www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3238058
Para todos los públicos Cocineros al volante - 04/08/15 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a la mayor aventura culinaria jamás contada.

El primer concurso de cocina sobre ruedas.

3700 kilómetros de ruta. Recorremos todo el país.

(RÍE) Y empezamos en el Norte.

Pero terminamos en el Sur, "quillo".

Nueve semanas de competición, ocho equipos,

dos chefs.

Y toda la emoción que cabe en una cocina...

De tres metros cuadrados.

Esto es "Cocineros al volante".

(Claxon)

Los cocineros al volante continúan en ruta.

Desde nuestras cocinetas, se huele el Mediterráneo.

Es Cambrils, tierra fértil gracias a un microclima

que ayuda a la producción

de alcachofas, tomates, lechugas, calabacines.

Es la segunda población de la comarca

del Bajo Campo de Tarragona.

Una villa gastronómica de privilegiada

al contar con productos del mar, como las galeras y del campo.

Sin olvidarnos de un aceite de oliva virgen

muy laureado que turistas y lugareños degustan

en las tascas de los pescadores

y los restaurantes de alta cocina.

Algunos con Estrella Michelín. ¡Allá vamos!

Bienvenidos a Cambrils, concursantes.

(TODOS) Gracias. (APLAUDEN)

Os noto a todos especialmente contentos.

Yo creo que es porque la playa pone de buen humor

a cualquier. A mí, por lo menos.

Lucía y Mar, de La Cayejera, es vuestra primera etapa

como titulares de la caravana.

Les habéis ganado el puesto a Brilla Bombilla. ¿Qué tal?

Muy bien, muy bien. Con el color rojo, que nos va divino.

Xaro y Cris, Rolling Caravan, la presencia femenina,

como veis, aumenta. Nos encanta que haya más chicas.

Y, Maldonado, vosotros, Carlos padre e hijo,

os gusta la presencia femenina

en el programa. Más tendría que haber.

Ya sabía yo que algo así me ibas a decir, figura.

Estamos encantados.

Gonzalo y Ariel, de El Kiosko, desde que formáis parte

de "Cocineros al volante", siempre os ha tocado correr.

Gonzalo, tú, por ejemplo, en el último programa no pudiste

más, lloraste de emoción cuando te salvó el jurado.

¿Hoy, quizás, se el día en que no os señale

ninguno de los compañeros? Los compañeros nos nombraron

una vez nada más. Y el jurado, dos.

Así que espero que se pongan un poco

más benevolentes con nosotros.

Somewhere Café, chicos, se os dado un toque de atención

por preparar platos diferentes a los que os piden.

¿Vosotros sabéis preparar

recetas clásicas? Depende.

Depende lo que nos dan. -Sí y no.

Hoy lo vais a tener que demostrar. ¿Lo sabéis?

Sí. Dali's, chicos,

vosotros habéis sido candidatos en abandonar la caravana

en dos ocasiones. Y siempre por los compañeros,

no por el jurado. Siempre.

¿Qué pasa con los compañeros? ¿Os quieren echar?

Bueno. Son todos muy amigos. (RÍEN)

-Una y a la primera vez. Luego ya...

A ver si hoy hay suerte.

Sí, sí, sí. -Hombre.

Vais a preparar al pueblo de Cambrils un gran festín

con productos de su tierra. Álex y Urrechu están

en plena tarea, buscando lo mejor.

Quieren traeros lo más extraordinario.

Ese producto perfecto para cocinarlo en nuestras food trucks.

Esta zona de la comarca natural del Campo de Tarragona

es privilegiada porque su cocina se nutre de materia prima,

tanto del mar, como de la tierra.

Mar y montaña, eso es espectacular para cocinar.

Si hay un producto aquí que me gusta, es la butifarra.

¿Has hecho butifarra alguna vez? Nunca.

Pues vente, que tengo una sorpresa.

Hola, Álex. ¿Cómo estás? Cuánto tiempo sin vernos, tío.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Mucho gusto.

Estoy haciendo aquí butifarra negra.

Ya te veo. A ver, a ver. Mira, aquí está el cocido.

La corteza del cerdo, carne de la cabeza,

que puede ser papada, carrillada. Exacto. Eso da un gusto bueno.

Esto cocido, se ha pasado por la picadora.

Ahora le añadimos la sangre.

Que sea fresca, por eso tiene el color tan rojo y bonito.

Urrechu, puedes ir preparando la sal y pimienta.

Sí, venga. Le añadimos.

Yo veo aquí la butifarra negra y la blanca.

¿Qué es lo que lo diferencia? La sangre.

La negra no lleva grasa y la blanca lleva grasa.

Aquí está la famosa máquina de mi abuelo.

¿Sí? Ya la utilizaba él hace años.

Aparte de la receta, que pasa de generación

en generación, la maquinaria.

Os lo enseño tal como lo hacía él.

Tira para abajo. Le tapo abajo, ¿no?

Qué bueno. Y digo yo, a nadie

se le ha ocurrido fabricar un taponcito, ¿no?

Digo yo.

Pon el embudo. Cuidado, cuidado.

Fíjate la artesanía del trabajo antiguamente.

La presión será importante. Sí.

Bueno, la negra no hace falta que sea tan prieta,

porque al cocerse, se aprieta.

Claro. Tienes que hacer un lacito

aquí delante.

Pues ahora, tal como está, vamos cortando las piezas

y se cuece durante tres cuartos de hora.

¿Ya sería apta para el consumo? Sería apta.

Esto sí que es un auténtico lujo. La mongete al ganxet.

Aquí tenéis la butifarra.

Y ese es el tomate típico de Cataluña.

Yo, con vuestro permiso, le voy a hincar

el diente. Tengo un hambre...

¿Sabéis lo que os digo? Con tu permiso,

yo esto me lo llevo para el campamento.

Estas butifarras les van a venir muy bien a los concursantes

para acompañar a las mongetes al ganxet

que tienen que cocinar hoy con tomates asados.

Estamos en la mitad del programa.

Hacer un gran plato es la única manera de salvarse

del Último Cocinado. Dependéis de vosotros

y de lo que hagan los demás.

Tania, por cierto, ¿no notas nada diferente?

La verdad es que sí que noto unos vecinos que han venido.

Espero que no compitan, porque son un montón

(RÍEN)

Pues, efectivamente, Tania. Hay una food truck nueva.

Hoy vamos a ser ocho food trucks.

Hoy ha venido a vernos Carles Abellán,

chef Estrella Michelín con su propio food truck.

(APLAUDEN) Un crack.

Carles Abellán es un buscador incansable

de nuevos modelos de negocio.

Y uno de los artífices de esta gastrotendencia

de los food trucks y de la comida callejera.

Es un tío muy creativo. -Sí.

-Se ve que intenta hacer cosas. -Abrir puertas.

Va abriendo siempre negocios. Va en busca de nuevas experiencias,

como nosotros. Nuevas experiencias.

Carles, en tu food truck podemos dar la vuelta al mundo

con la Yangonissa, que es tu Yango Urban Food.

Sí. Con este trasto, la vuelta al mundo,

yo no sé si la conseguiremos dar.

Pero es un concepto gastronómico.

En este caso, con butifarra.

Le ponemos los ingredientes, las salsas y los toppings

de cada uno de los países. Tenemos Japón, Méjico, Perú,

Nueva York, Barcelona, evidentemente.

Yo lo tengo que probar esto. Hombre...

¿Qué te gusta? Aquí tenemos Perú y tenemos Méjico.

(CON ACENTO MEJICANO) Méjico, dale. Dale, güey.

Mira, pica un poco. Pica un poco.

A ver, eh. Voy a probar. Yo lo voy a probar contigo,

porque tengo un hambre... Qué bueno.

¡Hum! Súper.

Qué bueno.

¿Te quedas con nosotros? Me quedo con vosotros.

Perfecto. Esto es un auténtico lujazo.

Bueno, creo que ya tenéis

suficientes pistas de lo que vais a tener

que preparar hoy, ¿no? Sí.

Carles, ¿destapamos? Venga, va.

Venga. Vamos a destapar esto.

Mongetes del ganxet con butifarra y tomates asados.

(Aplausos) Muy bien.

-Yo hoy ni limpio pollo ni limpio pescado.

O sea, estoy supercontenta.

Encima, estoy aquí en mi tierra, que es presión añadida,

porque uno lo quiere hacer bien.

Pero, bueno, muy contenta.

Las mongetes de puta madre. He comido mil veces.

Maldonado, Carlos, ¿cuántos mongetes hemos cocinado?

Pues... Yo conozco las judías

que se hacen en Toledo y por ahí. Judías que se hacen en mi casa.

-Las de Ávila, las de El Barco. -De El Barco de Ávila y todo eso.

Dentro de la familia, hay recetas de judías,

de alubias blancas. Pero las mongetes

del ganxet son espectaculares.

Eso es otra cosa. -Sí, pero es diferente.

Judía pinta, judía canela, judía plancheta,

judía del Pinet, leonesa. Yo qué sé.

A la gallega. Hay un montón.

Y cada una tiene sus características.

Pero esto no lo había oído nunca nombrarla.

No. No pensaba. Lo último que pensaba,

es que pudieran hablar de... -A lo mejor las conocemos,

pero las llaman aquí de otra forma.

-Mongetes se llaman. Mongetes.

Lucía y Mar, qué cara ponéis. ¿No habéis cocinado esto?

Las mongetes del ganxet son

muy típicas en Andalucía. Sí, sí.

-Allí tipiquísimas. -Una vez a la semana, sí.

-En cualquier esquina de Sevilla te las encuentras.

¿Qué ha dicho? -"Monché".

-¿Cómo es? -Brocheta.

-"Moncheta". -"Loncheta".

-"Monguetas". -"Monchetas".

-Alubias blancas.

Los mongetes del ganxet son lo que es una leguminosa

de esta zona, que por orografía, altitud, por el agua,

son muy especiales, porque dentro de que es seca,

cuando se cocina, coge mucho volumen y es

mantequilla pura para comer.

Esperamos propuestas diferentes.

Puede ser un plato de cuchara, una ensalada. Vosotros decidís.

Esta receta se preparar de mil maneras.

¿Verdad, Carles? Sí. Yo pienso que la base

con la butifarra, en este caso, negra,

con las mongetes del ganxet.

Está muy bien que habéis puesto sepieta,

porque aquí el mar y montaña es muy típico.

Y también tenemos el jamón, verduras.

Vamos, yo creo que es muy fácil.

Espectáculo. Lo único más complicado es

la tripita de bacalao. Sí.

Menos mal que estoy con mi padre, que es experto en butifarra

y lo sacaremos adelante. -Exactamente.

En el fondo, se está sirviendo de mí.

-Me da empujón. Qué mejor compañero.

Eso sí lo digo de verdad. No podía haber encontrado

otro compañero mejor. -Sí.

-¡Toma ya! Eso es pelotilleo. Eso me va a costar algo.

Eso me va a costar algo.

Hasta el momento, solo La Vermuneta,

por partida doble, Los Maldonado y Somewhere Café

han conseguido tener la mejor tapa del día.

Os reto al resto para que intentéis hoy

conseguir esa mención de honor.

Vamos allá. Contáis con 75 minutos

para hacer las mongetes del ganxet con butifarra

y tomates asados.

Os recuerdo. 20 tapas, ni una menos.

Cocináis frente a una Estrella Michelín

con su propio food truck. Quiero que estéis a la altura.

Concursantes, ¿estamos listos? (TODOS) ¡Sí!

¡Pues, cocineros, al volante!

(TOCA LA VUVUZELA)

Me voy a ir cambiando los zapatos, porque con tacones esto

es imposible, como siempre.

Todos los foodtruckeros se ponen a cocinar, teniendo en cuenta

que la principal dificultad de la receta,

es conseguir una buena cocción de las mongetes.

Estamos aquí dividiéndonos el trabajo así.

Yo estoy limpiando todos los chipirones.

Les estoy quitando las espinas de dentro.

Nos estamos dividiendo el trabajo.

-Lo que hace uno, lo que hace el otro.

Iré cortando la butifarra mientras Mirko

prepara la sepia. -Estamos positivos.

Hoy va a ser un gran día. -Será un buen día.

Vamos a poner abajo una base de tres trocitos de butifarra.

Luego, un poquito de sepia salteada.

Y luego, lo cerraremos con forma de timbal

con las mongetes salteadas.

-Pues nada. Como siempre, estoy

con el pescadito. -Y yo con la verdurita.

-La sepia no puede tener columna vertebral.

-Lo tenemos que hacer superbién. -Y superrápido.

-Yo creo que no se hace así, pero bien.

-¿El qué, Cristina? -La limpieza. No estoy segura.

Nunca lo he limpiado. -Ya empezamos.

Ya empezamos a no estar de acuerdo, ostras.

-Yo empezamos con los lloros.

-Pues nada. Va a llevar un sofrito.

Va a ir a la plancha, arriba, así.

Va a llevar las tripas de bacalao con el sofrito,

salteado. Unas judías de aquí.

(RÍE) -Yo iba a decir "unas judías".

-¿Cómo se llama eso? -Sí. Son judías de esta zona.

Brocheta, ¿o cómo? -"Morcheta" o algo así.

-Brocheta o "morcheta" o algo así. -Sí. Algo así.

-Siempre que hemos venido por esta zona y eso,

la butifarra está buenísima.

-¿Cuántas veces has venido? -Varias, varias.

-¡Joder, macho! -A mí no me has traído.

Yo no sé cuándo habrás venido. -Cuando vengo, vengo sin...

sin avisar, joder. -Ah, vale.

-Yo vengo sin avisar.

-Vamos a poner todas las judías acá. ¿Sí?

Pondremos las judías, ensalada con un poco

de tomate y patatas y el ajillo.

Judías con butifarra, cebolla, tomate.

Pues se te vienen a la cabeza un montón de cosas.

Pero... ¿chipirón?

Cri, cri, cri. El grillo, ¿no? Chipirón.

-No he limpiado un bicho de estos nunca.

Mira que soy de Huelva. Que no haya nadie

de Huelva que me quiera matar.

Porque yo soy alérgica al marisco y son cosas

que, normalmente, no como. -Anda que haces tú una bisque...

Hay documentos gráficos de que te has peleado

con una sepia 40 veces más grandes

que esta. -Como este camión.

#Un ataque de corazón.#

-Bueno, cómo se ha levantado Oli hoy.

-¡Hermano! -Dame un abrazo.

-Hermana, que estás todo de pescado ahí.

-Yo te doy un abrazo ahora. Ya verás.

Explica lo que estás haciendo ahí.

-El toque personal será que intentaremos

hacer una trilogía. Tendremos tres preparaciones

en un mismo plato. Las mongetes, que están aquí

cocinándose, con un poco de grasa de jamón.

Y luego, vamos a tener las sepias,

las tripas de bacalao y los tomates asados.

Yo me siento muy cómodo, porque hoy lo estamos pasando bien.

-Mira qué bonito es esto.

No te emociones, que no.

-A Jonatan le gusta cantar.

-¿Qué le pasa a ese? Se la ha ido la olla.

-Tiene momentos que afina.

Y otros que no tanto. La verdad es que bien.

-¿Vos querés que corte deprisa o despacio?

Elegí. Que vuelvo a cortar así, como dando un paseíto, eh, chef.

-¿Me hago yo eso y haces tú la papa?

Venga, que tú tienes la estética

de eso en la cabeza y yo no quiero...

-¿Cómo vamos a hacer 20 milhojas?

-No te preocupes. Las vamos a hacer.

-Si las cortas más gorditas, no las puedo sacar.

Ojo. Piensa las cosas. Piénsalo.

¿Cuántas quieres poner? -No te preocupes.

-Dos hojas. Tengo que sacar 40.

-No. Puedes sacar solamente una de patata.

La butifarra, una patata y ya está.

-Están crudas por el centro, corazón.

-Pruébalas. -Puré. Al corte se ve.

-Era muy grande. -Lucía.

Arriba las manos. -Venga.

-Vamos a pensar. -Venga.

-En momentos de pánico, levantamos las manos.

Manos arriba. Vamos a pensar.

Vamos a plantearnos de darle vueltas.

Le damos una vuelta a esto. -Eso es.

-Ponte con la papa. -Ducho.

-Dúchala. -Cejo el corazón fuera

y aprovecho el exterior. -Está muy blanda por fuera.

-Oído. Es que es muy grande.

-Vale, Cristina. Corta a rodajas la morcilla ya.

Y el tomate, a escalfarlo, en esa olla.

-Xaro, y que vengan ya a comer

todos. -Yo te digo los pasos.

-Tenemos las dos un carácter muy fuerte

y, quizás, Xaro está acostumbrada a estar siempre sola cocinando

y tener que aguantarme a mí, no le viene bien.

¿Eso es mucho o poco? ¿Cómo va esto?

-Cristina, baja la plancha. -Estás enfadada.

-Separada. Eso es vuelta y vuelta.

Llevo muy mal lo de cocinar con otra persona.

-Que no, que no. -Eso se deshace. Las pinzas.

-Xaro, esto no es así, eh. -Ya empezamos con que no es así.

-No. Me refiero... -Aquí tienes las pinzas

para separarlos. ¡No! Que se rompen.

-Hazlo tú. Ya está.

-Ábreme esto. -En vez de pedir, hazlo. Toma.

-¿Intento abrir una, a ver qué tal, Oli?

Oli. -Queda que te cagas.

-Le quitamos la piel para facilitarlo.

-La butifarra salió a su punto guay.

¿Verdad? -¡Oh! Mantequilla.

-Y bien marcada. Caramelo.

Y en plan crujiente. -Sin piel. ¡Pam! Para adentro.

-Vale. Venga. -Xaro, yo creo que no sé...

-Vale. Esto, la plancha más baja. -Escúchame.

-Te escucho. -¿Puede ser que sea hervido?

Un golpe de agua. -Te lo juro que es así.

Y luego, le tienes que dar tú la vuelta con la pinza, por favor.

No. Aún no.

-Bueno, hazlo tú. -Espera un segundo.

Un segundo que lo marque.

-¿Para qué? -Para decorar. Que quede "cuqui".

No te pongas chula. -Te ponga la salsa verde.

Ya sabía yo.

-Con la butifarra estamos teniendo un problema bastante difícil.

Hemos llegado a la conclusión, demasiado tarde,

de que deberíamos de haberla cortado un poco más gruesa.

Es demasiado gelatinosa y se nos deshace en plancha.

-Pues no pasa. Vamos a hervirlos

y luego los hacemos. -¿Hervidos?

-Ve y pregúntale a Oli cómo se hace. Ve y pregunta.

-Bueno, en esta ocasión, Cristina ha tenido una idea

muy buena, que ha sido ir corriendo a preguntarles

a nuestros compañeros de Somewhere cómo se hacía.

-Chicos, ¿cómo tengo que hacer la morcilla?

¿A la plancha? -A la plancha es lo mejor.

-Vale. Se nos están deshaciendo. Para que no se los deshaga.

-Dale a tope a la plancha y ya está.

Que se carameliza. -Vale.

-¿Vale? Déjalo quemarse un poco. Se va caramelizando.

Y luego, ¡clac! Superrápido. -Vale. Gracias.

-Otra cosa. Déjalas apartadas un poco.

Eso es muy ancho. Cuando vas para uno,

a lo mejor cortas el otro. -Se nos ha pasado también.

Gracias, gracias. -¡Vamos, chicas!

-Hay que dejarlas más separadas, para que, cuando las cojamos,

no se nos vaya la otra detrás. Y luego, que esto esté

supercaliente y cuanto esté un poco dorada,

se carameliza un pelín, ¿sabes?, ya está.

Hay momentos que yo le digo: "Venga, Xaro, vamos a hacer esto".

Y Xaro: "¡No!" Y al final, me toca las narices

y yo digo: "Que no, poco".

La butifarra es muy melosa y se deshace con facilidad.

Para prepararla bien, salteamos las rodajas

de no más de tres centímetros a la sartén,

con una gota de aceite, unos segundos por cada lado,

justo para que dore por fuera.

Da igual. Aunque se queden más derretidas, no pasa nada,

porque va todo mezclado con los chipirones.

-Vale. Mezclaremos esto y esto...

-Lo mezclaremos con la parte de abajo del timbal

y luego, arriba, la judía.

#El día que me dijiste: Adiós, mi vida.#

#Yo ya me voy de aquí.#

#Dejaste mi alma en pena.#

(TARAREA) -Esa me gusta mucho más.

-¡Dale palmas! #Adiós, mi corazón.#

#Y que te den, que te den por ahí.#

#La Vermuneta está aquí.#

#Y los dedos os vais a chupar.#

-¡Ay, de verdad! Qué contento está el tío.

-Se le va la olla. -Qué contento.

30, ¿no? -Sí.

-Vamos un poco apurados de tiempo. Vamos bien.

Yo creo que vamos bien. -Vale. Reservar esto.

Echar esto. Y luego, juntarlo todo. Pocharlo y echarlo todo

cuando esté igual de pochado. -Acabo de quedarme igual.

Para hacer unas buenas mongetes al ganxet, hay que dejarlas

en remojo durante doce horas, aproximadamente.

Después, cocerlas en abundante agua

con una pizca de sal a fuego lento,

hasta que queden cremosas, pero enteras.

Por otro lado, hacemos un sofrito con la cebolleta,

el ajo y las tripas de bacalao, al que añadimos las mongetes.

Finalmente, emplatamos con la butifarra.

¿Cómo vas con eso? -Va lento.

-Jackie, limpia el chipirón. -Sí.

Son sepionet.

Mira, este... Hay que quitar este...

¿Cómo se llama este? Una...

-Quítale eso. -Ya está.

-Quita lo duro. (RÍE)

-El tomate. -No te preocupes.

Eso se hace enseguida. Ahora quiero encebollado.

-Eso sí. -Que quede ya perfecto y aguante.

Concursantes, habéis agotado la mitad del tiempo.

Madre mía. Venga a darnos caña.

Os quedan menos de 37 minutos.

¡Oído! -¡Oído!

-Oído.

-Voy a hacer la prueba. ¿Están contados los platos?

-Abajo le quiero meter el "fagioli".

-No. Solo arriba.

Abajo ponemos la butifarra negra y los chipirones.

-¿La butifarra está lista? -Sí.

-Sí, mira. Creo que sin el timbal, lo hago más rápido.

Lo hago a mano y lo hago más rápido.

-¿No lo haces con esto? -No, porque es peor.

-¿Cómo peor? -Que no queda redondo, igualmente.

-Hombre, Tania... ¿Cómo que no queda redondo?

-No queda redondo. Míralo.

No puedes poner mucho. Pones poco. Va a más grande.

Mirko, que luego va la mongete grande. Que no.

Es mejor así. Porque va así.

Va un trozo de butifarra abierto. -Mira qué bien queda.

-Pero que es un montón eso. -No es un montón.

Esto aplastado sí da asco,

ya te lo digo. -Vale. Bueno.

Veo que estáis emplatando. Empezando.

-Estamos empezando a emplatar. No me asustéis.

He venido casi corriendo cuando veía que estáis emplatando.

Ahora vamos a ir emplatando, porque luego nos pilla.

Este tomate está caliente. Está calentito.

Cuando venga el pueblo, va a estar frío.

¿Qué plato vais a hacer? ¿Frío, caliente? ¿Semitemplado?

Caliente. Caliente. Pues tenéis

suerte, porque hace sol.

Estamos salteando un poco de cebollita y ajete.

Y, por último, pondremos estas salteadas.

Una cucharadita en cada sitio. Como tiene muy buena pinta,

espero que este plato caliente no se enfríe

por poner el tomate demasiado pronto.

Venga. Venga. Gracias.

-De maravilla. De primera.

-Yo los conozco. Ya los conoces, ¿no?

Este estuvo conmigo en el restaurante.

Estos han hecho medio Barcelona.

Mira el detalle. El detallazo este

del hielo es de "pro", eh.

Contadme. ¿Qué estáis haciendo?

Ahora estamos haciendo un puré de almendras

y lo vamos a intentar llenar o trabajar con esto.

Las mongetes se están cocinando y falta poco.

¿Y cómo las vais a poner? ¿Las vais a saltear después?

Saltear con la tripa de bacalao. Al final, para darle

el sabor ahí bueno. Pinta muy bien esto.

A ver si no se despistan en el último momento.

Muy alto. Vamos, chicos.

Gracias, Carles.

Nos vemos.

Hola. ¿Se puede? ¿Qué tal todo?

Muy bien. Tania, ¿de dónde eres, pues?

De Barcelona, de Cataluña. ¿Cuántas butifarras has comido?

Es que a mí me gusta más la otra butifarra, la blanca.

La negra no me termina... Soy más del otro tipo.

¿La butifarra negra cómo se suele comer?

En dura. Pasada por la plancha.

Está marcada por la plancha.

Pero como lo vamos a hacer en un timbal.

¿Puedo? (AMBOS) Sí.

Para estar pasada por la plancha,

no tiene costra. Se ha deshecho.

No sé yo, eh. ¿Qué hacemos?

Es que se deshacen cuando las marcamos.

-Tenemos otra butifarra. A ver.

Cambiar el chip de la butifarra.

-Cuidado, que pincho. Y que corto.

-Las sevillanas. Las sevillanas.

¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

-Bueno, dándole un toque con el jamón.

Muy bien. Corriendo. ¿Es la primera vez

que trabajáis con esto? Sí.

-Es la primera vez que lo veo fuera de un bacalao.

¿Y sabes cómo se cocina?

Como dice nuestra madre, todo pochadito,

al final, está bueno. -¿Y la butifarra dónde?

-Estamos pensando hacer con la patata,

una milhoja de lonchita de butifarra, patata.

Para acompañamiento para las mongetes.

-No tendrá nada que ver con lo que todo el mundo

conocerá de este plato. Lo hemos pensado así.

-Pues mejor. Mejor. Parece que tienen las cosas

bastante claras. A ver si os hago una idea.

Muchas gracias. Suerte. Venga.

-Se me están quemando un poco, pero lo estamos arreglando.

La mezcla del tostado quedará mejor.

Como le gustan a los catalanes, tostadito todo.

Vamos a ver a los chicos de El Kiosko, a ver qué tal

se están portando. Buena.

-Kioskeros, ¿cómo estáis? -Un placer.

Nos estamos poniendo a prueba con unos platos.

A ver qué pasa. La butifarra con un poquito

las judías catalanas, no me sale.

-Las mongetes del ganxet.

-Hay que tener práctica. -Sí.

-Y vamos a preparar una especie de ensalada fría

con las mongetes, tomatito.

Vamos a poner los chipirones encebollados al lado del plato.

Y dos trocitos de butifarra.

Y no lo vamos a intentar. Lo vamos a hacer.

-Lo vais a conseguir. Ten cuidado al encebollar

el chipirón, que es muy débil.

Si le das mucha cocción, igual te la cargas.

Es un toque. Cortamos muy finito, en juliana.

Queríamos las cebolletas.

Las vamos a rehogar un poco y mezclaremos.

Esto debería estar ya pochando. No lo voy a hacer con fuego fuerte.

No, pero una cebolla tarda en pocharse...

¿Cuánto tiempo, Carles? Diez.

-Estamos tranquilos. Daros caña,

que después venimos con la vara.

Estamos preparados. -Muy bien.

Oye, felicidades. Hasta luego.

¿Voy encebollando ya? -Sí

Chicos, ¿cómo vamos? Muy bien, chef.

-Muy bien. ¿Qué tal va esta masa de butifarra?

Bien. Muy bien. Está a la plancha o es masa.

Está a la plancha. Sí.

¿Qué tenéis pensado hacer? Tenemos un guiso de tripitas

de bacalao, almendra, jugo de cocción

de las tripas de bacalao. Las vamos a mezclar.

Vamos a colocar arriba de la butifarra.

Y con un tomate asado a la plancha.

Algo tradicional. Algo tradicional.

Mucha butifarra. ¿No va a predominar sobre el resto?

La idea es que la butifarra

es uno de los dos platos, pero la mongete también.

Vamos a intentar equilibrarlo al máximo.

Javier, un cocinero, aparte de serlo, ha de parecerlo.

En vez de con las manos, coloca las butifarras con espátula.

¿Cómo vamos, chicas? Hola. Muy bien.

Oye, esta butifarra verde, qué buena pinta.

(AMBAS) ¿Has visto? Sí.

¿Qué estáis haciendo? Vamos a hacer unas albóndigas

de morcilla. Nos gusta dar un puntito "cuqui".

Te diré la verdad. -Se nos estaban destrozando.

-Se nos deshacía. ¿Sabes qué?

Esta butifarra tiene mucha gelatina.

Cuando no lo pones a temperatura

correcta, estalla. Pero es muy jugosa.

Y ahora digo yo. ¿Cómo vais a contener la butifarra,

al estar redonda? Cuando se empiece a calentar,

se va a deshacer. Está pasada por la plancha.

Pero no la costra por fuera, si la estáis moldeando.

Está ya hecha. -Pero está pensando

en la costra que hace. Claro.

La costa exterior. Está hecha a la plancha.

-La hemos hecho a la plancha. Pero le habéis quitado la costra.

Claro. No, no. -Hemos quitado lo de alrededor.

No, no. Está la costra.

-Entra para adentro. Yo ahí estoy viendo...

Claro. ¿Dónde está la costra de la butifarra?

Metida por dentro. No está costreada.

¿Me entendéis? Te he entendido a la primera.

-Nosotras consideramos que está cocinada.

-Ahora lo hacemos otra vez. Venga.

Si es el plato que creéis que estáis haciendo, adelante.

Ahora hacemos hamburguesas y ya está.

-Es que a mí me cuesta verbalizar lo que pienso,

porque me pongo nerviosa y me quedo callada.

Tengo una actitud demasiado déspota.

Y me centro mucho en lo que tengo que hacer.

Y me cuesta mucho comunicarme con la otra persona,

en este caso, con Cristina. Me sabe mal.

-Vamos, que no me hace ni caso. -No le hago caso. Paso.

Concursantes, quedan 15 minutos.

Y nuestras food trucks dan la bienvenida

al pueblo de Cambrils.

Hay que ir echando. ¿Me echas más, por favor?

Poquitas, porque si no, no puedo todas.

-Vamos bien, Jonatan. Vamos bien.

Los vecinos visitan el campamento para degustar una tapa.

Primero, tienen que pasear por las food trucks

para elegir el más apetecible. Su llegada provoca

que los concursantes empiecen a cautivarles.

¿Qué tal? -Bien.

-Estamos preparando mongetes con butifarra negra.

-Lo vamos a colar ya, ¿no? -Vamos fatal.

-Hola. Faltan todavía las mongetes y ponerlo todo.

-Pueden encontrar muchas cosas buenísimas en la feria.

Pero las más ricas ricas, se lo digo yo,

para comerlo con los ojos cerrados.

-Quedaros aquí, por favor, que vamos con el tiempo pegado.

No se vayan, por favor. Sobre todo, usted,

que combina con nosotras.

-Unas "morchetas" con butifarra, tomate asado y un sofrito.

Con tripas de bacalao y eso, ¿no?

Salteadito. Sí. Mar y montaña a tope.

-¡Señoras y señores, donde mejor

se hace las mongetes, aquí, en La Vermuneta!

-¡Alioli!

-¿Cuántas has hecho? -Mira.

Hombre, que lo eches ahí y lo saltees, caballero.

¡No! En la sartén, en la sartén. -Ah, que las eche todas.

-Hombre, vamos ahí.

Acaba conmigo mi padre, de verdad.

Hoy es un día especial para muchos de nuestros concursantes,

porque reciben la visita de familiares muy cercanos.

¡Mamá, papá! ¡Papis, que estoy aquí!

-Hola. -Hola. Ahora estoy

un poco atareada. -¡Hola! ¿Qué tal?

-Aquí estamos, montando el plato. -Ah, con chipirones.

-Vosotros tenéis que coger a gente para que venga a probarlos,

de Barcelona. Tenéis que ir haciéndolo

con la gente. Los hemos hecho con mucho cariño.

Son chipirones en su tinta con butifarra negra.

-Muy grande. -Estupendo. Dale.

-Tendríamos que cortarla por la mitad.

Podríamos cortar la mitad para cada persona.

-Supercontrarreloj. Hoy se nos vino el tiempo encima.

Imposible emplatar ya. Todos los platos que tenemos

ahí arriba, todos tirados. Y decidís: "Bueno, vale".

Pero la idea es ir poniéndolos poco a poco.

-Pero rápido. -Todo todo junto.

Y el emplatado y la decoración.

El toque es importante. -Importante, sí.

Concursantes, quedan cinco minutos.

Falta el tomate ahí. Yo pongo el sepionet.

La decoración. -Xaro, de verdad...

-Te lo juro, que no llegamos. -Llegamos de sobra.

Toma, hija, el biberón.

-Ya vamos, ya vamos. Esto ya...

-Ya está cogiendo forma.

-A ver si está bueno. -Esto es una versión andaluza.

Así que... -La decoración.

-Me voy a lavar las manos. -¿Qué dices?

Si está por emplatar. ¡Por el amor de Dios!

-Xaro, no puedo emplatar contigo.

Emplata tú y lo que no quiero es ponerme a discutir.

-Esto encima.

-Las mongetes, lo que voy a hacer ahora, es poner un poco

de tomate asado en taquitos, acompañando más

al tomate que tenemos ahí.

-Lo que estoy poniendo ahora son...

-Sepionet. -Eso es.

-Yo creo que lo tenemos, ¿no?

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

¡Se acabó! ¡Vermuneta!

(APLAUDEN) -Se acabó.

(GRITAN)

-Habrás visto que las "monchetas" han salido...

-Las "monchetas" han salido bien. -Ha sido por mí.

-Hombre, será de todas las veces que las hacemos en casa.

-Lo he leído aquí. -Ahí no hay "monchetas".

No hay "monchetas". -Algo he pillado.

Cambrils, el menú de hoy es mongetes del ganxet

con butifarra negra y tomates asados,

al estilo foodtruckero.

Elegid cocineta. ¡Señoras, señores!

Tenemos por aquí unas tapas

fantásticas con mucho color. Pasen por aquí.

-Muchas gracias. -De nada. Un placer.

-Os dejo aquí esto para coger las servilletas.

-Con aliño. -Muchas gracias.

-Nada. Venga. -Tiene muy buena pinta.

-Muchas gracias. Gracias. -A vosotras.

Entre las visitas a Cambrils, Carlos Maldonado recibe una

muy destacada, la de su compañero Kevin, de "MasterChef".

¿Qué pasa, campeón? -¿Cómo estás?

-¡Chaval!

-Voy a darte un beso. -Has venido, eh.

Rubia, ¿qué dices? -¿Qué tal?

-Muy bien. ¿Y tú? -¿Queréis pasar

a nuestra humilde morada? ¿Queréis verlo?

-Pasad. Humilde morada, por favor.

Ten cuidado con la cabeza. -Cuidado con las cabezas,

con las cebollas y con todo el tinglado.

-Imagínate cocinar aquí. -Vaya estrés.

-Y con él. -Y con este.

-Está muy guay. No tiene nada que ver

con "MasterChef", tío. Son todos profesionales.

No somos los patanes de "MasterChef".

-Mira a gente con pegatina en la mano.

-Muchas gracias. ¿Te ha gustado? Tiene un toque de Huelva, eh.

-Cójase usted el que quiera. Ahí tiene la cuchara.

-Ahí tenéis las cestas. Allí hay servilletas.

-Acá están las mongetes. ¿Dónde van?

Hola. Vengan. Están acá. Ahí no están.

-Quedan cinco tapas. Cuatro tapas. Vamos.

-¡Venga, venga! Cuatro, cuatro.

-¡Venid aquí con el barco a comer! Por favor.

-¡Venga, acercaros! -¡Acercaros!

-¡Acercaros, por favor! ¡Acercaros!

-Toma. Esto, esto, no.

-De verdad, le doy un beso.

-A usted también le doy un beso. No se ponga celoso.

-A ver si está bueno. -A ver lo que dices después.

-¡Gracias! -¿Quieren más?

-Ahí está, máquina. -Muy bien.

-¡Venga, el último plato!

(APLAUDEN)

(SILBA) (GRITA)

¡Vendido!

¡Las mongetes de La Vermuneta! ¡Vendido!

-¿Qué le ha pasado? -Le ha dado, le ha dado.

-¿Qué le ha pasado a este?

-Nos ha quedado uno. -No pasa nada.

-A ver si hay un cliente que se decida por nosotras

y que se quede sin comer.

Cristina lleva cinco semanas sin ver a su hija

y su visita es toda una sorpresa cargada de emoción.

Mira a mamá.

-Cuando doy la vuelta a la caravana,

me veo a mi terroncito de azúcar delante

y ha sido... vamos... muy grande.

-Es que lo flipa con su hija

que no veas. -Ay, tía.

-¿Qué ha pasado? -Pues que hemos cocinado.

Casi lo reventamos todo. ¿Has visto? Qué guapa estás.

Que ganchos más chulis llevas.

(RÍE) No me tires al suelo, loca.

Más emocionante. Lo más grande

que llevo de momento en el programa.

-No llores. No llores.

¿Qué tal? -Lo que es la mongete,

la ha dejado al dente. Y no se deja al dente.

Hay que dejarla en su punto.

Y la butifarra ha estado vuelta y vuelta a la plancha.

No puede ser, porque por dentro está cruda.

Hay que dejarla a fuego lento y, al final,

hacer el toque vuelta y vuelta. Ellos les ponen mucho amor.

Hay que ponerle más todavía. Más todavía.

Oli, más amor. Los chicos muy amables

y simpáticos. Tienen que mejorar. Yo también tengo que mejorar.

-¿La almendra le queda bien? -Sí, le queda muy bien la almendra.

Vamos a darles las mongetes

a una Estrella Michelín. Qué nivel. Miedo me da.

-Está bien hecha la cocción, la butifarra.

La mongete está bien en la cocción.

Se nota que está construido sobre la marcha,

que habéis cocinado cada una de las cosas.

Pero creo que es un plato sin sentido,

pero es un plato limpio. -Muy bien.

¿Qué les ha parecido el plato? Buenísimo.

-Genial. Eso no vale.

Eso es como padres. Y ahora pregunto, ¿y como suegros?

¿Qué tal es el plato como suegros? Buenísimo.

-No está igual. No está igual.

-Sí, sí. Tania es mucha Tania.

La que corta el bacalao, nunca mejor dicho.

Andrea, la novia de Jonatan, acude a Cambrils

para degustar la tapa de nuestro concursante.

¿Qué te ha parecido nuestra tapa?

¿Sabéis quién es? -Sí.

Yo creo que sí. Yo creo que sí.

Esa es la fuente de inspiración. -Bueno, muy bien.

Me alegro mucho. Bueno.

Bien, chaval. -Ya te digo.

A partir de ahora, me veo cocinando mongetes.

¿Probaríamos otro o repetiríamos aquí?

Yo probaría otro. -Yo probaría otro.

-Gracias. No pasa nada. Por lo menos, son honestas.

Carles, muchísimas gracias, de corazón.

Gracias a vosotros. Lo importante de esto

es que cada uno tiene su personalidad.

Sí. Te puede gustar más uno, el otro.

Pero la convivencia entre todos tan distintos,

es lo que marca ese estilo de los food trucks.

Carles, muchas gracias. Y nos vemos

con nuestros food trucks

en las carreteras. Muy bien.

Cambrils, vamos a despedir con un fuerte aplauso

a Carles Abellán, por favor.

Chao, chao.

Las emociones surgidas con la visita

de los vecinos de Cambrils y de algunos familiares

y amigos de los concursantes se olvidan,

porque llega la hora de la verdad: la cata del jurado.

¿Qué tal, Tania y Mirko? Muy bien.

Arrasando en mi tierra.

Ella se lo dice todo, ¿no? Pues no sé yo

si es arrasando o abrasando, porque mira

cómo tenemos los chipirones de negros, eh.

Negros, no sé, pero arena tienen un poco.

¿Ves cómo cruje cuando como?

En cocina, existe el cariño, como el que teníais hoy

que venían tus padres y hasta tus suegros,

fíjate qué palabrota.

Pero existe una cosa que se llama hilo conductor.

¿Cuál es el hilo conductor de este plato,

que no me queda claro? Tengo, por un lado,

las mongetes. Por otro, el tomate.

Por otro, la butifarra. ¿Y qué hay que me una todo?

No hay hilo conductor. Está todo puesto sin orden.

Venga. Suerte. Gracias.

Gracias.

Saca aguja e hilo para hacer el hilo conductor.

El cartel de vendido.

O regalado. Porque había un barco por ahí

y les habéis tirado la comida.

Todo. En este plato veo una cosa

positiva. La butifarra. Que no ibais bien,

que se os iba a deshacer. Habéis tenido la enorme capacidad

de mejorar y de hacerlo bien.

¿Qué tal? ¿Estáis contentos? Sí.

-Básicamente, utilizamos la textura de la morcilla.

Solamente tocando la butifarra, para mí es la cocción perfecta.

Habéis marcado bien. Le habéis quitado la tripa.

Y así es cómo se cocina las cosas finas.

Almendras también. Muy rica y muy jugosa.

Muchas gracias.

-Para el señor que nos comentó

eso del plato y tal.

Un besazo.

¿Qué tal, campeones? ¿Qué tal?

Aquí estamos. Ya ves. Me he enterado

que os habéis llevado un sustito, ¿no?

Con el maestro Abellán.

Lo único que voy a decir, y me da coraje,

es que, por una vez, discrepo con Carles.

Os digo que sí tiene sentido.

¡Olé ahí! Muchas gracias.

Agur. Vamos bien.

Nos dicen que sí, el otro... -¿A quién hacemos caso?

-A los dos. -Al que sí, al que sí.

Claro. -Está bien.

Bueno, campeones, ¿cómo estamos? Buenas tardes, chef.

¿Cómo estamos? ¿Todo bien?

Lo que hay aquí roto, ¿qué son? ¿Trozos de alubias o almendras?

Trocitos de almendras.

Yo creo que en este plato se ve hoy más emoción

que concentración. Porque yo entiendo

que, Jonatan, como estás en tu tierra,

estabas emocionado, más susceptible

y, encima, teniendo a Andrea.

Las mujeres sabes que nos ponen nerviosos siempre.

¿Sabes qué te digo, querido amigo?

Que viendo este plato, no sé yo si ha sido el mejor día

para que Andrea venga a probarlo.

Sabes que siempre es un riesgo.

Suerte. Muchísimas gracias.

Gracias. Así no cocino en casa.

Algo es algo. Cariño, ya sabes.

Cocinas tú.

¿Qué tal, chicos? Señores.

Yo no sé si pedirte un cuchillo

o una motosierra para esa butifarra.

Pedazo trozo de butifarra. Somos muy generosos.

Generosos o descompensados. Tenemos dos señoritas.

¿Te referías, quizás, a nosotros? No.

Nosotros podemos llegar a ser señoritas por el gusto que tenemos

a la hora de cocinar y emplatar. Mucha suerte.

Cuando digo que tenemos dos señoritas,

quiero decir que son dos ingredientes muy finos

en el plato, como la butifarra y la mongete.

Y no estaba hablando de Álex o Urrechu.

De ninguna manera son dos señoritas.

Hola. Hola. ¿Qué tal?

Chicas, ¿cómo estamos? Buenas tardes.

¿Estáis contentas? Sí, mucho.

-Sí. ¿La tripa de bacalao

la habéis utilizado? Va dentro.

Es muy rica, muy melosa. Está muy buena.

Me parece que están muy bien compensados los sabores.

¿Sí? Todo tiene un sentido.

Está bueno. Me alegro.

Concursantes, vais a catar el trabajo

de vuestros compañeros y competidores.

Por primera vez, votáis a ciegas.

Sin saber a qué equipo pertenece el plato.

Vuestra decisión es tan importante,

que envía a un food truck directamente al Último Cocinado.

La cata a ciegas es algo

que va a hacer que, entre todos los compañeros,

votemos con criterio

y no con colores.

Yo creo que ahora la gente va a elegir el plato

en base a lo que realmente le dice el paladar.

-Vamos. -Vamos. Cogemos una, ¿no?

Hoy, por primera vez, la cata a ciegas permite

que los concursantes no voten por afinidad,

como lo venían haciendo hasta ahora,

sino por estricto criterio gastronómico.

Tía, yo... -¿Te apetece?

-No. -Trae para acá.

-No me gusta la morcilla. Para mí, es un sufrimiento.

-¡Hum! ¡Uh!

Duras como piedras. -¡Hum!

Con crema de almendra.

-Ese está muy bueno. -Buenísimo.

-¿Está soso? -Seca.

-¡Ostras! Esta también está durita.

-Al ser tan gordo, no ha llegado bien el calor.

-Hay mucha arena dentro... -De los chipirones.

-Qué bueno está, ¿no?

Está riquísimo. -Esta está jugosa. Mira.

-Esta presentación. -Muy bueno.

-Completamente quemada la almendra. Quemada.

-No me gusta. -Sí. Tiene mucha cebolla

y le falta el tomate, eh.

-Para nosotros, el peor plato es este. Este.

-Ese. -El que está menos...

El que menos nos gusta.

-No sé. Creo que el voto negativo se lo doy a este.

-¿Coincidimos? -Coincidimos.

-Muy bien. Este es el peor plato.

Concursantes, entramos de lleno

en uno de los momentos más tensos del programa.

Habéis catado los platos de vuestros compañeros

y tenéis que decidir cuál es el que menos os ha gustado.

Lucía y Mar, de La Cayejera, seguro que hace mucha ilusión

ser las primeras en inaugurar

la votación. Sí.

Lucía, tráenos tu plato, por favor.

La verdad es que nos hemos parado en este plato

en las alubias. Para nuestro criterio,

estaban duras y no es un plato que yo terminaría.

Vamos a descubrir a quién habéis votado,

que ni vosotras mismas lo sabéis. No.

Habéis votado a los Dali's.

Llamo, a continuación, a los miembros de El Kiosko.

El único que nos pareció que no nos gustaba, era este.

Pues tu voto es para...

Las chicas de La Cayejera.

Llamo a Mirko, de los Dali's.

Para nosotros, había demasiada butifarra.

Era un plato demasiado cargado de butifarra,

con los complementos así, eran minoritarios.

Pues este plato pertenece a...

La Vermuneta.

No lo habría pensado nunca. -Vaya.

No lo sabía.

Las chicas de la Rolling Caravan.

Hola. Hola, Xaro.

Hemos visto que habían un montón de ingredientes

integrados. No podíamos distinguirlos.

No nos ha gustado la presentación.

Y tenía la almendra quemada.

No tenéis ni idea de a quién habéis votado, ¿verdad?

Nos gusta mucho esto de la gallinita ciega.

Pues habéis votado a las chicas

de La Cayejera. Dos.

Segundo distintivo negativo, chicas.

Ahora es el turno de La Vermuneta.

¿Por qué ese plato? Las alubias estaban un poco duras

y desarmadas. Tenía muy poco sabor el tomate.

Y encontramos una sepia con arena

adentro. Estaba sucia.

¿Imaginas a quién corresponde el plato?

La verdad es que no. No. Sinceramente, no.

Habéis votado a los Dali's.

Segundo distintivo negativo.

Con esto, estaríais en un empate técnico

con las chicas de La Cayejera.

Los Maldonado. Hoy le toca a él.

Hoy, que tire el padre. Como hoy no se sabe,

a Carlos padre le va a costar

menos, ¿verdad? Me va a costar lo mismo.

¿Por qué no te ha gustado ese plato, Carlos?

No sé. Entre otras cosas, tenía que elegir uno.

Estaba un poco más dura la...

la "chisma" esta. -"La chisma esta".

Las mongetes. No, no. El... La "chisma" esta.

La morcilla o lo que sea esto. La butifarra.

La butifarra. Es que no me acordaba.

Y, bueno, quizás, la presentación. Pero, vamos.

Bueno, pues habéis elegido que el peor plato...

es el de vuestros amigos los Somewhere.

Gracias, Carlitos. -Hombre, tanto como eso,

como darme las gracias...

Vamos a hacer una recapitulación.

Tenemos con dos votos, Dali's.

Con otros dos votos, La Cayejera.

Un voto para Somewhere. Y otro para La Vermuneta.

Y, por último, Somewhere, cerráis la votación.

Ven junto. Ven.

Buenas. Tu voto puede, o condenar a Dali's,

o condenar a Cayejeras, o provocar un empate.

Pues.... no encontramos la sepia.

Había mucha butifarra.

Encontramos duras las mongetes.

Pues este plato pertenece a...

La Vermuneta.

Perdón.

Esto significa que se ha producido un triple empate

entre Dali's, Cayejera y Vermuneta.

Realmente, es el plato en el que nos hemos arriesgado

algo menos. Entonces, correcto.

Ya sabéis lo que pasa cuando ocurre un empate.

Que entra la retaguardia.

¿Ya podemos hablar? -Claro.

Nuestro food truck se llama Mishtó Gastrocaravana.

Yo me llamo Radu. -Yo me llamo Mihai.

-Somos hermanos. Venimos de Igualada,

aunque somos rumanos y llevamos aquí toda la vida.

Cuando acabes, punta de sal. Y échale

un pelín de aceite de oliva. -El cocinero es él.

Yo soy el pinche. -Él es el pinche.

¿Pero qué haces, tío? -¡Madre de Dios! ¡Madre de Dios!

-Yo me cogí la food truck, prácticamente, solo.

Y a partir de ahí, pues busqué una persona

que me pudiera acompañar en la aventura.

Y qué mejor que mi hermano, ¿verdad?

-Estoy aquí para lo que haga falta. -Menos mal.

¿A qué hemos venido, hermano? -A ganar.

-Hemos venido a ganar.

Vamos a sorprender al jurado haciendo una cocina rica,

honesta, como siempre hacemos. Sabor y rock and roll.

Radu, Mihai. Sois hermanos. Vivís en Barcelona.

Así es. ¿Qué tenéis vosotros para

ganaros un puesto de titulares? Sobre todo, ganas.

Y esperamos estar a la altura también, aparte de tener ganas.

Acabáis de llegar y tenéis un papelón encima.

Vais a tener que catar tres platos y determinar

cuál es el que menos os gusta.

Así, para empezar. Para empezar.

-Bien, bien. Nada. Sin presión. Podéis probar, por favor.

Es difícil entrar y ya el primer día tener

esta responsabilidad en tus manos de tener que mandar a alguien

a la prueba de eliminación.

Vale. Lo tenemos.

¿Qué plato es el peor de los tres y por qué?

No ha sido fácil, pero los dos coincidimos

en que, quizás, este es es más flojito.

Tania y Mirko, los Dali's. Cómo nos gusta correr.

-La retaguardia también debería haber catado a ciegas

para ser más justos. -Sí, porque, para nosotros,

ellos han tenido tiempo, antes de dar

una valoración del plato. Han tenido tiempo de dar

una valoración objetiva, visual.

-Ves a La Vermuneta, ves a nosotros.

-De los diferentes equipos.

-Le falta, para mí, un poquito de saber, en general.

Y, sobre todo, pues eso, la judía un poquito seca.

De verdad que... -Nada, nada. Ningún problema.

Dali's, esperábamos, de ti, Tania, algo

bastante mejor, ya que estabas en la tierra.

Pero la tierra está en el sepionet. Exacto.

Ese error en una cocina es imperdonable.

La sepionet no puede tener nunca tierra.

Hay que limpiarla mucho mejor.

Vuestras mongetes se merecían bastante más gracia.

¡Que eres catalana, hombre! ¡Mecachis en la mar!

Tienes que ganar por la mano.

Uno nunca es profeta en su tierra. Entonces...

Hoy, en Cambrils, por lo tanto, el equipo de Dali's,

Tania y Mirko, habéis hecho el pro plato.

Nuestro jurado ahora, Álex y Urrechu,

tiene la última palabra. Será su veredicto

el que determine qué otras dos parejas os acompañarán

en el Último Cocinado.

Sinceramente, nuestro plato, para nosotros,

no era el peor, el peor plato.

Kiosko, con la butifarra que poníais en cada tapa,

podrían haber comido tres personas.

Hay que buscar la armonía en el plato.

Una tapa foodtruckera tiene que ser rica y limpia.

La cantidad me parecía que estaba bien,

acompañando a lo demás. Era exagerada la proporción

de butifarra con el resto del plato.

Las mongetes estaban un poco duras.

Habéis tenido un problema de cocción

y no lo habéis sabido resolver.

Estamos muy bien y mal. -Muy bien mal, quiere decir mal.

-Muy mal. -Para mal, muy bien.

Muy bien mal. Sí.

Muy mal.

Vermuneta, vuestra tapa estaba demasiado oscura

y no era nada pero nada atractiva a la vista.

Mea culpa. Cocer a la vez las mongetes

con el sepionet y la tinta, pues, como habréis visto,

no es muy buena idea. No tiene la elegancia

a la que nos tenéis acostumbrados.

Este tamaño de butifarra es tan sumamente basto,

que si cerramos los ojos, ¿sabéis a quién me ha recordado?

A mis amigos de la chapela Café Racer.

Pero la hemos puesto abajo. Vosotros, queridos amigos,

sabéis hacerlo bastante mejor.

Es francamente difícil versionar algo,

porque siempre te parece que prostituyes el plato.

Con lo cual, pido disculpas, porque ha sido culpa mía.

Creo que tiene toda la razón, en cuanto que la emoción hace

que no seas capaz de arriesgar más, porque tienes

demasiado fijada en la mente los sabores y recuerdos

como para intentar jugársela.

Somewhere Cafe, la butifarra estaba en su punto, increíble,

como a mí me gusta. A Los Maldonado

les pedimos creatividad. Y a vosotros, un pelín más

de tradición. Todavía no nos habéis mostrado

destreza elaborando tapas clásicas.

Tomad nota, por favor. (AMBOS) Oído.

-Hacemos nuestra versión, como siempre.

La Cayejera, es la primera vez que trabajáis con las mongetes

y la butifarra, ¿verdad? Sí.

Cualquiera lo diría. Ha sido uno de los sabores

más conseguidos de todos.

Y otra cosa, vuestra forma de emplatar necesita mejorar.

Urgentemente.

Maldonado, vuestra propuesta es la más tradicional de todas.

El salteados de los mongetes ha potenciado el sabor

de la legumbre. El sofrito estaba realmente rico.

Y la butifarra muy bien marcada. Buen trabajo.

Gracias. -Gracias.

Pero hoy no sois los mejores.

Rolling Caravan, nos encanta que toméis nota

de las indicaciones que os hacemos y que os ayudan, además, a crecer.

Vuestras hamburguesitas de butifarra negra

eran 100% foodtruckeras, fáciles de comer y muy sabrosas.

Gracias. Pero lo mejor, ¿sabéis qué ha sido?

El ver cómo habéis cocinado y cómo habéis guisado la sepionet.

Era, sin duda, la más rica de todas.

(AMBAS) Gracias.

Cristina, Xaro y tú...

¡habéis hecho la mejor tapa

del día! (APLAUDEN)

-¡Bravo!

-¿De verdad?

Gracias. Estamos muy contentas. No nos lo creemos.

-Estamos felices. Nos han dado... ¡el mejor plato!

Dali's y Mishtó, los recién llegados, vosotros sois

los dos primeros equipos en pasar al Último Cocinado.

Pero os van a acompañar dos parejas más.

A ver quién.

Los dos food trucks que irán con vosotros

al Último Cocinado

son...

El Kiosko. ¡Uf!

Me siento como que no es justo.

Vuelve a parecerme que no es justo que nominen nuestro plato.

Y...

La Vermuneta. ¡A correr!

-Siempre dijimos que, en algún momento,

nos iba a tocar correr y si nos toca correr

en la tierra de Jonatan, quizás sea mejor.

Rolling Caravan, Somewhere Cafe, Maldonado, La Cayejera,

enhorabuena. Vosotros os habéis garantizado

una tapa más en la caravana. Felicidades.

Solo vosotros viviréis una experiencia foodtruckera

llena de color y fantasía. Os va a encantar.

Podéis cerrar vuestros food trucks.

Todos corréis la carrera de ingredientes

y uno de vosotros tendrá una ventaja.

A estas alturas, todo lo que consigáis

en vuestro beneficio puede ayudaros a continuar en la caravana.

Es muy importante ganar la Miniprueba,

la de hoy tiene que ver con vuestra capacidad

para solventar un mal trago.

Creo que a vuestras cocinetas les vendría muy bien un porrón,

¿no os parece? Beber en porrón tiene

una parte social que se complementa bien

con vuestra comida callejera de alta calidad.

El porrón es la forma tradicional de beber el vino

en la cultura catalana. Os voy a presentar

a un experto en todo esto del porrón:

Manel Murel, de Casa Gallau.

(Aplausos)

¿De dónde viene la costumbre de beber en porrón?

Los payeses y los marineros, en vez de llevar

botellas de cristal, como se rompen todas,

empezaron con el porrón. Para que no se rompan,

los forran con esto. Con la redecilla.

Con la red del final del arte del arrastre.

Ah... Que es donde va el copo.

Y admite todo tipo de bebida, también el cava, el porrón.

Hombre, esto es esencial. Sí.

Aunque dicen los puritanos

que el cava en porrón no se debe beber.

Voy a aclarar que aquí nuestros concursantes

no van a beber alcohol.

Con lo bien que entra el cava, ¿eh?

Manel, la técnica es con el brazo estirado, ¿verdad?

Sí. No es levantar la cabeza para arriba, ¿eh?

Al contrario, hay que levantar el brazo para arriba.

Por favor, ilústranos, Manel.

Muy bien. No cae ni una gota, ¿eh? Ni una.

Bueno, yo voy a probarlo también.

Levanta el brazo, levanta el brazo.

(RÍE)

No se me ha dado mal, ¿eh? Has sido valiente.

(Aplausos) (RÍE)

¡Oye! ¡Joder cómo lo hace!

¡Muy bien! ¡Sí, sí!

(Aplausos) ¡Muy bien!

¡Ahí, ahí, sí, señor!

Espera, que los vascos... Venga.

Muy bien, muy bien.

Bueno, pues esta es la prueba, solo participa

un miembro del equipo y jugaremos de uno en uno.

Nos queremos asegurar que nadie flexiona el brazo, ¿vale?

Tendréis unos segundos de tomar el contacto

y, en cuanto estiréis el brazo,

comienza a contar el tiempo, ¿vale?

Gana el equipo que aguante más tiempo tragando.

Bueno, pues ahora quiero saber quién va a participar

en cada uno de los grupos. Dalí's, contadme quién participa.

A Mirko se le da muy bien. -Tuve suerte la otra vez.

Perfecto. -Qué pasa dos veces.

Los nuevos, Mishtó, recién llegados.

-Yo. Tú, Radu, perfecto.

Kiosko, Ariel y Gonzalo.

Gonzalo, otra vez te la juegas. Si el vasco toma, yo también.

(RÍE) Muy bien.

Y, por último, Vermuneta, Jonatan y Javier.

Lo va a hacer Jonatan. ¿Jonatan?

Es que dice que ya voy ciego de serie.

Bueno, chicos, en este programa todo puede pasar

y tenemos sorpresas para vosotros.

Concursantes, hoy bebe del porrón el otro miembro del equipo.

(Risas) Joder...

Así es "Cocineros al volante", inesperado, imprevisible

y muy divertido. ¡A beber!

¡Lo que tú querías! ¡Aúpa!

Tania, eres la primera.

Coge el porrón. ¿Ah, yo?

Toma contacto.

Hasta que no estires bien el brazo,

no vamos a empezar a contar. Mira qué brazo largo,

tengo el brazo muy largo.

Nunca he bebido de porrón y, luego, encima,

tengo los brazos superlargos que el porrón va a llegar al cielo.

¿Tú eres catalana o de Cuenca o de por ahí?

¡Estiramos el brazo, Tania!

¡Muy bien, Tania! ¡Muy bien! ¿Eh?

Muy bien. Qué buenas tragaderas.

Muy bien, muy bien, muy bien.

Ya no más. 21 segundos

bebiendo del porrón.

Me he reído, pero me he visto superbien.

Pensaba que era más complicado, lo es, pero le coges el tranquillo.

Podía haber bebido más.

Ahora, vamos con el Kiosko, Ariel y Gonzalo.

Vale. -Ponlo en la boca que caiga

el chorrito, y estiras el brazo, ¿de acuerdo?

-¿Empiezo? -Sí, pero no dejes de tragar.

-Vale. Traga, traga, traga,

eso es lo importante.

Estira. ¡Estira, Ariel!

¡Estira el brazo! ¡Traga, traga, traga,

traga, traga, traga, traga,

(Palmas) traga, traga, traga!

(RÍE) Traga, traga, traga...

Madre mía. ¡Traga! ¡Vamos, todos!

(TODOS) ¡Traga, traga, traga,

traga, traga, traga! (RÍE)

¡Traga, Jackie! ¡Campeón!

(Aplausos y ovación) ¡Ah!

-¡Muy bien! Muy bien, muchacho.

-Es que tengo sed. Has estado tragando 37 segundos.

(RÍE) ¡Muy bien! Ah...

Muy buena marca. Mihai, es tu turno.

Venga, más estirado. Ahí, ahí.

Muy bien, muy bien, Mihai. Buena planta.

Ahí, ahí. Parece que lleva bebiendo

porrón toda la vida.

Bueno... ¡Oh...!

(RÍEN) -¡Qué boludo!

(Risas y aplausos)

Espero no... No haberte... No, he sido yo, creo.

11 segundos.

Bueno, va, no pasa nada. De momento, el peor resultado.

Vamos a los últimos, a la Vermuneta.

Muy bien. Tienes que superar 37 segundos

del Kiosko, ¿eh? Lo intentaremos.

Es la primera vez que veo este cacharro, como diría Carlitos,

de los Maldonado. -Este copón.

-Eh, pensé que era un florero.

Venga, brazo estirado. Muy bien.

Muy bien estirado el brazo, ¿eh? Sí.

Bueno, estoy impresionada.

Es tan bueno bebiendo como cocinando.

-Este va a pasar de los 30.

Buen tragón este.

Es un buen tragón dice... Eh, sí, sí.

¡Tiempo! ¡Viva el Richeto!

¡Muy bien!

(Aplausos) Has hecho un minuto 22 segundos.

¡Ah...! ¡Enhorabuena!

¡Viva Richeto! Yo creo que Javier

lo ha hecho tan bien que ni un catalán

lo habría hecho mejor.

Jonatan, Javier, la Vermuneta, ¡felicidades!

Habéis ganado la ventaja.

Gracias. Mañana vais a cocinar

de una manera muy distinta a la que acostumbráis.

Ahora, a descansar.

¡Hasta mañana!

-Tío, vamos a ver, que seamos los últimos bebiendo en porrón,

eso es inadmisible, macho, llevamos 25 años viviendo aquí.

-Me he atragantado. -Tío, tú tienes que estar allí

como el que más, bebiendo ahí como un campeón.

Concursantes, ¿qué tal?

Bueno, los salvados: Maldonado, Cayejera,

Somewhere Café, Rolling Caravan, este es vuestro premio

por haber sido los mejores.

Vais a experimentar un caso práctico de cocina callejera

de la mano del prestigioso pastelero Christian Escribà.

(Aplausos) ¡Bravo!

Todos sabéis que hablar de Christian Escribà

es hablar de alta repostería, de obras de arte

llenas de fantasía que da hasta penita comérsela.

Christian Escribà da la casualidad de que tiene un food truck

y está aquí para prepararnos una degustación.

Hay mucha gente que me dice: "Tú eres un artista",

digo: "No, soy un 'tartista', yo hago tartas".

Muy bien. Entonces, es una mezcla

de palabras que, al final, sí que creo

que me definen bastante bien. Y cómo uno de los "tartistas"

mejores de España decide comprar un food truck.

Hay que estar con las antenas puestas,

hay que estar al día y hay que ver, un poco,

las tendencias y lo que pasa y, la verdad, es que

es una manera diferente de entender la gastronomía.

Y, bueno, nos hemos apuntado encantados de la vida.

¿Y qué es lo que lo que hay en la Goofretti?

¿Qué nos podemos tomar? Yo te diría que aquí

puedes tomarte el mejor gofre del mundo,

y no es dicho por mí, sino por mucha gente,

y lo vais a poder comprobar. Están salivando.

(RÍEN) -No, no...

-Al loro. -No, no, me hago el chulo,

(Risas) pero... pero... pero...

Con conocimiento de causa, lo vais a probar.

-Sí, por favor. -De primera, vamos.

¿Os apetece? (TODOS) ¡Sí!

Ah, bueno, hombre, aunque, bueno, también correr por Cambrils

tiene sus cosas buenas, ¿eh?

Lo vais a hacer al lado de la muralla de Setge,

en pleno casco antiguo de Cambrils.

Vermuneta, Jonatan y Javier,

¿cómo va a hacer una persona invidente para correr?

Los ciegos corren con un guía, va a ser el guía

espiritual, culinario y de ciegos.

Se corre así, él va tirando de la cuerda,

va buscando farolas con las que estamparme:

"No cortaste bien la cebolla, no pelaste bien el tomate".

Y vamos corriendo. Hará un gran esfuerzo porque,

igual que es buen cocinero, es buen amigo,

para que lleguemos a buen término. Te agradecemos el esfuerzo

por participar en la carrera de ingredientes, que es

una prueba difícil para ti. Se trata de participar

y de demostrar que las minusvalías se tienen en la cabeza.

Hay que correr y se corre. ¡Muy bien, sí, señor!

(Aplausos)

Cocineros, hoy vamos a incorporar

un nuevo elemento a los food trucks:

La barbacoa.

Espero que controléis muy bien la técnica

porque el plato de hoy lo requiere y lo necesita.

Las galeras.

Es un marisco tan rico como difícil y curioso de pelar.

Vais a preparar una escalivada con galeras a la parrilla.

Tenéis que preparar dos tapas.

Os recomiendo que cojáis buena cantidad de ingredientes,

por si a alguno se le va la mano con la barbacoa.

Tenéis lo más difícil: Las galeras.

Para lo demás, no creo que tengáis problema,

estamos en la tierra de las hortalizas.

Os repetiré los ingredientes una vez y, recordad,

no los podéis apuntar.

Cebolla,

pimiento rojo, tomate,

ajo, berenjena,

sal, aceite de oliva virgen extra,

avellanas, perejil y almendras.

Chicos, os recuerdo las normas: No se pueden comprar

los ingredientes ni entrar en tiendas de alimentación,

tenéis que dejaros ayudar por los vecinos.

Cuando consigáis, tenéis que marcar

con una pegatina el lugar donde o habéis conseguido,

y para el resto queda totalmente anulado.

(TODOS) De acuerdo.

Vais a tener 30 minutos de carrera y el tiempo que os excedáis

os lo descontaremos de vuestro cocinado.

¿Estáis preparados, chicos? (TODOS) ¡Lo estamos!

¡Cocineros, a la carrera!

(Pitido) ¡Vámonos!

(Aplausos) -¡Corré, Jackie!

Jackie, no tan rápido. ¡Jackie!

-Señora, échenos un cable, por favor, no corra.

-¡Para, para, para!

Vale. (RÍE)

-Cuidado con los... Cuidado con la altura.

¡Las cosas de arriba!

-Cuidado, cuidado. -Para, para, para, para.

-Tienes berenjenas. -Necesitamos.

-¡Madre mía, madre mía! -Tienes avellanas.

-Aceite de oliva, sal.

¿Nos puedes regalar un poco?

-¿Me puede regalar una cebollita?

-¡Vamos, acá, vamos en esta!

(TOCA EL TIMBRE)

-¡Escalón, eh, escalón! -Oído.

-¡Bueno, coño!

-¡"Cocineros al volante"

buscando un pimiento rojo!

¡"Cocineros al volante"!

-Una fresita por aquí. -Una fresita, marchando.

Todo para adentro, Carlos padre, muy bien.

Esto es un hotdog de chocolate, chocolate de leche con haba tonka.

La textura es la misma, ¿eh?

La misma de un hot dog.

La mostaza está hecha con crema catalana

y, lo que sería el ketchup, está hecho con salsa de frambuesa.

-Engaña a cualquiera. -Un trampantojo.

-Engaña a cualquiera. -Hay una cosa que también gusta

a niños y mayores, que es la magia.

-Sí. -¿Sí o no? Y encontraréis cosas

que sorprenden

y, luego, todo lo que son sorpresas agradables

está demostrado que se te queda fijado en la mente.

-Queremos entrar en el mundo Willy Wonka.

(RÍE) -Os doy eso para que lo probéis,

porque esto vais a ver que es bestial.

Entonces, aquí, ¿el secreto cuál es? La masa que hace Pepe

y añadiéndole aquí ya la creatividad que...

Que vosotros le pongáis.

Podríamos hacer un gofre... Sí.

De alioli. -De alioli, ¿no?

-Gofra salado de alioli.

-Genial. -Hemos puesto marca ahí también

contigo. Hacéis un negocio, ¿no?

-Luego lo firmamos, ¿eh? -Estábamos viendo

que llevaba aquí como bordado Escribà Academy.

¿Esto qué es para hacernos "tartistas" a todos?

-Esto empezó hace tres años, creamos cursos de pastelería

allí, encima de la pastelería de Gran Vía.

Y, sí, damos cursos de todo, prácticamente.

O sea, para amateurs, para semiprofesionales

y para profesionales.

Casi todo basado en el mundo del dulce, hay alguno de salado.

Pero la verdad es que la gente nos pedía

que diésemos a conocer nuestros secretos.

-Nosotras en nuestra caravana, la Rolling, también dedicamos

nuestro espacio al dulce.

-Está muy enfocada también al gofre, al crepé,

a los layers, al corte.

-Pero no están tan buenos. -Bueno, yo voy a probarlo ahora.

Voy a probarlo, a ver si lo corroboro.

-Ya lo ves, vamos.

-¡Pimiento rojo, por favor!

-Espera, toca en el número 34, allí hay pimiento rojo.

-¿Seguro? -Seguro, es mi casa.

-¡Ole tú! ¿Y quién es? ¿Tu señora?

-Sonia. -¿Sonia? ¿Es tu señora?

-Sí. -¡Eh, ole, sí, señor!

-¡Espera, espera, espera, espera! -Otra vez me noto el tirón.

-¿Qué está haciendo? -Esperando a mi cuñado.

-Tenemos el aceite de oliva, las almendras, perejil.

-Las avellanas. -Las avellanas, la sal.

-¿El aceite? -Aceite nos dieron un reforzado.

-Sonia, nos manda tu marido.

-Hola. -Nos ha dicho que nos des

un pimiento rojo de los mejores, por favor.

-Estamos en un concurso de cocina, hay que juntar ingredientes.

-¿Podrías comprar una barra de pan? -Sí.

-¡Ole! -¡Gracias!

(AMBOS CONTENTOS) ¡Eh...!

-¡Vamos! ¡Gracias!

-Mil gracias. -Gracias, de verdad.

Ahora podemos ir dando un paseo. -¡Subí, Jackie, subí, vamos!

-Somos muchos, mira, han llegado. Venga.

-Derecha, derecha, derecha.

Vamos, ¡cuidado!

Cuidado, escalón, vamos. Vamos, que llegamos, vamos.

Valor mucho. (RÍE)

(VOCIFERAN CONTENTOS)

(Aplausos) -¡Oye, que se pasa!

-Bien, muy contentos. Fue genial la experiencia.

-Cuando uno no ve, depende mucho de que

el resto de la gente le ayude.

Estoy acostumbrado a que me ayuden a cruzar, a subir a un autobús,

a buscar un asiento o a coger algo del supermercado, pero

ver un grado más de generosidad en la gente, como que...

(SE EMOCIONA)

Eh, llama... Llama poderosamente la atención.

Tras la carrera, se hace recuento

de los ingredientes conseguidos y se colocan en la mesa del jurado

en unas cajas con su color correspondiente.

¿Qué tal, cocineros? (TODOS) ¡Muy bien!

¿Se corre mejor en la playa o en la montaña?

(AMBOS) En la montaña. -Por el fresquito, sí, sí.

-Sí. Jonatan,

¿qué tal la experiencia de tu primera carrera de ingredientes?

Esperemos que no sea la última. Has disfrutado, ¿no?

Lo he pasado bien, y no me echéis hoy.

No hace falta que corra más,

he hecho lo de Le Mans, ya no pasa nada.

Eso está en tu mano, la próxima vez haces

una tapa mala y vuelves a correr. Bueno, que no pongan conos,

por favor, que pasa lo que pasa.

-Nunca en la vida me hubiese imaginado correr con él.

Cuando terminó dije "guau". -Cuando hagamos un plato malo

a nuestras mujeres, verás qué es correr.

Tania, ¿cómo ha sido lo del vecino de Cambrils

que os ha dado todo? Perfecto, muy bien.

Porque había estado como escuchando y tal y, entonces,

tenía ingredientes básicos: El aceite, el ajo...

-Y lo vimos llegar ahí con la cesta.

-O sea, los alimentos han venido a nosotros antes de llegar.

No ha hecho falta ni pedirlo. -Encima consejitos, o sea.

Increíble. (RÍE)

Los food trucks habéis conseguido los ingredientes

que os pedíamos, a excepción de Tania y Mirko,

que os faltaban las almendras. (AMBOS) Sí.

-Ha sido una "elejión". -Ha sido una elección.

-Elección, sí. O sea, ¿no ha sido un despiste?

(AMBOS) No, no, no. -Porque nos han dado un consejo...

Para hacer la picada. -Han dicho que con solo avellanas

quedaría muy bien. Así que los jueces os decimos

lo que tenéis que comprar, y os saltáis la lista de la compra,

como haces tú, Álex, a la torera. ¡No, no!

¿Y si os quedáis eliminados hoy y os vais de la caravana

vais a venir a por el señor que os ha dado el consejo

o a nosotros? Exacto.

Alguno de vosotros habéis venido con ingredientes adicionales:

Mishtó con vinagre y pimienta negra.

Eso es. La Vermuneta ha traído puerros.

Y Dalí's pimentón de la vera, pan y pimiento verde.

Yo voy a hacer mi propia versión de lo que es la escalivada

con galeras a la parrilla, al mismo tiempo que vosotros.

45 minutos para preparar este plato.

Vermuneta, ayer ganasteis la ventaja con la masterclass

de Javier de cómo se bebe de un porrón, por lo tanto,

vais a tener 10 minutos para restar en el cocinado.

¿A qué food truck elegís?

Elegimos a Mishtó, acaban de llegar y nos cuesta mucho

tener que quitarle tiempo a nuestros compañeros.

Vermuneta, además de restar tiempo a Mishtó, tenéis otra ventaja,

vuestra barbacoa ya está lista. ¡Mira, mira, mira

cómo sale el fuego! Es una gran ventaja.

Y, mira tú por dónde, ese tiempo que os ahorráis.

Vosotros no, vosotros tenéis que empezar de cero

y vosotros de cero y con menos 10.

Todos los cocineros, excepto Mishtó,

¿estáis preparados? ¡Sí!

-¡Lo estamos! No os oigo.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí!

-¡Lo estamos! Cocineros,

¡a cocinar!

(Pitido)

A trabajar. -¡Buah!

-¡Buah! -¡Buah!

-¡Buah! ¿Está todo?

-Me voy por fuera.

-Venga, me pongo los guantes y empiezo a hidratar las verduras.

Lo más complicado de la escalivada es la cocción de las verduras,

ya que cada una tiene unos tiempos diferentes

y conseguir una buena brasa para que la cocción

de las verduras sea la adecuada.

Si me ven en Buenos Aires haciendo fuego con esto, me matan.

Perdón, perdón.

Bueno, Álex, manos a la obra, campeón.

Vamos a coger papel Albal. Vámonos.

Y vamos a envolver las verduras. Perfecto.

Mira, vamos a ir cogiendo una por una.

¿No te gusta que se quemen ahí con la barbacoa?

No, me gusta envolverlas, porque el mismo papel de Albal

lo que te está haciendo es proteger, mira,

si le pega el calor directo en una esquina,

va a ennegrecer y, aunque luego lo pelemos,

siempre es una zona que va a soltar muchas aguas.

Me voy poniendo aquí, ¿no? Venga, perfecto.

Hay dos maneras de hacer bien una escalivada,

una consiste en poner las verduras en las brasas

y, la otra, envolverlas en papel de aluminio

como hace Urrechu. Buenísimo.

-Ahí. ¿Una más? -Escalivada para

todo el equipo hoy. -Sí.

-Dale, dale, dale, dale, dale, dale, dale.

Venga, venga, agarrá.

-He hecho muchas parrillas en mi vida, no pienso

que haya ningún problema y, bueno, estamos contentos.

Estamos "fiducioso" en este plato.

-Uh, ya empieza a oler rico esto, ¿eh?

Oh...

-¿Cómo vas, Jonatan? -Bien, las corto delante de ti,

así me aseguro de que lo hago bien, ¿vale?

Chef.

-Voy. Sí, sí.

Muy bien. -Y sin guantes.

-Perfecto. -Como me vea mi madre, verás.

¿Ahí? -Muy bien, perfecto, muy bien.

¿Sabes lo que voy a hacer?

Te voy a enseñar cómo pelar una galera.

Tú enséñame. ¿Ya has pelado galeras?

Sí. Mira, mira cómo pinchan.

Haces así y te llevas toda la mano,

mecachis en la mar salada. Quédate con la copla.

Le corto la cabeza y estoy reservando todo, ¿eh?

Perfecto. Ahora, le quito la cola.

Así. Perfecto.

Y, ahora, lo que hago es quitar con la tijera,

rompo una de las esquinas. Qué bueno, pues no lo sabía.

Rota una de las esquinas, ya quitamos esta parte de aquí

y, con la puntilla, vamos sacando poco a poco.

Las galeras son un marisco con mucho sabor,

pero con una carne muy delicada que hay que tratar con mucho mimo.

Si las galeras se cocinan demasiado,

su carne puede deshacerse.

Bueno, Urrechu, y cuando ya tengas la escalivada,

con los jugos de la escalivada, lo emulsionarás

con algún aceitito o algo para dar un toque.

Claro. ¿Qué aceite vamos a utilizar?

Un aceite de la tierra de una arbequina espectacular.

Me encanta. Nos lo ha cedido

el ayuntamiento de Cambrils.

Voy a hacer una galera de prueba para ver,

que es lo más complicado del plato, pienso yo, de hoy;

que es abrirla y que salga la pieza de trozo.

La galera es bastante complicada.

Primero la voy a marcar, porque quiero ver cómo es

más fácil, si limpiarla a la plancha o limpiarla en crudo.

Y como tenemos suficientes, quiero ir sobre seguro

para que me salga bien la parte de la galera.

-Jackie. -¿Ya tienes todo?

-Lo tengo todo. Lo saco todo en un bicho.

Dale fuego a la plancha y vamos a probar en la plancha

qué es lo que pasa. Cabeza, culo, cómo lo abrimos,

igual que si fuera un langostino. Trae, trae.

-Ahora, así.

-A ver, dejame probar una cosa, a ver. Partilo, a ver si se parte.

¿Parte? -Sí.

-Parte. Aprovechamos la carne al máximo.

La de la cabeza, la carne al máximo.

Guardá todo a ver si hacemos algo.

Álex, voy a colocar la verdura

en la barbacoa.

Venga.

Qué buena pinta. ¡Pepino!

Ya tengo esto, ya... Vamos. Mira, mira qué pinta, espectacular.

Encima, con el sol que le está cayendo,

se va a cocinar por abajo y por arriba, ya verás.

Se está yendo el fuego. Vale, ¿aquí cómo estás tú?

¿Cómo me preparas esto? -Puedes ir envolviendo verduras.

-Hay mucho carbón.

-A mí lo primero, fundamental, la escalivada.

Compañeros del food truck Mishtó, han pasado ya

los 10 minutos de castigo que os han impuesto

los chicos de la Vermuneta, podéis empezar a cocinar.

¡Vamos, suerte!

Este es nuestro plato, hermano, no podemos fallar.

Nos han quitado 10 minutos, nos han dejado 35 pero,

aunque me quiten 35 y me dejen 10,

yo no me voy de aquí ni con agua caliente, vamos.

(RÍE)

-Los meto ya, ¿eh? Voy metiendo estos, ¿eh?

-¿Pero qué haces, tío? ¿Pero cómo vas a poner eso

con plástico, tío? -¿Entonces de plata dices?

-¡De plata, tío!

-Ya me ha extrañado a mí.

-¡Madre de Dios, Madre de Dios,

hermano, que la liamos! La liamos nada más empezar.

-Necesito fuego, Cañete.

No hace nada de fuego esto.

Tírame un beso, Jackie, tírame un beso. ¡Gracias!

Lo que voy a hacer es un caldo con las cabezas de las galeras,

¿viste cómo lo he guardado todo? ¿Sabes para qué?

Para hacer un caldo concentrado de las cáscaras, casi sin agua,

solo el agua que suelta la cáscara

y la cabeza de las galeras, y va a ser riquísimo.

Un poquito más de aceite. Qué bueno, ¿eh?

Ya verás, espectacular. Es un jugo superrápido además, ¿no?

Le vas a echar un poco de agua. Un juego de 10 minutos,

lo quiero bien concentrado. De esa manera, lo que haremos

será potenciar los sabores de la galera,

y le vamos a dar ese sabor marino, se lo daremos a las verduras.

¿Lo tenemos ya? -Eh, sí, galeras.

A galeras a remar.

-Mirko, las cebollas y ajos en al parte de abajo,

la berenjena es más tierna, ponla arriba.

Lo primero, la cebolla y ajos, que es lo más duro.

Solo les quedan 30 minutos y Mirko todavía

no ha conseguido que la barbacoa prenda por completo.

Estoy preparando una escalivada, lo que hago es quemar

los vegetales directamente a la brasa

para que tomen un sabor consistente.

Lo que hicimos fue quemar las berenjenas, los pimientos,

puerro, ajo. Ahora Jonatan los pelará,

aceite de oliva y ya la tenemos lista.

Tiene mucho que ver con mi tierra, en Argentina,

cuando vamos a hacer este tipo de elaboración,

quemamos directamente al fuego.

Mira, mira cómo van, está empezando a salir ya el humo.

Eh, mira el humillo. (RÍE)

Qué bueno. Espectacular.

Quiero que me controles esto, el caldito corto.

Yo, mientras tanto, haré una espuma a raíz de almendras tostadas

con una mezcla de frutos secos. Pondré la escalivada,

luego pondré la espuma de almendras y, luego, pondré las galeras

ligeramente salteaditas y un poco de pan tostado

Es que no sale de aquí, del tirón, ¿eh?

Es imposible.

Estoy muy nerviosa, desde dentro tengo que hacer

el tema de las galeras para que salgan bien,

preparándolo para hacerlo, y lo veía de fuera,

quería salir a ayudar, pero tampoco podía.

Los dos para la verdura no.

-Vamos estresadicos, pero vamos camino de sacarlo.

Vamos a hacer aquí lo más rico para que no nos echen.

La barbacoa es lo que nos va a determinar

poder acabar el plato porque es lo que va más lento

pero, bueno, ahí estamos, y tengo fe, estamos usando

también la plancha para que la verdura se nos vaya...

Se nos vaya ablandando ya.

Y, bueno, vamos a ellos,

yo he dicho que nos vamos a quedar.

Y nos van a tener que hacer más putadas

que quitarnos 10 minutos para sacarnos de aquí.

Te lo digo.

Hola, chicos, ¿cómo vais? ¡Hombre!

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Rico, huele bien.

Una cocinera nueva tenemos.

Luego hablamos. Sí, sí.

Concursantes, habéis agotado la mitad del tiempo,

quedan 22 minutos. ¡Uf!

Imposible.

Un argentino y un filipino haciendo una barbacoa.

No sabes lo que puede salir. ¡Dale, dale, dale, dale, dale!

Me pongo a dar vueltas, la soplo...

-El tiempo muy poco. (RÍE)

-Está caliente. -Sí.

Pedirle a un ciego que toque algo ardiendo

es como pedirle a un cojo que suba por una escalera.

-Sacá las galeras, por favor, están abajo.

¡Oh, qué bueno eso! El fruto seco mira el tostado,

le voy a retirar ya esto, lo voy a apagar.

El tostadito que tiene... Tiene la grasita del fruto seco

junto con el aceite, y ahora le echo un poco

de pistilo de gramíneas. Hay gente que se pasa

con el azafrán, es un producto muy delicado.

Tiene que ser perfumar, dar color, dar sabor,

pero justo la pincelada. Se lo come todo si usas mucho.

En exceso, revienta de perfume. Este caldo ya lo tenemos.

Ahora, colamos...

Pintaza, ¿eh?

¿Y eso lo vas a ligar o algo o tal que así?

Ahora, lo que voy a hacer con esto, con este caldito,

va a ser ahora un majado que, ya que tenemos a Paula...

A ti te gusta mucho la cocina. A mí sí, y comer más.

Me vas a triturar el fruto seco junto con el caldo.

Yo lo hago. Ya verás, ¿eh?

Chicos, me marcho, voy a dar una vuelta.

Adiós, que vaya muy bien, Álex.

Entonces, de abajo, quita la mitad,

no hace falta tanto, es repetido.

Hay cebolla, berenjena y ajo. ¿Qué pasa aquí?

(AMBOS) ¡Hola! ¿Me invitáis a la barbacoa?

Hombre, sí, aquí. ¿Qué hacéis?

Aquí está todo ahí abajo. ¿Sabes qué haría directamente

teniendo poco tiempo? Al fuego.

Hacer fuego y meterlo al fuego, directamente.

Cuando se quemen un poco, lo vamos quitando,

y usamos la piel de dentro. Venga, vamos a quitar

la mitad de tomates, no necesitamos tantos.

Mirko, apurado, sigue el consejo de Álex para intentar

salvar el cocinado, pero los nervios se apoderan de ellos.

Pero, ojo, que los pimientos y tal no se están haciendo.

-Sí. -Ni tomates, eso es todo lo mismo.

-¡Me cago en la...!

Me he quemado todo, ay, ay, ay. -Quítale de ahí,

solo deja una berenjena, Mirko. Quita una cebolla.

Todo empeora cuando Mirko tiene un accidente

y sufre dolorosas quemaduras en sus manos.

Aún así, ¡sigue cocinando!

Cerramos.

Candela. A toda chufla, que ande, no lo...

Olvídate de él, le das chufla y que ande.

-Gonzalo, ¿cómo va ahí?

-¿Que cómo voy? Transpirando

Uhm...

¿Y va a quedar machacado? ¿Qué tengo que hacer?

Trocearlo. ¿Trocearlo?

Sí, ya está, no te preocupes por eso.

Ahora lo que hacemos es, añadimos el caldo...

Mira, suena, "chup, chup". Cómo sigue cocinando.

Como el crepitar de las llamas, sigue cocinando.

Y, ahora, le das a golpecitos secos.

¡Ahí, ahí, ahí! ¡Muy bien!

¡Qué gozada!

Un poquito más...

¡Perfecto! Así, ¿no?

A ver, vamos a abrirlo, a ver cómo está.

Uhm... Mira qué bien huele,

huele al fruto seco... ¡Oh...!

Y huele a marisco. ¡Qué bueno emulsionado así!

Fruto seco y marisco. Entonces, con esto,

lo que voy a hacer es una pasta

que será la pasta para la espuma, lo que haremos,

al decorar con aceite, una vinagreta de frutos secos

con caldo de la galera. Alucino.

-Picate el...

Picate las avellanas, por favor.

-¿A cuchillo? -Sí, a cuchillo.

-Pues no tengo guantes.

¿Todas? -No, la mitad.

-Tengo que darle la vuelta a eso. -Tira.

¿Qué tal, chicos? ¿Cómo vais?

Apurados. ¿Y esto cómo está?

Eso creo que lo vamos a sacar, que ahora...

¿Habréis echado muchas? ¿Se ha consumido la pastilla?

Yo espero que la pastilla se haya consumido,

aunque no esté la brasa bien hecha. Huele un poco a química esto.

Amigo, en 20 minutos no se pueden hacer brasas.

Prisa y brasa son malas compañías.

Pero, ten cuidado, no se vaya a contagiar

el sabor de la pastilla a la comida

y salgamos todos con los pies por delante aquí.

No, la pastilla se ha ido. ¿Esto qué es?

¿Qué tenéis en la máquina? Romesco, se ha subido de ajo.

No he visto uno así nunca.

Vas a tomar a tope. Romesco porque lo decís vosotros

porque, a ver. Una puntilla de vinagre

también le vamos a tener que echar a eso.

Tiene ajo ahí, eso va a ser un alioli "romescoide".

Buah, no se puede. Si lo hubierais escaldado

un poquito o algo, tiene una potencia brutal.

Lo hemos echado a la plancha, pero no lo suficiente.

¿El tomate se lo echasteis crudo? No, le echamos dos asados

y el resto, como no lo vamos a poder asar...

Saliendo del paso como podéis. No queda otra.

Hemos hecho una receta que,

más que un romesco, lleva "salmoresco".

Es un romesco con una pequeña crisis de identidad,

no sabe si es cordobés o catalán.

A ver, ¿cómo rebajamos eso?

Venga.

Échale tomate crudo, es lo que hay.

Vamos a intentar bajarle un poco, aunque no nos quede

un romesco tradicional, pero vamos a intentar

sacar esto para adelante.

Mira, todo para dentro, hermano. Échale.

Un poquito de vinagre.

Ahí. -¿Le doy caña?

-Dale.

Bueno, Paula, voy a por las verduras.

Vale, aquí te espero custodiando la comida.

¡Muy bien! Que no se queme nada, cocinera.

No, nada, nada. (RÍE)

Bueno...

Uhm, huele genial.

¿Qué le...? -Lo voy a probar.

Voy a probar.

Buah, "chacho"...

Esto está subido de ajo, pero que da miedo.

Esto está mejor.

¡Hola! ¿Qué tal, Álex?

¿Qué tal, Javi, cómo vas? Te veo aquí bien apañado

con la barbacoa, ¿eh? Ya la tengo casi lista.

Tenemos la escalivada lista. Muy bien.

La quemé directamente a la brasa, no envolví en papel de aluminio.

Así es como lo hubiera hecho yo. Para que tome buen sabor a brasa.

Perfecto. Jonatan está haciendo

una especie de romesco, que no es romesco,

irá sobre pétalos de cebolla que están asadas.

Me parece muy buena opción.

La galera cómo está sudando, qué pintón.

Sí, increíble. ¿Te gusta este producto?

¿Lo conocías? Sí, pero lo usé para fondos.

Está desprestigiado, pero es un productazo,

hay que usarlo bien y se merece nuestro respeto.

Jonatan cómo se está portando, ¿vamos a ver a Jonatan por aquí?

Jonatan siempre se porta mal. ¿Qué tal?

Muy bien, maestro. Has corrido como un campeón.

Como Dios manda. ¿Te atreves a probarlo?

No le doy a los botones. Claro que sí.

Me gustaría tu opinión.

Hombre, esto sí sabe a romesco.

Cuando la terminamos, la probó y dijo: "Perfecta, es el sabor".

O sea, para mí, eso fue indicativo de que íbamos

por el camino correcto.

¿Qué hacés, loco? ¿Ya tienes el asadito?

Sí, papá, acá estamos. ¿Los choripanes?

¿Choripán? ¡Dale, dale!

¿Qué tal, tío? Bien, bien.

¿Sí? Intentando acá cocinarlas.

Esto está "crudeli", ¿no? Ya.

Si te ves mal de tiempo, mételo directamente al fuego.

Ya mismo, ¿no? La metí dentro, pero la quería dorar.

A fuego cruda, así, sin nada. Si le haces cuatro cortes aquí,

se te va a asar antes. Pam, pam, pam.

Y el pimiento, Gonzalo, directamente, yo creo que sí.

Que se vaya quemando y, después, lo pelas.

De acuerdo. ¿Te regalo un truco muy bueno?

¿Cuál es? Una vez que esté asado el pimiento,

lo metes en un tupper con papel film.

Claro. Y va a sudar y se pelará mejor.

Vale. Con el cubito haremos... ¿Cómo está el amigo Ariel?

Estupendo. Vamos a verlo, ¿no?

Trabajando como un chino, el pobre. ¿Como lo tienes trabajando?

Y, ahora, lo que haré será emplatar, Paula.

Si me ayudas... Sujétame el bol, levántamelo.

Así.

Así, que tenga ingredientes de todo.

Y, ahora, le voy a dar forma así, rectangular,

Ahora lo que hacemos... ¿Y esto qué es?

Una espuma de frutos secos.

Dos cucharas, mira, esta y esta, por ejemplo.

Así. Y lo que va a hacer va a ser, mira...

Como croquetas.

Mirko, con las manos quemadas,

ha conseguido, por fin, asar las verduras.

Mira, Tania, aquí ya tienes las verduras.

-Vale.

-Venga.

Ah...

Me he cortado, me he quemado, todo.

-Bueno, no pasa nada. -Tengo ampollas de quemarme aquí,

en los dedos. Me he quemado un trozo de piel.

-Ponte aceite crudo.

"Tranquilo, ponte aceite crudo.

No te preocupes, intenta pensar que no tienes los dedos quemados".

Cuando quema, escuece, o sea, solo con que te dé el sol,

te escuece y yo: "Tranquilo, cuando entres

lo pelamos bien y quedará bien".

Intentar animarle porque era una situación...

-Otro. -Sí.

Vale. Puedo ir así, ¿no? -No.

-No. Tengo prisa, que... -Ya, ya lo sé, ya, pero...

Darme más prisa no puedo. -Sí, que tengo que pelar verduras.

(RÍE) Y no tengo mucho tiempo, la verdad que...

Mira, como nuevo. (RÍE)

-Venga, va, hay que pelar eso y hacer el romesco.

-Sí, mira los dedos. -En las galeras tardo mucho.

Ya, ya lo sé.

-Tenemos ya las verduritas asadas

y yo creo que, con lo que hemos sacado de allí,

ya podemos ir montando un plato por lo menos,

que es lo que queremos,

no irnos por no cocinar, irnos porque alguien lo haga mejor.

Creo que hemos medio salvado ahí el "romescoide",

no se le puede llamar romesco.

Y que los de la tierra no... -Nos peguen un palizón.

-Prueba la escalivada, quiero ver si le falta sabor.

-¿Me das? -Pon la mano.

¿De sal?

-Yo creo que está equilibrada.

si le echas más, subirá mucho la sal.

Está perfecta, chef.

Creo que deberías dedicarte a esto.

-¿Te sobra tomate asado?

Tomate asado. -Echa, echa, echa.

Para echarlo.

Ah, vamos.

-¡Que no, con esto no puedo!

Con las manos así no puedo, de verdad, ¿eh?

Que no puedo, no puedo, coño.

¡Que no puedo! -Sí, pero hay que limpiar

las galeras. -Eh, pero así, de verdad...

-Bueno, ya lo hago yo, da igual, pero hay que hacer el romesco,

el romesco. -Haz el romesco, hago yo esto,

ve a hacer otra cosa. -Me he visto agobiada,

quedaba poco para emplatar, teníamos que cortar

para hacer la escalivada lo más bonita posible.

Es muy importante en una escalivada

que estén las tiras perfectas.

Ha sido la única vez que he visto

que no llegábamos, que no llegábamos al plato.

-Quitar la piel de las verduras así y no podía,

porque no podía mover los dedos, no podía quitar la piel,

no podía ponerme los guantes, eh,

las verduras quemaban un montón, entonces, tocaba las verduras,

quemaban y ya tenía los dedos quemados y ahí no podía.

Con esta mierda no puedo trabajar, mira, paso.

Concursantes, quedan tres minutos.

Voy a emplatar ahora, ¿vale? -Vale.

-Que se deshace esto, "quillo".

Como nos fallen las galeras, que cago en todo lo que se menea.

-¿Cómo lo llevas, chef? -Va bien.

-Venga, las galeras ya, a la plancha, del tirón.

-Sí, tenemos que... Ponlo, dámelo.

Venga, el plato, el plato, los platos aquí.

-Ve haciéndolo con la tosta.

Quítate los estos.

Estoy enfadado contigo, Urrechu, este plato me gustaría

haberlo hecho a mí. No seas envidioso,

es mala la envidia. Un plato, al final,

de escalivada qué es. Tienes que tener las cosas claras,

la escalivada es verdura y tiene que ser asada,

bien sea en horno, bien sea en barbacoa

y, luego, en su punto de jugosidad. Que luego, esa verdura se junta,

se aliña, salen los jugos, y, en este caso, hemos puesto

lo que son las galeras a la parrilla que hemos hecho.

Muy poco hechas. Muy poco hechas.

Le hemos puesto el toque moderno con la espuma del fruto seco

para que te dé un poco de jugosidad, de armonía

en todo el plato pero, lo que sí está claro,

es que hemos hecho un plato fresco,

veraniego, refrescante y de temporada de Cambrils,

verdura y mar, que es la galera.

Yo te aplaudo, ¿eh, tío? Un platazo.

Me vais a sonrojar. (RÍE)

Bueno, Jonatan, mirá, estamos poniendo

el jugo de la galera reducido. -Oído.

-Arriba de las galeras para que refuerce el sabor.

Y ya lo tenemos, ¿eh?

-Oído, chef.

-Venga, ¿dónde...? ¿Esto lo puedo poner arriba, no?

-Sí, eso ya se puede emplatar. -Venga.

-La tosta de pan, la galera, que la galera es nada.

-La galera ya está, ya está ahí. -Vale.

¡Concursantes, último minuto! ¡Vamos!

Vamos, vamos, vamos, hermano. Cojo el pinchito

y lo pongo, ¿vale? -Vale.

-Vamos. ¡Ahí! Te veo, te veo, te veo.

-El romesco tiene que ir a un lado también.

Pero a lo último. Ponelo en un biberón, Jackie.

-Vamos, mete ya. Últimos segundos.

-Le ponemos el romesco encima de la galera.

-Esto lo pongo arriba, ¿no? -Sí, pero nada, muy poquito.

¡Cinco, cuatro,

tres, dos, uno...!

¡Se acabó!

Se acabó ya.

-Sos un crack, chef.

-¡Vamos a casa! (RÍEN)

-¡Sí, señor! -¿Vamos a casa ya?

-Vamos a casa. Nos quedó buenísimo.

¿Estás bien? -Sí.

-¿Estás contento? -Sí, claro.

-Lo dimos todo. ¿Estamos listos?

-Estamos listos para... -Para la decisión.

-Para la decisión. -Lo que sea.

-Lo que sea siempre.

Concursantes, ya habéis terminado, ¿verdad?

Bueno, pues os voy a presentar

ahora la escalivada que yo he hecho.

Esta escalivada con galeras a la parrilla

y una espuma de frutos secos. Todo plato ha de tener

un hilo conductor, en este caso, lo que he hecho ha sido,

con el fruto seco, he hecho el hilo conductor

que es el potenciador de sabores, el transmisor de sabores

que es la grasa del fruto seco en la vinagreta y en una espuma.

Urrechu, yo me quedaba comiendo esto,

pero hay que catar los platos. Tienes razón, vamos.

A ver qué nos enseñan. Que vaya bien.

No te lo comas, Pauli. No, no te preocupes.

¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

Hola. -Muy bien.

¿Estamos contentos? Hemos tenido un poco

de caos al principio, que Mirko se ha hecho daño.

Le hemos puesto un poquito de salsa romesco encima,

por si queréis echaros.

Otras veces, en El Último Cocinado, los hemos visto más contentos.

Sí, hoy hemos estado más nerviosos. -He sufrido un poquito.

Yo es que, ¿sabes lo que veo? Que, más que una escalivada real,

es la verdura troceada y tirando a poco hecha.

Como nos hemos apurado con el tiempo, con el...

Porque había cosas que tenía que pelar,

no nos ha dado tiempo a mezclarla del todo.

-Tenía que ser una cosa... -Mirko no podía con los dedos

y yo he pelado las galeras, haciendo lo otro, fue eso.

¿Tienes los dedos bien para conducir?

(RÍE) Para cualquier cosa, lo que sea.

Mis dedos ahora están aquí envueltos en...

-Vendados. (RÍE) Vendados aquí...

Mira, me queman mucho, espero que, para la próxima etapa,

si estoy en la próxima etapa, pero espero que sí.

-Esperamos que sí. -De tenerlo ya...

Ya bien puesto y... mira. -Perfecto para cocinar.

¿Quieres preparar las mongetas del ganxet

con butifarra y tomates asados de nuestras cocinetas?

La receta completa la tienes en la revista oficial

de "Cocineros al volante". Cada semana en tu kiosco con

tu revista del corazón favorita. Más de 40 páginas para que sigas

nuestra ruta como si fueras uno de nosotros, a lo foodtruckero.

Kioskeros, ¿cómo estamos? Buenas.

-Buenas tardes. Esto es la escalivada

con la brocheta de galeras. ¿Estáis contentos?

(AMBOS) Muy contentos.

Es una escalivada real,

la mezcla de todas las verduras, están bien cocinadas,

muy bien aliñadas

y con filosofía food truck, Álex.

La brochetita, lo vas comiendo con la mano...

Sí. Decidme un fallo que tenéis.

Sí, el tiempo. Y pepitas

y alguna piel... ¿Ah, piel?

Si, alguna piel ahí he encontrado.

Puede ser. Hemos limpiado todas...

Es interesante la propuesta. De los platos más finos

que habéis hecho. (AMBOS) Muchas gracias.

-Como que tiene un imán Urrechu,

prueba un plato y le saca todo el tipo.

"Una pepita" dice. ¿Una pepita?

Imposible, imposible, estuvo limpiándola,

todo el tomate, me lo enseñó todo, limpió todo.

Pero, bueno, encontró una pepita.

¡Maldita pepita! (RÍE)

Hola. (AMBOS) ¿Qué tal?

-¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

¿Cómo estás? Muy bien.

Por la alegría que habéis transmitido

cuando vine a veros, y lo a gusto que estabas

en la parrilla recreándote, cuidándola,

las galeras cuando vine, sabía que haríais un gran plato.

Hemos descubierto que, pese a que no nos gusta correr,

nos encanta esta parte porque es como en casa cocinando,

lo hacemos para disfrutar. Jonatan,

me habéis hecho sacar una mueca de asentimiento y satisfacción

al comerme una cucharada del plato.

Gracias, chef. -No exageramos mucho.

Porque es una escalivada increíble.

En este plato, principalmente, están mis orígenes.

En Argentina, la mayoría de lo que comemos pasa por la brasa.

-Y en mi casa la escalivada y la cocina catalana, o sea,

era como la fusión de un equipo.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Buenas.

La primera cata que tenéis.

Tranquilitos. ¿Va a ser positiva o negativa?

Lo diréis vosotros, para nosotros la experiencia

ha sido positiva, hemos sacado el plato que,

con el tiempo que teníamos, no ha sido moco de pavo.

Yo creo que hubiéramos encontrado vuestro food truck

a distancia, ¿sabéis por qué?

Por el olor a pastilla.

Cuando una persona echa tanta pastilla en el fuego,

puede provocar que salga la parte tóxica,

entonces, no hablaremos de envenenar a nadie,

pero puede llegar a sentar mal al organismo.

La cocina tiene que saber y oler. Sí.

Me parece interesante la forma en que lo habéis propuesto

y, es verdad, va mucho con la filosofía del food truck,

pero he venido antes, os dije lo del ajo

y a mí el ajo me sigue picando en la boca, ¿eh?

Un poquito. Y la galera, pobrecita,

pobrecita mi galera. ¿Qué le habéis hecho? Pero bueno.

Debí haberla pinchado, lo vi en alguien que lo hizo,

tenía que haberla embrochetado

y la hubiera trabajado mejor, tienes razón.

Os veía más seguros de lo que he visto en el plato.

Venga, suerte. (AMBOS) Gracias.

-Confío mucho en el criterio de los jueces y pienso, francamente,

que el tema de la pastilla y del tiempo, realmente,

ha sido muy determinante para sacar un plato que, realmente,

estuviera a la altura, vamos.

Habéis vivido uno de los cocinados más difíciles del programa.

Y, si esto os ha parecido complicado,

no os quiero ni contar lo venidero.

Ah. Dentro de cuatro etapas

conoceremos a cuál va a ser el mejor food truck de toda España,

Y acabamos de poner ya la sexta velocidad.

Solo se van a quedar con nosotros

aquellos que sepan aguantar el ritmo y el nivel.

La barbacoa ha sido un elemento clave,

en el caso de Dalí's por defecto,

os ha costado la vida que funcionara, que tirara bien,

y Mishtó por exceso, ha habido un momento

que estuve a punto de llamar a los bomberos.

Todos, menos la Vermuneta, habéis perdido muchísimo tiempo

en algo que no es cocinar pero que un cocinero sí debe saber hacer.

Vermuneta, tapa foodtruckera 100%.

Muy bien emplatado, mejor sabor

y un tamaño ideal para poder comer.

Y, encima, os ha sobrado tiempo.

Felicidades. Gracias.

Jonatan, Javier, ¡estáis salvados!

¡Podéis regresar a la caravana!

(Aplausos)

Muy contentos, muy contentos.

Siento que fue uno de los mejores platos

que hicimos en el programa.

Kiosko, hemos visto que os crecéis ante las adversidades,

y lo hacéis mucho mejor en El Último Cocinado.

¿Queréis correr cada semana? Por nosotros no hay problema,

si queréis, os apuntamos a correr.

Nos lo estamos pensando. (RÍE)

Vuestra salsa romesco estaba verdaderamente rica

y habéis sido especialmente delicados con las galeras.

Las brochetas estaban casi perfectas.

(AMBOS) Casi.

-Gracias. Gonzalo y Ariel,

¡vosotros también estáis salvados!

Volved a la caravana. (RÍE)

(Aplausos y risas)

(AMBOS) ¡Sí!

(Risas) -Jackie,

muy buen trabajo el mío hoy, ¿de acuerdo?

-De acuerdo. -Vámonos.

-Vámonos. -Vamos para allá.

#We are the champions,

#my friend.#

Dalí's y Mishtó, estaréis de acuerdo con nosotros

en que vuestro trabajo es de los peores

que se han hecho en este programa.

Tania, definitivamente, no eres profeta en tu tierra.

No, desde luego. Habéis hecho un bocata

de verduras salteadas, eso no es una escalivada.

Vuestro cocinado ha sido in caos desde el principio.

Tania, me dirijo a ti especialmente.

Mirko hoy necesitaba más ayuda que nunca, se ha quemado

y tú no has estado a su altura.

Estabais con al agua aquí, al cuello o un poco más arriba.

Y, cuando Mirko más te necesitaba, te ha faltado sangre.

No es normal que estés con las galeras durante media hora.

Ya, ya. Entiendo que hayas estado

masacrando los productos tanto en un sitio como en otro:

Tanto merluzas, atunes, pollos...

Hoy no querías destrozar la galera, pero te has pasado.

Hay que saber ser un líder cuando se necesita.

Hoy, entre la preocupación de que Mirko continuaba con

el fuego con los dedos quemados,

que sabía que, aunque estuviese quemado, iba a hacerlo

hasta el final, es así, por su carácter.

Con los dedos en carne viva iba a continuar.

Yo dentro que no podía hacer nada fuera porque, aunque saliese,

tampoco podía ayudar, ya lo mío y tal...

Entonces, claro, me ha sabido mal porque soy muy perfeccionista

y no me gusta fallar ni cometer errores.

Mishtó, muy buena idea hacer una brocheta con las verduras,

pero no se podía comer. Huele a gasolina porque

habéis lanzado a la parrilla el paquete entero de pastillas.

Aún se me está repitiendo el ajo y la salsa romesco, muy fuerte,

superfuerte. Si me acerco a vosotros

para daros un consejo, aprovechadlo y hacedme caso.

Y, además de todo, habéis destrozado las galeras,

estaban desmenuzadas, las habéis tirado en la barbacoa,

no las habéis mimado. Un pescado tan débil

nunca se puede tratar con una pinza.

Lamentablemente, las normas del programa no nos permiten

que os vayáis los dos, pero el trabajo de ambos equipos

está por debajo del nivel que se requiere en el programa.

Suspenso.

El food truck que va a abandonar la caravana

de "Cocineros al volante" es...

¡Mishtó!

(Aplausos y risas)

Ah, que... (MURMURA)

-Es verdad que la cocina tiene que ser sabrosa

y, además, oler bien, con lo cual, si el jurado

ha considerado que olía a pastilla, pues no queda más remedio

que darle la razón, aunque nos quedamos con la tranquilidad

de que, en ese tiempo, hemos hecho todo

lo que podíamos hacer, con lo cual, nos vamos satisfechos realmente.

(Aplausos y risas)

-Hemos luchado ahí, ¿no? Habéis luchado un montón.

-Pues sí.

-Nos veíamos fuera. -Hoy sí.

Hoy nos veíamos fuera totalmente. -Ha sido la peor eliminación

desde que estamos aquí.

Radu, Mihai, lo siento mucho, no habéis conseguido

un puesto titular aquí, en la caravana

de "Cocineros al volante".

No pasa nada, ya está, lo hemos intentado,

si no hemos estado a la altura, es lo que hay, son mejores.

Esperamos que sigáis triunfando, y mucho, con vuestra food truck.

(AMBOS) Gracias. Muchas gracias por acompañarnos

y os deseo mucho suerte. Gracias.

(Aplausos)

Nos vamos tristes, más por los compañeros

y por la gente que hay aquí que nos cuida un montón.

A todos los foodtruckers,

para adelante y a seguir repartiendo alegría.

Tania, Mirko, habéis estado... Sí.

A punto, habéis oído a nuestro jurado.

Sí. Habéis estado por debajo del nivel.

Sí. ¿Qué vais a hacer

a partir de ahora? Ponernos las pilas para,

mínimo, estar en el nivel. -Empeñarnos mucho más, mucho más.

Me imagino que no querréis volver a veros estando en la línea.

No, vamos a darlo todo en el próximo.

Pues que así sea. Gracias, guapa.

-Tenemos un nivel de cocina no altísimo, entonces,

nuestra fuerza es la pasión, es la fuerza, la...

-Que, por eso, sacamos los platos. -La energía y...

Hay cosas, a veces, donde no llega.

La caravana de "Cocineros al volante"

se pone de nuevo en marcha hacia costa levantina,

la tierra que dio nombre

a nuestro plato más universal: La paella.

(Aplausos)

¿Os imagináis ese socarrat en unos de nuestros food trucks?

Es espectacular, seguro. ¿Quién se apunta?

Nos vemos en la carretera.

Arranca la sexta etapa con más emoción que nunca.

Calpe y Denia son nuestros siguientes destinos.

(Aplausos) Hoy vais a preparar la fideuá

en la cocineta de vuestros compañeros de al lado.

Hay sofá y todo aquí. (RÍEN)

-Está lleno de "cajitos".

-Cayejeras, ¿dónde están las tijeras?

-En el... -En el bol de atrás.

-¡Pero tira eso, echa la cebolla!

-¿Tienes una tijeritas? -No tengo que estar detrás de ti.

-¿Crees que llevo toda la vida haciendo esto?

-Baja más el fuego. -¿Quieren probar?

-Hola. -¡No sean tímidos!

-Un argentino vendiendo fideuá es un triunfo.

Una nueva food truck acaba de llegar.

¡Hola, chicos! -Hola.

-No me pongas nerviosa. Necesito que me exprimas

medio limón, por favor. -Tengo una mala hostia

que le hago así "bam" y va al suelo rápido.

-Igual me relajo y cocino mejor. Tira esa paella y empezad de cero.

Con el sofrito y todo. Además, uno de vosotros

estará con los ojos tapados. ¡No corras, para, para!

-¡Charo, pero me...!

-¡Ay! -¡Charo!

-¡Cuidado! -Ay...

-¡Cuidado, cuidado, ay! ¡Coño!

-¡Joder, Javier! El food truck que abandona

la caravana de "Cocineros al volante" es...

¿Me prestas los guantes?

(Aplausos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cocineros al volante - 04/08/15

Cocineros al volante - 04/08/15

04 ago 2015

En la primera prueba, los aspirantes cocinarán mongetes del Ganxet con butifarra y tomates asados. Los chefs Christian Escribà y Carles Abellán nos visitan con sus propios Food Trucks. El grupo de los ‘condenados ‘ tendrá que aguantar bebiendo en porrón el máximo tiempo posible si quieren conseguir la ventaja para la prueba final. En ‘El último cocinado’ los foodtrackeros tendrán que vérselas con las galeras, un marisco con muchísimo sabor y curioso de pelar.

 

ver más sobre "Cocineros al volante - 04/08/15" ver menos sobre "Cocineros al volante - 04/08/15"
Programas completos (9)
Clips

Los últimos 99 programas de Cocineros al volante

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios