www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3823218
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Ole tu pueblo serrano - ver ahora
Transcripción completa

¡Vamos, Cal, venga!

¡Vamos!

Cuando se llegue al cole ya se ha bajado desayuno, ¿eh?

(SILBA)

Este pueblo, Zahara de la Sierra,

es uno de los más fotografiados de Europa.

Además está en un sitio privilegiado.

¿Qué tiene este pueblo para vivir aquí?

Pues la belleza, que está al lado de Madrid

y que es un paraíso.

Son los más altos,

los menos conocidos y los más buscados.

Si no reguláramos este tráfico, aquí se liaría un atasco,

ni para adelante ni para atrás. ¿Dónde han aparcado?

En el quinto pino Si lo sé, no vengo.

He visto que vienen... ¿japoneses, creo?

Aquí vienen de todo el mundo. -El turismo se ha desbordado.

Un desborde descontrolado. -Es imposible visitar y no comer.

¿Qué está sacando usted de aquí? El corderito y el cabritillo.

Mira cómo sabe.

-Esto es comida montañesa auténtica.

El menú sale a 13 E.

¿Cómo viven sus vecinos?

¿Y por qué son tan especiales?

Tú te levantas, Tomás, ¿y tienes esta vista?

También hay veces que no veo,

porque me llega la nieve casi a la altura del farol.

-Eso es Suiza. ¿Suiza?

A dos horas de Gijón.

Aquí tenéis la cueva. Eso es.

Un queso como este, ¿por cuánto se vende?

Unos 40 E.

-Habilitamos esto porque el refugio estaba cerrado...

¿Vivís de esto? Sí, vivimos de esto.

Estamos en la Ruta del Cares. Dentro va el canal.

-Por aquí bajaba yo con un "chino" y una cabra amarrada.

Hubo gente que se mató. Sí, pero por nieve o...

"Ole tu pueblo serrano", hoy en "Comando Actualidad".

Vais a llegar al cole a las 10:30. Una hora de retraso.

Por los problemas de la grabación. (RÍE)

(Música)

(Canción en inglés)

Buenos días, "pequeñetes".

-Buenos días, majareta.

-He ido a abrir hasta el collado.

Así que hay que ir en esquís, ¿eh? Voy a poner las pieles tuyas.

Julián, Nuria, son las 8:00 de la mañana

estáis preparando el desayuno.

Has tenido que abrir huella porque ha nevado, ¿cuanto?

Pues unos 20 centímetros esta noche, por ahí.

20 cm más lo que había caído ayer. Sí, habrá unos 40-50.

(ASIENTE) Y los niños tienen que bajar al cole

en... en esquís, esquiando. Hasta donde ya está el coche, sí.

Estos son los esquís de travesía. Aquí los esquíes son como...

Una herramienta más. ... el gorro.

(RÍEN) Como las zapatillas de casa.

Sí, sí, sí.

Julián, eres el responsable de este refugio de montaña

y aquí, ¿cuánto tiempo lleváis viviendo?

Yo llevo 27 años

y Nuria ya lleva unos cuantos también.

El invierno es duro aquí ¿no? Que no, que el invierno no es duro.

Sois hombres... ¡Duro es el verano,

cuando te levantas a las 6:00 de la mañana

a dar los desayunos, uno que se pierde,

el otro que no sabe dónde dejó..., toda la gente estresada...!

No hacemos más que atender gente estresada.

¿Los que vienen de vacaciones de las ciudades?

Claro. (RÍE)

¿Y para ti, qué es vivir en la montaña, Nuria?

No sé, hay que tomárselo de una manera natural.

Si te gusta... (ASIENTE)

pues es lo más bonito.

¡Qué familia!

¡Qué ajetreo! -¡Eh!

¿Y a qué hora tienen que llegar estos niños al colegio?

A las 9:30. 9:30.

Ven aquí, Cal.

Ya estamos equipados, ven.

Os presento a Calcetines, es un perro de trineo.

¡Vamos, Cal, venga!

¡Vamos!

Dime. ¿Dónde estamos exactamente?

Vegabaño.

Macizo occidental de los Picos de Europa.

En la zona leonesa. En la zona leonesa,

del Parque Nacional, ahora se llama Picos de Europa.

Aquí estaba el primer Parque Nacional

que se fundó en España.

El Montaña de Covadonga.

¡Vamos, Cal, venga! ¡Vamos!

¡Vamos, Cal!

Que digo que esto es precioso.

Pues sí, y vivir en un sitio así...

mas lo que pasa...

que lo que es cierto, que la nieve...

te hace trabajar un poco más...

es un poco más dificultoso moverse en el medio...

y hace... que en el mundo rural, hoy en día, la nieve

se vea como un grave problema. ¿Por qué?

Yo creo que, fundamentalmente, por los medios de comunicación.

"Que esto es imposible de moverse...

que es el caos...".

Unas cuantísimas cosas.

¿Y eso no es así? Pues hombre, imagínate en Canadá,

que tienen un nivel más alto de vida que nosotros,

si no se moviesen por la nieve,

¿cómo sería? Noruega, Finlandia. Cuando se llegue al cole

ya se ha bajado desayuno, ¿eh? (RÍE)

¿A cuántos kilómetros está el pueblo más cercano?

A nueve.

Venga, levanta. ¿A nueve kilómetros?

¡Vamos, venga, ahí detrás! ¡Venga! ¡Vamos!

¡Vamos! ¡Sobre uno, sobre el otro!

¡Sobre uno, sobre el otro! ¡Y aquí, problema en el camino!

Esto no es el machete para los osos, que los hay.

(RÍEN) Es para las ramas de los árboles.

Sacarlo cuesta, así que... hay que cortar.

No queda más alternativa.

¡Dobra!

-¿Qué? -¿Colaboras o no colaboras?

-¡Ya voy!

-Es mejor quitarlo así, de cuatro machetazos,

que no andar tirando de la rama...

¡Al camino!

¡Venga, venga!

¡Venga, Abel! ¡Muy bien ese intercambio de esquí, muy bien!

¡Venga, venga el intercambio!

Aquí tenemos un todoterreno.

Este es un todoterreno como en el circuito de rally, o sea,

un coche en el que le pides lo máximo.

¿Lo habías dejado ayer para que...? Lo había dejado ayer aquí,

porque ya sabíamos que aquí igual

íbamos a tener problemas para salir.

Ahora,

si no sale el coche,

no llegamos al colegio.

A ver si cogemos la rodada. Podía haberlo dejado más cerca.

Monta ahí que va... Tienes las llaves de refugio, ¿no?

-Sí. -Vale.

¡Hala! Hasta luego, Nuria. Chao.

-¡Mira, tuve razón!

-En estas circunstancias tienes que tener un vehículo

que no tengas inconveniente en meterlo a la cuneta

en caso de que se vaya. Es una herramienta para vivir aquí.

¿Ahí qué hay? Ahí hay algo.

Y esto, pues ya ves. Hala.

El día de las nevadas es el día de más trabajo.

(ASIENTE) El día que más tiempo te lleva...

Fundamentalmente por las ramas de los árboles,

que están abajo... Julián, la gestión del refugio,

¿cómo la has conseguido? ¿Por concurso, por oposición...?

Bueno, pues mira, la gestión del refugio

fue hace muchos años,

cuando nadie apostaba por esto de la montaña.

La mayoría de los que llevaban los refugios eran pastores,

que combinaban el atender los refugios con el pastoreo.

Esta... ¿Machete...

o no machete...?

¡Vamos a quitar esto! ¡A ver!

Esta para aquí.

¿Quitamos la otra? Él ya me ayuda.

En aquella época ya hubo un grupo que decidimos

que se podía tener un futuro trabajando en la montaña, ¿no?

Habilitamos esto, porque el refugio estaba cerrado...

¿Y vivís de esto? Sí, sí, vivimos de esto.

Igual lo combino con otra actividad que es guía de montaña.

Ahora ya menos, porque no puedo salir.

Por los niños. Por los niños.

Tengo que llevar los niños al colegio.

Hago unas labores por las que no me pagan,

mantener los caminos limpios, no cobro.

A ver, ¿cuánto puede echar un niño en ir al colegio en Madrid? ¿No?

Hay algunos que una hora.

Una hora es lo que empleamos nosotros.

Lo que pasa que con estos avatares.

-En 3 km tardamos un día cuatro horas.

¿Sí?

¡Los guantes! ¿Quién se deja aquí los guantes?

Mi hermana. -Ahora cambiamos de vehículo.

Con este ya podemos andar por la carretera, ¿eh?

¿Cuánto queda para llegar a la escuela, en distancia?

Desde aquí, 20 minutos.

(Motor)

Pues, hala,

siguiente parada. ¡Vamos!

¿Qué hora es?

-Le dije a Julio a las 10:00. Nos hemos retrasado más de la cuenta.

Llegamos al pueblo de otoño. Estamos de otoño, ¿eh?

Nieve y de otoño. Esto es...

Soto de Sajambre. Soto de Sajambre, sí.

El Valle de Sajambre es el valle menos visitado

de todo el Parque Nacional.

Pero aunque sea el menos visitado, el Parque de Picos

es uno de los más visitados de España.

Pues mira, vais a llegar al cole a las 10:30.

Una hora de retraso.

Por los problemas de la grabación. (RÍE)

Y llegamos al colegio.

¡Cómo pesa la cultura! ¡Vamos!

¿Cuántos niños ahí en la escuela? Diez.

Diez de cinco pueblos.

¡Buenas! -Hola, buenos días.

-Aquí estamos.

-Hola.

-Bueno, misión cumplida. (RÍE)

Con un poco de retraso, pero...

(Música)

(Ladridos)

¡Buenos días, Julio! ¡Buenos días!

Buenos días, Silvia. ¿Cómo está?

Bueno, pues... ya ve. -Aquí está.

-¿Hay mucha nieve arriba? -Sí, no lo medí bien. Más de 50.

¡Hasta luego! ¡Hasta luego, Julián! ¡Gracias!

Me han dicho que su abuelo fue uno primeros de coronar

el Naranjo de Bulnes. Víctor Martínez.

¿Cuántos picos tiene de más de 2500 m esta montaña?

Unos cuantos aquí y los más altos están en el central.

Ajá. El Llambrión; Torre Cerredo, 2648,

el Naranjo de Bulnes, 2519...

¿Esta es su casa? Esta es mi casa.

Julio, ¿esta es su casa? Yo soy guarda del Parque Nacional.

¿Guarda...? Guarda del Parque Nacional.

Y aquí tengo...

Esta es la antigua cuadra que tenía, que la rehabilite.

Ajá. Aquí tengo el pienso para los cerdos.

Mira qué tres cerdos tengo aquí.

¿Con estos cerdos hará la matanza? Haré la matanza tradicional.

Ajá. Chorizos, morcillas, algún jamón...

Bueno, jamones ya curo pocos, (ASIENTE)

porque cambió el clima

y ahora ya los jamones no compensa hacerlos, no curan.

¡Ah! Antes, que nevaba más,

hacia más hielo... y en la zona que te voy a enseñar,

donde se hacía la matanza, curaban, pero ahora no curan.

Esto es un... yo lo llamo la sala de recuperación.

¿Ah, sí? Te vienes aquí cuando nieva,

están los chorizos colgados, te sientas, coges la navaja,

lo metes ahí en la lumbre, un vaso de vino,

y esto es la zona de recuperación. En Oseja, que es la capital

del valle, ¿cuántos viven? No sé los vecinos que habrá,

pero poco más de 60 habitantes seremos por el invierno.

Y ya solamente hacemos matanza dos.

Bueno, qué buenas nueces. ¿También son de cosecha propia?

Aquí hay que aprovecharlo todo, sí.

Puedes coger tranquilamente. Estas están ricas, ¿no?

Y usted es guarda del Parque Nacional.

¿Y cuál es su labor?

Principalmente es vigilar y custodiar la naturaleza y todo, flora, fauna

y hacer respetar la ley. El hecho de que sea Parque Nacional

quiere decir que es una naturaleza que está

muy, muy, muy controlada. Exactamente.

Dentro del ecosistema tenemos que convivir todos,

Flora, fauna y la gente. Y tres comunidades autónomas

cada una con sus leyes. Los animales respetan,

pero nosotros a los animales, no sé.

Esta es una casa de montaña. Ajá.

Mi mujer, María del Mar. Hola, María del Mar.

Qué bien huele a eucalipto. A eucalipto en la chapa.

¿Qué estas haciendo? Es para que el ambiente no se seque.

Veo la cocina tradicional de toda la vida, la económica.

El horno y debajo de él asar carne, pescado, lo que quieras.

De las vitros y del butano, esto... (RÍE)

Eso sí que se nota. Sabe distinta la comida.

-Estos, despeñados. ¿Despeñados?

Son las bajas del invierno.

¡Ah! O sea, no es caza. No, no, no.

Aquí no hay nada cazado.

El emblema del Parque Nacional es el rebeco.

¿Qué es la montaña para ti, Julio?

Pues la vida. Nací en ello. La montaña es la vida.

¿Y tú eres de montaña o no eres de montaña?

(AMBOS) No. Esta es más de playa.

¿Ah, sí? Yo soy más de playa y de...

centros comerciales, como decimos, yo de montaña, no.

-Vamos a probar chorizo del año pasado

de mi matanza. Oye, ya me está entrando calor, ¿eh?

(RÍE) Verás, cuando comas el chorizo más.

(RÍE)

Tiene sabor contundente, ¿eh? Fuerte, fuerte.

Tiene un punto picante.

¡Qué rico!

(Música)

(Canción en inglés)

Bueno, cómo huele esto.

¡Hombre, esto huele que alimenta, cariño!

(RÍE) Leandra, me han dicho que usted

es toda una institución en la cosa gastronómica aquí en el valle.

Bueno... En el Valle de Valdeón.

Yo... Vamos, llevo mi forma de hacerlo,

cada quién llevará la suya, pero la gente, cuando come mis guisos

me dicen: "Esto está exquisito".

¿Y qué hay de comer hoy? Hoy tenemos de menú

una alubia estofada que lleva consigo: chorizo, beicon,

costilla, morcilla. Eso es el cordero asado al horno.

Tarta de queso. Tarta de queso de aquí.

El queso es famoso aquí en Valdeón. Pues sí que lo es, es muy rico.

Normalmente, nosotros utilizamos todos los productos de aquí.

-El menú sale a 13 E. 13 E.

Esto es comida montañesa auténtica.

Me han dicho que usted tiene 88 años.

Efectivamente. Y que trabaja los 365 días del año.

Pues sí. Ese codillo está excelente.

Puedes ponerlo en otra fuente.

Buenos días. (AMBOS) Buenos días, Leandra.

-Buenos días, Isidoro, buenos días, Julio.

-Buenos días. -Os traigo las alubias y el compango

para que podáis empezar a comer.

¿Os traigo un poco de vino de la casa?

-Sí, hombre. -Venga, un poco sí.

Este es Isidoro. Buenas tardes.

Hola, buenas tardes. Y que aproveche.

Muchas gracias. -Es de León, pero tiene una casa

en Soto del Valdeón. ¿Qué le trajo aquí?

Pues yo era un enamorado de las montañas en general.

Sí. De estas montañas en particular.

Sí. Hace muchos años ya,

37, me parece, compré una casa aquí, en Valdeón.

Ahora, en los últimos años, que estoy jubilado,

vivo aquí constantemente.

(Música)

Mira, esa huerta entera, la podábamos mi padre y yo para leña

hace 30 o 35 años. -Entrabais por arriba.

-Por arriba. -¿Qué pasa?

¿Os descolgabais con una cuerda para abajo?

-Con una cuerda por allí y luego bajábamos hasta aquí.

-Cortabais la leña... -Caía toda hacia abajo.

-Y la recogíais. -De salir del colegio por la tarde,

veníamos los 11 hermanos... -Toda la familia y hala,

recogías la cuerda. -Todas estas paredes las tengo...

-Pues hay que tener moral para sacar la leña de ahí arriba.

-De ahí toda. Moral y poco vértigo.

Poco vértigo. Julio.

Menos que ahora. Tú eres de Caín. Los cainejos.

Se dice que hay un dicho que dicen que no morís de viejos,

sino despeñados. Despeñados.

¿Por qué? Por eso, que no tenemos miedo a nada

y por las necesidades del trabajo. Estamos en la Ruta del Cares.

12 kilómetros que dicen que es una de las rutas

más transitadas de Europa por montañeros de todo tipo,

es decir, que aquí no hay que saber escalada.

¿Qué es lo que estamos viendo? Ahí está la presa,

donde se recoge el agua.

Luego va por un canal, va sin perder prácticamente altura,

hasta el pueblo de los ancestros de Julio,

que está ya en Cabrales.

Se hizo para llevar agua desde Caín...

Sí. Hasta Asturias.

Hasta Asturias. Tiene pinta de ser espectacular.

Lo es, lo es. Ahora lo verás.

Dentro va el canal. ¿Dentro de la montaña?

Eso es, aquí metido. -Lo vas a ver al final.

-Lo vas a ver en algún trozo.

Esto es muy bonito. Dale.

Caín está a 460 metros. Sobre el nivel del mar.

Y tenemos encima, por encima, el Torre Cerredo,

que es la cumbre más alta de los Picos de Europa

y de los del oeste de España,

que tiene 2648 metros. ¡Caray!

O sea, que hay aquí, a plomo, 2200 metros.

¿De desnivel? De desnivel.

Estos túneles los hicieron todos a mano.

¿A mano? Este se hizo en 1914.

-Es un emblema, tenemos que presumir de ello.

Esto que vemos aquí va todo por dentro de la roca.

Eso es, este es el canal

y esto que tenemos a la izquierda nuestra es la senda.

(ASIENTE) ¿Cómo sois los vecinos de aquí?

Ya ves, gente dura igual que morrillos.

Somos como el terreno, morrillos. Morrillos.

Morrillo es esto. ¡Ah!

Como una piedra. Yo tengo vértigo ¿eh?

¿Es una ruta peligrosa para gente que venga un poco...?

¿Aquí no se han despeñado...? Ven para acá.

-Se ha perdido alguno con los selfis, con lo de las fotos.

-Mira mi cuadra, ahí. -Esa de ahí, ¿no?

-Venía con mi padre, ahí teníamos las cabras.

Y ahora está abandonado. Ahí se ordeñaba,

veníamos a por la leche, se soltaban por el día

y por la noche, encerradas ahí.

Esto lo hice con mi padre.

Tenía miedo de que nos cayéramos cuando éramos pequeños.

¿No ves? Con cemento, esto era mi escalera.

Una escalerita.

(RÍE)

Todos los días... Hasta arriba.

Luego bajabas cargado con el zurrón así.

¿Ves? No se me olvidó.

¿Bien?

Te coges aquí...

Por aquí, por debajo.

Y para abajo, colgado.

¿Para qué te asustas? ¿Cómo bajabas antes?

¿Cómo que para qué me asusto, Julio? Por aquí bajaba yo con un "chino"

y una cabra amarrada. Coge las ramas.

Vale, vale, pero ya no, ya no. ¿Cómo que ya no?

¡Ah! Yo no puedo mirarlo. Vuelves y luego a subir despacio.

¡Pero bueno!

-Llegas a vivir en el Cares. -¿Entonces?

Ha habido gente que se ha matado. Sí, pero por nieve.

No por venir hacer esto.

Hola. Hola.

-Hola. ¿De dónde sois?

(HABLAN EN INGLÉS)

Adiós. (LOS TRES) Adiós.

De tanto meter el morro los cainejos, mira qué fuente más guay.

¿Ves? ¿Está rica?

Riquísima, puedes beber. ¿Viene de la montaña?

Sí, claro.

A ver, pues yo la voy a probar. De la fuente, la fuente.

-Sí, sí, además, bien fresca. -Sí.

¿Con esto crees que se me quitará el vértigo?

Sí, te vas a poner...

(Música)

Quédate conmigo,

habrá dulce abrigo.

Quédate a mi lado,

no tendrás reparo.

Quédate.

Quédate.

Buenos días. Buenos días.

¿Se puede? Adelante.

¿Cómo estamos? Bien. ¿Y usted?

Pepe Millán. Para servirle.

Usted es uno de los 1500 habitantes que hay en Zahara de la Sierra.

Sí. Uno de los pueblos de montaña,

supuestamente, más bonitos de España.

Para mí, el más bonito. Eres pastor de cabras payoyas.

Payoya y merina de Grazalema.

¿Y eso qué significa? Que tengo cabras y ovejas.

Y por aquí está su mujer. Mi mujer.

Que sin mi mujer, pues no funciona esto.

Rosario. Rosario.

De primera hora, ya preparando un café, veo.

Preparando un cafelito por la mañana. Un cafelito.

Este es un pueblo que siempre se ha dedicado

a la ganadería, a la agricultura...

Ha vivido de esto. Esto más ha sido la ganadería.

Y agricultura, por supuesto.

Turismo, yo creo que se ha desbordado.

Un desborde descontrolado. La gente se cansa de la ciudad.

A lo mejor quieren ver el campo, ¿o no?

Yo creo que tenían que tener un conocimiento

de lo que es el campo.

Vamos.

Venga, Candela.

La parada es obligatoria, porque aquí tenemos una postal...

De hecho, dicen que este pueblo, Zahara de la Sierra,

es uno de los más fotografiados de Europa.

Yo creo que tiene que ser verdad, porque todo el que ves por ahí,

por las carreteras parado, está echando fotos.

Está en un sitio, para mí, no sé cómo decirlo, privilegiado.

Desde aquí ves las dos torres de las dos iglesias que hay.

Decirte del siglo que son, no lo sé.

(RÍE)

Es una cosa que no me he preocupado yo nunca.

Donde están las cabras,

para ahorrarme unos pasos, llevo el coche.

Pero no siempre llevo el coche.

Lo que pasa es que me estoy poniendo más mayor

y me ahorro... (RÍEN)

Algunos pasitos.

Porque si yo no miro por mi cuerpo, el vecino no va a venir.

¿Qué tienes? Unos 30 años, ¿no? Pepe, por ahí, ¿no?

¿30? ¡Y échale el doble, chiquillo! (RÍE)

Venga.

Vamos a empezar el camino para buscar estas cabras payoyas.

Payoyas. ¿Qué es lo que hay que llevar?

El bastón, la honda y el perro, eso es imprescindible.

(Cencerros)

¿Escuchas unos ruidos que suenan por ahí?

Son los cencerros.

Eso me ayuda a tener que andar mucho menos.

Cuidado aquí no te vayas a resbalar.

Sigue, sigue, tú no te pares, no te pares,

que hay que subir mucho.

(Cencerros)

Te voy a decir la función de los prismáticos cuál es.

Espera que llego, Pepe.

Que con tus 30 me estás puliendo, me estás matando.

¿Me hablabas de qué? Como me falta el aire,

habla tú y dime lo que querías decir.

(RÍEN)

Ya me has dejado mal para todo el día.

No me hagas reír. (RÍEN)

Aquí, en este lado, tengo las cabras que son de la leche.

Las cabras grandes.

En aquella sierra de enfrente tengo las que no tienen leche.

Las más chicas, digamos.

Entonces, como la vista no me alcanza bien,

traigo los prismáticos y miro que por allí vienen.

Entonces sé por dónde vienen. ¿Las ves o no las ves?

Ah, sí, sí, he visto una. ¿Cuántas cabras tienes?

Como decimos nosotros, una piara.

¿Una piara cuántas son? ¿Cuántas son?

Te preguntan otra vez. Un montón. (RÍE)

(SILBA)

Pepe, de esta piara, de este montón de cabras que tienes,

¿cómo las distingues? ¿Cómo haces? ¿Conoces a cada una?

¿Cada una tiene un nombre?

Cada una tiene su nombre. Tienes que tener un don.

Hay otros que no las conocen. ¿Tus hijos se van a dedicar a esto?

O este oficio, si te jubilas, se queda vacío.

Este oficio, cuando yo me jubile, me parece a mí que va a ir de cabeza,

porque esto es muy sacrificado, muy sacrificado y no está pagado.

Y al contrario, la gente,

digamos los que están arriba,

pues están diciendo que que nos dan mucho dinero.

El tema de subvenciones.

Cuando yo estoy vendiendo los chivos ahora más baratos que hace 30 años.

Este es el cañón de la Garganta Verde.

Esta tierra, Pepe, es de vaqueros, de cabreros, de pastores

y, antiguamente, de bandoleros.

Aquí fue donde mataron al último bandolero que había aquí.

La época que había de aquí muy poco y de aquí bastante.

Las cabras ya se han ido al pueblo, ¿no?

No. ¿Cómo se van a ir al pueblo? (RÍE)

Se van a la mar.

Ahora tenemos que ir en busca de ellas.

Ahora ya bajamos, ¿no? Hombre, sí, ahora bajamos.

(Música)

(SILBA)

(GRITA)

Y mira, esto que tienes aquí... Son los cencerros.

Estos son los cencerros. Estos son los de las ovejas,

estos, los de las cabras.

¿No ves lo que yo decía esta mañana? Que suenan distintos unos de otros.

Mira.

Como un instrumento, Pepe. Igual, igual.

Esto se pone en orden y es como si fuera un piano.

Esta se llama la Zapatera.

Has contado ya para la remesa, ¿no? Sí, sí, 36.

La época en la que estamos es cuando menos leche están dando

porque están casi secas ya.

De sacar, a lo mejor, 300 o 400 litros de leche,

saco ahora 50 por día.

La central que se lleve mi leche hace el queso y le pone el sello.

El sello de certificado de raza payoya autóctona.

Autóctona.

Uno, en un negocio, en un oficio como este,

¿se hace rico o se queda lo comido por lo servido?

No, no, no, aquí lo comido por lo servido.

Y como te resbales, tienes que pedirle dinero al vecino.

(Música)

Santiago, muy buenas tardes. ¿Qué tal?

Fede, de "Comando actualidad".

Encantado. Igualmente.

Trabaja en el Ayuntamiento de Zahara de la Sierra, ¿verdad?

Sí. En Cultura.

Cultura. Si yo quisiera venir a vivir aquí,

que te advierto que me gusta mucho el pueblo,

una casa como esta, por ejemplo, ¿cuánto podría costar?

Hombre, te has sido una casa muy grande.

(RÍE) Te has ido a una casa muy grande.

Aquí está el metro cuadrado, aproximadamente,

en 1000 y algo de euros.

No es que sea excesivamente caro,

pero todo depende de la localización de la casa.

Antes era bastante más caro que ahora,

pero todos sabemos que ha bajado bastante con la crisis.

Aun así, no es para comprarse una casa aquí ni en ninguna parte.

Me ha llamado la atención, Santi, que no hay muchas obras.

De hecho, no he visto. O casas en construcción.

Construir, se puede construir, siempre y cuando mantenga la norma

que te exige la norma, ni más ni menos.

Como veis, esta es una casa enorme

y han hecho una una obra por detrás impresionante,

pero la fachada no la pueden tocar,

porque está declarada bien de interés cultural.

Yo he vivido en otros sitios, conozco muchos sitios

y como aquí yo no me encuentro en ninguna parte.

-No sé, tardan un ratito.

Ustedes son de la Asociación de Mujeres Zaharillas.

Exactamente. Lo he dicho bien.

Una asociación de mujeres, que nos constituimos en 1999

y actualmente llevamos varios negocios

para poder fomentar el empleo en la zona rural.

Tenemos cuatro guarderías

y la de Zahara, que también la llevamos nosotras.

Aparte, tenemos el asador de pollos arriba en el pueblo

y ahí llevamos comida para llevar. ¿Aquí qué se come?

(RÍE) Tenemos albóndigas, carne en salsa...

-Carrillada, venado... -Exacto.

-Aquí abajo elaboramos la comida y ahí arriba se vende.

Buena maña te veo. Muchas tortillas, muchas tortillas.

Muchas tortillas, ¿no? Muchas.

Buenas.

-Buenas, que te estamos esperando.

-Toma, esto es bacalao.

Muy buenas tardes. ¿Cómo están?

¿Quién da la vez? Se puede decir, casi.

Yo llevo esperando aquí un ratito. ¿Ah, sí?

¿Qué se lleva?

Un pollo asado, una ensalada y una barrita de pan.

¿Por cuánto sale esto?

Pues que te lo diga ella a lo que va a cobrar.

-11,50.

-Para cuatro personas.

No paráis, ¿no? No.

Desde las 7 de la mañana, no.

¿Qué tiene este pueblo que no tengan otros?

Se vive estupendamente.

El aire es buenísimo. -La tranquilidad.

La tranquilidad los fines de semana no es tanta, ¿no?

No. Los fines de semana hay más bullicio.

Pero a diario se está tranquilo.

-Estamos en un lugar que lleva siendo de mi familia

desde 1755

y se llama el vínculo

porque aquí estaba la frontera entre el reino musulmán y el cristiano.

El cultivo del olivo se remonta a más de 2000 años a. C.

Juan, ¿cómo estás? Encantado. Encantado.

Fede, "Comando Actualidad". La 11 generación, decías.

Sí, el número 11.

-Venga, estáis en vuestra casa.

He visto que tienes japoneses, creo. Sí.

Aquí vienen de todo el mundo. ¿Ah, sí?

He tenido la suerte de que...

Bueno, el atractivo nuestro

es que seguimos haciendo aceite de manera artesanal.

¿Lo llevas tú solo? Pero eres muy joven.

Sí, bueno, tengo 30 años.

¿Estás a cargo de todo esto? De todo.

¿Y tus padres, abuelos, familia...?

Mi padre, tristemente, falleció.

Y mi madre y mi hermana

me ayudan a que yo siga siendo la cabeza de familia.

¿Cuánto producís al año? 100 000 l, más o menos.

100 000 l.

¿Es una gran producción o una producción...?

Muy pequeña. Muy limitada.

¿Siempre te has dedicado a esto o estudiaste fuera, volviste...?

Estudié fuera.

¿Dónde? En Sevilla.

No fui el mejor tampoco.

No soy un gran ejemplo.

Pero la responsabilidad de seguir con esta empresa,

me hizo volver.

Los vellos de punta. Tienes los vellos de punta.

Te emocionas, ¿eh? Sí.

Es muy bonito.

¿Qué es lo que más te emociona?

Hombre, sobre todo, ver esto que me recuerda a mi padre muchísimo.

Cuando los capachos lloran,

el molinero sonríe.

¿Cuál está mejor? A mí me gustan más las verdes.

(Música flamenca)

Esto con pan calentito está muy bueno.

Esta, no sé por qué, es la parte preferida de la gente.

(Risas)

(Música)

A una hora de Madrid,

en este pueblo hay más restaurantes que habitantes.

Entre semana se pueden cruzar por las calles máximo 10 personas.

Y fin de semana, más de 600.

(Música)

Buenos días. Hola.

No sé de dónde viene usted tan cargado.

Es para mi hija. Viene de comprar el pan.

¿Qué ha comprado usted hoy?

Unas hogazas. ¡Madre mía!

Se llaman gallegas.

¿Y esto cuánto cuesta? Casi cinco euros.

Cada una. Cada una.

¿Por qué compra tanto?

Porque tengo un restaurante

y ya estamos para el fin de semana.

Para preparar todo.

No sé si vive usted está aquí, además de tener el negocio.

Sí, yo sí vivo aquí.

Vivimos poquitos, pero yo soy de los que viven aquí.

¿Cuánto tiempo lleva viviendo aquí? Creo que unos 20 años ya.

¡20 años viviendo aquí!

¿Y qué tiene este pueblo para venir a vivir aquí?

Pues una belleza.

De piedra, al lado de Madrid... Sí.

Bueno, pues es la tranquilidad y lo bonito que es,

que esto es un paraíso.

¿Y tu casa? Me casa está arriba.

Encima del restaurante.

¿Vives solo? Sí.

¿Y qué tal se vive aquí solo

en un pueblo tan lejos del mundanal ruido?

Te cuesta, como todo en la vida,

pero cuando ya tienes una rutina,

sales todos los días, vas a la compra, subes...

Ya...

Va el día y la verdad que yo estoy muy a gusto aquí.

Bueno, pues esta es la cocina.

Hola.

Aquí tenemos los judiones hechos ya. Qué buena pinta.

Para que se vaya cogiendo todo su asiento.

¿Cuánto cuesta aquí un plato de judiones?

En el menú vale 20 E

y entra un primero, un segundo, un postre, la bebida.

Y aquí tenemos, por ejemplo, las paletillas de cordero,

las medias paletillas de cordero guisadas al Oporto.

Que esto sería un segundo... Un segundo del menú, por ejemplo.

-Hola, José. -¿Qué tal? Buenos días.

-Muy buenas. -Para ti lo de siempre.

¿Tú vives aquí también? Sí, parte del año.

Ya conocemos a uno, conocemos a dos.

Con un poco más de tiempo, os conocemos a todo el pueblo.

Sí, ya no faltará mucho.

No sé qué relación hay entre los poquitos que vivís.

No sé si aquí se cumple esto de "Pueblo pequeño, infierno grande",

o tal y como estamos viendo, aquí... Hay de todo.

Siempre hay de todo.

Hay con gente que mejor, con peor... Como siempre.

¿Tú hace cuánto tiempo vives aquí?

Mira, hemos llegado aquí en el 84.

Que era el pueblo abandonado y era precioso.

Y nos hemos enamorado del pueblo. ¿A qué te dedicas?

La moda. Fotografías de moda.

¿Sigues dedicándote a la fotografía de moda?

Ya no.

Jubilado. ¡Ah, jubilado!

¿Y qué se hace un día en el pueblo,

jubilado y sin nada que hacer?

Bien, ahora,

aprovecho a leer libros, que antes no tenía ni tiempo.

Ver películas. Qué envidia.

Y escuchar música.

(Música)

Buenos días. -Hola.

-¿Venís a comer a un restaurante con reserva?

-No, venimos a ver el pueblo.

-Tenéis que esperar que está bajando el coche.

Subís por este camino hasta arriba.

No me puedo creer que en un pueblo de 10 habitantes

tengan que regular el tráfico.

Si no reguláramos el tráfico, sería...

Invadido de coches por todos los lados.

Se liaría un atasco, ni para delante, ni para atrás.

Además, son las 12 de la mañana de un sábado

y es que ya quedan muy pocos huecos.

Estamos viendo para arriba, para arriba, para arriba...

No sé a cuánta distancia... Arriba hay dos caminitos

y los coches seguirían aparcando.

¿A qué distancia estáis mandando a los coches?

A lo mejor, ahora mismo están a 200 m.

Pero, normalmente, aparcamos a 700 m coches hasta arriba de la montaña.

¿Y cuántos coches llegan a venir en un fin de semana?

O en un sábado o en un domingo. En un sábado, 300 coches seguro.

Aquí está todo protegido.

Que si medio ambiente,

que si Confederación Hidrográfica del Tajo.

Está todo protegido, no se puede hacer un aparcamiento.

Ah, vale. Ese es el verdadero problema.

¿Os pagan por estar aquí un fin de semana?

Sí.

¿Cuánto se cobra, aproximadamente? Mira, 6 euros la hora.

¿Y cuántas horas estáis? Estamos a cinco horas.

O sea, 30 E por festivo. 30 E por festivo.

Aguantando que de todo.

¿La gente se pone de mal humor? Efectivamente.

¿Os esperabais esto? No.

¿Tenéis reserva? No.

Veníamos a ver el pueblo y a continuar por...

Voy a intentar, no sé, si por aquí no se puede aparcar,

me daré la vuelta.

He visto un huequecillo en la carretera,

lo que no sé si multarán si lo pones ahí.

Creo que sí que multan.

Hola.

¿Dónde han tenido que aparcar ustedes?

En el quinto pino.

(Risas)

Pues hemos aparcado bastante lejos.

Es que estamos viendo, hasta donde me llega la vista, hay coches.

Allí arriba, arriba. No, bastante más.

¿Bastante más?

Si lo llego a saber, no vengo.

(Música)

¿Cuántos venís? 10.

¡Hala, 10!

¿Cómo ha surgido el plan de venir a pasar el día a Patones?

¿Venís a comer, a visitar o a qué?

A las dos cosas. Todo lo que has dicho, prácticamente.

-Es imposible visitar y no comer. ¿Sí, no?

¿Quién ha sido el ideólogo del plan?

O la ideóloga. Inés.

Oye, pues tienes mucho don de convocatoria.

Porque traer aquí a nueve personas...

Son fáciles de convencer.

¿Y tenéis reserva? No.

¿Y sabéis dónde vais a comer? No, todavía no.

-Sobre la marcha. Os estáis arriesgando un poco.

Un poquito, sí. -Menos mal que traemos supervivencia.

(Risas)

A ver, enséñame qué traéis.

Mira, las cortezas, las galletas, las patatas...

¿De dónde venís vosotros? De Madrid.

-Me parece espectacular.

Parece como un decorado de una película. Me parece precioso.

En realidad, es como un pueblo museo, ¿no?

Están casi todas las casas vacías y lleno de gente.

Y la cantidad de restaurantes, de terrazas.

Me parece un sitio precioso.

-¿Teníais para picar? -Sí.

-Muy bien.

De los 12 restaurantes que hay en el pueblo, en Patones,

tú eres la pionera,

la que puso la primera piedra, por así decirlo, en este restaurante.

Bueno, fue mi madre. Yo soy la segunda generación.

Y ahora contamos con tres locales. ¿Los tienes llenos hoy?

Hoy están todos, desde hace días estamos diciendo que no a la gente.

¿Qué capacidad tienes entre los tres?

Unos 180 comensales. Y se dan varios turnos.

Mira, Mónica, te voy a presentar a la verdadera reina de Patones,

que es mi madre,

está haciendo el plato más típico de Patones, que son las migas.

-Se hace el pan en el horno de leña.

Que el horno de leña es este que estamos viendo aquí.

¿Y aquí qué tenemos? Buenas tardes. Hola.

¿Qué está sacando usted tan de aquí? El corderito y el cabritillo.

Estos hornos deben de tener, ¿cuantos años tienen?

De toda la vida.

Hornos toledanos. Hornos toledanos.

Y os voy a enseñar, verás cómo funciona,

esto no es gas ni nada. A ver...

Mira.

¡Hala! Leña pura y dura.

Somos... -Es mi comadre.

¡Madre mía! 37 años.

-Yo soy la madrina de su hijo.

-Vosotros vinisteis en el 70, ¿no? -En el 70 inauguramos.

-Y yo empecé en el 78 con ellos.

-En el 69 vinimos y en el 70 inauguramos.

¿Cómo estaba este pueblo cuando tú llegaste aquí?

Pues mira, estaba dado de baja en estadística.

Y nosotros lo dimos de alta.

Tu viste el negocio aquí.

La verdad, es que yo no, lo vio mi marido.

Porque era una persona,

como buen artista que era, con mucha visión,

y, además, quería una cosa...

Después de recorrer el mundo entero,

porque no sé si sabes que era bailarín,

y entonces, pues él quería una cosa...

Vamos a ver, no para hacerse rico,

sino tener un negocio en el cual él disfrutara

y fuera un disfrute para el cliente.

Esto se ve ahora muy bonito,

pero esto ha sido mucho sufrimiento,

mucha burocracia porque no había luz, no había agua, no había nada,

y todo eso lo pusimos nosotros.

-Esta es la señal de la casa, la seña de la casa, las parrillas.

¿Cuánto cuesta el chuletón aquí? Este chuletón vale 18 E.

¿Las migas qué precio tienen? 5,50.

Un plato de migas.

Con torrezno, chorizo y huevo frito.

¿El cordero qué precio tiene?

Con patatas panadera,

o sea, dos cuartos para dos personas, 42,50.

-Mira cómo está de bueno.

Qué bonita tu casa completamente reformada.

Sí, tengo el pueblo a mis pies. Tienes vistas privilegiadas.

¿Esta casa la has reformado tú? Sí.

Al estar en estado ruinoso, tienes que levantarla de cero.

Primero, tienes que comprar el terreno.

Al ser patrimonio turístico,

es un precio un poco más elevado.

Y te tienes que atener a una normativa muy estricta.

No puedes hacer una casa de tres plantas,

las ventanas tiene que tener una medida específica...

La pizarra ya es muy difícil de conseguir

porque cerraron las canteras.

Entonces, el vivir en Patones y el que el pueblo crezca,

se complica un poco por eso,

porque tienes que invertir mucho dinero.

¿Cuánto cuesta aquí una casa?

Mínimo, 200-300 000 euros, pero luego tienes que reformar.

Luz, fontanería... O sea, hacer una casa.

(Música)

Muy buenas. ¿Cómo estamos? Bien.

Estamos en Sotres,

que es uno de los pueblos de montaña más bonitos que hay,

pero yo creo que es el pueblo más frío, ¿o no?

Sí...

Mira cómo está.

¿Esto qué es? El pantalón, del agua.

Se ha quedado aquí toda la noche.

Se ha quedado completamente helado.

Están trabajando aquí, veo, ¿no?

Para abrir zanja, una canalización para meter tubos

y meter la fibra óptica.

(Música)

Buenos días. Hola, buenos días.

Estamos en Sotres,

y hay una buena noticia porque ha salido el sol.

Sí. (RÍE)

Eso es una buena noticia.

Con la helada que cayó anoche, madre mía...

Ahora en invierno, ¿qué puede haber? ¿40, 50 personas viviendo?

Por ahí, sí, seremos unos 40 o 50, como mucho.

Javier, ¿no? Eso es.

¿Tu marido? Mi marido.

Parejas grandes, chicos jóvenes,

en total, seremos unos 10, una cosa así.

Las cosas no son fáciles en los pueblos.

Podían ser más fáciles, tal vez, si la Administración o los Gobiernos

nos prestaran un poco más de atención.

La carretera es un peligro, bajan aludes constantemente.

Aquí hay niños que van al colegio diariamente.

Creo que hay dos niños, en concreto. Sí.

Luego nos dicen: "¿Por qué no tenéis niños?",

pero cómo vamos a tener niños, si esto es un crimen.

(RÍE) ¿Sí?

Javi, ¿cuántos quesos como este hacéis al día aquí?

Normalmente, entre 30 y 35.

-Es totalmente artesano, se hace todo manual,

se madura en cuevas naturales.

Y, bueno, es conocido en el mundo entero.

Tus amigas de Oviedo, de Gijón, ¿qué te dicen?

¿Que vives en el paraíso y qué bonito es esto

y que se quieren venir a vivir aquí?

Te dicen: "Qué suerte tenéis, vivís en el paraíso,

aquí se vive muy bien".

Se vive muy bien los meses de verano,

porque lo ven muy bonitos, hace mucho calor,

pero luego llega el invierno y el trabajo se duplica.

(Música)

¿Habéis calculado cuánto peso lleváis?

Más o menos, unos 15 kilos. -No tenemos que ir al gimnasio.

(RÍE)

Aunque quisierais ir, no hay gimnasio, ¿no?

¿Hay cine por aquí? No.

¿No? El más cerca, Oviedo.

¿Médico hay? En Arenas de Cabrales.

Aquí tenéis la cueva. Eso es.

Si la cámara pudiese oler...

Ya, te lo iba a decir según entraba, digo: "Si pudiera grabar el olor...".

Al meterlo en la cueva, con la humedad y la temperatura,

hace que vaya fermentando

y tenga ese olor característico de Cabrales.

¿A qué temperatura debemos estar? Aquí, a 10 °, más o menos.

Ya veo la diferencia, sobre todo, del color.

Eso es, estos son más nuevos y esos de ahí son más viejos.

¿Cuánto tiempo puede llevar un queso como este aquí?

Ese, unos dos meses y medio.

Aquí, en esta cueva, los tenemos hasta cuatro meses.

¿Cuántos quesos podéis tener aquí, Javi?

Aquí, en esta cueva, habrá unos 850, por ahí.

Un queso como este, por ejemplo, ¿por cuánto se puede vender?

Pon que pesa 2,5 kilos, unos 40 E.

Desde hace unos años, principalmente,

el 50 % lo exportamos fuera de España.

¿Ah, sí? (ASIENTE)

¿Dónde van? La mayoría, a los Estados Unidos.

¿A Estados Unidos? (ASIENTE)

¿A los americanos les gusta el Cabrales?

La verdad que nos salió la exportación

y decidimos mandar para allá.

¿Siempre te has dedicado a esto?

No. ¿No?

Yo era diseñadora gráfica. ¡Diseñadora gráfica!

La vida da muchas vueltas. (RÍE)

¿Y por qué ha sido?

¿Esas vueltas han sido porque te cansaste del diseño gráfico?

No, porque a Javi no le gustaba vivir en la ciudad.

-Bueno, pues para arriba otra vez.

(Cacareo)

Buenos días.

¿Cómo están? Hola.

Vienen todos de visita, veo. Claro.

Con perro incluido, ¿no? Hombre, claro.

(RÍEN)

Somos de Alicante, pero vivimos año y medio...

No, ellas son asturianas. -Nosotras somos asturianas.

-Ay, la televisión... Guapísimo, guapísimo.

-Esto es Suiza. -Suiza a dos horas de Gijón.

-A dos horas de Gijón. (RÍEN)

Qué maravilla, ¿no?

Es que lo que tenemos en Asturias no lo hay en ningún sitio, ¿eh?

Dicen que este pueblo es de los más bonitos que hay

de montaña en España, yo no sé si esto...

Está a la altura, ¿no? Sí, sí, sí.

Todos los sábados hacemos una excursión.

Todos los sábados del año y todos los sábados decimos:

"Esto es lo más guapo que vimos nunca".

(RÍEN)

El sábado pasado, ¿dónde fue? -A Quirós.

-Vimos unos bosques color naranja... -Lo más guapo.

-Lo más guapo, pero hoy, cuando bajé dije:

"Esto es más guapo que lo del sábado pasado".

¿Es económico? ¿Cuándo puede salir un fin de semana aquí?

Te lo digo. A ver.

La casa rural que hemos cogido,

que era una antigua casa colonial, de estas de indianos,

tiene biblioteca, tiene sala de billar o futbolín y tal,

y nos cuesta... por persona, 40 E. ¡Anda!

Las dos noches, ¿eh? -Las dos noches.

-Las dos noches.

¿Tomás? ¿Sí?

¿Cómo está? Por aquí, no le veo, pero está por aquí.

Estoy cortando jamón, así que bien. (RÍE)

Adelante, estáis en la casa de Tomás.

A estas horas de la mañana, ¿cortando jamón?

Y bebiendo vino, ¿a ti qué te parece?

(RÍE)

¿Qué tiene? Visita he visto, ¿no? Bueno, sí, amiguetes.

Somos pocos, pero intentamos ser bien avenidos, ¿no?

Tomás, me habían dicho que, probablemente,

tenga una de las casas más bonitas del pueblo.

Tiene unas vistas excepcionales y, bueno, es una casa tradicional,

antigua, como podéis ver, de madera, rehabilitada 100 % según estaba.

Y vive todo el año aquí. Sí.

Mi trabajo es en el Naranjo de Bulnes,

Urriellu, en este caso.

Mañana entro a trabajar

y son alrededor de unos 10 días, aproximadamente, turnos de 10 días.

Bueno, que vayan comiendo algo y bebiendo,

porque son unos cafres estos...

Oye, esto no está preparado, ¿eh?

¿Queréis un vino vosotros?

No tenemos queso, pero calculo que de queso ya estarán bien.

De Guijuelo y aquí, un buen vino de Rioja.

-Muy bueno.

Me gusta, Tomás, el mantel que has colocado aquí.

Para que veas, que vivir en una zona rural no es tan negativo.

Tú te levantas, Tomás, ¿y tienes esta vista?

¿Todos los días?

Sí, unas veces con nieve y otras sin nieve, pero sí, sí.

No nos podemos quejar.

Lo que pasa que también hay veces que no veo,

porque me llega la nieve casi a la altura del farol.

No se está mal.

Es una vida, además, que, algunos, la hemos escogido,

estamos aquí porque queremos estar

y trabajamos y nos pagan de vez en cuando,

por lo tanto, tan felices, no podemos quejarnos.

-¿Hay una chimenea encendida o algo? -Digo yo.

Muy buenas. ¿Ángeles? Hola, buenas.

¿Cómo está? Bien.

Atareada veo, ¿no? Sí, sí.

La fabada... Esto, ¿lo tiene que dejar reposado el día anterior?

A mí, mejor, a mí me gusta más del día anterior.

En invierno, los platos también cambiarán un poco,

a diferencia del verano, ¿no? Bueno, sí.

En el invierno, a lo mejor, más sopa,

pero la fabada se vende igual en el invierno que en el verano.

No nos puedes enseñar esto a estas horas,

este plato de cecina con queso. (RÍEN)

¿La cecinita? -Aquí.

-Con la mano me las estoy comiendo yo.

-¿No queréis probar vosotros?

-Podéis probar una croqueta si queréis.

(RÍE)

El bote que hemos puesto ha sido 20 E.

-Entre los vermús, vino y sidra, ya casi se paga.

-Son dos o tres vermús y luego, la comida.

-Muy delicada. -No, muy delicada, no.

La montaña da hambre, ¿no? Sí.

-Comer, hay que comer aquí, en la ciudad, donde sea.

Creo que Ángeles es tu madre,

la cocinera con la que estábamos hablando ahora, es tu madre.

Más comida de casa, imposible, ¿no? Sí, casera...

Solemos venir con el tupper aquí. (RÍE) ¿Ah, sí?

(Música)

El 90 % de los abetos que vamos a comprar esta Navidad

sale de esta zona.

Las expectativas dicen

que las ventas van a aumentar un 20 %,

aunque para mucha gente que vive de ello,

para el abeto nunca ha habido crisis.

(Música)

El 90 % de los abetos de Navidad que compramos los españoles

sale de esta zona de Cataluña. Sí.

Ustedes, ¿cuántos abetos piensan vender esta Navidad?

Venderemos unos 5, 6000.

Aquí, en Espinelvas. En Espinelvas.

En este pueblo, ¿de cuántos habitantes?

De 200.

Un abeto de estos, ¿cuánto nos cuesta?

Este, a 22 E. 22 E.

Estoy en el paro... Sí.

Y siempre, por Navidad, hago esto.

Con mi padre, que Dios descanse,

ya íbamos a Barcelona a vender en Mercabarna,

ya vendíamos muchos miles, que él también estaba.

Porque ustedes son hermanos. Sí, somos hermanos.

Pere y Josep. Y Josep, sí.

Es muy diferente.

Ahora hacemos por divertirnos, por decirlo de alguna manera.

-Lo cojo todo... Sí.

¿Lo ves?

Hala, ya se queda ahí, en la maceta, listo para Navidad.

Listo para Navidad.

¿Es muy caro comprar aquí una casa? ¿Hay casas en venta o no?

Sí, pero no es caro.

No creas que te vale más de 60 000 E. Ah, no, ¿eh?

Y esto, lo ponéis aquí porque aquí vivís.

Sí.

Calrei se llama vuestra casa. Calrei, sí.

¿Y vivís los dos juntos? Sí.

¿Sí? Sí.

¿Y mujeres, hijos, familia y eso? Los hijos, estudiando.

¿Tenéis hijos? Yo tengo dos niñas.

Dos niñas, ¿qué hacen las niñas?

Están estudiando en la Universidad de Barcelona.

-Estoy solo. Soy el dueño y él está conmigo.

(HABLAN EN CATALÁN)

¿Usted es del pueblo también?

Soy del pueblo, nacido aquí y me moriré aquí.

Esta, aquí, en esta casa, se restauró,

era la casa de mi abuelo materno.

No sé por cuánto se alquila o se vende una casa en este pueblo.

Entre 350, 500 E.

¿De alquiler al mes? De alquiler al mes.

¿Por qué tenéis estos muñequitos, que los he visto muchas casas?

¿Son duendes? ¿Qué son?

Son duendes, porque la Navidad, ¿dónde comienza?

Comienza en Espinelvas. (RÍE)

Esto es como que estamos en medio de un bosque de abetos

y los duendecillos han salido al pueblo, ¿no?

Evidentemente.

(Música)

Buenos días. Buenos días.

¡Pero si son las nueve de la mañana!

No me digas que la gente pide esto ahora.

El sábado, la gente empieza comiendo embutido, es la zona.

¿De dónde traes este embutido? Lo elaboramos nosotros mismos.

Mi padre se dedica a elaborarlo.

(Continúa la música)

Buenos días. Buenas, ¿qué tal?

¿Qué te pillamos haciendo? Pues mira, coscones.

¿Esto qué lleva?

Esto lleva huevo, sal, pimienta, carne magra, esto es lengua,

corazón y el riñón.

¿De dónde eres tú? Yo soy de Osuna.

¿Y qué hace un sevillano en Espinelvas?

Eso digo yo. (RÍEN)

Bueno, pues mira, mis padres,

buscando un trabajo como otro del mundo,

llegamos aquí, teníamos un tío que había venido antes.

¿Hace cuánto tiempo pusisteis este restaurante?

Esto hace ya 38 años.

El tema del abeto, ¿os trae gente? Bueno...

El abeto fue nuestra salvación.

(Ladridos)

La mayor concentración de árboles monumentales de Cataluña

está aquí, en Espinelvas.

58 especies de coníferas de todo el mundo.

El más alto, casi 50 m.

Ramón, buenos días. Buenos días.

Vamos a ver, a mí me han dicho que eres el dueño de esta arboleda.

Pues sí, es verdad, es verdad.

Y, además, vives en esta masía. Sí, sí.

Esto, todo, ¿es vuestro, de la familia?

Sí, sí, sí.

Desde 1710 que mi familia vive en esta casa.

¿Cuántas habitaciones tiene esta masía?

Me parece que 40.

Veo que cobras 3 E por la visita, porque aquí te viene turismo.

¿Cuánta gente te viene?

50 personas al día, aproximadamente. ¿Tanto?

Estos son los abetos que se venden a los ayuntamientos

para las fiestas de Navidad, que los ponen en las plazas.

Ahora vamos a ver el árbol más ancho de Cataluña.

Dentro de las secuoyas gigantes,

que es una especie importada de California,

que hace unos ciento y pico de años que está en Europa.

(LEE) "Secuoya gigante. 44 m.". Sí, sí.

Ah, de diámetro son 201 cm. ¿2 m de diámetro tiene esto?

Sí, en la base tiene 3.

Un antepasado mío, que estuvo visitando varios países del mundo

y recogiendo semillas,

entonces, en 1911, vino aquí y las plantó.

Aquí, la curiosidad que hay es que también nos llaman

para hacer mucha publicidad. ¿Ah, sí?

Entonces, hacemos videoclips, cortometrajes...

¿A qué precio se puede alquilar un bosque para hacer un anuncio?

Lo alquilamos por un día o por dos. Vale.

¿Mínimo? Mínimo, 600 E.

(Música)

Una sopa, unos caracoles. Seguirá una merluza y un cordero.

-¡Oído!

(Continúa la música)

Dime, dime.

Este es el único restaurante familiar que hay en Espinelvas.

Aquí tienes empleada a media familia o a la familia entera.

Mis hijos, mi nuera que hoy no está, mi señora...

¿Qué tal se trabaja en familia? Bueno...

(RÍE) -Mal. -Tiene lo suyo, pero bien.

-Es complicado, pero nos avenimos.

¿Hay muchas peleas con el chef, con el dueño?

Bueno, las justas, sin llegar la sangre al río.

El abeto, la industria del abeto, ¿os trae gente?

Sí. Muchísima gente. Pero mucha mucha mucha.

Es algo que no se ve ni la calle de la gente que hay.

-Las judías del ganxet, esto es denominación de origen.

Lo siguiente, tenemos aquí un estofado de garbanzos.

Qué bueno. De garbanzos con bacalao.

Hacemos muchos caracoles.

Escudella catalana, que es una sopa bien contundente.

Y aquí estamos sacando el pan tostado,

que esto ahora lo untáis, ¿con? Tomate, ajo y alioli.

-Con 62 años, toda la vida ha hecho esto.

He tenido varios restaurantes.

Con lo cual, siempre me he identificado con este trabajo

y es mi vida.

A mí me dicen: "¿Te vas a jubilar?", "¡No!", ¿por qué?

Porque yo soy una persona rica en mi espíritu trabajando.

¿Te gusta comer, además? Sí, mucho. Unos buenos callos...

Aquí también los hago, ¿eh?

(Música)

Que aproveche. Gracias.

¿Con qué estáis ahora? ¿Qué habéis pedido?

Canelones. Canelones los tres.

Los tres. ¿Por aquí?

Estofado de patatas con chipirones. Está de muerte.

-Está muy bueno. -Sí, muy bueno, muy bueno.

-Para comer bien, hay que ir a la montaña.

Aquí, en Girona, lo mejor.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ole tu pueblo serrano

Comando Actualidad - Ole tu pueblo serrano

07 dic 2016

El paisaje, la gastronomía y la naturaleza son la tabla de salvamento para quienes viven en pueblos de montaña y luchan contra la despoblación. Vuelven a ella para reconquistarla; no se marchan y tienen hijos para luchar contra el envejecimiento; apuestan por las tradiciones gastronómicas y los oficios de antaño para atrapar al turista y ganar un sueldo.

ver más sobre "Comando Actualidad - Ole tu pueblo serrano" ver menos sobre "Comando Actualidad - Ole tu pueblo serrano"

Los últimos 2.318 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos