www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3937318
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Piedras preciosas - ver ahora
Transcripción completa

¿De dónde vienen todos ustedes? (TODOS) ¡De La Rioja!

¿Saben lo que van a ver?

-Pues Las Médulas, oye.

¿Venís a por oro? Sí.

-Es alucinante que, por la acción del hombre,

se haya creado un paisaje como este. -Efectivamente.

-Mira qué vista del acueducto.

Desde aquí, parece un milagro que tenga casi dos mil años.

-De visita al Monasterio de Suso.

-Es una maravilla, es un disfrute.

Aquí empezó todo, se puede decir. Sí.

-Es El Escorial de La Rioja.

-Este sitio impone nada más verlo.

Tenemos unas vistas privilegiadas del pueblo.

De todo el pueblo. Para ponérselo en el ordenador.

Muy grande y muy bonito, pero tenemos goteras en abundancia.

Somos el tercer país del mundo con más maravillas de la humanidad.

¿Qué ha representado que se declare

Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO?

Todo. ¿Todo?

Los fines de semana, no imaginas lo que es esto.

Al que no tiene negocio, el turismo le da disgustos.

-Estamos sin agua.

-Lo más difícil que tenemos es detener la erosión del granito.

¿Por qué han venido a Segovia? Por el cochinillo.

Esto para ti es el Patrimonio de la Humanidad.

Son los más visitados,

pero hemos desvelado para usted secretos escondidos.

Vamos a acceder al canal soterrado del acueducto.

Dimitru, ¿ves el derrumbe a la derecha del canal?

-Sí, se ha ido.

Corre bien el agua. Igual que hace 1900 años.

Sois los niños del coro de El Escorial.

Si te digo la verdad, cuando vine, pensaba que esto era Hogwarts.

La escuela de Harry Potter.

-Cuando bajas al piso de abajo, que no hay mucha luz, da miedo.

-Vamos a entrar ahora por una puerta que no existía.

Esto eran las cloacas del monasterio.

¿Cuánto cuesta casarse aquí?

Unos mil quinientos euros.

Piedras preciosas;

hoy, en "Comando actualidad".

Qué listos los romanos.

Muy listos.

("Gold on the ceiling")

Segovia y su acueducto

fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Solemos tener esta imagen del monumento,

pero el acueducto es mucho más largo,

mide dieciséis kilómetros.

(Continúa la música)

Vamos a acceder

a una parte desconocida... Échalo para atrás.

del acueducto de Segovia.

A la parte soterrada.

-Vamos a acceder al canal soterrado del acueducto.

Porque el acueducto mide 16 222 metros.

Sí.

Y lo encontramos de todas las formas.

De todas las formas. Mide 16200 metros

desde su captación en el arroyo de la Acebeda

hasta el Alcázar.

Este tramo de canal soterrado tiene 1,2 kilómetros.

Y de este canal, luego se distribuía para los barrios de la ciudad:

para los palacios, las casas, las fuentes públicas...

El acueducto no es una obra ornamental.

Es muy bonito,

pero lo que hizo, desde tiempo de los romanos, es

traer el agua de la sierra a la ciudad.

Es una infraestructura necesaria, y por eso sigue en pie.

Hace unos meses, se descubrió que el acueducto era

más joven de lo que se pensaba. Unos quince años.

Quince añitos. Sí.

En una infraestructura que tiene diecinueve siglos,

catorce años no es nada, pero algo es.

No es nada. ¿Qué encontraron los arqueólogos?

¿Por qué saben que era...? Encontraron una moneda.

Lo importante de esto es que pasamos de un emperador a otro,

pasamos de Trajano a Adriano.

Tú eres aparejador y trabajas para Patrimonio...

Yo soy aparejador y trabajo en la Concejalía de Patrimonio

del Ayuntamiento de Segovia. Y ellos son de mantenimiento.

Sí. ¿Qué vais a hacer hoy aquí?

-Vamos a hacer un poco de limpieza del cauce.

-Con la lluvia, se nos ha caído un poco.

-Puedes bajar.

-Nada más.

-Dimitru, ¿ves el derrumbe a la derecha del canal?

-Sí, se ha ido.

-Está ahí, ¿no? ¿A cuántos metros, a tres o cuatro?

Pues lo limpiamos también, si podemos.

Hay que arrimarlo.

-Tenéis que soltarla. -No, no, la soltamos.

-La soltamos, la soltamos.

-Venga, ya. -Soltamos. Ya está.

El canal soterrado lo tenemos señalizado con esta placa.

O sea, que... Y están repartidas...

el turista que venga, si se fija en el suelo de la Plaza Mayor,

verá dónde está... Dónde está el canal soterrado.

No en la Plaza Mayor,

en todo el trazado del canal soterrado hasta el Alcázar.

Recogemos, y nos vemos al desarenador de San Gabriel.

-Perfecto, venga. -Vale. Hasta ahora, Teo.

("Seasons run", The XX)

Esta es una obra de ingeniería

que traía el agua de la sierra a la ciudad.

¿Hasta cuándo se mantuvo en uso?

Hasta mitad del siglo pasado, hasta los años cincuenta.

Esta es la parte monumental. Monumental.

Pero tiene una razón, no es solo ornamental.

Para salvar el desnivel y mantener una pendiente

más o menos del 1,5 por ciento, tuvieron que hacer esta obra.

Al final, es una infraestructura, no era un tema de decoración.

Te veo apasionado con el acueducto.

Es que tengo la suerte de trabajar en patrimonio histórico.

En Segovia, tenemos mucho patrimonio.

Además, nuestra concejalía une patrimonio histórico y turismo.

Y eso es fundamental.

El patrimonio hay que cuidarlo y hay que limitar su uso

para que no sea una cosa banal

y que todo el mundo haga con él lo que quiera.

¿Eres segoviano? No, soy de un pueblo de Ávila

que se llama Navatalgordo, en el Alto Alberche.

Bueno, Ávila también... Patrimonio mundial.

Patrimonio de la Humanidad.

Y te trasladaste con la familia. Me trasladé con la familia.

¿Cuántos hijos tienes? Cuatro.

Se vive bien en esta ciudad. Estupendamente.

Es bonita, pero luego también... Es una maravilla.

Y lo tenemos todo cerca.

Madrid está a noventa kilómetros.

¿Qué es lo más difícil de mantener hoy en día?

Bueno, lo más difícil que tenemos ahora es

el detener la erosión del granito.

Ese es el mal que tenemos ahora.

No hay riesgo de que se venga abajo. No hay riesgo de que se venga abajo.

No hay riesgo de estabilidad; simplemente es un tema...

Porque, si nos fijamos,

entre bloque y bloque, entre piedra y piedra,

no hay argamasa, no hay cemento.

Está en seco, colocado al hueco.

Bien talladitos y apoyados.

Eduardo, estamos andando por donde corría el agua.

Segovia está colocada en una meseta,

una meseta sobre piedra caliza.

A una cota más o menos de mil metros.

Sí. Está rodeada por dos ríos,

el río Eresma... Sí.

y el río Clamores. Sí.

Pero el agua no llegaba a la parte superior de la ciudad.

Por eso se construyó este acueducto,

que está considerado como el tercer río de la ciudad.

Teo. -¿Sí?

-Aquí vamos a limpiar las hojas, a limpiar la arena

y luego, vamos a ver qué tal la estanqueidad del acueducto.

Vamos a soltar agua, ¿vale? -Perfecto.

Eduardo, ¿qué es esto? ¿Dónde estamos?

-Estamos en el desarenador de San Gabriel.

Esto es un estanque que sirve para decantar el agua.

Y pasamos al tramo monumental.

Aquí se inicia el tramo monumental.

Vemos cómo comienzan los arcos. Ahí comienzan los arcos.

Van alcanzando cada vez más altura. Más altura.

Hasta que llegamos a la plaza. Hasta llegar a la plaza,

que es donde coge doble arcada. Qué listos los romanos.

Muy listos. ¿O no, Teo?

-Sí, sí, sí. ¿Te quitas el sombrero?

De verdad, es increíble. ¿Tú eres segoviano?

Soy segoviano. ¿Estás orgulloso del acueducto?

Muy orgulloso.

¿Qué presupuesto tienes al año para mantenimiento?

Pues mira, lo que es el acueducto creo que son seis mil euros.

-Seis mil euros. Seis mil al mes.

-Seis mil al año.

¿Cuántos días al mes vienes a trabajar?

-Dos días. -Ponle... dos días al mes.

¿Cuesta mantenerlo? -Eh... Cuesta.

Cuesta.

Cuesta mantenerlo.

Claro, aquí no se cobra entrada al turista

por ver el acueducto. No cobramos nada.

No hay ingresos extra. Nada, todo gastos.

Corre bien el agua.

Pues mira, igual que hace 1900 años.

Igual. Se retiran las impurezas por arriba;

y luego, los óleos se quedan abajo.

Y cada cierto tiempo, se vacía y se quitan los óleos.

Y ya sale el agua limpia por el canal hacia la ciudad.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

(RÍEN)

Hola, buenos días.

¿Es turista, vecina...?

¿De Segovia dices? Sí.

De Segovia de toda la vida.

Estamos buscando a alguien que viva por aquí,

al lado del acueducto, y no encontramos a nadie.

Preguntamos y todo el mundo es turista.

¿Ves esa casa de ahí? Sí.

Esa es la casa de mis padres.

Aquí me he criado yo.

Frente al acueducto.

Toda la vida delante del acueducto. Esta es una casa...

de película, ¿eh?

¿De qué siglo es esta puerta?

La puerta es del XII.

Del XII. Y el patio que vais a ver es gótico.

Mira, pasa por aquí. Entra.

Qué maravilla.

Patio gótico.

¿Desde aquí se ve el acueducto? Sí, mira.

Desde aquí. Esto era antigua muralla,

pero por esta parte se derrumbó. Sí.

Pero la casa estaba apoyada en la muralla.

Y mira qué vista del acueducto desde el jardín.

Así se explica que mi madre,

como profesora de Historia del arte, haya crecido

obsesionada por desvelar el secreto del acueducto,

y además, lo ha conseguido. ¿Cuál es el secreto del acueducto?

¿Quién lo mandó construir?

¿Cuál es la fecha, la datación, de este monumento?

Bueno, sabemos que ha habido un cambio;

se pensaba que era del año 98,

y nos arqueólogos han demostrado

que es posterior, que es del 112.

¿Es así o no?

Es de los años 70...

¿Tú crees que es más viejo? después de Cristo.

Es de los Flavios.

Seguro.

Estás contradiciendo la versión oficial,

lo que pone en los folletos del ayuntamiento.

¿Y cuál es tu fuente? Mi madre.

Pasad por aquí. ¡Mamá!

¡Sorpresa!

¿No hablas nada?

¿No tienes voz?

Dominica, me quedo muy sorprendida de ver

la imagen que tiene usted desde este salón de estar.

Si nos sentamos en el sofá,

vemos el acueducto de lleno.

-Es una bestialidad.

Esta casa, ¿de quién la heredó, de su padre, de su madre...?

Mi padre, mi abuelo, mi bisabuelo...

¿Cuántas generaciones de su familia han tenido esta casa?

Cinco. Vosotras no venderíais la casa en la vida,

pero, más o menos, ¿por cuánto puede salir?

Se vendió una hace cuatro o cinco años,

que es como la tercera parte de esta...,

Sí.

y se vendió por ochocientos mil euros.

Ochocientos mil.

Una tercera parte de esta casa. Sí.

¿Os parece caro o barato? ¿Es una zona cara o una zona...?

Es... es caro.

Tenéis una demanda clara para conservar el acueducto,

¿cuál es?

-La demanda es separar el tráfico rodado,

por lo menos, 70 metros, alejarlo del acueducto.

Hemos mejorado. Antes pasaban los coches,

hace unas décadas, por debajo Sin duda.

Pero no es suficiente para vosotros. Hemos mejorado, pero no vale.

Me voy.

Hasta otro día.

Adiós, maja. Cuídate.

Mira, Teresa, yo me enamoré del acueducto

cuando mi madre me llevó a verlo

siendo niña, de la mano, a tres puntos distintos,

y me abrió los ojos, me enseñó a mirar, a apreciar.

Y os voy a acompañar. ¿Nos enseñas esos tres puntos?

Vamos allá.

Desde aquí,

si miráis al acueducto,

la impresión que recibís es

de una mole

de enormes piedras de granito.

Sólida, estable.

Desde aquí se comprende que el acueducto haya sido capaz

de mantenerse casi dos mil años.

Desde aquí, parece un milagro que tenga casi dos mil años.

Es como si se sostuviera en el aire; parece un encaje, una puntilla.

Y desde aquí, el acueducto

da la impresión de ser mucho más alto

de lo que efectivamente es.

Porque los ingenieros que lo construyeron

eran también magníficos artistas.

Y entonces hicieron la base de los pilares

imperceptiblemente más ancha que la parte alta,

con lo cual... Hay una sensación óptica de...

Mayor altura.

Queda mucha parte del acueducto todavía

por descubrir y por poner en valor.

Perdonen que les interrumpa.

Oía que está reivindicando algo

sobre el acueducto. ¿Usted es una vecina?

-Bueno, yo dirijo un aula de cultura en Segovia.

El canal del acueducto que está fuera de la ciudad

está desprotegido, en abandono.

Y lo que reivindicamos es que se proteja,

que se saque a la luz todo eso y que se pueda visitar.

¿De qué medio eres? -De "El Adelantado" de Segovia.

No, no, meten el logo de... -Por tres.

-Teresa, ya traigo la entrevista del tema del acueducto,

de la reivindicación.

-Para mañana. -Lo sacamos mañana.

¿Qué tal? La directora de "El Adelantado".

-Sí. Tu periódico es centenario.

Imagino que tenéis un archivo impresionante.

¿Podemos ver fotos antiguas del acueducto?

Vamos a verlo.

Muchísimas gracias.

Los autobuses pasando, rozando los pilares.

¿Cuándo se cortó al tráfico

la zona del acueducto?

-En verano del 92 fue

cuando ya se cortó el tráfico definitivamente.

¿Creéis que el tráfico lo deteriora mucho?

-Evidentemente.

Y más que se tendría que alejar.

Esta foto es de 1919.

Aquí vemos las casas como estaban, delante del acueducto.

Todo esto ha desaparecido. Todo eso ha desaparecido.

Otra noticia del acueducto en vuestro periódico:

la visita del papa Juan Pablo II.

El acueducto, al final, para Segovia termina siendo

el centro de casi todas las celebraciones.

Antes o después, las cosas pasan en el acueducto.

¿Qué ha representado para esta ciudad

que se declare Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO?

Todo. ¿Todo?

Sobre todo, que se ha preservado.

-Desde el punto de vista turístico, muchísimo.

Los fines de semana, no imaginas lo que es esto.

Aquí, ¿no?

Rubén, os veo observando un rato, Buenos días.

y veo que os pasáis la mañana subiendo y bajando las escaleras.

Sí, no paramos. Luis.

¿Qué es lo bueno y lo malo de trabajar debajo del acueducto?

Tú que eres segoviano.

-Lo bueno, que tenemos mucha variedad de gente.

Lo malo, que muchas veces la gente se piensa

que por estar junto a un monumento como puede ser el acueducto,

los precios son más caros.

Hay en sitios turísticos, por ejemplo, en Italia,

que ocupa el primer lugar en el ranquin de ciudades

con Patrimonio de la Humanidad,

donde te cobran cinco o seis euros por una Coca-Cola.

¿Cuánto cuesta aquí?

Una Coca-Cola no llega a los tres euros.

¿Los turistas dejan propina aquí?

Los turistas suelen dejar propina.

¿La mayor propina que te han dejado?

Pues ya hace tiempo,

pero cincuenta y algún euros.

¡Marchando mesa 102, tres personas!

Dos sopas castellanas, ensalada de menú típico,

bacalao con ciruela,

dos de cochinillo.

Ángel, eres cocinero en un restaurante que está

justo al lado del acueducto. Este es el plato estrella.

Sí. Quien viene a Segovia,

normalmente, viene a comer cochinillo.

Exactamente.

¿El turista aprecia un buen cochinillo,

o le dan gato por liebre? No, no, no, no.

Se nota mucho.

Aquí, la ración de cochinillo, ¿por cuánto sale?

Creo que diecinueve o veinte euros.

Aquí tenemos el típico judión

de la granja.

Con chorizo, oreja, laurel,

pancetilla...

y cebolla.

Es importante que tenga todo.

Señores.

Si quieren ir pasando a la mesa... -Sí.

-¿Bajamos? Venga.

Santi, ¿hace cuánto abriste este restaurante?

Justo mañana hace tres años.

Yo estaba en la Plaza Mayor, en otro local.

Tú sí tienes la comparativa de estar en otro sitio...

Sí. y venirte al lado del acueducto.

Vinimos aquí... ¿Qué fue lo que te motivó a cambiar?

Pues... la crisis.

Teníamos un local pequeñito que, con la crisis,

empezó a flojear un poco porque teníamos mucha plantilla.

Tenías dos opciones: o ir a menos o ir a más.

O echar a gente

o seguir con toda la plantilla y buscar algo más grande.

Hola, ¿qué tal? ¿Ustedes de dónde vienen?

Hola. Málaga.

¿Por qué han venido a Segovia? -Por el cochinillo y el vino.

Ah. Eso para ti es el Patrimonio de la Humanidad.

(RÍEN)

¿Qué te parece el acueducto? Muy bonito.

Uno tiene que trabajar día a día, porque esto es muy duro,

pero ¿estar al lado del acueducto hace que entre mucho público

que en otro lado no te entraría?

Hombre, yo creo que sí.

Igual que mucha gente piensa que, al estar el acueducto,

es más caro. Y es la lucha. Ah, ¿sí?

Este grupo va a comer a la carta, ¿verdad?

Sí.

Más o menos, por cabeza, ¿a cuánto les va a salir?

-Entre treinta y cuarenta.

Y hay un menú de veinticinco. El menú de veinticinco.

Sopa castellana, judiones de la granja o ensalada.

Y de segundo: cochinillo o bacalao o cordero.

Y cordero para dos personas.

Bueno, aquí el que coma judiones

con cochinillo y, de postre, un arroz con leche o un ponche,

sale rodando. Claro.

A ver cómo está.

Santi, imagino que estando tan próximo

el restaurante al acueducto,

te vienen muchos turistas. ¿De qué nacionalidades?

De todas.

Ahora mismo, la que está muy de moda y la que más suele venir,

sobre todo, pronto, es la china.

Hicimos un cursillo sobre cómo tratarles,

las costumbres que tienen...

A ellos les gusta mucho...

tomar agua caliente, pero hirviendo.

O sea, el agua que pones en la mesa...

El agua que nosotros usamos para las infusiones.

A ellos les gusta beberla así.

Les gustan las raciones en el centro de la mesa.

Para picar.

No un plato individual. Y en trozos pequeñitos.

El cochinillo, por ejemplo, les gusta que lo partamos en trozos pequeños.

Trozos pequeños, y al centro. Sí.

Otras cosas. ¿A quién se le sirve primero?

Siempre al que mande en la mesa.

Al señor que haya reservado, al que paga.

¿Al que paga hay que servirle...? Siempre.

Hoy es miércoles y tienes los salones llenos.

Sí, bueno, gracias a Dios,

responde muy bien la gente de Segovia y les gusta el menú.

Ah, no solo tienes turistas, tienes también locales.

Gracias a Dios, la gente de Segovia responde bien.

¿De dónde venís?

-Nosotros venimos de aquí de Segovia. Ah, sois segovianos.

Bueno, yo soy de Valladolid.

Pero vives aquí.

Pero llevo viviendo muchos años aquí.

Le señalas. El culpable de que vivas en Segovia. Vale.

¿Qué tal está el cochinillo? -Riquísimo.

¿Estáis comiendo al menú? -Sí.

Son tres platos, veinticinco euros.

¿Os parece caro o barato?

-Está bien, correcto.

-Con estas vistas, es estupendo.

Con estas vistas, y la calidad de la comida, ¿no?

Inmejorable.

("Heart of gold", Neil Young)

En este impresionante paisaje está la mina del mundo antiguo

más importante de toda Europa.

Son Las Médulas, unas minas a cielo abierto de oro,

esculpidas por los romanos,

que desde hace veinte años son Patrimonio de la Humanidad.

(Continúa la música)

Remigio.

¿Así se podan los castaños de Las Médulas?

Se hace por higiene de los castaños,

para que den mejor producción.

No lo puedes hacer mal,

porque tienes la inestimable ayuda de tu suegro.

Imposible hacerlo mal. Ochenta y ocho años.

-Ya le conté yo, cuando vine el rey,

que hará siete u ocho años, que dijo:

"¿Cuántos años tendrá este castaño?".

¿Y qué le dijo usted? "Milenario".

"No, que serían los romanos

quienes lo pusieron".

Porque los castaños que están aquí en Las Médulas

los trajeron los romanos cuando hicieron las minas de oro.

Son muy antiguos.

Fíjate, oye.

Todavía quedan.

Esta la iban pagando a euro.

Esta.

La más cara la pagan a uno ochenta o uno noventa.

-Las castañas de aquí...

No hay ninguna en ningún lado que tenga el brillo que tiene aquí.

-Porque,

como está el oro por debajo,

hacen las colectas y, al haber oro,

todas las castañas se llenan de oro y brillan como el oro.

Para mí que es así.

Antes, de las castañas. Y ahora, ¿de qué se vive aquí?

¿Ahora?

-De las castañas y las pensiones. El turismo algo dará.

Le da al que tiene negocio; al que no tiene, le da disgustos.

Porque les traen a los castaños, se llevan castañas y no dejan nada.

¿Así? Sí, sí, bájalo.

Ya está. Ahí tienes.

Y eso lo echas en las ramas donde has podado.

En el corte.

Así se desinfecta. Así se desinfecta.

¿Te ayudo o puedes solo? No. Ya.

Madre mía. ¿Ochenta y ocho, de verdad?

Todas esas rocas y ese mirador que se ve al fondo,

eso forma parte de Las Médulas, ¿no? Claro.

El agua venía por arriba,

la metían allí por unas cuevas

y arrastraban el material.

Ellos sabían lo que hacían para sacar el oro.

Donde no sacaron, por debajo, quedaron lo que son los picachos.

Ah, vale. Que es lo firme, digamos.

-Barrieron todo.

Y venga, escogiendo y escogiendo... Para sacar el oro.

Para sacar el oro.

Y, con los años, quedó este espectáculo,

este paisaje de ahora. Ahí está.

-Y ahora, no lo dejan tocar. Ya lo intentaron los ingleses.

Dijeron que había un alto porcentaje de oro.

Pero dijeron: "Esto es Patrimonio, aquí no se toca", y no se toca.

No se puede sacar oro. No, no.

("On the road again")

(GALLO CANTA)

Vamos a coger un poco.

¿Echa leña para qué, Remigio? Es para calentar el horno.

Vamos a ver.

-Otro más.

No me digas que lo has hecho tú. -Lo he hecho yo.

Seiscientos veinte ladrillos,

colocados por mí, con barro de las rocas de Las Médulas.

-Ponlo aquí.

Eso sí es lo más importante que tenemos.

¿El qué?

Un dulce de aquí de Las Médulas -Mira cómo creció.

Madre mía.

-Huevos de mis gallinas, manteca de cerdo y de vaca,

harina, azúcar y orujo.

Esta es la empanada berciana, nuestra.

Lleva carne de pollo por debajo y acelga y chorizo por arriba.

¿Así, directamente? Así, directamente.

Unas cuantas ya habrás hecho. Muchas.

¿Desde hace cuánto tiempo haces esto?

Pues... hace unos cuatro años.

Más que nada fue la gente quien lo demandó.

Antes de ponerme..., Ah, ¿sí?

entraban aquí, venían los turistas y veían el horno:

"Ah, ¿y no vende?".

Y luego, me hice autónoma

y declaré el horno como un obrador de pan.

-Pasas por aquí, lo hueles y: "Pero ¿hay pan ahí?".

"Bueno, hay pan, el que hacemos para casa y tal".

Aceite por encima.

En El Bierzo se hacen empanadas muy buenas.

Empanada de pulpo. Sí.

Además, pulpo de las Rías Baixas, ¿eh?

Qué bien huele.

Fina.

¿Es cierto que aquí se habla gallego?

"Eu" sí.

Y eso que estamos en León. -Orense nos queda a dos kilómetros.

Bua.

Mira cómo pega ahora. Pega, ¿eh?

Imagínate en verano.

¿Eso qué es? La prueba, ¿no? -Sí.

Lo primero que mete para ver cómo está el horno.

Mira cómo sabes, para ver cómo está el horno.

Ojo al profesional que tenemos hoy.

Vaya ayuda tan buena que tienes, ¿eh, Socorro?

Muy buena, la mejor de todas.

Un poco de aceite. Venga.

Y al horno.

-Venga, vamos.

-Esta, cinco minutos, y ya la probáis.

-Dios.

Eso ya va cogiendo color.

-Ya, ya, ya coge color. -Sí.

Hola, buenos días.

¿De dónde vienen todos ustedes? (TODOS) De La Rioja.

¿De La Rioja? ¿Saben lo que van a ver?

-Pues Las Médulas, oye.

¿Y qué son Las Médulas? Unas antiguas minas de oro.

De oro, de oro. ¿Venís a por oro?

-Sí. Ah, qué listos.

-Hala, una buena. Socorro, ya estás haciendo negocio.

Sí, estoy vendiendo un poquito de las tortas.

¿Para la excursión, para aguantarla bien?

Claro. -Ahora, empezamos a repartir y...

ya verás tú lo que queda. ¿Por cuánto las vendes?

-Por tres euros. Tres euros.

Tenga usted. Y muchas gracias. -Muchas gracias.

-Si, imaginariamente, uniéramos todos estos picos,

veríamos la extensión que tenía la montaña original.

Pero desde el Mirador de Orellán, a mi derecha,

serían tres kilómetros máximo de extensión.

Esa especie de estalactita,

de la cera de la vela cuando se derrite,

es la erosión de la lluvia. ¿Lo ven ahí?

¿Cuántos años llevas de guía?

Pues empecé en el año 2006 en el Mirador de Orellán.

¿El titular de "Patrimonio Mundial de la Humanidad" vende mucho?

Pues sí.

Estos pueblecitos, si no llega a ser por eso...

Son pueblos de montaña, con pocos habitantes.

De qué vivirían, ¿no?

¿Qué es lo que más llama la atención?

Estas tierras rojas,

y la grandiosidad: los picos...

Te preguntan mucho el tamaño que tendrían.

Todavía hay oro aquí.

Sí, esta es una mina que no se agota.

Pues la razón de pararnos aquí es por este árbol.

Fíjense qué forma tan caprichosa, qué retorcimiento.

Qué curioso.

Es un castaño,

entre los doscientos y los ochocientos años.

¿Cuántos días de viaje estáis? -Mañana volvemos ya para Logroño.

-Desde el domingo. -Seis días.

-Doscientos sesenta.

-Doscientos sesenta, sí.

¿Doscientos sesenta euros, seis días, con todo pagado?

Con todo pagado. ¿Está bien?

Sí, está muy bien. Está bien, ¿no?

Oye, muy bueno está. -¿Está bueno?

-Vamos a por ello. -Venga.

-Bueno, venga.

Fina es la dueña de uno de los restaurantes del pueblo.

Les está dando de comer botillo, que es la comida típica.

-La comida típica de El Bierzo.

Es un pincho, ¿eh? El botillo no es así, ni mucho menos.

El botillo... -Que no se diga.

-A ver cómo me sabe.

Que aproveche. Gracias.

Tiene buena pinta.

Tiene buena pinta, sí.

-No vengas a buscar a Las Médulas otra cosa que no sea comida casera:

potes, botillos...

Nosotros hacemos parrillas.

¿Y el vino qué tal? -Está muy bueno.

-Está bueno. -No es Rioja, pero bueno.

-Ay, La Rioja.

Al cantar...

jota riojana.

Al cantar

jota riojana

como canta

el ruiseñor.

Oh, oh, oh.

Oh.

(TODOS) ¡Ole!

Ese edificio que está ahí es un hotel.

Sí. Qué grande.

El Hotel Medulio. Justo al lado hay un mesón.

Sí. Hay otro restaurante.

¿Cuántos restaurantes hay?

Ahora mismo, en el pueblo, hay unos...

seis restaurantes. ¿Y hoteles, casas rurales...?

Para plazas hosteleras,

unas ciento y pico personas más o menos.

Para un pueblo que no llega a cien habitantes,

están bien seis restaurantes y tantas plazas hoteleras.

Sí. Si ya te digo, funcionamos todos en determinadas épocas,

cuando viene ese bum: Semana Santa, puentes...

Pero claro, después nos quedamos como un poco así...

descolocados.

¿Dónde vas?

-A pasear.

¿Cómo está usted?

Bien. ¿Cómo se llama?

Joaquina Morán Rodríguez. -Es mi madre.

Ah. ¿Y aquí ha nacido usted y ha vivido toda la vida?

-Sí, sí, toda la vida.

En este pueblo que tienen olvidado.

Tan bonito como es, habría que arrimarse un poquito más

y cuidarlo un poquito más. ¿Olvidado por qué? ¿Qué le pasa?

Porque no está como tiene que estar, tan bonito como es.

Estamos sin agua. ¿Cómo es eso de que están sin agua?

-Pues cuando se masifica el pueblo por el turismo,

no hay agua suficiente

para todos los establecimientos hoteleros

y para lo que es el pueblo.

-Marcho. Hala.

Adiós. Adiós.

Un segundo. Suerte a todos.

Este es el huerto.

-Pues sí, este es el huerto de las berzas.

¿Aquí tiene todo el mundo huerto?

Todo el mundo.

La gente es mayor, y la tradición de la huerta

y la tradición de su matanza, aunque esté el colesterol ahí,

no las pierden.

Tienes al lado la iglesia del pueblo

y, al fondo, Las Médulas. Sí.

Bonita estampa. Preciosa.

Y si la ves nevada...

Yo siempre le digo a San Judas Tadeo:

"Haz que sean Las Médulas dignas de un Patrimonio de la Humanidad

y que tengamos este pueblo... hermoso".

Ponemos la berza.

Esto es el botillo. Esto es el botillo:

el espinazo...,

el rabo del cerdo y la costilla. ¿Cada una de estas es una ración?

Cada una de estas va para una persona,

con su garbanzo, su patata y su verdura.

¿Cuánto pesa lo que es solo el botillo?

Este puede pesar unos cuatrocientos cincuenta o quinientos.

Hemos hecho un cocido, y le va a dar un sabor excepcional.

Con un poco de pimentón.

Debe estar como un poco "chisperreteante".

Y se lo ponemos aquí.

Qué color le da eso.

Y el sabor. Es que el ajo...

no solo ahuyenta a los vampiros. Así, cocido.

Toma ya.

Ahí. Madre mía.

Espera. Ah, ¿que también lleva chorizo?

Sí. ¿Cuánto vale una ración de botillo?

Nosotros solemos tener el precio

con postre, con café,

vino, agua y gaseosa, sobre dieciséis euros.

Hicieron Patrimonio de la Humanidad

cuando yo llevaba

un año con esto abierto.

Fue el cuatro de diciembre,

y el seis de diciembre es mi cumpleaños.

Y si me ves llorar como una niña de la emoción...

"Patrimonio Mundial Las Médulas", con el "Diario" de León.

Para mí fue algo muy...

muy bonito.

Teníamos tres habitaciones en la buhardilla,

las preparamos para turismo rural.

A continuación, hicimos una casita ahí detrás.

Javier, buenas tardes. -Buenas.

Bueno, bueno. -Mira, lo que vas a comer hoy.

Botillo. Que aproveche.

-Qué cosa, madre mía.

Fina, creo que Javier es un cliente habitual y muy especial

en Las Médulas. -Sí, sí.

¿A qué te dedicas? ¿Cuál es tu labor?

-Arqueólogo en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Fundamentalmente, me dedico a la minería antigua.

Desde que empezaste a investigar esto

hasta que se le nombró Patrimonio de la Humanidad,

¿cuánto tiempo pasó?

Estuvimos prácticamente ocho años. ¿Ocho años?

Sí, ocho años investigando, "full time" como quien dice.

La UNESCO, en aquel momento, ya era sensible

a este tipo de temas, de paisajes culturales,

de algo más que fuesen simplemente monumentos.

Es una barbaridad.

Desde estas montañas, desde donde hay nieve,

es desde donde se recogía,

con unos cien kilómetros de canales, toda el agua,

para desmontar el monte.

Y el agua de ese canal sale justo por ese agujero de allí.

Exactamente. Por esa cueva.

Por esa cueva salía.

Y a partir de ahí, estaban los pozos y galerías

que formaban lo que es la estructura de la ruina montium,

la que permitía que todo el frente de explotación,

todo el conglomerado aurífero,

se viniese abajo para extraer el oro.

Es alucinante que, por la acción del hombre,

se haya creado un paisaje como este. Efectivamente.

Es la mina de oro antigua

más grande de toda Europa

y, seguramente, de todo el Imperio romano.

Javier, lo alucinante de esto es que, por donde estamos andando,

esto era montaña. Efectivamente.

De aquí hasta arriba era montaña. Esta es La Cuevona.

Es el resultado de...

una serie de galerías

que quedaron abandonadas seguramente en época romana

y que, con el tiempo, a lo largo de los siglos,

se fueron derrumbando.

¿Cuántos años se trabajó aquí?

Aquí se trabajaron unos doscientos años.

Y en doscientos años, ¿cuánto oro se sacó?

Se pudieron sacar aproximadamente

unos cuatro mil quinientos o cinco mil kilogramos.

No es mucho para lo que es la economía actual,

pero si lo trasponemos al mundo romano, es bastante.

Hay que tener en cuenta que el noventa por ciento el oro

que existe en la actualidad

se ha producido en los últimos dos siglos.

Con esa cantidad de oro, en época romana,

se podía mantener una legión durante treinta años.

¿Queda oro aquí? Queda tanto,

por lo menos, como el que sacaron los romanos.

¿Qué ocurre?

Que no es rentable

dentro de los parámetros actuales.

Rufino, Toni, hemos quedado con vosotros

porque vais a grabar unas imágenes con dron,

que es a lo que os dedicáis.

Pues sí, un poquito.

Estamos empezando con esta faena que está ahora de moda.

-El Bierzo, desafortunadamente,

ha sufrido muchos muchos golpes:

la minería, a la industria le ha pegado muy fuerte...

Entonces, El Bierzo tiene que volcarse mucho con el turismo.

Está claro que el reclamo número uno de El Bierzo son Las Médulas.

Es Patrimonio de la Humanidad.

Hablamos de un monumento a nivel mundial.

Uno se hace una idea de lo inmenso que es esto

cuando lo ve desde arriba.

Buena imagen esa. Sí.

("Young Americans", David Bowie)

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1964.

Aquí hay un palacio, una basílica,

un monasterio y un colegio.

Residen unas cien personas.

¿Cómo se vive detrás de estos muros?

Hola, Jose María, ¿qué tal? Buenos días, ¿qué tal?

Bienvenidos.

Estamos accediendo a una parte de El Escorial

que, normalmente, los visitantes no ven.

Esta es la parte del convento.

Desde aquí accedemos al convento y a la escolanía.

Buenos días, María. Buenos días.

¿Qué tal? Bien.

¿Esta es tu habitación? Sí.

¿Podemos pasar? Pasad.

Gracias.

Todos los días, me levanto, hago la cama

y luego ya...

Con los niños internos de la escolanía

trabajan tres educadores además de los frailes.

Tú estás aquí por las noches,

así que duermes aquí, vives aquí.

Sí, yo vivo con ellos.

¿Cuántos están viviendo aquí? Cincuenta.

Tú, por la noche, tienes que lidiar con cincuenta niños.

Sí. Pero no te molestan mucho.

No. Si alguna vez están malos, pues vienen,

pero normalmente no. ¿Vienen a tu habitación?

Sí. Haces de mamá por las noches.

Sí.

Prácticamente, de mamá.

Voy a poner la música.

Vas a despertar a los niños. Sí.

Aquí tengo para los mayores, porque se levantan antes,

y para los pequeños.

Los mayores, sobre las siete y cuarto o siete y media.

¿Qué música les pones?

Hoy, les voy a poner un disco de los suyos,

que también les gusta... Qué bien.

Vamos a oírles cantar. Sí.

(Música sacra)

Vosotros sois los niños del coro de El Escorial.

Sois los escolanos.

¿De dónde vienes tú? De Manzanares el Real.

Manzanares. -Talavera de la Reina.

Talavera. -También Talavera de la Reina.

¿Cuánto llevas aquí ya? Seis años.

¿Veis a vuestros padres cuántas veces?

Un día a la semana, los domingos.

Una vez a la semana, vienen a veros. ¿Y cuándo vais a casa?

Un puente al mes, más o menos.

¿Les podéis llamar todos los días? Sí, sí.

Hay un teléfono... ¿Tenéis móviles?

No tenemos móvil. No me lo puedo creer.

15 y 16 años, sin móviles. Sí.

Daniel, ¿dónde están vuestras habitaciones?

Nuestras habitaciones son aquellas de arriba.

Las que se ven encendidas.

Yo miro esta imagen y me parece...

que es un escenario de cuento de hadas.

Si te digo la verdad, cuando vine, pensaba que era Hogwarts.

La escuela de Harry Potter.

¿Te sentías un poco Harry Potter? Sí.

Muy buenos días.

¿Dónde vais ahora? (NIÑOS) Al colegio.

Vais al colegio por dentro, porque está diluviando.

-Sí. Pedro, ¿de dónde vienes?

-De China, pero soy...

Vivo en Madrid.

Vine hace...

Como en 2015. Sí.

El ocho de febrero, a las cinco de la mañana.

Ah, viniste un ocho de febrero, a las cinco de la mañana,

¿a El Escorial o a España?

A España.

¿Qué es lo mejor y lo peor de vivir aquí,

en este monasterio Patrimonio de la Humanidad?

Lo mejor es estar con todos tus compañeros.

¿Y lo peor?

-Cuando bajas al piso de abajo, que no hay mucha luz, da miedo.

¿Cómo combates tú el miedo? Me voy con otros.

Tenemos ahí a Jose María,

que es el jefe, el responsable de la escolanía.

Me han dicho que hay muchos niños chinos

porque los elegís porque son muy disciplinados.

-Muy disciplinados.

Los más disciplinados de la escolanía son los niños chinos:

Pablo, Pedro y Andrés.

(Música clásica)

Domingo, este colegio tiene muchas cosas peculiares.

Sí. Pero hemos entrado en esta clase

y nos hemos quedado boquiabiertos.

Cabezas de jabalíes...,

un cocodrilo...,

tenemos un buitre negro, un gamo...

¿De dónde salen todos estos animales disecados?

De la fundación del colegio en el XIX.

Este gamo tiene marcado ahí un tiro.

Es una donación del rey Alfonso XIII.

(Música)

Muy buenos días. Hola, buenos días.

Me han dicho que es el director. Sí.

El Monasterio de El Escorial es del siglo XVI,

pero el colegio es posterior.

Sí, empezó a funcionar como colegio tal y como ahora lo conocemos

en el siglo XIX, en 1875.

Este colegio, al principio, hace un siglo o 50 años,

era muy elitista, era un colegio privado.

¿Cuándo se hizo concertado?

El colegio lleva siendo concertado poco tiempo, diez años.

¿La mensualidad de cuánto es?

95 euros. 95 euros.

Y para Bachillerato, que es privado...

Ya es privado, son 390 euros.

¡Vale, chicos!

A la de tres vamos a empezar a recoger los rincones.

Venga, vamos haciendo la fila.

Es que varios chicos quieren bailar con Martina.

-Lo sé, ¿cómo no lo voy a saber, si son novios?

Es que ella me quiere chupar aquí.

-¿A ti te gusta que te chupe? -No.

-¿Y qué le tienes que decir a Ana? -No me chupes.

Sara, trabajar en un colegio que está ubicado en El Escorial,

un sitio Patrimonio de la Humanidad, suena muy bien.

Pero imagino que hay inconvenientes.

¿Qué inconvenientes tiene con estos niños tan pequeños?

Por ejemplo, la galería no es el típico pasillo de un cole.

En la galería suele hacer un poquito más de fresco.

Las clases están acondicionadas.

Podemos poner y quitar un montón de cosas.

Todas las paredes son de corcho.

Entonces, tú pones y quitas lo que quieras superfácil.

Pero cuando salgamos al pasillo, ya entramos en Patrimonio Nacional

y también de la Humanidad. Eso es.

Y ya ahí, cuidadito.

(Música)

10:45, hora del recreo.

No os toca patio, así que vais a tomaros café.

Eso es, a tomarnos un café. ¿Dónde vamos?

A la universidad.

El complejo de El Escorial está unido por un arco

a la universidad.

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

es Patrimonio de la Humanidad por su arquitectura, por su paisaje.

El monte que está ahí atrás es el monte Abantos,

el más alto de la zona.

Al otro lado vemos las Machotas.

Bajo de las Machitas está La Herrería que es un bosque muy bonito.

En plena sierra de Guadarrama. Eso es.

Por todo esto es Patrimonio de la Humanidad

y también porque dentro tiene unos tesoros, que veremos.

Nieves, un Colacao cuando puedas.

-A mí té verde. -Para llevar, por favor.

Este es el único bar que hay en la plaza de El Escorial.

Exacto, sí. No tienes competencia.

No, no tengo competencia. ¿Aquí quien viene?

Estudiantes, profesores, alumnos del Alfonso,

chavales, buenas personas...

¿Los precios son inferiores a otros bares de aquí?

Sí, porque son para estudiantes.

¿Un café aquí cuánto vale? 1,10.

¿Una Coca-Cola? Un euro.

Un sándwich. Dos euros.

-Toma. -Gracias, "madame".

(Risas)

Se está despejando, ¿no? Parece que está mejorando el tiempo.

Muy grande, muy bonito, pero tenemos goteras en abundancia.

Pues nada, Sara... Sara, ¿vuelves a clase?

-Allá voy. ¡Adiós!

Adiós, Sara.

¿Te sigue imponiendo esta imagen o no?

Porque yo de repente me siento muy pequeñita.

Este sitio impone nada más verlo.

Felipe II eligió un sitio muy adecuado.

Tardó tiempo en elegir el lugar exacto.

Tened cuidado.

Estos sótanos pertenecen a la parte de clausura del monasterio.

Sí. Los visitantes nunca llegan aquí.

No, aquí no se puede entrar.

Era la piscifactoría. ¿Antes había una piscifactoría aquí?

Claro, aquí tenían una pequeña piscifactoría

para tener pescado.

En la parte del monasterio, eres el encargado del mantenimiento.

Yo soy el ecónomo procurador.

Es el que se encarga un poco del mantenimiento y la gestión.

Mira cómo está todo el pasillo. (RÍE)

Hay goteras en los tejados.

Sufres mucho con el mantenimiento. Se sufre bastante,

porque nunca sabes por dónde puede venir una cosa.

¿De dónde viene esta agua? ¿Del patio?

De una conducción que tendría el monasterio para traer agua.

Este edificio es del siglo XVI... Y teníamos agua.

¿Corriente? En siglo XVI, sí.

Que era una cosa inaudita. Inaudita.

Está saliendo una fuga de agua en medio de la pradera.

Me lo ha dicho Quique, vamos a ver si la cortamos.

Soy Teresa de "Comando actualidad".

Hola. Tú no eres fraile.

No. Fraile de apellido.

¿Hace cuánto que trabajas aquí? Nueve años.

¿Cómo entraste a trabajar aquí?

¿La verdad? Sí.

Tenía que conciliar vida familiar y laboral.

Vine aquí, sabía que había un puesto y dije: "Vengo a trabajar".

Cuando era mi niño pequeño tenía que entrar a partir de las 10 AM.

Y aquí me lo permitieron.

Si tengo que salir al mediodía para ir a buscarle,

me lo permiten igualmente.

Ahora es más mayorcito y cambia el horario.

Aquí los frailes permiten la conciliación.

Un imposible para muchos. En mi caso sí, desde luego.

Lo mejor y lo peor de trabajar

en un sitio Patrimonio de la Humanidad.

¿Lo mejor? La gente.

¿Lo peor?

Pues que hay averías que no sabes de dónde salen.

Y no lo puedes tocar.

Son infraestructuras del siglo XVI.

Y no se pueden tocar si no media Patrimonio Nacional.

Hay que tener mucho cuidado con cada cosa que se hace aquí.

Te dejamos trabajar. Muchísimas gracias.

-Que vaya bien. -Hasta luego.

Vamos por aquí.

¿Cuántos kilómetros de pasillo hay aquí?

Hay 21 kilómetros.

Y hay 1200 puertas y 2600 ventanas.

Mira, os voy a enseñar una galería que hay aquí.

Esto se llama "la galería de convalecientes"

porque esta era la torre de la botica.

Aquí estaban... ¿Los enfermos?

Los enfermos.

Es un lateral muy bonito.

Estas vistas son... Fantásticas.

Para ponérselas en el ordenador.

Esta es la que tengo yo. (RÍE)

Todo eso es la huerta del monasterio.

¿Lo ves allí en el muro que hay?

Y vosotros sois los encargados de mantener los jardines así.

No, eso ya lo lleva Patrimonio.

Porque esto está abierto, precisamente, para el público.

Mira qué espectáculo de luz tenemos aquí.

Sirve para dar luz a los claustros que hay alrededor.

El estilo arquitectónico del monasterio

es renacentista herreriano. Es decir, sobrio.

Sobrio total.

¿Qué tipo de ornamentación tiene? Nada, solamente esto que veis aquí.

El azulejo de Talavera de la Reina.

Es la única decoración que tiene el monasterio en los zócalos.

Vamos a entrar ahora por una puerta que no existía.

¿Y por qué no existía? Muy fácil.

Porque esto eran las cloacas del monasterio.

Se conocen como "las necesarias".

Pero eran las antiguas cloacas,

donde venían a dar todas las aguas residuales

de los baños que había en los diferentes pisos.

Esta escalera real es impresionante. Y si levantamos la cabeza...

Pues ves unos frescos de Lucas Jordán. Muy bonitos.

Todo con alegorías, de batallas...

Esto lo llaman también "el chasco de los franceses".

Quisieron arrancarlos para llevárselos...

No pudieron. Pero no pudieron. Son frescos.

Está duro porque esta ventana es tremenda.

Pero mira, aquí tenéis el Patio de los Evangelistas.

Porque están los cuatro evangelistas alrededor.

Se escucha el silencio y los pájaros.

Única y exclusivamente.

Eso es el cimborrio. Tiene como 92 metros de altura.

Me has dicho que hay 1200 puertas.

Sí. ¿Por qué tantas?

Bueno, algunas son falsas. No me digas.

Sí. Mira, por ejemplo esta. ¿Ves?

Son puertas falsas porque están guardando simetría

con aquellas de allí, que sí que se utilizan.

Son curiosidades de este lugar que son muy interesantes.

Mira, Teresa, vamos a ver un sitio muy interesante del monasterio.

No es exterior, pero me pongo otro abrigo.

Póntelo hace un poquito de frío. Dos abrigos.

Y vamos a armarnos de paciencia para subir al cimborrio.

¡Madre mía! Vaya escaleras de caracol.

De caracol y de piedra.

Juan, estás en forma, ¿eh? Totalmente.

No jadeas ni nada. Nada.

Hemos llegado al final. Aquí ya se ven unas vistas...

Aquí tenemos unas vistas privilegiadas del pueblo.

De todo el pueblo. Da toda la vuelta, es San Lorenzo.

Este pueblo no existía.

Estaba prohibido construir alrededor del monasterio.

Esas de ahí son las Casas de Oficio. ¿Y ahora qué hay allí?

En alguna hay conservatorio, en otra una casa de la cultura...

¿No echas de menos que no estén en los oficios los de mantenimiento?

Se echa un poquito de menos, antes sí que se cuidaba más.

Tenemos una visión de todo lo que es la sierra de Guadarrama,

todo lo que es Villalba, Madrid...

Madrid se ve allí al fondo. Las torres.

¿Bajamos? Sí, adelante.

Paloma, 21 kilómetros de pasillo, 2600 ventanas...

Limpiar esto tiene mucho mérito.

¿Qué tal pagan los agustinos? Muy bien.

Estoy en 940 euros.

¿Te parece que está bien pagado? Sí.

¿Y el horario? El horario es muy bueno.

Entras a las ocho y sales a las cuatro de la tarde.

Me dicen los trabajadores que el salario ronda los mil euros.

¿Y el de los frailes? ¿Cuánto cobráis los frailes?

Nosotros no tenemos dinero.

Nos dan un dinero "de bolsillo", se llama, para gastos personales.

Para un café, unos pantalones... Para cositas de esas.

Enhorabuena.

Con lo grande que es el monasterio, está todo reluciente.

Hasta luego. Adiós.

Siempre que veo imágenes de El Escorial en los informativos

no es para hablar que es Patrimonio de la UNESCO

ni de la labor cultural que hacéis,

sino para hablar de corrupción del caso Gürtel.

¿No te sienta mal? Hombre, sí que sienta un poquito mal.

También he visto que ha salido un montón de veces

con lo de la boda de la hija... Del expresidente Aznar.

Pero no tiene nada que ver con eso.

Esto está abierto al público, a todo el que quiera casarse aquí.

Tú miras el calendario, fijas la fecha...

¿Cuánto cuesta casarse aquí? Pues unos 1500 euros.

Solo la ceremonia.

Pero es que la ceremonia incluye todo.

Aquí te incluye el sacerdote, las flores, el organista...

Pues ahora vamos a pasar ya a la zona turística.

Concretamente a la Biblioteca Real.

Que es la joya que tiene este sitio. De la corona.

(SUSURRA) Hola. -Hola.

¿De dónde venís, chicas? De Francia.

¿De Francia? Sí.

¿Qué os está pareciendo El Escorial? Muy bonito.

¿Sabéis que en el ranking de países Patrimonio de la Humanidad

España ocupa el tercer lugar después de Italia y China?

Y Francia el cuarto.

(RÍEN)

Vais en eso los franceses un puesto por debajo.

¿Qué es lo que más os ha gustado?

La iglesia. La basílica.

Sí. Muy bien.

Mira, aquí tenemos la entrada al salón principal

de la Biblioteca Real.

Esta Biblioteca Real es bellísima en la forma, la arquitectura.

Pero contiene 40 000 obras. 40 000 obras.

Los frescos del techo, ¿qué artes liberales representan?

Pues representan las siete artes liberales.

Concretamente, la retórica, la dialéctica, la música,

la gramática, la aritmética, la geometría y la astrología.

Desde la Biblioteca Real podemos ver la entrada principal de El Escorial.

Sí, mira. Una vez que pasamos el frontón principal

nos encontramos con el Patio de Reyes.

Muy buenos días. Llegamos...

Perdón por interrumpirles. ¿De dónde vienen ustedes?

Nosotros de Barcelona.

¿Cuánto cuesta la entrada? -Diez euros.

Cuando han mirado a los frescos del techo,

¿qué les ha venido a la cabeza? La Capilla Sixtina.

A todo el mundo.

-El 18. Aquí arriba.

Muy buenos días. Hola.

Soy Teresa, de "Comando actualidad".

Me ha dicho el padre Juan que usted es el responsable

de la Biblioteca Real. Sí, desde hace 22 años.

¿Por qué las páginas miran hacia la biblioteca?

Dieron la vuelta a todos los libros, ignoraron los cantos.

¿Qué es lo que encuentras en esta biblioteca,

una de las cosas que te llama la atención?

La gran uniformidad que hay en los libros, en los estantes.

Todo está pensado.

Porque muebles también los diseñó

el segundo arquitecto de El Escorial, Juan de Herrera.

Juan de Herrera diseñó estos muebles para esta biblioteca.

Este es uno de los códigos de las "Cantigas de Santa María".

Hay cuatro códices en el mundo.

En la biblioteca de El Escorial hay dos.

Esto es...

uno de los códices más conocidos de la biblioteca.

Son los cuatro evangelios escritos en letras de oro.

¡Madre mía!

Pero, además, estamos a mediados del siglo XI.

Este es uno de los manuscritos de Santa Teresa de Jesús.

De su puño y letra.

Ciertamente, poder tener estas obras entre las manos es algo excepcional.

Son las dos. ¿A qué hora coméis? A las dos y cuarto.

Este es el comedor de los frailes. El comedor de la comunidad.

Los que sí están comiendo son los niños ahora mismo.

Los escolanos. Vamos a verlos.

Me decías que no podéis hacer reformas en los cristales,

pero aquí veo... Bueno, aquí sí.

Mira, ya hemos cambiado las ventanas interiores

para que las de fuera, que son unas ventanas maluchas...

Si abriéramos, entra mucho frío. Sí.

Lo vemos. ¿Ves?

-Vamos a cantar "La cucaracha", ¿os parece bien?

(Música)

¡Olé!

(APLAUDE) ¡Muy bien!

La verdad es que impresionan las voces blancas,

los agudos que tienen.

¿Quién lleva menos aquí? ¿Quién ha entrado este año?

¿Qué ha sido lo más duro al principio?

-Pues echar a los padres.

¿Echar a los padres de menos? Claro.

¿Tú a quién echabas de menos más? A mi madre.

¿Quién quiso venir aquí? ¿Tus padres o tú?

Yo. No me digas.

¿Y qué te gustó de la escolanía?

¿Por qué quisiste venir aquí a estudiar?

Pues, en parte, por la música, que me encanta el piano.

(Palmadas)

(Música)

(Música)

Es la cuna del castellano.

San Millán de la Cogolla celebra que sus dos monasterios

cumplen 20 años siendo Patrimonio de la Humanidad

y todo un referente turístico de La Rioja.

(Música)

Teodoro, buenos días.

Tú llevas 38 años abriendo la puerta de un monasterio

que es Patrimonio de la Humanidad, el monasterio de Suso.

Tú eres el guardián de este monasterio.

Mi padre ya había estado aquí durante 17 o 18 años.

Luego, a su jubilación, me pasó a mí la llave.

Y desde aquí se observa el otro monasterio de San Millán.

El de Yuso. Sí.

Que quiere decir... "El de abajo".

Suso y Yuso, "arriba y abajo".

Es el amo de llaves del monasterio. El hombre de las llaves.

Vamos a ver.

Vaya.

Espectacular, ¿eh?

La iglesia está hecha, una parte, del siglo VI hasta el X.

Una iglesia que se aprovecha y que se adosa, como vemos enfrente,

a unas cuevas que es el comienzo

donde aquí habitó, vivió, San Millán y sus discípulos.

Aquí se escribieron las primeras palabras en castellano

y en euskera también.

El castellano, es una oración que el anónimo monje decía:

"Cono aiutorio de nuestro dueno Christo, dueno Salbatore,

qual dueno get ena honore et qual duenno tienet ela mandatione

cono Patre cono Spiritu Sancto enos sieculos delo sieculos,

facamus Deus Omnipotes tal serbitio fere ke denante

ela sua face gaudioso segamus. Amén".

(Música)

Solamente conservamos esta parte que ven.

Pero en ella vemos cuatro etapas diferentes.

La primera de todas es el eremitorio.

Es decir, el conjunto de cuevas

en las que estuvo retirado San Millán por motivos religiosos.

Patricia, tú eres la otra guía, ¿no? Sí.

La compañera de Teodoro. Y tengo otra que se llama Elena.

Sois tres aquí repartidos. Tres, sí.

¿Qué tal? ¿Qué supone ser la guía de un monasterio

Patrimonio de la Humanidad? No, una responsabilidad tremenda.

¿Sí? Sí.

Ten en cuenta que tienes que transmitir qué es el edificio.

Entonces, el edificio se merece que los transmitas como es.

Cada rincón es historia viva. Claro.

Qué bonita vista desde aquí. -Muy bien, sí.

Aquí se ve bien la parte del Románico.

Todo lo que es el techo está reformado, evidentemente.

Esta zona de la bóveda sí.

De visita al monasterio de Suso. -Sí, y es una maravilla.

Es un disfrute estar aquí.

Yo siento alguna emoción especial. La noto emocionada.

Sí, es que yo soy profe de Lengua. O sea que...

Y me gustaría venir con mis alumnos. ¿Sí?

Este es el monasterio de Yuso, ¿no?

Este es el grande. -El grande.

-Hola, qué guapo estás. Tú eres Rosa, su mujer.

¿Y tú trabajas aquí, en el monasterio?

Sí, soy cocinera de los frailes.

Y el marido en el otro monasterio.

Os repartís los monasterios en esta familia.

Tenemos todo el Patrimonio de la Humanidad en casa.

-Sí, señor. -Queda en familia.

¿Cuál es el más bonito de los dos? Son los dos.

Cada uno... (RÍE) No te voy a pillar.

Claro, no. Además, es la verdad.

¿Cuántos frailes viven aquí, Rosa? Hay hasta comunidad hasta el ocho.

Ocho, de agustinos recoletos. Sí.

Pues es grande este monasterio.

Hombre, este es El Escorial de La Rioja.

El Escorial de La Rioja. Eso es.

-Se permiten unos minutitos tranquilamente.

Echen un vistacito a los pasquines.

¿Cómo estás?

Eres una de las guías de este monasterio.

Yo soy una de las guías, sí.

Una de las guías de un monasterio Patrimonio de la Humanidad.

Claro, no de cualquier monasterio.

Efectivamente. Claro.

Esto no es el monasterio, esto es el convento.

¿Y eso? ¿Por qué se le llama convento?

Porque siempre fue una formación religiosa.

¿Se puede visitar mucha parte del monasterio o no?

No, se visita solamente la parte turística.

Es un monasterio habitado.

Este es el prior actual del monasterio.

-El padre Pedro Merino. -Sí.

Aquí están los restos de San Millán de la Cogolla.

Es el monje que estuvo en el monasterio de Suso.

El de arriba. El de arriba.

¿Usted cuántos años lleva siendo prior del monasterio?

Yo llevo cinco, voy para seis años.

Estamos en la sacristía. Madre mía.

Es una auténtica iglesia. Es una joya esto.

Esto fue, antiguamente, la sala capitular.

Es decir, la sala donde los monjes se reunían

para celebrar su sesiones.

Como veis, está perfectamente decorada y conservada.

Y están sin restaurar.

¿No se han restaurado jamás? Absolutamente nada.

Ser Patrimonio de la Humanidad, ¿a qué obliga

A un cuidado exquisito.

Que esté perfectamente conservado e incluso mejorar.

Y esto de aquí son las famosas...

"Glosas Emilianenses".

Aquí empezó todo, se puede decir. Sí.

Algún monje ya no conocía exactamente

o no podía explicar adecuadamente en latín

lo que estaba leyendo en un texto latino que veis ahí.

Para ponerlo, el lenguaje ya se hablaba,

hace una anotación, una escritura... En castellano.

Aunque a esto se le conoce como "la cuna del castellano",

por alguna zona de Burgos, de Castilla-León,

también han reivindicado... Sí.

Un documento como este, con esta categoría,

con esta extensión,

y con un pensamiento ya concreto y tipificado

como es esta alabanza a la Trinidad, no hay en ningún sitio.

La biblioteca.

Esto es la biblioteca.

Con una buena llave, ¿eh?

Este es un lugar que no se enseña.

Habitualmente no lo ven los visitantes.

¿Cuántos volúmenes hay aquí en esta biblioteca?

Aproximadamente, puede haber 10 000 volúmenes.

Algunos son incunables.

Faltan bastantes porque están restaurándose.

Ese es un códice galicano.

Para registrar todo aquello que eran propiedades, compras,

ventas, donaciones, pleitos... había notarios.

Entonces, el monasterio iba anotando en sus libros

todo aquello que se refiere a esas propiedades.

¿De qué siglo es esto? ¿Del XII? La copia esta es del siglo XII.

Esto está todo a mano. Sí.

No es imprenta, aunque lo parezca.

Cuando uno quiere saber cuándo comienza a emplearse algo,

tiene que venir a este libro.

¿A este libro? Sí.

Este cantoral contiene todo aquello...

Mira, tabla dura, piel.

Hacer un libro requería dos años y mucho dinero.

De un animal, la res, se podía sacar de la parte de arriba una hoja

y de la parte de abajo otra.

Estamos un poquito a oscuras. Sí.

¿Porque aquí no hay luz? Nada.

Aquí se decidió en su momento,

por aquello del miedo a que pudiera ocurrir

como en otros lugares,

que de repente un cortocircuito se ha llevado la biblioteca.

Por ese miedo, en su momento, no quisieron, tomaron la decisión.

(Campana)

Muy buenas. ¿Qué hay de menú hoy?

Hoy tenemos borraja con patatas, verdura muy riojana.

Plato típico.

¿Aquí se come típico de la tierra? Sí.

Rosa, tú estás ahí con el melón. Sí, lo que tienen hoy para postre.

¿Qué tal es eso de ser las cocineras de un monasterio como el de Yuso?

La vida diaria del monasterio

no tiene mucho que ver con la publicidad

de un Patrimonio de la Humanidad.

¿Ahora es el momento en que hay menos frailes de todos?

Pues sí, ahora mismo estamos los menos.

(Música)

Buenos días.

¿De excursión? De excursión.

¿A la Ermita del Santo?

A la Cueva del Santo. A la Cueva del Santo.

Aquí hay una afluencia constante de personas

que son devotas del santo.

Le pedí algo, vine a dar gracias. ¿Se sube?

-Sí. Igual pedir que dar gracias. -Me da igual invierno que verano.

¿Esto es una ermita muy conocida?

Porque, al final, cuando uno dice: "San Millán de la Cogolla",

se nos vienen a la mente los dos monasterios.

Esto es más a nivel pueblo.

Está excavada en una roca.

-Estuvo San Millán 40 años. Eso dicen, ¿no?

Y una vez transcurridos esos 40 años bajó y fundó el monasterio de Suso.

Hay unas vistas excepcionales desde aquí, la verdad.

Y para los vecinos de San Millán de la Cogolla,

¿qué significa, qué supone tener dos monasterios

que sean Patrimonio de la Humanidad?

Para el pueblo,

sobre todo para el sector de la restauración, hostelería...

pues sí que ha supuesto una afección directa positiva.

Pero muchas veces es engañosa la realidad.

Porque también los vecinos del pueblo tienen muchas cargas

por el hecho de ser Patrimonio de la Humanidad.

Tienes unas normas urbanísticas que cumplir

que encarecen la construcción.

¿Para cuándo van a conseguir que esto también sea

Patrimonio de la Humanidad? El término de San Millán está dentro.

Hay un plan especial de protección de los monasterios

dentro del cual está también este lugar.

(Música)

  • Piedras preciosas

Comando Actualidad - Piedras preciosas

07 mar 2017

España es el tercer país del mundo con más maravillas de la Humanidad. Ciudades, monumentos y paisajes naturales en la lista de Patrimonio de la Unesco. Generan riqueza para los vecinos, que salen en todas las guías turísticas, que son los más visitados, pero que también cuesta mantener. Descubrimos cuatro de esas piedras preciosas a través de la mirada de quienes viven en ellos, los cuidan y los conservan. Hemos accedido a lugares, rincones y a secretos de nuestro patrimonio nunca antes vistos.

ver más sobre "Comando Actualidad - Piedras preciosas" ver menos sobre "Comando Actualidad - Piedras preciosas"
Programas completos (413)
Clips

Los últimos 2.457 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios