www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4792858
Para todos los públicos Crónicas - Terra festa - ver ahora
Transcripción completa

SUBTITULADO POR ACCESIBILIDAD TVE

En Galicia hay una tradición muy importante de música de verbena.

El baile tiene mucho que ver con la esencia antropológica

de un país que parece que es un país tristón, de Santa Compaña,

pero no es así, a nosotros lo que nos gusta es bailar.

Hay una competencia, de diferentes orquestas, brutal,

por tener el mejor espectáculo, el mejor repertorio,

mejor cantante, sonido, luz...

Entonces, es una guerra entre ellas, una guerra pacífica.

Se dice, o se cree, que los 365 días del año hay una fiesta en Galicia.

O sea, todos los días del año.

Son rumores.

Lo llevan en la piel, como un tatuaje,

como una marca antigua y profunda.

El baile, la música, las orquestas, las verbenas...

La fiesta atraviesa como un ciclón, de punta a punta,

la ondulada geografía gallega.

Son más de 300 municipios, concellos,

cada uno con varias parroquias, cada parroquia con su santo patrón,

con su fiesta.

Sucede, sobre todo, en verano.

Poio, al lado de Pontevedra, vive sus fiestas de San Xoan.

Cuatro días de verbenas.

Lo habitual en Galicia es que haya dos formaciones por verbena.

Hoy el programa reúne a la orquesta Olympus y el grupo América de Vigo,

el grupo roquero de las verbenas gallegas.

A primera hora de la tarde,

llega el escenario móvil de los América.

Los tres operarios tardarán poco más de dos horas y media

en levantar la estructura.

Los de montaje son siempre los primeros que llegan

y los últimos que se van.

Esto ha evolucionado, sobre todo aquí, en Galicia,

con una competencia muy grande alrededor de los escenarios,

cada vez son más grandes, más tochos, con más luces y con más pantallas

y con más de todo.

El grupo América de Vigo lleva más de 40 años en los escenarios.

De la formación original solo quedan Miguel y Pepe.

La banda la fundamos, en el 76,

Miguel, el manager general de la banda, y yo,

que somos los que quedamos.

Él era batería, yo bajista.

Tenía yo 22 añitos y luché siempre por hacer una música diferente

en el mundo de la verbena y en todos los sitios

en los que tocamos.

Él, llegado un momento,

pensó que lo mejor que podía hacer era dejar los escenarios

y se dedicó a ser manager del grupo.

Y yo, cinco años antes de que él se retirase,

me dediqué a hacer sonido.

Intento buscar lo mejor posible de trabajo, que no está fácil,

y tener el grupo siempre en primera situación.

Trabajamos hasta en Madrid.

Trabajamos en Galicia, Asturias, León, Zamora...

No queremos pasar de 120 galas nunca.

Mimarlas y que el público esté contento con ello.

Hay alguna plaza que igual llevamos tocando 25 años,

el mismo día.

Sito Muíños es multiinstrumentista, arreglista y compositor.

Un músico de recorrido amplio y variado.

Tiene una faceta como intérprete de instrumentos tradicionales

en una agrupación de folklore gallego.

Es el más veterano en la actual formación del grupo.

Aquí voy a hacer 19 años ya, ya son años.

Entré para estar unos añitos y ya van 19.

Antes estuve trabajando en otras formaciones,

desde los 16 años, que empecé en este mundo

de las orquestas de aquí.

Soy profesor de música

por la Universidad de Santiago de Compostela

y tengo el título superior de música en la especialidad de jazz,

en batería.

En total, son 11: seis músicos, tres montadores, Pepe y Miguel.

Todos viven, fundamentalmente, del grupo.

No se quejan.

David es el más joven.

Era seguidor del grupo,

así que, cuando le llamó Miguel, no se lo pensó.

De eso hace ya siete años.

Me dedico, muchas veces, a grabar en estudio para otros artistas,

para gente, para grupos

y también me dedico a la docencia de la batería,

de manera autónoma y en alguna academia también.

Nunca me planteé tener esto como medio de vida para siempre.

De momento, no me quita de nada, me permite estudiar,

ganar dinero a la vez, hacer lo que me gusta,

compartir con gente genial y, de momento, no tengo otra cosa

y estoy muy bien.

Para la prueba de sonido, Pepe se pone a los mandos.

Es un roquero con voz de estrella de la radio,

inconformista y educado.

Un buen tipo que un día, hace años, tuvo que elegir camino.

Yo era, yo soy profesor de EGB

y, en un principio, conmutaba las dos cosas.

Y llegó un momento en que me tuve que plantear definirme.

Y tengo espíritu rockero,

entonces, atenerme a unas normas y a unas reglas no va conmigo.

Entonces decidí ir por el ramo de la música,

que es realmente lo que me gusta y lo que me apasiona.

Todo está listo para otra verbena.

Hoy comenzarán a la una.

A esa hora, en Galicia serán muchos los grupos

y orquestas que pongan música a San Xoán,

porque las verbenas arrancaron junto a las iglesias

y se nutrieron con los ritmos de la emigración.

Es una zona de mucha creencia religiosa,

de mucha fiesta religiosa, de santos y eso.

Entonces siempre se celebraban fiestas

por los santos y por estas cosas.

Entonces, lo de la tradición musical y la fiesta viene de muy antiguo.

El origen de la proliferación de todas estas orquestas de verbena

tiene que ver, desde luego, mucho con la emigración,

lo cual le da un toque muy cosmopolita

a la cultura popular en Galicia,

Luego con algo que quizás no está suficientemente valorado,

que es cómo en una Galicia rural, a mitad del siglo XIX,

empieza a haber muchas bandas de pueblo.

Lo que es curioso es que eran bandas de agricultores,

pero que combinaban la agricultura con la música,

por lo tanto, un aprendizaje.

La Humanidad siempre quiso hacer fiestas, celebrar,

siempre estuvieron relacionadas con los ciclos agrarios,

con el ciclo del sol, a ver, lo que fuera.

Fiestas siempre hubo, fueron evolucionando,

la Iglesia intentó meterse en las fiestas,

que eran de origen pagano, para controlar la sociedad,

a través de cofradías, que son el origen

de las comisiones de fiestas.

Hoxe vamos facer ¡pum, pum, pum, pum!

Hoxe hay bombas, exclusivas, música nova de grandes orquestras,

en exclusva sempre en Palco de Estrelas, como non.

Es un programa que habla de orquestas,

bandas de música y también, de vez en cuando, hablamos de historia,

hablamos de tradiciones de Galicia, de los santos,

hablo un poco de la historia de los santos a mi manera,

un poco esperpéntica.

Daniel Seijas es doctor en Historia.

Quitando horas al sueño, estirando los días,

consigue compatibilizar su actividad docente e investigadora

con su pasión: las orquestas festeiras, las verbeneras.

La pasión que le llevó a ponerse ante un micro

de la radio local de Valga, un municipio de Pontevedra,

para alumbrar Palco de Estrelas.

No es un caso único, en otras radios locales

se ocupan también del fenómeno de las verbenas,

pero su Palco de Estrelas bate records de permanencia en antena.

Un programa referente.

Este programa se hace todas las semanas,

depende, en invierno se hace los viernes

y el jueves se hace en verano.

Todas las semanas, a partir de las ocho,

ocho y cuarto, aproximadamente, hasta las seis o siete.

Una vez llegamos a las nueve de la mañana.

Palco de Estrelas se emite en cadena por otras dos emisoras

del área de Costa da Morte.

Todos los grandes de la verbena han pasado por su Palco.

Daniel alimenta las madrugadas con la música de los CD

que suelen editar, cada temporada, las grandes formaciones.

(HABLA EN GALLEGO)

(CANTAN)

En Poio, el público está entregado a la música de América.

Es un pase de tres horas.

La verbena acabará más allá de las cuatro de la madrugada.

A nosotros nos alucina el llegar a un sitio

y ver gente que ha recorrido, a lo mejor, 200 kilómetros

para ver el concierto, y gente te estoy hablando de 50, 60 años.

O sea, quedamos un poco alucinados, ¿no?

Y nos gusta, nos gusta.

Hay de todo entre el público.

Jóvenes que huyen de reguetón y no tan jóvenes,

nostálgicos del vinilo y del pantalón de campana.

América de Vigo hace gala de su virtuosismo instrumental

y de una armonía vocal que brilla, especialmente,

en los momentos álgidos.

Su repertorio varía de año a año,

pero hay temas sagrados, que nunca faltan.

Tenemos el Bohemian Rapsody de Queen,

que ya lo tocaba yo y hace 20 años que dejé de tocar,

pero es un tema estándar del grupo, que si no te echan fuera del palco.

América de Vigo encabeza el ranking de la categoría de grupos

en la aplicación para móviles y la web Orquestas de Galicia.

Unas herramientas fundamentales

para moverse por el territorio de la fiesta.

Primero salió la aplicación para móvil, en el año 2012,

y a los pocos meses ya salió también la página web.

Diego y Samir dedican cada día una parte de su tiempo libre

a atender la web y la aplicación que crearon hace seis años.

No son los únicos que se ocupan del asunto,

pero su web y su aplicación son, muy posiblemente,

las más completas y las más consultadas.

Actualmente, tenemos más de 100.000 descargas de las aplicaciones

y el volumen de visitas diarias ronda una media de 15.000 a 20.000.

Nació como un portal

para informar sobre las actuaciones de las orquestas,

pero se ha ido completando.

Ahora ofrece el mapa de ubicación de cada verbena,

calendario de las distintas formaciones,

datos de sus componentes, fichajes,

anuncios de trabajo para los músicos...

El interesado puede realizar búsquedas por fechas, por lugares,

por provincias o por formación.

Distinguen entre orquestas, grupos (que no tienen sección de viento),

tríos, dúos, solistas y charangas.

Nosotros, en estos momentos, tenemos más de 500 formaciones

registradas en la aplicación, siendo, aproximadamente,

la mitad de ellas orquestas y grupos.

Y la gran mayoría son gallegas, pero también tenemos de otras comunidades

porque vienen a actuar a Galicia.

Mantienen un contacto fluido y permanente

con las distintas formaciones.

Ellas son las primeras interesadas

en que sus actuaciones sean publicitadas.

Entre lo más consultado están sus rankings de popularidad.

Contabilizamos las visitas

que reciben las diferentes formaciones y los fans que tienen

y todo eso, al final de mes, más bien el uno de cada mes,

mediante un algoritmo que hemos desarrollado,

hace sus cálculos y saca un listado de las más populares.

En esos rankings, desde hace tiempo, las orquestas más puntuadas,

las tres grandes, son Panorama, Combo Dominicano y París de Noia.

Los cuatro tráileres de la Orquesta París de Noia,

abandonan su pabellón en Noia, la localidad coruñesa

donde la orquesta se fundó hace más de 60 años.

Hoy tocan cerca, en A Estrada,

por eso todos han podido dormir en sus casas.

Además, los músicos se desplazarán por su cuenta,

no es necesario mover el autobús de la orquesta.

Aquí, en Galicia, depende de las zonas,

la verbena termina a las tres de la mañana,

hay sitios en que termina a las seis.

Entonces, en función de eso,

de la hora a la que vaya a terminar la fiesta,

nosotros calculamos si nos compensa venir a casa a dormir y a descansar

o si, por el contrario, nos vamos a un hotel

y descansamos de hotel, ya camino de la siguiente fiesta.

Nosotros, desde el mes, prácticamente, de junio a septiembre

estamos trabajando una media de 20 a 22 días por fecha,

podemos tener 18 en junio, 27 en julio, 28 en agosto,

andamos ahí.

Más o menos, durante el verano hacemos una media

de unos treinta y algo mil kilómetros.

A ver, no son muchos, comparados con otras actividades,

pero es que nuestro radio de acción es Galicia,

entonces, los desplazamientos son de ciento y pico kilómetros por día,

como más general.

Andamos rondando las 200 galas anuales,

190 o 200 es lo que solemos hacer.

No solo verbena, ten en cuenta que nosotros en invierno

también hacemos salas de fiesta y cosillas así.

Nosotros llevamos una infraestructura bastante importante, bastante grande,

y el mantenimiento de esa infraestructura

es bastante costoso.

Aparte, somos 30 personas en la empresa

y hay que moverse mucho.

16 músicos y cantantes,

cuatro técnicos de sonido, iluminación y pantallas,

ocho montadores, un chófer y el director, José Antonio.

Son los 30 integrantes de la París de Noia.

Todo lo que son los componentes de la orquesta,

los músicos, montaje y tal, están en nómina,

con sus seguros sociales y demás, como cualquier empresa.

Se vive.

O sea, vives como cualquier trabajador.

No es que te de para grandes historias, pero vives, vives,

y yo creo que bastante cómodamente.

Como norma general, rondamos las cuatro horas,

cuatro horas y media para montar.

El desmontaje, normalmente, siempre es más rápido

y se acaba mucho antes, normalmente en tres horas y media

estamos saliendo del sitio.

Todo depende del sitio, de cómo podamos colocar los camiones

y, evidentemente, que las averías no aparezcan.

El emplazamiento para la verbena es la plaza de Galicia.

Lo primero ahora es encajar en el reducido espacio

el tráiler del escenario de la orquesta.

Realizados los anclajes,

llega el momento de extender el enorme escenario,

cerca de 380 metros cuadrados de superficie

y más de 10 metros de altura.

Al final, un tráiler es una estructura imponente.

Cada uno de estos escenarios

supone entre dos y cuatro meses de trabajo, según tamaño.

Vilariño es una pequeña aldea del municipio pontevedrés de Cuntis.

Allí, junto al monte, entre pinos, robles, castaños y eucaliptos,

eleva su estructura el pequeño pabellón de Talleres López.

De aquí salen los mejores escenarios móviles de Galicia,

tal vez de España.

Y aquí el jefe es José López, una persona amable y discreta.

Hace como 25 años, teníamos un vecino de aquí que era músico

y, al conocernos, vino a hablar con nosotros,

que quería hacer un escenario.

Entonces, de ahí nació la cosa.

Hemos fabricado el escenario para este chico

y, a partir de ahí, pues hemos llegado hasta estos días.

La aparición y desarrollo

de los escenarios móviles, en los 90, fue un factor decisivo

en el gran salto hacia las verbenas espectáculo,

y el taller de José tiene mucho que ver en ese fenómeno.

A sus órdenes trabajan seis operarios.

Han fabricado los escenarios de numerosas orquestas gallegas,

entre ellas, las más importantes: París de Noia, Panorama,

Olympus, Cinema...

El secreto: estar siempre a la última.

Esto es un desarrollo continuo de novedades

y exigencias de cosas que te piden.

Te piden algo de todo:

el mío que sea un poco más grande, que coja más carga, que suba más,

que extienda más para los lados y todo eso.

Cuanto más vamos innovando,

pues también vamos ampliando sistemas de seguridad,

sistemas electrónicos y todas esas cosas.

Es lo más importante.

Que sea seguro y que se monte y se desmonte lo más rápido posible.

El precio, lógicamente, va en consonancia.

Puede oscilar entre 80.000 y 140.000,

por ejemplo, los más grandes.

Los hay que duran muchos años,

de hecho, el primero que hemos fabricado

está actuando actualmente sin problema ninguno, y tiene 25 años.

O sea, que son interminables casi.

Los van renovando.

Si se les queda pequeño y quieren ampliarlo un poquito más,

pues vienen para hacer la ampliación.

Reciben encargos de toda España.

Incluso acaban de diseñar un escenario multiusos

con destino a Perú.

Hay que remontarse en el tiempo.

Muchas de las orquestas gallegas que hoy están sobre los escenarios

tienen una historia prolongada, décadas de actividad musical,

miles de verbenas.

La Compostela es la decana, el año próximo cumplirá un siglo.

Atención, porque todavía nos queda un poco más de música.

Claro, un poquito más de música

con la orquesta atracción Los Satélites.

Los Satélites y su merengue.

¿Quieren ustedes bailarlo?

Pues, nada, háganlo ustedes en su casa

porque nosotros vamos a bailar aquí.

Venga, ¡todo el mundo a la pista!

Los Satélites, otra de las grandes formaciones,

fueron la orquesta titular del programa Aplauso,

hace casi 40 años.

Ya entonces contaban décadas de recorrido.

Se fundaron en A Coruña en 1938, están celebrando su 80 aniversario.

Nacieron para la fiesta y la verbena,

pero también como orquesta de acompañamiento para los artistas

que giraban por el norte de la Península.

Los Satélites pueden presumir de ser de los primeros

que viajaron a América.

En julio de 1955 partieron de Vigo hacia Venezuela.

Llevaban como cantante al carismático Pucho Boedo,

que años después lideraría un grupo de referencia

en la música popular de Galicia: Los Tamara.

Los Tamara fueron un ejemplo de modernidad musical.

Emularon a los grandes de su tiempo.

Por una parte, había la vena de la música swing

de las grandes orquestas.

La referencia internacional era la orquesta de Glen Miller

y había un repertorio de música americana muy importante,

y luego la parte latina, que ha pervivido en las orquestas.

Los Tamara se formaron en Noia en 1958.

Un año antes, en la misma localidad coruñesa,

había comenzado la historia de la orquesta París de Noia,

de la mano de Joaquín García Piñeiro, El Acordeonista,

y con otro personaje mítico al micrófono,

Constantino Pego, El Gitano.

Desde entonces no ha parado la verbena.

Su actual director, José Antonio Blas Piñón,

llegó en los 80 como cantante.

En esa década se produjo el gran salto hacia el espectáculo,

hacia los escenarios móviles, la potencia sonora,

las luces, las coreografías...

En A Estrada, el recinto festivo se va animando.

El municipio pontevedrés tiene más de 20.000 habitantes

y por las fiestas de San Paio recibe a visitantes

de toda la comarca.

Son las fiestas grandes de la localidad

y la comisión ha contratado a las mejores orquestas.

Todas las grandes han pasado por A Estrada,

dos formaciones por cada uno de los cinco días festivos.

A Estrada es una capital de comarca,

por lo tanto, se puede permitir tener unas fiestas un poco mejores,

simplemente, por una cuestión de ratio de población

o de ratio de empresas.

Digamos que es un ayuntamiento importante,

por tanto, tiene una subvención importante

y nos permite aglutinar 170.000 euros para un presupuesto.

La comisión recibe 50.000 euros de subvención municipal,

completa el presupuesto hasta los 170.000 euros,

que dedica a las fiestas, con cuestaciones entre los vecinos,

ingresos por publicidad de empresas y comercios

en los programas de fiestas, y también con el cobro de cuotas

a los puestos de feriantes.

Todo sea por tener a los mejores.

La París de Noia ha sido la elegida para la verbena fin de fiesta.

Quedan apenas horas para mostrar a la localidad

el nuevo espectáculo de la orquesta,

porque cada año tiene que ser todo diferente.

Todos los años, pantallaje que hay que renovar,

hay que cambiar la iluminación también,

lo que son detalles de escenografía también tienes que ir cambiando.

Casi me gusta más el trabajo de verano que el de invierno.

Porque en verano entras en la rutina de verbena, verbena, verbena...

En invierno es un poco más desagradable y duro.

Tienes que hacerte otro repertorio, tienes que montar coreografías,

escenografías, escenario, es bastante más duro.

Los artistas comienzan a prepararse.

Héctor y Boris se encargan de la coreografía.

La escenografía y todo esto es cosa nuestra,

a nosotros nos dan un tema y desde ahí sacamos coreografía

y baile, puesta en escena y todo.

Son 20 coreografías por temporada.

La verbena requiere estar físicamente en condiciones óptimas.

Realmente, es cuestión de pulmón.

Entonces, el descanso es importante,

tampoco puedes estar fatigado mientras estás actuando,

intentar dosificar a la hora de actuar

para no notarte cansado tú mismo.

Son muchas horas, muchos días seguidos sin descanso

y eso, evidentemente, hay que entrenarlo.

Bueno, va surgiendo.

Digamos que cuesta un poco empezar el verano.

pero poco a poco el cuerpo se adapta a esa rutina de trabajo.

Al final, el cuerpo a todo se adapta.

Sabemos de la importancia

que tienen actualmente las redes sociales,

hay que mantenerse muy activo para mantener al tanto

a todos los seguidores de todas nuestras novedades

y de donde actuamos.

El contacto con el público, a través de las distintas redes,

es hoy una parte esencial de la actividad de las orquestas.

Zeus, uno de los cantantes, se ocupa de ello.

Solo en Facebook, la París de Noia tiene más de 55.000 seguidores.

Prácticamente todos los días hacemos dos o tres publicaciones,

horarios, fechas, donde estamos, actuaciones y demás.

La presencia de hombres es muy mayoritaria en las formaciones.

Las mujeres suelen asumir el papel de cantantes o bailarinas,

apenas hay mujeres instrumentistas,

como Yanet, la bajista de la París de Noia.

Es cubana.

Cruzó el charco hace más de 20 años.

En principio, vine para los carnavales de Tenerife,

con una orquesta femenina, vinimos a tocar allí,

y de allí pues hemos saltado para acá,

y ya he empezado en este movimiento de la pachanga, orquestas, etc.

que existe aquí, en Galicia.

Y, poco a poco, pues nada, he llegado hasta aquí.

Yanet está como en familia.

Hay ocho músicos cubanos en la orquesta.

La última incorporación es un cantante canario, Oliver,

que ha llegado este año.

Un fichaje.

Todos los años por aquí, por Galicia, se suelen hacer bastantes fichajes

de cantantes que se van hacia otras orquestas,

y, bueno, este año me tocó a mí, llegué a esta gran orquesta

con unos grandes compañeros.

Estoy superagradecido.

Porque esto es como en el fútbol, tú vas a fichar al jugador

que te gusta del otro equipo, al delantero que mete goles.

Los fichajes, eso es una obsesión.

La gente, cuando empieza la época de los fichajes,

está mandando mensajes seguido para interesarse para dónde va tal,

para dónde viene, si marcha, si deja de marchar,

si este cantante viene para la París,

si para Panorama, para Los Satélites, lo que sea.

En el bar Maneiro, en Valga, suena la radio local

con el programa de Daniel Palco de Estrelas.

Ahora emite os jueves, que antes era os viernes.

E, normalmente, siempre escoitamos a Daniel Seijas, que e tremendo,

que entérase de todas las festas que hay en toda Galicia

e informanos a todos donde están actuando.

¿Ha cambiado mucho el tema de la verbena

desde que tú eras joven?

Sí cambió, sí, bastante.

Ahora pues vas para, en vez de bailar,

miras para quien baila do palco.

E, antes, as orquestas tocaban para que bailara a xente.

Ahora es más espectáculo, ¿no?

Ahora es espectáculo.

Eso es un debate que tiene muchos años, el tema del espectáculo.

Yo he visto que las orquestas espectáculo

también tienen mucho repertorio de baile,

lo que pasa que la gente no baila

porque se quedan mirando para el escenario, para los números,

pero echan baile.

La gente baila.

Lo que pasa que la gente mayor asimila el baile con el pasodoble

y eso sí que ya no se hace tanto en las verbenas.

La verbena ha comenzado en A Estrada.

La París de Noia brilla sobre el escenario.

40.000 vatios de potencia inundan de sonido la plaza.

Son tres horas de espectáculo en dos pases,

tres horas que al final siempre se estiran

porque, cuando la verbena se anima, es difícil pararla.

Un accidente que le dejó maltrecha una pierna,

apartó de los escenarios, hace un año, al director,

José Antonio.

Pero no puede resistirse a hacer una breve aparición

para saludar a su público y dedicarle unas rancheras,

desde abajo, desde el centro de la verbena,

desde el corazón de la fiesta.

Este año, uno de los puntos fuertes del repertorio

es un homenaje a Whitney Houston.

El ritmo es frenético sobre el escenario y también detrás.

Entre unas y otras canciones

hay que realizar los cambios de vestuario,

de cuatro a seis por actuación.

¡Modelito de cuadros!

¡Te cambias en dos minutos!

Tal vez una de las razones que mejor explica el auge

de las verbenas en Galicia sea la presencia de jóvenes.

Hace cuatro o cinco décadas no era así.

Las orquestas en Galicia

pues, aparte de tener música de actualidad,

estamos rodeándola de espectáculo, un espectáculo visual

y con unos sonidos muy potentes y muy actuales,

y eso es lo que atrajo de nuevo a la juventud a las verbenas.

Mientras los jóvenes sigan acudiendo,

las verbenas parecen tener asegurado el futuro.

La París de Noia tiene contratadas fechas para el año próximo

y algunas para el siguiente.

Localidades como A Estrada seguirán celebrando sus fiestas

con el máximo brillo.

En otros lugares, la cosa cambia.

El problema grave que tienen las orquestas en Galicia

es el problema de la despoblación.

Si no hay aldeas, no hay fiestas,

y, en los últimos años, hay muchas aldeas que no existen.

O quedan solamente los mayores de la aldea.

San Pedro de Ferrol de Rus, en Carballo, A Coruña,

es una pequeña aldea, apenas una docena de familias,

que mantiene la tradición de honrar al santo, San Pedro,

con dos días de fiesta.

Para la Sesión Vermut han contratado a Alba y su show musical.

A mediodía, Alba llega con su padre al volante de la camioneta.

En media hora dejarán montado el escenario.

No todo son grandes montajes.

En Galicia hay gran número de solistas, dúos y tríos

que atienden eventos modestos.

Son tan imprescindibles como las grandes formaciones.

Mantienen su espectáculo a fuerza de pasión,

con menos luces y sonido, pero con la misma dignidad.

Yo, sinceramente, estoy muy bien.

Soy mi propia jefa.

Tengo mi camión, mi escenario, yo hago y deshago como puedo

y la verdad es que estoy muy bien.

Me encantaría una orquesta o más, pero, la verdad, estoy muy bien así.

Mi padre viene conmigo, me ayuda en el tema de montar el escenario,

organizarlo un poco, es un manitas.

Mi padrino, en coger las actuaciones, hablar con la gente,

hoy tenemos que ir para este sitio, las actuaciones.

Mi madre, en el tema "esto te queda bien, esto te queda mal", vestuario.

Mi hermana, en el tema papeleo,

porque, bueno, sobre todo tenemos mucho papeleo,

y me ayuda todo el mundo en lo que puede.

Tengo mucha suerte.

Mientras Alba prepara su actuación, el ambiente se va animando

en torno a la pequeña barra montada para la ocasión.

Son dos días al año y hay que disfrutar un poco.

Ponemos una cuota y hacemos la fiesta entre todos.

Este año fueron fue 80 euros de cuota.

Con los cerca de 1000 euros de las aportaciones,

más lo que consigan sacar de la barra,

salvarán , un año más, la fiesta, las actuaciones de los dos días.

La población aquí, de la zona,

descendió más de un cincuenta por ciento desde que yo era joven.

Aquí éramos alrededor de 500 habitantes y ahora 200.

-Entonces hay aldeas que ya han perdido las fiestas.

Ya están todas vacías.

Acaba la misa y comienza la Sesión Vermút.

Es el momento de Alba.

La mejor palabra que me define es todoterreno

porque hago un poco de todo porque canto, animo la fiesta,

saco a la gente a bailar, intento hacer un poco de todo.

Canta desde que era niña, ahora estudia también Estética.

Lleva música pregrabada y adapta el repertorio a las circunstancias.

No le va mal esta temporada,

tal vez supere las 60 actuaciones de la pasada.

A Alba le sobra entusiasmo.

A pocos kilómetros de Ferrol de Rus, en Présaras,

una parroquia del municipio de Vilasantar,

se celebra también San Pedro.

El día se ha puesto de tormenta cuando llegan los dos tráileres

que transportan el escenario y el equipo del Combo Dominicano,

la gran atracción de este año en Présaras.

Carmen es la única mujer de Galicia que asume la función

de jefa de Montaje y Organización.

Trabaja con su marido, José Manuel.

Antes se dedicaban al transporte nacional e internacional.

En 2007 entraron en el mundo de las orquestas y las verbenas.

Desde 2009 están con una de las grandes,

el Combo Dominicano.

Un poco organizamos lo que es el montaje, la orquesta,

las cenas, las salidas, con la Comisión de Fiestas,

los campos, un poquito eso, el día a día de cada día de verbena.

Dicen los mayores

que antes se ponían cerca de 30 puestos de bebida

cuando llegaba la fiesta.

Y la campa, donde siempre se han hecho las verbenas,

reventaba de gente.

De eso hace años.

Pero vase perdendo moito.

Porque a xente ten que marchar, que aquí non vive.

E nos estamos quedando...

Do campo non se vive,

a no ser que teñas una granja muy grande, una explotación.

Entonces, si non hay traballo, se teñen que marchar.

Cuando aparece la tormenta,

por fortuna, el escenario está ya levantado.

Lo que ahora importa es que pase pronto,

que el agua no ahuyente a la gente,

porque para parroquias como Présaras,

con algo más de 200 habitantes, organizar tres días de fiestas,

con cinco orquestas y entre ellas una de las grandes, el Combo,

supone un esfuerzo importante, y la afluencia de público

es la mejor forma de compensarlo.

La fiesta, en total, con orquestas, pólvora, alumbrado y todo,

30.000 euros, 28.000 o 30.000 euros.

-¿Y eso lo sacáis todo de aportaciones?

Todo de aportaciones.

Hacemos, normalmente, siempre el sábado de Semana Santa,

y juntas en torno a 200 personas, que al final son siempre vecinos.

Hacemos un sorteo en Navidad, en Nochebuena, por la noche,

que sorteamos unos pollos, y ahí también es una ayuda importante,

y hacemos un sorteo en Carnavales también,

que también es una ayuda importante.

Pero al final colabora siempre la misma gente.

A media tarde llegan los músicos del Combo.

Comienzan a prepararse las pruebas de luces y sonido.

Parece que no lloverá durante la verbena.

Ahora mismo, el Combo Dominicano somos como 17 integrantes en escena,

lo que es arriba del escenario.

Pero, luego, todos los que rulamos en la gira somos alrededor de 27.

El Combo Dominicano se fundó en Canarias en 1992,

con músicos del archipiélago y de la República Dominicana.

En 2005 comenzaron a viajar a Galicia,

donde sus discos tenían especial aceptación.

Primero fueron 20 días, después tres meses,

ahora pasan la mitad de año en tierras gallegas,

no solo en verano, vienen también en Navidad y en Carnaval.

Los cálidos ritmos latinoamericanos

siempre han tenido buena acogida en la brumosa Galicia,

seguramente a causa de la emigración,

de aquellos días en los que los gallegos

iban a hacer las américas y regresaban bailando cumbias.

Cuando vinimos aquí, en el 2005, quedamos sorprendidos

con todo el nivel de orquestas que hay aquí,

hay muchísimas orquestas, y lo que es la verbena,

que es algo como quien dice patrimonio cultural gallego.

Y, bueno, nosotros sorprendidísimos de que la música latina,

y en nuestro caso el merengue, la cumbia, la bachata...

Es brutal los seguidores y el apoyo.

La verbena está en marcha.

Al ritmo cálido que marcan las percusiones,

el Caribe se abre paso en la campa de Présaras.

Entre la concurrencia, Estela y Anaís.

Siguen al Combo allá donde va.

Dedican sus vacaciones a recorrer kilómetros

tras la orquesta, de verbena en verbena.

Vamos a casi todas las fiestas

porque nos encanta el ritmo de música

que tienen al ser de fuera.

Las orquestas de aquí, al ser gallegas,

tienen todas un poco el mismo ritmo, y al ser de fuera tienen otro ritmo

y otra vidilla.

-¿Vais detrás de ellos durante todo el verano?

Sí.

-¿Cuántos kilómetros hacéis?

Los que haga falta con ellos.

Yo, en lo que llevo de fan, van más de 1000.

-¿Sois amigas ya de todos?

Supongo que conocéis a todo el Combo.

Ya somos familia se puede decir.

La tormenta no ha vuelto a aparecer.

La verbena vibra en Présaras,

como en otras muchas aldeas de Galicia,

en las campas y en las plazas de parroquias y concellos.

La verbena sigue brillando, a pesar de todo.

En Galicia, aunque la gente piense que no,

vivimos mucha gente del mundo de la verbena,

no solamente las orquestas.

Vivimos muchísima gente.

Y es una pena porque nos están machacando un poco.

-Pienso que nos deberían bajar lo que es el IVA,

ten en cuenta que nos están poniendo un 21% de IVA,

A resto de lo que es el espectáculo le han bajado el tipo de IVA,

¿por qué a nosotros no?

-Y la música de verbena es uno de los ejemplos más claros

de cómo la creación musical y la difusión musical

aportan al PIB.

La riqueza que producen estas orquestas,

el empleo directo e indirecto que generan,

y el valor, un valor que debería estar protegido.

-Yo creo que debería reivindicarse como un bien cultural importante,

porque es algo que fuera de Galicia no se ve,

y yo creo que aquí lo vemos como algo tan habitual

que ya ni lo valoramos.

Y creo que es importante cuidarlo y, por qué no, fomentarlo

porque es algo que nos caracteriza, parte de nuestra cultura festeira.

Hola, somos tus amigos de El Combo Dominicano

y queremos enviar un saludo bien grande

a nuestros amigos del programa Crónicas.

Pero, eso sí, con este swing.

¡Swing del Combo!

Subtitulación realizada por: Virginia Sander.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Terra festa

Crónicas - Terra festa

15 oct 2018

De municipio en municipio, de parroquia en parroquia, las verbenas se extienden por todos los rincones de la ondulada geografía gallega.

ver más sobre "Crónicas - Terra festa" ver menos sobre "Crónicas - Terra festa"
Programas completos (213)
Clips

Los últimos 874 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos