www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5298838
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Pueblos vivos - ver ahora
Transcripción completa

Estamos en la Estación de tren de Soria, esta es la imagen,

y cuando se habla de cuatro gatos, en este caso no han sido ni cuatro,

han sido tres.

Nos encontramos en lo que sería el inicio de la llamada

autovía interminable, estábamos mejor conectados

en la época de los romanos con las calzadas romanas,

si no hay infraestructuras no vienen industrias y no hay empleo.

¿Por qué piensas que la gente no se anima a trabajar en esto?

Porque esto es de lunes a lunes.

Pero esto sí que fija la población.

No había niños en Urriés desde hacía 30 años

y hoy tenemos cuatro o cinco niños ya corriendo por las calles.

Hay que intentar por todos los medios que la gente se quede

y que la gente que se ha ido, vuelva.

En un fin de semana pasan por esta calle más personas

que habitantes tiene Soria,

las ciudades crecen, los pueblos menguan.

Necesitaba usted internet de calidad y comunicaciones de calidad

para que la gente pueda hacer bien el trabajo.

La discriminación fiscal positiva es importante.

El dinero no es lo importante, lo importante es donde invertirlo.

No hay que ser victimista, lo que hay es que remangarse

y decir: "Hay que trabajar".

Si emprenden en un pueblo tienen muchos hándicaps,

pero al final es nuestra tierra.

¿Hay trabajo en los pueblos? Hay más trabajo del que parece.

La batalla para reconquistar el pueblo continúa.

Aquí envasando leche.

Envasando leche, que trabajáis en ecológico, ¿no?

Exacto.

Son vacas en "leasing".

¿Y cuánto sale cada vaca? Pues unos 50 euros mensuales.

Os presento a los chicos que gestionan el restaurante.

Y ahora estamos intentando montar una granja de gallinas ecológicas.

Tienes a 20 mujeres, ¿aprendiendo a hacer qué?

Hacer mermeladas para comercializarlas en el mercado.

A través de los olivos se puede arreglar la población

porque da para vivir.

Podría ser una fuente de empleo perfecta, empleo para gente joven.

Pueblos vivos en "Comando Actualidad".

¿Y tú cómo ves el futuro, Yolanda?

¿Ves un futuro esperanzador? Yo sí, todo lo veo positivo,

hay que apostar y arriesgar.

Castilla y León sigue siendo la comunidad autónoma

que más habitantes pierde, Ávila es después de Zamora

la provincia que más acusa la despoblación,

hay pueblos que están buscando en sus oficios, en su naturaleza,

en sus productos autóctonos la fórmula para salir adelante.

¡Hola, buenos días!

Te abro. Muy bien,

estáis esquilando, ¿no? Aquí al lado.

¿Se puede? Sí, sí.

¿Qué tal, Amadeo? Muy bien, ¿y vos?

Pues bien, muy bien.

¿Cuántas ovejas tienes? Aquí habrá casi unas 200.

Tú eres ganadero de tercera generación, si no me equivoco,

por lo menos, te fuiste a vivir a Madrid pero has vuelto al pueblo,

¿por qué?

Aquí creo que hay algo más de calidad de vida,

bastante más.

Aquella es mi hermana. Buenos días.

Hola, buenos días.

Mi cuadrilla de jovencitos.

Aquí pasa como en las obras en España,

dos trabajan y el resto miran.

Sí, pero cada uno tiene su función,

uno saca las ovejas, el otro recoge la lana, el otro ayuda,

la otra grita Moreno y ahí está el Moreno para...

¿Eso qué es?

Eso es carbón para si la cortas le echamos un poquitín,

como aquí por ejemplo y ya no le pica la mosca,

ya se queda un mes sin la costrita y ya no...

Aquí que están sacando otra.

Estamos al sur de Gredos, ¿qué come esta oveja aquí?

El tierno o retama de toda clase, negro, blanco, albarino, serrano,

tomillo, cantueso, el famoso cantueso

y hierba, por supuesto.

Hago una picada de zarza, o sea, pican todo lo que hay,

lo que ofrece el monte.

¿Por qué has apostado por la ganadería extensiva?

Sobre todo por la calidad de la carne

que producen los corderos, en este caso las ovejas.

Los corderos son muchos más sanos y más naturales que el que se pueda

criar en cuatro paredes.

¿Por qué piensas que la gente no se anima a trabajar en esto?

Porque esto es de lunes a lunes, la gente quiere disfrutar,

llega el fin de semana, el sábado o el viernes y sales a las tres

y te vas al centro comercial con tu novia o con tu pareja,

con quien sea, a disfrutar del fin de semana,

pero esto, el ganado caprino y ovino sí que fija población

en los pueblos porque tienes que estar con ellas donde estén,

por eso este oficio terminará desapareciendo al menos en extensivo

a no ser que venga una generación

de otros países y quieran dedicarse a esto,

españoles no, porque nos cuesta un poco agachar el lomo.

Es verdad, es verdad.

¿Por qué te fuiste, Amadeo? Quería demostrarme a mí mismo

también que valía para algo más también que cuidar ovejas

y me lo demostré, me fui a Madrid, tres añitos allí en Madrid,

conducía por Madrid como si llevase toda la vida conduciendo allí,

me adapté bien, pero al final

decidí volver por eso, porque echaba de menos,

venía a la nave y la veía vacía y me daba como tristeza.

¿Te merece la pena económicamente ahora mismo vivir en el pueblo?

Sí, ¿sabes por qué los pastores tienen más dinero que otros?

porque no hay tiempo para gastarlo.

Una buena alfombra.

Oye, ¿la lana ahora es un subproducto que le puedes

sacar rendimiento a la oveja o no? Hace unos años que no valía nada,

de hecho ellos hace unos años tuvieron que destruirla,

porque no se la quería llevar nadie y no valía nada.

¿Ahora se la llevan los chinos, no?

Bueno, ahora yo tengo un contacto en Extremadura

y él se lo vende a los chinos. ¿Y esto cuánto pesa?

Esta tiene un kilo si acaso. ¿Y por eso qué te dan?

80 céntimos.

¿Quieres que la coja como se cogía antiguamente? que tú lo sabes.

Sí señor, eso es lo que se hacía antes.

Se hacían las pelotas y se metían en tinajas para que no se secara

y entonces pues estaba jugosete siempre.

¿Y la gente joven sabe hacerlo, los pastores nuevos?

No.

¿Y qué va a pasar? porque no hay relevo generacional en este oficio.

Bueno, algunos quieren aprender pero el campo no da para ellos,

o sea, que no se saca nada y se retiran, se van a la capital.

Fofo, usted lleva de pastor toda la vida.

Bueno, he estado trabajando fuera, pero luego ya con las ovejas

y ya llevamos lo menos 40 años sin soltarlo.

Ya nos jubilamos y ahora se la hemos vendido a Amadeo,

que es el que continúa detrás nuestra.

¡Ah! usted ya no se dedica a esto.

Hombre, tengo unas poquitas para pasar el día.

O sea, que las echa de menos, vamos.

Yo no puedo vivir sin ellas, esto es como una droga del campo.

De la buena. Claro, de la buena.

-¿Qué tal, Joserra? -Muy bien, venía a verte.

Aquí a por la leche. -¿Cómo vamos?

-Aquí te la tengo preparada. -Y yo te traigo aquí los jabones.

Los hace con leche, en este caso, de la zona.

¿Y los jabones los vendes?

Sí, los vendo aquí en mercadillos y bueno también

a través de internet, los vendo y los vendo fuera en el extranjero,

EE.UU., Noruega, Inglaterra, Francia, Bélgica, Austria,

Alemania, Italia, Grecia, Portugal.

¿Ah sí? Tienen jabones míos.

-Muchas gracias. -Hasta luego.

Que vaya bien, adiós.

¿Cuántos vecinos viven ahora en San Esteban?

Pues alrededor de 700, unos 720 era el anterior censo.

Está el pueblo lleno de niños, ¿acabáis de salir de la escuela?

Pues sí. ¿Cuántos niños hay en la escuela?

Pues en la escuela hay 27 niños.

¿Y la ratio para que la cierren es? Cuatro,

tenemos que tener hasta cuatro para que las mantengan abierta.

¿Cuánto tiempo llevas tú aquí viviendo?

Pues llevo 15 años casi viviendo en el pueblo,

me gano la vida como puedo y una de esas es dando clases

de inglés a los chicos del cole y aparte los que van también

al Instituto y luego en verano desde hace ya dos o tres años

en la oficina de turismo del pueblo.

¿Qué tiene esta zona para el turismo?

Pues esta zona tiene muchísimos atractivos, aparte de las sendas

que hay muchas sendas para caminar y últimamente el turismo activo

está muy de moda, no solo se viene a andar, si no que también se viene

a hacer un turismo gastronómico, ecuestre,

el gran atractivo en verano, las piscinas naturales.

¿Cuántas carnicerías hay en el pueblo?

Ahora mismo tenemos dos.

¿Y cuánto tiempo lleváis vosotras aquí en la carnicería?

Pues yo en septiembre hago ya 26 años.

¿Has nacido aquí, te has quedado aquí?

No, yo nací en Madrid, me casé con el hijo de ellos,

que son los fundadores de la carnicería.

¿Y qué tal vives aquí?

Yo fenomenal. ¿Lo cambiarías por Madrid?

Para nada. ¿Por qué?

Porque no, de hecho yo tenía trabajo en Madrid fijo,

trabajaba en el metro y tenía trabajo de por vida ya,

y bueno, para nada, aquí se está fenomenal,

muy a gusto y muy bien. ¿Esto qué es?

Pues mira, esto es sebo

que utilizo como materia prima para hacer jabón de afeitar.

¿Y esto que le da al jabón?

Esto al jabón pues le da ácido esteárico.

Tú antes de hacer jabones hacías otras cosas, Joserra.

Yo soy restaurador de obras de arte.

Bueno chicas, muchas gracias, adiós Vicenta, adiós Pili.

Muchas gracias.

Hola Paloma, ya estamos aquí.

Voy a dejar esto en la cocina.

¿Tú eres su esposa? Sí.

¿Cuánto tiempo lleváis viviendo en el pueblo?

Pues unos cinco años. Porque tú eres de aquí.

Sí, yo nací aquí. ¿Y qué pasó, eres restauradora

también de obras de arte? Somos restauradores los dos

y vivíamos en Segovia, nuestros hijos nacieron allí,

pero nos vinimos aquí por la crisis.

Y esa es la barra con la que haces el jabón, ¿no?

Bueno, esto es el jabón ya, esto es un jabón enorme, tres kilos,

ahora vamos a hacer jaboncitos.

Ahora está muy graso, esto ahora se tiene que secar

y curarse durante un periodo de tres semanas.

Este es un jabón de árbol del té,

muy bueno para temas de psoriasis y demás,

de dónde proviene, San Esteban del Valle,

lleca el etiquetado con los ingredientes

y mi identificación como jabonero artesano

de la Junta de Castilla y León. ¿A cuánto vendes el jabón ese?

Estas piezas son a cuatro euros y la tarrina de 100 gramos

de jabón de afeitar a ocho. El jabón que más estoy vendiendo

y que estoy sacando al extranjero, sobre todo es mi jabón de afeitar,

más que una espuma es una crema, es como una nata.

Esto es muy apreciado sobre todo por usuarios

que usan navajas barberas.

Y este es el jabón que está haciendo furor en EE.UU.

Bueno, decir furor, ya quisiera yo.

Paloma dice que sí. Está recibiendo muy buenas críticas.

¿Tú esto no te lo imaginabas? En absoluto.

Que el jabón, internet y en el pueblo

pudieras encontrar una nueva vida. En absoluto.

Cuando esté pochándose la cereza y la naranja,

la naranja pocha antes que la cereza,

entonces pesamos 200 gramos de azúcar,

que es lo que vamos a añadir inicialmente,

lo mezclamos y después probamos a ver qué tal está.

Sergio, eres el profesor de este curso,

son 40 horas, diez días y tienes a 20 mujeres

¿aprendiendo a hacer qué?

A hacer mermeladas, pero las mermeladas

las sabemos hacer todos de alguna manera casera,

hacerla de una manera que sea segura para comercializarla en el mercado,

es muy importante promocionar el consumo local,

para que estos pueblos puedan tener más vida.

¿Cuál es el objetivo de este curso?

Pues básicamente si sale todo bien pues empezar a comercializar

algo de mermeladas. ¿Tú cuántos años tienes?

Yo 37. ¿Tienes trabajo?

No, ahora no, estamos paradas.

¿Y qué has hecho hasta ahora?

De ayudante de cocina, de barrendera y de lo que salía.

¿Tú has nacido aquí? No, yo soy de Madrid.

¿Y te has venido al pueblo a vivir? Sí, me casé, tuve una niña

y me vine aquí. Aquí todas sabéis hacer mermelada.

Más o menos. ¿Y qué aprendéis que no supierais?

Pues ayer hicimos una jalea de romero.

Jalea de romero, que hay mucho romero por aquí.

¿Qué frutas hay aquí se pueden aprovechar?

Pues ya tenemos kiwis, hay naranjas, hay limones,

hay manzanas, hay peras, cerezas, ciruelas, tenemos de todo.

Tenemos aguacate también.

Y vosotras con este curso no sé si ya estáis en edad de emprender.

Con 60 años que tengo que voy a emprender yo ya,

yo ya esperar a la jubilación, pero vamos, si montan un negocio

y tengo que ir hasta que me jubile, voy.

¿Y si eso hubiera llegado antes? Madre mía, si hubiera llegado antes

otra cosa hubiera sido.

Sonsoles, eres coordinadora de formación en Ávila,

de FADEMUR, que es la Federación de Mujeres Rurales,

una organización que trabaja a nivel estatal,

¿cuál es el perfil de la mujer rural en este momento?

Pues nos vamos encontrando cada vez más con una mujer que tiene

iniciativas, que quiere llegar a lograr su independencia económica

y que sí va demandando formación,

que quiere ser más competitiva,

que quiere acceder a las nuevas tecnologías

y sobre todo que quiere apostar por vivir en el medio rural.

De los cursos que habéis dado, ¿sabéis cuántas mujeres

han acabado formando su empresa

o asociándose para hacer cooperativa?

A través del programa que tenemos, que se llama Ruraltivity

y que es una lanzadera de emprendimiento rural,

han puesto en marcha más de 118 proyectos

en doce comunidades autónomas.

Almudena, eres la alcaldesa de San Esteban.

Desde hace cuatro años.

Empezasteis a trabajar la despoblación hace un año y pico.

Efectivamente, tomamos realmente conciencia cuando hicimos

las jornadas contra la despoblación, tenemos aquí en los años 50, 60,

un pico grandísimo de población y como vamos bajando

hasta la actualidad que somos 718 vecinos.

El 61,5 por ciento de los pueblos de España

tienen menos del mil vecinos, este es el caso ese.

Este es el caso y lo sufrimos porque nos faltan servicios,

porque cada vez tenemos menos niños,

es esa pescadilla que se muerde la cola, pero no hay que ser

victimista, Silvia, yo creo que aquí hay que remangarse y decir:

"Hay que trabajar, hay que dar oportunidades",

porque si estamos preparados para que todas esas oportunidades

que de la Administración Central, nosotras poderlas coger,

fijaremos población y tendremos futuro.

Estoy convencida.

La curiosidad es que eres alcaldesa pero no eres de aquí.

No, la verdad es que yo tengo un cierto lazo con la zona,

porque mi marido es de un pueblo cercano, pero no,

yo vine hace 38 años a pasar los fines de semana

y claro que nos gustaba, irte de Madrid, que no me gusta nada,

luego me he jubilado y ahora pues no puedo verme quieta

y llevo cuatro años al frente del Ayuntamiento.

¿Qué estáis haciendo aquí tan atareadas?

Pues aquí estamos haciendo las flores,

que las chicas del taller, que hay un taller

donde van todas las mujeres por las tardes,

a preparar los adornos para engalanar nuestro pueblo.

-¿Cuántas flores son, cuál es el récord que quieren batir?

-30.000, el año pasado fueron 17.000.

Esto es la última que hemos hecho el verano pasado.

O sea, esto lo colgáis, ¿no?

Esto se cuelga sobre la calle principal

y queda esta especie como de toldo,

que se agradece porque es una calle en la cual da mucho el sol

durante el verano y es nuestra entrada al pueblo,

o sea, que es una carta de presentación espectacular.

El interés creciente por lo ecológico y lo natural,

ha hecho que algunos vecinos se planteen recuperar lo artesanal

como modo de autoempleo y una lucha contra el paro,

que afecta al 50 por ciento de los habitantes.

Manolo, has recuperado el oficio

que hacía tu padre y eres uno de los artesanos de la mimbre

que queda aquí en esta zona. Pues sí,

ya prácticamente no queda nadie.

Ha sido el comercio chino y el plástico el que se cargó

este tipo de objetos de fibra vegetal.

Y ahora se está recuperando y hay una cierta moda o tendencia

a recuperar lo rural, lo natural, lo biológico.

Pues se va recuperando un poquito, la gente se va dando cuenta

o empieza a apreciar un poco más lo que es el trabajo hecho a mano.

¿Qué tiene el mimbre como material que no tengan otros materiales?

Es un ejemplo muy claro de la unión hace la fuerza,

un mimbre por sí solo no es nada,

pero entre todos y sabiéndolo trenzar pues

se crea mucha fuerza.

Esto es un poco lo que estoy viendo en este pueblo,

Manolo, que está cada uno poniendo su pequeño granito de arena

para salir adelante.

Qué remedio, hay que intentarlo, yo creo que merece la pena.

Hola Senda, buenas. Hola.

Eres artesana de segunda generación,

llevas asentada en este pueblo desde hace diez años

y creo estar viendo el cuenco lanero

que fabricas con tus manos y que está gustando tanto

en las ciudades, estás tejiendo y al tirar el hilo va bailando.

Exacto. Bueno, se ha salido.

Yo no estoy muy hecha.

Claro, normalmente lo tendríamos corriendo por el suelo,

por el sofá o por dónde estemos tejiendo

y así está perfectamente contenido.

Y ahora parece que a todo el mundo le gusta eso de rescatar lo rural.

Creo que esto que tú haces se llama técnica de pellizco,

trabajar el barro de manera ancestral.

De la manera más primitiva, le vas apretando poquito a poquito

hasta que le vas dando la forma que quieres o la que quiere el barro

a veces. A nosotros nos gusta el pueblo por su tranquilidad,

por su ritmo, por su paz, entonces no podíamos montar un negocio

que no fuera así, que no estuviera en esta armonía.

Joaquín, tú estás allí con los niños

enseñándoles la técnica.

Sí, un poquito, que se manchen las manos.

Es lo que tenemos en casa.

Le habéis dado al pueblo lo que más necesita,

niños, tenéis dos, de uno y tres años, si no me equivoco.

Sí, es el lugar en el que queríamos formar una familia

y a la vez pues a nosotros el pueblo nos da el lugar para formarla

y nosotros a él le damos pues lo que vamos pudiendo.

Yo creo que ya en esta zona es interesante labrar.

El objetivo de labrar es solo quitar tierra,

Luís Miguel, perdona que te interrumpa,

eres ingeniero agrónomo y estás explicándole a los agricultores

de este pueblo cómo sacarle mayor rentabilidad a sus olivos.

Este tipo de aceituna al molturarse

saca un aceite que le gusta mucho a la gente,

a la gente de Madrid le encanta, mucho más afrutado,

menos áspero, menos picante.

Si nosotros somos capaces de producir

este aceite de forma ecológica va a haber una mayor demanda

a un precio más elevado.

Pedro, tú eres el presidente de la cooperativa

y formas parte de la almazara, ¿por qué estáis preocupados

por aumentar la cantidad y la calidad del aceite?

Si se produce más, lógicamente hay mayor rentabilidad,

sin perjudicar la calidad del aceite, claro.

Si hay mayor rentabilidad, más ingresos en una familia

y mejor se puede vivir.

Hay 720 vecinos, ¿cuántos tienen olivos?

Olivos yo creo que tiene prácticamente casi todo el mundo

y es fundamental para la economía del pueblo.

A través de los olivos y combinado con otros cultivos,

como puede ser la higuera,

pues se puede arraigar la población porque da para vivir perfectamente.

Qué bien huele aquí, ¿esto qué es?

Es una caldereta que se hace en la cooperativa

para invitar a los socios y a la gente del pueblo.

Carne de novillo, patata, pimiento rojo y verde,

ajo, aceite y pimentón.

¿Cuántos kilos de carne habéis preparado?

Pues 60 kilos de carne.

Y está todo el pueblo aquí esperando, porque esto es gratis

y cuando es gratis...

Y estos son los aceites ya envasados en distintos formatos.

Sí, aceite virgen extra.

Todos son medio litro.

¿A cuánto estáis vendiendo el litro de aceite ahora, Pedro?

A 4,40 y solamente se cogen las aceitunas de arriba del árbol,

del suelo no cogemos ninguna.

Hemos sido pioneros en hacer eso

y ahora el resto de los pueblos de la comarca lo están haciendo,

porque se han dado cuenta

que la calidad del aceite no tiene nada que ver.

Este es el sello de calidad que da la Diputación de Ávila.

¿Con el aceite queréis seguir trabajando para que la gente

no se vaya del pueblo?

Efectivamente, eso es la base fundamental,

hay que intentar por todos los medios que la gente se quede

y que la gente que se ha ido que vuelva, aquí vemos un ejemplo

de gente joven que está por allí que se han marchado

y que están viviendo aquí, que viven estupendamente

y ni se van a marchar, por supuesto, porque están en la gloria.

Usar el paisaje, la ecología y la agricultura

se está usando como posibilidad para fijar población y atraer

habitantes, la paradoja es que son fenómenos

que se han puesto de moda en la ciudad

y que se están trasladando a los pueblos como fórmula de éxito.

Adrián, muy buenas, ¿cómo estás? Buenos días.

Encantado de saludarte. Igualmente.

Adrián, vives en una comunidad en Aragón,

donde hay 40 pueblos sin nadie, deshabitados

y aún así estás aquí, trabajando y emprendiendo,

¿es posible? Bueno, eso estamos intentando,

que sea posible, sí que es verdad que vivir en los pueblos

y emprender en un pueblo pues tiene muchos hándicaps,

pero al final es nuestra tierra.

Este es un pueblo que ahora mismo estaremos unos 1.300 habitantes,

más o menos, la industria principal que hay es la industria agraria

y poco más, es una comunidad poco industrializada,

con el problema del relevo generacional,

seis de cada diez agricultores dentro de diez años

estarán en edad de jubilación, seis de cada diez.

Nosotros hacemos agricultura ecológica, producción ecológica

desde hace unos años, trabajamos principalmente

el cereal, trabajamos también forrajes.

Estas tierras, ¿realmente es vuestra, es heredada?

¿es algo que viene de familia?

Sí, hay partes de las tierras de la explotación que trabajamos

que es de la familia, de mis tíos, de mi padre, de mi madre, etc.

y hay partes que llevamos en arriendo

como la mayoría de agricultores de aquí.

¿Quién es el del tractor? Es el jefe, es mi padre

y está ahora rastrillando esta alfalfa ecológica

que luego aprovecharemos para comercializarla

para alimentación de animales.

Buenos díás. ¿Cómo estamos?

Aquí estamos rastrillando, trabajando.

Sí, el jefe, me dice Adrián.

Bueno, el jefe ahora es él.

¿El jefe por qué?

Pues porque hay que dar el relevo y es joven y está muy implicado

y me está demostrando que hace las cosas muy bien.

Me decía antes Adrián que seis de cada diez agricultores

está ya en edad de jubilación.

Ese relevo realmente en esta zona, ¿es difícil?

o sea, ¿un Adrián es una joya?

Es uno de los principales problemas que tenemos en la agricultura,

hay muy poca gente joven que se quiera dedicar al campo,

triste, porque además es un trabajo muy bonito,

pero la gente joven prefiere tener los fines de semana libres,

prefiere estar pendiente de un sueldo,

no la incertidumbre que tiene esto,

tienes años buenos, tienes años muy malos.

Tú, Adrián, estudiaste una carrera universitaria

te has formado fuera y has vuelto, ¿por qué?

Bueno, porque al final yo tenía muy claro que quería vivir

en el pueblo y bueno, es un trabajo que a mí,

yo creo que es el trabajo más digno que pueda haber,

también es verdad que hay una realidad de los problemas

que tienen los jóvenes, que sí quieren emprender

emprender en el campo, ser agricultores,

para acceder a la tierra, a financiación, no puede ser

en una ciudad la actividad agrícola que está subvencionada

en buena parte por fondos europeos, no puede ser que lo aglutine gente

que, o bien ya no ejerce la actividad agraria

y simplemente por ser tierras,

pues te estén cobrando unas subvenciones

e impedir así el relevo generacional.

Agricultura va a haber siempre, porque el mundo hay que alimentarlo,

lo que pueden desaparecer son los agricultores,

podemos encontrarnos una agricultura sin agricultores,

gestionada por empresas muy maquinizadas,

con cuatro tractoristas que gestionen miles de hectáreas,

pero que no haya familias de agricultores

y agricultoras viviendo en el territorio,

esa es la tendencia a la que vamos y lo que tenemos que evitar.

Ahora estamos aquí en el molino

y está mi tío haciendo, que es el maestro molinero,

el molinero oficial.

¿Cómo estamos? Encantado de saludarlo.

¿Qué tal? Es lo que tiene estar en el campo, ¿no?

Sí, con harina, todo el día blanco.

Hacemos una molienda en piedra, en piedra de granito,

esta es la curva donde echamos aquí el grano,

Ah, vale, por aquí.

Este es el aragón 03.

Aragón 03.

Eso es, es una variedad autóctona de trigo de aquí de Aragón,

es el trigo con el que se hacía el pan

en la segunda mitad del siglo XX hasta más o menos los años 80

y es una variedad que cayó en el olvido,

porque fue superada en producción por otras variedades más modernas,

pero al perderse esta variedad se perdió el sabor del pan

de siempre. El pan aragonés tradicional.

Eso es, lo que queremos es recuperar esos sabores,

esos trigos, esos sabores y aromas de tus antepasados.

Buenas, Yolanda.

¿Qué me traes hoy?

-Pues unos paquetitos de aragón integral.

Y el pan este que veo por aquí detrás,

¿tiene algo que ver con Adrián?

Algo bastante, sí, desde que Adrián empezó a trabajar,

yo he apostado por ello.

Gracias a jóvenes como Adrián se puede decir

que este pueblo está muy vivo.

Sí, como Adrián y alguno más y se están moviendo,

están levantando la agricultura, que es lo que queremos los panaderos

para que podamos tener buenos cereales.

Estás con las manos en la masa, pero, ¿haciendo qué?

Hoy galletas de centeno, el último cereal que ha sacado

Adrián, por así decir.

Claro, porque tradicionalmente este pueblo, ¿se ha dedicado a eso?

¿a la agricultura? Por supuesto, sí, sí,

la agricultura es lo primordial.

Sí, vivimos todos para la agricultura y por la agricultura.

¿Tú eres de aquí? ¿Tú te has criado y has vivido aquí?

Sí, soy de un pueblo de al lado de aquí, pero ya llevo aquí 25 años

de panadera y 20 años de casada aquí.

¿Y tú cómo ves el futuro, Yolanda? ¿Ves un futuro esperanzador?

Yo sí, todo lo veo positivo, yo todo lo veo positivo,

en esta vida lo que no ves positivo, no, hay que apostar y arriesgar.

Mira Fede, los panes que hemos elaborado,

amasado esta mañana, los hemos metido al horno

y ahora vas a ver qué color tiene el espelta, por ejemplo.

¿Ves, qué colorido? Cuidado, que quema,

tú no lo toques, yo estoy acostumbrada pero tú no.

Este es pan de espelta.

Ahora te voy a enseñar y voy a sacar, ¿veis?

Ahí tengo aragón 03 y espelta integral

y ahora mismo te los saco.

Ahora lo he pillado.

Mira, aragón 03.

Este es el pan que me decías tú, me decía Adrián,

el pan que se ha comido aquí toda la vida.

El que han cultivado nuestros abuelos

y mi padre llegó a cultivar en el Bayo

y como mi padre muchísimos agricultores.

Javier, buenos días, ¿cómo estás? Buenos días.

Creando industria de mundo rural. Exacto.

¿Una afición atrevida, valiente o de sentido común?

Bueno, al revés, un poco loca.

Crear una industria en sí, ya no te digo en el medio rural,

es un poco una decisión atrevida,

pues ya en el mundo rural con las dificultades que tenemos

en España actualmente, ya no te digo.

¿En qué estás? No te quiero distraer.

Pues aquí envasando leche.

Trabajáis en ecológico, ¿no? Exacto.

¿Cómo empezaste en esto, Javier? porque eres joven.

Bueno, pues junto con mi hermano

habíamos estudiado ingeniería agrícola,

nos gustaba el campo, nuestro abuelo tuvo ganado

y bueno, pues se unieron un poco todos los astros

y nos lanzamos.

Javi, aquí ya estás más en tu salsa, ¿o no?

Bueno, este es el territorio de mi hermano más.

¿Cuánto tiempo lleváis con la empresa?

Pues mira, en enero del 2007 llegaron nuestras vacas

y ahora hará dos años que empezaron a salir nuestros productos.

Te presento a mi hermano.

Y socio también. Muy buenas, encantado.

Ponemos un globo de ordeño, las vacas entran solas

y ellas mismas entran cuando quieren.

Tú eres joven, vienes ya de una generación

en la que parece que la tecnología viene incluida

y para muestra un botón. Sí, nosotros cuando pensamos

en el proyecto, pensamos que gran parte de nuestra inversión

tenía que ser con la tecnología.

Nosotros hemos empezado aquí de cero

y muchas de las trabas que hemos encontrado

en el camino, tanto económicas como a nivel burocrático,

pues hemos tenido que ir aprendiendo sobre la marcha.

En Aragón no hay nadie que se dedique a producir leche

de vaca en ecológico. Son vacas en "leasing",

que pagamos una cuota mensual

durante cinco años y con la última cuota las vacas son nuestras.

Estos son vuestros ya. Son nuestros.

Qué rápido se la acaban, ¿no? No, se están quemando,

lo hemos calentado demasiado.

Esto que me decías de "leasing" entonces, es un alquiler entiendo,

pero en vacas ya como estas, ¿y cuánto sale cada vaca?

Pues unos 50 euros mensuales.

¿Qué es más importante, tener mucha ilusión para vivir

en el campo y dar esa vida al pueblo o tener un buen proyecto?

Yo creo que son las dos cosas, hay que tener mucha ilusión

y tener muchas ganas de estar trabajando fuerte,

pero a la vez es muy gratificante, a la vez ves que sacas un producto

al consumidor y que al consumidor le está gustando, repite.

Consumidor que tiene que ser en la ciudad, migrando, claro.

Claro, tiene que ser, pues en nuestro caso

en la tienda que tenemos en el centro de Zaragoza.

Económicamente, cuando llegasteis aquí,

porque me decía tu hermano, esto en alquiler,

¿qué inversión primera tuvisteis que hacer para levantar el negocio?

La inversión primera fue el robot, los animales y demás,

ponle unos 150.000 euros

¿Que los teníais en ese momento?

Bueno, los pedimos,

los pedimos y el banco creyó en el proyecto y nos lo dio.

Somos el país más despoblado del sur de Europa,

el cinco por ciento de la población

vive en el 53 por ciento del territorio.

Ya no solo se vacían los pueblos, capitales de provincia,

como Soria o Teruel buscan fórmulas para paliar la sangría demográfica.

Buenos días, Fernando Arévalo, ¿cómo estás?

Vecino de Soria y miembro de la plataforma Soria ya.

Bueno, estamos en la estación de tren de Soria, esta es la imagen

y cuando se habla de cuatro gatos, en este caso no han sido ni cuatro,

han sido tres. El tren procedente de Madrid.

De Madrid, es la única vía que tenemos, la única conexión

en tren de esta provincia, de esta capital es con Madrid.

Fernando, vives en una ciudad

que no llega a los 40.000 habitantes,

creo que de Castilla y León es la capital de provincia

menos poblada. Y la segunda de España, sí,

la despoblación no solamente afecta al medio rural,

es un tema de territorios, hay una crisis territorial

que nosotros desde Soria venimos nueve años demandando,

pero que, como veis, afecta incluso a la capital de provincia.

En este caso hemos tenido suerte de que ha sido puntual,

en el año 2018 el año pasado viniendo ya, mejorando

con respecto a otros años anteriores, hubo más de 30 averías

de más de 15 minutos, las de menos de 15 minutos

no la contabilizan, pero 30 de más de 15 minutos,

algunas de ellas incluso de 180 minutos.

Nos encontramos en lo que sería el inicio de la autovía A 11,

la llamada autovía interminable,

porque hace ya 26 años que estamos escuchando

de los gobiernos de los partidos políticos de uno y otro color

de esta autovía, sería la conexión natural de esta provincia

con la capital y el resto de la comunidad,

somos la única provincia que no está conectada con Valladolid

y luego con respecto a España, pasa lo mismo,

o sea, esto es un gran eje vertebrado del norte de España

que haría posible la comunicación entre Oporto y Barcelona

con vía de alta capacidad, con autovía.

Los tramos que se ven en rojo, que he dibujado yo,

son los que se han completado en estos cinco años,

estamos precisamente en ese punto rojo que es el inicio de la A 11

hacia Valladolid y vemos que solamente dispone

de un tramo ejecutado que se abrió en 2004,

el de la variante del Burgo de Osma

y que recientemente se ha abierto otro y bueno, que hasta Valladolid,

que son 210 kilómetros pues quedan más de 150 kilómetros

de autovía todavía y bueno, también vemos como recientemente,

aquí todavía no estaba dibujado,

en 2015 se abrió este tramo que fue el que nos permitió

dejar de ser la única capital de provincia de España

conectada mediante autovía.

Mira, este es un mapa de la red de calzadas romanas de la península,

en el que estábamos mejor conectados en la época de los romanos.

Esto parece una broma, pero no. Lamentablemente, no tiene gracia.

Si no hay infraestructuras, no vienen industrias y no hay empleo

y la gente se va a otros territorios.

A Soria la han dejado durante todos estos años como una isla.

Hola, buenas.

Pues mira, esto son imágenes de la manifestación

del 31 de marzo, en Madrid.

¿Y es importante para vosotros aprovechar, entre comillas,

este filón de la España vaciada para que se sitúe Soria?

En la manifestación se puso un punto de inflexión

y un cambio de dirección, con ello hemos conseguido meter este problema

en la agenda política, bueno, esperemos que no sea una moda,

lo que buscamos es que se haga un pacto de estado,

porque además es un problema que afecta a todo el territorio

a nivel nacional. -Esta línea roja que se refiere

a Soria es el reparto durante todos estos años de atrás

del reparto de esos fondos destinados a la despoblación,

que gestionados a través de la Junta de Castilla y León

y como esta Junta ha destinado a Soria la que menos,

siendo la más necesitada.

Necesitamos tener internet y comunicaciones de calidad

para que la gente pueda hacer bien el trabajo.

La discriminación fiscal positiva también es muy importante,

porque necesitamos que vengan empresas y que se hagan inversiones.

¿Qué significa como tal esta discriminación fiscal?

Pues son beneficios fiscales para las empresas que puedan venir

a Soria, para las personas que estén aquí y tengan mejores condiciones

en sus impuestos y todo eso puede atraer

y hacer que se fije población.

Queremos futuro porque queremos futuro, porque creemos que Soria

es una ciudad muy desconocida, con muchas posibilidades.

El mayor invernadero de rosas de Europa está aquí en Soria,

parece un poco utópico pensar que diez millones de rosas

pueden salir de aquí, de Soria.

Hay mucha gente que va ahora en verano a sus casas del pueblo

y se pegan una semana trabajando en mantener el patio,

que se ha llenado de maleza y tal, pues nosotros somos el patio

de España, pero estamos trabajando para mantener eso bien,

para que cuando la gente veiene aquí a pasar el verano a sus pueblos,

los ha mantenido la gente que se ha quedado en el pueblo.

Tenía 4.000 vecinos en los años 60 y ahora tiene censados, 600.

Uncastillo pertenece a esa estadística que dice

que siete de cada diez pueblos en la provincia de Zaragoza

está en riesgo de desaparecer,

para evitarlo se ha creado la primera cátedra

sobre despoblación.

Ya en 33 países muere más gente que en África

y esto es un éxito, es porque somos sociedades de viejos

en el crecimiento y eso es bueno.

Luís, perdóname, eres el director

de la cátedra de despoblación y creatividad

en España, es la única que existe en España

y llevas dos años recorriendo junto a otros expertos

los pueblos donde los vecinos están diciendo:

"Yo quiero salir adelante, yo quiero que mi pueblo funcione,

yo quiero que mi pueblo tenga vida".

¿Y en la práctica la despoblación se puede combatir en España?

Se puede afrontar, combatir, contaba al principio, no,

porque somos un país que cada vez vamos a ser menos

y va a ser a escala planetaria,

pero las cosas que se pueden hacer ahora son muchas más

que las de antes.

¿Cuáles son esas cosas que se pueden hacer?

Pues sobre todo crear comunidad en el buen sentido

de que sea una comunidad que pasen cosas,

cuando la gente se va de un sitio es, sobre todo,

porque dejan de pasar cosas, de alguna manera, en el pueblo

eres más consciente de las cosas y eres más protagonista,

Pero de eso no se come,

con eso no se come.

Pero a 45 minutos de gran parte de España sí que tienes

unos mercados laborales bastante estructurados y vertebrados.

O sea, vivir en el pueblo y trabajar a 45 minutos,

en la ciudad. Puede ser una opción, o autónomo

o unos días en un sitio y otros días en otro.

Buenas, me han dicho que usted es pastor y agricultor,

¿qué ha venido buscando a estas jornadas contra la despoblación?

Pues porque soy la cuarta generación de pastores en casa

y te fastidia, porque conmigo ya prácticamente se perderá,

tengo una hija, supongo, supongo yo,

dice que no sigue, pero bueno,

si ella quiere pues allí lo tiene, el negocio allí está.

Mi hija ha estudiado lo mismo que yo y lo mismo que mi padre

y mi abuelo y conmigo se acaba en Uncastillo la generación

de farmacia, porque va a preparar unas oposiciones

y no quiere volver aquí.

Tiene el puesto de trabajo seguro y no quiere.

¿Quién no quiere volver aquí? Pues mi hija, por ejemplo,

yo soy la farmacéutica de Uncastillo desde hace 38 años,

he vivido aquí superbien, pero ahora la gente de 25 años

para abajo que han tenido los estudios,

yo creo que unos no quieren y otros no pueden,

la mía, que tiene el puesto de trabajo aquí seguro,

no quiere vivir en Uncastillo, en un pueblo.

Pues dicen los expertos que hay que cambiar la mentalidad.

Pues que la cambien ellos.

Luís, una de las cosas que proponéis es reactivar

el mercado de alquiler y de vivienda en los pueblos.

¿Cómo?

Sí, incluso más que reactivarlo, crearlo,

porque a veces no hay oferta aunque sí que hay demanda,

eso es paradójico porque la cantidad

de viviendas desocupadas es elevadísima.

Hay propuestas, Luís, que hablan de reducir la fiscalidad,

es decir, los impuestos en las zonas rurales,

¿eso funciona o no funciona?

Pues para que fueran eficientes, tendrían que ser muy potentes,

es una medida que es bastante perversa, ¿no?

porque la vida de los pueblos

no debe venir tanto del regalo, ¿no?

si tú eres ciclista y pinchas, está bien que yo te ayude un poco

en el inicio, pero si todo el rato te tengo que ir empujando

tú no eres ciclista.

¿Dónde vamos, Maite? Pues vamos hacia Urriés,

un pueblecito de la Bal d'Onsella,

un pueblecito muy pequeño de 40 habitantes,

pero que ha conseguido gracias a la forma de trabajar

del Ayuntamiento y a la colaboración del pueblo,

pues ser a día de hoy casi un ejemplo de buenas prácticas

en luchar contra la despoblación.

Maite, tú eres economista, llevas desde el año 2002,

si no me equivoco, trabajando en un grupo de acción local,

lo diriges, ¿eso qué es exactamente?

Un hatillo donde veamos que hay una oportunidad

para que nuestros pueblos estén más vivos,

ese básicamente es nuestro cometido.

¿Y hay trabajo en los pueblos?

Hay mucho más trabajo del que parece.

En los pueblos grandes, en las cabeceras de comarcas,

como Ejea de los Caballeros que tiene 16.000 habitantes

o Tauste que tiene 7.000. En esos lugares hay industria,

hay empresas que necesitan ciertos perfiles técnicos, profesionales,

titulados y que como en el territorio

muchos jóvenes se han marchado, no se encuentran.

Hay necesidades en cocineros,

en administrativos con nivel alto de contabilidad,

en comerciales buenos. O sea, que se estaría ofreciendo

empleo y no hay demanda para cubrirlo.

Sí, así es.

Fernando, ¿qué tal?

¿El alcalde de Urriés? ¿cómo está?

Me he enterado de que has conseguido casi un milagro.

Bueno, hemos conseguido muchas cosas, pero sobre todo, orgullo.

¿Cuántos vecinos sois?

Censados estamos ahora 42.

¿Y cuántos eran hace unos años?

Pues mira, hace cuatro años reales estaban 32 nada más,

aproximadamente, va creciendo poco a poco.

Además, me han dicho que tú no eres de aquí.

No, yo nací en Zaragoza.

Naciste en Zaragoza, llegas aquí, creo que te compraste una casa.

Sí, ya ves, en cuatro o cinco años, alcalde.

Mira, hace cuatro años yo me presenté convencido

de que el pueblo tenía una esperanza de vida de diez, quince años

y estábamos todo convencidos de eso, o se hacía algo

o esto desaparecía, no iba a quedar gente viviendo en el pueblo.

Y hoy es todo lo contrario,

hoy estamos convencidos que el pueblo tiene futuro.

Os presento a los chicos que gestionan el restaurante y el bar,

Borja y Cristina

y Conchi que es su madre.

¿Qué estáis haciendo? Estamos preparando las pochas.

Vosotros sois la pareja que no era de aquí, os habéis quedado a vivir

en el pueblo, ¿de dónde sois?

Somos de Pamplona, mi madre nació en Amaiur.

Tu madre sí que era de pueblo.

Sí y queríamos vivir en pueblo

y salió esto y nos vinimos, llevamos ya seis años,

con un chico de cuatro años que nació ya acá.

No había niños en Urriés desde hacía 30 años

y hoy tenemos cuatro o cinco niños ya corriendo por las calles.

¿Y por qué vivir en un pueblo, Cristina?

Pues porque vivimos en Barcelona y estuvimos cuatro años en Barcelona

y volvimos los dos, queremos tranquilidad,

queremos pueblo, monte, aire

y por eso vinimos y nos quedamos aquí.

Y ahora estamos intentando montar

una granja de gallinas ecológicas.

Este es un punto que no puede faltar en una visita a Urriés,

es seguramente el callejón más estrecho de Europa,

mira, en esta zona estrecha que pasamos ahora

son 41 o 42 centímetros.

Y esto es una calle transitable del pueblo.

Esto es una calle que se transita todos los días,

la gente la baja del Barrio Alto a la plaza, al Barrio Bajo.

Esta es la Iglesia, ¿no? Es del siglo XII o XIII.

Porque aquí los guías sois vosotros.

Sí, ahí en el Ayuntamiento hay un número de teléfono,

nos llaman, yo mando un wasap y el que esté más cerca

para poder atender a los turistas pues le enseñamos el pueblo,

la Iglesia, la Casa Palacio, los rincones, el callejón

y los museos, tenemos un centro de interpretación de románico,

tenemos una Casa Museo, un Museo Enológico,

todo eso se ha sacado adelante con el esfuerzo de los vecinos.

¿Sin dinero público?

Hombre, siempre hay ayudas de subvenciones,

pero hablamos de un importe económico ridículo,

pero estoy convencido de que el dinero no es lo importante,

si no saber invertirlo y hay cantidad de ejemplos

en los que se ha recibido mucho dinero, pero si no tienes un plan

estratégico para saber donde gastarlo,

el dinero acaba tirándose a la basura.

-Hola. -Qué visita.

Que me han dicho que es usted la mujer,

más, digamos veterana de Urriés.

Sí. ¿Cuántos años?

96.

¿Y qué le parece lo que está pasando en Urriés

que se está convirtiendo en un pueblo con muchos vecinos?

Ahora va a ser Tarazona la chica como en tiempos.

Es verdad, que me han dicho que este pueblo tuvo una vida

muy animada. Muy animada, mucho.

¿A cuánto estamos aquí de Zaragoza?

A unos 148 kilómetros por ahí.

¿Y de Pamplona? A 74 u 80.

O sea, estamos más cerca de Pamplona que de Zaragoza.

Sí, los de aquí cuando estamos enfermos

casi nos llevan más a Pamplona que a Zaragoza.

No me pondréis en la televisión, ¿verdad? esto no saldrá.

Pues a lo mejor sí. Hombre, no me mamonees.

¿Cómo no que no?

¿Cómo no la vamos a sacar con lo que usted sabe?

Sí, como mi pueblo ninguno.

-Ala majicos, que os vaya muy bien y que no os pase nada.

-Gracias.

Que vemos desde aquí. Este es el acceso principal

al pueblo, pero antes ahí había un puente romano y se accedía por él

pero se hundió con la riada en 1925.

Y allí al fondo, detrás de esta higuera,

se ve el Torreón de Navardun, es un punto de información turística

que nos está dando mucha vida a la zona.

En el tiempo que tú llevas como alcalde,

¿cuántas nuevas familias han venido al pueblo?

En estos dos últimos años

tres familias nuevas con niños.

¿Y qué hay ahora que no hubiera antes?

De repente hemos recuperado el orgullo de pertenecía al pueblo.

En pocos días se espera la llegada de miles de visitantes

para disfrutar de las vacaciones en pueblos y en comarcas

de todo el país, es precisamente aquí, en la provincia de León

donde el año pasado se concentró la mitad de los incendios

en todo Castilla y León de esas 35.000 hectáreas

que ardieron en toda España. Estudios recientes advierten

de la despoblación como una de las causas

de los grandes incendios que se producen hoy en día.

Sara sigue, sigue.

Este y oeste lo mismo.

Buenos días, Leonor, ya estáis trabajando, ¿no?

Hola, buenos días, sí.

Doctora en ciencias biológicas y estáis trabajando en un proyecto

muy completo que tiene que ver por un lado con la despoblación

y por otro, los incendios.

Pues sí, estamos trabajando en un gran incendio

que ocurrió en esta zona, en la Cabrera, en el año 2017.

Estamos intentando ver cuál es la regeneración postfuego.

Este es el equipo ecología aplicada y teledetección

de la Universidad de León, trabajamos en incendios

desde hace más de 20 años.

En Castilla y León, una de las zonas con más masa forestal

y la comunidad autónoma que más habitantes pierde al año.

Ese es el problema, ese es el verdadero problema

que estamos teniendo y que esta zona está teniendo,

piensa que un gran incendio de 9.000 hectáreas

es porque hay mucha vegetación, mucho combustible,

mucha vegetación y además continua.

Claro, ¿esto de dónde viene? Pues básicamente de abandono.

Cuando tú usas algo hay mosaicos,

entonces, no tienes continuidad de combustible,

de vegetación, entonces hay áreas

que están más abiertas porque es donde está el pasto,

hay otras áreas que tienen una masa arbolada,

otras algo de matorral, pero tú no tienes gran cantidad

de matorral todo continuo y ese es el verdadero problema.

Si esto no se cuida, no se protege, no se usa, como dices,

esto, efectivamente, es una mecha mayor.

Claro, piensa que esto son solo dos años después del incendio.

Esto no se va a usar, se va a volver a recubrir de vegetación.

Esto se puede quemar dentro de un año, ¿eh?

Esta es la gran pregunta, ¿qué se puede hacer?

porque limpiar y cuidar los montes, todos, es imposible.

Es imposible, yo creo que habría que pensar

de alguna manera, que esta idea de que disminuya la población

en los sistemas rurales, hay que potenciar que vuelva

la gente a los sistemas rurales, es la única opción,

y luego también concienciarnos todos, tenemos un factor humano

en la presencia de los incendios altísimo,

luego, todos tenemos que ser conscientes

de cuál es nuestra función.

Y ahora se acerca el verano.

Efectivamente, estamos en un momento conflictivo.

Mira que diámetro está teniendo esto,

dos años y una altura, fíjate,

estamos teniendo alturas de 50 centímetros.

Cuando hablamos de montes de uso público que en Castilla y León

es más de la mitad, ¿esto qué significa?

Pues quiere decir que aunque sean de los Ayuntamientos

o de las Juntas Vecinales, quien los gestiona es la Administración,

la Junta de Castilla y León, esta es la que define siempre

de acuerdo con la opinión de la gente de los pueblos,

qué utilidades o qué extracciones o qué servicios

se van a utilizar y todo el dinero que se saque, un 80 por ciento

revierte directamente a los pueblos, a los Ayuntamientos,

a las Juntas Vecinales y el otro 20 por ciento revierte

a la Administración que a su vez los va a utilizar para actuar aquí,

en lo que sea, en limpieza de caminos, en repoblación,

en limpieza de áreas que ya son montes para evitar,

creando cinturones para evitar riesgos de incendios.

Tenemos los metros.

Plantamos parcela, ¿vale? y llevamos el material.

Precisamente, ¿no podrías ser estos sistemas forestales, los montes,

algo como para fijar empleo directo,

para que nos aprovechemos de esa riqueza de manera directa?

Yo creo que sí, podría ser una fuente de empleo perfecta

y yo creo, de empleo para gente joven,

que es lo más importante.

Además, estos pueblos necesitan gente joven,

si luego quieren mantener las escuelas

y abiertos consultorios médicos,

pues entonces, hay que tener niños y gente joven

que trabaje aquí.

Tú imagínate toda esta zona que es la que se ha quemado

y tenemos muy poquitos pueblos, Iruela, Villarino, Trabantos,

muchos de estos pueblos durante todo el año exceptuando

ahora en el momento este veraniego que vienen más gente,

hay muy pocos vecinos,

entonces, no tienen tampoco actividad ganadera,

por lo tanto, es una población envejecida,

esto complica todos los problemas relacionados con los incendios.

Alejandro, muy buenas. Buenas.

Encantado de saludarte.

Estamos en la sierra del Teleno y tú formas parte

de una cooperativa que se dedica a esto que vemos, a resinar,

¿por qué? ¿cuál es vuestra misión?

Bueno, la intención nuestra era una vez que habíamos estudiado,

volver al pueblo para poder quedarnos aquí,

lo único que hicimos es copiar lo que nuestros antepasados

habían hecho, que es aprovechar los recursos que teníamos

e intentar desarrollar la actividad de una manera sostenible.

Para realizar esta actividad, antes de realizar la extracción

de la resina, necesitamos hacer unos trabajos preparatorios previos

como puede ser la limpieza del monte.

Aquí estamos en una zona, concretamente, que podemos ver

cómo hubo un incendio y se paró

gracias a las labores que habíamos hecho durante la campaña.

En el tema de la resina solo somos productores

de materia prima, se llenan estos botes,

realizan una primera transformación, sacando colofonia,

aguarrás y trementina.

¿Cuánto dinero, por ejemplo, sacáis de esto?

Ahora mismo, este bote en volumen hace un litro y medio,

aproximadamente en peso es un kilo,

en kilo este año está en torno a 1,5 euro, más IVA.

Un resinero en León, que se lleve unos 6.000 árboles,

podría sacar en torno a los 12.000, 13.000 kilos.

Entonces la media puede estar en torno a..., una persona,

¿en torno a qué? ¿1.000 euros al mes, 1.500?

Bueno, podríamos decir que unos 1.000 euros,

pero son autónomos, entonces, tendrían los gastos,

eso sería en bruto.

¿Y te va bien, te quedas? ¿Va para largo o no ?

Me voy a quedar, mi intención es quedarme

y bueno, pues aquí estamos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pueblos vivos

Comando Actualidad - Pueblos vivos

26 jun 2019

Los pueblos se llenarán de gente los próximos meses de julio y agosto. El espejismo veraniego esconde realidad del resto del año: las ciudades crecen y los pueblos menguan.
Los reporteros de Comando Actualidad analizan un fenómeno que ya no sólo vacía los pueblos. Capitales de comarca como Soria o Teruel buscan alternativas para frenar la sangría demográfica.

ver más sobre "Comando Actualidad - Pueblos vivos" ver menos sobre "Comando Actualidad - Pueblos vivos"
Programas completos (488)
Clips

Los últimos 2.849 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos