo que ya no tienes dinero,

va desapareciendo.

-Yo desde muy joven tuve problemas en la escuela para aprender.

Por el tipo de escuela que era, porque estaba en un colegio de curas,

con maltrato físico, que era una cosa común, no era solo a mí.

Era una cosa común.

Yo he tenido un carácter muy rebelde

y lo único que me salvaba era dibujar religión...Cosas de ensoñaciones.

-Yo había planificado tan minuciosamente mi vida...

Pero yo tenía un problemejo: no puedo hacerle la pelota a nadie.

Por lo tanto, nunca tuve padrinos.

Yo creía que mi vida la podía llevar con méritos propios. Craso error.

Había quedado sin norte.

Las soluciones que me ofrecían a través de Cáritas y el ayuntamiento

era romper aún más mi vida.

Las mascotas eran fundamentales.

Lo que tiene la mascota no es de gay idiota que tiene un hijo. No, no, no.

(OFF) Ellas te obligan a volver a tener responsabilidad.

Volver a tener una responsabilidad, volver a tener una rutina.

De vacunas, de salidas, por lo tanto, el animal organiza mucho.

Por lo tanto, en el lugar donde yo estuviese ellas tenían que estar.

Fundamentalmente, para ir reorganizando esta vida

que se había desarmado, por segunda vez.

Es decir, yo perdí todos mis bienes por segunda vez.

Cinco mil películas, como dos mil libros,

cada programa de teatro desde mi infancia hasta ahora,

que había ido guardando de cada ciudad en la que había ido al teatro.

Cuando tú eres desahuciado y no tienes forma de conservar las cosas,

(OFF) es como si desapareciera tu vida,

como si se volatilizara tu vida.

-Eduardo. Mira, que en cuanto cuelgue este cuadro nos vamos a comer.

-Muy bien.

(OFF) Yo he podido hacer, hasta día de hoy, lo que he querido

― más o menos, dentro de lo que se puede hacer― que es pintar.

Ha sido gracias a que tengo ese don,

que no sé si es más importante que la pintura,

que es que la gente me abra su puerta.

Porque yo siempre he vivido en casa de los demás.

Gracias a eso, claro, eso me ha exonerado de un trabajo

que no me hubiera permitido llevar una vida como a mí me gustaba.

Con lo cual, tengo muchas familias.

No ha sido una cuestión de sentirme desvertebrado de la sociedad,

como Eduardo en este sentido.

Una persona que había estudiado mucho, lo mío ha sido lo opuesto.

Yo había estudiado muy poco,

me había preparado muy poco en ciertos ámbitos.

Yo, además, a diferencia de él,

tengo un carácter que no sé si es...

Él dice que no sabe hacer la pelota. Y esto me parece precioso.

Yo no sé si sé hacer la pelota,

pero yo lo que sí sé es meterme dentro de la casa

y sentirme a gusto en esa casa.

Todo el mundo temía de mí,

como que Ricardo siempre ha vivido de una manera

y ahora por razones obvias (OFF) tiene que ir a esta situación

y ahora que me ven tan feliz y que estoy bien me dicen

“cómo te adaptas a gente tan distinta”,

“tú tienes unos horarios muy establecidos”.

Y yo digo pues porque siempre se está aprendiendo.

De los demás no solo aprendes, aprendes tus límites con los demás.

-(OFF) Si tú vas como persona mayor LGTB a una residencia,

allí, en la residencia, está reproducido la España

de las últimas décadas.

Allí no ha habido modificación ninguna.

El hombre es hombre. La mujer es mujer.

Y los maricones, unos desviados que deben tener el castigo de Dios.

En las residencias se reproduce las últimas décadas en España.

Como tampoco el Estado se ha preocupado de

(salvo en acciones electorales), no se ha preocupado de preparar gente

para este tipo de situaciones.

Hay como una dicotomía.

Fíjate vos, después de todo lo que se ha hablado de la diversidad,

de todo lo que se ha hablado de la libertad sexual,

de todo lo que se ha hablado, hay de nuevo ataques a gente.

Así que no hemos aprendido nada. Ahí falla algo.

-Es que salen brillitos...Ya está... -Es que esto del brillito...

-Es que hace calor... -Pues no lo puedo remediar...

-Estos gais... son terribles... -¡Estos gais!

Para que los maquillen hacen cualquier cosa.

Bueno, lo que él aprende de mí, a parte de mí brillante mente...

Hablando en serio, soy un tipo que siempre me he adaptado.

Nunca ni en mis mejores momentos económicos intenté ser

más arriba que nadie.

Lo que yo aprendí de ti debería decirlo yo.

-Lo que yo aprendí de ti debería decirlo yo......

Pero además de las necesidades residenciales,

el colectivo de mayores LGTB y su diversidad plantea

muchos otros problemas, desde los específicos de atención hospitalaria,

acompañamiento, o ayuda a domicilio, hasta los más habituales,

que se ofrecen en cualquier centro de mayores al uso.

La Fundación trabaja a través de un equipo interdisciplinar,

dos aspectos principales:

la atención psicológica y la socioeducativa.

Es un espacio de capacitación, de relación, con lo que las personas

(hombres, mujeres o transexuales o, incluso, heterosexuales)

que quieren venir a participar en la Fundación, entran en contacto,

llaman y solemos invitarle al café de los jueves, decimos.

Un primer cafelito que les decimos gratuito...

Y a partir de ahí les conocemos.

Sabemos lo que quieren hacer, si quieren participar en algo

o si traen alguna propuesta.

Tratamos un poco de que sean ellos y ellas

los que se vayan empoderando y diseñando.

Porque la problemática de las personas mayores LGTBI

que están participando en otros espacios de personas mayores, es

que no suelen ir con su identidad por delante.

Suelen ir con una identidad todavía “armarizada”.

Aquí sí les decimos quién son desde el primer momento,

con lo que participar desde la propuesta

pues es una alegría y una fiesta.

Si lo que quieren es demandar algún otro tipo de programas

(voluntariado, vivienda compartida, servicio de ayuda a domicilio

o incluso tienen problemas de salud asociado a mil cosas

que le pueden estar ocurriendo), pasan por el área de trabajo social.

-(OFF) Nuestra idea es trabajar hacia una inclusión.

Entonces bueno, pues nosotros vamos y hacemos trabajos de talleres

con centros de mayores.

Entonces vamos y nos presentamos para que nos conozcan.

Porque hablamos un lenguaje común.

Porque si que ellos entienden la Ley de Peligrosidad social.

Porque lo sabían.

Entienden la de vagos y maleantes, porque ellos también lo entendían.

Entienden como nos machacaban en el colegio,

entienden como nos han machacado en clase,

entienden como nos han machacado en el trabajo.

Entonces bueno, les quitamos un poco, también,

que era una sociedad homófoba

y tanto os educaba a vosotros como nos educaba a nosotros

a las dos partes.

(OFF) y nos han construido un muro en el medio,

donde no ha habido entendimiento ni conocimiento.

En el momento que rompes el muro, que nos conocemos,

no hay ningún tipo de problema.

-Y aquí no hay verdades, ni cosas que estén bien, ni cosas que estén mal.

Así que yo os animo a que digáis. Igual a mis compañeros y compañeras.

A que digáis sin ningún tipo de miedo.

-A mi me da risa cuando yo voy a veces a sacar empadronamientos

o cosas, ven mi nombre y llama a otro,

y llama a otro y este a otro... para que me miren...

-Nací en un matrimonio que me dio enorme libertad personal.

Cuando se enteraron de que a mí me gustaban los tíos,

y que desde muy jovencito yo salí con tíos, ya se sintieron perturbados.

Pero como me habían dado libertad, ellos tenían que cumplir

lo que me habían enseñado...

Yo no miro que seas hombre, que seas mujer, que seas trans...

Simplemente, que seas buena persona

y sepas transmitirme eso que sientes, noo.

-No todos somos heteros.

Hay unos cuantos mayores, en Madrid 160.000, que son LGTBIQ+.

¿Cómo se ha quedado el cuerpo? ¿Lo pongo aquí?

Esto es lo que luego todo junto llamamos diversidad.

Y decimos: “afectivo-sexual”.

¿cuándo una persona es homosexual, por qué creéis que lo es?

-A lo mejor tiene su apariencia de mujer

y luego tiene más hormonas masculinas.

-Yo pienso que es un sentir.

-Yo pienso que es una elección.

-No, no se elige.

-Bueno, todo está bien, Eduardo. Cada uno pensamos lo que pensamos.

-El típico que conoces son gente que está vivita y coleando,

pero así ya mayores, mayores... Pues no conoces a nadie.

Yo no conozco a nadie.

-Que no conoces a nadie que haya sido mayor y que haya llegado siendo gay.

-Pienso yo que la gente de nuestra edad y eso,

en aquella época se casaban con normalidad y no lo decían.

Entonces, habrá mucha gente que lo sea, pero nunca se ha sabido.

-En el armario... -Aquí todos somos decentes.

(OFF) Las personas transexuales tanto hombres como mujeres,

tienen más problemas y se esconden más.

Es más, las que son mujeres a hombres, que ahora son perfectos,

se esconden más, no quieren ser visibles para nada.

Es más, creo que piensan... Tratan de ocultar su pasado,

a pesar de que son jóvenes.

Y ponerse como hombres, machitos...

Y las trans que son mujeres tienen un problema...

Tenemos que tener la suerte de parecer chicas

de los pies a la cabeza para poder integrarte a un grupo.

Yo particularmente he tenido la suerte

que desde joven no he sentido ningún rechazo, ninguna transfobia,

Como se llama ahora, antes eran travestis.

Cuando yo empecé, tenía 15 años, me fui de mi casa por problemas.

Mi padre era militar y me quería meter al ejército

y ponerme hormonas masculinas.

Me fui con un hombre mayor que me llevaría veintitantos años...

Y esa fue mi salvación.

Bajo mi punto de vista,

el colectivo LGTB mayor de 50 años tiene el mismo problema

que el resto de los colectivos: no hay trabajo.

Si añades que no das el perfil porque es la palabra mágica.

“Ay, es que no me das el perfil”.

Y te miran de arriba abajo.

No te doy el perfil o no te gusta mi aspecto.

Porque piensas y te estás preguntando

con quién me acuesto o con quien me levanto

¿Me has preguntado si soy profesional o no soy profesional?

¿Me has hecho una entrevista? No, no das opción.

¿Por qué? Porque lo visible es, primero, la edad.

Las arrugas, el aspecto.

No tenemos facilidades para conseguir pisos, ¡ojo!.

Tú te presentas a cualquier sitio y dices que eres trans

o ven tu documento, no te alquilan fácilmente.

Tienes que irte a vivir a un sitio donde sean al menos algo amigas

o recomendación de amigos o amigas para que vayas a vivir allí.

Si no, no encuentras. En alquiler sí.

Poderoso caballero don dinero, dijo Quevedo.

Si tienes dinero, puedes permitirte el lujo de ser un gran trans,

una gran trans, un gran gay y una gran lesbi, pero si no... no.

-Creo yo Cecilia que el problema que tenemos todos los colectivos LGTB

no es porque eres trans o porque eres lesbiana.

Es el machismo que impera en los mismos gays.

No hay otra cosa: machismo.

Y ese machismo a ellos no hace ayudar a todos los colectivos por igual.

Lo digo porque los gays tienen más derechos. Todos.

Porque encima pueden disimular y decir que son hombres.

-Yo eso de las residencias, de verdad, no me gusta.

Porque una residencia para mí es como una cárcel.

Por qué tenemos que ir a una residencia.

Por qué no podemos estar en pisos de acogida,

de dos en dos, de tres en tres.

(OFF) A mí me pasa algo, me ponen ahí

y me presentan con mi nombre que nací y todos se enteran,

¿tú crees que me van a tratar bien?

No, porque todos están con la mente muy cerrada,

a lo que les han acostumbrado,

a lo que siempre nos han acostumbrado, en general, a todos.

Tú eres niño y tú eres niña, no hay nada más.

La Iglesia además ahí ha jugado un papel fundamental y terrorífico.

Es pecado y vas a condenarte. Estás enfermo, es lujuria.

-Yo pienso que no vas a cambiar.

De repente, de acá a treinta o cuarenta años sí cambie.

Cuando la gente más joven... cuando nosotras ya no estemos acá.

-En 2050, que ya no estamos. Ya será la siguiente generación.

En teoría cualquier residencia de ancianos o mayores

tendría que estar preparada para acoger la diversidad.

Pero, en la práctica, no lo están.

Salvando algunos proyectos que parten de la iniciativa privada,

el colectivo LGTB, o no existe o se esconde.

Sitges, en la costa catalana,

pasa por ser uno de los llamados paraísos” gais.

Y por esta razón, hace ya unos años, se proyectó una residencia que,

en un principio, iba a ser exclusiva;

destinada al colectivo de gais y lesbianas del entorno.

Después, para evitar la creación de un guetto diferencial

con el resto de la población,

se decidió abrirla a todo tipo de personas.

- Salí del armario hace 84 años y continúo en ello.

No ha sido ningún problema porque no he fingido.

La gente me ha tenido... he estado 29 años de auxiliar de vuelo

y me gustó el trabajo, me gustó.

Y no me he escondido nunca.

Tampoco voy por ahí queriendo ser la Raquel Meyer o la Mari Sampere...

O sea, procuro ser yo,

pero tampoco voy hablando diciendo yo soy lo que soy.

Tampoco es elegante.

Las otras residencias que estaba, era un pecado original...

o sea, aquí si veo comprensión.

Pero tampoco he dado la ocasión para que dijeran, mi conducta,

pues mira ese, es marica, o mariquita, como dicen vulgarmente.

No, todo el mundo me ha respetado.

Yo he respetado a todo el mundo...

(OFF) Yo creo que es, si no fundamental, es muy importante,

que las personas en cualquier sitio puedan expresar sus sentimientos,

sus ideales, sus tendencias sexuales, cualquier cosa...

Y bueno, yo por lo menos, como trabajador... también tengo 25 años...

He tenido quizá la suerte de que soy de otra generación...

Y por ejemplo aquí, cuando se abrió esta residencia,

si que se hizo un cursillo, de cara a los trabajadores,

de cómo tratar a las personas.

Quizá no tanto por nosotros sino por ellos,

porque tienen unos sentimientos, tienen una manera de vivirlo todo...

Muchos han empezado a salir del armario con el tiempo.

Entonces claro, quizás, llevan fuera del armario poco tiempo.

Entonces, aprender a tratar, a tener una prudencia,

a tener un respeto, a respetar su intimidad,

a querer estar apoyándoles nooo,

y hacerles ver que nuestra generación es una generación más abierta

en la que los respetamos, en la que es una cosa cotidiana,

que nos podemos encontrar aquí o en el supermercado,

en casa, donde sea.

-Tanto el residente como el trabajador no tienen ningún perjuicio

en definirse y en decirlo desde el primer día,

explicar cuál es su condición.

Porque, aparte de que Sitges es una población

en la que está ya muy asumido esta situación,

nosotros ya con los propios trabajadores,

desde el momento en el que entran, intentamos formarlos

para que sus compañeros y ellos formen un equipo....

A la hora de la convivencia, entre los residentes heteros

y los residentes gays, tampoco implica ningún tipo de problema.

Entre ellos se comunican perfectamente.

Y establecen pues una amistad,

porque ellos mismos saben que van a ser sus últimos compañeros

en este trayecto, noo.

La Fundación Enllaç, Enlace, se creó en Barcelona en 2008

por viejos Militantes del Frente de Liberación Gai de Cataluña

y socios del Casal Lambda.

Aquí se trabaja por defender la dignidad de las personas LGTBI,

sea la que sea su edad.

Pretendemos informar, pretendemos que cada uno se sitúe

en relación a su propia vida y se busque la vida...

Nosotros podemos acompañar.

Pero no es beneficencia ni damos de comer...

Pagamos impuestos y nosotros, lo que si es que defendemos

que la administración pública ejerza de administración pública,

sobre todo a la hora de dar garantías de protección a las personas LGTBi

con independencia de su nivel económico.

Hay un motivo político de primer orden.

Hay una necesidad de reparar políticamente

todo el daño que se ha hecho a las personas LGTBi

desde una legislación injusta y opresora.

Estamos intentando que la administración,

los partidos políticos se interesen por la creación de apartamentos

con servicios LGTBi.

No es forzoso que sean exclusivamente LGTB.

Lo que si que ponemos sobre la mesa es

de que la proporción debe facilitar que haya una masa crítica importante

de LGTB para que no se sientan solos.

Porque no es lo mismo un LGTB que no renuncia a su estilo de vida

y aterriza en una (OFF) residencia donde es el único,

o el único declarado...

Con lo cual, tiene una presión de la mayoría que le envuelve...

desde el estilo de vida a prejuicios morales.

Formar a todos aquellos profesionales que se dedican

a atender a personas mayores y sensibilizar,

son dos de los principales objetivos de la Fundación catalana.

-Las mujeres y los hombres que trabajan atendiendo a gente mayor

saben mejor que nadie como deben tratarlos, noo.

Pero, lo que a veces olvidan o desconocen es... esta posibilidad

de que la persona que tienen delante sea LGTB.

Y lo que les vamos a contar nosotros es qué es eso, a clarificar conceptos

qué es una persona trans, transgénero, qué es la bisexualidad,

que es la intersexualidad o qué es la orientación sexual,

clarificar este mapa.

Y también es importante no solo hacer un discurso sino ofrecer estrategias.

Y una estrategia básica es la visibilidad.

Esta es principal, noo.

El hecho de, cuando tú entras en un despacho

y hay una pequeña banderita gai en un rincón, si tu eres lesbiana,

gai o trans, seguramente que lo detectarás inmediatamente.

Esto te dará una señal...

Hombre, este es un espacio que en principio,

pues seguramente yo puedo contar que...

Pues, crear este clima de confianza.

Paulina y su pareja, Encarnita, se quieren

desde que eran muy jóvenes.

Durante mucho tiempo perdieron su identidad,

y se refugiaron del miedo y el rechazo en una gran ciudad,

donde es más fácil esconderse...

Después de 40 años sin ir a su pueblo, en Cáceres,

Paulina volvió en 2008.

Y lo hizo con su mujer, Encarnita, coincidiendo con el Año

de la Visibilidad Lésbica.

- El primer problema y el principal de las personas mayores LGTB,

que así es como a mí me gusta decirlo, es la invisibilidad.

¿Por qué?. Pues porque parecería que solamente hay gais y lesbianas

personas trans: jóvenes, sanas, fuertes, guapas, ricas, blancas,

europeas o americanas...Y no es así.

Patrona de la Fundación Enllaç,

fundadora y miembro de su primer Patronato,

Paulina recuerda muy bien cómo fue su adolescencia sin referentes

en los años 60.

-(OFF) Yo creía que me estaba pasando algo muy, muy extraño,

porque a ninguna de mis compañeras les oía hablar de nada semejante.

Ellas más bien hablaban de que salían con chicos,

o les gustaba ir con amigos que tenían.

Pero a mi eso no me hacía ninguna gracia.

Para mí eso no tenía ningún sentido.

Así que, así fue como crecimos la gente de mi generación.

Y hoy nos hemos convertido en personas mayores.

Claro, la suerte, es que la vida te depara muchas sorpresas.

Y una de ellas fue, la aprobación de la ley

(OFF) de modificación del Código civil para el matrimonio,

en el año 2005 todo cambió.

En el año 77 yo era joven...éramos personas no gratas

para algunas de nuestras amistades.

Laboralmente, nunca me pude definir en mi trabajo como lesbiana...

¿qué habría sido de mí si en una escuela,

con estudiantes de cuatro a catorce o dieciséis años,

durante el franquismo,

yo hubiera dicho que era lesbiana?

¿qué habría sido de mí?

-Hoy día los jóvenes no pueden darse cuenta,

o no pueden imaginar lo que era aquello.

(OFF) No pueden porque es un cambio tan radical...

Es que piensa que, luchando, como lucharon las mujeres,

como lucharon los negros y eso, luchando, conseguimos todo eso,

porque si no hubiéramos luchado estaríamos igual.

Hoy día, ya no tenemos ninguna discriminación de tipo legal.

Hemos conseguido cambiar el Código Penal, el Código Civil,

el Código de Justicia Militar, y mucho.

Es lo que yo digo... que hoy, los colectivos de gais y lesbianas,

sobre todo, la lucha es contra la homofobia.

(Pequeño vals vienés, interpretado por Enrique Morente)

- Y además con unos colores... Nunca lo había visto con esos colores

-Y doble, tan ancho, tan ancho. ¡Ohhh...!

  • El tiempo del arco iris

Crónicas - El tiempo del arco iris

25 sep 2017

El 26 de junio de 1977, las Ramblas de Barcelona fueron testigo de la primera manifestación por los derechos de los homosexuales en nuestro país. En julio de 2017, Madrid se convertía en sede mundial del Día del Orgullo. Entre esas dos fechas, cuarenta años de luchas y cambios; y también un tiempo en el que los que consiguieron sobrevivir, se han hecho viejos.

Dentro del colectivo LGTB, los "mayores" son los grandes olvidados. A veces no se les ve y otras se les ignora. La realidad es que, como el resto de las personas de la llamada "tercera edad", tienen necesidades especiales. Y en su caso, arrastran una historia de ocultación, miedos y rechazo, que aún a muchos les cuesta olvidar.

ver más sobre "Crónicas - El tiempo del arco iris " ver menos sobre "Crónicas - El tiempo del arco iris "
Programas completos (197)
Clips

Los últimos 768 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos