www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3351751
Para todos los públicos Cocina con Sergio - Ensalada de pollo al queso azul - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Familia, estoy deseando que hinquéis el diente a esta empanada.

Una empanada de pollo de corral al queso azul.

Pepa, a ti te encantan. El hojaldre me priva

pero hoy destacaría más lo sano que es el pollo.

Es una de las carnes más saludables y nos da mil formas de cocinar.

Hoy vamos a disfrutar con esta carne de pollo.

¿Te das cuenta como, en el fondo, tú y yo somos uña y carne?

¿Le has dado al refranero? No.

¿Sabes qué te digo? Amistad de carne y vino, no vale un comino.

Lo dice tan feliz. Viene preparada con la enagua, la faja...

Me lo ha hecho una espectadora. No seas borde porque se enfadará.

Está precioso. Es precioso.

A ver... Ya sabes que me da por leer sobre el alimento estrella de hoy.

¿Por qué la humanidad es carnívora?

Nuestros primos, los primates... Instinto.

No comen, ¿no? Instinto de supervivencia.

Pasaba un pollito alrededor... ¡a cocinarlo!

Igual que pasa un hormiga y haces así.

Que no tenga mucha hambre...

He descubierto que los primates sí comen carne.

Para empezar, la que está en la fruta: los insectos pequeños.

De vez en cuando, cada 15 días aproximadamente, salen de casa.

Esa carne la consumen poco y la comparten. Siempre en grupo.

Como un acto social. Tienen su banquete muy comedido.

Los humanos siempre hemos sido carnívoros.

Desde los inicios de la humanidad, la caza y la carroña.

En un principio éramos carroñeros. Lo que tú decías: la necesidad.

Desde el "australopithecus" hace cuatro millones de años,

pasando por el "homo habilis" hace dos millones de años,

hasta las primeras herramientas, fruto del "homo habilis".

Hace 200 000 años el neandertal, que se alimentaba a base de carne

y el cromañón, que descubrió el fuego para cocinar.

Introdujo un importante avance en la gastronomía.

Llegó la ganadería y los hombres lo tenían fácil para comer carne.

Se asentaron y si necesitaban... Tampoco es que le diera mucho

porque había escasez pero lo podían criar

y matar en caso de necesidad. Me imagino al primero

que acercó ese trozo de carne, imagino que con un palo, al fuego

y empezó a oler. Eso olía diferente. Quizá un rayo que quema un árbol...

Ese primer bocado de una carne cocinada tuvo que saber a gloria.

Imagínate, después de comer tantos años carne cruda.

Llegamos a la Edad Media. La carne roja, ¿de quién era típica?

De una clase social alta. Había que tener posibles para tomar

carne de vacuno. La carne blanca: ave o conejo,

que culinariamente sí son carne blanca

era propia de gente más humilde. La carne roja tiene más hierro

pero la carne blanca tiene una proteína de mejor calidad

y en la pirámide de la dieta mediterránea está más arriba.

En España, los datos de producción y consumo son importantes.

Consideramos la carne blanca la que no viene de los mamíferos

aunque el conejo está incluido y la parte del lomo del cerdo.

Consideramos carne roja el vacuno, la oveja, el cerdo, el cordero.

El avestruz, ¿qué es? ¿Carne blanca? ¿Es un ave o carne roja?

Es un ave. De color es muy rojiza y el sabor es intenso. Muy buena.

Se considera carne roja.

De los datos de producción y consumo os hablamos luego.

Para enriquecer más este plato, fijaos esa cremita que llevará...

Vamos a añadir unos piñones que tengo por aquí

y que tostaditos ligeramente nos irá muy bien.

Los pongo con los ingredientes. Solo falta que nos los cuentes.

Y que vengáis para verlos de cerca y os lea la lista. Venid para acá.

Para nuestra empanada necesitamos...

40 g de avellanas,

40 g de piñones

Vaya bocado exquisito, muy sencillo de hacer.

Si os juntáis unos cuantos en casa el fin de semana,

esto es rápido, económico y les va a gustar a todos.

Hoy en la Escuela de Pastelería no vamos con un dulce.

Chirría. Escuela de Pastelería, ¿qué pasa con el dulce?

Nos habéis pedido ideas curiosas, decorativas en versión tapa dulce.

Tapa salada, perdón. Dejamos hoy descansar el paquete de azúcar.

En la Escuela de Pastelería aprenderemos a hacer

una versión de tapa salada muy sencilla.

Aunque su nombre es Piruleta, de dulce no tiene nada.

Aprenderemos a hacer estas Piruletas

crujientes y muy fáciles. Yo me he llevado un chasco

porque esperaba azúcar. Ya estamos...

Reconozco que la pinta es muy buena. Las costumbres hacen leyes.

Hay que descansar de dulces. Simplemente una versión

que cuando uno sale a tomar algo a una terraza, en casa, el jardín,

con los amigos... viene bien aprender.

Pequeños toques salados como entrante. Voy a confiar en ti.

Te dejo que lleves esto a la nevera y no te comas ninguno.

Está más tranquilo. Si las dejamos aquí mucho tiempo

con el calor, el queso se lleva un poco mal.

Lo metemos en la nevera y empiezo con el paso uno.

Paso uno del plato, muy sencillo de hacer.

Empezaremos dando sabor al plato con un sofrito de cebollas.

Por un lado tenemos cebollas.

Por otro lado tenemos los piñones, que también les daremos un toque.

Que se vayan dorando ligeramente y aportando aroma, sabor y color.

Por un lado añadimos aceite de oliva en nuestro recipiente.

Ponemos los piñones y que se vayan dorando ligeramente.

Qué ricos están, ¿a que sí? Qué ricos. Que se doren un poco.

Tú juega con el fuego. Mira, empiezan a hacer como burbujas.

Lo tenemos al 7, para los de casa. Eso me dice que corte la cebolla

en juliana rápidamente para que libere cantidad de agua

y proteja cada uno de los piñones. Marchando.

En cuanto veas que se han dorado los primeros piñones, me avisas

para incorporar... Por si acaso, corre.

Tengo un poco de cebolla cortada. No te preocupes que tenemos un poco

o sea que la cosa no va mal. A meter presión.

Cebolla, puerro... nos iría bien. Os gustó mucho hace tiempo

una piza que hicimos, no sé si te acordarás,

piza con una crema de puerros. Estaba riquísima.

Nos va a dar un sabor muy rico. Marchando la cebolla.

Parece que hay gran cantidad pero en cuanto pongas sal

y dejemos pochar, en breve parece que desaparece.

Seguimos con la cebolla. Dos cebollas va bien, o una grande.

Vamos cortando la cebolla en juliana fina

y remato con esta que tengo aquí, esta juliana.

Si el cuchillo corta bien, el corte será muy limpio

y lloraremos un poco menos. Es importante no llorar demasiado.

Queríamos poner unas gafas...

Creo que con la mudanza de cocina perdimos.

No. Creo que están en la redacción. Eran buenísimas para cortar cebolla.

Están en la redacción y te cuento el porqué.

Nuestra compañera Cristina, que va en moto, a veces se las pone

para ir a casa y dice que llora menos.

Esas cosas que tiene... Con las gafas llenas de mosquitos.

Unas gafas que parecía... ¿Cómo se llamaban...?

No lo sé. Esos dibujos. Sabes quién, ¿no?

"Aquellos locos con sus locos cacharros". La guapa.

¿Cómo se llamaba? ¿Penélope...? Glamour. ¡Esa!

¿Penélope Glamour? Sí porque eran rosas atómicas.

Por un lado dejamos que la cebolla caiga un poco más

y a continuación añadiremos el pollo cortado en tiras finas.

Mientras tanto, que se poche. Por otro lado, vamos con la salsa.

Si a esta empanada conseguimos que por fuera quede muy crujiente

y en el interior esté muy cremosa, la cosa promete un buen sabor

que nos dejará en el paladar. En el paso dos, ¿qué vamos a hacer?

Una bechamel muy sencilla.

Añadiremos el queso azul y conseguiremos el toque cremoso.

Importante, para esa bechamel, que tenga cierta densidad.

Si ponemos algo muy líquido se nos sale de la empanada

y liamos una potente. Es importante que vaya espesa.

Aceite de oliva con mantequilla también podríamos. No es problema.

Calentamos el aceite de oliva y añadiré un poco de harina.

La importancia de rehogar poco a poco la harina

para que luego tenga un sabor más suave. Le damos una vuelta.

La harina en unos segundos, máximo un minuto, queda cocinada.

Fijaos qué diferencia. De sofreír un poco la harina

a incorporarla directamente en un guiso no tiene nada que ver.

Mirad, ya empieza a hacer burbujas y es señal de que se cocina.

No lloras demasiado, ¿verdad? Un poco. Cristina, podías ir a casa

con los ojos guiñados. Te gusta estar encima de la cebolla.

Ahora añado la leche fría, iré removiendo...

Veis cómo la harina se disuelve, no deja ni un solo grumito.

Sabéis mi consejo: estas salsas que van a espesar,

a reducir y, por lo tanto, a evaporar,

no las sazonéis del todo al principio.

Cuando empiece a espesar ponemos un poco de sazonamiento.

En cuanto a la pimienta, si queréis ponerle un poco no hay problema.

Nuez moscada también le iría bien. Un poco de pimienta, no pasa nada.

Respecto a la sal, tened cuidado por dos motivos:

la salsa va a reducir y lleva un ingrediente, el queso,

que va a aportar mucho sabor. Por lo tanto si yo sazono con sal

desde el principio y luego incorporo el queso

corro el riesgo de que cuando tenga ese punto espeso deseado,

puede estar demasiado fuerte y estropearme la empanada.

Por ese motivo, tened cuidado.

Pensad: ¿va a reducir? Sí. Ojo con el sazonamiento.

La salsa, que vaya cociendo. De vez en cuando iré removiendo.

La cebolla ya ha caído. Fíjate, ha mermado.

Añadiré el pollo, que lo corto en tiras como la cebolla.

Unas tiras. Tú lo entremezclas. ¿Le ponemos un poco más de aceite?

Si te pide un poco de aceite, podemos. Sabes que prefiero

añadir aceite a demanda que no tener que arreglar un guiso

con gran cantidad de aceite. Marchando el pollo.

En este caso, un pollo de corral con un color un poco más intenso

y más sabor. Si deshuesáis conejo y lo cortamos en tiras finas

también nos iría muy bien. Estas carnes suaves...

Un poco de cerdo también iría bien. Encajaría perfectamente.

Termino con este último filete de la pechuga del pollo.

Mantenemos eso unos cinco minutos a fuego medio,

como lo tiene Pepa ahora. La salsa, que reduzca por completo.

Lo siguiente que nos queda es montar la empanada y salsear.

Tú nos prometiste muchos datos. Sí.

Ha quedado pendiente los datos de producción y consumo en España.

Como siempre... Se nota que tenemos buen diente.

Ahora voy. Venid conmigo de nuevo al bodegón.

1.: productos cárnicos en global. Sector cárnico. ¿Cuánto producimos?

Nada más y nada menos que 5 600 000 toneladas.

De ellas, carne blanca: aves y conejo, 1 500 000 de toneladas

son de esta clase. El consumo de carne blanca en España

es importante: 750 millones de Kg al año.

Tenéis aquí el gráfico.

Frente a los 910 millones de kg al año consumidos de carne roja.

Un sector importante que mueve mucho dinero, mucho empleo

y al que hay que animar y apoyar desde programas como este.

Muchas veces la carne de ave salva la lista de la compra.

Al ser una carne que mantiene un precio equilibrado...

Salva la lista el pollo, el cerdo y alimentos que nos dan mucho juego,

que mantienen un precio interesante y en función de cómo lo combinemos

nos da un sabor tremendo. Me da igual hacer unas codornices...

escabechadas, por ejemplo, o un solomillo de cerdo albardado

o las pechugas del pollo, cuando las sacamos, las abrimos

y rellenamos, por ejemplo con verduras,

es una combinación que no debe faltar en nuestra dieta.

El pollo me gusta en todas sus versiones

pero "en pepitoria", que lo hace mi suegro, en especial.

Esa salsa que va cociendo, la almendra, el majado... Riquísimo.

Vamos a seguir con esta empanada.

El sofrito está prácticamente hecho. Extiendo una plancha de hojaldre.

También tenéis en este paso tres, que vamos a rellenar la empanada,

muchas recetas que hemos hecho con pimentón, hierbas aromáticas...

con la receta de la empanada. Vamos a utilizar hojaldre

pero con agua, levadura, sal y harina tenemos masa de empanada.

Voy a quitar la tapa y mirad el sofrito qué pinta tiene.

Esa cebolla que ha cogido color, los piñones y el pollo.

Ahora colocamos una base.

Lo que siempre os digo cuando trabajemos con masa quebrada,

con hojaldre... Me da igual el tipo de masa.

O simplemente cuando vamos a hacer un preñadito en casa

es importante que una vez que pongamos el sofrito

sobre la masa, si está caliente, rápidamente la tapemos y al horno.

El horno caliente. Empezando por abajo mejor, ¿no?

Mi consejo exacto es empezar desde abajo para hacer la base

y en cuanto lleve unos minutos la base dorada,

lo ponemos a la mitad y que se termine de hornear.

El horno a 190 estará unos 14 minutos

con el calor arriba y abajo. Una vez que hemos puesto esta base,

como veis con la cebolla, con el pollo y con los piñones,

incorporamos por encima esta crema de queso azul.

Qué bueno. Fijaos. Un poco vamos poniendo.

Mirad qué buena pinta. Con el toque justo de pimienta y de sal

y el sabor del queso. Fijaos lo que os decía.

Que tenga cierta densidad para que se entremezcle

con la cebolla y el pollo. De momento, con esto vale.

Vamos con la otra plancha que ponemos encima

y os doy varios trucos. Si queréis que nos quede esta masa

muy muy dorada, pintad con la yema, que nos va a dar un color bueno.

Si queréis, por ejemplo, que quede con un color más apagado

batimos yema y clara; según el color que le queramos dar.

Si no queremos pintar con huevo; queremos directamente hornearla,

que coja el color del hojaldre sin necesidad de pintar,

también podemos. Podéis elegir la opción que más os guste:

pintar o sin pintar. ¿No podías haber rellenado más

en lugar de cortar? Quitamos los bordes

para que nos quede más cuadrada. Bordes que podemos aprovechar.

Mira todos los que somos aquí.

Tú no te preocupes. Tenemos una hecha y sé que esto va a caer.

Mirad. Los bordes, así. Aplastamos ligeramente,

sellamos haciendo un poco de presión y si queréis pintar, perfecto.

La que os mostraré luego la pinté con un poco de yema

pero la podríamos meter directamente y nos va a quedar de lujo.

Sellamos todos los bordes. ¿Hay que hacerle agujeritos o no?

Si le hacemos agujeros al hojaldre, o cuando hacemos masa de empanada,

evitamos que nos salgan esas pompas cuando se hornea.

Podemos hacer así, ligeramente, para que respire.

En algunas empanadas se hace un agujerito en el centro...

¿Por eso lleva luego la tapita? Algunas. Se condensa ahí el vapor.

Esta la dejamos ahí. Acerca la que tenemos hecha, por favor.

Esta la meteríamos en el horno. Qué pintón tiene esto.

Vamos a poner esta por ahí, ahora va al horno. Por otro lado...

A ver, ¿dónde la pongo? Para que veáis el trabajo terminado.

Tengo una que pinté con yema y, evidentemente, salta a la vista.

¿Te traigo el plato? Primero, el mortero.

En este paso, aparte de terminar la empanada, vamos a aliñar

estos brotes con sal, un toque de pimienta

y puedes machacar ligeramente avellanas.

Avellanas que van a reforzar el sabor. Una ensalada ligera

y lo que os digo: como jugamos con la cremosidad del queso

no le voy a poner ningún ácido, ni limón ni naranja ni vinagre.

Un poco machacamos las avellanas, las echamos a la ensalada

y un toque de aceite de oliva. Como veis,

muchos platos nos gusta acompañarlos con un producto en crudo.

Lo recomiendan lo nutricionistas. ¡Se fue!

Es importante que en los platos vaya algún producto sin terminar,

en este caso una ensalada. Añadimos las avellanas. Perfecto.

Ponemos las avellanas, que nos dan sabor muy agradable.

¿Ya o más? Echa todas, si quieres.

Venga, alegría. Chorrito de aceite de oliva

y una ensalada que en compañía de esa empanada va a ir muy bien.

Ni más ni menos, aquí la tenemos. Ahora la removeremos un poquitín.

El mortero lo ponemos allí. Acerca el plato, por favor

y en el paso cuatro montamos el plato.

De momento, el plato. Ahí está. Cojo una cuchara y un tenedor.

Mientras tanto, la empanada la metes en el horno para que se haga.

Vamos a trocear la que tenemos. Mirad qué pinta tiene.

Si os parece, cortamos primero con cuidado, despacio, el hojaldre.

Ahí lo tenemos, muy crujiente. Vamos cortando así.

En el interior, lo que queríamos. Ese toque muy cremoso.

Fijaos cómo asoma la crema de queso. Espectacular.

Voy a cortar con mucho cuidado

Ponemos una porción por aquí. Mirad el interior.

Importante que esté hecha por fuera y si destapo un poco, está cremoso.

Cortamos un triangulito de esta para poner encabalgada encima.

Estas empanadas las podéis hacer, dejar enfriar, las cortáis

en el momento... que llegue el momento de degustar

y como aperitivo va a ir muy bien. Fijaos qué pinta. Muy sabrosa.

Ahora cogemos un poco de esta ensalada.

Aunque ponemos un toque de ensalada, en casa mi consejo ya lo sabéis.

Sacamos la ensaladera a la mesa y cada comensal se echa un poco

pero así nos queda más bonita.

Aquí está la empanada que prometíamos con queso azul,

con ese pollo de corral, que nos da mucho sabor y ese toque de cebolla.

Familia, no nos queda nada más que disfrutar. ¿Te la llevas allí?

Por supuesto. Marchando.

Mirad qué pinta. Qué bueno. Se va a deshacer en la boca.

Hay bastante armonía con los sabores y los aromas. Probadla.

Lo que el ojo no ve nos muestra detalles como la salsa.

Esa salsa de queso azul densa. En el interior de la empanada

nos encontramos la combinación de piñones, cebolla y pollo.

Todo bien arropado por la fina capa de hojaldre muy crujiente

que nos dará un sabor y un aroma espectacular.

Llega el momento para escuchar vuestras dudas, sugerencias,

incluso ver vuestras fotos. Pepa abre el buzón y dice: estas y estas.

Me echa a mí la responsabilidad. Todo para ella.

Vamos con el correo que nos manda Araceli, desde Zaragoza.

Muchas gracias. Primero: me da igual boquerones u otro tipo de pescado

que se consumirá en crudo. No se ha sometido a altas temperaturas.

Por eso hay que tener mucho cuidado con el anisakis.

Me da igual que lo congeléis 2-3 días en crudo

o 2-3 días una vez encurtido. Elegid una u otra opción.

Hay a quien le gusta más congelarlos en crudo

y hay a quien le gusta más cuando están encurtidos.

Una vez pasada la congelación para no tener ningún susto

con el anisakis, es muy importante

cuando hemos comprado los boquerones y los hemos lavado,

mantenerlos en agua muy fría. ¿Qué va a suceder? Se desangra.

No vamos a ver sangre como al utilizar una carne roja

pero notaremos cómo la carne pasa de un color grisáceo a blanquecino.

Ese proceso es muy importante: agua muy fría

incluso con algún cubito de hielo. Los removéis y cuando estén duros

y blancos, los podemos pasar a una mezcla con vinagre, sal...

Muy importante: ese momento es vital para que se pongan blancos y duros.

Araceli, sigue los consejos y nos cuentas qué tal te quedan.

Seguro que fenomenal. Vamos a pasar

al correo que nos manda Mirta Intelisano, desde Argentina.

Muy bien. Cuando vamos a hacer una masa, tengo levadura...

de panadero y levadura, mejor dicho, gasificante.

El gasificante solo lo empleamos para recetas tipo bizcocho

y la levadura de panadero la utilizamos para hacer la piza.

La levadura de panadero es fresca. Podría venir también liofilizada.

Es importante matizar qué es gasificante y qué es la levadura.

Para hacer esa masa, depende de si la queremos muy esponjosa

o más fina y menos esponjosa, más crujiente.

En cualquier caso, para unos 250 g de harina

utilizaremos 125-130 ml de agua, una pizca de sal

y, en cuanto a levadura, si es fresca de panadero,

con 3-4 g es suficiente. Dejaremos reposar,

ahí habrá vida, empezará a fermentar y luego volvemos a amasar,

extendemos, ponemos la crema de puerros, si así nos gusta,

y al horno. Verás qué rica. ¿Dónde podéis encontrar esa receta

de la piza de puerro? Alguno está diciendo: ¿cómo era?

¿Dónde la podemos buscar? ¿Dónde encontrar todas las recetas?

¿Dónde podemos encontrar las gafas para protegernos de la cebolla?

Todo está en nuestra web: www.rtve.es/cocinaconsergio

La tengo abierta. Aquí tenemos la receta que haremos próximamente,

"Las diez recetas más vistas", una sección nueva,

"¡No me sale!", que luego Sergio ayuda a resolver dudas culinarias,

"Escuela de Pastelería", que os encanta...

Una página para que disfrutéis y le dediquéis un rato.

Hablando de la Escuela de Pastelería vamos a empezar...

a hacer pastelería. Que no es pastelería

(Música suave)

Para esta idea de aperitivo salado vamos a emplear...

¿Cómo elaboramos estas piruletas? De la manera más sencilla y rápida.

Incluso con los niños en casa lo pasarán muy bien.

Cogemos el rallador y lo que haremos primero es un montoncito con queso,

en este caso el queso cheddar. Vamos a jugar con distintos quesos.

Hacéis varias bandejas o combináis estos montoncitos de queso.

En este caso, ponemos el cheddar. Con este montón, más que suficiente.

Cogemos los palitos de brocheta y los introducimos un poquito.

Que queden ligeramente impregnados, tapados por este queso rallado.

En uno ponemos un toque de orégano.

En otro ponemos unos trocitos del jamón.

El horno, a 170 , lo tenemos unos 7-8 minutos.

Rápidamente se fundirá el queso, lo dejamos enfriar

y, una vez que se ha enfriado, mira qué piruletas vamos a obtener.

Qué bonitas. Por eso decías que se derretían.

Hacedlas en casa. Están buenísimas.

Sí las he probado. Antes de que me eches la bronca

vamos a dar paso al resumen de cómo hemos hecho el plato de hoy.

Estos son los ingredientes para hacer la empanada de pollo

al queso azul y, esta, la receta paso a paso.

Paso 1: tuesta los piñones en un recipiente con aceite.

Cuando tomen color, añade la cebolla en tiras y, una vez pochada,

el pollo troceado. Mantén al fuego unos minutos.

Paso 2: rehoga la harina, incorpora la leche y el queso azul

y continúa la cocción hasta que espese.

Paso 3: extiende una plancha de hojaldre sobre papel de horno,

reparte el sofrito de pollo, riega con la salsa de queso

y cierra con otra plancha de hojaldre, sellando los bordes.

Pinta la empanada con yema de huevo y hornea 14 minutos a 180 .

Paso 4: machaca las avellanas, mezcla con los brotes tiernos

y aliña con aceite y sal. Corta la empanada en porciones

y sírvelos acompañados por la ensalada.

Para terminar, una foto de Cristina Soler, desde Albacete.

Mirad qué bonito. Viene acompañada de un correo.

"Cada semana hago vuestra pastelería.

Les encanta a mis hijos y le ayuda a recuperar fuerzas a mi marido

tras la carrera popular de cada fin de semana".

Muy bien. No sé si es en sentido figurado

pero si es un "runner", enhorabuena.

"Sois los mejores. Un beso y ahí va mi tartaleta de naranja".

Muy buena pinta. Disfruta de ello, de cada plato. Familia...

nos vemos en "Cocina con Sergio". Cada fin de semana. Os esperamos.

Hasta el próximo. Hasta luego.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ensalada de pollo al queso azul

Cocina con Sergio - Ensalada de pollo al queso azul

07 nov 2015

En el programa de hoy el plato principal que se cocina es: Ensalada de pollo al queso azul

INGREDIENTES:
400 g pollo corral
Ajo negro
2 planchas hojaldre
2 cebollas
40 g queso azul
500 ml leche
100 ml brotes tiernos
Aceite, sal, pimienta molida
Harina


PASO 1. Tuesta los piñones en un recipiente con aceite. Cuando tomen color, añade la cebolla cortada en tiras finas y, una vez pochada, el pollo troceado. Mantén al fuego unos minutos.
PASO 2. Rehoga la harina en otro recipiente, incorpora la leche y el queso azul y continúa la cocción hasta que espese.
PASO 3. Extiende una plancha de hojaldre sobre papel de horno. Reparte por encima el sofrito de pollo, riega con la salsa de queso y cierra con otra plancha de hojaldre sellando bien los bordes. Pinta la empanada con yema de huevo y hornea 14 minutos a 180º.
PASO 4. Machaca las avellanas en un mortero, mezcla con los brotes tiernos y aliña con aceite y sal.
PASO 5. Corta la empanada en porciones y sírvelos acompañados por la ensalada.

ver más sobre "Cocina con Sergio - Ensalada de pollo al queso azul" ver menos sobre "Cocina con Sergio - Ensalada de pollo al queso azul"
Programas completos (265)
Clips

Los últimos 358 programas de Cocina con Sergio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. chispita thai

    Ensalada???

    08 nov 2015