www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5373313
No recomendado para menores de 7 años Comando al Sol - Un verano indómito - ver ahora
Transcripción completa

Este charco está debajo de un volcán.

De un río de lava. Eso es.

Puedes estar en agosto en una piscina natural

y estar solo.

Yo creo que hay pocos sitios hoy en día en el mundo

que eso se pueda conseguir.

Es la más pequeña,

la más joven y la menos poblada de las islas Canarias,

reserva mundial de la biosfera

y paraíso de senderistas y de buceadores.

Descubrimos la isla de El Hierro, la cara B de las islas Canarias.

De lo que más podemos presumir en El Hierro

es de la calidad de sus aguas.

El zifio parece un animal de otro planeta.

Es una especie que es única en el mundo.

Qué bonito es.

La isla de El Hierro es la isla conocida como de los 1000 volcanes.

Estamos dentro de un tubo volcánico.

Está prácticamente intacto.

Quedó como congelado en el tiempo.

Dicen que es la isla con alma.

La isla se conserva tal y como estaba en Canarias

hace casi 80 años.

Aquellos son alfonsiños y este es el lirio.

¿Y a qué sabe este pescado? A roca.

¿Me gustaría saber cómo se comen estas lapas?

Con un poquito de limón por encima y luego...

Tal cual.

-¿Quién se anima a ordeñar un poco? -Qué asco.

-¿Cómo que qué asco? ¿Por qué?

Hay gente que viene de Estados Unidos

para ser pastor por un día.

Sí.

Aquí vamos a hacer cuajadas y queso fresco.

Ser pastor por un día,

disfrutar de la gastronomía de los caseríos

y dormir en las cabañas en los árboles.

Todo eso en torno a la sierra de Urkiola,

en el corazón del País Vasco.

Vamos a hacer revuelto de trufa de verano.

Ya notaréis el aroma. Cómo huele.

Esto es como mirar el fuego. Es hipnótico.

Parece magia, ¿verdad? Sí.

No quedarán muchos hornos en pie. No.

Esta está entre tres árboles. Qué vistas, ¿no?

Urkiola al frente. Buah.

Qué pasada.

Qué bonita.

No te molesta nada.

Con el vaivén de los árboles también hace como que te acuna.

Justo al lado del caserío está esta zona

donde están los carros cíngaros.

Eso es.

Parece de cuento. Sí.

¡Corre!

Vamos a navegar por el mar de las calmas,

conocido así porque es un lago en medio del océano

durante la mayor parte del tiempo.

Es famoso por la calidad de sus pescados,

por la claridad de sus aguas y por la profundidad de sus fondos.

¿Cuántos años llevas de instructor de buceo

en El Hierro?

Llevo aquí en El Hierro siete años.

En Canarias llevo casi 11 años dedicándome al buceo.

¿De dónde llegaste? Yo llegué de Huesca.

¿De Huesca? ¿De la montaña? De Huesca. De la montaña.

De hecho, yo soy muy montañero. ¿Sí?

Dicen que El Hierro es el paraíso de los buceadores.

¿Por qué?

Bueno, tenemos...

Buceamos mayoritariamente en una reserva

que está muy bien conservada.

Es una reserva en la que se puede pescar,

pero solo pueden pescar los pescadores profesionales

de La Restinga, ¿vale?

Y solo de manera artesanal.

Eso hace que los fondos marinos y a la vida marina

le dé tiempo a regenerarse.

En El Hierro realmente vivimos muy poca gente.

Ahora mismo, estamos 7500 u 8000 personas.

Además, estamos desperdigados por la isla.

No hay grandes focos urbanos,

por lo cual no se echan residuos ni sedimentos

al mar.

Y no hay industria, ¿vale?

¿Aquí la gente de qué vive?

Pues de la agricultura,

de la ganadería, de la pesca, del buceo,

del restaurante o eres funcionario.

La mayoría de las islas canarias no tienen ríos,

con lo cual no aportan sedimentos tampoco

y eso hace que las aguas sean de una transparencia

y una claridad extraordinarias.

¿Amarillas XL, chicos?

-Creo que son las mías.

¿Y tú de dónde vienes? De Pamplona.

¿De Pamplona? Sí, sí.

¿Qué buscas en El Hierro? Vengo a un curso de buceo.

Tenía el nivel básico y vengo al avanzado.

¿Y por qué? ¿Por qué El Hierro?

Por la fama que tiene,

porque sus aguas son fantásticas y espectaculares

y también por conocer la isla y Canarias.

¿No la conocías? No.

¿Conoces otras islas canarias?

Estuve en Fuerteventura un par de veces.

¿Tú de dónde eres? Soy de La Palma.

De La Palma, de una isla canaria. Sí.

¿Y por qué crees que El Hierro es la menos conocida

de todas las Canarias?

Principalmente,

porque llegar aquí es bastante complicado.

Yo, por ejemplo, que vengo de La Palma,

tengo que pasar por Tenerife para llegar aquí.

¿Qué tal?

De lo que más podemos presumir en El Hierro sobre todo

es de la calidad de sus aguas.

Tiene unas aguas con visibilidades espectaculares.

Pero espectaculares, ¿eh?

A veces llegamos a visibilidades casi de 80 metros.

Tenemos muchas viejas, cabrillas, pejeperros...

Esta zona de la reserva tiene muchos meros,

ya que aquí el mero no se pesca.

Tenemos grandes encuentros también.

Tenemos encuentros con animales pelágicos

como pueden ser las mantarrayas.

Las mantas diablo es una de las cosas

que más la gente quiere venir a ver.

Son animales migratorios y muchas veces las vemos.

Tenemos encuentros con diferentes tipos de tiburones.

Tiburones martillo o tiburones solrayo.

Algunas veces hemos visto el tiburón ballena.

¿Por qué se llama así el mar de las calmas?

Se llama mar de las calmas por la forma de la isla.

La isla, en la zona sur, hace una punta

y el viento dominante, el alisio, entra por el este

y esta es la zona oeste.

Es una protección natural que la propia isla nos hace.

El turismo que viene es un turismo

viene buscando autenticidad y tranquilidad.

Puedes estar en agosto en una piscina natural

y estar solo o con seis o siete personas, ¿no?

Puedes ir a cualquier restaurante,

que comerás y no tienes que hacer reservas

y te puedes mover por la isla tranquilamente

y no tienes colas de caravanas ni coches.

O sea, creo que hay pocos sitios hoy en día en el mundo

que eso se pueda.

No hablo ya de España, hablo en el mundo.

Que eso se pueda conseguir.

¿Se puede decir

que El Hierro es la cara B de Canarias?

Se puede decir perfectamente.

El Hierro no tiene que ver nada con ninguna isla de Canarias

precisamente porque la isla se conserva

tal y como estaba en Canarias ahora mismo hace casi 80 años.

Aquí tenemos el faro de Orchilla.

Esto, antiguamente, era el último faro que había

antes de que se acabase el mundo.

Llegamos aquí al meridiano cero.

El meridiano cero lo perdimos en Trafalgar

y se pasó a Greenwich.

Hasta que se descubrió América, era lo último que se había conocido.

Por eso, se llama también... El faro del fin del mundo.

Y la isla del meridiano.

Graciela, tú eres de Palencia. Sí.

¿Cómo has caído en El Hierro?

En primer lugar, por el buceo

y cuando Quique nos contrató, vi que esto era una maravilla

que tenía las dos cosas que más me gustan:

el buceo y la geología.

¿Cuánto tiempo llevas viviendo aquí?

Aquí unos dos años.

Como geóloga,

¿tú qué destacarías del paisaje que estamos viendo?

Yo destacaría los campos de lava que hay

y todos los conos volcánicos que puedes ver.

Las lavas se pueden ver también en Hawái

y no tienen nada que envidiar estas lavas

a las de Hawái.

Puedes dar un paseo en el atardecer por encima

y es una lava muy suave, está calentita,

y puedes ver los cordones de lava según cómo han ido avanzando.

Ahora va muy poco viscosa y va avanzando y va solidificando.

Y es una maravilla.

Aquí tenemos...

En El Hierro no tenemos playas de arena.

No tenemos playas con chiringuitos

y con sombrillas y con tumbonas y con hamacas

y con cientos de turistas,

pero tenemos unas piscinas naturales que son una maravilla.

Están totalmente acondicionadas y está permitido hacer barbacoas.

Cosa que en la península no está permitida.

Porque esta tierra volcánica no puede arder.

Aquí no va arder nada, no va a arder nada.

Puedes hacer fuego, que no arde nada.

Punta Ballena, Punta Ballena, aquí Jambo.

-"Hola, Jambo, aquí Punta Ballena."

-Vamos a acercarnos al barco.

Patricia, buenos días.

Eres bióloga marina

e investigadora de la Universidad de La Laguna

en Tenerife.

¿Qué estáis haciendo en ese barco?

Estamos realizando unos muestreos

de la capa de organismos que viven en profundidad.

Sobre unos 600 metros.

Son de los que se alimentos los zifios

aquí en El Hierro.

¿Los zifios? Sí.

¿Qué es un zifio?

Los zifios son cetáceos con dientes.

Pueden llegar a bucear a 3000 metros por dos horas.

Buenos días.

¿Cómo estáis? Bien.

Hemos pasado la noche aquí.

¿Eso que estáis subiendo qué es?

Pues una cámara de profundidad que aguanta hasta 800 metros.

¿Hasta 800 metros tiene de profundidad este mar aquí?

Y más.

¿Para qué queréis saber lo que comen los zifios?

Pues, sobre todo, estamos estudiando

por qué hay zonas como esta en El Hierro

que viven todo el año?

¿Tendrá que ver con la profundidad del agua?

Con la profundidad

y con el alimento que encuentran seguramente.

El zifio parece un animal de otro planeta.

¿Sí?

El zifio de Blainville y el de Cuvier

que son los que vemos aquí

son especies de tamaño medio.

Pueden tener unos cinco o siete metros.

¿De largo? De largo.

¿Cuánto puede pesar? Son muy grandes.

Pueden pesar tres toneladas.

Estamos hablando como casi una ballena.

Son casi ballenas.

De hecho, en inglés, su nombre es "beaked whale".

'Ballena de pico'.

El zifio de Blainville tiene un pico alargadito

y una mandíbula que en los machos adultos se curva

y le aparecen dos diente en la parte superior.

Son animales, además,

que por sus hábitos de buceo profundo,

pasan muy poquito tiempo en superficie,

con lo cual son difíciles de ver.

Una característica de esta especie

que no se ha visto en ninguna otra especie de cetáceo

es que permanecen en silencio la mayor parte del tiempo.

Es decir,

El Hierro es uno de los mejores ecosistemas conservados

de Europa

y, encima, tiene estas especies

que son de hábitos supercrípticos y superdistintos

a cualquier otra cosa que puedas encontrar.

Estamos en aguas privilegiadas. Sí.

Los canarios dicen "nos vamos de guachinche".

Un guachinche es una casa tradicional

donde se sirve vino y comida.

Son originarias de Tenerife y en El Hierro solo hay dos.

Por lo que veo, el buceo da hambre y sed

¿Qué tal ha ido? Muy bien.

De maravilla. ¿Sí?

¿Los traes al guachinche por algo?

Porque es un sitio muy característico de Canarias.

Son sitios que los turistas no conocen.

¿Qué se come en un guachinche?

Las comidas en un guachinche son comidas muy caseras de Canarias.

Mira.

Ahora mismo están trayendo aquí lo que es el gofio,

que no hay nada más canario que el gofio.

Se comen muchas garbanzas

y se come, por ejemplo, queso a la plancha.

En este caso, es queso herreño a la plancha

se come queso con aceite o lentejas y, luego, carne a la brasa.

Un guachinche no es un restaurante.

¿Qué es un guachinche?

Un guachinche eran antiguas casas que tenían bodegas.

Ellos podían vender el vino

y para poder vender el vino al público

les permitían dar algo de comida.

Esto ha ido derivando

y, al final, casi son restaurantes con platos muy buenos.

Pero siempre comida muy casera.

¿Por cuánto suele salir una comida? ¿En un guachinche?

Tienes que comer mucho para pagar más de 15 euros.

¿Sí? Sí.

¿Este establecimiento lo has decorado tú?

Sí.

Esto era una cuadra antigua. Sí.

Y la decoración la hice yo.

¿El Hierro es la gran desconocida de todas las islas Canarias?

A El Hierro siempre ha llegado todo más tarde.

¿Sí? Todo llega, pero llega más tarde.

¿Por qué?

Pues es la más pequeña, la más olvidada

y las comunicaciones no son muy buenas.

Pero, en fin, es preferible verla así

que verla medio destrozada, ¿no?

Por el turismo quieres decir.

Ahora está funcionando bastante el tema del turismo.

Sobre todo, en las ciudades mayores, de península,

extranjeros también vienen,

pero sobre todo de las islas orientales.

Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria.

¿Los canarios están descubriendo El Hierro?

Sí.

Por el tema también de lo económico,

que también hay una bonificación al transporte.

Porque ahora entre ínsulas ha bajado el precio del billete.

Ínsulas también.

¿Cuánto cuesta ahora viajar entre ínsulas?

De aquí a Tenerife, baratísimo.

Un vehículo y dos personas cuarentaipico euros ida y vuelta.

Antes no era así. No, qué va.

¿Qué es para un herreño

que la isla se esté poniendo de moda?

Que se esté poniendo en el punto de mira.

Es bastante importante,

porque la isla, económicamente, necesita ayuda.

O sea, de algo tenemos que vivir.

¡Salud!

¡Por El Hierro!

Esto se descubre en el año 1994

cuando comenzaron las obras del lagartario.

Lo que ocurrió

fue que una de las palas que estaba trabajando

justamente encima del techo de esta burbuja,

con el peso y los movimientos de la pala,

rompió una parte aquí

y gracias a eso se descubre esta burbuja

y con ello, lógicamente, el resto del tubo.

Estamos dentro de un tubo volcánico.

¿Así, por dentro, está el interior de la isla?

Probablemente,

porque hasta ahora

se tienen catalogados 35 tubos volcánicos.

Que no todos son visitables.

Hasta el momento, solamente se está ofreciendo este

porque es el único con las garantías de seguridad.

La isla de El Hierro es la isla conocida como de los 1000 volcanes.

¿Tantos hay aquí? Sí.

Esto sorprende mucho porque es un espacio tan...

En comparación a su tamaño,

tener tantos volcanes llama mucho la atención.

¿Qué es un tubo volcánico? Donde estamos ahora mismo.

La colada lávica,

cuando tiene lugar una erosión, va tomando un recorrido.

La parte exterior, al estar expuesta al aire,

se solidifica y va creando una especie de costra,

y las partes internas, al guardar las temperaturas altas,

permiten a la lava seguir fluyendo y van creando estos recorridos.

¿Tú eres herreña? Sí.

Mis padres son herreños.

Mis padres emigraron en la época de la migración.

Digamos que la gran migración fue a partir del 48.

Con la gran sequía del 48 muchos emigraron a Venezuela.

Mis padres emigraron a ese país y yo nací fuera.

Vamos a pasar ahora al poblado de Guinea,

que no es ninguna réplica de viviendas tradicionales herreñas.

Fue un asentamiento totalmente original

donde habitaron los pastores aquí a partir del siglo XVII

y se habita hasta mediados del siglo XX.

Ya a finales de los años 40,

después de la posguerra

y por una sequía extrema que hubo que lo que trajo fue hambruna,

se obligó a la población a emigrar a América

y el poblado quedó totalmente abandonado.

Por eso, está convertido en un ecomuseo,

porque está prácticamente intacto desde la antigüedad.

Quedó como congelado en el tiempo.

¿Cuál es el perfil del turista que está llegando a El Hierro?

No es el típico turismo de sol y playa.

No es el turismo masivo.

Realmente,

aquí ni siquiera tenemos un hotel de cinco estrellas por ejemplo.

Es gente que valora la naturaleza y valora conocer la cultura.

¿Esta visita guiada

con el lagartario, el tubo volcánico y el poblado

cuánto cuesta?

Para residentes canarios, 7,50.

La tarifa es 9,50,

pero hay una bonificación al residente canario

y sería 7,50.

Antes has comentado

que tus padres vivieron en una casa parecida a esta.

Sí.

Mis padres crecieron en una casa como esta.

¿Para ti, Marbelis, qué es enseñar el lugar

donde habitaron tus antepasados, tus padres,

al turismo?

Bueno, pues un orgullo.

Ya pueden pasar.

Vamos a entrar ahora al lagartario.

Supongo que sabrán que van a poder ver un animal

que está en peligro de extinción.

Estaban desaparecidos en la isla,

pero en el año 1975,

justamente en el Risco de Tibataje

y gracias a la ayuda de unos pastores,

se encontró una pequeña colonia.

Desde ese momento, se hizo su captura

para poder llevar su reproducción en cautividad

y así poder repoblar su especie.

¿De dónde es? De Madrid.

De Madrid.

¿Es la primera vez? La primera vez, sí.

¿Y por qué ha venido?

Me quedaba solo esta isla por conocer de Canarias.

Eso dicen.

Que es la última que se conoce.

Porque también es la última que está.

Pero es muy bonita. ¿Sí?

¿Le está pareciendo bien? Me encanta.

¿Y vosotros sois de la isla o sois de fuera?

De Gran Canaria somos.

De Gran Canaria.

¿Habéis venido por primera vez a El Hierro?

Para mí es la segunda vez.

¿Qué te ha traído por segunda vez? Dicen que es la isla con alma.

Creo que todavía mantiene la esencia de las Canarias

al ser más pequeñita.

Y no sé, a mí me encanta.

Aquí hay una familia completa.

¿Veis o no veis los lagartos?

Están ahí.

¿De dónde sois? Somos de Tenerife.

De Tenerife, de una isla hermana.

¿Qué os ha traído hasta aquí?

Pues a mis hijos quería enseñarles El Hierro,

porque no lo conocían

y mi objetivo es que conozcan todas las islas

una a una cada año.

El Hierro es especial

porque, además de padre, soy biólogo marino

y los fondos de El Hierro para mí son espectaculares.

Es un lujo lo que nos pasó ayer.

Ir a bañarnos

y ver ballenas a escasos 100 metros de la costa.

Los niños solo lo ven en las películas.

Vamos a entrar aquí, Silvia.

Miguel Ángel, eres el biólogo que ha hecho posible

la recuperación de este lagarto gigante

en El Hierro.

Con mis compañeros, por supuesto,

y toda la gente implicada en el proyecto.

¿Dónde estamos entrando?

Este es uno de los terrarios.

No los veo. ¿Dónde están?

Normalmente, se camuflan.

Aquí tienes uno. Ah.

¿Cuánto llega a medir este lagarto?

Bueno, el máximo tamaño que tenemos registrado

de un animal vivo

son 60 centímetros.

¿Cuántos hay ahora mismo en cautividad

viviendo en el lagartario de El Hierro?

Tenemos aproximadamente 200 en este centro.

¿Y en el exterior cuántos hay más o menos?

La población natural se calcula que está en 340 ejemplares.

¿Por qué es único este lagarto?

Digamos que es una especie

que se caracteriza por ese color pardo negruzco

con esas dos filas de color amarillo en los costados.

Es una especie única en el mundo.

No la hay en ninguna otra parte.

Quedó aislada en El Hierro

a partir de los ancestros que procedían del norte de África

y aquí fue donde evolucionó de esa forma

que hace que sea una especie diferente y única.

¿Qué come?

Estos animales, que son adultos, ya son vegetarianos.

Ah, ¿sí? U omnívoros.

Digamos que se alimentan de todo.

Las crías son más insectívoras,

pero estos se alimentan de estas plantas

que ves aquí en el terrario

como la perera, la tabaiba...

¿Por qué estuvo a punto de desaparecer?

¿Qué es lo que casi le mata?

Por diversas razones.

Entre ellas, por ejemplo, los aborígenes,

que lo utilizaban como alimento,

y también los gatos asilvestrados,

que son su principal enemigo ahora mismo

en los hábitats naturales donde los hemos soltado.

Qué bonito es, Miguel Ángel. Sí.

La verdad es que tienes algo único en tus manos.

¿Dónde vamos, Miguel Ángel?

Vamos a ver el laboratorio de incubación y cría de esta especie

donde realizamos el proceso de cría en cautividad.

Lleva una parte

que el público no visita normalmente.

Aquí no llega el turista. En absoluto.

Es una parte que es privilegiada para verla.

Es un material especial para incubación,

que se llama vermiculita.

Vermiculita.

Es esta especie de arena que tiene, ¿no?

Es un material

que se utiliza para el filtrado de piscinas

y lo que mantiene es la humedad.

¿Cuántos años lleváis criando en cautividad este lagarto?

Pues más de 30.

Más de 30. Más de 30 años.

¿Cuánto va a tardar en eclosionar?

Dos meses aproximadamente.

Dos meses desde la puesta y está los dos meses aquí.

¿A qué temperatura?

Ahora mismo, como puedes ver, 27.

Entre 28 y 30 grados un poco oscila.

El 50 % de los individuos que nacen son machos

y otro 50 % son hembras.

Ah, ¿sí? Mitad y mitad.

Eso está muy bien. Sí.

Se autorregulan. Sí.

Esto es el tamaño.

Otra de las joyas escondidas de El Hierro

son los charcos,

piscinas de agua salada alimentadas por las mareas.

Este que ven es el Charco Azul,

considerado uno de los mejores de España.

Esto sí que es un lugar escondido alejado del turismo de masas.

¿Es usted de El Hierro? Sí.

¿Sí? Sí.

Conocerá muy bien este charco.

Tanto como que aprendí a nadar aquí. Ah, ¿sí?

Todos los niños de pueblo solemos aprender

en el lugar más cercano a la costa.

En este caso, el Charco Azul.

Este charco está debajo de un volcán.

De un río de lava. Eso es.

Esta isla es la isla más pequeña de las Canarias.

Está todavía creciendo.

Tuvimos una erupción hace unos años.

Lo que en otras islas ya son costas y playas

todavía aquí tenemos el volcán en el mar.

Esto se regula con las mareas.

Cuando está la marea alta,

el agua sube por ahí y sale por el otro lado.

Lo limpia continuamente.

Ahora tenemos la marea baja,

con lo que está perfecto para el baño.

Perdonen.

¿Cómo está el agua? Fría.

Fría.

Está muy buena. ¿Está muy buena?

Está buenísima. ¿Sí?

¿Han venido hasta aquí buscando el Charco Azul,

se lo habían recomendado o sabían dónde estaba?

Hombre, es muy oído en El Hierro.

¿Es de El Hierro? Yo soy de Tenerife.

Mucho canario estoy viendo yo en este viaje.

Es la última que me faltaba ya. Ah, ¿sí?

Ya las he visto todas.

Vienen preparados, ¿eh?

Con zapatillas...

Ya sabían dónde venían.

Aquí, en El Hierro, tienes que venir con escarpines,

pero de cuello vuelto.

¿Qué tal? Fantástica.

Buenos días. ¿Qué tal? Buenos días.

¿Cómo se ha dado la pesca?

Hoy estaba floja. ¿Floja?

Esto es un peto. Sí.

¿Cuánto puede pesar este? 15 kilos.

15 kilos.

¿Este peto qué tipo de pescado es?

De tipo atún.

¿Y este cómo lo habéis pescado?

Este se pesca con unos arpones.

¿Tú cuántos años tienes? 24.

24 años. Sí.

¿Te quedas aquí a vivir en El Hierro?

En principio, sí. ¿Sí?

Te gusta la pesca. Sí, claro.

Lo he hecho desde pequeño.

Yo estudié fuera, en Tenerife,

y cuando terminé los estudios, volví para acá

y me dedico a la pesca ya.

¿Qué estudiaste? Finanzas.

Anda. Sí.

¿Y prefieres la pesca? Sí.

Tira ese océano, ¿eh?

Tira el mar de las calmas. Sí, sí, la verdad es que sí.

Relaja mucho la pesca.

¿Esto es lo que ha pescado hoy? Sí, esto.

Aquello son alfonsiños.

Alfonsiños.

Son de aquí de El Hierro, ¿verdad?

Y este es el lirio.

Lirio. O salmón de aire.

Son de profundidad también.

No tan profundo como los otros, pero también.

¿De qué profundidad estamos hablando?

La tableta alrededor de 500 metros

y el alfonsiño está entre los 400 y 500 metros.

¿400 o 500 metros de profundidad?

¿Por eso tiene estos ojos tan saltones?

Tiene las pupilas enormes

para ver en la oscuridad en esa profundidad.

Si no, no ve.

¿Se conoce usted bien las aguas de El Hierro?

Hasta el último centímetro. ¿Sí?

Todo el litoral lo he nadado completo.

¿En serio? Sí, sí.

¿Y qué tienen estas aguas

para criar estos peces tan hermosos y tan famosos?

Tienen mucho plancton, porque las aguas son cristalinas

y cuando el agua es cristalina, cría mucho plancton.

Es de lo que se alimenta el pescado.

¿Cuánto le pagan a usted por este pescado ahora?

Perfecto no te digo. Más o menos.

Alrededor de nueve euros o diez euros.

¿Por todo esto? No, no, por kilo.

14,36.

Se descuentan dos kilos de las cajas.

Pues ha echado una buena mañana. Sí.

Esta es la vieja, que se cría aquí en estas aguas.

¿A qué sabe este pescado? A roca.

Come mucho coral.

Enséñeme los pescados que viven en El Hierro.

Aquí vive la vieja, la lapa...

¿Cómo funciona la lonja de pescado de El Hierro?

Esto es una sociedad, una cooperativa,

y todos los pescadores son socios.

¿Aquí no hay subasta de pescado? No.

¿Tiene algún por qué?

Siempre se ha gestionado así y así seguimos.

¿Ustedes vienen a comprar pescado? Sí.

Fresquito. Fresquito.

¿Para hacerlo ahora directamente? Ahora.

-En casa. -Sí.

Del barco a la cocina.

Esto es un lujo. Sí, es un lujo.

¿Están de vacaciones? Estamos de vacaciones.

¿De dónde son? De Tenerife.

¿Qué tiene esta isla que no tenga Tenerife?

Tranquilidad.

Esta isla tiene su magia.

La de El Hierro es el mar, la tranquilidad...

Y el pescado. Y el pescadito.

¿Tú eres dueño de un restaurante aquí en El Hierro?

Sí.

Compráis directamente el pescado de la lonja.

¿Qué te llevas?

Ahora nos llevamos viejas.

Es muy famoso el pescado de La Restinga.

Sí, sí, sí, bastante, bastante.

Hoy en día,

el pescado como el que tenemos en Canarias y en España

es muy difícil de conseguir,

porque, seguramente, habrá rincones que no conozco

y a lo mejor se consiga,

pero yo creo que es único.

Único a nivel nacional.

¿Es es uno de los pescados más populares de El Hierro?

Esto es un mero, sí.

Puede ser abierto a la espalda, puede ser al horno,

se puede hacer una cazuela también con un poco de escaldón

y unas papitas guisadas dentro de la cazuela.

Puede dar para mucho.

¿Y este? Este es conejo.

¿Conejo? Se llama conejo.

Igual que el de tierra, pero este sería del mar.

¿Y esta? Esto son las viejas.

Son las viejas que hemos recogido antes.

Este es el peto. Este es el famoso peto.

Muy fresquito.

Parece atún blanco.

Como un atún blanco, exactamente.

Este restaurante lleva abierto 40 años

y habéis mantenido la esencia.

Sí.

Con lo que se abrió el restaurante fue la famosa sopa

y pescado frito.

Pero estáis haciendo otras cosas.

Hoy en día, le hemos dado un vuelco también

y hacemos un poco el tema ceviche.

Pero siempre sin perder la esencia

con lo que se hizo famoso el Casa Juan,

que era pescado y sopa de lapas.

Esa es la sopa de lapa.

Tenemos el cangrejo, el bulgao.

Todo es marisco de aquí. La lapa y el bulgao, ¿vale?

Tú eres de El Hierro. Sí.

Nacido y criado aquí. Toda la vida.

¿Te has marchado fuera? No.

Has estado toda la vida. Toda la vida aquí.

¿Cuántos años tienes? 28.

¿28? Eres muy joven. Sí.

¿Cómo ves El Hierro dentro de 10 años o 20 años?

Espero que esto cambie dentro de un orden.

Que no perdamos lo que es la tranquilidad,

no perdamos la diferencia como isla,

y que no perdamos el cuidado de la naturaleza.

Yo creo que hay unas pautas que no debemos nunca saltarnos

porque necesitamos más gente.

Necesitamos gente, sí, pero dentro de un control.

Cuidadín. Cuidadín.

Buenas tardes. Hola.

Me gustaría saber cómo se comen estas lapas.

Limón cuando te lo sirven.

Un poquito de limón por encima y luego...

Tal cual.

¿Qué estás encontrando en El Hierro que no te esperabas?

Estoy conociendo una isla que me ha sorprendido gratamente,

porque esta mañana...

Nos estamos quedando Tiñor, que es un pueblecito de Valverde,

y esta mañana amanecimos con niebla y frío.

Nos hemos venido aquí a la costa

y nos hemos tenido que cambiar en el coche

para darnos un bañito en La Restinga.

Dicen que en esta isla están todos los climas posibles

del continente.

Y poco más.

¿Estáis contentos? Sí, demasiado.

Demasiado repertorio porque se acaba pronto lo bueno.

Es la pena.

Gracias. Gracias.

Gracias.

Vamos.

¡Buen vuelo!

A la cuenta de tres, te voy a decir "uno, dos, tres"

y empiezas a correr hacia las plantas.

Para sentarte, las rodillas al pecho,

mueven bien el culo hacia atrás para que llegue hasta el respaldar

y, simplemente, disfrutas.

-Eso es lo más importante.

Hola. Buenas.

Te vas a lanzar al vacío. Ahí que voy.

¿Cuántos metros de caída? 800 tenemos.

800 metros de nivel.

¿La primera vez que vas a hacer parapente?

Sí.

¿De dónde eres? De Ciudad Real.

¿De Ciudad Real? Sí.

¿Qué te ha traído a El Hierro?

De visita por las Canarias, que me faltaban algunas.

Hay mucho que ver por aquí, así que aquí estamos.

De turismo.

¿Y a qué te dedicas? Soy profe de infantil.

Se lo vas a contar a tus alumnos. Seguro.

Les enseñaré vídeos y todo. Van a flipar mis chicos.

¿Tú eres de aquí de El Hierro? No.

Yo soy nacido en Argentina, pero llevo 18 años viviendo aquí.

Mi madre es la herreña. Ah, ¿sí?

Es herreña, pero naciste en Argentina.

Nací en Argentina

He volado por casi todas las partes del mundo

y para mí El Hierro es mi lugar preferido.

Primero que nada,

tenemos una pared supervertical de 1500 metros

encarada a los alisios que tenemos en Canarias

y eso nos permite tener 300 días al año de vuelo.

Pues nada.

Ya os lo contaré.

Un vuelo único, María José. Totalmente, totalmente.

A correr.

¡Corre!

Juan Luis, tú eres el culpable

de que se esté volando en parapente en El Hierro.

Bueno, uno de ellos.

¿Qué tiene este clima? ¿Qué tiene este aire?

¿Qué tienen los vientos alisios

que no solo se puede hacer parapente,

sino que es famoso por poder hacer acrobacias?

La dirección del viento es noreste todo el año,

con lo cual las corrientes, al chocar en la ladera,

nos consiguen subir,

más la térmica,

y podemos estar volando durante cuatro o cinco horas.

Entrenando, volando, disfrutando

o, cómo no, haciendo pasadas los que quieran visitar la isla.

¿Este vuelo para turistas cuánto dura

y cuánto me podría costar a mí si me quiero lanzar al vacío

aquí en El Hierro?

Realmente, suele durar unos 20 o 35 minutos.

Depende un poco de si el pasadero está mareado

y suele rondar entre los 80 o 90 euros.

Depende de la zona en que despeguemos

y el tiempo que estemos en vuelo.

¡Uh!

Jo.

¡Madre mía!

¡Uh!

La verdad es que viendo a María José

da un poco de envidia, ¿eh?

Sí.

Ella no venía convencida.

No sabía lo que se iba a encontrar y ha encontrado una aventura aquí.

¡Anímense a volar!

Dice que si bajamos ya. ¿Le digo que no?

No.

No quiere bajar.

¿También te has tirado? Ya me he tirado.

Ah, ¿sí? ¿Y qué tal?

La verdad es que mola un montón.

Es una impresión cuando te lanzas,

pero es como si estuvieras volando como un pájaro.

Es una sensación muy gratificante.

¿De dónde vienes tú? Yo de Madrid.

La verdad es que ha sido genial.

¿Lo sabe vuestra familia? Todavía no.

¿No?

Pues lo van a ver en la tele. Ya, pero ya hemos volado.

Estamos bien.

Mamá, estoy aquí.

He salido.

Buenas tardes.

Estamos en Alluitz natura.

Esto es preparque natural de Urkiola.

Aquí venimos a estar con la oveja típica de Euskal Herria

que es la oveja lacha.

Patxi es desde hace 18 años pastor

y dueño de este caserío de la sierra de Urkiola.

Esos son turistas.

Algunos de ellos vienen desde Estados Unidos

y han pagado por ser pastores por un día.

(HABLA EN INGLÉS)

¿Qué tal?

Tú eres pastor y dueño de este caserío.

Veo que te está ayudando Silvia. Sí.

Somos dos socios en esta empresita.

Aquí vamos a hacer cuajadas y queso fresco.

Venga, vamos.

Da las explicaciones en castellano y tú, en inglés,

porque hay gente que viene de Estados Unidos

para ser pastor por un día.

La gente que vive en ciudad,

sea aquí, sea en Estados Unidos o en Irlanda,

lo que busca en sus días de vacaciones

es retomar el contacto con la naturaleza.

Últimamente,

estamos recibiendo de Estados Unidos un grupo a la semana

y vienen de Indonesia, Japón y de todos los lados.

(HABLA EN INGLÉS)

Cuando ya hemos hecho la cuajada, hay que cortarla.

Les has enseñado a hacer cuajada. Eso es.

El inicio del queso

y uno de los postres vascos por excelencia.

A partir de aquí, ya está rota.

O nos la comemos o la seguimos procesando.

El aspecto es un queso fresco,

pero es el queso idiazábal antes del proceso de la curación.

La gente viene con la idea del yogur

de que necesitas toda una noche para fermentar la leche.

Cuando ven que una cuajada en unos minutos queda hecha

y que en un poquitín de rato ya tienes un queso,

realmente les asombra.

¿A ti lo de ser pastor de dónde te viene?

De ningún lado.

Yo he sido pastor de dos patas durante veintialgún años.

He tenido hostelería 22 años.

¿Hostelería? Hostelería.

Estuvimos unos años en que vivíamos aquí,

pero seguíamos con el bar en Bilbo.

Y, bueno, llegó un momento

en que la hierba tenía la mala costumbre de crecer

y, ¿qué hacemos con la hierba?

Y, bueno, alguien comentó

tener unas ovejitas para que comieran la hierba y tal.

Eso fue llevando un poquito a lo otro.

Vas poniendo unas poquitas más,

y haces un quesito al baño maría en la fregadera

y parece que salen bien.

Y ahí fue un poquito el animarnos

partiendo de que aquí no había absolutamente nadie.

Estás metiendo piedras calientes en la leche.

Efectivamente.

Así se calentaba antiguamente la leche.

Pues ya tenemos la leche, que casi casi se pone hirviendo.

Bueno, con estas actividades de turismo,

de críos, de colegios y demás

puedes de algún modo relacionarte con la gente.

A tener una relación social que con las ovejas es difícil.

Vamos para la cuadra.

Es momento de ordeñar a las ovejas lachas.

Primero vamos a relacionarnos con las ovejas lachas.

Que las vayan conociendo.

Que las vayan conociendo y ya acabaremos ordeñando.

¿Quién se anima a ordeñar un poco?

-Qué asco.

-¿Cómo que qué asco? ¿Por qué?

Venga, ahí, apriétale fuerte.

¿Cómo ves a tu hija? Ahí la veo, vamos.

Hecha una campeona.

¿Futuro de pastora o no? Yo la veo muy entusiasmada.

Ay.

Le doy un azote a esta oveja.

Pero ¿qué te ha hecho?

¿Cómo empezó todo esto

de abrir esta granja a los turistas?

Veíamos una oportunidad de montar una empresa

para diversificar la economía rural de aquí,

de esta misma explotación,

y también unirla como trabajo en red con la comarca

y desarrollar de una forma sostenible

tanto la explotación como el barrio.

Esto permite hacer una actividad muy sencilla,

pero potente.

Al final, ha arraigado.

El año pasado nos vinieron 9000 personas.

9000 personas en un año.

Está bastante bien, ¿eh? Está muy bien.

¿Cuánto cuesta ser pastor por un día?

Hacemos...

Para familias, 18 euros, adultos y 15 euros, menor.

El Anboto, de más de 1300 metros,

es de los montes más emblemáticos del País Vasco.

En sus faldas está ese caserío del siglo XVII

y que Izorne ha convertido en un restaurante.

Esta mesita, José Mari, la vamos a ir montando para tres.

-Eso es, ¿vale? -OK.

Izorne, buenos días. Hombre, Juan Carlos.

Ultimando los detalles en este caserío de qué año.

Del siglo XVII.

Antiguamente, fue habitáculo de dos familias

y luego pasó a ser de los jesuitas.

Los jesuitas venían aquí en colonias.

Esta zona de aquí digamos que es la cuadra.

Aquí tenemos lo que son los pesebres,

que es donde se les daba de comer a los animales.

Luego, la primera planta era el pajar.

Y, luego, la última planta de arriba

antiguamente era lo que llamamos la ganbara.

Es el camarote.

¿Cómo te quedaste cuando lo viste?

La verdad es que me he criado en caserío

porque por parte de mi madre toda la familia es de caserío.

La verdad es que me encantó.

Dije: "Aquí vamos a hacer virguerías".

Poder mantener la estructura,

pero al mismo tiempo darle ese toque innovador

con esta escalera, por ejemplo.

Es escalera de obra.

Parece que la pusieron ahí y se olvidaron de quitarla.

Lo que hemos hecho ha sido habilitar una habitación

donde se les da opción a los novios a que puedan vestirse

aquí en Akebaso.

Aquí, las novias lo que suelen hacer

es centralizar el tema de maquillaje y peluquería,

vienen aquí con su madre

y aprovechan para poder hacerse fotografías.

Lo que es el tema del reportaje y demás.

Este es el jardín del caserío

y, un poco, los fines de semana, cuando tenemos bodas y demás,

hacemos aquí lo que es el montaje del altar.

¿Tenéis muchas bodas? Pues sí.

Este año terminamos a finales de noviembre

y hemos empezado a coger bodas para el 2021.

O sea que no nos podemos quejar. Qué bueno.

Si hay alguien que quiere casarse, movimiento.

Luego, Íñigo, nuestro jefe de cocina,

tiene ahí su pequeña huerta.

Qué buena. ¿Qué tenéis aquí?

Tenemos desde acelgas, tenemos también la lechuga roble,

tenemos pimientos, hay tomates, calabacines también tiene plantados.

Son cuatro pasos.

Venimos aquí, recogemos y ala. Y listo.

Y listo, a trabajar.

Vamos a ver qué se cocina en este caserío.

¿Cocinero? Sí, señor.

Juan Carlos. Encantado. Encantado. Íñigo.

Vamos a hacer revuelto de trufa de verano.

Vale. Venga.

Cogemos la patata, que está cocida, y la vamos a rallar en esta sartén.

Un poquito.

Vamos a darle cremosidad al revuelto con esta patata extra.

Esta es la trufa de verano.

Esta es un poquito más barata,

pero tiene un aroma de avellana y a patata,

como fruto de tierra,

increíble.

¿Qué tal es cocinar

en un sitio tan llamativo como este?

Esto es como venir a pasar el día al campo.

Es una pasada, es una pasada.

Un poquito de aceite

para que se fría un poquito esa patata.

Ya notaréis el aroma que sale.

La pena es que la cámara no lo capte,

pero cómo huele.

Un par de claras.

Vale, fuera del fuego.

Vale.

Pues ya lo tenemos.

Echamos las yemas.

Siempre fuera del fuego, ¿vale?

Para que le dé la cremosidad que necesitamos en este plato.

Vamos a rallar un poquito de trufa por encima.

Sí, ¿eh?

Le va a dar un poquito más de aroma todavía.

Voy a coger trufa, ¿eh? Sí.

Es importante. Sí, sí, sí, sí, sí.

Qué saborazo.

Qué bueno.

Marcha uno

que empieza con medio revuelto de trufa de verano

y termina con un rape.

-¿Oído? -Oído.

(HABLAN EN EUSKERA)

-Cuatro medios salen, ¿vale? -Sí, eso es.

El rape de la 15, chicos.

-Oído. -Vale.

¿Qué se come en este caserío?

Una comida digamos tradicional,

pero con pequeños toques innovadores.

Esta es la lubina. Qué pinta, ¿eh?

Entonces, bueno,

la han marcado directamente en la brasa,

ahora le dan un punto de calor, ¿no, Íñigo?

-De horno. -Y al plato.

Y va directamente al plato.

¿Cómo diferenciar un poco de la tradición?

Digamos que con esa salsita que le suelen echar por encima,

que todos los ingredientes no se pueden decir,

porque si no, nos copiarían.

Hay que dejar algo en secreto.

Entonces, nosotros lo que hacemos es freírlas en mantequilla y azúcar.

Nos estás hablando,

pero no pierdes atención de lo que se está diciendo por ahí.

Hay que estar atenta a todo. Al quid de todo.

Soy como la maruja del quinto que sabe lo que hace la del primero

y sabe lo que hace la del otro portal.

Me entero de todo.

Con una oreja me estás oyendo y con otra lo que están diciendo.

Con este ojo te miro a ti

y por el rabillo de este estoy controlando toda la cocina.

Tienes que llevar el control de todo.

No se te puede escapar.

A ver, como dice el refrán,

cualquier pedo se le escapa a cualquiera,

hasta al mejor.

Pero, bueno, que sea un pedo leve.

¿Esta para cuántos, Íñigo? Esta para tres personas.

Yo pensaba que os comíais esto de una sentada.

Yo sí, yo me lo como solo.

Lo que pasa es que se van a comer dos chuletas

e imagínate.

Sí, sí, sí.

Se echa un poquito de verde y esto sería la lubina.

-Tiene una pinta estupenda. -Muy bien.

Vamos a trinchar lo que es la lubina.

Cómo os vais a poner, ¿eh? Vamos a degustarlo.

¿Es la primera vez que venís aquí o no?

Hemos venido más veces.

Es un caserío bonito. En esta zona hay muchos bonitos.

Este es uno de los más bonitos.

¿Con esto ya es suficiente o algo más?

Si nos quedásemos con hambre, no hay ningún problema.

Nos ponen un poquito de carne a la parrilla rápidamente.

Aquí, con hambre no se va... Nadie.

Aquí, como en casa, ¿eh?

-Igual igual, ¿eh? -Igual, sí.

Vergüenzas las mínimas, ¿eh?

Estoy oyendo a unos que hablan en francés.

Están justo detrás.

¿Extranjeros vienen muchos? Sí.

Trabajamos con mucho francés

y trabajamos con mucho americano también.

Suelen venir japoneses también.

¿Por cuánto se come en un sitio como este?

Tenemos entre semana el menú ejecutivo,

que son 29 euros más IVA,

entre semana también tenemos el menú degustación,

que son 55 euros,

y, luego, la carta.

(HABLAN EN EUSKERA)

Vengo buscando a Blanka, la alfarera.

Yo soy Blanka. ¿Sí?

Blanka con K.

Tú eres la dueña de este caserío

que además de ser tu taller, es un museo de alfarería.

Sí. Gracias a ti.

Somos una familia y todos hemos empujado, ¿eh?

Así que, bueno, sí.

Somos los propietarios de un caserío que tiene 300 años

y que cuando nosotros llegamos, estaban a punto de tirarlo.

Los caseríos que pierden su utilidad

o les damos una nueva vida y dignidad

o si no, no sirven para nada.

Ya llevamos 26 años. Madre.

Yo trabajé con un señor que se llamaba José Ortiz de Zárate

y que era el último alfarero de este barrio.

No me quería enseñar

porque me decía que no era trabajo de mujeres

y me quedé.

Me quedé calladita calladita siempre a su lado aprendiendo.

Y ya diez años pasaron hasta que me dijo:

"Está claro que hay que enseñarle al que quiere aprender,

sea chico o chica".

¿Ahora qué pieza estás haciendo? Voy a hacer una jarra.

Lo que hacíamos eran reproducciones de la cerámica tradicional

para decoración.

Y hoy, sin embargo,

estamos trabajando para estrellas Michelin.

Pues Mugaritz, para Eneko Atxa...

Estás hablando de restaurantes de dos y tres estrellas.

Claro.

Mirar esto es como mirar al fuego.

Es hipnótico. Ya.

Relaja además, ¿eh?

Parece magia, ¿verdad? Sí.

Es el caserío en el que estamos, que se construyó en 1711

y ahí, a mano izquierda, se ve el torreón.

Ese torreón es el horno antiguo.

Ellos utilizaban este matojo para hacer las hornadas.

Este sería ahora un biocombustible.

Mira, este es el horno

y aquí, el trabajo de dos meses

lo podían poner dentro del horno en cinco días.

Día y noche quemando ese matojo que te comentaba

que se llama aquí árgoma.

Con eso conseguían los 1000 °C de temperatura

y para saber que estaba a 1000 °C de temperatura

era a ojo.

El maestro hornero subía arriba

y según el color del fuego sabía la temperatura.

No quedarán muchos hornos como este en pie

No.

De más de 80 que hubo a principios del siglo XX,

este es el único que queda en pie contextualizado.

Este es el caserío Zubizabal.

Es la casa forestal.

Mi padre era el guarda del monte en este entorno.

¿Tú naciste en este caserío? Sí.

Aquí nacimos seis hermanos.

Es un entorno precioso y muy recogido,

pero este es un lugar ahora donde se puede dormir en los árboles

como los pájaros.

Hola, María.

Se puede dormir en los árboles. Eso es.

¿Cómo es eso?

Somos Cabañas en los árboles, Zuhaitz-etxeak,

y nuestra actividad es un alojamiento singular,

que quiere decir que se pernocta

en cabañas que están colgadas en los árboles.

Es un bosque enclavado en medio de dos parques naturales,

Urkiola y Gorbea.

Vamos a ir viendo en el recorrido cada una de las cabañas.

Estos son clientes que han subido a dar un paseo.

Cada una es diferente, ¿no?

¿No tiene nada que ver la una de la otra?

La estructura externa es igual,

pero la temática de la cabaña es completamente diferente.

El haya, junto con el txantxangorri,

que es la primera que teníamos en el recorrido,

son las dos cabañas más altas de Europa

con 17 metros.

María, esta es la forma que tenéis de subir cosas hasta las cabañas.

Eso es.

Ahora acabo de traer una cesta con cava.

Con sus dos copitas.

Es lo que han pedido. Sí.

Utilizamos una polea con una cuerda

para poder comunicarnos con el cliente

tanto para traerle el desayuno o para traer la cena.

María, vamos a subir a esta cabaña que está a cuántos metros.

Esta rondará los ocho metros.

Oye, y maletas y todo esto con cuerda también, imagino.

Las maletas también se cuelgan en la polea

y una vez que estás arriba, ya la subes.

Es enorme desde aquí, ¿eh?

De hecho,

la cámara la tenemos que subir con cesta.

Sí.

Siempre hay que dejar las manos y la espalda libres

para poder subir.

Para concentrarte y que estés seguro.

Esto es lo que está grabando mientras sube.

Buah.

Qué pasada.

Qué bonita. Sí.

Mira, cama redonda.

Es una cabaña que es para dos personas,

para dos ocupantes.

Vemos que hay zona verde.

Se ve, además, todo el tallado a mano de la madera.

El respeto de integrar la propia madera del árbol.

Luz tienen todas. Luz tienen todas.

¿Agua tiene esta? Esta no tiene agua.

Si quieres asearte un poco, tienes aquí esto de agua.

En la zona de recepción tenemos un caserío con duchas.

Te lo voy a enseñar para que lo veas.

Es un váter seco.

Es un váter que funciona con serrín

y, luego, nosotros, de forma individual por cada cabaña,

retiramos y compostamos

Mira, María, eso es un zorro, ¿no? Sí, sí.

Buenas. Hola, buenas.

No me digas que bajas de esa cabaña en la que has estado.

Sí, sí, una locura.

Es una experiencia increíble, la verdad.

Ahí arriba se está muy tranquilito y se mueve la cabaña y todo.

Está bastante acogedor.

Sí, ¿no? Sí, sí, sí.

Esta creo que son 17 metros de altura.

17 metros.

Dicen que es de las más altas de Europa.

¿Cómo es dormir en un árbol? Increíble.

La primera vez que he estado y muy a gusto, la verdad.

Muy relajante.

Parece que estás ahí en medio de la naturaleza

y no te molesta nada.

Con el vaivén de los árboles también hace como que te acuna.

Estás en medio del bosque y no hay nada más.

¿Qué se oye por la noche?

¿Qué se oye?

Vimos jabalíes y todo y algún zorro por las noches.

Justo al lado del caserío está esta zona

donde están los carros cíngaros.

Eso es.

Es un alojamiento muy divertido. Todo muy colorido.

Es muy nómada.

Alucinante el colorido.

Todo hecho a mano y todo pintado.

Vamos a ver este carro cíngaro.

Qué bueno.

Madre mía, parece de cuento. Sí.

La intención era hacer algo diferente,

pero no solamente hacer algo diferente en estructura.

Este en concreto alberga cuatro personas.

Es muy de niños. Es muy de familia.

Aquí también hay espá. Sí.

Ah, mira, qué bueno.

Todo de madera.

Es una terma de agua caliente que se calienta con leña únicamente.

El complemento de la terma es la sauna finlandesa.

Sauna seca finlandesa.

Entonces, de la misma forma, nosotros usamos leña

para encender la chimenea

y el calor lo va concentrando dentro del habitáculo.

Vamos, María, a la "suite".

Vamos a la "suite" y es esta de aquí.

Qué barbaridad.

Esta está entre tres árboles. Esta está entre tres árboles.

Parece un ovni desde aquí. Sí.

¿Esta a qué altura está?

Esta tiene también ocho metros.

Buah, qué vistas, ¿no? Sí.

Mira, desde aquí se ve...

¿Qué es todo eso de allá?

Aquí tenemos Urkiola al frente

y, luego, hacia la parte de la izquierda,

un poquitín de Anboto.

Por eso se proyectó esta terraza 360 grados.

Por el tema de las vistas.

Puedes dar por la terraza la vuelta a la cabaña.

Claro.

Con todo este ventanal ves todo desde la cama.

Sí.

La ducha, por ejemplo, es una ducha de caracol también.

Oye, ¿cuánto cuesta alojarse en un sitio como este?

Nuestro rango de precios parte desde 160

hasta esta que sería la de 290.

Dependiendo del tipo de cabaña, temporada y número de personas.

Tú mucho acento vasco no tienes. No.

Yo soy gaditana.

¿Qué hace una gaditana aquí? Llevo muchos años.

Me vine a trabajar en su día y aquí me quedé.

Es toda una experiencia.

No solamente para los clientes,

sino también para todas las personas que componen este equipo.

Claro.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Un verano indómito

Comando al Sol - Un verano indómito

27 ago 2019

Esta semana recalamos en la desconocida isla de El Hierro. Nos zambullimos en solitarias piscinas naturales de agua salada alimentadas por las mareas y excavadas en burbujas volcánicas. También descubre la naturaleza salvaje e indómita del Parque Natural de Urquiola en el País Vasco.

ver más sobre "Comando al Sol - Un verano indómito" ver menos sobre "Comando al Sol - Un verano indómito"
Programas completos (495)
Clips

Los últimos 2.863 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos