www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2888676
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Los que resisten - Ver ahora
Transcripción completa

¿Os afecta el final de la renta antigua?

-Desgraciadamente, sí.

-Para mí ahora son 7500.

-Casi el único bar de toda la vida que queda.

-Luchando, luchando. Venga a trabajar y trabajar.

No les importa ser los últimos,

ellos siguen al pie del cañón.

Nosotros empezamos en el año 1875.

140 años haciendo chocolate. Así es.

Sí que eran lujosas las tiendas cuando se abrían en 1761.

No estaba pensada como tienda de vela

sino que cuando se construyó era una tienda para vender tejidos.

Ahora, con toda la competencia que tenéis de grandes almacenes

y de grandes marcas textiles, ¿cómo se compite con eso?

Tener cosas que los grandes almacenes no suelen tener.

Hay todo un sector para este público que está volviendo a comprar

en estos establecimientos lo cual es muy de agradecer.

Otros siguen resistiendo

aunque luchen contra gigantes.

-Viven ustedes en un lugar muy privilegiado.

Por eso tiene tantos novios.

(LEE) Yo también vivo en Ofelia Nieto.

-Esto es nuestro y quiero permanecer en mi casa.

Y la lucha va a ser hasta el final.

-Mi objetivo personal no es que me den dinero,

es que reconozcan el daño que nos han hecho a todos.

Los que resisten,

hoy en "Comando actualidad".

¿Piensa usted en mudarse? No.

¿Si le dicen que no puede estar en su tienda?

Me muero.

Situado en la trasera de la Gran Vía

y en unas de las zonas privilegias del centro de Madrid,

se abre el Barrio de Universidad, popularmente conocido como Malasaña.

Un barrio que ha sufrido, apunten la palabra,

un fenómeno llamado "degentrificación.

Algo así como el aburguesamiento de una zona deprimida.

Aún así hay un reducto de población que resiste en el barrio.

Buenos días. Buenos días.

¿Cómo está? Bien, ¿y vosotros?

¿Nos abre? Sí, os abro.

No hay ascensor, ¿no? No, hija, no.

Hay casas en las que están poniendo ascensores ahora

pero aquí no tenemos hueco.

Aquí no hay hueco para el ascensor.

¿Cuántos años lleva viviendo aquí?

En el barrio llevo todos los que tengo, 76.

Caray con la escalera.

Y tres o cuatro veces que me las subo yo.

No te digo nada.

¿En esta calle nació usted?

Sí, en el número 1, pero luego ya nos vinimos a vivir aquí.

En la calle Ballesta.

Ahora mismo estamos en el triángulo de Ballesta, Valverde y Barco.

Un triángulo de tres calles que han sido muy conflictivas.

Sí, pero ahora, gracias a Dios, no.

¿Qué había aquí antiguamente?

Pues mira, se lo voy a decir.

Ahí había una corchería. Allí había una panadería.

En el otro lado había una zapatería, una colchonería.

Todas fueron traspasándose para clubs de alterne.

Tres veces quisieron cogernos el negocio, pero no.

¿Cómo ha resistido tanto tiempo?

Pues hija, fíjate, resistiendo.

Por el amor que se le tiene al negocio.

¿Y al barrio? Y al barrio, yo de aquí no me hoy.

Yo me muero aquí. Yo nací aquí y yo me muero aquí.

En esta calle.

Este es tu restaurante. Este es.

Donde llevas trabajando ¿Cuánto tiempo?

64 años.

Buenos días. Este es mi hermano Perico.

¿Qué tal? -Muy bien, ¿y vosotros?

Los dos hermanos, que llevan al frente...

-Toda la vida juntos. Esta es su madre.

Sí, mi madre. Y este es mi papá.

¿Cuál es el secreto para resistir, para aguantar, para que a uno

no se le caigan las ganas de seguir luchando?

-Pues a base de aguante.

Llegó la época de la droga, estuvimos a punto de cerrar.

-Mira, estos son los callos a la madrileña.

Esto empezó siendo una casa de comidas,

así se le llamaba antiguamente.

Señora, ¿cuánto tiempo lleva usted aquí?

Pocos. ¿Pocos?

(Ríen) 22 solo. Y tengo 79.

¿No me digas?

¿Y usted tampoco quiere jubilarse? No.

-La gente viene aquí por el sabor, dicen que tenemos sabor antiguo.

Ella es bisabuela, pero yo no soy mi abuela. Soy soltera.

¿No se casó? Solo me casé con el negocio.

Ha cambiado mucho el barrio, ¿no? Muchísimo.

Ha dado un cambiazo que no veas.

¿Para bien o para mal? Para bien, para bien.

Esta es una tienda también muy antigua.

Esta también tiene tres generaciones.

Alberto, ven.

Buenos días. Dice que llevas aquí tres generaciones.

Sí, la tercera generación.

-Desde el año 19.

¿Y cómo se aguanta el tirón en una tienda de barrio?

Sobre todo porque hay una gran parte de clientes antiguos

que son muy fieles y que buscan el producto, la excelencia.

Nosotros tenemos mucha especialidad en el tema del jamón.

Quieras que no, yo creo que el comercio pequeño, en general,

para sobrevivir tiene que estar muy especializado.

-Ya le he dicho yo.

Hola, Antonio.

-Este mantel y esta servilleta.

-50 × 40. Menos las costuras y un poco de encogimiento, ....

¿Cuántos años lleva usted aquí?

Pues la tienda abrió en el año 19 y ya son tres generaciones.

Tome asiento, por favor.

Como ha venido mucha gente joven a vivir a este barrio

hay todo un sector que está volviendo comprar

en estos establecimientos, lo cual es muy de agradecer.

Que el día que digamos "nos jubilamos"

lo vamos a echar de menos.

Claro, porque ¿hay alguien que se quede ahora con este negocio?

No tengo hijos.

(Al teléfono) ¿Dígame?

-Bueno, hasta luego. -Gracias.

Gracias, que le vaya bien. Adiós.

Gracias Antonio.

Bueno, te he traído de lo antiguo a lo más moderno.

A lo más moderno del barrio.

Aquí, el amigo Jose, que fíjate qué guapetón es.

-Un beso.

¿Cuánto tiempo llevas tú en el barrio, Jose?

-Yo, aquí en el barrio, ahora en febrero haré cuatro años.

Te quiero preguntar cuánto pagas de alquiler por este local.

Aquí, se está pagando una media de entre 1800, 1900...

¿Por cuántos metros cuadrados? Este tiene unos 90 m.

Yo tengo clientes, por ejemplo, que han tenido casas aquí

y las vendieron en su día y ahora se arrepienten.

-Yo, por ejemplo, tenía un piso aquí, en el segundo piso,

lo venimos en 5 millones de pesetas.

-Y eso, hoy día...

¿Cuánto pueden costar 90 metros cuadrados ahora en esta zona?

-Uf, mucho. Unos 300.000, 350.000 euros.

Por lo menos. Gracias.

-Hasta luego. -Chao.

En los últimos 25 años, han cerrado en el centro de Madrid

dos de cada tres comercios antiguos.

Útiles, con encanto y centenarios, así son catalogados,

quedan tan solo 164.

Maxi y Ana, lleváis desde 1863 haciendo lo que vemos ahora mismo.

Sí. Bueno, vosotros, no.

Alpargatas de Cervera, de toda la vida,

de donde vosotros sois. -Cervera del Río Alhama.

¿Los dos sois de Cervera? Sí.

La gente viene buscando que nosotros somos especialistas

en esto, no solo especialistas en venderlas, si no en fabricarlas.

¿Qué precios tienen ahora estas alpargatas?

Ahora mismo, esta plana, 8,50 euros.

Y en los chinos, ya, ni te cuento.

Puede haber desde los tres o cuatro euros.

¿Me enseñas el despacho? -El despacho también tiene años.

Está hecho por mi padre, todo por mi padre.

Cuidado porque él era bajito y no está para la estatura nuestra.

Veo que tienes aquí el Wi-Fi instalado.

Bueno, esto lo puedo vender por Internet.

¿Vendéis por Internet?

No, todavía no pero con el tiempo, sí podremos hacerlo.

¿Tienes una hija que ha dicho, "me quedo con el negocio"?

Sí, la mayor.

Ha terminado Aparejadores, que le ha costado mucho trabajito,

pero dice que le gusta la tienda y que a lo mejor sigue.

Imagino que ella le dará otro toque a la tienda diferente.

-¿Cómo estamos? -Hola, buenas tardes.

-¿Qué hay?

-Quería un cinturón para un niño de 12 años.

-Son 6 y 10. -Muchas gracias.

-Hasta luego, adiós.

Buenas tardes, Ángel.

¿Cuántos años llevas vendiendo ropa infantil aquí,

en el barrio de Universidad o Malasaña?

-¿La tienda o yo? La tienda.

La tienda lleva 118 años.

Ha vestido a todos los niños del barrio.

Bueno sí, a los pequeñitos.

A los grandes, ya fueron mis padres, mis abuelos, mis bisabuelos...

Ángel, ahora, con toda la competencia que tenéis

de grandes almacenes y grandes marcas textiles,

¿cómo se compite contra eso?

Teniendo cosas que los grandes almacenes no suelen tener.

Como por ejemplo...

Pues los vestiditos de arras, la comunión...

¿Me enseñas uno? Sí, lo que pasa es que

este vestidito de arras se vende mucho más en primavera.

Es un artículo más de tienda. De tienda de toda la vida.

Exactamente.

Eso es un faldón de bautizo. El faldón clásico.

Me han dicho que tienes algo especial por aquí.

Tengo la máquina registradora antigua o un muñequito

que lleva aquí 100 años.

Pasa gente ya mayor que ha vivido la posguerra,

cuando se pasaba hambre, siempre se acuerdan de él,

pensaban, "este desgraciado está comiendo chocolate

y nosotros pasando hambre".

Y sigue en el escaparate. Comiendo chocolate.

La verdad es que es como un emblema porque mucha gente se para a verlo.

La primera máquina registradora de la tienda.

Pesa como una tolerada.

Tuvimos que traerla aquí entre cuatro.

¿Han venido a tirarte los trastos para comprarte el local?

Pues solamente para hablar.

Yo, mientras que pueda, y podamos vivir, yo quiero terminar.

¿Por qué? Pues no lo sé.

He empezado a jugar con siete años allí abajo.

Cuando la guerra, me lo contaba mi padre y me lo contaba mi abuelo,

venían los bombardeos sobre Madrid, todos los vecinos de la casa

se bajaban aquí.

Aquí siempre había una pala y un pico

y esta pala todavía la conservo.

Esta pala es antigua. Sí, es de aquella época.

¿Para qué se supone que estaba? Falta el pico, claro.

Por si acaso se derrumbaba algo, para pasar de una zona a otra.

Ah, porque todas las demás casas tienen una planta subterránea.

Claro, la casa de al lado tiene otra. Casi todas.

Buenos días. Hola.

Repara, fabrica y comercializa lámparas, por lo que veo.

Aquí es difícil moverse sin romper algo.

¿Cuántos años llevas aquí? Yo llevo 21.

O sea, casi no has hecho otra cosa. No, no.

Lámparas, lámparas y más lámparas.

Además es una obsesión la que tengo...

¿Ah, sí?

Yo voy al cine y nada más que veo lámparas, no veo la película,

veo las lámparas. Y veo la tele y veo lámparas.

¿Qué estás haciendo ahora mismo? Estoy cosiendo una lámpara.

¿Cosiendo una lámpara? Claro.

Estamos cosiendo un cristal, se lo estamos poniendo nuevo.

Lo estamos limpiando para dejar la lámpara

como si la acabaras de comprar.

Es una lámpara que puede tener 60 años.

Tengo esta restaurada. Estoy esperando que la señora venga.

A ver si me ve por la tele y... (RISAS)

A lo mejor a ti te gusta una lámpara y vienes.

Te gusta una lámpara, pero en tu casa,

que ahora son de techos bajos, queda muy baja.

Yo cojo esa misma lámpara, la llevo al taller

y la dejamos a la medida que a ti te quede bien en casa.

No es como una tienda convencional que tienes una medida y no hay más.

-Se me ha roto un globo. Mira, esta es la lámpara.

-Es en mate, es esmerilado.

Yo lo que tengo es en blanco, si te pasas en 10 días te lo traigo.

¿Usted vive aquí, en el barrio? No, pero he mirado por internet.

¿Es difícil encontrar algo así ahora mismo en Madrid?

Difícil no, yo creía que imposible.

Yo creía que no iba a ser posible y, mira.

Me he puesto muy contenta cuando lo he visto esta mañana.

-Tengo repuestos aquí para toda la vida.

-Vale. Gracias. -Venga, maja. Adiós.

Mi secreto es atender bien a la gente.

Resolver.

Porque, a lo mejor, lo que para ti es una tontería,

se rompe una lámpara y te puede parecer una tontería,

pero para él puede ser una lámpara de su madre

y tiene un valor sentimental mayor de lo que vale la lámpara realmente.

A lo mejor, la lámpara no vale nada.

-Hoy vamos a hacer uno de esos paseos, en este caso temáticos

por los barrios de Madrid más emblemáticos, los del Refugio,

Maravillas, y Malasaña.

Vamos a empezar mirando hacia arriba.

Tanto la cúpula como la parte de abajo tienen forma oval.

Eran los efectos especiales de la época.

¿Puedo interrumpir? Sí.

Buenas tardes.

Estamos en la iglesia de San Antonio de los alemanes,

en el corazón de Malasaña. Exacto.

¿Por qué se llama Malasaña este barrio?

Pues Malasaña se llama desde hace no más de 30 años

y está relacionado con los jóvenes de la movida.

Quedaban en una calle, llegaremos a ella casi al final del recorrido,

que era la calle de Manuela Malasaña.

Una zona llena de locales.

Estamos en el cementerio del barrio.

Los primeros vecinos del barrio fueron enterrados aquí.

Se dice que Malasaña es uno de los barrios de resistencia

que siempre han estado ahí, al pie del cañón

haciéndose fuerte ante la adversidad.

¿Eso es cierto?

Eso es cierto pero desde sus orígenes mismos.

Porque a inicios del siglo XVII, cuando se empieza a desarrollar

este barrio llegan los primeros vecinos,

muchos de ellos eran poetas, gente de la farándula,

de ambientes alternativos, de poca misa y menos rezo.

Gente que se dedicaba a buscarse la vida.

Hoy en día tenemos también esa gente moderna, los "sisters"

que vienen al barrio o no están demasiado lejanos,

sobre todo, muy presentes en el recuerdo los años 80.

Salimos.

Aquí, haciendo esquina, tenemos esta casa que pasa desapercibida,

veis que es como una casa de pueblo, y es de las más antiguas del barrio.

Nos permite saber cómo era el barrio en sus orígenes.

O cómo era Madrid, un poblacho manchego.

Fijaros que las ventanas son muy pequeñitas,

era para que no entrara el frío en invierno ni el calor en verano.

Todas estas casas se han ido derribando y en cambio,

Madrid fue adelgazando, fue subiendo hacia arriba.

Seguimos caminando por las calles del barrio,

estamos en la calle de la Madera.

Este caserón que tenemos delante es del siglo de oro, del siglo XVII.

Fue una casa que perteneció a don Francisco de Quevedo.

Seguidme, por favor.

¡Qué bonito, Juan Carlos!

Parece increíble que estemos en el centro de Madrid

a cinco minutos de la Gran Vía.

Se construía así. A la malicia, para que los vecinos

y los transeúntes no supieran lo que estaba en el interior.

En estos patios, había huertos, árboles frutales que, en teoría,

era ilegal pero era para o autoabastecerse y subsistir.

Buenos días. ¿Ustedes son vecinos de aquí?

Sí.

¿Ustedes viven en este lugar escondido del centro de Madrid?

Parece increíble que esto esté aquí.

Pues está aquí, con la defensa de los vecinos.

¡Con la defensa de los vecinos! Explíqueme eso.

Pues que la Empresa Municipal de la Vivienda

hace dos años dio prácticamente 10 días para irnos.

¿Cuánto tiempo llevan viviendo aquí? 22 años.

¿Y usted? También, juntos inauguramos la casa.

¿Ustedes tienen un contrato de alquiler?

Sí.

De la Empresa Municipal de la Vivienda, que es del ayuntamiento.

¿Qué ha pasado? -Pasa que nos lo quieren quitar.

Nos quieren quitar ese contrato y hacernos unos nuevos

de un año o dos años.

Viven ustedes en un lugar muy privilegiado.

-Por supuesto.

Por eso tiene tantos novios, porque luego se nos ofreció

la compra de las viviendas en un plazo de 15 días

en metálico y con 253.000 euros por vivienda.

Hola, buenas. -¡Por Dios!

Venimos con su marido para que nos enseñe la casa.

¿Cuántos metros tiene la casa? Me parece que 67.

Esta es la cocina.

¿Cuánto pagan de alquiler? 112 euros.

Porque desde hace año y medio no nos cobran.

¿Cómo que no les cobran? No, no, no nos cobran el alquiler.

Lo estamos depositando en una cuenta de la Empresa Municipal

de la Vivienda, ahí están los recibos.

Ángel, el Ayuntamiento de Madrid no nos ha concedido

una entrevista a cámara, pero sí nos cuenta

que la vivienda ya no es una vivienda protegida

puesto que la quiere vender y la ha convertido en una vivienda libre,

lo segundo que nos dice es que les ha ofrecido a los inquilinos

otro contrato de alquiler en otro lugar

y la compra de la vivienda a precio libre,

que ustedes no han querido,

y por último lo que nos dicen es que los contratos de alquiler

con la Empresa Municipal de la Vivienda no son indefinidos.

Esto está en manos de la justicia. Ha habido entre 21 y 22 juicios.

Se han ganado todos menos uno,

que se recurrió a la Audiencia Provincial

y también salió favorable a la versión nuestra.

Esto es el de la suspensión del juicio.

¿Y por qué se ha suspendido?

Según la abogada porque la parte contraria

no ha presentado la documentación necesaria.

Es decir, porque la Empresa Municipal de la Vivienda

no se ha presentado. No se han presentado.

¿Eso que es, Ángel?

Esto es el vídeo de cuando empezamos los cinco edificios,

que se nos hizo esto cuando se creó la plataforma.

"¡Yo no me voy!". Correcto.

(VÍDEO) El primer momento fue, digamos, de susto,

de consternación...

Ángel, empezaron cinco. ¿Ahora cuántos son?

Aproximadamente seremos unas 400 familias.

En todos los aspectos de la vida creo que es necesario

la unión de todos para defender nuestros propios intereses.

Frasco, me voy a colar en la barra en la que llevas parapetado 60 años.

Sí, sí, luchando, luchando y luchando,

y venga a trabajar, trabajar y trabajar.

Este, "El palentino", es casi el único bar de toda la vida que queda.

Ahora, local que cierra, bar que abre.

¿Qué está pasando en el barrio? No lo sé. Modernidades...

No lo sé, tanto, tanto, no, pero cuantos más abren,

más público viene a la calle, más se trabaja.

¿Cuánto vale una caña? 1,10, y 1,20 el botellín.

¿Te piensas jubilar aquí? Sí, sí, pero un sí rotundo.

Nacho Martín, tú eres arquitecto y especialista o conocedor

de este fenómeno que está pasando en el barrio,

que se llama "gentrificación".

Es un fenómeno urbano por el cual un barrio cambia

por el hecho de que llega una especie de nuevo vecino

o grupo de vecinos, que acaban transformando un poco

el tejido social que tenía originalmente el barrio.

Lo acaban, de alguna manera, haciendo más caro

y obligan a que determinado tipo de tejido social más deteriorado,

más tradicional, o bien tenga que emigrar a otras zonas

porque acaban subiendo los precios de todo, de los locales,

de las casas, o también, como en el caso de "El palentino",

te acaba entrando, funcionando como un negocio

que realmente parece nuevo en el sector.

El sandwich de toda la vida...

¿Y aquí han venido alguna vez a comprarte el local?

Es igual, les doy puerta enseguida.

Tú de aquí no te mueves. No, no.

Pero han venido seguro.

Sí, segurísimo, pero no hay nada que hacer.

¿Cuántas familias viven de "El palentino".

Si te digo que son... ...Cinco familias.

Si yo cierro el bar, ¿qué pasa? Acaban en la calle.

A estas edades ya, ¿dónde van a ir?

A día de hoy en España hay más de 300 afectados por la talidomida.

Su día a día es un ejercicio de resistencia.

Rafael, buenos días.

¿Cuánto te cuesta prepararte a primera hora de la mañana?

Me cuesta bastante rato, pero más que el tiempo que ocupo

es el problema del dolor.

Ten en cuenta que cada uno de estos movimientos,

como tengo una tremenda artrosis en las extremidades,

me supone bastante sacrificio,

bastante esfuerzo a nivel de brazos y a nivel de columna.

Hay muchas cosas que no puedo hacer, como la alimentación,

que dependo de otra persona para hacerlas, y bueno,

tienes que aprender a vivir con ello, no es fácil.

Conforme avanzan los años te cuesta más.

Sí, mucho más. Yo he notado sobre todo en estos cuatro o cinco años

un deterioro enorme de todo lo que son las articulaciones en general.

Ten en cuenta que yo no puedo doblar los codos

de ninguno de los dos brazos.

Entonces necesito, tenía otro antes que era más largo...

Y con este...

Pero tenía otro que era más largo

y podía usar la derecha también un poco.

ahora me cuesta mucho y me duele mucho la espalda.

Por eso necesito que sea más largo.

Esto son cosas que no te creas que hay muchas.

Toda vuestra vida está condicionada por un medicamento, la talidomida.

Exacto, eso es lo que ha condicionado toda nuestra vida

desde el minuto cero en que nacimos.

¿Rafael, qué grado de minusvalía tienes tú?

Yo tengo un 79% de minusvalía.

Luego tengo concedida la ley de dependencia

en grado de gran dependiente.

Pero tú sin embargo trabajas.

Sí, yo llevo 26 años trabajando en una empresa constructora.

Soy bastante valiente.

Bueno, ahora con los años ya el tema de la construcción,

de subir con andamios, subir por escaleras de mano y cosas de esas,

ya eso pasó a mejor vida.

Este es mi brazo, digamos, funcional, para las tareas,

para comer y tal. Con este no puedo hacer absolutamente nada.

Rafael, ¿cuándo descubres que lo que te pasa

está relacionado con la talidomida, ese fármaco?

Pues yo lo descubro, precisamente,

por un programa de La 1 de TVE en el año 2005.

La talidomida tiene, digamos, una parte más visual,

que son las malformaciones a nivel de extremidades,

y otra parte que son las internas, que esas no se ven,

y que hay de todo tipo, gente que nacía sin ano,

sin vagina, con problemas extraordinarios de digestión...

¿Esto qué es?

Es un poco toda la documentación y todas las pruebas

que hemos ido encontrando en la asociación

de la venta de talidomida después de 10 años de trabajo.

Este es el medicamento de la farmacéutica alemana, de Grünenthal,

el más famoso, el "Softenon".

Este concretamente es el que tomó mi madre.

El que tomó tu madre. Sí.

Los zapatos los llevo siempre sin cordones, porque...

Para facilitarte...

Claro, atarme de los cordones es muy difícil,

me cuesta muchísimo trabajo.

Rafael, veo que tienes el coche adaptado.

Sí, el coche lleva las adaptaciones básicas,

que son el pomo en el volante,

y luego llevo todos los intermitentes y luces

traspasados a este que ves aquí abajo, en el lado derecho.

Cuesta mucho dinero esta adaptación y es de las más simples que hay

dentro de los vehículos,

y está alrededor de los 700 u 800 euros aproximadamente.

Venga, un abrazo, Ignacio, hasta luego.

¿Rafael, cómo te apañas con el teléfono?

Muy mal. El teléfono es una de las peores cosas.

Hemos intentado muchas veces con algunos sistemas de pinganillo,

de estos de bluetooth, que de hecho lo tengo,

pero como tampoco me lo puedo poner...

Entonces me arriesgo y llevo este tipo de teléfono, muy antiguo,

porque son más duros y se me caen a menudo.

Me los tengo que apoyar en el moflete y subirlos así.

¿Pasas mucho rato en el ordenador, Rafael?

Pues la verdad es que la mayor parte del día.

Claro, el tema de la informática cada vez se demanda más

y este aparato es lo que me ayuda.

Apoyo el brazo y tengo el hombro descansando.

Tú te encargas de supervisar que todo esté...

Digamos que esta promoción ya está lista.

Está para entregar.

Ya lo habéis visto, está sucia, solo nos queda limpiarla,

pero vigilamos que no haya goteras, que no se haya levantado el suelo,

que las puertas abran y cierren bien.

¿Esa es tu mujer? Sí, mi mujer, Juani.

Hola, ¿qué tal?

Un besote. Él es Ricard.

Hola, Juani, soy Ricard, de "Comando actualidad".

Vamos a mirar los plátanos.

Vamos a coger este, que tiene buena pinta. Son pequeñitos...

Una compra tú solo, ¿la podrías hacer?

No. Tendría serios problemas.

Cosas como estas, Juani, ¿te obligan a estar muy pendiente de Rafael?

Sí, sí, continuamente, porque hay cosas que le cuestan muchísimo,

y entonces tengo que estar yo.

Juani, ¿cómo es vivir cada día con Rafael?

Hombre, para mí es un orgullo, porque es una persona muy agradable,

con un sentido del humor extraordinario.

Hemos visto que es muy independiente.

Sí, sí, sí. Es muy independiente, lo que pasa es que se va cansando,

va teniendo dolores, va envejeciendo más rápido que los demás.

¿Y eso te preocupa, Juani? Sí.

Tenemos un hijo de 16 años que también le preocupa muchísimo

qué va a ser de su vida, qué va a pasar con su padre.

¿Eres cocinillas o no? Era más antes.

Es que ella cocina tan bien... Cocinas mejor tú, Juani.

No se me da mal, pero sobre todo ella es que lo hace muy fácil.

Juani es tu punto de apoyo.

Hombre, qué haría yo sin mi Juani, por favor.

-¿Así te pongo? Que aproveche. -Buen provecho.

Pues vamos a casa de Edilberto, ¿no? ¿Quién es Edilberto?

Es un compañero de la asociación junto con María Dolores,

que los vamos a ver ahora...

¿Has quedado con ellos? Sí, he quedado con ellos.

Vamos a ver, llamamos.

Hombre, Edi, ¿qué tal andamos? ¿Qué tal va esa vida?

Hola, buenas, soy Ricard, encantado.

Vamos para adentro.

¿En qué año nacisteis vosotros? En el 67.

-Yo en el 71.

Por tanto, según entiendo, mucho después de que teóricamente

se prohibiera vender y suministrar este medicamento, la talidomida.

Se supone ya de hecho que prácticamente las tres personas

que estamos en esta mesa, ninguno de nosotros

tendríamos que haber nacido así si el gobierno hubiera llevado

el control de medicamentos que tendría que haber llevado.

¿Cuantos años lleváis luchando, resistiendo?

Muchísimos años, y mucho rechazo social sobre todo.

A mucha gente le dices que somos de la talidomida

y no saben ni lo que es.

¿Cuándo os dais cuenta de que vosotros sois víctimas,

estáis afectados por la talidomida?

Mi madre siempre que lo dijo, desde que nací, en un principio.

¿Siempre?

Siempre, que era a causa de unas pastillas

que le habían dado en el embarazo los tres primeros meses.

¿Siempre lo tuvo claro tu madre?

Siempre lo tuvo muy claro, lo que pasa es que intentaron ocultarlo.

Y llegamos al 2013, que es un año importante para vosotros.

Era la primera vez en la historia mundial

que la farmacéutica era condenada literalmente en un tribunal

a pagar a unas víctimas, y eso nos abrió las puertas

a reconocer que la talidomida se había vendido en España,

que en España había víctimas y que a partir de ese mismo momento

cualquiera de nosotros que tuviera un peritaje

donde se le reconociera como afectado

iba a tener inmediatamente

el derecho de exigir a la farmacéutica una indemnización.

Más o menos entre los que estamos aquí

estaríamos cobrando alrededor de 1 millón y medio de euros.

Edi, que es el récord, cobraría casi 2 millones de euros.

Y llegamos a finales de octubre de este año, de 2014, en que sale...

La resolución de la Audiencia Provincial, digamos,

haciendo caso a la farmacéutica y desestimando la demanda,

la resolución de 2013, diciendo que el delito estaba prescrito,

pero además, paradójicamente,

prescrito desde la fecha de estos reconocimientos.

-Mi objetivo personal no es que me den dinero.

Es que reconozcan el daño que nos han hecho a todos,

y lo que nos han perjudicado en nuestra vida

y nos siguen perjudicando.

-Y esto no tiene otra solución que que ganemos,

que al final se nos reconozca y que podamos por lo menos

afrontar el final de nuestra vida un poquito mejor, con dignidad,

creo que con dignidad es lo importante.

(SILBAN)

Juanjo, buenos días. Buenos días.

Empiezas a ordeñar tus cabras para hacer queso.

Pues sí, además en una ganadería, que aquí hay muy pocas,

y es una ganadería que la gente no está muy acostumbrada

porque el ordeño es sacrificado.

Además el queso que haces es especial,

porque se vende en la tienda de ultramarinos más antigua de España,

que está en el centro de Huesca.

Vender en una tienda con la solera que tienen ellos

para nosotros también es prestigio,

para nosotros y para nuestros productos.

Ponemos el precio nosotros, no lo ponen otros.

Eso ha sido importante para poder resistir durante más de 30 años

con vuestro negocio, me imagino.

Sí. Con la leche nos han puesto ellos el precio

pero con el queso lo hemos puesto nosotros.

Estos quesos que hacéis vosotros,

¿se venden en grandes superficies, en supermercados?

No. La producción es limitada, nosotros tenemos 600 y pico cabras,

pero tampoco lo hemos querido masificar.

Hola, Víctor. Buenos días, ¿qué tal? -Aquí andamos.

El dueño de la tienda ultramarinos más antigua de España.

Sí, posiblemente sí.

¿Cuántos años tiene la tienda? 143 años.

-Está más curado, leche cruda.

-Nosotros lo estamos poniendo, según tu receta,

con el carpaccio de tomate por encima.

-Que vaya bien. Hasta luego.

Aquí, Víctor, ¿compras chocolate artesanal para la tienda?

Compramos chocolate artesano, de Navarra.

-Nosotros empezamos en el año 1875 a hacer chocolate, en este pueblo.

140 años haciendo chocolate. Sí.

Esto es turrón de whisky. Vaya pinta que tiene esto.

Es el mejor turrón del mundo.

¿Lleváis muchos años haciendo esto? 50 y pico.

Yo estaba en la banca.

¿La banca? Sí.

Y me aburría mucho, contar el dinero de los demás es muy malo.

Pasé por una tienda que ponía que hacía falta un aprendiz.

Y dije, "ostras, esto de ir trabajando y chupando

tiene que ser interesante".

Que sea chocolate, claro. Lo que sea, que sea dulce.

¿Este ya está hecho?

Sí, este lo hemos hecho antes, frutas del bosque.

Ahora lo sacamos y se corta.

Me cansé de hacer tabletas, todo el mundo hacia lo mismo

y saqué esto.

Ha sido un éxito, ya me están copiando en Barcelona.

Cava, chocolate blanco, lleva fresas, arándanos y frambuesa.

(RADIO) Son las 14:38,

suena ya la sintonía económica en Aragón radio.

Ultramarinos "La confianza", casa fundada en 1871.

Nada menos.

La fachada está tal cual.

Igual, todo, los escaparates,

hasta los cristales prácticamente son los mismos.

¿La dueña de este local? Esta señora, la jefa.

Tu madre, ¿no? Sí, os presento a María Jesús.

¿Qué tal? Muy bien, encantada.

Por fuera la tienda está conservada tal cual se inauguró,

pero es que por dentro también.

Exactamente, la tienda está con los elementos originales

con los que se construyó.

Es un reflejo de lo que eran esos ultramarinos del XIX

tan importantes en España.

No es normal que hubiese un comercio de ultramarinos

con esta obra de arte en el techo.

Se le encargó esta obra porque la tienda iba a ser

para una determinada clase social, un poco más distinta,

más distinguida.

Hay personas que entran y dicen, "de repente me he quedado pequeño,

como cuando era pequeño o pequeña".

Tradicional en nuestra casa es el bacalao y las especias.

Si queréis, os enseño las especias,

que son los días punta de las especias.

Mira, aquí tenemos la canela.

Se vende a granel, es pura y es de origen.

Pimienta blanca. Anís en grano, típico español.

¿Eso es bacalao en salazón como el de toda la vida?

Esto es bacalao, bacalao.

Esta cuchilla tiene 143 años, es la más antigua de la tienda,

y sobre todo, es muy trabajadora, porque obedece.

¿Y lo partes tú siempre?

Hombre, parto yo, parte Víctor y Fabiola, pero a mí me encanta.

María Jesús, hace que no veo esta imagen 20 años por lo menos.

Porque eres muy joven.

En Huesca hay mucha tradición de comer bacalao,

esta mañana venía una señora de propio que venía de Zaragoza,

con su carrito y su maletita.

Ha entrado aquí, ha comprado el bacalao y si hay ido a Saviñani.

Buenas tardes, ¿cómo estáis? -Bien.

-¿Qué queréis? -Quiero canela y pimentón.

-Muy bien, ¿vas hacer empanaditos? -Sí.

-Vale, perfecto.

¿Son ustedes de Huesca? No, somos un pueblo de León.

¿A cuánto están? A 10 km.

¿Y vienen aquí habitualmente a comprar?

Siempre, claro, no tenemos tienda.

No hay mucha gente que compre en ultramarinos últimamente,

se hace la compra en el supermercado.

Sí, pero en las grandes urbes no tienes cosas que tienes aquí,

por ejemplo, la canela y eso no es como aquí, ni el bacalao.

-Mira, 17,15 esto, y luego la lotería aparte.

Lo que no tengo es calendario hoy.

Con eso son 20.

Gracias por todo.

Que vaya bien, hasta luego.

Una tienda como esta, ¿de qué clientela vive?

Hay muchos clientes que siguen viniendo, no de forma continuada,

porque ahora los hábitos han cambiado,

pero la tienda está dando un giro al dar una respuesta

a la demanda de turismo.

Todos estos carteles publicitarios, ¿son de la época también?

Claro, si te fijas en las caras...

Mira la de este niño, ahora, las caras de los niños no son así.

Y ya no sé si dicen "qué rico es el flan", ya dicen otro producto.

El caldo de la gallina, la gallinita como si saliera de la taza.

Me fijo hasta en el teléfono, ¿funciona?

No, ahora no, está como referencia del teléfono que hubo.

El primer teléfono que tuvimos en esta casa,

recuerdo perfectamente el número, era el 1540.

-Buenas. -Hola, buenas tardes. ¿Qué tal?

-Bien. ¿Tiene chocolate medio natural?

-Sí, mira, con almendra, solo o con avellana.

-De almendra. -Todos llevan 70% de cacao.

¿Quieres un trocito? -Sí, no sé a cuánto va.

-A 26 el kilo.

¿Eres cliente habitual?

No vengo siempre aquí, pero suelo entrar por algunas cosas,

cuando me apetece algo bueno, entro aquí.

No me gustan los productos... digamos la alimentación industrial.

Con los hábitos de compra que tenemos hoy en día,

¿cómo es posible que una tienda de ultramarinos de 140 años

pueda sobrevivir?

La verdad es que hoy subsite una de cada 70 que había antes.

-5,70 euros.

-Hasta luego. Adiós.

Esa foto es de principios del siglo XX,

ahí están los dependientes, uno de ellos con la cuchilla de bacalao,

la que habéis visto antes,

con las balanzas de platillo pesando,

estos eran compradores y los dueños del comercio.

Más de 100 años y tampoco hay mucha diferencia

a cómo está ahora la tienda. No, ninguna.

Y Víctor es la cuarta generación. Sí.

¿Una quinta generación podría haber? Por poder sí.

-Yo espero que así sea, tengo 6 nietos.

Tres de mi hija, que también forma parte de la tienda,

y tres de mi hijo.

Creo que a alguno tenemos que empaparle del amor, el cariño,

que viva la tienda, que la toque, que la destroce, que la rompa.

¿Eso que es, María Jesús?

Esto es la distinción que me entregaron en París

en la Cámara de Comercio y que se hace entrega

a aquellas empresas que son familiares,

que están regentadas y llevadas por mujeres.

¿Esto es el premio a 69 años de trabajo

en una tienda de ultramarinos?

Para mí no es trabajo, para mí es mi realización diaria,

mi alegría, mi felicidad.

María Jesús, ¿piensa jubilarse? No. (RÍE)

¿Y si le dicen que no puede estar en su tienda?

Me muero, no.

Hola, Ángeles. Hola.

¿Cómo estáis? Aquí andamos.

Sois las propietarias, bueno, vuestros padres, de esta casa,

que es la última casa baja del distrito Tetuán.

Bueno, pertenecemos a Moncloa, la acera de enfrente es Tetuán,

pero nosotros ya pertenecemos a Moncloa.

¿Qué es lo que sucede?

Todo viene en el año 2004 cuando recibimos una notificación

en la que somos impedimento para hacer esta calle

que te vamos a enseñar ahora,

porque afecta en una proporción muy pequeña la esquina de la casa.

Entonces, la calle empieza arriba y luego,

según va bajando se va ensanchando, y cuando llega a la finca nuestra,

empieza aquí, y tiene más de 3,5 m.

Entonces, el ayuntamiento, según ellos, dicen que nos expropian

porque somos un impedimento para la apertura de la calle.

-Se vería afectado ahí, donde se ve el corte ese, así,

linealmente, ese piquito, que es como una porción de queso.

-Lo que afectaría, de interés general,

según la gerencia de urbanismo, serían 5,98 m²,

y por eso, nos expropia todo, ellos tienen aquí un pequeño terreno,

lo han juntado a la parte nuestra y harían aquí un edificio como ese.

¿El ayuntamiento os ha dicho que lo quiere para construir?

A nosotros no nos han certificado como tal

para qué va a ser este suelo,

simplemente nos lo expropia por la acera.

El barrio se ha volcado con vosotros,

con vuestra historia durante este último año.

Sí, esta es una campaña que hicimos de visibilización

para que el ayuntamiento se dé cuenta de una vez por todas

que la familia está arropada por cientos de personas de este barrio

y de otros, y además el extranjero.

(LEE) Yo también vivo en Ofelia Nieto, 29.

Se ha convertido en una especie de eslogan de resistencia

de vuestra historia.

Por supuesto,

fueron muchas las personas que vivieron con nosotros.

Hola. Adelante.

Luisa, me han dicho, ¿no? Sí, Luisa.

¿Cuántos vivís en la casa? 10 personas.

Tres familias, 10 personas. ¿Cuántos metros tiene la casa?

Unos 80 m².

80 este piso, pero, ¿en global cuantos metros serían?

475 m². En las dos alturas.

Estas son las escrituras de mis padres, de 1966.

(LEE) El precio de esta compraventa es de 110.000 pesetas.

Pone que era usted mecánico, ¿qué hacía?

Reparaba maquinaria en las panaderías.

¿Aquí mismo en la casa?

Sí, estuvimos haciendo algo durante unos años, y luego ya,

cuando se casaron las chicas, hicimos los pisos.

¿Hay que estar fuerte para esto, Luisa y Paco?

Hay que sacar fuerzas de donde sea.

-Tenemos que aguantar ya. ¿Cuánto dinero os ofrecen?

399.000 euros, que nosotros hemos rehusado de ello

porque estamos conforme con la expropiación ni con el dinero,

y vuelvo a repetir, esto no es una cuestión de dinero,

es una cuestión de dignidad.

Esto es nuestro y quiero permanecer en mi casa,

y la lucha va a ser hasta el final.

-Esta es la nueva tasación que hemos presentado ahora.

A fecha de 2014 está valorada en 1.278.194 euros.

Esta es mi casa, si la calle, ves el estudio topográfico,

bajase toda a la misma línea, sería este trocito el que se ve afectado,

pero como se ensancha, es un pelín más,

pero el resto de la finca es zona no afectada,

y lo dice el levantamiento planimétrico,

esto también está en los tribunales y no nos dan la razón.

-Aquí lo único de interés general son esos 5,98 m²

y que si lo que quieren es lo que a ellos les pertenece,

son esos 5,98 m².

Desde la gerencia de urbanismo

no nos han querido contestar delante de las cámaras,

lo han hecho a través de un e-mail.

Dicen que en este caso, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid

y el Tribunal Supremo han dicho que la expropiación es correcta.

El Tribunal Superior de Justicia sí,

pero del Supremo todavía no nos ha llegado.

Vamos a ver, aquí no hay ningún tipo de interés social, y si hay alguno,

a mí me lo tiene que certificar el ayuntamiento,

¿qué es lo que se va a hacer aquí, con mi casa y con mi terreno?

Y eso, todavía no se ha llevado a cabo.

-Esta es la última parte.

Vaya terraza que tienen ustedes aquí.

Y aquí se ve en lo que se ha convertido el barrio y lo que queda.

Sois lo que queda.

Yo he nacido aquí, me he criado aquí, mis hijas también.

Estamos aquí y es nuestro barrio, ¿por qué me voy de mi barrio?

Yo no quiero dinero, yo soy feliz donde vivo.

A finales de año dejarán de existir los alquileres de renta antigua,

y con ello peligran negocios centenarios

que están en locales de este régimen.

Solo en Barcelona hay decenas de ellos

que no saben a partir del 1 de enero abrirán sus puertas.

Este es uno de los últimos días

que usted abre su tienda.

Desgraciadamente sí.

¿Cuántos años lleva usted abriendo las puertas de esta tienda?

Este negocio lo puso mi abuelo en 1900.

Estos libros antiguos que tiene usted en las estanterías

no son adorno.

Estos libros... Que todos los extranjeros

cuando vienen me dicen: "qué libros tan bonitos,

¿me permite hacerles una foto?" Sí, puede usted echar fotos.

Y yo les hago una broma diciéndoles que son 10 euros

cada foto que hagan. Creo que teníamos

que haber acabado cobrando. Entonces, muchas veces cuando

yo saco un libro como ellos dicen...

Y hay muchos que se quedan decepcionados.

Esto es de piel y aquí es donde guardamos

las partituras.

¿Es la piel original?

Sí, tiene 114 años. Esto ha sido editado

por Musical Emporium.

Y ahora nos los compran por las portadas, los anticuarios.

Las vienen a buscar, las desmarcan, las barnizan un poco

y esto luego te lo venden a 100 ó 130 euros,

cuando aquí el precio de esto es ínfimo.

Esto es auténtico de Bolivia. Suena muy bien.

Antes lo hacían de armadillo, aquel animal que es como

una tortuga. Pero ahora está prohibido.

El caparazón que usaban es lo que ahora es madera.

Este instrumento viene de Irán. Ellos bailan con esto.

Éramos muy conocidos por instrumentos étnicos.

Porque mire, guitarras, flautas y saxofones los venden

en muchos sitios, pero instrumentos un poco

fuera de serie, es difícil encontrarlos.

Luis, ¿qué va a hacer usted con todo esto?

¿Está liquidando?

Estamos liquidando y procuramos que esto,

cuando llegue fin de año, hayamos podido colocar

lo máximo posible.

El problema de esto es que es un local de renta antigua.

A la renta antigua le quedan días. A finales de 2014,

desaparece lo que es la renta antigua.

En porcentaje, sería mucho más lo que les exige

su dueño pagar a partir del 1 de enero de...

Sí, muchísimo más. Con lo cual, no lo podemos soportar.

En plena Rambla, muy cerquita de la Plaza Cataluña,

enfrente de la fuente de Canaletas, muy conocida por las celebraciones

del Barça. El lugar en el que está

este local es muy codiciado.

Sí, porque es un sitio muy bueno. Con una rambla muy ancha.

A partir del 1 de enero, ¿qué va a haber aquí?

Esto lo sabe sólo el propietario, yo no lo sé.

Me dolerá ver aquí un restaurante de comida rápida

o uno que vendan suvenires, o camisetas del Barça...

Pero en fin, es lo que habrá.

Se pierde una de las tiendas emblemáticas de Barcelona,

como hay otras como la mía.

No muy lejos está esta antigua pastelería.

El local también es de alquiler de renta antigua.

Josep María, buenos días. Hola, ¿cómo está?

¿Cuántos años tiene esta pastelería? 142 años.

¿Este local es de renta antigua, de alquiler?

Este local es de renta antigua de alquiler,

pero ahora ya, con contrato actualizado,

es de renta moderna...

¿Qué va a pasar aquí a partir del 1 de enero,

que es cuando terminan legalmente los alquileres de renta antigua?

Pues aquí no va a pasar nada porque tenemos 15 años más.

Aguantaremos 15 años, si dios quiere.

Y entonces casi dentro de 15 años, con las pocas tiendas centenarias

que queden, vamos a ser un "rara avis".

¿Tú eres clienta habitual de la pastelería?

Yo sí. Vivo aquí al lado.

Si vas a Salamanca, pues quieres ver cosas de allí.

Si vas a Madrid, cosas de Madrid. Si te vas a París o a Milán

esperas encontrar cosas diferentes.

Al final todo es globalizado, da igual en la ciudad que estés.

¿Qué tiene que tener un negocio para que resista más de 140 años abierto?

Básicamente, la situación. El propietario me llamó para decirme

que había un restaurante que había hecho una oferta

por el local y que estaba muy interesado

en quedarse local. A ver qué pensaba hacer...

Le dije que yo pensaba seguir, pero claro, todo tiene un precio

porque si vamos a perder dinero... Entonces dijo que el otro ofrecía

9000 euros.

¿Al mes? Al mes, claro.

Cuando pasó el verano volvió a llamar

y dijo que el que ofrecía 9000, ahora ofrecía 10000.

Esto ya es la pera. Pero me dijo que su esposa

y su hijo no querían que me fuera y me lo dejó por 7500.

¿Eso supone mucho incremento con respecto a lo que pagas ahora?

Hombre, pagaba 1000 y ahora son 7500.

¿Esa es la subida? Madre mía.

Si a la ciudad le interesa conservar las tiendas centenarias

se tiene que adaptar todo el mundo un poco.

Por eso necesitamos la protección del ayuntamiento,

para que de alguna manera, extienda unas exenciones

al propietario. Esto se lo propusimos

al ayuntamiento, pero como no nos ha hecho caso,

seguimos igual. La única tienda modernista entera

que hay en Barcelona le han dado licencia para cargársela.

Toni, esto que estás haciendo qué es.

Caramelos de bolas de miel. Nosotros tenemos libros del año 1900

en los que los hacían así ya.

El turismo, que cada vez es mayor en el centro

de Barcelona, ¿ha sido importante?

Bueno, hemos pasado desde los Juegos Olímpicos,

a tener un 10% ó 15% de la venta de turismo,

a pasar ya más del 50%. Por un lado tenemos más venta

de turismo, por el otro el alquiler sube

porque viene mucho turismo.

Un ocho. Un cero... -¿Así o así?

Esto es una cerería ¿Desde hace cuántos años?

Desde hace 253 años. Nos dedicamos primero a fabricación,

ahora solamente a comercio. Pilar, ¿está tal cual?

Exactamente como cuando se construyó el edificio

y esta decoración, que es de a mediados del siglo XIX.

Otra cosa que sorprende es esta escalera

y estas dos estatuas que son el elemento decorativo,

tal vez, más relevante de la cerería.

Estas estatuas eran originalmente unas lámparas de gas.

Si que eran lujosas las tiendas cuando se abrían

en 1761, ¿no?

No estaba pensada como tienda de velas,

sino que cuando se construyó era una tienda para vender tejidos.

También esta escalera parece ser, por el grabado que tenemos,

que se utilizaba como una especie de...

Digamos, para hacer un pase de modelos

a todas las personas que entraban aquí a comprar telas.

Este es mi padre, Jordi Subirà.

Muy buenas, yo soy Juan Carlos, de "Comando Actualidad".

Ha estado trabajando en la tienda desde que tenía 18 años.

Lleva 60 años, prácticamente, viviendo aquí dentro.

¿Afecta el final de la renta antigua en un local

como este?

El ayuntamiento es propietario de este edificio

y hemos renovado ahora 10 años, prorrogables a otros 10,

la concesión administrativa para seguir manteniendo

esta actividad.

Estos son mi abuelo Pauli... Este obrador estaba aquí dentro.

Sí, ahí detrás. Este señor es mi padre.

¿Vendiendo sólo velas se puede mantener un negocio

como este en pleno centro de Barcelona?

Esto es lo que intentamos y de momento salimos adelante.

Resistimos así. Lo que pasa es que yo creo que

uno de los futuros del pequeño comercio es

la especialización. Tu puedes encontrar esta vela

en muchos sitios, pero probablemente esta de aquí,

con un diámetro determinado, en todos los colores...

Posiblemente solo la puedas encontrar en una cerería.

No todos los negocios lo tienen tan claro.

Este colmado centenario, a falta de un mes de que acabe

la ley, todavía no tiene claro si

va a cerrar o va a seguir abierto a partir

del 1 de enero.

Buenas. Hola.

¿Faustino, el encargado? Juan Carlos, de "Comando Actualidad"

¿Cómo estás? Bien, ¿y tú?

Bueno, aquí viendo vuestra tienda centenaria.

Centenaria desde 1908. ¿Qué es lo que vendéis aquí?

La palabra colmado ya lo dice. Una cosa colmada de muchas cosas.

Vendemos... Pues tenemos en total

aproximadamente unas 10.000 referencias.

Foie, caviar, champán, licores de todo el mundo...

Una de las muchas cosas que me ha sorprendido

cuando he entrado en esta tienda, aparte del montón de productos

que vendéis, es la gente que está trabajando,

¿cuántos estáis?

Somos 16. Cada cliente quiere su dependiente

y es un tipo de negocio que está muy personalizado.

¿Es ella la que cobra? Hola.

¿Qué tipo de cliente compra en una tienda como esta?

Tenemos muchos turistas de cierto nivel.

En esta caja de azafrán puede haber cerca de 30.000 o 35.000 euros.

Mira, esta lata de piña en almíbar

vale 0 35 euros. Se puede comprar una lata de caviar

que vale 500 euros y se puede comprar un panetón

que vale 0,99 euros.

¿Vais a resistir a partir del 1 de enero?

Yo creo que sí. ¿Y de qué depende?

Pues depende de que la gerencia de la tienda

se ponga de acuerdo con los caseros.

De los más de 1200 pueblos de menos de 100 habitantes

que hay en España, más de la mitad, 623, están aquí,

en Castilla y León.

(Cacareo)

Muy buenas, señores. Les veo en plena faena.

A usted la veo ahí con las manos en la masa,

¿no Josefa? ¿Cuántos años tiene usted?

84.

-Me he tirado 28 años en La Rioja y en los 28 años no he dejado

de venir ni un solo fin de semana.

La tierra tira. Sí. Y yo soy de donde he nacido.

¿Cuántos habitantes tiene el pueblo?

53 ó 55 somos los que pernoctamos durante todo el año.

El 75% tendrán más de 75 años.

Los siete hijos ¿Qué se le pasa por la cabeza

cuando ve esta foto?

Que es imposible que me haya pasado a mí,

todo lo que me ha pasado.

40 años han pasado de esta foto

¿Cómo ha cambiado el pueblo y la vida?

Totalmente.

(RISA)

Tiene aquí una cocina de las de toda la vida

¿Qué ha preparado hoy para comer?

Mira, tengo aquí un poco de sopa con unos huevos.

(Suena el timbre)

Mira, esta será Amparo ¡Sube, sube!

Usted es de aquí también, de Fresneda.

Yo he nacido en Fresneda y aquí sigo.

¿Cuántos años tiene usted?

81. Tengo una hija que vive en Burgos.

Tiene el ordenador para poder hablar conmigo.

¿Habla con su hija a través de una videoconferencia?

Claro, yo con la tele casi todos los días hablamos.

Está conectada a las nuevas tecnologías.

La veo muy moderna, Amparo.

De moderna nada ya.

Aquí se conecta con su hija

Hola. -Hola hija ¿Qué tal cariño?

-Muy bien, ¿y tú? ¿Qué tal ha pasado el día, madre?

¿Qué tiene para comer hoy? -Hoy puré.

¿Y esto es mejor que hablar por teléfono?

Hombre, claro que es mejor. Porque ella me está viendo a mí

y yo la estoy viendo a ella.

Claro, así Amparo, usted ve cómo está su madre

cada día por la tele...

Que vaya bien. Adiós hija, un beso.

Muy buenas. Es de los pocos niños del pueblo,

me han dicho.

Sí, es el único que va al cole.

¿Tú tienes más hijos? Sí, dos niñas.

-A merendar, venga. Ahora te pongo la mesita, Paula.

Ellas tienen 2 y él tiene 4 años.

¿Cómo se lleva eso de tener a los únicos niños del pueblo?

Estupendamente.

¿Vosotros sois de aquí de Fresneda?

Sí, los dos.

Me imagino que vuestros niños deben ser

el juguete de todos los vecinos.

En eso has dado en el clavo.

Raúl, ¿tú te conoces a todos los

que viven aquí en el pueblo? ¿Y te sabes sus nombres?

¿Y eso? ¿Qué memoria, no? ¿Qué pueden tener aquí

que no tengan en una gran ciudad? Mucha libertad.

¿Vosotros trabajáis aquí en el pueblo o no?

Yo no trabajo. -Yo trabajo fuera.

¿Aquí es difícil poder trabajar?

En el pueblo, sí.

-Yo ahora trabajo en el sector forestal.

Montamos una pequeña empresa familiar

prácticamente, porque trabaja mi hermano,

mi cuñado...

¿Iros a vivir a un sitio más grande

no os lo habéis planteado alguna vez?

Pues no, la verdad es que no. Estamos aquí muy felices

y contentos. La verdad es que somos resistentes.

Hay una tienda de ultramarinos que te vende desde una compresa

hasta una mandarina, jabón... Vamos, lo necesario.

Y está abierta a cualquier hora.

Raúl, tu chaqueta.

Despacito, ¿dónde vas con el muñeco?

Nos ha dicho el alcalde que se premia la natalidad en este pueblo.

Sí, 3000 euros el nacimiento.

Es decir, haciendo cuentas, 9000 euros.

Nosotros queríamos otro, pero nos han venido dos.

-Ellos vienen aquí donde Loli todas las tardes y están felices.

¿Loli es como una tía?

Mira, la otra juventud del pueblo. Estos dos chicos, los del instituto.

¿Vosotros sois los otros chicos jóvenes del pueblo, no?

Es decir, tenéis que ser amigos sí o sí.

Será raro que os peleéis. Tú eres la famosa Loli.

Nos han dicho que eres como una tía para los niños

¿Qué tal es eso de llevar el bar del pueblo?

Bien, bien. Da para vivir para una persona sola.

Nos han dicho que además tenéis tienda.

Sí.

Esta es la tienda típica de un pueblo.

¿La tenéis abierta todo el día?

Todo el día. Aquí estamos las 24 horas

prácticamente. Sí, porque igual a las 11

de la noche viene alguien a pedirte una docena de huevos

porque le hacen falta para cenar. Pues nada, vienen, abres

y se los das.

-Ponme una docena de huevos y un paquete de magdalenas, Loli.

-3'80 euros. Toma, te doy los 0'5 euros sueltos.

Bar, casa y tienda, ¿no? Todo mezclado ¿Y eso?

Pues yo que sé, porque toda la vida ha estado así.

Tú has vivido toda la vida aquí, Loli.

Sí, toda la vida.

¿Ustedes qué tal eso de tener a la hija en casa?

(PADRES) Muy bien.

Bueno, pues unas veces para bien y otras... Ya me entiendes.

¿Cuántos años tienen ustedes?

81 y 82.

-¿Qué tal? -Muy bien, ¿y usted qué tal está?

¿Quién es Marisol, con la que están hablando?

Solo sabemos el nombre, Marisol.

-Yo llevo el programa de "Contigo en casa",

de acompañamiento por medio de videoconferencias.

Adiós, un abrazo. Hasta luego.

-Abrazo no nos vamos a dar. Estás muy lejos.

Resistir, esa es la clave.

Cómo reciclarse, cómo buscarse la vida

para hacer algo diferente a lo que siempre hemos hecho.

Ellos han sabido adaptarse para salir adelante,

es otra forma de resistir.

El taxi se ha convertido en un refugio laboral

para muchos profesionales que han perdido su trabajo

con más de 40 años. Muchos estos nuevos taxistas

procedían del sector de la construcción,

eran profesores de autoescuela o trabajaban

como personal de seguridad.

-Gracias. -Gracias.

José, ¿es taxista desde hace cuánto tiempo?

-Cuatro meses. Cuatro meses y medio.

¿Se ha reciclado? -Sí.

¿Antes qué era? -Bueno, antes era escolta

y chófer de alta dirección. ¿De quién ha sido escolta?

-Gente de alto nivel.

¿Empresarios? -De muy alto nivel.

Sí, empresarios.

El último trabajo que hice fue con un constructor

y despidió al 60% de la empresa,

entre ellos yo, secretarias, gente de administración.

De una tacada.

¿Cuántos años tienes, José? -48.

Estás acostumbrado a un nivel de vida,

a un estatus social.

Yo me consideraba bien pagado.

¿Tiene hipoteca? -Tengo hipoteca.

Tengo una hija con once años.

¿Le gusta mucho el taxi?

-A mí el taxi no me gusta nada.

O sea, que por necesidad. -Yo estoy aquí por necesidad.

¿Ha bajado mucho su facturación de escolta a taxista?

-Mi sueldo será un poquito más de un tercio

de lo que yo cobraba antes.

Y en el taxi está como asalariado. -Sí.

El taxi no es mío. ¿Cuántas horas trabaja?

-14, 15 horas diarias.

¿Y llega a los 1000 euros? -A veces no.

Es que tengo que ser positivo,

porque como me venga abajo, estamos perdidos, ¿no?

Nada más que tienes que mirar yendo un taxi

todos los taxis que llevas delante,

buscando como tú.

¿Qué tipo de coche llevabas tú antes?

-Pues mira. Como ese.

Estoy acostumbrado a conducir coches

de más de 100 000 euros. Esto vale 15 000.

Se nota en todo. José, hoy, por ejemplo,

¿a qué hora has empezado a trabajar?

-Yo he empezado a trabajar a las seis y media,

seis y cuarto, seis y media más o menos.

De la mañana. -De la madrugada, sí.

Seis horas en el taxi, ¿cuánto llevas?

-Te lo digo ahora mismo.

Pues mira, exactamente, 21,35.

Yo tengo un porcentaje de la facturación

y el 50% de la gasolina.

No tienes un sueldo asegurado. -No.

Y además, eso es lo que más miedo me da.

Yo siempre he trabajado con una nómina.

Con un sueldo pactado, un sueldo cerrado.

Y entonces, da miedo. A mí me da miedo empezar

todos los días desde cero.

Me parece que el mes de estos cuatro

que más he cobrado, ha sido 1070 euros.

Pasa. ¿Y aquí está tu jefe?

-Aquí está mi jefe.

Hola. -Hola, José.

¿Cómo va la cosa? -Mira, a echar cuentas contigo,

como siempre. -Vamos al lío.

A ver.

-Mira, estos son todos los tickets

y el dinero de la semana. -Vale.

-Ya está. Cuéntalo. Eres el jefe.

-Sí. ¿Cuántos años tienes?

-Yo tengo 26. Tengo 26.

Y yo lo que quería era tener mi propia empresa, ¿vale?

Y, bueno, hablando con mi padre, me comentó el mundo del taxi

y como a mí me gusta mucho conducir,

me gustan mucho los coches, pues dije: "Bueno, vale".

Pero no te vemos conduciendo tu taxi,

porque lo conduce José. -Lo conduce aquí mi amigo,

José Antonio. ¿Cuándo compraste la licencia?

-La licencia me la compré en el año 2009.

¿Cuánto te costó? -Pues estaba en ese tiempo

en torno a 160 000 euros, más o menos, la licencia.

Pediste una hipoteca. -Sí.

Hace un total de 900. Descontamos los tickets.

¿Vale? Si te parece. Esta semana ha hecho 900 euros.

¿900 euros es una semana buena o mala?

-Dentro de lo normal. 4500, 5000 más o menos

es la facturación mensual. Hay que descontar combustible,

mantenimiento que tiene el vehículo.

-Seguros sociales. -Seguros sociales.

Menos 28,70 de esta. Vale 784,15,

que es lo que tiene que haber. Siete y ocho. Vale, sí.

Está bien. Perfecto, tío. Que vaya bien, José.

-Sebas. Adiós. Muchas gracias.

-Hasta luego. -Adiós.

¿Y ahora a seguir trabajando? -Claro.

Y cuanto antes, mejor.

Alarma. Mira, es un aviso de la emisora.

A ver dónde es esto.

El propietario de esta emisora también es tu jefe, Dani.

-Es Dani. Sí. Es la sociedad que tienen,

los socios. Los seis socios.

-Buenas tardes. -Hola, buenas tardes.

-Voy a la avenida de Europa,

en La Moraleja. -Muy bien.

Concha, usted que coge muchos taxis.

¿Se encuentra con muchos conductores taxistas

reciclados de otras profesiones?

-Sí. Algunos te lo cuentan.

Incluso yo tengo un cuñado que es taxista

y también trabajaba antes en los que ponen

todo el cableado de las oficinas.

Compró la licencia y vive de eso.

-Sí. Pues son 28,50. ¿Necesita un ticket?

-Sí, por favor.

¿Tienes cambio de 50? -Sí.

30 y 20, 50. -Pues muchas gracias.

-Y le doy su ticket.

Muchísimas gracias.

Bueno, pues ya estamos libres otra vez.

Muy buena carrera. Y encima, Concha le ha dejado propina.

-Sí. ¿Es habitual lo de las propinas?

-No. Tienes carreras de 9,95

y te están esperando que les des los cinco céntimos.

Una carrera como esta, cuando te llega, de 29 euros...

-A mí me hace padre. (RÍEN)

Hola. -Hola.

-Hola, papi. -Hola. Buenas noches.

Hola, cariño.

-¿Qué tal? -¿Qué tal? Mira, cansado.

Pilar, ¿tú trabajas? -Sí, trabajo como secretaria.

¿Te has tenido que reciclar o tú no?

-Siempre. ¿Cuántos idiomas hablas?

-Tres. ¿Tu salario ahora es más bajo

que hace ocho años? -Mucho más.

Mucho más, porque además me quedé un par de veces en paro

y siempre que te quedas en paro, el mercado te hace bajar de nivel.

¿Has notado el cambio de salario de tu marido?

-Mucho. Yo antes trabajando

como trabajo mañana y tarde, tenía una persona que me ayudaba.

De limpieza. Venía por horas.

Ya no la tienes. -Ya no la tengo.

¿Qué más habéis recortado? -Vacaciones.

-Llevamos tres años sin vacaciones, prácticamente.

-Al final, tenemos que dar gracias.

Porque tiene trabajo. -Por lo menos, paga la hipoteca,

que es lo que más te preocupa hoy en día.

-¿Tú te imaginas, además, a una persona

con el nivel de actividad que tenía él en su profesión,

inactiva en casa?

Estos meses en los que ha perdido el trabajo tu marido,

el momento de tener que reciclarse,

ejercer una profesión que a él no le gusta,

¿tú qué has aprendido con esa experiencia?

-Has aprendido que lo que no te mata,

te hace fuerte. Que tienes que...

Sobrevives a esto, te repones, te sobrepones

y que te refuerzas.

-Con un ajito.

-¿Te lo pongo con un poco de leche o así tal cual?

-No, solo. -¿Solo?

-Solo, gracias. No es un matrimonio, esto.

-No, en absoluto. Es mi hermano.

Ajá. Y ha tenido que venir a vivir a tu casa

por la situación actual, ¿no? Porque él perdió su trabajo

y se ha venido a vivir aquí.

Tú has cambiado también de empleo.

-He cambiado. Por la crisis.

-Antes era profesora de autoescuela.

¿En qué trabajas? -Pues mira, ahora estoy

en mantenimiento en unas oficinas.

Manteniendo los baños... Estás en personal de limpieza.

-Sí. Sí, sí.

Cuando tú trabajabas de profesora de autoescuela,

ganabas más dinero. -Ganaba más dinero que ahora.

¿Cuánto has podido perder al mes, a lo mejor?

-700, 800 euros.

¿Cuánto tiempo llevas viviendo con Katy?

-Eh... Cinco meses.

Estás sin trabajo, ¿desde hace cuánto?

-Desde febrero del 2012.

Yo me dedicaba a la hostelería, a la restauración.

¿Y tenías un cargo alto en la hostelería?

-Sí. Yo he sido primer maître y director de muchos sitios

de Madrid, de algunos de los restaurantes mejores.

Ahora no puedes permitirte el alquiler

y has venido a casa de tu hermana. -He venido,

que me abrieron las puertas con cariño.

¿Estás buscando trabajo de lo que sea?

-Últimamente, sí. Ya me da lo mismo.

Hasta ayer incluso eché un currículo para aparcacoches.

¿Tienes compañeros de la hostelería que hayan dado

este paso hacia atrás laboralmente?

-Muchos, muchos. Han tenido que bajar

los escalones hasta llegar a camareros

de bares de menú, de menú diario.

Habiendo sido directores... -Habiendo tenido

el mismo cargo que yo tenía.

-Pues mira.

Katy, ese es el título de profesora de autoescuela.

-Este es mi título de profesor de formación vial.

Y es muy duro. Me costó muchas horas de estudio,

muy pocas horas de sueño. Sacrificaba sueño,

porque yo estaba trabajando a la vez

que me estaba sacando el título. ¿Es tan difícil?

-Sí, es muy complicado de sacarlo.

Empezar a trabajar con mucha ilusión.

Y durante los ocho años que he estado trabajando,

siempre ha sido con mucha ilusión y muy bien.

Pues venga. -Luego te veo.

-Hasta luego.

Luego esta noche, cuando venga.

-Luego nos vemos. Encantados.

Gracias. Mucha suerte. -Muchas gracias.

¿Qué horario tienes de trabajo? -Pues mira.

Entro a las doce y salgo a las ocho y media.

Cuando tú decides estudiar para ser profesora de autoescuela,

claro, te hablan de un sector que no tiene paro.

-No tenía nada nada de paro. Al contrario.

Me ofrecieron trabajo antes de haber terminado

de sacar el título. Faltaba mucho profesorado.

Faltaba personal para dar clases.

Las primeras clases que dabas como profesora,

¿a cuánto las cobrabas?

-Pues las cobraba a nueve. Una hora.

-Tres cuartos de hora.

Ajá. Nueve euros. -Y, de hecho, incluso ahora

hay autoescuelas que están pagando a seis.

Seis la hora.

El primer día que tú te sientas en la RENFE,

que te diriges a tu nuevo puesto de trabajo,

¿cómo te sientes? -Bueno.

Rara, extraña, descolocada.

Hombre, no sé si exageraría, pero sí,

con un poquito, incluso, ganas de llorar.

¿Trabajas aquí? -Sí, aquí trabajo

en este edificio, en la octava planta.

Hola. Buenos días. -Buenos días, Ángel.

Fíjate. ¿Has visto al vigilante de abajo?

El compañero, el que viene por las noches,

antes era el directivo de una empresa

que tuvo que cerrar y ahora se tuvo que sacar

el permiso para ser vigilante,

porque no encontraba trabajo de lo suyo.

Buenos días, chicas. Buenos días.

-Pues hala. Muy grande esto, ¿no?

-Sí, sí, sí.

Y aquí está mi base de operaciones.

Este es el armario. Aquí guardamos

los productos de limpieza. Aquí tengo esto.

Y ahora voy a entrar a cambiarme. Te esperamos aquí.

-O.K.

Katy, me decías que hay unas 300 personas

aquí contratadas en esta empresa.

O sea, que tienes bastante trabajo.

-Sí, la verdad es que no me aburro.

Ya está puesto.

Llega final de mes y cobro.

Y llega el día 1 y pago mi hipoteca.

¿Cuánto tienes de hipoteca? -Pues me quedan aún

177 000 euros que pagar. ¡Uf!

-Controlo sala.

Y así.

¿Qué ha sido lo más difícil para ti

a la hora de adaptarte a este nuevo puesto de trabajo?

-El no hablar. El estar sola.

Estoy muy acompañada, me llevo muy bien,

me quieren mucho,

pero no tienes la relación que tenía antes en el coche

con el alumno, de hablar con él.

Yo mandaba. Yo dirigía.

Aquí no. Aquí voy detrás de la gente

y voy, pues eso, quitando lo que ellos van dejando.

¿Se te hace difícil esto? ¿Pasar de mandar

a que de pronto alguien te diga:

"Oye, que esto está sucio"? ¿Te hacen comentarios así?

-Sí, sí. Cuesta trabajo. De hecho, no se mete

nadie conmigo, porque procuro adelantarme.

Es raro que me tenga que decir: "Tienes que hacer esto".

Elena, eres la jefa de este departamento.

-Sí. ¿Cuánta gente,

de la que vemos ahora, viene de otros sectores,

no estaban en el sector comercial,

tienen estudios superiores?

-En mi equipo, bastante gente.

Tengo una chica que es ingeniera industrial,

otro chico que es ingeniero informático.

Tengo una periodista. Tengo un arquitecto.

-Rebeca, ¿puedo limpiarte la mesa? -Claro.

-Ahora te viene bien, ¿no? -Sí.

Una pregunta. ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en esta empresa?

-16 meses. Ah, muy poquito.

-Sí. ¿Y dónde trabajabas antes?

-Pues yo vengo del sector de la reprografía

y de ahí me pasaron... vamos, por la crisis y además,

pues tuve que pasar al sector financiero,

que nunca lo había tocado.

La empresa financiera en la que trabajabas ha cerrado.

-Ha cerrado, sí. ¿Cuánto has llegado a ganar?

-Pues en los buenos tiempos,

pues al año unos 40 000 euros.

Aquí o te renuevas, o mueres.

-Si me sale otra cosa que me guste, lo cogeré.

Y si no, seguiré aquí, porque en absoluto

no se me caen los anillos. No hay ningún problema

por haber pasado de ser un directivo

o de ser un jefe, a tener que estar de conductor,

de chófer, de barrendero. ¿Por qué no? Tenemos que comer.

Roberto, o Robert, como es más bien conocido,

ganaba millones con 18 años.

Con 30 no puede seguir viviendo del fútbol.

Pero ha encontrado trabajo.

-Mira, ahí se me ve de espaldas. Un penalti.

Número 19.

Minuto ochenta y... -Y ese soy yo,

el que mete ese gol. Una carrera profesional,

futbolística, ¿de cuántos años?

-Hombre, pues yo habré estado, a nivel profesional,

unos diez años. Y luego, pues bueno,

en segunda B he estado algún año,

pero ya vas viendo que se va acabando.

Te tienes que ir reciclando. ¿Es fácil

cambiar un oficio tan vocacional?

Porque supongo que ha sido un sueño.

-Fácil no es, porque al final te tienes que reciclar

y te tienen que dar una una oportunidad.

En los momentos que hay ahora,

si hablas con la gente, decir que tienes

una oportunidad para trabajar, es como ver la luz.

Ahora estoy intentando conseguir otras cosas

y creo que lo vamos consiguiendo. Hay ahí una nueva meta.

-Hay una nueva meta, que es el seguir,

el tener trabajo y el intentar reciclarte en otra profesión

en la que vas a ver que no es nada fácil.

Vamos a conocer a tu nuevo equipo, ¿no?

-A mi nueva empresa y a mis nuevos compañeros.

Venga.

Este es mi nuevo puesto de trabajo.

Es una empresa que se dedica a desarrollar

aplicaciones informáticas para empresas,

administración pública, cualquier tipo de sector.

Este coche es resquicio de lo que fuiste.

-Exactamente. Esto es lo que va quedando.

Cada día queda menos.

Y como tú, ¿cuántos trabajáis aquí?

-Aquí estamos 52 personas.

Buenos días. -Buenas.

Muy buenas. ¿Qué tal? -Hola.

-¿El restaurante lo tenemos hecho o no?

Muy buenas. ¿Compañeros de trabajo?

¿Qué tal se da trabajar con un ex futbolista de primera?

-Con Robert es muy fácil, porque le pone

mucho empeño y se interesa de verdad por los proyectos

y por aprender todo lo que nosotros hacemos

y es fácil trabajar con él.

-Este, lo acaba de...

-La verdad es que es un placer tenerlo.

Ha costado reciclarlo,

porque, al ser de fútbol, la empresa privada cuesta mucho

y ha pasado por nuevas tecnologías.

Pero él se ha ido, la verdad, que se ha ido reciclando bien.

El problema que tiene es que, claro, ha vivido muy bien

y ahora volver a la vida laboral, horarios, etcétera...

-Tienes que pensar que cualquier tipo de futbolista

un entrenamiento puede ser a diez de la mañana a una.

Son tres horas.

Un día entrenas por la mañana y por la tarde.

Aquí es de ocho y media a dos y media

y de cuatro y media a siete y media.

Hay días que son más.

Y económicamente, Robert, no tiene nada que ver.

-Económicamente, no tiene nada que ver.

Al final lo que te tienes que plantear

cuando tienes una cierta edad, es decir:

"Tengo que dedicarme a otra cosa para seguir viviendo",

porque no somos un Cristiano Ronaldo,

que con que trabajes un año, vives toda la vida.

¿Qué diferencia hay de tu primer salario de fútbol

a tu primer salario como informático?

-Mucho. Yo no sé si ganaba once millones de pesetas.

De pesetas. -De pesetas.

¿Y tu primer sueldo aquí? -Pues 1000 euros.

Claro, tú dices once millones con 18 años

y dices: "Aquí, el mambo. Que venga lo que quiera".

Piensa que nunca se acaba. Y todo se acaba terminando

Lo que es difícil es decir: ¿cuándo lo voy a dejar?

¿Ah, sí? -Yo creo que eso es

lo más difícil. ¿A qué me voy a dedicar luego?

Hasta que yo he llegado aquí, me han dado la oportunidad

y han dicho: "Quédate aquí y nos formamos,

vamos a intentarlo". Y yo creo que es

recompensable ver que vales para otra cosa.

-Voy abajo, que me voy a seguir. -Gracias, Colme. Adiós.

Ven, que te voy a presentar a otro compañero

que tenía jugando conmigo,

que él se ha reciclado de otra forma.

Vamos a ver.

-Ese es. Ese es. ¿Jugasteis juntos?

-Jugamos en el Salamanca en el año 98 en primera.

Y yo creo que fue hasta el 2005, 2006 en Salamanca.

Hemos sido compañeros bastante tiempo.

-¿Qué pasa? -Muy bien, muy bien.

A verte. -Hola. ¿Qué tal?

Jugador también. -Sí. Ex jugador.

Eso de ex.

-Yo soy argentino. Vine aquí a Salamanca con 21 años.

Luego fue a Brasil. Fui a probarme a Inglaterra.

Bueno, muchas cosas.

¿Qué queda de entonces? -El fútbol pasa,

pero al final lo que te quedan son amigos y el recuerdo.

Ser futbolista es el sueño de muchos niños

desde bien pequeños. -Yo creo que cualquier chaval

que hables ahora con ocho o diez años,

le dices qué quiere ser. Y el 80% te dice:

Yo quiero ser futbolista.

Pero llegar el difícil.

-Mira, gordo, aquí te tengo.

-Ay, sí. Ahí es. -Ahí.

Yo estoy aquí y Lupi está aquí.

Estáis aquí pegaditos. -Sí, justo.

¿Cuántos años teníais aquí? -Pues yo ahí, 18.

-Y yo 22.

Mira, esto fue al año siguiente de primera.

Si hace 14 años os hubieran dicho aquí

que tú ibas a acabar detrás de una barra, con tu propio bar,

y tú de informático, ¿te lo hubieras creído?

-No. Tampoco te hubieras creído esto.

Si hace diez años me hubieran dicho que iba a estar

en esta foto, en este club, tampoco lo hubieras imaginado.

¿Por lo menos ha permitido tener este local?

-Sí, vivir. Vivir, en casa.

Ahora tienes un salario, pero hay cosa que no tienes.

Hipoteca, ¿no? -Entonces, no.

Yo, mientras pueda escaparme para jugar el fútbol,

los fines de semana y un rato con los amigos,

dos días a la semana, me quedo bien tranquilito.

Me quita el mono del fútbol.

-Es así. Es que esto es así.

Es que el que no se recicle,

tiene un problema en estos momentos.

Al final hay que tomarse la vida como es.

Para adelante. Llegarán mejores momentos.

Claro que llegarán. Pero hay que tirar con lo que tengo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Los que resisten

Comando Actualidad - Los que resisten

03 dic 2014

Han resistido ante la adversidad, o al menos lo intentan día a día. Son auténticos luchadores que se niegan a tirar la toalla en sus negocios, a salir de casa a pesar de que tenga "muchos novios" y les presionen para irse, que permanecen en el pueblo aunque apenas quede ya gente o que intentan que se reconozca que un medicamento les ha destrozado la vida. No dejan de luchar, son "los que resisten".

ver más sobre "Comando Actualidad - Los que resisten" ver menos sobre "Comando Actualidad - Los que resisten"
Programas completos (477)
Clips

Los últimos 2.806 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos