www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
2946167
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - La ley de la calle - ver ahora
Transcripción completa

¿Cómo has llegado a estos semáforos?

Pues muy fácil, me quedé sin trabajo, sin ayuda,

y claro, tengo que comer.

¿Cuánto tiempo llevas en la calle? Tres meses.

¿Y con esto qué tal, qué se saca? Para comer.

Un euro con 10.

Así se vive y se sobrevive en la calle.

(TARAREA)

¿Eso es algo bueno? Sí, esto es inox, se vende aparte.

¿Cómo es vivir en la calle?

Cuando cierran los comercios te puedes acostar.

Cuando viene la policía, te levantan.

La calle es su medio

y saben que hay reglas que tienen que cumplir.

Muchos podrían decir que es la ley de la jungla

en cuanto a que el primero que llegue, se lo queda.

Yo considero que el semáforo es de todos.

Si te viene un chico que vende lo mismo que tú,

¿qué pasa si se te pone aquí al lado?

No puedo permitir que se pare aquí.

-Yo, vendedor no soy, soy "saludador" profesional.

-A mí el deporte me lo ha dado todo,

y ahora estoy intentando devolverle al deporte lo que me ha dado.

-Es muy importante que los chicos y los jóvenes estén ocupados,

con tema deportivo, cultural, lo que sea, pero que estén ocupados.

La ley de la calle, hoy, en "Comando actualidad".

Si no te ayudan es muy difícil que tú por tu propio pie

consigas salir de la calle.

Por aquí, por la calle Preciados, un día como hoy

pueden pasar unas 25.000 personas.

Calles así, con mucho tráfico peatonal,

son escenarios ideales para captar todo tipo de donativos

y de clientes nuevos.

¡Venga y saboree el mejor sabor latino!

-¡7,50, menú, bebida y postre incluido!

-Hola, chica. ¿Queréis? ¿No?

-¿Eso qué es? -Son condones.

-Ah, no me hace falta. -Ah, vaya. Qué suerte.

-Hola, chica de las bolsas. ¿Qué tal?

Pero no huyas, que no te voy a comer, no te preocupes.

-Hola, ¿qué tal? Buenos días. -Buenos días.

-¿Tendrías un minuto y te cuento algo? Hablo rapidísimo.

-¿Conoces Oxfam Intermón? -Lo conozco.

-Trabajamos en más de 97 países en todo el mundo

y nos especializamos en el tema del agua y los derechos de las mujeres.

Redactamos informes...

Buenos días, me cuesta cortarte, porque hablas rapidísimo.

Es que la gente te pide que hables rápido.

Bueno, desde Callao hasta Sol,

en pocos metros nos encontramos a decenas de profesionales

vendiendo de todo, flores, tarjetas de crédito...

Mira, vengo desde Plaza de España y me han parado cuatro,

y con ella, cinco.

¿Y tú te paras? Depende...

¿Te da apuro o qué? A ver.

Yo también he trabajado como ella.

¿Cuántos "noes" te llevas al día? ¿Se pueden contar?

Ya llega un momento en que pierdes la cuenta.

-Muchas gracias, adiós. -Mucha suerte.

Tu objetivo es conseguir que te firmen por un año.

No, no hay permanencia. O sea, un mes son dos euros.

¿Cuántos años tienes? 23.

¿Y qué has terminado?

Hice filología árabe y luego un máster de periodismo.

¿Este trabajo cómo se llama, qué pone en el contrato que te hacen?

Captador de socios. Tenemos un sueldo fijo y luego vas a comisión.

¿El sueldo fijo cuánto ronda? 300 y algo.

¿300 y pico? ¿Y cuántas horas al día?

Cuatro horas.

¿Qué es lo más duro de estar en la calle?

El frío, sin duda alguna, el frío.

Ni la gente ni los "noes", es el frío.

Yo, aunque sea un día que haga 20° bajo cero

y esté cayendo una tormenta de rayos tengo que estar aquí.

¿Vives con tus padres? No, vivo aquí sola.

¿Pagas un alquiler? Sí.

¿Y te da?

Sí, bueno, sabiéndote manejar bien...

¿Trabajas solo de esto o en más cosas?

No, luego doy clases particulares, sigo estudiando...

Parece ser que es lo que nos toca, terminar la carrera,

terminar el máster, no conseguir trabajo de lo nuestro

y dedicarnos a pluriemplearnos para poder llegar a final de mes.

¿Y llegas a mileurista pluriempleada?

No.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la calle?

Pues seis meses.

¿Te gusta o no? Hombre, el trabajo, sí.

¿Vas a comisión o tienes un salario? No, yo tengo un sueldo fijo, 900...

¿Cuántas horas al día? Ocho horas.

Aquí puede estar un chico de una ONG, captando socios,

pero si te viene un chico que vende oro, lo mismo que tú,

¿qué pasa si te pone aquí al lado?

No puedo permitir que se pare aquí,

tengo que decirle que se retire porque este no es su sitio.

Tiene que ser donde esté su tienda, normalmente.

Claro, esto es alegal, porque no hay ninguna norma que indique esto,

no es como si fuera una terraza de un bar.

No, pero por eso nos respetamos entre nosotros mismos.

O sea, que hay una ley en la calle que es aparte de la legislación,

que se respeta, que es "No me comas mi terreno".

Exacto, pero no agresivamente, sino que nos respetamos verbalmente.

¿De dónde eres? Senegal.

¿Hace cuánto llegaste a España? Hace siete años.

¿Entiendes que las marcas se enfaden porque vendéis falsificaciones?

Con las marcas no te puedo contestar.

Esto de aquí es para sobrevivir nada más.

¿Es verdad que os quitan la mercancía y os multan?

Sí, eso es verdad.

¿Las multas de cuánto son? Depende...

¿Viene la policía o qué? Sí.

Bueno, pues encantada de conocerte, adiós.

Hola, buenas. ¿Una boleada, señor? Queda bien, de verdad.

Buenos días. ¿Cuánto tiempo lleva usted limpiando zapatos en la calle?

20 años.

¿Entre los limpiabotas hay una ley de la calle, es decir,

cada uno tiene su esquina?

No, no hay rivalidades ni piques entre nosotros, y además,

que somos muy pocos en Madrid ya.

Yo vivo de esto, y en Madrid seremos 30 o 40.

Si llego a los 500 euros, contento. Gano poco.

¿Y tiene familia? No, estoy soltero.

¿Y con eso paga un alquiler? Sí.

¿Un piso, una habitación?

Una habitación en una casa de huéspedes.

-Por curiosidad, ¿a usted le gusta ir al cine,

al teatro, a comer por ahí?

-Muchísimo. -¿Sí? Le voy a regalar descuentos.

Se lo voy a explicar muy rápido para que no perdamos tiempo ninguno.

Muchísimas gracias, caballero, hasta luego.

-No tengo tiempo, de verdad.

-Esa mentira me encanta. Hasta luego.

Muy buenas tardes. Hola, ¿qué tal?

Muchos peatones os consideran un suplicio.

¿Desde hace cuánto estás aquí? Yo desde agosto, llegué en agosto.

¿Tú qué vendes?

Yo, vendedor no soy, soy "saludador" profesional.

Yo lo que hago es alegrar las mañanas a la gente.

Intentáis captar a gente que tiene trabajo y que es mayor de 18 años.

Mayor de 25 tiene que ser.

Vemos que antes había una chica a la que habéis convencido,

tu compañero ya la ha convencido. Aquí no convencemos a nadie.

Únicamente le contamos la promoción.

Es una tarjeta gratuita,

no vas a tener que pagar por tenerla en la vida,

y lo bonito es que tiene una página en Internet

donde hay más de 4000 negocios que te hacen descuentos hasta el 50%.

¿Por tener esta tarjeta? Por pagar con esa tarjeta.

¿Cuántas solicitudes puedes hacer en un día?

Yo, tres, cuatro, cinco.

¿Y el objetivo en cuánto esta?

Mi objetivo personal es hacer dos o tres al día.

¿Y con eso qué salario tienes al mes?

Unos 1500 euros. Yo me puedo dar con un canto en los dientes.

¿Estás contento? Es increíble. No me quejo.

Vamos, vivo de esto.

Si yo ejerciera tu profesión,

¿cómo tengo que entrar a la gente, qué les tengo que decir?

Pues mira, lo primero son tres ingredientes básicos,

y si no no te va a escuchar nadie en tu vida,

que son la sonrisa, el contacto visual,

que si no, no te creen, y un poquito de entusiasmo,

porque la gente no se para a hablar con los tristes.

Yo estudié magisterio de infantil, y después animación sociocultural,

y aquí me tienes, de personaje en la Gran Vía.

Perdona que te moleste.

Llevo toda la mañana viéndote subir y bajar de Gran Vía

y no hay quién te pille.

Te hemos grabado enganchado a un coche, a un autobús...

Si un policía de los que pasa por Gran Vía,

que pasa uno cada medio minuto,

te ve enganchado a un coche o a un autobús,

¿la multa a cuánto asciende?

Nunca me la han puesto,

pero entre unos 300 y 600 euros, imagino yo.

Muchos peatones y conductores os consideran un peligro,

porque os engancháis, porque saltáis vallas y no se os ve...

Es cierto que nosotros, sí que es una disciplina que tiene su riesgo,

el patinaje y demás, pero nosotros, primero,

yo por lo menos me dedico profesionalmente a esto,

esto es una disciplina de patinaje como tal, se llama "Patinaje urban".

Por ejemplo, si me ves agarrado a un coche

en el 90% de los casos lo he pactado con él.

A lo mejor llevo mucho rato patinando, estoy cansado,

es una cuesta, y a lo mejor...

Ah, cuando te hemos visto enganchado, ha sido de subida.

En las cuestas, ahí...

Exacto, que coges al tío y le dices, ¿me subes?

A lo mejor llevas patinando, imagínate,

yo hoy vengo patinando desde Madrid Río.

Mi pista para patinar, de competición, es la calle.

O sea, tú entrenas en la calle porque compites en la calle

con otros patinadores cuando hay campeonato.

Eso es, se organizan competiciones,

se habilita un espacio y se compite ahí.

En la disciplina en la que compito

he estado clasificado en el top 20 mundial

y a mí el patinaje me cuesta dinero.

Buenos días, Tania. Te estamos viendo hacer el pino, qué destreza.

Muchas gracias.

Te acompaño a la vez que pides. Vale.

Yo empecé en esto del circo bastante tarde.

Buenas tardes, chicos. ¿Queréis colaborar?

Si pueden, si no, nada, con la sonrisa basta. Gracias.

Mira, por aquí, Tania, que te dan. Muchísimas gracias, feliz día.

Lo siento.

Muchas gracias, señorita, feliz tarde.

Un momentito, gracias. Un segundito, gracias.

¿Toda la vida has hecho semáforos, como dices tú?

No, qué va. Empecé hace año y medio.

Yo soy bióloga, tengo un máster en educación ambiental

y me encanta la educación ambiental y la divulgación científica.

¿De qué trabajabas antes?

Era monitora de granja escuela, muy a gusto, muy contenta,

durante seis años.

¿Se te acabó el contrato o qué paso? Lo dejé.

¿Lo dejaste?

Sí, porque tengo un culo inquieto

y entonces me dio la vena de irme a Australia.

¿Qué ley hay en la calle, qué ley hay en los semáforos entre vosotros?

Pues muchos podrían decir que la ley de la jungla

en cuanto a que el primero que llegue, se lo queda.

Yo considero que el semáforo es de todos.

¿Hay trifulcas en otros semáforos? Sí.

Claro, esto no está legislado, aquí no hay una ley que diga,

llamo a la policía, al contrario.

Sobre todo con población inmigrante que suelen estar movidos por mafias.

Tienen una necesidad imperiosa de estar en este semáforo, sí o sí.

Te puedo decir que cualquier mendigo extranjero de semáforo

es posible que detrás tenga una mafia que le obligue a estar ahí.

Son las 14:05. Tania se acaba de ir y acaba de llegar Ramón,

que vende pañuelos de papel. Encantada de conocerte.

Acabas de llegar. ¿Has ventido alguno o no?

Uno. Como no puedo pedir precio por ellos entonces pido la voluntad.

¿Cómo has llegado hasta el semáforo?

Pues muy fácil, me quedé sin trabajo.

¿De qué trabajabas?

Me quedé sin ayuda y, claro, yo tenía que comer.

¿De qué trabajabas?

Yo he trabajado en la obra, en limpieza de las calles,

en infinidad de cosas.

¿De qué busca trabajo usted? Yo, más bien de cosas de limpieza.

Y cinco años echando currículums y nada.

Nada.

¿Cómo tomaste la decisión de salir a la calle,

de ponerte en un semáforo y vender pañuelos de papel?

Porque estaba pagando un crédito en el banco

y tuve que buscarme la manera de terminar de pagarlo.

Entre Tania y usted se coordinan bien.

Ella, de 12:00 a 14:00, y a esa hora entra usted, ¿hasta qué hora?

Yo ya hasta que anochece.

¿Toda la tarde? Claro.

-Hombre. -Buenos días.

-Te voy a dar un caramelo de miel para el invierno,

que viene muy bien. Ánimo.

En la calle imagino que es muy irregular.

Un buen mes, ¿cuánto te sacas?

Voy sacando un sueldecillo, entre 800 y 1200.

¿Qué es lo peor, lo que no se ve? ¿Lo que no se ve?

Cómo son algunas personas, que...

¿Le tratan mal? Que te incordian.

Me han dicho vago, me han dicho, vete a robar,

me han dicho infinidad de cosas.

Para la venta de chatarra es imprescindible presentar el DNI

o el pasaporte, eso es siempre regla "sine qua non".

Sí, lo que pasa es que como ya los conozco...

Esto es lo que ha sido toda una noche trabajando, todo esto,

y ahora hacéis cola hasta allí para poder venderlo en la chatarrería.

Sí. Es metal, hay un poco de aluminio...

-Rápido, amigo, rápido.

¿Lo has vendido ya o qué? ¿Qué esperas sacar por esto?

Poco, dos euros, un euro, 50 céntimos.

(HABLAN RUMANO)

¿De lunes a domingo estáis aquí, todos los días?

Todos los días.

¿Alguno duerme allí? Sí.

Por la noche es dormir en la calle, señor.

Cuando termine todo esto, ¿os vais a dormir?

No. Trabajando.

¿Os conocéis todos? Sí.

¿Sois todos de la misma zona de Rumania?

Sí.

¿De dónde? Constanza.

-Ceaucescu da, Ceaucescu, ahora da trabajo.

Hornos, sillas... ¿En qué trabajaban en Rumania?

Construcciones. Ahora no hay nada en Rumania, señor.

¿Todos trabajaban en la construcción?

Sí, todas las personas trabajaban en la construcción.

¿Cuántos hijos? Dos.

¿Cuántos hijos? Cuatro.

-Tres.

¿Y todos allí, en Rumania? Sí.

Esto es de lo que más vale, de lo mejor.

Sí.

¿Cuánto puede valer esto? 50 céntimos.

¿50 céntimos os da?

Dos euros.

¿Eso es algo bueno? Sí, esto es inox, se vende aparte.

-Lo de abajo va de 10 en 10,

y lo de arriba, de kilo en kilo, medio y 100 g.

¿Alfonso, cuánto tiempo al frente de esta chatarrería en Chamberí?

Desde niño. Este era el camión de mi padre.

¿Cuánto tiempo tiene tu chatarrería, Alfonso?

Desde 1952.

¿Quién recogía antes chatarra y quién la recoge ahora?

¿Quién se gana la vida en la calle?

Antes había más españoles,

lo que pasa es que también antes lo traían muchos vecinos,

la bolsa de papel, y sobre todo los niños

venían con la bolsa de papel y eso.

(GRITA EN RUMANO)

Mientras va llegando más gente, en este caso, españoles también.

¿Viene usted a reciclar papel? ¿A vender? Sí.

¿Qué dinero saca? 20.

¿A ver?

Ahí, al céntimo, al céntimo, algo se saca.

Ya tengo para el pan, para la pistola.

Desde hace unos meses unos 40 rumanos han creado este asentamiento

que se ubica en el centro de Madrid, ante la mirada de todo el mundo,

que está incrédulo.

Hay una parada de autobús, bloques de viviendas,

y hasta un concesionario de coches de lujo enfrente.

Estas son las chabolas que se han ido creando,

y esto es como cualquier barrio o comunidad,

donde incluso han creado sus propias calles,

que están asfaltando con cartones. Paredes de cartón para el invierno.

Alí, ¿cuántos años llevas en España? Cinco años. Dos o tres meses ahí...

Y te vuelves otros dos o tres meses a tu país.

Dos o tres meses ahí.

Luego vuelves dos o tres semanas a casa a Rumania con los niños...

¿Este carro lleva mucho tiempo contigo?

Mucho tiempo, tres años.

¿Cuántos niños allí en Rumania? Seis.

Algunos meses, 300-350 euros.

Eso es lo que consigues sacar con la chatarra,

entre 300 y 350 euros de media. ¿Cómo es vivir en la calle?

Muy malo. Por la noche frío, mucho frío.

¿Esta ropa para quién es? Esto me lo ha dado una española.

Hay ropa de mujer...

¿Y esto va para Rumania?

Sí, en la estación de autobuses se hace una recoletca y va para allá.

Y envías un paquete. ¿Cuánto te cuesta mandar las cosas para allá?

10 kilos, 15 euros.

¿Viste? Esto para la chatarra. ¿Esto es bueno?

Un euro y 30 céntimos el kilo.

Estas pinzas son para el contenedor de allí.

Para poder sacar los papeles. Claro.

El papel se paga muy poco. Sí, 50 céntimos por kilo.

Aquí llevas tu mochila, tus cosas. Del contenedor. Hay cosas...

Cargadores de los móviles...

Dormir allí.

¿Aquí, sin colchón? Sí.

En la Iglesia te dan una manta.

Del contenedor sacas los cartones, lo montas aquí...

Y para dormir.

Aquí es donde duermes.

Han pasado 10 días desde nuestra última visita

y esta valla es lo que nos encontramos

donde estaba el famoso asentamiento de ciudadanos de países del este.

Lo ha desmantelado todo la Policía Nacional

con ayuda del Samur social,

del que Darío es el jefe de servicio.

Hola, buenas noches. Buenas, Darío.

Lo conocen a usted perfectamente. Sí, me conocen.

¿Qué ha pasado exactamente aquí?

Un talud de esta zona tenía riesgo de derrumbamiento.

¿Dónde han ido esas personas?

Porque estoy viendo, algunas de ellas creo que están allí,

otras creo que en la acera de enfrente.

De las personas que estaban aquí

muy poquitas en este caso aceptaron ir por la noche a los refugios

y han preferido quedarse por la zona, bueno,

ejerciendo la mendicidad.

Sabemos que hay grupos de control y de presión entre ellos,

que bien son clanes de la misma zona geográfica

o bien son clanes familiares.

¿Incluso les cobran por pedir limosna?

Les cobran, no por pedir limosna,

sino que parte de lo que sacan de la limosna lo pagan a alguien

que hace otra labor, que puede ser cuidarles,

vigilarles o buscarles la plaza más adecuada.

Doru, ¿me cuentas?

-Me dicen que estaban debajo de un puente y que no tenían dónde dormir.

Me han dicho que les engañaron, que les han engañado

y les han traído aquí con una oferta de trabajo.

Doru es esa figura que habéis incorporado,

el mediador rumano, para poder acceder mejor a ellos.

Claro. Doru es una persona de origen rumano.

En este caso conoce el idioma, la cultura.

-Mira, la mujer tiene un problema

porque está embarazada de siete meses.

¿Embarazada?

Lo que vamos a hacer es daros un sitio para dormir esta noche,

y mañana, con la documentación vuestra,

os tramitamos y os gestionamos un billete

para que podáis regresar a vuestro país lo más pronto posible.

Bueno, y ahora, usted, como mediador tiene que hablar,

convencerles y ofrecerles ayuda.

Hombre, muchas veces nos toca ponernos en el zapato de otros.

Usted es gitano rumano.

Sí.

¿Como la gran mayoría de los que viven en la calle?

¿Cuántos años lleva en España?

Muchos.

Y cuando vino, ¿por qué lo hizo?

Porque quería trabajar.

(HABLAN RUMANO)

-¿Cómo estás? -Muy bien.

Dicen que llevan siete años.

¿Siete años viviendo en la calle? Sí.

Y que no quieren volver a Rumania porque no tienen ni casa ni nada.

¿Ella está embarazada?

Sí, y tiene otros seis hijos en Rumania.

-En estas condiciones,

es preocupante que no quiera acceder al sistema sanitario.

-Ha dicho que no quiere, que no necesita un médico

y que no quiere.

¿De qué le da miedo, de perder este sitio?

Sí.

Igual piensan que otro clan puede quitarles el territorio.

El perfil del "sin techo" ha cambiado en los últimos años.

Dar una cifra exacta de cuánta gente vive en la calle

es realmente complicado pero hay estudios recientes

que hablan de hasta 40.000 personas sin hogar.

Por eso, la ayuda de organizaciones y particulares

es indispensable para seguir adelante.

Buenas tardes, Manoli. Hola, qué tal.

Vengo por el pan.

Muchas gracias.

Todas estas barras de pan que estás recogiendo es para preparar

bocadillos que después vais a repartir a gente

que está viviendo en la calle.

Exactamente, ahora vamos a mi casa, los preparamos,

los demás voluntarios lo mismo en su casa,

preparan bocatas o calientan café...

Javier, veo que detrás de ti tienes un cartel que pone "Barra solidaria"

-Eso es.

El cliente viene, compra sus dos barras diarias

y una vosotros la separáis.

-La apartamos para que se la lleve Cleo.

-Esta iniciativa tiene un mes, no tiene más,

siempre me han dado el pan ellos sin pedir nada a cambio.

-Lo que nosotros vemos que supone para Cleo las barras es muchísimo.

Muchísimo.

60 bocadillos son 60 personas que van a cenar o comer.

Es una barbaridad.

-Ahora llegamos a casa, allí están los compañeros.

Te presento a Antonio.

Hola, Eneko, de "Comando actualidad".

-Hola, Gabriel. Qué tal, Gabriel.

-Vamos a preparar los bocadillos.

Este es el cuartel general. Sí. Mi casa.

Así que podéis pasar.

-Desde el principio vimos que la cosa era tan simple

como preparar unos bocadillos o traer un poco de fruta

y ayudas a alguien que le hace falta.

Cada uno, al final, aporta al proyecto lo que puede.

Claro, cada uno aporta su granito.

De ahí el nombre, "Granito a granito".

-Yo estuve en la calle y pude salir gracias,

entre otras cosas, a gente como ellos.

Si no te ayudan es muy difícil que por tu propio pie consigas salir

de la calle.

Cuando me quedé en la calle una de las cosas que vi

es que evidentemente todo el dinero que había tenido

y todo lo que había sido, no me servía absolutamente de nada.

Entiendo por lo que dices que tú tenías una buena posición económica.

Sí, una posición económica desahogada.

En el momento en que eso me ocurrió yo tenía una empresa aquí en España,

tenía otra empresa en Reino Unido porque iba a trabajar

con el mercado americano en el tema de lo mío,

en programación y todo se vino abajo.

Cuando llegó ese momento lo que hice fue huir,

escapar porque me sentía una carga.

-Ya llevamos cuatro.

-Vamos.

-Hola, chicos.

-Qué tal. -Qué tal.

-Habéis traído un montón de cosas.

-Es que me han dado un montón de ropa.

-A veces estamos aquí de repente llega gente

porque nos ha visto en el facebook y vienen a ayudar.

Les digo que sí, venid, que hace falta.

Toda ayuda es bienvenida. -Toda ayuda.

Me voy con los bocadillos.

-Te toca el café.

Cuidado que pesa. -Oye, ¿Cuántos somos hoy?

(CUENTA) 13.

-No sé si habrá alguna cosilla.

¿Cuándo decidiste ser voluntaria?

Pues llevábamos mucho tiempo mi novio, Jorge, y yo

diciendo que queríamos ayudar pero no encontrábamos cómo, dónde...

Fue por mi hermana, que a través de facebook conoció "Granito a granito"

y empezamos hace dos meses.

Nos presentamos hace dos meses sin conocerles y nos enganchó.

¿Esta es la primera comida caliente que haces hoy?

Sí.

¿Es importante para ti que ellos vengan una vez a la semana?

-Sí, sí. Si no vienen empezamos a preocuparnos.

-Esa es la parte trasera del Teatro de la Ópera, es un dormitorio,

la gente además tiene asignado cada arco para dormir.

Cuando termina la ópera y cierra esto se llena de gente.

¿Cómo se distribuyen los sitios?

Aquí, en el de Madrid es como te he dicho antes, tema de antigüedad.

Aquí la gente que lleva más tiempo en la plaza hasta reparten

los sitios.

Llega alguien nuevo y pregunta dónde puede dormir

y te dicen "tú, en el quinto arco", por ejemplo.

Se establece un criterio como en la mili, si la veteranía es un grado,

en este caso, también.

Ahora tus compañeros están atendiendo a una mujer.

Ser mujer y estar en la calle ¿es doblemente complicado?

Doblemente complicado.

Las mujeres en la calle tienen que llevar todo el peso

de lo que significa estar en la calle y sufren a veces acoso.

Imagínate que ya el acoso es de por sí deplorable

en una situación normal, en la calle lo es todavía más.

Es incluso peligroso para ellas.

-¿Quieres fruta? ¿Un plátano? -Sí, ¿algo más tienes?

Solo me quedan plátanos. Mira, caldito.

-¿Cuándo suelen venir ustedes? -Los lunes.

¿Cuánto tiempo llevas tú en la calle?

-Tres meses.

¿De dónde eres?

Nací en Perú pero mi madre es española, de Barcelona.

Julio, tú eres joven, ¿Qué edad tienes?

Tengo 30 años.

30 años, ¿Es cada vez más habitual ver a gente joven en la calle?

-Claro, hay mucha gente joven.

La horquilla que hay ahora aquí es de 18 recién cumplidos

hasta 71 que es la persona mayor.

Julio, tú vives aquí, en la Plaza Mayor.

-Yo duermo en la Plaza Mayor, no vivo, porque vivir

es estar en una casa, tener un piso propio.

Yo duermo en la calle, exactamente en la Plaza Mayor.

-Estamos llegando a...

No quiero decir mi casa, me da pena.

El sitio donde duermes.

Son cartones, que he recogido. ¿Esto lo has cogido hoy?

Sí, mañana los tiraré por la mañana.

Supongo que el primer día que uno tiene que meterse

entre cartones a dormir, tiene que ser una experiencia dura, ¿no?

-Una sensación muy dura que, además, es difícil explicar con palabras.

¿Aquí hay horarios? ¿Quién marca las horas?

¿En qué momento uno se echa a dormir?

-Cuando cierra todo.

-Hay unos horarios que están marcados, como él ha dicho,

cuando cierran los comercios, te puedes acostar.

Cuando viene la policía, te levantas.

A las nueve tienes que estar en la puerta del Ave María

porque si llegas muy tarde no desayunas.

A las dos tienes que estar en el comedor porque si no, no comes.

Es una rutina macabra porque es macabra.

Sí, estoy comiendo, estoy durmiendo, pero mi vida...

En la calle no se puede pensar,

en la calle solo tienes tiempo para sobrevivir.

Hasta luego, gracias. -Adiós.

Son las nueve de la mañana y a esta hora

abren los comunicadores sociales.

A ellos acuden mucha gente sin hogar para tomar el desayuno.

En este de Jacinto Benavente reparten 360 en cinco turnos

de media hora cada uno.

Lorenzo. -Hola, buenos días.

Sales de desayunar. Sí.

Llevas dos años en la calle. Dos años.

¿Qué te ha traído a la calle?

Problemas económicos y familiares básicamente.

Poco a poco se me fue complicando el camino y acabé así,

como estoy ahora.

Hasta ese momento, llevabas una vida normal. Tenías tu familia...

...Estaba estudiando y tenía un trabajo parcial de fin de semana.

Tenía mi pareja, tenía mi red social.

¿Qué edad tienes? 28 años.

Tu imagen difiere mucho del prototipo que tenemos

de lo que sería una persona que vive en la calle.

Lucho por mi vida y por mantener mi propia imagen y no estropearme más.

¿Qué temores tienes?

Pues que mi situación no se solucione pero bueno,

ya está trazado un itinerario de salida y ahora

lo que tengo que hacer es tener paciencia y avanzar

poco a poco y ya está. No hay más.

Seguir teniendo optimismo y seguir hacia delante.

¿Se puede vivir simplemente con los comedores sociales?

Se puede vivir, más que nada, porque tampoco es que te alimentes

correctamente pero bueno, es un apoyo,

una muleta para seguir avanzando.

Lorenzo, después de estos dos años,

¿qué dirías que es lo peor y lo mejor que te ha dado la calle?

Si es que hay algo bueno.

Lo peor, que estás bajo unas circunstancias poco apropiadas,

que te limitan y te frustran en todos los aspectos

y lo mejor es que le enseña a valorar las cosas

realmente importantes y aclarar objetivos que uno quiere en su vida.

Te deseo que cumplas esos objetivos y te agradezco

que nos hayas dedicado tu tiempo.

Muchísimas gracias. Hasta luego.

-Eso lo ponemos aquí. -Pero lo ponemos atravesado.

-¿Así? -Sí.

-Lo ponemos aquí.

Aquí tenemos el retrete y el bidet.

Esto es lo que llamamos la zona escatológica.

Esto tiene su puertecita para luego retirarlo.

Y poderlo tirar.

¿Hoy en día hay que salir a la calle en busca de clientes?

Hay que salir a la calle, sí, sí.

Hay que coger al cliente y meterlo en el establecimiento.

-Esta es la parte de papel, son mapas de Asia antiguos,

son de 1914 lo vendemos en 15 euros.

Luego tenemos estos que valen cinco euros.

Y aquí haces de todo, ¿no? Limpiar, colocar...

El comerciante es un todo terreno.

Vosotros sois jefes y curritos, ¿no? -Sí, sí.

-En este comercio hay que ser muy prudente.

Estos son materiales que son fácilmente transformables

y fácilmente transformable en dinero.

Claro, cuando el oro funde... No es un cuadro de Goya.

Esto yo lo fundo y tengo unos lingotes que puedo vender.

Entonces hay que tener muchísimo cuidado con eso,

entre otras cosas porque... ¿Cómo se vive siendo el propietario

de un negocio así? Pues en alerta.

En alerta y con cuidado.

-Y confiando. Tampoco se puede estar sin vivir,

quiero decirte que en nuestro caso tenemos unos caracteres

bastante distintos y nos apoyamos muy bien.

¿Sois hermanos y trabajáis juntos? Sí, sí.

(Música)

-Corbatas, chales, todos los complementos de moda.

Todo artesanal. Sí, todo artesanal.

Lola, tu hijo se ha quedado dentro.

Tú, atendiendo aquí a este grupo de clientes.

Fuera tienes la mercancía, ¿no tienes miedo de que te la roben?

Ni me acuerdo.

¿Cuánto puede llegar a valer un pañuelo como este?

Pues mira, este por ejemplo vale 1350.

¿Cuánto? 1350.

Estos valen 40.

También es pintado a mano.

¿Qué piensas de los establecimientos que venden cosas en serie

y te venden pañuelos a tres euros?

Que para que vendan pañuelos a tres euros

hay mucha gente explotada en otros países.

Lola, ¿para resistir hoy en día hay que echarse a la calle?

Sí, hay que tener una actitud de comunicación muy abierta.

Porque si te quedas en tu tienda con la puerta cerrada ¿qué pasa?

Pues que no te comes una rosca. Más o menos.

(Música Charlestón)

Aunque no lo parezca, los artistas contratados son ellos dos.

Tú eres una espontánea.

Una espontánea, sí.

¿A qué venías aquí? A tomar el aperitivo.

¿Vienes mucho? Es la primera vez.

(CANTA EN FRANCÉS)

La gente se anima, viene,

si no pensaba salir, a lo mejor sale y se toma un vino

o viene y compra, aunque sea, 100 g de jamón York.

Si no hicieras degustaciones, en la calle, si no invirtieras

en músicos en la calle, ¿crees que esto no iría bien?

Seguramente.

Si no inviertes en imaginación, en educación o en innovación,

seguramente tendría que cerrar como ha pasado a muchos.

¿Tu negocio ha bajado?

Se ha mantenido, he mantenido los puestos de trabajo,

incluso hemos subido sueldos,

hemos podido permitirnos el lujo de subir sueldos.

¿Sí? Sí, sí.

Este año subimos un 5% a todo el personal.

Mira, un negocio tiene tres bases:

la buena calidad del producto, la limpieza y el trato al personal.

Si tú machacas al personal, ¿a mí de qué me sirve tener

a gente explotada? Lo que necesito es gente motivada,

la gente motivada no se motiva con un sueldo asqueroso de 600 sueldos.

Se motiva trabajando, teniendo vida familiar,...

¿Cuánto cobran tus empleados? Como mínimo 1000 euros brutos.

Mínimo.

¿Quieren probar un poquito de queso roncal?

-Pues vamos a ello. -Dentro encuentran más.

-Hay que enamorar y para enamorar tienes que salir.

(Música)

¿Qué tiene de bueno este entrenamiento callejero?

Principalmente haber perdido peso corporal y la razón básica,

por lo menos para mí, es que es gratuito. Coste cero.

Coste cero. ¿Qué presupuesto tienes para hacer deporte?

Ahora mismo, estudiando, poquito.

¿Por qué te gusta a ti entrenar en la calle?

Además de por qué es gratis, ¿qué otras razones hay?

Como que hay una sociedad alrededor de las barras

y siempre que llegas hay gente que está entrenando.

No es como llegar a un gimnasio, que llegas, estás tus dos horas

y te vas.

Aquí estás en contacto con los amigos y es como quedar

y hacerlo aquí, en lugar de en el bar.

¿El mantenimiento es bueno, es decir, cuando se rompe una barra

la cambian enseguida?

No. Mira, esas se rompieron como hace seis meses

y hasta que han puesto una nueva...

Han puesto un aluminio que es muy malo, se le ha caído ya la pintura.

-Antes era bastante mejor, yo llevo ya entrenando aquí

un tiempo y antes, cada vez que se rompía lo más mínimo,

lo cambiaban enseguida. Los recortes se notan.

Se notan bastante.

Buenos abdominales.

(Risas)

Aquí vemos a un deportista que practica también

la modalidad callejera en shorts, sin camiseta y estamos casi a 0°.

Entiendo que haciendo deporte, uno con manga corta...

Pero ¿también hay poco de postureo?

-Eso como en todos sitios, pero bueno.

Hola, qué tal, soy Teresa, de "Comando actualidad".

¡Cuerpazo! Y también luciéndolo a pesar del frío.

¿Tú también prácticas "street workout"?

-Sí, desde hace dos años que practico este deporte.

¿Qué arte marcial estáis haciendo? -Es una modalidad de Taichí.

¿Taichí con abanico? Sí, exactamente.

¿Cuánto vale la hora de esta clase? Seis euros.

¿Qué beneficios habéis notado desde que practicáis Taichí?

-Vitalidad.

-Muy activos. -Yo pesaba 94 kilos.

¿No me digas? Y no he hecho otra cosa.

¿Y cuánto pesas ahora? Pues 68.

(Música)

-Bailamos porque es una de las aficiones más bonitas

que puede haber y compartirla con tus amigos.

Empecé a investigar la música asiática

y al final es algo que se te inyecta y no puedes dejarlo pasar.

¿Os da pudor bailar en la calle, que los vean?

-Al principio, quizás un poco pero ya llevamos un año así.

¿Un año ensayando? -En la calle, casi dos años ya.

-Mucho tiempo, casi tres.

Buenos días. ¿Los mineros?

¿Es así como se os llama a los del barrio de La Mina?

-Somos mineros total.

¿Por qué ha tenido tan mala prensa este barrio?

Mala prensa...

Yo creo que un poquito fue el estigma que nos comportó

el tema de la problemática de los 80, el boom de la droga,

de la delincuencia y que, al final, se generaron referentes

en el mundo de la delincuencia que comportó hacer películas

de sus vidas y eso estigmatizó un poquito al barrio.

Vosotros tratáis de alguna manera de cambiar los referentes,

los ejemplos para esos chavales que no sean "El vaquilla",

por ejemplo, sino que sea un referente como puedes ser tú,

Juan Carlos, 11 veces campeón de lucha grecorromana en España.

Queremos desmitificar que los pobres chicos

que viven en el mundo de la delincuencia,

que les arrastró a un mal vivir sean referentes

y que los referentes del barrio sean en positivo.

-Bueno, Carmen... Venga, encantado, hasta luego.

-Adiós.

Esta es La Mina vieja, lo que nos decías antes.

Sí, la parte inicial de los primeros bloques del barrio de La Mina.

-¿Qué dices, chavalín? -Ya ves, aquí estamos.

-¿No está tu hijo ahí? -Sí.

-Saca al monstruo. Aquí está el figura.

-Recién levantado.

-¿Estás bien?

Asómate, no pasa nada que sepan que estás durmiendo después de entrenar.

¿Qué tiene esta calle que da tantos campeones de lucha?

-La tramontana, ¿no?

Es Jonathan Álvarez, actualmente es campeón de España junior y senior.

Está becado en el CAR de Sant Cugat. Él come, vive, estudia allí.

Aquí todavía los niños bajan a jugar a la calle.

Esto es lo que a mí me encanta de mi barrio.

Pero esto choca porque en muchos barrios,

los padres no dejan bajar a los niños a la calle por inseguridad.

A este barrio, que se le tiene como inseguro,...

Pues es el más seguro porque aquí todo el mundo

protege a los chavales del barrio.

Esto que veis aquí es lo que para mí

va a traer más repercusión en el barrio.

El tema de la Universidad, la politécnica.

Esto para el tema de los jóvenes,

como referencia y la creación de que al final

San Adrián va a ser ciudad universitaria,

es clave para la ciudad y el entorno del barrio.

Al final es un arma más que utilizaremos nosotros.

A los chavales les diremos, ahí tienes que acabar.

Yendo ahí mejorarás en la vida.

Esta es la tienda de alimentación de toda la vida.

Hecho histórico que vais a salir hasta en la tele.

Tiene usted un comercio de película.

Aquí se ha grabado "El Torete. Perros callejeros".

Soy más famosa que "La Pupas".

Ha visto usted crecer a todos.

A todos los jóvenes y a estos, madre mía.

Aquí qué tasa de paro se maneja.

Aquí hay una tasa de paro muy alta.

Hay mucha gente que está habituada a vivir

y a ver lo que me cae.

No se ha generado que debes formarte y trabajar para que te caiga eso

que tú quieres para poder vivir.

¿La venta de droga y el trapicheo ha podido ser un poco

la salida fácil para algunas generaciones?

Yo la droga y el tema del mundo del trapicheo

es un tema personal de las familias.

Yo creo que es una equivocación para las familias

y eso al final la pagas. Y eso es un problema en el barrio.

Se ha convertido en el barrio en donde se vende la mejor droga

y al mejor precio.

Se han ido acabando con puntos de droga en diferentes sitios

y al final todo el mundo viene aquí.

Se puede erradicar el tema de la venta de droga,

¿por qué no?

El orgullo para ti como gente del barrio

es que tus chavales salgan en los periódicos en positivo.

Esto es la Mina Nueva.

Sí, es uno de los bloques de la Mina Nueva.

Marte, Levante, Saturno y Venus.

-(GRITA) ¡No nos grabes!

Es para la lucha.

La excusa es que no tiene dinero para pagar el club,

cuando nosotros la asistencia de todos los días

al club comporta que no tienen que pagar nada.

¿Qué te aportaba a ti estar en la Escuela de Lucha?

Te quitas de la calle y aparte, te quitas de fumar y de todo.

Estás con gente, te vas por ahí y conoces más cosas.

Está muy guapo luchar.

Porque la calle es dura. Sí.

Es mejor luchar en el tapiz que en la calle.

Sí.

-(GRITAN) ¡Vivan los gitanos!

Aquí os encontráis todos.

Salís a la calle y os encontráis todos.

Eli, ven para acá.

Eli ha sido jugadora de fútbol.

Ha jugado en uno de los mejores clubs

que hay aquí, como es el Sant Gabriel.

Ha hecho fútbol, ha hecho lucha.

Fue subcampeona de España en lucha

por el Club de Lucha Olímpica La Mina.

Aparte, es entrenadora de fútbol del Club de Fútbol de La Mina.

Al final, es un referente positivo del barrio.

Y chica, que es importantísimo.

Tú eres madre y entiendo que es también

lo que quieres para tus hijos. Claro.

Porque si no fueran por ese camino, que opción les quedaría.

La calle.

-Aquí es muy importante que los chicos

y los jóvenes estén ocupados permanentemente.

Tema deportivo, tema cultural, lo que sea.

-A Juan Carlos se le respeta mucho.

Igualmente que él hace mucho por los niños.

Yo con él me he ido a muchos viajes.

Viajes que yo no podría haberlos hecho

si no hubiese sido a través de la lucha o del fútbol.

¿Qué tal, no sé si podemos pasar?

No te vayas Iván, no te vayas que te presento.

En pleno entrenamiento, qué tal.

Eneko, de "Comando Actualidad".

Iván es el doble campeón del mundo de aerobic.

Y al gran talento lo tenemos aquí.

-¿Qué tal? No sé si podemos pasar.

Pasa, pasa. Podéis venir ¿Qué tal Juan Carlos?

Le he preguntado a Juan Carlos si Gervasio está o no está.

Y veo que sí. No estoy siempre.

Ya me gustaría poder estar todos los días,

pero bueno la verdad es que también como llevo la gestión

y tengo entrenadores en los que confío plenamente,

les dejo a ellos la faena de la sala.

Igual los padres preguntan,

¿pero es Gervasio realmente el que está ahí?

Sí, muchas veces me llaman y el teléfono que aparece es el mío.

Oye mira que llamo para pedir información,

¿pero Gervasio Deferr va por ahí? Sí, soy yo.

Hola qué tal, encantado, soy Gervasio.

¿Cuándo quieres venir?

Para los niños ya no soy Gervasio Deferr,

ahora soy "Gervi". Ya no es lo mismo.

-El impacto fue mayor con el tema de la asignación.

No es lo mismo Club de Lucha con gente del barrio que te conoce

y es deporte minoritario...

Todo el mundo ha visto sus medallas olímpicas.

El que él esté aquí hizo que el impacto fuera brutal.

Hubo overbooking.

-Lo hago altruistamente porque considero que si hay algo

que se pueda utilizar para ellos, ese es el objetivo.

No tendría sentido que yo estuviese ganando dinero aquí.

Tampoco buscamos que sean campeones olímpicos,

sino que encuentren un camino en el que si ellos se esfuerzan,

pueden llegar a conseguirlo.

Yo mismo no tenía recursos

y las pasábamos canutas para poder conseguir el poder estar.

La verdad es que a mí el deporte me lo ha dado todo.

Yo ahora estoy intentando devolver al deporte lo que me ha dado.

(ANIMA)

(DA INSTRUCCIONES)

(ANIMA)

-Aquí tenemos la sala de lucha que se llama Maider Unda,

haciendo referencia al mejor resultado de toda la historia

de la lucha en España.

Qué cosa más chula que en un barrio machista

como es este y en un deporte machista

como es la lucha, el nombre de una sala de lucha

sea de mujer.

-Una y te levantas. Dos. Y tres.

-Víctor Ferrandiz, aparte de compañero

y ser uno de mis niños, los dos sentimos el tema de la lucha

aquí en el barrio.

¿Qué les exigís a estos niños para venir a entrenar cada semana?

Unos mínimos en los estudios.

Tampoco les exigimos nota porque nota no se puede exigir.

Exigimos asistencia, buen comportamiento

y si sacan nota es lo mejor que podemos encontrar.

Nosotros incluso somos referencia en el colegio.

Alguna vez nos ha llamado algún profesor o el director,

oye mira que este niño tiene este problema.

Y lo intentamos reconducir.

Nosotros siempre le hacemos entender que estamos dentro de un club.

Somos un club de lucha y no una banda de lucha,

que es muy distinto.

¡Vamos, muy bien! Rápido.

Estas tres personas que ven ahí en realidad

son agentes de paisano.

Como ellos, hay miles trabajando ahora mismo

camuflados por las calles de España.

Su misión, sobre todo, cazar carteristas.

¿Cuántos años patrullando las calles?

Pues desde el 2001.

¿Por qué elegís un trabajo como este en el que hay que tener mil ojos?

Porque es un trabajo que cada día que trabajas,

cada día te gusta más.

¿La calle engancha? Un poco sí.

Esas personas que vemos allí son pedigüeñas.

Vienen todos los días, son familias y se dedican a eso.

Aquí en Málaga está prohibido por una ordenanza.

Son 211 euros, según creo recordar.

Ellas continuamente están vaciando el vaso.

Nosotros hemos llegado a ver en un bolso cerca de 200 euros

en monedas en un solo día, cada una.

¿Tienen un jefe?

Sí. Nosotros suponemos que sí. Es el padre de ellas.

-Hemos visto como el padre llevaba una bolsa grande

y ahí echaban todo el dinero que habían generado durante el día.

-Como veis nos han visto y les da igual.

¿Os conocen? Sí.

Tarjeta de reconocimiento temporal del derecho

a la asistencia sanitaria.

Sí, esto es que prácticamente

no valdría para identificar a una persona.

Como ves, les da exactamente lo mismo.

Ahora mismo lo estamos pasando por informática por si tuviera

algo pendiente con la justicia.

-¿Quieres copia de la denuncia?

Usted conmigo ha hablado español muchas veces.

¿No quiere hablar delante de la cámara?

Y se marcha, ¿de acuerdo?

-H&M. Alto, chándal blanco.

¿Están ahora mismo dentro de la tienda?

(Silbido)

Hay un compañero postrado en la puerta.

-Acaba de salir. Chándal blanco y la muchacha rubia.

Hola, ¿qué hay? Os podéis echar para el lado,

por favor. Tenéis los DNI por ahí, por favor.

Si nos estamos equivocando, ustedes os marcháis y ya está.

-¿Habéis tenido alguna vez algún problema con esta tienda?

-En esta tienda nunca. -En esa tienda no.

¿Sois familia, parentesco, amigos?

-Vecinos. Están robando ropa en la crisis.

-Venga buenas tardes, perdonad. Hasta luego.

¿Se han dado cuenta?

Claro, esto es la alarma de seguridad

de un pantalón, que con unos alicates,

estas partes van unidas. Si intentas forzarlas,

salta una tinta.

Esa tinta deja inútil lo que es la prenda.

Ellos han forzado esto y no ha saltado la tinta.

No sabemos si son ellos porque lo que son las dependientas

no lo pueden verificar.

La actividad de los aparcacoches, según ordenanzas municipales,

tampoco es lícita. Y con esto, ¿qué se saca?

Para comer.

¿Cuánto, 10 euros? (RISA) Me cachea si quiere y todo.

-No, le creo. ¿1,10 euros?

Ahora que venga la policía, que nos meta una multa

y que nos lleve a juicio. Que no pago nada.

¿Ha pagado alguna vez alguna multa?

Ninguna, es que no voy a pagar ninguna.

Lo que tenga que pagar, a la cárcel.

¿Prefiere ir a la cárcel? Hombre, claro.

¿Ha ido ya a la cárcel? Sí. Ahí tienes mi carné.

-Lo que presenta para identificarse

es el carné del centro penitenciario.

-La denuncia, ya sabe cómo va. Ahí tiene usted otra.

Si te pillan de nuevo por la tarde, a juicio otra vez.

-Vale, yo me dedico a aparcar coches ¿Qué coche estaba aparcando ahora?

Dice que no le habéis pillado in fraganti.

Pon ahí la matrícula del coche.

-No tenemos que hacerlo. Nosotros es a nivel objetivo nuestro

como agentes de la autoridad.

Ya sabe que hoy no puede aparcar más.

-¡Qué me dejes! No hay problema, yo soy igual que el yerno del rey,

no pago nada.

Vamos a montar un control.

Hoy nos toca la Avenida de la Palmilla.

El objetivo del control,

como siempre cuando montamos un control

en ese tipo de zonas: armas y estupefacientes.

Ustedes son una unidad llamada los G.O.A.,

que es exclusiva de la policía local de Málaga.

Efectivamente. Todos llevan sus chalecos antibalas.

Os venís conmigo en el vehículo aquel de allí.

¿Nosotros también?

Sí, si vais en el control luego yo os lo coloco.

El compañero está poniendo los conos.

Hemos establecido una zona de seguridad.

Cortamos uno de los carriles.

Exacto, y lo utilizamos como zona de seguridad

para registrar y cachear a aquellos vehículos

que sean susceptibles de ello.

¿Esto realmente de qué te protege? Pues está hecho para detener balas.

¿Con esto es bastante? Sí, aceptable.

¿Este es su mejor aliado en las calles?

Sí.

¿El mejor amigo del policía? Sí.

(Ladrido)

Están los dos cacheados. Están en busca y captura.

¿El pasaporte te lo han retirado? -No, yo no tengo pasaporte.

¿Cuáles son las reglas para sobrevivir en la calle?

Desde el punto de vista de la policía,

lo primero es comprobarlo todo.

No creerte nada y no dar nunca nada por hecho.

Si tienes alguna duda, no te quedes jamás con la duda.

Si alguien te produce sospecha, páralo.

¿Qué le ha enseñado a usted la calle?

Eres testigo de lo más miserable que es capaz de hacer una persona,

como maltratar a su propio hijo, como maltratar a un bebé.

Y de igual forma, ves acciones de la gente anónima,

que es capaz de llegar a un incendio y los ves sacar a gente de dentro.

El control ha durado solo 20 minutos porque, además,

dan la señal allí en el barrio y ya saben todos que estáis aquí.

Exacto.

Son listos, ¿no? Hombre, están bien criados.

¿Esto es de lo que se han incautado?

Lo traía uno de los vehículos. Esto es hachís.

¿Se les va a sancionar o es muy poco para ello?

Sí, se sanciona.

Inspector, ¿cuántos cafés caen

para el jefe del servicio del turno de noche

de la policía local de Málaga?

Ahora nada más que un par de ellos. Ya hay problemas con la tensión...

¿Cuántos agentes de la policía

velan por nuestra seguridad por las noches?

En Málaga, por la noche, somos 20 patrullas de policía local.

Y policía nacional normalmente, 8 o 10.

Ahora lo que hacen ustedes es crear aquí un punto de identificación

en un barrio conflictivo. Sí, pueden llevar droga

y hay gente que viene a comprar la droga aquí.

¿Qué le ha pasado usted, se le ha olvidado el carné?

Es que venía a recoger el coche.

Pero no me trate usted como un delincuente, por favor.

No me rompa usted los cigarrillos, por favor.

Yo no soy un delincuente.

¿A usted le han robado aquí en el barrio?

Sí, se llevaron 635 euros. Está la denuncia puesta.

Entonces usted entiende mejor que nadie la labor de la policía.

Si esto es lo que hace falta, quitar toda la mierda que hay aquí.

-¡Oiga!

Está un poco nervioso, tranquilo ¿Tienes la documentación encima?

-Abre las piernas.

No tiene nada, ningún papel ni ninguna identificación.

Este señor que iba de copiloto ha abierto la puerta

y ha empezado la carrera.

¿Venía en un coche? Venía en un vehículo.

Se ha bajado del coche y ha salido corriendo.

Estamos en un punto de identificación

y un copiloto se ha dado a la fuga.

Lo hemos cogido a la carrera y no tiene documentación.

¿Ahora un incendio en un local comercial

es el aviso que habéis recibido?

Parece que es el horno de una panadería.

Estáis adelantando al compañero.

Sí, porque nosotros sabemos exactamente el lugar.

Hay unos ocho bomberos

y han llegado los agentes de la policía local.

Están con un mazo intentando echar abajo la puerta.

Arriba vemos como hay luz.

Están intentando meter una manguera por la ventana.

Caballero, ¿es usted el dueño? Mi mujer.

Madre mía, ¿qué ha pasado?

No sé, es un obrador de confitería y tiene los hornos

y quizás algún fallo eléctrico...

Vaya susto. Y yo viviendo al lado.

-Hemos tenido un aviso de que se escucha una fuerte discusión

en un domicilio. Van varias patrullas para allá.

¿Y en tantísimas persecuciones, alguna ha terminado mal?

Hace un año y medio estuve seis meses de baja.

¿Así es como quedó el coche? Madre mía.

Estos son los temas más duros, ¿verdad?

Estos son los temas más habituales.

Normalmente, la mujer da un paso atrás

y dice que no ha sido maltratada.

Entonces, a no ser que nosotros veamos

que tiene heridas o haya testigos, no podemos actuar.

Incluso en los casos que la mujer reconoce que la ha maltratado,

cuando llega el momento del juicio, muchas veces se echa para atrás.

¿Qué número de detenciones podéis llevar a cabo

en los últimos años con respecto a estos delitos?

Prácticamente, nosotros una diaria.

Más las que hace policía nacional, que normalmente hace más.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La ley de la calle

Comando Actualidad - La ley de la calle

07 ene 2015

¿Cuáles son esas reglas no escritas que mandan en la calle? Buscavidas, vendedores, carteristas, policías, deportistas, personas sin hogar, artistas, la calle es el lugar donde pasan buena parte del día. Todos ellos conocen bien "La ley de la calle".

 

ver más sobre "Comando Actualidad - La ley de la calle" ver menos sobre "Comando Actualidad - La ley de la calle"

Los últimos 2.109 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos