www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4679178
No recomendado para menores de 7 años Comando al Sol - Los tops del verano - ver ahora
Transcripción completa

¡Bartolo! ¿Por dónde? ¿Por aquí o por ahí?

Esta es la terraza del chiringuito. Cuatro mesas y ya está.

-Esto es una maravilla, es el paraíso.

Arena blanca, agua turquesa y playas casi secretas.

La Formentera más salvaje es mi sitio de recreo.

El agua turquesa, en gran parte, es gracias a la posidonia.

Fonda Pepe. Es auténtico y está bien de precio.

¿Cómo definirías la puesta de sol que hay aquí?

¡Buah! Es...

Especial, mágica. -Levanta la punta del pie.

¿No te da un poco de...? ¿Hormigas?

No sé lo que tiene que tener.

¿Cuántas horas tiene que estar así? Cuatro horas.

¿Quiénes son estos hombres de musgo y qué esconden?

Robocop.

Así, supuestamente, los cristianos reconquistaron Béjar.

Date la vuelta. -Que me entra.

¡Está fría!

Veo que tienen visita en el pueblo.

Es a raíz de los pueblos más bonitos de España.

-Como esta zona es montañosa, se ha preservado la arquitectura popular.

-Estamos en el origen de Aragón.

Conocemos los pueblos más remotos

y los valles más vírgenes del Pirineo.

Nos ha salvado el hecho de no tener pistas de esquí.

Árboles gigantes.

¿Qué es esto que estás haciendo? Boliche.

Es típico, sobre todo, de las zonas de montaña.

No se van a quemar, ¿no?

Aunque parece que es una tontada, hay que estar pendiente.

Los tops del verano, hoy en "Comando al sol".

(Música)

Donde nos llegó la imaginación,

donde con los ojos cerrados

se divisan infinitos campos.

Donde se creó la primera luz,

junto a la semilla del cielo azul.

Volveré a ese lugar donde nací, sí.

De sol, espiga y deseo

son sus manos en mi pelo.

De nieve, huracán y abismos

el sitio de mi recreo.

Este verano en "Comando al sol" nos mojamos.

Los reporteros viajaremos

hasta nuestros lugares de recreo favoritos.

Islas, ciudades, pueblos o rincones donde perdernos

y que queremos compartir con todos ustedes. ¿Nos acompañan?

Hoy estamos en Formentera, una pequeña isla de apenas 80 km²,

donde, según muchas listas, incluida la mía,

están algunas de las mejores playas del mundo.

Arena blanca y agua turquesa que recuerda al Caribe.

Fue destino hippie en los 60

y hoy uno de los destinos más codiciados del Mediterráneo.

Son sus manos en mi pelo.

De nieve, huracán y abismos...

¡Bartolo! ¿Por dónde? ¿Por aquí o por ahí?

Bartolo es el dueño de este pequeño chiringuito, ¿no?

Yo soy Juan Carlos, de "Comando Actualidad".

Bienvenido. Un asiduo a la isla,

me gusta mucho esta isla.

No es la primera vez, entonces. No, no, no. Y repetiré.

Eso es importante. Como mucha gente, yo entiendo.

La mayoría de los clientes que tenemos son repetidores.

Aquí tenemos clientes que los conozco de cuando empecé a trabajar en el 72.

Yo he venido muchos años, pero me costó encontrar este chiringuito.

Está escondido, ¿eh? Además de estar escondido,

normalmente, no hacemos propaganda.

Porque el que tenga el destino de llegar aquí,

tiene el destino de encontrarlo. Si no, no lo encuentra.

Vamos a preparar una piña colada.

¿Cuántos años llevas con este chiringuito?

En este chiringuito llevo desde el año 76.

En el 74...

Un hippie montó este chiringuito.

A los dos años, el hombre dijo: "Esto no es mi vida".

¿Cuántos años tenías cuando pasó esto?

Entonces yo tenía 17.

Después conocí a mi mujer aquí también.

¿Ah, sí? Y ya empezamos.

Bueno, la conocí en Granada en un autobús yendo a una boda.

Me volví casado, prácticamente.

Hemos tenido dos hijos. Este es uno de ellos...

Exactamente. Muy buenas.

¿Cómo te llamas? Alan.

Encantado. Y el otro por ahí atrás.

¿Que te llamas...? Diego.

Bartolo, sale tu mujer con un pastel que tiene una pinta...

Vaya.

Recién salido del horno.

¿Cuánto un mojito? 9,50.

Dos mojitos... -Gracias.

Sois los únicos italianos que estáis aquí.

No.

Vosotros sois los únicos españoles.

Creo que estoy en Italia, no en España.

¿Por qué hay tanto italiano aquí? Es una pequeña isla...

"Vicina"... ¿Cómo se dice?

Muy particular por el clima.

El mar, la playa.

-"Speciale". -Gracias.

(HABLAN EN ITALIANO)

Esto es la terraza del chiringuito. Sí, sí, sí.

Aquí hay cuatro mesas y ya está.

¿Y las vistas son estas? Las vistas son preciosas.

Como las olas vengan muy fuerte, llegan hasta la terraza.

Bueno, en invierno llegan.

Es una de las terrazas más alucinantes

que he visto en Formentera. Sí, ¿no?

Una pasada. Simplemente, es la naturaleza.

Esto es la naturaleza de Formentera.

Manuela, ¿qué estás cocinando? Hamburguesas.

¿Qué es lo que te piden aquí? ¿Qué es lo que cocinas?

La mayor parte que me piden es la hamburguesa y la tortilla española.

Y ensaladas también muchas. Es lo que hacemos.

Oye, espacio, espacio... Espacio, espacio...

Mucho no tienes. No, ya ves como que no.

El chiringuito tiene 10 m². 10 m.

Y ahí está la barra de bar y tu cocina.

Y mi cocina. Madre mía.

Cinco y cinco. O sea, un Tetris.

¿Cómo llevas trabajar aquí? Bien, muy bien.

Muy bien porque trabajamos toda la familia

y hay gente, ya te digo,

alemanes que conocen a mis hijos desde que nacieron.

Yo estaba trabajando y se ponían a llorar

y se los llevaban para que pudiese trabajar.

Decían: "Ya te los traeré".

Y yo desesperada mirando a ver dónde se los llevaban.

Manuela, me parece alucinante que una familia de cuatro personas

durante tantos años viva de un chiringuito de 10 m²,

que solo, en teoría, trabaja en verano.

Sí, sí, sí. Pero, bueno, piensa una cosa.

La economía la llevamos muy bien porque en verano no salimos.

Pero teniendo esta playa tampoco necesitáis marcharos lejos.

La verdad es que no.

Aunque no sé si la disfrutas o no en verano.

Por la noche. Toda para ti.

Nuestro espacio para ir a bañarnos y relajarnos

y olvidarnos del día que hemos tenido.

¿De dónde venís? De Sevilla.

¿La primera vez en Formentera? No, llevamos unos años repitiendo.

¿Y por qué? Porque esto es maravilla, el paraíso.

¿Qué es lo que más llama la atención de Formentera?

No sé si el agua turquesa...

Nosotros, que somos de ciudad, de una capital, desde luego, el mar.

Lo tenemos cerquita en Sevilla, pero el color este...

Esto es una maravilla.

¿Habíais visto alguna vez un azul así?

Aquí en España no.

No sé si cuando hemos sido... -No, ni fuera.

Nosotros hemos viajado al Caribe y eso, hemos estado en Costa Rica,

pero no es tan transparente el agua. -Esto es vida, esto es vida.

Además del chiringuito, tenéis las hamacas, ¿no?

Sí, aquí también tenemos

una concesión con 50 hamacas y 25 sombrillas.

¿De propinas qué tal? La verdad...

El italiano deja pocas propinas.

Son como nosotros, ¿no? (RÍE) Sí, exacto.

Los alemanes...

No nos podemos quejar, son los que más dejan.

¿Cuánto cuestan las hamacas?

7 euros cada hamaca y 7 euros cada sombrilla.

Y es para todo el día.

Este pack que acabas de preparar... Son 30 E.

Diego aprovecha los ratos libres en el chiringuito para... ¿Hacer surf?

Para disfrutar de lo que nos gusta. Hay que disfrutar cuando se puede

y ahora que hay poco jaleo y olas... ¿Te gusta hacer deporte en el mar?

Me encanta. Viviría en el mar mejor que en la tierra.

Dice mi madre que vine antes a la playa

que a casa cuando salí del hospital.

Igual aprovecho que vas a hacer surf para bañarme.

Pues aquí está la tabla. ¿Me enseñas o qué?

Voy a intentarlo por primera vez en mi vida.

Vamos al agua. En Formentera, ¿eh?

En Formentera. Es difícil.

(Música)

La mayoría de las playas de Formentera se mantienen salvajes,

no tienen casi ninguna edificación delante.

De hecho, para llegar a la que vamos ahora,

tenemos que atravesar un parque natural por las salinas que vemos,

incluso pagar entrada. Hola, muy buenas.

4. ¿4? Gracias.

(Continúa la música)

Cuesta llegar hasta esta playa, pero cuando llegas a este punto,

te encuentras con esta enorme lengua de arena blanca

y playas de agua turquesa a ambos lados.

(Continúa la música)

Hola, chicas, buenos días. Buenos días.

¿Es la primera vez que venís a Formentera?

No. ¿Por qué?

Porque nos encanta.

Aunque viendo estas vistas, la pregunta es obvia.

El turquesa hace mucho. Da igual esta que esta de aquí detrás.

Las dos muy bonitas. Es alucinante el color.

No hacen falta muchos kilómetros ni muchas horas de vuelo.

Llegas aquí y estás a una hora de avión.

Y cuando llegas, es Caribe.

(Música)

Manu, muy buenas. Muy buenas.

¿Con esto qué se graba en las aguas de Formentera?

Pues una maravilla.

Aquí hay... Bueno, por eso escogí venir a vivir aquí.

En el sitio que estamos, es el primer lugar

que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Que son las praderas de posidonia del Parc Natural de Ses Salines.

¿Podemos ver cómo graba esto? Sí, sí, por supuesto.

Esta oficina es tu escuela de buceo. Esta es mi escuela de buceo.

Yo nací en Madrid, crecí entre Madrid y el País Vasco,

y esto es lo que me permitió venir a vivir aquí y ganarme la vida

y hacer lo que soñaba, lo que quería,

que es estar el máximo tiempo en el agua

haciendo biología e imagen submarina.

¿Subimos ya? Sí, si queréis subir...

¿Qué importancia tiene la posidonia, lo que vamos a ver,

para que estas playas sean como son?

En cierto modo, el agua que tenemos, el agua turquesa y limpia,

y las playas que tenemos, en gran parte es gracias a la posidonia.

Una cosa que hace, suministrar oxígeno.

Nosotros aquí... (ASPIRA)

Cuando aspiramos aire, ese oxigeno que nos entra en los pulmones,

casi todo es producido por la posidonia.

Entre Ibiza y Formentera está uno de los tráficos más densos

de barcos que hay, no sé si en toda Europa.

Te diría que en todo el mundo.

¿Qué supone para la posidonia que hay?

Muchos barcos, muchas anclas hacen daño.

Nosotros lo cartografiamos, lo miramos aquí...

En 4 años, entre 2008 y 2012,

vimos que en algunas zonas se había perdido el 44 %.

En tan solo 4 años, una barbaridad. Qué barbaridad.

Todo esto son fondeos ecológicos. Está prohibido echar anclas.

Es un pincho con un taladro lo que está en el fondo.

Entonces, una varilla de hierro está metida ahí

y no hay un cabo que quede barriendo el fondo.

Esto era el puerto romano. Aquí fondeaban los romanos.

Date cuenta, fíjate, si miras 365°, no ves el mar abierto.

Este fue el primer puerto de Formentera.

Da un poquito atrás, Rafa.

Mira, aquí vemos la pradera de posidonia que crece...

O sea, todo esto son arrecifes. Si no hubiese posidonia,

aquí tendríamos igual 2-3 m de profundidad.

Es un arrecife que ha ido elevándose a lo largo de miles de años

y la posidonia llega hasta la superficie.

Y mira el agua, el color del agua.

Lo que es oscuro todo es posidonia.

Lo verde oscuro es la posidonia y la arena.

Qué color turquesa de la arena, en las partes de arena.

Como biólogo marino y cámara submarino,

¿cuántos sitios conoces? Soy un privilegiado

porque trabajo en un proyecto de National Geographic,

que se llama "Pristine Seas",

que el objetivo es crear grandes zonas marinas

en los lugares remotos del planeta.

Entonces, he tenido la suerte, en estos 10 últimos años,

de estar desde el Mar del Coral al Océano Ártico...

Esto es realmente un tesoro, esto no es abundante.

Hay que protegerlo para nosotros y los que vienen después.

¿Y eso qué supone?

¿Que algunos de los documentales o reportajes

que vemos en National Geographic están grabados por ti?

Pues sí, sí. (RÍE)

(Canción en francés)

¡Al agua! ¿De dónde vienes?

De Madrid. ¿Solo a bucear o no?

No, no. Con la familia. Me gusta mucho la isla.

¿Qué tiene esta isla? No lo sé.

Creo que es más tranquila que otras. No tiene nada que ver con Ibiza,

que es lo que se ve al fondo. Con la que siempre

se la puede comparar, sí.

(Zambullidas)

Ya me contarás qué tal. Luego te cuento.

Lo vamos a grabar incluso, ¿eh?

(Canción en inglés)

Cuando en Formentera cae la tarde, todos los chiringuitos

que están junto a la playa se llenan de gente que quiere disfrutar

de una de las puestas de sol más bonitas de todo el Mediterráneo.

(Continúa la canción)

¿Uno se cansa de esta puesta de sol o no?

No... -El taburete, la arena...

-Esto. El ponerte el taburete y aquí las patas... Esto es...

Es un lujo, ¿eh? He trabajado 40 años

en ese hotel que hay ahí. ¿En el de allá?

Él es parte de la historia de... -Grábalo. Es interesante.

Vamos, que eres parte de Formentera, casi.

Cuando tú viniste, ¿cómo era esta isla?

Mira, eso era... Aquí no había ni un coche.

Había un coche... ¡Un taxi! Y fíjate ahora,

que hay tantos coches que van a prohibir,

a partir del año que viene, que entren coches en los barcos.

Ahí se han pasado un montón. ¿Es la primera vez aquí o no?

Yo llevo cinco o seis. ¿Por qué aquí? ¿Qué tiene esta isla?

Nosotros vivimos en Benidorm. Tenemos playa, tenemos buen clima...,

pero... -Hay de todo.

-Esto es nuestro pequeño paraíso. ¿Cómo está de precio la isla?

¿Es caro o no? Sí.

-Es caro. Pero... ¿merece la pena?

Sí. -Venimos.

Hola, Sven. Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estás?

Eres el dueño de este chiringuito. No, soy el regente.

¿Desde hace cuánto tiempo? El dueño es mi tío.

Cuando empieza a ponerse el sol, ¿cuánta gente se acerca hasta aquí

cada día? Depende...

Depende del mes. En verano, en julio, agosto...,

tenemos 1000 a 2000 personas aquí más o menos.

El camarero no parar de poner mojitos.

¿Cuántos mojitos se pueden poner aquí un día fuerte?

Olvidaos... Unos cuantos.

(RÍE)

¿Cómo definirías la puesta de sol que hay aquí?

Oh...

Es... especial, mágica.

(Canción en inglés)

¿Qué tal? Oye, no es muy fácil en esta isla

encontrar alguien que no trabajen turismo.

No, la verdad que no, pero bueno..., también dependemos de eso.

El Mercat Pagès está enfocado a la gente de la isla,

pero también un poquito a la gente que viene de fuera

y busca producto de aquí. ¿Cómo fue esto de ser agricultor?

Bueno, empecé plantando un poquito de patata en casa.

Salió buena cosecha y me tuve que buscar donde venderla.

Eso que está ahí al fondo es un puesto de venta

que tenéis junto a la carretera. La gente pasa por la carretera,

nos ve y... nada. Mira, ahí hay un huerto de venta directa y paran.

Cuando no hay turistas, ¿cuánta gente está en esta isla

en invierno? 5000, se suele decir.

Vaya, empadronados, dicen que el doble, pero vaya...

-Empadronados sí, 10 000 o así. -En invierno,

se ve poca gente por aquí. Y en verano, ¿cuánto llega a haber?

Cinco veces más, seis, siete... Tanto, ¿eh?

Mucho, la verdad. Demasiado. ¿En verano tenéis tiempo

de disfrutar de las playas de Formentera o no?

La playa es el campo. -Correcto.

-También da el sol.

-Ha llegado una clienta. -Mira, quiero de estos últimos

que has traído, está genial. Esto es

un del campo a la mesa total. Los acaba de coger ahora mismo.

Sí, lo he visto. -¿Albaricoque?

Te pongo medio kilo más o menos.

No sé si es que en Formentera las cosas son más buenas

o porque en el sitio en el que estamos saben mejor las cosas.

Aquí, al ser tan reducido el agua y todo, en el producto

se concentra un poco más el dulce y es maravilloso.

No solo en un albaricoque, en un ajo, en una berenjena...

Cualquier producto es muy bueno. -15.

-Muchísimas gracias. Y fresco fresquísimo, ¿no?

-Venga, buena tarde. A disfrutarlo.

Gracias.

(Murmullo)

Pep, muy buenas. Hola.

¿Qué tal? Saliendo de trabajar, ¿no? Sí.

Tú eres farmacéutico, uno de los farmacéuticos del pueblo.

Aunque, en realidad, aquí, en Formentera,

se te conoce por otra cosa. Bueno, me conocen

por el tema de farmacia y por el tema de noche.

¿De noche en qué sentido? Pues que soy DJ también.

Esta es una de las calles principales del pueblo, ¿no?

Sí. ¡Fonda Pepe!

Este es uno de los primeros bares de todo Formentera, ¿no?

Yo creo que no hay turista que se precie,

que quiera conocer un poco la Formentera profunda...,

es decir, no solo las playas, que no llegue a la Fonda Pepe.

Fue refugio de los jipis de los años 60 y 70.

Era de lo único que había turístico que estaba abierto.

Aparte de ser auténtico, está bien de precio...

Que eso es importante en la isla y cada vez más difícil de encontrar.

Sigue conservando su estética.

Julián, muy buenas. Juan Carlos, de "Comando actualidad".

¿Quién era Pepe? Mi padre.

Que fue el que creó este local. Bueno...

Lo construyó y lo abrió.

(ASIENTE) ¿Hace cuántos años? 65.

Cuando en Formentera no había... casi nada.

Pues no. La calle sin asfaltar.

Aquí no podían llegar porque era todo rocas.

Fíjate, han pasado los años y esto sigue funcionando.

Sí, es un milagro. ¿Por qué?

Pues mira, muy simple. Porque todo va cambiando...

Yo opté por cambiar lo imprescindible,

no cambiar casi nada. Y veo que funciona.

Madre mía, está hasta arriba esto.

¿Qué es lo típico que se come aquí? Paellas y pescado.

¿Por cuánto se cena aquí, en este sitio?

Entre 20 y 30 euros. En los restaurantes nuevos,

que están abriendo los últimos años, por ese precio no se hacen aquí.

Han de pagar el alquiler, que tampoco es barato.

¿Qué opinas de cómo está Formentera hoy en día en cuanto al turismo?

Precisamente, hemos pasado de que nadie nos conocía

y que había que buscar gente, ahora que se están planteando,

sobre todo en la temporada alta, pues limitar el número de personas,

coches, motos... Claro, Formentera se nos va reventar.

¿A los de Formentera os viene bien tanto turismo o no tanto?

Bueno, ha sido la base por la cual no hemos tenido que emigrar.

(Música tradicional)

Una para mí y una para mi compañera. ¿Qué estáis dando aquí?

Orelletes. Es un postre típico de Formentera

que, normalmente, se consume cuando hay fiestas.

-Buenísimo. ¿Está bueno o qué?

Riquísimo. -Lleva ralladura de limón, harina,

manteca, levadura... Que aproveche. Hum... Qué bueno.

(Continúa la música)

No pararé hasta llegar donde estés.

Sé que ese es mi lugar.

No detendré mis pies

hasta poder encontrarte.

No pararé hasta llegar donde estés.

Sé que ese es mi lugar...

En el siglo XII, cuando Béjar estaba tomada

por los árabes, unos cuantos hombres

se visten de musgo y, con esta ropa de camuflaje,

se cuelan por la muralla y logran reconquistar la ciudad.

Desde entonces, vestirse de musgo se ha convertido

en el símbolo de Béjar. Y, cada año,

hay nada más que seis personas elegidas para llevar este traje.

Es por la intención.

Por un ideal.

Extendamos todo lo que podamos la sal,

pero siempre cubriendo el suelo. -Sé que es muy complicado.

Javier, ¿esto que estáis haciendo qué es?

Mira, esto es una alfombra de sal que va tintada

con pigmentaciones naturales. Yo he tenido la gran suerte

de vestirme de hombre de musgo cuatro veces...

¿Sí? Madre mía... Sobre todo la primera,

con todos mis amigos. Y disfrutamos muchísimo.

Ahora, en lo que no os vestís, que ya este año no te vistes,

pues toda la gente está aquí decorando las calles.

Claro, claro. Y esta se va a llevar entre 1900 y 2000 kilos de sal.

2000 kilos de sal para todas las calles.

No, para esta. Para esta calle...

Concretamente para esta que tenemos. Tenéis aquí sal de colores.

Mira, aquí tenemos... ¿Con qué está tintada?

Está tintado con un carmín. Todo el dibujo se va repetir

en todo el recorrido, en los 99 m que tiene esta alfombra.

Ahora, tenéis que ir un poco rápido porque queda muy poquito

para la procesión. Bueno, tenemos todo el día.

Todo el día... Todo el recorrido

que lleva la procesión, todo el recorrido, va adornado.

¿Qué tal vamos por aquí? A ver... Pues aquí estamos, hija,

a ver si es posible. Para las rodillas,

¿qué lleva usted puesto? Mira...

Un conejito de mi hija, de mi nieta.

Sí... Claro, hay que estar apoyada mucho rato, ¿no?

Claro. ¿Es muy esperada esta fiesta

todo el año? Sí.

Nosotras nos pasamos cosiendo medio año.

¿Esto lo habéis cosido vosotras? Sí, sí.

¿Y esos tubos que hay ahí también los habéis hecho vosotras?

Sí, es lo más costoso que te puedas imaginar.

¿Ya habéis terminado todo de coserlo? ¿Tenéis todo preparado?

Allí se han quedado unas cuantas rematando.

(Claxon)

(Murmullo)

Estaba por ahí cerca. -Eh, eh...

que te estás cargando el perfilado, niño.

-No, no. -Oye, cuidado, ¿eh?

-No, después hay que... -No, no hay que hacerlo así.

A ver, cuando tú lo eches, lo vas colocando así.

-Ah, ya, ya... -No te cargues el perfilado.

-Ya te entiendo. ¿Por aquí qué estáis haciendo?

Os veo a todos muy entretenidos y muy calladitos. Contadme.

Estamos poniendo letras. Poniendo letras...

¿Qué letras son? Santa Teresa.

-Este año es el año teresiano. Ayer lo fuimos a coger.

Ay, qué bueno esto. Lo fuimos a coger entre las escobas.

¿Cuántos kilos de arroz vais a poner?

Calculamos que más de 20. Más de 20... Solo para las letras.

Sí, porque este año hay poca flor blanca...

Y esto de aquí negro, ¿qué es? ¿Café?

Café reciclado. Sí, sí.

¿Cuántas horas de trabajo os lleva? Se ha empezado las 4:30 de la tarde

y se tardará cerca de las 4:30 de la mañana o las 5:00.

Tanto... ¿En serio? 12 horas aquí dale que te pego.

Son las 12:00 de la noche y aún viene gente, ¿eh?

-Estas somos las mujeres que estamos cosiendo todo el año.

¿Y qué estáis haciendo? ¿Las banderas estas

que hemos visto por la calle? Banderas que están expuestas...

En las calles, ya lo hemos visto. ¿Cuántas habéis hecho?

¿Las habéis contado?

(A LA VEZ) Uh...

Sesenta y tantas. Esta fiesta va creciendo, ¿no?

La queremos hacer internacional. Ahora es nacional.

Y para que sea internacional, hacen falta más cosas.

Ahora mismo es Fiesta de Interés Turístico Regional y Nacional.

Y queréis que sea internacional esto de los hombres de musgo.

Madre mía... Para empezar,

tenemos que poner más cosas. Aquí, en Béjar,

¿de qué se vive ahora mismo? Prácticamente del turismo.

Antes era el textil. Ahora, ya ha caído...

Ahora, en Béjar, me parece que una, ¿no?

Una fábrica...

Aquí venía gente de muchísimos sitios a comprar telas.

Y a trabajar. Y a trabajar.

¿Cuántas fábricas textiles habéis llegado a tener?

Muchísimas. 200... 200 fábricas...

Vosotras, vuestras familias, maridos y tal,

¿habéis vivido del textil? He sido zurcidora.

Zurcidora... ¿Cómo estáis viviendo la gente de aquí,

de Béjar de toda la vida, esta decadencia el textil?

(A LA VEZ) Mal... Muy mal.

De los chicos jóvenes, están todos fuera.

Mi hija, por ejemplo, era ingeniera y se tenido que marchar fuera.

Ingeniera textil.

Entonces, ¿es esta la razón por la que estáis tan volcados

los vecinos para empezar a vivir del turismo?

Claro. De otra cosa,

necesitáis vivir de otra cosa. Atraer a la gente.

¿Por qué ha bajado tanto el textil? Pues muy sencillo...

-Los chinos. El textil se lo han llevado los chinos.

Lo traen de China más barato, lo compramos más barato

y, entonces, ya no lo hacemos aquí. En Cataluña, pasa igual.

Había días que cerraban cinco o seis empresas.

-Claro. -Mi marido estaba de jefe en una

y decía: "Y nos quejamos nosotros que hemos cerrado una este mes

y, en Cataluña, habían cerrado cinco o seis".

-En Béjar, había un dicho que se decía:

"Vives como los más ricos de Béjar". Porque aquí

había un nivel de vida muy elevado. -¿Esto es para tapar los buzones?

-Los pequeños, sí.

(Pájaros)

Buenos días, Puri. Buenos días.

Tú eres una de las seis elegidas este año para hacer ¿qué?

El hombre de musgo. Para vestirnos de hombre de musgo.

Tienes que ir vestida antes de... Con un mono, una gorra

y, luego, ellos ya te visten en el convento de San Francisco.

¿Cómo se siente una de ser...? Mucho orgullo.

Aparte, que lo voy hacer en honor a mi padre,

que mi padre se vistió un montón de años...

Sí, ¿eh? Y empezamos con...

Que sí, que nos vestimos, que no nos vestimos.

Y dije: "A por ello". ¿Cuánto tiempo llevabas apuntada

en la lista de espera? Ocho años.

Ocho años llevabas esperando este día...

Ocho años, sí. Esto no te lo vas a poder quitar

en todo el día. No vas a poder ni ir al baño, ¿no?

Ya, ya... Eso está más que estudiado. Lo sabes ya.

Habrás bebido poco. Sí, poco. El café y ya está.

Cuando te llamaron este año y te dijeron:

"Puri, mujer de musgo este año". Porque hay lista de espera...

Me temblaban hasta las piernas. Te lo juro.

No lo esperaba. Te pongo un ejemplo, como una lotería.

Hola, chicos, buenos días. Hombre de musgo...

Sí, ¿qué tal? Mujer de musgo...

Sonia, dame un beso.

Estáis esperanto aquí a que os vistan.

Sí. ¿El musgo que os van a poner

es este? Sí.

Madre mía... No es musgo del año, porque está prohibido cogerlo

del monte, ¿verdad? Como aquí puedes ver,

tenemos cuerdas de otras veces que se ha reciclado.

Esas cuerdas se las hemos quitado a otra gente

que se lo ha estado atando y lo reciclamos.

Lo guardamos ahí, en un cuartito a oscuras.

Ah, ¿sí? Sin humedad...

Para que se mantenga la humedad y un estado óptimo para...

Que no se seque. Entonces, este musgo que vemos

¿de qué año puede ser? Llevo 21 años en el Ayuntamiento.

Hombre, de 21 años no creo que lo haya,

pero... se guarda muchísimos años. Hola, buenos días, vale.

Van a ser ustedes los que vistan a los hombres de musgo, ¿no?

Hombres y mujeres. Bueno, ¿cuánto tiempo llevan vistiéndoles?

Él, mucho. -45 años.

¿Han salido ustedes vestidos de hombres de musgo?

Sí, sí. Muchas veces. Sí, ¿eh?

Voy para allá. O sea, Alejandro, es de tradición.

¿Tu padre también vestía a los hombres de musgo?

Es el que nos ha enseñado a nosotros. Ah, ¿sí?

Levanta la punta del pie. La puntera, la puntera.

¿Cuánto tiempo tardáis en vestirla?

Como media hora o así, más o menos. ¿Cuántos metros de cuerda

lleva cada persona? Uh, 200 m.

-¿Tanto? -Mira, ahí tienes los rollos.

-Tienen 100 m. Y por lo menos dos. ¿Dos rollos de estos por persona?

Sí... Madre mía.

Luego, ellos no pueden ir al baño en toda la mañana, claro.

Evidentemente. -Aquí se acabó lo bueno.

¿Sabéis aproximadamente cuántos kilos de musgo

lleva cada persona? Dependiendo de la humedad

que tenga el musgo, como 12 kilos. Como 12 kilos...

De la persona también. -De la persona, lo grande que sea.

Claro. Yo soy chiquilla.

Pero, mínimo, 12 kilos lleva cada uno.

Lo que más pesa es la maza, que la tenemos por ahí.

-Este año, como ha llovido tanto, pues tiene un poco más de humedad.

Bueno...

¿No te da un poco de...? No...

No. Porque esto tiene que tener aquí, a lo mejor...

¿Hormigas? No hay problema. No sé lo que tiene que tener...

Todos los bichitos se han muerto. Tiene muchos años.

Aquí no hay que ser escrupulosos. Es curioso que, al principio,

nadie quería ser hombre de musgo. Había que pagarles y todo.

Recuerdo en este mismo patio, en 1979,

que me vestí la primera vez, con 14 años,

no se vestía nadie y nos pagaban 300 pesetas.

-Entonces no voy a dar 300 pesetas. -No, no...

Ahora, sin embargo, hay lista de espera...

Y ahora pagarías. -Tienes que pagar vosotros...

-Échate, Puri, un poco para adelante. -Yo ahora pagaría.

-Robocop. -Es emocionante porque,

una vez que te cubres y sales, ves muy poquito,

pero a ti te está mirando todo el mundo.

Cuando te quitas el musgo dices: "A mí, me ha estado mirando

todo el mundo". -Qué top más bonito...

-Aparte de participar en el día. -Qué top más bonito.

(Risas)

Sí, mejor, mejor. -Luego, se te va a bajar.

-La que culmina el trabajo. -Es el final.

-Cierra los ojos y no los abras hasta que te digamos.

-Este es el final... del principio de la procesión.

-Mete un resino aquí atrás, Juli. Por debajo.

(RESOPLA)

¿Cuántas horas tiene que estar así? Pues hasta la una.

Y son las 8:35... Cuatro horas. ¿Cómo vas, Puri?

Bien, bien. -Un poquito agobiada ya,

pero bueno... -No, de verdad que no.

-Unas pocas veces vestí yo a su padre.

Ah, sí.

Estoy contenta.

-Venga, aquí. -De esta no me escapo.

Es a la izquierda.

El siguiente... que se vaya preparando.

¿Y eso qué es? La maza.

La maza. Con lo que se defendieron

los hombres de musgo. Se supone... Cuenta la leyenda, claro.

Con lo que se defendieron supuestamente.

(Tijeretazos)

Estoy corriendo, Puri. -Porfa,

¿me cortas de este lado un pelín? -Qué guapa. ¿De aquí?

-Uy, sí... Preciosa. -Para que veas por ese lateral.

-Sí. -Te coge aquí zona muerta y no ves.

-Claro... Ese ángulo... -Hala, Puri...

¿Está lista ya? Lista.

-Está. ¿Cómo vas, Puri?

¿Cómo te sientes? ¿Puedes caminar bien?

Bien. Robocop... Madre mía...

Venga, siguiente. Así, supuestamente,

los cristianos reconquistaron Béjar.

Sí, sí. ¿Cómo se puede reconquistar

una ciudad así? Si no se puede uno ni mover.

Creo que dando miedo, ¿no? Vosotros, además, sois padre e hijo.

Sí, sí. ¿Por qué se apunta uno a salir

como hombre de musgo? A ver, que habla el padre.

No sé... Es un poco tradición, ¿no? ¿Presume uno ante los amigos

o la familia de "este año me ha tocado a mí"?

Sí, sí. Desde que me enteré, lo llevo diciendo a todos.

-La gente te felicita porque es una tradición

que es bonita de cumplir y la gente se pone contenta por ti.

(Murmullo)

¿Qué les está pareciendo? Muy bonito.

-Muy interesante. Somos de Salamanca y nunca lo habíamos visto.

-Me parece increíble que vayan a aguantar todo el día

con esto puesto. Porque son muchas horas, claro.

Toda la mañana mínimo. Da un poco de miedo ahora.

A ver, padre, ¿cómo ves a tu hijo? Hijo, ¿cómo ves a tu padre?

Pues bien... Bueno, agobiado, pero bueno...

-Es una cosa que llevábamos tanto tiempo esperando que muy ilusionados.

Sí...

Hola, ¿cómo vas? Bien, bien.

Lo peor son las cuerdas, que están bastante apretadas

con el musgo. Ah...

Y eso sí duele un poco. A medida que vayamos andando,

yo creo que se irán soltando. ¿Son ustedes su familia?

Sí. Han venido a hacerle fotos.

Su madre y su tío. ¿Tú eres su madre?

Y él su tío. -Yo tengo la cosa que hace,

yo creo que 17 años tal día como hoy, también fui hombre de musgo.

Ah, mira... Es un día que se recuerda luego toda la vida, ¿no?

Claro, toda la vida. ¿Qué te parece que te haya venido

a ver tu familia? Muy bien. Así me van dando agua.

-Soy la utillera. Ah, ¿qué le traes?

Mira, tenemos agua. Bueno, nos lo dan.

¿Lo puedo sacar? Luego, el Ayuntamiento

nos da Acuarius, una toalla y demás. No les podéis dar mucho

porque no pueden... hacer pis luego. Mucho no, pero para que se mojen.

Mira, Kit Kat. Tengo almendras, un plátano...

(Murmullo)

Vamos, id pasando uno por uno por aquí.

Venga. Cierra los ojos.

-Ah, ah... -Date la vuelta.

-Ah, que me ha entrado. Ah, que está fría.

(BROMEA) Yo te bautizo en el nombre del Padre...

¡Amén!

(Pájaros)

(Murmullo)

¡Buenos días!

(A LA VEZ) Buenos días.

Estáis poniendo las mantillas, ¿verdad?

Sí.

Vamos a ver, buenos días... ¿Qué tal?

Usted debe de ser Mercedes. Mercedes, sí.

Me han dicho que usted hasta da número y todo

para poner mantilla... No, van pidiendo

la vez cuando vienen. Ah, vais pidiendo la vez.

¿Quién es la última? Yo.

-Ella. Esto es como en la carnicería.

Sí, sí. De momento. Claro que sí. Os vais a vestir todas de mantilla.

Todas. ¿Para qué?

Para acompañar a los hombres de musgo en la procesión del Corpus.

Aquí ya hay una que la lleva puesta. Sí, sí.

-He madrugado mucho. ¿Cómo se siente uno un día como hoy

aquí, en Béjar? A ver, en este momento,

no sé cómo me siento, pero esta noche no he dormido.

Estaba nerviosa. ¿En serio?

Sí, sí. Claro. Sí, sí. A lo mejor,

porque es una fiesta muy esperada. Muy esperada.

Bueno, lo vais a comprobar ahora. ¿Cuántos años lleva usted

poniendo mantillas? Por lo menos, 30.

30 años... Sí.

¿Esto es muy caro? No...

-Como todo, unas muy caras y otras de precio normal.

Depende de los encajes, pero vamos... ¿De qué precios hablamos?

50-100 euros. Ah, bueno...

Luego, las hay muy caras, ¿eh? -De 300 también.

-Y de 300 y 400. Mercedes,

¿a cuánta gente pone la mantilla usted tal día como hoy?

Me ha dicho Eduardo que hay 60, no lo sé.

60 mujeres vienen... La mía es muy antigua.

¿La mantilla es muy antigua? Muy antigua.

A lo mejor, ha pertenecido a tus familiares...

Sí. Son unas de encaje que había antes y grandotas.

-¿A quién le toca ahora? -A mí o a ella.

(Música solemne)

(Murmullo)

Manolo, mientras la gente disfruta fuera a tope con la procesión,

aquí, en el restaurante, en la plaza,

hay gente trabajando como usted. Hombre, claro...

¿Qué plato tenemos hoy? El calderillo bejarano

es el plato típico de Béjar. O sea, venir a Béjar

y no comer calderillo...

Que no son patatas con carne, que es calderillo.

Ah, vale... ¿Qué tipo de carne? Carne de ternera, de aguja.

Ahora, añadimos un poco de consomé. Este calderillo, Manolo,

¿para cuánta gente es? Ahí salen, más o menos, cuarenta...

45. Hoy tengo los dos comedores llenos.

¿Cuántos años lleva haciendo calderillos aquí,

en Béjar, en la plaza? Exactamente 29 años.

¿Por qué es el plato típico de Béjar? A ver...

Antiguamente, era un plato que se hacía cuando las tornabodas.

¿Las tornabodas? ¿Qué es eso? El día siguiente de la boda,

se hacía una comida para todos los familiares y los más allegados.

¿A cuánto tiene usted el precio de la ración de calderillo?

10 euros.

(Murmullo)

Vamos a ver...

Vamos a hacerlo como lo dicen... Lo típico.

¿Cómo se come el calderillo? Según el jefe,

tiene que ser machacada la patata con todo, incluido el caldo,

para que la patata realmente coja el sabor del caldo.

-Es una maravilla. El calderillo es algo espectacular.

-Por nosotros y por muchas como estas.

(Canción en inglés)

Ansó y Hecho son los pueblos más remotos

del Pirineo aragonés. Enclavados en los llamados

Valles Occidentales, a medio camino entre Francia y Navarra,

son lugares donde parece que el tiempo no haya pasado.

(Continúa la canción)

(Balidos)

Félix, Diego, estas ovejas son únicas.

Las llaman ansotanas, ¿no? Fue una raza muy extendida

que entró en peligro de extinción y, ahora, estamos recuperando.

Estamos en unos valles que son parque natural.

Parque Natural de los Valles Occidentales

y Paisaje Protegido de las Fozes de Fago y Biniés.

Estamos en uno de los pocos territorios

que, en un mismo valle, pueden tener dos espacios protegidos,

uno al norte y otro al sur.

Esto es el pueblo, esto es Ansó,

uno de los pueblos más bonitos de España.

¿Cómo se vive en uno de estos pueblos tan bonitos?

Fácil no es porque estás alejado de todo,

pero la verdad es que... tiene mucho beneficio.

¿Cuántos sois? Unos 350 en invierno, más o menos.

Luego, en verano subiremos a unos 1000 más o menos.

-Aproximadamente, sí. Veo que es un pueblo todo de piedra.

Sí, la mayoría de las fachadas son de piedra.

También tenemos algunas fachadas caleadas.

La piedra se cubrió con revoques de cal para darle más aislamiento

a las casas. Si yo me quisiera comprar

una casa aquí, ¿cuánto dinero me costaría?

Depende de la casa que te quieras comprar.

Hombre, claro. La construcción en Ansó es cara.

Como estamos viendo, se construye con materiales nobles.

-Una casa típica ansotana en la línea

de los 250 000 o 300 000 euros. Ah, madre mía.

Una buena casa. Voy a tener que venir solo

vacaciones entonces, ¿eh?

Buenos días.

Me han dicho que es la panadería más antigua del pueblo.

Sí. Porque somos la cuarta generación de panaderos.

¿Quién es ahora el panadero? Mi hijo.

Antonio, qué panes más guapos tienen, ¿eh?

Las mejores del mundo.

(RÍE) Además de pan, ¿qué es esto de aquí?

Esto de aquí. ¿Qué son? Son tortas de yema.

Son típicas de aquí. -Son unas tortas que hacemos de yema.

Ah, ¿sí? De siempre, con aceite y azúcar.

Muchos vienen a cogerlas recién sacadas del horno para desayunar.

Está buenísimo. Hombre,

pero si te comes todo esto para desayunar...,

luego tienes que subir el monte. Ah, bueno, lo caminas mejor.

(RÍE) ¿De quién son estas fotografías?

¿Son de la familia? Sí.

-Son nuestros familiares. Hemos recogido en toda la tienda

fotos antiguas. Esta señora, precisamente, es mi bisabuela.

¿Esta de aquí? Sí, sí. Lleva tres panes.

Lleva uno en la cabeza y los otros dos...

Exacto. Madre mía,

pero eran unos panes bien grandes. Fácil de 4 a 6 kilos.

También habláis un dialecto propio aquí, ¿no?

El ansotano. ¿De aquí alguien sabe ansotano o no?

Un poco. Palabras. Bueno, si hablas con más,

con otro que hable ansotano... Os entendéis más.

Pero vosotros dos no... Yo sí.

Yo me crié con mis abuelos y mis abuelos hablaban ansotano.

¿Qué palabras tiene que saber un turista en ansotano

cuando llegue aquí?

Por ejemplo, callizo, que es el callejón que hay entre dos casas.

Es un callizo. Viene de "carrera", que es calle.

"Chen" es la gente. -Tienes que "charralo"

con el acento ansotano. "Charralo".

"Charralo" con acento ansotano.

(Música)

Señoras, me han dicho que ustedes son las costureras de Ansó.

Lo que ustedes están haciendo aquí son trajes de Ansó,

trajes ansotanos, ¿no? Son auténticos.

-Por supuesto, de la Edad Media. ¿De la Edad Media son?

Como todos los años, salen el último domingo de agosto,

que hacen un desfile, el Día de la Exaltación del Traje Típico...

O sea, que tienen fiesta propia. Exactamente.

¿Qué es esto que tienen ustedes entre manos? ¿Faldas?

Parte de una basquiña. -Es es la basquiña,

la parte de abajo. ¿La basquiña es una falda?

Es como un vestido... Un vestido.

Además, esto es muy grueso, ¿eh? Madre mía...

¿Y esto lo llevaban todo el año? La saya es el traje más ceremonial

y más importante del traje ansotano. Tiene pinta que esto...

Es de novia. Ah, ¿esto es de novia?

¿Y cómo es el verano en Ansó? Corto.

-Las carreras de Ansó están silenciosas

durante muchos meses del año. Las calles de Ansó, ¿no?

Pero en verano, en verano, quedan una pasada.

-Abrimos... Aquí guardamos, en estos armarios,

todas las basquiñas, que son... Las faldas...

Vestidos. Vestidos, vestidos...

No aprenderé. Madre mía... Todo este trabajo lo hacemos aquí,

en el ropero, que hay que coger luego todos los pliegues...

Después del Día del Traje.

La verdad es que pesa una barbaridad.

Pues este es el tercero, o sea, el segundo,

ahora se pone saigüelo y la saya. O sea, por encima,

todavía da algo más. No, por debajo.

Esto va por encima de todo.

¿Cuántos kilos podrían llevar encima?

Pues esto es treinta y... ¿Cuánto? -Creo que es 35.

-35 kilos en total. De vestido.

¿Todo completo? ¿Con todas las cosas una encima de la otra?

Bueno, aquí tenemos las de trabajo. -Son distintas.

Esta es la que se usaba para el día a día.

Exactamente. Con esto, ¿se iba al campo o no?

Sí, claro. ¿También son joyas auténticas,

de la época, que se han ido recuperando?

Sí, sí. -Son las joyas que llevaba la novia.

-O de cofradía. El traje de novia lleva todo esto.

Mira... Este es de hombre.

¿Pero de qué? Imagina... ¿Qué puede ser esto?

Esto tiene pinta... Puede ser de cura.

Es una capa... De cura, no. Bueno, casi casi.

Del mandamás del lugar. ¿Cómo se llama?

¡Del alcalde! Claro...

(Murmullo)

(Chirrido)

Veo que tienen visita hoy en el pueblo ahora.

Casi todos los días. Esto es el pan nuestro

de todos los días. Sí, a raíz de los pueblos más bonitos

de España. Se ha notado un montón. Se ha notado mucho esto.

¿De dónde son ustedes? De Tenerife.

¿Desde Tenerife han venido expresamente aquí?

Por supuesto. -Hay que ver todo porque si no...

(RÍE) ¿Se hospedan aquí? ¿Dónde se hospedan?

No.

-Estamos en... -Están en Canfranc.

-En Santa Cristina. Ah, en Canfranc.

Hacen una ruta por el Pirineo aragonés.

Por todo el Pirineo aragonés. ¿Cuántos días están por aquí?

Pues estamos hasta el lunes. Hasta el lunes.

¿Una semana han estado? ¿Qué tenéis los aragoneses

para tener tantos pueblos bonitos? Como esta zona es montañosa,

se ha preservado arquitectura popular.

Pues a disfrutar del pueblo, que vale mucho la pena.

También se le digo yo. Gracias.

Todo el pueblo está con las calles empedradas, ¿eh?

Aquí no se puede construir como uno quiere, entiendo.

No, no. -Las normas arquitectónicas

son muy precisas. -Porque el pueblo es BIC.

Bien de Interés Cultural. Respetan las alturas

y en la estructura arquitectónica de la casa.

-Y "plegamos" a la iglesia de Ansó. -La iglesia de San Pedro.

Eso es ser el símbolo del pueblo, entiendo.

Hombre, hay muchas iglesias que tienen la advocación de San Pedro.

-Bueno, es una de las casas más antiguas.

-Pero tiene el mérito de que por dentro...

Se ha conservado. La han conservado siguiendo

las directrices... Te voy a decir una cosa,

voy a llamar a ver si me la enseñan. Yo creo que sí.

-Yo creo que tendrá suerte. -Vale, adiós.

Hasta luego, adiós.

Hola. ¿Silvia? Sí, soy yo.

Usted es la propietaria de esta casa.

Me han dicho que es una de las casas más antiguas de Ansó,

me lo han dicho las vecinas. Así es.

Muchas gracias. Estamos en la entrada de la casa.

Este es el patio original... -Hola.

Muy buenas. Te presento a Monita, amiga

y guía de... Del pueblo.

Y muy conocedora de todo lo que es... La historia del pueblo, ¿no?

Eso dicen.

Las casas antiguas de toda la vida de Ansó eran como esta de aquí.

Bueno, dependía un poco de la economía familiar.

Había casas como esta, que eran casas con mucha solera,

porque eran casas con poderío... Esta familia tenía ganado,

con lo cual, los ganaderos antes... Eran los ricos del pueblo.

Bueno, estamos entrando...

a la pieza de la casa más importante, ¿vale?

Es en la cocina ansotana. Era el único fuego que tenían

en la casa. Entonces, lo utilizaban para calentarse y cocinar.

Alrededor, ponían estos bancos, que nosotros llamamos cadieras.

Entonces, ellos se iban sentando en las cadieras.

Hacían de asiento y de mesa al mismo tiempo.

Y esto es todo tal cual estaba, Silvia.

Esto es original de la casa. Es original...

Eso debe tener años y años y años. Ah, mira...

Se sentaban y ya tenían la mesa.

La chimenea es tan grande como la cocina.

Pero es que realmente es impresionante las dimensiones

de esta chimenea, ¿eh? Esto es lo que vemos luego fuera,

esas chimeneas circulares características de Ansó y Hecho.

(Pájaros)

Luis, muy buenas. Buenas.

Estamos en verano, pero veo que estás cortando leña.

Efectivamente. Para encender el fuego.

O sea, todo lo que hacéis en este restaurante

es cocido con leña. Todo a la brasa.

Me llama la atención el sitio. Me han dicho que esto es una borda.

Un sitio donde el ganadero venía, vivía y tenían los animales.

Ajá. Luego, tenía que desplazarse

todos los días al pueblo. En este caso, la borda es

como un caserío o una masía. Sí...

¿Qué es esto que estás haciendo? Esto es judía blanca, boliche.

El boliche es propio de Embún, que es uno de los pueblos

del valle de al lado. Exactamente.

El boliche es propio de Embún. Son cosas que se cultivaban

durante el verano y se secaban para que durante el invierno

te aguantase, ¿vale? Sobre todo,

es típico de las zonas de montaña.

(ASIENTE)

Cuello de cordero, una cebollita, trocitos de chorizo, morro y oreja.

Antiguamente, las familias lo echaban todo entero.

Esto son migas, entiendo yo. Sí, las auténticas migas del pastor,

el Pirineo, ¿vale? Porque hay muchas...

Hay muchísimas, hay muchos sitios donde hacen migas.

Usted es la madre de Luis.

Fuimos los pioneros de la borda. Eso le iba a decir.

Nos ha contado Luis que ustedes, hace 40 años,

vieron que este territorio... No tenía nada.

No tenía nada. Solamente estaba la fonda de Ansó.

En un día bueno de verano, ¿cuánta gente puede venir a comer?

Aproximadamente, un día bueno bueno de verano,

unas 140-150 personas. Mucha gente, ¿eh?

¿Y eso es lo que más piden? ¿Las migas?

Eso es. Eso y los boliches.

No se van a quemar, ¿no?

Esto, aunque parece que es una tontada, hay que estar pendiente.

Por eso se lo digo. ¿Qué se le añade más a estas migas?

Aparte del pan, evidentemente. Pues llevan setas...

Se han puesto muy de moda las de huevo frito,

pero eso del huevo frito... Muy moderno.

Es la chorradica de la cocina ahora moderna, que la hacen...

Porque el pastor pobre adónde iba con huevos fritos andando.

No le aguantaban ni podía hacerlos. Exactamente.

Y se come en la misma tartera. Ajá.

Y en mi tierra se dice: "Cucharada y paso atrás".

Eso significa que las coges y te tiras para atrás

para que no te caiga la miga dentro de la cazuela.

¿Es la antigua chimenea que había? Exactamente.

-Mi marido fue tan especial, que con eso calentamos agua.

¡Ah, vaya! Esto es hierro.

¡Ah! Es hierro... Todo esto es un circuito cerrado

que con el mismo fuego calentamos agua.

Esto ya está hirviendo. Ya está.

Los boliches ya están a punto. Esto ya está para servir.

(Música)

A 13 km de Ansó está el Valle de Echo.

Es uno de los pasos pirenaicos más antiguos

y con más historia que hay.

Se dice que aquí nació el condado de Aragón.

(Continúa la música)

100 personas yo creo que se "empullarán".

Se van a apuntar. (ININTELIGIBLE)

Buenos días.

Por lo que oigo,

estáis hablando en un dialecto de aquí, del Valle de Echo, ¿no?

Lo cheso. Lo cheso es...

Se llama así.

¿Se sigue hablando mucho? Sí, los vecinos del valle sí.

Lo habláis. Sí.

Se habla más que el ansotano del valle de al lado, ¿no?

Sí, ahí se ha perdido más.

Pero aquí ha perdurado como idioma familiar.

Os dedicáis al tema del turismo, entiendo.

¿Tú eres guía?

Sí, gestiono el Centro de Interpretación del Megalitismo.

Estamos ahora en lo que llamamos o que llamáis la Selva de Oza.

Oye, ¿por qué se le llama Selva de Oza?

Selva viene del latín, significa bosque.

Y Oza una palabra que vendría del euskera, "hotza",

y significa frío.

¿Qué tipo de árboles abundan aquí?

Aquí, fundamentalmente, es la haya y el abeto.

Árboles gigantes.

Hombre, tienen un tamaño considerable, sí.

Aquí se cuenta que, en tiempos, cuando se sacaba más madera,

salían abetos de 40 m.

Leo "corona de los muertos".

Son los restos... Es un yacimiento arqueológico.

Los restos de los primeros pobladores que llegaron al valle

y que se asentaron en el valle.

Nos vamos a ir a lo que es la época prehistórica.

Los arqueólogos han interpretado que, en realidad, estos círculos

corresponden a fondos de cabañas.

Es decir, estamos en un poblado, no en un cementerio.

Vale, vale...

Es la primera ubicación, podemos decir, un tanto fija

que vamos a encontrar en el valle. En el valle.

Hace 9000 años acaba de producirse el retroceso de los glaciares.

Y muchas especies animales adaptadas a climas fríos

se van resguardando en zonas de montaña.

Entonces, estos cazadores va siguiendo estas manadas

y son los primeros que se van a ubicar aquí.

¿Cómo se consigue mantener todo esto tan virgen?

En cierto modo, nos ha salvado no tener pistas de esquí.

Entonces, eso ha hecho que se vaya introduciendo el turismo

de una forma mucho más progresiva, ordenada.

Gema, aquí el paisaje cambia totalmente.

La Selva de Oza ya queda más atrás, entiendo.

Más atrás y más abajo.

Y es cuando empieza la zona de prado.

La zona de prado y la zona de altas cumbres, digamos.

Entonces, en donde ahora está llegando el ganado.

Es donde se pegan todo el verano, básicamente.

Se quedan aquí a veranear. Sí.

De vacaciones en estos prados.

Ahora estamos en la Boca del Infierno.

¿Este es el río Aragón Subordán? El Aragón Subordán, sí.

Que es el que traza todo el Valle de Echo.

Exacto.

En el Valle de Echo quieres buscar la referencia cultural histórica

más importante que tenemos... El símbolo.

  • Los tops del verano

Comando al Sol - Los tops del verano

30 jul 2018

Los reporteros viajarán a sus lugares de veraneo favoritos para compartir con todos los espectadores su experiencia y sus secretos. Si usted tuviera que elegir, ¿cuál sería su destino de vacaciones favorito? ¿A qué lugar volvería sin dudar una y otra vez de veraneo?

ver más sobre "Comando al Sol - Los tops del verano" ver menos sobre "Comando al Sol - Los tops del verano"
Programas completos (444)
Clips

Los últimos 2.642 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios