www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3026618
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Siempre a dieta - Ver ahora
Transcripción completa

¿Te puedo hacer unas preguntas? Son indiscretas...

¿Me podría decir su peso? 99 kilos.

-80 kilos.

-Son 145 kilos, y la verdad es que pesan.

Uno de cada cuatro españoles tiene sobrepeso. ¿Es usted uno de ellos?

Marisa, ¿cuánto quieres perder? Por lo menos, 20.

-Yo he hecho mil dietas, miles, pero ninguna me ha salido bien.

Cada vez somos más obesos. ¿Cuál es el precio?

Problemas cardiovasculares, de hipertensión, de diabetes...

¿Todo esto conlleva el sobrepeso? Todo esto, sí.

Pilar, es que no pareces la misma.

No es un problema de estética, es un problema de salud.

Siempre a dieta, hoy, en "Comando Actualidad".

Y antes comía más que ahora, mucho más.

Ahora me privo más y estoy más gorda.

Andalucía, junto con Canarias, está entre las comunidades

con mayor tasa de obesidad severa de España.

¿Qué medidas se están tomando, las dietas que proliferan aquí?

¿Es verdad que aquí se dispara la tasa de obesidad?

La verdad es que sí. Hay una tasa de obesidad bastante elevada.

Estamos hablando de que superamos el 30%,

y por encima de 45 años, el 40%.

¿Usted ha notado un aumento importante de pacientes?

Antes teníamos más.

En los últimos años ha disminuido de una manera evidente,

yo creo que debido fundamentalmente a la crisis.

Ya que no van al médico la gran mayoría de la gente

irá a San Google, ¿no? Es que hay 20.000.

Ponemos "dieta A" y nos sale alcalina, astringente...

Quito la A y pongo la B, me sale blanda, baja en carbohidratos...

Hay un conjunto de dietas a las que llaman "De moda",

que para mí tiene un fin mercantilista

y que realmente lo que buscan es cómo parecer

que es mucho más cómodo hacer un régimen de pérdida de peso

sin realmente muchas veces tener una base científica.

Lo que aconsejo a las personas no es que busquen una dieta

sino a un profesional que les ponga esa dieta.

-Acabo de pesarme.

¿Está por encima de su peso? Por supuesto.

He tenido un infarto y me estoy poniendo en manos de don Alfonso

para corregir todas estas cosas.

-Lo que intentamos es que no lleguen a esa situación, es decir,

una base de corrección alimentaria en su alimentación normal

para que vaya bajando peso.

De 117 está ya en 111, y lleva prácticamente un mes.

Muy buenas, Mila, de "Comando actualidad".

Tránsito, ¿ha llevado usted muchas dietas anteriormente?

Pues sí he hecho alguna.

Alguna, hasta recomendadas de la vecina, incluso.

Pues sí, pero vamos, que yo ya luego me puse en manos de un profesional.

-Esta semana ha perdido 1,300 kg. -Pues mira qué bien.

¿Cual es la dieta o el régimen que ya está llevando

para ir disminuyendo de peso pero sin alimentarse mal?

Lleva un régimen hipocalórico equilibrado

y un programa de actividad física

que evidentemente no es igual para todo el mundo,

tiene que ser adaptado a la persona.

O sea, que le toca darse buenos paseos, ¿no?

Sí.

¿Todos los días está saliendo a pasear?

Todos los días que puedo.

Has bajado 10 cm el perímetro abdominal

desde que comenzaste el plan, pero hay que bajar todavía más.

-Ya.

¿Cuánta gente está a dieta? ¿Nos pasamos la vida a dieta?

¿Cual es la del momento?

Pues vamos a ver lo que hacemos hoy.

Muy buenas, ¿qué tal?

Soy Mila, de "Comando actualidad", ¿cómo están?

¿A punto de entrar en la clase del gimnasio?

A punto.

¿Ustedes están a dieta? Pues sí.

¿Cuántos años ha estado abierta?

Pues he estado miles de años a dieta, toda la vida,

pero al final he dado con la dieta que se ha acoplado a mí.

20 kilos en cuatro meses.

¿Esta eras tú? Esa era yo.

¿Cuánto pensabas aquí? Ahí pesaba casi 90 kilos.

La nutricionista te orienta

y te dice hasta dónde puedes llegar a perder.

-Yo he estado haciendo una de 14 días,

que la hice hace unos pocos años y me fue medio bien.

¿14 días a dieta? Sí.

¿Y qué es la dieta de 14 días?

Es por la mañana un café con un biscote,

al mediodía espinacas hervidas y dos huevos duros,

y eso es muy duro, los 14 días son durísimos.

-Media ahora de bicicleta, otra media hora de abdominales,

mantenimiento...

Cosa que antes no hacías. No, nada.

¿Usted también está a dieta? Yo estoy cansada de estar a dieta.

De nutricionista, de herboristería, de muchas, la del melocotón,

la de la piña, la de la alcachofa... Yo me las sé todas.

¿Y es desesperante ver que no funcionan o qué ocurre?

A mí si me funciona, lo que hago me funciona,

lo que pasa es que me desespero de llevar toda la vida a dieta.

-Dos más...

Estas chicas no necesitan ninguna dieta,

no se han puesto nunca a dieta, pero hoy tenemos otro bando que sí.

Aquí está todo repartido.

Tú tienes el control del gimnasio.

¿Qué porcentaje viene al gimnasio acompañando a una dieta?

Un 75% sí, siempre.

Las he hecho todas, te puedo decir que las he hecho todas.

Perdóname, pero yo te veo estupenda.

Bueno, de construcción tengo mis anchuritas, pero es que eso es mío.

Esto es la sustitución de tu desayuno.

Sí. Tiene fibra, proteínas vegetales traídas del tofu, del garbanzo,

del arroz y de la soja no modificada genéticamente.

Tiene isoflavonas, que son importantísimas para la mujer...

Buenas. Hola.

Me dice que en esta casa, tres dietas diferentes.

Diferentes, aparte de la comida de los niños, que eso es lo peor.

Muy buenas, ¿cómo están? Maribel, mi suegra.

Y ella es mi cuñada. Hola, ¿qué tal?

Ahora nos estamos preparando para la operación bikini, claro.

Desde febrero...

Sí, porque en mayo hace la niña la comunión y hay que estar ya.

-Yo me tengo que privar...

Marzo, abril, mayo, esos tres meses...

Eso es pasar mucha hambre.

¿Y qué dieta está haciendo ahora? Dieta, no.

Solamente me privo de lo que puedo.

Procuro comer pocos dulces, poco pan,

solamente por la mañana una tostada con aceite...

Tú sí llevas dieta. Sí. Lo intento al menos.

Tiene 1300 calorías.

O sea, al día solo puedes comer 1300 calorías.

¿Y sabes cómo se llama esa dieta?

No, pone "dieta hipocalórica de 1300 calorías".

-Ella no puede comer de nada, ella, el batido, como yo.

-Nada. A mí ya me han privado totalmente.

Ahora te preparas el batido. Me preparo mi batido y se acabó.

No ceno y no desayuno, solamente el batido, claro.

O sea, que lo único que haces masticable

es a la hora de la comida. Y a media mañana y a media tarde.

A media mañana siempre como fruta.

Haces cinco comidas, y de esas cinco dos se sustituyen por batidos.

¿Marisa, cuánto quieres perder? Por lo menos, 20.

¿20 kilos? Sí.

Se me junta el problema de tiroides

con que te gusta verte delgadita y mona, la comunión de la niña,

el verano, se junta todo, pero sobre todo, por salud. Pasad.

Esta es tu cocina, Marisa. Esta es mi cocina.

Esto es el terror. Y abrir esto, peor todavía.

Bueno, tenemos para los niños.

Como quien dice, todo este apartado para los niños.

Sí, para mis niños. Bueno, también comen su pescado,

que es para esta noche, que yo intento que ellos coman sano,

pero esto es para ellos.

Las pizzas yo no me las como, eso es lo que yo quisiera.

Vamos a preparar la ensalada...

Es un rollo, sinceramente te lo digo,

las personas que somos de ser gorditas, eso es un rollo,

porque claro, yo he hecho miles de dietas distintas,

yo he probado de todo, todo lo que hay en el mundo lo he probado,

y me han descontrolado el tiroides,

me han provocado jaquecas...

-A la alcachofa no se le puede echar mayonesa, ¿no?

-No.

-Nos gusta los domingos, nos juntamos en casa de mi suegra,

otro hermano que falta y todos allí, y bueno, las chuches, las pipas

y el champán después de comer, eso no falta nunca,

y madre mía de mi vida, allí los demás con el champán

y nosotras con el agua.

Lo malo es que nos gusta todo, nos lo comemos todo, no somos delicadas.

-Yo me veo cuando salgo en las fotografías y digo, qué lástima,

yo no debía estar así ahora..

¿Porque antes estaba más delgada? Muy delgadita.

Tenía 40 años y pesaba 55 kilos, y mira cómo me he puesto.

Y antes comía más que ahora, mucho más.

Ahora me privo más y estoy más gorda.

Las penas dicen que compartidas duelen menos.

Son menos penas.

-Además cuando hay un objetivo en mente, no cuesta.

Que os aproveche, familia. Muchísimas gracias.

-Está muy buena.

Por primera vez en la historia de la humanidad

hay más personas con exceso de peso que desnutridas.

En España ya es 1/4 de la población el que tiene problemas de peso,

algo que los expertos tachan de alarmante.

Hemos quedado con usted, José María,

porque es una de esas personas que ahora mismo tienen obesidad.

Sí, son 145 kilos, y la verdad es que pesan.

No sé si se cuida usted mucho en la alimentación o no.

Bueno, la verdad es que procuro no comer mucho.

Hay cosas que llevo años sin probarlas, por ejemplo,

una fabada o un buen cocido hace que no me lo como ni se sabe.

Yo creo que mi obesidad obedece más que nada

a la vida sedentaria que llevo.

Me paso el día o delante del ordenador o escribiendo.

Se lo está mirando usted, me dice que le está viendo

un endocrino del hospital de Getafe.

Estoy ya metido en un programa para hacerme una cirugía bariátrica

desde hace año y pico.

Hasta luego, Francis. -Hasta luego.

Usted me dice que padece ahora mismo obesidad mórbida.

En la vida diaria, ¿en qué se refleja?

Que si un poquito de ácido úrico, azúcar, y además tengo apnea.

Entonces la apnea te provoca que no puedas respirar como es debido

y se producen microinfartos y demás.

Ya me tengo que parar.

¿Se fatiga usted? Sí.

Ahora mismo aquí el hecho de poder manipular los cordones, no puedo.

Pones aquí el pie, y aquí ya así llegas un poco y manipulas.

Según los últimos datos que tenemos

aproximadamente el 7% del gasto sanitario español, es decir,

unos 5000 millones de euros al año,

están dedicados a problemas de sobrepeso y obesidad.

Hola, buenos días. -Buenas, José María. Siéntese.

-¿Está haciendo ejercicio? -No, evidentemente no.

Sabe que el ejercicio es muy importante,

porque cuando se le intervenga va a ser una de las piedras angulares

para que consiga perder peso.

Usted es el primer filtro, por así decirlo,

que se pasa cuando uno llega a esta unidad.

¿Qué es lo que hacemos mal, porque están aumentando estos casos?

Si nos comparamos con hace 30 o 40 años hay dos cosas claras.

Uno, que se ingiere más cantidad de alimento.

Segunda, que en ciertos aspectos la calidad del alimento es peor,

sobre todo por el empleo de grasas saturadas, edulcorantes,

comida precocinada, y luego la tercera piedra,

la tercera pata del banco probablemente sea

la disminución de la actividad física.

¿En qué consiste esta unidad, qué características específicas tiene?

ES un entorno adaptado a un paciente con un exceso de peso.

Como podemos ver son bancos que están preparados.

Ah, vale, son bancos a lo mejor el doble de lo normal.

Y que están adaptados a un paciente con exceso de peso.

Las puertas son un poquito más anchas de lo normal.

Que precisamente José María uno de los problemas cotidianos

a los que se enfrentan ustedes, las personas obesas,

es que no se pueden sentar en las sillas de las terrazas,

de los aviones...

Hace poco en un vuelo a Estocolmo

me tuvieron que dar un suplemento de embarazada

porque no daba el cinturón de seguridad.

-Esta es una balanza que está adaptada para soportar

un peso mayor al habitual.

El Tribunal de Justicia de la UE acaba de sentenciar

que la obesidad puede ser causa de discapacidad.

¿Cómo se mide la obesidad mórbida?

Índice de masa corporal por encima de 30.

El caso de José María, por ejemplo,

¿qué índice de masa corporal puede tener?

Pues él tiene un índice de masa corporal por encima de 40.

-Buenos días, Jesús. ¿Qué tal, vienen a la consulta?

-Venimos a la consulta, sí.

¿Hace cuánto tiempo se operaron ustedes?

Pues mira, yo me operé en el 2006, hace nueve años ahora en febrero.

Por lo que veo no ha recuperado los kilos.

Qué va, para nada. Yo pesaba 140 kilos y me quedé en 66,

y ahora estoy en 72, 71, depende.

¿Y qué operación se hizo usted? Un "bypass" gástrico.

Yo antes no podía moverme, casi no podía ni caminar,

y ahora hago montaña, escalada, buceo deportivo,

hago un montón de deportes que con mi edad no es lo habitual,

porque no los he hecho antes, pero podía.

Madre mía. Esto fue antes de operarme.

¿Cuántos kilos tenía aquí? 137. Mira, este soy yo con 25 años.

Entiendo que tiene que hacer usted un mantenimiento

para no coger esos kilos.

No es una dieta, es comer de forma diferente.

-Adelante.

Buenos días, soy Mónica, de "Comando actualidad".

Laura es una paciente nuestra, operada hace un año, Mónica.

Usted es Juan Carlos Ruiz de Adana,

cirujano titular de esta unidad de obesidad mórbida.

¿Cuánto has perdido? Alrededor de unos 60 kilos.

¿Es el "bypass" gástrico la operación más frecuente

que hacen ustedes?

Es la más frecuente porque es la que da mejores resultados.

No sé si todos los obesos mórbidos que vienen a la unidad

son candidatos a practicarles cirugía

o hay que pasar unos requisitos estrictos.

La mayoría, cuando vienen a la consulta,

son pacientes que ya han fracasado en otros tratamientos médicos.

Ahora, para asumir una operación

que no es una operación que cura la obesidad, el "bypass" no cura,

es una herramienta que el enfermo tiene que conocer, es decir,

que tienes que dejarle un ordenador y una cámara

a alguien que sabe usarlo.

Para seleccionar los candidatos a operarse

se valora mucho la motivación que pueda tener una persona obesa

para luego continuar.

Es absurdo someterle a un riesgo, cambiar su tubo digestivo

como para que en dos o tres años los resultados sean malos.

Con el tiempo uno de cada tres pacientes operados,

a pesar de todo este filtro que intentamos hacer,

uno de cada tres regana mucho peso,

no se ponen como antes pero hace que la cirugía,

dices, no merecía la pena.

La sanidad pública de alguna manera tiene que asumir que, claro,

están viniendo cada vez más obesos y no sé si para la sanidad publica

supone esto un gran gasto por paciente.

Lo que gasta la cirugía ahorra luego en repercusión del gasto sanitario,

pero solo en esos pacientes que funciona.

-Buenos días, Anabel, ¿qué tal? -Buenos días.

-¿La paciente ha llegado ya?

Ha ingresado primero y está arriba, en la planta.

-Fenomenal, pues me subo a verla un ratito y ya, al quirófano.

Doctor, al año en España se hacen 6000 operaciones

de obesidad mórbida. ¿Cuántas se hacen en este hospital al año?

Estamos un poco por debajo de los 100 intervenciones en este momento.

La intervención que le va a practicar a la paciente,

¿es de alto riesgo? Es una cirugía mayor.

Gracias.

Ella es la paciente que vamos a conocer ahora.

Sí, la vamos a operar, es Pilar.

Es una paciente que tiene unos 30 años

y tiene un índice de masa corporal de 43.

Pilar, buenos días. -Buenos días.

Buenos días, yo soy Mónica, de "Comando Actualidad".

Muchas gracias por dejarnos hablar contigo,

sé que son momentos de muchos nervios.

¿Cuánto tiempo llevas esperando esta cirugía?

Un año y medio.

No sé qué te supone esta cirugía, ¿has venido un poco a regañadientes?

No, en mi caso no.

Yo tengo la ilusión de operarme ya para quitarme los kilos de más

y encantada.

-Pilar, nos vamos a cambiar y nos vemos en el quirófano

dentro de un ratito. -Muy bien.

Pilar, suerte y gracias. Gracias, hasta luego.

Hola, buenos días, ¿Dra. Lumbreras? Hola, sí.

Yo soy Mónica, de "Comando Actualidad".

Encantada.

Usted es cirujana plástica. Sí.

No sé qué porcentaje de pacientes que se someten a estas operaciones,

tienen luego que pasar por sus manos,

porque entendemos que la piel no se queda igual.

Claro, normalmente, alrededor del 80 o 90% de pacientes

suelen ser valorados por cirugía plástica.

Nos dicen muchos que esto no entra dentro de la seguridad social,

es decir, se considera estético y se tienen que ir

a una clínica privada a hacerse una operación estética.

Claro, en principio se hace una valoración

sobre todas las secuelas funcionales

que pueden acarrear un problema de salud,

entonces, aquello que le pueda incapacitar a la hora de vestirse,

de caminar, que produzca algún tipo de escoriación en la piel

es cuando realmente está indicado hacer este tipo de intervenciones.

La técnica que se va a emplear es la paroscopia que permite operar

haciendo unas pequeñas incisiones,

no hace falta abrir todo como se hacía antiguamente.

Efectivamente.

Se va a cortar el intestino y reducir el estómago.

Eso es.

Aquí tenemos el estómago ya, que no tiene un tamaño desmesurado,

y el hígado, que esta paciente ha cumplido la dieta preoperatoria

ha disminuido bastante de tamaño

en comparación a como estaría hace unas seis u ocho semanas.

Vemos mucho mejor de lo que veríamos en cirugía abierta,

porque hay mucho más detalle de todas las estructuras.

Vamos a empezar a cortar el intestino.

El intestino no se reduce como tal, sino que se "bypasea".

Lo vamos a "bypasear" un metro.

Hemos visto que se queda grapado.

¿"Bypasear" exactamente qué es? Que pase por otro sitio el alimento.

Lo cual, le permite a la paciente no asimilar tanta comida.

Efectivamente, durante ese metro no va a absorber alimento.

Aquí estás en tus... ¿cuántos? 65 kg.

¿Cuánto llegaste a pesar? 120.

¿Qué te empujó a decir "tengo que perder peso,

tengo que quedarme en la mitad"?

En mi caso fue la diabetes, veía que dentro de 10 años

iba a estar en una silla de ruedas, no iba a poder trabajar

o no me iba a poder mover.

Pilar, es que no pareces la misma.

Esta es tu nevera. ¿Ha cambiado mucho?

Ha cambiado muchísimo.

Ahora veo queso fresco, un batido desnatado, anacardos,

mucha verdura. Mucha verdura, tofu.

¿Tofu? Sí, está aquí.

¿Esto qué es? Esto es queso de leche de soja.

¿Antes qué había en tu nevera?

Había muchas cosas que engordaban mucho, mucha pizza,

muchas cosas de freír, etc.

¿Tiene algo que ver eso con el adelgazamiento?

Sí, porque uno de los "efectos secundarios" de la operación

es que tienes que tomar suplementos vitamínicos.

¿Lo hiciste en la sanidad pública? Sí.

Imagino que hasta llegar al punto en el que te lo hicieron,

tuviste que justificar que habías hecho no sé cuántos regímenes...

Sí, tuve que justificar los regímenes que había hecho,

pasar un examen psicológico y psiquiátrico,

pasar un montón de pruebas para ver si era apta para la operación,

y luego la lista de espera, que fue año y medio.

Lo de la lista de espera es matador.

¿Todo esto conlleva el sobrepeso? Sí.

No estamos hablando de una cuestión estética.

No, yo de por sí, si hubiese sido solo por estética,

nunca me hubiera operado.

No es un problema de estética, es de salud,

un problema grave de salud por todo lo que conlleva:

colesterol, azúcar, problemas de huesos...

Ya.

¿Tu oficina? Sí, el despachito.

Me imagino que ahora te será mucho más fácil

el tema de tirarte aquí 14 horas como os tiráis los taxistas.

La verdad es que sí.

Es más fácil, sobre todo de espacio, porque yo soy bajita

y tengo que llevar el asiento muy cerca,

no llego con los pies a los pedales,

y antes la barriga me daba con el volante.

Hace frío ahora, estamos a 0° aproximadamente.

Por ahí andaremos.

Una cosa que se nota cuando adelgazas, que parece una tontería,

es que tienes más frío.

Parece lógico que la grasa abrigue. Yo, por lo menos, tengo más frío.

Pilar, ya has cargado, ¿no? ¿Cuántas horas en el taxi?

14 más o menos.

¿Hay trabajo más sedentario que este

a pesar de que te estés moviendo constantemente?

¿Qué pasa, Fernandito? -¿Qué pasa? Que eres más guapa

y estos señores a mí no me... -Por supuesto.

Perdona, ¿conoces a Pilar desde hace mucho?

Sí, unos cuantos años. ¿Ha cambiado mucho?

Mucho, y para mejor. -Muchas gracias.

Me decía antes, "no hay nada que se agradezca más

que te digan de forma honesta qué bien te veo".

Es verdad.

-Y además él es de los que me apoyan mucho.

-Cada vez que Pilar publica algo, ya estoy yo dándole mi apoyo.

Porque este trabajo es duro, ¿eh? No es fácil.

No es fácil estar ahí sentado 14 horas diarias, sin poder moverte.

Es verdad.

Hay que ser muy disciplinado para comer bien y demás,

y no echar barriga.

Cuéntemelo a mí, que salgo a correr todas las tardes.

¿Después de 15 horas?

Sí, yo llego a casa, tomo un café con mi mujer y a correr.

¿Todos los días?

Una horita como mínimo.

¿Eso has empezado hacerlo tú también?

Sí, todos los días no, lo reconozco, pero tres días a la semana.

Enhorabuena, porque ya tiene mérito lo tuyo.

Con casi 60 años, ¿eh?

¿Esto qué es, José?

Es un mix de verduras para un plato que tenemos.

¿Comida vegetariana es sinónimo de dieta y de adelgazar?

No.

Es decir, puedo comer vegetariano y malcomer también.

Exacto, aparte de ser vegetariano hay que llevar una dieta equilibrada

o medianamente estricta.

Eliminar las grasas, hidratos de carbono...

Una cosa, no ser vegetariano no es malo.

Tampoco. Esto es una opción.

Es una opción buena.

Se te quema el wok. Vamos a seguir un poquillo.

Nosotros todos los días tenemos ofertas de legumbres y una crema.

Son frijoles, y hoy nos ha tocado con verdura asada.

Ah, eso que vemos no era tocino.

Nada, aunque a cierta gente le gustaría,

pero es solo verdura asada.

¿Esto es una ración? Sí.

¿Esto sacia? Al momento sí.

De ahí que haya que comer cuatro o cinco veces al día.

Exacto, lo ideal serían las cinco ingestas.

Acabo de ver algo saliendo de una freidora, ¿cómo es esto?

Digamos que tenemos opciones.

Estamos preparando una ensalada templada de patatín asado.

Con unas salchichas que imagino que no son salchichas.

No tienen ni cerdo ni ternera ni pollo, son de tofu.

El tofu es una proteína vegetal.

He oído hablar de superbatidos, ¿qué es eso?

Sí, los hacemos por aquí.

Esto es leche de coco, unas manzanas...

Los complementos que echáis, ¿esos polvillos qué son?

Son complementos vitamínicos, completamente naturales.

La mayoría son de gramíneas, de tubérculos...

(LEE) Superbatido vitamínico: camu camu, leche de coco, manzana,

bayas de goji y azúcar de coco. Esto, por ejemplo, no adelgaza.

No, pero tampoco engorda, acordemos que el azúcar es de coco,

no está refinado.

Un superbatido de estos puede ser sustituto de una ingesta.

Estamos en un restaurante vegetariano, Pilar,

pero tú no lo eres. No.

¿Esto qué es? Garbanzos con tomate al curry.

Y ahora un postrecito.

¿Un postre también te permites? Claro, un yogur.

Supervisado, entiendo, por un especialista, un endocrino.

Claro, yo cada ciertos meses

tengo visitas y revisiones con el endocrino.

Me hago analíticas complejísimas para ver si estoy bien de nutrientes

y no tengo ninguna carencia.

A ver si no nos quitan la mesa grande.

La botella de agua directamente va al bolso, porque si como no bebo,

y si bebo no como.

¿No puedes beber agua mientras comes?

No, porque me lleno y no como.

La dejo y luego me la bebo a lo largo de la tarde.

Esta intervención a la que te has sometido no es tontería,

es muy estricta, sobre todo después.

¿No te has planteado lo de un tupper?

No, porque eso supondría comer deprisa.

Lo que tengo muy claro es que si no fuera por mi chico,

que es lo mejor del mundo, mi familia, mi madre,

mis amigas y amigos, y toda la gente de la cirugía bariátrica

esto no sería posible.

Para hacer esto hay que estar rodeado de gente que te ayude.

Y apoyado, sentirte apoyado, eso es súper importante.

Me estoy emocionando.

En la actualidad, está considerada como la epidemia del siglo XXI,

la obesidad infantil.

La sociedad española de cirugía de obesidad estableció los 18 años

como edad límite para empezar a operar.

Aquí se hizo la primera operación por tratarse de un caso excepcional.

¿Cuántos más ha habido como él?

El problema de las camas es que necesitamos camas más grandes

y con mucho más volumen,

porque los niños que operamos son tan grandes, necesitamos...

Vamos a ver cómo lo podemos conseguir.

Este que vamos a operar 170 kg.

Dr. Olivares, 40 años dedicado en el hospital La Paz

a la cirugía pediátrica.

¿En estos últimos años ha visto usted que esto ha ido despuntando?

Terriblemente, los niños ya no juegan en la calle,

el sedentarismo se ha apropiado de todos los juegos

y divertimentos de muchos de los niños,

y la oferta de comida hípercalórica

ha aumentado hasta niveles increíbles.

Hemos tenido muchísimos casos de niños con obesidades mórbidas,

obesidades muy complejas

que necesitan intervención quirúrgica.

La mayor parte de las veces,

a los niños se les atiende con un servicio de endocrinología

y por el servicio de nutrición.

Somos el mismo equipo, cuando ellos fracasan

en este sistema de tratarlos de forma médica y conservadora,

nos los presentan en cirugía como pacientes

posibles candidatos a intervención quirúrgica.

Si quieres te presento a Nuria, que es quien está conmigo,

ya es una cirujana sénior.

¿Hay lista espera en la obesidad infantil?

No, en niños no.

-Nuestro objetivo es que no lleguen a adultos obesos,

con 200 kilos y con los problemas de movilidades que lleva consigo.

-Como el caso en el que venía pidiendo una cama a la supervisora

para operar la semana que viene, pesa 190 kg un niño de 15 años.

Está en +11 desviaciones estándar,

significa que estaría, para que lo entendamos,

11 veces por encima de lo que le correspondería estar en su peso.

Esto es una campaña publicitaria de EE.UU.

¿Pero no nos pilla tan lejos?

Estamos ya con datos muy cercanos a EE.UU.

Allí, uno de cada tres niños padece sobrepeso y obesidad,

y en España estamos en uno de cada cinco.

Así es, cerca del 30% casi en el sur de Europa.

(TRADUCE) -"Mi grasa te hará mucha gracia, pero a mí me está matando".

Lo que dice esta niña es verdad, ella está gruesa,

con una obesidad importante, pero no solo es eso,

es que la obesidad está corroyendo el hígado, provocando hipertensión,

provocando trastornos endocrinológicos severos...

¿Se utiliza el psicólogo?

Tenemos una psiquiatra magnífica que nos está ayudando mucho

con todos estos niños, y de hecho,

ni Nuria ni yo operamos a ningún niño que no haya sido visto

por el equipo de psiquiatría y no nos lo hayan autorizado.

Este preoperatorio también es duro,

porque necesitan llevar una dieta especial,

de sabores extraños, etc.

Como curiosidad, la primera intervención de obesidad mórbida

fue española.

La reina Toda Aznar, de Navarra, tenía a su hijo, que es este,

rey de León después, que fue obeso mórbido.

¿Cómo se curó? Le cosió la boca.

Bueno, método del año 959. Solo podía tomar con pajita.

-Perdió muchísimas arrobas, pudo montar a caballo

y pudo ser rey de León.

Estos son los métodos.

Sí, los que podemos usar en cirugía pediátrica para tratar la obesidad.

La banda elástica ajustable,

no es de nuestra elección ahora pero para que lo veas.

Esta es una de las niñas a la que le hemos puesto una banda elástica,

pero esta niña, luego hemos tenido que reoperarla

porque no ha funcionado la banda.

Este es el recorte, la reducción del tamaño del estómago.

Se introduce una gruesa sonda en el estómago

y vamos a quitar prácticamente todo el estómago.

Todo esto se quita.

¿Y quedaría esta cosa tan fina? Exactamente.

Este es el primer paso del tratamiento,

la cirugía les pone en una situación estupenda,

pero no es una varita mágica que salgan del quirófano guapísimos.

No, tienen que llevar un tratamiento muy duro.

Esta es la última técnica que le podemos hacer a un adolescente

antes de pasar a hacerle grandes bypass intestinales.

Con este bypass pueden perder entre 80 y 90 kilos, pero es reversible,

en un momento determinado, si este chico se cura de su obesidad,

y dentro de 8 o 10 años viéramos que está perfectamente curado.

Podríamos reintervenirle y dejarle exactamente igual que antes.

Es la familiar el punto clave, ¿no? Absolutamente fundamental.

-Hay que educar a la familia entera,

hay que cambiar todos los hábitos dietéticos,

los hábitos de ejercicio, y si la familia no le ayuda,

es casi imposible que por sí mismo sea capaz de seguir adelante.

La familia es fundamental.

¿Se podría decir que la obesidad infantil

puede tener también clase social? Aunque sea triste, es verdad.

La comida basura es una comida barata.

No sé si sería una buena noticia

que desapareciera esta unidad de cirugía de obesidad.

(RÍE) Es imposible.

Desgraciadamente se van a crear más unidades de cirugía

para obesidad mórbida infantil porque va a haber muchos más.

Son gente joven, pero que va a tener problemas cardiovasculares,

de hipertensión, diabetes, etc.

Y eso requiere una enorme cantidad de medios de un sistema sanitario

y como siga el crecimiento a ritmo hay estudios muy bien

hechos diciendo que puede llegar incluso a quebrarse

el sistema sanitario de una nación como siga esto avanzando.

Casi la mitad, el 43% de la población infantil

de España sufre sobrepeso o obesidad.

Datos que nos ponen en los primeros puestos de Europa

y cada vez más cerca de los Estados Unidos.

¿Cuáles son las causas?

Es cuestión de gen, malos hábitos, ¿por qué?

-Sí, adelante.

Muy buenas doctor, ¿qué hay?

-Encantada. -Igualmente.

25 años de experiencia siendo endocrino e investigando también.

Sí, llevamos 25 años en este campo.

¿Cuáles son las consecuencias de tener un sobrepeso

que pueda llegar a una obesidad?

El primer problema es psicológico,

el segundo problema es que afecta al aparato locomotor,

el tercer problema es que está generando

todos los mecanismos para que ese niño tenga diabetes

y problemas cardiovasculares en el futuro.

Hay momento en el que dices,

yo creo que mi hijo tiene sobrepeso o incluso un problema mayor.

¿Qué hay que hacer?

Los padres tienen que comprometerse, los dos,

padre y madre, y es un tema familiar.

Nosotros lo conseguimos de una manera

cada uno tiene sus métodos,

nosotros tenemos un método que se denomina dieta fafo.

Son unas dietas fáciles para llevar a cabo en la familia.

Pero también es fundamental que el niño

se pueda tomar una hamburguesa.

También es fundamental que el niño vaya con los amigos y se tome

unas chucherías los fines de semana.

Sí vale la política del 80-20.

Sí vale del 85-15, el niño se comporta muy bien

durante la semana pero se tome un capricho algún día.

¿Eres Carmen? -Soy Carmen.

Encantada, soy Mila, de Comando Actualidad.

Todos hemos tenido tendencia en casa a ser más gortitos de lo normal,

pero llega un momento que al final entras en esa dinámica.

Yo por ejemplo tengo un horario complejo de trabajo

para mí es mucho más cómodo decirle a mis hijas

que coman una pizza, o una hamburguesa.

Es cómodo. Eso es mucho más cómodo.

Al final nos equivocamos pero es más cómodo y más rápido,

y al final lo acabamos pagando.

-Hola, Rafael, ¿qué tal?

¿Cuál es el problema que tienen estas niñas?

-Es un problema de ansiedad alimenticia y de poca saciedad.

A todos los niños siempre le miramos la tensión arterial,

evidentemente les exploramos, miramos el corazón.

Vamos a mirar el tiroides.

Esta aportación es fundamental.

-Es 1,57 y medio y pesa 78,200.

-Ponemos aquí la talla de la persona

en este caso es 1,57 y lo ponemos en 78 kilos.

Nos hace un índice de masa corporal, el Body Mass Index, que está en 32.

Estamos en un grado de obesidad hay que reducirlo.

-¿Comes verduras? -Algunas veces sí.

-Con esto, tú ahora Carmen tienes que hacerte un calendario.

Te organizas para que coman todo esto.

Esto lo pegamos ahora en la nevera como si fuera algo más

y sobre esto yo me preparo.

-Hola, Carmen. -¿Cómo estáis?

¿Cómo han ido estos días que no nos hemos visto?

-Esta semana han estado un poco estresadas por los exámenes.

Algún día un poco más relajada, pero los demás un poco estresadas.

Me miro al espejo un poco. -Yo las veo muy predispuestas.

¿La mayoría de los niños vienen igual que ellas?

-Es muy difícil.

Al principio cuando llegan hay que dedicarle un tiempo

a motivar y mejorar los cambios, mejorar todo el tema de los hábitos.

¿Tú sabes cuál es la meta a la que quieres llegar?

Que estén a gusto con ellas mismas y sobre todo que estén saludables.

A veces encuentras que hay miedo al rechazo,

problemas a la hora de relacionarse con el grupo de iguales,

porque sabemos que hoy en día se nos exige mucho,

y la relación corporal es importante.

-Pues mamá me llaman gorda.

O mamá, cómo me voy a poner eso que me van a mirar mucho.

Y todo eso.

¿Tú tienes 18 años? -Sí.

¿Hay algún chico que te guste?

(Ríen)

-Sí, sí es así.

-Eso igual te motiva.

Yo creo que es lo que más la motiva.

Ahí está.

Cambiamos.

Subimos.

Recogemos.

Arriba. -¡Ya!

Eso es.

-Buenos días. -Hola.

Eva y entrenador personal.

Vamos a ver Eva, tú eres una modelo de tallas grandes.

Sí.

¿De qué talla?

Depende de qué diseñador tengo entre una 44 una 48.

Te tengo que preguntar, ¿cuánto pesas?

80 kilos.

Ahora hay una especie de movimiento de mujeres con talla grande,

acaba de haber un desfile hace poco de mujeres con curvas

que se llaman así mismas curvys.

Viene de Gran Bretaña y Estados Unidos.

¿Tú serías una modelo curvy? -Sí.

-Que tenga una talla grande no quiere decir

que no goce de una buena salud es lo que trabajamos un poco,

solemos trabajar unos tres días a la semana.

Como ha contado ella su trabajo no va orientado en el entrenamiento

a la pérdida de peso, sino que va orientado

a la tonificación y al fortalecimiento general

de su cuerpo.

-Yo siempre he sido una chica que me ha gustado

las chicas con curvas.

A mí una sociedad no me va a imponer lo que es una belleza real

con sus cánones de 60-90-60.

-Venga vamos.

-Eso es.

-Ya está, hemos acabado.

Eva, ¿cuántos años tienes? -36.

-¿De dónde eres? -De Gijón.

Viniste a Madrid para dedicarte profesionalmente

a ser un modelo de tallas grandes. -Sí.

Yo no estoy orgullosa de mi sobrepeso,

yo estoy orgullosa de que tengo de una buena salud.

Ya hemos llegado.

Ahora que tienes aquí la nevera, ¿podemos ver qué comes?

Pues mira tengo agua de aloe vera, leche desnatada,

yogur desnatado cero cero, mandarinas, limones.

Me gusta tomar de un zumo de limón nada mas levantarme.

Luego unas salchichas de pollo y pavo.

¿No tomas dulces o grasas?

Claro que me doy un capricho pero es un día a la semana.

Aquí guardo la báscula.

Y nada, vamos a pesarnos.

-Lo peor es que luego, tú tienes una niña

que es lo que más me duele, que con 14 o 15 años,

su madre va comprar ropa con ellas y entra en estas tiendas

porque es ropa moderna, y no encuentran talla.

Donde encuentran talla tienen que llevarlas

al departamento de señoras.

En las tiendas de alguna manera, ¿te ves discriminada?

-Sí, me veo discriminada,

no es que tenga que quitar los maniquíes pequeños.

Pero sí que hubiera diversidad.

-Me ha llamado un cliente y quería ver tu estado actual,

quiero hacerte unas fotos actuales.

Vamos a ver cuánto mides actualmente.

Tienes 107 más o menos de contorno, 94 de cintura.

Pongo tus datos físicos.

-¿Cuántos modelos de tallas grandes tienes?

-Seis.

-¿De cuántos modelos?

-De unas 300 modelos de las que 6 son de talla grande,

pero ojo modelos de todas las edades.

Separa un poco más las piernas.

A ver.

Esa sonrisa tuya por favor.

Vale, con estas ya tenemos más o menos.

Siempre estamos hablando un poco de la ropa que no encontramos.

No encontramos nada de lencería para nosotras,

muy de abuela o de señora,

si tienes un poco más pecho de lo normal ya no encuentras nada.

Necesitaba un sujetador sin tirantes negro para mí, ¿podría ser?

-Ahora mismo tenemos varios modelos, de tu talla tenemos.

Por ejemplo este.

¿Puede ser lo que te gusta?

-¿Esto qué talla es?

-Esta talla, tenemos que mirar, es una 100 de la espalda y una copa G.

Una copa G.

-Eva, claro esto es dificilísimo de encontrar en algún sitio.

-Pues sí y más si es un sujetador deportivo específico.

Mira este. Esta es una 95 también G.

-¿Qué precio tiene este por ejemplo?

-Por ejemplo, 59 euros.

-Es una prenda más sofisticada.

Puedes entrar. -Gracias.

-¿Cuál es la talla más grande que tienes en esta tienda?

-120 y K de copa.

-Yo creo Inés, que este me gusta.

Mónica, ¿qué te parece? -Muy bien.

¿Qué talla es, puedo preguntar?

-Sí, es una 100 doble D.

Me encanta el conjunto.

-Es muy bonito.

-A mí los corsés, y eso que ahora se han puesto de moda para ponérselo

tal cual con vaqueros.

-A mí no me convence mucho.

-A la que nos sobra el problema de estas cosas es que te lo pones

y se te queda aquí en vez de aquí abajo

y pareces un saquito.

-Venís aquí porque tenéis talla grande.

-Sí.

-¿Puedo preguntar qué talla tenéis?

-¿De pecho o todo en general? De todo el general.

46 o 48. -44 o 46.

-50 o 52, depende de la tienda.

-Yo soy periodista y hace poco dejé mi trabajo para dedicarme a una web

que se dedica precisamente a esto,

a las del mundo de tallas grandes y todos los complejos que pueden

llegar a tener la mujer.

-¿Para tanto da esto de las tallas grandes y el sobrepeso?

-Sí.

-Es un mundo aparte.

-¿En qué consiste este nuevo movimiento que abanderáis un poco?

-Se trata de quererse a uno mismo.

-De tener autoestima,

que cualquier talla no te puede hacer sentir mal porque tienes

una 44, una 48, una 52 o incluso una 32.

Que estés a gusto contigo mismo.

-Entiendo que para llegar a esta conclusión y aceptaros

habéis tenido que pasar...

-De todo y precisamente es lo que aprovechamos

nuestra experiencia personal.

-Sí.

-La reflejamos a través de artículos para que las niñas se sientan

acompañadas y digan, no soy la única,

por lo tanto no es para tanto y minimizan el problema.

-Lo fundamental es la autoestima.

Hemos creado un artículo que se llama "Las gordibuenas"

-¿Has dicho gordibuenas? -Gordibuenas.

-No me digas que os llamáis así mismas gordibuenas.

-Yo personalmente no, porque yo estoy más gordi que buena.

Pero hace unos años me dijo el que actualmente es mi novio.

Gordibuena. A mí me pareció muy gracioso.

Uno de nuestros artículos que más éxito tuvo en su momento

fue "No estáis preparados para tener una novia gorda".

Es decir, me encanta pero no me atrevo

a decirles a mis amigos y a mi familia que mi chica

tiene sobrepeso y no sé qué hacer.

-¿Esto ocurre? -Sí.

-¿Os ha ocurrido con los chicos?

Que no se atreven a decirles a sus amigos que su novia tiene sobrepeso.

-Sí.

-Pues esta es nuestra página.

Lo que en un principio empezó como una web que se dedicaba básicamente

a la moda.

Lo que hacía era ofrecer estilismo y tiendas donde las chicas de talla

grande se podían comprar su ropa.

Enseguida nos dimos cuentas que pasaba el siguiente problema,

las chicas nos decían, genial, me encanta lo que llevas puesto,

pero no me atrevo a ponérmelo.

-¿Cuántas seguidoras o seguidores tenéis?

-Ahora mismo hicimos un millón y medio al mes, eso es una locura.

En Facebook tenemos más de 20.000 fans

y en Twitter ya casi 5000.

-Yo quería el solomillo de pollo de corral con agridulce rebelde,

jengibre y chili.

-La ensalada.

-Un solomillo que hay de pollo.

-¿Qué pensáis cuando se reivindica la figura de la mujer

ya no desde un peso normal sino en tallas 36 o 34?

-Una mujer tiene pecho, tiene culo, cadera,

no es un palo no es una percha para vestir.

-Nos dice esta chica.

Gracias a vuestra web soy capaz de verme sexy y entender a mi chico

cuando me dice que le gusto desnuda.

Hasta que nos empezó a ver a nosotras, ella decía,

pero este hombre como me puede ver si soy un horror.

-¿Solomillo? -Para mí.

-Perdona, me traes otra caña, por favor.

En el trabajo me dicen constantemente,

hala la gorda está comiendo donuts.

Pues no pruebo un donuts desde el 96.

-¿Habéis hecho dieta? -Sí.

-Dieta Dukan, no. -Dukan, no.

-Toda la vida a dieta.

-¿Estáis bien con vosotras mismas?

-Yo creo que se puede estar bien con uno mismo

pero se puede querer estar todavía mejor.

Yo ahora me quiero.

Yo estoy feliz ahora mismo.

No tengo ningún problema.

Pero sé que con 15 o 20 kilos menos voy a estar más ágil, más contenta.

Pero en base a todo lo que vivido ya no lo hago por los demás

ni por gustar a los chicos, lo quiero hacer por mi salud.

-Es evidente que el sobrepeso nos preocupa cada vez más

y afecta cada vez a más gente a veces tomar una solución

demasiado rápida para evitarlo,

puede tener consecuencias tremendas.

-Buenos días. -Buenos días.

-Adiós, un besito a la mami. Hasta luego.

Dejamos a los niños en el cole y empezamos la jornada.

Me vas a permitir la expresión,

hablando contigo por teléfono me lo decías así,

tienes una bomba en el estómago.

-Sí, es doloroso estar con esto dentro,

porque la verdad es que no puedo comer lo suficiente

y vomito muchísimo.

Lo primero que hago cuando llego a algún lado es localizar el baño.

Peso 104 kilos.

¿Cuántos has llegado a pesar? -He llegado a pesar 71.

-Es decir que gracias a esta intervención

bajas de peso y ha habido un efecto rebote brutal.

-Muchísimo.

-Pase, pase Pepe. -Hola.

-Una tostada como todos los días, finita.

-Emilio, soy Raúl de Comando Actualidad.

El marido de Asia.

Ya me ha contado el problemón que tiene.

Ella y tú.

-Yo peor, lo llevo rota.

-La llevas rota, hasta ahora no hemos dicho

cuál es vuestro problema pero es que tenéis

una cinta gástrica mal instalada o mal puesta.

-Sí. Y él sobre todo, la tiene rota.

-Tú tienes ahora mismo el riesgo de que eso reviente.

-Claro. -O se pegue a algún órgano.

-Estamos hablando de una especie de cinta que lo que hace es...

Apretar el estómago o cerrarlo.

-Él ahora mismo la tiene totalmente rota

y eso va bailando por el estómago.

-¿Podéis comer de todo? -Si el cuerpo me lo permite.

-Yo sí.

-Tú sí porque como la tienes rota.

-Antes no podía ni beber agua. Ahora me como un kilo.

-Lo digiere peor y tiene que pasar todo el día con Ometrazol.

-¿Cuánto pesas? -105 por ahí.

-105.

Me gasté de un dinero y así no comía, pero todo mentira.

Y tú solo puedes comer cosas trituradas.

Hombre, aceite, sal y tomate.

-El problema de esto, es que si no me echo aceite no resbala.

Por eso no puedo hacer una dieta,

una ensalada no me la puedo comer se queda ahí, se para.

No puedo.

-Ustedes son los padres de Emilio.

Me imagino que esto la familia lo vive como un suplicio.

-Sí, sabiendo que él tiene todo roto y el peligro que tiene.

-Me imagino que una cinta gástrica es un método drástico.

¿Habríais hecho dietas antes? -Sí.

-Las hemos probado todas y esto era lo más fácil.

-Era mucho más fácil que hacer una dieta y sacrificarte,

ponerte una cinta en el estómago.

-Claro porque me dijeron que iba acomer absolutamente de todo.

-¿Esta eres tú?, ¿así has llegado a estar?

-Así he estado.

-Sí te funcionó al principio la cinta gástrica.

-Mi cuñado se lo hizo también.

-En esta familia estáis tres afectados por lo mismo.

-Igual.

-Tienes el estómago cerrado a tope,

nos traes un kilo de chuletas y nos las comemos ahora.

Y lo tiene cerrado y está gordísimo.

-Me imagino que lo hicisteis en la Sanidad Privada.

¿Cuánto os costó? -Nosotros nos sacamos un préstamo.

¿Un préstamo? Pedisteis un préstamo para hacerlo.

Sí, uno para los dos.

¿Por cuánto os salió?

Él nos lo vendió por 12.000 euros.

Nosotros como fuimos los tres nos hizo un pack, tres por dos.

Nos costó 7000 euros a cada uno.

-¿Cuánto os costaría retirar esa banda

que os está haciendo la vida imposible?

Según nos han dicho unos 4000 euros.

Que ahora mismo, realmente no tenemos.

Mi día a día es horrible. El trabajo, los niños, todo.

No puedes comer y anímicamente estás mal.

-Me levanto por la mañana y ya estoy con el reflujo.

Le veo usted, veo a su esposo...

-Pero yo estoy operada de reducción de estómago.

¿Usted está operada de reducción de estómago?

Le iba a decir que yo usted la veo estupenda.

No veo que tenga sobrepeso.

He estado toda mi vida gorda. 103 kilos.

¿Ha llegado a pesar 103 kilos?

Sí, y el 13 noviembre hizo un año que me operaron.

La Seguridad Social. Se ha quedado usted en la mitad.

En la mitad.

¿Qué intervención le han hecho usted?

Me han hecho un bypass gástrico.

Es decir, no han introducido ningún cuerpo extraño.

No, no.

Para usted la obesidad era un problema serio.

Con perdón, no llegaba ni a limpiarme el culo.

¿Esta eras tú?

Sí, me veo escondida porque siempre procuraba esconderme.

¿Y ahora?

Ahora me da igual, ahora estoy fantástica.

Mira, da gusto. Además que me encuentro más ágil y es otra cosa.

(Persiana)

¿La peluquería es tuya? -Sí y de mi cuñada.

Puede parecer que un trabajo de peluquera y esteticista

no requiera de mucho esfuerzo físico.

Pues sí, la verdad es que los masajes...

¿El problema del sobrepeso dónde lo notas más

estando tanto tiempo de pie? En los pies.

La verdad es que los salones me matan.

Yo he hecho mil dietas, miles pero ninguna me ha salido bien.

Pensaba que esto iba a ser el tratamiento milagro.

Me he gastado el dinero y lo he perdido todo.

Buenos días, Emilio. -Buenos días.

Disculpe, caballero. ¿Le puedo hacer unas preguntas?

Sí. Son indiscretas.

Me da igual, tranquilo. ¿Me podría decir su peso?

99 kilos. ¿Y mide en torno a 1,60 m?

1,63 m. ¿Reconsidera que tiene sobrepeso?

Claro, cómo no lo voy a considerar. ¿Y qué hace para evitarlo?

Quitarme de comer, me quito los kilos, lo dejo y los vuelvo a coger.

El famoso efecto rebote. Sí. Y buen hambre que tengo.

Una peluquería, como un bar, es un sitio donde se escucha de todo.

Me imagino que el tema de la dieta

es de los más habituales en las conversaciones.

-Sí. ¿Tú haces dieta?

Sí, sino no estaría así. ¿Qué dieta haces?

Pues depende, a veces como bien, otras veces, cuando gano 3 o 4 kg

hago dietas exprés de tres o cuatro días.

Dieta exprés no suena nada bien. ¿En qué consiste una dieta exprés?

Comer pollo y lechuga durante tres días.

En tres días perdí 3,100 kilos. Eso no puede ser sano.

Menos sano es engordarlos.

Emilio, a cuidarse mucho. -Yo me cuido.

¿Usted no tiene ninguna enfermedad de corazón, diabetes...?

De todo, yo he tenido de todo.

Tengo de corazón, soy diabético, todo...

Y dice que está en buena forma, lo dirá resignado...

No me queda otro remedio, ¿qué hago? Algo se podrá hacer.

Hago lo que puedo.

Hasta luego. Hasta luego.

¿Qué pasó con el cirujano que os operó?

-Nosotros sabemos que está inhabilitado.

Sabemos perfectamente dónde está. Sabemos que está trabajando.

¿Trabajando de qué? Es un pizzero.

De hacer operaciones de obesidad ha pasado a pizzero.

Nos dice Asiac que este cirujano ha operado a más de 3000 personas.

En esta misma calle, nos vamos a encontrar con Clara.

Su caso es especialmente sangrante aunque ella dice que por fin

ha conseguido extraerle lo que ella llama el bicho.

(Telefonillo)

-¿Dígame? ¿Clara?

Sí, dígame. Soy Raúl, de Comando ¿Podemos subir?

Sí, claro. Gracias.

(Puerta)

Lo llamas "el bicho". "El alien". Tiene pinta de alien.

Parece que tenga hasta ojos. Ahora lo verás.

¿Podemos pasar? Sí, pasa.

Hola, buenas.

¿Qué hay? ¿La madre y un par de amigas?

Sí, las que han pasado todo conmigo. Gracias a su apoyo yo he luchado.

Y de mi madre, claro. Si no, yo me hubiera dejado.

¿Te hubieras dejado? Sí.

Este es el alien.

¿Esto es la famosa cinta que tú llevabas puesta?

Sí. ¿Quién te la extrajo?

Una doctora de la Seguridad Social. ¿La Seguridad Social?

Sí, gracias a Dios, sí.

¿Tuviste que luchar mucho para que te la sacaran?

Muchísimo, muchísimo.

¿A qué órganos te ha afectado esto? Al hígado.

Hay compañeros míos muy enfermos y han pasado muchos meses

en hospitales.

¿Por qué recurriste a una técnica como esta en lugar de hacer régimen?

Había hecho de todo, dietas, me puse el balón gástrico, todo.

¿Y nada te funcionó? No.

¿En qué medida que afecta no poder comer como una persona normal?

Todo te rebosa... Entra y sale por la nariz.

Y además es un dolor inmenso

porque el ácido sale por las glándulas salivales,

se llama peristalsis.

Estaba un día con mis amigos, ellas también, y noté algo,

Y me veo que se me había caído una "pala".

-De vomitar, el ácido se come los huesos.

Se come el hueso de la encía y tiene todos los dientes sueltos.

¿Hasta qué punto te incapacitaba el sobrepeso?

Hasta el punto de no poder coger a mi hija.

Y ahí tampoco estaba del todo.

¿En cuánto estabas más o menos? Sobre 120 kilos.

Ahora veo que evidentemente no pesas 120 kilos.

No, ahora peso 84, llevo con 84 cuatro años

pero a base de que mis amigas me llevan a andar, al gimnasio,

natación...

Me han dicho que este señor que te operó está inhabilitado.

Sí, durante cuatro años. ¿Solo durante cuatro años?

Sí.

¿Cuando pasen esos cuatro años podrá volver a operar?

Eso me dijo él a mí. ¿Te lo dijo de él?

Sí. Lo vi por la calle. Me han dicho que tiene una pizzería.

Sí. Mira, ahí consta 9000 más mil de habitación.

10.000 euros.

Me dijo que era para toda la vida.

Todos tenemos el papel pero él nunca firma, siempre firmábamos nosotros.

¿Cuánto dinero puedes haberte gastado en intentar adelgazar?

Muchísimo. Muchísimo. Muchísimo.

Te puedo decir que la ruina de mi casa soy yo.

¿Es usted el cirujano que ha puesto las bandas a tantas personas?

¿No?

-Yo soy cocinero. ¿Es cocinero?

-Hace tiempo que ya no está. ¿Ya no trabaja aquí?

-Este señor se llama Luis.

Te aseguro que he visto una fotografía de él

y se parece muchísimo a este señor. ¿No es? ¿Era más gordo?

¿Entonces, no puedo hablar con Vicente?

¿Es familiar suyo?

¿Usted no es su esposa?

¿Era usted su esposa?

Muchas gracias.

Hola, ¿el abogado que lleva lo de la cirugía bariátrica, los afectados?

-Sí, pasa, al fondo. Gracias.

¿Cuántas personas pueden ser más o menos?

-En este momento estamos en proceso unas 30 personas.

30 personas aproximándonos al problema.

¿Qué piden todos estos afectados?

De entrada, hay que situar el problema.

Tenemos que tener en cuenta que son personas

que están en una situación de obesidad, que no de sobrepeso,

pero no llegan a obesidad mórbida.

Es decir, estaban en una situación en la que la Seguridad Social

no podía cubrir su operación. Efectivamente.

Porque hay un umbral.

Al no llegar al preceptil, evidentemente tenían que recurrir

a la medicina privada.

En esa situación, es donde se les ofrece casi un remedio milagroso.

Hay gente que ha tenido más capacidad económica,

se ha puesto la banda gástrica y la misma semana se la ha quitado

porque no la soportaba.

Otras personas, por ejemplo Javier, me contaba que creía que era normal

que le cayera la comida por la nariz.

Todo lo que él vivía, lo vivía como normal.

¿A ti te ha pasado eso? -Yo he estado dos años sin dormir.

Dos años sin dormir porque al ponerte en posición horizontal...

Te sale de repente un chorro de jugo gástrico por la nariz.

He estado durmiendo en un sofá.

¿Ahora tienes la banda gástrica puesta?

Sí, pero la tengo abierta.

A mí al principio la verdad es que me fue bien.

Realmente, el primer año me funcionó.

Los problemas vinieron después.

Os hemos mostrado las imágenes de la persona

a la que hemos visto en la pizzería.

Me negaba que él fuera el cirujano.

Vosotros le habéis visto, ¿es esa persona?

Sí. ¿Todos coincidís?

-Sí, segurísimo. Seguro.

Javier, este eres tú antes de la operación. ¿Cuánto pesabas?

140 kilos. Esto es un año después.

Sí.

El primer año realmente me funcionó bien pero a qué precio.

A no poder comer nada. Aquí no podías comer nada.

No, todo sentaba mal.

-Si a cualquiera de estas personas les hubiesen dicho,

"va a pasar por esto, no podrá dormir acostado,

no va a poder ir...

Se va a poder usted incluso ahogar con su propia saliva.

Estos son los efectos adversos pero, bueno, va a perder peso".

¿Quién hubiese decidido ponerse la banda gástrica

si le hubiesen dado información?

Lejos de ello les decía, "Usted va a cambiar,

usted se va a ver mejor, vaya buscándose un bikini

para este verano. Va a estar usted fenomenal".

Eso es lo captatorio, es el comercio en la medicina.

¿Cuando decidís recurrir a esta solución,

entre muchas comillas lo de solución,

me imagino que no lo hacéis por estética únicamente, no?

Por supuesto que no. ¿Qué os mueve para operaros?

-A mí me movió que me dijeron o pierdes peso o te mueres.

-A mí ya me la han quitado, gracias a Dios.

¿Quién te la ha quitado? La Seguridad Social.

Esta es la banda gástrica.

Aquí falta un trocito que ahora te contaré.

Ahí llevamos como un botoncito donde ellos ajustan.

Es una brida que obstruye... Exacto...

...en mayor o menor medida la boca del estómago.

Para que entre más cantidad de comida o menos.

Pues yo aquí cogí una infección.

Esto va aquí, aquí yo cogí una infección.

Estuve cuatro años con la infección.

Me decía que era normal, que estaba delgada, qué era lo que quería.

Eso me decía ese señor.

¿Por qué la Seguridad Social acabó quitándote esto?

Porque es una de las cosas por las que estáis luchando.

Porque se me "desentó", la tenía deslizada.

-En mi caso, el cablecito este que va por ahí, arriba,

me rompió el diafragma, se me metió en el pulmón,

la banda se me incrustó dentro del estómago.

Este es mi abdomen en este momento. ¿Este es tu ombligo?

Sí, ese es mi ombligo y este, un agujero que me ha quedado

de la operación de reconstrucción del estómago.

¿Y esto? Esto es mi cuerpo,

esto es una toracotomía. ¿Toracotomía?

Sí. Pero es un corte transversal

de parte a parte. Sí, yo voy de parte a parte abierta.

Y esto es para solucionar los problemas provocados por la banda.

Esta es la factura que emitía este señor.

¿Esto es una factura?

Fiscalmente no y técnicamente no tiene ningún...

Y es el único justificante de pago que tienen.

9000 euros y escrito a mano, 1000 euros de habitación.

¿Todos habéis pedido un crédito?

-Claro, yo estoy pagando todavía. -Yo me hipotequé para poderlo pagar.

Tú ahora mismo sigues pagando

por lo que te está quitando la vida.

Sí, sí, sí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Siempre a dieta

Comando Actualidad - Siempre a dieta

04 mar 2015

Uno de cada cuatro españoles padece sobrepeso. El dato se dispara hasta el 43% si hablamos de niños, una situación calificada de “alarmante” por los especialistas. ¿Cuál es el precio de estar cada vez más obesos? Se manejan cifras de un 7% del gasto sanitario total. ¿Cuáles son las causas y las consecuencias? La barrera psicológica de los 100 kilos ha dejado de existir para convertirse en una cifra demasiado habitual. 

 

ver más sobre "Comando Actualidad - Siempre a dieta" ver menos sobre "Comando Actualidad - Siempre a dieta"
Programas completos (484)
Clips

Los últimos 2.841 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos