www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3251600
Para todos los públicos  Cocineros al volante - 18/08/15 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a la mayor aventura culinaria jamás contada.

El primer concurso de cocina sobre ruedas.

3700 kilómetros de ruta.

Recorremos todo el país.

Y empezamos en el Norte.

Pero terminamos en el Sur, "quillo".

Nueve semanas de competición.

Ocho equipos.

Dos chefs. Y toda la emoción que cabe

en una cocina... ¡De tres metros cuadrados!

Esto es "Cocineros al volante".

(Claxon)

Continuamos nuestra ruta por la carretera bajando

por la costa mediterránea.

Por delante nos esperan casi mil kilómetros de carretera

y tres etapas.

Hoy visitamos la ciudad milenaria de la Península ibérica, Cartagena.

Su puerto marítimo ha sido el enclave perfecto

para muchas civilizaciones:

Púnicos, romanos, bizantinos, todos han dejado su huella aquí

y nuestras food trucks no podían ser menos.

¡Concursantes, estamos en la séptima etapa

de "Cocineros al volante"!

¡Cocinad como nunca!

¡A por todas, chicos!

(Aplausos y ovación)

Dos etapas más, concursantes, y sabremos qué equipo

tiene la mejor food truck de España.

Os estaréis preguntando qué toca cocinar hoy, ¿no?

Álex y Urrechu se han ido en busca de esa receta que,

cocinada en vuestros food trucks, se convertirá en un atractivo

turístico digno de visitar.

(Graznidos)

Urrechu, ¿dónde me has traído hoy? Eres una caja de sorpresas,

cada día te superas. ¿Te gusta? Pues estamos

en una encañizada, ¿qué te parece? Creía que en Murcia me invitarías

a comer un arrocito de caldero o algo así de la zona.

Te lo vas a comer, pero cogido con un arte de pesca

de más de 250 años. ¿No me digas? ¿Aquí?

Vamos. Vamos allá.

¡Bueno, bueno, Tomás! ¡Hombre!

¿Cómo estamos? ¿Qué tal? ¿Todo bien?

Os enseño cómo se pesca aquí. Vamos a verlo pues.

Id montando a la barca.

A ver si vamos a llegar a Alicante. No, por aquí va a Cartagena.

(RÍEN)

Explícanos, Tomás, ¿cómo funciona este sistema de pesca?

El agua del Mar Menor se enfría antes que la del Mediterráneo

por los grados de salinidad altos, entonces,

el pescado busca aguas más cálidas y entonces se atrapa.

Aprovecháis la única apertura que hay al Mediterráneo

desde el Mar Menor, por donde buscan el agua caliente.

Exactamente. En esta zona solo queda esta.

Las personas están midiendo la corriente con una caña

y, cuando la caña se para fija en un sitio, es cuando el Mediterráneo

no manda corriente. El pescado se queda ahí atrapado,

cuando le vuelve a dar la corriente se mete en el laberinto.

Una vez está el pescado cercado, ¿cómo lo pescamos?

Nos metemos dentro y, con un salabre que se llama,

intentamos sacarlo. Pues vamos a darle al salabre ahí.

Qué destreza, Tomás, se nota que haces esto cada día.

Sí, lo hago cada día.

¡Vámonos! ¡Mirad, mira, mira, mira, mira!

Cuidado, cuidado. ¡Sí, señor, sí, señor!

Ahí, ahí, tira, tira aquí. ¡Tira!

Tira aquí, de remate de cabeza.

¡Hostia, qué buena dorada ha caído, mira!

¡Qué pasada!

¿Qué ventajas tiene este pescado? Porque la frescura espectacular.

La ventaja que tiene es que el pescado entra

y no come ya, entonces, se limpia el estómago.

¿Con todo esto qué hacemos? Os invito a un arroz caldero,

si os parece bien. ¡Ay, no me digas!

No vais a tener ocasión de comer un pescado más fresco.

¿Con esta frescura? Me apunto de cabeza.

Vamos a probar el caldero, a ver qué tal ha salido el arroz.

Cómo nos vamos a poner. Bueno, mira lo que se ve

que está colgando. El señor caldero.

¡Guau! Hay que decir, Tomás,

que es la forma tradicional de toda la vida.

De toda la vida aquí, los pescadores de la zona

lo hacían así, sin butano, sin gas. Manos a la obra.

Está impresionante esto, Tomás. ¡Una pasada!

Está hervido, no se tiene que deshacer el pescado, importante.

Mira el color que tiene,

blanco, blanco, blanco. Espectacular.

¿Sabes qué te digo, Urrechu? Dime, campeón.

Que este pescado y lo que sobre del caldero

me lo llevo al campamento.

Un buen arroz caldero necesita de pescado fresco

y de sabor intenso, ñoras de calidad y arroz bomba.

El secreto del arroz caldero está en el sabor

del caldo de pescado.

Cocineros, estando en la huerta murciana,

¿sabéis de dónde venimos, Tania? De pescar.

Ah... (RÍE)

¡Qué bien! (RÍE)

Sí, es que...

Otra vez pescado.

El de hoy es un plato de sabor muy intenso,

con diferentes puntos de cocción.

Hay que hacer una versión, pero respetando la tradición.

¿Sabéis quién nos lo va a explicar?

Mi amigo Tomás, un gran experto de esta receta.

(Aplausos)

¿Qué tal? Bien.

Bueno, Tomás, nuestros cocineros van a tomar nota de tu receta.

¿Les decimos qué es o no? Cuando quieras.

¿Sí? Sí.

Vamos a destapar de ahí, ayúdame.

(TARAREA) ¡Aquí tenemos!

¡Un espectacular arroz de caldero!

Se llama arroz de caldero porque es el recipiente

donde se ha hecho siempre, de toda la vida.

Bueno, los ingredientes que lleva es pescado de roca, dorada,

lubina, cabracho, por supuesto, arroz, ñoras,

huevos, tomate, panceta, verdura, pimentón...

¿Les va a salir rico o no? Yo creo que sí.

¿Algún consejo a nuestros concursantes

para que preparen hoy el arroz de caldero?

¿Veis esto? Se llama ñora.

Hay que sofreírla y no hay que pasarla.

Hay que dejarla en su punto justo,

porque si la pasas, el arroz no se puede tomar.

Este es el arroz de caldero y os pedimos una reinterpretación,

podéis darle el toque que queráis, pero tiene que saber a caldero.

Tenéis 75 minutos para hacer el arroz de caldero.

Os recuerdo, 20 tapas. La food truck que prepare

la mejor versión del arroz de caldero

conseguirá la mención de honor a la mejor tapa del día

y, atención, se incorporará como novedad a la carta de tapas

y raciones de la cadena de cervecería con más historia

y más establecimientos de España.

¿Estamos listos? (AMBOS) ¡Lo estamos!

-¡Vamos! -¡Lo estamos!

¡Cocineros...! (TOCA LA BOCINA)

¡Al volante!

(RÍEN)

Ha dicho a cocinar ya, ¿no?

-Vamos a limpiar la dorada, la vamos a cortar la cabeza,

le voy a sacar los ojos y la cabeza

la vamos a poner a freír un poco en el aceite, que coja sabor.

Para limpiar bien un pescado de roca,

primero hay que desescamar, sacarle la tripa,

limpiar bien para quitarle la sangre

y cortar en trozos regulares.

Un desescamador. -Dice que es un desescamador,

yo no sé lo que es. -Para rascarle cuando no llega.

-Para quitarme las escamas. (RÍE)

-Las pieles muertas. (RÍE)

-Las células muertas. Eso, oye, sí podría valer.

-¡Ah! -¿Te has cortado?

-No.

-¿Te ha picado un bicho?

-¿A ver? No me ha picado.

Ha sido más que nada el susto.

Ah... ¡Ah!

-¡Ay, mierda!

-No tengo mucha fuerza y, también, pues

la caravana no es así como muy sólida.

Y, bueno, al final, pues he cogido un cuchillo

y le estoy dando ahí con un cazo para cortar bien la espina

sin dañar el resto del pescado.

Técnica muy casera y muy de andar por casa, muy de maruja.

(RÍEN)

-Es que se me resbala, no puedo cortarle las estas, tío.

-A ver, mira qué buena cabeza por dentro, lo limpio antes.

-Si tiene sangre, sí, porque la sangre amarga.

Estas tijeras cada vez cortan menos, ¿eh?

El pescado es una pesadilla.

-Cacharro por ahí. -Esto hay que lavarlo, ¿eh?

Hay que desangrarlo bien.

-Estoy seguro que las rodajas las hubiese hecho...

Iba a decir mejor que tú. -Es mejor siempre.

Sí, lo hubieses hecho mejor. (RÍE) Mira el tío.

-Hombre, yo tengo experiencia en partir...

-Lonchas de jamón. -Bueno, y también el pescado

lo he apañado a veces, he partido alguna vez en lonchas.

-En casa el que cocina es él, el que corta el pescado es él,

¿sabes? (MURMURA)

-La dificultad nuestra hoy es, eh, el arroz.

El arroz porque es muy... Es arroz bomba,

es buen arroz pero chupa mucho, chupa mucho.

-Chupa mucho caldo. -Claro, necesita tiempo,

no es que eches la medida, lo dejas y se hace.

Jackie, tenemos que tener en el fuego ya el pescado

para darle más tiempo al fondo.

Son casi 40 minutos de fondo.

-Huele divino.

Oído, chef.

El que se quema con leche, ve una vaca y llora.

-Ah, no sabía eso. -Hay que tener cuidado.

-¿Me estás llamando gordo, chef? -No.

-¡Ahora! ¡Ah!

Vaya telita. ¡Bueno, esas cayejeras!

¿Qué tal? -Muy buenas, ¿qué hay?

¿Qué tal vais? Nada, aquí...

-Todo enjaretado. ¡Os veo contentas!

¡Hombre! ¿Le daréis algún toque especial?

A ver, contadme.

Lo vamos a intentar, vamos a intentar hacer un alioli que...

-Un alioli de padre. -Exactamente, de padre,

el que nos hizo Salvador en Denia. Sí, y es fuerte, ¿eh?

Aviso, que agárrate los machos pero, bueno, yo creo que a ti

no te va a suponer mucho. ¿Pero fuerte puede ser sabes qué?

¿Qué? ¿Os va a salvar el alioli

cuando os pedimos un arroz de caldero?

¿Por qué no? Claro. El alioli... Bueno, a ver...

Lo importante, ¿cuántos arroces habéis cocinado? ¿Algunos?

Algunos. Bueno, dadle el punto correcto.

Pescado, ¿habéis cocinado pescado antes?

Sí. Dadle un sabor intenso, potencia.

Y, luego, está el alioli,

no os olvidéis del orden. Vale, vale.

-Jackie, esto no hierve. -¿Sí?

-Voy a cambiarlo, ¿vale? Necesito fuerza.

¿Qué pasa aquí? ¿Cómo estamos?

Aquí con Tomás, el genio. Mira, Tomás, él es Oli,

es de Londres, y Alli de Australia, ¿qué te parece?

Ahí no se hace caldero, ¿no? (RÍEN)

Contadle a Tomás cómo va la cosa. Aquí tenemos el sofrito

de tomate y ajo, ñora, tenemos un taco de pescado

que vamos a poner a la plancha, encima, un alioli.

¿El pescado lo hacéis a la plancha?

No lo cocéis en el arroz. No, a la plancha.

¿Cómo lo ve? -Huy...

Creo que una de las bases del caldero es...

Es el caldero, el caldo, el caldo. Caldero hace nombre a caldero.

Es la primera vez que hago este arroz.

-Arroz y amor y tiempo.

-Mucho cariño. -Que no vamos a tener tiempo,

como siempre. -Ponemos más cariño y amor

y le quitamos el tiempo. -Vaya.

Vale, a ver si sale.

-La ñora la vamos a freír, es importante,

a diferencia de otras recetas. A la ñora le quitamos la pulpa,

en este caso, la vamos a freír. -Hoy de momento voy de pinche,

pelando ajos, he sacado las ñoras, las he despepitado,

es una pasada, al tacto es un trabajo más fácil para mí.

Ahora estoy pelando ajos, ningún vampiro se acercará

a menos de 10 kilómetros durante varias semanas.

A partir de ahí me voy a encargar de parte de la "mise en place".

Qué bien huele, por Dios.

-Huele bien, ¿no? -Lo mejor de cocinar contigo,

Javi, es lo bien que huele todo.

-Bájale un pelín, por favor, Xaro.

Amor. (LE DA A LOS BOTONES)

-Gracias. -De nada.

El caldo va en marcha.

¡Tápalo, tápalo! -Estoy poniéndole sal,

que no hay sal. -Pero tápalo que coja sabor.

-¡Su puta madre! Me he quemado. -¿Te has quemado?

No lo abramos más, le podemos poner más sal

cuando echemos el arroz. -Se pone la sal y se olvida.

-¿Esto puede ir más a tope? Que hierva más.

-Está a tope. -Vale, en esta olla gigante, Cris,

con esto,

vamos a colar el pescado.

Desde el principio hemos estado muy de acuerdo...

-En todo. -En todo.

-¡Hola! ¿qué tal? ¿Cómo estamos?

Muy bien. ¿Todo en orden?

Todo, estamos haciendo el caldo, limpiamos el pescado,

estoy haciendo ñoras. -Lo que he dicho es importante.

-Sí, verdad, es importante. -La ñora, para que no amargue.

-Para que no amargue el arroz. Sin meterme en su receta,

porque él es el maestro y no voy a interrumpirle,

pero esto es lo mío, ¿esto qué es?

¿Esto qué es? Sí, ahora, ahora.

Tú que eres artista, con esto te haces unos zapatos.

Exacto. (RÍE)

¡Concursantes, habéis agotado la mitad de vuestro tiempo!

Quedan 37 minutos.

Hay que empezar ya con el sofrito. -Sí, que estoy aquí por eso.

-¡Paso! -Toma.

-Que voy a todo pepino ahora.

-Toma. -Genial, Cristina, muy bien.

-¿Ya vale? -¿El qué?

Bien, bien, bien triturado.

-Vale. -¿Vale vos o vale yo?

-Con eso está bien, es suficiente. -¿Acabo de rallarlo?

-Suficiente. -Oído.

-Colador. -Este, ¿no?

-¡Venga, ponlo! (RÍE)

La madre que me parió.

-Jackie, la última vez que hicimos pescadito

encontraron una espina.

Hoy lo hacemos bien el tomate.

-Eso huele divino,

ya te digo yo... -Que huele a caldo de madre.

-Tengo un calor que me da un pasmarote, ¿eh?

-Mira, mira, chup, chup, bien, bien.

Parece que los fuegos responden.

Aquí no huelo a nada. ¿Estáis cocinando o

leyendo el periódico en el Kiosko? Cocinando.

Contadme, chicos. Estupendo.

Dejadme probar algo. Tenemos el caldo.

A ver, a ver...

Tú, como asiático, ¿cuántas veces has usado

arroz de Calasparra? No me "recuerdo".

¿No te "recuerdas"? Cuidado,

el grano de arroz, el grano redondo de Calasparra

se infla mucho porque coge mucha cantidad de líquido.

Id probando, id calculando y un punto de cocción perfecto.

De acuerdo. ¿Vais a correr de nuevo hoy?

No, mañana no corremos. ¿Seguro?

No corremos. -Yo no.

Para hacer un buen arroz caldero, empezamos por el caldo,

limpiando el pescado de roca y las ñoras.

Pelamos ajo y rallamos el tomate maduro.

En el caldero, freímos las ñoras y las cabezas de pescado y retiramos.

Añadimos tomate, litro y medio de agua y cocinamos cinco minutos

antes de añadir las ñoras desmenuzadas.

En ese caldo, cocinamos los trozos de pescado

y añadimos el arroz cocinándolo a fuego lento, no más de 20 minutos.

Se sirve acompañado de un buen alioli.

¡Hola! (AMBAS) ¡Hola!

¿Qué pasa aquí? Se respira alegría en esta cocina.

¡Sí! ¿Qué pasa? ¿A qué se debe?

Pues estamos ya con el sofrito que nos ha quedado fenomenal

y vamos a contar los puñaditos para los comensales.

Habla con él, Cristina. -A ver, espérate.

¿Tú cómo lo ves?

Está bueno, un poquito fuerte de... Siete...

-¿De ñora? Un poquito amargo de ñora,

pero si esto lo mezcláis... Con el caldito.

Poco a poco, mezclando, probando, no eches todo.

¿Cuánta cantidad de arroz has echado?

1800. -Lo veo un poco corto para

el sofrito que lleva. -Échale más arroz.

El compañero dice que es corto. No, yo lo que veo...

Vale, vale, vale. Estabais muy contentas

y os habéis puesto nerviosas. Con los ojitos esos que tienes.

¿Pero qué pasa? Yo tengo que venir, es mi trabajo.

Claro, nos encanta. -Vale, remueve ahí.

Vamos a dejarlas, que parece no somos bien recibidos aquí.

No, no. Bueno, hasta luego, ¿eh?

Perdón por interrumpir. Nada, muchas gracias.

Lo siento, no, perdón, lo siento, ¿eh?

Me encanta. -Hombre...

Joder, no veas...

Tania, Mirko, ¿a qué huele aquí? A caldo.

No, a caldo no, aquí huele muy fuerte.

De la ñora, las primeras ñoras. Son estas.

Son esas, que las primeras... ¡Joder!

Ya tenemos, tenemos las buenas, esas las tiramos.

Espero que lo tiréis. Vale, tenemos las buenas.

¿Seguro? ¿Tenéis suficiente? (AMBOS) Sí.

Si no, las buenas lides que tienes para vender,

también para pedir a un compañero. Para que tenga más, sí.

No pongáis esto. Esto, lo malo, a la basura.

De verdad, no he cocinado ñoras en mi vida

y no sabía el tiempo de cocción, no sabía la temperatura del aceite

y se ha pasado, se ha pasado un poquito

y se han quemado. -¿Por casualidad os sobra

alguna ñora? Porque las primeras, las segundas han salido bien,

pero las primeras se han quemado. -Sin excusa, ¿eh?

-¿Tenemos? -Sí, nos han dado un par,

pero no se puede perder tiempo, vamos retrasados.

-Venga, no te preocupes. -Lo hacemos luego.

Es que va superretrasado. -Vamos como vamos, Tania.

-¿Cuánto tiempo tenemos tú crees?

-Pues unos 15 minutos.

-Vale, esto está. -Si es que hay que colar el caldo,

cuando se echa el arroz, se echa con el caldo.

-El arroz 20 minutos necesita para que se haga.

-No, necesita menos. -Bueno, no sé.

-Vamos a echarlo, si luego se queda pasado...

-A ver, ¿qué hay que hacer?

Esto, esto, a freír esto, lo he quitado.

¡Hola, buenas! Cómo te has dado cuenta

de que venía la guardia y has limpiado, ¿eh?

He volado, he volado. Gorrión.

Qué listo es, ha visto que venía y ha quitado

todas las mijitas. Me gusta el detalle.

Aquí tenemos las ñoras fritas y ajito frito.

No le hemos echado aún el tomate, es natural y lo estoy friendo.

Al mezclar esto con el tomate, no lo mezcles todo del tirón.

Poco a poco, ¿no? Poco a poco y que tenga

buena proporción de tomate, que perdure el tomate,

porque esto está superfuerte de ñoras, ¿vale?

¿Cómo vais a cocinar el pescado? Va guisado, va dentro del guiso.

No marcado ni nada. -Creo que salvamos la situación.

-¡No puedo hacerlo! Ahora estoy a tope para ayudarte.

-Sin chillar, Xaro, sin chillar. -Perdón.

Sin chillar, chica.

-Vale, vamos al ajoaceite. -Mira a ver, pruébalo, Xaro.

¡Xaro!

-¡Fantástico, venga!

-Jonatan. -Sí, te estoy oyendo.

-Voy a necesitar una para... A ver estos cocineros, ¿qué tal?

¿Qué tal estamos? ¿Qué tal vamos? ¿Bien?

Muy bien, muy contentos. Os veo contentos.

Mucho. ¿Cuál va a ser el punto?

Ese "chac", ese diferencial, sí. Te cuento, hicimos un caviar

de coliflor, rallándolo, lo vamos a mezclar con...

Como cuscús. Un polvo de coliflor.

-Luego, el pescado lo cocinamos en el mismo caldo con alioli,

para que tome un poco de sabor y ponerlo arriba del arroz,

ponerle arriba cuscús de coliflor y tiras de tirabeque.

Acabo de comerme ahora mismo lo que es el tirabeque,

las judías verdes. Sí.

¿Y sabéis con qué me he encontrado? ¿Con qué?

Le va a quitar protagonismo al arroz, cuidado,

que los ingredientes no maquillen el plato.

Oído, chef. Venga, suerte.

¿Cómo va eso? Bien.

Está chupando muy deprisa el agua.

-Mueve, que no se pegue el arroz, que se pega si no.

No tengo ajos picados para el alioli ni nada.

Tengo que hacer el alioli, hay que hacer esto, lo otro...

-Vamos bien. -¡Mierda, joder!

No sé por qué coño se ha salido.

Se ha salido todo.

-El arroz está un poco duro ahora, sácalo.

-Está un poco duro aún. -Sácalo, necesitamos el caldo.

-Se va a quedar en su punto, sin problema.

-¿Tiene fuego? No. -Sí.

-Está al mínimo, Jackie.

-Vas a quemar nada. -Vale.

¡Pueblo de Cartagena, adelante!

Estos food trucks hoy cocinan para vosotros.

Hoy, entre los vecinos, hay mucho británico

procedente de un crucero que ha atracado

en el puerto de Cartagena. Tienen que elegir

el food truck que más les gusta para probar una sola tapa,

y nuestros concursantes esmerarse en la venta.

¡Buenos días! Aquí vamos a preparar el mejor arroz

de los food trucks. -¿Qué tal vais?

Bueno, aquí luchando, macho.

-¡Hola! Tenemos el plato típico, el caldero,

que nos ha salido fenomenal. -¿Cómo lo veis?

-¿Cómo lo ven? -¿Se ve bien?

-El arroz está melosito, al punto, no se ha pasado.

-Creemos que es un gran plato, creemos que es el mejor plato

que hemos hecho hasta ahora. -Hemos hecho una olla

con un buen caldo sabroso con su ñora, ajo y tomate.

Satisfechas, no, lo siguiente que viene detrás.

Hemos trabajado superbien en la cocina,

se nos nota y en el plato se va a reflejar

el buen trabajo que hemos hecho.

-Estamos dándole el último toque para que tierno

y no se nos pase, pero tampoco lo queremos duro.

¡Concursantes, quedan cinco minutos!

¡Empezad a emplatar o no os dará tiempo!

No, es que es imposible, el alioli se corta ahora.

Se corta, es imposible de hacer, no se puede hacer rápido.

Para el alioli se necesita concentración

y eran los últimos minutos preocupados por el arroz,

por todo y nada más ponerlo

se ha cortado a nada, a los tres minutos.

No va a espesar, es imposible.

-Hombre, no, con calma lo haces, tienes cinco minutos, con calma.

-Javi, ¿necesitas ayuda en algo? -Sí, venite.

-Voy. Perdón, señora. -¿Te animás a emplatar vos?

-Sí. -¿A poner el arroz?

-Sí. -Vení.

-Voy. ¿Dónde está el puchero?

Déjame pesar uno con la mano. Ya está, tranquilo.

Vale, ya sé lo que hay que echar. Pasa.

¿Así es suficiente? -Sí, cuidado con manchar el plato,

por favor. -Voy para allá, ¿eh?

Cuidado que quemo. -Oído, quemas.

-Jackie, no pares vos, ¿vale? -Vale.

-Vale, te voy dejando platitos por aquí porque no llego.

-¿Has puesto ahí pescado en todas? -Sí, pescado en todas,

no sé si es poco, me parece poco arroz.

-Dame platos.

¿Cuántos faltan? -Bastantes...

(CUENTA EN ITALIANO) 15.

¡Un minuto, concursantes! ¡Os queda vuestro último minuto!

¡Corre, corre, corre!

-Toma. -Lo dejé igual, terminá los platos.

-Emplatá menos, no va a alcanzar. Menos.

-Oído, chef. -Dejame a mí, vamos.

-Mira, te acerco los platos. -Poné el cuscús,

poné el cuscús. -Oído, oído, oído.

-Pero ve haciéndolo tú también. Mirko, coge, por favor,

los que tengan... Estos con más arroz.

-¿Sabes el agobio que es hacer las cosas a tiempo?

Un agobio grandísimo

-Listo, listo, último, último. -Oído.

-Último. -Último.

10, nueve... ¡Venga!

Ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres,

dos, uno...

¡Se acabó!

(TOCA LA CORNETA) -¡Bien!

-Ya estamos. (RÍE)

La receta del arroz caldero la encuentras en la revista

oficial de "Cocineros al volante". Cada semana en tu kiosco

con tu revista del corazón favorita.

Con todos los trucos de Álex y Urrechu para que seas tú

quien haga la mejor tapa del día.

Si quieres ver qué hacemos cuando damos al off,

no te pierdas los mejores momentos tras las cámaras.

¡Nos han pillado en cada una!

¡Cartageneros, podéis tomar los food trucks!

Tenéis siete para elegir.

¡Pueblo de Cartagena, el alcalde me encarga decirles

que el mejor de todos los calderos se encuentra en la Vermuneta!

(TOCA LA CORNETA)

-Si se quedan con nosotras,

podrán comer un abundante plato de caldero.

-¡Arranca, venga, vamos!

-Eh, muchas gracias.

-Dios le pague, muchísimas gracias.

-¿Quiere usted alioli?

-Un poquitín. -Venga.

-Muchas gracias. Aquí.

-Compañero, tique. Gracias.

-Ahí tienes, guapa.

Ha quedado un poco duro el arroz.

-Un poco. -Do you want to eat this?

-Sí. -Yeah, it's really popular here.

O.K. Let's go! Come with me!

-Thank you very much. -Very good.

(RÍE)

-Se ha quedado un poquito duro

por el tiempo, es lo único. Muchas gracias.

-Una puntita, no te pases, está fuerte.

Gracias. -Toma, corazón, tu plato.

-A ver. -Aquí hay servilletas.

-¿Quién falta por ahí? Vamos allá, campeón.

-El mejor, como ha dicho el pregonero cartagenero.

-Es de arroz con pescado. -No tiene color.

#Vamos, Oli, sal a bailar, que tú lo haces fenomenal.

#Tu cuerpo se mueve como una palmera,

#suave, suave, su, su, suave.#

-Caldero sevillano.

-Ha salido un poco blanquito.

Porque somos de Sevilla. -Somos de Sevilla.

-¡Me quedan tres...! -Cuatro.

-¡Cuatro, me quedan cuatro!

¡Se termina!

-Una persona más, si es tan amable, usted.

Tome, aquí tiene. -¡Me queda uno, señores!

-Échele una pizca de alioli, nos quedó bastante fuerte.

Es todo natural lo que usamos. (GRITAN) ¡Vendido, vendido!

-¡Vendido! (GRITA)

¡Vendido, viva Cartagena!

-Sold out! (RÍE)

¿No se lo va a comer? Esto no hay manera.

-Esto está duro y falto de color total.

Vamos a probar el arroz caldero de los Carlos. ¡Hola, Carlos!

Hola, hombre, ¿qué tal? ¿Qué tal se os ha dado la faena?

De maravilla. -Bueno, está al dente.

-Bueno, pero un pelín duro, ha faltado tiempo pero está rico.

Tomás decía que tenía buena pinta. Nos han dicho que es el auténtico.

No está duro, no está duro, está durísimo.

¿Qué tal? El resultado bastante bueno.

Vamos, que hable el cocinero que...

¿Tú eres cocinero? No, qué va.

-Es cocinillas. -Soy cocinillas, sí.

Aficionado. Sí, sí.

¿Y qué? ¿Algún fallo? Fallos no le encuentro ninguno,

salvo que el arroz estaba un pelín duro.

Por lo demás, la receta está incluso mejorada,

con un toque superfresco que mola mogollón.

Con el calor que hace lo mismo se sigue cocinando.

(RÍEN) ¡Por supuesto!

-¿Qué le parece a usted?

-Está un poquitín fuerte.

-¿De ñora a lo mejor? -De ñora.

¿A quién le gustó? Que levante la mano.

A mí, a mí. Uno, dos, tres, cuatro...

A cinco les ha gustado. Mañana no corremos.

¡No corremos, digan!

Tomás, ¿qué te ha parecido, en general,

el arroz caldero foodtruckero? Había algunos más parecidos

al arroz del caldero y otros no se parecen en nada.

Te agradezco mucho que hayas estado aquí con nosotros.

Gracias a vosotros. Un placer, Tomás, gracias.

Es la primera vez que los vecinos valoran negativamente

las tapas de los concursantes. ¿Qué opinará del jurado?

¿Qué tal, chicas? Hola, ¿cómo estáis?

Bien, muy contentas. ¿Ese suspirito cuando llegábamos?

Me encanta cuando vienes, pero me pone muy nerviosa.

-Aquí tenéis un poco de ajoaceite.

Yo creo que el arroz con tomate puede casar bien.

¿A ver?

De ajo bien también, ¿no? (AMBAS) Sí.

Vale, hasta luego. Hasta luego.

Yo no sé cómo vamos a acabar, ¿eh? (RÍEN)

-Corriendo, seguro. (RÍEN)

-Vamos allá. ¿Qué pasa, campeones?

Aquí están los campeones. -Vamos a ver.

¿Qué tal? Está todo vendido

y más todavía. -A la gente le ha gustado.

Han dicho que era buenísimo.

La gente... ¿Pero por el plato o por ti?

Seguro que les habéis dado una cañita o un refresco

para quitar un poquito la potencia de la sal,

también puede ser. Puede ser, sí.

Me estoy dando cuenta de muchas cosas

por qué Carlos está fuerte y tiene la mandíbula tan dura,

porque en su casa creo que se come el arroz duro.

Ahí empezó a ponerse fuertote. Ahí fue.

-Ahí, venga, gracias, hombre. -Gracias.

¿Qué tal? Buenas, aquí vamos.

Ahora os veo más relajados, pero habéis estado tensos, ¿eh?

Sí, sí, sí, sí.

Suerte. ¿Lo habéis probado?

Sí, sí, el arroz está un poco duro.

¿Un poquito? Bueno, bastante.

(RÍE) Estamos de acuerdo con

lo que ha dicho el jurado, porque éramos conscientes

de que el arroz nos había quedado duro.

¿Qué tal? ¿Qué tal?

¿Bien? You alright? (HABLAN ENTRE ELLOS)

Lo habéis marcado a la plancha, ¿no?

Sí. ¿La piel por qué no está crujiente?

El único sentido que tenía marcar el pescado a la plancha

en un caldero era por tener la piel crujiente.

El alioli está rico, hace honor a su nombre.

Hola. Buenas tardes.

Más alioli. ¿Qué tal?

No se nos acerca Drácula

en una semana al menos. No lo prueben.

Está rico el risotto con alioli, ¿eh?

Arroz caldero. Nunca lo había probado.

Hala, vamos a por Drácula, que lo acojonamos.

Gracias. -Gracias.

-¿Qué decís? ¿Corremos mañana?

-No. (AMBOS) ¡Kiosko no corre,

Kiosko no corre!

¿Cómo está Sevilla, bien? Sevilla como siempre.

¿Estáis satisfechas? Mucho.

-Muy contentas, supercontentas.

Va a haber que dar más toques de atención, ¿verdad?

Parece que está haciendo efecto aquí al menos.

¿Mañana me pongo chanclas? -Y un tacón altísimo.

Les salió una ampolla corriendo,

no quieren tener más ampollas.

¡No quiero correr! -No, no.

El último alioli, a ver cómo está de ajo esto.

Muy buenas. Campeones, ¿cómo estamos?

Estará más suave que los que habéis probado.

-O no, o no. -O no, quién sabe,

los maestros sois vosotros. ¿Dónde está el cuscús?

Bajo el alioli. Quiero probarlo.

Perfecto. Un poquito de arroz.

Gracias, chef.

Creo que este, posiblemente, sea de los mejores arroces cocidos

que hayamos probado. ¿Sabes qué veo en la Vermuneta?

Hay equilibro en la cocina.

Concursantes, vais a probar lo que han hecho los demás.

Votáis a ciegas. El equipo que lo haya hecho peor,

según vuestro criterio, tendrá su plaza en el aire

y podría marcharse para siempre.

¡Podéis catar!

¿Cómo empezamos? -Por este.

-Por el primero, ¿no? -Sí.

-El primero como el nuestro. -Otro arroz duro.

-Es como un alioli que tiene encima.

-Muy bueno. -Está muy bien esto.

-Sabe a pescado, pero no sabe a ñora nada.

-Exacto. -¿Esto qué es?

-No es la dorada, ¿no?

-¿Son judías verdes? -Está durísimo también.

-Sí. -No somos los únicos.

Está todo en juego todavía. -No tiene sabor.

-Sí, a pescado. -Duro, duro.

Tampoco demasiado sabor, ¿no?

-Muy fuerte. -A ñora, ñora.

-Muy fuerte. -Duro.

-Está al punto.

¿Esto es un arroz duro, tío?

-Este es como un arroz lavado.

-Ese es el que no me gusta, por unanimidad.

-Pito, pito, gorgorito, ¿dónde vas tú tan bonito?

A la era verdadera, pim, pom, fuera.

Vaca lechera. Ea. Este.

-El peor plato este, ¿no? -Creo que sí.

-Venga, este. -Es el que menos nos gusta.

-Sí, tiene un sabor muy fuerte.

Como siempre, tras vuestra cata, comenzamos la votación a ciegas.

Alli, Oli, Somewhere Café, por favor.

¿Por qué has elegido este plato? Porque es súper, superintenso,

demasiado, eh, cogí una cuchara y...

¿A quién crees que pertenece este plato?

No sé. No tienes ni idea.

No. Muy bien, vamos a descubrirlo.

Somewhere Café, habéis elegido que el peor plato para vosotros

es para...

Chicas de Rolling Caravan.

Perdón. Sorry, ladies. Chicas de la Rolling Caravan,

el peor plato para Somewhere. Bueno.

Es vuestro turno, Xaro, adelante.

¿Qué plato os ha gustado menos, chicas?

Estábamos entre cuatro. Algunos tenían el arroz

menos cocido y nos lo hemos jugado a pito, pito, gorgorito.

¿Cómo, Xaro? ¿Me has dicho al pito, pito, gorgorito

has elegido el peor plato? O somos todos malos

o al pito, pito, gorgorito. ¿Y tú crees que ese es un baremo

para juzgar el plato de un compañero que pude irse?

Eran similares, entonces...

No nos podíamos decidir.

Pues el pito, pito, gorgorito le ha caído de rebote

a las chicas de la Cayejera.

Lo siento.

Cayejera, Lucía, acércate, por favor.

Lucía, ¿qué te parece esta manera de juzgar

el plato de los compañeros?

¿Al pito, pito, gorgorito? Bueno, no sé...

Pero cada uno tiene su criterio. ¿Y cuál ha sido vuestro criterio?

Este arroz en concreto creemos que no está hecho,

que es como un arroz lavado, que le falta muchísima cocción.

Muy bien, pues habéis elegido que el peor plato para vosotras...

es para Dalys, Tania, Mirko. (RÍE) Vaya, otra vez.

Ahora vais a ser vosotros, Tania y Mirko,

y que me digáis qué plato os ha gustado menos.

La valoración no la hemos hecho por la cocción del arroz,

ya que había muchos con el arroz duro.

Nos hemos guiado más por el sabor del arroz.

En este, hemos notado que tenía un sabor

muy fuerte a pescado, demasiado, y por eso hemos votado este plato.

No tengo ni idea de quién ha sido, no sé.

Pues vuestro voto, Dalys,

es para las sevillanas, la Cayejera.

Chicas de la Cayejera, lleváis dos votos,

así que ahora mismo os posicionáis como candidatas

para acudir a la Carrera de Ingredientes.

El Kiosko, por favor, Gonzalo.

¿Por qué habéis elegido ese plato? Sabía mucho a ñora, a colorante,

al pimiento. Muy bien, pues para vosotros,

para Kiosko, el peor plato...

Rolling Caravan.

Tenemos un empate ahora entre las chicas de la Cayejera

y las chicas de la Rolling Caravan.

Pues, nada, otra vez en la cuerda floja.

No nos queda otra que esperar a ver cuál es la decisión final.

-Bueno, hola. Hola, Carlos, cuéntame.

Todos estaban un poco... No sé, duro el arroz,

no se nos ha cocido a casi ninguno, pero este parecía que era

el que tenía menos sabor. Vuestro voto son...

Son para el Kiosko. (AMBOS) ¡Oh!

-Bueno, también me duele, joder.

Vermuneta, Jonatan, te recuerdo que tenemos un doble empate

con las chicas de la Cayejera y las chicas de la Rolling.

Y Kiosko y Dalys, en estos momentos, tienen un voto.

A ver qué pasa con vuestra decisión.

La mayoría hemos tenido problemas de dureza en los arroces,

íbamos justos de tiempo y este es un arroz especial

que hay que cuidar mucho pero, si te fías,

te prometo que no he visto de quién es.

No tenéis idea, ni Javier. Me ha dicho que no.

Muy bien, pues vuestro voto

es para...

Dalys, Tania y Mirko.

Bien, da igual, macho.

Por lo tanto, ahora mismo tenemos un triple empate

entre Dalys, las chicas de la Cayejera

y las chicas de la Rolling.

Lloro de impotencia, no es que esté llorando,

estoy muy apenada, se me podrían llegar a saltar

un poco más las lágrimas. Me contengo, no es para tanto,

pero ya lo sé... Lo vuelvo a repetir,

nos estamos tomando muy en serio el programa.

Y cuando ocurre un empate en este programa

ya sabéis lo que pasa, tengo que llamar

a la pareja de la retaguardia para que desempate.

Ana, mallorquina, y Manuel, madrileño, son amigos

y se conocieron en un curso de alta cocina.

Él dejó su carrera de arquitecto por invertir

en su food truck donde solo ofrecen productos de temporada.

Soy Ana Terrasssa, vengo de Palma de Mallorca,

y conocí a Manu en la Escuela de Cocina

y, desde entonces, hicimos buenas migas.

La food truck se llama Por el Monte, las Sardinas

en referencia a la canción "Por el monte, las sardinas".

-Parecía, hace un año, que lo próximo que iba a ocurrir

interesante en España era esto, el mundo de food truck.

(RÍE)

¡Madre mía del amor hermoso!

Decidí coger el toro por los cuernos y subir a la ola

para ser innovadores en esto.

Lo meto en agua con hielo y, a su vez, todo esto a la nevera.

Encabezamos una especie de resistencia revolucionaria

para defender los derechos de la cocina de calle y a acercar

a cosas que hemos hecho en restaurantes muy buenos,

y que se pueda comer en la calle.

Manu y Ana, sabéis que entráis en la séptima etapa

y podéis plantaros en la final igual que los veteranos.

¿Quién sabe? Quizá ganar el concurso.

Manu, Ana, se ha producido un triple empate,

así que vuestra decisión va a condenar a una pareja,

a un equipo, que vaya al Último Cocinado.

Nada, a lo mejor, por una vez tenemos suerte,

bueno, si toma el pescado...

El pescado estaba bueno.

-Todo razonable. A mí el sabor fuerte

me gusta más flojo. Faltan sabores...

-Sí, le ha faltado cocción y al sofrito hay que darle

un toque más de pimiento y ñora. -No está redondo el plato,

pero me ha gustado más casi que... -Sí, sí, sí.

-¿De acuerdo? No hay duda. -No.

-Ya está.

¿Qué plato es el que menos os ha gustado?

El azul, el azul. El plato azul, los Dalys.

Ya lo sabíamos. Lo siento.

Es para no romper la tradición del desempate.

(RÍE) Cuarta vez nominados

por los compañeros, y las tres veces ha venido

el equipo nuevo y ras.

Dalys, el fumet estaba logrado,

parece que Mirko ya tiene experiencia en el tema,

¿pero el arroz qué pasa? ¿Lo habéis sacado

de la bolsa directamente? (AMBOS) Ya.

Más tiempo de cocción le ha faltado,

pero como 20 minutos casi, creo. Le ha faltado, sí.

-Sí, ha faltado tiempo. Vuestro plato está

para echar a correr, y eso es lo que haréis mañana, chicos.

Pues sí. Dalys, Tania, Mirko,

sois los primeros, pero no seréis los únicos

que corran mañana, Álex y Urrechu,

van a determinar qué otras parejas

os acompañarán mañana al Último Cocinado.

Yo estoy contenta con el plato, si nos toca, vamos a correr

Cartagena para arriba... (AMBAS) Cartagena para abajo.

Llevamos siete etapas juntos, si tenéis la sensación

de que cada vez es más difícil, estáis en lo cierto,

este arroz de caldero va a marcar un antes y un después

en vuestra carrera hacia la final.

Había que respetar tres cosas: El punto del arroz, la ñora

y el caldo.

Y muy pocos habéis hecho pleno.

Rolling Caravan, el punto del arroz estaba aceptable,

pero solo sabía a ñora y a tomate, a nada más.

Xaro, lo que has intentado con el mújol no te ha salido bien.

He arriesgado experimentando. El pescado duro,

pasado y sin sabor.

Kiosko, un buen sofrito no hace un buen caldero,

vuestro trabajo casi no sabe a pescado.

El arroz estaba duro, el alioli bastante fuerte a ajo.

¿Sabéis lo que os toca? Corremos mañana.

Mañana poneos las playeras y ya sabéis,

a acompañad.

Pensábamos que no íbamos a correr

con todo el cariño que le pusimos al plato,

el cuidado, los detalles... -Pero no.

-Pero no, va a ser que no.

Maldonados, el arroz estaba un pelín duro,

os ha faltado un poco, habéis tenido un despiste

en la cocción y el fumet tenía que tener más sabor.

Lo hemos dicho al principio, si no tenía potencia,

no era un arroz de caldero, el vuestro era más parecido

a un arroz con tomate. Preparad las zapatillas

porque mañana acompañáis como condenados a Kiosko,

Dalys y el nuevo food truck. Os toca correr, chicos.

Teníamos ganas. (RÍE) Ya, tú.

(RÍEN)

Somewhere, habéis hecho lo que os ha dado la gana.

En la próxima receta, si queréis, os damos la temática libre

y vosotros elegís. Lo ha dicho Tomás claramente,

el pescado se guisa en el caldo, vosotros habéis perdido el tiempo

marcándolo a la plancha para, luego, darle un toque de vapor

y ese crujiente que habéis dedicado a la piel

se ha evaporado. Era más un arroz al azafrán

al que le faltó cocción. Vale.

¿Crees que lo hacemos bien?

-Sí, claro, lo hacemos bien. -Pues está genial.

Cayejeras, muy buen trabajo.

Muchas gracias. Lo que a vuestros compañeros

le parecía demasiado sabor a pescado, tiene un nombre:

Arroz de caldero, un sabor intenso, de los más logrados. Felicidades.

(AMBAS) Gracias.

(Aplausos)

Las críticas veo que han funcionado para haceros espabilar.

Muy bien. (AMBAS) Gracias.

Vermuneta, el mejor arroz de caldero de todos:

El arroz en su punto, sabor intenso a pescado

y, por si fuera poco, un toque personal le habéis dado

con el crujiente de coliflor y los tirabeques.

De la soberbia del principio habéis pasado a la humildad

y al trabajo. Da gusto veros cocinar y,

encima deciros lo que no está bien, porque ahora sí aceptáis críticas

y os sirve para mejorar. Hoy vosotros habéis hecho

la mejor tapa del día. Enhorabuena, chicos.

(Aplausos)

Eres el mejor.

Javier, Jonatan, la tercera en lo que llevamos de competición.

¿Cómo valoráis esta distinción? Ni en nuestros mejores sueños.

-Increíble, la verdad es que ya estar aquí, en la séptima etapa,

y tener estas alegrías, para mí es increíble, increíble.

-Somos los únicos que han conseguido, en siete etapas,

tres victorias, es como decir, y sé que a Javi le enfada:

"Da igual si no gano, para mí yo ya he ganado",

yo ya soy feliz.

Tras siete etapas juntos, nos vemos obligados a exigir

algo más y más de lo que nos estáis dando, sobre todo

porque uno de vosotros puede llegar a convertirse

en el mejor food truck de España, estáis muy relajados

y sabemos que podéis sorprendernos mucho, ¡pero que mucho más!

Mañana tendremos una carrera bastante especial,

los únicos que no van a correr van a ser

la Vermuneta y Cayejeras.

El resto os lo merecéis todos.

A correr. -Venga, ya vamos, preparándonos.

Mañana a correr, a intentar superar la eliminación

como las otras veces y con mucha fuerza,

quedan ya pocos programas para la final y queremos llegar

ya que llegamos hasta aquí.

Vermuneta, Cayejera, solo vosotros os habéis ganado

una plaza en la penúltima etapa,

a un paso de la final. ¡Enhorabuena!

(AMBAS) ¡Gracias!

(Aplausos)

A descansar, chicos, podéis cerrar vuestros food trucks.

Cada vez que ganamos la adrenalina...

A mí se me sale el corazón por la boca, de verdad.

De verdad, una alegría y una emoción porque

trabajamos mucho para esto y...

Y es una recompensa muy grande, realmente, es una emoción tremenda,

pero de verdad, tremenda.

Al resto de food trucks, séptimo juego

para conseguir la ventaja. Ganar puede haceros mejores

en el cocinado, bien porque contáis

con una ventaja o porque podéis ralentizar

el trabajo de los demás. Sea lo que sea,

puede ayudaros a cambiar el rumbo de un cocinado

y llevaros directamente a las puertas de la final.

Es el momento de medir el nivel de vuestra cultura gastronómica.

(RÍEN)

Toca examen sorpresa, chicos.

(Claxon)

Debajo de estas cazuelas hay productos que usamos a diario,

¿sabéis cuál es su origen?

Pues en esto consiste el examen y para ganar hay que ser

el mejor de 10 preguntas. Os daré tres opciones

y tenéis que responder en la pizarra.

Cada acierto vale un punto.

¿Habéis entendido, chicos?

Sí. Pues comenzamos.

Primera pregunta: ¿De dónde procede...?

Voilà! La aceituna.

A, España.

B, Asia Menor y Grecia.

C, África Subsahariana.

España, ¿no?

Uno, dos y tres, ¡vuelta a la pizarra!

Dalys, Rolling Caravan

y Por el Monte, las Sardinas, habéis acertado.

¡Bien! Asia Menor y Grecia.

Enhorabuena.

Segunda pregunta, chicos:

Origen de la cebolla.

A, Europa del Norte.

B, Asia Central.

C, Centroamérica.

¿La cebolla? -¿La cebolla?

-¿De dónde era? ¿Europa del Centro?

¿Europa del Este? -No.

-¿No? -Mercamadrid, ¿no?

(RÍEN) Damos la vuelta a la pizarra.

Rolling Caravan, chicas,

enhorabuena, se trataba de Asia Central.

Dos puntos, chicas, liderando la caravana.

¿Asia Central? -Asia Central.

-¿Existe Asia Central?

¿De dónde viene el tomate?

A, América.

B, Asia Central.

C, Europa.

Europa, ¿no? -¡Yo qué sé!

Dalys, Rolling,

Maldonados,

Por el Monte, las Sardinas, habéis acertado,

se trataba de América. ¡Muy bien, chicos, enhorabuena!

Me quedaba boludo. ¿De dónde viene la piña?

A, África Ecuatorial,

B, América del Sur,

C, Asia Menor.

Pon A o B. (RÍEN)

(RÍE) Joder...

(MURMURAN) Demos la vuelta.

Muy bien.

La respuesta es América del Sur. Dalys y Somewhere han acertado.

¡Bien! (RÍEN)

-¡Eh, hemos acertado!

Y tenemos ahora mismo un empate con Dalys con tres preguntas acertadas

y Rolling Caravan con otras tres.

Hay que desempatar, llevarnos la ventaja.

-Mañana es muy importante tenerla. -Han dicho que será

una muy buena ventaja, queremos conseguirla como sea.

-Es necesaria mañana. Nos vamos a la quinta pregunta:

¿Que sería de nosotros sin la patata?

¿De dónde viene? A, Sudamérica,

B, Centroamérica,

C, Asia Central.

-Centro América B y Sudamérica uno.

-Un regalo que le hicieron a los Reyes Católicos.

Damos la vuelta a la pizarra. Vamos ahí.

Kiosko, Rolling Caravan, enhorabuena. Habéis acertado.

Gracias. -¡Acertamos la patata!

¡Sí, señor!

Rolling, estáis sobradas en la Miniprueba.

Gracias. -Ahora veremos.

Vamos con la sexta pregunta. Origen del cilantro.

A: Norte de África y Sur de Europa.

B: Centro América. C: Asia Central.

No tengo ni idea. Girad ya las pizarras, por favor.

El único que ha acertado correctamente es...

Por el Monte, las Sardinas.

(APLAUDEN) -Muy bien.

Vamos a por la séptima pregunta.

Origen de la granada. A: Asia Central.

B: África Ecuatorial. C: Sudamérica.

Para.

-¿A o C? -Lo que vos quieras.

A. No llegamos igual.

¿Quieres A? -A.

Vuelta a la pizarra.

Bueno, Maldonado, habéis acertado. Muy bien.

Junto con Kiosko y con Dalys, habéis acertado.

¡Vamos, vamos!

Se acaba de producir en estos momentos un empate.

Cuatro puntos Dalys y Rolling Caravan.

Vamos con la octava pregunta.

¿De qué continente son originarios los pimientos?

A: América. B: Europa.

C: Asia.

El pimiento es una sola nación.

Y vienen de América. -Pues hala.

-En España.

-En América hay por todos los lados, tío.

Han acertado Dalys, Rolling Caravan,

Maldonado y Por el Monte, las Sardinas.

Se trataba de América. Muy bien, chicos.

Seguimos con un empate a cinco aciertos,

Dalys y Rolling Caravan.

¿Dónde nació el aguacate?

A: América.

B: Europa.

C: Asia.

¿En Asia, dónde has visto aguacates tú?

Dalys, Rolling Caravan, El Kiosko,

Por el Monte, las Sardinas, habéis acertado.

El aguacate procede de América. Muy bien.

Llevamos seis puntos.

Llegados a este punto, solo van a participar

Dalys, Rolling Caravan y Por el Monte, las Sardinas.

Venga. -Lo que me gusta de esta situación,

es que si ganamos, podremos proteger a las Rolling

de que nadie le dé los minutos.

Responderéis por orden de velocidad. ¿De acuerdo?

Allá vamos, chicos. ¿De dónde viene

el cacao?

A: Europa.

B: Centroamérica y Sudamérica.

C: África Ecuatorial.

Escribid. Dalys primero. Luego, Por el Monte, las Sardinas.

Y las chicas de la Rolling Caravan.

Dalys, adelante. ¿Qué habéis escrito? La B.

Perfecto. Habéis acertado, chicos.

(APLAUDEN)

Sois los ganadores de la Miniprueba.

Mirko y Tania, tenéis una ventaja mañana en el Último Cocinado.

Descansad, porque os va a hacer falta.

Nosotros no pensábamos que sabíamos tantas cosas.

Hemos viajado bastante. Y, entonces, cuando decían

el producto, pensábamos en los sitios

que habíamos estado de viaje y, entonces,

decíamos: "Pues yo aguacates no he visto en Asia".

Hemos ido pensando también

en base a muchos viajes que hemos hecho.

Murcia es famosa por su riqueza en frutas y hortalizas,

siendo la provincia española que más exporta de nuestro país.

Concursantes, estamos en la plaza del Ayuntamiento de Cartagena.

Y yo creo que este es un lugar maravilloso

para vuestras carreras turísticas.

Lo vais a pasar estupendamente.

Pero hoy es más complicado que nunca.

Porque, por primera vez, os la jugáis seis equipos.

Cocineros, hoy vais a preparar una ensalada de frutas

de hueso con crema de limón y paparajote.

Una macedonia de fruta de hueso...

con "pajodle".

-¿"Parrapajote"? ¿Cómo se llamaba eso?

-"Paparachero" este. -"Paparachero".

-El "papijo" este. "Papijoete".

-"Panparajero". No. "Palpichero".

"Papichulo".

El paparajote es un postre hecho con hojas de limonero,

recubiertas con una masa

compuesta con harina y huevo, que se fríe y, después,

se espolvorea con azúcar y canela.

Y esto es lo que os vamos a dar.

A ver qué os parece.

¡Ahí va! ¿Qué ha pasado aquí?

No os vamos a dar nada. Ni, tan siquiera,

el producto principal. Solamente Dalys tendrá

la fruta del hueso por ganar el examen sorpresa.

Solamente vosotros.

Y, además, tenéis que memorizar de cabeza los ingredientes.

¿Estáis atentos? ¿Sí? Frutas de hueso,

limones, hojas de limonero, huevo, harina, leche,

aceite de oliva virgen extra, sal, hierbas aromáticas,

azúcar, mantequilla, canela y levadura.

Os recuerdo. No tenéis dinero y no podéis comprar.

Se lo tenéis que pedir a los vecinos

de Cartagena. ¿De acuerdo?

Tenéis 30 minutos para conseguir todos los ingredientes.

Si tardáis más, ya sabéis lo que ocurre.

Se os descontará del tiempo de cocinado.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí!

¡Pues, cocineros, a la carrera! (TOCA LA VUVUCELA)

Gracias, gracias.

-¡Paso, paso, paso! -¡Para, para!

Vamos a pedírselo. -Por ahí.

-Peque, ¿nos prestás el megáfono?

Gracias. Venid. ¡Dale, dale!

-Necesitamos la levadura y eso.

-Por favor, ¿puedes salir? -Hola. Buen día.

-Hola. Somos de un programa de tele.

-Si tienen menta o... hierbabuena. -Sal, pimienta y aceite.

-¿Tienes alguna hoja de alguna planta exótica?

¿Tienes algún jardín? -Sí. Ahí atrás.

Voy a ver si puedo. -Hojas de limón

para el paparajote este.

-¡Limones!

-¿Sería usted tan amable de entrar al supermercado

y de comprarnos frutas con hueso, hierbas aromáticas?

-Estamos buscando hojas de limón.

¿Alguien puede ayudarnos por aquí? Gracias.

-¡Hum! -¿Está rico?

-Está buenísimo.

-¿Alguien tiene hierbas aromáticas?

-Aquí no. Al supermercado. -Muchas gracias.

-Muchas gracias. -Mantequilla.

-¡Impresionante! -Muchas gracias.

-De nada. -Se lo agradezco.

-¡Cuidado! Que se me cae. -Nos hace falta un poco fruta.

Nos tendrías que ayudar. Muy poca, cuatro piezas nada más.

-¿Me la puedo quedar? -Maravilloso.

-Una plaza grande que se llama San Francisco.

-Primera a la derecha, tercera a la izquierda.

-Ahí. -¿Cómo hace el paparajote?

¿Lo ha hecho? -¿Es una tienda?

-No. Hay tiendas y arbolitos.

¿Cómo lo he hecho? Las hojas de limonero.

Se hecha en una tempura y, luego, se fríe.

-Vale. -Y luego, se come, pero se chupa.

-Tempura. Harina, agua... -Agua fría.

El agua fría. -¡Venga! Muchas gracias.

-Gracias.

Hasta luego.

-Limones, limones, limones. ¿No tienes nada?

-Nada. -Vale. Muchas gracias. Adiós.

Total. Mira cómo huele.

-Hojas de limón.

Rogamos a la población encarecidamente

hojas de limón.

-Gracias. -Muchas gracias, bonito.

-Cógelo tú, que eres más delicada. Yo soy más basta.

-Llegamos. (RÍE)

Llegamos. -Mira ese.

Ponemos este abajo. -Abajo del plato. Presentación.

Bien. Este. Justo, ¿no? -Vale. Guay.

-Sí. (RÍEN)

-Hola. -Hola.

-Ya hemos llegado.

Conseguido. -Madre mía, las hojas de limón.

Tras la carrera, se hace recuento

de todos los ingredientes conseguidos.

Y se colocan en la mesa del jurado en cajas

con su color correspondiente.

Hola, cocineros. Qué gusto veros a todos

en esta prueba del Último Cocinado, que es tan especial y diferente.

Participáis por primera vez seis parejas.

Pero, como siempre, uno nos va a tener que abandonar.

Los únicos que han conseguido

las hojas del limonero han sido los nuevos.

Por el Monte, las Sardinas,

empiezan fuerte. (APLAUDEN)

Dalys, tenéis dos ventajas más por haber ganado la Miniprueba.

Tania, entra en el food truck nuestro y coge

los ingredientes que tú quieras. Venga.

(APLAUDEN) Fíjate, eh.

Reparte, reparte, Tania. -Tania, luego nos das.

-Todo esto lo tenemos. Mantequilla, leche, aceite,

lo tengo. Pero puedo cogerme a algún miembro del jurado.

Venga. Me voy yo con vosotros

y hago la receta. Vámonos. Eso sí.

Pues llevo las hojas. Venga.

Gracias. Muy bien.

Cocineros, tenéis 45 minutos para preparar

dos tapas de ensalada de fruta de hueso de Cieza,

crema de limón y paparajote.

Y yo voy a estar igual que vosotros.

Ya me veis con chaquetilla blanca.

Vosotros sois dos. Yo solamente soy uno.

Pero sé que vais a poder.

Mirko y Tania, tenéis diez minutos para restar

de cocinado a vuestros rivales.

Hoy, en concreto, lo tenéis que repartir entre dos equipos.

¿Pero no se puede utilizar en uno solo los diez minutos?

No. Cinco y cinco. Pues cinco minutos

Por el Monte, las Sardinas,

que tienen hojas de limón y el resto no.

Y los otros cinco minutos...

Bueno, a El Kiosko, porque como tiene mucha experiencia

en la eliminación, no le va a importar.

¿Qué os parece la decisión? Me parece justa.

Gonzalo, deja de ser protocolario.

Me quitan cinco minutos de cocinado,

¿y tú de qué vas? ¡Mecachis en la mar!

No le puedo pegar. ¿Puedo ir?

(RÍEN) -Ha sido Mirko, eh.

Lo ha dicho Mirko.

-Está bien. Bueno, cocineros, ¿estamos listos?

(TODOS) ¡Lo estamos! ¿Cómo? No oigo.

(TODOS) ¡Lo estamos! Pues, cocineros, ¡al volante!

¡Vamos!

Chicos, suerte, eh.

Suerte, suerte. Vamos.

Lo más complicado es conseguir

una crema de limón cremosa y refrescante,

que resalte el sabor y la textura de la fruta

y equilibrio el sabor de la fritura del paparajote.

¡Vamos a darle! Fíjate primero

lo que tenemos aquí. Unos pedazos de fruta.

Lo que voy a hacer, es respetar el producto.

Álex, ya verás qué plato más rico vamos a hacer.

¿Sabes cómo vamos a hacerlas? Con sirope.

Vamos a poner un poco de agua, de azúcar.

Lo vamos a tener dos minutos hirviendo

para sacar la fructosa del azúcar.

Que se quede escarchada, cocida, dura.

Y está más rica. Acércate.

Lo primero será la crema de limón,

que es lo que más tardamos. ¿Voy rallando el limón?

Venga. Pero un poco, porque tengo aquí el zumo de limón.

¿Y ralladura no le metes? Un poco.

Está preparando la crema de azúcar de limón, primero.

Sin fuego la está haciendo.

Voy a poner aquí los huevos. Cogemos la varilla.

Un toque de ralladura. El toque personal.

Si me sale rica la crema, tú dirás:

"Le he puesto mi toque". Un toquecito ahí, siempre.

Venga. Ahora, vamos a ponerle azúcar.

Para hoy, tres paparajotes.

Tenemos uno de piel de limón, otro de menta.

Porque no tenemos hojas de limón, claro.

Y otro de pétalos de rosa. Por otro lado, tenemos

una crema de limón, almíbar de dos tipos y...

Almíbar de dos tipos, sí. Vamos a empezar.

Y ya.

-Vamos al lío.

-Cristina para los dulces es espectacular.

-Es su opinión. Pero, bueno, me encanta que opine así.

-Cristina tiene más experiencia en postres.

Habitualmente, ella está acostumbrada a hacer

pastelería de alta costura.

Hoy estoy a las órdenes de Cristina.

Y nos estamos poniendo de acuerdo para que una

elabore una parte del plato y la otra elabore otra parte.

-Nos falta uno de los ingredientes principales,

que es la hoja del limón. Pero, bueno, tenemos hojas

de rosal. -Estamos haciendo una falsa hoja

con la piel de la nectarina.

Vamos a hacer un limón.

Vamos a servirla en un melón.

Como una tapa.

Vamos a ver lo que dicen.

Esto es lo que se llama en cocina...

Oye, qué toque más rico le has dado con la ralladura.

Se llama blanquear. El blanqueado de las yemas

de huevo se hace agitando bien las yemas,

hasta que saca una capa blanquecina junto con el azúcar.

Mira, mira. ¿Has visto cómo empieza a salir la capa?

Esto es el blanqueado de las yemas. ¿Echó la leche?

-Mira qué cosita más linda he hecho.

-Sigue pelando ahí a tope. Los huevos.

¿Dónde están las otras cosas?

-Los huevos están aquí.

-Padre, si es que me lo escondes todo.

-Tengo que estar en todo. -Menos mal que estás tú aquí.

¿Qué iba a ser de mí? -Qué desastre de tío.

Ahora le añadimos un poco de zumo de limón.

A ver. Cuidadito. Así.

Y ahora, el zumo de limón.

¿Al huevo? ¡Hum!

¡Hum! Riquísimo. Y ahora, lo que vamos a hacer

es llevarlo un poco a ebullición.

Con cuidado, porque la yema se nos va a cuajar.

Vamos a ponerlo un poquito al fuego.

Le vamos a estar a fuego suave y meneando.

¿Y leche no le metes? No. Solo esto.

Luego, le vamos a añadir mantequilla.

Tiempo, tiempo.

#No tengo tiempo para emplatar.#

Por el Monte, las Sardinas, Kiosko,

¡vamos, chicos, que podéis empezar a cocinar!

¡Oído! ¡Dadle duro! ¡Suerte!

¿Empezamos con la fruta y yo con la crema?

-Vale. -Una crema de limón a base

de crema pastelera, que quede sostenida.

La vamos a preparar en el medio,

que quede en forma de cono hacia arriba.

Las frutas vamos a preparar con almíbar.

Las pasaremos por almíbar, para que queden más sabrosas.

Las pondremos alrededor. Y encima, las hojas de paparajote.

-Vamos a intentar respetar al máximo, como siempre,

todo el producto. Y esperamos no irnos demasiado

de la receta original, porque si no, nos vamos.

-Yo creo que esa versión del paparajote atempurizado,

o sea, como si fuera... -Un poquito, con un toque así...

-Un poco más japo. -Intentaremos.

-Creo que va a quedar fenomenal.

Qué olor tiene. ¿A que sí? Retiramos del fuego

y le metemos la mantequilla.

Con una cuchara, me lo vas poniendo.

Y todo a ojo. Eso está muy bien en casa,

porque la gente ve que lo haces a ojo,

y las proporciones... Pero la cocina,

aparte de proporciones... ¿Echo?

Sí, échalo. Es equilibrio. ¿La mantequilla qué le va a dar?

Le va a dar suavidad. Le va a dar ferocidad

en la boca. Cómo aprendemos

con los viejos maestros, eh. ¡Viejo me llama el tío!

Mira, mira, ya verás. Mira, Álex.

Echamos aquí. Mira qué finura tiene.

Mira cómo se queda. Otra prueba, aparte

de por qué lo he echado aquí, para ver la textura

que se va a quedar. Esto no es lo mismo

enfriarse un poco aquí, que esta cantidad.

Cómo sabes, Urrechu. Qué pasada. Esto, a la nevera. A guardar.

No va a salir. Lo he hecho muy rápido.

Quedan dos programas por delante.

Queremos quedarnos como sea. -Como sea.

-¿A que sí? Somos un equipo. -Claro.

-Las cagadas se las manda él y lo bueno lo hago yo.

No. No me sale, Jackie. -La crema.

-No terminó de espesar.

-No puedo, tía. -Cris, dos hojas falsas fruta.

-¡Ay! Que se congele. Ya está.

-¿Cómo ha quedado? -Pruébalo.

-¡Olé ahí, Cristina! ¡Olé ahí!

Qué rico está. Está que te cagas.

Vale, vale. ¿Dónde está el limón que te ha sobrado?

-Ahora te lo voy a hacer.

-¿Pero eso no tiene que espesar ni nada?

-Ahora tiene que enfriar. -¿Cómo?

-Xaro, tranquila. Lo voy a hacer. -¿Dónde está eso?

Ah, pues pónmelo aquí, por favor.

-No. Pero esa no la peles. La ciruela está muy bonita

con piel, hombre. -Pero queda muy... áspera.

-Al ponerla en el almíbar y todo eso...

-La piel de la ciruela es muy áspera.

-¿La piel de la ciruela es áspera?

¿Tú cuándo has pelado una? -Siempre.

-¿Siempre pelas las ciruelas?

-Yo sí. -En mi vida he pelado una.

-¿Quieres esto para una cosa chula? -Otro paparajote.

¡Venga, hombre! Haz algo. En vez de hacer el ganso.

Vas a tirarme esto.

Vamos a hacer el paparajote.

Realmente, ¿qué es? Es la hoja del limonero.

Que la hoja del limonero no se come.

Porque si te comes esto, es tremendamente amargo.

Entonces, esto no se come. ¿Para qué nos vale?

Como superficie, como la cuchara. Como el soporte.

Antiguamente, no había cucharas.

Tenían que comer de la hoja. Vamos a ver.

Seguimos. Vamos a poner un poquito

de lo que es el huevo batido. Me voy a poner un delantal.

¡Hombre, qué artista eres! Qué bonito el delantal

de "Cocineros al volante" que me han regalado.

Esto promete. Álex con delantal.

Yo sigo echándole un poco de azúcar, levadura, la leche.

Y ahora, lo que hacemos, es ponerle la harina,

hasta espesar. ¡Alegría, alegría!

#Alegría.#

Mira, Álex. ¿Has visto qué bien queda?

Ahora, esta también, a la nevera.

¿Me estoy quedando sin agua? -Un segundo. ¿Qué quieres?

-Solo que la mires. Que hay que hacer el almíbar.

-¿Qué quieres? ¿Mirar qué?

-No, que haya. -Hay agua, hay agua.

-Vale. Pues ya está. Tranquilo. Qué nervioso.

-Es que se quema la crema. -Bueno, pues tú siempre

me estás preguntando cosas y yo te respondo.

Para que veas lo que es.

-Espesa, Jackie, eh.

Ya espesa. -Vale.

-¿Lo tenéis? -¿Voy a cortar así? ¿Así?

-Yo lo cortaría así, en cuatro. -En cuatro, vale.

-Está muy bien, eh. Me está saliendo bien.

-¿Cómo vas?

-Voy bien, voy bien. -Voy a sacar la corteza

de limón, ¿vale? Le pongo bastante corteza.

-Infusiona. -Sí.

Está casi a punto.

-La cereza la voy a volcar en este recipiente,

que se vaya enfriando. Luego cogeré alguna cereza

para decorar, pero voy a hacer un biberón

¿O.K.?

Con la salsita de cereza.

Vale. Vale, mi amor.

Voy a freír. Venga.

Ahí voy. -Venga, va. Allá voy.

A ver si se puede. -¿Dónde están las pinzas?

¡Ay, las pinzas!

¿Y las pinzas?

-¡Ay, Señor! ¡Qué miedo tengo!

¡Ay, qué susto! No sé si tengo que utilizar una o dos.

Así. -Tenemos tiempo.

-¡Ay, Señor!

-¡Ay, qué mono! ¡Ay, qué cuqui!

¡Qué bonito, Cristina!

-Xaro, ¿recuerdas cómo va lo de la...?

-Ni idea. Nada más termine las hojitas, te ayudo.

-¡Ay, qué miedo me da! -Imagínate yo,

con lo que estoy haciendo. Es muy mono esto.

Mira qué bonito. -El azúcar y la canela.

-Vale, vale. A mí no se me olvida. Pero tú concentrada

en lo que tienes que estar. -¡Qué miedo me da esto!

Acto seguido, nos vamos a poner con el sirope.

El sirope no es más que azúcar y agua.

Vamos a poner... ¿Qué cantidad?

Esto va a ser como, pésame, 150 de azúcar.

Y aquí voy a poner 150 mililitros de agua.

Añadimos el azúcar. Y en cuanto empiece a hervir,

ponemos un hervor suave y va a ser eso, dos minutos

para un pelín de densidad. Si se pone a hervir, avísame.

Voy a preparar la fruta.

La ensalada de frutas con crema de limón y paparajote

es un postre perfecto para las noches de verano.

Puede aportar todo el frescor de la fruta marinada,

junto a la textura cremosa y ligeramente ácida de la crema

y el punto de diversión y contraste del paparajote.

Un plato ligero y lleno de matices.

Vaya triángulos que te he hecho. -Espectaculares, padre.

-Oye, que lo he sacado en triángulo, eh.

Lo que pasa es que unos eran equiláteros,

otros eran isósceles, otros... -Escalenos.

-Escalenos. O sea, triángulos eran.

-Has llamado a Álex o a Urrechu para que los haga.

-No. No me digas eso. Eso no lo puede hacer

Álex ni Urrechu tampoco.

Hola, chicos. ¿Qué tal? ¡Hombre! La alegría de la cocina.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? La alegría de la huerta.

Tengo que decirles una cosa urgente a los cocineros.

Cocineros, habéis agotado la mitad de vuestro tiempo.

Quedan menos de 22 minutos. Oído.

-Oído.

Me voy a ver qué pasa por ahí. ¿Te vas?

Sí, porque aquí hay mucha gente ya.

Ya me siento perdido. Hasta luego, chicos.

Venga, Álex. Hasta ahora. Gracias.

Bueno, mira. Lo que estoy haciendo ahora, es colocar

las frutas en un sirope que llamamos en pastelería

sirope a 30 grados. Y la fruta, por lo que veo,

va con la piel. No la pelamos. Ya verás qué rica.

Estoy haciendo todo lo que tú me dices

y estoy cortando la fruta a trocitos pequeñitos.

Bueno, bueno, qué color. Qué pasote.

-Esto había que retirarlo,

no dejarlo con el almíbar. Así no se enfría.

-Lo que hace es sacar más

el azúcar del propio fruto, caramelizarlo.

-¡Hum! Un sabor buenísimo.

Buenas tardes. Hola. ¿Cómo estás?

¿Cómo vamos? Pues aquí. Hemos improvisado

unas hojitas de rosal, que, previamente,

las hemos aromatizado con un poco de limón.

Y ahora les estamos haciendo el rebozado, rápido, rápido.

Cuidado que no se queme. Tiene buena pinta.

Cristina, ¿qué te pasa? Te veo apurada.

¿Qué le pasa al sifón? No sé si va.

¿Por qué? Nos da miedo. Como nosotras

somos unas marujas de ir por casa. A ver cómo has hecho esto.

Está perfecto. ¡Ah, qué maravilla!

Te ha salido fantástica.

¿Y quién lleva hoy la voz cantante de las dos?

Las dos. ¿Las dos a medias?

Para mí, en un barco siempre tiene que haber

un capitán. Ahí lo dejo. Gracias, Álex.

-Venga, tía, que se ponga frío esto.

-Así, guapo. Mejor, ¿no? -No va a quedar.

-Sí. -Va a quedar como crema.

Imposible enfriarla. Jackie, si no tenemos tiempo,

imposible enfriarla. -Eso es imposible.

-Es duro. Es difícil. Pero bueno.

Hola. Hola.

¿En qué andas ahí? Tratando de enfriar la crema

para que quede más espesita.

Ahí te veo fino, eh. Gracias.

Te has pasado la mano con la harina.

Sabe un pelín a harina. Pero está buena.

La textura quedará buena cuando enfríe.

¿Qué estáis haciendo? Tenemos todo listo.

Ahora hay que montar. Tenemos la crema.

Hay que enfriarla. Estamos probando

cómo queda... Como no teníamos hoja de limón,

lo que hicimos fue, la cáscara

de limón, la hemos secado.

La vamos a pasar por la tempura que hemos hecho

con el batido de huevo, harina, mantequilla, leche.

Sabemos que ser creativos,

se nos puede venir en contra. No teníamos recursos.

Sobre todo, en esta prueba, que es la última.

Hasta luego, muchachos. (AMBOS) Hasta luego.

Hola. ¿Hay alguien ahí? ¿Qué haces?

¿Qué tal, chicos? ¿Cómo estamos?

¿Qué tal? ¿En qué andáis? Contadme un poco.

Puré de mango. Sí.

Espuma de limón. Sí.

Vasitos de melón para meter dentro. Sí.

Varias frutas en almíbar.

¿Y esto qué lleva? Orégano. Sí. Un punto.

Y tiene un poco de pimienta negra.

Qué de cosas. ¿No son demasiadas cosas

para el postre? Estamos intentando hacer

una hoja falsa. A ver, a ver.

¿Es una falsa hoja? (RÍEN)

-Acabo de sacarlo. Dame un minuto.

Lo voy a arreglar. Hasta luego, chicos.

Gracias. -Escuchaste, ¿no?

Buenas. Hola. ¿Cómo está la retaguardia?

Hemos empezado... A ver. Contadme.

¿Cómo va la cosa? Hemos escaldado las hojas

de limón para que queden limpias.

Hemos hecho un almíbar. ¿Y la crema de limón?

La cremita de limón la hemos hecho en base a crema inglesa.

¿La puedo probar, por favor?

La tenemos puesta enfriando en un baño frío.

Hemos hecho un poco de crema, que quede con buen sabor.

Es una sopita, más que una crema. Sí, sí.

Hemos infusionado la leche con las hierbas.

Con la canela. Con la canelita.

Muy bien, chicos. Vais muy bien encaminados.

Muchas gracias. Me voy por el monte.

Hasta luego. Hasta luego.

Hay que enfriarlo en baño frío.

Bien fría, bien fría, bien fría.

Hola. (AMBOS) Hola.

¿Cómo estamos? Pues estamos aquí practicando

con las hojas de limón. Hemos rallado menta,

para ponerla por encima. Y esto es un almíbar

de azúcar y lleva un toque de menta para que quede fresco.

Quiero probar la crema de limón. La tenemos aquí resfriándose.

Resfriándose, te resfrías tú.

La crema se enfría. Enfriándose.

Resfriando, me resfrío yo cuando voy a esquiar.

Está buena. Ten cuidado, no se vaya a caer dentro.

Igual, antes de servirla, hay que darle otro,

porque tiene un poquito de grumo.

¿Vale? Chicos, fuerte. Gracias. Gracias.

Esto lo quito de aquí, no se vaya a caer dentro.

-Vale. Sí. Ya sí.

Esta es la masa que he hecho para el paparajote.

Es una masa cruda. Pasamos la hoja del paparajote,

la pasamos por aquí y, luego,

la metemos en el aceite bien caliente.

Y luego, como es un pelín amargo y ácido,

le vamos a añadir... ¿Cacao?

No. Azúcar y canela. La hoja del limonero

la escurrimos un poco, un poco solo,

y la metemos dentro a freír.

No queremos que esté excesivamente dorado,

porque si no, potenciará la parte amarga

y no queremos que sea amargo.

Y ahora, a esto vamos a ponerle

la masa de azúcar y canela.

Da la vuelta. Tened cuidado de no estropearla, ¿vale?

-¿Qué tal?

-Te puedes comer hasta la cáscara.

-¿Hago alguna más? -Sí. Trae la...

esta. -¿La qué?

-Ahí. -Las cosas tienen un nombre.

Tú me dices lo que quieres. -¿Sabes lo que es una espumadera?

-Sí. Pero como no lo has dicho...

¿Dónde vas a echar eso? -Prepárame un platito

con... con... -Harina.

-¡Ay, joder! -Eso es lo primero

que hay que hacer. Saber explicarse.

Tener platitos. -Papel, hombre.

¡Trae papel!

-¿Y es que no sabes hablar? -¿Y no sabes coger...?

Padrecito. -No sé yo si te voy a aguantar

yo a ti hasta el final, eh.

Yo voy a quedar escaldado de venir con este tío

aquí a cocinar. Yo quedo escaldado ya.

Yo de aquí... en plan metafórico,

no vuelvo con él. Eso está claro.

Mira, Paula. Vamos a empezar a colocar.

¿Esto lo has hecho tú? Hombre.

¿Seguro? Por favor.

Para vuestra merced, siempre lo mejor.

A ver qué te parece. Tiene una textura espectacular

para lo que queremos hacer.

Ahora, cogemos las frutas y vamos a colocarlas,

jugando con lo que es el brillo y el color

de cada una de las frutas naturales.

Así. Vamos jugando un poquito

con las formas. ¡Oh! Flores.

Esta para ti. Dímelo con flores, caballero.

Todo lo que se pone en el plato,

ha de ser comestible. Tiene una pinta bárbara.

Y ahora, voy a coger un poco de esto.

Yo no podría ser cocinera. ¿Por qué? 01:21:45.120 --> 01:21:48.760 L:82% Este tipo de cocina vuestra, es que, mucho hacer "puterías",

pero luego resulta que se queda uno sin comer.

No son más que "mariconadas".

Mira. El almíbar del melocotón.

El de la piña. En fin. Pero almíbar de pétalos,

como no sea colonia o algo de eso.

-Cuidado. Aguantarlo todos los días. Alucinante.

Luego me dicen: "Es un mártir". -Soy un mártir.

-¿Tú eres un mártir? Yo. -¿Sabes lo a gusto que yo vivía

con un trabajo y con mis cosas? Y me has metido en este lío.

-La madre que me parió. ¿Y lo bien

que nos lo estamos pasando? -Serás tú.

Si no me dejas hacer nada. -Haz cosas.

-¿Qué quieres que haga? -Mira.

¿Qué es eso? -Bonito.

-Precioso. Sí.

-Esto habría que meterle... Voy a darle a esto.

Mientras esto se enfría.

Vale.

La batidora. -Vale. Ahí la tienes.

Yo la voy a necesitar después, corazón.

¡Qué bonito! Cris, mira. Mira esto, qué chulo.

La falsa hoja. Es una preciosidad.

¡No! ¡Todas no! Todas no.

-¿Qué quieres? -En un platito, aparte,

me apartas cerezas rojas. En un plato, aparte.

¡Madre! Y le quitas... -Xaro, no te pongas nerviosa.

-Y le quitas líquido. Le quitas líquido.

No. Un poco más.

Un poco más. Que estén enteras.

Bueno, bueno, de verdad.

Tiene que ser muy denso el jarabe de cereza.

Muy denso.

-Muy denso no va a quedar, porque, simplemente,

porque hay más agua que cereza.

-Te dije que quitaras agua. -Has dicho: "Quita cerezas".

-No tengo ganas de discutir.

Si quieres ponerte a discutir conmigo porque paso, no paso,

esto y lo otro, pues oye. Pero yo no.

-Eres tú la que discutes. Lo pones de otra manera.

Que se enfríe. A la nevera.

-No lo quiero en la nevera. Base muy caliente.

-Xaro, escúchame una cosa, cariño.

La crema de limón no se ha quedado muy espesa.

Entonces, si pones esto caliente encima de la crema de limón,

se nos va el plato a la mierda. -Es una decoración.

Va a ir... Van a ser unos puntos alrededor.

-Siempre igual. Siempre igual.

-Pues sí. -Estoy superincómoda

en el cocinado de hoy. -Si no te dejas mandar, Cristina.

-¿Qué dices? -Que no te dejas mandar.

-¿Cómo que no? -Te digo que estoy ocupada.

-Deberías de parar un poco, ser un poco más educada.

-Perdona, Cristina. No te he querido faltar el respeto.

-Estoy harta de que me pidas perdón.

Es que Xaro no hace caso de nada. En nada.

-Dame la crema de limón para emplatar.

-Mira. En la nevera la tienes. Cógetela.

-Muy bien. -Vamos.

-Por favor, Cristina, no te mosquees.

-No. Aguántate. Aguántate. Aguántame y no te mosquees.

-Vale. Pues venga. -Hala, respira.

-Mira. Están las hojas. Está la macedonia...

-Cógete la crema y emplata. -Vale.

-Cada vez que te digo algo, o me haces callar,

o me haces callar, una de las dos. -Tampoco dices nada relevante,

perdona. -Perdona. Por favor.

Esto ya es demasiado. -Lo sé.

Hombre, fenómeno. ¿Cómo estamos?

Pues estamos muy bien. Estoy probando todo

y está buenísimo. Pero antes de eso,

cuéntanos. ¿Cómo están nuestros concursantes?

Bien. Los veo todos bien. Veo un poco más perdidos,

si acaso, a El Kiosko y a Somewhere.

Los demás, los veo bastante bien encaminados.

Oye, qué platazo está haciendo este chaval, ¿no?

Tengo buenos maestros con vosotros.

Mira. Esto lo vamos a integrar.

Para "carajotes" es el postre, ¿no?

Tenemos las frutas de hueso de Cieza.

Tenemos la crema de limón.

Tenemos el paparajote. Y todo está integrado.

Cocineros, os quedan solo cinco minutos.

Gracias, cariño.

-Esto ya está para emplatar.

Esto, que le dé un poco. Este para emplatar.

-Se me va a quemar. No me fío de ti ni un pelo.

-A emplatar casi. El azúcar.

-Lo tenemos. Lo tenemos. Y lo tenemos.

-Venga, cremita. Venga. -¿Sí?

-Espesa un poquito más. -Con la varilla. Varilla.

-Un poquito. No, no, no. Quiero que espese.

Imposible enfriar la crema en tan poco tiempo.

La quería meter en la manga para hacer el conito

y no hay tiempo.

-Lo que no puede ser, es que estemos conjuntamente

trabajando y que parezca que cada una

esté trabajando por su cuenta. -Es que tú trabajas sola.

Tu problema es que trabajas sola.

-La gota que ha colmado el vaso en esta relación de hoy

cocinando el postre, ha sido el estrés.

-Estás tú sola y yo, luego.

-Mira. He hecho unos gajos. -Muy bien, cariño.

Estamos estresadísimas.

-Es horrible. Joder, tío.

Cómo lo odio. -No hay que odiarlo.

Hay, simplemente, que adaptarte al medio.

Y si no se puede hacer de una forma...

-¡Vaya mierda de plato!

No es una tarta. No es un pastelito,

un muffins de esos.

Esto es una mierda.

-La crema la voy a poner aquí dentro, Tania.

-No. A mano. Cuélala, que no tenga grumos,

con el colador y listo. A veces, en el dulce

tienes menos problemas que en una cocina salada.

Hay problemas, pero me da la sensación

de que podemos desenvolvernos bien en el dulce.

La pasas y ponla aquí. Da igual.

Tenemos un huevo de platos. -La voy a poner así y ya está.

-Que no. Si tiene grumos. -Vamos con esto.

-Mételo aquí. Mira. Por favor. Si son cuatro trozos.

Haces así y tiene que pasar, en teoría,

es lo que me han dicho. -Imposible.

-Bueno. No. Lo aplastas y así le quitamos los grumos.

-No te has enterado bien cómo hacerlo.

-Voy yo también. -Dale.

-La sal. Canela.

-Azúcar, azúcar. -¿Azúcar?

-No sal. -No sal.

Cocineros, queda un minuto.

Solo queda un minuto. ¡Vamos!

¡Corre, corre! -Esto, a rebozar.

-Reboza. Frío una más, por si las moscas.

-No mucho. Poquito solo. -Ya está.

Un minuto. Ha dicho un minuto. -¡Hostias!

Lo que tengo que soportar. Yo no puedo más, eh.

Es que me la cargo hoy ya.

-Es que no sé. No te tienes que enfadar tanto.

-No me enfado contigo. Estás equivocada.

-Es que das miedo. -Hala, va.

-La ralladura, la menta. -Venga.

-La menta y el limón.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos,

uno. ¡Se acabó, cocineros!

(RÍEN)

-Ya está. -¿Qué te pasa?

¿No estás satisfecho con tu trabajo o qué?

-Qué barbaridad.

Cocineros, ha terminado ya el tiempo.

45 minutos. Y aquí está el plato que, como vosotros,

he tenido que hacer. Y espero que los vuestros

estén a la misma altura. Porque sois dos por food truck.

Dos somos, eh. Uno y dos. -Uno y uno.

Estamos muy contentos de lo que hacemos.

-Yo estoy superfeliz. Sí.

Si salimos hoy, estoy superfeliz igual,

porque... salimos guay. Es mi opinión.

-Sí. Está muy bien.

¿Qué tal? ¿Cómo vamos? -Genial. Muy bien.

-Aquí tenéis un vaso de melón

con crema de limón abajo y una espuma arriba.

Suerte. (AMBOS) Gracias.

Bueno, a ver qué nos encontramos.

Buenas. ¿Cómo estáis? ¿Qué tal?

Hola. Bien. ¿Y vosotras?

Pues aquí, esperando vuestro veredicto.

Un detalle lo de las rosas. (AMBAS) Gracias.

-Son unas falsas hojas que hemos infusionado con limón.

Hay una de albaricoque y otra de melocotón.

Y esta es de rosa, para chupar,

ya que no hemos encontrado la hoja de limón.

Pues la hoja será falsa, pero el veredicto será de verdad.

Gracias. Venga, suerte.

Gracias.

-Bueno. -Está muy bueno.

(AMBOS) Hola. Mira qué plato más

de Dalí, ¿verdad?

Pintoresco.

¿Has visto con qué alegría nos reciben

cuando venimos a darles caña? (IMITA A TANIA) ¡Holaaaa!

No había que limpiar pescado, ¿no? No, no.

No tenemos ni idea de lo que dirán

del plato, porque no han hecho comentario

ni positivo ni negativo. Han hecho comentario

sobre limpiar pescado. -Todo está en el aire.

-Puede ser para bien o para mal. Espero que bien.

¿Qué hay? Buenas. Hola. Buenas.

¿Qué tal, chicos? Hemos hecho un almíbar,

una crema de limón, una crema inglesa

muy ligera de limón. Las hojas van escaldadas, limpias.

La fruta, hemos intentado mantener el crujiente.

Cuando el almíbar estaba tibio, la hemos sumergido un rato y...

Solamente, fruta cortada

y lo que habla, eh. Sí. Perdón.

Ha sido vuestra primera prueba, ¿no?

Sí. Se ha notado un poco.

(AMBOS) Sí. -Totalmente.

Suerte. (AMBOS) Gracias.

-Señores. A ver, esta ensalada.

¿De Cieza o de Filipinas o de Argentina? ¿De dónde?

Un poco de todo. Intentamos que quede homogénea la mezcla.

Me parece que lo hemos conseguido.

Lo que sí está muy conseguido es el sabor de la fruta.

Es buena la fruta. Fresca, fresca.

Sí, pero la hemos tratado.

Suerte. Gracias.

-Una para ti y otra para mí. -No. Yo no quiero.

No me entra nada.

La cata del jurado... dura, dura, dura.

Durísima.

Fría. Y... nada. A esperarlos.

-Tenemos tres tipos de paparajotes.

Está el de limón, de pétalos de rosa y de menta.

La cremita de limón. Como una...

Como una yema fina. Una de estas...

No. Yema fino, no. Unas natillas de estas.

¿Sabes qué te digo? El plato está bueno.

No lo defiendas más. El plato está bueno.

Te explico. Espera, espera. Y luego, tenemos dos almíbares,

uno de menta... El plato está bueno. Ya está.

Hasta luego. Si no te lo cuento,

no tiene emoción. ¡Joder, qué tío más pesado!

Yo creo que se han quedado encantados.

-¡Oh! Unas caras de satisfacción han puesto.

Cocineros, os he visto más concentrados que nunca.

Y nos consta que ninguno os queréis marchar.

¿Verdad? Efectivamente.

Es muy difícil que este plato no saliera bueno.

Es un postre con una fruta inmejorable,

la de la huerta murciana. Y aunque lleva poca cocción,

lo importante es el equilibrio. Y que entre

por los ojos, muy visual. Al tener muchos colores,

es un plato fácil que quede bonito.

Rolling Caravan, la cocina es cariño.

Os habéis pasado todo el rato discutiendo.

¿Es normal eso? (AMBAS) No.

-Te he dicho que quitaras agua. -Has dicho: "Quita cerezas".

Deberías ser un poco más educada. -Pues perdona.

No te he querido faltar el respeto.

-Hala, respira. Eso. Respira.

Llevamos siete etapas y me está quedando muy clarito

que este es vuestro rollo. ¿Qué emplatado es este?

El resultado de 45 minutos de incomunicación.

Cuando me pongo a cocinar, estoy concentrada.

Y no quiero que ella se tome nada a modo personal.

Simplemente, quiero sacar el plato hacia adelante.

-No me lo tomo a modo personal. Es la forma que tienes

de decir las cosas, con esa prepotencia que te supera.

-Las formas, perdona, a mí me cuesta mucho perderlas.

Y lo sabes. De hecho, no te contesto.

Simplemente, o te digo que no me dirijas la palabra.

Es que no sé ni lo que ha sucedido. Todavía estoy en caos.

Sin embargo, las apariencias engañan.

El paparajote estaba bien hecho.

Gracias. La fruta en almíbar muy buena.

Y un sirope correctillo. Gracias.

Xaro, Cristina,

podéis uniros a los salvados.

Estáis en la caravana. (APLAUDEN)

-Suerte. Suerte. Suerte. Suerte. Suerte.

-Pensábamos que estábamos fuera ya.

Entonces, ha sido una sorpresa

maravillosa. -Maravillosísima.

-Gracias. -Gracias.

Somewhere Café, al contrario que Rolling Caravan,

es una maravilla ver vuestro plato.

Vuestros vasitos de melón con crema

merecen un ¡olé!,

merecen ponerles un piso

en la playa de Cartagena. Enhorabuena, chicos.

(APLAUDEN) -Gracias.

-Reclamad el piso luego, chicos. (RÍEN)

-¿Estás contento? -Yo así.

-¡Olé! (RÍEN)

-¿Y tú? Súper. -Muy bien.

Los Maldonado. Como no teníais hojas

de limonero, habéis tirado de oficio.

Los falsos paparajotes de hierbabuena, limón

y pétalo de rosa nos han gustado muchísimo.

Habéis trabajado muy bien la crema de limón y el almíbar.

Muy buen trabajo. Volved con vuestros compañeros.

Nunca estás convencido de quedarte o irte

por el plato que has hecho. Pero ha salido medio bien.

Nos lo hemos pasado bien. Realmente, que...

-Lo de menos es que te quedes o que te vayas.

El caso es estar satisfecho con lo que has hecho.

Por el Monte, las Sardinas, hablábamos de crema de limón.

¿Sabéis lo que era esto? Una sopa.

Al cortar una fruta de estas características,

de esta frescura en este tamaño tan pequeño,

no respetas el producto. Lo escondes.

Si me haces unos daditos de frutas, que sean perfectos,

clavados, rectilíneos. Y si no, no me los pongas en el plato.

Este producto merece trozos muchos más grandes,

máxime, para un sirope, para que luego

se pueda llegar a empapar. Que se vea. Que se coma.

Que se mastique. Sin embargo, vuestro almíbar

estaba bastante aceptable.

Gonzalo, Ariel, Kiosko,

habéis llegado a hacer el plato completo,

pero con exceso de todo. De almíbar en la fruta,

por eso se deshacía. De harina en la crema.

Y el rebozado del paparajote es exactamente el mismo

que utilizasteis para unas gambas. Basto para un postre.

El plato era mío. Le pedí a Jackie que confiara en mí.

No teníamos mucho tiempo. Preparar un postre

de estas características en 40 minutos...

Dalys, no habéis aprovechado vuestra ventaja.

Tania, te cuelas en nuestra food truck, nos dejas casi

sin hojas de limonero, para nada.

No las utilizaste bien. No supiste aprovecharlas.

Directamente, estáis suspendidos en paparajotes.

Por otro lado, la textura

de la crema de limón estaba bien hecha.

Y al final, sois los que más partido

le habéis sacado a la fruta. Vuestro plato tiene color,

es diferente. Y eso, por supuesto, es un acierto.

No dejáis el programa. Enhorabuena, chicos.

(APLAUDEN)

-¡Otra vez salvados! -¡Nos hemos salvado!

¡Bien! -Otra vez. Nos vamos a la ocho.

-Esto es alucinante. Que lleguemos a la octava,

es increíble. -Increíble, de verdad.

Kiosko, Por el Monte, las Sardinas,

vuestra plaza está en juego.

El food truck que abandona

la caravana de "Cocineros al volante" es...

Kiosko.

(APLAUDEN)

-Os felicito. ¿Vale?

Entran unos buenos por otros buenos.

-¡Madre mía del amor hermoso!

-Ha habido dudas, eh. Ha habido dudas.

Pero, bueno, aquí estamos.

Gonzalo, ¿cómo estás? ¿Cómo te encuentras?

Me siento un poco liberado, un poco desilusionado.

¿Por qué te sientes liberado? Porque que termine ya

esta parte en la que hay que esperar el veredicto

del juez, a ver si tu plato está bien o mal, es duro.

Es duro. Me gusta que reconozcan mi plato.

Y nada. Hasta que llega el momento, lo vivo mucho.

¿Y triste? Me imagino. Triste sí.

Me quedo sin los compañeros de todos los días.

Y sin los maestros de todos los días. Pero, bueno.

(APLAUDEN) Os vamos a echar de menos, eh.

Estoy contento. Estoy agradecido.

Estoy motivado. Sé que hemos dejado

huella en este programa.

(APLAUDEN)

-Fue una oportunidad muy grande.

Creo que no la hemos desaprovechado.

Hemos dado lo que podíamos. Y... mucho más.

Se va la K del Kiosko. Esperamos haber dejado

una huella muy importante en el food truck.

Espero que nos reconozcan, que nos apoyen,

que vean que lo que estamos haciendo, es para todos

los food trucks de España. Contamos con vuestro apoyo.

Jackie... fue todo culpa tuya.

(RÍEN) -Claro.

Nuestra caravana se pone de nuevo en marcha.

No tenemos tiempo que perder.

La meta está solo a dos etapas de distancia.

El siguiente destino es la Costa del Sol.

Nos vamos al pueblo de Chaquete,

a comer pescadito frito y a montar un gran espectáculo

con nuestros maravillosos food trucks.

Anímate. Ven a comer con nosotros.

Nos vemos en la carretera.

Concursante, estamos en Andalucía.

La octava etapa de "Cocineros al volante".

¡Ay!

-Me voy a poner al lío.

-Ha sido salido pero bueno, bueno.

O sea, está superbueno. Nuestro amigo Dani García.

(APLAUSOS) -¡Bravo!

-¡Oído! -Corta ahí.

-Escúchame, Cristina. En el agua, no.

Si lo has hecho freír, saltan.

-Las secamos. -Estas están limpias.

-¡A tomar por culo! Se me ha ido.

-No, chacho. -No pasa nada.

-Lo veo todo el rato que sale humo.

-Ve a lo tuyo. -Nos hemos dado cuenta

de cada uno de qué pié cojea.

No pasa nada. -Aquí hay gente

que de verdad quiere ganar el concurso.

-Estoy frustrada con la votación.

Porque lo han hecho a mala leche. Estoy segura.

#Todos todos me miran mal.#

#Salvo los ciegos. Es natural.#

Adelante dos viejos conocidos del programa.

Feeling Food y Brilla Bombilla.

(Aplausos y vítores)

-¡Joder! -¿Me das a probar?

¿En serio? -Sí.

-Está buenísimo. -Toma, mi amor. Toma.

Espera. Perdóname. Hay de sobra.

La última food truck que se convierte

en finalista de "Cocineros al volante" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cocineros al volante - 18/08/15

Cocineros al volante - 18/08/15

18 ago 2015

 La caravana de ‘Cocineros al Volante’ continúa su ruta bajando por la costa mediterránea. Con 3.000 kilómetros a sus espaldas, se dirige a Cartagena, una ciudad milenaria cuyo puerto marítimo ha sido el enclave perfecto para muchas civilizaciones. En la primera prueba, los aspirantes tendrán que darle el punto de cocción adecuado a un arroz de caldero, la receta típica de la localidad. Los ‘condenados’ se enfrentarán a una miniprueba en la que tendrán que demostrar su cultura culinaria adivinando el origen de distintos productos. Los equipos ‘salvados’ podrán disfrutar de una degustación de tapas cartageneras. En ‘El último cocinado’, los foodtruckeros tendrán que sorprender a los jueces con una ensalada de frutas de hueso de Cieza, crema de limón y paparajotes

ver más sobre "Cocineros al volante - 18/08/15" ver menos sobre "Cocineros al volante - 18/08/15"
Programas completos (9)
Clips

Los últimos 99 programas de Cocineros al volante

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos