Dirigido por: Matías Montero

Programa de producción propia de los Servicios Informativos de TVE dedicado a presentar en profundidad temas sociales o culturales de interés en España. ''Crónicas'' aborda los temas de forma monográfica. Su director es Matías Montero.

Contacto

Escriba al programa Crónicas: cronicas.tve@rtve.es

3119900 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
Para todos los públicos Crónicas - Payasos en el hospital, alegría intensiva - Ver ahora
Transcripción completa

La nariz roja es mágica; al colocársela,

el doctor Maxrecetas y la doctora Zirujana

sienten y ríen como niños.

Sergi Claramunt descubrió en París el efecto positivo

que causaba la entrada de los payasos en un hospital.

Y empezó a transmitirlo. Pronto lo trajo a la Comunidad Valenciana

de la mano del oncólogo, Rafael Fernández-Delgado Cerdá.

La primera vez que surgió un payaso de hospital fue en Estados Unidos.

Se le ocurrió a un médico llamado Pacth Adams,

que comprobó el valor de la risa como terapia.

En nuestro país, la asociación pionera fue Sonrisa Médica,

de Baleares.

Doctor Maxrecetas. Especialista en...

hinchar colchonetas, y comer piruletas, galletas y...

croquetas. ¡Conmigo no te metas! ¿eh?

Bien, muy bien, soy yo. Gracias.

-Hola, soy la doctora Zirujuana todos los días de la semana.

Por la noche, por la mañana entro por la puerta

y salgo por la ventana, y lo mejor...

es que siempre hago lo que me da la gana. Hasta luego.

Nuestro objetivo en el hospital, justamente,

es meternos con nuestro personaje y mirar, mirar los ojos del niño,

intentar recuperar la parte sana, la parte...

que quiere seguir viviendo,

y a través de la improvisación podemos hacer que esa habitación

se convierta en un río,

en una estación de trenes, en la Luna, en el mar.

La transformación se inicia cuando Ventura Cano

se sube a la bicicleta, y Nuria Urioz arrastra la maleta

para dirigirse al Hospital Clínico de Valencia.

Frente al espejo, atrapan su visión cómica del mundo;

acogerán el fracaso y la torpeza como propios,

y eso les servirá para romper muros.

Los payasos de hospital son expertos en el arte del clown,

contadores de historias, provocadores de emociones.

Venga, os cuento. Hoy estamos bastante tranquilitos.

-Mejor. Pues sí, sobre todo por ellos.

En la 510 tenemos a Pedro... Antes de entrar a las habitaciones

hay que proceder a la transmisión, un momento clave

en el que los sanitarios ofrecen a los payasos

la información de cada paciente con el objetivo de enfocar mejor

la intervención según lo que se necesite en cada caso.

Ahora, ya son el profesor Microscopio y Beni Cilina,

y la música anuncia su presencia en la planta.

Llaman a la puerta

¡Adelante! -¿Quién es?

¡Qué bestia! Soy yo,

¿y tú quién eres? -Yo soy el profesor Microscopio.

-Me puedes llamar Micro. Mira,

llego aquí. ¡Jajaja! Qué pequeñito es.

Y yo soy Beni Cilina.

Que ya no se porqué lo dices, si ya nos conocemos.

¿Tú te has dado cuenta... que se llama Mar?

¡El mar!

Mar ¿tú sabes algún animal del mar,

que se me ha quedado la mente en blanco?

¿Me dejas tu cama?

-¡Qué guay! Tienes una sirena en tu mar.

-Te voy a hacer esto. Me pongo de sirena.

¡Oye! ¿tú de qué te ríes? Si las sirenas van... desnudas

por el mundo del mar. Cuando vienen los payasos

a lo mejor ese día está un poquito triste y te lo arregla un poquito,

¿a que sí, Mar?, -Sí.

Es que la risa es una parte fundamental, y mas aquí,

estando en un hospital la risa es... como un gotero,

yo creo que más que un gotero, un subidón ¿a que sí, Mar?

Sí. ¿Donde quieres ir cuando te pongas buena?

-A Madrid a ver el musical del "Rey León".

¿Y cuáles son tus sueños? ¿Mis sueños, en este momento?

Estar en casa los cuatro y disfrutar, simplemente.

El estar aquí te cambia un poco la perspectiva de la vida;

te das cuenta que muchas cosas... Ni el dinero,

lo puedes suprimir, ni muchas cosas.

El simple... el pasear por la calle con mi hija,

a mí ya me sirve.

La vida de los niños en el hospital debe cambiar lo menos posible

respecto a la que llevaban fuera,

por eso hay un colegio donde siguen el curso.

Pide permiso.

¿Se puede pisar por aquí, por todo?

-¡Adelante!

Elegante, elegante, yo soy muy elegante.

No, he dicho adiós.

Un momento, voy a cogerle la pulga ¿vale?

¡Oh, Ismael!

¿Qué haces por aquí? ¿Tienes una pulga para... darme?

-¿Dónde está la pulga? Por aquí hay una...

¡Oh, espera...!

¡Pero Beni por favor!, compórtate, que estamos en el colegio

¡La pulga! -¡Oye, que estamos en el cole!

Me la guardo...

¿Quieres ser mi novio?

-Es que yo ya tengo novia. ¡Ah, no por favor!

¡Qué disgusto me acabas de dar!

¡Ay, que tiene novia! -Ya está enamorado.

¡Por favor te lo pido! Sé mi novio, cásate conmigo.

-Yo puedo tocar la música.

Vale, me lo pienso.

-¡Lo tienes en el bote!

Venga, vamos a casarnos.

Cuando digas que te bese hago así y nos besamos ¿vale?

¡Que se besen, que se besen, que se besen!

Fomentamos... las emociones porque es que...

es la base de la educación. Un niño que está triste o que está enfadado

porque le han pinchado no va a poder hacer un examen en ese momento,

es decir, nosotros necesitamos que sean felices,

que tengan confianza en ellos mismos,

que confíen en el personal para de ahí poder extraer

un buen aprendizaje escolar, unas buenas notas,

un buen rendimiento académico... Fundamentales.

Cada vez que entra un equipo de payasos en un hospital

el dolor y la enfermedad pierden puntos.

Los payasos son para nosotros una parte del equipo,

son fundamentales, y lamentamos que no estén presentes todo el tiempo

Pero ellos generan un ambiente distinto

el día que vienen, antes era los días que vienen,

ahora es solamente el día que vienen, pero generan un ambiente distinto.

Posibilitan que los niños, a pesar de la dificultad...

la dificultad cotidiana, del día a día complejo que tienen,

pues tengan unos ratos de alegría,

de buen humor y no solamente los niños, también los padres

y el equipo...

se dejan influir por el ambiente que generan los payasos.

Los payasos no tratan de tapar la realidad;

desde el respeto facilitan también

espacio para el enfado, la rabia, la frustración que se siente

ante la enfermedad.

Evidentemente, cuando nos quitamos la nariz somos personas

y también nos tenemos que permitir el poder llorar

y poder soltar las emociones que hemos podido vivir

en el hospital. Por eso, después de nuestra jornada de trabajo,

hacemos una memoria de todos los niños que hemos visto,

un poco para vaciarnos,

y un poco para dejar escrito todo lo que hemos hecho;

cerraron un cuaderno, cerraron el armario,

cerraron la puerta de la habitación donde nos cambiamos en el vestuario

y salir ¿no? Aparte que cada payaso hace un informe cada mes,

y tenemos una dinámica de reuniones mensuales donde compartimos

todas las experiencias vividas en el hospital,

tantas malas como buenas,

y hay un psicólogo a disposición que podemos...

hablar y conversar con él.

La asociación Saniclown ha trabajado durante diez años

en hospitales de Madrid de manera altruista.

Una de sus experiencias más positivas es la que desarrolla

con adultos afectados por daño cerebral

en el Hospital Beata María Ana.

Antes de ir a habitaciones y salas

toca transformarse y probar los instrumentos.

Verónica, Tutú, Purpurina, Espagueti, Machacha y Chispa

se preparan para intervenir, con la participación

de la neuropsicóloga de la Unidad de Daño Cerebral.

Óscar es el más jovencito, tiene 21 años.

Tuvo traumatismo craneoencefálico; se salió con el coche de la carretera

¿Decías qué nivel de conciencia tenía?

Ha salido ya de una mínima conciencia,

está un poquito mejor a nivel cognitivo,

y puede hacer algunas tareas como son clasificar colores...

Está empezando físicamente a ponerse de pie, con ayuda.

Esa es la primera parte antes de ponerse a caminar.

Yo creo que está bien, si queréis... Va a estar en un aparato

y ahí hacemos alguna cosa con...

de rastreo y seguir, alcance, una tarea de alcance.

-Te hago una pregunta. ¿Él puede...?

¿De ambos hemisferios tiene movimiento?

Sí, como fue un traumatismo, no es como si tuviera hemiplejia a un lado;

puede mover, y alcanza con las dos manos.

¿Y es bueno ponerle cosas que estire un poco el brazo para cogerlo?

-Claro, movimiento de alcance. Que hagáis alguna cosa

que tenga que ver con tengo que agarrar este

y ahora es el otro... Se cansa un poquito.

Somos una familia que tiene tres hijos, uno de 14 años, Rubén,

Laura con 19 años y Óscar con 21.

Óscar estaba estudiando Ingeniería Informática

en la Universidad de Carlos III aquí, en Madrid, en Getafe,

y el día 13 de abril tuvo un accidente de tráfico

con un traumatismo craneoencefálico grave, severo.

Los partes médicos diarios... de Neurología eran criminales;

eran diarios, y eran no va a despertar,

no va a salir del coma,

si sale las secuelas que va a tener van a ser tremendas.

Lo dieron de alta, nos lo llevamos a casa;

en casa nosotros contratamos a una terapeuta ocupacional,

lo llevamos a una sala multisensorial,

físicamente lo trataban dos fisios,

y los médicos rehabilitadores suyos, que no son los neurólogos,

lucharon en el centro de salud,

en la residencia, porque Óscar, por la edad que tenía

y el traumatismo que había tenido, había que darle una oportunidad.

En el mes de agosto ingresamos en el Beata María,

y bueno... después de ocho meses de sesiones aquí, Óscar es otro.

Óscar no está en una cama, Óscar va en una silla de ruedas,

Óscar... no come todo

por... antes se daba todo por sonda, evidentemente él como todo por boca.

Cada persona es diferente, y su daño cerebral

le afecta de forma diferente. Es verdad que a nivel cognitivo,

a nivel emocional y a nivel psicológico

suele afectar siempre, y aquí tratamos un poco

con un equipo multidisciplinar de rehabilitar y reorganizar

toda la parte que podamos sacar adelante,

el potencial de la persona. Los payasos son importantes

porque yo creo que es otra forma diferente para el paciente,

aunque trabajen con él las mismas cosas,

ya el punto de vista es diferente.

Al final, ellos se quedan en stand by, se quedan en blanco,

entonces lo que hace falta es estímulos donde ellos reaccionen,

digan qué es esto, les haga pensar, les haga que las neuronas

se empiecen a conectar entre sí. La estimulación del payaso

como cualquier otro tipo de estimulación, la familiar,

la de los amigos, que reconozcan, que vean de momento cómo... la música

cómo se mueve... Todo eso le ayuda...

enormemente.

Tengo la gran suerte en esta vida de poder dedicarme a algo

que realmente es excepcional, y es a recuperar a mi hijo.

Si mi hijo se hubiera muerto no tenía posibilidad.

Cuántos padres que se les ha muerto un hijo darían, ¿o qué darían ellos

por estar con su hijo ayudándole a recuperarse?

La pregunta es esa, no es otra. La pregunta es que tengo

esa gran posibilidad, tengo la posibilidad de estar con mi hijo,

de recuperarlo y que vuelva a ser lo que él antes era.

Requerirá el tiempo que requiera, un año, dos años, tres años, cuatro,

cinco años, pero al final, Óscar saldrá.

Un globo, un globo de besos.

Te lanzamos un globo de besos. Uno, dos y tres.

¡Uno, dos y tres! Todos para ti.

Y te transmite una...

no sé, es difícil explicarlo,

Es esto que me lleva hasta allí

y se me queda dentro, a pesar que obviamente allí hay sufrimiento.

Y estas imágenes a veces pueden ser duras,

pero cuando estoy allí, estoy allí con ellos,

con sus almas, e intento estar allí con mi alma también.

Entonces ya los cuerpos desaparecen.

Estamos teniendo una experiencia muy positiva en daños cerebrales

con el equipo un poco de logopedia,

de psicólogos, porque en daños cerebrales

se puede colaborar también en los procesos cognitivos

de recuperación incluso motores.

Juan Benito sufrió un ictus. Lleva ingresado cinco meses

en la Unidad de Daño Cerebral del hospital.

En esta palabra está la letra por ejemplo...

-La ele. La ele, ¡muy bien!

Juan dos, dos eles, no una.

Mira... aquí.

Mira, mira.

Vamos, seguimos. Otra.

-La e. La e...

¿La e?

No está. Otra.

Una vocal. -La i.

¡La i! ¡Claro que está!

Aquí va. -Bueno es la sombrilla.

¡Vamos a ver! ¡Muy bien, muy bien!

¡Oh qué feliz! Le cantamos una canción;

vamos a ver si puede bailar.

Estos ejercicios le ayudan a activar la memoria,

le sirven para recordar conceptos e imágenes.

Creo que las personas que se encuentran

en momentos de dificultad, de dolor, de problemas,

tienen el derecho de llegar a este momento de la risa,

del divertimento, de disfrutar de lo que se está haciendo.

Yo estoy muy bien, cada día mejor.

Noto poco poco una recuperación estupenda en todos los sentidos.

A nivel mental y a nivel físico cada día mucho mejor.

Cuando alguien está muy pachucho y entras y sonríe

y la cara le cambia y todo, entonces dije bueno, esto es lo mío.

Tengo que formarme más y tengo que...

lograr ser una buena payasa de hospital.

En el Hospital Materno Infantil Virgen de la Arrixaca, de Murcia,

los payasos de Pupaclown acompañan a los niños

hasta el quirófano.

Buenos días también. -Encantada de conoceros.

Mi nombre es Huevo frito.

Porque mi mamá es un huevo y mi papá está frito

de todas las tonterías que hago.

Mi nombre es Shakira,

pero mis hermanos me llaman Pipa, la Pila salá. ¡Ele!

Los fines de semana, que es cuando...

¿Tú cómo te "llemas", digo, cómo te llamas?

Es secreto.

Igual su hermana gemela nos lo puede decir.

Porque ¿es su prima? -O su representanta.

¡Ah! Tengo una cosa.

-No, eso es para mí. Lo quiero yo.

De forma divertida y natural, los payasos empiezan a crear

una estrecha relación con ellos, y ante el niño

se convierten en amigos de la familia.

Te lo tienes que tomar muy rapidito, muy rapidito, muy rapidito.

Adiós. -Adiós, señora lechuga.

Ahora te vas a vestir de verde. -¿También?

¡Ah, yo también quiero! Me visto de verde como tú.

El peor momento es cuando hay que llevarse al niño

hacia el quirófano, porque se separa de los padres.

Ahí el payaso, que ya es un amigo, coge el testigo y le acompaña,

como si le dijera “No te preocupes, yo voy contigo”.

Permanecerá a su lado hasta que se duerma.

Volverá a ver a Pipa cuando abra los ojos en Reanimación.

Estará junto a ella hasta que puedan entrar los padres.

El que esté el payaso delante y el niño entre tranquilo

nos evita poner una serie de fármacos que de otra manera

es necesario ponerle; o sea, que sí merece la pena,

y que seguramente tenemos que ponerle menos anestesia,

o hacer menos técnica invasiva porque el niño está tranquilo,

y luego seguro que en el procedimiento,

en el estrés quirúrgico que implica el entrar estresado al quirófano,

siempre la modulación del dolor y la recuperación

va a ser siempre mejor en el niño que esta menos estresado al principio

que uno que no lo está. El hospital es, para todo el mundo,

un lugar de dolor y de sufrimiento obviamente,

donde están concentrados probablemente más dolor y sufrimiento

que cualquier otra institución, y lo que pretendemos

desde el primer momento fue aliviar ese... Es una de nuestras misiones

como médicos, y creímos desde el primer momento

que los payasos ayudarían mucho en este sentido.

Esto es tan natural en nuestro hospital

que ya es que ni se plantea; yo creo que ya no hay nadie

que llegue y se plantee porqué hay payasos aquí,

pues porqué enfermeros, porqué hay médicos,

porqué hay auxiliares. Ya le digo, es otro grupo más

de los que trabajan en la salud de la infancia.

Además de ser un equipo donde todos son igual de importantes,

hay un empeño por humanizar la medicina.

No podemos tratar a los pacientes como un número,

un número de historia o un apellido.

El paciente es algo que lo tienes a tu lado

y que está viviendo; en nuestro caso, el paciente en sí,

y los padres, y los abuelos, y yo soy abuelo,

los abuelos, los tíos, y toda la familia que esta implicadísima.

A cualquiera que me vea o me esté escuchando lo pensará,

cuando de pronto cae esa noticia tan tremenda en una familia

de que el niño o la niña tiene una enfermedad, y más si es grave.

El secreto, según los profesionales,

es que la tarea de curar ha de hacerse

de la forma más eficaz y alegre posible.

Antes de llegar al resultado hay un camino,

y si el camino es alegre mucho mejor ¿verdad?

Por ejemplo, si usted me pregunta...

¿existe Dios?, yo le puedo decir, yo no sé si Dios existe,

pero creo que la fe es una potencia muy real.

No sé si le sirve como ejemplo. Atravesar todo el procedimiento

diagnóstico terapéutico... con alegría

o con buen humor o con el mejor humor posible

no puede llevar nada malo.

La asociación Pupaclown de Murcia nació hace 17 años.

Desde entonces, ha acompañado a miles de niños,

a algunos desde su nacimiento, como a Manuel.

Estamos en la Unidad de Pruebas y Tratamientos Especiales.

Ya te lo he descentrado ¿eh, Manuel? ¡Venga!

-¿Dónde está tu hija? ¡Uy, leche con Cola Cao!

¿Mi Membrillita Chiquitana? La tengo en una cunita,

muy chiquitina, guardada. Enséñamela.

-¡Pero cómo te la voy a enseñar! Buenas tardes, buenas tardes.

Dile cómo te llamas.

-¡Uy! Buenas tardes, buenas tardes. Pase de modelos.

Buenos días Huevo Frito. ¿Te acuerdas de mí?

¿Viene del pase de modelos?

¿o del pase de...?

Es que no se puede decir, que estamos en...

Mil besos señorita. Va usted muy elegante con su permanente.

-Manuel viene encantado. Él viene aquí

como si viniese a su segunda casa; venimos toda la semanas,

más aparte las consultas médicas que tenemos, entonces él

viene muy... o sea contento. No piensa que viene a un hospital

a ponerse un tratamiento, sino que viene a un sitio

donde él se siente a gusto. Él se siente como el hombre verde,

como el increíble Hulk, siempre dispuesto a luchar.

Mira sus dibujos colocados en la pared

junto con el de otros muchos niños, y se imagina en una aventura.

A todos les encanta la magia.

Tenéis que decirle a la varita, varita vuela, y le sopláis.

Si se sube hacia arriba sois magos, si se cae no. Vamos.

Una, dos y tres. -¡Varia vuela!

¡Varita vuela! Sopladle.

Si sube hacia arriba soy mago, si se cae no.

¡Mira!

Aprovechando que son magos,

y ella tiene magia aquí... Por favor, ¿me puedes dar un poco de tu magia

de tu dedo? ¡Ay, muchas gracias!

Y me lo vuelvo a guardar como un secreto.

Muchas gracias ¿eh?

Es como una válvula de escape, es un un chip, es una desconexión,

el mundo de la fantasía, el mundo del niño,

metida en el adulto. Es una desconexión

y es como... estamos muy centrados en nuestro trabajo, obligaciones,

en nuestro quehacer, en nuestra tarea,

y ellos son como la parte de evasión que todos necesitamos.

E incluso piden venir a la consulta el miércoles

porque vienen los payasos. Pero lo fundamental es

el trabajo que hacen aquí, en los niños que son crónicos

y vienen de forma...

a veces durante años, como pasa con Manuel,

y vienen todas las semanas a ponerse el tratamiento.

El objetivo es conseguir que vengan como viene Manuel, con normalidad.

Pupaclown ha creado un centro escénico

pensado para los niños fuera del hospital.

Es un espacio sin barreras, diseñado por los arquitectos

Vicente Martínez Gadea y Cristina Rodrigo de la Casa.

Cuando estábamos trabajando nos dimos cuenta

que había muchos niños que después de superar la enfermedad

se les quedaba alguna secuela física o psíquica.

Empezamos a acompañar a las familias en algunos días de fines de semana

con las asociaciones, para compartir, pero de pronto nos dimos cuenta

dónde van estos niños y estas familias

si no hay realmente nada adaptado a la discapacidad.

Un niño que viene con silla de ruedas o para niños que viven encamados,

para eso el patio de butacas se puede acceder

desde cualquier parte de la calle a través de rampas y al centro,

al propio centro del patio de butacas, porque la finalidad era

que el niño no estuviese apartado en un rincón donde solo

se pudiese acceder con la silla de ruedas,

sino que pudiese estar en el centro con sus amigos, con sus amigas,

con los que vienen del colegio, con su familia.

Tienen su propia compañía de danza, y programan cuentos clásicos

durante todo el año para los colegios

de la Comunidad Autónoma. Hoy toca "Caperucita".

Que criatura tan tierna.

¡Me la comeré!

Oye ¿y vosotros pasabais miedo? -Noooo.

¿No? ¿Nada de miedo? ¿Pero avisáis a Caperucita?

-¡Sí, pero ella ni caso!

Pero a lo mejor es que es sorda y no oye.

-Sí, es que es sorda. ¿Qué te gusta más

los payasos o el lobo? -El lobo feroz me encanta.

Es lo que más nos gusta; a mí me chifla.

¿Tú quieres llevarte un lobo a tu casa?

-Sí, de juguete. Mira. yo he aprendido

desde la primera vez a ahora a aceptar que las cosas son así;

a poder estar en una cama de un niño paliativo, o en coma,

acompañándole desde el silencio, desde nuestra energía interior.

Antes esto para nosotros era imposible, era un desasosiego,

no saber qué hacer, pero ahora nosotros podemos trabajar

desde la calma.

No solo con enfermedades físicas, también con los trastornos mentales

se demuestra en la actualidad

que la terapia de los payasos es útil.

Los payasos crean una estrategia basándose

en la historia clínica del paciente, que supervisan los psiquiatras

y psicólogos.

Saniclown interviene en la Unidad Psiquiátrica de Adolescentes

del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Ddesde los trastornos de conducta alimentaria graves,

la anorexia, la bulimia, todos los trastornos psicóticos,

entre los cuales está la esquizofrenia,

el trastorno bipolar, los trastornos de personalidad,

a veces reacciones adaptativas graves, trastornos del vínculo;

a veces vemos sobre todo en niños adoptados,

y bueno todo el espectro TDH, trastorno hiperkinetico,

todo el espectro de la Psiquiatría.

El trabajo lo hemos orientado a que para ellos no sea

que vienen los payasos, sino que ellos van a recibir

un taller de actuación, de actuación desde la impro,

que son juegos muy divertidos. El payaso es la figura que libera,

es el que se equivoca, el que se divierte, el que no entiende,

entonces ahí está el payaso junto con la figura

del profe,

del monitor, que en realidad es uno de nosotros también,

de los del equipo que profesionalmente trabajamos

dando clase.

Esta es una carrera en la que el vencedor

es el último en llegar.

Los payasos saben que lo que importa es estar ahí,

ser capaz de seguir adelante pese a las dificultades y la enfermedad,

y ellos mismos se sorprenden jugando.

Tutú sorprende a María continuamente.

No sé si en el fondo Tutú es la María, la María...

la que todos hemos tenido, la María pequeña,

la María que se permitía, la María libre, la María valiente,

pero me sorprende continuamente. -Y en especial con adolescentes,

pues supone un... un reto,

porque... son

niños pero son adultos, tienes que entrarles de las dos formas,

tienes que ser capaz de llegar a ellos, tienen...

más bloqueos, entonces es un reto muy bonito,

el ser capaz de recordarles que se puede seguir sonriendo,

que se puede seguir jugando, que no pasa nada, y ser adultos.

Los pacientes de la Unidad de Psiquiatría del Niño

y Adolescente del Hospital Gregorio Marañón

tienen entre 12 y 17 años.

Es un ingreso breve en momentos de crisis.

Es una unidad de referencia, porque sus métodos son novedosos.

Intentan que el medio hospitalario sea lo más parecido al medio

en el cual los adolescentes conviven a diario fuera del hospital

Esa filosofía incluye la terapia de los payasos.

Desde lo lúdico se llega a ese nivel de normalización

que nosotros podemos conseguir y podemos actuar desde otra manera.

Muchas veces en espacios no estructurados terapéuticos

se consigue que el paciente pierda los miedos,

pierda la contención y sean capaces de...

poder transmitir cosas que a lo mejor,

sentados en el despacho en una terapia individual

les resulta muchísimo más complicado. -Mientras que puedan expresarse

y puedan aprovechar este sentido del humor,

y esta falta del miedo a la equivocación

y al hacerlo mal, pues puedan sacar la parte sana

que ellos llevan dentro y aquí a veces,

como están ingresados porque tienen otro tipo de dificultades,

pues parece que pesan más.

Me ha gustado las palabras del final. -Las palabras, sí,

porque cuando han dicho divertido, interesante, diferente, especial.

-Especial Y a mí me ha dado un poquito de cosa

que no conectaran, que estaban ahí un poquito que parece

que van a conectar pero luego es que hay algunos,

que ha entrado al final, de repente ha empezado a conectar

y se ha metido en la historia, -Sí, sí.

Y también había momentos en los cuales algunos, algunas,

estaban conectadas después desconectaban,

después regresaban... Yo creo que también tenemos que respetar.

En el Hospital Universitario de Getafe

los miembros de Payasosalud recorren desde hace diez meses

las plantas de Neurocirugía, Cirugía Vascular, Geriatría,

Hemodiálisis, Hospital de Día.

Hola... Yo soy

¡Lula!

-La señora súper colaboradora, muy alegre.

La verdad es que cuando duerme toda la noche de un tirón

te despierta cantando. Sí, además...

Si se le pone una jota es una jota. Muy alegre.

Y después de que entramos la semana pasada

que estuvo bailando con nosotros ¿qué tal?

Parece que está un poquito mejor, y de ánimo bien.

Una vez que detectas ese objetivo que puede ser tristeza,

puede ser angustia, puede ser estrés, puede ser...

cualquier tipo de emoción, lo que nosotros intentamos hacer

es transformar esa emoción en positivo.

Clavelito, clavelito,

clavelito de mi corazón,

yo te traigo, yo te llevo

colorados igual que un fresón.

Es que es muy emocionante. Yo creo que cada habitación

es un mundo diferente,

te tienes que preparar, porque es un espacio donde...

el paciente es el que marca la pauta de la intervención,

y ha habido casos muy emocionantes de pacientes que consideras

que por la gravedad de su enfermedad

no van a querer que los payasos entren y sin embargo,

pues les pregunta y dicen sí, sí, ¿por qué no va a entrar?

-Es tu regalo. Cuidado, que es muy bonito. Una, dos...

y tres. ¿Abres los ojos? Sopla.

¡Uy! Cada vez que sopla se cambia de color.

Otra vez, sopla, sopla. ¡Mira!

Bien, bien ¡Qué bonito! ¿Te gusta?

Pues ahora cierra los ojos porque tenemos que apagarlo.

Cierra los ojos otra vez.

Pues me siento un poco payasa, porque los admiro,

a los payasos los admiro

porque tienen un don de vida muy bonito,

y si son cabales pues...

lo hacen todo como deben de hacerlo;

y no hay quien les pise ni quien les diga nada.

Y en mi casa éramos muy maños,

porque Alcañiz es...

muy maño,

y los maños... Allí al hermano no le dicen hermano, mi maño,

y mi maña.

Dicen que dicen que dicen

que tienes un olivar

y el olivar que tú tienes

que te quieres casar,

que te quieres casar.

El olivar que tú tienes...

Arrincónamela y échamela al rincón

que es cada la quiero, que soltera mejor.

Arrincónamela y échamela al rincón

que si es cada la quiero

y si es soltera mejor.

Todos:¡Bien!

Y ahora las gracias por llevarme a la televisión,

porque no todo el mundo puede ir a la televisión,

y yo tengo esa distinción.

Pues que Dios os lo bendiga, y os dé mucha suerte

y mucha mucha mucha juerga,

y que os lo paguen muy bien.

El resultado está siendo positivo.

Podrían trabajar en más hospitales, pero no tienen fondos.

El problema es... que como ONG no podemos cobrar estos servicios

sino que dependemos de financiación externa, pública o privada,

y que estos proyectos hay que apoyarlos

con un tipo de financiación. Estamos en crisis y es muy complicado llegar

a ese tipo de financiación. Ya nos han llamado otros hospitales

para poder ponerlo en marcha.

Payasospital lleva 18 años en la Comunidad Valenciana.

Sus payasos cobran un pequeño sueldo que sale

de las aportaciones de los socios y de otras subvenciones de entidades

públicas y privadas.

La organización llegó a recibir hasta 128.000 euros

de la Consejería de Sanidad, pero en 2014 les dieron 37.000,

y además han perdido ayudas como las de la entidad Bancaja.

PayaSOSpital han disminuido su presencia de siete hospitales

en la Comunidad Autónoma a cinco,

de cuatro días por semana a uno, y con la mitad de payasos.

Eran 30 y ahora son 16.

Las asociaciones nos nutrimos de subvenciones,

cada vez más justas, y de patrocinio privado,

de empresas, de fundaciones, de socios,

y nos la arreglamos como podemos para vender productos,

hacer galas benéficas, hacer eventos

para poder recaudar fondos y poder seguir trabajando en el hospital,

que es yo creo el trabajo más bonito del mundo.

El Centro Pupaclown recibe al año más de 22.000 visitas.

El terreno lo cedió el Ayuntamiento de Murcia,

y recibe subvención de la Comunidad Autónoma,

aunque también hay recortes.

Es un trabajo muy difícil y muy...

muy duro de poder darle continuidad,

porque claro, la financiación, y más en los tiempos que estamos viviendo,

pues ha habido muchos recortes, nosotros también los hemos sufrido,

pero aquí hay una base desde la Administración,

desde la Consejería de Sanidad hay una subvención bastante grande,

potente, para poder darle forma al proyecto.

En Saniclown han sido voluntarios,

pero ahora luchan también para que sus payasos

puedan dedicarse plenamente a esta profesión.

Estamos empezando a crecer, y es gracias a que nosotros

hemos puesto toda la profesionalidad, el amor y el arte,

y gracias a que pequeñas personas nos están apoyando el proyecto

y están con nosotros en cada habitación

cuando nos están ayudando con una cuota de socio,

con un donativo de narices. Nosotros queremos,

y es muy importante para nosotros, que esto sea una profesión.

La formación de los payasos de hospital

requiere un reciclaje permanente.

En este curso para nuevos payasos terapéuticos,

organizado por Saniclown reflexionan sobre el caso de un profesor:

un ingeniero afectado por un ictus

que se resistía a esforzarse en las clases de logopedia,

y para motivarle prepararon esta intervención.

¡Ah! ¿No me digas que eres Rafael, el profesor de universidad?

Yo soy Chapita, la investigadora Chapita,

y tengo el honor de presentarte a mi invento.

Recto, un poquito torcido.

Lo voy a encender,

encendido,

y lo pongo en modo de grabación.

Ahora pediremos una palabra que tenemos que intentar

que la grabe nuestro robot. ¿Quieres?

Primera palabra. La primera palabra que queremos grabar,

¡qué emocionante!, es árbol.

Cuando quieras, Rafael. -Árbol.

¡Uh, qué bien! ¿A ver? Reproducir.

-Árbol. Nosotros ya sabemos,

desde el equipo de salud, que él ya...

estaba negándolo, y riéndose y dejando de hacer digamos

su esfuerzo en logopedia, en el habla, de mejorar.

La respuesta del payaso es que aunque no le salga mejor

él lo intentó. -Sabemos que te gusta

un escritor que se llamaba Cervantes de Miguel, ¿te acuerdas?

Cervantes

...de La... Mancha.

Reproducir.

En un lugar de La Man...cha.

El payaso de hospital es un antihéroe con iniciativa,

un comunicador que hace reír con lo que le pasa,

que genera un clima de juego y está formado en todas las artes

del clown, música, magia, improvisación...

y en psicología infantil.

Tiene que tener preparación de duelo, tiene que tener preparación interior,

tiene que trabajarse mucho, saber lo que es la enfermedad,

saber que un niño, una niña se puede morir,

saber lo que significa la pérdida, la despedida

para cuando están los padres allí y las madres,

y ocurre una cosa de este tipo.

El payaso de hospital es un oficio especializado

dentro de lo que es el payaso. Entonces, esto tendría que ser

un oficio mucho más reconocido.

Vamos a hacer uno que es... Primero fijamos un punto en el aire,

y, para no mover la mano, porque no tenemos otra referencia

en el espacio, tenemos que memorizar...

el brazo. Si yo me fijo ahí.

La distancia va a tener que ser siempre...

el brazo.

El payaso a veces solo puede comunicar con gestos,

por eso aprender el arte del mimo es imprescindible.

Y regresamos en un solo tiempo.

No hay barreras en el lenguaje corporal.

Muchas veces el poder jugar con las manos,

el poder jugar con las piernas, con un gesto,

el proponer distintas dinámicas de tipo corporal

desbloquea situaciones de dolor donde muchas veces no quieres hablar,

o no quieres contarte lo que te pasa,

pero sí puedes jugar, y muchas veces no tienes ningún objeto,

no tienes absolutamente nada y puedes estar jugando en...

el espacio o puedes estar seduciendo

justamente con un gesto, una mirada.

Cuando llega el payaso es que, este pobre es que no ve.

Ahora mismo él no tiene...

no tiene visión, con lo cual, sobre todo reacciona mucho con sonidos.

La música le ha despertado, le hace sentir muy bien, muy a gusto,

y la verdad que bueno, cuando hablas con ellos y se lo dices,

mira está jugando con música porque es la mejor manera,

con otros sentidos también hace estar tranquilos.

Muy bien.

-Mami. Mi amor.

Estamos en el Hospital Niño Jesús de Madrid,

donde Saniclown trabaja hace diez años.

A ver si encaja con la descripción. ¿No te llamarás Luis?

Pues es que Líquido tenía un dolor, y como tú eres un doctor...

Lo que usted decía en su libro, para medir la fiebre.

Puede ser que tenga fiebre con tanto calor ¿no?

A ver ¿cuánto mides? -En la boca.

¿Se pone en la boca? Abre la boca.

-Por el otro lado. Por el otro lado.

¿Por aquí? -Mételo por aquí.

¡Aaah, es por aquí!

Por el otro lado. -Por el otro lado.

¡Nooo! Al revés. Metiéndolo por aquí.

-Pero por dentro de la camiseta. Claro.

Por arriba.

Se acaban los dolores, porque para él,

solo el que le arranquen una sonrisa pues bueno, ¿verdad?,

se le olvida que tiene la sonda, que tiene la vía,

que está en un hospital. Luis es de Cantalejo, Segovia,

y ya sabe lo que quiere ser de mayor Torero.

¿Y por que? Porque ya sé torear.

Tengo montera, capote, traje... azul.

-En el hospital tenemos sobre todo muchísimo respeto,

muchísimo respeto, y todos somos muy conscientes de dónde estamos

y de dónde podemos entrar y dónde no, de lo que podemos hacer y lo que no.

¿Qué es lo que no puedo hacer?

Ir a abrazar a alguien porque a mí me apetezca,

por ejemplo, que puede parecer un gesto muy bonito,

pero no sabes esa persona el estado emocional en que se encuentra.

Lo que sí puedo hacer, todo aquello que me dejen,

todo aquello que me dejen; si yo me cruzo con una abuela

y sabes que te echa la mirada,

ya con esa abuela puedo hacer lo que me dé la gana

porque me ha dado todo el permiso del mundo. Si una enfermera me dice

que sí puedo pasar a una habitación porque no es malo ni para el niño

ni para su familia, y el niño me da permiso,

también ahí ya puedo hacer.

Mira Luis, mira lo que he traído, a un señor con una cámara pegado.

Nunca invaden el espacio si no se les invita a entrar.

Los payasos se equivocan y tropiezan una y otra vez,

pero en realidad se mueven por el hospital

con la mayor delicadeza, hasta en las salas de aislamiento.

Luis entró con un año y medio aquí, en el ala de Oncología.

Tiene un neuroblastoma metastásico, y entró bastante jorobado.

Un jueves, de repente

entró Saniclown, entró Líquido en concreto.

Con Líquido se creó una relación muy especial desde el principio,

y para Luis es muy importante que todos los jueves que estamos aquí

vengan ellos porque hacen una labor...

No invaden al niño, juegan con él de una manera no invasiva,

y eso hace que creen una confianza que le haga sentirse muy cómodo.

-Y a los padres también. Sí.

Para nosotros también cuando vienen ellos los jueves

es un rato en el que nos olvidamos de dónde estamos, jugamos todos,

ellos, nosotros, el niño, y es un rato divertido,

los jueves tienen ese aliciente. Vienen los chicos de Saniclown.

Es el mundo afectivo al servicio de la recuperación de la salud.

Los payasos de hospital son capaces de conmover en un ámbito

muchas veces hostil, y conseguir aliviar el proceso de la enfermedad.

Está probado. Sin embargo, con la crisis, su futuro peligra.

El payaso improvisa, coge el impulso del niño,

lo absorbe, y como profesional lo devuelve en plan positivo.

Y es una forma de componer juntos.

Has conseguido llegar al fondo de su alma

y cambiarle y darle una pequeña ilusión

por... para que siga viviendo, para que siga viviendo con ilusión.

Para mí, lo que hace es generar momentos de belleza;

no es solamente la risa,

es la belleza de la sensibilidad,

de un lado y del otro,

la presencia del color, de la luz,

de lo fugaz...

Y eso es un regalo no sólo en un hospital,

es un regalo en la vida.

Ser payaso de hospital para mí es como abrir el alma

y descubrir que en el momento...

el momento más doloroso es posible la alegría.

Subtitulado por TVE.

Hola a todos. Hoy les hablamos de una de las mejores terapias

para combatir la enfermedad, la risa. Muchos hospitales españoles

han integrado ya dentro de su equipo sanitario la figura de los payasos.

Trabajan con niños y adultos para liberar el dolor

y provocar emociones positivas. Nos hemos acercado

a algunas de esas asociaciones; quieren que se las reconozca

como profesionales para que así no peligre su futuro.

Crónicas - Payasos en el hospital, alegría intensiva

59:06 07 may 2015

Ser payaso de hospital es una profesión difícil y poco reconocida. Pero los médicos y las enfermeras que trabajan a su lado reconocen que son parte del equipo sanitario, que con ellos se consigue cambiar el chip hasta en los momentos de angustia y abrir un espacio para la alegría y el buen humor. Los anestesiólogos aseguran que al disminuir el estrés se consigue rebajar la cantidad de anestesia que se necesita en una intervención quirúrgica. Además la recuperación será menos dolorosa y más rápida.

Es la risa como terapia, pero no solo ésta, porque la principal labor del payaso es la de acompañar, incluso en los momentos de tristeza o despedida, desde el silencio y el respeto. Llevan al paciente al mundo de los juegos para aliviar su dolor. Con su nariz roja, convocan al niño que habita en el otro, aunque sea un adulto. Y dicen en voz alta cosas que provocan ataques de risa. Son torpes. Se equivocan y chocan contra paredes y puertas.

Con la risa, con la música, con el mimo, con la mirada, con el amor, buscan la parte sana.

Ser payaso de hospital es una profesión difícil y poco reconocida. Pero los médicos y las enfermeras que trabajan a su lado reconocen que son parte del equipo sanitario, que con ellos se consigue cambiar el chip hasta en los momentos de angustia y abrir un espacio para la alegría y el buen humor. Los anestesiólogos aseguran que al disminuir el estrés se consigue rebajar la cantidad de anestesia que se necesita en una intervención quirúrgica. Además la recuperación será menos dolorosa y más rápida.

Es la risa como terapia, pero no solo ésta, porque la principal labor del payaso es la de acompañar, incluso en los momentos de tristeza o despedida, desde el silencio y el respeto. Llevan al paciente al mundo de los juegos para aliviar su dolor. Con su nariz roja, convocan al niño que habita en el otro, aunque sea un adulto. Y dicen en voz alta cosas que provocan ataques de risa. Son torpes. Se equivocan y chocan contra paredes y puertas.

Con la risa, con la música, con el mimo, con la mirada, con el amor, buscan la parte sana.

ver más sobre "Crónicas - Payasos en el hospital, alegría intensiva" ver menos sobre "Crónicas - Payasos en el hospital, alegría intensiva"

Los últimos 752 documentales de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Sensibilidad al trasluz

    Sensibilidad al trasluz

    43:00 03 jul 2017

    43:00 03 jul 2017 El veinte por ciento de la población es altamente sensible. En "Sensibilidad al trasluz" Crónicas se acerca a este tipo de personas que tienen mucha empatía, además de unos sentidos muy desarrollados. Histórico de emisiones: 26/02/2015

  • La decisión de Aliona

    La decisión de Aliona

    50:19 19 jun 2017

    50:19 19 jun 2017 Como la gestación subrogada está prohibida por nuestra legislación, 'Crónicas' ha viajado a Estados Unidos y a Ucrania, los países que más eligen los españoles que recurren a esta práctica, para hablar con mujeres que han tenido bebés para españoles y saber qué les mueve a hacerlo. El equipo del programa también ha estado con algunas parejas que han recurrido a la maternidad por sustitución como única opción para tener hijos, quienes cuentan su propia experiencia, Algunos con sus niños ya en España, y otros esperando un parto a miles de kilómetros. 'Crónicas', además, recoge algunas voces de los colectivos contrarios a este tipo de gestación, que aseguran que es una nueva forma de explotación de las mujeres y va contra los derechos humanos. Una línea que asume el Comité de Bioética que acaba de sacar su primer informe sobre este asunto. Desde el Comité se aconseja al Gobierno que la prohibición siga aquí y aboga por acabar con esta práctica a nivel internacional. El programa ofrece testimonios directos para que el espectador se pueda hacer una idea sobre este debate, lleno de aristas.

  • El cielo en la tierra

    El cielo en la tierra

    41:59 29 may 2017

    41:59 29 may 2017 Nos acercamos a la arquitectura sacra del Románico a través de iglesias y catedrales. Los maestros constructores de las cofradías medievales las edificaron para conectar la tierra con el cielo; para impulsar la trascendencia del ser humano. Por qué sintonizan con nosotros; qué secreto guardan su belleza y armonía; cuál era el propósito de los maestros constructores que las edificaron; quiénes eran y qué mapa del conocimiento manejaron.

  • La ciudad del recuerdo

    La ciudad del recuerdo

    40:55 15 may 2017

    40:55 15 may 2017 Es, con sus 120 hectáreas, el mayor cementerio de España y uno de los mayores de Europa. Cada año se realizan en el Cementerio de La Almudena unas 6.000 inhumaciones, más de la mitad son ya en urnas de ceniza, restos incinerados en el crematorio de la necrópolis.

  • Compasión animal

    Compasión animal

    38:48 17 abr 2017

    38:48 17 abr 2017 El ser humano y su relación con los otros seres vivos más cercanos ha sido siempre motivo de reflexión. El Tratado de Lisboa del año 2009 se refiere a los animales como seres sensibles y no meras cosas; pero aún en muchos lugares son considerados como objetos, bienes muebles que se pueden embargar e incautar. Cada año se abandonan en España unos 100.000 animales de compañía, por lo que los jueces se enfrentan a un número mayor de casos de maltrato animal. Desde la reforma del Código Penal de 2015, el abandono de animales es ya un delito.

  • 39:53 03 abr 2017 La pintora española que más vende vive en Holanda. Sus cuadros se exhiben y se venden en sitios tan dispares como Dubái, Singapur, Tokio, Berlín, Londres...En España es muy poco conocida porque no se encuentra en el llamado circuito, no está ni en galerías de arte ni en museos. "Crónicas" ha tenido la oportunidad de compartir varias jornadas con ella en su estudio de La Haya, donde vive desde que tenía diecinueve años. Su infancia no fue fácil, su abuela se hizo cargo de ella cuando fue abandonada por su madre a los pocos meses de nacer. Sus primeros diez años discurrieron por las calles del barrio barcelonés del Rabal. Cuando murió su abuela fue recluida en un orfanato. A los 13 años la adoptó una familia acomodada de Cataluña. En un viaje que hace con su madre adoptiva a Madrid visitan el museo del Prado, ahí es donde Lita se da cuenta de lo que ella quiere hacer es pintar.

  • Combates y desafíos

    Combates y desafíos

    40:42 20 mar 2017

    40:42 20 mar 2017 El boxeo es un deporte duro; para muchos, una práctica violenta que no debía ser considerada deportiva. Pero la realidad es que boxear, hoy, parece estar de moda. Los deportes de contacto llenan los gimnasios y cada vez más personas los practican. El programa Crónicas se acerca al boxeo a través del actual Campeón de España del peso superpluma: Eric Pambani. Un joven boxeador que, fuera del gimnasio y del cuadrilátero, intenta hacer llegar a muchos otros los valores que el boxeo le ha transmitido: sacrificio, constancia y esfuerzo para hacer frente a una vida llena de retos y luchas.

  • A flor de piel

    A flor de piel

    40:54 06 mar 2017

    40:54 06 mar 2017 El trabajo es el medio más eficaz para integrar a una persona con discapacidad intelectual. Prueba de ello son los Centros Especiales de Empleo como el de la Fundación Juan XXIII Roncalli, donde el 80 por ciento de sus empleados tiene una discapacidad intelectual. Para elaborar "A flor de piel" un equipo de Crónicas ha grabado durante unos días en esta Fundación para conocerlos y saber cómo trabajan, porque cada día derriban prejuicios y demuestran que son tan válidos como cualquiera. Desarrollan una decena de actividades, desde servicios de marketing a documentación, catering o cultivo de productos ecológicos. La clave del éxito ha sido no ir vendiendo ninguna lástima o pena sino apostar por la calidad y la capacidad.

  • El rastro del tiempo

    El rastro del tiempo

    44:11 20 feb 2017

    44:11 20 feb 2017 Tuvo su origen en la actividad de los ropavejeros que acudían a la zona para vender ropa usada. Después, cuando allí se instalaron los mataderos de la villa, llegaron los curtidores. Y cuando el barrio era ya un enjambre comercial -zapateros, carniceros, tahonas, quincalleros-, cuando comenzó a celebrarse un mercado nutrido de oferta y demanda, aparecieron los chamarileros y los anticuarios. El Rastro de Madrid aguanta estoico el paso del tiempo. Es otro monumento de los que adornan la capital. Pero los días van dejando su huella. Hace dos siglos que en la zona comenzó a celebrarse el mercado de los días festivos. Hasta finales las últimas décadas del pasado siglo aún se levantaban puestos callejeros a diario. Ahora ya no. Ahora a la algarabía dominical le sucede un vacío de calles lánguidas. Si cada festivo el Rastro atrae a cerca de 100.000 personas que reparten curiosidad y bullicio por las tiendas y puestos callejeros, entre semana reina el silencio en un paisaje con más persianas bajadas que abiertas. Los comerciantes añoran los buenos tiempos. Puede que no encuentres lo que busques, pero en el Rastro siempre encuentras algo. En eso, nada ha cambiado.

  • 49:53 06 feb 2017 Aunque sucedió hace ochenta años aún se siguen descubriendo nuevos documentos sobre el bombardeo de Gernika. Entre los últimos se encuentra uno firmado por el responsable de la Legión Cóndor. En el escrito, hallado por una profesora alemana, el teniente coronel Von Richthofen reconoce que se llevó a cabo una campaña de destrucción en las localidades de Durango, Éibar y Gernika. Crónicas recoge dicho documento en "Gernika: del horror al lienzo" y también los partes de operaciones realizadas por las aviaciones alemana e italiana.

  • Crónicas de rap

    Crónicas de rap

    50:22 23 ene 2017

    50:22 23 ene 2017 Desde hace ya unos cuantos años una asociación madrileña, formada por educadores sociales y otros profesionales, intenta llegar a niños y jóvenes a través de la música. De una música muy cercana a ellos, una música que está en las calles y de la que consiguen hacerles partícipes, gestores y colaboradores: el rap. El programa Crónicas nos acerca al Festival de música Interrapción, que ha celebrado ya su décima edición. Este encuentro musical es la prueba de un trabajo hecho realidad y de que la Educación no formal, la Educación Social, consigue en ocasiones lo que los centros educativos no pueden o no llegan a alcanzar: motivar y acercarse a los jóvenes de otra manera.

  • Los días en celuloide

    Los días en celuloide

    53:22 12 dic 2016

    53:22 12 dic 2016 Las imágenes del pasado tienen un especial poder de atracción sobre el espectador. Máxime cuando son inéditas, cuando amplían la memoria gráfica de una realidad conocida y profusamente historiada. El cine, los rollos de celuloide, fueron durante décadas el soporte fundamental en TVE desde que comenzaron las emisiones en el paseo de La Habana, en octubre de 1956. Hasta la implantación del vídeo, en los 80, todos los informativos se nutrían de noticias rodadas en cintas cinematográficas. Se filmaban, se emitían, se guardaban en latas y se archivaban. Y allí, en los archivos, han pasado décadas. Esos viejos fotogramas testimonian buena parte de la historia reciente del país. Un extraordinario fondo documental -más de 230.000 latas- que ahora vuelve a la luz, se rescata de las estanterías para transformarlo a formato digital. Histórico de emisiones: 20/11/2014

  • La huella del fuego

    La huella del fuego

    48:05 28 nov 2016

    48:05 28 nov 2016 Un equipo de 'Crónicas' ha recorrido parte del bosque mediterráneo para dar a conocer los diferentes tipos de incendios que se suceden en nuestro país. Así, los incendios que se originan en el bosque mediterráneo son seguros y parte de su ecosistema. El precio de la eficacia en la extinción de incendios es la acumulación de combustible en el monte. Si a toda costa se apagan las llamas de este tipo de incendios, aseguran los expertos, se crean monstruos. La ecología del fuego y la gestión de incendios ha empezado a romper mitos. No es cierto que todos los incendios sean un desastre ecológico, ni que cada vez haya menos masa forestal. Decir que los incendios se apagan en invierno, es una verdad a medias. La clave está en volver a aprovechar los recursos del monte, gestionarlo de forma eficaz.

  • 40:59 14 nov 2016 Cerca de 350 municipios de nuestro país han decidido no autorizar en su territorio circos con animales, autonomías como Cataluña y la Comunidad Valenciana han aprobado leyes que los prohíben. En medio del debate, las familias del circo reivindican su derecho a exhibir los animales, si se asegura que están tratados en las condiciones idóneas.

  • 43:39 31 oct 2016 El Parque Nacional de Guadarrama se ha convertido en un gigantesco polideportivo. Entre las numerosas actividades que se llevan a cabo hay algunas que están dañando parajes protegidos: maratones, ciclistas y multitud de visitas que se registran por estar tan cerca de la capital.

Mostrando 1 de 51 Ver más