www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4475979
No recomendado para menores de 7 años Comando actualidad - Cada vez más gordos - ver ahora
Transcripción completa

Estos son dos kilos. Tiene 15 de estos metidos ahí dentro.

Antes era impensable, chavales jóvenes como tú

con este grado de obesidad tan alto, y ahora es muy frecuente.

Cada vez hay más jóvenes y niños con sobrepeso.

¿Qué estamos haciendo mal?

Yo le echo la culpa a la bollería.

Llego a tomar hasta cuatro litros de Coca-Cola al día.

-¿A la semana? -No, al día.

¿Al día?

Somos el segundo país con más obesos de Europa.

¿A usted le sobra algún kilo?

Peso 108 kilos y mido 1,66.

100 kilos pone. ¡Embustero!

Yo me moriré con la pena de no ser delgada.

¿Cuántas veces has estado a dieta en tu vida?

¿Veces? 3500. (RÍE)

Esto es lo que has perdido. Esto es un milagro.

"Cada vez más gordos". Hoy, en "Comando actualidad".

Hay que comer poco.

(Música)

Casi el 40 % de los españoles tiene sobrepeso.

Nos hemos convertido en el segundo país de Europa con más gordos.

Hacemos menos ejercicio que nuestros abuelos

y hemos abandonado la dieta mediterránea.

Los restaurantes de comida rápida y procesada

se han multiplicado.

Raúl, ¿esta hamburguesa cuánto pesa?

Aproximadamente 2,8 kilos.

¿Perfil de tus clientes? ¿Perfil?

Pues gente de 18 a 35 o 40 años.

Chicos que coman mucho.

¿Cuánto cuesta esta hamburguesa?

Esta serán unos 35 euros.

Una mediana especial. Venga, los tengo ahí abajo.

Oído, vamos a por ella.

¡Madre mía!

Está muy buena.

Veo que tienen buen saque.

El primer cuarto de hamburguesa de medio kilo

ha caído en dos minutos.

Sí, es lo que tiene. Estoy despidiéndome hoy.

¿De qué? Mañana empiezo la dieta.

¿Cuántos kilos quieres perder? Pues unos 10 o 12 kilos.

Y el día antes de la dieta...

Hay que ponerse fino porque después ya...

Vienen las restricciones. Exactamente.

¿Con quién has venido? Con mi madre.

¿Con tu madre? Hola.

Encantada de conocerte.

Ya te has comido medio kilo de hamburguesa

y vas a por el kilo.

¿Tú alguna vez te has puesto a dieta?

Muchas veces también.

¿Qué nos pasa a los españoles que cada vez estamos más gordos?

¿Qué está pasando? Pues que comemos muy mal

Hoy que es sábado por la noche,

¿a ti no te ha dado tiempo a hacer la cena en casa,

rica, sana y saludable?

No, acabo de salir de trabajar a las 21:30.

(Música)

Nacho, hoy es el gran día.

Para ser tu último día antes de la dieta, veo que...

Sí, me estoy luciendo. Hay que aprovechar.

¿Por qué has decidido ir al nutricionista

y ponerte a dieta?

Porque por mi cuenta he empezado a hacer dieta y tal

pero me he empezado a estancar.

¿Y cuánto has perdido? He perdido diez kilos.

¿Qué buscas? Bajar más peso.

¿Y motivación? Motivación y alguien que me obligue.

Estudias Automatización y Robótica Industrial

todas las mañanas, inglés por las tardes,

y trabajas de informático. Exacto.

Todo sentado en una silla. Un trabajo muy sedentario.

Exactamente.

En la mochila... ¿Puedo abrirla? Sí, sin problema.

Has sacado unas patatas, pero veo...

Esto es porque es el último día. Exactamente.

Vemos aquí dos por un euro.

La comida con muchas grasas saturadas

es muy barata. ¿No es así? Sí, bastante más.

Sale más barato irte a un McDonald's, o un "burger" y comerte un menú

que irte a cualquier sitio

y comer carne de primera calidad que engorda menos.

(Pitido)

Cuando llegas a casa, tu madre está trabajando

y comes siempre aquí, frente al ordenador

en tu habitación. Sí.

¿Cuándo fue tu primera dieta? Con 12 o 13 años.

Veo aquí una foto. Ya te habían operado de la rodilla.

Empezó una vida más sedentaria y vemos que empezaste...

A engordar.

Psicológicamente, ¿cómo te afecta?

A mí, sinceramente, psicológicamente no me afecta.

¿No te acompleja? No me acompleja.

El único problema que tengo con el sobrepeso,

sobre todo la principal razón por la que quiero seguir bajando,

es por la rodilla, que me he operado de las dos,

ponerle mucho peso a las rodillas significa cargarlas más

y ralentizar mi recuperación de las dos.

(Música)

¿Ignacio Domínguez?

-Sí. -Pasa.

Buenas. Pasa.

Siéntate.

-¿Qué edad tienes? -22 años.

¿Y desde cuándo tienes este sobrepeso?

Desde que tuve un accidente a los 12, que me impidió hacer ejercicio.

-¿Cómo son en tu familia?

Mi padre es gordita pero mi madre es normal.

-¿Y hermanos? -No tengo.

Eres hijo único.

Ese es un factor de riesgo para la obesidad, los hijos únicos.

Ya llevamos tres factores muy importantes

que hacen engordar:

No haces ejercicio, no comes fruta,

y tomas bebidas dulces y alcohol.

-Vamos a ver la obesidad que tienes. -Vale.

Susana Monereo, jefa de Endocrinología

del hospital Gregorio Marañón.

Él tiene obesidad desde los 12 años,

pero hoy en día estamos empezando antes en España a tener obesidad.

¿Qué nos está pasando? ¿Por qué cada vez somos más gordos?

Quítate los zapatos.

Pues somos más gordos porque los hábitos de vida

nos están llevando ahí.

El medio ambiente, el mundo en el que nos movemos,

se llama "obesógeno", porque fabrica gordos.

Antes, las calorías eran difíciles de obtener

y el ejercicio estaba en la vida misma

y eso ha cambiado y ahora el ejercicio es difícil de hacer

y las calorías nos inundan.

Nacho, yo vengo de estar en tu casa.

¿Cuánto dulce puedes tomar tú un día con un poquito de ansiedad?

-Bastante.

-¿Ansiedad? ¿Comes dulces para calmar la ansiedad?

Un par de napolitanas.

-¿Así seguidas? ¿Te las comes con ansia?

-Sí, con ansia sobre todo. -Cuando estás ansioso, comes.

Puedes mides 1,67 y pesas 97 kilos.

Pues un poco demasiado.

Además, si no haces ejercicio seguro que son todo de grasas.

Súbete.

Entonces, nos va a medir el porcentaje de grasa corporal.

(Pitidos)

Tiene un índice de masa corporal de 34.

Tiene una obesidad ya de grado dos.

O sea, que hay sobrepeso uno, sobrepeso dos,

y luego obesidad uno, dos, tres, o mórbida.

Sobre todo tiene una obesidad severa, importante,

con un 35 % de grasa.

Quiere decir que el 35 % de su cuerpo es grasa.

En kilos son 33 kilos. ¿Eso cuánto es?

Tiene de estos...

Pues si esto son dos kilos, tiene 15 de estos metidos ahí dentro.

Debe perder siete de estos. Sí.

¿Qué riesgos tiene la obesidad en un chaval joven como él

o en un niño, sobre todo?

Pues el riesgo más importante es que va a ser un adulto obeso.

Que ya lo es.

Va a tener todas las complicaciones de la obesidad

como es la aparición de la diabetes, el colesterol,

te van a doler las rodillas, puedes tener problemas de fertilidad.

¿Es verdad que hay niños de 13 años

que están desarrollando la diabetes 2?

Sí.

Los niños con obesidad, sobre todo los de obesidad severa,

alrededor del 20 % tiene alteraciones del metabolismo del azúcar.

Lo veo y, además, veo que crece la obesidad más grave.

Antes era impensable, chavales jóvenes como tú

con este grado de obesidad tan alto, y ahora es muy frecuente.

¿La obesidad se cura? ¿Puede uno superarlo?

A ver, esta es la pregunta del millón.

La obesidad es una enfermedad crónica y yo diría que no se cura nunca.

Tú podrás adelgazar y serás un obeso que ha adelgazado.

La obesidad te estropea todos los mecanismos metabólicos por dentro

y por eso es tan fácil volver a ponerse gordo.

Entonces, es muy importante prevenir, ese es el quid de la cuestión.

Si seguimos así, nuestro sistema sanitario

puede colapsar. ¿O no, es una exageración?

No, vamos...

Yo creo que ya está medio colapsado. Colapsará entero.

Reduce el tamaño de la ración. ¡Hay que comer poco!

(Música)

Buenas tardes. ¿Qué pasa?

-¿Vienes a consulta? -Sí, vengo a consulta.

¿Es tu primera consulta dietética? No digo conmigo, con otras personas.

-He tenido otra consulta.

¿Cómo sería un día malo tuyo? ¿Desayunarías...?

Unas tostadas con paté, una leche con cereales,

una leche con galletas...

¿Y tomas refrescos a lo largo del día?

Sí, a lo largo del día tomo bastantes refrescos.

Puedo llegar a tomar hasta 4 litros de Coca-Cola al día.

-¿A la semana? -No, al día.

¿Al día? ¿Cuatro litros de Coca-Cola al día?

Sí.

Eso es un bombazo de azúcar, no hay metabolismo que lo aguante.

La Organización Mundial de la Salud recomienda,

como máximo, dos cucharadas.

Medio kilo de azúcar tienen estas dos botellas de refresco.

Y lo toma al día.

El negocio de las dietas es un negocio redondo.

Mueve en España 2000 millones de euros al año.

¿Uno gana mucho dinero siendo nutricionista y entrenador?

Yo de lo que vivo realmente es de la farmacia.

Ah, que es tuya. Sí.

¿Eres farmacéutico? Ah, vale.

Y la dietética, para mí, es el complemento perfecto

y el entrenamiento personal es lo que más me gusta.

-Bueno, vamos a entrenar. -Vamos.

Tienes que empujar y tirar, empujar y tirar.

Con andar vale, pero para él le recomiendas ir al gimnasio.

Para quien no tiene la capacidad de hacer este tipo de entreno,

puede andar cuesta arriba, puede subir escaleras.

Es joven y fuerte, tendría que andar, al menos,

una hora por la mañana y otra por la tarde.

¿Cómo lo ves, dos horas?

Un poco difícil. Sin embargo, en el gimnasio...

En 40 minutos de estas dos máquinas, ya no tendría que andar.

15 segundos suave, cinco segundos fuerte.

¡Pum, pum, pum, pum, pum!

Y ahora ya suave.

(Timbre)

(Zumbido puerta)

Hola, buenas. Hola, ¿qué tal? Buenos días.

-Muy buenas. -Hola. ¿Qué tal? ¿Cómo andas?

Pues hoy había pensado en un salmón en papillote.

Las pechugas de pollo, en vez de a la plancha,

había pensado hacerlas a la sal.

Sí, te había dicho a la plancha pero así tiene igual.

Yo le pongo hierbitas y se creen que se comen algo del restaurante.

Auro, perdona que te moleste.

Eres la tía de Jorge y le haces los menús de dieta

para sus pacientes. Claro.

Nos estamos asociando el sobri y la tía.

Cocina por mí y por todos mis compañeros.

¿A qué te dedicas profesionalmente? Yo era enfermera, pero lo dejé.

Con los años he necesitado trabajar y ya no me han querido coger

porque con 50 y tantos ya no te cogen.

Entonces, otra cosa que sabía hacer era cocinar.

Al paciente de Jorge, ¿por cuánto le sale?

La materia prima a lo mejor son 12 o 14 euros.

Y si lo pone el paciente, a lo mejor son ocho o diez.

Depende.

La mayoría de veces lo pones tú. Sí, casi siempre.

12 o 14 euros por menú y persona. Sí.

Lo que hago es poner esto así, hemos puesto el horno...

Auro, me ha dicho tu sobrino Jorge que hoy te va a poner a dieta a ti.

¿Es verdad? Hoy el día que le voy a coger manía.

¿Cuántas veces has estado a dieta en tu vida?

¿Veces? 3500. (RÍE)

¿Cuántas veces has perdido 10 kilos y has cogido 15?

¿Cuántas veces has sufrido el efecto rebote?

Pues muchísimas veces en mi vida.

Una vez que cometí otro error horrible.

Lo típico que te dicen:

"Unas pastillas maravillosas de Francia y no sé qué".

Me gasté un pastón en pastillas.

Cada día estaba más delgada. Llegué a pesar...

Llegué a usar la talla 36, estaba yo emocionada.

Y fue dejar las pastillas y hacer... ¡blup!

Ponerme como un globo absoluto.

En los años 80 o 90 sí que se vendían muchas anfetaminas

diciendo que no llevaban anfetaminas. Pero eso es muy peligroso.

Sí, porque luego a los 40 o 50 años te da problemas valvulares.

¿Cuántas dietas has hecho?

Pues mira: la del jamón, la de la piña, la de mayo...

(RÍE) La de la alcachofa.

En ninguna dieta le han enseñado: "Lo ideal es esto, esto y esto.

Y esta actividad".

Sino que se han limitado a una restricción calórica extrema

pero luego no han seguido diciéndole: "El mantenimiento debe ser así".

Me estás diciendo que las dietas no funcionan,

que hay que cambiar de hábitos.

Cuando yo estuve a régimen para la boda de mi hija,

dejé mi vida social. Te lo juro.

¿Por hacer la dieta? Por hacer la dieta.

-Celebramos bebiendo, comiendo... -Es que claro...

¿Dejaste de salir? Totalmente.

Un precio alto para adelgazar. Altísimo.

Si uno está a dieta, los platos deben componerse así:

Un cuarto del plato la proteína, la carne, el pescado o los huevos,

la mitad del plato verduras, y un cuarto cereales.

Como no tenemos arroz integral,

pondríamos, por ejemplo, los colines integrales.

-Esto, con una o dos mandarinas, y hemos solucionado.

Se puede tomar café, infusiones, pero este sería el plato ideal.

Calentamos hombros.

A rotar rodillas.

-¿Cuántos días tengo que hacer esto? -Si puedes seis de siete, mejor.

Una hora sería perfecto.

¿Señoras como Auro qué pueden hacer que no tenga peligro?

Evitar estar sentada más de una hora seguida.

Levantarte, mover los brazos...

Tienes que andar rápido, a buen ritmo.

-Y grandes. Pero así es muy artificial.

Así me van a echar de la calle.

No tienen que ser zancadas raras, sino como tú andas pero rápido.

-No es ver escaparates, es andar. -Vaya.

-Ir de "A" a "B" en el menor tiempo.

Ahora extender.

Así, poco a poco vamos haciendo.

Perfecto.

(Música)

España es el segundo país del continente

en número de personas obesas.

Y Andalucía es de las comunidades con mayor talla.

Quizá por eso algunos diseñadores apuestan por ampliar sus prendas.

Se llama "la revolución 'curvy'".

(Música)

Nieves, eres Miss Curvy Sevilla. Sí.

Lo vemos aquí en la camiseta, a ver si podemos enseñarla.

¿Qué significa esto de ser una Miss Curvy?

Miss Curvy es un certamen de belleza de tallas grandes.

Peso 108 kilos y mido 1,66.

Talla 50-52.

¿Hay vida más allá de la talla 38? Y tanto que sí.

No solamente tenemos que tener una 38.

¿Cómo fue eso del certamen?

De que una de pronto diga: "Me voy a presentar a Miss Curvy".

Vi que salía un certamen de Miss Curvy Sevilla.

Y dije: "¿Por qué no apuntarme, si me gusta el tema de la belleza?".

¿Y ganaste? No.

(RÍEN) Ojalá.

¿A qué te dedicas tú? Yo soy auxiliar de enfermería.

O sea, nada que ver con la moda. Nada que ver.

Esto es un "hobby". Exactamente.

Y ojalá tu profesión futura. Ojalá.

-Un, dos, tres. Adelante.

Al centro.

(Música)

Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres, ya.

¡Muy bien!

¡Apertura!

(Aplausos)

Nieves, ¿qué tal? Míralo, ¿no ves?

¿Mucha calor? Estoy sudando.

Es un esfuerzo sin parar. ¿Cuánto tiempo?

Una hora.

Se te agota la clase, Luisa.

El peso no es un impedimento, ¿no? -En absoluto.

Pero el esfuerzo es mucho mayor. Claro, no es lo mismo mover 60 kilos

que mover 90 kilos.

A ellas les cuesta. ¿Es difícil gente como Nieves?

Aquí no, se encuentran súper a gusto. Donde no van es a los "gym".

¿Porque en los gimnasios hay más presión sobre el cuerpo?

Sí. Hay más culto al cuerpo.

Hay mujeres reales, contundentes...

Utilizan todo tipo de palabras para evitar decir "mujer gorda".

"Gorda" es una palabra muy fea. No gusta.

Hay gente que reivindica y dice: "Yo soy gorda y no pasa nada.

Pero son las menos. Y cuanto más se diga, mejor sonará.

En esa parte también llevan razón.

-Pero queda mucho más bonito "curvy". -Sí. De "curvas".

Tenemos muchas curvas. (RÍEN)

Ya estoy.

¿Esta es tu hija? Hola. Dile "hola".

Hola. ¿Qué tal?

Antonio, encantada. Sara. Hola.

Bueno... ¿Os conocéis desde hace mucho?

20 años.

¿Cuántos años tienes tú? 35 años.

¿Tu primer novio? Sí. Con 13 lo conocí.

Nieves, ¿cuál es tu historia?

Yo de pequeña era delgada, una chica normal.

Pero a raíz del desarrollo, fui engordando.

¿En la adolescencia? En la adolescencia.

Y mira, hasta que estoy como estoy.

¿Cómo has vivido tú ese proceso con ella?

Como soy una persona que me ha dado igual.

yo lo que quería era estar con ella, me daba lo mismo.

-No se ha fijado en el físico. -Nos hemos puesto los dos...

(RÍEN)

A lo mejor ella es mejor persona que una finilla que pase por ahí.

Hoy se fijan los hombres más en el físico de las mujeres

que en el interior de ellas. Yo creo que sí.

¿En algún momento de tu vida has estado acomplejada por el peso?

Sí. ¿Sí?

Sobre todo, más que nada, a la hora de comprar ropa.

Yo era jovencita, con 17 o 18 años ya tenía mi peso,

y me amargaba.

Me iba a casa llorando, me "jartaba" de llorar,

y mi madre: "¿Qué te pasa?".

Y yo: "Que no encuentro nada para mí, solo de personas mayores".

Y me ponía a llorar y mi madre: "Ya sabes lo que tienes que hacer:

Dieta. Muévete, haz deporte". ¿Eso te decía?

Pero yo me "jartaba" de llorar pero después...

Después me "jartaba" y me comía unos bocadillos...

(RÍEN)

(Pitido cinturones)

Hola.

Mi hermano. Encantada.

Hola.

Ella es cuñada, su pareja. Encantada.

Igualmente.

-Otro hermano mío. Hola, encantada.

Sara, de "Comando actualidad". Encantado.

-Venga, vamos.

-Hola. -Hola.

-Ella es la mamá. -La mamá de las "curvys".

(RÍEN)

Yo peso 110. Me gusta mucho la juerga.

Y comer. Me he cuidado poco.

¿De estos nueve hijos son todos de talla grande?

Pues casi todos. Menos tres, somos todos "curvys".

(RÍEN)

¿Por qué piensan que en la familia todos tienen más peso?

Pues no sé, será por la comida. No sabemos comer.

¿Con tanto niño qué iba a hacer?

Darles de comer, llevarlos al colegio.

Cuando venían, a uno le soplaba medio huevo,

al otro las papas, o yo me lo comía todo.

(RÍEN)

Así, uno y otro, y mira lo que ha hecho.

(RÍEN)

el molde quiero quitármelo pero ya no puede ser.

No he sido gorda nunca.

Madre de nueve hijos, todos de cinco kilos.

Menos la hembra, cuatro kilos. Los varones, cinco kilos.

Demasiado que estoy viva. (RÍEN)

¿Ustedes tienen peso? ¿Se pesan? Sí, tengo uno en el cuarto de baño.

Hace un rato me he pesado. (RÍEN)

Este peso es muy embustero. (RÍE)

Aquí peso unos kilos, por la noche tengo otros kilos.

Vamos a ver. No he adelgazado. (RÍEN)

100 kilos pones. 100 kilos.

¡Embustero!

Ya está.

¿Quién le ha enseñado a cocinar? Bueno... 60 años llevo casada.

¿Con 18 años se casó? Con 18 tuve el primero.

Siempre embarazada, trayendo niños al mundo.

Muy guapos.

Muy gordos. (RÍEN)

De las comidas de mamá.

Eso son espárragos, verdura. ¿Comen mucha verdura ustedes?

No, ¿para qué vamos a decir...? De verduras, pocas.

¿Qué le diría usted a esas personas que el peso les acompleja un poco,

que la talla no la llevan bien, que no se ven bonitas?

Aunque no sea una persona delgada, no es una persona obesa.

-Diga que no, a mí me ha reñido muchas veces.

Me voy a morir con la pena de no ser delgada.

¿En serio? En serio.

No tenemos más remedio que ser felices.

¿Qué vamos a hacer? ¿Llorar?

Encima que estamos gordos, lloramos. (RÍEN)

Ea, como estaban los he puesto.

Sácame los tenedores, tú.

-Mira, aquí, toma. ¿De huevo?

-Mamá, un diez. Está buenísimo.

Qué rico, Dios mío.

Espectacular.

-Qué guapa está ahí.

-Nos las regaló por ser candidata, ahí con la banda.

-Esta fue en bañador. -Qué graciosa está ahí.

¿Te gusta verla posando de modelo? ¿Sí?

Siempre he sido gorda y nunca me ha afectado.

¿Nunca? A mí nunca.

¿Ningún complejo? Nunca.

Al revés, cuando empecé a perder fue cogí un poquito de complejo.

¿Sí? Sí.

¿Por qué? Me quedaba toda la ropa grande.

(RÍEN)

Pues estar más delgada, sí, pero si yo estoy contenta...

¿Para qué?

¿Os habéis planteado hacer dieta en alguna ocasión?

Sí.

Yo cuando era más pequeña, cada vez iba a más,

hasta que me planté a una dietista y perdí 15 kilos.

¿Y te costó mucho? Al principio me costaba.

Pero cuando el estómago ya se asienta un poco

a lo que tú vas comiendo:

No bebes gas, solamente agua, no pasteles, ni pan...

Comer bien.

El 23 % de los niños españoles son obesos.

¿Vosotras lo veis esto?

Yo le echo la culpa a la bollería.

Hoy la bollería... Mucha chuchería.

Lo tienen más a mano. Y también más cómodo para las madres.

"Cómete un Bollycao, cómete una palmera".

Mi niña está en el comedor y ahí le enseñan a comer saludable.

No quiero que sea "curvy". (RÍEN)

(Música)

La segunda edición del certamen nacional de Miss Curvy

se celebra esta noche en Granada.

Al tiempo que crece el número de aspirantes

a convertirse en modelos de talla XXL.

(Música)

¿Muchos nervios ahora? No estoy tan nerviosa.

¿No? No.

-El requisito es a partir de la talla 44.

Somos mujeres que se sienten bellas por dentro y por fuera

y para mí son iguales, tanto unas como otras.

Eres Miss Curvy Mallorca. Sí.

¿Y cuántos años tienes? 33.

¿Qué se te pasa por la cabeza cuando aspiras a ser Miss Curvy?

Reivindicar la diversidad en la moda y hacernos visibles, finalmente.

Primero tienes que empezar a quererte y aceptarte tal y como eres.

Y si no te gusta, intentar cambiar o mejorar.

Pero mientras seas una persona sana.

Eso es lo importante: la salud. Quiérete.

¿Se te quitan complejos aquí? Sí.

Al final, uno piensa que es la única que tiene complejos en el mundo.

Ya. Y no es así.

Miss Curvy España 2016.

Entonces, en este certamen vas a pasar la corona.

Sí. Es que... No tengo palabras.

¿No? ¿Por qué? Porque ha sido un año muy bonito.

Es mi sueño de llegar a ser "miss".

Siempre lo había querido desde pequeña.

Me da pena pero también estoy emocionada

porque ahora se va a cumplir el sueño de otra persona.

Claro.

¿Aquí están los vestigios del reinado?

Sí.

¿Esta es la corona? Sí, esa es la mía.

Tengo el de mi marido.

Hola. Hola, ¿qué tal?

Ustedes son familia, ¿no? Sí.

Esta señora es de Miss Baleares, de Mallorca.

¿La madre de Miss Mallorca? Mallorca.

Hemos hablado con ella mientras se estaba maquillando.

Y yo soy la de Ibiza.

Ellas están nerviosas pero nosotras peor.

(RÍEN)

Valoramos lo que realmente tenemos que valorar

según la estadística, ¿vale?

Pose, belleza, pasarela y elegancia.

Ella ha tenido problemas porque el marido decía que era muy gorda.

¿A tu hija? A mi hija, sí.

Que era muy gorda, que dónde iba a ir por el mundo así.

¿Son importantes estos certámenes para cambiar la mentalidad?

Sí, porque mi hija no está muy gorda, está rellena.

No le salen las chichas, está guapa. Pero bueno, es amor de madre también.

¿Cuántos habéis venido? Sois un montón.

Venimos 12. Y quedan tres por llegar.

Hacer esta pasarela hoy, para ella, las sesiones de fotos, todo,

está siendo muy especial porque se están sintiendo bellas.

Han estado un poquito "apartadas" por tener unas tallitas de más.

-Pase lo que pase, gane quien gane, todas somos ganadoras

y nos hemos llevado una piña muy buena.

Una, dos y tres.

¡Viva!

-Aplausos a 14 Miss Curvys.

(Música)

-¡Guapas!

(Aplausos)

¡Guapa!

-¡Guapa! -¡Guapa!

Bueno, ahí está. ¡Qué contenta estoy!

¿Se lo iban a perder ustedes? Sí, se lo quería perder.

Pero al final lo convencimos.

Al principio no tenía ganas de venir.

(Música y aplausos)

¿Para la prueba de talento vas a preparar un dulce?

Un dulce.

Chocolate blanco, y ahora lo adorno con otro chocolate.

Qué bueno. Y hay una sorpresa.

Se lo voy a poner al final de la canción.

¡Guau!

¿Es fondant? ¿Se come? Sí, eso se come.

A tu vera a tu vera, siempre a la verita tuya.

Ya pueden cubrir con sal

los ladrillos de tu puerta.

Aunque yo por ti me muera.

¡Te quiero, papá!

(Aplausos)

¿Cómo no ibas a venir, si te la ha dedicado tu hija?

Ya.

(Música)

¿Por qué no me cuentas una historia de la bailarina de acero?

Sí.

(Música)

(Aplausos)

-¿Estás nerviosa? -Muchísimo.

Muchísimo.

La nueva ganadora de Miss Curvy 2017,

va a ser para...

¡Miss Curvy Málaga!

(Aplausos)

(Música)

La obesidad mórbida lleva cada año a los quirófanos

a unas 7000 personas.

Y en estos momentos, 20 000 están esperando

una operación de reducción de estómago.

¿Quieren saber por qué engordamos?

(Música)

Ramón, estás operando a un paciente con obesidad mórbida.

¿Cuántos kilos pesaba? -Este es un paciente de 120 kilos.

Con una talla de un 1,60 o 1,65.

¿Qué características debe tener un paciente

para llegar al quirófano? Pues nosotros miramos varias cosas.

Las primeras cosas que miramos son especialmente el peso y la talla,

que es lo que determina el índice de masa corporal.

Clasificamos a los enfermos en diferentes tipos.

Como son enfermos con obesidad clase uno,

que son enfermos que tienen un IMC entre 30 y 35.

Obesidad clase dos, de 35 a 40, y a partir de 40, obesidad mórbida.

¿Y cuando uno llega aquí es que ya no hay otra solución?

¿Se ha intentado todo?

Son pacientes que con los años, no con un día ni unos meses,

o después de algún problema que pueden haber tenido,

han cogido peso y cuesta mucho bajar.

La obesidad se ha cronificado tanto que cuesta luchar contra ella.

A veces lo comparo con el abuelo que fuma.

Es difícil hacer a un abuelo dejar de fumar

si ha fumado más de 60 años.

La obesidad se cronifica en nuestro cuerpo.

Es una enfermedad compleja que siempre piensa en subir,

nunca piensa en bajar.

¿Esta operación no supone ningún riesgo para el paciente?

Es una operación mayor hecha por manos expertas.

Estamos hablando de una mortalidad muy baja.

¿Qué porcentaje? Alrededor del 0,3 %.

(Música)

¿Ya has terminado? Ya estamos.

¿Cómo ha ido? Bien, muy bien.

Ha tenido que ir muy bien, esperemos.

Estará unas horas en reanimación y si todo va bien,

pues ya subirá a planta pronto.

Y mañana a levantarlo, tomar líquidos,

y empezar a deambular.

¿Cuánto tiempo tiene que estar en el hospital antes del alta?

Pues se van a los dos días.

(Música)

¿Me buscas?

-¿Qué tal? Hola. -Son compañeros.

-¿Cómo estáis? -Bien.

Venga, ¿café, cortado? ¿Qué quieres?

Aquí estáis parte del servicio de Cirugía bariátrica.

El jefe, adjunto, adjunto. Del Vall d'Hebron.

Sí.

Operáis obesidad mórbida. Mórbida.

¿Cuántas operaciones hacen aquí al año?

Pues aquí estamos en torno a 180 aproximadamente.

¿Estamos cada vez más gordos?

Hombre, la sociedad sí.

Esta es la cafetería del hospital, y yo ahí veo donuts, croissants...

Los médicos tampoco os cuidáis.

-Sí que nos cuidamos. -Yo sí, un poco.

Tú sí te cuidas.

-Una cosa es la cafetería del hospital,

que es una cafetería estándar.

Y otra cosa es la comida del hospital.

Está muy pensada por especialistas, por endocrinos. Es de mucha calidad.

¿Podría convertirme, si empezara a comer,

en una obesa mórbida? Hombre, si uno se empeña sí.

Probablemente sí llegarías a ser una obesa mórbida.

Pero pensamos que hay factores individuales

que lo impedirían.

Te impedirían seguir con tu progresión de peso.

En unas personas sí y en otras no.

Un enfermo obeso mórbido con 20 años frente a un no obeso,

tiene 15 años menos de esperanza de vida a largo plazo.

La obesidad mórbida es una enfermedad crónica.

Es para toda la vida. ¿Aunque uno se opere?

Aunque uno se opere. Y si se opera y se mejora,

lo que se hace es controlar, pero sigue siendo obeso.

No se puede criminalizar.

No se puede culpabilizar, ni criminalizar,

ni señalar al paciente obeso mórbido, porque es un enfermo.

-¿Jessica Fuentes Nieto? -Soy yo.

Venga, que nos conocemos. Pasa para adelante.

-Hola, "bon dia". -Hola, Jessica. ¿Qué tal?

-Muy bien. -¿Cómo estás?

Pues mira... Hoy hace tres años que me operó.

Es mi cumple bariátrico.

-¿Y ahora con qué peso estás? -Estoy en 76.

-Ah, muy bien, has seguido bajando. -Sí.

La verdad, lo has hecho muy bien y hay que felicitarte.

Jessica, hace tres años que te operó el doctor Villalonga.

Sí.

Dices que estás de "cumple bariátrico".

Sí, es mi cumple bariátrico.

Y no me ha hecho ni pastel ni nada. ¡Un detalle, hombre! ¡A ver!

Mañana me felicitará.

Tiene 60 motivos de felicidad. ¿Por qué 60?

Porque son más de 60 kilos los que ha perdido

y por la calidad de vida que ella tiene ahora.

¿Cuánto llegaste a pesar? Llegué a pesar 180 kilos.

¿180 kilos? Sí, fue horroroso.

Fue lo peor que me ha pasado.

¿Cómo te ha cambiado la vida? Me ha cambiado al 100 %. Estás feliz.

¿Qué no hacías antes que puedes hacer ahora

con 60 kilos menos? Sonreír.

¿Jessica representa el tipo de pacientes

que vienen a consulta? Es un tipo de paciente.

Es una paciente con mucho peso, con problemas respiratorios.

En su momento tenía ya la mascarilla para dormir.

¿Ya no la tiene? -No, al año y medio me la quitaron.

Esto es antes de operarte. Era mi abuela, realmente.

Ahora soy la nieta. Vuelves a ser la nieta.

¿Comes menos ahora?

Ahora me como una gamba, una lechuga y ya.

Me puedes invitar cuando quieras. (RÍE) Sale barato.

Antes vivía para comer y ahora como para vivir.

Como cosas saludables.

Así, me gusten o no, me fuerzo a comerlas.

Por ejemplo, por la mañana, lo primero que hago:

Un vaso de agua y mi cucharada de polen.

Y eso que el polen lo odio, pero es saludable y me lo como.

-Y para comer... -Hay que cambiar el chip.

Para comer tengo claro que mi plato es un plato de postre.

Más cantidad no me entra porque puedo llegar a vomitar.

El plato se divide en tres: medio plato de lechuga,

un cuarto de hidrato y un cuarto de proteínas.

Ya sabes que a partir del año, es una visita al año

con el cirujano, el endocrino y el nutricionista.

-Cuando las cosas van tan bien. -Vale, de acuerdo. Encantada.

-Cuídate mucho. -Ya sabe que es mi príncipe.

-Es mi ejemplo a seguir. -Felicidades.

-Que te vaya bien. -Gracias.

-Hola, Marta. -Hola, ¿qué tal, Jessica?

-Muy bien. -Espera.

-Hoy es mi "baricumple". -¿Bien?

Marta, eres la nutricionista, ¿no? Hola, encantada.

Una persona que ha sido obesa mórbida,

que se ha operado, ¿debe seguir una dieta toda su vida?

Toda su vida.

Yo no considero que estoy haciendo régimen.

Estás aprendiendo a comer bien. He aprendido a comer bien.

Y gracias a que he aprendido a comer bien,

gracias a Marta y a la psicóloga, ahora puedo comer de todo

y no hace falta que me prohíba nada como antes.

Antes me prohibían muchas cosas: el chocolate...

Yo la odiaba, cuando venía pensaba: "Qué mala es".

"Esta me amarga la vida". Soy muy mala.

(RÍE)

Yo: "He comido chocolate". Ella me decía: "No".

"Pues me gusta". "Pues no puedes". Y ahora he aprendido.

Era un rifirrafe, una lucha constante.

He aprendido a comer bien y puedo comer chocolate.

Ahora no me apetece porque no creo que sea para comer cada día.

Esto es una dieta equilibrada post cirugía bariátrica.

Tiene muchos fraccionados, como dice bien Jessica,

que necesita comer varias veces al día.

Puede tomar cereales, café, leche desnatada...

De todo. Pan, jamón york, serrano, queso...

Aceite... Está todo ahí. Hasta arroz... Está todo ahí.

Si aprenden a comer, no tienen que hacer dieta nunca.

¿El problema es grande a día de hoy?

Muy grande, la verdad es que sí.

Hay mucha población infantil con obesidad

y mucha población adulta con obesidad. Cada vez más.

(Música)

¿Cuántas veces se ha puesto usted a dieta?

Tres de cada cuatro españoles

está intentando bajar de peso en este momento.

Se gastan una media de 150 euros al mes.

La buena noticia es que hay quien lo consigue.

(Música)

-Bueno, chicos, vamos a desayunar.

¿Qué queréis?

Bueno, os pongo tres.

Sandra, buenos días. Hola.

Pesabas 117 kilos. Sí.

¿Y cuánto has conseguido adelgazar? 24 kilos.

¡24 kilos! ¿Cómo lo has conseguido? Estoy en 93.

¿93? (ASIENTE)

¿Cómo lo he conseguido?

Al principio pasando un poco de hambre,

porque es normal, mi cuerpo estaba hecho una pena.

Pero ahora como más que antes.

¿Ah, sí? Sí.

O sea, has aprendido a comer. Sí.

¿Cuántas tallas has bajado?

Usaba la 54 y uso entre las 46 y 44.

¡Guau! Una pasada.

¿Estás contenta? No, estoy estupenda. Es un milagro.

Ahora en mi casa todo es desnatado. Aquí me tiene que apoyar.

Además, se sienten feliz de verme que ya no lloro.

Que antes lloraba muchísimo. ¿Ah, sí?

¡Muchísimo!

Esta es tu familia. Julián, tu marido, y tus hijas.

Sí.

¿Ha cambiado mucho vuestra madre?

-Un poco. ¿Un poco?

-Un montón. ¿Ah, sí?

¿En qué sentido, Elizabeth? Ahora está más alegre.

Y, por ejemplo, llega y dice:

"Mira, este pantalón no podía metérmelo

y ahora se me cae".

Y te lo dice con una alegría que antes no veías.

Parece mentira, hasta su carácter ha cambiado.

¿Sí? Sí.

Ahora tiene mejor carácter que antes. Antes lo tenía más fuerte.

Como dicen las niñas, ahora no chilla tanto.

Ahora, yo...

¿Cómo habías llegado a pesar 117 kilos?

Yo tengo un problema porque tengo hipotiroidismo.

Yo tomo una medicación, y se juntó todo.

Gema, tú eres un caso de éxito.

Junto a tu amiga Paloma y otras siete parejas

empezasteis hace seis meses con el doctor Romero, en TVE,

este plan de adelgazamiento. Sí.

¿Cómo te ves aquí? Estos son los inicios del programa.

-Pues imagínate. -"Como que se me junta todo".

-Mira qué papada. -"Siempre tienes ganas de llorar".

-"La gente habla mucho sin saber.

Porque aunque no coma, su organismo va lento".

"Muchas veces he llegado del colegio y la he visto llorar".

-"Lo que más duele es que digan: 'Claro, como no te cuidas'.

'Es que te has dejado' No, perdona". El doctor Romero.

Sí.

El hecho de asumir un reto de toda España,

¿hace también que tengas más fuerza de voluntad y digas:

"Es que no puedo fallar"? No, aparte de que no puedo fallar,

es una oportunidad, el tren que pasa una vez en tu vida

y que tienes que coger.

Me voy a ir preparando la comida. ¿Vale, chicos?

¿Esta es la comida de hoy? Macarrones con pavo.

Sí, con carne picada de pavo.

Me dejo un poquito...

Que esto supuestamente sea mi plato, pero como es muchísimo

lo dejo para dos veces.

Sin queso. Sin queso.

Y con queso para tu familia. Claro, sí.

¿Vale? Y hala.

Te voy a enseñar lo que voy a llevar.

Porque ahora vas a TVE. Voy a TVE.

A mostrarle a media España lo que has conseguido.

Mira, esto es una blusa que me voy a poner.

Es superancha, y yo jamás he entrado aquí.

Tú mira esta camisa el cuellecito que tiene.

¿Vale? Y mira esta camisa.

Esa es la que te ponías hace seis meses.

Sí.

Esta es una 46 y esta es una 52.

Y quedaba estrecha.

Mira lo que yo he llegado a utilizar.

¿Esto cuánto mide, Gema? Todo.

Qué barbaridad.

Todo.

Claro, cuando me veo que me he comprado estos pantalones,

que ya me da miedo comprarme ropa...

Mira, y lo tengo que descambiar porque me queda grande.

Esto es... Lo vamos a estirar para que se vea bien

lo que has perdido. Bueno...

-¡Chicos, me voy! -Vale.

-¡Chao! Adiós a todos.

Bueno, pues vamos ahora a "Saber vivir".

¿Crees que si no hubieras pasado por este programa de televisión

lo habrías conseguido igual? No.

Yo creo que lo único que lo hubiese conseguido

es haberme pasado por cirugía.

Porque es la única solución que hubiese visto.

¿Cuántos años tienes? 46 tengo.

¿Cuántos años has tenido sobrepeso? ¡Bua! Yo creo que otros 46.

¿Hay algún momento en que hayas dicho:

"No puedo más, tiro la toalla"?

Lo importante es que tu mente esté al 100 %

de saber lo que quieres hacer.

Porque la mente te juega muy malas pasadas.

Es la que te dice: "Bah, sáltatelo".

-¿Qué tal?

Soy Laura, encantada. Hola.

-¡Pero bueno! -¿Qué tal?

-Muy bien, ¿cómo estás? -Muy bien.

Hola.

-Tienes que pasar ya a maquillaje. -Sí.

-Buenos días. -Hola. Gracias.

Siéntate.

¿Cómo te va la dieta, el tratamiento? ¿Bien?

-Fenomenal. -¿Sí?

Se lo estaba comentando, estupendo.

Fíjate que durante el programa adelgazaste poquito.

Es que me tenía rabia la dieta. Acuérdate que te lo decía.

Disculpadme. Doctor Romero, periodista y médico.

Y el culpable de que Gema y otras 13 personas adelgazaran.

¿Qué es lo que ha hecho que en este caso funcione la dieta?

Sin duda, la motivación.

El apoyo psicológico que hemos trabajado con Isabel.

La psicóloga que ha seguido el caso. Sí.

El arma secreta que empleamos con Gema: motivación.

La motivación e introducir algunos elementos en su dieta

que ella no contemplaba, como las verduras.

Pero fundamentalmente la motivación.

Yo decía que las verduras no eran buenas.

Estoy comiendo cosas que digo...

Yo pensando que estaban asquerosas y están buenísimas.

-Gema tenía un repertorio de mensajes que se daba ella misma

que anticipaban el fracaso de cualquier dieta

y ya la predisponían a que no le gustaran los alimentos,

a no tener suficiente fuerza de voluntad.

Ella se daba, a veces, atracones

o comía para calmar enfado, irritabilidad...

Se comía el enfado, se comía la tristeza.

Lo hacemos todos. Lo hacemos todos, eso es.

Y una técnica muy interesante que también utilizamos con Gema

es las técnicas de imaginación.

¿Verdad, Isabel? Hacíamos:

"Piensa cómo te encontrarás con tres tallas menos".

Esto es importante para todas las personas que nos vean

y quieran adelgazar. Eso es.

¿Cómo voy a ser yo? ¿Cómo voy a ser?

Ella misma se ha imaginado este verano en bikini,

que se ha puesto bikini y ha saltado las olas,

cosa que no hacía desde hacía tiempo.

Y otra técnica de imaginación es ver al doctor Romero,

la cara cuando te trocito de tarta.

Eso también es una técnica de imaginación.

Cuando nos falta el control interno

hay que buscar elementos de control externo.

Si tengo una pareja, voy a hacerla mi aliada.

Le explico: "Para mí esto es importante.

Si ves que me estoy pasando cuando comes conmigo, dime algo".

Por ejemplo, otro control externo:

Cuando empiezo la dieta, me hago una lista de pros y contras.

¿Por qué quiero yo hacer esta dieta?

Y cuando mis fuerzas flaquean,

saco mi lista de todas las motivaciones

que me llevan a cumplir esa dieta.

Bueno, aquí me veis ya. ¿Ya está?

Estoy encantada. ¿Preparada para el directo?

Yo te voy a decir,

con la ropa que utilizaste en el programa:

"¿Qué talla es esta?".

-Y es una 52. -52-54, sí.

52-54.

Ella todavía dice que no se ve con la identidad

de una persona que gasta la talla 46. ¿Eso suele ocurrir?

Por eso les insisto yo tanto

en que no estamos haciendo solo un cambio en mi peso.

Mi objetivo no es llegar a un peso, es cambiar mi estilo de vida,

mis hábitos, mi manera de relacionarme.

Un cambio en la identidad.

Pues muchas gracias. -De nada, a ti.

Que pierdas esos 18 kilos que quieres perder.

Hombre, y si pueden ser más, mejor. Y en el tiempo que tenga que ser.

Ah, ya no hay prisa.

Después de que he estado tanto tiempo con ese sobrepeso,

pues si ahora, gracias a Nicolás, en ocho meses he perdido ese peso,

pues si ahora con los restantes tengo que estar un año más,

pues tranquilamente, no pasa nada.

(Música)

(INAUDIBLE)

Asturias es la comunidad española con más obesidad.

Esto se ha convertido en un problema de salud pública

porque los más pequeños siguen esa tendencia.

En concejos como el de Salas,

siete de cada diez vecinos tienen sobrepeso.

Que en el mapa les sitúen como uno de los concejos

con más obesidad en España, ¿cómo lo llevan?

Uy, bárbaramente, estamos felices. ¿Siguen felices?

Somos comedoras, ¿qué le vamos a hacer?

¿Qué come usted a diario?

Hoy voy a comer repollo.

Mañana a lo mejor un poco de coliflor.

¿Come solo verdura? La verdura y después un filete.

Solo verdura no, el que come solo verdura está vacío.

(RÍE) Soy vieja, pero...

¿Qué es lo que come que no deba comer?

Pues a lo mejor un poco de chocolate.

Huele a comida.

Voy a enseñarte mi táper.

Ya la tiene aquí preparada. ¡Hombre!

Porque si no, cuando llego y no lo tengo preparado

como un cachín de pan, un cachín de queso...

Y pica. Y para evitar eso...

Y ahí tiene el repollo con patata. Con una patata.

Y pescado de segundo. De segundo.

O sea, que come muy sano. Siempre.

Y tengo unos análisis estupendos.

¿Se ha comprado un ordenador ahora? Porque es nuevo.

Lo que más me gusta, el parchís.

En un pueblo como Salas que no hay una actividad que te interese algo...

Una que te interese algo, ¿eh?

¿No hay nada aquí que le interese? Nada, nada.

¿Ni el hogar del jubilado? ¡Ay! ¿Qué dices?

¿Por qué no le gusta?

Los viejos:

"¿Cuándo te subieron la pensión?", "¿Qué te ha pasado en la rodilla?".

(RÍE)

¿Voy a salir yo de mi casa para oír esto?

Le deprime a uno, ¿no? A mí me hunde.

Eso me lleva a la nevera.

Eso la lleva a comer, claro. ¡Uy!

Trini, esto es el tentempié de la mañana.

Hombre, claro. Es gratis para los clientes.

¿No ves este mostrador?

¿Cómo no va a engordar la gente aquí en Salas?

Claro, así estamos todos.

¿Qué pasa en Salas?

Aquí la estadística dice que hay más gente obesa de lo normal.

Bueno, no estoy de acuerdo. ¿No?

Cuando salgo por ahí veo a cada una y cada uno también.

¿De todo esto, qué es lo que más engorda? Todo.

Es que la gente aquí cosas "light" no las quiere.

(RÍE) Aquí la verdura, la mínima.

Esta es su bolsa de medicamentos. Pero ¿qué hay ahí?

Mira, de todo.

Esto para el azúcar. O sea, tienes diabetes.

¿Qué más?

Protector de estómago. Un protector de estómago.

Para el colesterol. Colesterol también tiene.

Para... Ya ni te acuerdas.

Para el colesterol también. ¿También?

Es casi como ir a hacer la compra pero a la farmacia.

O sea, todos estos medicamentos son los que tomas

como consecuencia de la obesidad.

¿Y cuántos años tienes? 53.

Tú vas a la farmacia como quien va al supermercado.

Claro. ¿Cuánto te gastas en esto?

Hoy pagué 45,52 céntimos.

¿Y esto para cuánto te da? Un mes y medio.

-Hola. -Hola.

-¿Qué te pongo, Isabel? -Carajitos y un bizcocho.

Teresa, lleváis 100 años endulzando los estómagos de la gente de Salas

con este producto, ¿qué es? Son los carajitos.

Lleva avellana, clara de huevo y azúcar.

Es todo natural.

¿Cuánto azúcar lleva esto? Tiene pinta de tener bastante.

El azúcar no lo sé de memoria, pero...Ah, tienes aquí...

47. Y valor energético: 532 calorías.

Por cada 100 gramos. Sí.

Una bomba de relojería. Esto es una bomba.

Hay que moverse para quemar esto.

Hay que moverse y yo pienso que en Salas la gente se mueve poco.

¿Tú ves ese problema de obesidad aquí en el Ayuntamiento?

Sí.

Porque los críos lo que comen para merendar

es comida industrial.

Pero ¿creéis que la gente come mal porque es más barato?

Es más fácil.

Es más fácil, no más barato necesariamente.

¿Por qué? La gente no tiene ganas de cocinar.

La gente joven ahora... Habrá algunos que sí,

pero hay otros que no saben lo que es un potaje.

No saben lo que es un cocido.

Yo merendaba pan con manteca y no me considero...

Reconozco que estuve gorda, ahora me cuido...

¿Estuviste gorda? Sí.

¿Cuánto llegaste a pesar? Casi 86 kilos.

Y adelgazaste... 14.

¿Cómo adelgazaste ese peso?

Pues un dicho que hay:

"Desayuna como un rey, come como un príncipe,

y cena como un mendigo".

Hola, Dani. Beatriz Riaño, "Comando actualidad".

Hola, buenas.

Dicen que este es uno de los restaurantes de Salas

que más cantidad pone en el plato para la hora de comer.

La gente no se suele quejar.

Mira, la comida está aquí.

Toda esta comida que ves aquí es el menú para hoy.

¿Qué te parece? ¿Esto qué es?

Eso es oreja. Oreja...

El caldo. El caldito.

¿Qué hay aquí? La paellita.

Paella. Lo que queda de pote.

Sopa.

En Asturias, el 26 % de la población tiene obesidad.

¿Te parece que no se ajusta a la realidad?

Comemos bien. Ya lo veo que coméis bien.

Aquí se pone la pota con la garcilla. Cada uno que se eche.

Y si quiere repetir, puede repetir, hay más para sacarle.

Vosotros no servís ración.

Lo sacáis directamente. Exacto, sí.

Lo sacamos, por ejemplo, en esta cacerola el pote.

Lo llenamos de pote hasta arriba.

Y si se lo acaban... Hay más.

¿A repetir? ¿Por el mismo precio? Claro, por el mismo precio: 8,90.

¿8,90 todo eso? Todo.

Un primero, un segundo, un postre, vino, Casera, pan... Todo.

Tú has pedido este pote asturiano. ¿Te vas a comer todo esto?

Es demasiado, pero la verdad es que con la pinta que tiene...

Te lo comerías perfectamente. Un pequeño esfuerzo haremos.

En cantidad ponen bastante.

Que te pongan un plato tan rico y te dejen al lado el puchero,

te incita a comer algo más.

Y a engordar. Y a engordar.

La vida sedentaria es una de las causas

de la obesidad de los salenses.

Por eso aquí se desarrollan actividades

para fomentar hábitos más saludables.

Hola.

Habéis venido al gimnasio a perder peso.

Sí. ¿Por qué? ¿Cuánto pesabais?

-Pues... -A mí me sobraban 30 kilos.

¿Cómo has cogido todo ese peso?

Pues yo, primeramente, había hecho otra dieta

y había adelgazado 25 kilos.

Y después empecé a comer más y más,

y al final me dejé, ni deporte,

comía de todo: bollerías... De todo lo peor, vamos.

Belén lleva 56 minutos andando. Sí.

Has perdido 376 calorías. Sí.

Con una distancia de 5 kilómetros y medio, un poquito más.

¿Cuánto ejercicio haces aquí al día? Una hora.

Una hora. ¿Y cuántos días vienes al gimnasio?

Procuro venir cinco.

¿Cuánto pesabas?

Pues yo llegué a pesar, estando embarazada, 93 kilos.

Y mides, más o menos, 1,60. 1,66.

Pero desde que tuve el bebé quedé con 20 kilos más.

Israel. Hola.

Tú has venido al gimnasio también para perder peso.

11 kilos desde el mes de abril. Sí.

¿Cuánto llegaste a pesar? 97 kilos.

¿Vosotros lo notáis?

¿Os llama la atención en la calle que la gente tiene...?

Yo sí que creo que hay niños que tienen sobrepeso.

Yo cuando era niño no veías eso.

Habría uno o dos, pero ahora hay muchísimos.

No sé si es la alimentación... Más ahora que antes.

¿Qué problemas tenías antes cuando tenías 11 kilos de más?

¿Sigues la progresión de pérdida de peso?

¿Qué te dificultaba en tu día a día? Me notaba que me fatigaba.

Cuando subía escaleras me notaba un poco cansado.

Entonces, ahora me noto mucho mejor, me noto más ágil.

La mejoría fue muy buena.

-¡Uno! (SILBATO)

(Silbato)

(Silbato)

Uno, dos y vuelvo.

Otra más, vamos. Adelante. Eso es.

Atención, a la señal. Dime. Manuel.

Esto es el gimnasio municipal de Salas.

Es el gimnasio municipal de Salas en vivo y en directo.

Llevas cuatro años aquí.

Cuando empezaste había cuatro personas.

Había cuatro personas, efectivamente,

y en cuatro años hemos subvertido esta tendencia.

Era una preocupación del Ayuntamiento

porque se superaban esos índices de obesidad

y ahora estamos en casi 100.

Si me empieza a tirar el hombro, estiro las mancuernas.

Tranquilamente.

Tú has bajado 4 kilos en dos años. ¿Te has quitado de comer?

No. ¿Comes mucho?

No, poco. Yo soy de comer poco y de coger kilos.

Con facilidad.

El problema de las dietas es que subes, bajas, subes, bajas.

Sí. Siempre no puedes estar así.

Prefiero hacer deporte, machacarme tres días a la semana,

y comer lo que quiero. ¿Tres días vienes?

¿Te ha cambiado la vida desde entonces?

Estoy encantada. ¿Sí? (RÍE)

Mientras estoy aquí no me acuerdo ni de comer ni de otras cosas.

¡Prevenidos!

Tres, dos, uno... (SILBATO)

A la siguiente vuelta, la colchoneta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cada vez más gordos

Comando actualidad - Cada vez más gordos

13 feb 2018

Casi la mitad de la población española tiene sobrepeso. ¿Por qué somos el segundo país de Europa con más obesos? ¿Por qué cada vez más niños y más jóvenes sufren sobrepeso? Los reporteros de Comando Actualidad recorren España buscando las respuestas de afectados, médicos, psicólogos, dietistas...

ver más sobre "Comando actualidad - Cada vez más gordos" ver menos sobre "Comando actualidad - Cada vez más gordos"
Programas completos (459)
Clips

Los últimos 2.726 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos