www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4219680
No recomendado para menores de 7 años Comando al Sol - La fiesta no termina - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas. ¿Cipotegato? El mismo.

no te lo pierdas, gracias.

Tu hijo se viste de arlequín.

Aclamado por las masas, lo derriban a tomatazos,

¿y vosotros dos sois felices con eso?

Muy felices.

(Bullicio)

La fiesta marca el inicio del año.

Ahí les vemos. Los toros están a punto de cruzar ese paso estrecho.

¿Cuántos años llevas corriendo en los encierros, aquí en Cuéllar?

Desde los 12. ¿Desde los 12 años?

Es de los mejores corredores que ha dado Cuéllar.

Lo llevamos en las venas.

Esto para nosotros es lo más. Nuestro año empieza hoy.

(Gritos)

Con el dinero que mueven, no hay cuesta de septiembre.

Por estas manos que estamos viendo,

¿pasan cuántos kilos de anguila?

500 o 600, más o menos.

El hombre que más tomates vende de toda Tarazona

para las fiestas del pueblo. Sí, señor.

100 000 tomates.

¿Mueve dinero esta fiesta? ¿Deja dinero en el pueblo?

Deja dinero porque hoy verás la afluencia de gente que hay aquí.

¿Cuánto invierte el Ayuntamiento en esta fiesta?

En torno a los 450 000 euros.

Has puesto un barril de cerveza en tu tienda de moda.

Se beben una cerveza y ven la ropa de otra manera.

Están más felices. (RÍE)

En vez de comprar una camiseta, compran dos.

La fiesta no termina, hoy en "Comando actualidad".

¿Es normal que la gente venga con un tutú y el gorrito de marinero

como esos de allí?

Verás cosas muy raras. (RÍE)

Al cabo del día verás cosas muy raras.

(Gritos)

(Música)

Estamos buscando a este personaje: el Cipotegato.

Él es el culpable de que este fin de semana

se multiplique por tres la población de Tarazona,

un pueblo que gracias a esta fiesta

apenas conoce lo que es la cuesta de septiembre.

Buenas tardes, caballeros. Una pregunta.

¿Qué supone para alguien de aquí ser el Cipotegato?

El Cipotegato toma las calles.

¿Así se va a poner esta calle en la que estamos ahora mismo?

-Sí, sí. -Mañana revientan las calles.

Buenas tardes, señoras.

No será usted el Cipotegato de este año, ¿no?

Echó los papeles pero no la han cogido.

Puede ser cualquier vecino anónimo del pueblo, ¿verdad?

¿Tú eres el Cipotegato? Sí, soy el gato.

También ha sido una mujer un Cipotegato.

-Sí. -Sí, una vez.

¿Una vez? La pobrecica, por poco la matan ahí.

Le gritan: "¡Cipote, Cipote!". "¡Cipote, Cipote!".

¡Y le lanzan tomates! Y le lanzan tomates.

Y eso emociona. Emociona.

Y luego, al final, cuando sube a la estatua,

la verdad es que es muy emotiva esta figura.

Madre mía.

¿Alguno de vosotros es el Cipotegato este año?

¿A ti te gustaría ser el Cipotegato?

Hombre, ese el sueño de todo chico desde pequeño.

La mayoría, cuando les toca,

parece que les ha tocado más que la lotería.

Todos estos plásticos son porque cubrís de chubasqueros los edificios

ante la lluvia de tomates que se avecina.

Para que no se manche la fachada.

¿Qué es lo que representa el Cipotegato?

Era la antigua lapidación.

Un día al año, el pueblo hacía justicia.

Entonces, a una persona que era condenada a muerte

se le daba la oportunidad de que le indultaran, de sobrevivir.

¿Ahora esa lapidación se hace con 15 toneladas de tomates?

Sí, el año pasado no sé si eran 25 000 kilos.

¡Madre mía!

Tenía el récord Guinness

porque era la persona que más tomates había recibido del mundo.

(Pájaros)

Hemos localizado al Cipotegato horas antes de que corra.

Recordamos que es un personaje anónimo,

así que nos recibirá con la careta puesta.

"Una tradición, un sentimiento. Cipote 2017".

Esta es la guarida del Cipotegato.

¿Sí? Muy buenas, ¿Cipotegato?

¿Qué tal? Buenos días. Pilar.

Pilar y... José Luis.

¿Los padres del Cipotegato? -Los padres del Cipotegato.

¿Y eso de ahí? Enséñamelo, ¿qué es?

Sí, bueno, esto es mi única defensa contra la marabunta de gente

Es un orgullo porque sabemos que es un sueño que tenía desde pequeño

y, por fin, lo ha conseguido. Estamos encantados.

30 000 personas que van a ir a por él

a hincharlo a tomatazos. Sí.

Sí, la verdad es que los nervios están ahí.

Pero también, como hay tanta emoción y tanta alegría,

lo de los nervios se queda atrás y no hay ningún problema.

¿A esto te enfrentas mañana? Sí.

Bueno, yo tuve el honor de vivir el año pasado

esos tres minutos como suplente, y este momento es magnífico.

Ahí empieza. Ahí empieza la magia.

Luego aquí, bueno... No puedes avanzar.

Nada, nada. No tienes ni un milímetro para respirar.

Durante unos dos kilómetros, unas sensaciones así.

Sí, este año es el recorrido más largo.

Este cuarto de hora o 20 minutos que dura, se suelta todo.

Ahí está llegando a su destino. Sí.

-Este momento, para mí, es el más emocionante.

-Pues, al final, es tu momento.

Es el que tienes que compartir con los demás

y tienes que soltar toda la pasión que llevas dentro.

La verdad es que durante este año son incontables

las horas que he soñado con esto.

-La verdad es que... ¡uf! -A todos los turiasonenses...

-Me está costando poder hablar, te lo digo de verdad.

-En este momento... -Sí.

Esta es la guarida del Cipotegato, donde duermes.

Aquí tienes donde paso las horas estudiando.

Ahora me estoy preparando para cumplir otro de mis sueños,

y los ratos en los que no soy Cipotegato

lo que hago es prepararme para el Cuerpo Nacional de Policía.

¿Habéis soltado alguna lágrima? Sí, muchas.

En Tarazona es algo que sentimos muy nuestro.

Pero vosotros entendéis que desde fuera la fiesta es rara.

Que uno dirá, tu hijo se viste de arlequín,

aclamado por las masas, lo derriban a tomatazos

al grito de "¡Cipote, Cipote!".

¿Y vosotros dos sois felices con eso?

-Sí, totalmente. -Muy felices.

-Voy a por el último entrenamiento,

que el día de mañana es duro. -Bueno, cariño...

Buenos días, Sabino. ¿Qué tal estás?

¡El Cipotegato, caballero!

Te voy a presentar a mis amigos,

que son los que van a estar en los momentos duros del recorrido.

¿Qué tal?

-Venga, que vamos a echarlo ya, lo que llevamos dentro.

Aitor, encantado. Encantado.

Qué miedo, ¿tú vas a correr al lado? Sí. Me tengo que pelear.

Mi vida está en sus manos, pero estoy muy tranquilo.

Aquí te presento a Jesús. Hola, ¿qué tal?

Aquí, además, tienes al Cipotegato del año anterior.

Aquí tienes a otro de mis escuderos, mi mano derecha,

que va a apoyarme en esos momentos difíciles.

300 años de tradición amparan a esto, ¿no, chicos?

En Tarazona, los años naturales son de 27 a 27 de agosto.

En cuanto termina el Cipotegato, vuelve a contar otra vez nuestro año

Te la voy a dejar, pero solo un momento, ¿eh?

No me fío mucho, esto es mío. Solo un momento.

Quiero vivirlo 30 segundos. Vamos a ver.

(Aplausos)

Bueno, chicos...

¡Los tomates! ¡Tomates a mí!

Escúchame, esto...

Vaya calor que pega en un ratillo.

(HABLAN A LA VEZ)

Pesa, da calor... ¿Y el traje entero?

Pesa en seco. Ahora imagínatelo mojado.

(Música)

¡Luis! Hola.

¿Qué tal? Buenas tardes. Muy buenas.

El hombre que más tomates vende de toda Tarazona

para la fiesta del Cipotegato. Sí, señor.

100 000 tomates.

¿100 000 tomates? 100 000 tomates se dan.

¿Qué están haciendo ahora mismo? Los están llenando para mañana.

Muy buenas a todos. Hola, muy buenas.

Aquí el señor Luis tiene empleada a toda la familia.

¡A toda!

-Yerno. -Hermano.

-Hijo. -La mujer.

Esposa.

Todos cobráis aquí, ¿verdad? Todos cobran.

En familia, ¿no? (TODOS) ¡Sí!

Esto es extraordinario para el Cipotegato.

Ni gordo ni pequeño, está en su punto.

Tú lo pruebas así y esto duele.

No sé tira así, ¿verdad? No.

Se debería meter los dedos, escacharlo,

y esto es lo que se tendría que tirar.

Ajá, pero lo que ocurre en realidad, ¿qué es?

Lo que ocurre en realidad es que esto está entero

y la primera cabeza que agarra, allá va.

Todo esto está lleno hasta arriba.

¿Se vende en menos de una hora? Se vende.

¿No da pena tirar a la basura 15 toneladas de tomate?

Pues hombre, mañana no da pena.

¿Cuánto os falta?

Venga, que hoy no cobráis, ¿eh?

Como no sos deis prisa, hoy no cobráis.

(Música)

Anchoa con vodka.

-¿Qué te debo? -Un euro.

Calcomanía del Cipotegato. -Sí.

¿Tú eres de aquí, turiasonense? Sí.

Y esto es la última moda, ¿no? Sí.

Y esto es lo típico de este bar: una anchoa con...

Con vodka. ¿Con vodka?

Caballero, ¿cuánto vale el vodka con anchoa?

(INAUDIBLE) ¿Cuánto?

2,50. ¿2,50?

¿Usted trae las calcomanías?

-Tenemos pañuelos, tenemos camisetas, tenemos mecheros, tenemos llaveros.

Dentro del abanico de la publicidad, hay tanto producto que dije:

"¿Por qué no hacemos algo pensado para la explosión de la fiesta?".

¿Cuántas calcomanías del Cipotegato llegaste a vender el año pasado?

3000. ¿3000?

La idea de un emprendedor que dice: "¿De dónde cojo?".

¡Zasca! Calcomanías.

Yo creo que el éxito ha sido buscar un producto económico.

Un euro solamente de esfuerzo para llevar de una forma innovadora.

Tu hija se va a sentir orgullosa de ti. (RÍE)

Pues dejamos que humedezca un poquito.

Ojo, tu negocio.

Bien. Ahí está, el Cipotegato.

Tarazona ahora mismo es un centro comercial abierto.

Te puedes encontrar tiendas de moda que presentan esta estampa de aquí.

Has puesto un barril de cerveza en tu tienda de moda.

¿La gente no tiene que pagar por la cerveza?

No, no. Aquí es gratis. O sea, es...

Se beben una cerveza y ven la ropa de otra manera.

Están más felices. (RÍE)

En vez de comprar una camiseta, compran dos.

Tenemos aquí la camiseta exclusiva del Cipotegato.

La verdad es que en un día igual hemos vendido más de 200.

¡Madre mía! ¿Cuánto vale? Esta vale 25.

Y la de chica, 20 euros.

¿Alguna camiseta por aquí? ¿Alguna más?

-Bien tirada, guapo. ¡Bien! -Claro que sí.

¡Oh! Está buenísima.

Dame un chaleco de estos. Y un pantalón.

Tío, sí, me tengo que vestir mañana. Pues...

¡Tariro, tariro!

¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote!

¡El sueño de mi vida!

(TODOS) ¡A la bimbombá! ¡Cipote, Cipote y nadie más!

(Música)

Son las nueve de la mañana, empieza el día grande en Tarazona.

Faltan tres horas para la salida del Cipotegato.

A esta hora las peñas están preparando su almuerzo.

-Aquí tenemos un poco de panceta,

y enseguida, cuando quiera venir la gente, huevo.

¿Es normal que la gente venga con un tutú y gorrito de marinero

como estos de allí? Verás cosas muy raras.

Al cabo del día, verás cosas muy raras.

¿Mueve dinero esta fiesta? ¿Deja dinero en el pueblo?

Sí, deja dinero porque hoy verás la cantidad de gente que hay aquí.

-¿Otra? ¿Quiere otras tres?

Otra quiere la señora. Qué alegría.

¿Ustedes almuerzan así todos los días?

He desayunado hace una hora, ahora voy a almorzar.

A almorzar.

Gigante, ¿eh? Un kilo cada tomate.

No les falta un detalle.

Tienen el bocadillo, el tomate... -¡Aquí de todo!

Por la mañana agüita, por la noche vino.

Luis, estáis a punto de llevar a cabo un ritual

típico de estas fiestas. Así es.

Estamos hablando de la Coronación de la Borraja.

Hay gente por todas partes.

Ahí tienen al afortunado eufórico, contento

ante el clamor del público.

Se arrodilla y llega el momento

de la imposición de la Borraja. Los pelos de punta.

El sombrero a juego.

Y una urticaria para toda la tarde.

(Música)

15 años lleva celebrándose esto. Encoge los corazones.

(Gritos y vítores)

¡Eh!

Hoy les espera a ustedes uno de los días más difíciles.

¿Cuántos agentes son ahora mismo en toda la ciudad?

No sé, pero duplicado.

Tras los atentados de Barcelona se celebra una fiesta como esta

en la que se triplica la población.

¿Se toman medidas de seguridad especiales?

Está todo controlado por fuerzas seguridad.

Somos Policía local, Guardia Civil...

Están todas las zonas acordonadas donde pudieran entrar vehículos

para que no haya ningún problema.

(Timbre)

¿Estáis almorzando? "Sí".

¿Podemos subir? "A tiempo llegas".

¿A tiempo llego? Venga.

(Zumbido puerta)

Están almorzando en la calle

pero también lo están haciendo en muchísimas casas.

Esta es una de las que da directamente a la plaza.

Arriba están almorzando tu hija y toda la familia.

Dos hermanas y amigos.

Y me han dado una silla porque no hay sitio.

Solo vamos a estar un ratillo, pero vale.

Hasta luego. Venga.

Encantado. Hola, Mario. Pasa.

¿En el edificio vivís tu madre, tú y quién más?

¿En el piso de arriba? Sí.

¿Es un día especial para vosotros el Cipotegato?

-Pues igual sí, ¿o qué? -Fácil.

(RÍEN) Surgió el amor.

Así es. ¿Surgió el amor?

Estáis celebrando el aniversario. Claro.

El Cipotegato no parece muy romántico

pero vuestra historia sí lo fue, ¿verdad?

-Sí, fue muy romántico. -Fue el día antes.

-Yo fui testigo.

Un litro de calimocho que les cayó por encima

Pero ¿de quién es ese traje?

-Se lo regalaron sus amigos en la despedida de soltero.

Es el mismo traje que sacará el Cipotegato hoy.

Es como un traje de esquí, ¿no? Es muy chulo.

Quiero decir, acolchado. Sí, acolchadito.

Ya habéis hecho la rajita, el aire acondicionado.

Ha hecho mucho calor esta noche.

Pero aquí tenemos cómo se está poniendo la plaza.

El vendedor de tomates, que ya está haciendo su agosto.

¿Se alquilan balcones ahora mismo en Tarazona como en San Fermín?

No, no.

¿No hay el caso? No me consta, no.

¿No hay ese negocio ahora mismo? No.

Es para los amigos, la familia.

(Gritos)

¿El Cipotegato? Dentro está vistiéndose.

Vale, gracias. ¿Arriba o abajo? Abajo.

(TODOS) ¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote!

Esta noche, te voy a ser sincero, la verdad es que he dormido poco.

La verdad es que los nervios hoy ha sido difícil templarlos.

Queda media hora, más o menos.

Me preguntaba, ¿te asomas a ver lo que hay?

¿O mejor no...? Si lo sé.

Me gusta tener la ventana abierta, que entre el olor a tomate,

oír los cánticos de la gente.

Y la pregunta del millón,

¿por qué este personaje se llama el Cipotegato?

Tiene que ver con esto. -Efectivamente.

Antiguamente, esta bola no era de espuma,

sino que era una bola forrada con pellejo de gato.

Cipote es "pellejo", de gato, Cipotegato.

¿"Cipote" es "pellejo"? Eso es.

Es una de las acepciones de "cipote". Hay más.

(Bullicio)

Fíjate.

(TODOS) ¡Cipote! ¡Oe!

-¡Abre, hostia! ¡Abre!

¡Abre! ¡Abre!

Don Julio, concejal de festejos. Bienvenidos.

Esto es un gancho para atraer al turista.

¿Y lo habéis conseguido? ¿Ha crecido el turismo estos años?

Sí, poco a poco va creciendo.

¿Qué retorno económico aproximado puede tener esta fiesta

para la ciudad de Tarazona?

Yo creo que a números gruesos, porque tampoco está todo atado,

tenemos un gasto aproximado de 250 000 euros.

Eso se puede multiplicar por cuatro en el retorno para la ciudad.

Porcentualmente hablando, en torno al 10 % normalmente,

sobre todo en el mes de agosto se incrementa el retorno.

Siempre pasando por el turismo, no contamos lo que no pasa.

Les van a copiar la fiesta, tenga cuidado.

Tenemos el "copyright". (RÍE)

¡Cipote! ¡Cipote! ¡Cipote!

(Vítores)

(Gritos y cánticos)

Mucha suerte, amigo. Ya te dejo, ¿eh?

Muchas gracias.

-¡Las 12!

(Gritos)

Apenas 12 minutos después de salir llega a la plaza del Cipotegato,

que tiene que subirse ahora a la estatua.

Y ese es el momento culmen, el de la coronación.

¡Ahí está!

Comienzan las fiestas.

Coronan al Cipotegato. Viste de arlequín.

Al cántico de "Cipote, Cipote" le lanzan tomates.

Es el ídolo del pueblo de Tarazona desde hace más de 300 años.

Este es el momento culmen.

Está en forma, ¿eh?

Es Juan, opositor de la Policía Nacional.

Acaba de hacer su sueño realidad.

(Vítores)

Se lo dedica a su abuelo en el cielo.

Su abuelo fallecido.

Y ahora lo llevan directamente al ayuntamiento.

Va dando vueltas.

Es increíble.

(Vítores)

¿Cómo estás? Yo mal.

¿Mal? ¿Te has destrozado el tobillo?

¿Dónde está? Se estará refrescando un poco.

¿Estará refrescándose por ahí? Ahí.

¡Cipote! ¡Cipote! ¡Oe, oe, oe!

(Vítores)

Lo has conseguido. Está hecho.

La verdad es que la realidad supera a mi sueño.

¿Sí? Cortito, 12 minutos.

Me debía también a la gente que espera en la plaza,

que no se le haga largo.

He hecho lo que he podido para no hacerles esperar.

¿Cómo lo describes ahora mismo?

¿Cuando has subido a esa estatua qué has sentido?

Hay cosas en la vida que no tienen palabras y esa es una.

Has terminado llorando.

Siempre. Es un sentimiento, es algo que lo vivo.

Y estás sudando a chorros. Me he vaciado entero.

¿El día más feliz de tu vida? De momento sí.

Seguro que es el mejor de toda mi vida.

(Música)

Son casi las ocho de la mañana y están a punto de comenzar

los que, según la documentación histórica,

son los encierros más antiguos de la historia de España.

Una fiesta que multiplica por cuatro la población de Cuéllar

y revoluciona su economía.

Hola, ¿qué tal?

-¡Un huevo! ¡Un huevo!

(Gritos)

Son las ocho de la mañana y ya están aquí desayunando.

Sí, a las 7:30 se empieza.

Antes de la suelta de los toros. Sí.

(CANTURREAN)

No habéis dormido, ¿no? No. Echa un trago.

No, yo mientras trabajo no bebo. A las 6:00 empezamos.

Que no tiene alcohol esto. No habéis dormido nada.

Oye, venís un poco ebrios.

¿No es peligroso para la suelta de los toros?

Nosotros no bebemos. Bueno, él sí.

Sí, pero él no va a correr. Ah, no vas a correr.

(CANTURREAN)

¿Esto quién lo organiza? ¿El Ayuntamiento?

¿Ustedes quiénes son? Nosotros somos una serie de amigos.

Hicimos una, cogió mucho éxito, y aquí regalamos 125 raciones.

Pero ¿esto lo pagan ustedes? Todo.

-Sí, todo. ¿Son de una peña?

No, somos una serie de amigos.

Anda, es algo altruista, para el pueblo lo hacen.

Sí. Ponen aquí la sopa de ajo.

Para los forasteros y para todo el mundo.

Sin ningún interés económico.

¿No hay que pagar nada? Nada.

-Mira qué rico. ¡Olé!

Pura energía para correr delante del toro.

Y vosotros sois de otra peña, ¿no?

¿Cuántas peñas taurinas hay en Cuéllar?

Peñas oficiales hay cuatro.

Albano, tú eres uno de los que se va a situar en la puerta del corral

ahora cuando en breves minutos abran y salgan los seis toros.

En esta suelta no hay ningún tipo de seguridad.

Los que os queréis poner ahí a correr delante del toro...

No podemos correr, nos tenemos que quitar.

¿Os tenéis que apartar? Nos tenemos que apartar.

Pero nada os protege. No hay vallas. No hay nada.

Pero ¿eso por qué lo hacéis?

Adrenalina. Un sentimiento.

Es tradición. Ahí se ponía mi abuelo. Yo he cogido el relevo.

¿Ha habido fallecimientos aquí en la suelta?

Sí, hace años mató a un chico.

Tuvo una cornada y al cabo de unos meses murió.

Y ha habido cogidas muy gordas aquí.

Usted, como alcalde, interactúa con la gente del pueblo.

Aquí es uno más, ¿no? -Se convive de forma directa.

-¿Es el alcalde? Es el alcalde.

¡Hostia, macho! Encantado. Jesús... (RÍE)

¿Cuánto invierte el Ayuntamiento en esta fiesta?

¿Cuáles son esas cifras en este encierro tan característico?

En cuanto a la feria taurina, está en torno a los 350 000 euros.

350 000 euros. Más luego, la parte cultural.

Es decir, actividades culturales, orquestas, animación de calle...

Estaríamos hablando en torno a los 450 000 euros.

Vosotros estáis aquí colocándoos ya para la suelta, ¿no?

¿Cuántos años llevas corriendo los encierros aquí en Cuéllar?

Desde los 12. ¿Desde los 12 años?

Es uno de los mejores corredores que ha dado Cuéllar.

Yo trabajo en Barcelona en un gimnasio.

¿Qué significa para ti esta fiesta? No se puede explicar.

-Estás todo el año esperando esto. -Inexplicable.

-Tienes que ser de aquí. -Para él y para nosotros.

¿Te ha cogido algún toro? Un cabestro.

¿Y qué te pasó?

Me partí diez costillas, la clavícula y me quitaron el bazo.

Y siques aquí. Sí.

Si no salen los pastores, queda un toro dentro.

-Iros de aquí, que sale... Nos tenemos que ir.

¡A por ellos, oe! ¡A por ellos, oe!

¡A por ellos, oe! ¡A por ellos, oe, oe!

A las ocho en punto de la mañana salen los toros del corral.

Los corredores se apartan.

Es la parte más peligrosa del encierro, la suelta del toro.

Ahora, rápidamente, nos dirigimos al coche.

Solo hay cuatro todoterrenos autorizados

para seguir de manera paralela

el trayecto de los toros con los caballistas hasta el pueblo.

Buenas. -Hola, Julia, buenos días.

¿Subimos? Subimos.

Rafa, tú eres guarda forestal aquí en Cuéllar.

Y eres una de las personas que mejor conoce este pinar

y el encierro. Sí.

¿Cuál es la característica principal del encierro de Cuéllar?

¿Es precisamente esto,

que esta suelta se haga aquí en el medio de un pinar?

Cruzando pinos, ramera, mucha maleza.

Y ser capaz de conducir a los toros por el pinar tiene su complejidad.

Aquí no hay ningún tipo de seguridad y la gente que se acerque...

Protección Civil está avisando que quien se pone ahí

es bajo su responsabilidad. ¿No es una temeridad?

Yo creo que sí. Yo personalmente no me pondría.

¿Nunca lo has hecho tú? No lo he hecho, no.

Ahí vemos que hay unos toros que se han parado.

Están más de 300 caballistas ya intentando reconducirlo.

Vamos a abandonar el pinar

y vamos a empezar a salir a los rastrojos, a las laderas,

y es un paso complicado porque hay que cruzar un arroyuelo.

Rafa, ahora hay un alto en el camino.

Eso es. Pasamos el pinar.

Y aquí vemos que ya está toda la gente esperando

justamente que los caballistas lleguen con los toros.

Exactamente. Y los conduzcan...

Y salimos del pinar a través de un arroyuelo.

Pero ¿no es peligroso que todos esperen aquí a los toros?

Sí, es muy peligroso. De hecho, todo el mundo está en los coches

por si acaso, ir subiéndose a un coche.

Veo que la gente se retira porque vienen los toros.

-Algún arranque que ha dado el toro.

Ustedes cuando ven que los caballos se mueven,

es que pueden venir los toros. Sí.

Aquí dicen que no hay que correr nunca.

-Hay que mirar para adelante. -Correr es de cobardes.

Ya, pero si viene un toro, tonto el último.

No, tú miras si viene o no viene.

Tú echas a correr y no sabes si viene el toro.

Viene un toro, se queda uno ahí en el poste

y va a por el que va corriendo.

¿Qué es lo que le da a la gente de Cuéllar

este encierro tan especial?

Pues esto: el campo, el pinar.

Están cayendo unas gotas... ¡Que llueva!

¡Aquí están ustedes! Los toros, la lluvia y les da igual.

No pasa nada. Lo estamos esperando todo el año.

Una mujer caballista, ¿esto es habitual?

Uy, madre mía.

La verdad es que hay poquitas, pero sí somos algunas.

El mundo del toro es masculino desde siempre.

¿Y el resto del año qué haces? ¿Dónde trabajas?

Yo trabajo en una panadería.

¿En Cuéllar? Sí.

Ainhoa, ¿y por qué eres caballista? ¿Por qué haces esto?

¿Y por qué lo hace todo el mundo? Porque no os pagan por venir.

No, no. Todos venimos de forma altruista.

Pero aquí en Cuéllar, bueno, en toda la zona,

pero en Cuéllar sobre todo nacemos con ello en las venas.

-Vienen apretando un poco.

Tenemos que estar atentos, Julia y Luis.

Ahí les vemos.

Los toros están a punto de cruzar ese paso estrecho.

¿Nos metemos en el coche? ¿Podemos estar aquí, Rafa?

Podemos, aunque parezca que hay peligro...

Parece que están muy cerca de nosotros.

Sí, pero los toros van pasando. Van arropados por los caballistas.

Han pasado seis novillos.

Y vemos que los chicos del pueblo corren detrás del toro.

¿Lo pueden hacer? No deberían.

Es una negligencia, se puede dar la vuelta un novillo.

Intuyo que ahí hay toros.

Algún toro por lo menos.

Esta es la zona de rastrojos, aquí hay otra parada.

Nos interesa que cuanto más despacio vaya el encierro, mejor.

Para que lleguen justo a las 9:30 los toros al pueblo.

Exactamente. Y poco cansados,

para que en el recorrido urbano puedan dar juego

y echen buenas carreras los mozos delante de ellos.

Estamos en mitad de una carretera autonómica.

Y suponemos que la Guardia Civil habrá cortado el paso

desde principios del día, desde las 8:00,

para que esto pueda suceder. Sí, se corta a las 8:00.

Y una vez que el toro se aleja la carretera se abre

porque la vida continúa, desde luego.

-Ha habido dos cornadas.

Una antes de salir del pinar, al de Soria.

Y otra que se ha vuelto un toro aquí en la carretera para abajo

y nos han tapado dos, guardias incluidos.

Se lo ha llevado hasta la acera con la cornada metida.

¿El toro sufre en este tipo de encierros?

Al toro, lo habéis visto vosotros, se le mima.

No se le toca para nada.

Se le quita para que continúe su trayectoria.

En el recorrido urbano solo los pastores llevan una vara

pero no para tocar al toro,

sino para algunos de los corredores, que guarden las distancias.

El resto de los días que hay corrida, ya se sabe lo que pasa.

Claro, al final hay una corrida de toros

y el toro muere.

¿Se ha planteado alguna vez el Ayuntamiento en Cuéllar

suspender este festejo taurino?

No va a llegar nunca. ¿Por qué?

Porque está muy arraigado en la gente.

La gente lo vive con mucha intensidad.

Por parte de la gente de Cuéllar no.

Ahora, si viene a nivel nacional una normativa, una ley que lo impide,

pues tendríamos que aceptarlo.

¿Qué significaría que se suspendiese esta fiesta?

En términos económicos incluso.

No sé los términos económicos, no vamos a entrar.

Seguramente ahorraríamos dinero.

Pero no generaríamos la actividad económica que comentábamos.

Quedan diez minutos para que los toros lleguen a Cuéllar

y a este recorrido que estamos haciendo.

Es el encierro en sí, el recorrido urbano.

El kilómetro 300, transcurre el encierro por la villa.

Y esa es la protección que hay. Las talanqueras o vallas.

Yo no sé si esto es suficiente para frenar al toro.

A veces sí, a veces no.

Muy buenas. ¿Ya preparados para correr delante del toro?

Falta nada, unos siete minutos para que lleguen.

Te vamos a colocar esta cámara. Vale.

Si tú quieres, Albano. Sí, sí.

Para poder ver con tus ojos cómo es la carrera delante del toro.

¿Te parece? Vale.

A ver.

¿Cómo son los nervios del corredor antes de empezar el encierro?

Cuando vea al toro ya cambia la cosa. ¿Sí?

¿Qué se te pasa por el cuerpo cuando ves al toro?

Son cosas que no se pueden explicar, son muchas sensaciones.

Miedo, sobre todo. Pero se supera si no, no saldrías.

Es una fiesta que, al final, poco a poco atrae a más gente.

¿A vosotros os gustaría que se convirtiera con el tiempo

en una especie de Sanfermines? A mí personalmente no.

Porque el encierro y los toros que quede para quien le guste.

No para inconscientes.

Yo he ido a Pamplona y eso es una locura.

No me gusta. Yo no quiero que Cuéllar sea así.

¿Podemos subir para ver el encierro? ¿Sí?

¡Un selfi!

¿Podemos entrar para ver desde el balcón el encierro?

Adelante, pasad. ¿Sí?

¿Los balcones en Cuéllar se alquilan para ver el encierro?

No, los balcones son para la familia, para los amigos y nada más.

Se queda rezagado.

¿Qué ha ocurrido? Uno de los toros se ha quedado ahí.

Eso es peligroso, porque está yendo contra las barreras, ¿no?

Claro.

Ahora lo que tienen que hacer es irle trayendo para acá

No hay ningún miedo al toro. (RÍE) Bueno, yo estoy aquí arriba.

Claro, es que esas vallas incluso con los cuernos

las está intentando levantar. Sí, pero están fijadas.

¿De dónde es usted?

De Lisboa. Lisboa, la capital portuguesa.

(HABLA EN PORTUGUÉS)

De Vilafranca, muy cerca de Lisboa, que hay tradición taurina también.

Sí, muy fuerte.

¿Cuánto cuesta un apartamento aquí en Cuéllar?

450 o 470 euros.

¿Para cuatro días? Para cinco.

¿Y qué tal se come por aquí?

(HABLA EN PORTUGUÉS)

(HABLA EN PORTUGUÉS)

Hace un plato portugués en esa peña taurina.

(HABLA EN PORTUGUÉS) Ah, bacalao guisado.

Hay un hermanamiento entre peñas taurinas

de Vilafranca y de Cuéllar.

Y les vienen aquí a hacer el bacalao.

Sí.

"Bom. Muito obrigada". Muchas gracias. "Obrigada".

Toca ya desmontar todas las vallas de protección.

Todas no, nada más donde estorbe.

¿Cuántas de estas se han puesto para proteger a la gente?

-Creo que son 300 y pico. -¡Eh! ¡Están grabando! ¡Ven aquí!

Un año levantó una un toro.

Se han quedado así, ¿no? Nos hemos quedado así encogidos.

¿Cuántas horas han esperado al toro? Muchas, 2 o 3. Perdimos la cuenta.

Y han cogido la postura ya. Nos hemos quedado así encajados.

Bueno, hasta luego. Hasta luego.

Albano. Hola.

¿Cómo ha ido? Bien.

La cámara ha salido disparada. ¿Por qué? ¿Qué ha pasado?

Nos ha apretado un toro en la curva de donde corremos

y ha cogido a un amigo mío.

¿Ha habido una cogida? Sí.

Las piernas ni me respondían ni nada.

¿No te respondían las piernas?

Cuando escuchas chillar a la gente y todo, no te responde el cuerpo.

Son cosas que pasan delante de los toros.

El año que viene a seguir corriendo. Mañana.

¿Qué significaría no tener esta fiesta para vosotros?

Cuéllar, sin toros, estaría muerto. No existiría Cuéllar como tal.

Solo tienes que ver las calles. Las calles, los bares, todo.

Aquí no vendría nadie si no hubiera toros.

¿Cuánta gente se va a venir hoy aquí a comer?

Ya vemos que están llenándose las mesas.

-Casi 200 almuerzos. ¿200 almuerzos?

Usted lleva melón. Pero esto es de postre.

Ah, el postre. Claro. Ya me he puesto morado.

¿Esto es almorzar? Son las 12 del mediodía.

Comerse este plato de pollo con arroz a las 12...

A mí me encanta el arroz. Y esto más.

Aunque sea tan temprano, ¿no? Sí, esto está muy bueno.

Ainhoa, antes en el caballo y ahora gestionando este almuerzo.

No para de venir gente al almuerzo que organizáis los caballistas.

Sí. Dar de almorzar todos los días a 200 personas...

¿Qué presupuesto tenéis para esto, una asociación como la vuestra?

Nosotros gastamos unos 9000 euros en estos cinco días.

¿Qué tal? ¿Qué pinta tiene el almuerzo?

-Muy bueno. ¿Qué es esto?

Pero no tiene manos usted para coger todo.

A ver si vienen estos.

¿Viene hasta la guardia civil aquí a almorzar?

Vienen a denunciarnos. (RÍE)

Javier, tú eres el dueño del restaurante que pone la comida

para que toda esta gente de la peña de caballistas coma.

Esto también es un negocio, ¿no?

El abastecer los almuerzos. Sí, efectivamente.

El almuerzo, las comidas, las cenas.

Nos dedicamos a hacer comidas populares

durante todo el verano y todo el año.

¿Qué porcentaje del negocio suponen estas fiestas?

Venir aquí y poner comida en fiestas populares.

Pues alrededor del 50 %, yo creo.

¿De dónde son ustedes? De la comarca.

De la comarca, pero ¿de dónde? De Valladolid.

-Yo me he levantado a las 5:30 A.M. ¿A las 5:30 A.M.?

Y nos acostamos ayer a las 2:30, que era fiesta en Cantimpalos.

¿Ustedes se recorren los pueblos de fiesta o qué?

-La mayoría somos... -Como los carnavaleros.

¿Van de fiesta en fiesta?

¿Se deja uno mucho dinero? ¿Es económico?

Si eres como este que bebe poquito, te gasta menos.

¿Y si eres como tú? Pues la media entre los dos.

¿Cuánto se pueden dejar ustedes por día, más o menos,

viajando de fiesta en fiesta por la comarca?

¿Durante cuántos días están así? Cinco días.

¡Menudas vacaciones!

Pero luego continuamos en otros pueblos, no solo en este.

¿Y así hasta cuándo? Cuando termina la temporada.

Pero ¿hasta septiembre, octubre...?

Hasta el 5 de octubre que terminan en un pueblo de Valladolid, Mojados.

En septiembre la fiesta no para. No, no.

(Música)

Por estas manos que estamos viendo, ¿pasan cuántos kilos de anguila?

500 o 600, más o menos.

Y estas son todas las anguilas que se va a comer todo el pueblo

este fin de semana.

Todo el pueblo y los que vengan de otros lugares.

Algunos bares participan en el concurso de la tapa.

Cada uno presenta una tapa nueva.

Cada año intentan mejorar y cambiar.

¿Y vosotras por qué tenéis experiencia en limpiar anguilas?

-Desde pequeñitas, en casa.

¿Ah, sí? Sí.

Es el pescado que había antiguamente.

Y se cogía que no había precio, que no se pagaba.

Era muy barato.

-No estaban valoradas. -Nadie pagaba nada por esto.

-Era comida de pobres, ¿sabes?

Y ahora se dio a conocer y es un manjar.

¿A cuánto está ahora el precio de la anguila?

Vosotras que sabéis.

-A 13 o 14.

¿13 o 14 euros el kilo? Sí.

¿Y luego os las vais a comer o ya no quedáis con ganas?

-Sí, sí. -Mañana vamos de tapa.

Por ahí, por los bares, con toda la cuadrilla. ¡Uy!

(RÍE) -Con los maridos.

Con los maridos, ¡pagan ellos! Nosotras comemos. ¡Bueno!

(Música)

Bueno, Carmen, esta es tu tapa.

Cada bar vais a poner una tapa. ¿Tu tapa cómo es? Cuéntame.

Mira, pues mi tapa es la anguila frita...

Y luego, lleva pimiento, patata panadera,

y un mus de pimiento.

De alguna manera, esto es para atraer turismo

y generar ingresos. Eso es lo que se necesita aquí.

En este pueblo se necesita eso, algo para atraer gente al pueblo.

Porque se está muriendo, se está yendo el pueblo.

En este bar, cuéntame, ¿quiénes estáis en la cocina mano a mano?

Porque tienes mucho lío.

En la cocina mi hermana y yo, que teóricamente está de vacaciones,

pero la traigo conmigo.

Cuéntanos un poco cómo la vas preparando.

Pues primero pongo las patatas, luego ponemos la anguila...

¿Sí?

Y ahora le ponemos unos pimientitos.

Mucha gente nos dice que aprovecha este fin de semana

para ponerse morado de anguilas porque este es un producto caro

y en este concurso se regala.

¿Es así? Es así.

Esto lo regala el Ayuntamiento para promocionar el pueblo,

para promocionar los negocios.

-¡Estás horrible! (RÍE) -Como siempre.

-¿Quieres uno? -Tú pilla.

-¡Brinda ahí! ¡Brinda ahí!

¡Eso es como es!

Participáis activamente, por lo que veo,

en el concurso de la tapa de la anguila.

Sí, sin lugar a dudas.

¿Vais a hacer todos los bares? ¿Muchos, pocos? ¿Venís de alguno?

Ah, ¿venís de muchos ya? Venimos ya de cuatro.

No hacemos comida en casa ni nada. ¿En serio?

Hoy no se cocina. No me lo puedo creer.

¿Hoy se come de tapas de la anguila? Todo, todo. Y mañana igual.

¿Ah, sí? Mañana igual.

Tenía que haberme salido a mí el picante.

Muy buena. ¿Sí?

Bueno... ¿Ahora dónde vais, a ver?

Vamos al sexto bar ya. Madre mía.

¡Sexto bar! Sexto bar en una mañana.

En una mañana. Es que esto es muy junto.

Esto de comer anguila, no lo hacéis todos los días, ¿no?

No, no. ¡Una vez al año!

No sé hoy cuánto os vais a gastar en total.

En total, a lo mejor 50 o 60 euros.

-Buenas tardes, chicos. ¿Qué tal? -¡Hola!

-¿Qué tal va la ruta de las tapas? -Muy bien.

-¿Qué os ponemos? -Zumo de piña para mí.

-Aquarius de naranja. -A mí una copa.

¿Cómo preparáis aquí la tapa de la anguila?

Pues mira, te explico. ¡Qué pinta esto!

Esto es un "gelée" de vermut que hacemos con una salsa fabulosa.

Después, tenemos aquí una tosta con cilandro.

Y después, un alioli por encima.

Está condimentada, pero no noto algo exagerado.

Bueno, nos queda claro que ustedes son el jurado, ¿no?

Sí. O algo que se le parece mucho.

¿Qué cargos ocupan ustedes aquí en el pueblo?

¿Quiénes son?

Yo formo parte del Ayuntamiento.

Yo también soy trabajador del Ayuntamiento.

Yo, como parte invitada por ser la actual campeona

en la fiesta de la anguila. -De la tapa.

De la tapa de la anguila, en este caso.

Vale. ¿Campeona de la tapa de la anguila del año pasado?

¿Del concurso? Y segunda de hace dos años.

Bueno, bueno. En el pódium.

O sea, que criterio tienes. Bueno.

¿En cuántos días se hace esta valoración?

Dos. Ayer y hoy. ¿Dos días?

Porque participan 13 bares, claro.

Probar 13 tapas en el mismo día puede ser...

Un poco fuerte. (RÍE) Un poco fuerte.

¿Te puedo preguntar qué le has puesto a este bar?

Sí.

¿Es sobre cinco? Entonces es muy alta la puntuación.

¿Qué perfil busca el Ayuntamiento para organizar fiestas como esta?

Pone un poco en valor nuestros productos.

La fiesta de la anguila y, sobre todo, nuestro aguardiente.

¿Qué presupuesto aproximado tiene un Ayuntamiento como este

para organizar unas fiestas de estas características?

Sobre 20 o 25 000 euros, nada más. Con las actuaciones y con todo.

¿Aquí qué estáis montando?

Montamos el pote y el alambique para la cañas.

El pote y el alambique para la caña.

En el resto de España no lo conocemos como "caña".

Es el orujo, no es otra cosa.

¿Tan importante es el aguardiente para vosotros

como para hacer una fiesta dedicada a eso?

Sí, para la mayoría de vecinos.

¿La materia prima dónde está?

La tenemos aquí. Ah, vale.

A esto lo llamamos bagazo. Es la cáscara y el racimo de la uva.

Y la uva ya se ha utilizado para hacer vino...

...y las sobras del vino, por así decirlo,

van para el aguardiente. Sí.

¿Aquí cuánto bagazo hay? Sobre 120 kilos.

Y de 120 kilos de bagazo,

¿cuántos litros de aguardiente vais a sacar esta noche?

Un promedio de 12 litros.

¿Vosotros por qué sois los elegidos de hacer el aguardiente de la fiesta

y por qué sabéis tanto?

Porque nosotros íbamos por las casas a hacer aguardiente.

Y se hacía muchísima cantidad.

¿Y le hacíais el aguardiente a la gente?

Montabas en una casa, y podías hacer allí

el aguardiente de 15 o 20 vecinos, en esa misma casa.

¿Cómo se llamaba a los que iban por las casas haciendo aguardiente?

Cañeros. ¿Erais cañeros? (RÍE)

Esto es manzanilla, ¿no? Sí.

Tienes aquí manzanilla, regaliz, nuez moscada, canela...

¿Cuántas hierbas le pones? Todas.

Listo, ¿no?

Esto sería mi casa.

¿Y esto? Ahí es el sitio de los vinos.

Pero esto es vino casero. Sí, vino blanco casero.

Yo ahora trabajo en una fábrica de aluminio, en Extrugasa.

Estoy trabajando ahí. Este es un hobby que tengo yo.

Este producto es para consumo nuestro.

¿Y se sacaba dinero siendo cañero? Mucho.

¿Cuánto? Por ejemplo, yo...

Mi padre se dedicó a eso.

Vivía de eso. Y vivíamos bien, holgadamente.

El alambique lo tengo ahí oculto.

Cualquiera que venga dentro no sabe que hay un alambique ahí.

Claro.

Además, por el tema del cobre...

Ah, amigo. Vale.

Si te lo localizan, te lo pueden robar.

Es muy goloso.

Este es de los más grandes que hay, es de 340 litros.

¿340 litros? De capacidad.

Trabajaban día y noche, menos el domingo.

Y ahora la gente se lo compra para hacer aguardiente

cada uno para su casa. Sí, pero no este modelo.

¿Cuánto puede costar ahora un alambique?

Eso puede costar ahora unos 3000 o 4000 euros.

Tenéis que pagar unos permisos a Hacienda.

Es decir, el aguardiente grava y hay que pagar unos impuestos.

Si tú quieres hacerte aguardiente, aunque sea para consumo propio,

Pues yo por este alambique para hacer orujo un día,

tengo que pagar 48 euros. Un día.

Un día, dos potadas. ¿Cuántos litros son?

En aguardiente, te dan para 24 litros.

¿Qué pasa si tú haces orujo aquí en tu casa y no se entera nadie

y no pagas el impuesto?

Lo puedes hacer, cierras la puerta...

No pasaría nada.

Si no te cogen, si no hay una inspección...

Vale. No pasaría nada.

¿Y si te cogen? ¿Multa? ¡Hombre!

¿Y cuánto es la multa? Mucho. Puede ser hasta 6000 euros.

¿Y por qué está tan perseguido? Porque es destilación clandestina.

(Trompeta ensayando)

(INAUDIBLE)

Hola. Hola.

¿Preparando todo para la actuación? Preparando la maquinaria ya.

¿Cuántos sois? Sois muchos miembros aquí.

En total creo que somos una plantilla de 30 personas

contando músicos, acróbatas, bailarines, técnicos,

equipo de montaje... Madre mía.

¿Y vais por toda España ahora en verano, a finales?

Acabamos de regresar de una gira de 12 días por toda España.

Gracias. De nada.

Estamos en el vestuario de los chicos, ¿no?

Sí, este es el de los chicos. La división. (RÍE)

Para allá están las chicas. Sí.

¿Cuántos cantantes hay?

Somos tres chicos y tres chicas.

¿Qué pensáis cuando os llaman de pueblos tan pequeñitos...?

Bueno, "tan pequeñitos"... Como Valga, que son 6000 habitantes.

Porque yo sé que ahora venís de Madrid.

Cada uno tiene que ser profesional y tratar rendir lo mejor posible.

Ya actúes delante de 20 000 personas o delante de 100.

¿Los Ayuntamientos qué presupuesto suelen tener

para orquestas como la vuestra?

Aquí en Galicia, por ejemplo, es muy popular.

A lo mejor vas a una aldea que hay 500 personas

y hacen mejor fiesta que en Pontevedra capital.

Hola, ¿estáis visibles? -Hola, sí.

¿Se puede pasar?

¿Aquí hay alguna gallega? Yo y ella.

¿Qué supone para vosotras actuar en Galicia?

La verdad es que muy bien.

Cuando te acercas a la ciudad de donde eres aún mejor,

porque estás rodeada de la gente que quieres: tus amigos...

¿Os vienen a ver vuestros amigos? Sí, muchísimo.

Incluso hacen muchos kilómetros para acercarse a vernos.

¿Vivís en invierno de lo que sacáis en verano?

¿Da para vivir esto el resto del año?

Sí, nosotros vivimos todo el año.

(Música)

¿Qué están haciendo aquí? Estamos haciendo una queimada.

¿En qué consiste la queimada?

La queimada consiste en quemar aguardiente

y sacar el alcohol.

Me voy a tomar una copita, que esto me cura todo.

¿Ah, sí? Se curaba.

Decían que curaba. A lo mejor no, pero bueno.

(Música)

  • La fiesta no termina

Comando al Sol - La fiesta no termina

13 sep 2017

Son un antes y un después en el calendario de muchos pueblos. La fiesta patronal es la que marca el inicio del año; ni septiembre ni enero. Vecinos y turistas guardan días de vacaciones para asistir al momento más grande. Llenan plazas, hoteles y bares. Es la fecha en que más visitas reciben. Con el dinero que mueven se preparan para subir la cuesta de septiembre.

ver más sobre "Comando al Sol - La fiesta no termina " ver menos sobre "Comando al Sol - La fiesta no termina "
Programas completos (418)
Clips

Los últimos 2.488 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios