www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5450646
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Postureo - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué haces ahora con esto? Lo subo a Instagram.

Todos quieren ser famosos y llaman amigos a sus seguidores.

Ella es una de las que más seguidoras tiene en España,

ocho millones, ¿tú ya vives de esto?

Bueno, llevo casi diez años viviendo de esto.

¿Te pagan por publicar cosas en Instagram?

Todos los chicos quieren ser youtubers,

no quieren ser doctores ni policías, quieren ser youtubers.

¿Hay millonarios ya de la red?

Sí, muchos.

Desempaquetar la compra es lo que te ha hecho a ti famosa.

Cualquiera puede ser influencer. Cualquiera.

No es algo exclusivo de los jóvenes.

La foto reclamada es ahí.

Tenemos hasta cola para sacar la foto.

¿Qué sientes cuando te dan ahí al "like", al me gusta?

Ay, es una adrenalina.

¿Tienen redes sociales ustedes? No.

Viven en... En la prehistoria.

¿Sí, no? Sí.

¿Qué hay detrás de un negocio que mueve miles de millones

y que esconde mucha mentira?

Con tan solo 500 euros conseguimos crear una influencer

de la nada con una comunidad de más de 100.000 seguidores falsos.

¿Se pueden comprar seguidores en Instagram?

¿Cuántos quieres? Dale, 10.000 venga.

Pues 10.000 son 75 euros.

¿Cuántas madres vienen y te dicen:

"Quiero que conviertas a mi hija en una estrella"?

Pues más de las que te piensas.

Comparamos la vida de los demás, obviamente en las redes sociales

siempre mostramos la mejor cara, la vida de los demás es muy bonita,

muy divertida y la nuestra no y eso nos puede llevar a frustración.

Las redes sociales es el nuevo cine y la nueva televisión de antes,

entonces, ¿cuántos hemos visto juguetes rotos? Montones.

Postureo en "Comando Actualidad".

Antiguamente era todo mejor, era todo más real,

no había tanto teléfono, tanta máquina,

era todo piel con piel.

(Música)

La Sagrada Familia es el monumento más fotografiado de nuestro país,

pero también el que más menciones recibe en las redes sociales,

es decir, importa la foto, pero sobre todo salir en ella

y que se entere todo el mundo, es el epicentro del postureo.

¿Qué tal ha salido? ¿Me la puedes enseñar?

Salió un poco cortada, es la primera vez que compro esto.

¿Qué haces ahora con esto?

Las comparto con familia y las subo a Instagram,

tengo una página que me siguen 15.000 seguidores,

por ejemplo, aquí haciendo comentarios de las personas

que están llegando al país y pueden comprar artículos

de primera necesidad para invierno.

Eres una guía para el venezolano que llegue nuevo a Madrid.

¿Y están llegando muchos? Sí, muchísimos.

¿Vivimos en la sociedad del postureo?

Sí, todos los chicos quieren ser youtubers,

no quieren ser doctores, no quieren ser policías,

quieren ser youtubers.

¿Tú no las subes a las redes ni las compartes?

No, me las quedo para mí. Las redes sociales las uso poco,

soy el uno por ciento de la población que no...

Es curioso, entonces, esto no es postureo y la foto es para ti.

Es para mí. Eres una antigua.

Totalmente.

(Música)

Las rutas turísticas han cambiado, pero también los museos.

En este de aquí no vamos a encontrar arte,

si no la foto perfecta para publicar

en nuestras redes sociales.

La pregunta es: ¿Qué vais a hacer con estas fotos?

Instagram.

¿Cuánto tardáis en subir una foto a la red social?

Yo la subiré en un ratito.

-Cuando hay más gente conectada, pues a esa hora más fotos.

Muy buenas, Sedrak Hola, buenas tardes.

Diriges este museo que es toda una novedad

donde la gente puede conseguir la foto perfecta.

Así es, este museo vendría a ser

como la meca del postureo.

El propietario de la empresa es Alexander Víctor.

Ruso.

Eso es, es de origen ruso, era expolítico.

Todo el mundo sale de aquí y pone la foto en una red social,

son vuestros comerciales.

Básicamente. ¿Cuánto vale la entrada?

La entrada a este museo vale 15 euros,

en estos 2.000 metros cuadrados, la gente que pisa este museo

cuando se va de este museo, hay un promedio que se ha hecho

unas 40 fotos. ¿Y entran a diario?

Entran a diario de 400 a 600 personas.

20.000 fotos diarias fácilmente.

Fácilmente.

Esta es una de las salas estrella, bienvenido a la casa al revés.

Hasta si abrimos los cajones.

Ah, mira con el cepillo. El cepillo, el espejo.

Mira, la lavadora. La lavadora que además,

sin broma es una lavadora real,

tan real es esta sala que hasta la moto es real

y pasamos cada año la ITV.

¿De quién ha sido la idea de venir aquí, a este museo del postureo?

La idea mía.

¿Estás buscando la foto perfecta?

Ideal, sí, para colgarla,

pero me la tengo que estudiar y me la tengo que mirar mucho.

¿Cuántas fotos te haces en un ratito aquí?

Las que sea. Tu hija es influencer,

¿cuántos seguidores tiene?

587.000.

¿Cuánto tiempo lleva dedicándose a esto?

Bueno, empezó con doce años, que fue cuando le compré

su primer móvil, empezó haciendo "tik toks" en Instagram

y te enseño esta, por ejemplo. Esta es tu hija.

Sí.

"Lo mejor de la vida es ser tú mismo".

Es una frase con la que ella siempre se identifica.

María, así es como has conseguido tú dos millones de seguidores,

bailando. Sí.

Soy un poco nueva en esto,

no sé cuándo te puedes considerar influencer y cuando no,

supongo que cuando un grupo de gente

al que puedes influenciar, al que le dices:

"Me gusta tu ropa, no sé qué, me gustaría ser como tú",

pues ya empiezas a sentir eso que tú has dicho, ser influencer.

Nada de lo que estamos viendo está improvisado.

Pues no, porque normalmente miro mucho la ropa que me pongo,

o si está bien el pelo, porque les gusta mucho mi pelo,

en plan, los productos que utilizo o algo así.

Todo esto comenzó para ti hace tres años prácticamente

con un vídeo de navidad, de felicitación a familia y amigos.

Sí, bailando, pero haciendo el tonto, no hacía nada en serio

y el vídeo pues se hizo viral. ¿Cuánta gente lo vio? ¿Qué pasó?

Un millón. Hay mucha presión detrás de este trabajo,

la presión de decir: "No sé si les va a gustar"

o cuando lo subes y ves que no les gusta,

es como que te duele, ¿no? Hay mucha gente que está criticando

tu trabajo y es como, pues sí, puedes llegar a no sentirte bien.

-Hola, mamá. -Hola, cariño.

¿Has estado grabando en el parque de aquí detrás?

-Sí.

(Música)

Eres la madre de María. Sí.

a la que ahora mismo siguen dos millones de personas.

Se me escapan los números, o sea, lo veo demasiado grande,

yo lo llevo a una ciudad, dices: "¿Te sigue una ciudad entera

de 500.000 personas?" Ya es una ciudad grandecita,

pero mientras lo lleve bien, con naturalidad, sin venirse arriba,

sin cosas extrañas, para mí está perfecto.

¿Qué caché tiene ahora mismo María?

María va a empezar a hacer

su primera campaña con una marca

y está acabando de cerrarse, puede estar entre 500 o 600 euros.

¿Gana más dinero ahora mismo que vosotros?

No, afortunadamente, no.

Porque, ¿con 17 años si ganase más dinero podría ser un problema?

A ver, no es que sea un problema, quizá sería más un problema

para ella, ella tiene 17 años y tiene que continuar teniendo 17 años

y la vida de 17 años, tiene que acabar su bachillerato,

tiene que sacar su selectividad,

tiene que seguir preparando sus pruebas,

porque quiere ir al Instituto del Teatro porque quiere ser actriz,

tiene que seguir bailando y yendo con sus amigos al cine,

punto, no me gustaría que dentro de unos años María dijera:

"Pero, ¿por qué me dejasteis hacer esto?

Si es que yo ahora estoy fuera de lugar".

Todas estas redes sociales son el nuevo cine y la nueva televisión

de antes, entonces, ¿cuántos hemos visto juguetes rotos? Montones.

¿Cuántos han llegado a tener fama X años, se acabó la fama

y no sé qué hacer con mi vida?

Pues es que esto es lo que, como padres no podemos permitir,

de ninguna manera.

(Música)

-¿Qué tal? -Encantada de verte.

-Hola, cariño.

Arantxa, eres directora de esta agencia,

que también es escuela de formación.

Sí, hay que formarlos para que sean buenos profesionales.

Es decir, que la profesión o el oficio de influencer

ya se estudia.

Sí, a ver, es que un influencer es fotógrafo, editor de vídeo,

es creador de marca personal, es "community manager",

tiene que hacer muchas cosas

para acabar siendo influencer, entonces, esto hay que formarse.

Ahora que me van a enseñar, ¿a hacer fotos a un gato?

Para hacerle fotos a un gato hay que tener maña, ¿eh?

Porque tiene que estar quieto con una postura y con una luz

y todo esto hay que enseñarlo.

¿A cuántos influencer representáis?

Nosotros trabajamos a nivel internacional y en la base de datos

puede haber un aproximado de tres millones de perfiles.

¿Cuántas madres vienen y te dicen:

"Quiero que conviertas a mi hija en una estrella"?

Pues más de las que te piensas,

te podría decir que un 90 por ciento de las madres hacen esto.

Lo importante sobre todo es que diversifiquéis,

que no os quedéis todos en la red social en las que estáis,

María si estás en "tik toks", lo importante es que cada vez

vayas creciendo más en Instagram.

En el año 2017 se invirtieron diez millones de euros

en publicidad a través de influencers,

dos años después se invierten cien millones,

de diez a cien, un mil por cien.

Son el futuro de la publicidad y esto seguirá en aumento,

la publicidad como la hemos entendido siempre, tipo marquesinas,

pancartas de autopista, carteles, esto está muerto

el método eficaz es móvil, mirar lo que hacen los demás

y culo veo, culo quiero, si María lleva una camiseta

y yo soy fan de María, voy a querer llevar esa camiseta.

Esta es una de las últimas noticias sobre las redes sociales:

"Instagram cierra la cuenta de una influencer de 21 años

y ella llora desconsolada porque no se imagina

con un trabajo normal. La muchacha ha declarado:

'No soy nada, sin mis seguidores, no soy nada'".

Eso es lo que te comentaba de Lady Gaga,

los egos, que tienen que gestionarse bien,

pero es que ser influencer es ser una persona normal,

la única diferencia con una persona, entre comillas, normal,

es que tienes una legión de gente

que ve lo que estás haciendo constantemente.

El mensaje desesperado de una influencer

que tenía 2,6 millones de seguidores,

intentó vender una serie de camisetas,

a dos millones y medio de seguidores

y solo vendió 36.

Esto es el claro ejemplo de que hay algo

dentro de esa cuenta que no es real.

Arantxa, la pregunta del millón, ¿qué cobra un influencer?

Sé que es difícil, la horquilla es variada,

pero, ¿cuánto es aproximadamente?

Un "microinfluencer" que va desde 10.000 a 30.000 seguidores,

puede cobrar 250 euros por una fotografía simplemente,

un medio, 450, una persona que tenga más de 100.000 seguidores

puede cobrar perfectamente mil euros y una persona con dos millones

de seguidores, hasta 4.000 y 7.000

si hace más packs que sean fotografía y "stories".

¿Por una publicación? Sí, por una publicación.

¿Cuántos influencer de los que hay viven de esto?

La gran mayoría, de hecho, por eso existimos

las agencias de influencer, porque es un negocio.

¿Hay millonarios ya de la red? Sí, muchos millonarios

y ser prevé que aumenten.

Cada foto es un examen. Por eso hay la presión que hay,

por eso tienen la presión que tienen los influencer

y es normal que a veces necesiten apoyo psicológico o familiar.

¿Querrías que tu hijo o hija

se dedicase a este mundo profesionalmente?

Me lo pide, pero sí que es verdad que yo soy más prudente

de lo que debería.

¿Les pides prudencia y no les dejas?

No, tiene 13 años y no tiene ninguna red social,

prefiero que él se forme, termine su formación de sus estudios

obligatorios, que se forme igual que tengo aquí a gente formándose.

Pero, ¿qué has visto que te da tanto miedo?

Un poco pues el tema de los sentimientos,

los "hackers", la cantidad de daño emocional que pueden llegar a hacer,

hay gente que tú la ves a priori en las redes sociales muy feliz

y la realidad es otra, vienen aquí muertos de miedo

y con un ego por los suelos y no quieren salir de casa

porque se autoaislan, porque les viene grande la fama

o porque se han encontrado con situaciones que les vienen grandes.

El precio de la peor fama. Sí.

Tan hondo ha calado la cultura de la impostura

que el 72 por ciento de los niños españoles entre seis y once años

tienen perfil en una red social,

la mayoría sueña con ser influencer

y subirse a un escenario en el que todos,

adultos y jóvenes, quieren estar.

(Música)

Ella es una de las que más seguidoras tiene en España,

estamos hablando de cerca de ocho millones, ¿correcto?

A puntito, te ven en todo el mundo y te siguen mucha gente joven,

¿eres un ejemplo? ¿eres consciente?

Bueno, a veces, se me olvida que soy Ester Expósito,

que tengo toda esa influencia pero sí que es verdad

que voy a intentar siempre que se sientan influenciadas

en el buen sentido, que se inspiran y eso es bonito.

Aparte de ser actriz, ¿vives del postureo?

No, la verdad es que no me considero...,

hombre, estamos en un escaparate, evidentemente, cuando subo fotos

subo cosas bonitas y no me gusta meter mucho de mi vida personal,

pero no me considero que sea postureo

y tampoco trabajo mucho con las redes sociales.

¿Cuántos seguidores tienes?

317.000.

Eres muy joven. Tengo 20 años.

Y te has dedicado a contar cómo vistes.

Sí, bueno, yo creo que al final, o sea, ahora mismo estoy acabando

la carrera, entonces, yo creo que un poco

lo que la gente ha encontrado en mí ha sido más que nada como un poco

la referencia de una persona totalmente normal,

en plan, hay seguidoras mías que me dicen:

"Me acuerdo de cuando empezaste la carrera, de cuando estabas

en la selectividad". Se convierten en tu conciencia,

casi más que amigas. Como si fueran mis amigas, justo.

Entonces, eso es muy guay.

¿Empieza a entrar dinero ya en una cuenta

de 300.000 seguidores?

Sí, yo desde hace tres años

me tuve que dar de alta en autónomos

y bueno, a día de hoy sigo viviendo con mis padres,

yo soy de Vitoria. Pero ya tienes ahorros, ¿no?

Pero al fin y al cabo pues mis cosas y mis caprichos

y mi coche y mi gasolina y todas mis cosas me las gestiono yo.

Bueno, ha pasado Ester Expósito que tiene ocho millones.

Sí, bueno, eso es otra liga.

¿Se puede decir que vivimos en el mundo del postureo?

Se puede decir, bueno, también te digo

mi opinión sobre el postureo, todo el mundo es como

que el postureo lo tiene supervetado y al fin y al cabo es algo

que todos, de cierta manera, lo hacemos,

o sea, pero hasta mis amigas, que se ponen a estudiar

y hacen una foto a los apuntes.

Eres la "instagramer" por excelencia,

ya vamos por los dos millones y medio pasados,

¿te gusta ser pionera en esto?

Me encanta ser pionera en esto, porque al final, tanto yo

como mis compañeros del principio, pues por ejemplo, españoles,

Pelayo, Madame de Rosa, Gala González,

somos como..., ellos empezaron un poco antes,

pero somos como los que empezamos y los que al final sin querer

convertimos nuestro hobby en un trabajo.

Tú ya vives de esto. Bueno, llevo casi diez años

viviendo de esto, o sea, yo empecé hace once años

y viviendo, viviendo, llevaré nueve.

Publicito al final lo que llevo, lo que me gusta,

lo que haría igual si no fuera la publicidad detrás, ¿sabes?

30 años, dos millones y medio de seguidores,

te has montado una empresa, tienes tu marca,

eres cara y rostro de otras marcas

y una empresa para llevar a "instagramers",

para llevar a gente que quiere ser como tú.

Todo fue porque mi madre y yo,

pues nuestros amigos que se dedicaban ya a esto nos pedían ayuda

y dijimos: "Venga, vamos a montar una agencia"

y al final creo que tenemos mucha experiencia en esto,

creo que podemos ayudar y hacer que la gente vaya por el buen camino

que a veces es difícil.

¿A qué hora hay que poner la foto para que sea más vista

y tenga más me gusta? Con lo mal que va Instagram ahora,

no lo sé. ¿Va mal?

Bueno, un poco.

Brisa Fenoy, compositora de "Lo malo",

¿dominas las redes o las redes te dominan a ti?

A veces, las domino yo y me siento supertranquila,

pero hay veces que me dominan y digo: "Ay, que no he subido esto",

me gustaría no ser de esta generación

para no tener las redes sociales. ¿Dónde te irías?

¿Te irías a una generación donde no existieran las redes?

Sí, a los 90 por ahí, yo sí,

claro, un artista como Luis Miguel

o como un montón de artistas, desde Nina Simone,

no estaban 24 horas pendientes de las redes sociales

y una vida "offline" y "online", vivían su vida.

¿Quién no os conoce? Aun así, os apoyáis en las redes sociales,

¿cierto? ¿Que nos apoyamos?

Ah, claro, ahora estamos muy liadas con las redes sociales,

porque hija mía, ahora mismo la televisión no le da mucho espacio

a la música, entonces, gracias que tenemos las redes.

¿Cuántos seguidores tienes, Toñi?

No me preguntes eso, porque no lo controlo.

-Nosotras tenemos muchos seguidores en el mundo.

-No, pero en las redes, además, yo me he disculpado en mi cuenta,

pidiendo perdón, porque no tengo ni idea.

También te digo una cosa, antiguamente era todo mejor,

era todo más real, no había tanto teléfono,

tanta máquina, era todo piel con piel.

¿Vosotros creéis que vivimos en el mundo del postureo?

Hombre, en el mundo del espectáculo en general hay postureo

y fuera del mundo del espectáculo.

-A mí me encanta el postureo. Siempre se ha hecho, ¿no?

El postureo tiene que existir de toda la vida de Dios,

esto es maravilloso, venir aquí con un pedazo de traje,

esto es postureo y eso mola.

¿A vosotras os han regalado hoy el traje por venir hoy aquí?

-Sí.

(Música)

Las redes sociales no son un mundillo exclusivo

de los jóvenes, cualquier persona puede ser influencer

y ganar algún dinero en la red, es el caso de Encarni,

una ama de casa que lleva ocho años triunfando en internet

gracias a vídeos en los que enseña lo que compra en el supermercado.

Muy buenas, ¿cómo estás? Un besito.

Encarni, ese es tu uniforme de influencer, ¿verdad?

Con los calcetines que he salido de estar en casa.

Tú emites así, ¿no? Bueno, normalmente sí,

porque yo estoy en casa y yo me pongo a trabajar cómodamente,

muchas veces salgo hasta en pijama. ¿Cuántos seguidores?

Pues 18.000. En tu propio canal de Youtube.

En mi propio canal de Youtube. Empecé a mirar por aquí, por allí,

a probar estoy y lo otro y así.

¿Ella veía los vídeos y decía "bien", o no?

No, ella no, ahora es cuando ve alguno conmigo.

Pues aquí estoy sentada un ratito en el sofá,

esperando a mi madre que se está arreglando,

que la voy a llevar después, no sé si le cortarán las uñas aquí

o no, no sé lo que le harán, la verdad,

intentaré, porque la asistenta social.

Pero bueno, tú estás contando que vas a llevar a tu madre

al podólogo, que no sabes si le van a cortar las uñas.

Sí. Y esto es un contenido que interesa

y la gente se queda enganchada. Perdóname, pero es para fliparlo.

Que le toquen las uñas de las pies, de las manos, sí,

pero las de los pies dice que tiene una ley

que no les deja que le corten las uñas de los pies.

Tú has aprendido también a editar, a hacer los cortes.

Edito desde el ordenador y edito en el móvil.

voy a cortar aquí.

Ahí está.

Eliminado.

¿Cuántas horas al día te lleva este trabajo?

Muchas horas, ¿eh? Por lo menos cinco o seis horas

o más se lleva, ¿eh?

Desempaquetar la compra es precisamente lo que ha hecho a ti

famosa, vamos, son tus vídeos de más éxito.

Sí, la verdad es que sí. Una cosa tan cotidiana,

¿notas que le puedes influir a la gente?

Sí, mucho.

Hace unos años grabé un vídeo en una tienda de muebles

y el mismo dueño dice: "Encarni, no te puedes imaginar

la gente que ha venido de todas partes, hemos vendido una burrada".

Alguna marca te habrá llamado, ¿no? No.

Algo le sacarás a esto al mes, ¿no? Si tienes ya 20.000 seguidores.

Bueno, un pellizquillo de algo, pero que no es para tirar cohetes.

Fíjate tú, de ayer para acá, 99 son comentarios:

"Hola guapa, muy rica la receta, gracias por compartir".

¿Te ha dicho alguna vez algo que dices: "Uf"?

Hay gente siempre que está a la expectativa deseando que haga

algo o comente algo para atacarte.

Bueno, voy a ver si grabo las comprillas,

que ya va siendo hora, que se me va a hacer tarde hoy,

me he traído puerros también. Vaya puerros, ¿eh?

Vaya, es que ahora con la dieta gasto mucho puerro.

Uy, te has saltado la dieta, ¿eh?

Choricito para mi gente, para mí, no.

Bueno, pues ahora voy a colocar la cámara, que la pongo aquí

la levanto un poquito porque así está muy bajita

(Música)

Ya vosotros me decís abajo un comentario de cómo es,

porque yo es la primera vez que lo compro.

Peras también, mira que he traído calabacines,

muchacho, qué cosa más grande, chiquilla, uy.

El puerro también, que no falte.

Con 50 años encuentras el éxito en la red,

cualquiera puede ser influencer. Cualquiera.

No es algo exclusivo de los jóvenes.

No, cualquiera y personas con más edad y todo

pueden tener éxito en Youtube, que sí.

Cuanto más sencillo sea la persona y más natural haga sus vídeos,

es lo que más gusta. Yo me pongo a hablar en la cámara

como si tuviera una amiga delante mía, lo mismo,

yo es que veo a mis niñas como si fueran mis amigas.

¿Ser influencer para ti ha sido una terapia?

Sí, muy grande.

Me he traído estos filetes de bacalao sin espinas,

creo que tengo otra bandeja en el congelador.

Me ha ayudado muchísimo y a superar también

muchísimos problemas que han surgido en mi casa como en las de los demás,

con personas mayores a mi cargo, mi padre que se ha muerto ahora,

hace cuatro meses, esto para mí ha sido, bueno.

Qué bonito, ¿eh? La verdad es que sí.

Ya no lo puedes dejar. Ya no, para mí es muy imposible.

Me he traído dos bolsas de pechuga de pollo.

Me he traído dos pimientos rojos, mirad.

La fruta que no falte,

con la piel muy fina, estas las lavas y te las comes a bocados.

Me he traído estos yogures,

son cero por ciento de grasa

y sin gluten, que dicen que son buenísimos.

"La compra de seguidores falsos para engañar a las marcas

es una práctica cada vez más común en el mundo de los influencers.

Para demostrar lo fácil que resulta cometer este tipo de fraude,

la agencia decidió poner en marcha el proyecto Sirena,

llevaron al extremo el fraude para demostrar

cómo muchos influencers se aprovechan ilícitamente.

Contactamos con Almudena Ripamonti,

planificamos todas las compras de seguidores,

de me gustas y de comentarios,

desde la cuenta de Instagram de Almudena,

nuestra falsa influencer, nos ponemos en contacto

con marcas pidiendo productos, noches en hoteles gratis,

taxis sin ningún coste para sus desplazamientos,

comidas y cenas para ella y sus amigos."

En este reportaje que hacéis vosotros mismos demostráis

lo fácil que es crear a una influencer falsa

con seguidores falsos que al final acaba teniendo éxito.

Con tan solo 500 euros conseguimos crear una influencer de la nada,

falsa, con una comunidad de más de 100.000 seguidores,

siendo todos ellos falsos.

Lo que obtenía mensualmente por las colaboraciones

era muchísimo más de lo que pueda ganar cualquier persona,

podríamos estar hablando perfectamente de unos 3.000,

4.000 euros al mes y era lo que queríamos demostrar,

que es muy fácil y lamentablemente

en su caso y en el de muchos otros influencers,

pues esas comunidades no son verdaderas,

entonces, al final la marca está invirtiendo en algo

que no va a tener un retorno positivo.

Esto Luís, son granjas de bots, de seguidores falsos.

Son teléfonos con cables que están conectados a un ordenador

y cuando le dan la orden a cien teléfonos de estos

de empezar a seguir a un influencer,

estos le comienzan a seguir. El principal productor

de este tipo de granjas está en Brasil,

está también en Turquía, en Indonesia, en Irán.

Es algo que todo el mundo en el sector,

entre las agencias anunciantes, se sabía, incluso entre los propios

influencers, pero nunca nadie lo había denunciado públicamente,

o sea, nosotros después de lanzar este documental,

de revelar la verdad que había detrás de la falsa influencer,

conseguimos 27 clientes en un periodo de un mes.

Esta es una herramienta que tenéis vosotros por la que se puede saber

cuántos seguidores falsos o verdaderos tiene una cuenta real

de una red social, esta que es una cuenta real

tiene 259.000 seguidores, poco más de la mitad,

son reales, ¿por qué hace esto la gente?

Yo creo que hay dos razones, por un lado está el tema de vivir,

por tanto, inflando artificialmente el número de seguidores,

consigues más dinero en las campañas y la otra es un tema de egos,

simplemente gente que quiere aparentar delante de sus amigos

o de sus familiares o de quien sea que tiene poder prescriptor

o que tiene una comunidad de seguidores muy grande.

¿Cuánta gente trabajáis en la agencia?

Pues actualmente somos 14 personas.

Creo que según los datos se mueven unos nueve millones de euros al año

en influencers. No, eso fue en 2017.

En 2018 pasamos ya a 35 millones de euros

y en 2019 vamos a superar cien millones de euros de inversión.

Exclusivamente en influencers. Sí, bueno, aunque te parezca mucho,

en realidad estamos hablando solo del dos por ciento

de toda la inversión digital en España.

¿Cada vez hay más influencers en España de los que poder elegir?

Hombre, tú piensa que es lógico, porque si cada vez hay más marcas

que invierten en esto, tiene que haber cada vez más influencer

para que no haya saturación de los perfiles

y las campañas tengan éxito.

A mi sobrina seguramente le haga más ilusión ir a conocer

a una "tik tokers" como Monismurf

que a un cantante como pueda ser, yo que sé, Alejandro Sanz.

¿Cómo es esa relación con ellos?

Hay influencers con los que empatizas y te llevas superbien

y hay influencers que es muy difícil gestionar, trabajar,

todo el rato complicaciones.

¿Cuánto hay de verdad y cuánto de mentira detrás de influencers?

Es verdad que hay mucha gente que lo hace todo, entonces,

te saca un electrodoméstico, una barra de labios y unos zapatos,

pero hay otros que dicen "yo soy influencer de moda,

yo no voy a prescribir una receta, porque no soy prescriptora".

Está demostrado que una recomendación persona a persona

es 2,78 veces más efectiva

que una recomendación de una marca a una persona.

(Música)

El fotógrafo de la falsa influencer.

¿Cómo te quedaste cuando Luís te dijo:

"Vamos a hacer un reportaje sobre una falsa influencer"?

Lo primero, aluciné, ¿pero cómo una falsa influencer?

No será con las que hay, ¿no? Y la verdad es que después

cuando me lo conté ya en profundidad es que me parece un proyecto

pues superinteresante.

Y ella se tenía que comportar como una verdadera influencer, ¿no?

Claro, por eso creo que fue un acierto de Luís el haber elegido

a una actriz para representar el papel,

porque ella se lo tomó como si fuera eso, otro papel,

como una obra de teatro.

Nos ha dicho Luís que tú eres fotógrafo de influencers.

¿Desde hace cuánto? Pues hace siete u ocho años ya.

Yo soy arquitecto de formación

y por una relación personal empecé a hacer fotos de manera totalmente

amateur y casi por hacer un favor y al final la bola de nieve

se fue haciendo tan grande y aquí estamos hablando

de que soy fotógrafo de influencers.

El 99 por ciento de fotógrafos de influencers

tienen una historia muy similar a la mía.

¿Cuántas fotos tenías que hacer para hacer una buena foto

para un influencer? Al principio millones,

porque eran todas malas, bueno, cada vez voy haciendo menos.

Cristina, muy buenas. Hola, ¿qué tal?

Juan Carlos, de "Comando Actualidad".

Tú eres la directora de comunicación del grupo

que gestiona este y otros restaurantes,

¿cuántas de las personas que se piden algo como esto,

antes de tomárselo se hacen una foto?

Te diría que casi el cien por cien.

¿Hacéis publicidad con influencers?

Sí, trabajamos con influencers desde hace bastante tiempo,

pero sobre todo ahora la apuesta está siendo muy fuerte,

de hecho, tenemos ejemplos superclaros con instagramers

que hemos contratado, que han ido a un local,

han pedido un sándwich especial y al día siguiente teníamos

muchísima gente pidiendo ese sándwich.

Tú vas a un público objetivo que es el que te interesa,

al final, hacer una comunicación para un millón de personas

y que tu único objetivo sean dos, no te interesa,

aquí sabes que el que va a leer tu publicación es un público

que puede ir a tu local.

Si fácil es mentir y crear un personaje a la carta,

van a ver lo poco que cuesta conseguir la fama,

por 15 euros se compran mil seguidores, no es ningún secreto,

pero sí un fraude que en el mercado del engaño pocos denuncian.

(Música)

Para ser un influencer o más bien un influencer de pago

con 10.000 seguidores, solo necesitas un par de billetes

de 20 euros y muchas ganas de hacer el paripé.

(Música)

Hay cuentas que incrementan tu Instagram en unos mil seguidores

por nueve euros, pero no te aseguran la procedencia de ellos

y hay otras que te aseguran 500 seguidores y te dicen que son

hasta españoles por 50 euros.

Mario, ¿se pueden comprar seguidores en Instagram?

Se pueden comprar seguidores a través de una página web.

¿Qué es lo que has intentado demostrar en este vídeo?

He intentado demostrar y lo he demostrado, vaya.

Mil seguidores compré. ¿Cuánto te gastaste?

No recuerdo bien, pero creo que 15 euros.

¿Y quiénes eran esos seguidores?

Pues yo tenía curiosidad porque estaba haciendo este vídeo,

a ver si son reales, si son "bots".

¿Qué son "bots"? Yo puedo crear 5 cuentas de email,

esas cinco cuentas pueden crear cinco cuentas de Instagram,

pero yo soy una única persona, yo me invento, Paquito, Pepito,

lo que sea y digo venga, estas cinco personas,

seguir a esta persona.

¿Quiénes son estas empresas que te venden seguidores y "likes"?

Pues no sé quiénes son las empresas, pero tú en Google pones

"comprar seguidores" y te salen varias.

¿Cuántos quieres? Dale, 10.000, venga.

Pues 10.000 son 75 euros.

Pago con tarjeta, pago con bitcoin. Puedes comprar comentarios,

visitas a directos, "autolikes", "likes" y visitas, encuestas,

puedes comprar todo.

Hay un estudio que dice que el 25 por ciento de los seguidores

de las personas influyentes en la red, en Instagram, son falsos.

Hay muchos influencers que tienen muchos seguidores en Instagram

que cobran dinero, hay empresas que les pagan

por hacer campañas de publicidad, pero si esos seguidores son falsos.

Eso no lo va a saber la empresa.

Mario, ¿tú a qué te dedicas? Pues yo soy responsable de vídeo

de la parte editorial

y hacemos vídeos para páginas web,

nosotros publicamos en Youtube, en Instagram, Facebook, Twitter,

hacemos vídeos para esas redes sociales.

¿Nos ha cambiado mucho la vida las redes sociales?

Muchísimo, yo te puedo hablar de la parte mía, que es de vídeos

y la parte de consumo es increíble, o sea, ya yo no veo la tele,

yo veo Youtube, veo Facebook,

veo Twitter, veo Twitch, yo consumo redes sociales.

(Música)

Hemos quedado con un amigo tuyo. Sí, un colega mío que es influencer.

Que tiene muchos seguidores reales. Sí, él sí.

-¿Qué pasa, Toni? -¿Cómo estás?

Muy buenas, Juan Carlos. Toni, un placer, encantado.

¿Me enseñas tu perfil de Instagram? Por supuesto.

Toni Donald, ese eres tú. Ese soy yo.

30.600 seguidores, ¿qué es lo que publicas tú en Instagram?

Yo lo que publico es un contenido de si voy de viaje,

me hago fotos en el viaje o vídeos, si voy a un evento,

me gusta la fotografía, moda, lo que me vaya saliendo,

si es que es un perfil muy natural, soy prácticamente yo en fotos.

Tú compartes tu vida.

(Música)

¿Es fácil hoy en día conseguir 30.000 seguidores en Instagram?

Depende del contenido que subas. ¿Cómo se consigue?

Uf, esa es la pregunta del millón,

¿cómo puedes conseguir seguidores? Comprando seguidores.

(RISAS) -Pero también es la constancia.

-Eso es. Eso que quiere decir,

¿que hay que publicar constantemente, todos los días?

Eso me he dado cuenta yo en mi caso, no tengo constancia,

entonces mis seguidores no suben.

¿A ti te pagan por publicar cosas en Instagram?

Sí. ¿Esto lo consigue mucha gente o no?

Hay un club de influencers bastante grande en España,

bueno, en todo el mundo, que sí que está cobrando por publicaciones,

por "stories", por asistencia a eventos y eso es algo normal,

el contenido del que se está nutriendo ahora mismo la juventud

es del móvil, de la pantalla pequeña.

-Aquí tenéis, chicos, un par de tablitas,

ahora traigo otra con un poquito de queso.

Mamma mía, hemos salido al mercado, estoy con Merino,

con Juan Carlos, de "Comando Actualidad",

con Silvano. -Hola, ¿qué tal?

Nos han traído a este sitio precioso.

¿A este sitio vienen influencers

a ofrecer campañas de publicidad?

Cenas gratis, sí, cobrar, hace años sí que también

me propusieron cobrar

y en una ocasión, además, accedí

y el resultado, bueno, no fue tampoco malo.

Y tú, Toni, ¿de qué trabajas?

Hasta hace poco estaba de responsable creativo en una agencia

de marketing online de influencers y antes de eso

terminé siete años de estudios, que estaba estudiando bioquímica,

biotecnología, genómica conservacional

y medicina regenerativa y ahora en este formato que tenemos ahora

de la influencia que se retribuye económicamente,

podemos permitirnos a los que nos gusta hacer esto,

podemos permitirnos vivir de esto.

¿Cuánto se puede cobrar por una foto de esta comida?

Están los "microinfluencer", hay influencer celebrities,

que salen en series, actores

y te pueden cobrar, yo que sé, desde 10, 15 euros por un "story"

a que te cobren 150.000 euros por un "story" o por un "post".

¿150.000 euros? O más.

-Cristiano Ronaldo es un influencer.

(Música)

Monumentos, grafitis, restaurantes, todas las ciudades españolas

venden ya recorridos por rincones conocidos

como la ruta del postureo, no importa el lugar ni el sitio,

lo que importa es la foto y el "yo estuve allí".

Hay que dejar claro que tú has estado ahí,

porque sin ti la foto no vale, ¿no?

Claro. ¿Vivimos del postureo?

-Totalmente. Tú me dices que sí.

-Yo no soy cien por cien de postureo, pero sí es la verdad,

es la realidad. -Que salgamos en fotos bonitas,

no vas a coger las malas. ¿Las retocáis?

Un poquito. ¿Lo colgáis en redes sociales?

-Sí. -En Facebook, Instagram.

En todas las que sea.

Manuel, experto en redes, aparte de haber trabajado

para medios de comunicación, también se te conoce

por cuatro libros dedicados a las redes sociales,

¿tanto dan las redes sociales?

Bueno, podría estar publicando libros casi todas las semanas,

si mientras hablamos se están produciendo novedades,

en Silicon Valley alguien está desarrollando una nueva red social

o aplicación que todos vamos a querer usar en dos semanas.

Lo que tenemos ahora, igual se queda hasta obsoleto, ¿no?

Rápidamente, son herramientas muy buenas que podemos utilizar

para sacarles mucho partido, dependiendo lo que nos propongamos,

buscar trabajo, conocer nuevas personas, ligar incluso

a través de las redes sociales, el tema es que saber qué perseguimos.

Puede crear ansiedades, puede tener una parte muy negativa,

incluso para la gente que hace uso de las redes constantemente.

Sí, porque al final comparamos la vida de los demás,

que en las redes sociales siempre mostramos la mejor cara,

la vida de los demás es muy bonita, muy divertida y la nuestra no tanto

y eso nos puede llevar pues a frustración.

Y hay gestos, que si la lengua fuera, que si levantas los dedos...

Hay que poner morritos y nunca hacerse la foto hacia arriba,

porque te sale papada, hay algunos temas nuevos,

por ejemplo, ahora en Asia se recomienda a las personas

que se hacen selfis que no hagan este gesto,

las cámaras que tienes nuestros móviles son ya tan potentes,

que es posible que haciendo esto lleguen incluso a detectar

adecuadamente nuestras huellas dactilares

y que puedan ser utilizadas por otras personas que han visto

nuestra foto en redes sociales con fines ilícitos.

¿Estamos hablando de que vivimos en la época del postureo?

Por supuesto, es que no tenemos nada más que dar una vuelta por aquí

o ir a cualquier playa, a cualquier lugar turístico,

tenemos incluso ranking de los lugares turísticos

más fotografiados y que tienen más etiquetas y más hashtags,

hay restaurantes ya que tienen un lugar específico

para hacerse fotos o para que te vayas con tu plato y te hagas fotos.

¿Es la nueva religión?

Bueno, al final acabaremos todos rezando en esa nueva religión,

pero son muy útiles dependiendo de lo que nos propongamos.

(Música)

¿Cómo surgió esto?

Pues es nuestro logotipo y la gente paraba,

pero un día se hizo una foto Dulceida.

Una de las instagramer que más seguidores tiene.

Sí y ahí ya lo petamos.

Nos ha dado..., a veces hay cola.

Hace dos semanas vinieron unos de Iowa

y ahí sí me sorprendí, porque ya hay gente de California

o de Nueva York que nos ha visto en guías de internet

y quieren visitar El Prado, hacer no sé qué,

hacerse una foto en la pared de Malasaña,

entonces, pero, ¿de Iowa?

¿Te da miedo que esto sea una foto de postureo?

No me importa. ¿Te beneficia?

Nos ayuda a poder seguir, es una empresa española

que hace comercio justo y todo lo que sea ayudar viene bien,

lo único, hay que arreglarla casi todas las semanas,

porque todos los destrozos nos los hacen

y claro, es que es nuestro pan, pues hay que seguir pintándola.

¿De dónde eres? De Santander.

¿Has venido sabiendo que tienes que pasar por aquí?

Este sitio, sí, porque había visto una foto en Instagram

y es bastante conocido, de Malasaña yo solo conozco

de fotos, esto.

¿Tienes muchos seguidores? No, no muchos.

800 o así. 800, bueno.

Para exponer lo que crees, lo que piensas, está muy bien,

es como un altavoz que llega a mucha gente.

(Música)

Doce años cerrado al público y se ha vuelto a abrir

el nuevo hotel del Edificio Plaza España,

26 pisos para llegar a una panorámica de 360 grados

y eso es lo que merece la espera.

(Música)

Pues ahora bienvenidos a 360 Rooftop bar, por favor.

(Música)

Cobramos una entrada, hasta las seis de la tarde, cinco euros

y a partir de las seis de la tarde se suma a diez euros.

¿Con consumición? No.

El impacto de las redes sociales,

¿sois conscientes de cuánto ha sido?

Espectacular. La foto reclamada es ahí.

La más reclamada es, si puede ser, sentado y si puede ser hacia abajo,

tenemos hasta cola para sacar la foto.

Es sentarse ahí y sentirse como si estuvieran flotando.

Es que ahora mismo estamos andando sobre esta pasarela

y tenemos una distancia al suelo. Estamos a 117 metros de altura.

Ahí está, vamos que parece que está usted flotando, ¿eh?

Y las ha enviado para que vean dónde está.

Claro, a mis hijas y además la he puesto en el perfil.

Hay que hacerse la mejor foto,

es la que usted tiene y los demás, no, encima causará envidia, ¿no?

Hombre, cómo lo sabes.

¿De dónde vienen ustedes? De Segovia.

Hemos venido a pasar el día a Madrid, porque nos gusta mucho.

-Mira, yo te voy a enseñar la vista que he sacado.

Se lo habrá mandado a sus hijas. De momento, no.

¿Tienen redes sociales ustedes? No.

¿No? Pues casi viven en... En la prehistoria.

¿Sí, no? Sí.

(RISAS)

Hay que hacer una foto de postureo, ¿o no conocen esa palabra?

Claro que sí.

Sin papada, ¿eh? 45 grados. Nada, papada no tenemos.

A ver si les parece bien. Has levantado mucho la cabeza, ¿otra?

Otra, otra, sí.

¿Por qué has levantado la cabeza? Ha levantado la cabeza, sí.

Tú estás flotando, ¿vais siempre a cazar foto?

Siempre, me encanta tengo muchísimas fotos en internet.

¿Cuántos seguidores tienes? Mil novecientos y tantos.

Ah, los controlas.

No, pero siempre estoy mirando, sí.

¿Gusta? ¿Sube la autoestima?

¿Qué sientes cuando te dan ahí al "like" y al me gusta?

Ah, me sube la adrenalina.

Excelente.

(Música)

¿Qué tal? Encantado, voy a ir haciendo fotos

por aquí por el centro.

José Manuel, las redes sociales han cambiado el turismo,

ahora lo que se contrata prioritariamente es esto.

Es esto, ¿por qué? Porque hubo el boom

de las fotografías con los móviles,

la gente pensaron que porque tenían buena resolución, que la tienen,

ya se podían suplir los servicios de un fotógrafo profesional,

para nada, porque llegan de vuelta a sus países

y no están contentos con las fotos.

¿Cuánto tiempo dura el tour? ¿Cuál es el precio medio?

Normalmente los fotógrafos cobramos entre 30 y 50 euros

por persona por una sesión de dos horas,

mínimo, mínimo, se saca un reportaje de unas 30 fotos.

(Música)

¿De dónde eres? De Venezuela, de Caracas.

¿Para qué quieres tú las fotos?

La foto es recuerdo, congelación de imagen.

Veo que habéis captado la idea.

Bien, quietos ahí.

¿Qué os parece? ¿Gustan o no? Me encantan.

¿Para qué queréis las fotos?

¿Redes sociales, recuerdos, "book"?

Sí, claro es para mi Instagram.

Ponle la mano aquí en tu corazón.

Así, así.

Yo os lo mando por Wetransfer.

¿Sabéis cómo se maneja? Es muy fácil.

Vale, pues encantado. -Muchas gracias.

Hoy envías fotografías en la ciudad

en función de los lugares más "instagrameables".

Eso es así y de hecho, te viene una persona y te dice:

"Quiero que me hagas una foto en este lugar",

incluso, fíjate qué curioso, con el fenómeno de "Juego de tronos"

los sitios donde vinieron a rodar, expresamente ahí.

José Manuel, ahora tienes otro trabajo con una influencer.

Ahora mismo para un fotógrafo, enganchar a un influencer,

un instagramer, ¿es una bicoca?

A ver, es una proyección para el fotógrafo,

porque, evidentemente, si tú haces bien el trabajo,

eso va a atraer a otras influencers.

¿Cuántas campañas has hecho ya con influencers?

Pues tengo ahora mismo tres personas.

Tres influencers. Sí, las tres son chicas.

¿Te pagan bien esas campañas? Sí, la verdad es que sí.

Ahora son bodas, bautizos, comuniones e instagramers.

Instagramers y de lo que caiga.

Buenas, yo soy Mario, de "Comando Actualidad".

Me ha dicho que eres influencer, que tienes bastantes seguidores,

pero no es tu primera actividad, ¿no?

No, yo tengo mi trabajo al que le dedico muchísimas horas al día,

pero es mi hobby de siempre, me ha encantado la moda

y entonces, lo hago en mi tiempo libre.

¿Cómo empezaste? Pues mira, yo empecé

haciéndome fotos con el móvil y después yo tenía una chica

que es la chica que me hace las cosillas en casa

y entonces le decía: "Tenemos 45 minutos, deja de limpiar

y te vienes conmigo", empecé con el móvil,

me compré una cámara de fotos un poquito mejor,

pero claro, la pobre mía...

y entonces, hubo un momento que de repente dije:

"Bueno, Paloma, yo lo que quiero es profesionalizar esto".

Ahora.

Los fondos para mí son muy importantes,

ahora lo que hacemos es que él le mete "photoshop"

a la foto y entonces, me sube los negros.

Me gustan mucho los colores como muy llamativos.

¿Has aprendido tú sola a posar? ¿Esto uno se forma o...?

Yo sola.

¿Crees que algún día vivirás de esto?

El fin de todo esto mío era realmente montar una tienda online

con algo que me encantara.

Es decir, si antes las redes sociales eran lo último

a la hora de montar un negocio, ahora primero empiezas

por las redes sociales para montar un negocio.

Claro, es que ha cambiado muchísimo eso.

¿Cómo afecta esa gran exposición en redes?

¿Qué pasa cuando la fama se acaba?

Las críticas no son fáciles de encajar,

en casos extremos hay quien sufre lo que se conoce como

síndrome del juguete roto, no tolera la frustración,

necesita aprobación constante

y sufre incluso trastorno de personalidad.

(Música)

"Mi nombre es Greta Godoy" es el título de un libro

en el que una influencer de éxito decide dejar las redes sociales,

¿por qué?

Bueno, pues por quizá esa saturación

de una vida tan intensa

y de estar tan expuesta.

Está dirigida a los adolescentes que hoy en día sueñan

con esta profesión de la que no lo conocen todo.

¿Cuánto hay de autobiográfico en esta obra?

Muchísimo, yo decidí cerrar mi cuenta de Instagram

cuando vivía en Madrid, fue una decisión que tomé con mi madre,

que de repente un día llegué a casa

y le comenté que me parecía muy injusto porque se supone

que tenía todo para ser feliz, pero estaba atravesando una crisis

de identidad enorme y ella fue la que me animó y me dijo:

"Oye cielo, ¿por qué no cierras Instagram?"

Y claro, la miré pensando "se ha vuelto loca",

¿cómo voy a cerrar Instagram?

¿Cuántos jóvenes hoy en día querrán ser youtubers, instagramers

o influencers? Pues es la tercera profesión

más demandada que hay ahora mismo.

¿Cuánto seguidores tenías tú cuando decidiste cerrarla?

Yo tuve 98.500 cuando cerré.

¿con eso te da para vivir de ello?

Sí, hombre y aparte eran otros tiempos.

Tu cuenta ya no existe, pero si pones tu nombre salen fotos tuyas.

Sí.

Por ejemplo, esta es tuya, ¿no? Sí.

Esto era en Londres, viendo una "Fashion Week".

Serían unas 150 fotos al día, puede ser,

o sea, tontamente, sí, porque además era como desde que sales de casa,

todo lo que vas haciendo, para que te hagas una idea,

a lo mejor de media, igual viajaba tres o cuatro veces al mes,

o sea, no estaba más de una semana sin moverme de ciudad

y todo ese tipo de cosas al final, claro, las vas acumulando

y al principio es superguay, que te inviten a un hotel,

que te regalen cosas, los primeros viajes,

las primeras colaboraciones se viven con una ilusión increíble,

pero luego ya te deja de hacer tanta ilusión y para mí fue un poco

también como, no sé, como un episodio ya pasado.

¿Nos pasa a veces que gastamos tiempo en hacer fotos

y no disfrutamos del sitio en el que hacemos las fotos?

Eso depende, hay gente a la que le hace tanta ilusión tener

una buena foto para su Instagram, que eso le da felicidad,

Hoy en día ya las siguientes generaciones han nacido mucho más

con esa necesidad de contar el plan que están viviendo que de vivirlo,

entonces a ellos, yo creo que les hace la misma ilusión.

¿Hasta qué punto somos esclavos del selfi?

Pues mira, eso yo creo que está muy relacionado con el ego

y al final todos tenemos un ego increíble porque esta sociedad

y este momento se prioriza mucho y se valora

tener muchos seguidores, tener éxito.

¿Qué le dirías a los jóvenes que hoy en día quieren ser

personas influyentes en las redes sociales?

Pues mira, yo les diría que para construir una carrera

en el tiempo, a largo plazo, lo mejor es ser muy coherentes

¿Y qué tienen que tener en cuenta

para que eso no se les vaya de las manos?

Pues es muy buena pregunta,

yo creo que al final eso es tener cabeza

y eso te lo tienen que enseñar en casa

y son valores que también te han tenido que dar

sobre todo tus padres, no puedes estar toda la tarde

amargado en casa porque una foto no ha recibido los "likes" suficientes.

Berta es muy curiosa esta frase del final del libro,

en la que dice: "Sigue las aventuras de Greta

en la cuenta de Instagram Greta Godoy.

Ahí pongo el trabajo, lo que no está en ninguna de las dos partes

es mi vida personal, digamos, más privada.

Esa es la diferencia, ¿no? Esa es la diferencia y lo que a mí

realmente me permite vivir mucho más tranquila.

(Música)

¿Esa foto dónde va a ir luego? A Instagram.

¿Cuántos seguidores tenéis? 500.

-700, 800.

¿Hacéis muchas fotos para subir a la red?

Sí.

Esta chica llegó a tener 98.000 seguidores

en su cuenta de Instagram, vivía de ello y la cerró.

¿Por?

Pues por la sobreexposición y por el tiempo que lleva.

-Ya, porque presiona, a veces, también.

-Claro, un poco por todo eso, sí.

¿De dónde venís? De Argentina.

¿Cuántas fotos habéis hecho en el viaje a España?

-En un día, ¿cuántas fotos habíamos hecho?

Más de mil. -Sí.

Hola, chicas, buenos días, ¿usáis mucho las redes sociales?

Sí, a diario. ¿Tenéis muchos seguidores?

No.

Ella llegó a tener en Instagram casi 100.000.

Sí, 98.000, vamos.

-Es bastante decepcionante

que la gente le de tanta importancia a gente que al final

solo busca ganar dinero y que lo que se ve

en las redes sociales no es la vida real al final.

Y hay gente que tiene controlado el tiempo, en plan,

¿esta hora es buena para subir una foto?

Porque hay más gente conectada.

¿Si vais de viaje os hacéis fotos o podéis ir sin hacer una foto?

Yo las hago para mi madre, para que las vea,

pero sí, normalmente sí subo, sí.

O sea, que para tu madre eres una gran influencer.

Hombre, espero.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Postureo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando Actualidad - Postureo

21 nov 2019

¿Sabemos cuáles son los efectos y los peligros de la gran exposición a las redes sociales? Los reporteros de Comando Actualidad analizan lo que hay detrás de un negocio millonario que no para de crecer y que ha cambiado nuestra manera de comunicarnos.

ver más sobre "Comando Actualidad - Postureo" ver menos sobre "Comando Actualidad - Postureo"
Programas completos (501)
Clips

Los últimos 2.881 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos