www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
2699236
No recomendado para menores de 7 años Comando al sol - Trabajo sin tregua - ver ahora
Transcripción completa

Lo nuestro es cariño y pasión por el cine, no es dinero.

Parecen salidos de otra época,

pero su trabajo es el más romántico de las noches de verano.

De 10 km viene a ver la película de esta noche.

A ver la película de esta noche, y otras que echen,

porque vuelvo otra vez a mi infancia.

Indios, vaqueros y cuatreros hacen el agosto bajo el sol de Almería.

Prácticamente estáis todo el año pero esta es la temporada alta.

Sí, estamos desde Semana Santa hasta finales de octubre,

y luego en invierno estamos fines de semana y días festivos.

¿Cuánto tiempo dura la campaña del corcho?

Aproximadamente mes y medio o dos meses.

No me puedo creer que en pleno siglo XXI

se haga un trabajo todavía con mula.

Pues créetelo, y además por el resto de los años.

Hay sitios donde no entra nada.

Las mejores vistas de Madrid se ven desde un barrio humilde.

Sin playa también hay chiringuitos.

Yo reconozco que a lo mejor está un poco caro

para ser el barrio que es, pero claro, aquí hay que cobrarlo,

porque lo que estamos dando es mucho, es Madrid.

¿Cuántos recortadores van a participar hoy en el festejo?

Van a participar 12 recortadores y luego, estas chicas.

Y lucharán por un premio de...

De 900 euros.

Trabajo sin tregua. Hoy, en "Comando al sol".

¿Qué pasa? Buenos días, ¿qué tal?

Servicia dos más.

Rafael, llega el repartidor de las bebidas,

pero esto no es precisamente un bar.

No, no es un bar, es un cine de verano. 570,14.

Hasta la próxima semana, y que venga pronto.

Y que tengas buenos días. Y que suba la temperatura.

Yo estoy jubilado de Correos, y como te he comentado,

esto es mío y de mis dos hermanas.

Desde que termina el cine de verano

estoy empezando a estudiar las películas que voy a pasar

en la temporada 2015, a base de ver todo el cine que pueda.

¿Y cómo lo ve? Voy principalmente al cine.

Nosotros sabemos perfectamente

las películas que gustan a nuestro público,

porque en tantos años sabemos ya lo que les gusta.

No queremos películas de temas de crímenes, de sangre, no,

buscamos tema familiar, aventuras, de animación,

para que el público se divierta y lo pase bien.

Claro, una película de crímenes que empiece la sangre,

y está la persona tomándose un montadito o un pinchito,

imagínate el espectáculo.

Rafael, este cine este año cumple 50 años.

Lo nuestro es cariño y pasión por el cine.

No es dinero, porque el dinero

era para haber vendido en su momento el terreno, de 1000 m²,

que nos ofrecieron mucho dinero en su día,

y la familia dijo que no,

porque el dinero no lo es todo en la vida.

Esta pantalla que tiene usted aquí me llama la atención

porque no tiene lona, es una pared de cal.

Es una pared de cal.

Date cuenta que las arrugas que tiene

es de la cantidad de manos de cal que tiene.

Claro, 50 años de cine...

En 50 años imagínate las capas de cal,

cal nuestra, andaluza, de Morón.

Mi padre en su día compró el cine de verano,

los 900 metros cuadrados estos, y en su día decidió,

cuando yo me iba a casar,

hacerme la vivienda aquí, en el cine de verano.

¿Esa su casa? Esa es mi casa.

¿Usted vive dentro del cine? Yo vivo dentro del cine.

Cuando estoy en la mesa del ordenador o incluso almorzando,

miro y veo mi pantalla de Cinemascope

y me recuerda los tiempos de "La túnica sagrada"

y de "El príncipe valiente", cuando mi padre me llevaba a Sevilla

a ver por primera vez el Cinemascope.

Vamos allá.

Estamos en la casa del cine. En la casa del cine.

Buenos días. Hola, ¿qué tal?

Te presento a Mónica, de "Comando actualidad".

Es su mujer, entiendo. Sí, sí.

Y está haciendo la comida, la pillamos.

¿Qué tiene preparado hoy? Mira.

Aquí tenemos un cocido, y nada,

he puesto unas pechugas y un gazpacho.

Llega el verano... Y mucha actividad, mucha actividad.

Aquí en verano no somos ni marido ni mujer.

El Cansino se despega un poco, pero muy bien.

Yo soy Rafael Cansino, familiar de Margarita Carmen Cansino,

del pueblo cercano de Castilleja de la Cuesta.

Margarita Carmen Cansino, que era Rita Hayworth.

Son entonces familia de Rita Hayworth.

Además tienen ustedes antepasados cinematográficos.

Pues sí, parece que esto va en los genes, en la sangre,

porque Margarita Carmen Cansino emigró a EE UU,

ella era hija de bailarín, Ricardo Cansino,

entonces emigraron a EE UU y ella, con el tiempo, pues Rita Hayworth.

Yo tengo aquí mi leonera.

Mi prima Cansino, Rita Hayworth, Cary Grant,

nada menos que Ingrid Bergman, Grace Kelly, Gary Cooper.

Toma del frasco, Clark Gable, Gregory Peck...

Nada más que tengo que asomarme y ahí está la pantalla del cine.

Hermana, buenas tardes. Sobrina, ¿qué tal?

¿Dispuestas al ataque?

Como todos los días.

Esta es mi hermana.

Encantada. Mónica, de "Comando actualidad".

Y mi sobrina, Cristina.

Encantada.

Y mi sobrino.

Que llega en este momento. Soy Mónica.

Y poco a poco irán viniendo más miembros, pero todos son familia.

Y cada vez más jóvenes. Sí, sí.

¿Cuales son vuestros puestos? Yo estoy en la puerta.

Yo llevo la cocina este año.

Chuches y bebidas.

Y yo soy la cruz de guía de todo, la cruz de guía de la procesión.

Cristina, ¿cuántos años tienes? Tengo 24 años.

Desde que soy pequeña estoy en el cine,

cojo las chuches que quiero de chica, y entonces sí,

es el primer año,

porque para mis estudios y demás lo necesito.

¿A qué te dedicas en invierno? Estudio arte dramático.

Arte dramático, estáis vinculados todos con el cine

de una manera o de otra.

¿Qué suponer esto de tener un trabajo de verano,

aparte del trabajo de invierno?

Para vosotros es un trabajo sagrado, que lleváis ya 50 años.

La verdad es que no lo vemos como un trabajo, Mónica,

porque si lo viéramos como un trabajo

a lo mejor nos costaría pereza.

¿A qué te dedicas durante el invierno?

Soy funcionaria, trabajo en Correos.

¿Toda la familia venís de Correos?

También, la verdad es que sí, porque mi hermano también trabajaba,

está jubilado y también trabajó en Correos.

Hola, José. ¿Qué estás haciendo ahora?

Estoy friendo pimientos para los serranitos.

Se los hago al cocinero, a mi primo Nicolás.

¿Con qué película recordáis vosotros

haber servido un montón de bocadillos, de montaditos y demás?

Precisamente se lo estaba diciendo ayer a él,

con la última de "Piratas del Caribe".

¿Tenéis trabajo o no? ¿Estáis de vacaciones?

¿Cogéis vacaciones para esto o cómo?

Yo tengo trabajo, trabajo en aeronáutica.

Y tú, que por el día estás construyendo aviones,

¿vienes por la noche a poner patatas fritas al cine?

Para que veas. La verdad es que sí, es un poco, pero bueno...

Es el más indicado para poner patatas,

porque si construye aviones,

las patatas las tiene que poner bien.

Este es el cartel de las bebidas, Rafael,

que tenemos desde 50 céntimos la botella de agua,

hasta el tinto de verano, que nos cuesta 1,5 euros.

Y los botellines a un euro.

Sobrino...

¿Cuál es tu puesto? Yo, el taquillero.

¿Cuánta gente se espera hoy, o eso es imprevisible?

Como está el tiempo hoy día, ahora mismo,

a ver si podemos meter 70 u 80 personas, que sería bueno.

Queda muy poco para abrir la taquilla.

Exactamente cinco minutos, el tiempo que tardemos en montarla.

No me puedo creer que esto exista todavía.

Esto, para las empresas pequeñas como nosotros, los cines pequeños,

las entradas estas de toda la vida, en forma de rollo.

El año pasado lo teníamos a 4,50 pero como estaba la cosa tan mal

hemos decidido ponerlas este año a cuatro euros,

porque está la cosa fatal.

¿Dos entradas?

Aquí tenemos la joya de la corona. Son dos proyectores...

¿De qué año es esto? Este es del año 1957.

Lo tenemos como oro en paño,

porque este aparato lleva una linterna de carbón,

de los inicios del cine.

Luego tenemos este otro,

ya con su lámpara xenon, de 2500 watios.

Y esta es la película. Prácticamente casi toda.

Cuando empieza la proyección con el carbón, y después con el xenon,

no hay ninguna diferencia de proyección

ni en la luz ni en la nitidez de la imagen del carbón

respecto al xenon.

Me acuerdo de cuando ponía el No-Do.

Los clientes, si no había No-Do decían, ¿qué pasa aquí?

En la película falta algo.

Esos rollos son las partes de las películas...

"Agosto", ¿esta es la película que ponéis hoy?

"Agosto", una película de 125 minutos,

y viene repartida en rollos de 20 minutos.

¿Por cuánto os sale el alquiler?

Esta película sale por unos 550 euros aproximadamente.

¿550 por los tres días? En este caso son dos días.

Durante muchísimos años tuvimos cine de invierno.

En aquella época yo tendría nueve o 10 años.

¿Quiénes eres tú de estos? Este de aquí, el larguillo soy yo.

Esto es una cartela de madera con su palo largo,

y nosotros cogíamos y la paseábamos por todo el pueblo.

Una hamburguesa y un serrano de pollo.

Se lleva el caballero dos montaditos de lomo.

No sé si es la primera vez que viene un cine de verano,

si suele venir, si vive por aquí.

No, suelo venir, pero vengo de 10 km, de Palomares.

Viene de 10 km a ver la película de esta noche.

La de esta noche y otras que echen y demás,

porque vuelvo otra vez a mi infancia.

¿Qué me dice?

Hombre, claro, y además tengo cosas que no tengo en el cine de invierno.

En el cine de invierno tengo palomitas

y aquí tengo cerveza, mis montaditos,

y me voy ya casi cenado y echo la noche.

Muy bien. Que le aproveche y gracias.

Aquí estás, Fina, a la puerta de tu casa viendo la película.

Te has traído una amiga. Es mi hermana.

Y tú, cuando acabe la película, para irte a tu casa

solo te tienes que dar la vuelta y entras.

Este es mi sobrino, que se dedica a pegar los carteles

por todas las barriadas de Tomares.

¿Los carteles de qué?

Los carteles, los afiches de la película de mañana,

"El lobo de Wall Street".

Y esta nueva película la vas a pegar

sobre la que estamos viendo hoy, "Agosto".

Correcto.

Agua, agua.

Venga, hombre.

Esto es lo más complicado.

El leñero es este.

¿Este es el momento más delicado?

Sí, porque se matan muchos toros. Se pegan, se extrañan.

Están en un sitio extraño y se ponen muy violentos,

y es muy fácil que se destroce uno.

Tomás, ¿de dónde vienen estos toros? Vienen de Albacete.

El verano para los ganaderos, ¿qué supone? ¿Más trabajo?

Más trabajo.

¿Cuántas corridas tenéis que atender vosotros esta temporada?

Si te digo la verdad, no lo sé.

El año pasado sacamos bastantes cabezas.

Este año hay muchas cosas sin hacer todavía,

porque lo de la crisis da que haces las cosas con un mes.

Antes se hacían con tres o cuatro meses,

y ahora te llaman para 15 días.

¿En vuestro caso verano es sinónimo de trabajo sí o sí?

Sí, bastante.

Tomás, el ganadero y tú, Alberto, el empresario.

Exacto.

Aquí tenemos los seis novillos.

De los que mañana se recortarán cinco,

cuatro que serán para el concurso,

el más cerrado y más cómodo será para las chicas recortadoras.

¿Antes de ser empresario has sido recortador?

Sí.

Lo tenemos, lo tenemos.

Anda que no es bonita.

Lo bueno que tiene es que en 200 años la tienen igual.

Como esta plazas quedarán pocas ya, ¿no?

Sí, se van perdiendo, pero también van haciendo nuevas de construcción,

pero la verdad es que una plaza de 200 años verla así

es una auténtica maravilla.

Ahora mismo estamos seleccionando un poco,

estamos viendo cuál vamos a dejar de sobrero.

¿Qué características debe tener un toro para ser bueno para el recorte?

Sobre todo que tenga mucho motor, mucha movilidad, que no pare,

que sea pronto en las arrancadas.

Quieto, quieto. Tranquilos, no os mováis.

Estás que te sales. Enhorabuena, macho, enhorabuena.

Alberto, ¿cuántos recortadores van a participar hoy en el festejo?

12 recortadores y luego estas chicas.

¿Ellas tres?

Ellos se van a ir enfrentando por fases,

y lucharán por un premio de...

De 900 euros.

Y luego tienen una subvención.

Solo por participar ya tienen una cantidad, 200 euros.

Bueno, vamos a comenzar el sorteo.

El primer novillo es el número cuatro.

El segundo, el 30. Tercero, el número 40,

y el de la final, el número 25. Empezamos el sorteo.

El nueve, Rafael Sanz. El siete, Conrado Ortiz, "Conra".

Si sale el uno mejor, ¿no?

El cinco.

El cinco, Paquito Murillo.

El tres.

Chicos, nos cambiamos allí.

¿Te has quedado el último? Sí, siempre me quedo el último.

El momento del sorteo también es crucial para vosotros.

Lo paso peor aquí que luego en la plaza.

¿Además de esto tienes otra profesión o estás dedicado al toro?

A cantar, que soy cantante flamenco. ¿Eres cantante de flamenco?

Te vemos aquí, que tienes una venda, un apósito.

¿Es de alguna corrida? Sí.

Vosotros, cuando pisáis la arena es para jugaros la vida.

Claro, claro, es lo que hay,

pero cuando sale un toro buenísimo, disfrutamos.

Nos decían que por estar aquí tenéis una ayuda de 200 euros.

O haces muchos bolos o si no con eso no se vive.

Si tenemos muchas fechas sí se puede vivir,

porque yo vivo lejos de aquí

y me cuesta mucho dinero bajar a España.

¿Eres francés? Claro.

¿En este momento qué se os pasa por la cabeza?

De todo. ¿De todo?

Que salgan bien las cosas es lo principal,

y que no te pille el toro.

¿Has tenido algún susto en algún festejo?

Sí, en 2008 me dieron una cornada bastante fuerte en Castellón.

¿Eso a vosotros os quita las ganas u os da más fuerza?

Me da mucho más.

Cuando salí de la cogida de Castellón,

que era mi segunda temporada, cuando volví lo hice con más ganas

y con más fuerza.

Lo que te hace, además de tener más ganas,

es pensar mucho más y aprender.

En estos momentos, ¿en quiénes piensas?

En estos momentos pasan muchas cosas por la cabeza,

un miedo interior que te va rondando.

Un poco en tu familia, y mi mujer, en mis hijos.

¿Y esos familiares entienden vuestra pasión, vuestra afición?

Claro, no les queda más remedio.

Están obligados. Están obligados a entenderlo.

Javier, Segoviano, a ti te toca lidiar en la tierra.

Sí.

¿Eso suma presión?

Suma presión, viene mucha gente conocida a verte,

y hay que intentar estar lo mejor posible.

Os veo a las tres que no perdéis detalle de los recortes.

¿Hay muchas mujeres que se dedican a los recortes?

Somos cinco o seis.

Ahora en España se están animando más chicas y eso.

¿Cada vez hay más afición? Sí, cada vez más.

Ellos nos decían que tienen ya firmadas unas cuantas fechas,

unos cuantos bolos.

¿A vosotras también os salen cositas o no?

Sí, también salen cosas.

¿Cuántos eventos tenéis previstos para este verano?

Yo tengo firmados unos 32 o por ahí.

32. ¿Os acompaña la familia normalmente a estas cosas?

Sí, están todos ahí.

¿Dónde está más tranquila, aquí en el tendido

o en casa esperando a que le llame por teléfono?

Aquí estoy más tranquila, aunque estoy muy nerviosa también.

Ellas quieren dedicarse a esto.

¿Qué opina la familia? Si por usted fuera...

Que se dediquen a estudiar.

Pues que vaya todo muy bien y que disfruten de la tarde.

Este toro os ha dado más trabajo.

Era un poco más complicado, le costaba salir.

¿La carrera del recortador es larga? Suele empezar con 18 años.

Si las cornadas te respetan, hasta los 30,

o hasta que el físico esté bien.

Las cornadas influyen también, porque la carne cicatriza

pero la cabeza se asusta más. Es una constante todo el rato.

¿Envidiáis alguna vez el caché de los toreros de traje de luces?

Yo creo que sí, pero como decimos nosotros, no está profesionalizado.

Si lo estuviera haríamos como ellos, pero bueno,

ellos tienen la capa, y nosotros nuestro cuerpo.

Rocío, ya, el momento. Ya llega. A ver cómo sale.

(Público) ¡Vamos, torera!

(Speaker) Ahí queda eso.

Ahí están las tres recortadoras, saludando al respetable.

Alberto, os veo fijándoos en todo momento en los recortes.

¿Qué se valora, qué se puntúa de estos recortadores?

En el concurso se valora mucho la templanza,

el ajuste, ver el dominio que tienen de los terrenos del toro,

cómo entienden, cómo saben cuándo le tienen que hacer la suerte,

es un poco lo que se valora, que se haga todo tranquilo y bien.

Y que se arrime uno, claro. Claro, que se arrimen.

Representa el oeste norteamericano,

pero estamos en el Desierto de Tabernas,

lugar singular que se creó en la época de los 50,

época dorada del western.

Ahora mismo se mantiene vivo

gracias a la gente que trabaja en él.

Transportados al oeste.

Vosotros lleváis años trabajando aquí.

Sí.

¿Cuántos años lleváis en este trabajo,

que para vosotros es de película? 10 años ya.

¿Cuál es vuestro oficio? Somos los músicos del Saloon.

Los músicos.

Del "Yellow Rose Saloon" del Mini Hollywood.

Esta es vuestra oficina. Nuestra casa.

¿Cuánta gente trabaja en este parque del western,

dedicado a recrear esa época dorada?

Entre figuración, especialistas, bailarinas y músicos

seremos unas 10 o 12 personas.

Todo este decorado lleva años aquí. Este no es un decorado.

Es el decorado que se construyó para rodar

"La muerte tenía un precio".

O sea, Clint Eastwood se paseó por estas calles.

En esta plaza se rodó el duelo,

con Lee Van Cleef y Clint Eastwood.

Ahí estaba Clint Eastwood, ahí Lee Van Cleef, observándose.

El banco que atracan...

Vuestro trabajo, prácticamente estáis todo el año

pero esta es la temporada alta.

Sí, estamos desde Semana Santa hasta finales de octubre,

y luego en invierno estamos fines de semana y días festivos.

Y ahora, durante el verano, ¿desde las ocho de la mañana?

A las 10.

¿De 10 a 22? A 21.

Bueno, aún así...

Y tú eres Molly, ¿artísticamente? Little Molly.

¿Y tú eres? Toulouse.

Mis padres, mis abuelos, toda mi familia era de Almería,

yo vivía en Barcelona y veníamos todos los años

varias veces a ver a la familia.

En el viaje de vuelta pasábamos por esta carretera,

que entonces era la única que había,

y a la fuerza mi hermana y yo teníamos que parar aquí.

Cuando fui mayor abandoné todo allí

y me vine aquí a buscar trabajo.

¿Y viniste directa aquí? Fue por casualidad.

Yo no tenía ni idea de que esto había crecido tantísimo, y mira,

conseguí un puesto de trabajo.

Donde tú querías.

Entonces, tu trabajo de película literal.

No te lo puedes imaginar, de verdad.

Te dedicas a tocar el banjo. El banjo, el piano y cantamos.

¿Y como trabajo se cobra bien siendo figurante dentro del Mini Hollywood?

Mil y algo, sí.

Trabajar de cara al público en espectáculos,

te tiene que gustar, porque si no sería imposible, yo creo,

sobre todo haciéndolo todos los días tres veces al día.

Buenos días.

Abríguense, que va a hacer frío hoy.

Buenos días, familia.

Muy buenas, aquí tienes una cantidad de vestuario increíble.

Estás sacando partido en renta, alquiler, para que se disfracen.

Sí, para que se disfracen.

Tú vas vestida de cancán. Cabaretera.

¿Y es para pasar el día por aquí? No, solo para hacer fotos.

¿De dónde sois? De Rumania.

Eres el fotógrafo y el que cuida hasta el último detalle,

les pasas todos los detalles.

Sí, aparte del disfraz, todos los complementos.

¿Cuanto cuesta disfrazarse

y hacerse una bonita foto de recuerdo de aquí, del oeste?

Podéis salir a la calle cuando queráis.

Venga, venid conmigo, vámonos.

Pon la mano aquí, en la pistola. La espalda, recta...

¿Qué tal, muchachos? Tres minutos os quedan.

Figurantes también, trabajadores del Hollywood almeriense.

Sois varios especialistas, ¿no? Sí, ahora mismo somos siete.

Aquí hay alguien que se tira del caballo, se sube...

Uno hace arrastre, cada uno se va repartiendo el trabajo,

hay varias cosas.

Uno hace la caída esa, de altura.

¿Desde ahí os tiráis?

Os tendréis que preparar para esto. Sí.

Ahí. Tranquilo, que no pasa nada, tranquilo.

Mamá, que no quiere Pablo subirse en el caballo.

Qué momento, ¿no?

Esto es necesario, una foto, de que ha estado aquí.

Bueno, que me dicen que eres un gran veterano,

que eres figurante de los de la buena época.

Mi padre era guarda de aquí y yo empecé a ver esto de niño,

y me gustó mucho, la verdad.

Empezaba con ellos desde pequeño a hacer espectáculos,

hacía de niño chivato, me mataban de momento y todo eso.

Ya, cuando fui mayor, tengo aquí nómina desde el año 82.

En el año 82 la nómina sería... Era casi igual.

Fíjate. No había mucha diferencia, no.

¿Antes estaba bien pagado?

Sí, antes estaba bastante bien pagado.

Ya tenemos a todos los vaqueros casi en marcha,

cada uno con su caballo, y cada uno va a hacer su espectáculo.

¿Uno va a ser el bueno y otro el malo? ¿Cómo va esto?

Los que llevan placa son la autoridad,

el sheriff, el ayudante del sheriff,

y estos que van con gabardina son los malísimos.

Carreras, disparos, saltos, arrastres.

A alguno seguro que lo ahorcan.

Todos los días ahorcamos aquí a un tío.

(Aplausos)

Os tengo que dejar, que tengo que preparar el espectáculo nuestro.

¿Dónde estáis vosotros? En el Saloon, en el "Yellow Rose".

Vamos, forastero, que empieza el baile de las chicas.

¿Qué te ha parecido, te ha gustado? ¿Sí? ¿No te has asustado?

Es el plano de todo este parque temático.

Estamos en 100.000 m², ¿y ustedes se lo van a recorrer todo?

Seguramente, sí.

Madre mía, con la que está cayendo de calor.

Con un poco de agua... Como se puede.

¿Cuántos habéis venido, una familia? Sí.

¿Qué tal se trabaja en pareja? Vivir en pareja, ¿bien?

Extrañamente muy bien.

Todo el mundo nos dice que no podría, 24 horas juntos.

Le he dicho que diga que todo bien.

¿Lo que se queda en casa no se trae al trabajo?

No. El trabajo se lleva a casa.

Vamos antes de que empiecen, que están todos expectantes

por esas chicas del can can. ¿Podemos pasar a verlas?

Con los últimos retoques, tres chicas de can can,

¿pero faltan más o son todas las que son?

Estamos en crisis.

¿Cuantos años lleváis aquí trabajando?

Pues yo puedo llevar aquí trabajando unos 15 o 16 años.

¿Y siempre con el can can? Siempre moviendo el can can.

Tengo dos niños que dicen, vamos a bailar como mamá,

y bailan can can.

¿Y dónde se creen tus hijos que trabajas?

Donde ellos vienen. Les encanta verlo, desde chicos.

De hecho en la guardería, el más pequeñito,

decía que su madre bailaba can can, se le quedaban mirando y él decía,

sí, mi madre baila can can, y hacía así.

Movía la pierna y hacía como que bailaba.

¿Y vienen a verte? Sí.

Pensarán que tú vives en Hollywood.

Para los niños,

para todos los que trabajamos aquí y tenemos niños,

todos los niños piensan que esto es nuestro.

Dicen, voy al poblado de mamá.

Que estén bien los cucos colocados.

Es importante. Los cucos son importantes.

Ah, vale, el volante. O sea, que se enseña pero no se ve.

Exactamente.

Que esto suene como lo que verdaderamente es,

como un salón del salvaje oeste.

¿Cómo vas? Terminando.

Voy a llenar la botella de agua.

Paco, Antonia, buenos días. Son las 5:30.

Y de aquí al monte, donde tengo el trabajo.

Metemos mano a las siete

y tenemos que estar allí bien temprano.

Bien temprano para trabajar con el corcho.

Con agua fresca, porque hace bastante calor.

¿Cuántas horas vas a pasar en el monte, Paco?

Desde las 7:00 hasta las 18:00 o las 19:00, según.

¿Cuánto tiempo dura la campaña del corcho?

Sobre un mes y medio o dos.

La gorra, que te la dejas atrás.

Pues nada.

A pasar buen día. Venga. Hasta luego.

Buenos días. Buenos días.

Es Bartolo, mi cuñado, el capataz, y ellos son los corcheros,

recogedores, arrieros y demás.

¿Bartolo, cuántos sois en la cuadrilla?

Somos ocho corcheros, cuatro arrieros y un cargador.

El corcho, ahora mismo en temporada,

da trabajo en España a unas 2000 personas.

En Cortes hay siete u ocho cuadrillas al menos.

Cuadrillas como vosotros que ya mismo se van para el campo.

Sí, están todas distribuidas por el Parque de los Alcornocales.

Vamos. Hasta luego.

Vas a coger hoy el camino adelante, hasta la linde, y luego,

después del desayuno, te pasas a la parte de abajo

hasta que llegues al corte anterior.

Pepe, he visto que pasabas un poco con Bartolo

la zona que se tenía que pelar hoy.

Eres el guarda de montes del ayuntamiento de Ronda,

al que pertenece este monte.

¿Cuántas hectáreas se pretenden pelar esta temporada?

Cada año pelamos en torno a unas 400.

España ahora mismo es la segunda potencia mundial

en extracción de corcho.

¿Este que se extrae en España dónde va?

Su destino principal es la industria taponera de Portugal y Cataluña.

Su precio está entre 1,50 y 2 euros el kilo de corcho.

Es un producto natural,

que extraemos del monte de una forma sostenible.

No sé si primero uno es recogedor y después corchero

o cada uno elige su puesto, ¿cómo va esto?

Casi siempre entras a recoger, y después te van enseñando,

te sacan de novicio.

¿Novicio es que estás empezando? Sí.

¿Y en qué momento se pasa a ser corchero?

Cuando te saquen ellos.

Tienes que esperar a que ellos vean que estás preparado.

Sí. Si no, no puede ser.

¿Y tú quieres ser corchero? Hombre, claro.

¿Cuando fue la última vez que se peló esto?

De esto hace nueve años.

Porque ya hemos visto que solo se puede hacer...

Cada nueve años.

Para que le dé tiempo a regenerarse. A regenerarse esta parte.

Y esto que sacas ahora mismo, Bartolo...

Es un canuto. Ahora viene el recogedor.

Está helado, qué curioso.

¿Cómo es que está así? Es la savia del árbol.

Los cortes que le estás dando al árbol

son cortes que ya tenéis muy estudiados.

Hombre, hay que dar con cuidado

para que no toques el curtido de dentro,

porque ese curtido es la corcha de dentro de nueve años.

Claro. Tenéis que emplear la fuerza justa para no dañar el interior.

Hay que ir con precisión para no dañarlo.

Si no, un hachazo que le des dentro

son años que le quitas al árbol de vida.

¿Eres de familia de corcheros? Sí.

Mi padre ha sido corchero y en mi familia hay bastantes.

¿Y durante el invierno, qué hacéis? Esto es para verano y se ha acabado.

Durante el invierno me dedico personalmente

a hacer cosas de corcho, hago cosas artesanales.

Leña, la obra, lo que se puede.

¿Os pagan por días, por meses, por temporadas?

Nos pagan cada 15 días dependiendo del trabajo que saquemos.

¿Y cuánto se puede sacar en temporada?

Unos 3.000 euros, hasta 4.000 o 5.000, depende.

Las temporadas que se da peor, unos 3.000.

Que el corcho sea mejor o peor.

Cinco minutos, Bartolo.

Venga, señores, vámonos a la sopa.

¿Cómo va el día?

Bien, hoy va bien,

hoy estamos en un sitio más bien regular pero lo llevamos bien.

Ayer estuvimos en un sitio bastante peor, porque hay mucho monte alto,

para sacar la corcha y para entrar con los mulos era peor,

pero bueno, esto es como todo, hay días mejores y otros peores.

Y tengo entendido que antes os organizabais,

venía un cocinero, hacíais una especie de campamento.

Ha cambiado mucho la cosa.

La sopa, comíamos en un lebrillo grande, con la cuchara, al paso.

Cogías una cucharada y un paso atrás, llegaba otro, igual.

Y eso ha cambiado. Ha cambiado.

Antes teníamos aguador, rajador.

Ya falta mucha gente en el campo trabajando.

A lo mejor aquí podría haber hace 20 años,

si somos 15, podrían ser 30.

Javi, te acaba de traer el recogedor el corcho que cortan los corcheros,

y tú eres el arriero.

No me puedo creer que en pleno siglo XXI

se haga un trabajo todavía con mula.

Pues créetelo, y además por el resto de los años.

Hay sitios donde no entra nada.

¿Cuántos kilos carga esta mula?

Tres o cuatro quintales,

dependiendo de que la orografía sea más mala o menos.

¿Cuántos kilos son eso? De 150 a 200 kilos.

Papá, te voy a presentar a Mónica. Hola. ¿Qué tal?

La empresa que tienen es de los dos, una empresa familiar.

Sí.

¿Ha sido usted corchero? No, yo no he sido corchero nunca.

Para subir arriba y demás, no.

Vosotros sois la empresa que ha ganado el concurso,

por así decirlo, este año, del ayuntamiento de Ronda.

¿Qué presupuesto habéis dado?

Además ha sido por quintal, 10 euros y medio.

10 euros y medio por quintal.

Otras empresas habrán pedido más dinero

y al ayuntamiento no le ha interesado.

Efectivamente.

Y en función de lo que saquéis, como eso va por peso,

así se os va pagando, con lo cual es muy importante sacar mucho.

Y así cobramos, claro, claro.

Se descarga aquí y luego ellos se quedan pesándolo

y echándolo en la pila.

Pepe.

Te presento a un policía local de Ronda, que está aquí.

Soy Mónica, de "Comando actualidad".

¿Policía local de Ronda?

¿Su función en verano es venir aquí a pesar corcho?

Correcto.

Quico, ¿cómo me has dicho que se llaman, fieles?

Sí, fieles son los señores que pesan el corcho

y anotan exactamente los kilos de corcho que hay,

uno por parte del ayuntamiento y otro por parte de mi empresa.

Para que no haya trampa ni cartón. Exacto.

De aquí a que venga el comprador, ¿esto no se seca?

Se seca por momentos, desde que sale del árbol.

¿Y eso perjudica a la calidad? No, perjudica al peso.

200.

José María, dices que esto vale mucho dinero

y tenéis que custodiarlo.

Por la noche, aquí... Claro, pueden venir.

¿Dónde vives aquí, en el monte?

En plan Robinson Crusoe, con una tienda de campaña y ya está.

Esta es la de mi compañero. La mía es la otra.

Ah, que tenéis dos.

Por aquí es peor, dando la vuelta entrarás mejor.

Y esta roulotte. Es del ayuntamiento.

José María, aquí no tenéis ni cobertura de teléfono.

Venir a trabajar aquí es como ir a un retiro espiritual.

Exactamente. Aquí estamos desconectados de todo.

Yo no lo paso mal, la verdad, me viene un poco de evasión,

para desconectar.

No os asustéis. Bueno. Oye, lo tienes muy decente.

Aquí tienes tu saco de dormir, tu sábana...

Mi colchón y poco más, la linterna para la noche...

¿Y para vuestra higiene diaria?

Algo muy rudimentario, pero que es eficaz.

¿Esta es vuestra ducha? Esta es.

Qué bueno. Os metéis aquí debajo, y tenéis aquí vuestros geles y todo.

Nos hemos organizado un poco.

Dale. Bueno, no sale mucha, pero algo es.

Con eso es suficiente. Tener esto en el monte es un tesoro.

¿Y esto que vemos aquí, qué es? Es para los alimentos.

¿Como una especie de despensa?

El corcho, otra cosa no será, pero aislante...

Para todo, para los bichos, los animales, todo.

Pepe, ven para acá, vamos a hacer las cuentas de hoy.

Siéntate ahí, a ver si tu peso coincide con el mío.

Os dejamos contrastando cuentas.

Muchas gracias. De nada.

Son 40 pesadas...

De bajar a tomar el fresco en la puerta de casa

a hacerlo en una terraza de verano.

Solo en la ciudad de Madrid hay más de 4000,

el triple que hace tres años.

Lugar de ocio para muchos y de mucho trabajo para otros.

Hola, buenas tardes.

Muy buenas, José Antonio. Hoy tenéis entrevistas de trabajo.

Sí.

Tú eres el primero de la lista y has venido, ¿a por qué puesto?

Ayudante de cocina.

Observo que te has dedicado más a la construcción,

a la electricidad.

Sí, a todo el general, porque cuando te dedicas a la construcción

haces de todo, de lo que aparezca.

¿Es un buen candidato, Mateo?

Sí, es buen candidato porque tiene muy buena actitud.

Ya no es lo que se sepa, sino lo que multiplica la actitud.

En principio es únicamente para la temporada...

De verano, es un trabajo de verano.

¿Cuánto se cobra siendo ayudante de cocina en este chiringuito?

En esta terraza estaría en unos 1100.

Estaremos por acá mañana, en marcha. A las cinco.

Y el perfil que te viene, ¿cuál suele ser?

Digamos que hay tres perfiles.

El que ha sido profesional toda la vida,

luego tienes el perfil de los jovencitos,

de los que llaman "ninis",

y luego tienes un perfil de gente

que está pasándose de la construcción

o de otros sectores al de la hostelería,

porque es donde hay trabajo.

Por favor, que salga alguien a recoger, que hay varias mesas.

Y me limpiais esta barra también.

¿Cuántos años, José Antonio, llevas tú en este chiringuito?

24 años ya.

24 años, que se dice pronto.

Se dice pronto, pero es toda una vida.

Yo me casé y me vine aquí, a Vallecas,

y ahora soy más vallecano que mi mujer, que es vallecana.

Siempre digo que tengo dos amores en mi vida,

uno, que es mi mujer y otro, que es la terraza "El mirador".

Como verás, las vistas son extraordinarias.

Espectaculares,

aquí estoy viendo prácticamente toda la ciudad de Madrid.

Tienes el Pirulí, las Torres Kio, Torre Picasso.

Esto es Colón, el enchufe que llamo yo,

y luego tienes ahí la Telefónica.

La Torre de Madrid,

que es el edificio más alto del mundo hecho en hormigón,

que la gente tampoco lo sabe,

y luego sigues y te vas a lo gótico, al Madrid gótico.

Ahí se ven todas las torres del Madrid gótico.

Se lo sabe de memoria.

Y además es curioso que Antonio López, el pintor,

cuando estuvo hablando conmigo, una de las cosas que me dijo,

que me dejó impresionado...

Porque pintó un cuadro de aquí. Pintó un cuadro aquí, sí.

Con todas estas vistas.

"Madrid inacabado", que yo incluso participé en el título,

porque cuando lo estaba pintando dije, Madrid va evolucionando,

entonces me dijo, este cuadro es inacabado,

siempre va a estar evolucionando.

Yo creo que son las mejores vistas en Madrid,

pero con diferencia sobre otras.

Le llaman, exactamente no sé, "sky" o algo así.

"Skyline". Efectivamente.

¿Cuántas fotos se pueden haber hecho desde aquí, con estas vistas?

Muchísimas. Mira, aquí tienes a uno.

Te vemos aquí captando vistas.

Supongo que son las mejores vistas que puedes obtener de Madrid.

Yo creo que es el mejor parque que tiene Madrid, sí,

o al menos son las vistas más bonitas porque se ve toda la ciudad,

y las puestas de sol son impresionantes.

¿Este valle cómo se llama? Esto se llama Cerro del Tío Pío.

Tiene varias montañas, y como en Vallecas somos muy chulos

hemos dicho venga, el Parque de las Tetas.

¿Se suele gastar mucho dinero la gente o se nota la crisis?

No, se ha notado muchísimo la crisis.

Una copa son nueve euros. Nueve euros...

El alcohol reconozco que está un poco caro

para ser el barrio que es, pero claro, como decía Elvira Lindo,

que tiene un libro de esta terraza, aquí hay que cobrarlo,

porque lo que estamos dando es mucho, es Madrid.

Entonces no estamos vendiendo el cubalibre, estamos vendiendo...

Estás vendiendo las vistas.

Hola, ¿queréis croquetillas?

¿Son vecinos de la zona, de Vallecas?

Sí.

¿Todo esto se lo han traído ustedes? Sí.

¿Son de confianza del sitio?

Totalmente, es que somos grandes clientes de aquí.

¿Suelen venir habitualmente? Sí.

Entonces ya les deja el dueño traer cosas de fuera.

Celebramos todo, todo, lo bueno y lo malo

de la familia y de los amigos.

Serían 80,50.

¿Cuántas horas estáis aquí un día como hoy, trabajando?

Nos vamos rotando, pero 10 horas,

12 algún día, con buen tiempo, pueden llegar.

¿Eres estudiante normalmente?

Terminé mis estudios y me puse a buscar trabajo.

De lo mío no me salió,

no tenía experiencia de camarera pero me han dado una oportunidad?

¿Y el sueldo está bien? Sí, unos 1000 euros te da.

Cristina, eres la cocinera de este chiringuito, de esta terraza.

¿También es tu primer verano trabajando aquí o eres veterana?

Primera semana.

Tu primera semana trabajando aquí, en este chiringuito.

¿Qué tal se lleva? Bien.

¿Lo controlas todo?

De momento, sí, pregúntale a mi jefe si controlo o no.

Dos de huevos rotos y tres hamburguesas.

Oído.

Cuando cae la noche

también se llenan terrazas tan castizas como estas,

que tienen precios más baratos.

Las cañas a 1,5 euros, por ejemplo, y raciones a tres euros.

Les dejamos el famoso conejo al ajillo,

acompañado con lechuga y las croquetas de la casa,

que están elaboradas con carne de cocido.

¿Antonio, cuántas mesas tiene usted en esta terraza?

40 mesas.

¿Y cómo se paga, por metros cuadrados la terraza, por mesas?

Por mesas, con el cambio de la nueva ordenanza

se paga por las mesas que tienes.

¿Cuánto le cuesta a usted tener esta terraza?

Alrededor de los 3000 euros.

No hace falta irse muy lejos de casa para disfrutar del verano

en una buena terraza.

Para nada. Esto es un oasis...

Un oasis en Vallecas, así lo decís. Sí, así lo digo.

Tosta de anchoas, bienmesabe, dos brochetas de pollo,

patatas bravas y dos tostas de jamón.

Este es el corazón del restaurante.

¿Y cuáles son las especialidades de la casa?

Aquí diferente tenemos las anchoas de Santoña,

el calamar salvaje...

Para hacer una ración cogemos así, simplemente.

Le ponemos un poco de sal, un poco de harina y lo dejamos.

Todo el mundo lo hace por inmersión, el huevo.

Todo el mundo lo echaría aquí y nosotros lo hacemos al contrario.

¿Ves la diferencia?

Tiene un rebozado ligerísimo y es el sabor auténtico.

Por aquí, pulpo a la gallega.

De las 170.000 personas que se dedican al sector de la hostelería

en la comunidad de Madrid, 28.000 son autónomos.

Es el caso de Óscar, que afronta su primer verano.

Óscar, muy buenas, ¿qué tal va el negocio?

Bien, la verdad.

¿Cómo va el verano?

Muy bien, hemos empezado muy bien, siempre la terraza llena.

¿Cuánta gente has contratado para el verano?

Tenía antes dos contratados y ahora somos siete trabajando, cuatro más,

conmigo, siete.

1,60 la caña, como un tercio, y el aperitivo a elegir.

Para triunfar tienes que tener un buen género y un buen servicio.

Si no, no consigues nada, ni aquí ni en ningún sitio.

Chicos, buenas noches.

¿Qué tal todo, la cena bien, todo a gusto?

¿Cuántas horas te tiras?

Yo llego aquí sobre las 10:30 y me voy todos los días a las 2:00.

¿Todo el verano así? Todo el verano.

En tu casa no te ven el pelo, ¿no? No.

¿Qué tipo de gente suele venir la terraza?

Mucha gente joven del barrio.

Yo lo he montado con la expectativa

de que hacía falta algo en el barrio para la gente joven,

pero también viene gente mayor, familias enteras a cenar, de todo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Trabajo sin tregua

Comando al sol - Trabajo sin tregua

05 ago 2014

Llevan ya media campaña hecha. En tres meses ganan buena parte de lo que les mantendrá el resto del año. Son temporeros de verano, trabajadores casi a destajo en los meses de calor. Trabajos duros, arriesgados, agradecidos e incluso románticos en escenarios tan variopintos como el desierto, un cine o el que según su

dueño es el mejor chiringuito de Madrid.

 

ver más sobre "Comando al sol - Trabajo sin tregua" ver menos sobre "Comando al sol - Trabajo sin tregua"
Programas completos (408)
Clips

Los últimos 2.430 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos