Dirigido por: Daniel Villasante

'Cómo nos reímos' recopila del archivo de RTVE los mejores momentos de los humoristas que han crecido en Televisión Española. El mejor humor en dosis de 60 minutos que reúnen sketches, parodias, imitaciones y monólogos.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5070085
No recomendado para menores de 7 años Cómo nos reímos - Gila - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches.

Me llamo Miguel Gila.

Nací en Madrid el 12 de marzo del siglo XX.

Mi padre era carpintero, mi madre no.

Mi madre lavaba para fuera.

No es que fuera lavandera,

sino que teníamos una pila muy pequeña,

y toda la ropa se le salía para fuera.

Fui al colegio hasta los 13 años a aprender esas cosas

que se aprenden de los ríos y los reyes godos.

Me puse a trabajar en una fábrica de chocolate.

Después de pintor de autos. Luego de mecánico de aviación.

Luego de soldado.

Después de humorista.

(Música)

Nació.

No había nadie en casa y él nació.

Y con razón su madre se enfadó.

No quiero que se repita y nazcas

cuando yo no estoy.

Sorprendí en mi casa porque no me esperaban.

Mi madre no estaba en casa. La gente...

al principio se desconcertaban mucho, pero después se divertían.

Yo llegué a creérmelo.

Llegó un momento en que pensé que realmente era así.

15 años sin el maestro de maestros del humor.

Miguel Gila es el cómico más querido.

No solo por el público, también por sus colegas humoristas.

En un cohete que se fabricó

con tuercas, con albal y con cartón.

Y la luna desde entonces siempre le sonríe al sol.

Le recuerdo siempre pegado al teléfono

y haciéndonos...

Tiene dos o tres diálogos muy surrealistas

que me...

Que pienso en ello y sonrío. Me río.

(Teléfono)

¿Sí?

¿Quién es? Soy yo, ¿quién es?

Hola...

Sí... Dime.

Tenía esa necesidad de dialogar y no sabía con quién hacerlo.

Se me ocurrió la idea de hacerlo a través de un teléfono.

Crear un diálogo dentro del monólogo.

-Los textos de Gila fueron, son y serán siempre vigentes.

Intemporales totalmente.

-Espera que me caliento.

Es que tengo... He estado ordeñando a la vaca

y tengo los dedos entumecidos.

El paleto tiene mucha ternura para mí.

-Cada vez que lo veo me río. Es increíble.

Dice: "Pero si te lo sabes de memoria".

Pues me sigo riendo.

Eso demuestra que es un buen humorista.

-Con todos ustedes, Gila. -Gila.

-¿Gila?

Que se ponga. -Gila.

-Tampoco tenemos tanques. Usamos un 600 con un enano dentro.

-Yo me acuerdo que en los bares ponía "No se vaya, hoy hay Gila".

Y la gente se quedaba, a escucharme por radio

y no entraba en los cines.

-Miguel Gila, si no fuera por el idioma,

si fuera inglés y se llamara "Michael Yaila",

sería mundial. Sería un artista mundial.

No digo que no lo sea, pero sería más mundial, todavía.

-"Michael Yaila". -"Michael Yaila"...

-Como este, como el... -Como... como...

-El fenómeno no sé dónde radica, dónde está.

Creo que también influye mucho el respeto que yo tengo por el púbico.

Yo jamás tuteo en el escenario.

Yo creo que ese respeto hace que la gente me respete mucho.

-Para mí un maestro del humor de ahora y siempre

es Miguel Gila.

Y para mí un amigo también, un amigo generoso...

un amigo bueno...

Un amigo que fue uno de esos premios que te da la vida.

-Yo creo que, incluso de las cosas más terribles

y más desagradables, uno saca algo positivo siempre.

-Gila con la poesía denunciaba cosas tan tremendas,

tan crudas y tan negras como la guerra.

Y otras cosas...

Y el humor de Gila no solamente me hace reír.

Me emociona.

-Yo he pasado por momentos muy malos en la vida.

Creo que he estado a punto de morir cuatro, cinco, seis veces.

Pero después he salido y he dicho: "Mira qué bien".

(Disparos)

¿Es el enemigo?

Escucha, ¿podría parar la guerra un momento?

¡¿Que si pueden parar la guerra un momento?!

-Cuando veía a Gila de pequeño en la tele,

lo veía y decía: "Yo quiero hacer lo que hace ese hombre".

-Y si acaso me necesitáis, llamáis, y como estoy yo solo,

yo mismo me aviso.

-Es un maestro y un ejemplo a seguir.

-Cuando yo era pequeño, siempre decía:

"Yo cuando sea mayor no quiero ser ni...

carpintero, ni arquitecto, ni albañil, ni nada.

Quiero ser viejecito, como mi abuelo.

-Gila es un referente.

Una persona muy querida por todos nosotros.

-Y un justo homenaje a la inteligencia en el humor.

-Miguel era una persona tan sencilla, tan humana

y tan observadora, y tan divertida que, de verdad,

sino transcendente, por supuesto sí es...

inolvidable.

-Yo decía en una ocasión que para qué sirve mi humor.

Mi abuelo era ebanista y hacía una mesa,

y servía para comer, para jugar a las cartas,

para poner un jarrón con flores.

Y yo me preguntaba: "¿Lo que yo hago sirve para algo?".

Y Adolfo Marsillach me dijo: "Sí.

Aunque solo sea media hora, lo que tú haces es muy importante.

Hoy en La 2 recordamos a este cómico que nos dejó hace 15 años.

Gila, te echamos de menos.

Te recordaremos siempre con una gran sonrisa.

Gracias, hasta siempre.

Camisa roja como el corazón.

Tu vida se merece una canción.

Tus cintas guardo en un cajón.

Cómo nos reímos - Gila

17 mar 2019

Clips

Los últimos 140 programas de Cómo nos reímos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios