www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4520163
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Resucitados - ver ahora
Transcripción completa

¡Qué bonito! Está precioso.

Este es el frontón más antiguo del mundo.

Bueno, bienvenidos a la Estación Internacional de Canfranc.

¿Y eso? Eso lo ha hecho la guerra.

Estella, Zaragoza ahí, Belchite está en medio.

-Y este es el túnel de La Engaña.

Y, exactamente, 6976 metros.

Son tesoros enterrados hace siglos

que ahora ven la luz para que los disfrutemos.

Desde los años 80 hasta el 2015, esto ha estado cerrado.

-Verlo es una maravilla, verlo recuperado es un sueño.

Es una joya olvidada en el centro de la ciudad.

-Aquí era uno de los sitios donde se probaba...

(ASIENTE) Era el wolframio

que España le vendía a Hitler y Hitler lo pagaba en oro.

Se ha contratado ya la recuperación de toda la estación

y convertirla en un gran hotel.

-Este fue el antiguo palacio de los duques de Alba

en el siglo XVIII. ¿Y ahora esto es un chino?

Ahora es un chino, pero vas a ver dentro del chino lo que hay.

-Y este municipio que ha quedado fosilizado,

sí que, adecuando su entrada, se puede visitar.

¿Aquí 200 000 E se recaudan al año mínimo?

"Resucitados", hoy en "Comando actualidad".

¿Aquí vienen bastantes turistas? Muchos.

Si se abriera el túnel, vendrían más.

Claro, claro.

Y nosotros iríamos a la playa, al Sardinero.

(RÍEN)

(Música suave)

(Canción en inglés)

Este tren es el llamado Canfranero,

un pequeño vagón de 56 plazas que es la única manera de llegar

desde el resto de España a la estación de Canfranc.

La que fue la segunda estación internacional más grande de Europa

cerró hace ahora 50 años.

A través de ella, Franco y Hitler habían intercambiado hierro,

wolframio, lingotes de oro...

El vestíbulo ha reabierto sus puertas

hace ahora muy poquito tiempo.

¿Volveremos a viajar a Europa a través de Canfranc?

(Continúa la música)

Recogerán los cascos, por favor, y se colocarán en la escalera.

Bueno, bienvenidos a la Estación Internacional de Canfranc,

un edificio que nos da pie a la comunicación

entre España y Francia.

¿Hace cuánto se abrió este versículo al público?

Al público lo abrimos en el año 2013, en el mes de julio.

Hemos duplicado el número de personas que han visitado el edificio.

(ASIENTE) El primer año,

estábamos en unas 18 000

y ahora estamos cerca de los 40 000 visitas anuales.

Hay 9000 metros de superficie, 365 ventanas, como días del año,

150 puertas... Sí.

Esto es inmenso, o sea, que da un trabajo aquí...

Que tengamos estas dimensiones, primero, era porque se necesitaba

un espacio para que maniobraran los trenes de mercancía.

Punto uno. (ASIENTE)

Y el segundo punto es que en la mitad del edificio

en 1938 era España y la otra mitad, Francia.

¿Esto? Bueno, esto sería

lo que es el banco de cambio de moneda.

Vaya. Estamos con el euro, pero antes no.

Pesetas, francos. Efectivamente.

-Más de 100 toneladas de oro tenemos probadas

que pasaron por aquí durante la guerra.

Los papeles de Canfranc convirtieron a Canfranc

en un lugar estratégico como nadie pensaba.

Tú eres, como te he presentado, periodista, escritor...

Sí. Experto en todo el tema este

de los papeles de Canfranc. Sí.

Esta estación, en su momento, como tú lo explicas,

llegó a ser muy importante, tanto que la llamaban la dama del Pirineo.

Se cerró hace 50 años por un accidente.

(ASIENTE) Y se ha vuelto a abrir.

Ha resucitado. Mira, yo creo que se ha abierto

porque aquí hay una voluntad, en Aragón,

de que volver a recuperar la libertad es cruzar al otro lado

y volver a cruzar a Europa en tren. (ASIENTE)

Porque aquí había mercancías,

había gente que escapó de la II Guerra Mundial por aquí

y la gente quiere recuperar lo que fue.

Y aquí era uno de los sitios donde se probaba

que era el wolframio que España le vendía a Hitler

y Hitler lo pagaba en oro. (ASIENTE)

Oro que robaba en los países que ocupaba en Europa.

Mira, el wolframio es un mineral que se sacaba de las minas

que estaban en Galicia, en Castilla y León y en Portugal,

para blindar las armas, sobre todo, los Panzer, los tanques.

Sí. Que lo que hicieron fue

alargar la guerra, al menos, dos años.

Canfranc fue el lugar estratégico para alimentar Europa

y para escapar a América.

Porque aquí había un tren diario

que se comunicaba con Madrid y Lisboa.

(ASIENTE) Y de allí huían a América.

Esto ya se puede visitar hace casi tres años.

Sí. Esto no ha hecho más que empezar.

Este es el principio.

Aquí se vendió la estación, Fomento lo vendió al Gobierno de Aragón...

Sí. Por un precio módico,

menos de un piso, 300 000 E,

y ahora, en estos momentos, estamos en un proceso de...

Se ha licitado y se ha contratado ya

la recuperación de toda la estación y convertirla en un gran hotel,

un gran hotel que va a tener 100 habitaciones

en los dos pisos que tiene arriba. Claro.

Y, además, es un edificio que es Bien de Interés Cultural.

Eso se provocó después. (ASIENTE)

Cuando se encontraron los papeles del oro

y no estaba blindada todavía la estación.

¿Dónde se encontraron los papeles? Vamos aquí al lado, que lo vas a ver.

(Música)

Y esto es todo de aquella época, claro, de cuando se inauguró

con Alfonso XIII... Eso es.

En 1928. Oye, ¿y esos vagones? Pues mira, estos vagones

son algunos de los vagones que están recuperando...

Sí. De cómo eran antes.

Pero ¿son una imitación? Son auténticos. No, no.

Ah, son auténticos. Son auténticos, recuperados.

¿De los que pasaban a Francia? Sí, sí.

Esto era un vagón de enfermería.

En invierno del 42, cuando Alemania ocupa totalmente Francia...

(ASIENTE) Viene a Canfranc.

El único municipio de España que fue ocupado por los alemanes

fue Canfranc.

Los judíos que escapaban por aquí fueron detenidos

y enviados a la cárcel de Jaca, que era la torre del reloj,

y de allí, a un campo de concentración,

que era en Miranda de Ebro.

Esto va a ser el gran hotel de las 100 habitaciones en los dos...

En las dos plantas. En los dos pisos.

Y esta parte de aquí enfrente va a ser la nueva estación,

va a estar allí. O sea, la resurrección de Canfranc

ya es un hecho. Sí, sí.

Año 2023-2024, los aragoneses y los españoles

volveremos a cruzar a Europa por él, por el Pirineo Central. Mira.

Eso era una cesta. Eso que vemos aquí.

Eso es una cesta que guardaban los papeles...

Sí.

De lo que era el tráfico que había en Canfranc.

Jonathan Díaz, que era el conductor del autobús de Olorón-Canfranc...

Sí. Se va de paseo...

Sí. Viene a esta zona

y ve que esta zona estaba llena de cestas como esta...

Sí. Y papeles tirados por el suelo.

Esto es lo que se encontró este conductor de autobús.

Esto es. Esta situación.

Y en estos papeles, ¿qué ponía? En estos papeles es donde ponía:

"Lingotes de oro". Y tú lo cuentas todo...

En este libro. En tu libro.

Sí. "Canfranc, el oro y los nazis".

Eso es. Estaba en cestas como esa

y nadie lo había visto... Nunca.

Ni nadie lo supo valorar. Nunca.

Mira quién viene. Hola.

Hola. -Él es Víctor.

¿Qué tal, Víctor? ¿Qué tal? Encantado.

-El que era el alcalde... ¿Qué tal, Víctor?

-¿Qué tal? -Era el alcalde

cuando se encontraron los papeles. Estamos hablando ¿de qué año?

2001. -2001.

Mira: "Canfranc, octubre de 1942". De 1942.

Esto ya es... Claro, lo empezamos a leer

y empezamos a ver, por ejemplo, bueno, pues ese día...

"Manifestados". Hubo un tránsito...

Oro. Una tonelada...

Oro en lingotes. Lingotes de oro.

Aquello fue impresionante. (RÍEN)

Entonces nos vimos en un mundo desconocido

de periodistas de todo el mundo: de Japón, de Estados Unidos, de tal,

de agentes del Mossad israelí...

De, no sé, de todo para ver qué es lo que sucedía aquí.

Aquí se juntaban desde espías, ¿no? Exactamente.

-Eso es. -Espías...

Espías simples y espías dobles, ¿eh?

De hecho, un tío mío fue el que ayudó a escapar

al mayor espía que hubo aquí, a monsieur Le Lay...

-Eso es. -Andando por toda esta vía

hacia varios túneles varios kilómetros más abajo.

Albert Le Lay, que fue el que ayudó a escapar a los judíos, ¿no?

Correcto. -Eso es.

Fue como el Schindler de Canfranc. El Schindler de Canfranc, así es.

O Ángel Sanz Briz de Canfranc, ¿no? Eso es.

Para los canfranqueses y los aragoneses en general,

que esto se restaure, se rehabilite y, sobre todo,

la apertura de la vía con Francia, esto para vosotros

es una vieja reivindicación que vais a ver lograda, ¿no?

Pues sí. Es que, además, pese a quien le pese,

lo vamos a ver, porque esto se va a conseguir.

Porque en España ya tenemos una frontera

por País Vasco, tenemos frontera otra por Cataluña,

Hendaya, Portbou, nos queda la aragonesa, ¿no?

Nos queda esta, que ha sido siempre el hermano pobre de los pasos.

El hermano rico, cuando hubo problemas, por ejemplo,

en la II Guerra Mundial, como estamos comprobando...

(ASIENTE) Pero lo que tiene que ser una vía

de acceso y de pasar el Pirineo

entre los dos países, bestial.

(Música)

(Canción en inglés)

A muy poquitos pasos de la estación

y dentro del túnel que antes unía España con Francia,

nos encontramos con un laboratorio subterráneo

de los que solo hay 10 en todo el mundo.

Son un conjunto de científicos que han venido debajo de la tierra

a estudiar la materia oscura del universo,

los neutrinos y sucesos poco probables.

Hola, buenos días. (A LA VEZ) Buenos días.

Yolanda y Pipo. Sí, exactamente.

Sois trabajadores del laboratorio. (ASIENTEN)

Tú, Pipo, en concreto, eres físico. Sí.

Eres investigador. Tenemos que recorrer casi 2,5 km

para ir al laboratorio, adentrarnos debajo de la montaña,

la montaña del Tobazo. ¿Por qué se hace ahí?

Es el único sitio donde podemos.

Realmente, la radiactividad a la que estamos acostumbrados

es muy elevada aquí, en el exterior. Sí.

Es la radiación que viene del universo,

de las explosiones y las muertes de las estrellas, de las supernovas,

llega esa radiación en forma de rayos cósmicos.

La propia radiactividad que hay en la Tierra.

La Tierra en sí es radiactiva. Todo lo que conocemos es radiactivo,

no nos escapamos, estamos acostumbrados.

Debemos aislarnos, queremos detectar partículas

muy poquito radiactivas que vienen del universo

y nos traen información del mismo. El laboratorio está bajo el monte.

Debajo del pico. Y dentro del túnel.

A 800 m de profundidad desde el pico hacia abajo.

Personal del laboratorio entrando por túnel ferroviario, boca española.

Un vehículo.

Por aquí yo no sé si es por donde va a ir el tren

si se abre el túnel con Francia, que parece que sí.

En principio, por aquí debería pasar. Ah.

De hecho, las vías, las traviesas siguen estando.

¿Sí? Se soterraron

para el paso de los camiones, pero siguen estando.

Estamos a 2400 m de la boca española. Sí.

Y a 5500 de la boca francesa.

Detectores como este son los que tenéis aquí,

en el laboratorio, para captar la materia oscura y los neutrinos.

Sí. ¿Cuánta materia oscura

hay en el universo? La verdad, sabemos bien poquito,

pero sabemos que alrededor de un 24 % del universo es materia oscura.

¿Cuántos investigadores estáis? Bueno, pues investigadores, en total,

asociados a los proyectos son unos 280.

De todo el mundo, vienen de 20 países.

¿Qué te estás poniendo?

Me estoy poniendo ropa especial para acceder a la sala blanca,

o sala limpia, del Laboratorio Subterráneo de Canfranc.

¿Qué vas a hacer ahí?

Voy a preparar diferentes muestras para uno de los experimentos

en un ambiente controlado. ¿De dónde viene la financiación?

En la financiación viene, principalmente, del Ministerio.

La financiación ronda el millón de euros anuales.

Canfranc-Estación, con 500 habitantes,

se distribuye a un lado y a otro de una sola calle.

Hasta aquí llegan cada año más de 500 000 esquiadores

de las cercanas estaciones de Astún y Candanchú.

La fuente principal de ingresos es el turismo.

Vaya día, ¿eh? Vaya día, vaya día. Los esquís, cada uno los suyos, ¿eh?

¿Cuántos venís? Ocho, dos familias.

¿De dónde? Zaragoza.

Zaragoza. Zaragoza capital.

¿Primera vez que venís a Canfranc? No.

-¡No, la segunda vez! -Segunda vez.

¿Segunda? Y más, más veces, más veces, hombre.

¿Y tanto os ha gustado Canfranc para venir más veces?

¡Sí! ¿Y por qué os gusta tanto?

Porque nieva mucho. -Bajamos de Candanchú,

que hemos estado... Hemos madrugado, ¿verdad?

-Sí. -Una parte del grupo.

Otra parte ha subido después. ¿Ah, sí?

Para no... (RÍEN)

Venga, que ya llegamos. Ya estamos llegando.

Venga, venga, que hay que ir a comer.

Venga, botas fuera. Va.

A ver, ¿cómo os habéis distribuido? Pues mira...

Familia A... (RÍEN)

Familia A, familia B. Y familia B.

Y en medio tenemos para dejar las cazadoras...

Ah, vale. Territorio común.

Y, oye, ¿qué tal es dormir aquí ocho personas juntas,

con niños incluidos? Bien, bien.

¿En literas? Bien, porque ponemos normas.

Ah. Que no huelan los pies,

que no ronque nadie... (RÍEN)

¿Alguien se ha tirado algún pedete?

-Yo no. (HABLAN A LA VEZ)

He oído uno esta noche. -Yo no.

-Me parece que ha sido ella. -¡Que no!

-No sé yo, ¿eh? (RÍEN)

¿Cuánto se paga por una habitación de 10 literas?

Sale sobre 13 E por persona. Ah, pues no es nada caro.

Con derecho a cocina... Porque en el albergue tienen cocina.

Sí, tiene una cocina para poderte hacer desayunos,

cena, lo que quieras.

Deja la nieve, Nora, ¿eh? No la toques, venga.

Va, va. -A comer.

(Barullo)

A ver, canelones de carne caseros, arroz a la cubana con huevo frito,

macarrones boloñesa... ¿Cuántos platos tiene este menú?

10 y 10. ¿10 y 10?

¿A qué precio lo vendéis? 14,50.

Chicos, una de endibias,

dos de paella, una de garbanzos,

un arroz a la cubana, tres macarrones infantil.

¿Cuánta gente tenéis aquí al día? Porque esto está desbordado.

Está lleno. 100-120, 150-200, depende del día.

Garbanzos con bacalao. Vale.

Migas caseras estilo pastor. Esto entra dentro del menú.

Entra dentro del menú. ¿Quién lleva este restaurante?

¿Cuánta gente estáis? Pues estamos ocho personas.

Gente fija, estoy yo, está mi marido en verano,

ahora está en Astún. Tu marido está en Astún.

Mi marido está en Astún, tenemos dos restaurantes allí,

Tobazo y Cafetería Choco. Vale, vivís de esto, entonces.

Vivimos de esto todo el año. ¿Cuándo coges vacaciones?

Cuando termina el verano y cuando termina el invierno.

A ver, chicos, migas.

Otras migas.

Chicos, ¿qué tal? ¿Bien?

¿De qué hora a qué hora estáis sirviendo comida?

Pues desde las doce de la mañana hasta las cinco de la tarde,

siete, ocho, depende. Se juntan cenas con comidas.

¿Y da para tanto? Sí, sí.

Sí, ¿no? Sí, porque tengo mucha gente fija:

el laboratorio, el túnel... Ah, claro.

Obreros... Entonces, viene gente. Todos vienen a comer aquí.

Aquí.

(Barullo)

Bueno, y ahora, por la noche, ¿qué se hace en Canfranc?

A ver, ¿qué hacen las familias? Pues vamos a aprovechar

el espectáculo que hay de luz y sonido,

a ver lo que nos cuenta la actuación.

(Música suave)

"Hoy quiero hablar de mí.

Mis cimientos descansan en esta explanada de Los Arañones

que acerca mucha historia.

Escuchad, escuchad".

(Continúa la música)

(Música animada)

En el patio de luces de este vecindario

se esconde el frontón más antiguo del mundo.

El Beti Jai se construyó a finales del siglo XIX

y lleva casi 20 años abandonado.

Hoy se ultiman las obras para resucitarlo.

(Música animada)

Eres el conserje de este edificio que tiene las mejores vistas

al frontón más antiguo del mundo, ¿qué hacías en un partido?

Ahora con los edificios que son más altos...

Antiguamente, había atrás una calle que se podía, que se podía...

Para acceder a esta zona hay que ir por la parte de atrás.

Sí.

¿Cuántas viviendas hay aquí? Hay 12, hay 12 vecinos.

Los que tienen más privilegios son los del tercero al quinto.

Vamos arriba.

Ahora tenemos, vamos a subir por las escaleras. Subo yo primero.

Vamos por la trampilla, cuidado.

Esto no es para cualquiera, ¿eh? No.

Pues sí que está complicado. Es complicado.

Están de obra.

Mira qué maravilla. Guau, qué bonito.

Este es el frontón más antiguo del mundo.

Antiguamente esto era una calle. Entonces...

Antiguamente por aquí se podía pasar.

Exacto. ¿Qué es para ti?

No solo como vecino, sino como trabajador de este edificio,

el que se recupere el Beti Jai, el que se resucite.

Si llega a ser algo deportivo o algo cultural,

podrías disfrutar de las instalaciones.

A los vecinos, por ejemplo, les va a dar un valor a las viviendas...

¿Crees que van a subir de precio?

Son caras ya para que suban de precio,

pero yo creo que sí pueden llegar a subir...

¿Cuánto cuesta el piso con vistas al Beti Jai?

Con vistas exclusivas.

Aquí el alquiler está entre 3500 y 6000 euros, más o menos.

Hablamos de una vivienda que tiene como 325-350 metros cuadrados.

Es una zona muy solicitada.

(Timbre)

Hola, buenos días. Buenos días.

Nos han dicho que usted tiene vistas al frontón más antiguo del mundo.

Sí, efectivamente.

Desde la ventana de la cocina se ve todo perfectamente.

¿Cuántos años lleva viviendo aquí? Yo vivo desde el año 40.

¿Y qué era el frontón cuando usted estaba aquí?

Era el frontón, había viviendas,

había una casa de aceitunas, algo de cine.

Casi lo puede tocar, ¿eh? (RÍE)

¿Es la vecina más antigua de la comunidad?

No, la más antigua es Asun, otra vecina que vive encima.

Ah, vive arriba. Sí.

(Timbre)

Hola, buenos días, ¿qué tal?

Venimos a verte, me han dicho que les acompañara si no me importaba

y como no me importaba...

Nos han dicho que usted es la vecina más antigua del edificio.

¿En qué año llegó a este edificio? ¿Aquí? En el 36.

¿Qué es para usted el Beti Jai? Yo soy vasca.

Usted es vasca. Claro.

¿Qué hace el frontón más antiguo del mundo

en Madrid y no en el País Vasco?

El frontón más antiguo del mundo y el único que ha tenido señoritas,

ahora ya no, era filial del Jai Alai.

Un grupo de vascos, entre los que estaba mi padre,

se reunieron para hacer más moderno

el frontón, el juego de pelota.

Se ve perfectamente.

Desde este balcón, tiene la fachada principal.

¿Ha entrado muchas veces?

Sí, jugábamos de pequeñas. Jugabais.

Claro, la guerra como no tenías quien te cuidara,

mi madre decía: "La calle no, al Beti Jai".

(Canción en inglés)

¿Qué tal?

Vosotros sois los que habéis conseguido

que ahora mismo el Beti Jai esté en obras,

esté en proceso de recuperación.

Sois un jugador de pelota vasca, un vecino del barrio y un arquitecto.

Un día conocí en un reportaje de televisión el edificio

y al día siguiente vine aquí a intentar entrar a verlo.

Llevaba 30 años detrás de un andamio un edificio que la gente

veía un edificio en ruinas, edificio viejo,

pero realmente nunca nadie supo lo que había aquí

desde hace muchísimos años.

¿Qué hace en Madrid el frontón más antiguo del mundo?

La pelota vasca, lógicamente, su arranque es en el País Vasco,

pero la corte veraneaba en San Sebastián.

Lo conoció en San Sebastián el juego

y la corte volvía a Madrid en invierno.

Entonces, los empresarios de pelota dijeron: "Bueno, si en verano

hacemos caja, en invierno vamos a hacer mucha más,

porque es mucho más largo".

Y los propios empresarios vascos empezaron a construir frontones

en la capital. ¿Por qué se llama Beti Jai?

Beti Jai es siempre fiesta en vasco.

-Era el mismo frontón con el mismo nombre que tenía Arana,

el empresario de San Sebastián.

-Esto es como era originalmente. Qué bonito.

Esto era las gradas. ¿En qué año se inauguró exactamente?

1894. -Efectivamente, el 29 de mayo.

Y estuvo muy poco tiempo como frontón.

Como frontón estuvo como diez años trabajando, murió de éxito.

En Madrid, de repente, como hemos dicho,

los empresarios dijeron, quisieron traerse el negocio a Madrid,

pero, claro, no uno, muchos empresarios.

Se construyeron cuatro grandes frontones

con capacidad para 16 000 personas, entre todos 20 000,

en los que se daba un espectáculo de pelota diario.

-Imagínate que actualmente se diese partido diario a la vez

en el Bernabéu, en el Wanda y otros dos que me pongas.

¿Qué club soporta estar jugando todos los días?

Era todos los días constantemente. Claro.

Y llegó un momento en que aburrió.

Es que no había público suficiente ni dinero, claro.

-Hasta luego. -Adiós.

La fachada está prácticamente recuperada, ¿no?

Sí, a falta de las carpinterías, la fachada ya está completa.

Vosotros que lleváis tantos años luchando

para que se recupere este edificio, ¿para qué queréis que se use?

Nosotros queremos lo que quisiera un contenedor de espectáculos,

tanto deportivos como culturales.

El ayuntamiento tiene abierta la posibilidad

de quien gestione los servicios de este frontón,

pueda hacer una cubierta y vosotros estáis de acuerdo.

Hay un plan especial que es el que permite la modificación del edificio

para adaptarlo a futuros usos,

que permite la construcción de una cubierta.

-Es como si tapas el teatro de Mérida para poder utilizarlo

o si te compras un descapotable antiguo

y le pones una cubierta fija.

Pero que el ayuntamiento deje abierta esa posibilidad,

no quiere decir que se vaya a ejecutar,

luego depende de quién se encargue de poner...

Pero probablemente para sacarle la máxima rentabilidad

el que lo coja el proyecto va a querer poner la cubierta.

Es dejar abierta una posibilidad una peligrosa.

Aquí está la entrada de Beti Jai, ¿no?

Ahí tienes a Mari Luz. Mari Luz, la arquitecta.

La arquitecta responsable de la obra del Beti Jai.

Buenos días, Beatriz, de "Comando actualidad".

¿Nos vais a dejar entrar en la obra?

Que todos los vecinos están deseando ver.

No te preocupes.

Eres la artífice de este proyecto, la responsable de resucitarlo.

Soy la cabeza visible de un gran equipo

que hay detrás del ayuntamiento.

Parece que estás entrando en el Coliseo de Roma.

(RÍE)

Cuando llegamos aquí, esto parecía la selva de Indiana Jones.

De maleza que tenía.

¿Cuándo se va a inaugurar la obra?

Esta fase previa yo creo que para el verano está terminada.

La cerrajería estaba, nosotros no hemos añadido prácticamente nada.

Desde los años 80 hasta nosotros, que hemos llegado en el 2015,

esto ha estado cerrado.

El estado de abandono era...

Ha estado los últimos 20 años cerrado.

20 o 30.

Entonces, no quedaba prácticamente nada.

Las galerías tenían frescos en el techo y quedaba muy poquito.

Eso no se ha podido recuperar. Lo hemos documentado.

Ese es el cuerpo principal, eso está terminado.

De hecho, esta fase de obra está recibida.

Ese es frontón. Ese era el frontis, efectivamente.

El lateral.

El lateral, que aún no está terminado.

Y aquel es el rebote. Claro.

Esto lo habéis recuperado tal cual estaba en las fotos originales.

Sí, sí.

Este es el granito original, que por encima tenía la protección

para poder jugar al frontón. Claro.

Si esto en el futuro vuelve a ser un frontón,

yo creo que se pintará,

aplicarán algún mortero que ahora los hay especiales para frontones.

Ahora hay como 12.

¿Quién paga esta obra? El ayuntamiento.

¿Y el presupuesto que tiene?

Hasta ahora, con actuaciones previas, cuerpo principal, cuerpo exterior

y el muro lateral, 4 millones.

Hay una denuncia al ayuntamiento para que nunca pueda ponerse

una cubierta... Hay opiniones de todo tipo.

Entonces, supongo que eso desde el área de Cultura lo gestionarán

y, al final, tomarán una decisión.

Cuidado, no te tropieces.

Las escaleras cuando llegamos estaban en muy mal estado.

¿La escalera original? Es totalmente original.

De esta no se podía subir, porque no teníamos garantía

de que no nos pasara algo.

¿Y ahora es seguro subir por aquí? Sí, sí ahora es completamente seguro.

Esta es la planta segunda

y esta curva es la que facilitaba que desde todas las perspectivas

se pudiera ver. No quedaban ángulos muertos.

¿Generaba tanta afición la pelota vasca?

En aquella época, sí.

Había mucha afición, porque el fútbol en sí no había aparecido

como deporte de masas.

¿Cómo lo veis? ¿Qué os parece la obra?

Verlo es una maravilla, verlo recuperado es un sueño.

Llevábamos años.

Tú piensa que desde el Colegio de Arquitectos ya desde los años 70

se está defendiendo la recuperación de este edificio.

Cuando los madrileños lo conozcan, van a descubrir una joya olvidada

en el centro de la ciudad, algo que nunca habían visto

y que ni siquiera soñaba con que existía.

(Música animada)

Alberto, aparte del Beti Jai, tú formas parte de una asociación

en donde intentáis recuperar otros edificios

que estén por ahí como abandonados en la Comunidad de Madrid.

Sí, sí, Madrid tiene patrimonio.

Es una especie de federación de asociaciones.

¿Qué edificios curiosos hay, por ejemplo, en la capital?

Fíjate, en Madrid hemos defendido cosas como Torre Arias,

que se ha salvado, o el Palacio de la Música,

que está ahí paralizado,

o aquí mismo tenemos, estamos en la Calle Duque de Alba,

y este palacio antiguo

y es el palacio antiguo de los duques de Alba en el siglo XVIII.

¿Y ahora es un chino?

Es un chino, pero vas a ver dentro del chino lo que hay.

Mira, estamos entrando en el patio,

que nos demuestra que no estamos en un chino normal.

¿Se les está dando a edificios como este

el valor que realmente tienen? Yo creo que no.

Por desconocimiento, porque la gente descubre estas cosas,

sí las valoran.

El propio, la propia Comunidad de Madrid

en su libro "Palacios de Madrid"

este es uno de los palacios seleccionados,

pero ya ves, lo han seleccionado porque en los pisos superiores

todavía se conservan las pinturas en los techos,

la decoraciones, pero son academias,

son negocios privados los pisos superiores.

Y aquí enfrente justo lo que tenemos es el Palacio de la Duquesa de Sueca.

Este edificio ya hace años lo expropió el ayuntamiento

par restaurarlo por su valor histórico,

pero luego lo dejó en un estado de abandono tal

que el propio ayuntamiento hizo una orden de demolición

y desde la asociación lo denunciamos y logramos paralizarla,

logramos que la Fiscalía paralizase la demolición

y ahora ya por fin se ha emprendido su restauración.

Esa puerta me suena.

Te suena, porque esta puerta ha sido popular por una serie de televisión.

Este edificio ha sido utilizado para filmar "El ministerio del tiempo".

Es la puerta de "El ministerio del tiempo".

Vamos a El Imparcial, porque he quedado ahí

con un miembro de la asociación.

Es otro edificio histórico de la ciudad de Madrid.

Es otro edificio histórico,

es la antigua sede del diario "El Imparcial".

Mira, aquí abajo tienen una librería.

Sí, sí, tiene un carácter cultural, no solo es

un restaurante, un bar normal, sino que tiene un carácter cultural.

Hacen exposiciones aprovechando los espacios.

Como pueden ver, ha conservado todo. Mira qué escalera,

qué altura de ventanas y qué altura de techo.

Estos son los promotores de El Imparcial, precisamente.

Hola, ¿qué tal? Hola.

Vosotros sois los responsables

de haber restaurado este edificio histórico.

Un poco, un poco sí.

¿Qué hay aquí que haya permanecido intacto con el paso del tiempo?

El suelo, por ejemplo, donde estás de pie,

lo que estás pisando es el suelo original.

Que pisaban los directores de "El Imparcial".

Tiene cerca de 100 años.

Este suelo, ¿no?

Este suelo lo pisaban Pío Baroja, Azorín.

La Generación del 98. Eso es.

-Bueno, pues te enseñamos la sala que como Dani te comentó

era la sala donde la redacción.

Aquí escribían "El Imparcial", ¿no?

Aquí te puedes imaginar pilas de redactores

tecleando las noticias del día.

-Teníamos otros locales otro socio y yo en Madrid y uno en Formentera

y nos apetecía mucho juntarnos con estos socios

y hacer un espacio que también abraza un poco la cultura,

hacer un trabajo en el barrio.

¿Cómo se usaba? Como vivienda privada de los usuarios.

No, estaba cerrado el edificio durante mucho tiempo

y lo usaron para fiestas, para eventos puntuales,

pero no había nada de infraestructura como para un uso regular.

Aparte del periódico, de la sede del periódico,

alquilasteis un edificio al lado

que eran los antiguos cines Duque de Alba.

Exacto.

¿Y son propiedad de la misma familia?

Eso es, todo el edificio pertenece a una familia.

Esta era una sala de cine antigua.

Primero fueron los Cines Duque de Alba en la década de los 30,

luego abrió la sala los Cines Equis en los 80,

que cerró hace...

19: "Charada"; 22:00, "Dos en la carretera".

¿Eso qué es? Esas son las películas de hoy.

-La puerta de la taquilla original, que es algo muy preciado.

Ah, vale. La gente nos dice si la vamos

a conservar, si la vamos a conservar, y desde luego.

¿Y qué cuesta más, restaurar algo que ya está,

o empezarlo desde cero? El problema con edificios

tan antiguos, que tienen artritis, que le salen con la edad,

como a todo el mundo, cuando entras, no sabes lo que te vas a encontrar,

y tienes que solucionar problemas internos para que aguante en pie.

Esta era la pantalla original. La zona de proyección original.

Eso es. ¿Y estos techos tan altos?

¿Esto estaba así? El techo estaba así,

pero hemos abierto el techo para tener luz natural

durante el día. La idea era un poco que esto quede

como una plaza en fiestas, donde hay una proyección

como un cine de verano, te puedes imaginar, a lo mejor, ¿no?

Entonces, eso, aquí se vive durante todo el día.

(Música)

Érase un gran rey que tenía

un gran rebaño de elefantes,

un palacio sin ventanas

y un país sin habitantes.

Sus casi 7 km de largo lo convirtieron,

hasta la llegada del AVE, en el túnel ferroviario

más largo de España, pero nunca pasó por él ningún tren.

Lleva 59 años cerrado.

Se han hecho miles de proyectos para rehabilitarlo.

Los vecinos de los pueblos colindantes

sueñan con el resurgir del túnel de La Engaña.

Manuel, buenas tardes. Buenas tardes.

Usted es uno de los vecinos que trabajó en este túnel.

Sí. ¿Cuántos años hace?

Desde niño. ¿De qué trabajó en el túnel?

En principio, de aprendiz de mecánico.

Y así he terminado, de profesional de la mecánica.

Se ha dedicado toda la vida... A la llave inglesa.

¿Cuánto ganaba entonces, si se acuerda?

Sí, sí, en el año 58 ganaba 500 pesetas al mes.

Lo que estamos viendo, Manuel, es la boca sur del túnel,

es decir, estamos en la provincia de Burgos.

Está tapiado. Está tapiado, porque ahí

no quieren que entre gente, antes se pasaba andando eso,

pero como está hundido en el kilómetro 2,800,

pues está peligroso. Cuidado, que ahí tiene pinta

de haber agua. Agua, agua, solo.

¿Qué significaría para usted que abrieran el túnel?

Buah, para mí, es algo...

La mayor alegría que me darían. Para esta comarca,

poder comunicarnos directamente con Cantabria

a través del túnel, sería una mejora en todos los sentidos.

Está precioso esto con la nieve, ¿no?

¿Cuántos años tiene usted ahora, Manuel?

82. En el túnel trabajaron vecinos

de la zona, como ustedes, y también hubo presos republicanos.

Sí, sí, los primeros 500 m los hicieron ellos.

Los primeros 500 m. Sí. Lo mejor hecho está.

Eran presos republicanos, en el franquismo,

cambiaban su pena por trabajo. Eso es, se redimía la pena, ¿no?

Yo creo que aquí se licenciaron la mayor parte de ellos,

y algunos hasta se casaron aquí. ¿Ah, sí?

Este es el río La Engaña, que da nombre al monte de La Engaña.

O el monte da nombre al río, no sé.

Y a su vez, al túnel, sí.

Hasta aquí vienen muchos.

Buscando el túnel y el paisaje. Muchos.

Si se abriera el túnel, vendrían más.

Claro, claro, y nosotros iríamos a la playa, al Sardinero.

(RÍEN)

Cuando se acostaba el sol

saliste al campo, Dolores, ay, ay, ay.

Saliste al campo, Dolores.

Esperabas ver tu amor, y encontraste solo flores.

El túnel de La Engaña atraviesa la cordillera cantábrica,

y comunica las Merindades de Valdeporres en Burgos

con el Valle del Pas en Cantabria.

Buenos días. ¿Con esta leche es con la que se hacen las quesadas?

Pasiegas y famosas. Sí, sí.

Aquella cabaña que hay ahí... ¿Cuál? Aquella de allí arriba.

¿Desde allí viene? Desde allí vengo.

¿Con la mula? Sí.

Estamos haciendo un reportaje sobre el túnel de La Engaña,

que lleva muchos años cerrado. Sí, sí.

¿Qué significaría para el pueblo? Hombre, eso es lo primero

que tendrían que haber hecho hace ya muchos años,

haberlo conservado. Dicen que lo van a resucitar.

Pues a ver si es verdad. Dentro de 10 años,

no hay más que gente mayor en el pueblo,

y la gente mayor, por mucho que quiera durar...

Buenas...

Pues para que lo vean. Guau.

Estará calentita, ¿no? Sí.

Recién ordeñada. Recién ordeñada.

Así son las quesadas de aquí, famosas.

Claro. Y los sobaos.

Claro. No, los sobaos no se hacen con leche.

Se hacen con mantequilla, claro. Bueno, pero la mantequilla...

Sale de la leche, sí. Tienes razón.

Buenos días. Hola, buenos días.

¿Cómo está usted? Yo, bien.

Me han dicho que es usted otro de los trabajadores del túnel.

Sí, le habrán dicho que estuve trabajando muchos años en él.

No baje, no baje.

Que baja usted, aquí, con los 94 años que tiene.

¿Cómo estas? Muy bien...

Vamos.

94 años, madre mía. Sí.

Me siento con usted a la lumbre, que hace frío.

Manuel, ¿en qué trabajo usted, qué hizo usted en el túnel?

Me quedé con otro compañero atrás, a hacer las cunetas del túnel.

Las cunetas de las orillas. Sí, a ver.

Estos son las nóminas. Sí, los papeles que cobraba.

15 de abril de 1957.

619 pesetas con 20 céntimos.

Eso cobraba cuando aquello.

Manuel, ¿cuántos kilómetros hace caminando al día?

El día bueno que sale puedo andar 5 km.

5 km, eso no es poco, ¿eh?

¿Por allí está el túnel de La Engaña?

El túnel de La Engaña, sí.

Buenos días.

-Hola, buenos días.

-¿Qué tal, Manuel, cómo andamos?

Tú hecho un chaval, como siempre.

-Aquí vamos conservándonos.

El alcalde. El alcalde.

¿Cuántos vecinos tienes? Unos 700, no llega.

-Ya puestos, subimos hasta la boca del túnel.

-Hasta allá, sí, entramos. Mejor en coche, ¿no?

Va a ser mejor. Venga, vamos.

Juan Carlos, ¿cuándo van a empezar las obras del túnel?

¡Uf! Esa es la pregunta del millón.

Por allí se ven los barracones.

Los barracones donde vivieron los presos.

Los presos republicanos que participaron

en la construcción del túnel. Eso es. Y hasta ahí,

es donde hay un proyecto ya con el Ministerio de Fomento,

compromiso para arreglarlo hasta ahí,

y también una vía verde por fuera de los túneles,

en fin, muy bonito.

Primero el Ministerio tiene que hacer las obras,

cuando haga las obras, vosotros recepcionáis el territorio.

Exacto, pero con las obras hechas ya.

-Buenos días. -¿A qué andas?

-Dándole de comer al ganado. -Sí, señor.

-¿Nieva o no? -Ha nevado, ha nevado pero no nieva.

Estás aquí al lado del túnel, y eso lo quieren recuperar.

Eso dicen, y teleférico también nos hacia falta,

porque nos hacía una inmensa falta, ¿sabe?

Y en particular, a mí. ¿Y por qué?

Porque me voy haciendo más viejo y tengo que subir mucho para arriba,

y entonces subía en él y era fabuloso.

Venga, hasta luego. -Continuamos, hasta luego.

Creo que todo el pueblo, toda la comarca

está pendiente de lo que se puede hacer.

¿Qué tal el viaje? Bien.

Y lo que nos quede todavía, que lo hemos de pasar bien también.

-No es lo que hemos pasado, es lo que nos queda, que es mejor.

A ver, cerramos. Esta es la estación, ¿no?

La estación es esta. Vine yo una vez y hasta lloré al verlo.

Válgame Dios, qué pena me dio. Porque ha habido mucho vándalo.

Eso no lo tenían que haber desastrao como lo han desastrao.

59 años abandonado. 59 años abandonado.

¿Cómo es posible que en 59 años no se haya hecho nada?

Yo creo que ha sido dejación por parte de todo el mundo.

Confío en que una vez se inicie algún tipo de obra, pues esto,

la demanda de la gente, del turismo, de todo,

empiece a que sea revalorizado todo lo que tenemos

y a darle un uso. Debajo de la nieve, del hielo

y del agua que estamos viendo está la vía...

La plataforma de la vía.

Para unir Santander con Valencia, con el Mediterráneo.

Esto que estamos viendo sí que se va a rehabilitar.

Desde donde hemos entrado de la carretera

hasta los barracones se va a rehabilitar

todo lo que es la plataforma de la vía.

-Pensamos que íbamos a coger aquí el tren para ir a Santander.

(RÍEN)

Y este es el túnel de La Engaña.

Exactamente 6976 m. Ahí lo pone.

Ahí lo pone.

Entramos en el túnel, Manuel. Sí, sí, ahora, sí.

-Esta es la zona más húmeda del túnel, Manuel.

Es por donde está el río justo encima.

La primera vez que lo pasé, no pasé más miedo en mi vida.

Con 18 años, la primera vez que lo pasé, solo,

por la noche, en noviembre, a las 11 de la noche.

¿Dónde ibas? A Espinosa de los Monteros.

Cuando todavía estaba abierto. Estaba abierto, se pasaba,

pues imagínate, siete kilómetros a una velocidad muy corta,

y no sabes lo que te vas a encontrar.

Cuando vi una bombilla, me acuerdo, en el otro lado, en Pedrosa,

me parecía aquello Madrid.

(RÍE) Esto es la leche.

Manuel, ¿eso es lo que construyó usted?

¿Esta parte, las cunetas? Esto hacía yo.

-La idea que podría servir es para que nos sirva de paso,

pues poner un tren eléctrico, alguien en bici, andando...

Pero más que atractivo turístico, sino que unamos la zona de Burgos

con Cantabria, con nosotros, y que en cinco minutos

estarías en Pedrosa. Ayer tardamos nosotros

una hora y media. Por aquí no pueden pasar coches,

ni camiones, porque ahora el túnel no tiene las medidas de seguridad

exigidas. Exactamente.

Tendría que tener salidas de emergencia, etc., etc.

Presupuesto. Se habla de 22 a 25 000 000 de euros.

25 000 000 de euros. En rehabilitarlo.

El túnel, más lo que hemos visto. Lo que hemos visto, aparte.

Hasta los barracones que te comentaba antes, la explanada,

calculamos que de lo que es el asfaltar, arreglar, luces,

alumbrado, todo esto, está aproximado a los 2 millones de euros.

2 millones de euros. Millón y medio, dos millones.

¿Quién lo va a pagar? De momento, el Ministerio de Fomento

tenemos el compromiso, hasta ahí.

Cuidado, Manuel.

(Música)

Buenos días. Buenos días.

Vecino de Vega de Pas. Vecino de Vega de Pas.

¿Esto qué es? Esto es el sanatorio

del doctor Madrazo.

Que fue durante el siglo XIX y finales del siglo XIX,

fue uno de los hospitales más importantes que hubo en España,

y además, un centro de experimentación científica

de asepsia, antisepsia. ¿Tiene relación con el túnel

de La Engaña? Sí, porque el doctor Madrazo

fue un gran defensor del proyecto del Santander-Mediterráneo.

¿El doctor Madrazo nació aquí? Nació aquí en 1850.

¿La finca de quién es? La finca ahora la compramos nosotros.

Tu familia. La familia y bueno, ahí está,

estamos mirando para hacer alguna rehabilitación.

Bueno, aquí, la rehabilitación, el importe de la rehabilitación

es muy importante. Jugamos a la Lotería Primitiva

y lo intentamos, y a ver qué sale.

Encierran al doctor Madrazo en prisión, pues el gobierno

del general Franco se incauta de los edificios,

y aquí fueron alojados los primeros presos

que vinieron a las excavaciones del túnel.

¿Se puede pasar? Sí, pasamos un poquito.

Da mucha pena, pero las condiciones son las que son, claro.

Madre mía, está que se cae.

¿Quién venía aquí a operarse? Aquí venía muchísima gente,

y además, gente de dinero, evidentemente, porque Madrazo,

entonces no había una sanidad pública.

Pues mira, ahí podemos ver incluso restos de lo que sería la pintura

de aquellos años, el art decó que se llevaba,

y todavía podemos contemplar algún pequeño lienzo.

(Música)

Este es mi hermano Víctor. Buenos días, Víctor.

¿Qué tal? Lleváis entre los dos

una de las casas rurales, un hotel, que hay aquí, en Vega de Pas.

Una posada pequeña, de nueve habitaciones.

Me ha dicho Javier que tienes una colección de fotos antiguas

del túnel que es extraordinaria. Es una colección interesante,

porque a mí siempre me ha apasionado el tema del túnel de La Engaña.

Fíjate cómo trabajaban. Se ve el interior del túnel,

cómo abrían, ¿no? Abrían por arriba, iban encofrando,

y después iban bajando, que es lo que llaman el ensanche.

Fíjate qué condiciones de trabajo, como en una mina.

Por ejemplo, este boletín... Se ve perfectamente el recorrido.

Sí, aquí estaría el túnel de La Engaña y hasta aquí,

lo que hay hecho. Este tramo es lo que queda, hasta Sarón,

y de Santander a Sarón se hizo también la obra,

o sea que quedarían 35 km, que son estos.

¿Cuál es tu teoría de por qué se quedó parado?

Había un informe del Banco Mundial

que decía que el Estado no podía gastar tanto en obra pública

y después, lo que siempre se ha comentado aquí,

que las presiones del País Vasco, porque en el fondo,

hacer el Santander-Mediterráneo era potenciar el puerto de Santander,

entonces, había presiones de los vascos que decían que...

Era lo que siempre se hablaba siempre un poco,

pero no sabemos nada.

Buenas tardes. Hola.

Me han dicho que aquí se come un cocido montañés con premio.

Sí, mira, pasa, la cocinera, Mari, está dentro.

¿Está dentro? Sí.

Buenas tardes. Buenas tardes.

Enhorabuena. Gracias.

Me han dicho que has ganado el mejor premio al cocido montañés

de la ruta de los pucheros.

Esto aquí, en Vega de Pas, debe ser... Contundente.

Contundente. ¿Y qué lleva?

Pues lleva como ingrediente principal la berza, el chorizo,

morcilla de arroz, morcilla de año,

tocino, papada, costilla,

y oreja de cerdo, que a mí me gusta echarle oreja de cerdo.

Ya está todo partido en trocitos, y echado ya en las alubias,

porque a la hora de servirlo, se sirve todo junto,

no se sirve aparte. ¿Cuánto vale este cocido?

Esto es del menú del día.

Nuestro menú del día solo cuesta 13 euros.

Me da muchísima pena que se tenga esta zona tan abandonada.

Y el abrir los túneles sería algo, vamos, maravilloso.

Vienen, comen, admiran el paisaje, y con las mismas, se marchan,

compran unos sobaos, unas quesadas y adiós. No hay nada más.

La idea es que se quedaran por aquí. Exacto. Entonces, al abrir

los túneles, eso sería un incentivo para mí muy bueno para el pueblo.

Pues a ver si lo conseguís. Eso es lo que hace falta,

que se pongan de acuerdo esos señores que están por arriba.

(HABLAN A LA VEZ)

Este cocido, con su chorizo, su morcilla...

-Todo exquisito. -Todo buenísimo

y para mantener la línea. -Muy bueno.

-Por lo bien que se come aquí.

Cambia lo superficial,

cambia también lo profundo,

cambiar el modo de pensar,

cambia todo en este mundo, cambia el clima...

Bastaron 14 días del verano de 1937

para ver Belchite quedara reducido, un pueblo de 5000 habitantes,

a un monumental amasijo de escombros y cadáveres.

En la actualidad, lo están viendo,

miles de turistas son los que vienen hasta aquí,

pagan seis euros por entrada,

se cuenta en cuatro idiomas diferentes,

y cuentan ya con 37 000 visitantes al año.

De mano en mano, su brillo cambia,

el hilo del pajarillo,

cambia el sentido una mano,

cambia el rumbo al caminar,

aunque esto le cause daño...

¿Le pueden impresionar conocer la historia de este pueblo,

lo han pensado?

Sí, lo hemos pensado, pero realmente creemos que es bueno

conocer un poquito la historia, es suficientemente mayor

como para que pueda entender qué pasó y aprenda un poco

de lo que no debe repetirse.

¿Qué hacen luego con esta recaudación?

Bueno, se reinvierte, el Ayuntamiento lo reinvierte,

la idea es invertirlo en el mantenimiento del espacio.

Por aquí, por aquí a la derecha.

Vayan subiendo.

Falangistas llegados desde Zaragoza acompañados de la Guardia Civil,

vienen a Belchite y detienen a las principales autoridades

republicanas de la población,

junto con muchos vecinos de izquierdas, van a ser detenidos,

sometidos y fusilados en esos primeros días de la guerra.

El resultado de la batalla será la toma de la localidad

por parte del ejército republicano,

unas 6000 bajas entre muertos y heridos,

y una tercera parte de la población queda dañada o destruida,

pero el pueblo no quedó como lo estamos viendo ahora,

la gente aún seguiría viviendo aquí hasta los años 60.

¿Cuántos trabajáis aquí?

De guías estamos cuatro, y el responsable de oficina, cinco.

¿Y todos sois del pueblo? Sí.

Todos tenéis relación con Belchite.

Todos.

Nos has comentado que al principio estaba la casa de tus abuelos.

¿Y no te resulta difícil contar esta historia?

Sabiendo lo que vivieron familiares tuyos.

Ya llevo muchos días haciendo estas visitas.

Los primeros días sí que te costaba.

Nosotros que hemos visto el pueblo viejo, lo hemos visto más entero,

hemos visto muchas casa más en pie.

Hemos paseado por estas calles y hemos visto cómo cada día

esas calles se iban cayendo.

Has estado comentando que este es un rincón de rodaje

y un escenario perfecto para películas.

"El laberinto del fauno", "Las aventuras del barón Munchausen",

"Buen viaje, excelencia".

Y la última ha sido "Incierta gloria".

Esta fue rodada en Aragón, Los Monegros,

y el último punto de Aragón fue aquí.

Una fosa común. Claro.

Imagínese, 80 víctimas aquí.

Se sabía cómo vivían aquí y lo que pasó aquí, es duro.

¿Te parece bien la idea de que mantengan y resuciten,

permitan que estas ruinas sean unas formas de contar la historia?

Sí, sí, Sí, ¿no?

(MICRÓFONO) "La iglesia sí que fue muy bombardeada.

Desde el Mojón del Lobo, todos los bombardeos venían a parar aquí.

Estaba la emisora de radio donde se comunicaban

con el puesto de mando

y además era el último foco de resistencia que quedaba".

¿Esperaba encontrarse con esto en la visita?

No, para nada.

Yo esperaba que aún estaría peor.

¿Sí? Lo ve mantenido, ¿no? Sí.

Entiendo lo que se hablaba de cómo estaba el pueblo este,

¿esto cómo aguanta?

¿Usted tenía alguien que participó en la guerra civil

de alguna manera, de uno u otro bando?

Tenía un tío que murió hace poco que estuvo en la Batalla del Ebro

y era de la quinta del Biberón, estaba con 17 años.

(MICRÓFONO) -"Esto es un proyectil.

Aún se siguen encontrando munición.

En esas tareas agrícolas aún siguen encontrando

y la gentecuando volvió, toda esa munición que encontraban

a veces lo que hacían era vender al peso al chatarrero,

porque también era un modo de subsistencia".

Usted es del pueblo, los dos. Nací ahí.

Nació ahí. Claro.

Yo nací ahí en el 46.

Y aquí tomé mi primera comunión.

Cuando regresa aquí...

Cuando regreso aquí la verdad es que a veces me da pena,

más que nada por cómo se está destruyendo el pueblo,

porque es una pena.

Ha habido muchos años que esto no quedó así con la guerra.

Desde el 2002, este espacio o zona se declaró Bien de Interés Cultural

y entonces Patrimonio, imagino, que dio ayudas

y se pudo levantar y resucitar este pueblo fantasma.

Te puedo decir que, por ejemplo, hablaba antes con Carmelo,

el año 85 nos dieron una subvención para contratar gente del desempleo

y se utilizó para limpiar todas las calles, sacar todas las calles,

poner ese bosque alrededor e intentar conservar

lo que queda. Lo primero que hay que hacer...

Lo primero que se hizo...

Es desescombrar. Exactamente.

Cinco años cobrando entradas que también evitan el vandalismo,

evita que se derrumbe y evita que la gente esté por su cuenta

y corra ciertos peligros.

Sí, antes de vallar el pueblo, la gente iba por donde quería,

y se metía por todos sitios.

Hablan de Interés Cultural, aquí nadie se ha hecho cargo de nada,

la gente que tenía su casa le dieron en el pueblo una nueva.

Les dieron una, al menos les dieron una en el pueblo.

Sí, a mis padres les dieron en el pueblo nuevo,

y luego a mis abuelos, en fin, a toda la gente que vive en el pueblo nuevo,

la inmensa mayoría, vivía en el pueblo viejo.

Lo que está claro es que en esta casa se ve el cielo literalmente.

Entrar y ya se ve. Y eso...

Eso lo ha hecho la guerra. Esos son bombardeos aéreos.

¿Por qué? ¿Por qué Belchite?

Belchite se encontró justo en medio de esa ofensiva,

porque Cataluña está allá, Zaragoza allí, Belchite estuvo en medio.

Aquí había algo de ejército.

Entonces, aquí, durante 13 días,

desde el 24 de agosto al 6 de septiembre,

el ejército y la gente estuvo aquí defendiendo esto,

pero la gente de Belchite, yo lo he dicho muchas veces,

de izquierda, de derecha, pero defendía su vida.

La gente viene aquí y dice: "La guerra".

No, el tiempo, esto lo ha hecho el tiempo.

Por eso hay que saber reservar, pero también conservar.

Es importante. ¿Pero es rentable resucitar a un pueblo

como el de Belchite? Resucitarlo para tener turistas,

para tener la historia viva. Para eso estamos.

Y más a día de hoy con todo el problema de la despoblación.

Pero sí, indudablemente, las visitas que nos vienen

dejan un dinero.

Si hacemos cuentas, 37 000 visitantes el año pasado,

a 6 E, estamos hablando de que aquí 200 000 E

se recaudan al año mínimo.

(Música animada)

A 27 kilómetros de Zaragoza está Rodén,

un pueblo también devastado por la guerra civil.

Acaba de ser nombrado Bien de Interés Cultural.

Quieren fijarse en su pueblo vecino, en Belchite.

¿Es posible resucitar a un pueblo de sus cenizas?

(Canción en inglés)

Última tecnología y qué mejor espacio que este contraste, ¿no?

La verdad que sí.

Dan unas vistas especiales

y yo creo que en las tomas aéreas se va a apreciar mucho más

lo que es el interés turístico que puede tener toda esta zona

con las ruinas de la iglesia y del pueblo.

Profesor y alumno.

¿Con qué objetivo quieres tener un título para manejar drones?

Yo soy fotógrafo y la intención luego

es dedicarlo para el tema audiovisual.

-Enfocamos a lo que sería el monumento.

Venga, detrás y despacito.

Aquí lo que tenemos es el pueblo en cenital.

Más despacio, Javi. Y ahí es como estás descubriendo...

Estamos descubriendo de repente que aparece una ruina.

¿Se paga por horas? Se paga por jornadas.

Y depende muchas veces del tipo de cámara que te hace llevar,

el tipo de dron, o si tienes que llevar más de un dron, etc.

Salen unos 650 E la jornada completa con un dron mediano

y si ya lo que se busca es una calidad de una cámara mayor

está en torno a los 1500

hasta las grandes cámaras con los grandes drones

hasta los 2500, una cosa así.

Por jornada. Por jornada.

Hombre, hay que aprender esto bien bien.

No solo es el hecho de que el dron pueda ser más caro o más barato,

sino que es la pericia de saber lo que tienes que hacer.

(Dron)

Esta iglesia se encuentra con dos bóvedas fundamentalmente.

Es una bóveda de cañón que intersecciona

con una bóveda de crucería y que se denomina estrellada.

Lo que estoy viendo es que aquí no hay guías,

apenas hay turismo y aquí nos encontramos

con un grupo amplio, importante.

Estáis hablando más de 15 personas.

¿De qué se trata?

Se trata de que se está haciendo una especie de sección de turismo

precisamente para poder explicar estas cosas bien.

¿A qué se dedica? Yo soy arquitecto técnico

y soy el técnico municipal de Fuentes de Ebro.

Entonces, quién mejor para explicar esa estructura.

Lo que es verdad es que hay otra historia bien guardada.

Está devastado por la guerra civil,

¿pero cuánto tiene de guerra y cuánto tiene de expolio?

Bombas, a lo mejor caería una o dos, pero fue curioso

de que así como Belchite fue destruido

por un tema agresivo de bombardeos, aquí no,

aquí fue una pequeña devastación que hicieron los propios

que lo ocupaban.

Todas las ventanas, todas las puertas, los huecos,

todo estaba hecho de madera y, lógicamente,

aprovecharon esa madera para poderse calentar.

El alabastro, ya os he explicado antes,

que es un material que es típico de aquí, de Fuentes de Ebro.

A través del Gobierno de Aragón y de la DPZ

intentar proteger esta historia para intentar evitar que se caiga más.

¿Resurgir este pueblo de las cenizas es viable?

Este es un pueblo fosilizado, es decir...

Congelado en el tiempo. Esto se congeló en el tiempo

y este municipio, que ha quedado fosilizado,

sí que adecuando su entrada, sí que adecuando sus espacios,

se puede visitar.

La apuesta de las instituciones es seguir formando

y haciendo una apuesta seria, porque esto se amplíe y genere empleo.

Pilar, mucha gente dirá: "Sí, sí, si las apuestas están bien".

¿Hay dinero para apostar? Bueno, en estos momentos sí.

(Música animada)

27 vecinos viven en Rodén Nuevo con vistas al Viejo,

vistas que tienen su encanto y que así lo considera Alfonso,

quien se ha construido su casa con vistas al Viejo.

(Música)

¿Se puede?

Como quien dicen, recientito recientito.

Huele a... Un día la acabaremos.

Alfonso, te has hecho esta casa casi con tus manos propiamente todo.

No, hombre, no.

Aquí ha habido mucho trabajo de muchos profesionales.

¿Por qué en Rodén? Por el sitio, por la tranquilidad.

Estamos aquí a un tiro piedra de un poblado de hace 3000 años

y un pueblo abandonado durante la guerra civil

y con su característica torre, ¿no? Única en el mundo.

¿Cuántos habitantes podía haber tenido Rodén en su época?

Yo creo que en la guerra había 200 habitantes, 250.

Me puedo equivocar, ¿eh?

27 viven aquí en Rodén Nuevo, ¿y los demás?

Los demás se tuvieron que marchar refugiados

durante el conflicto de la guerra civil

y luego ya gente que no volvió.

Cicatrices de la guerra civil sí que se pueden encontrar, ¿no?

Ya lo creo. Me has dicho trincheras.

Justo aquí estamos rodeados de trincheras.

Aquí estaba un frente y aquí estaba otro frente.

Película de "La Vaquilla", que se cambiaban el tabaco por papel,

aquí pasaba un poco lo mismo, los dos necesitaban agua para sobrevivir,

entonces bajaban los dos bandos al río Ginel a coger agua

y había cierta comunicación.

Todo el día no estaban pegando tiros, esa historia es muy bonita también.

(Viento)

Hace más de 3000 años había gente ahí

construyendo sus casas como veremos ahora

con piedra de alabastro,

es el material que tenemos debajo de los pies.

Importantísima.

Mira qué preciosidad, con piedra pequeña,

no más de un puñado de piedra.

Ahí estaba un 10 %.

Estos son las trincheras.

Tener la trinchera aquí tiene sentido.

Tú imagínate que cuando hicieron el cabezo hace ya 3500 años,

era muy estratégico.

La defensa era absoluta y luego hicieron las trincheras.

Se ha mantenido bastante bien.

¡Madre mía!

Estas vistas.

Ahora estamos tranquilos, pero te metes en el papel y...

Estás aquí y estás viendo que hay otro por ahí

que te puede soltar un tiro.

(Canción en árabe)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Resucitados

Comando Actualidad - Resucitados

13 mar 2018

Son tesoros enterrados hace siglos que ahora ven la luz para que los disfrutemos. Las cámaras deComando Actualidad son testigos del resurgir de lugares abandonados y con mucho pasado, que ahora tienen mucho futuro. La Estación de Canfranc se prepara para recibir al tren. Los vecinos de Rodén recuperan las ruinas para convertirse en el nuevo Belchite. El Beti Jai, el frontón más antiguo del mundo, abre después de dos siglos, y el túnel de La Engaña ve, por primera vez, algo de luz.

ver más sobre "Comando Actualidad - Resucitados" ver menos sobre "Comando Actualidad - Resucitados"
Programas completos (447)
Clips

Los últimos 2.661 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios