www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3437481
Para todos los públicos Crónicas - Gitanos, aquí y ahora - Ver ahora
Transcripción completa

Artículo 2 de la Constitución Española.

Yo soy lo que yo quiera ser,

no lo que habéis dicho que tengo que ser,

tanto por la sociedad mayoritaria como por la misma población gitana.

A las mujeres gitanas jóvenes nos roban los sueños.

El demonio del patriarcado hace que las mujeres gitanas

perdamos nuestros sueños.

Abramos la puerta.

Miremos al cielo,

Deshagamos nudos.

Empecemos de nuevo.

Subamos al carro.

(Gitanos).

(El arte y la cultura romaní en Radio 5

y Radio Exterior de España).

El auge del pensamiento extremista que se está viviendo en Europa

trae consigo numerosos delitos de odio en los que los gitanos

parecen siempre como el grupo diana y el grupo más vulnerable.

La campaña “Gitanízate y Participa" acaba de presentar

la guía de recursos contra el antigitanismo.

Gitanízate.

Gitanízate...

solo no puedo.

Al igual que esta canción también forma parte de esta campaña

un documental que se ha estrenado en varias ciudades españolas,

como Alicante y Madrid.

Se titula: “El amor y la ira, cartografía del acoso antigitano".

Están vigilando a mis hijos de noche y de día,

los están acusando, no los dejan en paz.

Si le paran en un semáforo, en el de más allá, lo paran también,

porque no lleven esto, lo otro, les hacen la vida imposible.

Vas a pedir trabajo y cuando dices

que eres de Lo Palmerales,

"ya vienes otro día, ya te llamaré, dame tu teléfono".

Cuando ellos ven que somos gitanos, sí que les da un poco de repelús.

Cuando ven al gitano se les enciende la luz del problema.

"Usted tiene que ir donde van los emigrantes".

"Yo no soy emigrante, oiga, soy español".

El Amor y la Ira refleja el estado de persecución

que sufren los gitanos,

hoy después de 30 años de democracia,

y lo refleja desde la experiencia

de los gitanos del barrio de Los Palmerales de Elche.

¿Por qué después de 30 años de derechos y libertades

los gitanos no se incorporan al resto de la sociedad?

La principal razón de los problemas de los gitanos

es el racismo antigitano,

y esa es la clave que hemos olvidado desde los años 80

y desde mi perspectiva, tenemos que recuperar.

Pero la realidad nos demuestra que si bien se ha progresado mucho

en las últimas décadas, siguen pasando cosas terribles

como las que demuestra tu documental, ¿no?

Si algo ocurre en el barrio será culpa de ellos.

Todos estos barrios están manchados por el estigma del tráfico de drogas

por el estigma de la criminalidad, de la delincuencia,

y de la gitanidad del barrio.

Los padres y las madres a los críos, desde pequeñitos,

ya le enseñan que vayan contra el gitano

y eso es lo que más duele a los gitanos,

porque ¿sabes qué pasa?, que no somos los padres

los que salimos perjudicados, son los niños,

porque muchas veces dicen:

"Mamá, papá, ¿por qué no les dejan jugar conmigo?".

El gitano se ve en los ojos del conciudadano payo,

se ve en los ojos de la cajera del supermercado,

se ve en los ojos del maestro en la escuela,

se ve en los ojos del policía, del juez, del médico

y se sabe condenado, se sabe carne de cañón.

Los guetos españoles constituyen la nueva forma de dominación étnica

sobre los gitanos,

una dominación que empezó hace 500 años

con los Reyes Católicos, en 1499,

una pragmática de expulsión masiva de los gitanos,

y que continuó durante 500 años con más de 2500 leyes

expresamente antigitanas de expulsión, exterminio,

de extinción de los gitanos de este país.

La historia de los gitanos es una historia que sobre todo

está mediatizada por la marginación,

por la persecución.

A todo esto la cultura gitana ha respondido siempre

de una manera, digamos, pasiva.

Los gitanos hoy día ocupamos un espacio que está presidido

por la mirada de los otros.

Son los otros los que de verdad nos identifican.

Son los otros los que nos dicen lo que somos.

De tal manera que ser gitano, para los otros, es ser pobre,

mantenerse en una situación de marginación, o en el margen, etc.

Y en este sentido creo que la educación, la cultura,

el acceso de todos los gitanos a la cultura es el único instrumento

para la convivencia,

el único instrumento para ser gitanos, no hay otro.

Estas notas pertenecen al Himno Internacional Gitano,

que sin lugar a duda es una de las melodías

más bonitas que tenemos los gitanos de toda Europa

para recordar quiénes somos, quiénes fuimos, y quiénes seremos.

Cuenta la historia del genocidio nazi,

de aquellos 500.000 gitanos que mataron

en aquella época maldita y que hoy, con la letra cantada en romanés,

siempre tenemos en nuestra memoria.

A lo largo de nuestra historia, que puede ser milenaria,

hemos dado nuestra música en todos los países

donde hemos estado y también hemos recibido

las músicas de esos países donde nos hemos acercado.

Y con eso siempre hemos hecho una música nueva.

Estamos tocando música árabe.

Si lo trasladamos a Persia,

es una música que allí van a reconocer perfectamente,

pero si la tocamos en España, esto es flamenco puro.

Los gitanos cuando llegan a España se encuentran con una Reconquista

eran tres pueblos perseguidos: judíos, árabes y gitanos,

y cantan de la misma manera, sienten de la misma manera

y entienden la vida de la misma manera.

No quedaba más remedio que surgiera una música nueva,

y a esa música nueva, con el tiempo, se le ha llamado flamenco.

(Música de guitarra)

Tenemos que entender que nuestros mejores intelectuales españoles

Picasso, Falla, Murillo, Sarasate,

todos ellos...Lorca,

han estado influidos por la cuestión gitana.

Todos han afirmado su gitanidad a través de su españolidad,

o su españolidad a través de su gitanidad.

Por lo tanto,

hay una ruta cultural gitana a la identidad española.

Visite mi página Web, Mari.

No pase de largo, hoy es su día de suerte, Mari.

Somos pobres pero formales.

Pedirme número, Mari, pregunte el precio.

Mi oficio era tratante y domador de caballos,

porque lo traigo de generación, de mis abuelos,

que andaban por las ferias vendiendo ganado,

cambiando, vendiendo,

pero la situación me ha hecho meterme

a vendedor ambulante.

Calidad y moda, nena,

la que sabe se aprovecha.

El conocimiento que yo tengo de los datos que tenemos

es que todos mis ancestros, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos,

se dedicaron a las bestias.

El gitano contribuyó enormemente

al desarrollo de la agricultura de España.

Los gitanos, en un tiempo no muy lejano, hace 50 años,

éramos bastante importantes en el desarrollo de la sociedad,

sobre todo cuando era más agrícola,

el papel que jugábamos en el trato de ganado,

el papel que jugábamos en la forja, todo eso ha cambiado,

y ahora nuestro principal modus vivendi

quizá sea la venta ambulante.

-Hay mucha gente que piensa que los gitanos no trabajamos,

pues aquí no es el caso,

trabajamos siete días a la semana, 365 días,

exceptuando el tiempo que acompañe y que Dios nos deje.

-Cada vez nos cuesta más sacar el sueldito, que es familiar,

y a base de mucho trabajo, muchas horas y mucho sacrificio.

Se identifica más como gitano

a una persona mal vestida, harapienta,

o que comete alguna infracción social

eso se identifica más con el pueblo gitano

que una persona que respeta a los mayores,

que una persona que tiene educación

que cree en los valores humanos,

pues esos también son valores gitanos y no se visualiza tanto.

¿Por qué quiero romper estereotipos?

Porque parte de la sociedad mayoritaria

y parte de los mismos gitanos piensan que los gitanos

no valemos más que para cantar, para bailar,

para vender en la venta ambulante o para vender droga.

Yo os pregunto: ¿cuándo vamos a romper eso?

¿Cuándo?

Roque, dime una idea de cómo romper estereotipos sobre cultura gitana.

Pues dicen que no estudias, que no sabes,

pues estudia y hazlo al revés.

¿Y tú podrías estudiar y hacerlo?

Sí, sí.

Además yo tengo constancia de que eres una persona

muy inteligente y puedes hacerlo.

Estoy aquí principalmente para que vosotros entendáis

que por ser gitanos,

la educación no la podéis dejar de lado,

ni pensar de forma errónea, muy errónea,

que la educación no puede formar parte de una vida gitana

y a lo mejor, Elías,

te quitas de ser un pedazo de abogado que flipas.

Si los gitanos no tienen el avance que tienen que tener

es porque a la educación

no le han dado importancia suficiente.

En primero de la ESO hay muchos niños de etnia gitana,

en segundo hay menos, en tercero casi no

y en cuarto muy pocos.

Una, porque las situaciones no se lo ponen fácil,

las situaciones de una casa gitana,

porque es muy difícil abrir un libro y ponerte a estudiar cinco horas

para un examen,

cuando no saben qué van a comer de aquí a dos días.

Entre esto y que te echas la conciencia de que por ser gitano

me puedo reventar a abrir libros pero me va a dar igual

que ya tengo las puertas cerradas.

Se junta una cosa con la otra, y es difícil.

La educación es obligatoria, partamos de esa base,

pero el empleo no es obligatorio,

por lo tanto, no todo el mundo tiene un empleo.

¿Cuándo cambia el tema de la educación?

Cuando los padres consiguen unos niveles económicos adecuados.

Yo soy Ruth, tengo 25 años, tengo un niño de 4.

Yo cuando estaba en el instituto como vosotros, dejé de estudiar.

¿Qué pasa? Que ahora, con 25 años,

me doy cuenta de que no tengo trabajo, no tengo futuro,

no tengo estudios, nada con lo que salir adelante

y saliendo a vender no sigues adelante

ni sacas un futuro para tu hijo.

Si no estudias, el único futuro que tenéis

es o salir con una furgoneta a buscar chatarra y cartones

o ir al mercado, si tenéis suerte y tenéis puesto de venta, bien,

y si no, a la carrera.

Gano para comer, no, ya ni siquiera eso.

Hay familias que están viviendo, incluso pidiendo a los vecinos,

a los amigos, porque ya casi ni les da.

Ha sido una de las razones por las que ahora estoy estudiando,

para ver si pudiese buscar algún trabajo

y olvidar un poco lo que esto es.

Yo iba al instituto, no le daba la importancia

que tienen los estudios y con 14 años ni estudiaba ni nada.

La directora dijo: "¿no quieres estudiar?"

Pues tampoco te animan ni nada, te meten en un módulo de peluquería

y se quitan de en medio un problema más.

Bueno, yo siendo una niña gitana

para qué me va a servir, si yo no voy a trabajar,

si no lo voy a necesitar.

La mujer sólo tiene un papel relegado a la familia,

un papel relegado a la casa y al núcleo más extenso familiar,

pero poco más.

Nos sacaban, las sacaban muy pronto a las niñas del colegio

para dedicarse a otras tareas, a otros menesteres,

entonces empezando reivindicando eso, la permanencia en la escuela.

Nosotras no nos podíamos quedar atrás de las mujeres

de la sociedad mayoritaria,

de mi vecina, de mi compañera, de mi amiga,

yo no me podía quedar atrás por el hecho de ser gitana.

Me encantaría ser, no sé, doctora.

Me encantaría, ser pediatra, por ejemplo.

Soy la mayor de cinco hermanos, mi padre trabajaba,

mi madre también, y lo típico, cuando terminé el colegio,

ayudar a mi madre con los niños, con la casa, y ya no estudié.

Luego ya me casé, tuve hijos, y ya no estudié.

Hoy en día te das cuenta que por no estudiar

no puedes dar a tu hijo lo que quieres darle,

porque no tienes un puesto de trabajo

porque no tienes el graduado escolar y yo no lo tengo

pude sacarlo, porque tenía el apoyo de mis padres,

los profesores me hacían caso y tiraban de mí,

pero era yo la que no tiraba.

La utilidad de la escuela primaria la entienden perfectamente,

porque los niños tienen que saber leer, escribir,

tener las habilidades básicas pero la secundaria, ¿para qué?

si luego no van a encontrar trabajo,

si al final van a trabajar en la chatarra como su padre,

pues que vaya a la chatarra con su padre, o que ayuden en la casa

mientras sus padres están en el mercadillo.

Ver la utilidad de esa segunda fase, cuesta trabajo.

Ya están en la familia asumiendo tareas de jóvenes adultos,

porque la adolescencia no existe, no se contempla como tal.

No promocionan con los niños de su clase

y al no promocionar saben que se van a quedar atrás.

Ese miedo, ese rechazo que les va a producir

permanecer en el instituto y después salir con las manos vacías

o abandonar porque no encuentran expectativas de ningún tipo

es lo que produce el retraso y el abandono en muchos casos.

Los maestros payos no exigen a los alumnos gitanos lo mismo,

no esperan la misma brillantez y los niños gitanos

son perfectamente conscientes de este sutil racismo

que se ejerce contra ellos en las aulas.

Entienden que no son tratados de la misma manera,

que no se esperan las mismas cosas de ellos,

puesto que están en una institución que los centrifuga

y los expulsa de la vida social.

Yo siempre digo, ¿quién hay aquí que tenga un hijo astronauta?

Nadie, casi ningún joven se plantea semejante cosa,

pero sí se plantean ser médicos, porque están ahí,

son referentes cercanos.

Pero es que para la comunidad gitana,

esos referentes son como los astronautas para nosotros.

Entonces, cuando van apareciendo referentes nuevos

es cuando la gente cree que eso también es para ellos

y empieza el imaginario colectivo a transformarse,

y a abrirse a otras opciones que, en principio,

estaban sólo para los astronautas.

Música.

Ahí estamos.

Soy realizador audiovisual, me llamo Pablo, y soy gitano.

Puedo ser referente simplemente porque he luchado

y estoy luchando por mis sueños, por ser mejor persona,

estoy luchando por mi profesión, y por intentar ser feliz.

Nunca, nunca, nunca en la vida he escondido mis orígenes,

de los cuales me siento orgullosísimo

y en mi profesión forman parte de mí y es un valor añadido.

Lo que sería más mi sello a la hora de autor

sería trabajar las emociones.

Siempre intento marcar una delicadeza

que me parece que la parte gitana tiene su punto de delicadeza,

de gusto, de belleza.

Ser gitano es una alegría.

Un gitano tiene que ser un adjetivo de amor, ¿me entiendes?

Un adjetivo de honradez eso es lo que a mí me han enseñado

no es algo peyorativo,

no es delincuencia

no es ese tipo de cosas;

eso es una parte porque hay personas que son marginadas,

pero yo no soy así, a mí no me han enseñado eso

y como yo hay muchísimos más.

Las mujeres gitanas jóvenes estamos plenamente capacitadas

porque hemos estudiado, somos de la generación más formada.

Queremos tomar decisiones queremos que se nos vea

y queremos decidir porque estamos muy capacitadas.

Basta ya de tapones de cristal.

Nosotras queremos vivir,

queremos decidir y queremos ser libres

y queremos una libertad no sólo para nosotras

sino para todo nuestro grupo.

Un día estaba en un instituto y estaba haciendo un taller

sobre feminismo romaní,

y cuando terminó el taller,

se me acercó una chica gitana con 15 años y me dijo:

"si yo no fuera mujer viviría, viajaría, estudiaría,

sería empresaria, tendría experiencias,

conocería a mucha gente de muchos sitios",

y esto me impactó mucho.

Esta niña me estaba diciendo que si no fuera mujer, viviría.

Por tanto, sentía que había muerto.

El patriarcado es un demonio muy nocivo,

y este demonio tiene hijos y estos hijos

uno de ellos serían los matrimonios tempranos

y otro los embarazos tempranos.

Es un pulpo que tiene tentáculos

que nos agarra el corazón y el estómago y nos lo oprime;

es mucho más peligroso que el patriarcado anterior

porque no estamos entrenados para detectarlo.

En los últimos meses he visitado más de diez institutos en Madrid

y lo primero que me he encontrado es número de chicas gitanas

en tercero y cuarto de la ESO en aulas normales, cero.

Cero.

Me parece una situación de violencia de género,

y luego, de las chicas que abandonan,

muchas lo hacen porque se han casado o porque están embarazadas.

Que no veamos todo ese peso de la opresión,

que no veamos la violencia ejercida sobre las mujeres gitanas jóvenes,

no significa que no suframos las consecuencias

y ésta es la consecuencia.

Que a las mujeres gitanas jóvenes nos roban los sueños.

El demonio del patriarcado hace que las mujeres gitanas

perdamos nuestros sueños.

Tengo un niño de 15 años, he sido madre muy joven,

no me ha dado tiempo a estudiar y ahora la verdad

es que estoy muy interesada en estudiar,

en aprender lo que dejé atrás.

Terminé en segundo de la ESO y con muy buenas notas,

y era una cosa que a mí me gustaba y me llenaba.

Para ser candidata,

tienes que tener tu currículum aquí dentro.

Primero tenemos que elaborar el currículum.

Nos sentimos realizadas, sabemos que podemos hacer cosas,

que somos como cualquier persona y sabemos que podemos hacerlo.

Escuchad un momento.

Vamos a abrir el correo electrónico para ver lo del currículum.

Vamos abriéndolo.

Tener correo electrónico, ver cosas que no habíamos visto.

Estábamos como un poco atrás, chapadas a la antigua

y hemos descubierto un mundo nuevo.

Esos tabúes que hay, una vez que los conoces,

se rompe todo, se caen esos tabúes, esos miedos

y es lo que les está pasando a ellas,

han cogiendo unas herramientas de trabajo,

que ya no hay quien pueda con ellas.

Van a ser el futuro de la comunidad gitana.

Música flamenca.

A nosotras nos habían puesto un molde,

y nosotras al entrar en estos cursillos

hemos salido del molde y hemos descubierto que además

de ser una buena esposa, una buena madre,

también podemos ser unas buenas trabajadoras

y depender de nosotras, de nuestro trabajo,

de nuestro sueldo.

Todas, estamos muy orgullosas de lo que somos, de ser gitanas,

pero eso no impide formarte nada tiene que ver

una cosa con otra.

Sin miedo, sin límites, sin barreras,

las barreras las ponemos nosotros.

Tenemos que construir una sociedad de personas valientes

dispuestas a asumir el reto del tiempo

que les ha tocado vivir.

La educación es fundamental dentro de la cultura

del pueblo gitano, y eso es lo que nos llevará

a crear líderes que sean interlocutores

para conseguir objetivos reales.

(Palmas).

(Música flamenca)

La palabra arte en este barrio lo dice todo.

Tener una escuela es una forma de canalizar ese arte

y esto además de arte es una escuela de aprendizaje en valores.

Nosotros pretendemos que los niños aprendan disciplina,

compañerismo, aprenden a cantar en público, aprenden a expresarse

sobre todo autoestima.

La que es paya es paya y la que es gitana es gitana,

sin razas, siempre partiendo de que somos todos iguales,

de que tenemos todos un mismo corazón,

y que no hay excepción de personas.

Y yo veo el flamenco que es todo alma,

derramar tu alma,

expresar lo que hoy sientes bailando, lo que sientes en tu cuerpo,

lo que traes de tu cas, estas niñas, por ejemplo,

que traen problemas, que ven cosas en sus casas

que a lo mejor no son agradables, y es bueno traerlas aquí,

desconectar un poco, llevarlas a la alegría,

sobre todo a la alegría.

Bueno, ya os he dicho más de una vez que la guitarra es muy difícil.

Teneros aquí es un placer, porque veo que os llega al alma,

y eso me llena de satisfacción.

La clase de hoy la vamos a dar de ritmo,

parando y manteniendo el silencio,

para que os acostumbréis a que el silencio también se mide.

El silencio es música.

La satisfacción es verlos a ellos, y hacerlos felices,

que es el propósito de la escuela.

Y que el día de mañana puedan ser algo en la vida

y se puedan dedicar a lo que ellos

verdaderamente sientan y quieran ser.

Vivo en las Ochocientas y me gusta mucho venir aquí

porque aprendo la guitarra y me llamo Luis.

Yo me llamo Pepe, vengo a la escuela a aprender a tocar el cajón

y la guitarra con mi tío Emilio y me encanta venir aquí.

Estoy aquí porque aprendo mucho y me encanta estar

con mi tío Emilio.

Hola, me llamo David,

me gusta venir aquí porque aprendo mucho.

Voy muy avanzado gracias a mi tío Emilio,

que es un fenómeno.

Al final se trata de educar a los niños,

que se valoren a sí mismos

y se respeten.

Una simple palabra de darse las gracias, mira qué fácil es,

un por favor.

El cambio lo hemos visto grandísimo en los niños

a nivel personal y musical.

Que los niños vean en ti lo que tú eres

y cómo se debe tratar a los demás,

con respeto, con admiración,

con mucho cariño y con amor.

Hola, me llamo José Ángel y mi nombre artístico es Popo.

Me llamo Natalia y mi nombre artístico es Cebollita

y vengo aquí porque aprendo mucho a cantar flamenco.

(Cantan flamenco)

Qué es aquello que reluce encima de la montaña

que son los ojitos de mi mama,

que son los ojitos de mi papa,

que a su casita me llaman.

Dentro de unos años, 10, 12, 15,

oiremos que hay artistas de nueva generación, entre ellos,

y creo que no me equivoco,

saldrán algunos del barrio de las Tres Mil y de nuestra escuela.

Si tú te fueras, lloraría.

Si tú te fueras, lloraría.

Si tú te fueras...lloraría.

Si tú no me quieres, yo a ti tampoco.

Me sabe a poco me sabe a poco

si no me quieres yo a ti tampoco.

Ellos son orgullosos de su raza y a mí me parece una maravilla

que lo sientan así, pero eso no significa

que no quieran alcanzar otras metas que no sólo tienen los gitanos,

sino que también tienen los payos,

como por ejemplo una carrera universitaria.

Hay muchas niñas en el instituto que han terminado el bachiller

y vienen aquí a la escuela contándonos esa proeza,

que lo han terminado.

A esta hora exactamente,

hay un niño en la calle.

Hay un niño en la calle.

La realidad socio cultural y económica que rodea

a las familias y alumnos del colegio Andalucía

es una realidad dura.

Estamos hablando de familias, de personas,

que viven o en riesgo de exclusión social

o directamente ya en la exclusión social.

Es honra de los hombres proteger lo que crece

y evitar que la infancia esté por las calles.

Evitar que naufrague su corazón de barco.

Increíble aventura de pan y chocolate.

Nuestros niños son niños nuestras niñas son niñas,

y tienen derecho a vivir una infancia por muy duras que sean

las condiciones que lo rodean fuera.

Porque de nada vale

si hay un niño en la calle.

El Polígono Sur tiene muy mala fama, lo negativo suena mucho,

y todo el mundo llega aquí con esos miedos,

esos prejuicios y esos estereotipos

y las familias también tienen sus estereotipos

hacia nosotros los maestros que venimos aquí

pero que a lo mejor sus niños no nos importa.

Pintando nuestros muros.

La puerta que decoramos y ha quedado tan bonita, ¿verdad?

que vinieron a ayudarnos.

Construir juntos, enseñar juntos

el trabajar codo a codo,

hablar desde la igualdad, desde el respeto,

desde la acogida, la cercanía, el afecto,

nos ha permitido ir transformado el colegio.

Mi sueño es que pintáramos la cancela de dentro

con algo que llene, maestra.

Me gustaría que hiciéramos más actividades de las que hacemos

para pasarlo mucho mejor.

El fin de los sueños es hacerlos realidad,

aparte de lo bonito que es expresarlos

y ponerlos en común,

es que queremos hacerlos realidad,

porque creemos que los sueños se consiguen.

Que no digan, yo soy un niño de Polígono Sur

y además soy gitano,

y ya tengo que dedicarme a la venta ambulante,

a la chatarra.

No, dedícate a lo que quieras, a lo que te haga feliz,

pero que hayas tenido las puertas abiertas

y la oportunidad de formarte para elegir.

¡Basta, basta!

Se acabaron los gritos.

¡Se acabaron los remilgos!

Cada cosa por su nombre y cada cual con su cruz

porque ya nunca nadie más decidirá por mí.

El grupo de teatro básicamente es eso,

es un sueño que tuvieron hace ya muchos años

un grupo de chicos y que tras mucho luchar

y tras mucho perseguir ese sueño se ha ido haciendo realidad.

Los Shespirs es una compañía de teatro que nació en Polígono Sur

como un proyecto educativo del IES Joaquín Romero Murube

y ya son 14 años que llevamos vivos, por así decirlo.

Era como una herramienta para hacer llegar

nuestro pensamiento y nuestras denuncias

a todos aquellos que nunca nos oían.

-El teatro es muy global,

es una herramienta fantástica

para trabajar la educación emocional en el aula.

El objetivo no es la representación no es el teatro como espectáculo.

Lo importante es el juego teatral, el proceso,

porque es el proceso el que sana,

es el proceso el que forma.

¿Crees?

¿De veras crees que por pegar a alguien eres más hombre?

No, no, eres un insignificante ser que cada día que pasa

se hace más mezquino, se hace más odiado,

y se hace más pequeño.

El teatro le da voz al que no la tiene

y es una oportunidad de educar, no sólo ya a los actores,

o a los alumnos, sino también al público.

Deberías saber que ese daño que haces queda impregnado en el cuerpo

hasta el punto en que la mujer deja de lado su estima,

deja de mirarse en el espejo porque no se ve.

¡Se ve fea, se ve un monstruo!

Se ve una persona que no vale para nada.

Cuando tú denuncias la situación de la mujer gitana

en un público gitano, al principio cuesta.

"Maestra, que está ahí mi papa qué va a pensar".

O cuando encima del escenario denuncias la violencia de género

cuando sabes que ahí está un papá que está haciéndolo mal

y ese papá abandona la sala, dices, "bueno, ahí está".

¡Tú, tú, que te ocultas entre las sombras!

¿Qué? ¿Te sorprendes de que esto te lo diga un hombre?

Pues en este momento, en este momento,

reniego de la condición de ser un hombre.

Los Shespirs hacen un teatro de denuncia y lo hacen de verdad,

lo que denuncian es porque lo han sufrido

alguno de sus integrantes en algún momento de su vida.

¡Que me arranquen el sexo!

¡Que me dejen ser mujer!

Y que me pinten los pechos

y un vientre repleto de placer

y que mi piel esté limpia de golpes

y de putos moratones.

Somos de la Asociación Barró y allí estudiando nos propusieron

formar parte del grupo de líderes y lideresas

contra la violencia de género.

Y la verdad es que nos llamaba mucho la atención los institutos

porque los casos más grandes donde se ve la violencia de género

es en los adolescentes.

Lo que estamos haciendo es trabajar para que por lo menos

en nuestro pueblo no se vea la violencia de género.

Yo creo que es muy importante este proyecto,

llegar a los institutos, que es donde más confusión tienen,

es la peor edad y el que tú les enseñes

que las cosas no están bien como las hacemos, es muy importante.

Para que sepan las cosas que están mal,

para que las niñas vean las cosas que no quieren en su vida

y pongan un remedio.

A lo mejor tú no lo haces,

pero imagina que se lo hacen a tu hermana, a tus hijas.

Ah, eso ya no es lo mismo, y es ahí donde les hacemos entender

que algunas de las cosas que siempre hemos visto bien

no están tan bien.

Lo que solemos hacer es reclamar sobre todo a la gente mayor.

Hay otros medios que es denunciar, pero no es el nuestro,

lo ponemos en manos de la gente mayor, de la familia,

y siempre lo arreglan.

Pero claro, tiene que haber alguien que se lo cuente.

Vosotros cuándo os pidáis,

que algún día os tendréis que pedir y casar,

¿qué pensáis vosotros de la violencia psicológica,

de los celos, que os controlen,

que os digan qué tenéis que hacer?, sobre todo las chicas.

Me parece mal,

porque te están diciendo que no salgas aquí,

porque te puede mirar alguien no sé, muchas cosas

y pueden empezar por eso

y pueden acabar golpeándote

y una persona se va haciendo más chiquitita, más chiquitita

hasta que llegue un momento que no puedas más.

Queremos dejar el mensaje de que los niños y las niñas

se conciencien de que hay más igualdad,

de que el hombre por ser hombre no es más que la mujer.

Es hombre, pero no es más que la mujer,

y las niñas que se valoren y puedan llevar

una convivencia sana.

Estos líderes gitanos hablan a los adolescentes

sobre violencia de género desde la seguridad

que les da conocer sus códigos internos,

su sistema de valores, y su lenguaje.

Son, además, referentes para la juventud gitana

porque han apostado por la formación como instrumento

para afirmar su identidad.

Los gitanos de Santa Marta saludan el comienzo

de un tiempo nuevo.

Es la noche de San Juan,

y por primera vez en la historia de este pueblo,

comparten una tradición ancestral, "la mojá de las varas",

con sus vecinos payos.

Santa Marta tiene el reconocimiento, entre todos los gitanos,

de haber convivido muchos años de una forma armoniosa, pacífica

y sobre todo, enriquecedora.

Estamos hablando que están afincados desde 1700.

Son esos gitanos que cuando las pragmáticas dijeron

los castigos a los gitanos,

esos gitanos no huyeron, dijeron: "yo me quedo aquí"

yo tengo mi profesión que somos herreros, somos tratantes

y tuvieron la dignidad de quedarse en el pueblo.

Cantan a la vida, como hicieron durante siglos sus antepasados.

En una noche que significa decir adiós al pasado

y apostar con alegría por el futuro.

A mojar la vara, llenaros los bolsillos de agua.

El pelo para que crezca.

Tomarlo con júbilo, con alegría, porque esto es una fiesta.

La mojá de la vara es una tradición gitana,

de hace muchísimos años en la noche de San Juan,

una noche mágica para nosotros, mojar nuestros bastones,

que con ellos se trataba al ganado, y en el pilar,

que es donde bebían las bestias, pues, mojar la vara

y esperar un año nuevo

con prosperidad, con salud y con dinero.

Música flamenca.

Nuestra cultura tiene mucho que decir para una sociedad

que está un poco perdida, sin saber por dónde va.

Sabemos vivir un poco mejor sin los afanes de cada día

del dinero, de la economía, de la macroeconomía

y de estas cosas.

Hay una base,

una esencia fundamental que es el vivir el presente

el vivir cada día.

Hoy es el día más feliz de nuestra vida.

Subtitulación realizada por Paloma Masa Barroso.

  • Gitanos, aquí y ahora

Crónicas - Gitanos, aquí y ahora

07 ene 2016

Los gitanos españoles son, desde la Constitución de 1978, ciudadanos de pleno derecho. Nuestro país es un modelo para Europa en el abordaje de la "cuestión gitana". Sin embargo, tras casi cuarenta años de democracia no se ha conseguido acabar con la desigualdad, la incomprensión mutua y, en el peor de los casos, el racismo.
Un equipo de Crónicas ha estado con algunos de los gitanos más invisibles, maestros, mediadores sociales, activistas por los derechos humanos, realizadores audiovisuales o músicos, quienes hablan de su presente, su "aquí y ahora". Analizan, también, desde distintos puntos de vista, cuestiones tan importantes como la educación. Explican por qué casi tres de cada diez jóvenes gitanos abandonan los estudios antes de acabar la secundaria.
Los protagonistas de este reportaje, abordan el papel de la mujer gitana y el cambio que las más jóvenes están propiciando dentro de su comunidad. Asimismo, comentan como los estereotipos han desvirtuado la imagen de los gitanos situándolos entre la marginalidad y el folklore; y de la existencia de guetos donde el racismo antigitano impregna sus vidas.
Los gitanos españoles habitan en nuestro mismo suelo desde hace seiscientos años; son la minoría étnica más importante, compartimos con ellos historia y cultura, pero siguen siendo los grandes desconocidos.

ver más sobre "Crónicas - Gitanos, aquí y ahora" ver menos sobre "Crónicas - Gitanos, aquí y ahora"
Programas completos (194)
Clips

Los últimos 765 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios