Un novedoso formato que presenta un tema de actualidad a través de la mirada coral de varios reporteros callejeros. Cuatro periodistas que se desplazan hasta el lugar donde ocurren las noticias, las muestran tal y como son y aportan al tema su mirada personal.

Este contenido no está disponible en Estados Unidos, Canadá y República de Chile por restricciones de derechos.

Contacto

Escriba al programa Comando Actualidad: comandoactualidad@rtve.es

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.3/js
3729903
No recomendado para menores de 7 años Comando actualidad - Cuerpo 10, negocio redondo - ver ahora reproducir video 01h 00 min
Transcripción completa

Veintiséis millones de españoles practican algún ejercicio.

¿Qué hace usted?

Corres, nadas y ¿qué más haces?

Bueno, hago canicross. Canicross.

Yo hockey, ciclismo, kárate y pértiga.

He probado zumba, aerobic, he probado irme al gimnasio.

Yo no gateaba desde que era niño.

Vas a estar 25 minutos con este aparato puesto.

Sí, simula 3 o 4 horas de entrenamiento convencional.

Hombre, yo no me puedo tirar más de dos días sin hacer deporte.

Ya llega un momento que tu cuerpo te lo pide.

¿No se animaría usted?

No, no. Yo por ejemplo como se ve no.

(RÍEN)

Cualquiera puede abrir un centro deportivo

tenga o no titulación.

¿Cuánto cuesta tener un cuerpo perfecto?

Si yo me apuntara a un gimnasio, ¿a cuánto estaría la cuota?

¿Cuánto me costaría bailar zumba?

Dos días a la semana, sobre 30 euros o así.

¿Una hora con Rafa cuánto cuesta? Barato, entre 250 y 300 euros.

Uno de estos puede estar calculando de media perfectamente

de 12 a 15 mil euros mensuales.

La empresa está valorada en 400 millones.

¿Tan grande es el negocio?

Claro porque piensa que mueve mucha gente.

(Música)

Cuerpo 10, negocio redondo. Hoy en "Comando actualidad".

¿Quién no quiere tener un buen culo?

¿Quién no quiere tener unos buenos abdominales?

Todo el mundo, ¿no?

Mape y Álvaro. Hola.

Eres madre de familia numerosa, cuatro hijos, ingeniera industrial

45 años y corres, nadas y ¿qué más haces?

Hago canicross.

Canicross, ¿eso qué es exactamente?

Esto es una modalidad antigua que viene de los perros de tiro.

O sea, hacer canicross es correr con el perro.

En la calle, en la montaña, en el campo, en el centro

de las ciudades, cinco millones de españoles corren.

Ahora se llama running y mueve 300 millones de euros

al año en España.

Hacer ejercicio está de moda y las marcas deportivas lo saben.

Solo el año pasado se vendieron tres millones

de pares de zapatillas deportivas.

Mate, ¿esto es una moda, estética?

¿Qué es? ¿Qué hay detrás de todo esto?

Bueno, culto al cuerpo también, yo creo.

Antes igual había menos y ahora pues cada vez

nos preocupamos más de la salud.

Aunque tengas años si vas haciendo deporte

te vas encontrando mejor.

Yo, por ejemplo, en los cuatro hijos de los partos

me he recuperado fenomenal precisamente por ser deportista.

Oye, y se ha puesto un poco de moda también

correr en el monte, ¿no?

¿Ya no se sabe cuál es el espacio mejor para correr o qué?

Yo creo que vamos cambiando, ¿no?

¿Sabes lo que es? Mucho menos lesivo.

O sea, yo que siempre he tenido igual como tirones y tal

corres en el monte y es blando, entonces no te lesionas tanto.

El asfalto es muy duro.

Esta urbanización se llama Monte Berriaga

porque está el monte este, vamos.

¿Y esto todos los días, Mate? Sí.

Mi madre dice que soy adicta. (RÍE) Ah, ¿sí?

¿Y tú lo notas?

Si no haces ejercicio un día, ¿tu cuerpo te lo pide?

Estoy de mal humor.

A veces es verdad que mi marido me dice:

"Pues vete, vete. Vete un poco y desahoga".

Mira, y por allí se ve el aeropuerto.

El aeropuerto de Bilbao. Sí.

¿A cuántos kilómetros estamos de Bilbao?

Quince más o menos.

Bueno, correr hasta aquí, por las vistas ya merece la pena.

Sí, la verdad es que es un lujo tener este monte al lado de casa.

¿Y cuánto hemos hecho al final?

Tres kilómetros, 230 metros.

Hemos quemado 238 calorías.

Este relojito te lo dice todo.

Te va grabando todo y entonces sabes la actividad que tienes cada día.

¿Y te dice si tienes que seguir haciendo más o no?

Sí, he llegado ya a mi tope hoy. Hoy he hecho un 102% y ya está.

Porque he ido a correr antes, ahora también, y ya está.

Estos relojes también se han puesto ahora muy de moda.

Sí, están muy de moda, lo tiene ya todo el mundo.

Cualquiera que va a correr, nada, 2 kilómetros extra

ya tiene el reloj que se lo va midiendo.

¿Es necesario? Necesario no, pero también motiva.

Porque dices: "pues quiero correr a 5 minutos el kilómetro".

Entonces si vas por encima te pita y si vas por debajo...

o por pulsaciones, por ejemplo, es bastante importante.

Es como tener un Pepito Grillo todo el rato aquí.

Claro. Y te motiva.

Corre, corre. Para, para.

¿Y cuánto cuesta un reloj como este, por ejemplo?

160. Con GPS, altímetro, varímetro y tal pues igual 300-400 euros.

Vamos a ver qué merendamos hoy. Pues bocata...

Hola, Itziar.

¿Itziar tiene cinco años, cuatro años, cuántos años tiene Itziar?

Cuatro años.

¿Y Yon? Yon diez.

Yon tiene 10.

¿Y Asier cuántos tiene? 14.

¿Tú qué practicas?

Yo hockey, ciclismo, kárate y pértiga.

Vaya.

¿Y Yon?

Balonmano, natación...

atletismo... y ya está.

-Y kárate, porque este año ya se le ha acabado.

porque estamos de mudanza.

¿Estáis de mudanza?

Sí, nos vamos a cambiar de zona entonces tenemos que buscarle

otras clases de kárate, de momento...

¿Y por qué es tan importante el deporte para vosotros?

Buf, pues... no sé qué decirte.

Yo estoy un poco obsesionada con que estén activos, de actividad,

porque yo creo que el no hacer nada, el ser un poco perezoso

te trae cosas no muy buenas.

No me parece que es bueno para la persona

me parece que es mejor estar ocupado.

A ver, Itziar, vamos a empezar a meter la ropa, ¿vale?

Chubasquero, las gafas, ¿y tu camiseta dónde está?

-La has metido en tu cajón. -Ah, vale.

¿Qué estás haciendo, la mudanza? ¿Cuánta ropa deportiva tienes?

Buf. (RÍE) Pues muchísima.

Dicen las estadísticas que los españoles

que practican deporte se gastan una media de 700 euros

al año por persona.

Aquí con seis personas practicando deporte esa estadística...

Bueno, yo creo que algo menos.

¿Sí? Sí.

Lo que es en ropa solo pueden ser 300 euros.

¿Para ti? Sí.

Depende también si me toca un año comprarme...

porque lo más caro para mí las playeras.

No se puede correr con cualquier cosa

no se puede montar en bici con cualquier cosa

y no se puede nadar con cualquier cosa.

También es un poco pijerío, no hay que engañarse.

¿Vas a poder?

¿Dónde la ponemos esta, Itziar?

Ya está.

Aquí, ¿no? ¿Un poco más para allá? Sí.

¿Cuántas bicis tenéis, Mate?

Pues tenemos cada uno una de montaña,

más luego tres de carretera

o sea tenemos seis. La de Itziar es esta, la superbici.

Tenemos nueve en uso, y luego tenemos dos de colchón.

Y ahí viene Ignacio. Ignacio que es tu marido.

Hola. Con el portabicis en el coche.

¿Qué tal, Ignacio? Hola.

Me estaba contando Mate el número de bicicletas que tenéis.

No me ha quedado nada claro.

(RÍEN)

Repasamos.

Justo tengo yo una en el coche, luego la sacamos.

Oye, y cuando vais de viaje todos juntos con todas las bicis

¿cómo os las apañáis?

Hacemos virguerías.

Ignacio, ¿tú también eres deportista?

Sí, menos que Mate.

¿Menos? Sí, yo lo intento.

Yo hago bicicleta.

¿Bicicleta y ya está? Sí.

¿Y a qué te dedicas? Yo soy ingeniero.

¿Ingeniero también industrial? Sí.

¿Y esto del deporte lo lleváis en la sangre, el ADN?

¿Dónde lo lleváis? Porque llama bastante la atención.

La verdad es que llevamos toda la vida haciendo deporte.

Nos conocimos haciendo deporte.

¿Haciendo qué? ¿Bicicleta? No, jugando a squash.

Yo creo que es una forma de vida.

Te voy a enseñar la foto del coche para que veáis.

Todos con la bici.

Aquí hay tres bicis y arriba seis.

Y luego el perro va al final del todo.

Vamos a mirar las zapatillas de Itziar.

Yo necesito unas gafas de piscina.

Tienes varias posibilidades. Nosotros vamos a ofertar esto.

Este tipo de gafas. Son más cómodas, más luminosas

tienes más capacidad de visión.

¿Cuánto tiempo llevas vendiendo productos y ropa deportiva?

Dos años.

¿Por qué se ha popularizado tanto el ejercicio?

Es una manera de estar sano.

¿Tú corres? Sí, yo sí.

¿Cuándo empezaste a correr? Hace 25 años, como mínimo.

Entonces no se corría mucho, ¿eh?

No, nos miraban raro a algunos que íbamos con mallas.

¿Y qué es lo que ha cambiado desde hace 25 años

cuando tú empezabas a correr?

Que hay más gente porque se quieren encontrar mejor.

Las endorfinas ayudan a encontrarse mejor después de hacer ejercicio.

¿Engancha? Sí.

Estas son más pequeñas, ¿no? Estas yo creo que mejor.

Ah, estas mejor.

-21. -Bueno, bien.

Entra en el presupuesto.

¿Qué es lo más vendido? Lo que más se vende.

Las zapatillas.

Tú tienes que tener un producto exclusivo para lo que tú haces.

¿Es necesario? Yo diría que sí.

¿Necesitamos unas zapatillas para correr, otras para ir en bici

otras para...?

Son deportes diferentes.

Si yo me compro unas zapatillas para correr

y las meto en una bicicleta me las cargo.

Bueno, tú no me puedes decir otra cosa además.

No. Estás vendiendo.

No exactamente, aquí nosotros asesoramos

y si podemos vendemos.

No siempre vendemos.

¿La gente sabe lo que busca?

O viene y dice: "Mi prima se ha comprado unas zapatillas..."

Te voy a decir que sí pero te estoy mintiendo.

Vale, ¿y por qué me estás mintiendo?

A ver, la gente busca un producto que sea milagroso y que sea para todo

y eso no existe.

Dicen que el cliente que viene mucho a este tipo de tiendas

que está practicando deporte es el que cumple 40 años

a partir de los 40 nos cuidamos más...

Sí, te compras la moto, el descapotable y haces deporte.

Idurre, tú eres la gerente esta compañía

que lleva 25 años en el mercado deportivo.

Y que tenéis 50 tiendas por toda España.

¿Cómo explicamos lo que está pasando?

Pues ha cambiado mucho lo que es la iniciativa

de la gente por hacer deporte.

Hace 15 años las familias no iban a hacer deporte.

Iba el que era federado y el que tenía mucho entusiasmo

por hacer un deporte de manera de competición.

Hoy en día las familias, los hijos, todo el mundo hace deporte.

Cuando yo empecé a correr, las mujeres no hacían deporte.

¿Tú también corres? Yo también corro.

Corro mucho menos de lo que corría antes pero corro.

¿La mujer es el nuevo nicho de mercado?

Antes corríamos un 3% de mujeres y hoy en día puede correr del total

un 50%, y lo mismo pasa en el spinning, en el crossfit...

En todo lo que viene de América, lo importado.

Hay una oferta mucho más elevada, pero no solo en el sector del deporte

y las tiendas clásicas de deporte sino que el sector de la moda

también se ha metido en el deporte.

Entonces hacen colecciones específicas para la mujer.

En total 239,30.

Paga el padre.

¡Vamos, vamos!

Estas son tus compañeras de carrera. Sí, "las girls on fire".

"Girls on fire".

"Girls on fire", porque estamos "on fire", a tope.

Son las nueve de la noche, ¿salís a correr por la noche?

Cuando hay tiempo, salimos de trabajar

nos llevamos la ropa y nos vamos a correr.

¿A qué te dedicas? Yo tengo un trabajo administrativo.

¿Y por qué hacer esto cada noche un poco salir, ponerse la malla

y decir: "hala, voy a correr"?

Porque prefiero que me duelan las cosas por hacerlas

que por no hacerlas.

Tienes planteada tu vida a través del correr.

Los fines de semana hay alguna competición

los niños también participan, vamos todas juntas

y entonces luego comemos por ahí.

Entonces es un plan que al final en vez de ir a tomar

tu café con los niños pues...

¿Las cañas cuándo? Las cañas ahora.

Oye, de esto no me habíais avisado, ¿eh?

Maleni, recién llegada, ¿por qué?

Yo debí llegar al mundo del deporte.

¿Por qué? Porque siempre he sido muy pato.

Malísima, ni a la goma.

¿Y de repente qué hace "clack" para que estés corriendo cada día?

Pues porque vi una carrera en Bilbao, una maratón

y dije: "Si esa corre, corro yo", y así fue.

¿Y cuánto tiempo has tardado en decir: "hala, me voy a correr"?

Nada, en tres meses estaba haciendo la primera carrera

pero no porque sea buena sino porque con la constancia

cualquiera puede.

¡Al agua!

Raúl, ¿cómo vas? Aquí, un poco fatigado.

A esto se le llama aprovechar todo el espacio de un minipiso.

Y al otro lado vemos que está Julia que es tu novia

también aprovechando el salón-dormitorio.

Al máximo.

¿Qué haces?

Estoy haciendo climbers, hay que llevar las piernas

a la altura de las manos.

¿Cuántos de estos tienes que hacer?

Ahora mismo siete en cada ronda, que serán 35.

Pero el otro día me mandó cien.

Estos son ejercicios de intensidad HIIT que se llaman

esto fatiga un montón y te acelera mucho el metabolismo.

Y esto lo que hace es quemar grasa. ¿Cuánto haces?

Como una o dos horas después del ejercicio.

¿Este tipo de pautas de entrenamiento

te las has impuesto tú o quién te las da?

Pues esto es una aplicación del móvil, Freeletics,

que lo que te manda son ejercicios.

Vamos, yo tengo un coach...

Que es un entrenador, la palabra anglófona.

Eso, es un entrenador y que me dice cada día

lo que tengo que hacer.

¿Esto se paga? Tú pagas por...

El coach vale como 80 euros al año,

pero es cierto que hay entrenamientos

que son libres. ¿Y por qué empezaste?

Pues empecé realmente porque quería cambiar mi vida.

Me vi un vídeo en Facebook y me gustó mucho

y digo: "si este puede hacerlo, ¿por qué y no voypoder?"

Y así poco a poco.

De hecho tú has colgado un vídeo que tiene unas 26 mil visitas

en Internet en el que se ve tu transformación.

Esto es lo que pasó en 22 meses.

Pesabas 77 kilos, ¿cómo te ves?

Yo me veo muy mal, porque además por aquel entonces

había dejado de fumar que ya llevo casi tres años sin fumar

y había engordado mucho en las vacaciones.

Y ahí empezaste hacer...

Ya ves que aquí no soy capaz ni de hacer un abdominal.

Antes he hecho no sé, yo me hago 25 seguidas.

Grabaste el resultado. Sí.

Ahora estoy mejor, supongo.

Te vemos bastante más atlético y con siete kilos menos.

Eso es.

Evidentemente lo que más se ve es el físico en la transformación

pero mentalmente también ayuda mucho porque te ayuda a enfrentarte

a retos que de otras maneras no podrías enfrentarte

y eso te ayuda para que al día a día en tu vida

nada se te tuerza.

¿A qué os dedicáis?

Nosotros somos actores, ella es directora

que acabamos de terminar nuestra primera película.

Es una profesión en la que el físico es también importante

por eso hay que cuidarse. Hay que cuidarse.

¿Tú no te llegas a obsesionar?

Porque ahora se habla de la vigorexia,

la gente que se obsesiona con el deporte

se muscula mucho, con desarrollar sus músculos...

No es una obsesión, es un modo de vida.

Julia, ¿te has hecho el PD?

Pues justo no porque me queda 0-0-0-0.

Julia, ¿qué te apetece desayunar? Tengo huevos y filete.

Los filetes esos que había que gastar, ¿no?

Sí.

Y hacemos los filetes con calabacín, ¿te parece?

Vale.

¿Este pan lo has hecho tú? Sí, este pan lo he hecho yo.

Es bajo en hidratos de carbono, no tiene grasa ni proteína

y lleva semillas de lino, se hace con claras de huevo

almendras también lleva.

Tú sigues una dieta muy específica. Sí.

La dieta paleo. No tomamos azúcar, harina...

Es como seguir las pautas de la dieta

de hombre del paleolítico.

Sí, exactamente.

Hombre, no se puede comer lo que ellos comieron

porque no vivimos en esa época, evidentemente todo se ha transformado

pero intentamos comer cosas naturales como carne, pescado, frutos secos...

-¿Qué carne es esta? -De cerdo.

Bueno, un filete a estas horas, de desayuno.

¿Sienta bien después del ejercicio? Sienta genial.

Esta es la comida natural.

La práctica de deporaates ha aumentado entre los españoles

casi un 10 por ciento desde el año 2010.

Y, en concreto, el ejercicio al aire libre

en parques públicos como este es cada vez más habitual.

Tiene incluso un nombre técnico: Calistenia.

Del griego "kallos": belleza, y "sthenos": fortaleza.

(Música)

¡Vamos a ir de puntillas!

¡Brazos arriba! La mirada siempre va al frente.

¡Una pierna y la otra!

¡Despacito! Manteniendo el equilibrio.

Perdone. Dime.

¿Duele mucho esto? No. Yo estoy acostumbrada.

¿Cuántas veces a la semana se reúne este grupo para venir

al parque a hacer ejercicio? Una.

¿Una vez a la semana? Sí.

Son unos cursos que organiza el Ayuntamiento de Madrid

para mayores de 60 años.

¿Cómo le sienta a uno al cuerpo venir aquí al parque

y hacer estos ejercicios?

Muy bien.

Cuando llevamos dos colchonetas y hacemos debajo de los árboles

unas relajaciones de yoga... Eso no se paga con nada.

¿Y no se plantea ir a un gimnasio? Prefiere este tipo de gimnasio.

Sí. Entre otras cosas, ¡es gratis!

Vamos con la pierna alante, flexiono la de atrás y avanzo.

¿Por qué ha decidido usted a hacer deporte al aire libre?

Porque es saludable.

Y uno va teniendo ya unos años y unos kilos.

(RÍE)

Hay que cuidarse un poco. ¿No?

Yo suelo salir por la mañana y ando todos los días

entre cuatro o cinco kilómetros.

¿Qué les aporta este tipo de ejercicio?

¿Es algo solamente físico o hay algo más?

Es la reunión de todos, el hablar, el obligarnos a hacer una cosa...

¡Nos levantamos!

(RÍE) ¡Una cervecita ahora!

Para ser monitor de un grupo como estos,

¿qué estudios tienes que tener o qué tienes que acreditar?

INEF.

¿Qué es lo que te garantiza el asistir o recibir

clases de un entrenador

que sabes que es Licenciado en Educación Física?

Dentro, digamos, de la carrera tienes materia de anatomía y de fisiología

que hacen que sepas el movimiento de lo que estás trabajando

para evitar lesiones.

Ahora está de moda el deporte en el parque.

La gente hace entrenamientos de alta intensidad

también de una manera un poco individual

o siguiendo aplicaciones de móvil...

Tienes que tener siempre a una persona que te esté viendo.

Porque tú puedes hacer un ejercicio

y, a lo mejor, crees que lo estás haciendo bien

pero posturalmente no lo estás haciendo bien

y ahí es donde vienen las lesiones.

¡Y vamos abajo!

Despacito, muy despacito. Vértebra por vértebra vamos subiendo.

¿Esto duele un poco? Un poquito. Aquí, pero poquito.

Duele aquí en la parte del gemelo, ¿no?

Aquí.

Estamos a la vuelta del verano, en el mes de septiembre.

En verano se han cometido muchos excesos,

se ha comido bastante... Se ha pasado muy bien.

...se ha pasado muy bien, y la gente, ahora, parece

que en septiembre quiere volver a desprenderse de los kilos.

No sé si es su caso o no. No.

Pero hay jóvenes que hacen unos entrenamientos muy fuertes

en los parques. Ustedes supongo que los ven también

cuando están haciendo sus ejercicios, ¿no?

Es la moda ahora de ponerse fuerte.

¡De músculo! Exactamente.

A nosotros, más que eso, lo que nos gusta es

moverte para tener un poco de movilidad, de movimiento.

No quedarte simplemente...

Yo, por ejemplo, camino. Pero caminar, caminar, caminar...

Sin embargo, si haces ejercicios complementarios

pues, oye, te viene mejor, ¿no?

-¿Qué pasa? ¿Qué tal? -Aquí andamos. Bien, ¿y tú?

¡Qué alegría veros!

¿Qué pasa tío? -¿Qué tal?

-¿Cómo estás, Miguel? -Bien.

-¿Qué tal, tío?

¿Lo tenéis ya puesto?

(Música)

¿Tú ya has acabado?

(FATIGADO) ¡Aún no!

Vas un poco más lento, ¿no?

Sí.

No tengo tanto nivel como ellos.

¿Y cuántas tienes que hacer?

¿El ejercicio? Estas son 25.

25 de estos.

Sí.

Estáis todos muy cachas.

(RÍEN)

¡Algunos más que otros!

Juan está cachas. Los demás...

¿Los demás no? Los demás entrenamos. Ya está.

Todos también.

Tú eres el que más seguidores tiene en "Instagram",

en esta red social. Sí, sí.

¿Cuántos seguidores tienes?

(AMBOS) 22 600.

Y todas son fotos de entrenamiento. Aquí te vemos...

¿No tienes un punto, algo así, narcisista

o del culto al cuerpo?

Tiene un punto de motivar a la gente para que haga ejercicio.

Se pueden hacer ejercicios sin necesidad de ir a un gimnasio.

(Música)

Antonio, ¿tú desde cuando entrenas así?

Pues, en plan serio...

Llevo un año ya. Un año.

Sí.

¿Y cuánto peso has perdido en ese año?

Pues, alrededor de 15-20 kilos.

¡20 kilos!

Eso supone que en un año, ¿cuántas horas entrenas al día?

O tiempo. ¿Cuánto le dedicas?

Cinco días a la semana y depende del ejercicio.

Pero, por lo general, suele ser media hora, 40 minutos más o menos.

(RÍE) Tú sigue, ¿eh? Si puedes.

¿Y eso no puede llegar a ser un poco obsesivo?

Yo diría que sí.

O sea, llega un momento, en plan, que se convierte en una enfermedad

porque si hay un día en que no haces algo te sientes ultra mal.

Y llegas a tener que posponer otras cosas que tienes que hacer

solo por hacer "Freeletics".

Y tú, Raúl, ¿qué has dejado de hacer por entrenar?

Pues mira, he dejado de salir de fiesta...

He dejado de beber muchas cervezas...

Pero me ha quitado cosas malas, no me ha quitado cosas buenas.

Esto es lo que tengo que hacer en la semana:

un "Kronos", un "Artemis" y un "Thanathos".

Todos tienen nombres de dioses griegos.

Son para incrementar vuestra sensación de...

De fuerza. ...de poder.

De superpoder. Eso.

Somos superhéroes.

¿Por qué preferir esto a un gimnasio?

Porque al final tú pagas igual.

Sí. Pero la diferencia de precio es distinta.

Aquí pagas por un año 80 euros.

Y en un gimnasio, tienes los gimnasios "low cost",

pero al final te sale más rentable. Y a parte, entrenas al aire libre.

Me he planificado para que el entrenamiento forme parte

de mis cosas diarias que hacer.

Es como un estilo de vida, al final. Eso es.

¿A qué te dedicas?

Yo soy ingeniero de telecomunicaciones.

Muchas horas sentado, también.

Todo el día.

¿Y ahora, en el mes de septiembre, el grupo se incrementa?

¿Notáis que más gente, al inicio de temporada, se apunta?

Siempre después de navidades... Por enero todo el mundo se planea

empezar a hacer deporte y...

¿Cuánta de esa gente aguanta como vosotros?

Un año, por ejemplo. No, no. Bastante menos.

Hay gente que, a lo mejor, empieza con muchas ganas un par de semanas,

un mes... Pero luego la gente se termina...

Es como cuando se apuntan al gimnasio al final.

Se cansan, lo dejan...

No puedes más.

Estoy muy cansado ya. (RÍE)

Les veo a ustedes observando aquí el entrenamiento.

¿Qué les parece?

Pues me tiene sorprendidísimo.

Porque no lo había visto nunca, desde luego.

Pero bueno. Es una forma de vida, me imagino.

(RÍE) Digo, por ejemplo, como se ven, ¿no?

¿No se animaría usted? No, no, no.

Es una forma de buscar su felicidad, me imagino.

Tener un buen cuerpo, sentirse guapos y sentirse fuertes.

Eso creo.

(Música)

Ayer, por ejemplo, yo decía: "Yo..."

Terminé de trabajar y me dije: "No lo voy a hacer",

pero en el WhatsApp, en el grupo:

"¿Quién va a ir a entrenar? Voy a ir yo".

Y digo: " Joder, jolín, jolín". Y al final...

Es un poco adictivo al final.

Sí, sí. Se vuelve adictivo. Sí.

Hombre, yo no me puedo tirar más de dos días sin hacer deporte.

El cuerpo te lo pide.

Es importante, ¿no? Después de ese ejercicio intenso

tomar algo así... Recuperar calorías, sí.

Calórico, ¿no? ¿Eso es chocolate?

-Es chocolate negro. -¡La tableta de chocolate!

La tableta de chocolate, la tienes aquí ya, ¿no?

(RÍEN)

Venga, chavales, poneros.

(Música)

Mira a ver si está correcto, firmas arriba.

Me rellenas la parte de atrás y me lo devuelves.

Mira si está todo correcto, si no, corriges.

Así es como se prepara uno para empezar a impartir

un curso de formación de un baile que ha dado la vuelta al mundo.

"Zumba Fitness" nos ha cambiado la vida a muchos.

A mí, en concreto, que he empezado, he sido

una de las primeras formadoras en Europa y ha sido como:

"Nadie sabía a dónde iba a llegar esto".

Yo creo que la verdad, por qué se ha hecho tan popular...

Es que la gente disfruta.

Que da igual qué edad, qué sexo, si eres deportista,

si eres ama de casa...

Si dices: "Pues mira, voy a probarlo con mi amiga"...

La gente viene 60 minutos, desconecta del mundo mundial,

se lo pasa bien y encima hace ejercicio.

No paran de llegar.

Son todos alumnos del curso de formación

que vas a impartir. Sí.

Pero son todos ya instructores de "Zumba".

Ya son ellos miembros "zin" y vienen hoy a perfeccionar

lo ya aprendido.

O sea, que no solamente hay que aprender,

sacarse un certificado si no que hay que estar en constante formación.

¿Cuánto os cuesta?

El primer curso de monitor.

Pues 267 euros.

-Tuya, para ti. Gracias. -Gracias.

Y esto es la información del curso,

donde vuelven a tener todo lo que damos hoy.

Porque "Zumba" es una marca registrada

y funciona como una empresa.

Todo está hecho legal, tenemos ropa propia, el logo...

Todo está registrado y solo lo usan los instructores legales.

Se registró como marca en el 2001.

La empresa está valorada en 400 000 000.

¿Qué exige la empresa?

Tienen que sacarse el curso de formación

y tienen la opción de, si realmente quieren dedicarse a ello,

de convertirse en miembro "zin", que es como una cuota

que ellos pagan mensualmente y, a cambio, reciben mensualmente

tanto música, como vídeos...

¿Cuánto se suele cobrar?

son 35,95 dólares.

Lo importante es probarlo y...

-Diría que te sientan bien. -Sí.

Sí. Porque me deja movilidad en el pie y todo. Perfecto.

Te llevas el conjunto.

O sea, desde conjuntos, camisetas, zapatillas...

Todo lo mueve la marca.

La marca, todo. Sí.

¿Tú quién eres exactamente?

Actualmente nosotros estamos certificados como zeta tyler:

"Zumba wear", que somos los vendedores de ropa de Zumba.

¿Esto qué precio tiene? Así, el conjunto, por ejemplo.

El conjunto le va a salir por unos 75 euros.

69 las botas.

¡69!

O sea, que esto es un buen negocio ¿no?

Porque hay "merchandising" y de todo.

Para Zumba es un buen negocio.

Si yo me apuntara en un gimnasio, ¿cuánto me costaría bailar Zumba?

Más o menos. Depende del gimnasio.

Depende. ¿Más o menos?

Más o menos, 2 días a la semana, sobre 30 euros o así.

La media más o menos.

¿Y todos trabajáis en algún gimnasio?

Yo no trabajo. Tú no.

Yo tengo mi oficio. ¿Y cuál es?

Soy Policía Nacional.

Entonces, no es compatible.

Yo no puedo darme de alta en autónomos

ni puedo trabajar en un gimnasio. Tendría que pedir compatibilidad.

Sois monitores,

pero profesionales del deporte no lo sois.

No.

Yo tenía "aerobic" y "step".

Pero es vocacional lo mío, por ejemplo. A mí es que me encanta.

Mucha gente dice: "Joder, esta gente no tiene una titulación".

Sí. Tenemos una titulación de Zumba. Estamos preparados para dar Zumba,

no para ponerte en un gimnasio

y hacerte una tabla de entrenamiento pero sí para dar Zumba.

¿Qué es la Zumba?

Básicamente es:

un poco de merengue, salsa, cumbia, reguetón...

Podemos tener danza del vientre, samba, quebraditas, soca...

Una mezcla de diferentes ritmos y eso todo juntado con "Fitness".

(Música)

¿Este qué ritmo es? Sin parar, sin parar.

Merengue. Merengue.

Merengue mezclado con "Fitness", ¿no?

Aquí tenemos 4000 personas de fondo. ¡4000 personas!

Eres tú, el creador...

Y Vicky, que es formadora de Italia.

Ajá.

¡Todo ese mogollón!

Sí. Es como un concierto, pero en vez de cantar

pues la gente lo que está es bailando.

Impresiona, ¿no?

Este vídeo ha tenido más de 50 000 000 de visitas.

Hola, muy buenos días. ¿Cómo llegó el Zumba a tu vida?

A mí me la ha cambiado totalmente.

Yo era de seguridad privada en metro. ¿En serio?

Y el año pasado nos echaron a 180 vigilantes

de contratación antigua.

Se me vino el mundo encima porque estoy separada con dos niños.

Empecé a dar clases al mes siguiente de la capacitación.

¿Al mes siguiente?

Me metí en "Zumba empleo" y empecé a sustituir.

¿Y económicamente?

Yo he sacado adelante mi casa con Zumba, ¿eh?

Desde mayo o así.

Y somos: mi hijo de 18 años, otro de 12 y yo.

Sujeta para arriba.

Venga, baja despacio.

Vamos.

Bien.

Expíralo, vamos.

Esto es un negocio familiar. Un gimnasio familiar.

Totalmente. ¿30 años?

No, ¡31! ¡31!

Marido y mujer. Eso.

¿Y cómo se lleva esto? Y mis hijas.

(RÍE) ¡Y las hijas también!

Los nietos que vamos teniendo son partícipes de todo esto.

Ahora mismo, en esas salas se está dando un curso de formación.

¿Tenéis que alquilar las salas para otras actividades?

(AMBOS) No.

O sea, es una actividad dentro del gimnasio.

Hay que adaptarse a estar nuevas modas.

¡Hombre, claro!

Si ahora viene Zumba... Sí. Lo que sea.

Hay que estar al día. Al día.

¿Cuánto cuesta ser socio de este gimnasio?

Pues igual que hace 31 años.

37 euros cuesta ahora y cuando abrió...

5500 pesetas.

5500 pesetas.

¿Y la facturación también es la misma

que hace 30 años?

No. Al contrario.

Tu hija mayor, ¿no? Sí. Virginia.

Esta es la principal del gimnasio. Enhorabuena.

Enhorabuena porque es un retoño de nada.

Una semana. ¡Una semana!

¿Cuál es tu labor?

Mi labor, pues aparte de controlar monitores,

las clases de Zumba, sobre todo.

Las clases de Zumba. Sí.

"Aerobic" y "step" también pero el Zumba ahora es lo fuerte.

Ahí tienes al sustituto dándote las clases de formación.

Si no estarías ahí danzando, ¿no? Sí.

Esa foto es tuya. Es mía.

¡Madre mía! O sea, esto es desde bien pequeño, ¿no?

Yo empecé a los nueve años haciendo gimnasia deportiva.

Usted estudió, ¿verdad? Sí.

¿Qué exactamente?

Licenciado en Educación Física. Soy fisioterapeuta

y entrenador nacional de socio culturismo y "fitness".

Y nutrición. Y nutrición.

Tira más del brazo. ¡Ahí!

Eso es.

Has añadido más peso.

¿Cuánto hay ahora en total en esta barra?

55 a cada lado. ¡55 a cada lado!

Más la barra. ¡Más la barra!

Uno 120 kilos, ¿no? Sí.

Venga. ¡Ahí!

Eso que está haciendo él, ¿qué es?

Hace dorsal para recoger más tamaño.

Acabo de sacarme el curso de monitor de gimnasio

y a ver si encuentro un trabajo.

Y este curso lo ha hecho aquí...

Dentro de la asociación que yo llevo que se llama AEF:

Asociación Española de Fisioculturismo y Fitness.

Se da un curso impartido.

Empiezan como monitor, luego entrenador regional, nacional

y luego ya entrenadores personales.

¿Cuánto les supone este curso?

Pues el curso en total, ser entrenador nacional con todo...

2000 y algo.

El curso del que me estás hablando está homologado

por la Federación Española. Sí.

Es completamente... Completamente legal.

Vamos, otra más...

Otra.

Es la mayor.

¿Verdad, cariño?

-¿Qué? -¿A que sí?

Tú eres la mayor. -Sí.

¿Solo comes esto, Rafa? No, como más.

¡Ah!

Lo que pasa es que me como la ensalada, tengo ahí pasta

y tengo carne.

Aquí, ¿cuánto dinero tienes invertido?

Porque montar un gimnasio lleva su...

Pues aquí ahora mismo habrá alrededor de unos 600 000 euros.

¿A ti te da de comer?

Sí.

A mí y a mi familia.

Pero aun así tú vas a seguir

toda la vida enganchado a músculo, ¿no?, como quien dice.

Yo me jubilaré, que llegará mi jubilación,

pero seguiré entrenando.

Monitoras de todas partes...

Todas ellas son monitoras.

De hecho, algunas son las que han hecho hoy el curso...

el curso... el curso de formación...

Sí, sí. Que no se lo has podido dar tú

pero sino... Sino Marta...

Mira, tenemos otra que está embarazada

Anda...

A puntito, a puntito.

¿Y vas a... bailar?

Sí, bueno, algo suavecito pero sí claro...

Es que se me van los pies.

¿Cuánto es el dinero que vais a ganar aquí

por dar esta "master class"?

No, no ganamos dinero. Ganamos experiencia.

Conocer más gente... formarnos...

(Música rítmica)

¡Qué calores!

Hace calor pero...

Sí. Pero de eso se trata, de sudar.

Yo me lo paso pipa, hija.

¿Por qué haces esto?

Porque me encanta bailar, me encantan estos ritmos, me siento bien...

¿Sí? Me siento joven.

¿Se pierde peso? ¿Es verdad?

Sí, es verdad.

Hay que...

Esto es. Hay que levantar pierna, ¿eh?

Mueve un brazo a la vez.

Coño, esto... Atrás. Atrás.

¡Oye, vaya ritmo que lleváis vosotros!, ¿eh?

Tú te lo sabes, ¿eh? esto muy bien.

Hemos hecho un curso de zumba.

¿También eres profesor de zumba, de otro lado, de otro pueblo?

Sí. ¿De dónde?

Damos clase por la zona sur de... de Madrid.

(Música rítmica)

Mira, vamos a pedirte...

una caja de huevos de categoría cero, ecológicos.

¿Rafa y Noelia, verdad?

-Hola. -Hola, buenas.

¿Aquí, quién está haciendo la compra de los dos?

-(RÍEN) Es conjunta. -Es conjunta.

Tú vienes a hacer la compra al mercado...

y Rafa es tu entrenador personal.

Sí. O sea, esto es...

un servicio extra, que prestas a tu cliente o alumna.

Sí.

¿Cuánto tiempo llevas con Rafa, como entrenador personal?

Pues, cerca de dos años.

¿Y antes comías ecológico?

(RÍE) No.... Antes comía bolsas y bolsas de basura. No, no, no.

Me había perdido. Me había convertido en una persona muy gorda.

Eh... muy sedentaria y yo sabía que yo estaba ahí dentro en algún sitio.

Y, entonces, pedí ayuda a Rafa para encontrarme, ¿no?

Para Noelia: vamos a prepararla,

para que tenga una semana un poquito dura,

vamos a prepararle un pescado de temporada

yo creo que unas doradas ahora que están muy bien.

Para los niños, que tenemos unos días con la vuelta al colegio...

pues, les vamos a poner... un poquito de salmón

pero preparado para los niños... y un poquito de atún

por el tema de proteínas.

Antes se decía que tenía mucha grasa el salmón.

El salmón tiene mucho Omega 3; grasa, no, Omega 3.

Eso sí, acompañado de verduras, un poquito de hortaliza

y un poquito de...

Mira la grasa que tiene.... como el jamón bueno.

Mira, 44,20.

-Muchas gracias. -A ti.

Rafa es que te he visto entrar en el parque del Retiro,

directamente y ya descalzo.

Esto se llama algo así como "descalcismo", ¿no?

Esta tendencia en el deporte, a hacerlo descalzo en la naturaleza.

¿Y qué ventajas tiene esto?

Estar descalzo es quitarnos esas barreras,

esa sensación que nos dan las zapatillas amortiguadas.

Juega, juega, juega. Eso es.

¿Noelia, tú empezaste con Rafa para perder peso, esa era la idea?

Sí, sí.

¿Hace dos años? Sí.

¿Y qué otros deportes habías probado?

¿Qué otros entrenamientos?

Todos. Todos he probado. ¡Uy, perdón! He probado zumba, he probado aerobic.

He probado irme al gimnasio.

Y la verdad es que aerobic no soy capaz de bailar.

(RÍE) No me aprendo los pasos.

¿Y el gimnasio?

El gimnaso me aburre, me aburre.

Me aburre que me suelten la típica tabla

y, luego, nadie te hace caso...

¿Se nota el verano, Noelia? (RÍE) Se nota muchísimo.

¿Cuesta el regreso, sí?

Se nota, sí, se nota un mes de no hacer nada.

Más dorsales, sí. Tienes que apoyar la espalda...

La rodilla la apoyas. Eso es, más abajo.

Vale, la otra mano.

¿Cuántas horas entrenas con Rafa a la semana?

-Dos días. -Junta los tobillos, venga.

Activa glúteos. Adelante.

Sube, sube, sube. Perfecto.

¿Te duele? No.

Al principio, te dolía, sí.

Una hora con Rafa, ¿cuánto cuesta? Para que nos entendamos.

(RÍE) Pues, mira, te lo voy a decir: barato.

Yo he pagado con las cavitaciones, las electroestimulaciones,

con todo el dinero que yo he pagado, baratísimo.

¿Qué es una hora 300 euros, por ejemplo, en el caso de Noelia?

En el caso de Noelia es un poquito menos

porque ellos están con bonos, llevan un tiempo ya con nosotros

y ya es un planteamiento a largo plazo pero sí...

está entre 250 y 300 euros.

¿Te encuentras también a monitores o pseudomonitores, dando...

No titulados.

Hay que tener esas nociones de cómo dar, de cómo interpretar,

de cómo tener esas reglas y estudiar mucho

para poder ser profesor. Cabeza adentro. Estira las piernas.

Estira, estíralo. Eso.

Almudena, que bueno, es tu mujer, ¿no?

Sí. Además de colaboradora

en esa empresa que tenéis, ¿no?, de entrenamiento natural.

Sí.

Lo que primero llama la atención de vuestra casa es esto:

que estamos a ras de suelo. ¿Siempre trabajáis así?

Sí, como puedes ver, no tenemos, no tenemos sillas.

Bueno, incluso nosotros nos hemos descalzado

porque nos habéis dicho que en casa así se funciona.

Debería ser lo normal y lo natural.

Porque... ¿qué tiene que ver toda esta decoración,

la inexistencia de sillas

con tu modo de entender el ejercicio?

Estamos teniendo montones de dolores de espalda, un montón de problemas

que podrían solucionarse simplemente

con integrar un poco más de movimiento en nuestro día a día.

¿Cuál es la mejor forma de sentarse?

¿Cuál es la forma de sentarse correcta?

Hay miles de formas. No hay ninguna correcta.

¿Y todo esto que me estás exhibiendo

dañan menos la columna que sentarse en una silla?

No es que la dañe menos.

Lo que haces es involucrar un movimiento.

Si damos movimiento, seremos cada vez más móviles,

tendremos más estabilidad, tendremos más flexibilidad.

No es algo que podamos hacer en media hora un día.

Hay que hacerlo todos los días un poquito.

Y giro. Hay muchas cosas que se pueden hacer.

¿Qué ocurrió en tu vida

para que pasaras de ser un ingeniero informático sedentario...?

Sedentario completamente, sí, sí.

A ser un entrenador personal centrado en...

bueno, en potenciar el movimiento.

¿Qué es lo que ocurrió?

Tuve un accidente en la moto.

Este accidente de moto lo que hizo fue

fracturarme la espalda: fueron 17 costillas, la escápula, el bazo,

dos... se me clavaron dos costillas en el pulmón y se me perforó,

la rodilla, y, sobre todo, tres vértebras se me aniquilaron

y tuvieron que unírmelas con unas fijaciones

porque tenía las costillas rotas, por aquí, por delante y por detrás.

Aquí el pulmón y aquí ves las fijaciones.

Estuve un mes mirando al techo. Un mes inmovilizado.

Inmovilizado completamente. Me quedé como un vegetal.

Realmente tuve que aprender a andar. Me tuvieron que levantar.

Y, cuando te das cuenta de que no sabes andar, dices:

"Hay que empezar de cero".

Mano derecha. Pie izquierdo.

Arriba. Y estiramos la cadera hacia arriba.

Todo lo que podamos. Estiramos. Estiramos.

Llevamos la mano hacia el exterior... y ya.

Bien. Vale, perfecto.

¿Y a qué te dedicas? Trabajo en banca.

En banca. O sea, te has venido de la oficina.

Prácticamente, de una reunión.

Y me preguntan, ¿bueno qué has hecho este fin de semana y tal?

Me bajo la camisa. Me la subo. Mira, tengo heridas, tal.

Estás loco, tío estás loco.

¡Bendita locura! Gusta y duele.

Y es todo lo que hace que te enganche.

Sí. Está muy bien.

¡Guau!

Venga. La idea es que tenéis que...

¿No hay vértigo desde ahí arriba? Con una mano te sujetas.

-Sí. -Está bien enganchado.

Y con los pies. Y con los pies.

Tío, es que aquí da vueltas.

¿Aquí uno no se lesiona?

En absoluto. Si se lesionase, primero, no sería un buen profesional

y, segundo, todo lo que he estudiado, todo lo que he aprendido,

todo lo que, es lo que te decía antes,

si realmente cualquiera de estos clientes

o de los clientes que van a cualquier tipo de entrenamiento,

deporte, actividad... tienen, tienen que reclamar

que la persona que les esté entrenando

esté correctamente certificada oficialmente porque...

Primero, porque es una irresponsabilidad.

Estamos jugando con su salud.

Tiene que estar certificado. Tiene que ser un oficial.

Tiene que tener una titulación.

Y, si no lo tienen, huyan. Huyan de ese tipo de personas.

Porque es que, al final, es la salud lo que está en juego.

¿Esto es animal?

Total, pero te permite redescubrir

movimientos que habías perdido desde que eras niño.

El gateo... que es lo que estás haciendo ahora.

Yo no gateaba desde que era niño.

Sujetamos. Enganchamos. Y mantenemos. ¿Vale?

¿Tú, con tus lesiones de espalda... con todos los clavos que tienes...?

Técnica. ¿Levantar a otro compañero?

¿No te supone un dolor? Técnica.

Esto es técnica.

Si lo haces mal, la técnica no es la adecuada.

¡Más animales que nunca!, ¿eh?

La gente que te esté viendo aquí por el parque, ¿no?

Sí.

Y, o por la televisión, y dice:

"¿Por qué ese hombre está subido a un árbol?"

Porque me hace sentirme libre y porque es divertido

y porque esto me hace sentirme mucho más humano.

El deporte, y su industria,

ha crecido como la espuma en la última década.

El sector genera 9000 millones de euros al año.

Y hay quien, en tan solo seis meses,

ha abierto 120 centros deportivos.

(Timbre)

Buenos días.

Buenos días. ¿Qué tal, Iván?

Gracias.

Tú has abierto un gimnasio cada semana, más o menos.

¡Oye, qué chula, eh! ¡Qué bonita tu casa!

¡Hola! Tú te describes, Iván, como un visionario del fitness.

Tú has creado una fórmula o has creado una patente

pero eso, ¿desde hace cuánto estaba en el mercado?

La electroestimulación lleva en el mercado decenas,

decenas de años, eh... igual, 50, 60, 70 años.

Lo que pasa que el concepto que había antiguamente

de electroestimulación era lo que conocemos

como localizada y pasiva, es decir,

esos parches que se te ponían en el cuerpo

y trabajaban de forma aislada... eh... la musculatura, ¿no?

El "boom", la revolución viene de crear un sistema integral.

¿En tu casa hay café, o no?

No. ¿No?

(RÍE) No. ¿Quieres uno?

(RÍE) Mato por uno. (RÍE) ¿Quieres?

No. No. No pasa nada.

¿De dónde te surge vivir del deporte?

Bueno, a mí de siempre me ha gustado mucho...

la disciplina de las artes marciales, ¿no?

Bicampeón del mundo.

Sí. O sea..., en Estados Unidos.

Tú has estudiado, ¿no? ¿Estás preparado?

Llevo años como entrenador personal, de los cuales, pues bueno,

estudié todo tipo de cursos, de especialidades, de máster,

tres años de educación física...

¿Tú has estado muy obsesionado con conseguir...

No. Nada.

Una musculatura... ¿Físicamente, te refieres?

Yo siempre me he preocupado más de tener un buen corazón,

es decir, de tener un gran fondo físico,

una gran potencia física que de moldear mi cuerpo.

¿Y, pero ahora, habrás notado en estos últimos años,

abriendo centros deportivos, que la gente va buscando

más bien la estética que la salud? Por supuesto.

A la gente le dices, mira yo te voy a poner...

no te voy a poner tan guapo pero vas a tener una gran salud...

Y no lo quieren. No lo quieren.

Dicen: "Bueno, ponme muy guapo con menos salud".

Por eso, han proliferado tanto los gimnasios como el tuyo.

Por ejemplo, por ejemplo.

Ahí tienes, como quien dice, tu carta de presentación.

Por aquí han pasado, y por otros centros míos, muchísima gente.

Actores y actrices, como te comenté antes,

yo creo que prácticamente todos.

¿Y el que viene hasta aquí, qué viene buscando, Iván?

Vienen buscando, básicamente, reformas "express" (RÍE).

¿Reformas "express"?

Reformas "express", como si fuera la construcción, ¿no?

¿De cuánto dinero tendría

que disponer para conseguir una franquicia?

Llave en mano, estaríamos alrededor de unos 50 000 euros.

En Florida, ¿cuántos has abierto últimamente?

No, en Miami, estamos abriéndolo ahora,

que tengo ahí de socio a un jeque árabe

con el que estoy expandiéndolo allí.

Y tenemos en San Francisco, de momento.

En Miami, abrimos ya, o sea, no sé si un mes o dos o tres pero...

eso ya está en proceso y, luego, donde vamos a abrir...

100 o 200 centros del tirón va a ser en Canadá.

¿Cuánto cuesta venir a este gimnasio?

Pues, mira, nosotros cobramos cerca de 30 euros la sesión.

Un centro de estos puede estar facturando, de media,

perfectamente, de 12 a 15 000 euros mensuales.

Él se está colocando el chaleco.

Si te fijas en el interior, estos son los electrodos;

los impulsos provienen a través de la máquina.

La máquina los traspasa a estos electrodos

y los electrodos húmedos son los que transmiten

a las fibras musculares eh... las contracciones.

Y esas contracciones son lo que hacen tonificar la musculatura.

Con este sistema, tú, aunque estés trabajando

el bíceps y el tríceps específicamente

tú la electroestimulación la tienes en todo tu cuerpo, es decir,

aunque estés trabajando el bíceps,

está trabajando glúteos, pierna, abdomen, espalda, hombro, etc.

Se trabaja, absolutamente, 350 músculos simultáneamente.

Yo vine con 110 kilos y, en un año, he bajado a 92.

Y ya no es cómo los pierdas sino con la calidad que los pierdes.

Porque hay mucha gente que hace dieta, que es esencial,

pero hace la dieta y, después, se queda flácido.

Vas a estar 25 minutos con este aparato puesto.

Sí.

Esos 25 minutos es como si hubieras estado...

Simula a tres cuatro horas de entrenamiento convencional.

¿Esto lo puede llevar todo el mundo?

Esto lo puede llevar... ¿Hay alguna contraindicación?

Sí, por supuesto.

Contraindicaciones: problemas de corazón,

gente que pueda tener diabetes,

gente que pueda tener soriasis,

por ejemplo, por la hipersensibilidad de la piel,

gente que haya pasado un cáncer reciente,

cada cliente que viene rellena un formulario en el que nos indica

si padece algún tipo de enfermedad, o no, y en función de eso,

pues, puede entrenar, o no.

¿Tú qué notas? ¿Un cosquilleo, o qué?

Sí, notas una pequeña contracción en el músculo,

y, dependiendo de... conforme vas utilizando,

pues vas subiendo el nivel, sí, la intensidad. Vale.

Por un lado, la electroestimulación

lo que hace es intensificar el ejercicio que tú estés haciendo.

Si te das cuenta, él está trabajando el bíceps, ¿no?

Sí. Mira, mira sus piernas también.

Ah, las piernas. ¿Lo ves?

Sí, sí.

Esos médicos que te hablé antes,

lo que hicieron fue desarrollarlo de manera integral

para asuntos de recuperación

y yo lo que hice fue trasladarlo al fitness.

O sea que, cuando nosotros vamos a una rehabilitación,

tenemos un problema... en el tobillo, en la rodilla,

te ponen la electroestimulación... Correcto.

Para que el músculo vaya cogiendo... Correcto.

Un poquito de fuerza. Correcto.

Uno, dos, tres y descanso.

Iñaki, ¿cómo estás?, ¿eh? ¿Todo bien?

-Sí. -¿Sí?

Sí.

Él es Iñaki, él es un buen, buen, buen alumno.

Y Mario es el especializado en personas con discapacidad.

Ah.

Él trabaja mucho con ellos

lo que es toda la franja abdominal: oblícuos, glúteos

porque en ellos es muy importante el equilibrio.

Antes podía llegar hasta aquí. Sí.

Y ahora me voy, ahí ya me sujeto.

O sea, que has conseguido una... ¡Oh, vaya!

Todo esto, sin agarrarse en el otro lado, que es...

sin apoyarse en el otro lado que es, fíjate...

Sí, muy poco. ¡Que es un trabajo abdominal!

Sí, que no tengo. Mi lesión es de tres de cuatro,

está a la altura del pecho, con lo cual de ahí para abajo

no hay absolutamente nada. Incluso, cosas tan tontas como esto.

Yo esto... Sí. ¿No lo podías hacer?

No se podía. Juego al pádel, al tenis, nado.

Entonces, de repente, ves que un día sales de la piscina solo.

Sin pensar, o sea, sales.

¿Cuánto tiempo llevas... Eh...

entrenándote con la electroestimulación?

Pues, llevaremos tres meses, cuatro.

Cuatro, con la otra arriba. Tres. ¿Estás bien, con este peso?

Ahí está.

Vamos a acompañarte en tu siguiente ejercicio.

Vale.

Ya me han dicho que es... la bomba, de la novedad.

Sí. Una burbujita de oxígeno puro.

Es como si subiésemos una montaña, 2500 metros de altitud,

¿Tienes más oxígeno en sangre al cabo del tiempo?

Correcto. Eso es.

¿Eso te da más potencia, o más resistencia?

Muchas cosas, es decir, con el tiempo,

eso lo que te da primero es que se oxigena mucho mejor el cuerpo,

te desintoxicas mejor, suda mucho más la piel,

está mucho más suavecita, más tersa porque lo que haces aquí

es expulsar muchas más toxinas.

Hay muchos que duermen dentro de la burbuja de oxígeno

porque dicen que también prolonga mucho la tonificación de la piel

Eso supone...

Pues, mira, una burbuja de estas te puede costar 12, 15 000 euros.

¿Qué tal, cómo te sientes, Richard?

¡Ufff!

Estás sudando ya, ¿eh?

(RÍE) Sí. Muchísimo. Como si estuviera en alta montaña.

¿Quién no quiere tener un buen culo?

¿Quién no quiere tener unos buenos abdominales, no?

Si, al final, todo el mundo, ¿no?

Y cuanto más rápido, mejor. Y cuanto más rápido, mejor.

Aquí estamos hablando de entrenamientos "express".

Comando actualidad - Cuerpo 10, negocio redondo

21 sep 2016

Los últimos 2.149 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios