www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4710387
No recomendado para menores de 7 años Comando al Sol - Ancha es Castilla - ver ahora
Transcripción completa

Vayan subiendo, vayan pasando.

Que nadie vuelva a casa diciendo que ha navegado por un río.

Esto es el Canal de Castilla.

Es una obra hidráulica tremenda.

Que, además, comprende desde puentes,

esclusas, acueductos...

Navegamos por el ancho y largo mar de Castilla.

Lo que impresiona es el silencio y la calma.

No hay nadie.

Es una maravilla. (GRITA)

¿Por qué es tan desconocido el Canal de Castilla?

En Castilla, tenemos una mala costumbre

que es que no sabemos vender nuestros productos.

Esto que vemos es el escenario

en el que se desarrolla la vida pasiega.

Consta de tres elementos:

cabaña, fresno y prado.

Conocemos los valles de los mil verdes.

Verdes oscuro, verdes pistacho, verdes esmeralda.

Aquí tenemos todo el espectro del arcoíris del verde.

El ser pasiego es sentirte muy... muy fuerte.

Somos 150 personas o 100 personas las que podemos vivir de los sobaos.

Dirección a Columbretes, perfecto.

Nos quedan 33 millas para llegar y vamos a una velocidad de 5,5 nudos.

Navegamos a las Islas Columbretes.

Hoy, en "El sitio de mi recreo".

¿Qué se puede ver aquí? Meros, morenas y dentones.

En julio y agosto, solamente esos dos meses,

se permite entrar 120 personas al día.

¿El motivo? Protegerlas.

"Ancha es Castilla" hoy, en "Comando al sol".

¡Señores, vamos que nos vamos!

(Música)

Sin apurarse.

Y vayan subiendo.

Muy bien.

Cuando quieran, vayan pasando.

Que nadie vuelva, por favor, a casa diciendo

que ha navegado por un río.

Totalmente prohibido.

Esto es el Canal de Castilla.

Un canal que se proyecta en 1753.

El transporte de mercancías, en aquella época,

se hacía con medios muy precarios.

Se hacía en lo que se llama "a lomo", es decir,

en carros tirados por mulas o a lomo de animales.

Y este agua por el que nosotros navegamos,

¿de dónde proviene?

Pues el canal proviene, principalmente, de dos ríos,

que son el río Pisuerga y el río Carrión.

¿Cuántos turistas paseáis en este barco a diario?

Rondan los 50.000 visitantes al año.

Al año. (ASIENTE)

Estamos de una obra de gran envergadura,

son 207 km que parte Castilla y la abre por la mitad

con una vía de agua, un sueño un poco de locos.

Una gran brecha de agua

que pusieron en marcha los Ilustrados desde 1753.

¿Por dónde estamos pasando, Virginia?

Navegamos por el Ramal de Campos del Canal de Castilla.

El canal atraviesa tres provincias,

que son Palencia, Burgos y Valladolid.

Nosotros navegamos por la provincia de Valladolid

un total de 7 km hasta la esclusa número 7,

en el término municipal de Tamariz de Campos.

Este canal se construyó para llevar el grano, el cereal

desde Castilla hasta el Cantábrico, pero nunca llegó a utilizarse.

Bueno, es que en realidad, surgió un pronto competidor

que fue el ferrocarril.

Entonces, al ver que era un medio de transporte más rápido,

más económico y que, además,

te evitaba tener que hacer trasbordo de mercancías

entre los vagones y las barcazas,

se desarrolló la línea férrea

y se abandonó la idea de la navegación.

O sea que, tras cien años de construcción,

después de abrirle esta brecha fluvial a Castilla,

nunca se usó el canal para su propósito.

Estuvo usándose

hasta el año en que se decretó el cierre definitivo del canal,

pero en la época de máximo apogeo,

fueron 300 barcazas las que navegaban por el canal.

Esto fue excavado a pico y pala durante más de cien años.

Hablamos de que se construye en 1753.

Entonces, máquinas excavadoras en aquella época, cero.

El canal fue excavado a pico y pala,

primero por campesinos que venían por jornadas a trabajar,

por el ejército y, una vez que se privatizan las obras,

por presidiarios.

Tú eres historiadora, ¿cuánto tiempo llevas trabajando en este canal?

En el Canal de Castilla, desde 2003.

¿Por qué es un gran desconocido el Canal de Castilla?

Bueno, porque creo que, durante muchos,

se ha vivido mucho el turismo playero.

Entonces, el turismo interior estaba un poquito abandonado.

¿Qué es para ti el Canal de Castilla?

Para mí, el Canal de Castilla es vida.

Porque ha dado vida a la comarca, a la población.

¿Usted de dónde viene? De Almería.

¿Están de vacaciones? Sí.

¿Cuál es el siguiente destino? Toledo.

O sea, ustedes son veraneantes de interior.

-Totalmente. -Más o menos.

¿Y por qué?

A mí me gusta más el interior que la playa.

Yo la playa la tengo todos los días en casa.

Ah, claro, eso es una ventaja.

Capitán. Hola, buenos días.

¿Cuántos años lleva usted navegando el Canal de Castilla?

Llevo navegando el Canal de Castilla, va para tres años y medio.

Navegando, navegando con barcos, llevo muchísimos años.

Pero me cansé un poquito del mar y más tranquilidad.

Busqué más tranquilidad, pues aquí vine

y la verdad, me gusta y estoy muy contento.

Aquí no duelen huesos, no duele nada.

Se está muy bien aquí.

¿Es mejor el mar de agua dulce? Sí.

Yo digamos que ya, la fase que me queda final es esta.

Tranquilidad y ya no más maremotos.

¿Cuánto vale el paseo en barco? Ocho euros.

El de dos horas y media.

Y el de una hora, son cinco euros.

Y vamos a hacer la maniobra de subida.

Porque lo que nosotros nos encontramos ahora

es que el canal, cuando continúa más allá de la esclusa,

es tres metros más alto.

Entonces, ese vaso de agua se llenará

y el barco irá subiendo esos tres metros de altura.

Estas esclusas están pensadas para sortear la pendiente, ¿no?

Sí. Y para ganar los saltos.

Ahora acaba de abrir la ventana entera

y ahora está el barco subiendo más rápido.

Ahí está, ya se está abriendo.

¿Ve como abrió un poquito más abajo del nivel?

Tan solo a un kilómetro más, tenemos la siguiente esclusa, la 6,

que también subiría un kilómetro.

De esos 207 km de canal, ¿cuántas esclusas hay?

Hay un total de 49 esclusas.

Y en este Ramal de Campos, tenemos siete esclusas.

Un obra hidráulica tremenda.

Que, además, comprende desde puentes, esclusas, acueductos,

aliviaderos, fábricas de harina.

O sea, es inmensa.

¡Señores, vamos que nos vamos!

Buenos días. Hola, Silvia.

¿Qué están haciendo? Abriendo el desagüe del canal.

Miguel Ángel, tú eres el ingeniero responsable del canal

y la Confederación Hidrográfica del Duero.

Eso es.

Esta confederación es la dueña del Canal de Castilla.

Efectivamente, es el organismo que gestiona el canal

desde unos pocos años después de que se terminara de hacer.

Miguel Ángel, paralelo al canal,

hay un camino que llamáis el Camino de Sirga, ¿por qué?

Son los caminos de sirga, por donde las antiguas mulas

arrastraban las barcazas.

La sirga es la cuerda con que se ataba a la mula

para arrastrar, ¿no? Efectivamente.

Por estos caminos no se puede meter un coche no autorizado.

No. Estos caminos únicamente son para la explotación,

para la conservación y para el mantenimiento

por parte del personal que trabaja en la confederación.

Pero por estos caminos sí se puede pasear en bici,

hacer senderismo, ¿no?

Sí, a nivel individual y en pequeños grupos,

no hace falta ni pedir autorización.

Como ingeniero de la Confederación Hidrográfica del Duero

y responsable del canal, ¿qué es para ti el Canal de Castilla?

Pues la joya de la corona, como nosotros decimos.

Esto es lo más bonito que se puede gestionar en la confederación.

¡Buenos días! Hola, buenos días.

¿Qué tal por ahí, bien? Bien. ¿Y vosotros?

Pues bien. Me alegro.

¿Venís a dar una vuelta? A ver el canal.

No lo conocíamos.

¿Que no lo conocíais? No.

¿Usted lo hace mucho en bicicleta?

Yo lo hago mucha, mucha. ¿Sí?

Y, además, he estado aquí 30 años.

¿Qué es usted? ¿Agricultor? Yo he estado en confederación.

¿Ah, sí? ¿Trabajando en el canal?

¿Y qué hacía? Yo he vivido en sexta.

¿En la sexta esclusa? ¿Es usted un esclusero?

Mi padre. ¿Qué me dice?

¿Y se lo recorre en bicicleta? No.

Que tengo 83 años, guapa.

Demasiado que vengo desde Rioseco hasta la séptima,

que hay nueve kilómetros. ¿Qué me dice?

Y hay que volver para atrás.

Ahora que...

Estamos llegando a la toma de uno de los canales

que nace en el Canal de Castilla.

Uno de los canales con agua destinada a riego.

Abrimos el agua del canal.

Desde aquí va una balsa de impulsión.

Desde la balsa, y lo bombean a otra

que está más o menos en aquel alto de aquel pinar.

¿Allí a lo lejos? Sí, allí a lo lejos.

Y luego, por gravedad, por presión, por la altura,

riegan hasta 26 km de distancia.

2.500 hectáreas, básicamente, alfalfa, cereal, maíz y remolacha.

Esta año, ha llovida bastante, ha nevado bastante,

¿Lo notáis? Sí, sí, cómo no.

Toda la gente está muchísimo más tranquila.

Ángel lo puede corroborar.

-La verdad es que estamos todos más tranquilos.

Los agricultores y nosotros.

Este agua que sirve para regar los campos de cereales, básicamente,

aquí en Castilla,

¿y también para beber?

¿Cuántos pueblos beben del agua del Canal de Castilla?

84 pueblos.

84 municipios, porque, entre esos municipios,

está toda la ciudad de Palencia,

y buena parte de la ciudad de Valladolid.

(Música)

Este es el kilómetro cero del Canal de Castilla.

Aquí comenzó a construirse su ramal norte, en Alar del Rey.

Y aquí finaliza el sueño de los ingenieros

de llevar la mercancía a través del barco al Cantábrico.

Buenas tardes.

¿Es usted vecino de Alar del Rey? Sí.

¿Qué hace por aquí?

Miro, con las últimas lluvias, a ver cómo está el río.

¿Qué es para un alarense el Canal de Castilla?

Para un alarense, el río y el canal es todo.

Porque aquí, de chavales hemos estado todo el día en el río.

¿Has aprendido a nadar en el río?

He aprendido a nadar ahí abajo, en lo que se llamaba "el pocillo".

Ahí aprendí yo a nadar.

Bueno, pues vamos a ponernos el chaleco.

Y vamos a hacer la bajada

desde aquí, desde la presa de Nogales.

Y vamos a acabar donde coge las aguas el Canal del Pisuerga.

¿Cuántos años llevas haciendo piragüismo en el río Pisuerga?

Toda la vida. Empecé con 14 o 15 años.

¿Vienen muchos turistas en verano, queriendo bajar el Pisuerga

hasta donde se cogen las aguas del canal?

Viene, viene gente sí.

Y, la verdad, que tenemos un río que es una maravilla.

Bueno... Hala.

Oye, ¿qué fauna acuática hay en el río Pisuerga, Juan Carlos?

Aquí, sobre todo, hay mucha trucha.

Bogas, barbos.

Nutrias hay. ¿Ah, sí?

Alguna nutria también.

¿Cuánto valen estas excursiones por el río Pisuerga

que acaban en el Canal de Castilla?

Pues dependiendo de la duración, pues, más o menos, desde 15 euros.

Con los calores del verano, meterse en el río es una maravilla.

Hombre... (GRITA)

Me he mojado todo el trasero. (RÍE)

Oye, es precioso, Juan Carlos. Visto desde aquí...

Mira, ahora si nos volvemos, qué bien se ve la iglesia de San Juan.

De principios del s. XII.

Mira, todo eso de la izquierda son berros.

¿Berros? Eso se come.

Son mucho mejores los de arroyo, pero, bueno, el berro del Pisuerga...

Bueno, pues ahora llegamos a la Fuente de la Gallina.

Su nombre viene de que el señor,

el señor de Nogales cobraba una gallina al año

por la utilización de la fuente.

Toda esta zona era de un solo señor propietario.

El señor de Nogales se llamaba.

Nogales que es el pueblo que hemos visto,

la iglesia.

Tú te has descendido prácticamente todos los ríos de España.

Muchos, la inmensa mayoría.

Porque no vamos a decirlo, pero tienes un montón de medallas

de campeón del mundo de piragüismo de descenso de ríos.

De veterano.

¿Qué tiene el Pisuerga que no tengan otros ríos?

El Pisuerga tiene agua garantizada todo el verano.

Como hay que mantener para regar el agua del Canal de Castilla,

aquí todo el verano tenemos agua.

Este es el puente colgante de la fábrica del Campo.

Era una antigua fábrica de mantas y tejidos.

Y la gente lo utilizaba para pasar porque vivían

en las viviendas que vemos ahí, a nuestra derecha.

Y lo utilizaban para venir a trabajar a la fábrica que está a la izquierda.

Está todo abandonado ahora. Esto está abandonado, sí.

En el 1927,

que era la fiesta de la Virgen del Campo,

que estaba toda la fiesta, el pueblo, todo el mundo en el puente.

¿Y qué pasó? Que se rompió el puente.

¿Con la gente encima? Sí.

¿Qué pasó? Que murieron cuatro.

¿En serio? En serio.

Nos estamos metiendo directamente en la fábrica.

Nos estamos metiendo en la turbina. Guau.

Esto sí que es llegar donde no llega nadie, Juan Carlos.

Es increíble que estas construcciones,

que son bastante antiguas, estén así.

Sí, esto... Vamos. Como se construía antes.

Juan Carlos, ¿tú entrenas en el Pisuerga?

Sí, entreno en el tramo este de un kilómetro,

aquí es donde hacemos los entrenamientos.

El Pisuerga es mi vida.

Es mi río, como digo yo.

Lo que impresiona es el silencio y la calma. No hay nadie.

Es una maravilla. Lo es.

(GRITA)

(GRITA)

¡Me cago en la mar! Ahora sí que nos hemos desviado.

El Canal de Castilla atraviesa 38 municipios y 3 provincias:

Burgos, Valladolid y Palencia.

Aquí, en Fromista, tiene su esclusa cuádruple,

paso obligado de turistas y de peregrinos

que hacen el camino francés.

(Música)

¿De dónde sois? De Brasil.

¿Y venís pedaleando desde allí? ¡No!

Dentro del avión, no.

Habéis pedaleado dentro del avión, sí, sí.

Perdonad la pregunta, ¿qué se os ha perdido en Fromista?

Estamos en el camino de Santiago.

Ah, bien. ¿Lo hacéis en bicicleta? En bicicleta, sí.

Como habéis podido ver, lleváis unos cuatro o cinco kilómetros

con el Canal de Castilla paralelo al camino de Santiago.

Este punto es de los más importantes del Canal de Castilla.

Es el único lugar donde ofrece cuatro esclusas consecutivas.

Para los españoles,

aunque ya ves que para los no españoles también,

era obligatorio ir una vez en la vida a Fromista,

a este punto,

para encontrar, para sentarse en paz, relajarse,

y ver cómo dos caminos que nunca han tenido buena unión,

la razón y la fe,

aquí en Fromista, viven con una tranquilidad pasmosa.

Tú eres de Fromista, ¿verdad? Sí.

Se nota, ¿verdad? Se nota, sí.

Pasáis por ahí, bajáis por esa cuestecita y todo.

Y no dejéis de visitar San Martín. -San Martín.

La iglesia. Por favor.

Me llamo Carlos Arroyo

y voy a ser su guía en la visita a la iglesia de San Martín.

Una iglesia,

que podemos datar su construcción en la segunda mitad del s. XI.

Es fundación de una reina, de doña Mayor de Castilla.

Carlos, buenos días. Buenos días.

Eres guía de esta iglesia,

la iglesia de San Martín de Fromista,

que es una de las iglesias más fotografiadas de Palencia.

Sin lugar a dudas.

O la más fotografiada, para puntualizar.

¿Cuánta gente viene a visitarla al año?

Oscila un poco, depende del año, entre 55 y 60.000 personas.

Y es la iglesia prototípica del Románico.

Si queremos estudiar Románico, tenemos que venir aquí.

Efectivamente.

Luego veremos una maqueta dentro de cómo estuvo antes de restaurar

y verán que toda la estructura que conservamos ya estaba.

Porque esa restauración, Carlos, tuvo una polémica.

No la tuvo, la tiene. La tiene.

¿Sigue teniéndola? Sí.

¿Cuál es la polémica?

Se acusa a don Manuel Aníbal Álvarez, al arquitecto que la realizó,

de dejar San Martín como el edificio ideal románico.

Inventarse un poco el edificio. Inventarse alguna cosa.

Los canecillos son estas figuras que adornan los aleros del tejado.

Posiblemente,

la mayor parte de los canecillos que estamos aquí viendo

estén relacionados con el mal, con el pecado.

Aquí hay un pecado que es, más o menos, la soberbia.

El cuarto empezando por la izquierda, en el tejado de la portada,

un burro tocando una lira.

Os puede sonar familiar por la fábula del burro flautista.

En el culmen del tejado,

hay una figura con una dentadura en forma de dientes.

Esta es la portada del oeste,

y hay quien dice que puede ser una representación del demonio.

Qué de misterios hay alrededor de esta iglesia.

No es que haya muchos misterios,

es que, realmente, nuestra mentalidad está muy lejos de esta mentalidad.

Lo único que podemos hacer es especular muchas veces

con lo que ellos quisieron hacer, decir o contar.

Ellos, en el s. XI, no tenían ningún complejo en poner

cierto tipo de representación erótica en las iglesias.

En el centro hay un personaje desnudo.

Y dos a la derecha, hay una mujer desnuda,

que ahora mismo tiene las manos en las rodillas.

El original de ese capitel se conserva en el museo de Palencia.

Y es un poco distinto.

La mujer no tiene las manos en las rodillas,

sino que las pasa bajo las rodillas, se agarra la vulva y la abre.

O sea, era un canecillo erótico.

Y, claro, es muy posible,

por la relación de cómo se colocan en otras iglesias,

que ese hombre desnudo que tenemos, posiblemente en origen,

el miembro lo tuviera bastante más desarrollado,

o bien erecto o bien más grande.

A mí me gusta decir que las heladas en esta tierra son muy fuertes,

y lo contraen todo.

¿Cuántos años llevas enseñándola? 26 años.

Y después de tantos años, Carlos, de enseñar esta iglesia,

¿qué es la iglesia de San Martín de Fromista para ti?

Además eres vecino de la localidad. Es mi segunda casa.

Así estaba la iglesia antes de ser restaurada.

Efectivamente.

Estaba muy deteriorada, ¿no?

Esta es la maqueta, perdona que te interrumpa otra vez,

que demuestra que el arquitecto que hizo la rehabilitación

no se inventó la iglesia. No.

Para mí, desde luego,

aquí está toda la estructura que conservamos...

-Lo demás son añadidos posteriores. -Exactamente.

La cabecera, tal y como la conservamos hoy;

los tres ábsides con las ventanas del tamaño que tienen hoy;

el cimborrio, hasta aquí el actual.

Esto se elevó posteriormente.

Y se le hizo toda esta comunicación para poder llegar aquí arriba.

Una torre de unos 17,5 metros de altura

con una escalera de caracol,

la pasarela y, mediante la pasarela, se llegaba a...

-La función era defensiva... -No.

Ya, por la época, no era defensiva.

-Que sea octogonal, ¿tiene que ver con los templarios?

-No.

Oye, qué grupo más ilustrado. Sí.

Sí, lo estoy viendo.

¿Está cambiando el turista? Afortunadamente, sí.

Hay gente que viene más informada que antes.

No solo hemos sufrido una evolución los que hablamos de estas cosas,

también la ha sufrido, afortunadamente,

la gente que viene a disfrutar de estas cosas.

Porque ya se viene sabiendo y queriendo saber más.

¿Cuántos habitantes sois en Fromista?

Entre 875 y 900, aproximadamente.

Y el turismo es el principal motor. Desde luego.

Piensa, lo que te he hablado antes, 55.000, 60.000 personas,

en un pueblecito de 800 o 900 habitantes,

imagínate lo que supone a lo largo del año.

Y con el peregrinaje, cinco albergues de peregrinos,

hay tres hostales, hay dos hoteles,

hay varias casas de turismo rural.

¿Y restaurantes? También hay.

Mira, está aquí Fernando, el alcalde.

Señor alcalde de Fromista. Sí, señora.

¿Cómo está usted? Muy bien.

Que estoy descubriendo el Canal de Castilla,

que no tenía ni idea de que existiera.

Una suerte que lo descubras ahora, pero está hace más de 200 años.

Ahora estamos teniendo mucho tirón.

No sé si por la promoción que se está haciendo,

porque la gente está descubriendo algo que teníamos aquí,

pero se vivía a espaldas del canal.

Durante casi tres décadas, el canal era fuente muchas veces de problemas.

¿Por qué? Porque estamos en un país

en el que hay muchas administraciones,

uno de los principales problemas.

Hay tres provincias con tres diputaciones.

-Aquí tienes. -Bien, gracias.

Aparte del buen pan, ¿qué más tenéis?

¿Aparte del buen pan? Mira, tienes todo tipo de golosadas.

Dulces muy ricos.

Fundamentalmente, los más típicos de siempre, son las pastas.

Y las rosquillas de palo.

El panadero. Buenos días.

Buenos días, me estaba diciendo Carlos

que tenéis dulces típicos: las rosquillas de palo.

Rosquillas de palo y pastas de yema.

¿Qué tiene de especial la rosquilla de palo?

Es un dulce típico castellano, seco.

Y las recetas son típicas de...

Igual que la hacía mi abuela y todas las abuelas antiguamente.

Sin modificar para nada ni la receta ni los procesos.

Creo que habéis ganado un premio,

una de las mejores panaderías artesanas de España.

El año pasado se hizo un certamen nacional en Cazorla,

y fuimos nominados entre las cinco mejores panaderías.

¿Cuántas generaciones de panaderos te avalan?

Yo soy la quinta. ¡Quinta generación!

¡Madre mía!

-Buenos días, Álvaro. -Buenas, César.

¿El pan para hoy? -Sí.

-Fenomenal. Bueno, aceitunas, pasas...

-Tortas de aceite y pan...

-Buenos días. -¿Me traes también pichones?

-Sí.

Este pichón, el mejor pichón del mundo.

-Sí, señor. -¿Vamos para allá?

Vamos para la cocina y lo subimos. -Vale.

Los pichones de Tierra de Campos, de los palomares.

He oído "mejor pichón del mundo". Sí.

¿Eres el que ha ganado el premio?

En Madrid, nos dieron "El mejor pichón del mundo"

y lo tenemos aquí, en nuestra tierra, Tierra de Campos.

¿Cuáles son las características de este pichón?

Es tan famoso porque es muy tierno, muy digestivo y es muy blandito.

-Y es el único producto característico

que tenemos como nexo de unión en todo Tierra de Campos.

El pan y los pichones, las dos cosas más características.

Muy bien, ¿y cómo lo cocináis?

Nosotros hacemos un estofado tradicional.

Un estofado muy sencillito pero muy sabroso.

Mi madre, Begoña. -Hola, encantada.

Y tu padre. Sí.

Estos pichones, como os estábamos diciendo,

es un estofado tradicional, ¿vale? A base de mucha cebolla, zanahoria.

Hacemos una salsa finita, la pasamos.

Y terminamos ya con ellos.

Qué bien huele. ¡Ah!

Buenísimo. Fenomenal.

¿Esto sale mucho en verano o todo el año, da igual?

La temporada del pichón, a nosotros nos viene fenomenal

porque nos la complementa con la de la caza,

que también trabajamos mucho con caza.

Entonces, la temporada del pichón

empieza un poco después que acaba la caza, por marzo o abril,

y nos aguanta hasta octubre.

El pollo de la zona, ese sí que huele.

Hay que estar dándole que te pego. Qué rico.

Sí, ¿verdad? Este está rico, rico.

Álvaro, el Canal de Castilla os trae turismo.

Sí que trae turismo.

Además, en Fromista, estamos en cruce bastante interesante.

Tenemos el Canal de Castilla, el camino de Santiago,

la autovía que va del centro de la meseta

hacia el Cantábrico.

Si juntamos todo, es cierto

que el canal sea de lo menos conocido,

lo que menos la gente hace por venir.

¿Por qué es tan desconocido el Canal de Castilla?

Bueno, no lo sé, yo creo que un poquito de...

No haberlo querido presentar.

Igual, en Castilla tenemos una mala costumbre

que es que no sabemos vender nuestros productos.

Igual no lo hemos sabido poner en el mercado.

(Música)

Tierra de mil verdes,

los Valles Pasiegos atraen cada año a más de 50.000 turistas

que buscan, en estas tierras,

una forma de pasar un verano de lo más rural.

Bienvenidos a los Valles Pasiegos, ruta en la que nos vamos a adentrar

en el corazón del valle del río Pisueña.

Es uno de los tres Valles Pasiegos, en concreto es el valle central.

Está en el Valle del Pas, que da nombre al conjunto de valles,

y el Valle del Miera.

Espero que disfrutéis. Adelante.

José Manuel, Emilio, ¿dónde estamos exactamente ahora?

Estamos en el corazón del Valle del río Pisueña.

Nos estamos dirigiendo al nacimiento del río Pisueña,

que es un sitio verdaderamente precioso.

Ahí está.

Vale.

Esto que vemos es el escenario

en el que se desarrolla la vida pasiega,

que consta de tres elementos: cabaña, fresno y prado.

Los muros de las cabañas pasiegas están hecho en piedra "arenisa",

como os decía antes, en mampostería,

es decir, puestos sin ninguna ayuda de argamasa,

piedra sobre piedra.

La planta de abajo es la cuadra. También tenemos la solana,

esta especie de balconcillo que, a veces, se acumula la hierba,

¿Tenéis contadas cuántas cabañas pasiegas hay?

Entre los tres valles, hay contabilizadas 10.000.

Cada familia tenía cuatro cabañas.

Iban haciendo una pequeña trashumancia,

con las vacas, iban ganando altura en las montañas,

buscando siempre donde hace fresco

y donde los pasos están verdes y nutritivos para las vacas.

¿Ahora están muy habitados? No.

No, es un modelo de vida que, desde el 86 aproximadamente,

está en constante regresión

porque al entrar lo que se llama el Mercado Común,

entraran a funcionar las cuotas de producción lechera,

y el modelo de la vaca lechera dejó de ser tan rentable

y siguió siendo igual de esclavo.

A esta tierra la llaman la tierra de los mil verdes.

¿Es cierto o no esto?

Hombre, a la vista está.

Los matices de verde que tenemos, verdes oscuro,

verdes pistacho, verdes esmeralda.

Verde muy muy oscuro.

Es decir, aquí tenemos todo el espectro

del arcoíris del verde habido y por haber.

¿Y tú llevas muchos años enseñando todo esto?

Llevo en los Valles Pasiegos trabajando como guía dos años.

Mis abuelos eran pasiegos,

del pueblo de Pandillo, al lado de Vega de Pas.

Y, bueno, tengo cierto, digamos, querer por esta tierra, ¿no?

Vosotros formáis parte de "Cantabria Naturea".

Naturea Cantabria.

-Es el nombre que le damos al programa de uso público

en espacios naturales protegidos en Cantabria.

Con el interés fundamental de dar a conocer estos espacios

de una forma ordenada, de una forma segura.

¿Y dónde estamos ahora que se ven estas montañas tan espectaculares?

Bueno, estamos en un sitio paradisíaco.

De frente a los Picones de Sopeña,

que es el gran muro que nos separa del tercer valle pasiego,

el Valle del río Miera.

Qué montañas más bonitas, realmente.

Espectacular, espectacular.

¿Qué tienen estas tierras para que cautiven a tanta gente

y hace que tanta gente vengáis a visitarla?

Pues son muy accesibles.

No dejan de ser valles. Sí.

Visualmente son preciosas. La verdad es que sí.

¿De dónde viene usted? De Santander.

Y ha venido en familia, entiendo. Sí.

Me he traído a aquellos cuatro adolescentes.

Si yo le pregunto si prefiere veranear

en playa o en montaña, la respuesta igual es fácil, ¿no?

Claro, claro.

Montaña. Sí, sí.

Ahí tenemos a sus majestades, ¿no?

A la vaca lechera.

¿Es la vaca característica de aquí o no?

Bueno, ahora sí.

Es la vaca frisona, que es de origen holandés.

Pero que no fue la vaca original

con la que los pasiegos empezaron a producir leche.

La vaca roja, pasiega, que tenía

unos principios grasos extraordinarios.

Hablamos de que hoy se considera

una leche top por encima de 3,5 en principios grasos,

y aquella vaca pasiega ofrecía hasta 7.

¿Existen las vacas pasiegas o ya no? No, ahora ya no se trabaja.

Hay un momento clave que cambia la economía agraria de la comarca

a principios del s. XX.

Cuando en 1905, se instala la Nestlé. Mientras la vaca pasiega ofrecía

cinco o seis litros de productividad diaria,

pues la vaca frisona ronda los 30 en promedio.

-Vamos a seguir hasta... -Ya.

¿Qué supone el turismo para esta zona?

El turismo es la nueva oportunidad de estos valles.

Viendo cómo están las cabañas, cada vez más en desuso,

el modelo económico basado en la vaca en horas bajas,

el turismo es un nueva oportunidad, siempre y cuando sea un turismo,

un turismo que respeta el entorno.

¿Cómo va la ruta? ¿Bien?

Bien, bien, hace un poquito de calor,

pero, bueno, ahora nos da un poco de tregua el sol

y ya podemos respirar un poco.

¿Habían hecho alguna vez este tipo de ruta?

-Yo no. Yo, la primera vez.

¿Qué tiene esta tierra, estos valles?

Bueno, tiene naturaleza, tiene magia.

Tiene magia, sí, sí, sí.

Bueno, luego unos productos culinarios,

que a mí me gusta mucho comer... Sí, ¿no?

El sobao... El sobao, la mantequilla.

Cuando se come esto, luego hay que andar mucho,

porque si no, son productos bomba. Para eso venimos,

para bajar el michelín.

Sí, a mí quítame barriga y ponme morena.

Esta zona siempre está sumida en las sombras,

es una zona, por tanto, muy fresca, ¿no?

Eso, en su día, lo supo leer algún pasiego que pasaba por aquí

y dijo: "Yo tengo que conservar la leche, la nata

y la mantequilla de alguna forma".

Entonces hizo esta construcción.

Esta especie de pequeña despensa,

que dentro estaba organizada con estanterías.

Esto es lo que se llama un bodego.

Emilio, ¿dónde estamos ahora?

Pues ahora estamos en el nacimiento del río Pisueña.

En esa cascaduca de ahí, ese es el punto cero del río Pisueña.

Aprovecháis aquí para el tentempié. Para tomar fuerzas,

qué mejor sitio para sentarse y reflexionar sobre lo visto, ¿no?

-Para asimilarlo. -Para asimilarlo.

El sitio, de fábula, vamos.

El agua debe estar muy fría todavía, ¿no?

El agua está siempre fría en el río.

Eso es una constante.

(Música)

Buenos días, Paulino.

Me han dicho que usted es de los últimos o pocos

ganaderos pasiegos auténticos de pura cepa que quedan por aquí.

Sí.

¿Qué está haciendo? Dándole vueltas a la hierba.

Ajá.

Hay que darle vueltas para que vaya secando.

¿Y esto es para los animales? Esto es para las vacas en invierno.

¿Tiene vacas aquí? Sí.

¿Vive por aquí? Sí, en la cabaña de aquella parte.

Toda la vida he vivido aquí.

Toda la vida.

Ustedes tienen un paisaje espléndido.

Ah, eso sí.

Qué maravilla. Aquí uno tiene... Eso del estrés y todo esto,

eso no lo conocen aquí. No.

Aquí no hay estrés.

¿La vida pasiega era dura o es dura?

Era dura y es, pero bueno.

No todo el mundo valdría, digo yo. Hoy un poco menos.

Que hace unos años. Hay más accesos, más carreteras...

Ya se vive un poco mejor, pero ha sido muy dura.

Paulino, ¿qué es este instrumento de aquí?

Ese es el dalle aquí le llamamos dalle.

¿Esto es para segar? Para segar, sí.

¿Puedo cogerlo? Sí, sí.

A ver...

Ah, bueno, sí, sí.

Y esto debe tener también sus años.

Lo que veo es que aquí no se para en todo el año.

Todo el día están entretenidos.

¿No le da pena que se esté perdiendo esta forma de vida, Paulino?

Hombre, sí me da, pero...

Pero es poco pagado. Ya, ya.

El campo está poco pagado y mal pagado, ¿no?

Muy mal pagado.

Y esto con un palo.

Una vara. Una vara.

(Música)

Hoy vamos a hacer un taller de sobaos pasiegos.

Tenemos cuatro ingredientes principales,

que son la mantequilla, el azúcar, huevos y harina

y un poco de levadura en polvo.

Bueno, pues una vez que... María Ángeles,

¿cuántos sobaos has tenido que hacer a lo largo de tu vida

para convertirte en una maestra del sobao?

Imagínate, yo he nacido ya entre sobaos.

O sea, que he visto ya amasar todos los sobaos del mundo.

Con el azúcar, lo que vamos a conseguir

es hacer un "peeling" para las manos estupendo.

-¿Todo? -Todo el azúcar que tenemos ahí.

Sí, más menos, está todo pesado ya.

¿Qué tienen los sobaos para que nos atrapen tanto?

No sé lo que tienen, pero no es normal.

Están muy buenos.

Es algo superior.

El problema es que esto es una bomba

Eso es salud. Porque se empieza y no para.

Esto es salud.

Tú formas parte de una de las familias pioneras

en esto de hacer sobaos. Sí.

Mis padres empezaron en Vega de Pas,

que trabajaba entonces mi padre allí, en la panadería.

Mi madre hacía los sobaos,

los amasaba así, como estamos haciendo nosotros ahora.

Venía andando desde la Vega a venderlo al mercado, a Celaya.

Y, bueno, pues ahí empezó nuestra historia.

Para hacer un gorro, partimos de un papel rectangular

que dividíamos a la mitad para tener como referencia.

Y después, íbamos doblando.

Y hacíamos una especie de sobrecito.

Y después, simplemente, hay que desdoblar las alas.

Doblamos, hacemos un ala.

Vamos llenando la manga.

¿Qué gente puede vivir a día de hoy del sobao, en los Valles Pasiegos?

Somos 150 personas o 100 personas

las que podemos vivir directa o indirectamente de los sobaos.

¿Cómo es el verano en los Valles Pasiegos?

Es nuestra temporada alta. ¿Sí?

Verano, Semana Santa, básicamente.

Bueno, porque coincide con el turismo.

Se multiplican por quince las ventas.

-¿Cuántos hacéis al día? -Pues, en días muy fuertes,

rondamos los 35.000.

A ver cómo va la cosa,

¿cómo te manejas con la manga? La manga y yo, no.

La manga y yo no.

A ver, ¿te ayudo?

¿Tú eres de aquí, de la zona, o qué?

Yo soy de Santander, pero... Me he criado en Santander,

pero mi familia es de San Pedro del Romeral.

¿Cuánto tiempo tiene de horno? Sobre 20 minutos.

-Trabajando. -Claro, tienes la rutina más esto.

¿Este es el tuyo? Sí.

¿Y qué tal? No te has esperado ni que se enfríen, veo.

No.

¿Hay hambre o qué? Sí.

O será el tiempo o tal, pero... (RÍE)

¿Qué, cómo están?

Están buenísimos. ¿Sí?

Está caliente todavía.

Está muy bueno. Está bueno.

Catalina, nada que ver

con lo que te hemos visto esta mañana, menudo cambio.

Sí.

Este vestido que llevas, ¿qué vestido es?

El vestido de pasiega de San Pedro del Romeral.

Y era lo que se ponían las pasiegas para ir de fiesta.

Este vestido consiste en dos faldas,

una camisa, la media, el delantal

y una especie de chaquetilla corta.

Y esto es el cuévano, ¿no?

Sí, el cuévano niñero.

¿Aquí se llevaban los niños? Sí.

Te ayudo, a ver.

Esto pesaba. Sí.

¿Y por qué te has vestido hoy así si no es el día de la Virgen?

Pues porque este verano me caso,

tengo mucha devoción a la Virgen y quiero que me proteja.

-Para los pasiegos, la Virgen de Valvanuz es, digamos,

lo más grande y el día 15 de agosto,

aquí se encuentran pasiegos no solamente de los que están aquí,

sino de los que están por toda España.

La Virgen de Valvanuz

es uno de los santuarios más importantes de Cantabria.

La talla de la Virgen es de finales del s. XII.

El ser pasiego es sentirte muy...

muy fuerte.

Yo tengo más fotos de mi infancia vestida de pasiega que de otra cosa.

Parecía que siempre estaba vestida de pasiega.

Muy buenas. Hola.

¿Estos son bolos pasiegos?

Propio de Cantabria en general.

Pero aquí, exactamente, me parece que ahora mismo quedan

dos boleras, o tres, perdón,

en Villacarriedo, en Celaya y en Tezanos.

¿Esta es de las más antiguas? Sí.

Posiblemente sí, data de mil ochocientos y algo.

¿Esta bolera? Sí.

Estamos pisando terreno con historia.

Aquí se habrán jugado miles de partidas, ¿no?

Además, antiguamente, había mucha afición

y prácticamente no había otros momentos de ocio

que no fuera jugar a los bolos.

Son de madera de abedul.

Porque el abedul es, es la única madera

que consigue mantener la estructura de lo que es el bolo.

Y el sonido que le da la propia argolla.

Las bolas son de encina.

¿Y hay que entrenar mucho o no? Uf.

Yo llevo jugando 30 años,

bueno, más de 30, 35 o 40,

y digo que cada vez soy peor.

A pesar de que siga entrenando.

Rubén, muy buenas, llegamos en hora punta.

Lo veo en la cocina.

¿Qué hay de menú hoy?

Asado recién hecho, sacamos un poquito de bacalao,

por otro lado, merluza.

Supongo que también hay... Cocido montañés.

Estamos en la zona.

Alubia blanca. Y luego, a esto le ponemos panceta ibérica.

Tiene menos grasa.

¿Esto lleva muchas horas de cocción? Esta mañana lo he realizado.

Me he levantado a las siete de la mañana

y lo he apagado a las doce y media.

¿Y esto se come todo el año? Todo el año.

¿En verano? En verano, el turista...

¿Qué supone para vosotros el verano?

¿El verano? Nosotros, al vivir en interior,

es mucho mejor que no haga mucho sol.

Si no, el turista que pueda venir a las cabañas pasiegas,

como haga un poco de sol, marchan todos a la costa.

O sea que a vosotros os vienen bien las nubes.

Y un poquito la lluvia. Bueno, la lluvia no.

Ya tenemos agua hasta el año que viene.

¿Se vive del turismo en esta zona? En esta zona, sí.

También hay bastante ganadero.

Y no se tiene que perder.

Porque de antes, la construcción, cuando fue el boom,

toda la gente que era ganadera lo dejó para dedicarse a ello.

Claro, trabajo, dinero más fácil, todo.

Porque la vida de ganadero es dura. Es muy dura.

Merluza con gambas.

Con gambones. Con gambones.

Tiene muy buena pinta esto.

Le da un sabor el gambón a la merluza,

que sabe la merluza a marisco.

¿Y tú eres de la zona?

Mi madre es pasiega, de aquí, de Celaya.

Sí.

Y mi padre es vasco.

Y tu mujer no será esa de ahí. Aquella gallega que está allí.

Tú te encargas de servir. Sí.

Es una zona de postal los Valles Pasiegos.

Sí, la verdad es que es muy bonita.

Yo llevo aquí nueve años y...

¿Cómo te convenció para venir? Con la ensalada templada.

Pues lo conocí en Coruña.

Fue allí un febrero, de vacaciones, y nos conocimos allí.

Y te empezó a hablar de los Valles Pasiegos.

Empezó a enamorarme así.

(Música)

Donde se creó la primera luz,

junto a la semilla del cielo azul.

Volveré a ese lugar,

donde nací, sí.

De sol, espiga y deseo,

son sus manos en mi pelo.

De nieve, huracán y abismo,

el sitio de mi recreo.

Este es tu barco, Nacho.

Este es mi barco.

Esta va a ser nuestra embarcación

para llegar a Islas Columbretes, chicos.

¡Capitán, mi capitán!

(Aplausos)

No, no, el barco en el que vais a llegar

realmente a Islas Columbretes, es ese.

La pasarela que, cuando pisáis, se apoya en el suelo.

Pisáis el ancla, sin miedo.

Os agarráis aquí.

Levantáis una patita, otra...

El barco, ¿de qué año es?

Este barco es del año 72, es decir, por años, sería un barco clásico.

Pero por modelo de construcción, no.

No tiene que haber sido construido en serie y este barco lo fue.

A mí no me da la pierna. Que sí.

Ahí está.

Vámonos.

Pasad y cerrad la bañera. Podéis pisar las colchonetas, pasad.

Este barco era un barco suizo, que yo se lo compré a un tipo,

que se llama "Akiuga", que no sé qué significa.

Yo tenía un hermano que murió hace diez años

y la última vez que vino a navegar conmigo,

dijo: "Este barco se tenía que llamar Africa Star".

Yo soy de Melilla

y la cerveza que había allí, cuando éramos adolescentes,

se llamaba Africa Star. Esa marca desapareció.

Cuando murió, le puse Africa Star y...

paro de hablar porque me emociono.

Es que es muy bonito.

Donde queráis.

Vamos a pasar.

Esto es el salón, ¿no? Esto es el salón, sí.

Esto es una "roulotte" a precio de millón y que navega.

Pero es como una "roulotte", todo es convertible,

donde estamos sentados es una cama doble.

Donde estáis sentados vosotros, es una cama grande,

de 90 centímetros, que ya es grande en un barco.

Un camarote en proa que tiene dos camas.

Y después, en popa, tenemos otro pequeño camarote

que tiene...

Nos tenemos que distribuir hay que pasar la noche.

Este es el lavabo, el grifo.

Además, esto también es ducha, si alguien se quiere duchar...

pues saca esto y aquí también está la ducha.

Prohibido tirar papel al WC.

Eso es lo importante. Tiene una trituradora ahí abajo

y solo tenéis que darle a un botoncito, mete agua del mar

y limpia todo el baño.

El camarote de proa, os lo agenciáis vosotros, Miguelón y Ana.

Mientras discuten cómo repartirse las camas,

nos esperan 30 millas, que son unos 56 kilómetros,

que en coche, se tardarían 20 minutos,

pero nos va a llevar unas cinco horas de navegación.

Céntramelo más, céntramelo.

Ya.

Venga. Lo centramos.

Suéltala.

¡Suéltalas!

04:27 de la mañana.

Ve girando, ve girando ya.

Estamos saliendo de puerto lo más silencioso posible.

Uno, por los demás barcos;

y porque todos ellos están durmiendo.

Aquí tenemos la bocana del puerto. Me estoy pegando mucho a babor...

No pasa nada, vas bien.

Dirección a Columbretes, perfecto, vas a este rumbo.

Nos quedan 33 millas para llegar

y vamos a una velocidad de 5,5 nudos.

No, no va, se ha parado.

Pero el caso es que...

Lo que parece...

Es como si no le estuviera llegando...

combustible al motor.

Entonces, lo único que se me ocurre es

intentar subir las velas e ir a vela.

No puedo hacer otra cosa.

(Pitido)

Espera...

¡Venga!

-Eso ahí. -Está muerta vuelta.

Venga, que voy para allá.

Que voy para allá. Ahí ya, ¿no?

Uy, cuánta gente para un cabo.

Espérate, yo me... Me voy a potar, espera.

Después de horas de navegación, llevamos casi seis horas,

¿qué sabéis de las Columbretes?

Es como una especie de formación así, volcánica.

Y que es difícil llegar, así que supongo que merecerá la pena.

Un sitio precioso, la verdad es que es precioso.

Refugio de piratas hace 200 o 300 años.

Y una anécdota graciosa,

Jaume I el Conqueridor, cuando llegó a esta isla,

a estas islas, estaban llenas de serpientes.

Y el tío, ni corto ni perezoso, dijo:

"Quemad las islas".

Y quemó todas las islas y arrasó todas las serpientes.

Ahora no queda ni una serpiente.

Vamos a hacer 12 horas de navegación.

Estamos sin motor.

Y vienen a rescatarnos, ¿correcto?

¿Ayuda?

¡Voy a tirar un cabo! Ponte a mi lado y pon punto muerto,

para que no se líe si se va el agua en tu eje.

Y así ellos puedan arrastrarnos.

Con su motor. Exacto.

Que seamos un lastre maravilloso porque le cantamos lo que haga falta

con tal de llegar a las Columbretes.

Maravilloso.

Ya, ya, menudo mar. El mar está un poco...

Esto es lo que tiene, una previsión de cinco horas de navegación

que se ha multiplicado por tres casi

debido a la mala mar, al viento y a que se ha estropeado el motor.

Qué bien lo estás llevando, Miguel.

Qué bien.

¿Recogemos vela primero, Nacho?

Pues estamos viendo ya, son las Columbretes.

Estamos viendo una parte porque son cuatro islotes.

19 hectáreas, la parte emergida, que es la que se ve,

de reserva natural,

y unas 5.500 hectáreas de reserva marina.

(Música)

Esta es una zona protegida y un requisito imprescindible

es no tirar el ancla.

Hay unas 15 boyas

que es la única manera de poder fondear.

Qué bien se tiró, una sirena.

(Música)

Hemos dejado nuestra embarcación

y vamos a entrar en un grupo para hacer la visita guiada.

Ellos son los guardas y nos van a llevar directamente

a conocer la isla de La Grossa.

Desde hace 30 años que es reserva natural,

han venido a esta isla 80.000 personas, es muy escaso.

Somos unos auténticos privilegiados.

Allí tenemos El Bergantín, como estábamos diciendo,

La Foradada y La Ferrera.

La Foradada la usaron

tanto el Ejército Español como el de Estados Unidos

para tirar bombas. Un campo de tiro.

El faro fue construido a partir de 1855

y fue terminado en 1861.

Esta es la isla Grossa, la principal.

Que está el faro, la casa de los tarreros,

que sois ahora vosotros, los guardas,

y todo lo que conlleva todo esto, ¿qué es?

Hasta llegar ahí,

es zona protegida

para aves.

Ahí, ni casi nosotros lo tocamos.

Hay un cementerio ahí. Hay niños aún.

Son los niños de los fareros que se quedaban a vivir.

Entre 1860 y 1920, pues aquí no había médico.

No había nada.

Entonces, los niños cogían cualquier enfermedad,

el agua insalubre que tomaban y tal y entonces ya dejaban de...

No vivían, se morían, vamos.

El nombre de Las Columbretes viene de serpientes.

Serpientes.

Culebras. Culebras.

Antiguamente, se llamaba Coluber esta isla.

¿Qué se puede ver aquí?

Bajo el agua, ¿qué destaca?

Se pueden ver meros. Lo que destacan son los meros, las morenas

y los dentones, que son unos peces largos,

con unos dientes, pues se llaman dentones.

Este hábitat es único y hay que cuidarlo,

por eso hay guardas durante todo el año.

¿Cierto es? ¿Todo el año? Todo el año.

Y el turismo está contabilizado. Efectivamente.

Nosotros tenemos aquí unos cupos de entrada.

Julio y agosto solamente esos dos meses,

se permite entrar 120 personas al día.

¿El motivo?

Por protegerlas, hay que protegerlas.

Para ti es un placer trabajar aquí, imagino.

Para mí es un orgullo.

Pero bueno... Un orgullo trabajar...

y vivir, que esa es tu casa. Efectivamente.

Estamos 15 días aquí y nos vamos 15 días a casa.

Y en el barco nos traemos toda nuestra comida

y cuando nos vamos, nos llevamos toda nuestra basura.

-Si tuvierais una emergencia, ¿cuál es la forma?

¿Cómo se llega aquí rápidamente?

-Rápidamente, en helicóptero.

Detrás de esa manga, tenemos el helipuerto,

donde tardas 15 minutos aproximadamente.

Mis amigos no habían venido y me dijeron que los trajera.

Entonces, alquilamos un barco y...

Alquilarlo, ¿cuánto os ha costado el viajecito?

Pues unos mil euros el fin de semana.

¿Ha sido difícil la travesía? Difícil.

Ahora mejor, pero en el barco fatal.

Todos, el único que no, este.

Y tú, el capitán.

O sea, de los siete, casi todos... ¿Sois vosotros el grupo?

Y todos mareados.

Que sepáis que todos en el nuestro también se han mareado.

O sea, poquito...

Y la vela es más complicada.

(Música)

Ay, qué bueno, sí, algo de picoteo.

Yo no recuerdo nunca un viaje así.

Una travesía de estas. Y a Dios gracias.

Sí, sí.

Pero, bueno, ha valido la pena.

Nos hemos recreado.

Sí, sí, pero con motor.

Con motor, por favor.

Con viento en popa. Y a toda vela.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ancha es Castilla

Comando al Sol - Ancha es Castilla

27 ago 2018

En la recta final del verano, navegaremos a lo largo y ancho del mar de Castilla, viviremos una odisea en aguas del Mediterráneo para llegar a las Islas Columbretes y echaremos el ancla visitando el valle de los mil verdes.

ver más sobre "Comando al Sol - Ancha es Castilla" ver menos sobre "Comando al Sol - Ancha es Castilla"
Programas completos (458)
Clips

Los últimos 2.721 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Maipi

    Por que tiene que ser la musica de fondo, musica en lngles?

    13 oct 2018
  2. Caléndula

    ¿Por qué han quitado la posibilidad de subtítulos? Que vuelvan, por favor.

    30 ago 2018