www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3801203
Para todos los públicos Crónicas - Circo, aún más difícil todavía - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

OFF: Detrás de esta imagen de cara blanca,

tierno y que transmite al público

y que la gente ve al día a día en las funciones,

pues en realidad hay un hombre que tiene inquietudes,

que no es solamente el payaso que nosotros vemos.

Hemos vivido desde huracanes,

de estar todos refugiados en un refugio,

durante tres días porque había un huracán.

La vida de una persona de circo

es de lo más normal que te puedes imaginar,

o sea, no somos ni gente que comemos de maneras extrañas,

ni nos duchamos en el rio, como muchas..., no.

Yo tengo vértigo, tengo mucho vértigo,

y sin embargo, a la hora de la función,

cuando esta la música, cuando están las luces,

cuando está el público,

ya me puede subir a diez metros que no, no me doy cuenta de nada.

-En cinco minutos de actuación hay igual meses, años de esfuerzo,

de dolor, de... eso es lo que la gente no ve,

pero de alguna manera lo transmites

porque le das una felicidad a la gente

durante cinco minutos de tu numero

que te compensa.

-A partir de las vallas, para mi, es mi pueblo,

es mi pequeña comunidad de vecinos, que nunca cambia.

Cambia lo del paisaje de alrededor, pero lo de adentro

y las personas que estamos dentro, somos las mismas,

entonces para mi es pues mi pueblo, mi vida, mi trabajo.

El origen del circo se remonta a la antigüedad.

Lograr el dominio del cuerpo fue su primer paso

y surgió con la preparación de los soldados para la guerra:

hacían ejercicios de acrobacia, equilibrismo, contorsionismo.

Fueron los romanos los primeros en llamarle Circo.

Ellos impulsaron el teatro, la gimnasia, la danza...

después se pierde ese interés.

En la Europa de la Edad Media recupera su lugar.

En el Renacimiento,

los artistas vuelven a tomar los pueblos y las calles

de muchos países del continente europeo.

El primer circo moderno fue inaugurado en Londres,

avanzada la mitad del siglo XVIII,

con un espectáculo de acrobacia ecuestre.

Contaba con un payaso y un grupo de músicos.

Nació así la pista circular y "el mayor espectáculo del mundo".

Pronto empezaron a moverse los circos ambulantes.

Logran audiencias de éxito, contratos a centenares de personas,

recorren miles de millas de ferrocarril.

El circo está unido al viaje.

No se entiende el uno sin el otro.

Desde las vías del tren o surcando mares,

alcanzan rincones donde ni en sueños podían imaginar un espectáculo así.

Hay imágenes de todas las épocas

que recogen el esfuerzo del montaje de la carpa,

con el que se transforma un terreno yermo

en un hábitat para la magia, la ilusión, el humor...

Contemplar el riesgo que corren los artistas despierta admiración.

Surgen los hombres bala, los domadores de fieras,

los héroes forzudos...,

desde el payaso, al funambulista;

desde el acróbata, al malabarista y el equilibrista;

y toda una serie de animales que pueblan el mundo del circo.

Avanzada la mitad del siglo XIX,

el español Circo Price instalaba su cuadra de caballos acróbatas

en el madrileño Paseo de Recoletos;

mas tarde lo trasladaron a la Plaza del Rey,

donde se convierte en un circo de referencia.

Llega la Guerra Civil y la actividad se detiene.

Un bombardeo destruye el edificio, pero... se reconstruye.

OFF: "En la madrileña plaza del Rey

estuvo instalado, hace cien años, el circo de Price ambulante.

Hoy, como ayer,

las mañanas del Price se dedican al adiestramiento de los artistas.

En el local vacío preparan nuevos ejercicios,

perfeccionan los que ya realizan

o mantienen ágiles y flexibles los músculos, la vista, el pulso,

todos los resortes que intervienen

en el complejo y paciente trabajo circense.

La diminuta artista va aprendiendo el secreto del salto.

El viejo maquinista Mario guarda como un tesoro

el álbum con las efigies de los famosos artistas

que desfilaron por el Price en el curso de cien años,

y la fachada del circo primitivo con Wiliam Paris.

En él figuran los trapecistas del triple mortal,

los inolvidables Codonas.

Bukin Aito con su familia.

El famosísimo Grock y el as del alambre Robledillo.

Un programa de hace cien años.

Atilina, la funámbula de la familia Segura,

apellido de rancio abolengo en los anales circenses,

sobrina de la gran trapecista Pinito del Oro,

domina con la máxima armonía y precisión el paso del alambre

y la danza sobre el reversible hilo de acero.

Atilina ha trabajado, a pesar de su juventud,

en los más famosos circos del mundo,

donde se aprecia la dificultad y el mérito de estos ejercicios.

Los Mariolex, en una exhibición de malabares con mazas,

lucen un magnifico estilo

que recuerda el de los grandes maestros del género,

como por ejemplo, los Tangolis, españoles también,

hijos de los payasos Rico y Alex.

Así, con este desfile de grandes artistas españoles,

ha conmemorado su centenario el viejo circo de Price madrileño.

Uno de los pocos del mundo que ostenta tan gloriosa edad".

Sesenta años después, el circo ha cambiado.

Se ha adaptado a los nuevos tiempos, pero conserva su ingenio clásico.

Hoy incluso,

se pueden ver aquellos viejos carromatos de entonces,

atravesando autovías y carreteras.

Es el Circo Raluy Legacy, un museo andante.

Este es uno de sus valores más preciados:

sus antiguas caravanas

que han rescatado por todos los rincones del mundo.

Mi abuelo las recogía y las restauraba

y bueno... íbamos haciendo,

pero tenemos muchas del norte de Europa también,

de Alemania, de Checoslovaquia, de Hungría, de los países nórdicos,

que ahí se solían ver bastantes, incluso de Irlanda.

Estas caravanas eran, en aquella época,

igual que los vagones antiguos de tren, tenían estas pintas.

Mucha gente, cuando ve estas caravanas, piensa:

estos son vagones de tren antiguos y decimos siempre que no,

que eran, efectivamente, caravanas de circo antiguas,

pero que tenían la misma forma que los antiguos vagones de tren

porque era, supongo, la aerodinámica de aquella época, ¿no?

Levantar la carpa requiere un gran esfuerzo

y un trabajo coordinado y costoso.

Hay que calcular el peso y ajustar todas las piezas

para que sea robusta y segura.

La seguridad es la llave que le abre todas las puertas.

Y para conseguirla se requiere fuerza bruta,

pero a la vez delicadeza.

En el circo no solo viven los artistas,

sino un gran equipo de técnicos

que realizan un gran trabajo de montaje,

para transformar un espacio dormido en un lugar vivo y único.

Es verdad que hacemos ruido cuando montamos de todo.

A veces hay edificios, apartamentos justo alrededor.

No podemos bajar los mastros a las dos de la mañana.

-Por la noche, por ejemplo, pero, la gente es curiosa.

Desde sus balcones, pues mira como montas, baja abajo,

charla con uno y..., sí, está muy bien.

-Nosotros hemos estado, ya te digo, en todo Centroamérica,

desde Argentina hasta la Patagonia,

hemos estado en todas las islas del Caribe,

desde Puerto Rico, todas las islas pequeñas,

hemos llegado hasta Islandia, todo el norte de Europa,

toda Europa Central...

Luis Raluy, don Luis, ha sido testigo de todos esos viajes.

Es el más viejo y sabio del Raluy Legacy y todos le admiran.

Ha hecho de todo en el circo y aun actúa.

Mi padre, hace ya bastantes años, tiene la enfermedad de Parkinson,

pero lo lleva muy bien y lo lleva siempre con optimismo,

nunca lo hemos visto decaído, en ese sentido, al contrario,

dice que mientras pueda, pues siempre saldrá a la pista,

y él, pues día a día, hace su esfuerzo por maquillarse,

por pintarse, por salir a trabajar.

En el circo todos tienen historias únicas,

aunque no les gusta alardear de ellas.

La esposa de don Luis fue, por ejemplo,

la secretaria del primer Club de Fans de los Beatles.

Oh... Liverpool en los años 60 era el sitio mejor que había.

Todos los grupos grandes eran de Liverpool

e íbamos de fiesta en fiesta, una marcha, de maravilla...

Luis hacia barras fijas cuando he encontrado a él,

y después hacia trapecio y un cañón humano.

Su padre inventó el doble cañón humano,

porque normalmente sale uno,

pero su padre inventó que salían dos, y él era uno de los dos que salía.

Sí, por eso ahora sufre de los discos aquí en la espalda,

ya que cuando vuelas, bajas en la red y es un golpe sabes,

y claro tiene sus años y todas estas cosas pasan factura.

Y ahora es payaso, ha hecho un poco de todo.

De países y culturas diferentes,

la gente del circo convive

dando una lección de tolerancia permanente.

Además, casi todos saben hablar varios idiomas.

Perfectamente no hablo ninguno,

pero que me apaño en los países que voy,

entre idiomas y dialectos, hablo como nueve,

y bueno..., mi estilo de payaso es más, como decir, no hablo mucho.

Fue una buena manera de adaptarme, no hablar,

y entonces claro, opto por mas comedia,

como se dice, física, ¿no?

Emili, ¿quieres un te? -Sí.

-Vale, pues ven porque ya lo tengo hecho.

-Que maja, que me haces un te por la mañana.

-Sí, de hermana mayor súper.

¿Qué tal con el chaval del circo?

-Bien, ¿es majo?, muy majo. -¿Sí?

Y a ti, ¿te gusta esta vida o te gustaría cambiarla en un futuro?

-Nunca me lo he planteado, pero no, me gusta esta vida,

tampoco conocemos otra cosa y me gusta.

¿A ti? -Yo no la dejaría por nada,

yo creo que, al final, la echaría de menos,

estaría claustrofóbica en un piso o en un sitio,

sin la familia que, al final, la echaría de menos, sin trabajar...

-Bueno trabajarías en algo, ¿no? -¿En qué?

No sé, no creo..., no me veo haciendo otra cosa.

Ah..., te quería hablar.

Ayer en la función... -Vale.

-Cuando subes con los patines,

casi me das en la cara con un patín,

porque pones la pierna, en vez de ponerla aquí,

me das casi en la cara. -Parece, pero no.

-Vale, pues no me asustes

porque si yo hago la reacción de ir para atrás,

nos vamos a caer y entonces, ahí sí que hay un problema gordo.

-Pues aguanta y no me sueltes ni nada.

-Ya, pero hay que ensayarlo esto hoy porque no me siento bien

y me siento que me voy a tirar muy para atrás

y al final vamos a acabar cayéndonos.

-Cuando yo veo a mis hijas actuar, es un orgullo de madre, claro,

porque las actuaciones que hacen son muy buenas en lo que hacen, ¿no?

y hacen actuaciones muy arriesgadas

sobre todo la que están haciendo este año en patines.

Es un riesgo controlado, dentro de lo que cabe,

porque lo han ensayado mucho tiempo.

Han estado horas y horas y meses y años ensayándolo

y es un riesgo controlado, pero no deja de ser un riesgo.

El ensayo se desarrolla por la mañana.

Siempre hay actividad en el circo.

Mantener los músculos en forma

requiere una disciplina de ejercicios diaria.

El trabajo en equipo forma parte de la convivencia.

Por la tarde será la función.

No hay que confiarse, hay que seguir practicando.

Las notas del acordeón se cuelan por todos los rincones.

Luci es de Francia.

Es su primer contrato profesional, pero como trapecista.

En realidad ella hace un número con Lea de cuadrante aéreo.

Su función es recoger desde el columpio a la artista

que hace los giros y piruetas en el aire.

Un número que requiere seguridad y confianza.

No es bueno que yo muestre mis dudas,

porque si yo le transmito que no estoy segura,

si ella eso lo nota, al principio va a perder la confianza,

y el numero no sale.

Tenemos confianza,

yo en lo que ella va a hacer y ella confianza en mi.

Son momentos invisibles para el gran público,

detrás de las bambalinas.

En unas horas, Louisa Raluy estará trabajando en el cielo de la carpa,

jugándose la vida,

haciendo contener la respiración a todos...

Pero, ahora es un momento familiar, está con sus sobrinos,

ocupada, cortando y cosiendo unas cortinas para su casa-caravana.

Pues la vida de una persona de circo

es de lo más normal que te puedes imaginar.

O sea, no somos ni gente que comemos de maneras extrañas,

ni nos duchamos en el rio, como mucha gente... No.

Cada uno tiene su casita, su caravana, mas pequeña,

es como un pequeño apartamento cada uno...

Y luego, a la hora del espectáculo,

pues nos arreglamos, hacemos nuestra actuación

y luego, pues no se, miramos la tele,

y bueno..., lo mas normal del mundo, ¿no?

Entre los pasillos que quedan entre carpa y carromatos,

transcurre la vida sencilla y cotidiana.

Asomarse a ella es un regalo sorprendente.

A partir de las vallas, para mi, es mi pueblo,

es mi pequeña comunidad de vecinos, que nunca cambia.

Cambia el paisaje de alrededor,

pero lo de adentro y las personas que estamos dentro, somos las mismas.

Entonces, para mi es mi pueblo, mi vida, mi trabajo,

y si que salgo a veces, pues nos vamos de vacaciones,

o salimos de fiesta o a tomar algo con los amigos,

pero vuelves a tu ciudad, a tu pueblo, es lo mismo.

-Nosotros, cuando trabajamos es como cada vez enamorarse,

aunque hayamos discutido justo antes, (Ríen).

Ahí es como... ¡ay! nos derretimos otra vez

y ya cuando salimos del numero, ya se arregló todo.

Tenemos dos hijos;

de 8 años, Benicio y Charmele, de 7;

y que acaban de empezar en la pista, haciendo algo pequeño para empezar,

para acostumbrarse a la pista,

mientras van ensayando para hacer un número solos mas tarde.

La vida en el circo para nosotros es algo natural, normal,

porque es de toda la vida que estamos en el circo.

Yo soy la cuarta generación.

El circo Raluy lo empezó mi abuelo,

y después lo siguió mi padre.

Ahora lo sigo yo y seguramente, un día, mis hijos.

Entonces es de generaciones.

Entonces, es una cosa para nosotros completamente natural.

Los minutos pasan, se acerca la hora de la función.

Ya queda poco para el estreno,

y algunas mariposas vuelan en el estómago.

No pararán hasta que estén ya frente al público.

Es la vida previa alrededor de la pista.

Hay que calentar los músculos, sacar los vestidos, maquillarse.

Una ceremonia a la que Luis Raluy asiste desde hace 70 años.

Detrás de esta imagen que mi padre transmite al público,

esa imagen de cara blanca, tierno

y que la gente ve al día a día en las funciones,

pues en realidad hay un hombre que tiene inquietudes,

que no es solo el payaso que nosotros vemos.

Mi padre, por ejemplo, es un matemático y físico destacado.

Ha estado en conferencias internacionales alrededor del mundo,

de relatividad general, de gravitación...

Ha hecho varios descubrimientos científicos muy importantes

en el campo de la Física.

Ha sido siempre autodidacta, y bueno... eso era su pasión.

Por fin ha llegado la hora.

Todos a sus puestos.

Cada uno quiere ofrecer lo mejor de sí mismo

al público que va llegando.

Con risas, bromas, música, con sus mejores galas,

los vestidos más bonitos y las sonrisas más amplias.

Yo lo que hago es que el público se sienta parte del show,

no solo de cómo van al cine,

se sientan y miran la película y ya está,

que bueno que seria que si vas al cine y te sale yo que sé,

el Ryan Gosling o el Brad Pitt y te abrazan o te hacen algo no,

pues yo no soy ni Ryan Goslin ni Brad Pitt,

pero ya que los tengo aquí, puedo tirar un poquito del público.

Lo más importante es hacer reír, la salud y el dinero,

pero si haces reír, ya tienes un 50 % de tu vida,

un poco, mas arreglada, digo.

El espectáculo va a comenzar.

¿Qué tal chicos, como vais vosotros? -Bien.

-¿Con qué estás trabajando tu, con qué tema?

Este profesor, estos alumnos, este mapa, estas mesas,

podrían en apariencia pertenecer a cualquier colegio de nuestro país.

Pero no es así,

no es un aula normal y corriente.

Es, nada menos, que el colegio del circo Quirós

que está instalado en uno de sus carromatos.

Son los más madrugadores.

Cuando el circo comienza a desperezarse,

los niños ya están en plena actividad en clase.

Lo mas importante es contextualizar el aprendizaje

y hacerle ver que, realmente,

la educación es práctica para su vida,

porque van a ser empresarios,

y van a ser fontaneros, van a ser electricistas.

Entonces, intento que piensen en eso, y en formarse,

y que sean el mejor fontanero, el mejor electricista

y el mejor empresario.

Yo viajo con el circo,

vivo en una caravana

que la empresaria pone a disposición para el maestro

con ayuda de un programa itinerante de circos,

y yo viajo con ellos, lógicamente,

para poder impartir las clases a ellos.

Soy uno mas, soy un itinerante.

-El profesor para nosotros es una gran parte de la familia

porque con él pasamos la mayor parte del día.

Fuera de clase también es un gran amigo.

Ahora que sólo puede estar dos años y este ha sido su último ya,

pues, la verdad, va a ser una gran pena.

-Si que suelo emocionarme, porque los ves aquí en clase,

y son niños,

pero luego los ves en la pista,

y realmente parece que son adultos o pequeños hombrecillos

preparando su número y además que lo hacen genial,

entonces siempre me quedo con la boca abierta

y sí que es verdad qie te emociona un poquito.

Para trabajar en el circo

es imprescindible prepararse desde pequeño.

En el circo Quirós actúa esta temporada

la familia portuguesa Días

que posee el Oro en el Festival de Circo de Montecarlo.

Mi numero artístico se compone

que mis tres hermanos pequeños se suben arriba de mis pies,

se pongan duros y hagan mortales, piruetas y triples saltos mortales.

Las manos más atrás.

Las manos más atrás.

Yo tengo 16 años.

Mi hermano, el que actúa conmigo, tiene 14 y 7.

Mi padre, cuando éramos pequeños, decidió ensayar este número,

porque vio que era nuestra vida y empezó a ensayar, ensayar, ensayar,

hasta que nos salió todo y... ahora somos los mejores.

-Bueno, este ejercicio que acabáis de ver se llama telas aéreas.

Lo llevo practicando desde los 12 años,

prácticamente seis, ahora tengo 18.

Este ejercicio, este número, requiere mucha fuerza, rapidez,

y mucha flexibilidad en el cuerpo.

-Los niños que saltan, si supiera la gente lo que es eso...

Pero, no lo saben apreciar,

porque antes un numero de esos llenaba usted el circo,

porque la gente yo que se lo cogía de una manera que decía:

Dios mío lo que hacen, pero si eso es imposible.

Yo hacía trapecio,

yo hacía anillas,

yo he hecho... esto se va a ir,

yo he hecho el Cristo en anillas,

yo he hecho, sabe usted, equilibrio,

con dos manos a 9 metros de altura con unas sillas y unas escaleras.

Lo nuevo y lo clásico.

El circo incorpora a su espectáculo también la tecnología más actual.

Estefanía es la mujer laser.

Yo de pequeña soñaba con tener la mesa llena de pinturas,

pero de payaso,

(ríe), esa era... mi ilusión, ser payaso.

En verdad, soy payaso más fuera que dentro de la pista,

pero sí, lo he podido hacer,

he podido ser payaso y es, si te lo digo de verdad,

como yo mas he disfrutado en el circo, haciendo de payaso.

Maty, del circo Quirós,

sabe que es una profesión de mucho sacrificio.

Le viene también de familia.

Ella fue contorsionista

y trabajo con su número en los mejores circos del mundo.

Sobre todo yo echaría hincapié en tantísima gente joven

y con las ganas que se hace y con las ganas que tienen todos,

y que tienes ganas de gustar,

de que la gente te agradezca lo que estás haciendo.

Yo creo que eso se nota y se transmite al público muchísimo.

La pasión por el circo se gesta, en la mayoría de los casos,

durante la infancia.

Tengo la enorme suerte de vivir con Dumba,

de hecho, yo me he criado con elefantes.

Tengo 60 años y llevo los 60 años con elefantes

y Dumba es como nuestra hija.

Su padre adiestraba a estos curiosos animales

que tienen tres parpados y pueden cerrar los oídos.

A ella la mandaron a estudiar, durante un tiempo, fuera del circo

para que conociera otra realidad.

Pero, lo único que deseaba era volver junto a los elefantes.

Yo creo que la gente que ha elegido trabajar con animales

lo hacen por amor,

porque no se van a hacer ricos,

van a ser los primeros en levantarse por la mañana,

no hay día libre, no se puede ir de vacaciones,

es la vida que hemos elegido y es lo nuestro.

Yo llevo toda la vida trabajando con elefantes,

y no me imagino haciendo otra cosa.

Ahora trabaja en el circo Quirós.

Actúa con Dumba, una elefanta asiática de 38 años.

Quien quiere el bienestar de los animales,

en primer lugar, somos nosotros.

Lo que yo no llego a comprender ni a aceptar

es esa especie de fanatismo que hay ahora

con ciertos grupos de animalistas y eso es una cosa muy peligrosa.

Pero, yo creo que la gente necesita tener libertad de decidir,

donde quieren ir, simplemente eso, que vienen a vernos.

Asegura que en los circos hoy no se maltrata a los animales

ni se les obliga a hacer nada que su propia naturaleza no permita.

Esos grupos animalistas se equivocan en muchas cosas.

Un elefante naturalmente anda, corre, se pone de pie,

si quiere llegar a unas frutas suculentas

o unas hojas con altura, se pone a dos patas,

se tumba para dormir.

Ella duerme tumbada y ronca

y llevan cosas en la trompa.

Todo lo que hace es lo que ella podía hacer en la naturaleza.

Es cierto que antiguamente, los animales en el circo,

en los años 20 y 40 hicieron más cosas,

pero yo creo que ya, ya no hay nadie que hace eso.

La presencia de animales en los circos

plantea argumentos a favor y en contra.

Y se extiende también a los espectáculos en los zoológicos

Los empresarios de los circos creen

que en Europa se ejerce más presión sobre ellos

que sobre los zoológicos.

Pues, el año pasado teníamos dos familias,

una que tenia osos y leones marinos,

y otra que traía elefantes y tigres,

y les hemos tenido que...,

vamos esta vez no han podido quedarse la temporada entera

porque realmente nos están poniendo muchas pegas

en todos los ayuntamientos.

El conflicto se genera

con los animales salvajes o exóticos:

leones, tigres, elefantes...

Otros, como los caballos,

no están en discusión, por el momento.

No entiendo el por qué, si tu tratas bien a ese animal

y tu lo tratas como un artista, porque en realidad son unos artistas,

por qué hay gente que no quiere, y tratan de...,

lo malo es que tratan de cambiar todo

lo que en realidad es el circo y la esencia del circo,

que no es así.

No todo el mundo tratamos a los animales mal,

por supuesto que no.

-Yo soy domador, es mi trabajo,

entonces, primero yo pienso que no me pueden prohibir trabajar,

yo tengo que hacer mi trabajo, claro,

yo otra cosa no sé hacer,

entonces lo que sí que veo muy bien es que hagan una regulación.

El debate está abierto.

Los que defienden la salida de los animales de los circos

aseguran que debe primar el bienestar animal.

Nuestra Fundación no pone en duda la buena intención de los circos,

de hecho, creemos que quieren a sus animales,

pero a veces, con querer no es suficiente,

hay otros muchos factores que se tienen que tener en cuenta

para darle una buena vida a un animal, a una persona,

dígase a un ser vivo, ¿no?

-La Federación de Veterinarios Europea,

que representa a todo el mundo científico veterinario

y en el caso español,

a todos los colegios oficiales de veterinarios de España,

realizó unas declaraciones en las cuales indicaba claramente

que la protección de los animales, la sanidad y la seguridad,

en el caso de animales salvajes en circos en itinerancia,

es imposible de garantizar.

Y eso lo está diciendo el científico, no lo estoy diciendo yo,

ni lo está diciendo el circo.

Lo está diciendo el veterinario.

¿Qué ocurre?, que claro,

un legislador, si quiere sacar adelante

una propuesta legislativa de este estilo,

lo que no va a poder contar es con el apoyo científico,

porque el científico ya lo ha dejado claro:

conmigo no cuentes porque esto es imposible.

-A los animales hay que tratarlos en condiciones.

Nosotros somos, nos gusta que haya animales en el circo,

y queremos que los haya, pero siempre, siempre y cuando,

se traten como es debido.

Tiene que haber unas directrices

que de verdad marquen como se tiene que viajar,

como se tienen que llevar esos animales,

pero claras, no que queden confusas, porque unos dicen que si que valen,

otro que no valen,

entonces eso tiene que estar organizado.

-Si la ley se aplicase en todos los colectivos de animales,

como nos quieren aplicar a nosotros,

pues es que...

los caballos de la Policía Municipal expuestos al sol,

no podrían existir,

y esos fíjese si usted empieza a revisar

si tienen la certificación del cuidador

en la conducción y el transporte,

si esos transportes están habilitados para animales vivos,

sus tiempos de trabajo y exposición,

pues cuando hay una manifestación,

los caballos están el tiempo que haga falta

y los meten en los camiones cuando sea y tal.

Que quiero decir, que siendo, que cogiéndosela con papel de fumar,

no habría animal en exhibición pública.

La Fundación APP Primadomus

tiene un centro de referencia internacional

para el rescate y rehabilitación de animales exóticos,

en Villena, Alicante.

Están especializados en primates y felinos.

La mayoría de los animales que tenemos ahora mismo,

provienen del mascotismo,

que aunque parezca un poco extraño,

todavía hay gente en España y en otros países de Europa

que tiene grandes felinos como mascotas

y sobre todo del mundo del espectáculo.

Animales que provienen de circo,

que o por falta de documentación

o por las condiciones en los que los tenían,

en el que su bienestar estaba totalmente comprometido,

se ha procedido a confiscarlos y nos lo han traído a nosotros.

-Vemos como los animales llegan en unas condiciones muy malas,

físicas, pero también muy tristes.

Vemos animales que se pueden autolesionar.

Animales que no entienden que son primates,

y pues bien, al final, cuando creamos grupos estables,

grupos que podemos reubicar, pues es una gran satisfacción.

Yo creo que la sociedad está cambiando,

hay un clamor social que está reclamando que no se usen, ¿no?,

de hecho hay muchísimos municipios que ya lo han prohibido.

Hay una tendencia legislativa muy clara en Europa,

con muchos países que ya lo han prohibido y también en España.

Casos como Cataluña y también en la Comunidad Valenciana

con lo cual yo creo que es al final hacia dónde vamos a ir.

En pleno proceso de reflexión,

el Circo se rige aun por el lema del "Más difícil todavía",

espectáculo visual que muestra siempre una sonrisa

y todo para crear emociones en el espectador.

(Risas).

(Aplausos).

Subtítulos realizados por Chus Suárez Liaño.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Circo, aún más difícil todavía

Crónicas - Circo, aún más difícil todavía

14 nov 2016

Cerca de 350 municipios de nuestro país han decidido no autorizar en su territorio circos con animales, autonomías como Cataluña y la Comunidad Valenciana han aprobado leyes que los prohíben.
En medio del debate, las familias del circo reivindican su derecho a exhibir los animales, si se asegura que están tratados en las condiciones idóneas.
ver más sobre "Crónicas - Circo, aún más difícil todavía" ver menos sobre "Crónicas - Circo, aún más difícil todavía"
Programas completos (192)
Clips

Los últimos 754 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos