www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4594419
Para todos los públicos Crónicas - Bajo el ojo del dron - ver ahora
Transcripción completa

Llevan décadas surcando los cielos,

aunque no siempre los vemos.

Nos han mostrado las imágenes más bellas

y las más crueles

hemos visto como nunca antes los estragos de las guerras,

las entrañas del infierno.

Ellos mismo pueden ser armas mortíferas,

instrumentos de la destrucción y el miedo.

Los drones, igual que otros inventos,

nacieron como herramientas militares.

El desarrollo real de los sistemas no tripulados

empieza a partir de los años 70, más o menos.

En la Guerra de Vietnam podría ser

la primera guerra en la que se realiza un uso realmente masivo.

Pero como otros inventos de origen militar,

sus aplicaciones civiles están abriendo una nueva era.

Los drones localizan personas, descubren plagas,

optimizan cultivos, vigilan, inspeccionan instalaciones

cada día descubrimos nuevos usos

y seguro que hay otros que aún, ni sospechamos.

Las capacidades son extraordinarias, son extraordinarias,

tanto en un terreno, en el terreno civil,

como en el terreno también de la defensa, son extraordinarias.

Es impresionante cómo han evolucionado los drones recreativos

en los últimos años,

consiguiendo drones por 45 euros, como este,

con carcasas que hacen que sea prácticamente imposible romperlos,

o drones tan chiquititos como este que llevan sistemas de wifi

que le permiten ver el video en tiempo real al usuario

y volar increíblemente bien,

y podríamos utilizar incluso estas gafas de realidad virtual

que vienen incluidas en este microdrón

para poder ver el vídeo como si estuviéramos dentro del dron.

Es algo impresionante por 89 euros.

En el mundo civil la mayor parte en estos momentos,

la inmensa mayoría de los UAS, de los drones,

son para uso recreativo.

Probablemente el 80 o el 90% del mercado en unidades

es recreativo.

Sin embargo en el futuro es previsible que ocurra lo contrario,

normalmente se espera que lo del uso recreativo

se queda más o menos en los volúmenes actuales,

pero sin embargo el uso profesional para,

como digo para obtener información, inicialmente,

y en el futuro para el transporte de mercancías,

y más en el futuro para transporte de pasajeros,

cada vez va a ser más importante.

El fabricante chino DJI es líder mundial en el mercado de drones.

Más del 80% de los aparatos que se venden llevan su marca.

Producen desde sofisticados juguetes por 500 euros

a máquinas de extraordinaria precisión que superan los 35.000.

Este equipo lleva dos cámaras, una es térmica,

se utiliza para rescate, localización de personas perdidas

o incluso para el tema de fotogrametría

o agricultura de precisión.

Y otra es una cámara con un zoom de 30 X.

Con esta cámara lógicamente podemos ver una fisura en una pared

a una distancia superior al kilómetro.

Vale para las inspecciones verticales

y tiene una autonomía de unos 30 minutos.

Los conocemos como Drones,

pero técnicamente se denominan UAS

-siglas en inglés de sistema aéreo no tripulado-,

o RPAS que alude a su capacidad de pilotaje remoto.

Es una tecnología que integra 3 elementos:

el aparato volador, los enlaces de comunicación y control

y lo que se denomina carga de pago, es decir,

los sensores o cámaras para realizar las operaciones que se determinen.

Esos sensores que, entre otras cosas,

nos han mostrado una visión diferente del mundo.

Cristóbal Serrano es un empresario de éxito

y un apasionado de la fotografía.

Acumula más de 200 galardones,

Ha colgado obras en el Museo Smitsonian de Washington

o en el de Historia Natural de Londres.

Siempre le atrajo la fotografía aérea.

Hace 4 años comenzó a incorporar drones a su trabajo,

a medida que los equipos adquirían la calidad que requería.

Normalmente la gente cuando fotografía naturaleza

busca un documento, un documento gráfico,

yo siempre estoy en busca de ese punto más artístico.

Ese punto de vista en donde la foto es única,

el momento es único, la luz es única

y todo es especial.

Ahora realmente se nos permite poder hacer fotos

en lugares inaccesibles con drones que realmente podemos transportar.

Hay una portabilidad que es muy importante,

hay una autonomía que es muy importante

y hay una calidad que cumple unos estándares.

Es la estética lo que yo busco,

un impacto visual en donde muchas veces el dron

nos puede aportar ese extra que de otra manera

a lo mejor se nos sería más monótono,

pues sobre todo por una toma que es cenital

y que no estamos tan acostumbrados a ver.

Muchas veces uno viene con unas imágenes

que jamás antes ha podido soñar,

precisamente porque la naturaleza siempre sorprende.

A finales de 2017 se aprobó la normativa

que regula el uso de drones en España en el ámbito civil.

Cualquiera puede volar un dron con fines recreativos,

pero si pesa más de 250 gramos y supera los 20 metros de altitud,

deberá respetar algunas condiciones.

Debe hacerlo siempre de día, en condiciones meteorológicas visuales,

fuera de cualquier zona donde haya aglomeración de edificios,

en lugares habitados, en ciudades,

y además tampoco debe hacerlo donde haya reuniones de personas

aunque sea al aire libre.

Además si el dron pesa menos de 2 kilos

y no supera los 50 metros de altitud,

también se pueden realizar vuelos nocturnos.

En ningún caso se puede volar a menos de 8 kilómetros

de un aeropuerto o aeródromo.

Otra cosa es el uso de drones con fines profesionales,

en ese caso es preciso estar habilitado

por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea,

cubierto por un seguro de responsabilidad civil,

presentar un certificado médico aeronáutico

y, claro, acreditar una formación en el manejo de drones.

Para volar un dron hace falta un certificado

de conocimientos teóricos

y un certificado de conocimientos prácticos.

En el certificado de conocimientos teóricos

nos vamos a ir para drones de hasta 25 kilos

y la parte práctica será sobre aquel dron que queramos volar.

En la parte teórica tenemos dos vertientes,

podemos ser pilotos para volar en línea de visión,

que es el curso básico,

o podemos tener el curso avanzado

que es para volar fuera de la línea de visión.

El curso básico son 50 horas teóricas

y el avanzado es simplemente un suplemento de 10 horas

para completar la formación, más un curso de radiotelefonía,

para poder conversar y comunicar nuestra posición

con distintas aeronaves.

Vamos a estar practicando la maniobra de aterrizaje y despegue.

Como ves, tenemos hoy una cantidad de viento

que estamos justamente casi al límite de lo que nos permite la normativa.

Tras algunas sesiones de simulador,

se realizan prácticas en el campo de vuelo.

Su duración dependerá de la capacidad del alumno

para superar las maniobras requeridas por la normativa.

Las prácticas se tienen que adaptar al tipo de aparato

que manejará el alumno.

Los certificados que podemos emitir son,

en función del número de motores, si son multirrotores,

si son ala fija, si son helicópteros,

y sobre todo dependiendo del rango de peso,

es decir, de 0 a 5 kilos, de 5 a 15 kilos

o de 15 a 25 kilos.

Aquel piloto que se haga un curso en un cuatricóptero

no podrá volar un dron de mayor tamaño

ni de mayor envergadura.

Solamente podrá volar aquel dron en el cual haya realizado el curso

o similares,

considerándose similares

aquellos que tienen misma configuración de motores,

mismo rango de peso y mismos sistemas de vuelo.

El alumno deberá superar un examen que acredite su preparación.

El precio del curso básico está en unos 800 euros,

y puede alcanzar los 5.000

para pilotar los aparatos más complejos, de mayor peso.

En España hay cerca de 4.000 pilotos de dron.

Con la nueva normativa pueden realizarse vuelos profesionales

en muy amplias zonas, incluso, con autorización previa,

en ciudades, sobre aglomeraciones, y en horas nocturnas.

Realmente esta normativa

deja la puerta abierta prácticamente a cualquier zona,

lo que sí que existen son limitaciones de altura por ejemplo.

Una operación profesional nunca se podrá llevar a cabo

a más allá de 120 metros de altura.

El incumplimiento de la normativa

supone infringir la ley de seguridad aérea

lo que conlleva distintos tipos de sanciones.

Si es una persona particular

las sanciones van desde los 60 euros hasta los 225.000 euros,

y si es operador van desde los 4.500 euros

hasta los 4 millones y medio de euros.

Numerosas aplicaciones para dispositivos móviles

facilitan el uso de drones de forma segura.

ENAIRE, la empresa dependiente del Ministerio de Fomento

encargada de gestionar la navegación aérea en España,

ha puesto en marcha una aplicación gratuita

que permite al usuario de drones planificar los vuelos.

Ofrece información aeronáutica, condiciones atmosféricas,

áreas de vuelo restringido, avisos y alertas.

Pero para volar un dron con fines profesionales

no basta con ser piloto, hay que ser operador

o trabajar para una empresa que lo sea.

Básicamente el operador es la empresa

que pretende realizar las operaciones,

y el piloto es la persona que directamente maneja

o controla la aeronave.

La mayoría de los operadores muchas veces son unipersonales,

es decir una persona puede darse de alta como operador

y además ser piloto.

El operador siempre es el responsable final

de las operaciones y de los vuelos que se realicen.

Para poder volar el operador,

o la empresa operadora, debe presentar una comunicación previa

en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

detallando la actividad que va a desarrollar.

En España hay más de 3.000 operadores

que suman 4.500 drones de uso profesional.

Una de esas empresas de operación con drones es ADTS Group.

Preparan el vuelo de uno de sus aparatos,

un ala fija, un dron que es como un pequeño avión.

A través de software se puede comandar a la aeronave,

que haga lo que nosotros le requiramos.

Configuraríamos en este caso pista de aterrizaje,

puntos de plan de vuelo,

alturas, velocidades, un poco todo el control de la aeronave como tal.

Y tendríamos la emisora de radiocontrol

en el caso de tener que hacer algún sobrecomando

en el vuelo autónomo que realiza la aeronave.

Con ese dron lo que conseguimos es mucha más autonomía

podremos llegar a tener una hora y media

y utilizando corrientes térmicas,

el cual el dron está preparado para utilizar este tipo de corrientes,

podríamos aumentar esa autonomía hasta las 2 horas, 2 horas y media.

Puede llegar a funcionar a una distancia

de hasta unos 75 kilómetros.

Se suele utilizar para operaciones de seguridad y vigilancia,

agricultura de precisión en grandes extensiones,

y todo depende un poco del sensor que se le acople a la aeronave.

Han comenzado a vigilar las carreteras, el tráfico rodado.

Aportan inmediatez

en la movilización de medios en caso de accidente,

favorecen una mayor protección de colectivos vulnerables,

como los ciclistas,

y contribuyen a mejorar el servicio en operativos especiales de tráfico.

Cada día surgen nuevas aplicaciones.

Actualmente los drones se emplean sobre todo

como captadores de imagen para el sector audiovisual,

pero cada vez se utilizan más para otros cometidos:

búsquedas, topografía, agricultura,

inspección de infraestructuras, de instalaciones.

Dependiendo de la tarea usarán sensores térmicos,

cámaras de espectro visual, multiespectrales.

Las grandes empresas comienzan a incorporarlos

a sus procesos internos.

Tenemos nuestros pilotos de drones,

tenemos nuestros expertos para su funcionamiento.

Hace ya un tiempo que estamos utilizando

distintos tipos de drones en función de las necesidades que tenemos.

Y venimos usándola por ejemplo en el control de la redes,

y también, desde el punto de vista

de la dirección de seguridad corporativa,

en las grandes instalaciones que tenemos,

de cara a hacer rondas de vigilancia

o a hacer controles en los distintos elementos de seguridad,

para confirmar que todo está funcionando bien.

Miguel Ángel Moreno prepara un vuelo sobre una extensión de cebada

en Tarazona de La Mancha, Albacete.

Es profesor de Ingenieros Agrónomos

de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Hoy le ayudan Nayib y Amal dos estudiantes tunecinos

que hacen en España un Máster sobre desarrollo Rural

y gestión Medioambiental.

Toman la temperatura del terreno

para calibrar la cámara térmica del dron.

Desde hace 9 años Miguel Ángel

trabaja en aplicar las posibilidades de los drones a la agricultura,

en un proyecto de agricultura sostenible.

Mi proyecto en concreto consiste principalmente

en medir bien con los sensores que embarcamos con los drones,

además, lo que hacemos es, con esas imágenes que obtenemos,

vincularlos con algoritmos que nos permitan determinar

qué necesidades tiene el cultivo, tanto en fertilizantes, agua,

herbicidas y pesticidas.

Es un vuelo programado, con el recorrido,

la velocidad y la altitud fijados en el ordenador.

Si surgiera cualquier eventualidad

el aparato respondería al radiocontrol

que Miguel Ángel lleva en sus manos.

El dron puede captar imágenes con una resolución

de un centímetro cuadrado.

Normalmente utilizamos sensores térmicos

enfocados principalmente

para la determinación de estrés hídrico,

para determinar cuánta agua necesita la planta,

multiespectrales, para determinar el estado sanitario de la planta

y el estado nutricional, si necesitan más fertilizantes,

si está atacada por plagas, etc.,

y sensores convencionales,

con cámaras como las que tenemos en casa

para determinar el volumen que ocupa el cultivo,

mediante la generación de modelos 3D.

Lo llaman agricultura de precisión.

Desde el cielo se puede medir la humedad,

detectar enfermedades o plagas, fumigar ajustadamente.

Se trata de reducir costes, disminuir el impacto medioambiental,

mejorar la eficiencia de los cultivos.

Intentando mantener las mismas producciones,

pero disminuyendo en torno al 20% el consumo de agua,

25% el consumo de fertilizantes,

estas son las cifras que estamos estimando en la reducción de inputs.

Tenemos que alimentar a 9.000 millones de personas

en el año 2050,

9.000 millones con los mismos recursos que tenemos ahora mismo.

Entonces el objetivo es mantener o incrementar las producciones

minimizando los inputs, las necesidades que tiene el cultivo,

tanto de fertilizantes como de agua.

Algunas de las aplicaciones desarrolladas

en la Universidad castellano manchega

han sido incorporadas ya por empresas,

están listas para producir cosechas de manera sostenible y eficiente.

Los drones vuelan sobre los campus.

Son el centro de numerosos proyectos en la Universidad española.

En la Carlos III de Madrid,

tres estudiantes forman un equipo multidisciplinar.

Uno estudia Ingeniería Aeronáutica, otro Industrial

y el otro Telecomunicaciones.

Juntos diseñan y desarrollan un dron

capaz de localizar a montañeros o esquiadores

sepultados por aludes.

Básicamente la idea de nuestro proyecto,

es embarcar un sistema en un dron

que es capaz de detectar y localizar personas,

esquiadores, fuera de pista,

que normalmente van equipados con un sistema que emite una señal,

entonces, con este dron llegamos y detectamos esa señal

y localizamos a la persona que está enterrada debajo de la avalancha.

Aquí la clave es el tiempo.

Las estadísticas muestran que pasados unos 15 minutos

desde que la persona está enterrada por la avalancha

las probabilidades de supervivencia bajan drásticamente,

por debajo del 20%,

entonces el dron tiene que actuar rápido

y lo que estamos diseñando nosotros

es que este dron sea capaz de detectar

en un rango de 5 minutos.

Piensan ya en otras futuras aplicaciones de su dron.

Es el trabajo que culmina su Máster

en Integración de Sistemas Aeronáuticos.

Diego realiza prácticas en Airbus.

El máster universitario tiene un convenio

con el gigante aeronáutico,

abierto a la posibilidad de desarrollar proyectos conjuntos.

Es otro ejemplo de la relación universidad-empresa.

Desde hace décadas Airbus busca talento en los campus.

Y los drones están ya en el eje estratégico de la compañía.

Básicamente todo el mundo coincide que en un futuro no muy lejano

la mayor parte de las plataformas aéreas serán no tripuladas,

tanto en el campo civil como en el campo militar.

Forma parte indudablemente

de uno de los pilares fundamentales de nuestra estrategia.

Pero además de formar parte de su cartera de negocio,

Airbus ha incorporado los drones a sus procesos industriales.

En Cádiz, un dron se encarga del traslado de herramienta

entre diferentes puntos de la cadena de producción.

Hace tres años pusieron en marcha el Programa DAR,

desarrollado en sus centros de Getafe y Sevilla.

Consiste en el uso de drones, gafas de realidad aumentada

y trabajo asistido, para la inspección digital

y extraordinariamente precisa, de los aviones

que fabrica la empresa.

El primer paso sería el dron en modo automático,

parte de una posición georreferenciada,

y cubre toda la superficie del avión, hasta el mínimo centímetro,

pixel por pixel. Toda esa información, digitalizada,

corre en un software de tratamiento digital de la señal,

para diferenciar lo que es un defecto de lo que no.

Si un dron vio un defecto en el ala derecha,

con estas dos tecnología posteriormente, en varios días,

semanas, cuando se tiene que reparar, cuando tenemos el material necesario,

con la tablet podemos identificar dónde estaba el defecto.

Y con las gafas igualmente, vemos a través de ellas

la realidad aumentada virtual en el posicionamiento automático

de todos los defectos del avión.

Mediante un código de colores, el sistema permite saber

en qué fase de reparación está cada uno de los defectos detectados.

Inspecciones que antes se alargaban durante varias jornadas,

ahora... apenas duran horas.

Airbus acaba de presentar en el Salón Aeronáutico de Berlín

la maqueta a tamaño real del European MALE,

uno de los proyectos en los que participa la compañía;

un nuevo sistema aéreo no tripulado con el que Europa

pretende situarse a la vanguardia en el terreno estratégico

de los drones militares para vigilancia.

Es un programa que es desarrollado conjuntamente por cuatro naciones,

Alemania, Italia, Francia y España.

Es un aparato, digamos en un principio también

para vigilancia y reconocimiento para inteligencia,

susceptible también de proporcionar protección a aquellas tropas

o a aquellas fuerzas de superficie, desarrollando todo tipo de misiones,

misiones de paz o de mantenimiento. El European MALE reforzará

la autonomía estratégica del continente.

Junto a Airbus participan en el proyecto

otras dos compañías europeas, Dassault y Leonardo.

A mediados de la próxima década estará operativo.

Airbus trabaja también en el desarrollo

de la segunda versión del Atlante, dron español de altas prestaciones

para las Fuerzas Armadas. Muy probablemente dotará también

a la Fuerza Aérea de Colombia.

En 2006 se incorporó al Ejército

el primer dron militar hecho en España, el SIVA,

desarrollado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial,

dependiente del Ministerio de Defensa.

El Ejército de Tierra lo ha empleado para entrenamiento,

para hacer corrección del tiro artillero

y supervisión del movimiento de las tropas en campos de maniobra

de la Península.

Puede operar en pista de manera completamente automática,

tanto el carreteo, el lanzamiento aterrizaje y, por supuesto la misión,

pero también puede ser lanzado de un lanzador neumático

y recuperado con paracaídas una vez terminada la misión.

(Aquí SIVA cero, uno; solicito permiso para el despegue)

Tiene unas siete horas de autonomía y...

el techo está en unos 4000 metros sobre el nivel del mar.

Está ya ultimado un desarrollo del SIVA que se denominará MILANO.

Pero el primer dron militar español sigue operativo.

El SIVA está utilizándose ahora como avión grande;

es decir, de más de 150 kilos, en la Escuela de UAV de Matacán.

El Ejército del Aire reúne en la base aérea de Matacán,

en Salamanca, varias escuelas de formación para sus profesionales.

Desde 2012, también hay una Escuela de UAS,

de Sistemas Aéreos no Tripulados, drones.

Aquí ofrecemos formación para todos los miembros de las FAS,

ya sea de cualquiera de los tres ejércitos,

Tierra, Mar, Aire, UME y Guardia Civil también.

-Bienvenidos a la clase. Empezamos hoy con la asignatura

de Derecho Aéreo. Vamos a intentar que sea lo más amena posible,

porque es una asignatura ligeramente tediosa.

―Se ofrecen dos niveles, con dos tipos de licencia

que tenemos ahora mismo. Tipo 1, que engloba... cualquier RPAS

o UAS entre 0 y 150 kilos,;

y tipo 2, que es a partir de los 150 kilos.

Una parte importante de la formación es el trabajo...

en los simuladores de vuelo. El imponente Centro de Simuladores

de Matacán es una instalación puntera en Europa

La formación se ofrece en tándem, dos operadores

por cada puesto de simulación.

Tenemos un piloto que va a operar, va a tener controlabilidad del avión

otra persona se va a encargar de, por un lado

dar control de situación al piloto en alguna situación

y por otra manejar esa carga de pago, ese sensor, que a fin de cuentas es

de donde vamos a sacar el rendimiento del vuelo.

Siempre formamos sistemas independientes,

piloto-operador de sensores, y esos mismos pilotos

se van acoordinar con un centro de control, un centro de operaciones

y en un momento dado con otros sistemas que pueda haber

en la misma zona de trabajo.

En la planta superior, donde están los simuladores

para los aparatos más complejos, encontramos al comandante Jaime León

Es piloto de cazas del Ejército del Aire;

ahora pilotará drones.

Notifique viento en cola exterior.

La diferencia fundamental entre operar un caza y un RPA

es sobre todo el que en el RPA tienes una ausencia total de sensaciones.

La cabinas son muy parecidas. La gestión es parecida,

sin embargo, pues eso, la ausencia de sensaciones

y tal vez la...

reducción de tensión en ciertos momentos del vuelo

permite que sea un poco más llevadero.

Junto a otros compañeros ha estado en Estados Unidos

formándose para pilotar el Predator B,

un dron de gran capacidad operativa que se incorporará al Ejército

el año próximo.

Básicamente, es un avión de más capacidad, mayor tamaño,

que nos va a permitir hacer misiones de vigilancia y reconocimiento

a más altura, durante mucho más tiempo

en comparación con los... sistemas no tripulados

de pequeño peso o pequeño tamaño;

y, como he dicho, a mucha más distancia e incluso

con una operación más allá de lo que denominamos la línea visual

que es una de las limitaciones que realmente tienen...

los otros sistemas; porque nosotros vamos a operar

a través de vía satélite.

El Predator puede alcanzar 12.000 metros de altitud y superar..

las 24 horas de autonomía de vuelo, lo que le permite recorrer

grandes distancias. A diferencia de la versión norteamericana,

no llevará carga de armas.

Ahora mismo los sistemas aéreos no tripulados

de los que disponen las Fuerzas Armadas no están armados.

Se emplean principalmente, en el campo de la captación

de información, a través de sensores de imagen.

En la escuela de UAS de Matacán se ha instalado también

un poderoso simulador táctico de la Agencia Europea de Defensa,

para el ejercicio de operaciones coordinadas

entre los países integrantes. Es un simulador, novedad increíble,

porque va a estar conectado entre nueve países,

y la idea es aprender a trabajar en conjunto,

de una manera eficiente y simplificando los medios.

En el campo de vuelo de la base se prepara una operación

con uno de los aparatos de instrucción, un Raven,

un ala fija que también está operativo en otras misiones

del Ejército del Aire.

Un instructor lanza el aparato. Las rachas de viento,

en los límites permitidos para el vuelo,

dificultan la operación, pero finalmente, el piloto se hace

con el control del dron. El Raven es un avión de dos kilos;

tiene una autonomía de unos 60 minutos

y tiene un alcance de diez kilómetros Actualmente, en la escuela lo usamos

para enseñanza; dentro de la fase práctica a nuestros alumnos,

hacen cinco vuelos con el Raven. Y además, dentro del...

Ejército del Aire y del Ejército de Tierra,

están operándole en misiones reales. Con función de obtener imágenes

para inteligencia, vigilancia y reconocimiento.

Ha estado desplegado en Afganistán; ahora está desplegado en Irak.

En una rampa está preparado el lanzamiento de otro aparato,

el Tucán.

El Tucán es un avión más grande, pesa cinco kilos y medio,

tiene una autonomía de 90 minutos y un alcance de unos 20 kilómetros.

El Tucán es un dron recientemente incorporado a las Fuerzas Armadas,

dentro del programa Rapaz del Ministerio de Defensa.

El programa Rapaz es un estudio comparativo

de diferentes sistemas de aviones no tripulados

del mercado nacional, para ver cuáles de ellos

pueden complementar o encajan mejor para complementar las capacidades

de nuestras Fuerzas Armadas.

Un avión no tripulado desarrollado y fabricado íntegramente en España,

en la factoría de la empresa SCR, en San Sebastián de los Reyes.

La empresa fue fundada en 1994,

y su origen es los sistemas no tripulados para aplicaciones

dentro del sector de defensa. La aplicación inicial,

la parte de adelantos aéreos, son sistemas no tripulados

que están destinados a la formación y desarrollo de sistemas de defensa.

Veinticuatro años lleva SCR, Sistemas de Control Remoto,

fabricando aviones no tripulados. Más de 700 aparatos

han salido de sus instalaciones.

Comenzó centrando su actividad en el desarrollo de aviones blanco

para el Ministerio de Defensa, aparatos para maniobras

y entrenamiento de las Fuerzas Armadas.

En realidad un blanco es un sistema no tripulado,

es como si fuese un RPAS, pero tecnológicamente igual;

es sobre todo el servicio que se le da. Los aviones blanco

lo que intentan es simular un avión real.

Se han convertido en un referente internacional

en este tipo de tecnologías. Todo lo que es parte de desarrollo,

fabricación, integración, formación, posventa,

es un producto de tecnología española.

Actualmente forman parte del grupo Aeroespacial y Defensa,

de la multinacional Everis. Han ido diversificando su oferta;

además de aviones blanco, fabrican también blancos navales

y UAS, como el Tucán o como el Atlántic,

ambos seleccionados dentro del programa Rapaz

para surtir al Ejército. El Atlantic son 50...

kilos máximo en despegue, con una autonomía de hasta...

cuatro o cinco horas, con una distancia de operación

hasta 100 kilómetros de distancia, con transmisión en tiempo real

de vídeo y de transmisión de datos, y una carga de pago

de hasta cuatro o cinco kilos.

El fulgurante crecimiento del mercado de drones

también ha despertado las alarmas. En El Pardo, en Madrid,

se celebra una jornada sobre tecnología antidron,

porque los aviones no tripulados tienen aplicaciones...

extraordinariamente positivas, pero también pueden convertirse

en una oscura amenaza.

Evidentemente, las organizaciones criminales

o las organizaciones terroristas, etcétera, también se han dado cuenta

de que ahí hay un un un... arma potencial para sus fines

y bueno, pues se han empezado también a hacer un uso malicioso.

El ejército ha incorporado ya tecnología antidron,

fundamentalmente, en zonas de despliegue en el exterior.

Además, de la misma manera que el Proyecto Rapaz

pulsa el estado de la tecnología española en materia de drones

para la defensa, el Ministerio ha puesto en marcha también

el Proyecto Cóndor, dirigido a incorporar tecnología antidrón.

El proyecto Cóndor es un proyecto de I+D

que ha lanzado el Ministerio de Defensa

con objeto de conocer qué tecnologías hay a nivel nacional

más desarrolladas y que nos puedan servir, sobre todo,

al Ministerio de Defensa, pero no solo a nosotros

sino a otros como Interior, en la lucha o frente a la amenaza,

la amenaza que pueda suponer esta utilización de los drones

no solamente en España, sino también en el extranjero,

en zonas de operaciones donde nuestras fuerzas estén desplegadas.

Las fuerzas de seguridad estiman que en estos momentos en España

los riesgos de ataques terroristas con UAS son mínimos.

Las limitaciones de los actuales UAV, RPAS,

en cuanto a la autonomía, capacidad de carga,

pues no hace probable sufrir un ataque con una RPAS,

sin embargo, hay que estar preparado para ello.

Nosotros barajamos que el principal riesgo o amenaza

que podemos sufrir con una RPAS es el que viene derivado de un mal uso,

un uso indebido por parte de un particular,

bien por desconocimiento de la normativa aérea

regula dónde los puede utilizar, cómo lo puede utilizar,

o por la falta de pericia del piloto. En el mercado hay ya

aparatos selectivos para anular drones de forma individual

a tecnologías que plantean protección en amplias superficies,

porque no hay una solución única. Cada situación es

totalmente diferente y toda zona es diferente,

con lo cual los sistemas hay que adaptarlos...

al lugar donde tenemos que trabajar. -La amenaza...

ha aparecido o ha explotado de manera muy rápida

y ha sido necesaria una reacción muy rápida. Pero ahora

ya se están desarrollando tecnologías con un poco más de calma

o más a futuro para que estén desde el principio

concebidas para esta aplicación.

Son tecnologías que permiten detectar, identificar y neutralizar

drones sospechosos. Y uno de los sistemas punteros

se ha desarrollado en una pequeña empresa catalana.

Nosotros tenemos un sistema 100 % español,

que está pensado exclusivamente para bloquear las frecuencias

de los enlaces entre los drones y sus emisoras de control.

Entonces lo que hacemos es bloquear esta frecuencia,

intentando no interferir en otras frecuencias para que automáticamente

los drones dejen de ser pilotados a distancia,

se paren y regresen a su punto de salida

o desciendan en el sitio donde se han parado...

moderadamente.

Su tecnología ha despertado el interés de fuerzas policiales

y empresas de seguridad. Desde el inicio de la temporada,

protege el Camp Nou y, está en vías de instalarse en otros estadios.

Nuestra tecnología ofrece distintos tipos de protección,

una sectorial o perimetral,

o una en forma de cúpula protegiendo completamente el recinto.

En el caso del Camp Nou lo que hacemos es proteger

todo el perímetro del Camp Nou, dejando libre o limpio

la parte del terreno de juego; pero como tenemos tanto alcance

por la parte exterior nos aseguramos a dos o tres kilómetros

ningún dron ni nada...

con fines hostiles o alguna negligencia de personas,

que son los casos más frecuentes, puedan llegar a acceder

a dentro del estadio.

La mejor garantía para el uso seguro de los drones

es una correcta regulación. En la Unión Europea se trabaja ya

en lo que se denomina U-espace, un espacio comunitario

de control del tráfico aéreo para los drones de uso civil,

en su franja de vuelo.

El U-espace lo que proporciona son servicios,

básicamente, servicios a los pilotos y servicios a las autoridades.

Por ejemplo, alguno de los servicios que que que se prevén

es lo que se llama la identificación electrónica,

que permitiría a las autoridades saber en todo momento

qué aparato se está volando.

El U-espace contempla además

el registro obligatorio de los operadores de drones.

Cada aparato llevará un software que le impedirá acceder

a zonas no permitidas. También se ofrecerá información aeronáutica,

como por ejemplo las condiciones meteorológicas, y la previsión,

específica para la franja de vuelo de drones;

datos sobre tráfico, posibles obstáculos...

El U-espace forma parte del futuro más inmediato.

Más allá, las previsiones, no dejan de causar asombro.

El Plan Estratégico para el desarrollo de Drones

puesto en marcha por el Ministerio de Fomento,

estima que para 2030 la integración de los drones en el espacio aéreo

será completa, lo que facilitará aplicaciones

como el transporte de viajeros de forma colectiva e individual,

en aerotaxis, la carga de largo alcance,

la pequeña paquetería... En 2050, según varias estimaciones,

el 80 % de las plataformas aéreas serán no tripuladas.

Los drones operarán como satélites de comunicaciones,

desplazables y recuperables. En España, en esa fecha

habremos pasado de los 4500 aparatos que actualmente...

vuelan sobre nosotros, a más de 53.000.

Y ya nada escapará... al ojo del dron.

Subtitulación realizada por Ana Gil y Yolanda Fernández.

  • Bajo el ojo del dron

Crónicas - Bajo el ojo del dron

07 may 2018

En el siglo XXI estos aviones se abren paso en los cielos de manera imparable, acabarán formando parte de nuestras vidas, lo mismo que ahora sucede con los automóviles.

ver más sobre "Crónicas - Bajo el ojo del dron " ver menos sobre "Crónicas - Bajo el ojo del dron "
Programas completos (206)
Clips

Los últimos 824 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos