www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4942726
No recomendado para menores de 7 años Comando Investigación - El negocio de la infertilidad - ver ahora
Transcripción completa

¿Puedo tocar la tripita?

-Sí, toca todo lo que quieras.

¿Por qué decidiste ser madre por gestación subrogada?

El semen de nuestros abuelos era mejor que el de nuestros padres

y el de estos, mejor que el nuestro.

¿Sentiste que había mucho mercadeo? Es asqueroso,

porque juegas con una ilusión de tu vida.

El retraso de la maternidad y la baja calidad del esperma

han aumentado la infertilidad en España.

¿Cuánto cuesta tener un hijo cuando no se puede?

Estamos en torno a los 50.000 euros.

-Fueron unos 120.000 euros, aproximadamente.

-¿Cómo no voy a pedir un préstamo para conseguir el sueño de mi vida?

La demanda de pacientes es tan grande,

que la pública no puede hacer frente.

La unidad atiende a todos los pacientes que puede,

pero hay tal demanda... No damos más de sí.

-Dentro de 20 o 25 años el sexo será sexo

y la reproducción, "in vitro".

La demanda de tratamientos sigue al alza

y ha disparado un mercado en el que ¿todo vale?

¿Cuántas veces has acudido a un hotel

a ofrecer tu semen a una mujer? Muchas.

¿Qué tarifas hay? Hasta 700 euros.

Se venden por internet "kits" de inseminación.

Viene un bote para que el donante introduzca su semen.

-Lo acabo de hacer.

¿Has estado hace dos minutos en un bar de ahí enfrente?

¿Y te has masturbado?

Las dos sois donantes de óvulos.

Cuando dono, a lo mejor me salva el mes.

El negocio de la infertilidad en "Comando Actualidad".

("Rock" femenino)

(Música de acción)

Una de cada seis parejas españolas tiene problemas de fertilidad.

La sanidad pública no puede hacer frente a la demanda

y la medicina reproductiva se ha convertido en un gran negocio

que mueve 400 millones de euros.

Buenas.

Buenas tardes, Esteban. Hola, Teresa.

¿Quién tiene el problema de fertilidad?

¿Tu mujer o tú?

Los dos y ninguno de los dos.

El primer año lo intentamos,

van pasando los meses, no sucede,

y al final decidimos ir a la sanidad pública

a ver si pueden ayudarnos. ¿Y qué os dijeron?

Nos dijeron que Puri estaba en una edad de 38-39 años

que había una lista de espera de dos años

y que no valía la pena meternos en el proceso

porque, cuando se resolviera, habrían pasado los 40 años

y la sanidad pública no financia tratamientos de fertilidad

pasados los 40.

¿Me dices qué te debemos? -1,30.

-Ahí tienes.

(Música melancólica)

Hola. Hola, ¿qué tal?

Puri, llevamos un rato con tu marido y nos ha contado

que lleváis cinco intentos. Sí.

Es muy duro, cuando es un negativo tras otro,

un negativo tras otro.

¿Cuánto lleváis gastado? Sobre unos 10.000 euros.

-Con medicación y todo, 12.000 o 13.000.

-Buenas, ¿qué tal, Esteban?

-Peleando.

-¿Qué tal, Puri? Buenas tardes.

-Tomad asiento y en cinco minutos os atienden.

-Os tenéis que esperar un ratito. ¿Qué tal, amor?

Eva, ¿tu hijo?

Se llama Beltrán. Lo concebiste en esta clínica.

Sí. ¿Hace cuánto vinisteis?

Hará cinco años.

Fuimos a la sanidad pública, pero no entramos en el protocolo,

porque una hormona de mi mujer estaba demasiado elevada

y no podíamos.

El modo de captación está claro: ella, como ha tenido éxito,

conecta con los pacientes de una manera impresionante.

Se identifican con ella, porque es la realidad.

¿Qué darías tú por tener un niño así?

(RESOPLA) ¡Todo!

Hasta a él. (RÍE) Hasta al marido.

¿Vosotros también estáis buscando? Lo llevamos de serie.

Llevamos mellizos. ¿Cuántos intentos?

A la primera.

¿Cuánto os ha costado? Unos 4.500.

¿Habéis pedido un crédito? Sí.

Teníamos dinero ahorrado, pero nunca sabes...

Para no tener que cortarlo, pedimos, para tener seguridad.

¿Y naturalmente por qué no viene? Me han hecho seminogramas

y a veces el esperma estaba bien y a veces salía vago.

¿A qué te dedicas? Soy conductor de autobús.

¿Bien pagado? Sí. Ahora mismo sí.

Ponle 1.800.

¿Sentís que la medicina reproductiva es un negocio,

con comerciales y campañas?

No me parece serio, pero depende de cada uno.

Había un momento que dije: "Déjame en paz. Que no".

-Muchas veces no puedes hacer frente a ese coste.

-¿Puedo tocar la tripita? -Sí, sin problema.

-Ganas de esto.

Me da alegría, esperanza...

Sí... Ternura.

Que tengas mucha suerte. Todo llega.

Te esperamos mañana a las 11:00. Un saludo, gracias.

Hasta luego.

-Adelante. ¿Qué tal? -Muy bien.

-Esteban, Puri, cuánto tiempo.

¿Qué habéis decidido?

-Queremos hacer otro intento con nuestros óvulos

y el esperma de Esteban.

-Llevamos diez embriones puestos.

No hay un número que esté establecido.

Mientras haya posibilidades se pueden crear.

¿Hay un límite?

Porque llevan diez embriones y diez fallos.

Cada intento es más dinero.

¿En algún momento hay que decir al paciente:

"Hasta aquí"? Claro que sí.

La medicina que te da dinero es la que se hace bien.

Y la ética pasa por que no le puedes recomendar a un paciente

algo que no te harías a ti mismo. ¿Cuántos años tienes?

42. Con 42, la tasa de éxito es mayor

cuando es ovodonación.

Cuando es el óvulo de otra mujer.

Tú no quieres eso. No. Por ahora no.

A los 42 años puede haber embarazo.

Hay muchísimas más posibilidades de abortar

y otros riesgos que ellos ya conocen.

¿Tú ejercías en la sanidad pública?

Sí. He estado muchos años. Me formé en La Paz como ginecóloga

y allí he estado trabajando hasta hace seis o siete años,

que ya me dediqué exclusivamente a la privada.

Has visto una oportunidad de negocio.

¿Cuántas clínicas tienes? Ahora mismo tengo tres.

Y amplió el número 15, no sé si lo habéis visto.

Un negocio en expansión. Sí. Está creciendo.

¿Te has hecho rica? Ricos no nos hacemos ahora.

Antiguamente sí que se hacían ricos.

Cuando eran menos.

Cuando había muchas menos clínicas y esto estaba en manos

de dos personas en Madrid, una en Barcelona y una en Valencia.

Ha habido una proliferación de clínicas.

Hay 307 en España. Somos el líder europeo

en tratamientos de fertilidad. El tercer país del mundo.

Una potencia en esto.

Tú encontraste tu nicho de mercado abriendo una "low cost".

Tienes al sector enfadado. Sí.

Porque has bajado los precios. ¿Cuánto?

Aproximadamente, entre un 30 y 40 %.

Si puedo hacer esta medicina a este precio

es porque se puede hacer.

La reflexión la deben hacer ellos.

Pero pasa que puedes conformarte ganando para vivir

o puedes conformarte ganando para hacerte millonario.

¿Dónde ahorras coste? Uso un solo equipo médico.

No tengo un gran número de empleados...

Ahorro dinero en que voy a otra clínica

que ya tiene toda la infraestructura montada

y alquilo aquello en lo que yo no he invertido

para poder encarecer o tener que encarecer este precio,

de tal manera que le saco partido.

-¿Le puedes enseñar cómo pincharme? Es que me pincha fatal.

-Te voy a poner una inyección para enseñar a Esteban.

Es supersencillo.

Nos desinfectamos las manos. Tú te las puedes lavar.

Ahí, perfecto.

Coges un pequeño pellizquito y luego, sin compasión.

-No he notado nada.

¿Cómo te afecta la medicación?

Como si tuviera la regla, pero multiplicado por 1000.

(Música pop relajante)

Vale. Ya sabes, la ecografía es vaginal.

Usamos un guante de plástico en lugar de látex.

Además de ser más barato, produce menos alergias.

Es más barato que un preservativo, como usan en otras clínicas.

Mucho más barato.

Quizás 1 euro por preservativo y a lo mejor esto es 0,10.

Aquí tienes el ovario derecho.

No hay quistes, ni pólipos, no hay miomas. El útero está bien.

-Que vaya bien. -Estás ocupado.

(Música pop melancólica)

-Dile que me imprima el listado para París.

El de Londres ya lo tengo.

Un besito. Hasta luego.

Mónica, ¿cuántos años tienes? 46.

¿Has renunciado a ser madre? Sí. Soy vieja.

He estado 15 años dedicándome a la misma profesión

y no me ha dado tiempo a pensar en mí.

Y me siento joven. Pero hormonalmente no lo somos.

Entonces con 42 me quedo embarazada.

¿Natural? Natural.

Y lo pierdo.

Y entonces entro en esa onda de plantearme ser madre.

Mónica, ¿dónde vas?

París, Londres después. Bélgica y Holanda.

¿A qué te dedicas? Soy guía de turismo.

Las que van con el micrófono diciendo: "A la izquierda esto".

Imagínate: 15 años así. ¿Cuándo voy a pensar en ser madre?

¿No has encontrado el momento de ser madre

porque te para tu carrera? Obviamente.

¿Tú recurriste a la sanidad pública?

Bueno, no tengo opción.

¿Por ser mayor de 40?

Porque soy mayor de 40 y estoy sola.

Eso lo han cambiado, lo de madres solteras y lesbianas.

¿Qué siente una cuando le dicen:

"Se te ha pasado el arroz"?

Así no te lo dicen nunca.

Te dicen: "En España, la barrera legal

para acudir a estos tratamientos tiene el tope en los 50".

Eso te lo dice un comercial que te quiere vender un producto,

un paquete de medicina reproductiva.

¿Sientes que te engañaron?

A lo mejor no fue:

"Vamos a por esta", y se frotan las manos.

Pero sí: "Esta es otra que tiene poca información".

¿Sentiste que había mucho mercadeo en el negocio de la fertilidad?

Es asqueroso.

Porque estás jugando con una ilusión de tu vida:

ser madre o no ser madre.

No es comprarte un Mercedes o un Renault.

¿Cuánto tenías ahorrado?

7.000 euros.

¿Cuánto te gastaste en tratamientos?

Los 7.000 euros. Todos tus ahorros en una vida.

Esta es la clínica que elegiste. Especialistas en Fertilidad.

Tu mes: "Black Friday", viernes negro de descuentos.

5 %. Y pone: "todo gratis".

Pruebas gratis, inseminación gratis.

Luego habrá una letra pequeña.

Todo son como paquetes promocionales.

Creo que está hecho a propósito. Tienes tantas opciones

que no es posible que no haya un "no".

Estás empresas están para ganar dinero y es lícito

que ganan dinero y es entendible porque deben pagar sueldos.

Pero ¿sientes que no te ponen el tratamiento adecuado...?

Pero, Teresa, es que estamos hablando de salud.

Yo, después de aquellos episodios de hormonarme

he tenido bastantes problemitas.

¿Ah, sí? Sí, claro.

Te están metiendo mano todos los días.

¿Tuviste una infección? Sí.

¿Tú lo intentaste con tus propios óvulos?

Claro. Porque me dijeron... ¿Con cuántos años?

Con 44.

¿Sabías que la probabilidad de quedarte embarazada

con tus propios óvulos era remota? No, no lo sabía.

¿Lo hubieras hecho de haberlo sabido?

No. Hubiera preferido que me hubieran dicho:

"Haz un esfuerzo económico mayor,

pero no hagas esto, porque hormonarse es peligroso

y las posibilidades de que salga bien son muy pocas".

Tú solo has hecho un tratamiento. Solo uno.

En una clínica. ¿Por qué te decidiste por esta?

Porque había mucha publicidad. Por los autobuses de todo Madrid

me encontraba barrigas y caritas de niños preciosos.

Y mira allí: "Cirugía corporal, facial, de pecho".

Ah, porque en esta clínica comparten cirugía estética:

aumentos de pecho, liposucciones,

con medicina reproductiva. Con el sueño de tu vida.

Entras y dicen: "¿Qué quieres, un bebé o unas tetas?".

Esta empresa es una cadena y tiene franquicias.

Es un negociazo.

Si pudiéramos juntar 80.000 euros, podríamos abrir una clínica.

Yo no soy ginecóloga. Ni yo.

¿Y no hace falta? No.

Hemos intentado ver el proceso

que tienen para seleccionar a los franquiciados,

pero nos han cerrado las puertas. Lógicamente.

Hay mujeres que deciden inseminarse en su casa

con el semen de un desconocido contratado por internet.

Estos hombres cobran entre 50 y 100 euros.

Buenas tardes, Marcos. Hola, Teresa.

¿Cuántas veces has acudido a un hotel o a una casa

a ofrecer tu semen a una mujer?

Muchas, la verdad. Por lo menos, diez o quince veces.

Puede ser tanto gente que está en pareja

como gente soltera que quiere tener un hijo.

Como es un tema sensible,

¿subimos y continuamos la conversación?

Marcos, me choca mucho tu perfil:

familia, con hijos, que su mujer no lo sabe.

¿Y si abres la puerta y está a la mejor amiga de tu mujer?

Puedes encontrarte con alguien conocido.

Gajes del oficio. ¿Te ha pasado?

No. La verdad es que no.

¿Cómo decidiste ofrecer tu semen a las chicas

por si quieren ser madres y no tienen pareja?

Encontré de rebote una página web,

que ofrecía este tipo de encuentros, por así decirlo.

Y yo incluso, con mi mujer,

ya después de tener hijos, dijimos:

"Podría ir a un banco y donar".

Pero en los bancos de esperma, a partir de los 35 no te aceptan.

Se venden por internet "kits" de inseminación.

¿En qué consiste?

Básicamente, lo que incluyen es un bote,

como el que se puede comprar en farmacias,

para que el donante introduzca su semen.

Incluye también la cánula con una jeringuilla.

Para manejarlo también traen una especie de suero

para licuar el semen y que fluya mejor.

Y tú se lo das y ya te vas. ¿O esperas a que...?

No, a partir de ahí acaba mi tarea.

¿Dónde te anuncias?

Por ejemplo, en esta página.

Este sería tu perfil: europeo. Estado civil, en pareja.

Altura: 1,80. Color de ojos, verde. Color de pelo, moreno.

Nos llama mucho la atención que una española de clase media

con trabajo, con estudios,

pueda solicitar semen a un desconocido.

Se da. ¿Qué tarifas hay

en chicos que hacen lo que tú?

He oído de gente que pide hasta 700 euros.

Pero ¿la media está en...?

A lo mejor está en 50 o 100 euros. 150 euros.

¿Cuántos hijos tienes? Dos. De 9 y 5 años.

Si llega el día de mañana un chaval y dice:

"Hola, soy tu hijo biológico"?

Tendré que enfrentarme a esa situación.

La persona interesada en tu semen recibe un mensaje tuyo

antes de hacer el intercambio

en el que podemos ver... ¿un seminograma?

Sí. Vamos a verlo.

Sí, un seminograma y análisis de ETS.

Me parece que es muy peligroso

contactar con alguien que no conoces

e introducirte un semen,

que por mucho que la persona te dé un seminograma,

puede estar falsificado, puede ser de su primo...

Es un riesgo para la salud. Completamente.

Se basa en una relación de confianza.

Encontramos en internet muchas mujeres que buscan semen

y hombres que ofertan su esperma.

Me llama la atención el perfil de Manuel,

un donante de semen en Madrid.

Dice tener 30 años de experiencia.

(LEE)

Vamos a quedar con él.

¿Manuel? ¿No? Perdón.

¿Manuel?

¿Teresa? Encantada de conocerte.

Tú entregas el semen y desapareces. Sí, por supuesto.

¿Cómo haces el intercambio?

He estado hace dos minutos en un bar y lo acabo de hacer.

Espera. ¿Que has estado en un bar de aquí enfrente

y te has masturbado? Sí.

¿Y traes el bote? Sí.

A ver.

Vale. Manuel, no sé cómo decirte esto.

Yo me dedico profesionalmente al periodismo,

soy periodista de RTVE.

Si quieres paramos y lo hablamos.

Te pido que entiendas

que estamos haciendo un reportaje de servicio público

y queremos tener tu testimonio. Es muy importante.

Te agradezco que lo hayas reconsiderado

y que nos des la entrevista.

Es beneficioso que se conozca cómo las clínicas de fertilidad

estafan a las clientas.

Y hay una terapia más, que son los donantes particulares.

Me asombra que digas que las clínicas

estafan a las clientas,

porque muchas clínicas pensarían

que usted es el que estafa a las clientas.

Cobran el servicio a pesar de que la mujer

no se quede embarazada.

Cuando das tú el semen tampoco hay garantía.

No: hasta que no se quede embarazada, repito y repito.

Por 300 euros, repites las veces que haga falta.

¿Cuántas veces has llegado a repetir?

Pocas, porque soy muy efectivo. ¿Usted cuántos años tiene?

Soy un hombre ya maduro-adulto.

En una clínica de fertilidad no le admitirían.

Ahora mismo no.

Según los estándares médicos, su semen no es de buena calidad.

¿Estándares?

A partir de una edad, baja la calidad.

Yo tengo una fertilidad demostrada de 30 años de profesión.

¿Qué tipo de mujer recurre a ti?

Pues hay de todo tipo.

Muchas mujeres quieren ser madres solteras

y no soportan convivir con un hombre.

Hay gente que va a la clínica, se gastan un pastizal,

y se arruinan económicamente, y eso pasa en todos los países.

Y acuden a mí después. ¿En todos los países?

Tu clienta será madrileña. No. Vienen de miles de kilómetros

para que yo las insemine. No me lo creo.

Hola, ¿qué tal estás? -Muy bien. ¿Y usted?

Tuiteo esta frase:

"Quieres quedarte embarazada por los motivos que sean?

Ponte en contacto conmigo por Whatsapp y lo hablamos".

Lo copio y luego con esta frase

busco lesbianas, por ejemplo.

Estás en conversaciones con una chica de Perú

que está dispuesta a venir a España.

Hola, Sonia. "Aló".

-Sonia, soy Manuel. ¿Qué tal estás?

-"Hola, Manuel. ¿Cómo estás?".

-Muy bien. Estuvimos hablando ayer por la noche. ¿Te pillo bien?

Quisiera saber en qué te puedo ayudar.

-"El tema de la donación. Yo quería saber

cómo lo revisaba, en qué consiste".

-Si quiere bote, bote. Si quiere hacerlo al natural, al natural.

Lo único es que se tendría que trasladar a España

que es donde estoy.

Pero sería lo único. Solo tendría que pagar el pasaje.

Sonia, me llamo Teresa. Perdone por el asalto.

Soy una periodista de RTVE.

Me gustaría hacerte un par de preguntas.

¿Cuántos años tienes? "Yo voy a tener 36".

¿Y te fías de alguien que conoces por internet?

"Mire: no me confío mucho,

porque tendría que conocer a la persona

y recién estoy conociéndolo.

Todavía no puedo determinar que él pueda ser mi donante".

Si encuentras un donante interesante en España,

¿te trasladarías a España?

"Sí, sí lo haría. Podría escoger un banco de semen

pero prefiero conocer un donante,

saber cómo es, como me dice Manuel:

su genética y saber un poco más.

Mi anhelo es tener un niño sano".

Y lo deseas con toda tu alma.

Para estar buscando donante así, me imagino que tu deseo

es ilimitado. "Así es".

Te deseo suerte, que cumplas tu deseo,

y que te protejas, por favor.

Estamos en Marbella.

Aquí está el banco de óvulos más grande de Europa.

El comercio de óvulos está prohibido

y se utilizan eufemismos.

En vez de decir que una donante cobra entre 600 y 1000 euros

se dice que recibe una "compensación económica".

Hola. ¿Eres Elena? -Hola, encantada.

-Encantada. -¿Qué tal?

-Bien, bueno.

-¿Qué tal? -Las hormonas revueltas.

-Gracias.

Buenos días.

Os hemos citado aquí porque sois donantes de óvulos.

¿Desde cuándo donáis óvulos?

Yo desde hace un año. Tres veces.

-Yo cuatro.

¿De cuánto es la compensación económica?

De 1000 euros.

O sea, que tú te has sacado 3000 euros

y tú 4000.

¿A qué os dedicáis profesionalmente?

Yo estoy en paro. -Yo soy cajera.

¿OS ayuda esta inyección económica?

Evidentemente sí. Es dinero.

A mí, cuando dono, a lo mejor me salva el mes.

Pero yo cuando entré en quirófano la primera vez

me eché a llorar. Estaba sensible.

Porque me daba sentimiento el saber que una mujer

iba a poder ser madre por mí.

¿Sabíais los riesgos que tiene?

Realmente, el riesgo es el de entrar en un quirófano.

Puede haber hiperestimulación ovárica,

y torsión ovárica.

Hay mujeres que han perdido un ovario.

¿Eso lo pensáis o no?

Si te pones a pensarlo, no haces nada.

-Eso ocurre si no haces caso a los consejos

que la coordinadora te explica.

-Hay unas pautas.

Donáis en una clínica que tiene el banco de óvulos

más grande España. Exportan óvulos a toda Europa.

Cuando vengan, van a tener el arte que tenemos nosotras.

Van a venir pidiendo jamón y vino.

Bueno, ¿nos vamos? Vamos.

¿Hay alguna limitación? ¿Cuántas veces podéis donar?

Realmente son seis, nacidos en España.

Solo podéis tener seis hijos biológicos en España.

(AMBAS) Hola.

Tenía cita con Marta.

-Vamos a consulta y lo hablamos.

Azahara, ¿qué tal después de la última punción?

-Muy bien.

-Como sabes, hay que dejar 3 meses entre una donación y otra,

siempre con una paciente compatible.

En España es legal que haya una compensación económica.

En Italia y en Francia no se permite.

¿Exportáis a estos países? Sí, exportamos a toda Europa.

¿Notáis que hay mercadeo? ¿Competencia entre clínicas?

Sí la hay.

La competencia está haciendo que nuestras donantes

a lo mejor nos pregunten

si por una donación nueva subimos la compensación

porque en alguna clínica que han ido a informarse

le han dicho que se la aumentan.

Solo se puede pagar entre 600 y 1000 euros.

Es una recomendación.

¿Y hay clínicas que por debajo dan un poco más?

Sí lo hacen.

(HABLA EN LENGUA EXTRANJERA)

(HABLA EN FRANCÉS)

(HABLA EN ALEMÁN)

Enrique, tú trabajabas de embriólogo en el extranjero.

Sí, en EE. UU. y en Italia.

Tenemos aquí a tus coordinadoras de pacientes.

Y a las de donantes. Coordinadora de banco y de donantes.

¿Cuántos trabajadores tienes? Estamos en unos 80 u 85.

Empezamos hace seis años seis personas

y ahora somos 80-85 en seis clínicas.

Porque hemos crecido.

¿Y el próximo año abrirás más?

Hay programadas tres clínicas para el 2019.

Buenos días.

Vemos a la ovodonante sedada.

La punción ovárica es el final de proceso

de la donación de una donante.

-Aquí estamos viendo uno de los ovarios

y esa es la aguja que entra... Esta es.

Aspiráis como si fuera un pequeño aspirador

cada uno de los ovocitos.

Hemos dado un rodeo, pero el quirófano está justo al lado.

El quirófano debe estar justo al lado del laboratorio.

Y Cristina en este momento está viendo el líquido

que trae la enfermera y contando los óvulos.

¿Cuántos óvulos llevamos?

¿Diecisiete? (MUJER) Dieciocho.

¿Dieciocho es una cantidad normal en una donante joven?

Sí. La media de óvulos maduros está en 14-15.

Y ahora vemos cómo Cristina va a seleccionar el espermatozoide.

Está colocando el óvulo en la posición

donde ella quiere introducir el espermatozoide,

succiona un poco para romper la membrana

y deposita el citoplasma dentro del óvulo.

Y sale con mucho cuidado para no dañar el óvulo.

Sería como una relación sexual, pero en laboratorio.

¡Pum!

Luego se mete en un útero artificial, en una incubadora.

Exacto. Que son estos incubadores que tenemos aquí.

Finmar 3008 varilla 4.

Tú tienes dos negocios: una clínica de reproducción

y el otro es el banco de óvulos.

Lo que está sacando de este tanque

son óvulos vitrificados.

Sí, son óvulos vitrificados que hemos almacenado.

¿En cada uno hay un óvulo?

No. En cada uno hay seis óvulos.

¿Qué compensación económica os da una clínica por seis óvulos?

Entre 2800 y 3000 euros por un pedido de seis óvulos.

Tú das una compensación económica a una donante

de 1000 euros y tú le sacas, como poco, 6000.

Sí, 5500 o 6000 euros aproximadamente cada punción.

O sea, que hay margen de beneficio.

Bueno, la compensación económica son 1000 euros,

pero la medicación y el personal que requiere,

las instalaciones... El beneficio no es tanto.

Utilizamos el eufemismo de "compensación económica",

cuando sí hay una compraventa. Pero no se puede decir.

Realmente es un pago por los servicios médicos

de captar la donante, estimularla,

congelar los óvulos, almacenarlos...

-4943 varilla dos.

La tasa de infertilidad está creciendo mucho.

¿Crees que dentro de unas décadas

será normal concebir hijos en el laboratorio?

Sí, sí.

Pensamos que dentro de 20 o 25 años

el sexo será sexo y la reproducción será "in vitro".

¿Todos? Todos.

Claro: cada vez queremos tener hijos más tarde,

queremos vivir nuestra juventud, y cuando pensamos en maternidad,

pensamos en los 38, 39 o 40 años

y ya necesitamos un tratamiento de reproducción asistida.

Eso en las mujeres, pero la calidad del semen

ha caído en picado. Sí.

El semen de nuestros abuelos era mejor que el de nuestros padres

y el de nuestros padres mejor que el nuestro.

Hay productos tóxicos para el esperma.

Las latas de fabada asturiana, las latas de comida,

la película blanca que recubre la lata,

es tóxica para los espermatozoides.

Ahora me pasáis un listado

de lo que está preparado y lo que no.

¿Qué os falta?

-Falta cerrar las cajas, poner las presillas...

Los de transporte vienen en 15 minutos.

-Nosotros estimulamos donantes bajo pedido.

Nos llega una solicitud de óvulos,

hacemos una propuesta de una donante a estimular

y estimulamos a la donante si el centro acepta los óvulos.

Porque en Marbella hay 150 nacionalidades distintas.

Nosotros encontramos la donante rubia con ojos azules

y la morena con ojos marrones.

Chicos. Esta es la tuya.

Esta va a Sicilia, esta a Madrid y esta va para Barcelona.

Buenas.

-Hola, Enrique. ¿Qué tal? -¡Hola!

Encantada. Un placer.

-Amélie, que es paciente nuestra y viene de Francia.

Has venido a Marbella a someterte a un tratamiento.

La mayoría de pacientes que tenéis

¿de qué nacionalidades son?

Italiana, francesa e inglesa.

Se cree que el 40 % de los tratamientos

de reproducción asistida hechos en Europa

se realizan aquí, en España.

Exacto, sin competencia.

Alemania y Francia hacen muchos tratamientos,

pero nosotros realizamos muchos más.

¿Por qué has elegido España?

Porque primero, en Francia, de momento no se puede hacer

lo que estoy haciendo aquí con la clínica.

¿Qué no se puede hacer?

Mi caso es futura madre soltera

y eso no está permitido ahora en Francia.

¿Me estás diciendo que Francia

no permite que una mujer soltera se haga un tratamiento de estos

en una clínica privada?

No, todavía no es posible.

-En Italia tampoco es posible.

-España es un país pionero en ese sentido.

-Europa tiene una legislación uniforme:

la ley europea de reproducción asistida,

pero cada país tiene su legislación.

De tu facturación, ¿cuántas de tus clientas son extranjeras?

Tenemos un 75 % de pacientes extranjeras.

O sea, la mayoría.

Tú vives del turismo reproductivo.

Vamos a ver a las compañeras de "marketing".

Buenas. ¿Qué tal? Contadme un poquito.

-Mira, tenemos unas cuantas propuestas.

-Hay que reforzar lo que pusimos en Navidad. Empieza la universidad.

-Sí, tenemos también el Ovo-Match.

-Del autobús son las nuevas propuestas.

-Acordaos de no poner nada de compensación económica.

Estamos viendo las campañas de publicidad

que tenéis en Málaga y que vais a reforzar

de cara a la primavera-verano.

Como necesitamos donantes, siempre estamos con campañas.

No decís: "Compro tus óvulos por 1000 euros",

porque eso estaría prohibido.

La publicidad para captación de donantes está controlada

y necesitamos permisos de lo que vamos a hacer.

La competencia dice que has esquilmado la ciudad,

que tenéis acosadas a las universitarias.

Que ponéis publicidad en todos sitios. ¿Es verdad?

No. Hacemos mucha publicidad, pero no agobiamos a nadie.

En las cajas del Ovo-Match, "mola un huevo".

-Vale. Lo hacemos así. -Hasta luego, chicas.

¿La tasa de éxito de la sanidad pública

es mayor o menor que la vuestra?

Normalmente, es menor que en las clínicas privadas.

¿Por qué? Uno: la sedación en las punciones.

En muchos hospitales se hacen punciones sin sedación,

con lo cual a la paciente le duele. Dos: que los embriólogos

o la unidad de reproducción no trabaja sábados y domingos, etc.,

con lo cual, las transferencias se hacen

en momentos no idóneos para tener el mayor porcentaje de éxitos.

Y tres: algo que es difícil de contar,

y es que los ginecólogos de los hospitales públicos

derivan pacientes a sus clínicas privadas.

(Música emocionante)

La Fe es el hospital público español

que realiza más tratamientos de reproducción asistida.

Tiene una lista de espera media de dos años.

Andrea, tienes 32 años.

Llevas 3 años en tratamiento en este hospital.

¿Cómo ha sido este periodo?

Muy duro. Son tres años de altibajos emocionales,

de hormonación, frustración, tristeza...

Y lo peor ha sido el tratamiento para la inseminación artificial,

en el que te sientes un útero más.

¿Por qué te sentías un útero?

Bueno, había muchas mujeres en la sala de espera,

te tirabas horas para que te atendieran,

y según entraba una, salía otra. No te miraban ni a la cara.

¿Cuánto tardó la lista de espera? Estuve cuatro meses

hasta empezar el tratamiento para inseminación artificial.

¿Y hasta llegar al "in vitro"? Dos años.

Bueno, mi caso es particular,

porque durante ese años sufrí un cáncer de mama.

Me hicieron una preservación de óvulos: congelaron nueve,

nueve ovocitos, como dicen ellos.

Me dan la noticia de que, de los 9, han fecundado seis.

El día de antes de la transferencia,

me llaman: que han tenido un problema con la incubadora

y que mis seis embriones se han muerto. Para mí, han muerto.

Y si no lo consigues, te vas a la privada.

No vas a tirar la toalla. No, nunca.

¿Tienes ahorros para pagar una privada?

No.

¿Qué estarías dispuesta a hacer? Pediría un préstamo.

Igual que pides un préstamo para comprar un coche,

¿cómo no voy a pedirlo para conseguir el sueño de mi vida?

-Hola, ¿qué tal?

-Quería comentarte...

Una paciente pendiente de tratamiento,

una baja respondedora.

-Le podemos poner los estrógenos previos...

-Podemos hacer una valoración... Hola. ¿Doctor Rubio?

Adelante.

Es el jefe de reproducción asistida de la Fe.

Encantada. Mucho gusto.

¿Por qué la tasa de éxito de la sanidad pública

es mucho más baja

que la tasa de éxito de la privada?

A nivel de medios, las consultas privadas,

sobre todo en el laboratorio,

están mejor dotados que los servicios públicos.

En donde las dotaciones,

a nivel administrativo, van más lentas.

Nos vamos incorporando más lentamente.

En este centro habéis conseguido

tener un anestesista para sedar a las pacientes

cuando hacéis la punción,

que es introducir una aguja y extraer los óvulos.

¿Por qué en la mayoría de hospitales

a las chicas no las sedan, y tienen mucho dolor?

Tienes que coordinarte con el anestesista

para saber que a cierta hora tienes que tener un anestesista

contigo en el quirófano.

¿Y si no tienes un anestesista?

Tendrás que organizarte según las posibilidades.

Entiendes que no es lo ideal.

No, lo ideal es que la paciente

esté en las mejores condiciones para ella.

Y las mejores condiciones, yo pienso, son con sedación.

Otra cosa preocupante

es que en la mayoría de hospitales públicos

los embriólogos no trabajan el fin de semana.

Entonces, si la transferencia toca en sábado o el domingo,

la punción la adelantan al viernes o la retrasan al lunes.

Y las tasas de éxito caen porque no se hace cuando toca.

¿Has conseguido que tu equipo trabaje en fin de semana?

En primer lugar, el adelanto

o el retraso de la indicación de la punción,

a nivel medicamentoso, farmacológico,

la medicación te permite jugar un día arriba o abajo.

Sí que es cierto que nuestra administración

sí que nos ha apoyado siempre

e intentamos, dentro de nuestras posibilidades,

trabajar de lunes a sábado.

Incluso, los biólogos vienen los domingos

a ver la evolución de algunos embriones.

¿Qué tal? Vamos allá.

¿Qué estáis comprobando ahora?

Estamos comprobando que los embriones

se han quedado en el útero de la señora

y no se han quedado en la cánula.

¿Cuántos se han transferido? Dos embriones.

Voy a decirles a la ginecóloga y a la paciente

que todo está bien. Y el gesto médico ha terminado.

Bueno, muy bien. Todo perfecto.

Mucha suerte con todo.

-Mucha suerte, cariño.

-Todo esto son incubadores. Aquí hay embriones.

¿Cuántos hay en cada incubador?

Lo ideal sería poner uno o dos pacientes por incubador.

Pero cuando tienes muchos pacientes y pocos incubadores,

estás obligado a poner, dos, tres o cuatro casos.

La demanda de pacientes es tan grande

que la pública no puede hacer frente.

Es tremenda.

Nosotros no paramos nunca.

El laboratorio y la unidad en general

atiende a todos los que puede.

Pero hay tal demanda que no damos más de sí.

Hemos entrevistado a Andrea, una paciente,

y ella tuvo un cáncer,

congeló óvulos,

para luego fecundarlos y tener embriones.

Y parece ser que hubo una bajada de la luz

y se vieron afectados y fallecieron todos

porque hubo cambio de temperaturas.

¿Suele pasar o fue algo excepcional?

Es algo casi imposible.

-Circunstancias de este tipo son enormemente extraordinarias

y gracias a los controles establecidos

se evitan en el 99,99 % de los casos.

(Música relajante)

Estamos en Gran Canaria. Buscamos a una mujer

que ha sido indemnizada con 315.000 euros

por haber sido fecundada con un semen erróneo.

Se sometió a un tratamiento de fecundación "in vitro"

en esta clínica privada.

Pactaron que se haría con el semen de la pareja y no fue así.

Años después sigue sin saber

quién es el padre biológico de sus hijos.

Buenas tardes. Por fin, ¿qué tal?

Bien. Encantada.

¿Por qué no quieres que se vea tu cara en la entrevista?

Sinceramente, porque creo que mi cara no es la noticia.

Soy tímida. ¿Cómo han sido estos seis años

desde que te enteras de que tus hijos

genéticamente no son de tu expareja?

Pues una lucha diaria,

desde que te levantas hasta que te acuestas.

Me levantaba y me acostaba llorando sin que me viese nadie.

La clínica ha tenido que indemnizarte.

¿El dinero restituye el daño? Claro que no.

No hay dinero que restituya el daño que me han hecho

y el daño que le han hecho a mis hijos.

¿El director de la clínica y el equipo directivo

que había cuando ocurrió esta negligencia

continúa en la clínica? Los mismos.

Los mismos. Los mismos.

¿No había ninguna dimisión? ¿Ningún cese?

Los mismos.

A mí, como mujer, me han dejado

a la altura del betún, pisoteada.

¿Por qué te sientes pisoteada?

No asumieron en ningún momento el error.

El argumento que tenían era que había sido infiel.

Lejos de pedirte una disculpa, te llamaban adúltera.

Sí.

Y tras la sentencia, ¿cambian de opinión?

No. Y siguen con la actividad.

Cristina, eres la letrada de Tania,

que demandó al Instituto Canario de Infertilidad.

Tu clienta tenía claro que fue una negligencia,

un error de laboratorio.

Pero probar una negligencia es difícil. ¿Cómo lo lograste?

Se pudo demostrar que no cumplieron una serie de protocolos

a la hora de custodiar.

Básicamente, porque no había protocolos.

O sea, que no hubo una trazabilidad

de qué día se extrae el esperma y qué cadena lleva hasta...

Por lo menos, en la mesa no pudo ponerse de manifiesto

que había existido esa cadena de custodia.

Una vez que está esta sentencia

y que la ratifica el supremo,

¿no os han pedido perdón en ningún momento?

En ningún momento.

Buenos días.

Queríamos hablar con el director.

¿No va a hacer declaraciones?

Vale. Muchísimas gracias.

Lo hemos intentado por teléfono, por "email",

y ahora en persona. No quieren hacer declaraciones.

La opción más cara de ser padres

es a través de la gestación subrogada,

lo que se conoce como vientre de alquiler.

Cuesta entre 45.000 y 150.000 euros.

(NIÑA) Es un cuadrado. (MUJER) -Sí.

¿Y este de aquí?

Sonia, ¿por qué decidiste ser madre por gestación subrogada?

Era la única alternativa que tenía

para cumplir mi sueño de ser madre.

Yo sufrí un cáncer con 38 años

y tuve que pasar por 16 sesiones de quimioterapia,

seis operaciones, una de ellas de once horas.

Y conseguí ganarle la batalla a la enfermedad

y me enfrenté al duelo de la infertilidad.

Fue doloroso, pero a la vez,

yo siempre digo que la vida cierra puertas, pero abre ventanas.

Mi ginecólogo, de un hospital público de referencia de Barcelona,

nos habló de la gestación subrogada.

Y entonces empezamos a desmontar mitos y prejuicios

que nosotros teníamos.

Pensábamos que eso lo hacían los ricos y famosos

y nosotros no lo somos.

Miguel Bosé, Ricky Martin,

la imagen es de gente con mucho dinero.

Porque eso es lo que sale en los medios,

pero el 80 % de parejas que recurrimos a ello

somos parejas heterosexuales.

Estoy viendo una foto de familia. ¿Me la acercas?

Esa es nuestra familia.

Somos una familia de cinco. Estás tú,

la gestante, tu marido y las dos niñas.

Claro. Para nosotros, es muy importante

revelar los orígenes biológicos de nuestras hijas.

A Lucía le preguntas dónde ha nacido y dice: "En Chicago".

¡Christine!

EE. UU. es uno de los países más caros

para hacer este tipo de práctica. ¿Por cuánto os salió a vosotros?

Más o menos, globalmente, fueron unos 120.000 euros

aproximadamente.

Teniendo en cuenta que hay una parte,

la parte médica, lo que yo hubiera pagado aquí

por la clínica de reproducción: 8000 o 10.000 euros,

nosotros pagamos 42.000 dólares.

Por el mismo tratamiento. Sí.

¿Teníais 120.000 euros ahorrados?

No. Nos hemos tenido que hipotecar y pedir ayuda

a nuestra familia para hacer este proceso

en un país que nosotros sentimos

que ofrecía las máximas garantías legales para todas las partes.

Christine vive en Chicago.

-En un pueblecito en la zona urbana de Chicago.

-Y ella está con su marido, que se llama Brian.

¿Ella es de clase baja?

¿No llega a fin de mes? Ese es otro mito.

-Más allá de lo que gane,

que gana más que nosotros,

su nivel de vida...

-Ella es directora de una empresa. ¿Y qué le motivó?

Cuando nos conocimos, sus hijas tenían dos años

y decía que lo pasó tan mal de ver que estuvo a punto de no ser madre

que desarrolló una empatía especial

con una mujer que no podía gestar.

Y conoció nuestra historia, se emocionó muchísimo

y ella y su marido decidieron voluntariamente ayudarnos.

Su marido decía que ver a su mujer hacer eso le hacía quererla aún más.

¿Dónde estuviste anoche,

que te quise dar un beso

y llorando como un niño

por tu culpa no lo quiero?

Las organizaciones feministas

están en contra de la maternidad subrogada.

Hemos quedado con un grupo que prepara una protesta

que va a realizar en los próximos días.

¿Cómo vais con el tema de los carteles?

-Vamos a hacer dos de 25.

Y otros eslóganes.

-Las hacemos dobles.

Hola. Vengo un poco intimidada:

nos citáis en un sitio, no podemos sacar la fachada;

venía andando y había un vertedero,

unas chabolas..

Parece que vengo a entrevistar a un grupo ilegal.

Bueno, casi, casi, a veces.

Nosotras somos Femen, el grupo de Femen en España.

Y no podéis sacar el exterior por un tema de seguridad,

porque nuestras acciones atacan a sectores concretos de la sociedad

que en muchas ocasiones son extremistas.

Y ya hemos tenido ataques hacia nosotras.

¿Estáis en contra de la gestación subrogada

en todos los casos?

Estamos en contra, primero, de los vientres de alquiler.

Pensamos que las palabras son muy importantes.

Estamos en contra de que se emplee a las mujeres una vez más

para el comercio.

¿En todos los casos?

(TODAS) Sí.

Estaríais en contra de una hermana

que se presta a gestar por su hermana.

Hombre, nosotras estamos hablando de vientres de alquiler

y estamos hablando de que se quiere proponer una ley

en concreto por el grupo de Ciudadanos...

Vamos a ver la protesta que hicisteis

justamente a Albert Rivera.

"En el momento en que Albert Rivera llegaba al acto de Ciudadanos

en Málaga, ocurría esto.

Dos activistas de Femen protestan al grito de 'Mi cuerpo no se vende'.

Demuestran su rechazo a la postura del partido naranja

a favor de la gestación subrogada".

-¡Mi cuerpo no se vende,

mi vientre no se alquila!

¡Mi cuerpo no se vende, mi vientre no se alquila!

Dentro del feminismo se han constituido dos plataformas

para luchar contra la gestación subrogada.

Alicia Millares es la portavoz de las dos.

Hola, Alicia, buenas tardes.

¿Por qué os habéis movilizado?

Nos hemos movilizado contra una práctica,

la del alquiler de vientres,

que de manera clara dice que quien se embaraza y pare

no es la madre.

Nosotras sostenemos que la madre es quien pare.

Si madre es quien pare,

firmar un contrato donde se obliga a la madre

a renunciar a ese hijo, ¿qué os parece?

Es indigno en términos éticos y jurídicos.

Es realmente tratar a esa mujer,

a esa madre y a ese hijo,

como un objeto de transacción comercial.

¿Tú te sentarías a dialogar con una mujer

que ha sido madre por gestación subrogada?

Me sentaría, pero sé que el debate está en planos diferentes.

¿Nos acompañas? Sí.

¿Gestación subrogada sí y no, en todos los casos?

Primero, estamos en contra de la práctica

del alquiler de vientres en todos los casos.

-Se puede hacer en aquellos casos en los que realmente

podamos asegurar que la mujer decide libre y voluntariamente,

y de forma consentida,

ser gestante y ayudar a alguien a crear familia.

-Una mujer se embaraza, pare, y su hijo

se le cede a terceros... -No es su hijo.

-Sí es su hijo. Perdona.

No confundamos. -No la confundas tú.

-La mujer que decide ser gestante no es la madre de ese bebé.

Los padres son los padres de intención.

-O sea, tú dices que eres la madre de esos hijos

porque aportas el óvulo. -O no.

-Pero sabes tan bien como yo que el material genético,

óvulos y semen, no es nada.

Para que eso sea algo necesitas a una mujer.

Esa mujer tiene la capacidad de transformar

esas células en un feto y después en un ser humano.

Quien nos escuche habrá deseado cosas muy intensas en su vida

que no habrá obtenido.

Pero no ha utilizado a terceras personas.

Es una realidad que cada vez hay más familias españolas

que recurren a esta práctica para ser padres.

¿Tú querrías que lo prohibieran en todos los países...?

Hay que ir a una prohibición internacional.

Eso es evidente.

Que genere la conciencia de que esto genera realmente

conflictos en los derechos de las mujeres

y en el derecho de los recién nacidos

a conocer su identidad y su origen.

-Yo pido que se haga una regulación ética y garantista

en nuestro país, que sabemos hacer las cosas bien.

Porque ese mercadeo está saliendo

gracias a que aquí no tenemos regulación.

Y esos intermediarios que hacen prácticas no éticas

y que se aprovechan de la parte emocional,

existen porque no hay regulación. Se frotan las manos

y engañan a la gente.

Las posiciones son irreconciliables.

Hola, muy buenas.

Dos cruasancitos.

Francis, estáis esperando una hija por gestación subrogada

en Georgia.

¿Cuándo salís de viaje? Ya. Esta misma tarde.

¿Nervios?

Nervios, por supuesto. Tensión, emoción, ilusión.

Hay mucha polémica con la gestación subrogada.

¿Era la única vía que teníais para ser padres?

Sí, en este caso, sí.

¡Hola! -Hola, amor.

-A desayunar.

-Vamos a seguir haciendo cosas, que nos vamos esta tarde.

-¿Estás nervioso? -Estás nervioso, ¿verdad?

-Tú me vas dando y yo voy metiendo.

Miriam, tú tienes un hijo biológico.

Has pasado un embarazo.

Fue normal las primeras semanas,

hasta que me puse enferma, por mi síndrome.

Entonces tuve una eclampsia

que desembocó en estar en el hospital de emergencia

porque a mí me perdían y perdían al niño,

y tuvieron que sacar al niño de cesárea con 27 semanas.

Un milagro que no tenga secuelas. Sí, porque nació con 700 gramos.

-Ni el niño ni ella.

-Yo puedo quedarme embarazada, no habría problema.

Pero a la hora de gestar...

-Hay un riesgo altísimo de que se quede por el camino.

Y os decantáis por Georgia.

¿Cuánto creéis que os va a costar?

Estamos en torno a los 50.000 euros.

¿Habéis pedido un crédito? Sí, claro.

¡Mira!

El chiquitín.

El gorrito, que allí va a hacer frío.

(Música popular georgiana)

Hemos llegado a Tiflis, la capital de Georgia.

Mañana nacerá el hijo biológico de Francis y Miriam.

Mil niños españoles nacen al año por gestación subrogada.

Desde que se prohibió esta práctica para extranjeros

en la India, México y Tailandia,

los españoles recurren mayoritariamente

a Ucrania, EE. UU.,

y se está haciendo muy popular Georgia.

Hola, Cecilia, buenos días. Buenos días.

Eres la dueña de la agencia que han contratado Francis y Miriam.

¿Cómo una española se abre un chiringuito aquí en Georgia?

Bueno, yo tuve que ser madre por gestación subrogada,

elegí Georgia porque es un país que me encantó

y decidí ayudar a otros padres y hacerles más llevadero el proceso.

¿Cuánto van a pagar Francis y Miriam por el proceso?

En su caso, 50.000 euros, más o menos, en total.

¿Qué comisión te llevas tú?

No trabajamos con comisión. Nos pagan por nuestros servicios

unos 6.000 euros y pico.

¿Y la gestante qué compensación tiene?

En Georgia pagamos unos 15.000 dólares.

¿No crees que os aprovecháis de mujeres en situación difícil

para que las españolas sean madres?

No. Nosotros revisamos la situación socioeconómica

de las mujeres y solo seleccionamos a aquellas

con una situación socioeconómica medio-alta.

Si una gestante a mitad de proceso dice:

"No quiero entregar a este niño, porque tengo un vínculo con él",

¿qué pasa?

Si ocurriera, el contrato que se firma ante notario

dice que los padres son los padres de intención. No podría.

(SALUDAN)

¿Cuántos años tienes? (LA INTÉRPRETE TRADUCE)

(INTÉRPRETE)-28.

¿Cuántos hijos biológicos tienes?

(TRADUCE)

Uno.

¿Has tenido otro hijo por gestación subrogada?

-Uno, sí.

¿Te podrías haber negado a gestar para ellos?

(HABLA EN GEORGIANO)

-No, es el tema tan frágil y tan importante para mí.

No me negaría.

¿Lo haces por dinero o por ayudar?

(INTÉRPRETE) -Las dos cosas.

-Bueno, chicos, mañana es el gran día.

-Intentaremos dormir.

-¡Chiquitito! ¡Hasta mañana!

-Nos vemos. -Nos vemos mañana. Mucha suerte.

(FRANCIS, EN GEORGIANO)

-Hasta mañana.

-¡Hasta luego! (SALUDAN EN GEORGIANO)

Hemos conseguido que una madre subrogada

acceda a que la grabemos en su casa y veamos su día a día.

¿De cuánto estás embarazada?

(INTÉRPRETE) Cinco meses.

¿Por qué prestas tu cuerpo para que otro matrimonio

pueda tener un hijo?

-Por tema de finanzas y por ayudar a otro.

¿Cuánto vas a ganar?

-15.000 dólares.

(INTÉRPRETE) -Soy peluquera.

El salario medio en Georgia es de 100 euros y pico,

¿tú cuánto cobrabas?

Jornada completa, 200 dólares.

¿Tú te sientes explotada un poco?

¿Forzada a vender tu vientre para sacar adelante tu familia?

No me siento forzada. No creo que es una explotación.

Según nuestro deseo, por mi propia decisión.

Tamar, tú eres profesora de universidad.

Haces de traductora porque hablas español.

¿Cada vez hay más chicas que prestan su cuerpo

para gestar el hijo de otro? Sí, cada vez hay más.

¿Crees que la mayoría lo hacen por un motivo económico?

Creo que sí.

¿Por necesidad? Por necesidad.

Tú has dado a luz dos veces.

Se crea una conexión muy fuerte con el hijo.

Tú no vas a poder hacer piel con piel, lo tienes que dar.

¿Crees que te va a costar?

No quiero concentrarme en esto.

Está esperando gemelos.

¡Estás esperando gemelos! ¡Madre mía!

El parto tiene más riesgos.

Está diciendo que lo principal en lo que está pensando

y en lo que se concentra es en que estén sanos.

(HABLA EN GEORGIANO)

¿Estas son tus hijas biológicas?

(HABLA EN INGLÉS)

¿Tu marido?

No tiene marido. Estás divorciada.

¿Te gustaría que tus hijas fueran madres subrogadas?

(INTÉRPRETE TRADUCE)

No les desearía.

¿No se lo desearías? ¿Por qué no?

Psicológicamente, a pesar de todo, es difícil.

(Música melancólica)

Que nos digan, ¿no?

Pasa.

Querría hablar con la gestante después de la cesárea.

Hoy no va a ser posible.

¿Ni antes ni después? No.

Una vez que entra, no,

y luego la dejan tranquila.

Necesita reposo, calma...

Te lo voy a contar ahora.

Vais a ir a la casa de Justicia. Os acompañamos.

Y pedimos el certificado de nacimiento georgiano.

Luego, él, como no hay consulado aquí,

viaja a Ankara, a Turquía,

al consulado español. ¿Y qué le va a decir?

Vamos a solicitar la inscripción del bebé

y el consulado la denegará.

Nos dejan la vía de una reclamación de paternidad biológica,

pero ha de hacerse en un juzgado en España.

Cuando se reconoce que biológicamente es tu hijo,

sigue sin ser hijo de Miriam.

¿Qué tenéis que hacer para que ella sea la madre legal?

Aquí Natia tiene que firmar una renuncia a ese bebé

para el gobierno español.

Se va al juzgado y se pide una adopción

por parte de Miriam de su hija biológica.

Tiene que adoptar a su hija. Someterse a un proceso de adopción.

Es tremendo

que tengas que adoptar a tu hija genética.

Ha llegado el momento. Solo podéis pasar uno.

Te quiero.

Suerte. Dile que no se desmaye.

¿Cómo estás, Francis? Superemocionado.

¿Muy emocionado?

Has estado presente en la cesárea. Es el nacimiento de mi hija.

Es así de bonita la vida.

(HABLAN EN INGLÉS)

(Música emotiva)

(HACEN CARANTOÑAS AL BEBÉ)

(HACEN CARANTOÑAS AL BEBÉ)

(Llanto del bebé)

(FRANCIS) Ya estás con nosotros, mi vida.

(Música emotiva)

(Llanto del bebé)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El negocio de la infertilidad

Comando Investigación - El negocio de la infertilidad

17 ene 2019

El retraso de la maternidad y la bajada de la calidad del esperma han provocado el aumento de la infertilidad en España. ¿Cuánto cuesta tener un hijo cuando no se puede? Además, se ha disparado un mercado en internet de venta de semen entre particulares.

ver más sobre "Comando Investigación - El negocio de la infertilidad " ver menos sobre "Comando Investigación - El negocio de la infertilidad "
Programas completos (472)
Clips

Los últimos 2.776 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos