www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3745842
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Zona VIP - ver ahora
Transcripción completa

¿Cómo estás?

-"Beautiful".

"Oh, my God".

Perfecto.

¿Esta es una cliente vip o no? Total.

El lujo es exclusividad y las cosas bien hechas.

El ser vip es...

Lo que quieras, lo tienes.

¿Quiénes se pueden permitir hoy

todo lo que está vetado para el bolsillo corriente?

Gel de caviar.

Reafirmante, antiedad...

¿Qué es lo que te hace sentir más exclusiva, más selecta?

Los relojes de diamantes.

Yo no tengo joyas, tengo zapatos.

Tengo como unos 300 pares de zapatos.

Si quisieran reservar

esta suite presidencial...

Puede estar de los 5000 a los 7000 euros.

A pesar del precio, tenemos mucha demanda.

¿Qué busca un cliente que alquila un yate

con un chef privado?

Siempre buscas un poco de exclusividad.

Nos parece un buen capricho.

Este tipo de vestido lo llevo un día de diario.

Está hecho con papel y tejido.

No hacen ofertas ni descuentos

y cada vez venden más.

¿Cuál es el té más caro que tienes?

Es un blanco muy muy especial, muy fino, muy plateado.

2000 euros. Y siempre está agotado.

¿Este es el vestido más exclusivo que tienes en la tienda?

Es uno de los más exclusivos. ¿Es un vestido de más de 3000 euros?

Ellos no tienen problema en pagarlo, quieren lo mejor.

Tres millones de euros solo para vacaciones.

O cuatro.

"Zona vip" hoy, en "Comando actualidad".

¿A quién no le gusta estar aquí?

Pero también hay que poner los pies en la tierra

y saber de dónde venimos y adónde vamos.

("She came along to me")

Hay quienes llegan a pagar más de 6000 euros

por tomar el té en una habitación de hotel exclusiva.

Unos buscan experiencias de lujo y otros las ofrecen.

Han descubierto un nicho de mercado que, a pesar de la crisis,

no ha dejado de crecer.

Hola, buenos días. Buenos días.

Somos de "Comando actualidad".

Preguntábamos por Beatriz Parreño, la diseñadora de té del hotel.

Voy a comunicarme.

Buenos días. Están aquí de "Comando actualidad".

Gracias.

Baja enseguida. ¿Y cómo se trabaja

están en un hotel tan vip y tan exclusivo como este?

Se ve pasar la historia. -Se ve todo, sí.

-Se ve pasar la historia. Aquí ocurren muchas cosas.

Aquí han visto pasar... -De todo.

muchos personajes, muchas historias...

La entrada en la Comunidad Económica Europea,

la boda del rey...

-25 jefes de Estado.

Casi podrían escribir un libro aquí los conserjes de este hotel.

Con tomos. Además, con varios tomos. Una colección.

¿Aquí se aloja solo gente vip? ¿Qué es eso?

No. El ser vip es...

Lo que quieras, lo tienes.

Esa es básicamente la definición.

Hola, Beatriz. Buenos días.

Julia, de "Comando actualidad". -Mucho gusto. Bienvenidos.

Esto de diseñadora de té...

¿Qué es?

Exactamente, ¿esto qué es?

Bueno, pues asesoro toda la parte...

del tema que tiene el hotel interior de té:

todas las fiestas de té,

todos los "afternoon" que preparamos...

que es una experiencia de lujo exclusiva exclusiva en Madrid.

Y veo que empiezas el día en ropa deportiva.

Fíjate.

Imagínate.

Tengo que empezar por la mañana siempre con mucha energía,

un gran té rojo y... unos cinco kilómetros.

Cuando trabajas aquí, vives aquí. Has bajado de una habitación.

Sí, vivo en la 408, frente al Prado.

Buenas. ¿Qué tal?

Buenos días. -¿Qué tal?

Es otro de los conserjes del hotel. Sí.

¿Cuántos son? Ocho.

¿Cuántos años lleva trabajando aquí? Aquí, poquitos, unos 15.

¿Hay que estudiar protocolo o ser bastante protocolario

para trabajar aquí y atender a estos huéspedes vip?

Tenemos todos la suerte de pertenecer a las Llaves de Oro.

¿Qué es esto? Las Llaves de Oro.

Una asociación internacional, la más antigua que hay en España.

Es una asociación mundial de conserjes.

("Where the sun goes", Redfoo)

Buenos días de nuevo.

Felipe, tú eres el entrenador personal del hotel.

-Sí.

¿Y cuánto cuesta esto, venir a un hotel como este

y acceder a un servicio como el tuyo?

Actualmente, el Hotel Ritz tiene ese servicio gratuito,

y el cliente dispone de él.

-Felipe, nos vemos el jueves.

No me maltrates mucho. -No te preocupes. Venga, chao.

Hasta luego. -Adiós. Hasta luego.

Llegamos a tu habitación. Sí.

Yo vivo en la cuarta planta.

Aquí hasta los ascensores tienen alfombra.

Moqueta. Sí. La verdad es que...

Y están tapizados. Es una maravilla.

¿Cuántos días a la semana trabajas aquí?

Generalmente, dos días.

Pero hay veces que tengo que estar como toda la semana.

Bueno, pues yo vivo en la 408.

Si me acompañáis por aquí.

Mi hijo, cuando viene, se reboza por aquí.

Se tumba.

Bienvenidos a... a casa.

Dentro de tu contrato como diseñadora de té,...

Sí.

entra el alojamiento. Sí, exacto.

En una...

habitación como esta, ¿no? Sí. Además, es...

¿De cuánto es esta cama? Pues no lo sé.

Pero, a veces, vengo con mi hijo y con mi marido.

Entonces, esta habitación está preparada.

De hecho, esta puerta que hay aquí da

a otra habitación extra.

¿Cuánto cuesta reservar una habitación como esta?

Pues depende del año, pero creo que oscila

entre 600 y 800 euros, habitualmente.

¿Hay que invertir mucho dinero en estilismo

para trabajar con gente tan vip?

Sí que hay que invertir dinero,

y tiempo.

Me elige la estilista que tengo. Tienes una estilista.

Sí, sí. Te viste para trabajar aquí.

Para trabajar y para todos los eventos que tengo.

Es muy buena. Esto siempre lo tengo aquí.

¿Para trabajar cuántos días?

Pues un par de días, tres días.

Muchísimas señoras siempre,

no me ha pasado una vez, me ha pasado varias veces,

quieren comprar mi vestido. ¿Han ofrecido mucho por él?

Verdaderas fortunas, te lo aseguro.

Siempre lo he tomado como una broma,

pero si hubiese accedido, hubiese subido a la habitación

y lo hubiese vendido.

Yo no tengo joyas, tengo zapatos.

Tengo como unos 300 pares de zapatos. ¿300?

Sí. Los adoro. Y te vas trayendo aquí...

Adoro los zapatos. Mi marido, un día, de verdad...

Dice que ponga un mercadillo de zapatos.

¿Cuánto gana una diseñadora de té como tú en un hotel como este?

Gano lo justo, lo adecuado para una diseñadora de té.

¿Cómo una empresaria de Albacete

que empieza con una tienda de té en esa ciudad manchega

acaba siendo una diseñadora de té

en un hotel de lujo como el que estamos?

Pues... ¿Cómo es el salto ese?

¿Sabes cómo? A base de mucho trabajo, de mucha constancia

y, sobre todo, de mucha suerte.

Mi té es de unas procedencias exquisitas,

unas procedencias vip realmente.

Yo me voy a seleccionar ese té. Tú viajas mucho.

¿Adónde vas para recolectar el té? China, Japón, India, Vietnam....

¿Y esta es tu oficina? Sí.

En pleno hall del hotel. Sí, aquí es donde trabajo.

Todos estos tés que tienes aquí detrás son

elaborados por ti. Todos los tés que hago... Sí.

De hecho, ves algunos agotados porque ayer fue un día complicado.

Así que tú vendes también aquí tus propias mezclas de té.

Claro. Yo soy la distribuidora exclusiva del hotel.

¿Puedo destaparlo? Por favor.

Es ojo de tigre.

Es una cosecha de China, un semifermentado.

Qué bien huele. Es un té con rosa

y con un fondo de vainilla tahitiana. Es exquisito.

¿Cuál es el té más caro que tienes?

Es un blanco muy muy especial, muy fino, muy plateado.

2000 euros. ¿2000 euros el kilo?

Sí. Y siempre está agotado.

Siempre. Y luego, hay otro...

que no es tan caro, es un rojo que hago superespecial.

Vale 300 euros el kilo.

300 euros el kilo. Es este que casi está agotado.

Siempre está agotado.

La gente incluso se enfada cuando llegan y no está preparado.

¿De qué es? Es un pu-erh

con piña, zanahoria... Es que huele a piña colada.

y muchos más ingredientes secretos que yo pongo.

¿Y cuánto cuesta tomarse un té aquí?

Pues creo que son 10 euros tomar el té con pastas.

Tampoco es una cosa muy muy excesiva.

Y si quieres hacer una fiesta, son 32 euros.

Por cabeza. Por cabeza, por persona.

Y si necesitas alquilar un salón, es un extra.

Depende de lo que tú quieras, desde 1000 a 3000.

Y más. Y mucho más.

Y ahora, ¿hacia dónde vamos? Pues mira, vamos a la Casa de Té.

Es en la suite presidencial.

(Llaman a la puerta)

Hola, ¿qué tal? Bienvenidos. -Hola. ¿Cómo estás?

-Muy bien. Gracias. -¿Qué tal?

-Adelante.

Chicas. -Hola.

Pero bueno, ¡cuánto tiempo!

-¿Qué tal? -Hosanna Peña.

Qué alegría. Bienvenida, por favor.

-Hola. -Maui. ¡Ole!

Pilar. -Qué bien vernos de nuevo.

-Qué placer tenerte aquí. -Lo mismo digo.

Tenemos a un hombre también. -Tenemos a un hombre.

Tenemos a un hombre. ¿Quién eres?

Soy Francisco García, o Paco.

Soy el director de alimentos y bebidas del hotel.

¿Cuántos años llevas trabajando aquí?

Aquí ya son 12 años. 12 años.

Te conoces bien los rincones. Estamos en el dormitorio.

¿Por qué estos escalones? Pues mira, porque...

es la suite presidencial del hotel,

aquí duermen muchas personalidades, mucha realeza.

Y se les trataba de realzar en su cama

como si fuera parte de su trono.

Para ser más importantes todavía al levantarles.

¿Quién ha pasado por aquí? Jefes de Estado...

Jefes de Estado, presidentes del Gobierno,

grandísimos empresarios,

reyes, princesas...

¿Y todas estas alfombras?

Han sido hechas en la Real Fábrica de Tapices.

Durante ocho horas, ocho días,

consigues hacer un metro cuadrado de alfombra.

Y nosotros tenemos 10 000 metros cuadrados.

Puedes ver que la televisión tiene marco,

para que se integre en la suite, con esta decoración clásica.

Todo lo que veis en oro es pan de oro,

incluidos los marcos de los cuadros, el techo que lo rodea.

Las lámparas son de cristal de La Granja

expresamente creado para el hotel.

Si quisieran reservar

esta suite presidencial

para dormir una noche, ¿cuánto cuesta?

Bueno, pues dependiendo de en qué tipo de época,

pero puede estar de los 5000 a los 7000 euros.

A pesar del precio, tenemos muchísima demanda.

Hablamos de que está reservada esta suite, ¿hasta cuándo?

Pues, por ejemplo, en Navidad ya está cerrada su venta,

algunas partes del mes que viene también...

Si quieres estar en esta suite, debes hacerlo con antelación.

Es la habitación preferida de Nicole Kidman.

De Nicole Kidman. Cada vez que venía, siempre en esta.

Sí. ¿Qué es el cliente vip?

El verdadero cliente vip.

Bueno, pues el cliente vip es el que, para nosotros,

es una persona importante, de relevancia,

que tenemos en el hotel.

Para nosotros, representa algo relevante,

ya sea en cultura, en cualquier parte artística

o cualquier porte empresarial.

Podemos hablar también de monarquías o presidencias de gobiernos.

Todos esos son vip.

-Un té rojo...

jardín de rosas.

Como verás, los aromas, Julia, son inconfundibles.

Pilar Gómez Acebo.

Escritora, conferenciante, líder del mundo empresarial femenino.

¿Las empresarias son gente vip en España?

-Hay mucha gente, en ese sentido, de presencia.

Gente que, con la presencia, te lo dice todo.

Eso es para ti ser vip. ¿Al margen de la capacidad económica?

Absolutamente.

Yo creo que es lo intangible lo que genera tangible y no al revés.

Del tangible no me fío nada.

Hosanna, tú eres una especialista en vinos, ¿no?

-Bueno, tengo un blog, me dedico a escribir sobre el mundo del vino

y la gastronomía también. ¿Cuánta gente te sigue en el blog?

Ahora mismo, más de un millón.

-Maui, como es una artista, es romántica, divertida, intensa.

Va a tomar el rooibos namasté, porque seguro que es su preferido.

Ahora, se habla mucho del marketing de experiencias,

de vender una experiencia.

Aquí estamos vendiendo no solo que te tomes un té,

sino que charles...

¿Qué te parece el marketing de experiencias que está de moda?

Si es experiencial, sí.

El problema es que se venda marketing en vacío de las experiencias.

Muchas veces, en el mundo de la empresa,

con tal de vender, vale todo.

Y se simulan experiencias.

Por esta experiencia. -Tengamos esta experiencia conjunta.

Está buenísimo esto. Yo me he adelantado.

-Fuertecito, pero rico. -Muy bueno.

-Guau. Si cualquiera quiere

asistir a una cata de té tan exclusiva, tan vip,

en una suite como esta,

-Sí. ¿cuánto cuesta esto?

Pues primero tendrían que reservar la suite al precio que os dijo...

Que son unos 6000 euros. Deben costear el precio de la suite.

Y luego, tendrían que pagar 32 euros por persona

que es lo que es una cata de té conmigo.

Que se pare el tiempo aquí,

con este olor a jazmín,

con esta suave brisa de verano.

Mi mano, tu mano,

deshojarse y florecer.

Morir tres veces por segundo y volver a nacer.

("Alexander Platz")

Los españoles nos gastamos una media de 139 euros

al año y por persona en productos de cosmética.

Las cifras se disparan si hablamos de cosmética de lujo.

Caviar, oro, diamante son algunos de los componentes

de las cremas de más influencia que tienen aquí.

Madre e hija. 20 años en el mercado,

y empezaron de la mano de la familia real saudí.

Y desde entonces, princesas,

empresarias, actrices...

Todas han confiado su rostro en vuestras manos.

¿Qué es lo que tenéis? ¿Por qué vosotras y no otras?

(ACENTO PERSA) Muchas gracias. -Gracias.

-Me gustaría pensar que son por los productos, los tratamientos,

nuestro trato, nuestra discreción.

Pero estamos hablando de reyes. ¿Impone mucho?

Ella está acostumbrada.

A mí me imponían los reyes, los palacios, los yates.

Cuando era pequeña, la acompañaba con los reyes de Arabia Saudita,

y tantas medidas de seguridad, los helicópteros,

los barcos, los palacios...

En Marbella, en Tánger, en Londres...

Al principio teníais que desplazaros,

ibais al sitio donde vivían.

Mi madre viajaba con su equipo con los reyes de Arabia Saudita.

Sí, al principio, cuando recién llegó...

A España. -Porque siempre están en palacio.

-Sí, no... -No salen para el tratamiento.

(ACENTO PERSA) Nadie conoce la cara de la reina de Arabia Saudita.

No la conocen. La conoces muy bien, ¿no?

Sí, yo la conozco.

Todos ellos han pasado por aquí.

-La conocimos cuando ella era la marquesa de Griñón.

Y desde entonces, seguimos...

tratándola y viéndola...

con regularidad.

Os llaman Las gurús de la piel.

-Esto viene de muchísimos años.

Muchos países, mucha experiencia.

Hacemos negocio, pero primero, la felicidad de ellos.

¿Desde qué precio y hasta dónde podemos llegar?

-Desde 100 hasta 400.

-Hola. -Buenos días.

-Qué alegría verte.

-Muchísimas gracias. -Qué bien te veo.

-Salgo nueva, como siempre.

Mucho gusto.

-¿Qué tal, guapa? -Qué puntual.

Como siempre. -Como siempre, sí.

Yolanda González, mi amiga. -Hola, ¿qué tal?

Pues clienta que se va, clienta que viene, ¿no?

Sí, señor. ¿Tratamiento?

Claro. "Claro", lo das por hecho.

¿Cuántos años llevas viniendo?

Pues ya, por lo menos, 13 ó 15. No sé, muchos.

¿Qué te vas a hacer? Tratamiento.

Ellas siempre hacen lo que quieren, yo nunca digo nada.

-Antes de cada evento, siempre viene. ¿A qué te dedicas?

-Eventos, imagen, publicidad...

-Hasta luego. -Gracias.

-Que vaya bien. Chao.

¿Cuántos años lleváis trabajando para ellas?

-Yo, 17 años. ¡17 años!

Casi estás desde el principio. Sí, más o menos.

Imagino que también discreción y confidencialidad.

Total, es fundamental. Porque aquí si escucháis algo...

No escuchamos. No escucháis. Vale, bien.

¿Se puede pasar? -Sí.

¿Qué se le va a hacer?

Han hecho un "peeling".

Ahora está trabajando con el gel de caviar

que tiene sus... ¿Gel de caviar?

Sí. ¿Y qué efecto tiene eso?

Reafirmante, antiedad...

-Tiene miles de cosas. Miles de cosas.

Muchas veces, aprendemos del pasado.

Por ejemplo,

en el tiempo de Nefertiti,

lo que se aplicaba en los párpados era la malaquita en polvo.

Pero hemos descubierto que la malaquita en polvo,

en realidad, es carbonato de cobre.

Y tiene propiedades protectoras a nivel celular.

Luego, de ahí me inspiro

y aplico la tecnología moderna en Suiza,

en Europa.

Si te preguntara la edad, ¿sería un inconveniente?

-Pues como dice Massi, que es lo que nos enseña a todas

cuando empezamos a venir: "Cuando te pregunten la edad,

di que la que ellos te echen". -Muy bien.

Tengo entendido que tú eres miembro...

...honorífico de la Asociación de Diplomáticos de España.

Primero, un honor,

porque la presidenta es la reina Sofía.

Para mí, ha sido una gran sorpresa y un honor.

Al final, es un círculo de amistades,

un círculo de negocios y un círculo de eventos, ¿no?

De eventos, muchos eventos, sí.

Vamos a la embajada de Colombia. Sí.

Estamos invitadas por la misma embajadora.

Aida Furmanski.

Clienta vuestra también. Y amiga.

Para mí son mi segunda familia.

Siendo extranjera, no tengo familia en España.

Es la primera vez que voy a entrar en una embajada.

Ah, ¿sí? Sí.

Para vosotras, esto es algo normal. Sí, casi todas las semanas.

-Sí, es normal. -Hay días que tengo 12 eventos.

Vuestro origen es iraní. Sí.

Pero no habéis vuelto a Irán, ¿o sí?

Hace muchos años que no. Yo he vivido aquí.

Recién llegada... a Madrid,

vivimos aquí, arriba.

¿Y qué te pareció Madrid cuando lo viste?

Me encantó. Habiendo vivido en Londres.

Me encanta Madrid. He vivido en Nueva York, en Washington D. C.,

en... en Irán, Teherán...

-Y algunas calles son como en Irán. -Pero me encanta Madrid.

¿Sí? -Algunas calles parecen de Irán.

-Tenemos casa en Londres

y en Marbella.

En Marbella, donde fueron sus inicios, ¿verdad?

-Sí.

¿Cómo estás?

-"Beautiful".

"Oh, my God".

"How are you?". -"Fine. Thank you".

"Thank you so much". -Hola.

¿Cómo estás?

-Mira, muy bien.

-Aida Furmanski, la embajadora de Colombia.

Hola. -Hola.

Encantada. Bienvenida.

Muchas gracias. Yo he hecho una... una muestra

del diseño colombiano.

Escogimos a 10 diseñadores colombianos

con capacidad exportadora

para que vengan a mostrar sus productos aquí,

en diferentes negocios en España. Ajá.

Si quieren darse una vuelta.

-Es la marca de una empresa familiar

que lleva más de 40 años en el mercado en Colombia

y trabajamos todo lo que son las reproducciones

de piezas precolombinas del mundo del oro.

-¿Qué es eso?

-Una inspiración de la mochila colombiana,

pero es tejida en... en cobre, ¿no?

-Desde que nos conoció, se enamoró no solo de las alfombras,

sino que tiene la mochila más divina. -Sí, yo la tengo.

-Y es nuestra mejor modelo. -Claro.

Hay mucha gente que ve esto

como una gran oportunidad de negocio.

Entrar dentro de un círculo social exclusivo es importante.

-Claro. Y es un poco salir de la producción masiva

a tener piezas únicas, piezas hechas a mano.

¿Cuántos años lleva en la embajada?

¿Yo, de embajadora?

10 meses. Pero estamos muy contentos. ¿Le gusta España?

Mucho, mucho.

(HABLAN EN INGLÉS)

Al final, ¿las joyas son el complemento perfecto

para que uno se sienta distinto,

se sienta más exclusivo,

más vip, puede ser? -Sí.

-Sí, claro que sí.

Y aparte de eso, también le das tu toque.

-Perfecto.

-Este es de... 469 euros.

¿Qué es lo que te hace sentir a ti más exclusiva, más selecta?

¿Un complemento, un bolso, el vestido...?

-Un buen anillo. Sí.

Y relojes de diamantes. Relojes.

Relojes de diamantes.

(HABLAN EN PERSA)

Soy de Irán y allí... Es parecido.

Muy parecido.

-Se baña en oro y se bordan en cristal Swarosky.

-Vamos a ver tu casa, claro. -Vamos.

¿Sí? -Gracias.

Bueno, tenemos un lindo jardín.

En Madrid, no hay muchas casas con jardín.

Pues está muy bien.

Yo he estado con Loretta.

-Ah, ¿sí? -Sí.

Además, tenéis amistades en común. -Sí.

-Claro, muchas.

Y desde que yo llegué, he estado organizando la casa,

arreglándola, y he esperado a tenerla lista.

Ya estamos a 20 días de acabar la casa,

la arreglamos bastante.

Para poder invitar a mis amigas.

Tenemos colección de arte precolombino

que pertenece a la embajada, rosas colombianas...

¿Y te las traen directamente de...? Claro, las traen de Colombia.

Colombia es un gran exportador de rosas.

Y tenemos una gran variedad de rosas.

Y todo el arte es arte colombiano.

Es un arte muy contemporáneo.

No sabe los metros que tiene, ¿o sí?

No. No.

Sé algunos datos, pero el metraje no.

Pero es una casa

de cuatro pisos.

Es grande.

-¿Y este cuadro?

-Es Botero. -Claro.

Es amigo vuestro, ¿no? -Sí.

¿Es difícil mantener este estilo de vida?

Bueno,... todo es costumbre.

¿Sí? Sí.

Al principio... Todo es costumbre.

¿puede ser agotador eventos...? Pero digamos que...

mi esposo y yo no somos diplomáticos de carrera.

Esto es como nuestra primera experiencia diplomática,

y tal vez la última, porque es una experiencia en la vida.

Pero es muy interesante, mucho. ¿Excitante también?

Sí, claro. Es nuevo... Todo es nuevo, ¿no?

¿Tiene muchos eventos también? Todos los días.

¿Sí? Tres, cuatro...

Todos los días. -Ahora, tienes un concierto, ¿no?

-Pero a las 19.00. -Vamos bien. Okey.

¿Tiene un concierto? -Sí.

Somos amantes de la música clásica. -¡Y el color!

No había visto este color de rosa.

Tan naranja.

-Te voy a mandar unas de regalo. -Muchas gracias.

-Nosotros vinimos solos, sin hijos.

Entonces... Pero ¿tienen hijos?

Sí, claro, tenemos tres hijos, pero no viven aquí con nosotros.

-¿Aquí comen? -Sí, aquí.

Este es vuestro espacio de vida de verdad.

Exacto, aquí es donde estamos siempre.

Y ahí oímos música y leemos.

¿Cocina usted?

Aquí, no tanto, pero me gusta cocinar.

-Muchas gracias, Aida, de verdad. -No, a ustedes.

-Has sido una anfitriona... -Y un día, tenemos que celebrar.

Con comida colombiana que es maravillosa.

-Bueno, a tu salud. -Salud.

-Y muchas gracias.

Vamos a continuar con tus eventos diplomáticos.

Sí. Salimos de una embajada

y vamos a un evento

al que nos invita la embajadora de la República de Indonesia.

Porque es la celebración de los 71 años

de la independencia de Indonesia.

Pues llegamos... Bien, muy bien.

-Hola.

¿Qué tal está?

Gracias.

Vamos a saludar a la embajadora que es...

La de la izquierda.

Usted es la encargada de presentar al resto.

Es su secretaria. Ah, muy bien.

(HABLAN EN INGLÉS)

-La embajadora Yuli Mumpuni.

Muy buenas. ¿Qué tal? Encantada.

¿Quiénes van a ser sus invitados?

¿Cuántos indonesios hay en España?

¿Aquí? Sí.

1060. 1060.

De los 255 millones de indonesios que hay en su tierra.

(Ruido ambiente)

(HABLA EN INGLÉS)

-¿Qué tal estáis?

-¿Todo bien? -Todo bien.

Hola, ¿qué tal? -Encantado.

¿Son de la embajada de...? -Kazajistán.

Kazajistán. ¿Cómo se hace para colocar a todos?

Esto es como una boda. ¿Dónde se coloca la gente?

Estás acostumbradísimos porque se conocen todos.

Pero todos querrán tener ese sitio preferente.

Es muy complicado. Claro, las primeras filas.

Ahí hay alguien que viene con seguridad.

El embajador de Arabia Saudita. Ajá.

El príncipe Manssur. Viene con otro trato.

Con lo cual, le pasarán primero.

Hemos visto que ha entrado de una manera...

Con escolta. Con escolta.

De una manera muy preferente.

¿La única diferencia de este embajador en Arabia Saudí

con el resto de embajadores...? Es príncipe, es de la familia real.

Es de la familia Al Saud.

Si viniera el embajador de Irán, que sería vuestra embajada,

Sí. ¿también le darían otro trato?

Eh...

El caso es que no se le da la mano. Ah, ¿no?

No.

Nos saludamos de esta manera.

Ah, viene nuestro embajador.

¿Viene...? Nuestro embajador, ya está aquí.

(HABLAN EN PERSA)

Embajador de Irán aquí en España, ¿verdad?

-Sí, sí. Mucho gusto. -"Nice to meet you".

"Nice to meet you. Thank you very much".

-Fila cinco. Fila cinco.

Y entramos en el apartado vip.

Cuanto más cerca...

más importantes los consideran.

Pues las dejamos, madre e hija,

posicionadas en la quinta fila.

(Música asiática)

Pero hay que estar acostumbrada.

El ritmo este es frenético.

Ahora, pasamos a otro tipo de evento.

Además, coincide que está cerca. Sí.

Como tienes clientas de muchas personalidades,

también abarcáis actores, actrices,

gente muy conocida.

Y estáis invitadas a uno de los estrenos...

del momento.

¿Miráis al frente las dos?

¡Las dos a la izquierda, por favor! ¡Las dos, aquí!

Aquí.

-Gracias.

Gracias. Hola, ¿qué tal?

-Me alegro mucho de veros. -Igualmente.

-Magas de la cosmética.

Atienden desde Isabel Preysler a Vargas Llosa.

Así está él, con 80 años, tan maravilloso.

Todo esto está para recibir a Penélope Cruz.

-Sí. Que viene a presentar

un documental que ha dirigido ella misma.

Un proyecto humanitario.

Y estáis invitadas por ella directamente.

Exactamente.

¿Clienta vuestra? Clienta nuestra.

("Left handed kisses", Andrew Bird)

Elena, ¿para quién cocinas hoy?

Pues hoy, cocinamos para unos clientes de Madrid.

Te traes comida en la maleta. Sí, traigo comida siempre

porque, en Ibiza, nunca sabes lo que vas a encontrar.

Es decir, puedes encontrar germinados, por ejemplo.

Pero no hay ningún sitio especializado en hostelería.

Entonces, para tenerlo todo...

todo controlado, más que nada.

Platitos, porque la vajilla, en los barcos, suele ser de plástico

y es bastante sencilla. No me la quiero jugar.

Me ha pasado en el último barco en el que estuve, en Cadaqués.

La vajilla era de Snoopy.

Entonces, sí, es bonito, pero...

¿Y eso no se te rompe en el viaje? Esta maleta tienes que facturarla.

Sí. Normalmente, con la comida no hay ninguna pega en aeropuerto.

Es por los cuchillos, más que nada.

He traído todos los que tenía y los que menos pesaban.

¿En el barco no tienes utensilios?

Yo no me puedo fiar nunca de lo que hay en un barco.

¿Cuánto hace que te dedicas a esto?

Yo soy cocinera desde los 18 años, que me fui a Barcelona.

Lo que pasa es que trabajando de chef privado

llevo como tres años ya, a "full-time".

Y sí, la verdad es que es diferente,

es diferente a todo lo demás.

¿Qué perfil tienen tus clientes?

Un nivel medio-alto económico

y personas...

El 80 % son extranjeros.

("Je ne t'aime plus")

¿Cómo entraste en este trabajo?

Pues este trabajo fue una consecuencia de casualidades.

Cuando ya trabajas tanto tiempo en un cáterin, que estuve en Francia,

haces muchísimos contactos.

Entré en un núcleo de chefs personales

y, poco a poco, he ido destacando

hasta tener mi nombre y hacer el trabajo por mí misma.

Has trabajado para futbolistas e incluso... para la nobleza.

Sí, para la nobleza, en Madrid, para gente de alta alcurnia.

Pero, evidentemente, son nombres privados.

Tengo contratos firmados de confidencialidad,

no puedo decir ni lo que hacen ni lo que se habla en su casa

ni a quién he visto en su casa.

¿Cuánto has llegado a cobrar por un servicio?

Como máximo, unos 3000 euros.

3000 euros cobré un día

por cinco personas.

-Buenos días. -Buenos días.

Venimos a comprar un par de verduritas.

Necesito... -Pues venga.

A ver qué hace falta para hoy. -Uno.

-Vale. ¿Qué más tenía para hoy?

-Vale. Un puerro mediano. Esta noche, tenemos una cena.

-Vale. ¿Quieres que le quite hoja? -Sí, por favor.

¿El cliente es exigente? -Es superexigente.

¿Con el producto, con el servicio, con todo?

Sí. Además, es lo bueno de este tipo de cliente,

que no hay margen de error, porque como busca calidad 100 %...

Es superfácil. Ellos no tienen problema en pagarlo.

Ellos lo que quieren es lo mejor.

-Vamos a ver, seguimos. -Seguimos.

¿Cilantro tendrá?

-Seguro. -Vale, pues perfecto.

Has renunciado a otro tipo de trabajos

para desarrollar este de chef a domicilio.

Has dejado de trabajar en restaurantes.

¿Te compensa? Me compensó desde el minuto uno.

Es mi cocina, es mi nombre y yo lo llevo y lo organizo bien.

Y hasta el día de hoy, estoy supercontenta.

Y no quiero cambiar para nada.

-Bueno, vamos a ver. -Sí.

-Hemos puesto cebolla roja. ¿Cuántas? -Dos está bien.

-¿Y limas? -Que estén maduritas.

-¿Más maduritas te gustan? Más zumo, ¿verdad?

14,94 en las verduras.

-Muchas gracias.

¿Me acompañas? -Vamos a ver ahí.

Te las puedo llevar yo. -Gracias.

Hay buen producto en este mercado. -Bueno, de todo, claro.

Además, se intenta tener buena calidad,

porque no puedes competir con las grandes superficies.

Tienes que competir con la calidad. Te voy a presentar a María.

Mira, esta gente quería...

Una chef privada que va a hacer un sushi y le gustaría...

¿Y el cliente cada vez es más exquisito, María?

¿Exige más?

-Sí. A ver, exigen... Les gusta comer bien.

-¿Le puedes quitar la piel? -Sí. Tenemos...

Servimos a... a muchos yates y a muchas casas particulares

que tienen chefs que vienen... Italianos, ingleses, españoles...

Ahora mismo, tenemos un pedido de 3000 euros.

¿De 3000 euros? Sí.

¿Para qué, para un...? Para una gran villa.

¿Qué producto hay en ese pedido que le han hecho?

Pues hay gambas, cigalas, carabineros,

calamares, alguna langosta, bogavantes...

Lo quieren todo pelado, todo cortado, todo...

Hay villas que las ves y... Cuando yo voy, digo:

"Yo tengo una casita normal y parece que vivo en la casa del perro".

Cuando llego a esas casas, digo: "Madre de Dios".

-Sientes un poco el lujo dentro de su casa.

Y la gente que trabaja con ellos, exactamente igual.

Nos vienen a recoger aquí. Sí.

Hola, ¿qué tal? Encantado. Hola, Ángel. Soy Beatriz,

de "Comando actualidad". -Ya nos conocemos.

Tú eres el dueño del yate en el que va a cocinar Elena.

-Soy uno de los dueños, somos varios socios.

Vamos a enseñaros un yate de los que tenemos,

de los que habitualmente alquilamos para chárter.

Esto es habitual.

("The river of dreams")

Hola.

Te voy a presentar a Almudena y a Raquel.

-Hola, Elena, ¿qué tal?

-Son las chicas a las que vas a hacer tu especialidad.

-Os voy a hacer un cebichito, un sushi

y lo que queráis que haga.

Y después, tenéis unas crudités con salsa de mostaza.

-Qué bueno. -Qué rico.

-Es también un poco light.

Y bien...

Es una cocina muy bien curtida,

para que pueda trabajar un chef de alta cocina.

Esta cocina está...

está muy bien equipada. He estado en otras...

que ha sido muchísimo más pequeña,

y ha habido más mar, así que pasamos una situación un poco...

¿Hay propinas en este negocio? Sí las hay, sí.

¿Buenas? Muy buenas.

La última que tuve fue bastante buena, de unos 300 euros.

-¿Cómo vas? ¿Necesitas algo más? -No. Estoy aquí cocinando.

Ángel, tú eres de Madrid, eres un empresario madrileño.

Sí, de Madrid. Llevo aquí 10 años.

¿Y qué haces, vives entre Madrid e Ibiza?

Sí.

Son barcos que, en su momento, costaban mucho dinero.

Pero hoy por hoy, con la crisis que hay,

es bastante asequible comprar un barco de estos.

El problema de estos barcos es el mantenimiento.

Al final, mínimo 40 000 euros se van en el mantenimiento de un barco.

Entonces, tienes que alquilarlo, más o menos, 60 días.

Para tener rentabilidad. Para no perder dinero.

Mira. ¿Qué capacidad tiene?

Este tiene capacidad

para 11 más el capitán.

¿Cuánto cuesta alquilar este yate?

Pues este barco, en temporada baja como ahora,

estaríamos hablando de 2000 euros más el IVA, unos 2500.

Y en temporada alta, serían 2500 euros más el IVA,

más o menos se pone en torno a 3000 euros.

¿Qué tipo de cliente lo alquila? Normalmente, son grupos grandes.

A veces, se alquila para una familia, para dos ó tres personas.

Pero, normalmente, suele ser un grupo de gente

que se junta, unos 10 u 11 amigos,

pone cada uno 300 euros, por ejemplo,

que para un día de vacaciones no es mucho...

Este sería otro camarote.

¿Y va en aumento este tipo de servicios?

Sí, la verdad es que ahora hay una cantidad de demanda increíble.

"También la oferta, porque hace 10 años, cuando yo empecé,

éramos muy pocos y ahora, hay una cantidad de empresas

por todos los sitios con una competencia muy dura".

Aquí tenéis un cebiche de bacalao.

-Qué buena pinta tiene.

¿Qué busca un cliente que alquila un yate

con un chef privado para pasar sus vacaciones?

¿Qué es lo que exigís, lo que esperáis?

-Siempre buscas un poco de exclusividad.

Nos parece un buen capricho. -No todo el mundo puede quizá,

pero hay mucha gente que sí. -Bueno, es una vez al año.

Son 2500 euros al día, más o menos, este yate.

-Más o menos, sí. -Un poquito más quizá.

-Un poquito más. Pero bueno, yo creo que merece la pena.

Es tu sueño en una semana.

("The bare necessities")

Esta es la urbanización exclusiva en la que vas a trabajar hoy.

Sí, nos han contratado en una villa de lujo.

¿Qué medios de seguridad tiene? ¿Puede acceder cualquiera?

No. Para acceder aquí, primero tienes que tener

el acceso del propietario hablado anteriormente.

¿Es esta la casa, Elena? Sí, es esta.

Ya hemos llegado. -Buenos días.

¿Qué tal, Alicia?

Encantada. Beatriz, de "Comando actualidad".

Encantada. ¿Qué tal?

¿Eres la propietaria de la casa? No.

Soy la persona que se encarga un poco

de todo el tema de los alquileres, de la venta.

Bueno, pues este es el espacio principal,

con la cocina, el salón...

Qué terraza.

¿Dónde estamos exactamente?

Estamos en Jesús.

Esta es toda la zona de montaña que se llama Can Rimbau.

Es una urbanización muy exclusiva. ¿Quién vive aquí?

Pues bueno, hay bastantes celebridades,

por así decirlo, y famosos.

De hecho, una de las villas que nosotros hicimos en promoción,

que continúa con esta, es de un futbolista del Real Madrid.

¿Cuántas habitaciones tiene esta casa?

Esta casa tiene... Son tres habitaciones.

¿Cuál es el perfil de un comprador?

Gente con bastante nivel adquisitivo.

¿Qué cuesta esta casa?

Eh... Bueno, cuesta...

Son entre tres y cuatro millones.

Están las villas que tenemos aquí en promoción.

Y, sobre todo, es una persona que le gusta el diseño,

le gusta la arquitectura,

le gusta disfrutar un poco del lujo.

Y la compraría para uso vacacional. Sí.

No para vivir durante el invierno. Sí.

Tres millones de euros solo para vacaciones.

Sí. O cuatro. Depende un poco de la villa. Sí.

Vamos a ir arriba.

Aquí hay dos habitaciones: la "master room",

como se llama a la habitación principal...

¿Por qué se utilizan los términos siempre en inglés?

Bueno, yo creo que, básicamente, por el perfil de los clientes.

Es muy, al fin y al cabo...

Me atrevería a decir que el porcentaje es

casi mayor que el de los clientes españoles,

casi todos son extranjeros.

"El perfil de los clientes que tengo en Ibiza es un perfil muy bueno

porque son personas con mucho nivel adquisitivo,

pero también muy cultas,

gente que disfruta de las cosas, de sus lujos".

"Y eso también es de admirar".

"¿Cuántas veces te encuentras a gente que tiene mucho

y no lo disfruta?".

Hola, ¿qué tal? -Hola, ¿qué tal?

-Bienvenidos. -Gracias.

-Muchas gracias. -Pasad.

Vosotros sois los clientes que han contratado este "brunch".

¿A qué os dedicáis? Sois muy jovencitos, ¿no?

Yo, a interiorismo y a la construcción.

-Yo, al mundo del turismo, soy empresario.

-Empresario también. -Publicista.

Habéis llegado a esta villa a través de ti, Borja.

¿A qué te dedicas exactamente? Eres empresario, pero...

Tengo una empresa de servicios vip, exclusivos en Ibiza.

Ofrecemos alquiler de villas, venta también,

alquiler de yates... Servicios vip.

Y eso te permite, en cierto sentido,

acceder a cosas exclusivas como esta casa.

Evidentemente. No sería el mismo precio

el que pagaría uno de mis clientes por esta villa que el que yo tengo.

Pasamos un buen rato con los amigos a un precio...

acorde a la realidad.

¿A quién no le gusta estar aquí?

Pero también hay que poner los pies en la tierra

y saber de dónde venimos y adónde vamos.

¿Os gustaría ser como esos clientes para los que trabaja Borja?

-La verdad es que no.

-Yo también trabajo aquí con gente de mucho dinero

y echas de menos que...

No los que han creado el patrimonio en sí, digamos,

sino sus hijos son los que no tienen respeto por nada,

no tienen valores ni dignidad.

Creen que con dinero pueden hacer cualquier cosa.

Y te ofrecen de todo por dinero y, a veces, dices que no.

Y no lo entienden.

No están acostumbrados a decir: "Quiero esto" y que les digan que no.

"Por mucho dinero que pongas, no lo tendrás".

Yo creo que, cuando tienes cierto nivel,

está bien, pero sabiendo valorar las pequeñas cosas.

Y esta gente no lo valora.

Vosotros estáis valorando más esta villa

que el posible comprador que tenga.

-Pues seguro que sí. -Seguramente, sí.

Porque no os la podéis permitir.

No es nuestra vida habitual de todos los días,

de tener un gran nivel adquisitivo y poder permitírnoslo todo.

Entonces, cuando lo tenemos, lo disfrutamos mucho más.

Chicos...

("Liquid spirit", Gregory Porter)

El negocio del lujo sigue en auge en España.

El año pasado, facturó casi 6000 millones de euros.

La moda y los complementos están a la cabeza de un sector

al alcance de muy pocos bolsillos.

Lola, hace cuatro años, te dedicabas al Derecho mercantil.

Y cuatro años después, aquí estás

dedicándote al mundo de la moda. Moda de lujo, además.

Vaya que sí. Me lancé. Un día, dije de cambiar totalmente

y dije: "Esta es la mía". Y en el 2012, creé la boutique.

Nosotros trabajamos de forma que mostramos mucho al cliente

lo que es cada prenda, y lo hacemos muy visual.

Lola, veo que te has cambiado de vestido,

vestidos que vendes en tu tienda,

pero que tú también usas en tu día a día.

Sí, sí. Este tipo de vestido lo llevo un día de diario.

¿Sí? O sea, no debes pasar absolutamente desapercibida.

No. Por aquí, por Albacete.

No, pero ya me conoce todo el mundo.

Fíjate cómo va construida la pieza,

está hecha con papel y tejido.

Y realmente, son piezas creadas a mano.

¿Cuánto cuesta?

Esta diseñadora trabaja desde 800 euros

hasta 6000 euros.

Este estaría más cerca de los 6000 que de los 800.

No te sé decir el precio de este ahora mismo

porque ha llegado... No te lo sé decir.

Normalmente, asociamos el lujo, digamos,

a las grandes ciudades,

en este caso, a Madrid y Barcelona.

Sí.

Y, de repente, tú vas y te atreves a abrirla en Albacete.

¿Por qué? Porque soy de Albacete.

Me encanta mi ciudad y soy de aquí.

La gente dice: "¿En Albacete una tienda así?".

Entran y dicen: "Eso tendría que estar en París o en Madrid".

No, no creo. Estoy muy bien donde estoy.

¿Y este es el vestido más exclusivo que tienes en la tienda?

Bueno, es uno de los más exclusivos.

¿Hablamos de un vestido de más de 3000 euros?

Sí. En este caso, sí. Más cerca de los 6000.

Sí, sí, sí.

Mamá, vamos a ver y me echas una mano.

Tengo que elegir el vestido para la Mercedes Fashion Week.

Tengo que ver qué me pongo.

Este me parece ideal, pero tengo otro en la cabeza.

No sé. Quizá...

Lola, veo que tu madre también es experta en moda, ¿no?

Le gusta mucho la moda.

Así que por ahí te viene tu afición.

Yo creo que por ahí.

¿Le ha inculcado usted la pasión por la moda?

-No, yo creo que es innato.

Porque desde muy pequeña,

pero muy pequeña, dos o tres años, me decía:

"Mamá, los zapatos que me has puesto no me van con el vestido".

¿La madre es buena clienta o no?

-Hombre, qué mejor representación.

Es un vestido de pasarela que lo luce una modelo con una talla 34.

Y mira mi madre. ¿Por qué no una mujer, una señora?

Elegantísima, claro que sí. Claro.

-Es mi hija, se nota, ¿eh? -Es la verdad.

Cuándo le dijo que iba a abrir una tienda de ropa de lujo

en Albacete, ¿qué le dijo usted?

-"Adelante". ¿Sí?

Tú abres el negocio en 2012.

Estamos hablando de en plena crisis. Total.

No se me olvidará.

Me acuerdo del día de la apertura.

Entraba gente y decía: "¿Cómo has cometido esta locura?".

Eso es lo que te vas a poner para ir a ese evento de moda.

Sí. Pues el conjunto puede andar sobre los 4500 euros.

He sido muy criticada siempre por mis estilismos.

-Se ha atrevido a llevar lo que nadie.

¿Cómo no van a hablar...?

En cualquier sitio al que vaya, pero no solo en Albacete,

en Madrid no te quiero ni decir.

Buenos días, señorita. -Hola, guapa.

-¿Cómo estás?

-Muy bien. -Pasa, guapa.

-A ver qué me enseñas. -Muy bien.

¿Qué está buscando usted?

-Estoy buscando... un conjunto para la boda de mañana.

Tú eres abogada. Sí.

¿Cuánto te puedes gastar?

700, 800.

Más.

-Tienes, por ejemplo, este vestido

que es muy bonito, muy especial. Es un corsé hecho a mano.

Estrella, me has dicho que buscabas un bolso, ¿no?

-Sí, porque tengo una boda. -Vale.

Mira, como ya te conozco y sé que te gustan las cosas especiales,

este bolso. -Qué preciosidad.

-Está hecho en pitón, de colores, multicolor.

Bueno, en metacrilato.

Es ideal, ¿eh?

-Qué bonito. Un bolso así, ¿por cuánto nos sale?

-Pues ese son 900 euros.

Todo el día tiene que estar usted con el bolso encima.

-No lo voy a soltar. Porque...

No lo suelto.

Para acudir a una tienda así, ¿hay que tener mucho dinero?

Pues no necesariamente.

Según a lo que le llames tú "tener dinero".

Claro. ¿Qué le aporta a usted el lujo?

Pues algo especial, como a un hombre comprarse un BMW o un cayenne.

¿A qué se dedica? Soy abogada.

Abogada.

Lola, Azorín decía que Albacete es el Nueva York de la Mancha.

Si eso es así,

¿tú eres como la Sarah Jessica Parker de Albacete?

Ese comparativo me encanta, porque soy una fan de ella.

No te puedo decir otra cosa.

Vamos a ver. Bueno, pues...

aquí, aunque es Albacete y la gente se extraña,

se vive muy intensamente la moda

y la gente está muy puesta en moda.

Hola, señorita. ¿Qué tal, guapetona?

-Hola, guapa. -¿Cómo estás?

Tan espectacular como siempre, mírala.

¿Pasamos a comer? -Muy bien.

-Venga. -Vamos.

Veo que vienes muy elegante

para una comida, ¿no? Sí, sí, sí.

Las comidas especiales lo merecen.

Hay que tener valor y ser atrevida para vestirse así.

¿O no, Lola? -Hay que tener personalidad.

Ella la tiene, y mira qué bien lo luce, va espectacular.

¿Qué tal, chicas? -Hola, señorita. ¿Pasamos?

-Venga. -Vamos a comer.

Desde las 10.30.

(Ruido ambiente)

-Ya sabes que tengo una boda el año que viene.

-Lo tengo anotado, y estoy buscando el look apropiado para ese día.

Te va a encantar, verás qué chulo.

Lola, ¿qué buscas con este tipo de actos?

Pues mira, busco una cercanía con mis clientas.

Como ya te he comentado, ya son amigas.

Al final, buscas hacer algo distinto con ellas.

-Por vosotras, por todas, y por todos.

Ya estáis en Madrid.

Sí, ya hemos llegado. Ya habéis llegado.

Y ahora, empiezan los días grandes

para las amantes, que sois vosotras, de la moda española.

Sois unas privilegiadas, en gran parte,

porque no todo el mundo puede acceder

a un evento de estas características.

Ni tampoco estar... Porque estáis en primera fila.

-Esto no es de ayer ni anteayer.

Cuando veníamos, no estábamos en primera fila.

Porque veníamos a lo que nos permitían.

A verlo, a disfrutar. O sea, que esto está trabajado.

-Sí, sí.

("I'm every woman", Chaka Khan)

Esto ya empieza, ¿no?

Ya estáis dentro del evento.

Efectivamente. ¿No tienes calor?

Un pelín, pero todo sea por enseñar esta maravillosa prenda.

Qué se le va a hacer.

Veo que aquí no vas a pasar desapercibida.

No.

Sí. Me alegro mucho de verte. -Igualmente, señorita.

-Estáis preciosas. -Muchas gracias.

-Bienvenidas. -Muchas gracias.

Tú eres la que nos deja pasar aquí, porque aquí no pasa todo el mundo.

-No, esta es una zona más bien de trabajo.

-Hola.

Buenas tardes. ¿Qué tal, caballero? -¿Qué tal, guapísima?

-¿Tú qué tal? -Qué espectacular.

-Bueno, gracias a ti, gracias a ti. -Muchísimo.

¿Verdad que sí?

¿Ella es una cliente vip o no? -Total.

Total, total.

Una cliente desde el principio, fiel.

Además, afina a todo lo que es el gusto.

¿Quién se sienta en primera fila normalmente en un desfile tuyo?

Yo siempre tengo a clientes.

Qué buen corte. ¡Cómo me gusta! -Vaya cambio tan radical.

Estás total.

Anabel, muy buenas.

Tú eres una de las grandes expertas en moda y en lujo de España.

Eh... Se puede decir así.

Eh... Llevo toda la vida dedicada al mundo de la moda profesionalmente.

Y... y sí.

Además, siempre relacionado con el mundo de la moda de lujo.

Tome.

Aquí ya vienes un poco a fichar modelos y vestidos.

Porque tú tienes una tienda especializada en moda de lujo,

pero de alquiler.

Tú alquilas vestidos, prendas de auténtico lujo.

Sí. Esa es mi especialidad, donde mejor me defiendo.

Tú permites que todo el mundo pueda ser vip, exclusivo,

por un día al menos. Absolutamente, sí.

("Clap your hands", Whilk & Misky)

("Clap your hands", Whilk & Misky)

(Música romántica)

¿Cuánto tiempo tardáis en retocar estas fotos?

Para poderlas subir rápido a la web.

-Un par de días.

¿Cuántos años hace que tienes este negocio?

-Hace siete años.

En un viaje en Londres, entré en una tienda de una marca de lujo,

en la de Stella McCartney,

y vi una chaqueta de lana esquilada alucinante.

Cuando vi el precio, eran 6500 euros, pensé que...

que aunque tuviese el dinero, no me gustaría gastármelo

en una chaqueta tan marcada.

Si pudiese alquilarla, la alquilaría tres o cuatro veces.

Y luego, pues me olvidaría. Esa fue la idea embrionaria.

¿El lujo está asociado exclusivamente al dinero?

No. El lujo es exclusividad y las cosas bien hechas.

La clienta de lujo española está dispuesta a gastarse

entre los 600 ó 700 y los 3000 euros, más o menos.

Un vestido que cueste 3000 euros, ¿a cuánto lo alquilas tú?

135.

-Es muy original esto. -A ver, es diferente.

Está menos visto.

Veo que usted ha recurrido a este servicio

de alquiler de trajes de lujo. -Sí.

¿Por qué? Porque es una cosa supersegura.

Eh...

Yo tengo un evento muy especial para mí, es una boda familiar,

y sé que voy a acertar porque es un modelo muy exclusivo

y asequible al bolsillo. ¿Una se siente vip por un día?

Claro que sí. Además, superbién atendida.

Llegas aquí y te sientes en la película "Pretty woman".

Todo el mundo te atiende a ti y te crees algo.

Y un traje así, ¿cuánto cuesta alquilarlo?

Un vestido de estos. -No tengo ni idea.

Vane, ¿cuánto cuesta? -139 euros.

Fíjate. ¿Y comprarlo? Supera los mil euros.

-Sí, 1400. Más de 1000 euros.

Hoy por hoy, ¿cuántos clientes tenéis?

30 000. 30 000 personas...

...han alquilado.

Hola. -¿Qué tal estás?

-¿Cómo estás? -Muy bien.

-Me alegra verte. -Tengo un evento este miércoles

en la embajada francesa, que es de trabajo, es una cena,

con presidentes de empresas.

Y el sábado, una fiesta un poco más informal en Barcelona.

-Yo intentaría, para tu fiesta del sábado...

-Es precioso. -el vestido "dar el golpe".

-Bueno, pues voy a ligar muchísimo.

He escuchado que tiene dos eventos esta semana.

Sí. Una vida social intensa.

Bueno, uno social y el otro es más trabajo.

Pero sí, dos eventos.

¿Por qué se alquilan trajes de lujo?

Realmente, aunque lo pudieras comprar,

nadie que yo conozca de mi entorno,

y tengo muchas amigas trabajadoras con unos trabajos estupendos

y con unos niños estupendos,

puede comprar dos vestidos por semana.

¿Para qué vas a usar y tirar un vestido que es maravilloso,

de estos que tiene Anabel aquí?

Me moriría de la pena si tuviera que tirarlo,

o regalarlo o dejarlo en un armario.

-También te he sacado este que es de la misma diseñadora.

-Me parece espectacular. -Sí, sí.

-Me gusta más este tono que el blanco.

El blanco me parece más arriesgado. -Y para la fiesta, es la pera.

-Para la fiesta, también es la pera.

-Supersexi. No pensé que iba a quedar tan tan tan tan.

¿Eh? Me encanta, me encanta.

-Qué maravilla es este. -Bueno.

-Es maravilloso.

-Sácale una talla menos, ¿vale?

Está muy bien. Vas a triunfar.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Zona VIP

Comando Actualidad - Zona VIP

05 oct 2016

No hacen ofertas ni descuentos y cada vez venden más. Lejos de caer, el negocio del lujo sigue en auge a pesar de los malos tiempos. Hay quien lo deja todo para montar una empresa de cocina a domicilio y hacer sushi a la carta en grandes mansiones. Hay quien compra los yates que otros no pueden pagar, para alquilarlos por días o quien saca de su armario vestidos de seis mil euros para alquilarlos por horas. El cliente exclusivo se ha convertido en una posibilidad de negocio. ¿Quiénes se pueden permitir, hoy, todo lo que está vetado para el bolsillo corriente?

ver más sobre "Comando Actualidad - Zona VIP" ver menos sobre "Comando Actualidad - Zona VIP"

Los últimos 2.344 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos