www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5004005
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Paradores - ver ahora
Transcripción completa

¡Vamos, pitufas! ¡Oh! ¡Qué grande! ¡Qué bien!

Esta es la suite del Infante Sebastián.

Qué vistas tiene, ¿eh?

Son espectaculares. Maravillosas.

Es un antiguo convento dominico del siglo XVI.

Vamos a probar el vinito.

Sois una familia que vivís dentro de un parador.

4000 personas trabajan para poner monasterios,

conventos y castillos a nuestro alcance.

Hola, Carmina. Buenos días.

Es duro porque es un trabajo de camarera de piso.

Sí. Pero abrir las ventanas y ver esto,

para mí no tiene precio.

Camarero del que dicen es el mejor parador de España.

Bueno, eso dicen.

El mejor parador base para acceder a los Picos de Europa

por la parte norte.

Cada pared de aquí tiene historia.

Aquí se reunieron los padres de la Constitución

para redactar las más de mil enmiendas de la Carta Magna.

En esta habitación pasaron su primera noche,

la noche de luna de miel, los actuales reyes de España.

Antes era el cliente como más selecto,

ahora puede venir cualquier persona.

¿Cómo son y qué buscamos en estos alojamientos con historia?

Buscamos relajación, hacer ejercicio.

El trato es como más personalizado.

La ubicación, la historia, la gastronomía.

¡Dos fabadas!

¡Parrilla: un entrecot a punto y otro menos de punto!

¡Unos tortinos de invierno!

¡Parrilla: unas verdinas con pichón!

Costilla, jamón y paletilla.

Los famosos judiones de La Granja. Judiones.

Cada parador apuesta por la gastronomía local.

Está exquisito.

Paradores hoy en "Comando Actualidad".

No sé si saldremos mucho de la habitación.

(Música)

La historia de este lugar está muy vinculada

a la monarquía española.

Desde Felipe V hasta ahora, han sido muchos los monarcas

que han venido a este sitio a retirarse espiritualmente,

de vacaciones o a tratar asuntos de la Corte.

Un día Carlos III decidió construir un palacio

para alojar a la servidumbre de dos de sus hijos.

Ahora mismo ese palacio es un parador

y se puede venir a descansar a cuerpo de rey.

(Música)

¿De dónde venís? De León.

¿Cuántos niños traéis? Traemos a dos.

¡Madre mía! A dos gemelitas.

¿Y eso por qué? Pues bueno,

hemos tenido la suerte de que en su día,

cuando nacieron las niñas,

coincidió con el Día Nacional de los Paradores,

de celebrar el 90 aniversario. Sí.

Y nos han invitado un fin de semana a paradores.

¿Qué día nacieron? Nacieron el 9 de octubre.

¿Y os han regalado cuántas noches? Una noche por niña.

¡Hola! ¡Ay, qué pequeñita!

Venimos con vehículo...

largo.

Bajas tú. Vale. -Sí.

Presentadnos a estos bebés, ¿cómo se llaman?

Esta es Vera y esta es Alba. -Alba.

¿Por qué escogisteis este parador?

La verdad es que no conocía San Ildefonso,

no nos queda excesivamente lejos. A tres minutos de casa

tenemos el Parador de San Marcos. Pero claro, no queríamos...

No era tan emocionante como este. ¡Claro!

¿Qué pasa, bonitas?

Toma, "lloriñín".

¿A qué os dedicáis vosotros?

Somos profesores de Educación Física.

Vamos, pitufas. ¡Oh!

¡Qué grande! ¡Qué bien!

Aquí tenemos las cunitas para las niñas.

Esta es la suite del Infante Sebastián.

Aquí se alojaba el ayudante de cámara.

¿Qué metros puede tener esta habitación?

Tendrá como unos 70, 80 metros cuadrados perfectamente.

¡Madre mía! Sí, sí.

¿Cuántas habitaciones tenéis en el parador?

127 en total.

Un detalle de bienvenida.

"Nos complace dar la bienvenida al Parador de La Granja.

Alojamiento de reyes

y cuna de los grandes artesanos del vidrio del siglo XVIII".

No sé si saldremos mucho de la habitación.

¡Ay, mi osito, sí!

Nacieron en Valladolid,

pero no somos de Valladolid. Ah, en Valladolid.

Vinieron sin ser previstas para ese momento.

Fuimos al hospital, nos eligieron hospital.

Todo esto cuando era inminente ya que las niñas venían al mundo.

Nos dijeron que no quedaba lugar, digamos, para ellas,

sobre todo porque no había... -En la unidad, la UCI de prematuros.

Eso es. Ajá.

Por si necesitaban oxígeno y todas estas cosas.

Y ellos tuvieron que tomar la decisión

de desplazarnos a otro centro hospitalario.

Vamos a tomar el bibe.

En este sofá.

Tenemos otra cama creo y todo.

A ver cómo se nos pasa estos lloros. ¡Hala!

¿Está bueno, "cariñín"?

¿Eh? Tenías hambre, ¿eh?

Eh, pitufa.

¡Qué rico!

¿Qué? ¿Qué miras a papá tanto?

(Música)

Miguel, este es uno de los paradores

mejor valorados por los clientes de este año

y una de las razones es la comida. ¿Qué se come aquí?

Judiones, cochinillo asado

y el ponche segoviano de postre.

¿Esto para cuánta gente es? Para seis raciones.

Partiríamos el cochinillo así. Sí.

Y luego costillas, jamón y paletilla.

¿Cuánto tiempo llevas aquí? Lo inauguré.

En el 2007 vino Juan Carlos I. Sí.

Inauguramos...

Tienes años aquí, 11. 11, sí.

Miguel, estos son los famosos judiones de La Granja.

De aquí, de La Granja.

El 60% de los que vienen, vienen a esto,

al judión y al cochinillo.

Tú eres de la zona por lo que veo. Sí, yo soy de a 30 km de aquí.

Soy de Pedraza.

Yo empecé en la cocina pues,

en la hostelería con 17, en la cocina con 20.

Esto lo has hecho más de una vez

porque tienes una puntería... Sí, y buenos maestros.

O sea, siempre es lo que has aprendido

más lo que te han enseñado.

Se quedará aquí dos horas a 140 grados.

Miguel, ¿esto qué es tan riquísimo? Esto es el ponche segoviano.

Ponche segoviano. O ponche de Segovia,

como quieras decirle. ¿En qué consiste?

Esto es un bizcocho base. Sí.

Emborrachado con un almíbar. Sí.

Y luego lleva bizcocho, almíbar,

yema de huevo;

otro ponche mojado en almíbar

y luego lleva una tira de mazapán muy finita estirada con rodillo.

¿Segovia sabes qué pasa?

Que es una tierra de mucho frío y esta es una receta de invierno.

Adrián, eres el jefe de cocina. (ASIENTE)

¿Cuánta gente tienes trabajando?

12 o 14 personas aproximadamente.

Un día normal de trabajo podemos llegar a tener

hasta 300 o 400 personas. ¡Madre mía!

Es verdad que este parador tiene la peculiaridad

de que tiene un centro de convenciones.

Eso es. Aquí al lado para congresos,

para reuniones de hermanos, ¿no? Así es.

Y estos comen aquí. Efectivamente.

Tenemos un centro de convenciones que entre semana,

es verdad que La Granja es un pueblo que no tiene tanto turismo,

no tiene tantas visitas como los fines de semana.

Claro. Entonces es un poco

lo que nos da de comer, lo que nos da trabajo entre semana.

Bueno.

Por aquí.

Buen provecho. -Muchas gracias.

¡Gracias!

Ellos han pedido el menú tradicional

que son judiones, cochinillo. Cochinillo y ponche segoviano.

Y ponche segoviano. ¿Qué precio tiene este menú?

43,50.

Señores, les dejo la carta de vinos.

Creo que lo que más han pedido son carnes

y con esos platos grasos les quedaría muy bien

un tipo de vino tinto.

Pilar, tienes el título de la mejor sumiller de España.

Sí. Por lo que tengo entendido

eres la única en paradores. Sí.

La única sumiller. A día de hoy

soy la única sumiller de este género.

Vamos a probar el vinito.

(COMENTAN)

¿Qué tal? ¿Sí? Muy bueno.

¿Primera vez que venís al parador a comer?

No, hemos comido varias veces aquí.

¿Sí? ¿De dónde venís? De Madrid.

Visitar paradores es sin duda una manera de viajar

y de consumir el género muy bonita.

(RÍEN)

Bienvenidos a la visita guiada que hacemos por el parador.

Mi nombre es Irene.

Este edificio se construyó por orden de Carlos III en 1770.

Vamos a ver que es un edificio de 20 000 metros cuadrados.

Se compone de tres patios, ¿vale?

Se supone que un patio era para un infante,

otro patio para el otro y el patio de en medio

para alojar a toda la servidumbre.

La lámpara como pueden ver es muy bonita, es de cuatro pisos.

Tiene una altura de 2,60 metros por 1,30 de ancho

y pesa 800 kilos.

Como pesa tanto tiene un motorcillo, entonces se baja la lámpara

y ya la limpian una vez que está abajo.

Vienen desde la Fábrica de Cristales para limpiarla bien.

¿Primera vez que venís a paradores? No, conocemos otros paradores ya,

pero este es la primera vez.

Vale. ¿Qué otros paradores conoces? El que más me gusta,

fundamental el de Alarcón. Ah, sí, el Parador de Alarcón.

Es precioso. Pequeñito, con el río abajo. Muy interesante.

¿Qué tienen los paradores que tanto le gustan a la gente?

La ubicación, la historia, la gastronomía, todo.

¿Qué os está pareciendo la visita y qué les está pareciendo

a Alba y a Vera? Bueno, están superatentas.

Sí, no pierden detalle. Mira. ¡Están despiertas!

Están con los ojillos que no pierden detalle.

¿Qué precios se manejan en este parador?

Tenemos desde 90 euros hasta 400.

En el segundo piso la habitación 219 la tenemos como habitación única.

Es la habitación donde se supone que se alojaba

el infante don Gabriel. Es una de las mejores suites,

la más acogedora y más grande del parador.

¿Sí? Hola.

Hola, ¿cómo estás? Perdón por el asalto.

Nada, nada. Nos acaban de explicar

que dentro del parador esta es una habitación única

que solo tiene este parador,

no la tienen otros paradores de España.

Efectivamente.

La verdad que es un lugar precioso, bonito, coqueto.

¿Ya lo conocíais? Sí, habíamos venido ya

porque llevamos viniendo aquí como casi diez años.

¿Diez años a este parador? A este parador.

Diez. Y en las mismas fechas.

Porque es nuestro aniversario. ¡Anda, enhorabuena!

El próximo año queremos traer a nuestro nieto.

¡Anda! Ya las nuevas generaciones. ¡Claro!

Para que se vaya contagiando ya. Claro.

¿Es mejor que un hotel de cuatro estrellas?

Mucho mejor. Sí.

El trato es como más personalizado, más, no sé.

En un hotel quizá es más... Impersonal.

Impersonal. Y aquí te sientes en familia.

Está más estandarizado un hotel.

Madre mía, si es que esto es grandísimo.

Es enorme.

¿A qué os dedicáis si os puedo preguntar?

Sí. Bien, yo soy monitor de educación vial,

soy funcionario del Ayuntamiento de Madrid

del cuerpo de Policía Municipal.

Y yo soy esteticista.

Os tengo que preguntar cuánto cuesta la habitación,

cuánto se paga aproximadamente. Bueno, pues 500 euros.

Esta de aquí. 500 euros.

Esta nos ha costado 500 euros. 500 euros.

(Música)

Ramón, ¿qué tal? Soy Mónica de "Comando Actualidad".

Gracias por venir.

Tú eres Ramón López, escultor de estas esculturas

que estamos viendo, lo primero que uno ve

al llegar al Parador de La Granja.

Esta escultura está expectante a ver quién entra.

Esa escultura está recibiendo a los huéspedes

desde fuera del edificio. Sí.

Anecdóticamente me han dicho

que viendo el cuerpo de las esculturas

conocen más tu cuerpo porque les has puesto

tu cuerpo a todas. No sé si es verdad,

¿confirmas o desmientes? Confirmo, confirmo.

La cabeza también. Te has puesto muy buen tipo, ¿eh?

Bueno, hace años. Sí, ¿eh?

Donde más he dejado la impronta es en las manos.

Sí, es verdad.

(Música)

Habéis pasado dos días en el parador, hoy salimos fuera.

¿Qué se puede ver? ¿Qué se hace en esta zona?

Pues mira, tenemos la suerte de que este parador

tiene diversidad de cosas para ver. Sí.

Vamos ahora a los jardines, al palacio.

(Música)

¿Y ahora dónde vamos?

A la Real Fábrica de Vidrios y Cristales.

Bienvenidos a la Real Fábrica de Cristales de La Granja.

Como bien dice su nombre,

real porque trabajamos siempre para reyes.

Hemos realizado las mayores lámparas de todos los palacios;

las mayores vidrieras, los mayores espejos;

cristales planos e incluso las copas que tienen en su mesa.

Mi nombre es Diego Rodríguez, soy el maestro del vidrio

de la Real Fábrica de Cristales.

Y os invito a que paséis un buen rato también disfrutando

de lo que es el mundo del vidrio soplado.

Si soplo y soplo,

puedo hinchar hasta el máximo.

A 1100 grados centígrados lo tenemos,

pero cuando enfría ya incluso lo podríamos tratar.

(Música)

Buenas tardes.

Que tengan buen viaje. -Gracias.

Buenas tardes, bienvenidos.

Sin problema, como lo tenemos de otras veces.

Muy buenas, ¿cómo están? Buenas tardes.

Antes de que vayan para allá, saben que se alojan,

probablemente ya lo saben,

en el parador mejor valorado de España.

Sí, sí lo sabemos. -Pues sí.

Venimos de Oviedo en esta ocasión

y tenemos pensado mañana y pasado subir a los lagos y Picos de Europa

para hacernos un recorrido por allí.

Por aquí se accede a la parte superior del claustro.

Sí.

En este ala hay 11 habitaciones de las mejores.

¿Cuánto puede salir la noche aquí? Entre 80 euros y 120.

El parador tiene un confort y una calidez

que no encuentro en otros sitios.

¡Hasta mañana! Hasta luego, hasta mañana.

Van a catar seis quesos de la zona: Cabrales, Gamoneu;

sobre todo los más característicos de aquí.

¿Cómo está, Ramón? Buenas tardes.

Camarero del que dicen es el mejor parador de España.

Bueno, eso dicen.

El reclamo es el sitio, ¿no?

Cuéntanos del lugar donde nos encontramos.

Es la Capilla de San Miguel, que es una parte

del antiguo monasterio. Donde está el parador.

Sí, el monasterio de San Pedro de Villanueva.

Y bueno, pues,

el monasterio creo que es casi...

único. Único.

¿Qué tal las sensaciones? Maravilloso.

Hemos venido a celebrar su 70 cumpleaños.

¿Ah, sí? Felicidades.

¿De dónde vienen? De Jerez.

De Jerez. Un buen viaje.

No sé si en avión, directo, con escalas por Madrid.

Venimos de Jerez porque ahí trabajo yo.

¿Qué le pedís al parador si habéis estado en otros?

Sí, amabilidad, que la gente te trate bien;

descubrir un sitio histórico.

Ramón, ahora que se ha acabado la cata.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en este parador?

Y para ti, que no sé si eres de la zona,

¿qué significa trabajar aquí?

Llevamos aquí, bueno, exactamente llevo 19 años,

el parador lleva abierto 20 años. Para mí es muy especial.

He vivido la transformación de lo que era el monasterio,

lo que era un monasterio prácticamente abandonado.

Pero sí me tocó vivir la parte, la época de cuando era

la escuela del pueblo de Villanueva. ¿Ah, sí?

¿Y estudiaste aquí? Y me tocó vivir, vamos,

la fase hasta quinto de primaria.

(Música)

La intención de hoy es subir hasta Covadonga,

coger la carretera de los lagos y subir aquí...

Muy buenos días.

Buenos días. Perdonen que os interrumpa,

que me quiero enterar de la excursión.

Descansados, preparados, ¿no?

Totalmente. Día nublado, un poco lluvioso,

pero esto es Asturias. Es Asturias en estado puro.

No es el día ideal, pero no está malo del todo.

Botas de montaña, ropa de abrigo, eso sí, ¿no?

Por supuesto. Arriba hará frío porque vamos a subir a la cota 1000,

por encima de la cota 1000 y va a ser más frío.

Entiendo que es el antiguo claustro de...

De los monjes benedictinos. De los benedictinos.

Aquí hubo una comunidad de unos ocho o nueve monjes

y estuvieron habitando el parador

hasta la desamortización de Mendizábal en el año 1935.

(Música)

¿Qué te parece esto, Fede?

Solo viéndote la cara y la sonrisa, estás en tu entorno, ¿eh?

Espectacular. Hoy estado puro,

mejor que si está despejado del todo.

Los lagos de Covadonga son realmente tres,

aunque la gente conoce dos.

El Enol, que está al otro lado de ese montículo.

Sí. Y el Ercina.

Nosotros estamos ahora mismo a 1117 metros de altura.

Hay un tercer lago, que es el Bricial,

que es un lago temporal, está detrás de esa montaña.

Ese es el camino que sube hasta el refugio

que tiene la guardería que está permanentemente vigilando

la zona de los Picos.

Este es el alcalde del concejo de Cangas de Onís.

¿Qué haces por aquí, hombre? -¿Qué tal?

Bien. Hace frío, ¿eh?

¿Cómo por aquí? -Nada, mira, vengo de esta zona,

de Las Reblagas, de Reblagas.

Estamos haciendo un programa sobre paradores.

Soy trabajador de paradores, estoy en excedencia.

¿En serio? Sí, sí.

Sí, de verdad, todo se queda en casa.

Soy un trabajador del Parador de Cangas de Onís.

Hace ocho años pedí una excedencia por cargo público.

En Cangas de Onís el motor de la economía es el turismo.

Y en 1998 cuando se inauguró el parador,

fue también... -Un eje dinamizador de la zona.

Eso es.

Vamos a seguir. -Nosotros seguimos.

¿Tú vas para abajo? -Yo ya para abajo.

Hoy es un día ideal porque esto vienes en otra época

y no lo tienes tan bonito.

No lo tienes tan bonito con ese jaspeado de nieve,

el perfil de las montañas; la niebla entrando por allí.

¿Es muy profundo?

Tiene aproximadamente tres metros nada más.

¿Solo? Este tiene poca profundidad.

Es más profundo el lago Enol que tiene 24 metros de profundidad.

Estamos en esta, no sé si decir pequeña cumbre o...

Entrelagos se llama esto. Entrelagos.

Se llama Entrelagos. -Efectivamente,

por una explicación clara. Clara y sencilla, ¿no?

A este lado tenemos... El lago Enol.

Lagos Enol y Ercina. El Ercina es de donde venimos.

Exactamente.

Mira, este es el mirador que inauguraron el 8 de septiembre.

Sí. Está en un sitio,

como ves, privilegiado.

¡Uf!

Primero hay que respirar, ¿eh?

Bueno, sí. Sé que estáis acostumbrados,

pero tengo que respirar un momento, concentrarme y ver la vista.

Es el Mirador de la Princesa de Asturias.

¿El acceso es público para quien quiera visitar

un sitio como el de los lagos? Bueno, público a veces sí

y público entre comillas porque estás obligado

a subir en autobús. ¿En autobús aquí?

Aquí. -En verano.

En verano. En verano.

Si vienes en coche, no podrías subir aquí.

No, no puedes subir en coche aquí.

(Música)

Buenos días. -Buenos días.

¿Tienes la llave de la iglesia, de la puerta principal?

Que voy a mirar unas cosas en la entrada.

Gracias. Buenos días, Ignacio.

Hola. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Director del Parador de Cangas de Onís.

Sí, director del parador.

Estamos en el monasterio de San Pedro de Villanueva,

que es monumento nacional desde 1907.

Y desde hace 20 años, justamente en el año 98,

en el año 2018 fue cuando se cumplieron los 20 años.

Pues parador de turismo recuperando el edificio histórico,

el patrimonio de este edificio que es una auténtica joya

porque pensar en el origen de estos edificios,

en la monarquía asturiana.

Es muy importante por toda su arquitectura,

por el románico y por la historia.

Una de nuestras capillas, la antigua Capilla de San Miguel,

antiguo panteón real de Alfonso I. I.

El tercer rey de Asturias que fundó este monasterio.

Además en este parador se da la casualidad

de que hacemos una iglesia con culto.

¿Sí? Con culto ininterrumpido

desde hace 1200 años. ¿Ah, sí?

El párroco me deja esta llave. Físicamente.

Me la deja para que podamos atender la iglesia.

Fíjate. Pero no pertenece al parador.

Es una maravilla del románico asturiano.

Cada semana hay misas, celebraciones.

(Música)

¡Dos fabadas! ¡De parrilla: un entrecot a punto

y un entrecot menos de punto!

¡Unos tortinos de invierno!

¡Parrilla: unas verdinas con pichón!

Santos Vicente, ¿cómo estás? ¿Qué tal?

Ha sonado bien, no sé qué era exactamente el plato,

pero ha sonado bien. Pues nada.

Es un pedido de tortinos de invierno.

Sí. Que viene a ser

una elaboración típica de Asturias, unas tortas de maíz típicas.

Tú evidentemente eres el chef de este restaurante

dentro del Parador de Cangas. ¿Aquí la cosa va de premios

en esta zona, en este parador y también en lo gastronómico?

Aquí la zona y el parador va de calidad.

Tememos la suerte de tener unos clientes

que nos valoran mucho y un equipo de cocina

que son geniales y que tiran del carro a tope.

¿Tú eres por ejemplo de aquí, de la zona?

No, yo soy de Salamanca. De Salamanca.

De Salamanca. Yo llevo aquí muy poco tiempo.

Mi mujer está aquí. ¿Ah, sí?

Y al final... Te quedaste aquí.

Tuve la oportunidad de poder llegar aquí de jefe de cocina

y no lo pensé.

Le damos un poquito de color.

Siguiente plato. Pues ahora nos han pedido

de parrilla unas verdinas con pichón.

Y ahora lo que hacemos es un golpe fuerte,

vuelta y vuelta y trinchamos.

Como puedes apreciar, la textura de las verdinas

con esta salsa. Sí.

¿Cómo nos queda esta pechuguita? Fíjate cómo está por dentro, ¿eh?

¿Dónde está el comedor? Voy corriendo detrás de ti.

Es por aquí. Pero ¿cuántos kilómetros haces?

Nada, poquitos, poquititos. Bueno, ¿cómo poquitos?

¡Espera, no corras!

Un día normal, ¿cuánto andáis? Como 20 kilómetros así,

un servicio normal. Literalmente.

Sí. 20 kilómetros.

Sí, claro. Subes, bajas; subes, bajas. Sí.

¡Hombre, Tania!

A ver, ponemos esto por aquí.

Qué buena pinta. -Qué buena pinta.

¿Cómo está esto?

Está muy bueno. ¿Sí?

Está exquisito.

Tengo entendido que además de los clientes habituales,

hay lo que se llama Amigo de Paradores.

Ah, sí.

Cualquier persona puede hacerse Amigo de Paradores

cubriendo un cuestionario. Sí.

Y lo mandas a un centro de Madrid y ya te remiten una tarjeta.

Puedes disfrutar de promociones. Sí.

Te invitan a un desayuno, que está muy bien.

Y puedes gozar de aparcamiento en el parador que tiene parquin.

Ajá. De forma gratuita.

Y sigues obteniendo puntos igual. Claro.

Décadas antes de que llegara el turismo de masas a España,

se creó lo que se convertiría en el primer parador nacional.

Fue a finales de los años 20 en plena Sierra de Gredos.

Hoy, más de 90 años después,

sigue siendo la única red hotelera pública de España.

(Música)

Anabel, tú eres la gobernanta del parador nacional

más antiguo de España. Sí.

Y esto de gobernanta suena como a...

Al ama de llaves de "Rebeca". ¡En serio!

¿Todas ustedes son de aquí de la tierra?

Porque normalmente es una cosa que se dice,

que los paradores, muchos trabajadores del parador

son de la zona. Esta es una zona problemática

por la ubicación que tenemos. Lógicamente no todo el mundo

está dispuesto a vivir aquí, a trabajar aquí.

Están en plena Sierra de Gredos. Claro.

¿Cuántos años llevan ustedes aquí en la casa?

Yo 30 años.

¡30 años!

Te puedo asustar, 42.

Nosotros limpiamos mucho.

¿Y qué tipo de cliente suele venir al Parador de Gredos, Coral?

Ha cambiado el cliente. Antes era un cliente

como más selecto, como más... Ahora puede venir cualquier persona.

¿Y la gente se lleva muchas toallas y material?

Sí, algunas, las de tela. Las de tela algunas veces, sí.

Coral. Sí.

Qué vistas tiene, ¿eh?

La verdad es que son espectaculares.

Maravillosas.

Me han dicho que hay muchas familias

o gente que está... Carmen es mi cuñada.

¡Ah!

Mi marido es Santos, trabaja en recepción

y Carmen es hermana de Santos. -Y tengo dos hijos.

También trabajando aquí. Sí.

Es un sitio donde no hay trabajo, bueno, hay trabajo,

pero es un sitio... ¿Aquí de qué se vive,

de la ganadería? Exactamente.

¿Cuál es el sueldo medio de un trabajador? ¿Mileurista?

¿Llegáis a los 1000 euros? Sí, exactamente, mileuristas.

De hecho en los hoteles privados pagan más;

en mi categoría pagan bastante más.

Es como si fueras funcionario, pero no somos funcionarios.

Entonces sí que tienes una cierta seguridad de tu plaza,

pero, claro, se pone en peligro

si todo no funciona.

Eva, buenos días. ¿Qué tal? Hola, ¿qué tal?

Eres la directora del parador más antiguo de España.

El parador nació porque hacía falta un establecimiento de calidad

en una zona interior de España. Sí.

Porque realmente había hoteles buenos

en las capitales: Madrid, Barcelona.

El rey Alfonso XIII venía aquí mucho a cazar,

aquí está la cabra hispánica y entonces venía a cazar.

Y el marqués de Vega-Inclán, que era el impulsor de turismo

que estaba al frente de la Comisaría Regia del Turismo,

fue quien convenció al rey para hacer aquí

el primer establecimiento de calidad de cara a los clientes

que podían venir de fuera.

Este es el parador cuando se inauguró en el 1928.

Y este es Julián Delgado que es el arquitecto

que hizo el parador.

Eva, cada pared de aquí tiene historia.

Claro que sí. El salón es donde más historia tenemos,

es el Salón de los Ponentes. Salón de los Ponentes.

Aquí fue donde se reunieron los padres de la Constitución

para redactar las más de 1000 enmiendas

de la Carta Magna. Eso fue en marzo del 78.

Si estas paredes hablasen, ¡lo que nos dirían!

(RÍEN)

Madre mía, qué vistas, Eva. ¿Has visto? Increíbles.

Son espectaculares. Sí.

¿Competís entre paradores a ver quién consigue más clientes?

¿Hay una cierta competencia entre paradores, Eva?

No, entre paradores no.

Cada uno vende un sitio diferente, un entorno distinto.

Y además los que estamos en la naturaleza

no podemos competir contra los de la ciudad.

Son cosas diferentes, productos distintos.

Dentro de que somos una misma cadena,

cada parador es un poco especial.

Esperad, chicos, que os voy a limpiar esto de ahí.

Óscar. Hola.

Eres el director de Paradores Nacionales.

¿Qué supone para el sector turístico español

la red de Paradores Nacionales?

Los paradores a lo largo de nueve décadas

han conservado el patrimonio histórico, artístico,

cultural; ha creado empleo;

ha creado destinos turísticos donde no los había.

¿Una red como esta sería posible en manos privadas?

No. No sería posible.

Pues porque no, porque ninguna cadena privada

abriría paradores como este. Por lo tanto yo sostengo

y defiendo la naturaleza pública de esta empresa

de la cual somos accionistas todos los españoles.

¿El sector privado ha dicho alguna vez

que puede ser un poco una competencia desleal o no?

A mí no. (RÍE)

A mí directamente no me lo han dicho.

Pero sí te digo que el sector privado

se ha visto beneficiado por los paradores.

¿Sabes por qué? Porque donde se abre un parador,

se acaban abriendo hoteles alrededor.

¡Toma truchas!

Goyo, menudo espectáculo, ¿eh?

Estas son truchas de la tierra. Son truchas, sí.

Es típico de aquí, ¿no? Sí, trucha ahumada.

Ajá. Lo hacemos con serrín.

Con esto se cocina... Serrín de roble, lo echamos.

Se ahúma esto.

Damos las dos.

A la vez se quema el serrín. Sí.

No había visto esto nunca. Y se ahúma.

¿Cuánto rato tiene que estar?

Nosotros lo calculamos por el recipiente,

los hay grandes y más pequeños.

Si la pieza es grande, llenamos el recipiente más grande

y cuando se acaba de hacer la trucha.

Este sería el resultado. Ya está bien ahumada.

David, muy buenas. Hola, buenos días.

¿Qué te pillamos haciendo aquí?

Bueno, una de las elaboraciones más típicas que tenemos aquí

en el parador que son los asados. Ajá.

Tanto de cabrito como de cochino, cochinillo.

Aquí vienen a comer normalmente ternera avileña en sus variantes:

entrecot, chuleta.

Eres el jefe de cocina del parador. Sí.

He estado en 11 paradores en total. 11 paradores has visitado,

has trabajado. Uno de mis periodos en esta empresa.

Un poco también... Una buena media, ¿eh?

¡Una buena media!

Marchando unas migas, una patatas revolconas,

termina una merluza. Mesa tres.

Mira, Raquel, yo ya me voy. -Vale.

Nos quedan estas entradas. -Vale.

Y luego tenemos las facturas pendientes.

Venga. Gracias, adiós. -Hasta luego.

Si te ves con fuerzas para dar una vuelta por la sierra.

Que tenéis aquí buena sierra. Una sierra impresionante

como vas a comprobar. Has terminado ahora la jornada...

Y nos vamos con Juanfran.

Muy buenas. Hola, ¿qué tal?

¿Tú eres guía turístico de la zona?

Sí, guía de naturaleza.

¿Qué parte es esta de la Sierra de Gredos?

Estamos en la cara norte de la Sierra de Gredos,

en concreto estamos en la Plataforma de Gredos.

(Música)

¿Son autóctonas de la zona estas cabras?

Sí, es una subespecie endémica de aquí de la Sierra de Gredos,

sería la cabra pirenaica subespecie Victoriae,

que es una de las cuatro subesepcies que teníamos en la península,

lo que pasa es que dos de ellas han desaparecido.

Y quedarían solamente la de Gredos, la Victoriae,

y la hispánica que estaría en la costa mediterránea.

No por casualidad aquí se construyó,

precisamente se ubicó el primer parador, ¿no?

Sí. Precisamente uno de los reclamos

fue eso. Fue por eso,

por la caza de la cabra, sí.

Mira, el macho.

Le está haciendo arrumacos a la hembra arriba.

Si os dais cuenta, ahora mismo está el macho oliendo a la hembra.

Como vulgarmente decimos, le está echando los trastos

para ver si está receptiva o no está receptiva.

Y los demás machos están alrededor para ver qué está ocurriendo.

Y es donde pueden surgir las peleas de los machos monteses.

¡Ahí va, ahí va! Ahí va la pelea.

(Clics)

Estamos viendo una pelea ahora entre los machos.

Totalmente, en vivo y en directo.

Esto es la primera vez que lo veo. ¿Sí?

La primera vez que lo veo. Siendo de la tierra, ¿eh?

Porque tú eres de la Sierra de Gredos.

Que va, que va.

Ahí están enganchados.

Vaya, vaya.

Y pensar que la gente me paga por verlas.

Y no... -Y nos las vemos.

Y luego venís a grabar y salen aquí en directo.

En dos palabras: "a-lucinante". (RÍE)

(Música)

Te echo un tazón.

Esta podría ser una merienda cualquiera

de una familia cualquiera en una casa cualquiera,

pero no lo es. ¿Por qué? ¿Dónde estamos?

Estamos en el Parador de Cádiz.

Es decir, sois una familia que vivís dentro de un parador.

Sí. -Eso es.

Sí. ¿Y eso por qué?

Bueno, pues porque yo estoy trabajando aquí,

soy el director del establecimiento. Sí.

Y normalmente en paradores los directores

vivimos dentro del propio hotel.

Bueno, el devenir de nuestra vida es ir un poco

de un establecimiento a otro.

Nos casamos en Bailén y en el primer parador que estuvimos

fue en Córdoba.

A 20 días de casarnos, allí en Úbeda

nos dijeron que para Córdoba. Sí, ¿eh?

Imagínate, cambiamos la casa, todo en cuestión de nada.

Madre mía. Y allí nace uno de los niños.

Nací yo. Allí nace el mayor.

De allí a Galicia, a Tui. Madre mía, de punta a punta.

Allí estuvimos tres años y ya estaba yo embarazada

cuando él me llamó para decirme: "Nos vamos para Mérida".

Y yo le dije: "Bueno, pues yo te voy a dar una niña".

Cada destino, un embarazo. Casi.

Casi. ¿Y el chiquitín? Este nació aquí en Cádiz.

Ya es de aquí de Cádiz. Sí.

Bueno, Eduardo, como te manden a otro sitio, viene otro niño.

¡No, no! Ya hemos tomado medidas

un poco radicales. ¡Habéis cerrado el chiringuito!

Este parador tiene una peculiaridad que es que acabáis de recibir

el premio al mejor hotel de diseño de Europa

y mejor hotel... De banquetes y eventos.

Eventos y banquetes de Europa. Efectivamente.

Esto lo han votado más de 300 000 viajeros.

Eso es. Y os han elegido entre más

de 2000 hoteles de Europa. Efectivamente.

¿Cuánta gente hay en el equipo? En temporada alta

llegamos a estar hasta casi 100 personas.

Madre mía. ¿Para cuántas habitaciones?

124 habitaciones.

Vamos aquí a mi despacho. Ah, este es el despacho.

Sí. Aquí tienes el antiguo hotel. Ah, mira.

Este es el original. Aquí estamos,

pero reformado y renovado. Efectivamente, es el original.

Es muy bonito el original. Es un cuadro de Federico Godoy

del año 1929 y es el Hotel Atlántico original.

El 35% de los clientes de paradores son extranjeros.

Nosotros llegamos hasta el 45%.

El año pasado la cadena Paradores vendió 1 400 000 habitaciones,

año 2018. ¿Cuántas vendisteis vosotros?

Nosotros casi llegamos a las 40 000 habitaciones

vendidas a lo largo de todo el año.

Somos el segundo parador en facturación de la red

y hemos sido estos últimos años el primero en resultados.

Una de las cosas que tiene es la combinación de materiales

que hizo el arquitecto. Vale.

Hizo una combinación de madera, mucha piedra, loza, cristal.

Y todo eso permite que la luz, la luz de Cádiz principalmente,

entre por toda la instalación. Entra por todas partes.

Todas las habitaciones del parador tienen terraza

y todas son con vistas al mar.

¿De dónde sois?

De León. León.

Nosotros somos de Cádiz.

¿Por qué habéis escogido el parador?

Nosotros es que dentro de poco nos casamos

y hemos elegido celebrarlo aquí. ¿Ah, sí?

Vais a celebrar la boda en el Parador de Cádiz.

La celebración se hace aquí en el parador.

(Música)

¿De dónde sois vosotros? Vivimos en Alemania.

¡Vivís en Alemania! Yo soy alemana.

Alemana. Y yo soy vigués.

Vigués.

Hemos estado en el Mediterráneo cinco noches.

Sí. Y después hemos venido aquí

para conocer mejor Cádiz.

Queríamos vivir el clima en invierno.

Ajá. Saber si podría ser un sitio

para el que estuviéramos retirando. ¡Ay, mira qué bueno!

Lo que estamos buscando. Lo que estáis buscando.

Estáis buscando un sitio para retiraros.

Para vivir en invierno. Y estáis valorando Cádiz.

(Música)

Después nos vemos. Hasta luego.

Me dicen que en este parador hay muchas familias,

hijas de trabajadores de parador, parejas.

Tiene pinta de que es vuestro caso. Pues sí.

Nos conocimos aquí. ¿Os conocisteis aquí?

Y nos casamos aquí. ¿Ah, sí?

Sí. -Sí, ya son 18 años.

Cerca de 20 y muy bien. ¿A qué os dedicáis?

Yo soy oficial de mantenimiento. -Y yo camarera de piso.

Hasta luego. Nos vemos en casa. -Hasta luego.

Hola, buenos días. -Buenas.

¿Quieres ver dónde estamos? A ver.

Esto es Cádiz, ¿no? Esto es Cádiz.

Y nosotros estamos aquí, ¿vale?

Aquí está el parador. Aquí. Un edificio de ocho plantas,

desde la última ves todo Cádiz.

Hola, Carmina, buenos días. -Buenos días.

¿Se puede?

Tener una oficina como esta... El trabajo es duro

porque es un trabajo de camarera de piso.

Sí. Pero bueno, abrir las ventanas

y ver esta preciosidad de ciudad que tenemos...

Este paisaje, el mar. Qué lujo ver el mar,

ver esta ciudad tan bonita. Te sigue sorprendiendo, ¿eh?

Nosotros, bueno, por lo menos yo soy una enamorada de mi ciudad

y el abrir la ventana y ver eso

para mí no tiene precio. Claro.

Muy bien. ¿Es distinto trabajar

en este parador que trabajar en otro hotel quizá?

Es distinto porque aquí no hay una gran plantilla,

esto es más familiar. Aquí cuando alguien ha sido abuela,

hemos sido abuelas todas. Cuando alguien ha tenido un bebé,

hemos tenido un bebé todas.

¡Hola, buenos días! -Hola, Carmen.

Hola. ¿Qué tal?

Muy bien. Vengo a echarte una mano, Marga.

Pues muy bien. -¿Vale?

Venga. -Vamos.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando aquí?

Mira, yo entré en el año 91.

Ya llevo un porrón de años. O sea, toda la vida, ¿no?

Aquí en Cádiz, que es una ciudad pequeña,

pero ¿os une trabajar en el parador o no llega a tanto?

En el Hotel Atlántico.

Sí, porque el trabajo de aquí es muy duro.

Sí, sí.

Y luego económicamente el sueldo tampoco es...

¿Ah, no? ¿Cuánto sale aproximadamente?

Nosotros que estamos cuatro horas ganamos 417 euros.

Buenos días.

Buenos días. ¿Qué pasa, cariño? -Que se ha averiado.

Hay que cambiarla, por lo visto no va bien.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando aquí?

Yo más de 33 años ya.

¿Y esperabas conocer aquí a tu mujer?

No, no, para nada.

¿Qué es lo más raro o curioso que te han mandado arreglar aquí

en este hotel? Me han pasado muchas cosillas,

porque en tanto tiempo... Pero recuerdo una

que a un cliente una vez se le cayó la funda de un diente

en un desagüe de un lavabo. Entonces con unas pinzas

y muchísima paciencia se logró rescatar.

Hola.

Perdona, ¿de dónde sois vosotros? De Madrid.

¿Conocéis más paradores? Sí.

Muchos. ¿Muchos?

Acabamos de llegar ayer del Parador de Chinchón.

Sí. También de Almagro.

El de León, yo soy de León. El hostal San Marcos de León

es también maravilloso. Espectacular.

Bueno, las vistas espectaculares, ¿no?

El entrar aquí... Está uno aquí dormido

con vistas al Atlántico.

Es como si despertaras dentro del mar sin mojarte.

Vemos aquí la luz de la terraza y estos dos son de las persianas,

son luces. Para bajar y subir.

(Música)

Antonio, ¿cuánta gente tenéis hoy para comer aquí?

Mira, Mónica, hoy vamos a dar alrededor de 200 o 250 cubiertos.

¿Qué estás haciendo? Este es uno de los platos

más emblemáticos que tenemos tanto en el parador

como en toda la provincia. Ah, vale, sí.

Son las tortillitas típicas de camarones.

Básicamente es harina, agua, camarones, cebolleta fresca y sal.

Yo venía de Ronda. Ajá.

Y prácticamente mi carrera la he hecho en paradores.

Fui a Trujillo, de Trujillo me fui a Ayamonte;

de Ayamonte me fui a Ronda

y la mayoría de mi carrera la he hecho en Ronda.

¿Siempre has sido jefe de cocina? No. He sido ayudante,

luego ascendí a cocinero, luego a segundo jefe de cocina

y ya por último, en los últimos tiempos de Ayamonte,

Ronda y Cádiz sí los hice como jefe de cocina.

¿Qué más cosas estrella tenéis que no nos podemos ir

sin probarlas? Cuéntanos. Uno de los platos que gusta mucho

y tiene mucha aceptación es el erizo relleno.

Es un relleno que está hecho de sus interiores.

A esto le hemos metido alguna gambita, algún marisco más.

Ahora lo que hacemos es que cogemos una holandesa que hemos hecho,

que es yema de huevo y mantequilla.

Y esto automáticamente lo que hacemos es que lo gratinamos.

Y este plato, este erizo relleno, ¿cuánto cuesta?

Este plato en particular lo tenemos por unidades.

Vale. La gente puede pedir

las unidades que quiera. Sí.

Y lo tenemos en 4,50 en la carta. Vale.

¿Cuántos os habéis juntado a comer hoy?

La familia. -Veintitantos.

Veintitantos.

Tal día como hoy los padres de esta señora

decidieron casarse. Sí.

Y es el aniversario de boda. -Es el aniversario de boda

y aunque ellos ya no estén, se conserva la costumbre.

Ah, os reunís un poco en homenaje.

Sí. -Claro.

Buena comida, un ambiente muy agradable y un trato fabuloso.

No sé si veis mucha diferencia de precio

de comer aquí en el parador a comer en otro restaurante quizá.

No. -Para nada.

Para nada.

¿Por cuánto puede salir una comida aproximadamente?

Unos 40. -40.

30, 40.

El año pasado llegamos aquí a las 14:15 de la tarde,

de aquí pasamos a la cafetería y salimos a las 11:00 de la noche.

Sí, ¿eh?

# Cumpleaños feliz. # Cumpleaños feliz. #

¡Salud!

(Música)

Más de dos millones de personas han comido en el último año

en alguno de los restaurantes de la red de Paradores.

La gastronomía supone casi el 50% de sus ingresos.

Uno de los restaurantes de referencia

es el del Parador de Cuenca.

Esto, las gambas.

Llévate eso.

Guárdalas en cocina, ¿vale?

¿Las guardo? -Sí, guárdala en cocina.

Miguel, eres el jefe de cocina en una institución

que ha sido reconocida como la mejor

institución gastronómica de España. Sí.

Tengo la suerte de trabajar

en una de las mejores cadenas hoteleras del país.

La restauración forma parte de casi el 50%

de la facturación de paradores.

Cuenca factura en restaurantes casi más de tres millones de euros.

Al año. Al año solo en restaurantes.

Somos el séptimo en beneficios de la red de Paradores.

De todos los paradores, de restaurantes...

Y alojamiento. Y alojamiento.

Cada parador tiene un menú, digamos,

o una carta distinta. Cada parador apuesta

por la gastronomía local.

Si hoy comemos en Cuenca, tomamos un buen queso y un buen vino.

Y mañana si te vas a Santiago de Compostela,

tomamos el mejor marisco y el mejor albariño.

¿Es difícil llevar la cocina de un parador, Miguel?

Bueno, pues sí, tiene su complicación

y sobre todo experiencia.

Cuando empecé, tuve que bajar a Ronda de ayudante.

Y de allí pues ya me fui a Nerja.

Luego me metí es una escuela de hostelería en León.

Luego estuve en Bayona, estuve en Carmona, en La Rioja.

O sea, que le has dado la vuelta a España.

Sí, casi. Yo tengo mucha familia en paradores.

Empezó mi abuela en el año 50, mi abuela materna era costurera.

Ajá. Mi abuela estuvo muchos años

trabajando de costurera, luego metió a su hermano

de cocinero, que fue el segundo jefe de cocina en mi pueblo, en Bailén.

Y mi tío abuelo me metió a mí en paradores.

Yo soy de Bailén.

Y en el año 32 abrieron un parador allí.

En el año 1932 fue el octavo parador de la red de Paradores.

La agricultura se pagaba como se pagaba en aquella época,

un trabajo muy sacrificado, muchas horas al sol.

La cerámica y la fábrica de ladrillos

era prácticamente igual, era trabajo de sol a sol.

Y claro, un trabajo más cómodo era meterse en un parador:

trabajabas calentito, comías.

Y la gente empezó a meterse en el parador.

Se metía en el parador, trabajaba un tiempecillo

y lo mandaban a otro parador.

Y en el año 80 llegó a ser el 14% de la plantilla de paradores

gente de mi pueblo.

Antes era más fácil, digamos, que uno colocara al otro.

Ahora hay que pasar unas pruebas. O para hacerte fijo o ascender, sí.

Eso. Ahora hacen falta unos exámenes,

que se llaman unas orientaciones, y cada vez que te hagan fijo

o quieras ascender de categoría, tienes que examinarte y aprobar.

Miguel, ¿estos son quesos de aquí de la tierra?

Sí, son quesos manchegos con denominación de origen.

El ajo mortero es un plato típico de aquí de Cuenca.

¿Qué lleva el ajo mortero?

El ajo mortero es un guiso con patatas,

bacalao, ajo y aceite de La Mancha.

¿Por cuánto te puede salir de media comer aquí en el parador?

Este menú de comida que tenemos ahora por 37 euros

es un menú muy bueno.

Luego el menú del parador a media pensión

para los clientes alojados, por 35 euros se come en el parador.

¡Marchando una de croquetas y media tabla de embutidos!

¡Parrilla: un lomo de vaca al punto

y el solomillo de ternera con la salsa aparte!

¿Y aquí en el parador hay muchas historias,

hay muchas parejas y todo esto? Sí, sí hay varias.

Hay varias y casualmente yo me he casado hace un mes

con una chica del parador. O sea, trabajáis los dos aquí.

Trabajamos aquí, nos conocimos aquí.

¿Cuántos años lleva ella trabajando en el parador?

Ella lleva 3,5 años. 3,5 años.

O sea, más o menos por lo que he entendido

el mismo tiempo que llevas tú. Yo aquí llevo tres años,

a los seis meses de estar ella vine yo y al poquito tiempo.

Rápido.

¡No perdimos mucho tiempo!

Hola, Celia, que te quiero presentar a un amigo

que ha venido a visitarnos al parador.

Tú eres la mujer de Miguel. Sí, así es.

Me han dicho que sois la pareja de moda del parador ahora mismo.

¡Bueno!

¿Os casasteis en un parador o no? También, en el Parador de Chinchón.

¡En el Parador de Chinchón! De Chinchón.

Es nuestra vida. Es donde nos hemos conocido,

donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo.

Y bueno, nuestra vida, es como nuestra segunda casa.

Celia, ¿y cómo llega una a ser recepcionista

del Parador de Cuenca?

Pues al final constancia y muchos años de trabajo.

Esto es una empresa pública, entonces para trabajar aquí

hay que pasar unos exámenes. Unas pruebas de habilitación

que se llaman. Reconocimiento en nuestro caso

del sistema que tenemos, idiomas y una vez que lo superabas,

optabas a las plazas disponibles que había en ese momento.

Juan, muy buenas. Tú eres el director...

Muy buenas. De uno de los paradores

más icónicos de esta red hotelera. Sí, tenemos el privilegio

el equipo que tenemos aquí de estar en uno de los paradores,

efectivamente, más icónicos y para nosotros el mejor.

¿Cuántos años llevas tú en paradores?

En paradores creo que cerca de 15 años ya.

Pasar una noche en el Parador de Cuenca,

¿por cuánto te puede salir? Te puedes alojar por 95 euros.

Os queremos enseñar algunas de las habitaciones

más curiosas, más especiales y además más demandadas.

Ajá. Entra, va.

No me extraña que esta sea una de las habitaciones

que los clientes pidan más.

Qué vistas. Sí, estas son las que llamamos

habitaciones superiores. Sí.

Tenemos 19 habitaciones con estas vistas.

Y esta es una de las habitaciones a las que le tenemos más cariño.

Sí. Y nuestros clientes también

y es una de las más demandadas por la historia que tiene.

¿Qué tiene? En esta habitación

pasaron su primera noche de luna de miel

los actuales reyes de España.

Y se sigue hablando y nos siguen solicitando

la habitación de los príncipes.

Menudo claustro tenéis, la verdad.

¿Qué tal? -Muy bien.

Un amigo de la casa. -Encantado.

Muy bien, muy buenas. Y de Cuenca.

De Cuenca. -Un gran conquense.

Este claustro... Sí.

Corresponde al Convento de los Padres Paúles,

pero que es un antiguo convento dominico del siglo XVI.

¿Qué le debe la ciudad de Cuenca al parador?

Pues le debe mucho, ha sido y es un icono.

La cantidad de gente que viene al parador

porque es este parador y por la belleza que encierra

es una gente que va a dar a conocer la propia ciudad.

Ha habido un antes y un después con el parador

como ha habido un antes y un después con la declaración

de ciudad patrimonio. Claro.

Creo que son dos momentos clave en ese desarrollo económico,

si cabe, de la ciudad.

Miguel, entramos también en otro símbolo de Cuenca

que es el puente de San Pablo, ¿no?

Sí, la verdad que es otro icono.

Digamos que de los tres iconos que tenemos en la ciudad,

este es uno de los más importantes

porque supone para nosotros un emblema.

Es una toma fotográfica. Aquí está, como se suele decir,

el skyline de Cuenca, ¿no? Lo más conocido de Cuenca.

Bueno, como ves, esta calle también es emblemática en la ciudad.

Sí. Y si cabe original

porque estamos viendo una zona con rascacielos.

Y es muy poco común en el Medievo que hubiese rascacielos en España;

en Italia puede haber quizá algún sitio.

De tal manera que tendrá 12, hasta 14 pisos por este lado

y sin embargo por la parte de la entrada principal

tiene tres como máximo.

Por eso... ¿Eso qué hace?

Pues que en aquella época, porque las casas eran pequeñitas

y vivían muchas familias, el que pasaba por la tercera,

por la parte principal tenía que, para bajar a su casa,

cruzar por medio del salón-comedor, por medio de la habitación

hasta que llegaba a su propia casa.

¿Dónde estamos ahora, Miguel?

Pues este es uno de los rincones de leyenda

que yo llamo de esta ciudad.

Curiosamente, la mayor parte de las parejas que son románticas,

que siguen manteniendo el romanticismo vienen aquí,

colocan su ramo de flores en el famoso crisol del pasadizo.

Ah, sí, que hay un... Y ahí piden amor eterno.

Es un libro abierto usted.

Bueno, intento conocer todo lo que más puedo

de la historia de la ciudad.

Estamos digamos en el centro neurálgico

del casco antiguo, el casco histórico.

Sí. Y lógicamente en esta Plaza Mayor,

la antigua plaza del mercado, está la catedral.

La catedral que empieza a construirse

a finales del siglo XII gracias a Leonor Plantagenet,

la esposa de Alfonso VIII.

Todos los estilos artísticos que hayan podido pasar

por nuestro país han dejado su huella,

su impronta en la catedral.

(Música)

Muy buenos días, Miguel. Buenos días.

¿Cómo estamos? Bien, muy bien.

¿Bien? Bien.

Tengo el placer de dar la mano a alguien,

¿que puede ser que sea la persona que más ha trabajado

y vivido en un parador? Sí, sí.

¿Cuántos años? He estado 40 años exactamente.

Tú, Miguel, no eres de aquí, no eres de esta zona.

No, soy de Galicia, de Ribadeo.

¿Y cómo diste ese paso? O sea, te formaste,

¿y cómo recalaste aquí, cómo llegaste aquí?

Pues muy fácil, yo tengo un primo aquí.

Sí. Y mi madre le dijo:

"A ver si tienes trabajo para Miguel para ir allá".

Tengo aquí pequeños recuerdos.

El álbum de las fotos que ya casi no tenemos en casa.

No. Este eres tú.

Sí. La foto está donde está la entrada del garaje del parador.

Sí. Pues es el parador está al fondo.

Y aquí empezaste de cocinero. Aquí empecé en cocina.

Estuve 2,5 años en cocina.

Esta es la entrada del parador. Sí.

De aquí de Artiés. Exactamente.

¿No? Esto fue en el año 78.

Y este es el parador. Es el parador.

La habitación donde estaba yo, estuve 40 años.

No sé si te casaste, si tenías familia.

No, estoy soltero.

Esta es la parte antigua del Valle de Arán.

La gente del valle antiguamente trabajaba en las vacas.

Luego, claro, en el 64 en Baqueira

ya empezó el boom del turismo.

Lo que eran las cuadras antes ahora son los pubs.

¿Es más cara una casa por ejemplo en esta zona

del Valle de Arán donde estamos que en otros pueblos del valle?

Son más caras.

Una casa aquí sale por 600, 650 000 euros.

Yo vivo de alquiler. Esta es de alquiler.

Sí. ¿Por cuánto puede salir

más o menos, Miguel? Yo el alquiler lo pago a 500 euros.

Vamos a ver tu casa, el parador. Vamos al parador.

Ahí no pagabas alquiler, ¿no? No, ahí no pagaba nada.

Miguel, esta es la entrada del parador, la fachada.

Es la foto que nos has enseñado hace poquito.

Y como se ve, no ha cambiado tanto en 2019.

No ha cambiado.

Buenos días, ¿cómo estáis? Hola.

Miguel, ¿qué tal va?

¿Cómo van las habitaciones? ¿Cómo va? ¿Bien?

Muy bien. Ahora en esta época de invierno, pues genial.

Ah, bueno.

La estación de esquí de Baqueira aparte de la nieve

ofrece otras alternativas y los hoteles

vamos teniendo ocupación de habitaciones y en restauración.

Es una zona muy cómoda.

La gente aquí se relaja, tiene unos libros para leer.

Sí. Se sientan ahí, ven la tele.

Esta es la habitación donde estuve viviendo 40 años

en el parador, desde el año 78

hasta el 8 de marzo del 2017.

Y has echado raíces porque teniendo, como imagino,

familia en Galicia... Sí.

Con este alquiler que me decías, te has quedado aquí.

Me he quedado aquí a vivir, sí.

Hola. Buenos días, chicas.

¿Cómo van?

Muy bien. -Buenos días.

Viste qué cambio. -Sí, sí.

Muy buenos días, Daniela. Hola, buenos días.

¿Cómo estás? Bien.

En plena faena, ¿no? Sí, en plena temporada.

Eres la gobernanta del parador. Sí, soy la gobernanta.

¿Cuántas habitaciones hay? 77 habitaciones.

¿Cuántos años llevas aquí, Daniela?

Pues llevo diez años.

Tenemos que habilitar esta habitación.

Las toallas que estén bien colocadas.

Los sueldos medios de los paradores,

¿es cierto que rondan los 1000 euros?

¿Se puede decir que trabajos como el tuyo son mileuristas?

¿Está por encima, un poco por debajo?

Bueno, están un poco... Bueno, son mileuristas,

pero luego nosotros a partir del salario base...

Sí. Cobramos también en función

de la prima de producción.

Uno invierte por estar en la montaña,

pero luego no sé... Bueno...

No sé si deja mucho espacio para el ahorro,

para pensar en el futuro. Para el ahorro.

Bueno, de hecho,

nos encontramos con un problema serio

en cuanto a los trabajadores

porque no encontramos mano de obra. ¿Ah, no?

No, porque siendo una zona cara y los alquileres muy caros,

la gente no quiere venir. La gente no quiere venir.

Marcos, ¿se puede? Hola.

¿Cómo estás? Bienvenido al Parador de Artiés.

Bueno, venimos de la mano de Miguel que es un guía experto.

Sí, un experto en la materia. Siéntate, por favor.

¿Cómo estás? Tú eres el director no solo del Parador de Artiés.

Tenemos dos paradores, de Vielha y de Artiés.

Son muy próximos los dos, solo 8 km.

Sí. Entonces es más fácil

gestionar los dos paradores.

Este es el recorte de la inauguración.

Sí.

Fraga Iribarne realiza la inauguración

de la Hostería Nacional Gaspar de Portolá en Artiés.

Evidentemente es la parte antigua,

es la antigua casa de Gaspar de Portolá,

que fue conquistador de California.

Algo que dicen, que en paradores es muy importante

la conservación del patrimonio y siempre edificios históricos,

artísticos de algún tipo. Aquí vemos parte de la fachada.

Esta es la fachada de la antigua casa de Portolá.

Aquí tenemos la antigua hostería. Sí.

Y arriba las seis habitaciones originales del parador.

Aquí podemos ver la torre fortificada

de la antigua casa de Portolá

y también la capilla del siglo XVI que es una auténtica maravilla.

Bueno, este es el interior de la capilla

que forma parte del parador. Ajá.

Y aquí es donde se casaban los novios.

Imagino que no podéis tocar, esto es conservación.

Claro, esto es de Patrimonio quien debe dar autorización

para hacer alguna obra o alguna intervención.

Y la verdad que es una de las joyas del pueblo de Artiés.

Marcos, ¿cuál es la idea de un parador, el leitmotiv?

¿Que esté integrado dentro de un pueblo

como puede ser Artiés? Exacto.

El Parador de Artiés es un vivo ejemplo

de lo que se quiere con paradores.

Está el parador y alrededor del parador

va creciendo el pueblo, se van haciendo nuevos negocios.

Aquí tenemos el nacimiento del río. Aquí tenemos el nacimiento

del Garona que viene desde Beret. Sí.

Y va bajando toda el agua y va creciendo el río.

Aquí el 18 de junio de 2013,

se recuerda mucho esa fecha porque fue la inundación

del pueblo de Artiés.

Todo lo que vemos se lo llevó la riada.

"El Garona se ha desbordado por las lluvias y el deshielo

arrastrando viviendas, carreteras, árboles y postes de la luz.

4000 abonados se ha quedado sin suministro eléctrico.

Están técnicamente aislados. Las carreteras principales

están cortadas y únicamente se puede acceder

a través de un túnel que la Guardia Civil

solo deja usar a vecinos y efectivos de emergencias".

El pueblo se quedó aislado durante dos días.

El río se llevó parte de las viviendas

de la gente del pueblo.

Entonces el parador trabajó activamente

en dar alojamiento y manutención a los habitantes del pueblo.

(Música)

Muy buenos días. Hola, buenos días.

Antes de que te vayas al agua, así da gusto, ¿eh?

¿De vacaciones o no? ¡No, no!

Nosotros venimos aquí dos veces por semana

a través de la Asociación Española Contra el Cáncer

porque hacemos fisio acuática.

El parador nos cede las instalaciones.

¿Ah, sí? Sí, sí.

¿Estáis en fase de recuperación, recuperadas ya?

Estamos recuperadas, sí. Estáis recuperadas.

¡Hola, chicas!

(TODAS) ¡Hola! Muy buenos días.

¡Buenos días! ¿Cómo estáis?

¡Chicas! (TODAS) ¡Muy bien!

¿Qué buscáis al venir aquí?

Buscamos relajación, hacer ejercicio.

Sí. Lo hacemos fenomenal.

Sí. Y ahí una fisio que nos enseña.

Lo que realmente creo que a nosotros nos llena mucho

es el estar todas juntas, el poder compartir experiencias.

Las vistas son una maravilla.

Es una maravilla. Es lo que dice,

es un lujo realmente porque las vistas son increíbles.

Increíbles. Ahí tenéis otra zona de spa.

Sí. Te da el sol aquí y puedes estar.

¡Uh! -Nuestra fisio.

¡Hola, Nieves! -¡Hola!

¡Os veo muy aplicadas! (RÍEN)

Bueno, básicamente con ellas, al haber tenido cáncer de mama,

lo que trabajamos mucho es la movilidad de todo el cuerpo.

Y aparte... Y aparte del lujo de estar aquí,

les pones estas vistas y la conversación que tienen ellas,

que hacen un corrillo espectacular. Sí.

La motivación entre ellas es muy importante

porque los estados de ánimo suben y bajan.

¡Vamos, chicas! -¡No sé para qué he venido!

(RÍEN)

Venga, ahí, con la corriente.

¡Uh!

(RÍEN)

(Música)

Luis, preparando algo que creo es muy típico aquí.

Sí. La olla aranesa es, ¿no?

Sí, esta es la olla aranesa que va a base de verduras y carne,

alubias y fideos.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en el parador?

En este parador llevo un año. Hice un curso de cocina

y empecé haciendo prácticas en el Parador de Antequera, Málaga.

Eres de allí entiendo. No, soy de Jaén.

Ah, de Jaén. Sí.

Luego seguí en el Parador de Ceuta

y en el Parador de Ceuta me surgió la oportunidad

de trabajar en Artiés, donde he estado un año.

Y, bueno, por unos motivos seguimos en el Parador de Vielha.

Mi madre cuando empecé con la cocina me dijo eso:

"Luis, sigue así que llegarás lejos".

Y estoy a 1000 km de casa gracias... ¡A la amiga!

Aquí tenemos, pues eso, un guiso sustancioso,

con buena carne. Esa es la palabra yo creo.

Sustancioso, sí.

Pues ahí está. Esto es el plato así tal cual, ¿no?

Esto ya esquías, te haces montañas. Esquías, subes y bajas.

¡Y haces lo que quieras!

Hola, buenas. Aquí tiene su olla aranesa.

Si me permite.

Por la olla aranesa. -¡Por la olla aranesa!

¡Por nosotras!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Paradores

Comando Actualidad - Paradores

22 feb 2019

4.000 personas trabajan para poner monasterios, conventos y castillos a nuestro alcance. Son los empleados de los 97 Paradores de Turismo que hay en España. Nacieron en 1926 para atraer turistas a aquellos lugares donde no llegaba la iniciativa privada.

ver más sobre "Comando Actualidad - Paradores" ver menos sobre "Comando Actualidad - Paradores"
Programas completos (469)
Clips

Los últimos 2.755 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios