Dirigido por: Daniel Villasante

'Cómo nos reímos' recopila del archivo de RTVE los mejores momentos de los humoristas que han crecido en Televisión Española. El mejor humor en dosis de 60 minutos que reúnen sketches, parodias, imitaciones y monólogos.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5270329
No recomendado para menores de 7 años Cómo nos reímos - Lo mejor del "Un, dos, tres..." -  ver ahora
Transcripción completa

con este pueblecito, Tacañón del Todo?

Control central, ¿me oyes, control central?

(RADIO) Sí, aquí control central. Dime, Chicho.

Oye, ¿sabes si podríamos entrar en conexión

con este pueblecito, Tacañón del Todo?

(RADIO) Bueno, vamos a intentarlo.

(Sintonía "Un, dos, tres")

"Un, dos tres"

aquí estamos con usted otra vez.

Le ofrecemos un concurso alegre,

destinado a probar su ingenio.

Por favor,

arrincone usted su mal humor

y transforme en un juguete su televisor.

"Un, dos, tres",

les rogamos presten atención

ya que pronto se levantará...

el telón.

No por mucho derrapar es necesario parar.

(Sintonía "Cómo nos reímos")

(Aplausos)

Hola, hola.

Buenas noches. Gracias, buenas noches.

Muy buenas noches a ustedes por estar aquí...

Y muchas gracias también a todos ustedes

por acompañarnos una vez más a jugar al "Un, dos, tres".

Buenas noches, Lydia. -Hola, buenas noches, Mayra.

Qué morena. -¿Has visto¿? Las vacaciones...

-Se nota. Buenas noches, Kim. -Muy buenas noches.

Buenas noches, chicas, ¿cómo estáis?

-¿Qué tal? -Hola.

Muy bien, Mayra, gracias.

(Aplausos)

Chicho. Chicho, por favor.

(CHICHO) Sí, ¿dime?

Que me parece que los caballeros de Tacañón del Todo

se están retrasando demasiado.

A ver, Mayra, espérate a ver qué puedo hacer.

Buenas noches. Para...

Buenas noches.

Buenas noches.

Hola, don Cicuto, buenas noches, ¿cómo le va?

(DON CICUTO) Buenas noches. -Buenas.

Y esta noche ¿qué? Por lo visto usted se ha echado atrás

y no se hace el programa aquel de terror

que usted nos había anunciado, ¿no? Porque, por lo que veo,

las secretarias van vestidas como siempre.

Pues hoy sí que no puedo saber de qué va el tema del programa,

porque lleváis uniformes oficiales sin letras,

sin signos astrológicos... -Es que el mejor humor

es el que no necesita de nada. -¿El mejor humor?

Claro, porque el programa de hoy es sobre el humor.

¡Ah!

Ah, qué horror, yo... Me parece que me darán la noche.

Por nosotros de acuerdo, menos cháchara y a trabajar.

"Toc, toc". -Dígame.

"Me". -¡Dígame!

"Me".

¿Quiere usted decirme qué está haciendo?

Vale, se lo digo, "¿qué está haciendo?"

¿Me toma por idiota? Quiero decir que qué le ha traído por aquí.

El autobús. -¿Que a qué ha venido, señor?

Soy paraguayo y quisiera presentarme

como concursante al "Un, dos, tres".

¿Para qué? -Paraguayo.

Deduzco que quiere concursar en el "Un, dos, tres".

Sí, es la ilusión de mi vida. -Tendrá que rellenar

una solicitud de inscripción. -Bien.

A ver, ¿nombre? -Epifanio Meapellido.

¿Y de segundo? -Meapellido, ya se lo he dicho.

¿Casado? -Dos veces.

¿Edad? -21 años.

¿Dos veces también, claro? (RÍE)

¿Ojos? -Dos.

No me refiero a eso. ¿Color de cabello?

Pues... -Color desconocido, ya se ve.

¿Nariz? -Tapada, tengo un catarro...

¿Sexo? -¡Mujer...!

Es usted mujer. -No, que me hace unas preguntas...

Pues las normales.

Señoras y señores, bienvenidos.

Siéntense.

Maruja y Raúl Miranda son hermanos...

Y residentes en Barcelona.

...residentes en Barracota.

¿Cuántos años cumples hoy?

22, 22.

Eso. Eso es para darles ánimo, ¿no?

Porque se lo prometí a mi amigo El Largo.

Vamos a la ronda de preguntas. -Gracias.

Muchas gracias, Paula. Primera pareja.

Y por 5.376 pesetas.

Por 5 duros. -...Con 32 céntimos.

Huesos del cuerpo humano. -Nombres de flores.

Nombres de picos, sierras, cordilleras...

Accidentes geográficos.

Ríos españoles.

Ríos de España.

Ríos de todo el mundo exceptuando los españoles.

Como, por ejemplo, un río. Un, dos, tres, responda otra vez.

Un, dos, tres, responda otra vez.

Un, dos, tres, responda otra vez.

Un, dos, tres, a leer esta vez.

(Reloj avanzando)

El Manzanares. (KIKO L.) El Manzanares.

El Tajo. (KIKO L.) El Tajo.

El Miño. (KIKO L.) El Miño.

El Cadagua. (KIKO L.) El Cadagua.

El Duero. (KIKO L.) El Duero.

(Reloj avanzando)

Guadiana. (KIKO L.) El Guadiana.

El Guadalquivir. (KIKO L.) El Guadalquivir.

Júcar. (KIKO L.) El Júcar.

El Segura. (KIKO L.) El Segura.

Ebro. (KIKO L.) El Ebro.

El Ter. (KIKO L.) El Ter.

Llobregat. (KIKO L.) Llobregat.

(Reloj avanzando)

Pisuerga. (KIKO L.) El Pisuerga.

El Nalón. (KIKO L.) El Nalón.

Esla. (KIKO L.) El Esla.

El Navia. (KIKO L.) El Navia.

Adaja. (KIKO L.) Adaja.

El Jalón. (KIKO L.) Jalón.

Tormes. (KIKO L.) Tormes.

¡Campana y se acabó!

Da gusto cómo responden estos niños.

Ha sido un río de ríos el que han soltado ustedes.

Han sido 22 respuestas acertadas,

a cinco duros cada una,...

...a 25 pesetas cada una...

En total 3.650 pesetas.

Con 80 céntimos.

Vamos con el "Un, dos, tres".

¿Y cuál es su especialidad?

¿Es humorista, es actor cómico, cuenta chistes...?

Eh... No, gracioso, yo soy, como veis, muy gracioso.

Cuento sucedidos cómicos, tengo mucha gracia,

los amigos se ríen, mi familia... todos se ríen mucho,

entonces quiero dar este paso.

Bueno, yo estoy aquí para explicarles a ustedes

qué es lo que tienen que hacer,

porque es que...

Jordi no lo explica bien.

O sea, lo explica como embarullado, vamos, lo explica mal.

Cogen ustedes un sobre que no tenga "madacabrios

a la mandrigaria sabin hacendo los arencos" y...

Para afirmar que... (HABLA ININTELIGIBLE)

Que en sí, en el fondo.

Pues cuando... (HABLA ININTELIGIBLE)

Coges los pimientos, los pimientos se pelan por fuera.

Que luego vienen porque... (HABLA ININTELIGIBLE)

Se lo haces así, que se lo haga él y ya se queda quieto.

¿Usted es gracioso?

Sí, vamos, es... (HABLA ININTELIGIBLE)

Bueno, pues tengo otro, que este ya es, vamos.

Eh... Vienen, ¿por qué?, porque ellos están.

Y cuando ya... (HABLA ININTELIGIBLE)

...por la patria.

Ahora lo voy a explicar yo y se enterarán todos

con mi claridad peculiar.

(HABLA ININTELIGIBLE) ...al bautizo.

(HABLA ININTELIGIBLE) ...al agua.

Porque lo embarulla, lo dice... (HABLA ININTELIGIBLE) No, no.

Cuando todavía... (HABLA ININTELIGIBLE)

...por el pico.

¿Me lo podría volver a explicar?

¡No, hija, no!

Que por "hache" o por "be" no lo... (HABLA ININTELIGIBLE)

Porque Gibraltar siempre será un peñón.

Porque... (HABLA ININTELIGIBLE)

Anda, mira, a mí no me...

¿Y se cree usted que es gracioso usted?

¡No, hijo, no!

Y de ahí venía también: "Pachín, pachín, pachín,

a Garbancito no piséis."

Como no... (HABLA ININTELIGIBLE)

...al apretar mucho el bocadillo se sale la morcilla de Burgos.

"Pachín, pachín, pachín", mi teléfono termina en seis.

(HABLA ININTELIGIBLE)

Y ahora todos tenemos que votar.

Muy bien.

(Sintonía "Un, dos, tres")

Bueno, ya estamos de vuelta y comenzará nuestra eliminatoria.

(MAYRA) Esto comienza... ¡ya!

Uno, dos,

tres, cuatro,

cinco, seis...

Siete, ocho, nueve, diez, once, doce,

trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete, dieciocho,

diecinueve, veinte...

(MAYRA) Venga, vamos a darles un aplauso de ánimo.

(Aplausos)

No lo consiguen.

Vamos a sacarla para que... Bueno, vamos para allá, para allá,

vamos a llevarla para allá.

¿Han visto?

(Sintonía "Un, dos, tres")

Bueno, pero para empezar a jugar tenemos...

(Música tradicional rusa)

¡Yuhuu!

Permiso, permiso.

¿Tendría inconveniente en que le tocase suavemente...?

¿Que me toquen qué?

"La balalaika". -¿Qué?

Adán vivía en su cueva, sin pensar en el mañana.

Hasta que empezó la Eva a enseñarle las manzanas.

A Adán no le lleve manzanas que se pone revenido.-No.

Una avalancha de muchachos achispados chillaba:

"Qué cachas, chata." Y me achuchaba para hacer "chucuchusqui".

¡Y eso duele...!

Oye, esa señora está pero como un cañón, como un cañón.

Este es verde fuerte, ¿eh? -¿Verde?-Verde fuerte.

Crápula, ¿no te da vergüenza?

Siempre que me ve con el cesto me mete mano y me coge la pera.

Total, pa' lo que me sirve.

A lo hecho, pecho.

Su pera se va usted a poner... tibia.

Ay, que no me aguanto.

El disfraz de vaca sureña nos quedó

tan, pero tan fenomenalmente bien puesto

que un toro nos empezó a seguir con muy malas intenciones.

Buena suerte.

¿Y qué pasó, don Bigote, qué paso?

Que no se lo íbamos a decir a nadie.

¿Qué no le iban a decir? -Quién iba atrás y quién delante.

Mi padre me dijo: "Bueno, pues a ti te trajo una cigüeña."

Entonces yo dije: "¿Y a mi hermano?"

"A tu hermano lo cogimos en París, en el viaje que hicimos y tal."

Digo: "Cojonudo, muy bien. ¿Y a la pequeña, a la pequeña?"

Dice: "La pequeña nació de un repollo."

Digo: "Estupendo. Entonces vosotros

de follar ni hablamos, ¿no?

Es increíble, vamos.

Pero muy bueno, muy bueno.

En primer lugar es usted un tío guarro,

que no se puede hablar del plátano en la oreja,

eso ya para empezar.

¿Me coge una, por favor?

¿Co... co... co... cómo dice?

¿Que si me coge una? Me refiero a las cartas.

Ah, claro, a las cartas.

Aquí falta algo muy importante, doña Mayrucha,

pero muy importante. -¿El qué?

El beso, doña Mayrucha, el beso. (MAYRA) ¿El qué?

El beso, el beso ese que siempre da usted, doña Mayruchita.

¡Ah, el beso! -El beso.

Ay, ya me voy... (HABLA ININTELIGIBLE)

¡El beso, el beso!

¡El beso, el beso!

¡El beso, el beso!

¡El beso, el beso!

¡Ole!

Mu' bien.

Mira.

Ya, se acabó.

Porque esto está de lo más... chachi.

Jehová desde el cielo nos mandó el menú.

¿Será el maná?

No, el menú, porque cambiaba a diario.

Claro, porque los lunes maná, los martes maní,

los miércoles manitas de cerdo y sopas de picadillo,

los jueves chuletas de cordero, boquerones,

¡calamares para cena al fondo y dos cañas!

¡Marchando, oído cocina! ¡Bote! ¡Gracias!

Al Fary y a Torrebruno también les gusta mucho la sopa.

¿De qué clase?

De menudillos.

Oh, señorita Scarlata, ya están aquí a la vista.

Pues apriétame la faja y así estaré pronto lista.

Ven con cuidado, mujer, hazlo con calma y con gusto,

no te pase como ayer, que me espachurraste el busto. ¡Ay!

Ahora entras tú, corazón, entra, entra.

"Din, don." -Es el señorito Rhett.

Oh. Dile que aguarde en el banco.

Y aprieta bien el corsé que estoy de gorda que espanto.

Iniciamos nuestro éxodo,

"tan, tatán, tachán, tachán"

y a nuestro alrededor el mar, "bru...",

tronaba, oiga: "brubrubrubru...", tronaba.

"Aba".

Aba, navila aba, navila aba,

navila, hey, vence, ah. ¡Hey!

Oh, Rhett Butler, cuánto honor.

Acomódate, querido.

Hoy quiero hablarte de amor. -Oh, te noto un pelín salido.

Me muero por... Me muero por darte un beso.

Me has provocado un respingo,

¿es que ahora te intereso porque soy dueña de un bingo?

Solo... Solo un beso y digo "agur".

Bésame, pero antes...

¡Corten!

Yo cuento muy bien los chistes de películas.

¿Le cuento uno? -Pues sí.

Se levanta el telón y se ve a una señora planchando,

que se llama Francisca.

De pronto, "rrr", cortocircuito y la señora cae electrocutada.

Cae el telón. ¿Cómo se llama la película?

Francisca, plancha... No caigo.

"El amperio contra Paca".

¿Usted ve estas dos tablas? (MAYRA) Sí.

Pues al principio eran tres,

lo que pasa que la otra se la arrojé indignado a mi pueblo

cuando les vi adorando al becerro de oro.

Y grité iracundo:

¡Nuestro pueblo se deprava!

¿Me oyes? ¡Se deprava!

"Ava".

Ava, navila ava, navila ava,

navila, hey, vence, ah. ¡Hey!

Esta mañana se presentó uno a cobrar un cheque.

Bueno, yo cogí el cheque, lo vi, se lo devuelvo,

le digo: "Por favor, fírmelo por detrás."

¿Sabe lo que hizo? -No, ¿qué?

Dijo: "Cada vez lo ponen más difícil."

(Música)

Mire usted, el otro día este fue a un estanco

y le pidió a la dependienta, dijo: "Por favor, me da usted

un sello de 14 pesetas? Pero haga usted el favor

de borrarle el precio, es que es para un regalo."

¿Cuáles son esos cinco mandamientos que no llegaron hasta nosotros?

¡Oh! El undécimo: No participarás en el "Un, dos, tres".

No concursarás en vano.

El decimocuarto: No sufrirás, ni aquí ni en casa.

No dejarás que la hermana Mayra y el hermano Chicho

te lleven al huerto.

Para que los responsables del "Un, dos, tres"

sepan el grave error en que están incurriendo

mi actuación se acaba. -¿Se acaba?

Se acaba. "Aba"

Aba, navila aba, navila aba,

navila, hey, vence, ah. ¡Hey!

(Sintonía "Un, dos, tres")

Tienen tres regalos, deben dejar uno.

Pues dejamos el destornillador, está clarísimo.

Sí, dejamos el destornillador.

Sí, el volante. -Dejamos el volante,

tomamos la decisión esa, y vamos a ver qué dice el volante.

Casi siempre hay un desnudo en nuestro programa,

porque todos los viernes aparece completamente desnuda...

¡nuestra querida Ruperta!

¡Nuestra queridísima Ruperta!

Gracias, Laura.

(KIKO L.) Abajo, abajo.

Abajo, abajo.

¡Ahí!

Es una calabaza muy juguetona y se esconde en cualquier sitio.

Tarjetita con calabaza para los amigos de... algún lado.

Ruperta me ha pedido que la jubilemos,

se siente vieja.

(Sintonía "Un, dos, tres")

"Un, dos tres",

aquí estamos con usted otra vez.

Te invitamos con toda ilusión

a que pase con nuestro programa

un buen rato antes de irse a la cama.

Muy buenas noches tengan ustedes,

el "Un, dos, tres" ya va a comenzar.

Suba el sonido de su aparato

porque a mí nadie me hace callar. ¡Sh!

¿Quién soy yo?

Soy el Boom, la mascota de "Un, dos, tres".

Soy la suerte y me divierte

con ustedes concursar.

Yo soy el Crack, el chasco de la función.

Y soy fatal si sufres del corazón.

"Un, dos, tres",

les rogamos presten atención

ya que pronto se levantará

el telón.

Y vamos con el "Un, dos, tres".

¿Qué es esto? (CHICHO) No, no.-Ah.

(CHICHO) Eso son las armas de trabajo

de un invitado especial de esta noche.

Patricia, por favor, está ya arriba, sube la escalera

y llévaselo que tendrá calor. (MAYRA) Ah.

¡Es Eugenio!

Querida Mayra...

Estoy aquí para decirles, con la alegría que me caracteriza,

¿saben aquel que le dice una mujer a su marido:

"Esta noche mientras dormías me estabas insultando"

Dice: "Y quién te ha dicho que dormía, nena"?

"Oiga, ¿y usted de dónde es?" "Yo soy de Madeira."

Digo: "Coño, como Pinocho."

"Usted, perdone, me debe tres meses de alquiler."

"Vale, está usted perdonado."

¿Saben aquel que dice que es un tío que muere un lunes

y dice: "Coño, si que empiezo bien la semana"?

¿Saben aquel que dice que es un tío que se presenta en una empresa?

Dice: "Buenas. Venía por el anuncio del periódico de esta mañana."

"¿De jefe de producción?" "Sí, señor."

"¿Qué experiencia tiene usted?" "¿En qué?"

"Pues en el trabajo este." "No sé de qué va."

"¿Dónde ha trabajado usted últimamente?"

"No, yo no he trabajado nunca."

"Vamos a ver, ¿usted qué sabe hacer?"

"Nada."

"Entonces ¿qué coño hace usted aquí?"

"Oye, en el anuncio ponía: 'Inútil presentarse sin referencias'."

Le dice una señora al marido: "Manolo,

acompáñame a bajar la basura."

"¿Y por qué quieres que te acompañe a bajar la basura?"

"Así los vecinos verán que a veces salimos juntos."

Dice un marido a su mujer:

"Nena, ¿tú sabes contar?"

Dice: "Sí."

"Pues esta noche no cuentes conmigo."

¿Saben aquel que dice...? Se encuentran dos amigas

y una le dice a la otra: "Oye, ¿sabes quién está embarazada?"

"¿Quién?" "La Paulina. Y yo ya sé de quién."

"Coño, pues díselo, que le harás un gran favor."

Un tío entra en una tienda y dice: "¿Tienen trajes de camuflaje?"

"Tener sí los tenemos, pero hace dos años que los busco,

¿sabe?"

(CHICHO) ¡Eugenio! (MAYRA) ¡Eugenio!

(CHICHO) ¡Eugeni!

Devuelve los cigarrillos.

Seguimos teniendo el juego "Por culpa de una noche enamorada"

y vamos a ver ahora...

(Aplausos)

A las buenas noches, aquí estoy yo.

(Música)

¡Pum! Huy, qué mal.

Buenas noches, pecho lobo.

Pero ¿qué pasa?

Pecho lobo, ¿qué pasa?, mira.

Mira otra vez, ¿sabes?

¡Monísimo!

¡Bravo, viva!

Mayra Gómez Kemp. (MAYRA) ¿Sí?

Señor, ¿y usted en qué trabaja?

Pero ¿cómo que trabajo?, pero ¿qué pasa?,

qué chungo eso del trabajo, ¿no?

Yo era "hazleador", ¿qué pasa? -¿"Hazleador"? ¿Qué es eso?

¿Que no sabe lo que es? No estás al loro. ¿Qué pasa, tía?

Yo soy el que decía: "Hazle esto, hazle lo otro,

ahora bájalo de allá, ahora bájalo de acá..."

(MAYRA) ¡Menudo trabajo!

Hubo una riada y a mi amigo Chema el "Chispa" el agua por aquí.

Eso sí, con el pote de vino y la chapela aquí, con el agua...

Y de repente viene una zodiac de estas de la Cruz Roja,

una barca, y dicen: "Oye, ¿subes?, que te vas a ahogar."

"Que no subo, que yo soy creyente y a mí no me abandonan."

Se marchan. A la hora otra vez vuelven

y, mira, el agua aquí ya, a la barbilla.

Estaba a punto de ahogarse, ¿eh? "Oye, sube, que te ahogas."

"Que no subo, dejadme, sois unos pesados de miedo, ¿eh?

Soy creyente, a mí no me abandona el Todopoderoso.

Marchaos pues hoy." Se marchan. Y se ahogó.

Si vieras cómo subió, enfadado, pero enfadado.

Sale Pedro y dice: ¿Qué pasa?" "¿Cómo que qué pasa?

Toda la vida creyendo en vosotros, viene una riada que no es nada

y me dejáis abandonado que me ahogue."

Dice: "¿Qué te hemos dejado abandonado?

¿Y las tres barcas que te hemos enviado qué?"

¿Sabes?

Me voy a ver ahora el problema.

Menos mal que soy de Bilbao, si no, me mato ahora mismo.

Dice: "A las órdenes, capitán."

Dice: "¿Tú eres valiente y decidido?"

Dice: "Para lo que usted me mande." Dice: "Pues tírame de las barbas."

Dice: "Hombre, mi capitán, de las barbas es un cortazo, ¿no?"

Dice: "Venga, tú no eres valiente y decidido, fuera.

¡Siguiente!" Pasa otro: "A las órdenes, mi capitán."

Dice: "¿Tú eres valiente y decidido?"

Dice: "Para lo que usted me mande." Dice: "Pues tírame de las barbas."

Dice: "Pero ¿ qué pasa? ¿De las barbas?"

Dice: "Fuera, tú no eres valiente ydecidido."

Así todos. Y ya quedaba mi amiguete,

que estaba allí el tronco "dabuten", dándose vueltas...

Dice: "¿Queda alguien?" Dice: "Yo, mi menda, ¿qué pasa?"

Dice: "Venga, a ver, ¿tú eres valiente y decidido?"

Dice: "Para lo que usted me mande, mi capitán. Pero ¿qué pasa?"

Dice: "Pues tírame de las barbas." Dice: "Ahora mismito.

Pero ¿qué pasa?"

Le coge las barbas y hace ¡zas!

Al capitán le caen dos lágrimas por aquí.

Dice: "No me llores, que te pego un guantazo que te quito la cabeza.

Pero ¿qué pasa?"

El otro día en las carreras estaba con un colega amigo y me dice:

"Si me das un talego le doy un capón a ese calvo de ahí delante."

Dice: "Pero ¿qué pasa? ¿Le darás un capón a ese?"

Dice: "Sí, ¿me das un talego?" Dice: "Venga, toma."

Le da el talego y hace así: "Ahora verás."

¡Pom! Se da la vuelta el tío. Dice: "Terencio, ¿qué pasa?

Viendo los caballos, ¿no?" Dice: "Oye, perdona,

pero yo no soy Terencio." "Ahí va, pues eres clavado.

Perdona, pero te he confundido, ¿vale?

Me das otro talego y le doy otra vez."

"Pero ¿qué pasa? ¿Otra vez le vas a dar?"

"Dame otro talego y verás." Le da el talego y hace así, ¡pom!

Se da la vuelta el tío... "Pero, oiga..."

"¿Qué pasa, tío? ¿Te vas a enrollar conmigo?

Eres Terencio, venga, no me des de comer,

que no me corte, venga."

"Oye, que no soy Terencio." "Bueno, pues perdona, tío,

pero es que eres clavado. Qué cortazo, ¿no?"

Total, que cuando salen de las carreras, en la calle,

le dice: "Si me das cinco talegos le doy un capón aquí en la calle."

Dice: "Pero ¿qué pasa? ¿Le vas a dar aquí en la calle también?"

"Tú me das los cinco talegos..." Dice: "Venga."

Hace así, se va detrás de él y le hace ¡pum!

Se da la vuelta y le dice: "Terencio,

había uno en la carrera de los caballos

que era igualito que tú."

Le dice la profesora:

"A ver, ¿cuántas manos tenemos?" Dice: "Mi madre tres."

"Pero ¿cómo tres? Será dos, la izquierda y la derecha."

Y dice: "No, mi madre tiene tres.

La mano izquierda, la mano derecha y la mano de pintura que se da."

¿Toda su familia es entusiasta de la música vagneriana?

Toda mi familia y mis amigos, en especial uno.

¿Quién?

Mi amigo Moncho.

Moncho, ¿quién va a ser? -Ya, pero ¿Moncho canta?

¡"Monchísimo"!

Prefiero a mi amigo Moncho. -Ah, claro, tu amigo Moncho.

¿Cómo lo ha podido adivinar?

Sí, hace una semana estuvimos recorriendo el desierto,

cuando, de pronto, en pleno desierto, una mano.

"¡Huy!"

Seguimos hacia adelante, un pie.

Más adelante, otra mano. "¡Oh!"

Seguimos más adelante, un trozo así de muslo.

Mira, ya un poco más adelante, una oreja.

Y Moncho, como es Moncho,

se agachó cogió la oreja y le dijo:

"Explorador, que lo vas perdiendo todo por el desierto."

"Oye, ¿te vienes al cine a ver la película de vaqueros?"

Digo: "Es que la he visto ya."

"Está bien la peli... ¿Te vienes? Yo te invito a todo, venga."

"Bueno, venga, por no dejarte solo, voy."

Y cuando estábamos en el cine, empieza la película

y venía un vaquero con el caballo. (IMITA GALOPAR DEL CABALLO)

Y le digo a mi amigo:

"¿Te apuestas 3.000 pelas a que el vaquero, cuando llega al bar,

hace como que va a entrar y no entra?"

"Hombre, si tú la has visto ya, ¿cómo eres tan tramposo?"

"Tramposo, no, apuesta." "Desde luego eres de miedo,

¡toma las 3.000 pelas , hala, para que veas!"

Mira, llega el vaquero, baja del caballo,

yo expectante, hace como que va a entrar y entra.

Me dice mi amigo: "Desde luego eres tonto, ¿eh?

Pero ¿tan poca memoria tienes que pierdes 3.000 pesetas así?

¿No te acordabas de ayer que viste la película,

que el vaquero entraba?"

Digo: "Sí que me acordaba, listo, lo que pasa es que ayer,

cuando entró, le pegaron una palizota que digo:

'Esta noche no entra'."

Ahora, lo peor no fue eso,

lo peor fue cuando fuimos a un estreno de un gran teatro,

7.000 butacas había, nada más y nada menos,

una exageración de butacas.

Nosotros nos fuimos arriba como siempre, al gallinero.

cuando miramos abajo

y había nada más que una persona de espectador.

Desolador, qué tristeza.

Salió el actor y dice:

"Respetable público." Se levantó:

"No, llámame Pepe, estamos en confianza."

Bueno, colegas, aquí os dejo la concha esta,

pecho lobo, ¿qué pasa?

A ver si os enrolláis bien y cuidado con esta tía,

que está conchabada con el de arriba,

que los sabe mi menda, ¿qué pasa? Bueno, hasta otra.

(MUJER) Hasta luego.

¿Sabe cómo la llaman los participantes que pierden?

No, ¿cómo. -La hiena feliz.

¿No exagera?

Dígame, ¿de qué se ríe?

¡Mayra!

Pero qué barbaridad.

Y usted, ¿por qué sonríe?

Qué tonterías.

Yo hacía mucho que no me reía tanto,

y puedo decir que en este momento mi rimel corre peligro.

Mire usted este vídeo.

¡Esto es lo único que me quedaba que ver!

¡Soltadme, hombre, soltadme! (KIKO L.) ¿Qué el ocurrió, Cicuta?

¿Qué me va a pasar? Que han soltado las fieras

y me han encerrado a mí.

Un tío que va por el zoológico y dice:

"¡Gorila!" Y dice el otro: "Yo no soy gorila,

yo soy la madre...

del león, no, de... Yo soy la madre de la agüe'...

De un familiar del chimpancé,

o algo tenía que arrancarse.

(IMITA A UN LORO)

Y no hagas el loro, porque eres un conejo.

Un conejo que está bebiendo agua y hay ahí muchísimas ranas.

Las ranas, claro, completamente desnudas,

con sujetador, unas cositas de cuerda,

unas cosas de gasa y bailan las...

Hala, todas las ranitas bailando. Y el conejo, que es

como si dijéramos Boyer, está allí mirando.

Y el conejo... (HABLA ININTELIGIBLE)

Leo mi nombre, Pardo mi apellido...

Hay que darse cuenta de los detalles.

Espere, es que no lo aguanto yo.

Y cuando viene la rana,

dice la rana: "Croack, croack, ven."

Yo tengo una vaca, ¿sabe usted?

Que galopa y corta el viento cuando pasa por el puerto

caminiño de Jerez.

Pero ¿cómo galopando en una vaca? -¿Otra vez?

Es que a mí me gusta mucho la velocidad, ¿sabe?

Entonces haga lo que hizo mi marido,

cómprese una moto. -¿Y para qué una moto?

(MAYRA) Dice que le gusta correr y la velocidad,

pues va a tener problemas montada en una vaca.

Más problemas tendrá su marido cuando quiera ordeñar la moto.

Un día se me acercaron una hormiga y un elefante

diciéndome que se querían casar.

¿Una hormiga y un elefante? -Claro, claro.

Les dije que no podía ser,

que en el arca no se podían celebrar matrimonios contra natura.

¿Y lo entendieron?

Regular, porque la hormiga me vino así como avergonzada

y me dice: "Mire usted, el casarnos no es por capricho,

es que estoy embarazada."

Entonces llega la cigarra y dice así como muy cansada por la nieve:

"Ay, por favor, hormiguita, dame algo de comer,

que no tengo nada.

Dame pues una 'frurería'. Dame, por ejemplo,

pues un plato de caviar y de anís y champán Brut."

Y entonces dice la hormiguita: "¡No, hija, no!"

A los gatos les gusta mucho el ron. -¿A los gatos el ron?

Sí, por eso siempre están ronroneando.

Soy un animal que es parecido a un gato,

pero tengo pintitas

que me las pinto a cada rato

y hay uno muy parecido que lleva el pelo largo.

Entonces se ponen unos pantis todas juntas

y van todas al mismo tiempo levantando la misma pierna.

Todas: "La, la, la. La, la, la."

Me llamó la atención, porque había un señor en el teatro con un perro,

un pero más mono...

Y el perro riéndose todo el rato y aplaudiendo.

Una risa y unos aplausos el perro...

Claro, el señor que estaba al lado alucinado.

"Cómo aplaude el perro, qué alegría tiene el perro.

Cómo le está gustando la obra la perro."

Claro, el hombre le preguntó al dueño del perro:

"Oiga, le está gustando mucho al perro la obra, ¿eh?"

Dice: "Sí, eso es lo que me sorprende,

porque en casa, cuando ha leído la crítica,

ha dicho que no le iba a gustar nada."

No, dice, Leo mi nombre, Pardo Gutiérrez Gómez mi apellido.

Lo digo para despistar.

(HABLA ININTELIGIBLE)

Me ha pegado un tirón aquí... Eso es mentira, es mentira,

vuelvo a la parte...

Mira, estaba yo solo en la tienda de campaña

en la oscuridad de la noche,

cuando de pronto... (IMITA UN RUGIDO)

"Huy, ¿eso qué es?" Salgo muy tranquila...

Un león. Cargo la escopeta, ¡pum! Aquí, muerto.

Yo cojo al gallo Kiriko, le pongo una gafas.

Luego a la gallina se la peina con raya en medio,

se le ponen unos tirantes para que quede más...,

más puesta. Entonces todo esto se mete en el horno,

a los 20 años se saca, como ya... (HABLA ININTELIGIBLE)

Si sale mucho humo, no.

Me meto otra vez en la tienda de campaña y...

(IMITA UN RUGIDO) "¡Huy! ¿Eso qué es?"

Salgo muy tranquila...

¡Un rinoceronte! Cargo, ¡pum! Aquí, muerto.

Cuando de pronto un ruido muy grande.

(IMITA UN RUGIDO) "¡Ay! ¿Eso qué es?"

Salgo muy tranquilo... ¡Un oso polar!

Cargo la escopeta, ¡pum! Aquí, muerto.

¿Un oso polar en África?

Eso le dije yo a él: "¿Tú qué haces aquí con el calor que hace?"

¡Venga, amigas! En busca de aventura. ¡Vámonos!

Muchas de las palabras en nuestro idioma vienen de árabe

y comienzan con la sílaba "al", como por ejemplo alcazaba...

Alcachofilla, albondiguilla, alfombrilla

y alcantarilla. -¿Por qué no se calla de una vez?

Sí, alteradilla, alevosilla... -Que se calle le digo.

Alacrancilla. -O se calla o se va fuera.

¡Alcagüetilla! -¡Alfoz!

Bueno, y jofaina, que no empieza por "al",

pero es un árabe que atufa. -Alfoz...

¡"Pup"!

Bueno... -Y luego hablan de la Thatcher.

(Música)

Jesús.

Hola. Somos las huríes.

Quizás del Islam.

Nosotros premiamos al buen musulmán.

Las cinco vivimos allá en el edén

y los moros dicen que estamos cual tren.

Huy... -"Chucu, chuchu, chucu".

Con nuestros encantos llenamos de gozo,

y hay quien nos ofrece por ello... -Es un pozo.

De petróleo, claro. Esa cosa negra aceitosa y fea...

Pero que sin ella nada se menea.

Hola, chicas, qué emoción. Años que no os veía.

Ah, pero ¿usted las conoce? -Claro, las huríes.

Y yo como "Eñoaz", cuidaba de que nadie les echase un ojo

o cualquier otra cosa.

Ah, qué estúpido.

En fin, preciosa mía, aquí te dejaré este velo,

porque son muy prácticos, sobre todo para las huríes,

que tenemos un poquitín de vello en el rostro.

Además, es un velo que hay que "velo" para creerlo.

Quizás regresemos. Buenas noches Kiko.

(KIKO L.) Buenas noches. Acom... ¡Jesús!

Ah, por cierto, Jalila...

Ay, ven aquí.

Ven aquí. Ay, pillado. Ay, ven aquí, no me jorobes.

Adiós.

-¡Uf! (GRITOS)

¡Jordi, Jordi, Jordi! (JORDI) ¡Miriam, Miriam, Miriam!

(TODOS) ¡Miriam, Miriam!

Raro que no venga. Vamos, ayudadme, cuidado.

Las golondrinas.

Lluvia de plumas,

ya ven ustedes la gran cantidad de ángeles

que habían hoy con nosotros en nuestro plató.

Hay un ángel que es más importante que los demás,

es el ángel de la guardia. (ÁNGEL GAROZ) Un momento, ya salgo.

(JORDI) Ah, bueno, bueno.

(ÁNGEL GAROZ) Dejaré la mano fuera

para que sepan que estoy aquí.

Efectivamente, parece ser que es Juan de la Cosa

quien hoy nos acompaña, quien hoy está detrás de ese biombo.

Podemos ver... (ÁNGEL GAROZ) Es que...

...tu mano... -¡"Solplesa"!

Me han puesto aquí los "liquis", ¿eh?

¡Uh!

Bueno, lo he estudiado todo

y voy decirla toda perfecta.

Espero que vosotros me apoyéis con vuestro...,

psicología.

La "primer".

Adivina, adivinanza,

si un... Cinco lobitos tiene un... Son...

uno chiquitito

y el otro gordinflón.

El de aquí no me acuerdo lo que hacía,

y el del medio, eh...,

otro lobito.

Loba es la madre y esto no tiene nada que ver.

Me han dicho que no puedo dar pistas.

Tela, tela, tela. Tela, tela digo.

Tela, tela, tela, com... Yo un higo.

Tela, tela, tela. Te la digo, te al repito,

te la vuelvo yo a decir. Tela, tela marinera...

La hay de muchos tipos

y te la vuelvo a repetir.

"Tin, tin". No, digo "tin, tin", porque para cierta musicalidad...

Conchi, no, Pepi, no.

He hecho una pausa para que cojas los detalles.

Pepi no es una verdura

verde por fuera y un color dentro

tirando como a beige amarillento.

O también...

Plata no es, no... Dice, oro parece,

plata no... Tampoco.

Esun postre

y si tú te lo comes, pues tú no sabes lo que engorda.

(CHICHO) Señor De la Cosa. -¿Sí?

(CHICHO) No, no...

Que yo también tengo una adivinanza para usted, escúcheme.

Le doy pistas.

Tengo un papelito que es muy blanquito,

con una firmita que me dice que no vuelva más.

¿Qué le parece?

Pues que me da igual.

(JORDI) Hombre, don Pepe Itarburi.

¡Bueno, bueno, bueno! Buenas noches, don Pepe Itarburi,

cuánto tiempo sin verle, qué maravilla.

Bueno, bueno.

Aquí vengo a comerme el mundo.

Dice: "¡Mamá, mamá!"

El niño hablando así: "¡Mamá, mamá!"

Dice: "En la escuela me llaman el histérico."

Dice la madre: "¡No!

¡A ti no te llama histérico nada más que tu padre,

que se ha encerrado!"

Y entonces abre la puerta el padre y dice:

"¡No estoy encerrado lo que estoy es reescondido!"

Yo nunca le he cogido la gracia este chiste.

Y dice: "¡Un café!" Y dice el otro: "¡No hay!"

Y dice: "¿Por qué?"

Y dice: "Porque tú..."

Bueno, a él le había pillado un coche, que se me ha ido.

Un niño que está en el colegio y le dice el maestro:

"¿Quién mató a Abel?"

Y él le dice al padre: "Que no me han pillado ni me han matado,

porque cuando pedí el café

y cuando traen al enano por delante,

le pega uno un tiro." Y él no muere, algo era de que...

(CHICHO) Señor Itarburi... -Como llevaba un gorro de lana...

(CHICHO) Ya, ya.

Estoy, perdóneme, estoy bastante molesto

y bastante cansado de usted, no en el programa,

sino fuera del programa.

Por favor, váyase.

El enano murió, ¿eh? No era...

Bueno, ¿lo habéis cogido, colegas? Porque ya más explicación, ya...

¡Y recibamos ahora, señoras y señores,

a Chikito Nakatone!

(Gong)

Ah...

(HABLA EN JAPONÉS)

(Gong)

¡Ya está!

(HABLA EN JAPONÉS)

(CANTA EN JAPONÉS)

"Un, dos, tres". "Un, dos, tres".

Dentro de un momento volvemos otra vez.

Y ahora sí que comienza el juego. -Y tarjetita.

trae una tarjetita que vamos a ver qué dice.

Bueno, bueno, bueno...

Empiezo a leer.

Para muchos lo primero no es la salud ni el amor,

lo primero es el dinero, no caigáis en ese error.

(JORDI) En la vida nada hay más positivo que tener amigos...

Como famoso por su fiereza es el león...

Y en estos últimos tiempos... -Recordemos que hay algo que está

muy, pero que muy en peligro.

La impotencia en un problema preocupante.

(MAYRA) A causa de la contaminación.

Y hasta aquí puedo leer.

Y hasta ahí podemos leer. -Y hasta ahí puedo leer.

Pues también es una pista. -¿Tú crees que sí?

-No. -Yo le doy 5 millones de pesetas.

Huy, qué mosqueo...

(PÚBLICO) ¡No!

(KIKO L.) Se quedan con el plumero, ¿sí?

El plumero, venga

¡Se quedan con el plumero!

¿Sigo leyendo? -Sí, sigue leyendo.

Si ustedes necesitan una amiga,

miga y mucha tienen lo que acaban de perder.

¡Todos estos magníficos y sequísimos bacalaos!

(KIKO L.) ¡Esta aspiradora!

(MAYRA) ¡Estas eficaztísimas máscaras antigás!

¡Todas estas dentaduras postizas!

¡Todos estos tacos de abono natural!

¡Todos estos panes!

(KIKO L.) Relojes, todos en punto, y aquí está la maquinaria.

Sus nombres, por favor.

¡Los toreros "namben guan"! -No se enteran ustedes.

¡El Puga, para servirles!

Y yo el Linterna para servirles también.

Pero tú no sirves para nada. -¡Anda ya!

¡"Ihi"! (PÚBLICO) ¡Asa!

¡"Ihi"! (PÚBLICO) ¡Asa!

¡"Ihi"! (PÚBLICO) ¡Asa!

¡"Ihi"! (PÚBLICO) ¡Asa!

¡"Ihi"! (PÚBLICO) ¡Asa!

¡"Ihi"! -¡Calla ya!

¿Qué pasa ahora?

Saca la mano de ahí. Pero ¿qué estás haciendo?

¿Tú no sabes que para tocar la guitarra

no te puedes soltar de manos, hombre?

Abraham con 90 años

tuvo un hijo con su esposa.

Macho, pues ya sería un milagro que le funcionara la cosa.

Los corridos son bonitos,

dan ganas de decir: "¡Ole!"

Parece con tantos gritos que se han pillado los bemoles.

Pues yo soy el rey del cante. -Sí, efectivamente, rey del cante.

A este le cantan los pies, le cantan los sobacos...

¡Todo le canta al guarro este!

Mucho, mucho... -Mucho.

Pero mucho, mucho, mucho.

Ahora lo entiendo.

Linterna, dile a la Mayra cómo pones la plaza.

¿A mí me vas a decir tú cómo pones la plaza, Pulga?

¿A mí me lo vas a decir? ¡La plaza estaba abarrotá'!

Que se entere ya de una vez, ¿cómo estaba el estadio?

(PÚBLICO) ¡Así!

¿Cómo estaba aquello? ¿Cómo estaba aquello?

(PÚBLICO) ¡Abarrotao'!

Yo calculo que allí habría unas 200.000 o por ahí.

Más, más.

Unas 1.200 cartas o por ahí. (PÚBLICO) Más.

Unos 700 pescados o por ahí. (PÚBLICO) Más.

No había nadie.

Nadie, ni un alma había, hombre.

Bueno, ya fuera de cosas y en serio,

¿usted sabe cuántos cretenses había aquella tarde en la plaza?

No, ¿cuántos?

(TODOS) 22, 22, 22, 22, 22.

22, 22, 22, 22, 22.

(Sintonía "Un, dos, tres")

"Un,

dos,

tres", "Un, dos, tres",

otra vez, otra vez,

todo el tiempo, hoy vuelve a estrenar.

Todos a trabajar,

todo en plan familiar.

No somos nadie si usted no está ahí.

Venga al circo, los viernes le haremos feliz.

Venga al circo los viernes si quiere reír.

Todo está aquí, le esperamos con nuestra...

amistad.

¡"Un, dos, tres"!

(HABLA EN INGLÉS) Por favor.

(HABLA EN INGLÉS)

Habla en español.

¿Cómo se llama? No pueden ver este programa,

es horrible. Es horrible, todo esto es horrible.

Ustedes no deben de ver estas porquerías

y estas guarradas que echan en la televisión.

Claro, es que ¿cómo pueden enseñar esas chicas esas...?

Eh, ¿cómo se llaman? -Piernas.

Ah, piernas.

Piernas. -Eso no son las piernas,

esos son los brazos. -Ah, brazos.

Horrible, horrible. (HABLA INGLÉS)

Pero ¿por qué hablas inglés si tú eres español?

Yo no sé a qué viene esta... -Eso digo yo,

¿por qué hablo inglés?

Porque es que me gusta hablar a mí inglés.

Está todo el día igual, de verdad.

Da vergüenza de verte. -¿Por qué da vergüenza de verme?

El otro día estuvimos en una recepción

que nos dio el Rey, su majestad el Rey.

Eso, por favor, perdonadme,

pero eso no lo debe de contar aquí.

Mi vida privada es mía.

Bueno, ¿y si lo cuento qué? -Si lo cuentas delante de la gente.

(HABLA EN INGLÉS)

Y te hago un gorro de buzo.

Ustedes seguramente saben quiénes son estos señores.

¿Son los...? (PÚBLICO) Morancos.

¡Los Morancos! Efectivamente. -(HABLA EN INGLÉS)

Eh, esto de hablarle a él en inglés...

Que él es catalán. -Ah.

¿Y qué hace este hombre aquí dando regalos si es catalán?

Confieso que a veces soy cuerdo y a veces loco,

y amo a sí la vida y tomo de todo un poco.

Me gustan las mujeres, me gusta el vino,

si tengo que olvidarlas, bebo y olvido.

A la mujer no le gusta que los hombres beban.

En Andalucía se llama, tajá'.

Fíjate que, por ejemplo, el otro día, en Andalucía,

iba uno y dice: "Maestro, vaya una tajá' más buena lleva."

"Es buena, ¿verdad?

Pues ya verá como mi mujer le saca defecto."

"Subi".

Huy, que te ataca.

Baja.

Vaya tajada.

Nada.

Me siento "fetel".

La mujer desde la cama: "Anda, que la que traes...

y con hipo."

Y tú aquí: "¡Hip!"

¡Hip!

¡Hip!

Viene y me dice: "María".

Porque él habla así cuando está colocado.

Y dice: "María, te traigo un melón."

Y digo: "¿Un melón? ¿Dónde está el melón?"

Y dice: "Un melón, no, pero una tajá', no veas."

Y es que yo...

amo la vida y amo el amor,

soy un truhán soy un señor,

algo bohemio y soñador.

Buenas noches, doña Mayrucha. -Muy buenas noches.

Mayrucha, cha, cha.

Mayruchita chiquitita, bonita y rubita,

yo le dejaré mi pensamiento aquí.

Mayrucha, cha, cha, cha.

Mayruchi... ¡Cha, cha, cha!

Mayrucha, cha, cha, cha.

Mayruchi, Mayruchi, Mayrucha.

Yo soy el barón Bigote Von Arrocet.

Mire cómo se revolucionan, hombre. ¿Qué les ha hecho?

No sean "revolucionativos."

Esos son los hombres de Sandokán, el Tigre de Malasia.

El mismo, pero no me hable de mi jefe que en gloria esté.

¿Murió? -Sí, y por eso lo de "San",

porque aquí en la tierra le decíamos Dokán a secas.

(KIKO L.) Y ahora, ¿qué hace usted sin jefe?

Somos unos piratas que estamos así, como quien dice, sin salvador.

Entre paréntesis, ¿usted no conoce alún tigrecito que nos recomiende?

De verdad, Bigote, es que no tengo ningún tigre migo.

¿Ni siquiera un perito a rayas? -Tampoco, tampoco.

Oiga, ¿qué leva ahí usted, en la frente?

Es el último invento mío, don Cucurruchi.

Es el doble parche de navegación marítima.

Con este miramos a babor, bajamos este y miramos a estribor,

¿sabe usted?

"Piticlín, piticlín".

"Piticlín, piticlín".

Oiga, joven, ¿es ahí donde lavan la ropa?

¿No? "Híjole", pues qué cochinos.

"Piticlín, piticlín".

"Piticlín, piticlín".

"Piticlín, piticlín".

Mayrucín, ¿Alo?

¿Me pone con Cleopatra, por favor? ¿Cómo?

¿Qué está con Nefritis?

Pero ¿segura que está con Nefritis?

"Híjole", doña Mayrucha,

esta Cleo ya me está engañando con otro griego.

Alo, ¿está Alberto? No, está cerrado.

"Piticlín, piticlín".

"Piticlín, piticlín, piticlín", bombín, chapulín.

Alo.

¿Está Agustín? No, estoy a "disgustín".

"Niticlip, niticlip".

"Nitclip, niticlip". -Pero ¿qué es eso?

"Piticlín",

"piticliclín",

"piticliclín, piticliclín".

¿Está Consuelo? ¿Alo, alo? ¡Alo!

¡Alo! A lo mejor me colgó, doña Marucha.

Pero, bueno, es que hoy tengo un problema de espalda,

que no se me... Hay que ver, ¿eh?

Es que tengo los hombros como cargados, ¿sabes? Así como...

pero, bueno, de todas formas voy a intentarlo.

Bueno, ¿más? No hay... Es que me duele, porque...

Es como si tuviera el costillar alto o algo, ¿no?

Me lo voy a poner aquí...

Bueno. Buenas noches.

Sí, las...

Tengo como una costilla por ahí que no se me va a...

Ay...

Ay, ay, ay, ay...

Se me ha puesto un dolor en la oreja de pronto...

Ay, ay, ay, ay...

Suéltala, haz el favor.

Haz el favor, suéltala, hombre. (HABLA ININTELIGIBLE)

Suéltala. Ay, que dolor...

No tires, no tires, ¡no tires, animal!

Quítate de ahí...

Un momento, a ver si puede... Es que no sé... Es que... Ay...

¡Que no tires, idiota!

No te vayas...

Un momento, por favor.

Si eso...

Suéltame...

Ah, amigo.

Mira el pulgarcito.

¡Ahí va! ¡Cuidado!

¡Cuidado!

¡No me sigas!

¡Imbécil!

Estoy negro ya.

¡Ahí va! -Adiós.

Y ahora sí que les tengo que decir

que estamos en los tres últimos regalos.

Dejan ustedes dos regalos y nos quedamos con uno.

Por 150 euros os digo dónde está el apartamento.

-No lo digas. -Quiero que ganemos, chatito.

-Por supuesto. -¿Sigo o no sigo?

Vale, sigue.

Pues lo que les ha tocado es...

(JORDI) Un millón de pesetas por año del "Un, dos, tres",

¡20 millones de pesetas!

(KIKO L.) Volar hasta los EE.UU.

¿Os plantáis? -Sí.

¡5.000 euros para ellos!

Cinco millones de pesetas.

(KIKO L.) El apartamento podrá bien asistido.

(MAYRA) ¡Oh!

¡Este coche! ¡Este coche!

¡Nuestro querido Chollo!

Voy a conseguir hablar,

voy a terminar,

porque este programa...

lo tienen que acabar.

Gracias Chicho por tantos

llantos de felicidad.

Y a vosotros que estáis locos

trabajando con él ya.

Y se termina, ¿y por qué se termina?

Por Chicho nuestro que estás ahí arriba.

Tú dices: "Se termina el programa." Pues ¡no hijo, no!

¿Y qué piensa hacer? -Acabar de una vez.

Beber un trago di questo veneno mortale

infrente de la cámara de la televisione

para que tuta España sepa que me mato

perque no puedo soportar questo programa,

el "Uno, due, tre".

Adiós con el corazón,

que con... Es que es mucho tiempo.

son muchos días. Y, claro, le afecta a quien sea.

...Y dentro me muero.

Per te, Chicho.

(MAYRA) Pero... -Ah...

Por favor, no...,

no tiren el recuerdo del "Un, dos, tres".

"Un, dos, tres",

"Un, dos, tres",

le invitamos con toda ilusión.

(IMITA UNA GALLINA)

¡Ya!

Qué gracioso. -¿A que estoy mono?

Sí, soy yo, estoy en el "Un, dos, tres".

No me diga.

Claro.

Apeles, roñica.

Toma ya.

¡No pasa nada!

No entiendo nada. -¿Que no me oíste, loco?

Loquísima.

Si todo va bien, todo va bien.

Usted es un fenómeno.

(HABLA EN INGLES)

¿Cómo estás, doña mayrucha? "Piticlín, piticlín".

La plaza estaba abarrotá'.

¿Por qué será? ¿Por qué será?

¿Por qué será?

Una muchacha bailando. -Conejitas del Playboy.

Hace un frío ahí fuera...

¡Campana y se acabó!

"Un, dos, tres".

Con esta alegría les decimos...

hasta el próximo viernes aquí, en "Un, dos, tres".

Hasta el próximo viernes.

Buenas noches. -Feliz fin de semana.

Adiós, buenas noches.

(Sintonía del "Un, dos, tres")

Se termina el programa

porque tú dices: "Se termina, se termina y ya está."

Y se termina, y se termina... Me estoy haciendo polvo la mano.

(HABLA ININTELIGIBLE)

Y es que, de verdad, es mucho tiempo.

(Sintonía "Cómo nos reímos")

Cómo nos reímos - Lo mejor del "Un, dos, tres..."

09 jun 2019

Clips

Los últimos 140 programas de Cómo nos reímos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios