Un novedoso formato que presenta un tema de actualidad a través de la mirada coral de varios reporteros callejeros. Cuatro periodistas que se desplazan hasta el lugar donde ocurren las noticias, las muestran tal y como son y aportan al tema su mirada personal.

Este contenido no está disponible en Estados Unidos, Canadá y República de Chile por restricciones de derechos.

Contacto

Escriba al programa Comando Actualidad: comandoactualidad@rtve.es

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4123838
No recomendado para menores de 7 años Comando al Sol - Achicharrados - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Voy a volar lo más segura posible para conocer el pueblo de Segura.

GRITA EMOCIONADA

Mira qué lugar para vivir. El paraíso en la tierra.

Sobrevolamos el mayor espacio natural protegido de España,

un paraíso de interior.

Desde la infancia, me encantaba ver este pueblo en la montaña.

Esto es un verdadero pulmón verde. Sí, es impresionante.

Calor, ¿eh?

Madre mía.

Aceite, patata y ajo. Se convierte en migas.

Toma ya.

¿Pagaría usted por dormir al raso y estar rodeado de ovejas?

¡Eh! ¡Ar!

Vengo de Dinamarca. ¿Qué hace aquí?

Estoy tratando de aprender a ser pastor.

Todo Soria pendiente de tus ovejas.

Esto es bonito. Solo pasa una vez al año.

Somos trashumantes. Y pagándolo, encima.

Yo he pagando 109 E.

Y dormimos las dos noches al raso.

Estamos en uno de los pocos lugares en España

donde se celebra una justa medieval. ¿Quieren saber dónde?

(Megafonía)

¡Ha venido a morir!

-Es un pueblo de 1000 habitantes.

Acapara la atención del público, de 40 000 visitantes,

para ver el torneo.

Aquí en verano.

Un verano de seis meses tranquilamente.

Mientras unos están de fiesta, a vosotros os toca trabajar.

(CANTAN)

"Achicharrados", hoy, en "Comando al sol".

¡La despedida! A ver.

¡Toma ya!

(GRITAN) ¡Maravilla!

(Música)

Es el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa.

Está declarado Reserva de la Biosfera.

En sus 23 pueblos que hay alrededor,

viven 80 000 vecinos.

Dicen ellos que se trata de un paraíso de interior.

Daniel. Hola, ¿qué tal?

Encantado de conocerte.

Esto es un servicio que ofreces. Sí.

Para los turistas. Exactamente.

Y la gente que quiera acercarse al pueblo de Segura.

Probablemente el pueblo con más historia

en todo el territorio de la sierra del Segura

y el pueblo que ha dado nombre a la sierra y al río.

Tienes allí a la familia. Ahí está mi familia de hoy.

Buenos días, Raquel. ¿Qué tal, Marcos?

Van a realizar un vuelo, uno de los dos.

Ella, en este caso. ¿Cuánto cuesta...?

¿No ves que tiene el nivel de estrés hasta las gafas más o menos?

El propósito es reducírselo a la altura de la rodilla.

¿O sea que es la primera vez? Es la primera vez.

¿Cuánto cuesta una de estas experiencias,

y además, en el enclave del mayor espacio protegido de España?

A partir de 70 E, ya se puede hacer un paseo

de 15-20 minutos de duración.

Bueno, Mila.

Voy a volar lo más segura posible para conocer el pueblo de Segura.

Tiene buen nombre para esto del vuelo.

Te cierro el mosquetón.

Gracias. Perfecto.

(Música)

(GRITA EMOCIONADA)

¿A qué altura estamos? A unos 400 m de altura.

¿Y qué es lo que estamos viendo? Estamos mirando a Segura.

A la derecha está el Yelmo.

Un poco más a la derecha, si nos elevamos 100 m más,

veríamos el embalse del Tranco. Madre mía.

¿El enclave más importante es el pueblo?

Sí. ¿Es el que estamos viendo?

Sin duda. Segura de la Sierra.

Mira qué lugar para vivir. El paraíso en la tierra.

(Música)

Segura de la Sierra era una villa del bajo medievo.

Tenemos cinco puertas de entrada.

Una de ellas, la última que se construyó, es esta.

Es una puerta de finales del siglo XV, principios del XVI,

y se utilizaba como cerca fiscal.

Y tenemos al frente nuestra gran montaña, el Yelmo.

El Yelmo es nuestro gran gigante dormido,

y si todos nos fijamos en él, lo que vamos a encontrar

va a ser la cara de un indio. ¿Lo veis todos?

(TODOS) Sí.

-Bueno, pues repuestas las fuerzas, descanso hecho,

continuamos la visita.

¿De aquí, de Segura de la Sierra? De aquí.

O sea, segureña. Segureña.

Es un lujo tener un trabajo de guía en tu propio pueblo.

Es un placer tener un trabajo en tu propio pueblo.

Date cuenta que Segura de la Sierra está quedándose despoblado

porque no hay industria, no hay nada,

Pero el turismo cada vez atrae más.

Calor, ¿eh? Calor.

Aun así, es un gusto ser turista. Sí, nos gusta esto.

Les gusta esto de veranear. A mí me encanta.

Vienen ustedes a pasar un solo día. Sí.

-Andar por la sierra, una maravilla.

Tenemos un parque que es una maravilla.

Bueno, grupo, escuchad, vamos a hacer aquí una breve parada.

Como he contado antes, por Segura de la Sierra

pasaron personajes históricos bastante importantes.

Estamos ante la fachada de la casa natal de Jorge Manrique.

Vivir al lado de la casa donde nació Jorge Manrique...

Jorge Manrique. Es posible.

Se vende. Hombre, claro.

Si quisiéramos comprar esta casa, ¿cuánto nos costaría? ¿Lo sabes?

Esta casa es verdad que tiene un valor económico bastante alto.

Era el antiguo mesón que tenía Segura de la Sierra

en la década de los 90. ¿Superaría los 100 000 E?

Sí. ¿Sí?

Posiblemente sí.

Bueno, chicos, estamos a las puertas del castillo.

Ahora hay que coger fuerzas,

que nos espera una buena hasta llegar arriba.

Buscamos este trocito de sombra para recomponernos.

Madre mía.

La muralla que queda árabe con su aljibe,

que lo tenemos detrás de mí.

Y esta parte es lo que se conserva fuera del castillo de esta época.

Bienvenidos a nuestra fortaleza. Ya estamos en nuestro castillo.

Un castillo cristiano de estilo mudéjar,

aunque sus comienzos fueron árabes.

Vamos a dar un gran aplauso a Antonio, con esos 80 años,

que ha subido el castillo.

(Aclamaciones)

Señor Antonio, yo le nombro

caballero oficial

de nuestra orden.

Se ha quedado ahí la compañera por no subir las escaleras.

Sí.

-Nos reímos o hacemos algo, que estamos muy serios.

Aprovechamos la bajada del castillo contigo,

que eres de Segura, segureña, y vamos a conocer...

¿Cuántos habitantes tiene el pueblo?

Pues mira, no llega ya

a los ciento y pocos. 180. No llega.

¿Solo? Solo.

El caso es que en verano la población se duplica.

Triplica. Se duplica o se triplica.

Plazas hosteleras puede haber casi 200.

¿Y estas calles son las típicas del pueblo?

Estamos en la calle más antigua ahora mismo.

Estamos en la calle Caballeros Santiaguistas.

Saliendo de los baños árabes, es la que sube hasta la iglesia.

Están adosadas a la muralla, que es lo que tienen de peculiar.

Esta es la casa de María.

Vamos a llamar.

Hola. Muy buenas.

Hola, María. ¿Se puede?

Sí, adelante.

¿Y usted, María, vive aquí todo el año?

Sí. He decidido retirarme aquí del ruido mundanal.

¿De dónde era usted? De La Puerta de Segura.

Ah, y ha elegido vivir aquí, en este pueblo.

Sí, siempre me ha gustado. Me encanta.

Desde la infancia, me encantaba ver este pueblo en la montaña.

Esta es una casa pegada a la muralla.

Sí, es una casa inteligente. ¿Sí?

Porque los que la hicieron hace 300 o 400 años

la hicieran dentro de la muralla.

Mi patio es una torre de la muralla,

una de las siete torres alrededor de la muralla.

Del siglo XI.

Qué rincón, qué belleza. Es hermoso.

La calle la hemos comparado amigos míos y yo.

Hace muchos años, decidimos venirnos aquí cuando nos jubiláramos.

Qué bueno.

La mayoría de las casas son de amigos míos.

Un poco románticos, por no decir locos.

¿Me puede decir cuánto le costó? 8 millones de pesetas.

¿Hace cuánto? En 1996.

Tuve que hacer muchísima restauración. Los tejados.

Dediqué una parte de la casa a hacer apartamentos.

He mantenido la puerta del pajar. Vale 60 E por noche.

Adelante.

Es un refugio, como yo digo, aquí, en la sierra.

Tiene chimenea y tiene vistas al Yelmo.

Zona de cocina.

Retrete y cuartito de baño.

Qué bueno. Básico.

En verano, por ejemplo, ¿lo alquilas todo el verano?

Lo alquilo todo el verano, pero aquí cuando más se alquila

es entre septiembre y abril. Y mayo.

Por aquí es la subida que yo he hecho al adarve,

por donde iban los centinelas.

Por aquí era. Vigilancia y de defensa.

Mirad dónde están alineadas el resto de las torres del Segura.

Usted es una enamorada de este pueblo sin ser de aquí.

Bueno, sí. Pero yo vivía allí, mira.

La Puerta de Segura.

Y en los sueños, de niña, siempre ves estas alturas.

Esto era un sueño de niña. Sí, era un sueño. Nos encantaba.

Venir a Segura en aquella época era una cosa maravillosa

y era un sitio tranquilo, diferente totalmente.

Pues enhorabuena. Gracias.

Usted tiene un sueño cumplido. Sí, sí.

(Música)

¿Qué tal, Marcos? -Hola.

-Cuánto tiempo. Ya te echaba de menos.

-Todos a bordo. -Venga, chicos.

¿Cuánto les cuesta? 50 E por persona.

Y los niños, al 50 %.

¿OK? -OK.

Aquí la mayoría de la gente viene buscando montaña.

Desconexión.

¿Los veis? Mírala, es verdad, es verdad.

¿Eso qué es? Son cabras montesas.

Chicos, ya sabéis que uno de los encantos que tenemos

en el parque natural es el montón de vida natural,

de vida salvaje, que podemos ver. -Les decimos adiós, chicos.

(TODOS) ¡Adiós!

¿A qué os dedicáis?

Yo, entre otras cosas, a la enseñanza.

A la enseñanza forestal, principalmente, y agrícola.

Agricultura ecológica.

Entonces, esto de estar en... Esto es estar en la salsa.

¿Y Raquel? No tiene nada que ver.

Yo soy directora comercial y también soy actriz de teatro.

-Aquella montaña que veis a vuestra derecha

es la zona sur de la montaña de Navalperal.

En su cara este, se ubica la zona de las acebedas.

El bosque de acebos más meridional de Europa.

¿En Navalperal vive gente? No, ahí arriba no vive gente.

¿Veis que hay una construcción de color blanco, una caseta?

Es un refugio para controlar, hacer seguimiento, si hay incendios.

El guarda nos ha dado el acceso para poder subir ahí arriba.

Muy buenas. -Buenas.

-¿Qué tal, Juan? -Bien. Mucho calor.

-Mucho calor, ¿no? Y los fuegos, nada, ¿no?

-Sí, hay un par de incendios. -Venimos hablando de eso.

Ahora mismo, que estamos a cerca de 1500 m de altitud,

hay más de 33°. Esto no es normal.

Pues no, la verdad es que no. Es demasiado calor.

Ahora sí que entramos.

Esta barrera no se la abren a mucha gente, ¿eh?

Es lo que ofreces en la ruta. Exactamente.

Todo muy controlado. Muy respetuoso.

Entramos ahora en uno de los espacios más protegidos

dentro del parque natural. 200 000 hectáreas.

Casi 210 000, de las cuales la sierra de Segura

aporta casi un 66 % del territorio. Es la más amplia.

Ahora mismo vamos a llegar a una zona

muy conocida por sus pinos laricios, ¿cierto?

El pino laricio es un tronco muy recto,

una madera muy noble,

y ya se utilizaba para construcción desde la Edad Media.

De aquí han salido muchos barcos,

mucha madera para los barcos de la Armada Invencible,

la fábrica de tabaco de Sevilla...

Como el firme no es uniforme, vamos a botar un poco.

Como tenéis las manos libres,

lo mejor es poner una manita arriba en el techo.

Porque no tiene suspensión como la de un vehículo de carretera.

No os preocupéis, porque esto tiene...

Tiene control.

Vale, sois unos chicos valientes.

Pues hemos llegado. Muy bien la subida, chicos.

(Aclamaciones)

¡Un campeón! ¡Chocando!

-¡Ahí va! -Cosco.

-Bueno, cómo estamos.

-Cerramos los ojos. Abrimos las palmas de las manos.

-¡Lo que se está perdiendo Carlota! -Y sentimos el aire.

El aire puro de la sierra del Segura, chicos.

Ahora sí se puede decir que es un verdadero pulmón verde.

Es impresionante estar aquí.

Mirad, chicos, eso es Segura la Vieja,

que es el primer asentamiento de los griegos, que llegaron aquí,

a la sierra, más o menos los primeros.

Ese es el valle del río Trujala

y aquello es la cara nordeste del pico del Yelmo.

Eso sí es un buitre.

(Música)

Qué pasa, Pedro. ¿Cómo estás? -¿Qué tal?

-Me alegro de verte. ¿Cómo está, Pedro?

Esta es su fortaleza, ¿no? Esta es mi fortaleza.

Es la fortaleza que tenemos,

que es lo mejor que tenemos en toda la comarca.

Una hostelería. ¿Cuántos huéspedes pueden venir?

Para 24-26 personas. 26 personas.

Esto que estás preparando, patatas fritas,

que es lo que he entendido. Y esta mezcla, ¿qué es?

Aceite, patata y ajo. ¿Ajo?

Y harina, huevo y sal.

Se le vierte la gacheta y se convierte en migas.

Es muy típico de aquí, de la zona.

No son solo las migas, después llevan pimiento frito,

llevan chorizo, llevan panceta...

Depende de en qué temporada se hagan o se coman.

Por ejemplo, ahora, en verano, apetece más con cerezas,

con melón, con pepino...

Tú eres de aquí de toda la vida. Yo soy nativo, criado aquí.

En Río Madera, concretamente. En la sierra del Segura.

Esto se llama Río Madera porque se llevaba la madera

río abajo hasta Murcia. ¿Hasta Murcia?

Para hacer los barcos.

¿Cuánto cuesta hospedarse en esta zona de Río Madera?

La habitación doble, 40 E.

Vamos a emplatar.

El choricito. Ahí está.

Así. Curiosa la mezcla.

Vamos a poner unas cerezas por aquí arriba.

Toma ya.

(Aclamaciones)

Las migas típicas de Segura. ¿Y esto qué es?

Esto es cordero en escabeche. Eso, asadillo de pimiento y tomate.

Bueno, qué rico.

Y esto es el ajo atao. -Prueba, prueba.

-¿Tiene un sabor fuerte?

Es un alioli. Eso es.

-sí. -Pero con base de patata.

Con patata.

(Música)

Hay que tener cuidado, ¿no? Hay que ser cuidadoso.

-¡Mirad esto, la despedida! A ver.

¡Toma ya!

Encontrar esto en el interior de la provincia de Jaén

es un auténtico paraíso. ¡Sí!

-¡Y una clave, muchísimo respeto a todo!

(TODOS) ¡Maravilla!

(Música)

Toma precauciones.

Con el calor, ¿qué se puede hacer mejor?

Mucho calor.

Muchas de estas personas que están aquí son turistas

que, durante un fin de semana, van a ser trashumantes,

como vosotros.

Así, tal cual. Tal cual.

¿Y de dónde vienen? De Algeciras.

Sur del sur.

Somos trashumantes. Durante un fin de semana,

vais a ser trashumantes. Y pagándolo encima.

Pagando. ¿Eso cómo se explica?

Se paga tan poco que merece la pena.

Vamos a saludar a Raquel. Muy buenas.

Muy buenas. Tú eres una de las organizadoras.

Así es. ¿Así tal cual?

Es ofrecer la oportunidad de que la gente pueda vivir

lo que supone la vida de un pastor cada día.

No es lo mismo contarlo que vivirlo.

Entonces, si no hay relevo generacional, que pinta muy mal,

es una actividad que en próximos años,

no tardando mucho, acabe extinguiéndose.

Eduardo es uno de los pocos pastores trashumantes que quedan en España.

Lleva meses pastando en Ciudad Real.

Tras recorrer 550 km, está a punto de llegar a casa.

Lo mejor es que no lo haces solo, vas bien acompañado estos días.

Sí, pero durante el invierno estoy solo también.

¿Te gustaría tener tanta compañía? De vez en cuando, sí.

Todos los días, a lo mejor... Pero de vez en cuando sí.

Te quedan dos días para llegar a casa.

Sí.

¿Después de cuánto tiempo en Ciudad Real?

Seis meses. Estamos en Soria capital.

Sí. Ahí tienes... ¿Cuántas ovejas?

1200. Las tienes que llevar en dos etapas

hasta tu pueblo. Sí.

¿Cuántos kilómetros hay? ¿32?

-32-34. -32 kilómetros.

Te vamos a acompañar estos dos días. Muy bien, vale.

Tenemos que sacar el ganado. Soy el jefe y debo dar ejemplo.

-Bueno.

-Ganadero, abre. -¡Ea!

Normalmente, había que soltar la perra, y esas cosas.

-Déjalas, déjalas. ¡Arr!

Nada, vale, vale, vale.

La salida del ganado está resultando bastante complicada,

sobre todo por la expectación que hay,

entre cámaras de televisión, curiosos,

y los turistas que van a la trashumancia,

está siendo bastante difícil.

De hecho, muchas de las ovejas están volviendo al corral,

y hay que sacar las 1200. Tiene que ponerse ahí uno.

-Cojo yo las ovejas solo, y me las llevo...

(GRITAN) Uf, uf, uf.

Cuidado, cuidado, cuidado.

Aquí que se ha quedado una.

-Tira, tira. -¿Qué pasa?

-¡Joder! -¡Cuida esa!

Cuidado.

¿Influye que haya tanta gente para que sea más difícil sacarlas?

Influye, porque se asustan, sobre todo si están delante,

se espantan, no están acostumbradas, y además, lo que es...

Como un rebaño de ovejas, donde va una...

Van todas. (ASIENTE)

¿Esto es habitual? Sí.

Y ahora hay que pasar por el centro de Soria.

Por el centro de Soria, sí.

Un cuarto de hora después, salen las ovejas.

Ya podíamos estar en medio de Soria.

Eduardo, un cuarto de hora para sacarlas.

¿Y qué vamos a hacer? Es así. ¿Es normal esto?

No es normal, pero... Cuanto más gente, peor.

Mucha expectación, ¿no? Sí.

(SILBA)

(ARREA A LAS OVEJAS)

Pobrecillas. Madre mía, qué revolución.

(ARREA A LAS OVEJAS)

-¡Vale, vale, vale, vale! -¡Como te enrede con la perra!

¡Como me enrede...!

Es un momento complicado, porque las ovejas van a pasar

por las carreteras de las calles principales de Soria.

Tú, controla si acaso...

Incluso ayuda la Policía Local, ¿no?

Fíjate qué expectación se está creando.

En estos momentos, en el centro de Soria, hay un poco de caos.

Sí.

Al hacerlo en plan turístico, se mete gente que no...

No tenemos ni idea, no sabemos dónde situarnos.

(ASIENTE) Están fuera de su hábitat.

-¡Los que van mirando, atrás, por favor, atrás!

Hola, buenas. Hola.

Vaya espectáculo, ¿eh? Sí, muy bonito, hijo.

(RÍEN)

Esta es la foto que buscabais, ¿eh?

No hemos previsto la batería del móvil,

en el campo no habrá donde cargarla.

Y nada más pasar las ovejas, todas estas personas, limpiando.

Mira. Sí dejan, sí.

Hay que dejar Soria limpia, ¿o qué? Efectivamente.

-¡Seis meses, seis meses!

¿Qué vas a hacer, hijo, qué vas a hacer?

Eduardo. ¿Eh?

Mira la que has liado en el centro de Soria.

Toda Soria pendiente de tus ovejas. Esto es bonito,

porque solo pasa una vez al año, ¿eh? Solo pasa una vez al año.

¿Qué sientes cuando pasa esto? Una alegría siento.

(ASIENTE) Es bonito.

Esto es una cañada real.

Las cañadas reales, muchas se las han comido.

Entre vías, carreteras, la construcción...

En Madrid pasan por la Puerta del Sol, y es cañada real.

¿Cuánto tiempo te pasas sin ver a tu familia?

Ahora, hasta agosto, a lo mejor.

Es duro, porque salir de casa, y dejar la familia aquí es duro.

El muchacho...

La muchacha ya es una mujercita, tiene 25 años,

y la madre lo pasa muy mal también.

Llorando el otro día se quedó. ¿Sí?

A ver qué vamos a hacer,

esto se ha hecho toda la vida,

y seguiremos, porque a ver dónde voy ya con mis años.

¿Cuántos años tiene usted? 60.

-¿Eres Basilio? -No.

-¿No?

-¡Pero bueno!

Ahora se están amontonando todas, ¿no?

Y vosotros, que las conocéis, ¿se sufre cuando pasa eso?

Sí, porque lo mismo te puede pisar una que...

-¡Déjalas, que se asfixian las ovejas!

Mira la expectación en el centro de Soria.

Ellas no saben por dónde tienen que ir, ¿no?

Ellas no lo saben. Ese es el problema.

Mira, dejadles espacio, dejadles espacio.

Cuidado, cuidado, hay que echarse para atrás.

-¡Dejadles espacio!

Ahora mismo, el centro de la ciudad de Soria,

totalmente colapsado por las 1200 ovejas.

Es una avalancha, simplemente una avalancha.

-Nos vemos ahí arriba. Tienes buen color, ¿eh?

Perdona.

Dime. ¿Tenéis que ayudar mucho a la gente?

Cortar el tráfico, nada más. Solo hoy, ¿no?

Sí, es el único día que tenemos.

Dos rebaños quedan nada más, o sea que...

Es un acontecimiento que estemos en Soria,

en el centro, encantados de echarles una mano.

¿cómo se hace este trabajo?

Vivimos mucho el mundo rural en Soria,

estamos encantados de ayudarles,

y tener esta actividad aquí.

¿No supone mucho problema para el tráfico hoy?

Ninguno, con dos policías lo hacemos, la gente lo entiende.

Gracias. A ti.

Alucinan los niños viendo esto, ¿no?

Yo creo que están acostumbrados a ver ovejas, pero, claro,

verlas pasar por la ciudad, para los niños es una maravilla.

1200, por el centro de la ciudad... Impresiona hasta a los adultos, creo.

(SILBA)

El rebaño ya está saliendo de Soria, y ahora solo los que quedan

acompañando a las 1200 ovejas son los pastores

y los que han pagado por ser trashumantes este fin de semana.

(Esquilas)

¿Tú eres de los que ha pagado por ser este fin de semana trashumante?

Sí, señor. ¿Sí?

He pagado. ¿Cuánto se paga por ser trashumante?

Yo he pagado 109 E,

y dormimos las dos noches al raso.

Luego hay otras modalidades, que se paga algo más,

y duermes una noche al raso, y otra en pensión.

Has venido tú solo. He venido solo.

Mi abuelo era trashumante, iba todos los años a Extremadura y a Andalucía.

Lo hago por dos cosas, primero, es una experiencia que me va a gustar,

y lo segundo, por darle un pequeño homenaje a mi abuelo.

¿Cualquier persona vale para hacer esto, tú que crees?

No lo sé, pregúntamelo cuando terminemos.

¡Eli! -¡Emilio!

(Esquilas)

¿De dónde sois? Yo, de Villartoso.

Que es uno de los pueblos cerca de donde vamos.

Sí, está a 17 km de Los Campos. ¿Por qué vienes aquí?

Porque mi padre era trashumante, y nosotros, toda la familia,

éramos trashumantes. ¿Cómo es ser trashumante?

Era muy duro. Ahora, en plan turista, se hace muy bien,

pero cuando era de verdad, era muy duro.

Se quedaban las mujeres solas en el pueblo,

el marido el que bajaba a Extremadura,

con el ganado, todo el invierno.

Y las mujeres solas en el pueblo, con los hijos.

Madre mía. Salvo en nuestro caso,

que bajamos todos para allá.

(Música animada)

Eduardo, hemos llegado a la primera etapa.

Se ha hecho de noche... Sí.

¿Qué haces con las ovejas? Se cierran aquí,

y mañana, en cuanto se haga de día, las sacamos de aquí.

Duermes a la intemperie, ¿o ha quedado

para los antiguos trashumantes? Si hay que quedarse, se queda,

pero aquí hay muchos mosquitos.

Entonces, eso puedes mañana salir acribilladico.

(Música animada)

Segunda jornada de la trashumancia, es el día más duro, más de 20 km,

26-27, por cuestas como estas. Hay que llegar a las tierras altas,

unos 1200 m de altura, donde las ovejas en invierno no pueden pastar.

(Esquilas)

Buenos días. Buenos días, señor.

¿De dónde viene usted? Vengo de Dinamarca.

¿Qué hace aquí?

Estoy tratando de aprender a ser pastor.

Y eso, ¿por qué? Porque me gusta Soria, la región,

y la vida pastoril siempre me ha interesado mucho.

Tengo familia, mi abuelo fue pastor desde la edad de seis años.

¿Qué le parece la experiencia?

A mí me gusta más que a mis pies.

(RÍEN)

Gracias.

Es duro, ¿eh? Es duro, sí.

(Esquilas)

Se te ven maneras de pastor.

Bueno, ahora no.

(RÍEN)

Si supieras a lo que me dedico... ¿A qué?

(RÍE) ¿A qué?

Soy mecánico. (RÍE)

Casi lo mismo, ¿no? (RÍE)

Tiene mérito el trabajo de esta gente, ¿no?

Pues sí, fíjate tú.

Carlos, ¿qué hace un mexicano con un dron en las tierras altas de Soria?

Trabajando. ¿En qué?

En un reportaje para "National Geographic" de Latinoamérica.

¿Es un tema que vende para una publicación tan prestigiosa

como "National Geographic"? Sí.

Es un tema que interesa, Europa es historia para nosotros,

la historia no solo son piedras, también es gente,

la historia es cultura, y el mismo pastor.

Es la historia medieval, viviéndola en vivo, ¿no?

Imágenes que podrían ser para la historia, ¿no?

Los últimos trashumantes de España, ¿tristemente, no?

¿Qué es lo que más te sorprende de la vía trashumante?

No hay máquinas, no hay tecnología, sino es la carne viva, ¿no?

(ASIENTE) El esfuerzo a carne viva.

(Silbidos)

-¡La competencia!

(RÍEN)

Pero sana, ¿eh? Competencia, pero sana.

Bueno, que no he dicho nada malo, ¿eh? Cuidado.

(RÍE) Que conste, ¿eh?

Es que peca uno por todo. (RÍE)

¡Arr!

(Silbidos, esquilas)

Este es uno de los tramos complicadillos, ¿no?

El más jodido que hay, y lo que queda.

Luego hay que subir arriba.

Hasta el final de aquellos molinos.

La teta que le hemos pegado hoy al ganado.

Hoy le hemos metido tralla bien. Eduardo, ¿cómo es un año de tu vida?

¿Llega el frío, y tú te tienes que ir de tu pueblo, a 550 km?

Sí, bueno, con la subvención y los corderillos,

ahí vamos, a trancas y barrancas.

Hay años que se gana algo, pero para milagros, nada.

¿No? Vas viviendo, y nada más.

Vaya chiringuito para comer.

Ponlo ahí, ponlo ahí. -Coged, coged.

(Conversaciones superpuestas)

-¿Qué tenemos para comer hoy? ¿Qué nos has preparado?

-Hoy tenemos garbanzos con bacalao, y con espinacas.

-¿A ver, a ver eso?

Comida contundente, ¿no, Tino? Exactamente.

Coge fuerza la gente con esto.

-Y además, que tenemos que subir ahora lo más jodido de la sierra,

tenemos que subir a la cumbre.

¿Haces caterings de este tipo?

Yo hago catering, paellas, migas, rabo de toro...

La fiesta de la trashumancia, para ti, buen trabajo, ¿no?

Eso un buen trabajo, exactamente. Son tres días aquí sin parar,

pero sin parar, sin parar.

El jefe de la fiesta de la trashumancia.

¿Cómo se os ocurre eso? Estamos en una zona de medinas.

Lo primero que tenemos que recordar, es lo que era la trashumancia,

y de ahí nació. (ASIENTE)

Por lo menos llevamos ocho años, este es el octavo.

Haya gente que paga por ser trashumante,

tiene mérito, ¿eh? Tiene mérito.

Eso tiene, creo que mucho mérito. -Para allá, así.

Segundo, le toca hacer de todo aquí, ¿no?

Aquí hay que hacer de todo. -Ya va.

-Tiene cuchara, ¿verdad? Que aproveche.

Gracias. Pastores trashumantes,

habéis venido vosotros solos, sois amigos,

las mujeres y las familias, ¿dónde las habéis dejado?

Las mujeres las hemos dejado en Madrid.

Están en Madrid viendo teatro, están de compras,

y el domingo se vienen para acá, y se unen con nosotros.

(Esquilas)

-¡Ven aquí!

¿Qué tal vas?

Estoy cansado. (ASIENTE)

No hay ayuda, por eso.

Y con estas vistas, el cansancio se lleva mejor, ¿no?

Sí, fantástico.

¿Tú has venido de Dinamarca a Soria solo para esto?

Sí. Un avión de Copenhague a Madrid, y el tren que me ha traído a Soria.

Mira todavía lo que nos queda, la pendiente que hay.

Hay más, hay como 8 km.

(Esquilas)

Eduardo. ¿Ese es tu pueblo? Ese es mi pueblo, sí.

Ya estás llegando. Estamos llegando.

¿Tenías ganas, o no? Bueno, pues sí.

¿Cuántos habitantes tiene? 14 o 15, y todos mayores.

Bueno, el hermano de este, mi primo, y mi prima.

Donde vas a pasar los próximos meses del año, ¿no?

Seis meses.

Cómo corres, qué ganas tienes de llegar, ¿eh?

Sí, pero ya he estado viendo a mi padre,

y la gente del pueblo.

(Balidos, esquilas)

(APLAUDEN, VITOREAN)

Este es el momento en que Eduardo se encuentra con su hermana,

una de sus diez hermanos, y su sobrino.

(Esquilas)

(Silbidos)

Has echado mucho pienso, ¿eh?, que las tienes muy fuertes.

-Hombre. -¿Qué tal?

-Es una buena amiga, me enseñó a bailar.

-No, señor.

¿Qué te parece la labor de trashumante, que siga, y aguante?

Yo tengo tradición de tatarabuelos trashumantes,

y yo apuesto por ello, porque si hay mucho trabajo,

y los jóvenes están en paro, ¿qué falta?

Que la Administración les dé un empuje, y ayudas.

Porque si no, esto se va a pique.

-Mi padre, Jesús del Rincón. Juan Carlos, "Comando actualidad".

También ha sido trashumante, Teófilo. ¿Qué tal?, Juan Carlos.

Nos pueden contar las fatigas que han pasado.

¿Cómo era su vida de trashumante, tan dura como dicen, o no?

No, era peor. Peor.

Eso lo sabe el que lo pasó. Los demás, aunque se lo cuentes...

-Nos lo creen. -Es una aproximación, no saben nada.

¿Veíais crecer a vuestros hijos, los veíais nacer, los veíais crecer?

A alguno. -A alguno, ya con la garrota.

¿Qué era la más duro del trabajo, no ver a la familia?

La más duro, la mala comida que teníamos.

Migas por la mañana, un trozo de pan, por la mediodía.

Y por la noche, garbanzos con patatas.

Y ahí no había ni más, ni menos.

Mira. ¿Qué es esto? Migas.

-Paso. ¿Por?

Porque estoy muy hinchado de comer migas.

En toda su vida. Sí.

Si es un manjar. Si lo hago, lo hago yo.

-Manjar para los de ahora, que no las han comido nunca.

Tenéis nietos los dos, me imagino. Yo tengo 18.

¿18 nietos?

¿Quiere que alguno sea trashumante, o no?

No. -Me cago en diez.

Hay que tener destreza para hacerlo bien, ¿no?

Hay que empezar desde chiquito.

Si eres profesional, cuanto más esquiles, más cobras,

porque se cobra por animales.

Es la lana de la oveja merina. De la oveja merina.

-Es la buena. Se paga bastante bien.

Creo que sobre 2,30 el kilo.

Posiblemente, el precio más alto que ha tenido en la historia.

¿Puede que los chinos se interesen en ella para fabricar?

Creo que el mercado chino se lleva casi toda la lana.

Ojo a este momento, porque el trashumante de Algeciras,

qué valiente, está esquilando.

Eso es, muy bien. ¿Qué tal, cómo lo hace?

Una maravilla, en dos días aprende a esquilar.

¿Qué tal la sensación?

Pues como todo esto, una experiencia nueva.

Has estado de pastor trashumante, acabas esquilando,

te mereces el diploma, ¿eh? Bueno, si me lo dan,

lo acepto con mucho gusto.

-A Manuel Jiménez Alcaraz.

(GRITAN, APLAUDEN)

-¡A ver ese de Algeciras!

-Un abrazo, como buenos amigos.

-¡Bravo!

-El siguiente, yo es que danés no sé.

(RÍEN)

Inglés tampoco, pero creo que se llama Gorm Radmunsen. ¿Dónde está?

(GRITAN, APLAUDEN)

-¡Este gran hombre!

Tiene 71 años, aquí donde le ven, y ha hecho todo el camino.

-¡Muy bueno!

(Aplausos)

-Muchas gracias.

Siento mucho orgullo, muchísima alegría, un poco dolor en los pies.

Muchas gracias. -¡Bravo!

(APLAUDEN)

(Música)

Una vez al año, un pequeño pueblo leonés de mil vecinos

recibe la visita de 40 000 personas para celebrar sus fiestas populares,

las Justas Medievales del Passo Honroso.

(Música)

Arrímalo un poco aquí, eso es. Ya, ahí.

Mabel, ¿cómo estás? Encantado.

Fede, de "Comando actualidad", "Comando al sol",

grabando en estas fiestas que empiezan dentro de pocas horas...

Pocas horas. Estáis colocando, por lo que veo...

Los escudos de la casa de mis abuelos, Matilla y Marcos.

Y ahora adornaremos la calle, que tenemos permiso

para poner en todos los balcones las banderas.

Aquí todo es casero, todo. -Por supuesto, vestidos, todos,

al que no esté vestido, no le aceptamos.

¿Ah, no? Aquí comemos, y de todo.

-No han traído traje, mañana les tenemos que vestir de pobres.

-Ah, bueno, bueno. -¡Eh!

Vamos a pinchar un poco por aquí.

¿Voy para allá? Sí, sí, sí.

¿Dónde está la tabla, Mabel? -Ay, hijo, espera, ahora te la doy.

Mi marido está jubilado, entonces, criamos los cerdos,

y hacemos la matanza casera, como antes.

Esto sí es color de lechuga. Esta es arrancada ahora, cuando vine.

La he arrancado ahora mismo de la huerta.

¿A qué te dedicas, Mabel?

Maestra de taller de discapacitados.

Pili, ven.

Mira, te presento a Fede, es de "Comando actualidad".

Hola, Pili, ¿cómo está? Hola, mucho gusto.

Mucho gusto, ¿le puedo dar dos besos?

Sí, sí, hasta tres. (RÍE)

¿Cómo está? Usted es modista. Yo he sido modista.

Y claro, algo queda. ¿Qué tenemos por aquí?

Mira. De todo hay, ¿no?

Hay de todo. Estos vestidos son de estas señoritas,

-Nuestros.

-Que han sido animadoras de la fiesta, pero con mucho.

Este es el primero que hicisteis, ¿verdad?

-Sí, es el primero, sí.

¿Cuánto tiempo lleva hacer un vestido como este?

Bueno... Ese bastante. Ah, ¿sí?

Bastante. ¿Qué hablamos?

¿De semanas, de meses de trabajo? Meses, meses.

-Vosotros tenéis que vestiros de pobres o de caballero.

Es de mi hijo, el pequeño, que este año no viene,

pero te lo dejo a ti. Si no, ¿qué pasa?

Le abuchean en el palenque. Ah, ¿sí?

El palenque es donde se hacen estas justas, ¿no?

Eso es. Si no va vestido uno, no puede ir.

Le van a abuchear y vamos... -No, le echa seguridad.

¿Hasta ese punto llegan? Sí, sí.

-Así que tu jefa que no se enfade. -Ni relojes ni gafas de sol...

¿Por qué? ¿Nada, nada que no sea del medievo?

Yo os aconsejo que vayáis de caballeros.

Porque de pobre no se entra en ningún sitio.

(Música)

Martín, colocamos primero los banderines, ¿vale?

A la misma distancia unos de otros. ¡Sheila! Buenos días.

Hola. ¿Cómo estás?

Bien, aquí, terminando de ultimar los últimos detalles.

¿Eres de aquí, de este pueblo? Soy de aquí, soy de aquí.

Y trabajas en la organización de la representación

de las justas medievales. En este puente, se recrea

este hecho histórico. Y aquí es donde se van a hacer

las justas medievales. Sí.

Don Suero dijo que por el amor de una dama,

que hasta que no rompiera 300 lanzas, ningún caballero iba a pasar

por este puente.

Ahí, él solito.

Un caballero que se llamaba don Suero de Quiñones,

que es el protagonista de la fiesta, ¿no?

Por amor, dijo que aquí no pasaba nadie

hasta que sea liberado de esa maldición de amor.

Vosotros os dedicáis a viajar por España para hacer

este tipo de recreaciones, ¿no? Sí.

La verdad es que estamos por toda España.

¡Luis! Él está ahí organizando

que todo salga perfecto, las armas... Muy buenas, espera.

Dejo que pase las hachas mejor, no vaya ser... ¿Cómo estás?

Buenos días. Encantado.

¿Esto es de temporada? ¿En verano o durante todo el año?

Siempre digo que esto es en verano y en invierno nos dedicamos

a lamernos las heridas, directamente.

(RÍE) ¿Cuánto lleva la empresa?

Llevamos ya 25 o más. 28 años, creo que llevamos,

aproximadamente. Dándonos espadazos por el mundo.

Leía que hay en torno a 400 empresas en España que se dedican

a la recreación de hechos históricos.

Hay un montón de gente, de compañeros que se dedican a expandir

la historia que tenemos, que es mucha, variada

y que poca gente conoce. Contratar,

por parte de un ayuntamiento de un pueblo, de una ciudad,

contrataros... ¿Cuánto puede salir? Depende del evento,

depende de los especialistas y depende, sobre todo, de la distancia.

Ten en cuenta que estamos a 735 km de nuestra casa.

¿Esos animalitos también los traéis? Sí.

Los caballos son nuestros compañeros. Este negocio mueve 100 millones

al año, el negocio de la recreación. Te aseguro

que yo no me llevo ni la mitad.

(RÍE)

(Música medieval)

Buenos días. ¿Se puede? Adelante, hola.

¿Cómo estáis? Muy bien.

Antonio... Antonio.

Y Feli.

Porque mientras unos están de fiesta,

a vosotros os toca trabajar. Sí.

Es que tiene que ser así. Es pan para la cena medieval.

Es una semana que andas más estresado de la cuenta.

¿Creo que es una de las panaderías más antiguas

de España? Esta panadería, pues...

se fundó en el año 1900, el 30 de mayo.

Entonces, ya vamos cuatro generaciones trabajando.

(Timbre)

Hola. Hola. ¿Qué tal?

Bien. ¿Cómo estás?

Pues bien. ¿También trabajas aquí o no?

Bueno, en verano. A ver si te va a tocar heredar esto.

Hombre, tampoco me importaría, pero...

(RÍE)

De momento, la ciudad. La ciudad, la ciudad.

-Marta, el año pasado, fue doña Leonor en las justas.

-Ah, sí. Eso también puedes decírselo, porque es verdad.

-Cada año sale una chica nueva. -Doña Leonor era la...

la mujer de la que estaba enamorado don Suero de Quiñones.

Bueno, para conseguir su amor, tenía que partir ciertas lanzas

y tenía una argolla, ¿vale? Al acabar las justas medievales,

doña Leonor le quita esa argolla, que es símbolo de amor.

Y ya está, son felices. Triunfa el amor, ¿no?

Y triunfa el amor. Y colorín colorado.

¡Colorín colorado!

(RÍEN)

Esto iría... -Carmen...

Una "alonsina" entera para abrirla de las del despacho.

-Así.

-Lleva chorizo, beicon, huevo y pimientos.

-Ah, ah. La banderita del pueblo. ¿Esa es la de Hospital de Órbigo?

Este es nuestro escudo.

Que iría puesto...

Madre mía...

Bueno, pues estas las cortamos en lonchas para hacer tostadas.

Pues esta son 6,5 kilos.

La panadería... pues es lo que tiene. Nos da trabajo, nos da...

(RÍE) ¿Algún disgusto que otro?

Nos da ratos que tal... Por ejemplo,

¿cuánto habéis dormido hoy? Yo hoy... ¿dos horas?

¡Dos horas! Hoy, pero Toño lleva un par de días

o tres que no ha dormido prácticamente nada.

(Tambores)

Enrique, ¿cómo está usted? Muy bien,

muchas gracias por acompañarnos. Usted es el alcalde

de Hospital de Órbigo. Efectivamente.

El pueblo hace esta fiesta. Es por y para el pueblo.

Aquí no miramos el tema económico, aquí miramos que sea para el pueblo.

Aquí colaboramos 980 personas. La fiesta es nuestra,

la fiesta es de todos y es lo bonito.

Esta fiesta no se hace con dinero, esta fiesta se hace con ilusión,

con trabajo, con muchísima dedicación...

Llevamos desde enero preparándola.

(Música medieval)

(MEGAFONÍA) "¡Don Suero de Quiñones!"

Acaba de entrar don Suero de Quiñones...

Sí, pero si no entráis vestidos de época,

no podéis entrar en el palenque. ¿Esto qué es?

El de pobre. Este es el de pobre.

Para Jaime y para mí. Para los dos.

Por cierto, vienes muy arreglada, Mabel.

Muy guapa, yo dama del Passo.

(Continúa la música)

Ella es Cristina. -¿Tú eres Fede?

Sí. Cristina, ¿cómo estás? Bien, bien.

Bien, sois las damas. Las Damas del Passo.

¿Qué significa esto? Pues somos un grupo de chicas

que lo que queremos es bailar y disfrutar y animar un poco

toda la recreación.

(Música)

(Aplausos)

(Música cortesana)

(TARAREAN)

(Aplausos)

¡Esas damas...!

(MEGAFONÍA) "En la final, el único. Con vosotros...

¡don Suero de Quiñones!".

(Música solemne)

¿Estáis preparados ya? Estamos preparados.

Sois profesionales, os dedicáis a esto,

pero ¿qué tenéis que tener en cuenta antes de empezar?

Antes de empezar, pues estar concentrado

y memorizar la pelea y todas las interacciones

que tenemos que hacer. Así el verano...

Así todo el verano. Un verano de seis meses

tranquilamente. ¿Qué te dice tu novia?

Pues me echa de menos, la verdad.

(RÍEN)

Bueno, al final, se tiene que acostumbrar.

(Gritos)

(GRITAN)

¡Comportaos, comportaos en mi presencia!

-¡De rodillas! -¡Oh!

-¡Señor de Fabra! ¡Si lo atacáis, anulo el torneo!

-¡Aquí se ha venido a morir, señor Conde!

-¡No, no!

(Griterío)

(Música medieval)

Estamos a pocos minutos de que empiece la joya de la corona

de la fiesta, que son las justas. Las Justas del Passo Honroso.

Es innegable que este tipo de turismo está aumentando, ¿no?

La gente empieza a moverse por España.

Tú, que te dedicas a esto, lo verás. Precisamente, se mueve la gente

por recreación de batallas y de hechos históricos.

Hay que tener en cuenta que somos un país que es muy singular.

Hemos tenido 800 años de dominio musulmán,

800 años de guerra continua, donde ha habido alianzas, ataques,

traiciones... España está saturada de castillos.

Cada castillo tiene, evidentemente, su historia.

Entonces, la gente, hoy en día, necesita algo de sus raíces

para recordar. Sobre todo, para generar fiesta, cultura y turismo.

Por ejemplo, esto es un pueblo de 1000 habitantes.

Y acapara la atención del público de 40 000 visitantes

para ver el torneo.

(MEGAFONÍA) "¿Vais a animar con fuerza?".

(GRITAN)

"Que se os escuche.

Nada mal".

(Aplausos)

"Buen lanzamiento y buena precisión".

(Música acción)

(GRITAN)

(Canción en inglés)

"Ese golpe es válido".

(Continúa la canción)

(GRITAN)

"Bien hecho. ¡Tenemos ganador!".

(Música animada)

¡Salud!

Enrique... ¿Qué tal estáis?

Pues esta cena está compuesta por 225 personas,

que son los que trabajan y ayudan en la realización

de toda la fiesta.

(GRITAN ALEGRES)

Nos están saludando todos los de la cena, ¿eh?

Ahí está el equipo de los actores. Allí están los actores.

Y esto..., pues es el pueblo. ¿En qué habéis colaborado?

Bailando. Yo, bailando. ¿Vosotros dos sois

los encargados de la cena? ¿Para cuánta gente?

Me decía Enrique que para más de 200 personas, ¿no?

Este año el menú es "alonsina", que la hace el panadero del pueblo,

queso y lacón, empanada gallega, codillo...

Tenía entendido que no había cubiertos en esta cena.

No.

Ni plato.

Ah, ¿es así?

Y este es para el postre. Claro.

Porque es con cuchara. El resto, nada.

(GRITAN ANIMADOS)

(COREAN) "Campeones, campeones...".

En cuanto acabe la cena, ¿qué es lo que hay?

La procesión de antorchas con 1000 antorchas

y un espectáculo de fuego. Espectáculo con Suero,

que es un vídeo musical que está hecho solo para nosotros.

(GRITAN ALEGRES)

¡Viva!

(Música medieval)

(Fuegos artificiales)

(Música: BSO "Juego de tronos")

Comando al Sol - Achicharrados

19 jul 2017

Los últimos 2.388 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios