www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3222100
Para todos los públicos  Cocineros al volante - 21/07/15 - Ver ahora
Transcripción completa

Cocineros al volante, bienvenidos a Comillas.

Vais a elaborar el sorropotún. Lo tengo, Cris.

-¡Papuchi!

¡Cómo trabajas! -¡Cosa bonita!

-¿Las algas cómo van? -Mojadas.

-Hidratadas. Están moj...

El primer equipo que pasa a la fase eliminatoria.

La patata estaba cruda. -Le falta mucha reducción.

-No me ha gustado.

Feeling Food, pasáis directamente a la prueba del último cocinado.

Café Racer, mención honorífica al peor emplatado.

¡Los Maldonado! Si os pido 20 tapas,

las quiero todas. Y en "Cocineros al volante"

la permanencia no es cosa de tres. ¿Por qué deben temeros

los compañeros? Porque somos los mejores.

¡Cocineros, a la carrera! (TOCA EL PITO)

¡Venga, venga! Cocineros,

¡al volante! Lo pongo así.

Qué platazo, compañero.

¡Un aplauso, muy bien!

Ya tenemos veredicto, el food truck que abandona

la caravana de "Cocineros al volante" es...

Feeling Food.

(Aplausos)

Se van dos personas que saben hacer su trabajo

como pocos en este país.

Bienvenidos a la mayor aventura culinaria jamás contada.

El primer concurso de cocina sobre ruedas.

3700 kilómetros de ruta.

Recorremos todo el país.

Y empezamos en el Norte.

Pero terminamos en el Sur, "quillo".

Nueve semanas de competición.

Ocho equipos.

Dos chefs. Y toda la emoción que cabe

en una cocina... ¡De tres metros cuadrados!

Esto es "Cocineros al volante".

Los cocineros al volante continúan en ruta.

Por delante nos esperan 2500 km de carretera y siete etapas.

La caravana de "Cocineros al volante" se detiene

en un referente turístico internacional:

¡Aúpa Hondarribia!

A 20 km de San Sebastián,

en la desembocadura del río Bidasoa,

se encuentra un pueblo de pescadores tocado

por la magia de la naturaleza.

Hay tanta cultura gastronómica que cualquier vecino

es un excelente crítico gastronómico.

Alta cocina, platos tradicionales y, por supuesto, pintxos

¡Hemos llegado a Hondarribia!

(Aplausos y ovación)

Jean Michel, Magda, Café Racer,

las chapelas aquí sí que son obligadas, ¿eh?

¡Por supuesto! ¿Dónde están?

Es que, claro, digo: "¿Qué pasa?".

Me he venido arriba ya. -Te has venido arriba.

(RÍEN) -No te olvides.

(RÍE) Es que, claro, digo: "¿Qué pasa?".

Estamos en la tercera etapa,

y ya empieza a hacer mella la separación de la familia.

Cristina, Charo, ¿para vosotras es difícil

estar lejos de la familia? Sí, se echa de menos,

los amigos, la gente especial que nos rodea y apoya.

-Son muchos días sin ellos y llega un momento que, claro,

no puedes parar de pensar en ellos.

Jamás he estado separada de mis hijos,

si me voy de viaje, vienen conmigo.

Si me voy donde sea, ellos vienen detrás siempre.

Jamás han estado solos sin mí.

Lo siento. Lo siento.

Magda, Jean Michel, ¿vosotros a quién echáis de menos?

A nuestra Gala, por supuesto.

Seguro que estará muy, muy orgullosa de veros

cómo avanzáis en la competición.

Ali, Olly, sois de los equipos más respetados,

muchos de vuestros compañeros han dicho

que os ven como los ganadores. Para vosotros, mojaos, por favor,

¿quiénes son los rivales

más fuertes? Uh...

Hay que mojarse, yo lo siento. (RÍEN)

Pero, venga. Pues, para mí, yo creo que...

Chicos, no os durmáis,

esto va por vosotros y por todos,

porque un error aquí se para caro.

El abandono de la competición puede producirse en cualquier etapa.

Gonzalo y Ariel, El Kiosco,

supongo que no queréis volver a pasar

por el último cocinado porque lo pasasteis bastante mal.

¿Dónde está la albahaca? ¿Dónde la conseguiremos?

Vamos a un restaurante, a este. Necesitamos sal, azúcar.

No nos vamos a equivocar más. -No, no más.

-Es un infierno, no, no. Nos confiamos mucho,

pensamos que iba a salir bien, pero la verdad es que no,

ahora no nos equivocamos.

Estáis aquí para mejorar y para enseñar a la gente

la nueva tendencia gastronómica que arrasa donde va, los food trucks.

Álex y Urrechu os preparan una sorpresa muy especial,

os va a encantar. No os quiero meter presión,

pero Álex y Urrechu hoy esperan mucho de vosotros.

El jurado es discípulo del chef guipuzcoano

con más Estrellas Michelín de España,

siete en total. Álex y Urrechu se iniciaron

en el mundo de la cocina con Martín Berasategui.

Qué ganas tenía de venir a casa, al País Vasco.

¡Pero bueno, coño!

¿Qué tal os va la vida de cocina con los camiones?

Vamos dentro y te echamos un cable.

¿Un cable a Martín? Se las vale él solo.

Pero, venga, vamos dentro. Urrechu, Álex, aquí.

¡A la cocina!

Ingredientes que nos van a hacer falta

para la merluza en salsa verde.

La tradicional vamos a hacer. Buen aceite de oliva virgen extra,

agua, un chacolí o un vino blanco que os guste,

tenemos una pizca de harina, ajo picado, perejil picado.

A mí me gusta echarle un poquito de cayena fresca,

ya sabes que aquí se usaba antes la cayena seca.

Y, luego, tenemos aquí unas almejas, una cocochas

y una merluza. Vamos a deshuesar bien la merluza.

Prieta de narices esta merluza. Esta merluza es del puerto

de Fuenterrabía y está impresionante.

Recién cogida. Esto lo utilizamos para el fumet

y ya nos ponemos manos a la obra. Vámonos.

Lo primero que voy a hacer es encender...

¿Esto es una mesa que cocina?

Esto es la mayor maravilla que existe en el mundo.

Estás en una mesa y, en el mismo sitio

donde vamos a comer luego, vamos a cocinar primero.

Qué bueno. Cada vez que vengo tienes

una tele más grande y más aparatos.

La próxima vez no sé qué tendrás. Te digo que es una mesa

que tiene peso, la hemos hecho así

para que no te la lleves, o sea que quieto, quieto.

Primer truco, 15 minutos antes echar la sal.

Queda la carne más prieta, más dura.

Le echamos unas cucharadas de aceite de oliva.

Qué bueno. Bien de ajito, ¿no?

Sí. Siempre respetando, que no haya demasiado.

Le vamos a añadir... La cayena fresca.

Un poquito, no demasiado, sin exagerar.

Una buena cucharada de harina.

Un poquito de agua. Cuando se quede seco,

que ya habremos empezado a cocinar la harina,

le vamos a añadir el chacolí o el vino blanco que os guste.

Ahora le vamos a echar un poco de perejil.

Y le añadimos las almejas. Muy bien.

Ahora, lo que vamos a hacer es poner la merluza,

con la piel para arriba y la carne para abajo.

Cuando queráis algo que el tío Martín os pueda ayudar,

me llamáis voy donde haga falta. ¿Qué parece si tiramos de eso

y que se venga con nosotros a la prueba del food truck?

Está muy ocupado, no puede, ¿no? Si no tenemos ni miedo,

ni pereza, ni vergüenza en cocinar en un camión,

en la carretera o lo que digáis. La caravana va a alucinar

cuando te vea llegar.

¿Qué mejor anfitrión podrían tener nuestros foodtruckeros que

el cocinero que mejor prepara de España la merluza en salsa verde?

Cocineros, esto es todo un honor.

Es el único chef que hay en España

con siete Estrellas Michelín.

Y, atención, foodtruckeros, es un amante

de la comida callejera que hacéis en vuestras furgonetas.

Y está aquí para disfrutar del espectáculo

que es veros cocinar. ¡Martín Berasategui!

(Aplausos)

Martín, tienes siete Estrellas Michelín

y nosotros siete food trucks,

¿qué te parecen? Me parece impresionante

que gente joven así, con esta alegría, simpatía

y cocinen y nos hagan felices a través de la comida.

Creo que es lo más bonito que nos puede pasar.

Bueno, Martín, hoy vas a revelar a nuestros concursantes,

nuestros cocineros, lo que van a preparar.

Así que, todo tuyo.

¡Hala! Merluza en salsa verde.

-Merluza...

-Merluza en salsa verde, uf.

-Bueno, bueno, bueno... -Pero bien.

-Creo que estamos apañados, ¿no? -Sí.

-Estamos bien. -Estamos bien.

-Sí. ¿Qué es la salsa verde?

-De puta madre. (RÍE) Te la suda, te da igual.

-De puta madre. -A él le da igual, sí.

¿Cuál es el truco para hacer una buena merluza?

Primero, la palabra humildad, la palabra respeto,

la palabra trabajar y, esto es fácil,

seguir los sabios consejos que os da Martín

y seguro que comeremos una cazuela impresionante.

Me encantaría, de todo corazón, que os quitasen las tapas

de las manos y que, por supuesto, Martinxo, el maestro,

disfrutara de todo eso. Tenéis que hacer 20 tapas,

ni una menos. Concursantes, ¿estáis listos?

(TODOS) ¡Sí! ¡Pues, cocineros, al volante!

(Pitido)

Merluza en salsa verde es un plato enormemente popular,

sin embargo, no siempre sale bien. Hay que prestar especial atención

al punto de cocción del pescado ya que puede pasarse fácilmente.

Lo que más nos preocupa es el corte de la merluza.

-Sí, puede ser nuestro... Nuestro problema más...

Pero la salsa verde, vamos. -La vamos a bordar.

-Va a ser una salsa verde tan buena

que, encima de la merluza... -Estará acojonante.

-Primero, le tengo que quitar esto todo.

La espina.

-Necesito un guante, se me ha roto.

-¿Qué tal va el ajo, campeón? -Bien, a ver.

Bien, bien, sigue ahí dándole caña ahí.

-¿El ajo lo pico o hago láminas así?

-Picadito, Jean Mi, picadito.

Y que no se te queme. Muy poquito y fuera,

que, si no, amarga.

-A ver, ¡Chucky! -¿Ya?

-Tenemos un problema. -¿Qué?

(RÍE) ¡Está vivo!

¿Qué hago con él? (RÍE)

-Así, como si estuvieras en casa haciendo tu tataki de salmón.

Muy bien, peina esta merluza. -Ya le quedan pocas.

-Échame un vistazo.

-Venga, va. -¿Vale?

-Va. -Joder...

-Está difícil el pescado este, ¿eh? Que lo sepas también.

-¿Sí? -Sí. Le quitaré la espina

con mucha delicadeza.

¿Vale? -Muy bien.

-Chef, voy abriendo las... -Oído.

Poné la mitad solamente, ¿vale? -Oído.

-Voy a echar el cangrejo. Echo el cangrejo, ¿vale?

Pobre... ¿Cómo vas?

-Bien, bien, vamos bien.

-¿Puede ser que se estén abriendo o todavía no?

-Quiero ver. Sí, perfecto.

Dale un minuto, un minuto más y sale, ¿vale?

Un minuto más. -Uno, dos, tres, cuatro...

-Tengo la merluza, me voy adentro.

-Oído. Siete, ocho, nueve, diez...

-¡Ah! (RÍE)

-Joder, Ali ya la tiene lista. -Ya, asúmelo.

-Mierda, no lo voy a poder sacar.

-Muy bien, muy bien, Tania, muy bien.

-Sé que aquí... Ahora.

Voy a cortarlo de otra manera.

-Muy bien.

-Como me vean las pescaderas de Peñíscola me crujen hoy.

Dirán: "Esta chica no sabe ni limpiar pescado".

-El fumet ya huele bien, ¿eh? -Venga.

Tengo un lomo, Jean Mi.

-¡Ay, mi pescadera! (RÍE)

-Qué va, esto se ha desmenuzado todo.

Lo voy a hacer en dos trozos.

Ha quedado media merluza dentro, tío.

Estoy teniendo problemas con la merluza

porque era la primera vez que pelaba un pescado, la verdad.

Entonces, es muy complicado, o sea, es que te dan ahí

un pescado enorme, tienes que limpiarlo

sin tener ni idea, no he pelado ni un boquerón.

-Mira, Cristina, estoy haciendo como chuletitas de pescado.

Cristina se está dedicando a pelar y a picar la cebolla

un poquito, muy poquita cebolla. Le vamos a dar ese toque nosotras.

Estoy intentando hacer unas chuletitas con el pescado.

-Chef, esto está seguro.

-Quita, fuera, fuera, cuidado. -¿Vas a echarlos? Oído.

-Esto está dorado, ¿lo echo ya? -Échalo ahí.

-Lo dorado solo, claro. -Sí, lo que acabo de echar no.

Vente conmigo, Martín, hay un chaval que conoces, creo,

de "MasterChef". Míralo. Carlos, dame un abrazo con cariño.

-¡Ven para acá! -¡Qué campeón!

-¡Qué garrote! -Tú sí que tienes garrote,

te veo ahí en todas... ¿Cómo llevas la merluza?

A ver, ¿cómo vas? -Estoy cocinándola.

Cuéntame, ¿qué vais a hacer? Haremos la típica salsa verde,

vamos a pochar el ajito, luego vino, eh,

un buen fumet que le he echado cocochas al fumet, que dé potencia.

-Tú sí que tienes alegría, le has echado cocochas al fumet,

tú eres un artista. -Eso es un delito, ¿no?

-Cómo se nota que tienes tú mucha mantequilla.

(RÍE) Ah, vale, entonces, no, no le he echado cocochas.

-Que sí, sí, hazme caso, pásatelo bien,

lo importante es que lo pases bien.

-Me ha impresionado de este hombre su sencillez, su cercanía,

parece que te conoce o le conoces de toda la vida,

eso te da una confianza y una tranquilidad y un...

Yo qué sé. -Sí.

-No sé yo, no sé yo, no sé yo.

Esto en crudo no sé si se podrá hacer,

esto que habíamos pensado. (BALBUCEA)

-No, no, lo voy a confitar antes.

-Ponle un poco de cebolla en el ajo, ¿eh?

-Sí, cebolla. Lo ideal sería meter la cabeza,

limpiarla y meterla.

Pero como no puedo, la pelas tú luego.

No tenemos ni idea de pelar un pescado, la verdad.

Que no nos contrate nadie para pelar un pescado.

-Javier, esa olla está haciendo "blu, blu", creo que va fuerte.

¿Puedes mirarla?

-Ya está, ¿eh?

-Hoy no lo pasaremos tan mal porque estamos preparados,

hoy tenemos mercadería, conocemos el plato,

es una de nuestras especialidades.

¿Qué hago? ¿Qué hago? -¿Los ajitos los tienes?

-Todavía no, estoy en ello. (RÍE)

-Todavía no, chef. -¡Vamos!

-¡Voy, Cañete!

-Vale, ¿cómo vas con eso? -Limpiando,

pero voy bien. -Rápido, ¿eh? Acordate.

-Oído, oído, chef. -Acelerá, ¿eh?

Mirad con quien vengo aquí, chavales.

¡Hombre! ¿Lo conocéis o no?

Olly, campeón, ¿qué tal estás?

¿Todo bien? ¿Qué tal, Ali? ¿Todo bien?

¡Vaya dos nombres más bonitos! Olly y Ali.

-¿Juntos qué tenemos? ¡Ali Olly, hombre!

-¡Ali Olly! ¿Quién es el ajo

y quién el aceite de los dos?

Eh, ajo, aceite. Ajo, ten cuidado con...

-Ya, ya, ya... La novia me da caña con eso.

(RÍE) Vosotros tenéis mucho oficio,

se nota enseguida, ¿eh? Se nota enseguida.

Mira cómo tienen toda la merluza.

¿Qué estáis haciendo? Aquí estoy haciendo

las cocochas al pilpil. Anda, pilpileando y todo, ¡vamos!

Y, luego, estamos haciendo un aceite de perejil y espinacas.

Vamos a poner esto al vapor sin una máquina de vapor.

Vamos a crear eso también.

Entonces... -¿Y cómo vais a crear un vapor

sin máquina de vapor? -Te llamaremos, así lo verás.

-¿OS doy una idea buena? Un puchero con agua,

pones a hervir, encima pones un plato

un poco mojado con las yemas de los dedos.

Pones la merluza ahí y lo tapas con otro plato al revés.

Y lo dejas ahí hasta que esté en el punto que queréis.

-Vale, muy bien. Gracias.

-Venga, Ali, de verdad, que sale de...

Un consejo así de Martín vale dinero.

Sale perfecto. Luego, tienes una cosa,

si alguien del jurado dice algo, me echas la culpa.

(RÍEN) -Mejor aún.

Vamos, chicos, dadle caña, ¿eh? Gracias, ¿eh?

-Aquí dentro falta. -Vale, ajo.

-Ajo, ajo, ajo. Ajo entero, ¿no?

Pero contéstame, por favor.

¿Entero o cómo?

-Voy. Tú corta ajo, tú corta ajo.

-El ajo es así, ¿cómo lo quieres?

¿Cómo lo quieres? -Déjame pensarlo, un segundo,

que vengo de hacer eso. Ahora, vale.

Échalo entero, echa dos o tres. -¿Así?

-Vale. Y, ahora... -Voy a cortar estas láminas, ¿vale?

-Vale. -Venga.

Café Racer confita la merluza casi 50 minutos antes

de finalizar el cocinado.

Esto provocará que se quede seca,

porque debería cocerse en la salsa verde

20 minutos antes del emplatado.

Ahora empieza a solar el almidón.

-Cuatro, seis, ocho, diez, 12, 14, 16...

¡No jodas!

Escuchame, voy, ahora vengo, ¿eh? Ahora vengo.

-De golpe, Javier desaparece de la food truck y dice:

"Ahora vuelvo". He dicho: "Se va de viaje a Cuba"

-Carlitos, ¿te sobra una porción de merluza?

-Pues no lo sé, espérate. -Vale, si sobra, ¿me prestás una?

-Oído, sí, vale, oído. Voy a hacer un recuento

y te paso si me sobra. ¿Has tenido problemas?

-Nada, nada, nada.

Limpié la merluza y saqué tacos grandes

y calculé que podía ser un riesgo si se me rompía una

estaba muy al límite, entonces pedí dos raciones más,

jugar un poco con si algo me llegara a suceder.

-Vale, cuéntame las porciones y ahora voy contigo.

-Sí, vale. Una, dos, tres, cuatro, cinco,

seis, siete, ocho, nueve, 10, 11, 12, 13, 14...

(MURMURA)

-Voy a echar alguna más y le doy al merluza a estos chavales.

-Dásela para que el hombre pueda...

-¡Grande, monstruo, máquina!

¡Muchas gracias! -¡Espero que te sirva, chaval!

-Sí, gracias, tío. -Ahí los compañeros

han demostrado la clase y el estilo que tienen.

Eso demuestra la calidad de la gente que trabaja en la calle.

-Estoy intentando confitar sin termómetro alguno.

-Pero te va bien, ¿no? -Pues no sé, los jueces decidirán.

-Ah. Animada, ¿eh?

Atención, porque habéis agotado 45 minutos.

¿Cuánto? -45.

Os quedan otros 45 minutos.

¡Ánimo!

A ver, dame el perejil.

-Por aquí. ¿Te lo pongo ya dentro?

-Sí, venga. -Mira, ¿cuánto?

-hay que echarle agua. Coge un cazo y échale agua ya.

-¿No te llevas nunca un trocito de dedo por delante?

-Bueno, sí que me lo he llevado y me lo llevaré.

-Muchas gracias, ¿eh? -Suerte. Sois la hostia.

Que vaya todo de la hostia. -¿La plancha está caliente?

No he tenido mucho aceite para confitarlo como Dios manda,

entonces, pues va a ser un pescado...

El riesgo, que puede ser un pescado sushi.

-Sushi, sushi.

-A ver, lo de fuera está fuera.

-¿El vino lo has echado? -Sí, he echado vino, ya eché.

-¡Mierda! Estaba esto abierto, tío.

-Sácalo de ahí, sácalo de ahí.

-¿Y qué hace lo del vino abierto?

Acabamos de tener un superaccidente.

He ido a echar el vino y Mirko no había enroscado bien

y se ha caído todo el líquido dentro de sofrito.

-Hemos tenido un poco de falta de coordinación en este...

-Él pensaba que no se tenía que volver a echar vino

y sí porque la salsa estaba espesa.

Mira cómo se está poniendo. -¿Había demasiada harina?

-Yo no había echado harina, ¿eh? Es del vino.

¿Esto qué es? Eso ya lo sé, ya lo sé.

¿Esto qué es, por favor? Ya, ya...

Mira, espero que lo aprovechéis,

haced un caldo o lo que queráis. Corta, le sacas los ojos

y haces un caldo de lujo Vale, perfecto.

-Tania, Mirko, hacedme caso a mí, esto es una maratón

y todavía vamos en el kilómetros dos, o sea,

no os pongáis anclas sino alas. Lo que a veces empieza mal,

acaba perfecto. Vosotros tranquilos.

¡Venga! -¡De lujo!

-Charo, creo que esto está muy espeso.

-Sí, ahora le echaremos caldito. ¡No le eches ajo, no toques!

Las cocochas, a freír las cocochas, a freír cocochas.

-Ay, señor... -Esto fuera, fuera el ajo este ya,

pero ya. -Dime ajo o cococha,

no me digas "las cositas esas".

-Ahora está dorado, fuego. -Fuego, a fuego todo.

-Bueno...

Acá echamos las cocochas para hacerlas al pilpil.

-Las cocochas no las he hecho nunca, ¿tú las has hecho?

-Del País Vasco no sabemos nada, nunca hemos hecho nada de aquí.

-Con las cocochas tengo el problema de que no las he cocinado,

no sé si van fritas, a la plancha, no tengo ni idea de cómo hacerlas.

-Bueno, ¿cómo vas con eso? -Casi listo, chef.

-Si tenés una complicada me la das. -Oído.

Jonatan, Javier, ¿cómo estamos?

¿Qué tal estás? Mirad quién está aquí.

¡Maestro! ¿Cómo está el mejor del mundo?

-El mejor del mundo eres tú, que tiene mucho más mérito que yo.

Tú eres el camino a seguir. -Si invitas a cocinar en tu casa,

pasas a la mía. -Eso está hecho, estás invitado

desde que te conozco. -Para cocinar nunca, solo comer.

-No, y a cocinar también, estoy alucinado.

¿Tenéis claro el plato? ¿Qué vais a hacer?

Vamos a hacer una versión de merluza en salsa verde.

Haremos una salsa verde en espejo en el plato

con las almejas, el taco de merluza con una cococha al pilpil

y un punto de una salsa de tomate, un puré de tomate, ajo y albahaca.

-Entonces, te voy a dar un buen consejo:

Haces unas cocochas poco hechas a las que, cuando están un minuto

a fuego muy lento hirviendo, les retiras el aceite

para que se enfríe y lo usas para ligar con vainenes,

movimiento de izquierda a derecha, derecha a izquierda.

Creo que ahí te va a salir una salsa verde

muy, muy, muy ligera,

muy perfecta y, además, como os veo sonrientes

y con ganas de triunfar, estoy seguro

que nos vamos a jamar una merluza en salsa verde

de Javier y de Jonatan espectacular.

-¡Maestro! -Venga, campeón.

Estáis en vuestra casa, pero hay una cosa

que me preocupa, una cosa que me preocupa,

es una versión de la salsa verde,

pero cuidado con el rojo del tomate.

Muy bien. Excelente.

-Está delicioso.

-Uhm... Charo, a mí esto no me gusta mucho.

-Tápalo, que coge sabor. Ya te vale.

-No tengo el mismo gusto que ella, no me gusta.

No es que esté mala, simplemente que no me gusta a mí.

No te enfades, Charo, no pasa nada.

¿Por qué te enfadas? -¿Cómo no va a estar bueno?

Está buenísimo. -No tenemos los mismos gustos.

-No has tenido paciencia como para que reposara

y cogiera ese sabor intenso que queríamos.

-A mí me gustan unas cosas y a ti otras.

-Porque le falta sal, ¿no? -No me gusta a mí.

No te pongas así, no se te puede hacer una crítica.

Martín, nos has traído de regalo esta chaquetilla.

Hombre, claro. Y, para nosotros,

sería un honor tremendo que nos la firmaras.

Hombre, por supuesto. Voy a poner:

A mis grandes amigos

de "Cocineros al volante". "Cocineros... al volante".

Gracias, no solo por haber venido,

sino por apoyar esta industria que tanto necesita el apoyo

de cocineros grandes como vosotros.

Para que un día haya grandes gourmets,

tiene que salir la cocina a la calle,

ser cercanos, ser transparentes e igual de accesibles

que cuando no conocía nadie la cocina española

y, después de un trabajo titánico en los últimos años,

hemos conseguido lo que nadie soñaba hace unos años.

(APLAUDEN) -¡Martín, gracias!

Vuestro trabajo de hoy es nuestro pequeño homenaje

al enorme talento que hay en sus manos.

-¡Ole! -¡Grande!

(APLAUDEN) -¡Muchas gracias! ¡Garrote!

Venga.

-¡Grandísimo!

-¡Ole...!

La Vermuneta, no lo sé yo, hay más nervios que cocina,

y fíjate que hoy era día bonito para cocinar.

He ido con Martinxo y les hemos preguntado

por la versión que iban a hacer y ha empezado a hablar

del tomate acaramelado, la merluza encima,

la cococha a la plancha... Tengo la cabeza abierta

y todos los sabores me pegan, pero caramelo y salsa verde

en mi vida lo he visto.

Mira, he llegado a ver a los Dalí's

y me he encontrado el centro del lomo pegado a la espina

y al sol, una falta de respeto por el producto.

No puede ser. No, lo primero que hemos dicho:

Respetar el producto. No sabes, pero respétalo.

-Venga, venga.

Este caldo, sinceramente, si lo queremos poner ya aquí

se puede ya poner, ¿sabes, Tania? Para tener esto listo.

-Bueno, vamos metiéndolo. -¿Cuánto le metemos?

¿Dónde está...? -Tienes que colarlo.

La merluza la tengo que cortar más grande, no puedo.

-¿No tendría que ser a más fuego? -¿Para qué?

¿Para que se desmenuce toda? -Ah, no, no.

-¿Voy preparando lo del tomate con la albahaca?

-No lo vamos a poner. -¿Por qué?

-¿No escuchaste a Urrechu? -"Ojo con la salsa del tomate",

pero eso va a que no eches tomate a la salsa verde,

no a que le eches tomate arriba una pintadita.

-No sé, tío. -Hazla en un biberón

y lo decides al final.

-¿Tienes ya la cococha? -Sí.

Va a salir bueno esto. -Buenísimo.

Buenísimas. -Buenísimas.

-¡Oh...! (RÍE)

-La merluza ya está aquí.

Que no hay ni de coña para 30 raciones, pero bueno.

-Esa plancha, cuidado.

-Dale la vuelta. -Darle la vuelta.

-Sí, bueno, ya se la doy yo. -Sin romperlo.

-Utiliza las manos si quieres. -No hace falta.

-Guay, cariño.

¡Hala, qué guay!

Bueno, ¿qué tal, campeones? Bueno, vamos a ver hoy

si los lugareños nos echan piedras

o, por lo menos, nos echan una minipalmadita,

no hay que bajar... Os habéis tomado al pie de la letra

lo de la salsa verde para la merluza.

Ajá. Más verde que el aguacate poco hay.

Es la base. Una salsa verde con aguacate tela.

Ah... Puede ser buena versión o mala,

no lo sé. Tengo que ver el plato.

El aguacate es una apuesta atrevida,

pero necesito una base y le voy a poner aguacate

porque me parece que va a ir bien.

Eh, mi idea ha sido confitar el bacalao.

¿Habéis confitado el bacalao? (RÍE)

¿Y para qué has limpiado la merluza?

¡Ah, para dársela a los Maldonado!

¡Vale, vale, ahora caigo! ¡Claro, claro!

¡Qué buenas personas sois! ¡Merluza, merluza!

(EMITEN UN SONIDO DE DECEPCIÓN)

Concursantes, os quedan 20 minutos,

en cinco entra el pueblo de Hondarribia.

Jonatan, vamos, vamos, vamos. -Oído.

-Despacio. -Ya está.

Es muy poco tiempo, Tania.

Los Somewhere siguen el consejo de Martín y utilizan una bandeja

para crear vapor y cocinar la merluza.

Me asusta un poco el emplate, ¿eh? Una vez yo vaya:

"Pam, pam, pam, pam, pam...", hay que ponerte el top

de la cococha. Está delicioso, la salsa está deliciosa,

por eso, no la reduzcamos más, que la prueben.

Esto es sin salsa.

Es el sabor que coja, lo decoraremos mono.

Y, luego, le pondremos el perejil,

el toque, ¿O.K.? -Vale. Venga.

-Venga. -Dame las cocochas a tu derecha.

-¿En el bol? -Sí.

-Oído. -Salalas, por favor.

-¿Dónde está la sal? ¿Arriba? Delante de ti, a la derecha.

Vamos, vamos que no llegamos.

-Voy, voy, voy, voy.

¿Voy preparando para emplatar? -Sí.

Dale, dale, necesito que te muevas rápido

y, las merluzas que te voy a dar, las pongas arriba del plato.

-Oído.

-Genial, genial. -¿Está? ¿Más?

-No, sácalas. -Uhm...

Muy bueno, falta un poco de sal, pero está bueno.

-Echa sal ahí. -Jean Michel, las almejas.

Aquí quedarían bien unas almejas. -Sí.

Me había olvidado. -Venga, que hay tiempo,

hoy vamos bien, vamos muy bien.

Lávalas bien, ¿eh? A ver si echan arena.

-Emplatar es chungo, ¿eh? Te aviso ya.

Emplatar está bien chungo.

-¿Sí? -Bien chungo,

se deshace la merlucita.

¿Vale? -Está más hecha de lo que debería,

ha estado de más.

-¡Vamos, que se termina el tiempo!

-Vamos. -¡Ay, saca, anda!

-El guacamole lo queríamos poner arriba.

-No, Mirko, ya no da tiempo. -Vale, venga, venga.

-Tú prepárate con los platos. -Aquí estoy ya.

-Vaya cosa chula.

-Son dos, cuatro, seis, ocho, diez, doce...

-Dos, cuatro, seis, ocho, diez, 12, 14, 16, 18...

Volvé a contar, no puedo estar con eso y las cocochas,

no puedo estar con todo. -Cuatro.

Oído, oído, oído.

¡Los pintxos están casi listos!

¡Hondarribia, podéis entrar!

¿Qué tenemos por aquí? -¡Hola!

Merluza a la vasca con top de cococha.

-¡Muy buenos días! ¿Qué tal están ustedes?

Bienvenidos, ¡aúpa Hondarribia!

-Huele bien, mejor sabrá.

Voy a echar picadillo, ¿quién quiere picadillo?

A ver, un poquito... -Echa un poco de picadillo.

(HABLA EN ITALIANO)

-¡Hola! (TODOS) ¡Hola!

-Aquí estamos preparándolo con cariño,

una merluza a la vasca. Esperemos que les aproveche,

le hemos puesto un toque italiano muy bueno.

Los vecinos de Hondarribia entran al campamento

para curiosear y decidir cuál les gusta más.

Solo podrán elegir un food truck y una tapa.

¡Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno, se acabó!

(Pitido) (RÍEN)

-¿Me querés? ¿Me querés? Yo también te quiero.

(RÍE) -Vámonos a casa.

Hondarribia, va por vosotros, esperamos que os guste.

¡Empieza la cata!

Pasen por aquí, por favor, por aquí, merluza a la vasca.

Con reducción de nécora y top de cococha.

-No se me mueva nadie que, en cuanto empiecen a moverse

se quedan sin puesto. Estamos ansiando para

que lo prueben calentito, aguantamos hasta el último minuto,

un día nos pillará el toro.

-Para usted primero. -Tique.

Que lo disfrute. -Gracias.

-Aquí lo tienes. -Muy bien.

-Muchas gracias. -A ustedes, que les aproveche.

Gracias. -Toma, machote.

Cógete una cucharita o lo que quieras de ahí.

-Muchas gracias.

-¡Hola, guapa, venga,

que ha estado ahí! Que aproveche.

-Suerte, chicas. (AMBAS) ¡Muchas gracias!

-Que lo disfrute, señora.

-Gracias, que aproveche.

-Jefe, este voy a probar yo. -De acuerdo.

Usted ha elegido muy bien.

-Hola, guapetona. Gracias, cariño, toma.

Ahí está. -¡Nos quedan tres solo, venga!

-Muchas gracias, que lo disfruten.

-Ahí, ahí, ahí. Ahí lo tenemos.

-Que quedan tres, va.

-¿Nadie va a ayudar a los de Peñíscola?

Que nos quedan solo tres porciones.

(GRITA)

¡Aúpa Hondarribia!

-Muy bien preparada. -Está muy buena, muy buena.

-El chico este es que nos ha vendido la furgoneta y todo.

-Vale para vender. -Hasta las ruedas nos ha vendido.

-Buenísima, pero buenísima. La merluza en su punto.

-¿Sí? Al puntito, ¿verdad? -Y la salsa buenísima.

-La salsa ha quedado rica. -Enhorabuena, ¿eh?

-¡Dame dos besazos! -¿La merluza más que las almejas?

-Las almejas deben estar buenas. (RÍE)

¿A quién tenemos aquí? Los presento, ¡mi madre y mi padre!

(RÍE) La merluza estaba en su punto.

Sí. La almeja también y la salsa rica.

¿Y la calidad del producto de cómo lo elaboran?

La merluza estaba bien jugosa. -Y las almejas también, ¿eh?

-Las almejas también. ¿Qué merluza está mejor?

¿La de los Maldonado o la de Íñigo?

La de mi hijo. Ay, cómo tira para casa, ¿eh?

Me ha parecido que estaba muy bien elaborado.

La merluza estaba muy tierna, muy gustosa.

¿No me digas? La cococha y la almeja también.

Un poco de pan me hubiera gustado, me gusta mojar.

Ay... Pero, bueno.

-Tienes ahí la merlucita que se deshace y sin espinas,

abajo tienes aguacate con una almejita.

-Vale. -¿Lo quieres?

Ah... Es que hoy no hay hamburguesas, cariño,

ni hay pizza, que de normal hacemos unas pizzas...

-Pruebe, pruebe. Mira, aquí ha quedado esto,

aunque no habéis llegado a tiempo, no pasa nada.

-Qué buena pinta tiene. -¿Sí?

Mejor sabrá. (RÍE)

-¿Al final lo quieres de ellos? -Dale al chiquillo, ¡muy bien!

Venga, que nos faltan dos. ¡Ole!

¡Otro día te hago una pizza!

La pizza te la prometo, te la haré de merluza si quieres.

¿Qué era lo que le podía llegar a sobrar o qué le faltaba

o alguna pega que podéis poner?

¿Lo digo? -Díselo.

-Un pelín de sal, un pelín. Sí.

Un pelín. De cero a 200 en carretera,

¿a cuánto iba esta moto? A 180.

¿A 180? (AMBOS) ¡Ah, eh...!

-¡Uh...! ¿Qué es lo que más te ha gustado?

Estaba espectacular, la verdad, en este marco incomparable

de Hondarribia, un platico así de esto, mucho garrote,

como dice Berasategui, sí, sí. ¿Y por ponerle un fallo?

Un pelín frío, pero vamos... Las estás poniendo por las nubes.

Las estás poniendo por las nubes. Y cómo se venden estas valencianas.

A ver, Vermuneta, ¿qué tal? ¿Cómo estáis?

Preocupados porque cocinar bien en tu tierra es imprescindible.

¿Y preocupados por la presión

o porque no es el plato que queríais?

El plato está de 12, pero tú eres tan exigente

que debería estar de 20. Veo que no hay tomate.

Bueno, en realidad, seguí un poco tu consejo y...

-La salsa tiene que saber a lo que tiene que saber.

A mí me falta sal en la cococha y me sobra potencia y pimienta,

sobre todo, en la salsa.

Gracias, suerte. Muchas gracias.

Si nos hacen correr hoy pongo a Urrechu

a hacer hamburguesas en McDonalds,

con eso te lo digo todo.

"Le falta pimienta o le sobra sal",

que aprenda a cocinar, que cocinar sabrá,

pero a comer debe aprender. Eres el mejor.

¡Sos el mejor!

¿Cómo estáis? ¿Y este guante? ¿Te has cortado?

Me ha mordido la pescadilla. ¿Estáis contentos?

La verdad es que sí, está rico. No sé si es la típica

merluza en salsa verde, pero está muy buena.

El sabor de la salsa está muy bien,

pero el perejil se podría haber picado más.

El perejil lo ha picado aquí el chef, si me hubiese dejado

picarlo a mí, lo hubiese hecho mejor.

La merluza en salsa verde siempre se emplata de la parte de la carne.

Siempre. Dos, dos puntos para mí.

¿Se han puesto serios, eh?

¿El lomito ponerlo con la piel? Cuando es a la plancha sí,

porque está con el color bonito, pero una merluza en salsa verde

tradicional es, realmente, como os he dicho.

La verdad es que está muy bien. Dos puntos para mí.

¿Qué tal las sensaciones? Hoy muy bien, la verdad,

más contentos, ¿verdad? -Bien.

Las cocochas las habéis destrozado un poco, ¿no?

Fue un poco complicado emplatar.

No habéis reinterpretado nada, una merluza en salsa verde

tradicional de toda la vida. Es lo que intentábamos.

Yo estoy viendo el plato y, de primeras,

antes de ponerme a comer algo me llama la atención.

Por ejemplo. Una pedazo de cáscara como esta

tiene un bicho dentro así de pequeñito.

¿Sabéis por qué?

Porque la habéis secado. Vale.

Mira, mira, el ajo es más grande que la almeja.

¿Has visto? Venga, vamos a probar

ese plato de aguacate en la merluza, o bacalao,

como antes me dijo Magda. ¿Qué tal?

Espera, antes de que digas nada. Lo he visto desde lejos.

El aguacate lo tiene por fuera también,

una nueva técnica, el emplatado fuera del plato.

(RÍEN) Vamos a ver.

Está bueno el sabor, pero un pelín más de cocción,

esto es medio minuto de cocción, medio.

No me mires con esos ojitos, que me dejas loca.

¿"Que me dejas loca"? Mira, aquí se ve ya

una salsita bien ligada, tiene buena textura.

Vamos a ver el sabor. Posiblemente, de las mejores

ligadas que estoy viendo, posiblemente, no sé.

Está bueno, le falta reducir un pelín más en vino, ¿verdad?

Tú lo has notado, ¿a que sí? Pero está bueno.

Buenas. ¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

Muy bien. Yo lo que veo en este plato,

¿sabes lo que es? ¿Qué?

En vez de Somewhere, "Sobradawhere".

Van un puntito: "Nos creemos mejores cocineros,

nos sobra tiempo", y esto es un plato acelerado,

esta salsa está sin ligar.

Venga.

La salsa verde debe estar un pelín...

Ya que hacéis el pilpil, además, aprovechadlo para ligar la salsa.

La merluza está bien de punto. Está bien de punto, muy jugosa.

¡Ah...!

Vamos a ver a los Dalí's que le han pegado

un repaso a la merluza, van a venir...

La culpa la tengo yo, verdad. Lo he hecho lo mejor que pude,

con la mejor intención. Vendrá un banco de merluza

a pegaros: "¿Qué habéis hecho con mi hermana?".

Veo que una salsa verde no puede ser blanca.

La merluza está desmigada

porque lo más importante en un plato qué es, el producto.

Entonces, ¿qué está ocurriendo? El producto principal

lo habéis maltratado tanto que, luego, no os ha querido.

Al producto hay que darle besos para que le des cariño

y, luego, el plato sea cariñoso.

Bueno.

Todo el mundo ha probado ya vuestro trabajo,

solo quedáis vosotros. Vuestra cata tiene un objetivo,

decidir qué food truck pasa directamente

al último cocinado. Ese equipo, el que decidáis,

se convierte, automáticamente, en candidato

a abandonar la caravana.

¡Adelante, chicos! Vamos al lío.

-A ver, Javi.

-No, falta sabor, sal.

-A primera vista, a mí me parece que limpiando el pescado,

a partir de ahí, no tiene una buena forma.

-El cocinado de Dalí's hoy...

-¿Qué es? ¿Que se ve? -El taco de merluza,

cococha arriba, almeja.

-Bueno.

-Demasiado perejil, demasiado.

-La mejor presentación es esta, pero de sabor no me...

-Visualmente Vermuneta...

Javi y Jon se salen.

-Tiene un top de perejil crujiente.

-Pero la salsa es muy espesa, ¿vale?

-Demasiado, ¿no? -La salsa tiene sabor a vino,

como a aceite tiene.

-La cocción en su punto.

-La piel está perfecta, ¿eh? Está bueno.

-La merluza buena, la salsa buena.

-¿Se van refinando o me lo parece a mí?

-La almeja tiene muy buena cocción.

-Está cruda la merluza.

-Mucho ajo.

-A mí ese me gusta mucho. -Ajá.

-La almeja está durilla, ¿eh?

-Y el ajo está crudo, mira. -Huy. Suerte.

-Coge este ajo y...

-Ajo crudo y la merluza está hecha una papilla.

-¿No está entera? -Pruébala.

(RÍEN)

Kiosco, como recién llegados, inauguráis la votación.

Gonzalo, por favor. Gonzalo, me tienes que decir

el plato que menos os ha gustado y colocar el distintivo.

El plato que menos me ha gustado es el azul.

El de los Dalí's. Porque no tenía salsa verde,

porque estaba muy cocida la merluza

y porque sabía mucho a vino la salsa.

(RÍEN) Chicas de Rolling Caravan.

Estábamos entre dos platos,

pero al final hemos decidido votar a El Kiosco,

es a los que menos conocemos.

-Me sentó fatal que Rolling vengan y nos nominen

porque somos los que menos tiempo llevamos.

Me hubiese gustado que dijera: "No, me gustó menos"

y no porque somos los nuevos.

-Lo siento mucho, chicos, pero hemos decidido así.

Puedes ejercer tu voto

y volver a tu food truck Lo siento.

Chicos de El Kiosco, Ariel, Gonzalo, inauguráis marcador.

Los chicos de El Kiosco han puesto demasiados ingredientes

en el plato, parecía que tendría

mucha sustancia y que estaría muy rico,

pero casi no tenía sabor. -No.

La Vermuneta, Jonatan.

¿A quién votáis La Vermuneta?

Por cómo ha llegado, al menos a nuestro plato,

el pescado, creo que les toca a Dalí's.

A Dalí's. Tania, Mirko,

sumáis dos distintivos negativos. Gracias, Jonatan.

Nuestro plato no tenía una estética,

una presentación bien hecha.

Esto fue nuestro fallo.

Ali, Somewhere, es vuestro turno. El verde.

Lo tienes claro, ¿eh? Sí. Se ha pasado en cocción

y mucho perejil y trozos gordos de ajo.

Oh... (RÍE) Muchas gracias, Ali.

A vosotros.

Es el turno de los Maldonado. ¿Qué plato os ha gustado menos?

Por el sabor, que... Sí.

Digamos, mis papilas no están acostumbradas a ese sabor,

algo raro notaba yo, el amarillo. Amarillo, Somewhere.

Tenía un sabor raro para mí, no... no me...

No iba con mi paladar. -Era un buen plato.

-Sí, el plato... -Era buen plato, así que...

-Sí, además, al mismo tiempo, no les voy a hacer mucho daño

porque están fuertes. Ya veremos.

Ya veremos. Muchas gracias.

A vosotros. -Es un juego.

Es lo que hay, ¿no? Es parte del rollo.

Los Dalí's, Tania, Mirko. El equipo verde.

El Kiosco. Sí. Nos ha parecido

que estaba un poco seco

y hemos encontrado alguna espina. Gonzalo, Ariel, El Kiosco,

tercer distintivo negativo.

Café Racer. Pues lo siento por mis amigos

de Dalí's, pero le faltaba chispa y...

La presentación.

-Tenemos que aprender a distinguir entre...

-Amistad y... -Y gastronomía. Y es duro, es duro.

Tania, Mirko,

os ha durado... Nada.

Muy poquito la alegría. Muy poco.

-Muy poco, la verdad es que sí.

Es la primera vez que en "Cocineros al volante"

tenemos un empate entre dos equipos:

Dalí's y Kiosco con tres puntos cada uno.

Así que nos hace falta una mano inocente

para deshacer esto. Adelante la nueva food truck:

Brilla Bombilla.

Somos gente fresca, gente feliz con una forma de pensar

y una cultura de saber vivir. Tú eres Marcos, yo soy Fofo.

-Vale, yo soy Fofo. -Yo soy Marcos, vivimos en Tarifa.

-Soy cocinero, asesor gastronómico y me encanta viajar.

Siempre he enfocado mi vida a ir a sitios donde pueda surfear

y ganarme la vida cocinando.

(RÍEN)

En invierno curramos un poco.

-Bueno, eso de que en invierno trabajamos, habla por ti,

porque yo no trabajo. -Este no.

La cocina es un lenguaje universal

que, a cualquier sitio donde vayas, te puedes juntar con gente

de otras culturas que siempre va a haber una conexión

cuando te pones a cocinar. -Joder, voy a llorar.

-Soy la pequeña bombilla. -Y yo soy el brillas.

Vienen a quitaros el puesto a uno de vosotros

y hoy tienen una presentación triunfal

porque en sus manos está en desempate.

Marcos y Fofo, vosotros decidís qué food truck se convierte

en candidata a abandonar la caravana.

Por favor, votad con criterio y con sinceridad.

Lo veo justo que, si hay que desempatar,

las personas imparciales son las que no conocen a nadie

y que pueden dar un voto objetivo y justo, porque no te conocen,

entonces, votan solo el plato.

¿A quién votáis? ¿Al equipo azul, los Dalí's,

o al equipo verde, El Kiosco? Votad el peor plato.

Para mí este. El azul,

los Dalí's, Tania y Mirko.

Ah, no, tranquilos. Lo siento, chicos.

No pasa nada. -No conocemos a nadie,

hemos juzgado sin pensar nada

y es lo que hemos hecho. Tania y Mirko, Dalí's,

sois los primeros en pasar al último cocinado.

Me quedé muy contento, muy tranquilo, pero

siempre esperando la decisión del jurado.

Nosotros no podemos celebrar todavía.

Dalí's, habéis interpretado con la merluza

"La matanza de Texas".

Absolutamente, yo soy la asesina.

Nunca he visto en toda mi vida de cocinero un destrozo igual.

Ni yo había visto una merluza antes.

Lo peor es que hayáis dejado la merluza

ahí fuera al sol. Entiendo perfectamente

los votos de los compañeros. Nosotros también.

No somos cocineros profesionales, es obvio que igual el programa

está adquiriendo niveles que nosotros no tenemos.

Y vosotros, Brilla Bombilla, también pasáis a la eliminatoria,

es la manera de conquistar al jurado y quedaros en la caravana

y arrebatarle el puesto a uno de los titulares.

Y, el resto de cocineros, quedan dos puestos

y eso lo decide nuestro jurado.

¿Qué crees de los jueces hoy? Yo tengo ahora mismo sentimientos

de que nos van a matar hoy. -Sí, nos van a dar bien.

Me encantaría poder decir que Martinxo

estaría orgulloso de vosotros,

de que os habéis salido,

pero ahí a un grupo de pescatas amigos míos que están

con un garrote esperando para pegarme por lo que habéis hecho

con la pobre merluza. La merluza en salsa verde

es una receta sencilla, os hemos proporcionado

un pescado de calidad extraordinaria

y no habéis sabido sacarle partido.

Carlos y Carlos, Maldonados,

unos novatos como vosotros habéis entendido bastante bien

lo que es la filosofía, el espíritu del food truck,

ya que habéis ido a la solidaridad.

Habéis dado a los compañeros algo que no tenían,

que era una ración de merluza.

Eso es la feria, eso son los food trucks,

chicos, muy bien hecho. Sí, señor.

(Aplausos) Gracias, hombre.

Y no solo eso,

sino que, además, habéis preparado el mejor plato del día.

Felicidades. (HABLAN Y RÍEN ENTRE ELLOS)

(RÍE) -Ahí te has venido arriba.

Pues hoy la mejor tapa, ya ves, macho.

-Hoy la sido la mejor tapa. -Nos ha traído suerte.

-Ha sido nuestro amuleto, digamos. -Se lo ha leído esta noche.

-Me he centrado ahí en la receta. -Y por eso ha salido bien.

Cristina y Charo, Rolling Caravan,

las almejas he visto, no son vuestro fuerte,

pero, sin embargo, la salsa estaba bien.

Tenía bastante sabor, potencia

y era de las más ligadas. Era una de las cosas

que buscábamos. (AMBAS) Gracias.

Vosotras añadís una presión innecesaria durante el trabajo.

Discutís mucho. Pero dentro de ese caos, sois un equipo,

estáis contentas, alegres y el trabajo siempre sale.

Gracias. -Al ser amigas, nos cuesta

encajar la crítica de la otra.

No es que nos cueste encajarlas, sino que somos directas

y decimos las verdades a la cara.

No hay nada que esconder. Hacemos buen equipo.

Cristina, tengo un pequeño pero.

Yo sé que te duele la espalda, pero es que cada vez

que escuchas la palabra "a cocinar", te sientas.

La cocina es actitud. Un poco más de pim, pam, pum.

Gracias. Gracias a ti.

Café Racer, Magda, Jean Michel,

la evolución está ahí. Es evidente que, poco a poco,

estáis sacando esa delicadeza que teníais muy escondida,

por cierto. Pero va saliendo.

Sin embargo, hay peros y muchos.

La salsa era escasa, estaba ácida, subida de ajo.

Del aporte del aguacate, como si hubiera puesto

un pepinillo frito. Me daba igual.

No tenía ningún sentido dentro del plato.

Magda, lo que menos me importa, después de esto,

es que a la merluza le hubieras llamado bacalao.

¿Han dicho algo positivo? -Sí.

Evolución. Somos los macarras de la evolución.

-Evolucionamos, pero te ponen el bastón en la rueda después.

Gonzalo y Ariel, de El Kiosko, vuestra versión

ha consistido en preparar lo de siempre,

la receta tradicional. Para permanecer en esta caravana,

hay que arriesgar, dar un paso más.

La almeja estaba pasada, el ajo crudo

y era más grande que la almeja.

El perejil lo habéis echado antes de tiempo.

Se ha oxidado. Eso ha influido al resultado final.

Tened cuidado con los tiempos de cocinar.

Es lo más importante en una cocina.

Somewhere Café y Vermuneta, os hemos dejado a los dos

para el final. Sois los sobradillos del día.

Y vuestros platos están, Oliver, inferior

al de vuestra capacidad como cocineros.

Somewhere Café, se trata de merluza en salsa verde.

Y eso parecía un poquito más a una sopa de pescado.

Y otra cosa, menos samba y más cocina.

En medio del servicio, cuando están con presión,

no podéis salir, haceros una foto

ni con Berasategui ni con quien venga aquí.

Quizás estuvimos más relajados. Estuvimos hablando con Martín.

Si es Martín. ¿Qué vamos a hacer? (SILBA)

Chao. Gracias. Nos paramos y hablamos con él.

La Vermuneta. Javier, te ha pillado el toro,

porque el resultado de este plato ha sido satisfactorio

por la bondad y compañerismo de tus compañeros, de los Carlos.

No hubiera comido el pueblo, si no te hubieran dado la merluza.

Si tú tienes que tener el norte claro de un plato,

no puede venir quien quiera y te cambia el criterio del plato.

Me explico. ¿Vosotros queréis hacer un plato con tomate?

Poned el tomate. Si yo solamente he dicho

que me puede gustar o que no. He dado un apunte.

Habéis cambiado el plato. Os habéis puesto nerviosos

y eso llevó a la a la descoordinación

y al despropósito. Estaba diseñado

desde el inicio. No hubo trabajo en equipo.

Yo creo que el plato estaba, para mi gusto

y arriesgar, porque cuando uno hace autocrítica,

es cuando más difícil lo tiene, para mi gusto,

era el mejor de los tres platos. Evidentemente, igual

que cuando yo estoy en tu posición,

yo soy soberano, tú lo eres ahora.

Era imposible no ser exigentes

con el maestro Martín Berasategui allí.

O sea, teníamos que hacer un plato de veinte.

Jonatan, vuestro plato, ni de lejos,

es el mejor plato.

-Las críticas, cuando son justificadas, no me parece mal.

Si la mayor crítica que pueden hacer

es el punto del asado y la pimienta,

es como las rubias o morenas.

Hay a quien le gusta más rubias y morenas.

Los dos food trucks que acompañan a Tania y Mirko de Dali's

y a Marcos y Fofo de Brilla Bombilla

al último cocinado son...

Café Racer. ¡Hala!

-Somos fuertes. En peores plazas hemos toreado.

Y El Kiosko.

Estamos alucinando. La decisión del jurado

me parece... ¡oh!

Vermuneta y Somewhere, vuestros platos no han sido buenos.

Os habéis librado porque en esta ocasión

ha habido platos peores que los vuestros.

Aun así, vosotros, junto a los Maldonado,

Rolling Caravan, sois los triunfadores de esta prueba.

Los clientes se han ido satisfechos y con el estómago lleno.

Podéis cerrar vuestros food trucks.

Mañana, los cuatro equipos echaréis a correr

por toda Hondarribia. Aunque uno de vosotros

irá como un poco más desahogado. Es la ligereza que da la ventaja.

Esto se va a poner el rojo vivo.

En esta zona, nos encontramos con dos variedades de pimientos

muy populares: la piparra y el de Guernica.

Pero hay muchos más. Se preparan de muchísimas formas:

rellenos, a la plancha, encurtidos.

¿Te apetece uno, Urrechu? ¡Venga! ¡Claro!

¡Pues venga ahí!

¿Está bueno? ¿Sí?

Has probado uno. Pero vosotros vais a poneros las botas.

Ni loco.

-Muy bien. Jugaréis los cuatro equipos

a la vez. El que aguante... Sí.

El que aguante comiendo más pimientos, gana.

Hay siete tandas, de menos picante a más picante.

Solo come un miembro del equipo

e iréis probando uno a uno a mi señal.

Hay que masticar. Quiero ver esas mandíbulas moviéndose.

Os podéis plantar en cualquier momento.

Que yo también me apunto. ¿Sí?

Sí. He comido el pimiento y se me ha abierto el apetito.

Cómo se nota que eres vasco. Sí, les acompaño.

Quiero saber quién juega de cada equipo,

así que voy a empezar por El Kiosko.

¿Cuál vais a participar? Gonzalo.

Mirko. Mirko.

Los nuevos, Brilla Bombilla.

Fofo. Perfecto. Café Racer.

Pero, Jean Michel, es para esa experiencia gastronómica.

Quiero que recordéis esta prueba

como una experiencia gastronómica.

Qué cachondo, eh. Vamos a abrir boca con estas hojas.

Yambú.

Este es un juego en el que tenemos que irnos de la mano

a disfrutar y a divertirnos. Pica, eh.

-Está muy buena la hoja.

De verdad. No, de verdad. ¿Qué?

¿Notáis que saliváis? Son las papilas gustativas.

Se están abriendo para recibir el picante que vamos a meter.

Va a potenciar su sabor.

Muy bien. Lo vamos a saborear como nunca

lo hemos hecho, hasta ahora. Gracias.

Todos, menos Jean Michel. Si queréis la ventaja,

chicos, hay que sudar.

El primer pimiento se llama alegría.

Adelante. #Alegría, alegría.#

El segundo pimiento. Rocoto. A por él.

Este me lo conozco desde pequeño.

¿Está rico? Brutal.

Africano.

Vamos con el cuarto pimiento, conocido por todos. Jalapeño.

¡Aúpa! ¡Aúpa, jalapeño!

El más grande, Urrechu. ¿Qué tal?

Ají amarillo. Esto no pica.

No. No es verdad. Pica. (RÍEN)

Vamos a por el sexto pimiento.

Habanero. Este ya es potente.

Este me hace menos gracia. Fofo, te va a brillar

la bombilla de detrás en cualquier momento.

Chile tailandés. Tailandés.

-Esto va a ser la bomba.

Yo entero, Gonzalo.

Pues nada. Vamos a introducir un pimiento nuevo,

visto que esto no ha sido suficiente.

La guindilla a la malagueta. Vamos, entera para adentro.

Vasco, después de vos. Va por ustedes.

Os recuerdo que tenéis que masticar, no tragar,

engullir, rumiar. No. Tragar. Masticar bien.

Como den otra vuelta. Fofo, te acabo de escuchar decir,

que como den otra vuelta...

Pues, efectivamente. Vamos a dar otra vuelta.

¡Aúpa pues! ¡Aúpa!

Vasco, parad.

-Que coman uno entero.

Tú que conoces a Mirko, ¿qué notas en su cara?

No. Él tiene un buen nivel de picante, eh.

¿Sí? Y siempre ha dicho:

"Me gustaría ir alguna vez a un sitio donde te midan

el aguante del picante". Pues hala.

Seguimos con el jalapeño.

Fofo, ¿lo has tomado? Yo estoy satisfecho ya.

¿Te plantas, Fofo? Sí, me planto.

(APLAUDEN)

Lo habéis hecho muy bien. Has aguantado muchísimo, Fofo.

Enhorabuena, de verdad, porque era muy difícil aguantar tanto.

(RÍE) La ventaja se la va a llevar

uno de los dos equipos. Dali's o Kiosko.

Sin miramientos. Jalapeño dentro.

Pimiento ají amarillo.

Mirko, ¿qué te pasa? No. Muy bien.

Estoy aquí valorando. Estás muy bien.

Muy bien. La verdad es que muy bien.

Me encuentro muy bien. Muy bien.

Os invito a que probéis el habanero.

Venga.

Chile tailandés.

Esa guindilla roja roja roja, la malagueta.

Toda para adentro, chicos.

Mirko, Gonzalo,

¿os atrevéis a una nueva ronda?

¿Sí? Mirko dice que sí. ¿Gonzalo? Gonzalo dice que sí.

Os voy a decir una cosa. No es necesario, porque

os lo habéis currado los dos y mucho.

(APLAUDEN) Yo no hubiera aguantado

ni el primero. Sois unos máquinas.

Ventaja más que merecida para los dos equipos.

Bueno, Urrechu, pues a ti y al resto

de concursantes, nos vemos mañana.

De Hondarribia no nos podemos ir, sin darnos una vuelta

por el casco histórico. Es una visita obligada.

Eso e irse de pintxos también.

Cristina, Charo, de la Rolling Caravan,

los Carlos, Alioli, nosotros vamos a hacer

todo eso a la vez, pasear e irnos de pintxos.

Los pintxos nos lo prepara Gorka,

del restaurante Alameda. Buen plan.

Y el resto, vosotros, vais a hacer turismo también.

Aquí nadie se queda sin conocer Hondarribia.

Lo que pasa es que vosotros tenéis menos tiempo

y un poco más de prisa.

Pero no pasa nada. Bueno, Mirko y Gonzalo,

¿cómo estáis hoy, después de los pimientos de ayer?

Yo, personalmente, estoy muy bien.

¿No vais a necesitar un flotador? No.

(RÍEN) ¿Seguro?

Os felicito, eh. Lo hicisteis muy bien, chicos.

Chicos, os deseo muchísima suerte

a todos. De verdad. Gracias.

Es el momento de sacar lo mejor que tenéis dentro vosotros mismos.

Y de que nos intentéis enamorar.

Sabéis que un fallo os puede llevar a abandonar la caravana.

Os voy a presentar el producto principal,

el ingrediente que vais a tener todos en común.

¿Listos? La piparra.

Es un producto perfumado, es un producto de temporada

y es un producto que encaja perfectamente

en las recetas del País Vasco.

Y ahora tengo una sorpresa para aquellos

que, realmente, ayer, Gonzalo de El Kiosko,

y Mirko de los Dali's, echasteis mucha pasión

y mucho fuego por la boca. Ya que habéis sido

los campeones, tenéis un premio.

Tenéis un ingrediente solo para vosotros.

El chicharro.

Tenéis esa ventaja por valientes. Muchísimas gracias.

Dali's, Kiosko, el chicharro no es

la única ventaja que vais a tener hoy. Vais a tener más.

Bueno, vámonos con lo serio. Vais a preparar

una crema de patatas con piparra frita,

chicharro, encurtido

y un aire de perejil. Os voy a decir los ingredientes.

Recordad que los tenéis que memorizar.

Piparra, el chicharro, ajo, cebolleta,

vinagre de manzana, pepinillo, aceite de oliva

virgen extra,

nata, pepino, romero, laurel,

perejil y sal.

¿Entendido? La verdad es que no.

¿Podéis empezar desde la piparra? Me temo que no.

Vale. Gracias.

Os recuerdo las normas. No podéis comprar.

Solo pedirles a los vecinos

de Hondarribia, con amabilidad, que os ayuden.

Tenéis vía libre, pero no podéis entrar

en tiendas de alimentación. Prohibido.

Tenéis una pegatina. Cuando lleguéis a un lugar

o establecimiento y consigáis los ingredientes, la ponéis.

¿Qué significa? Que ese lugar está usado

y que queda anulado para el resto de los concursantes. ¿De acuerdo?

Tenéis 30 minutos para conseguir todos los ingredientes.

Este plato requiere de todos y cada uno

de esos ingredientes, por eso era tan importante la ventaja de ayer.

Lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se termina.

Concursantes, ¿estáis preparados? (TODOS) ¡Lo estamos!

Pues, cocineros, ¡a la carrera! (TOCA LA BOCINA)

¡Vamos! (HABLAN A LA VEZ)

-¡Ese maratón de Tarifa! ¡Dale caña!

Que tú eres nuevo. ¡Tira para atrás!

-¡Vamos!

Nosotros nos vamos a tomar unos pintxos.

Nos vamos a poner las botas. Vámonos.

Hombre, por favor. Faltaría más.

-Hola. Buenas. ¿Tiene usted aceite?

-Necesitamos unos ingredientes. -Tonio, escucha.

-No tenemos dinero. Solo te podemos dar una galleta.

-Coge. -Sí. Venga, mujer.

-¿Dónde estamos?

-Toma. ¿Te vale así? -Sí, sí. Muchas gracias.

-Cebolla, aceite, sal. -Ajo, cebolleta.

-Chicharro. -Cebolla, patata.

-¿Me puedes dar un poco de piparra?

-Sí. Ese, ese. -Esto.

-De nada. Suerte.

Chicos, vamos a recibir al cocinero, al chef Gorka

del restaurante Alameda. Por favor, Gorka.

(APLAUDEN)

Gorka. Fuiste el primer cocinero

con una Estrella Michelín más joven en su día, con 26 años.

Con 26 añitos, sí. No sabía ni por dónde me daba el aire.

Llevamos ya 17 años con la Estrella Michelín.

Si haces lo que te gusta, la pasión va saliendo.

Gorka, ¿qué nos has preparado hoy? Estamos en plena temporada

de pesca de la anchoa. Lo que hemos hecho al final,

el producto, que se vea muy bien que es muy fresco.

Que parezca, prácticamente, que no se haya tocado.

(LLAMA A EL PORTERILLO)

-Entras y le pides nata, aceite de girasol.

-Muy amable. -Muchísimas gracias. Suerte.

-Aceite. -Laurel.

-Patatas, que sean medianas. -Nada. Unas patatas.

-Nata y aceite de girasol, romero y perejil.

-El perejil. -Chicharro, aunque sea congelado.

-Me das una piparra que han mandado para nosotros.

-¿Quién me compra un chicharro?

-Mire usted. A lo mejor hay algo.

A lo mejor hay una piparra. -¡Guapa!

Esa es mi chica. -Nos dieron patatas solo.

Un brindis por Gorka, ¿verdad? Venga.

¿Chicharro? -Eso es chicharrito.

-Y la galleta.

-Toma. Aquí como si fuera la superpegatina.

-Perdona. Lo siento. -Gracias. No te preocupes, eh.

-¡Corre! ¡Por encima!

(APLAUDEN)

-Ya tenemos todo. -Ya tenemos todo.

-Ya estamos aquí. Ya están aquí los Dali's.

Nosotros siempre somos los primeros en todo,

excepto cuando nos toca cocinar.

Mira, mira, ya están aquí los Café Racer.

Mira. Viene haciendo Michael Jackson.

Corred un poquito. Que venimos del Sur.

A nosotros no nos estreséis.

La próxima vez con el patinete lo van a hacer.

Seguís vos. No puedo. -Vámonos.

-No puedo más.

Os prometo que algún día correréis a por los ingredientes

en liso, de verdad. (RÍEN)

Felicitaros a todos por el esfuerzo,

porque las calles de Hondarribia no son muy fáciles

para andar arriba, abajo. El empedrado. Pero os felicito.

Gracias. ¿Tenéis todos los ingredientes?

Todos. Vamos a empezar el recuento.

Empezaremos con Dali's, que han sido los primeros.

Descuartizar, no. Pero esto, bien.

Desde el primer momento que le dices "descuartizar"

a limpiar pescado, ya lo estás diciendo mal.

Se viene arriba la Tania.

Bueno, solamente os ha faltado

el romero, ¿verdad? Sí.

Bueno, Brilla Bombilla, ¿qué? Para no tener experiencia,

bastante bien. Los segundos. Sí.

Bueno, vamos a repasar ingredientes.

Veo que no tenéis cebolleta y sí cebolla. Cuidado.

Luego, el chicharro es en aceite, es en conserva.

No es fresco. Y os falta laurel.

El chicharro está muy bueno en conserva. ¿No te gusta?

La gente hoy domingo no suele tenerlo.

Pero hemos encontrado en la Oficina de Turismo

una conserva, que tiene muy pinta,

porque, seguramente, es local de aquí.

Va a salir un platazo.

Gonzalo y Ariel, ¿qué tal se os ha dado hoy?

Muy bien. Un poco mejor que el otro día.

Muy bien. A ver. Veo por aquí. ¿Qué os falta?

Vinagre no habéis conseguido. Vinagre de manzana.

Y perejil tampoco. Se nos ha ido.

Todo lo demás lo conseguimos. Tenéis el chicharro fuerte,

que os va a ayudar bastante.

Café Racer, os habéis venido arriba en la carrera.

Y eso me gusta mucho. Veo que os faltan

solamente el laurel y el romero.

Es perfume. A ver qué tal el plato. Espero mucho de vosotros.

La carrera, el momento más difícil ha sido el tema pescado,

porque en el casco antiguo hoy, el día en que estamos,

libraba mucha gente y había muchos establecimientos cerrados.

Las vecinas han sacado algún pescadito congelado.

Pero hemos tenido que bajar.

Entonces, nos ha llevado más tiempo.

Mirko de Dali's y Gonzalo de El Kiosko,

vuestra buena conexión con el picante,

parecéis de Donosti, que tenéis más garrote que Martín.

Me dejaste ayer impresionado.

Tienes una doble recompensa.

Además de un ingrediente más,

vais a poder restar tiempo en la cocina a vuestro rivales.

Cada equipo vais a disponer de diez minutos.

Lo podéis quitar solo a un equipo,

o dividirlo en cinco y cinco y repartirlo entre equipos.

A ver, Dali's, ¿qué decidís vosotros?

Nosotros le vamos a quitar, porque vemos que son

unos competidores muy fuertes,

diez minutos a Café Racer. -Qué honor.

-Hombre. ¡Toma ya!

(RÍE) Garrote. -Quitar cinco y cinco

no hace daño. Yo prefiero quitarle diez a uno

que hace más daño, que cinco y cinco.

-El empezar diez minutos más tarde es arma de doble filo.

Por un lado, puedes estar mirando cómo cocinan los chefs.

Pero, por otro lado, nos va restando tiempo.

Tenemos que ir a marchas forzadas.

Vamos con El Kiosko. ¿Cuál es

vuestra decisión? (AMBOS) Cinco cada uno.

Le vais a restar cinco minutos a Brilla Bombilla

y otros cinco minutos a Dali's.

¿Tienes algún motivo? Repartirlos.

Queremos estar en igualdad de condiciones con todos.

Tampoco vamos a ser tontos.

(RÍEN) Está claro.

Tenéis 60 minutos para preparar una maravillosa crema de patata

con encurtidos, piparra frita, chicharro y aire de perejil.

Me voy a poner ya mismo, aquí, en mi cocineta,

a preparar el plato.

Y no seáis tontos. Si tenéis alguna duda

de cómo hacer algún ingrediente, estaré aquí.

Cocineros, ¡al volante!

¡Vámonos!

Esta prueba consiste en cocinar una crema de patatas

con piparras fritas, encurtidos, chicharro y aire de perejil.

Son productos humildes con los que tienen que hacer

un plato sabroso y apetecible.

55 minutos nos han dado para cocinar,

porque la gente de El Kiosko nos han metido...

-¡A cocinar! -¡Vamos!

Coge una patata.

¿Sabes qué? Vamos a empezar por lo que más tarda.

El escabeche. ¿Cómo se hace un buen escabeche?

A mí lo que me gusta es utilizar los vinagres.

Entonces, una mezcla de vinagres. Un vinagre de manzana o de sidra.

Un poquito de vinagre de Jerez. Y lo que hago

es un poquito de agua y de verduras.

Es una cocción sin calor. En este caso, caliento

el escabeche. Pongo las verduras dentro.

Y una vez que ya tengo todo calentito, dejo enfriar

y meto el chicharro dentro.

¿Qué ha hecho?

Tenemos que mirarlo ya.

-Ya está. -Estoy llorando.

Tener una hora para cocinar, nos da muchísima ventaja.

Estamos contentos, estamos motivados.

Y nada, muchísima ilusión.

¿Cómo se afilan los cuchillos? A mí me enseñó un ciego.

No sé si te lo he dicho. No.

Y todavía tengo los diez dedos. Era carnicero.

Él sabía afilar. Y al ir quedándose ciego,

pues fue haciendo de oído.

Tú cierras los ojos. No te voy a hacer nada.

No te voy a pegar ningún sartenazo. Mira cómo suena.

Chirrín, charrán. Chirrín, charrán.

(AMBOS) Chirrín, charrán.

¿Cómo sabemos que está bien afilado?

Con el cuchillo contra el pelo. Mira cómo quita.

Todo lo que pueda quitar pelo, está bien afilado.

Qué asco. ¡Qué asco!

-Que se te caen dentro del vinagre, Urrechu.

Bueno, el chicharro. Tenemos aquí al protagonista.

Nosotros no lo tenemos el chicharro.

-Tenemos un chicharro en aceite.

Va a salir muy bueno. -Seguro.

-A ver cómo limpia el pescado. Tiene que limpiarlo.

Esta espina del chicharro es la más dura que tiene.

Mira cómo suena. Lo primero es quitar esta espina.

Buena técnica de corte. No te creas tú que no.

Mira. Ya tenemos aquí el filete. Mira qué se ha quedado.

La espina totalmente limpia.

Esto es aprovechar el género.

¡Olé! ¿Has visto cómo corta la patata?

El señor Miyagi.

¿Veis cómo al resto les gusta mirar cómo corta

la papa Jackie Chan? Los asiáticos tienen

muy buena técnica de corte.

Jackie. -Mira.

-Me estás haciendo quedar mal.

Yo lo hago, Jackie.

Ve más despacio.

-Primero vamos a hacer la base, que es un parmentier de patatas.

Te lo pongo a ti. -Me encargo de la patata.

-Cuando termines, vas a hacer una picada de encurtidos.

-Vale. Picaditos. -Escúchame.

Te pongo lo que tienes que picar.

Mientras, por otro lado, voy a hacer los chicharros.

Los voy a limpiar y los hacemos como mayonesa de nata.

¿El chicharro lo vas a cocinar dentro del escabeche?

No. Una vez caliente el escabeche, lo retiro.

Una vez retirado, baja la temperatura

y coloco los filetes. Mira. Ajos, chalotas,

laurel, tomillo, romero.

¿No han pasado cinco minutos todavía?

Pues sí que pasa lento.

Ahora, bajamos la temperatura. Hemos quitado el fuego.

Y mientras, este lomito de chicharro,

que lo he cuadrado un poco para ir quitando las espinas.

Eso te va a tocar a ti. Hombre.

Una vez quitadas, metemos el chicharro aquí.

Lo que he hecho es, echar agua.

Nos ayudará a cada espina que saquemos, se queda en el agua.

Comerte un pescado y encontrarte una espina es desagradable.

Y le quita categoría a un restaurante.

Estamos en el siglo XXI. En el siglo XXI es incomprensible

un pescado con espinas o escamas, que es igualmente mala.

Eso también lo hice yo. No me lo enseñaron.

Poner el bol con agua.

Algo bueno tengo.

¡Chicos, han pasado los cinco minutos!

Empezáis a cocinar Dali's y Brilla Bombilla.

Vamos. Suerte. ¡Dadle fuerte! Vamos, vamos.

Venga, va.

Magda y Jean Michel, de Café Racer,

os toca esperar cinco minutos más.

Al quite aquí, a ver lo que está pasando.

Es que esto, de verdad, no. Odio el pescado.

Ahora.

Lo estoy pasando más mal con la limpieza del pescado.

Mira que a mí el pescado me encanta.

Bueno, hoy, al ser más pequeño, me noto más confianza.

Le quitaré bien todas las espinas para hacer los trocitos

para el tema del tartar. Irá todo bien cortado.

Así que para adelante. Hoy arrasamos.

-Ir poco a poco. Te veo muy concentrada.

-Es que soy incapaz. Es que lo intento,

pero es que soy incapaz. Soy incapaz de limpiarlo bien.

-Yo lo hago hacer a ella, porque yo hago

peor que ella. Así que...

-¡Ah! -¿Te has cortado?

-Bueno, un poco.

¿Qué vas a hacer con la nata? El puré de patatas.

¿Qué es un puré? Un puré es la parte sólida de la patata,

donde se le añade materia grasa.

Se le va a añadir con nata y con mantequilla.

Quiero que sea, más que puré, una crema.

Con el poco tiempo que tenemos, la patata se tiene que cocer.

-Yo creo que Café Racer van fuertes.

Por eso le hemos quitado diez puntos, diez minutos.

Café Racer, llegó el tiempo. Han pasado diez minutos.

Podéis empezar a cocinar.

Una táctica, una estrategia.

-¡Gracias!

-El tema de habernos quitado los diez minutos,

es porque nos ven un rival fuerte.

-No pasa nada. Eso es el concurso.

Nos vamos a comer el mundo para quedarnos ahí. Motivados.

Salga lo que salga, cabeza bien alta.

-¿Qué son diez minutos menos?

-Papi, ¿me has escuchado? -¿Qué?

-Llevamos diez minutos.

-Me preocupa hoy un poquito los chicos de Brilla Bombilla.

-¿Por qué? -Como son de Tarifa,

pues el pescado lo deben conocer mucho.

Te voy a colocar ya el chicharro dentro.

Así. Mira, muy ligero. Muy ligero.

Va a ser un escabeche tremendamente ligerito.

Urrechu ya está guisando. Imposible.

Lo dejamos en la esquina. Cuidado, no te quemes con esto,

campeón. Yo no me quemo.

Así que el vasco nos va a dar una lección, eh.

-¿Sí? -Tenemos que apurarnos.

Conforme se vaya cocinando, lo que va a hacer el jurel

es sacar todo su jugo y lo va a incorporar

al escabeche. Se va a ir como haciendo

una salsita ligada, que va a quedar

con una potencia y un sabor... Espectacular.

Qué maravilla la cocina. Es lo más grande que hay.

Mira. Sí. Y limpiar la tabla también.

Venga, machote. Cómo me cortas el rollo.

Esto ya está limpio. Mira, mira.

No sé si me conviene quitarle la piel.

-Como lo haces en casa. -Jean Michel,

como lo hago en casa no.

-Pues no te doy ningún consejo ya.

Vamos a saltear lo que es el calabacín y las piparras.

Mira qué bonita. Cómo se abre.

Qué bonita. Pues ahora lo que voy a hacer,

va a ser pasarlo por la plancha para que coja color.

Voy a coger un poco del aceite. Cómo sabes aprovechar.

Hombre. Un cocinero siempre

tiene que tener recursos.

Se nota que estás aprendiendo un montón conmigo.

Una evolución brutal. Venga. Ahora, vamos a picar.

Me encantan los encurtidos. A mí también.

Y ahora, le vamos a añadir una gota de mantequilla.

Para la piparra, vamos a poner bastante temperatura

y también aceite de este. Y esto va a ser

como perlitas y será la piel

del chicharro. No me digas.

Y dale la vuelta al chicharro y sacamos,

que no quiero que se nos pase. Voy a dar una vuelta,

a ver qué están haciendo. Dale fuerte.

A ver si sabes hacer sin mí algo. No me eches de menos.

He escabechado el pescado con el vinagre de manzana.

Lo he sofrito un poco con un poco de pimentón y ajo

para que le dé sabor.

Magda fríe el chicharro, en vez de escabecharlo.

¿Cómo están los moteros? Dando caña.

¿Sí o qué? ¿Has ido mirando la carretera

u os estáis quedando atrás? Vamos quemando etapas.

He visto un puré de patatas entrando

en una manga pastelera. ¿Puede ser?

Sí. ¿Y el puré de patatas

está caliente? Sí. Es una crema.

Hay que tener cuidado.

Esto te puede fermentar. Ten cuidado.

Entonces, ¿cómo se hace? Lo pones en un tupper

y con papel film, le pones una película por arriba.

El pescado por aquí. Escabechado el pescado.

Le habéis dado una cocción demasiado fuerte.

Por fuera está cocinado, pero por dentro está crudo.

Siempre que cocinemos el pescado,

tienes que cocinarlo porcionado ya.

Porque se hará un corte más bonito si esto

lo hubiéramos cortado en crudo.

¿Motivados? ¿Con ánimos? Con ánimo.

Vamos a darle caña y a luchar por esta prueba.

Sí. Nos queda media hora. Hasta luego.

Gracias. El consejo de Álex

y sus intenciones y su buena fe,

pues la verdad que ha venido justo en el mejor momento.

Urrechu, cuéntame. ¿Qué tal se ha dado el plato este?

Bien. Déjamelo oler, que me gusta.

¿Sabes cómo está hecho? Como hacéis vosotros.

Hacen así los cocineros.

¿A qué te huele? A solomillo de vaca.

Cocineros, ¿qué tal vais?

Os recuerdo que os quedan, en este momento,

30 minutos.

Vamos fatal de tiempo ya. Te cojo este.

#Los trabús son los peces de colores.#

#Siempre están de vacaciones.#

#Siempre vienen de trabulandia.#

#Tirititi.# -No le queda nada a este.

-Para acá. -¿Para acá?

-Así, así. Muy bien.

-Ahora. Vamos a probar. -No. Todavía no.

Ahora sí.

¿Qué pasa? ¿Cómo estáis? Muy bien.

¿Muy bien? ¿Y tenéis todo? ¿No os falta nada?

Sí. Nos faltan dos productos. Y te queríamos preguntar

si podíamos pedirlos. Si me lo dices con esa cara,

te tengo que decir que sí. Te lo autorizo.

Vale. Muchas gracias. -Gracias.

-Buenas. Chicos, ¿tienen un poco de perejil para prestarme?

-Perejil lo tengo todo dentro. Todo usado.

-Teníamos poco. Pídele a otro.

-Mira qué color, eh. Es fluorescente.

-Sí. -¿Te puedo pedir perejil?

-Sí, hombre. -Claro. ¿Cuánto necesitas?

-Dos kilos. (RÍE) Te gustaría.

-Un toque para la espuma. -Si te falta

alguna cosa más, me lo dices.

-Vinagre. ¿Vinagre también? -Sí.

-Le han dado perejil.

-Es que le han dado perejil y romero.

-Chicos, necesito que se vayan a su casa.

(RÍEN)

-Ah, que te dieron perejil. -Sí.

-Eres un suertudo, eh. Esa es la cara argentina,

que sois unos boludos.

¿Cómo están los colegas de Tarifa? Ahí estamos.

Estáis un poquillo moscas porque...

¿Tú te crees que esto es normal?

Nosotros no tenemos pescadito. Lo tenéis, ¿no?, en conserva.

Pero si le damos un toque por arriba...

¿Sabes lo que pasa? Al final, es pescado es

uno de los productos principales. Eso no os lo podemos dar.

Y seguro que lo hacéis bien. A cocinar contentos y ya está.

¿Esto qué es? El puré de patatas.

¿Lo has probado? Estoy en ello.

¿No tiene la patata un poco cruda? Es verdad.

Estoy cocinando más. ¿Dentro del puré en la cocina?

Ya verás. Lo mismo es una nueva técnica.

¿Le doy más fuerte al viento para que os inspiréis?

Dale un poco más. Os voy a subir el viento.

¿Hielo puedes conseguir? Hielo.

Ahora os lo trae mi compi. Muchas gracias.

Te amo. Ya lo sabes, ¿no?

¿Cómo estamos? (AMBOS) Muy bien.

Qué alegría. Cómo me recibís siempre.

Esto quiero yo, los food trucks alegres, contentos.

A ver si toda la alegría que tenéis,

se ha plasmado en el pescado.

El pescado, lo mismo, está llorando.

Enséñame el pescado. Está en la nevera

porque lo estamos marinando.

Ah. Ya lo habéis cortado. Sí.

-Es como para hacer un tartar. Habéis triunfado,

porque este que he cogido tiene un corte bonito. A ver.

Habéis sido inteligentes. Sabéis que vuestra técnica

cortando pescado no es lo fuerte

y lo habéis hecho en tartar, como menos se nota.

Exacto. Hay que saber utilizar recursos.

Utilizar sus puntos débiles.

¿Os doy un consejo? Sí. Y tanto.

Tampoco lo cocinéis mucho más. Ahora mismo está jugoso y bueno.

Desde el momento en que hemos elegido hacerlo marinado,

he estado muy relajada porque sabía

que controlábamos el tema, que podíamos hacerlo perfecto.

Muy bien, muy bien. Así me gusta.

Así me gusta. Sí, sí, sí.

Parece que estos se están espabilando.

Parece que se están espabilando.

La receta de la merluza en salsa verde de hoy

y todas las que preparan nuestros cocineros al volante,

la podéis encontrar en la revista "Semana".

En su especial de 40 páginas te enteras de todo.

Las rutas de nuestra caravana, lo que sucede detrás de la cámara

o los trucos de Álex y Urrechu.

Para que no te pierdas ni un detalle

de nuestros food truckeros.

Mirad, estoy montando el aire.

Lo que he hecho, ha sido un jugo de perejil.

¿Qué es un jugo de perejil? Cojo perejil, lo hidrato.

Una vez que esté hidratado, la escurro muy bien.

Y una vez triturado, le he metido lecitina.

Y lo que provoca es crear un aire.

Montas el molde.

-Una cucharada. -A ver.

Ahí. Ya está.

Brilla Bombilla está dispuesto a quedarse.

Para ello, se emplea a fondo, aplicando diferentes técnicas

y realizando un plato muy elaborado.

Un poquito de aire.

¡Ay!

Me pica la nariz.

¿A que el pepino le da el toque a lo último?

-¿Toque? -Qué poco confías en mí.

-Voy a intentar eso de la emulsión.

Yo no entiendo nada de esas cocinas fusión.

Estoy haciendo una espuma y es la primera vez que la hago.

Entonces, una dosis del polvo ese que no sé qué...

-Lecitina. -Lecitina de soja. Lecitina.

Pues muy bonito, pero me das de comer esto

y tengo que ir al burguer de al lado para llenar mi panza.

A ver, sé hacer una espuma como hago un café

con una crema y tal.

Y que todo va a ser la misma técnica.

Pero veo que esta espuma va bajando rápidamente.

No sé si me falta un poco de la lecitina o...

Esto es diseño diseño. Ahora, vamos a colocar

dentro los encurtidos.

La flor de calabacín. Pepinillo, flor, alcaparra.

Cogemos el chicharro y lo colocamos así.

Limpio, perfecto, sin espinas, desescamado.

Poco hecho, que esté... Poco hecho, jugoso.

Odio cuando el pescado o carne está muy hecho.

Cocineros, quedan diez minutos.

Ya no llegamos, papi. -Que sí. Déjate. Que sí.

-Papi, hay que montar. -Que te relajes.

-Bueno, pues según lo hago...

¿Ahora me lo dices?

-Me parece el plato más feo que hemos sacado.

Para mí. -Hombre, feo no es.

Es minimalista. -Qué sé yo.

Yo no me lo como.

-Entonces, le ponemos el pescado arriba.

Le ponemos la naranja rallada. -Un poco de ralladura.

Muy poquito, que amarga. La espuma de perejil

ya lo podemos ir colocando, Mirko.

Hola. ¿Me habéis echado de menos? Hola.

¡Hombre! Siempre. ¿Esto qué es? Qué platazo.

¿Qué has visto por ahí? Me han sorprendido gratamente

los amigos Dali's. ¿Sí?

Se quieren agarrar y no se quieren ir.

Lo demuestran cada prueba. Hoy tenemos el plato dominado.

Lo que sea pescado en frío, los tartar se me dan bien.

Como no saben limpiar pescado bien, lo han limpiado

como han podido, lo han desespinado bien y han hecho un tartar.

Después, El Kiosko... no está mal,

pero un pelín perdidos. No los veo yo...

No transmiten esa alegría.

¿Quién dijo que ser cocinero era fácil?

Están ahí como flojos de moral.

Lo que cocinan, no está mal.

Café Racer creo que hoy

no van a dar la sorpresa. ¿No?

Me parece que hoy no nos van a dar la sorpresa.

Intentamos hacer lo que podemos.

-No nos identificamos con este estilo

de plato. No lo vemos.

Bueno, y los otros, los nuevos, pues bien.

Están medio mosqueados porque los de El Kiosko

me han pedido conseguirles perejil

y les he autorizado para que pidieran.

Nos dijeron que no podíamos pedir. -Que me diesen algo de jurel.

Estaban cocinando un puré. Me han dado a probar

una parmentier que tenía papas crudas.

Yo digo papas, eh. Tenía papas crudas.

Repite. Pa-ta-ta. Patata.

¿Os ha gustado? Pues sí. Mucho.

A mí me ha encantado. ¡Mecachis en la mar!

¡Qué plato! Un platazo ha hecho Urrechu.

¿Qué más, papi? -La vinagreta.

-Muévela bien. Y pruébala, a ver si está bien de sal.

Hum. -Buena.

¿Le echo un poco por encima? -Eso es.

-Dale. -¿No era mejor encima?

-Que no. Que está el tartar.

Cocineros, entramos en el último minuto.

-Venga. -Venga. A hacerlo bien.

-Listo. -Venga, que puedes.

-Claro que puedo. Los dos jureles con el ajito y el otro por encima.

-No, no, no. -Quítala.

Superpoca naranja.

-Eso muy poco, porque en boca

es muy desagradable. -¡Oh!

-No lo veo. -Dame un beso.

Decíme que soy el mejor.

-Cuidado, que lo mueves y se cae.

-Buen trabajo, Arielete.

Limpia todo. Me voy.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

¡Se acabó!

¡Toma! ¡Sí, señor!

La suerte está echada ya, eh.

Estamos muy contentos. -Ganadores de esta prueba.

-Sí que nos vemos ganadores. Nos ha salido muy bien.

Aquí estáis viendo que se podía hacer un plato

del siglo XXI con ingredientes tan clásicos

como los que utilizamos aquí, la patata de Álava,

el chicharro del Cantábrico y la piparra, que es muy nuestra.

Tenemos el protagonismo con todos

los ingredientes en un plato moderno.

Hola. ¿Qué tal? Hola.

Pues yo espero mucho de vosotros.

Hemos intentado aprovechar nuestras debilidades

para poder... -Hacerlo una virtud.

Es chocante el plato. Esta ralladura de naranja.

Habéis cuidado la estética, pero ya que la cuidáis,

la cuidáis del todo y esto no me lo ponéis.

Y el corte del pescado, os lo dije antes.

Aunque un tartar es un tartar, tiene que ser cortes más perfectos.

De la receta, estaban dados los ingredientes.

Echo en falta alguno. ¿Y los encurtidos?

Nos vemos. ¿Los encurtidos?

-No sé.

-Hombre, a ver. Nos vemos de los más flojetes, la verdad.

Pero, bueno, a nivel de ganas y de pasión, de los más fuertes.

Hola. ¿Qué pasa? ¿Cómo estamos?

Acá estamos. A simple vista,

veía demasiada crema de patatas. Pero como está tan rica,

igual hasta me sabe a poco.

Muchas gracias, chef. Si hubieras integrado

un poco más el pepinillo en el plato,

porque está como de decoración. A mí me encanta.

El punto de cocción me parece muy bueno.

La crema de patata buena. Y un poco de espina.

¿Una? Bueno.

Suerte, chicos. Muchas gracias.

Otra espina me he encontrado. Estás despedido.

No sabemos muy bien. O sea, estamos viendo

que la decisión del jurado es muy exigente, al máximo.

Que no da margen de error.

Café Racer. ¿Estáis contentos con lo que habéis conseguido?

Sí. Teníais menos tiempo.

Estamos acostumbrados a trabajar con presión.

¿Os digo algo? Hay motivos para estar contentos.

Cada vez afináis y refináis platos.

Es un plato estético. Me gusta.

Pero está un poco seco. La piparra echo de menos

el punto de fritura fuerte. No hay encurtidos.

Y luego, la sal.

El punto de cocción del pescado...

Yo qué sé. Es que no...

No tengo ni idea de dónde van los tiros ahí.

Que sí, que no, que no. Que es demasiado.

Si es chapela. Después parece que está el plato

en bragas, porque no hay nada. No lo sé.

Vamos a ver Brilla Bombilla, a ver si brilla o no brilla.

Y el aire de perejil no lo veo. Sí. Está aquí.

Yo noto la patata. Noto la piparra.

Noto la conserva,

que no es fresco. Exacto.

Pero para este plato le va bastante bien.

A mí me gusta. Déjale un poco a los compañeros.

Vaya dos. -Se lo van a comer todo.

Ahora vengo a rematarlo.

Si han visto todo lo que hemos hecho,

la elaboración del plato era bastante cañera.

Hemos hecho diferentes técnicas de cocina.

-¡Bien! -¡Bien!

-Llegar a que ese plato estuviese jugoso

con un lata en conserva, no es fácil.

-Se ha encendido la bombilla. Eso es lo importante.

Hay días que vuestro trabajo hace que sea mucho más fácil el nuestro.

Y todos lo que os decimos solamente es para sacar

ese talento que hay en vuestras manos.

Las cuatro food trucks habéis trabajando

a un nivel bastante alto.

El resultado está igualado.

Pero como conocéis, hay que tomar una decisión.

Y los detalles son los que inclinan la balanza

a favor de unos y en contra de otros.

Marcos y Fofo, de Brilla Bombilla, habéis tirado de oficio

y los defectos los habéis

convertido en virtudes. Eso me gusta mucho.

Lo que más nos ha gustado de vuestro trabajo,

es que tenéis recursos para solucionar los problemas.

El chicharro en conserva tenía muchas probabilidades

de quedarse seco. Pero le habéis dado un aire diferente.

Hacer un alioli con el aceite de conserva

ha sido todo un acierto.

Sí, señor. Hay mucho trabajo detrás de ese plato.

Fofo, hubo un momento en el que te he visto

con el agua al cuello. Pero ninguno se ha bloqueado.

Vuestra propuesta ha sido de las más interesantes.

Marcos,

Fofo,

estáis salvados. Id con vuestros compañeros.

Esperamos llegar lejos. Es lo que esperamos.

Por diversión, por pasarlo bien.

-No creo que hayamos luchado hoy solo

porque fue el primer día. Estaremos así o más.

Gonzalo y Ariel, de El Kiosko,

vosotros, en concreto, lo teníais todo a favor.

Más tiempo, el chicharro fresco que lo teníais de antes.

Pero teniéndolo todo, pedíamos subir un escalón más.

Lo de la espina ha sido un error muy serio.

Os ha faltado rematar la faena.

Kiosko,

vosotros también estáis salvados.

Seguir a la caravana. Podéis regresar

con vuestros compañeros. ¡Nos quedamos!

¡Sí, señor! ¡Toma! -¡Sí, señor!

-Te dije que con mis platos y con tu alegría,

íbamos a conquistar España. -Pero está al revés.

Dali's y Café Racer, la decisión, evidentemente,

está entre vosotros cuatro, entre las dos food trucks.

Magda y Jean Michel, vosotros teníais

una clarísima desventaja, diez minutos menos

de cocinado, y a pesar de ello, habéis llegado

y con un resultado simpático.

A las piparras les faltaba algo más de tiempo de salteado.

Sin embargo, el aire de perejil me ha gustado.

Habéis sido los únicos en conseguir un chicharro fresco

en el pueblo, gracias a los vecinos.

Pero no le habéis dado cariño.

Estaba seco. Le habéis dado demasiado calor

de un lado y del otro no tenía nada.

¿Sabéis lo que os falta? Cocinar con cariño.

Tania y Mirko, los Dali's.

Tania, está bien que te tomes con buen humor

tu mala relación con el pescado.

Pero el Último Cocinado es una cosa superseria.

¿Eres consciente de que te puedes ir?

Sí, hombre. Claro. Absolutamente.

Pero nosotros somos positivos ante cualquier situación.

Esta ha sido vuestra tercera oportunidad

para demostrar vuestras habilidades con el pescado,

pero no hay manera. Falta algo.

El pescado debe ser tu aliado, no tu enemigo.

No le tienes que tener miedo.

Os sentís fuertes con el marinado.

Lo que no me explico, y le he dado vueltas,

es que no sepáis qué es un encurtido.

Ya. Bueno, ya no se os va a olvidar

nunca. -Ahora ya no. Seguro.

No es un embutido. No. Ni un curtido de piel.

(Risas)

Sin embargo, me ha parecido muy buen plato.

La crema estaba bien resuelta. Estaba muy rica.

Y la idea del tartar ha sido muy original.

Habéis sabido solventar vuestra falta

de práctica con el pescado.

Y al final, ha quedado un resultado,

como dice Urrechu, simpático.

Café Racer o los Dali's,

la decisión es muy complicada.

¡Ay, por Dios!

Llevamos tres semanas juntos.

Los vínculos se crean entre vosotros.

Pero, ojo, también con nosotros.

Pero hoy nos tenemos que separar.

El equipo que abandona

la caravana de "Cocineros al volante"

es...

Café Racer. ¡Bien! ¡A hacer pizza!

-Yo creo que es justo, porque no me ha gustado

el plato que hemos hecho y punto.

Yo no me lo comería. No me gusta el pescado.

-La pizza chapela. (APLAUDEN)

-Buena.

Vámonos.

¡Aúpa! Gracias, corazones.

¡Ay!

-Me debes una pizza, tío. -Te debo una.

Cuando bajes a Madrid, te la doy.

-¡Aúpa! ¡Venga! Bien alto.

-Las mejores pizzas de España.

-La expulsión de Café Racer nos ha parecido difícil,

como le ha parecido al jurado. Está subiendo el nivel

y cada vez cuesta más echar a uno o a otro.

-Me debes una pizza, tío.

-A lo nuestro. A lo nuestro.

Aúpa.

¡Ay!

-Estamos contentos. -¡Nos han salvado!

-Nos han salvado.

Magda, Jean Michel, tres etapas en la caravana

y hoy toca decir adiós.

Vuestra especialidad son las pizzas y los crepes.

Y en "Cocineros al volante" os habéis desmarcado

como los mejores cocineros de tapas con chapelas,

que ya os habéis puesto. Cocinillas, no cocineros.

Cocinilla. Hoy he visto en vosotros caras de tristeza.

Carlos padre, Carlos hijo.

Nos da mucha pena. En poco tiempo, se hacen

unos vínculos que te unen mucho. Y, en fin, no sé.

Que está uno hecho polvo. -Está sensible.

(Risas) Está hecho una pena.

-Dejar a los amigos, eso va a ser lo más duro.

-De esta experiencia, nos llevamos...

-La amistad. La amistad.

-Nos lo hemos pasado bien.

Chicos de Brilla Bombilla, sois el nuevo equipo rojo.

Enhorabuena. (APLAUDEN)

Café Racer, os deseamos toda la suerte del mundo.

Y que vuestra maravillosa food truck tenga siempre

una fila de clientes, vamos, que no se vea dónde termina.

(APLAUDEN)

La caravana de "Cocineros al volante" abandona la costa

para adentrarse con sus siete food trucks

en terreno montañoso, Los Pirineos.

La tierra de las longanizas, el tomate rosa,

las garnachas. Nuestro destino es uno

de los pueblos más bonitos de España.

Y lo tiene todo para disfrutar de una buena comida

en una de nuestras cocinetas. ¿Te animas?

Nos vemos en la carretera.

Concursantes, bienvenidos a la villa de Aínsa.

75 minutos para elaborar un pollo al chilindrón.

¡Vamos, vamos, vamos, vamos, vamos!

¿Estás poniendo en práctica la técnica filipina

que te enseñé, de cortar sin mirar?

-Sin mirar. Con luz apagada también.

-No toques, que hay cuchillos.

-Lo he hecho al guiso. Esto está muy bueno.

-¡Uh! -Echa aceite en la sartén, chaval.

-¿No se acuerdan ustedes de la canción

de "La gallinita ciega"? Pues ahora es el ciego

el que cocina a la gallina. ¡Uh!

-No llores, Charo.

-Cuidado. Cuidado.

-Esto es muy fuerte.

-Grandes. Sí, son las reinas del food truck

en Sevilla. Adelante, chicas.

No veas hoy el diluvio universal que nos está cayendo.

Chico coñazo. ¿Me ayudas a medir

lo que han hecho? Te ayudo, a ver

quién la tiene más larga.

(RÍEN)

-¿Qué?

La decisión de quién abandona

este programa...

No concibo el viaje este sin ellos.

-Ha sido el peor momento desde que empezó el programa.

-Cocino yo. -Vale.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cocineros al volante - 21/07/15

Cocineros al volante - 21/07/15

21 jul 2015

 La caravana de 'Cocineros al Volante' se dirige a Hondarribia, un pueblo guipuzcoano de pescadores tocado por la magia de la naturaleza y situado a 20 kilómetros de San Sebastián. 

Allí, Martín Berasategui visitará a los aspirantes para enseñarles a preparar una merluza en salsa verde. Además, tras demostrar su valor con los pimientos picantes, los concursantes se someterán a una prueba final con productos típicos, como piparras o txitxarro.

ver más sobre "Cocineros al volante - 21/07/15" ver menos sobre "Cocineros al volante - 21/07/15"
Programas completos (9)
Clips

Los últimos 99 programas de Cocineros al volante

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos