www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4907780
Para todos los públicos Clásicos y reverentes - T2 - Programa 12 - ver ahora
Transcripción completa

Esto fue lo que pasó en el programa pasado

de "Clásicos y reverentes".

Hay que cuidar muchísimo la afinación,

hay que cuidar el sonido,

hay que cuidar los matices escritos en la partitura,

el ritmo es importantísimo, sobre todo en una orquesta...

Vamos a hacer una cosa; vamos a empezar otra vez.

-Chique, chique, chique, chic. Chic, chic. Chic, chic.

-¿Cómo? -Chic.

-¿Cómo? -Chic.

Chic. -Ok.

¡Bravo!

-Yo después del maestro "Taf, tutaf, tuchisqui, triski",

yo ya poco puedo decir; después de esa exhibición.

-Inés...

Lo siento mucho,

pero no vas a poder tocar con nosotros.

-Nada. -Lo siento.

-Muchas gracias.

-Elena...

También lo siento.

-No pasa nada. Muchas gracias por todo.

-Alberto...

Bienvenido a la Orquesta.

Hola a todos los apasionados de la música.

Estamos en la última ronda de semifinales

y estos son los aspirantes.

¡Bienvenidos, Borja, Gabriel y Teresa!

Qué bien teneros aquí, en semifinales.

Lo que nos habéis hecho sufrir a todos

para llegar hasta este momento.

Pero también os lo habéis pasado bien en la academia.

Que algo sé.

Somos unos clásicos irreverentes.

Y lo vamos a pasar muy bien también porque tenéis la oportunidad

de tocar con la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE.

Podéis tocar los tres, dos, uno o ninguno.

Atentos.

Voy a dar la bienvenida al tribunal.

¡Mario!

¡Yulia!

¡Salvador!

¡Y Raúl!

Y el maestro Miguel Ángel Gómez Martínez.

Maestro, supongo que tendrá algún recuerdo

de la primera vez que tocó con una orquesta sinfónica.

No cabe duda. Hace ya mucho tiempo; mucho, mucho tiempo.

Yo tenía siete años.

Iba con un trajecito de pantalón corto, todo blanco.

¿Estaba nervioso? No.

Era un juego en aquel momento.

Siempre me he divertido dirigiendo

y, es curioso, sigo divirtiéndome cuando dirijo.

Es que la música puede ser

seria y divertida. Al mismo tiempo.

Como este programa. Exacto.

Como este programa, que es "Clásicos y reverentes".

(Golpes)

¡Una cazuela! Le das una cazuela a un percusionista... y la liamos.

Ya, ya está casi cerca.

Vamos. Guau, un cazo, una cazuela...

¡Esto mola!

(Golpes)

Perdón.

Teresa, ¿has encontrado algo? Sí, una papelera.

Ah, esto suena.

Ya casi está el mi.

Por fin, llevo media hora buscando cómo conseguir el mi

y ya está muy cerca.

-¿Y si lo levantas? Vale, venga, nos lo llevamos.

Gabriel, ¿qué tienes? Puede valer, por fin.

He conseguido afinar dos copas casi igual, por fin,

después de media hora probando y probando, y ya está.

Con el afinador de precisión. Con lo que me he encontrado aquí.

Tenemos nuestro afinador de músico. Sí, ya ves...

Madre mía, esto es... ¡¿Pero qué haces?! ¡Hombre, no!

¡¡¡No!!!

-La clase con Raúl ha ido de maravilla, la verdad.

-¡Vamos! Un, dos, y...

(TARAREA) Y leemos.

-"En el bombardeo de los sentidos"...

Se nota que has pasado por las manos de Raúl

y que te ha puesto a punto para esta interpretación.

Se te ha notado muy a gusto

y lo que has demostrado nos ha llegado.

Has tenido detalles de gran distinción.

Enhorabuena. -Gracias.

¡Borja!

(Aplausos)

(Campanilla y aplausos)

Muy bien.

A ver, en general, ha sido una actuación muy buena.

Yo he tomado un par de notas aquí sobre unos matices

que no han estado como están escritos en la partitura.

Si mira en la letra B, uno, dos, tres, cuatro...

En el cuarto después de la letra B, el último "tiquitín" que hay ahí,

lo ha hecho ya forte.

El forte está escrito justamente al principio del compás siguiente.

Ese último "tiquitín" debería ser también piano.

¿Lo podemos repetir a ver si lo hacemos?

¡Exactamente! Muy bien, sí, señor. Por mí parte ya está.

-Bueno, Borja, felicitarte; creo que has llegado hasta aquí

y por eso te felicito, porque no es fácil llegar aquí.

Y luego, siento decírtelo,

pero te tengo que decir una palabra que es "notas".

Han caído muchas notas.

Y siento en el alma decírtelo, pero han caído demasiadas notas.

En los compases 59,

toda esta parte que tenemos cantabile,

hacerla mucho más...

La palabra es "cantabile", que cante mucho más,

frasearlo mucho más.

Tienes que sentir el "walking bass" de:

(CANTA) La, si, do, si, la, si, do, si...

Y frasear ahí un estilo jazz.

(TARAREA)

Mucho más jazzístico todo esto.

Entonces creo que te ha salido un poquito demasiado escolástico,

demasiado un poco de aula de conservatorio.

Bien, pero me faltaba un poco más de interpretación

en el significado que tiene la obra.

Pero te felicito; muchas gracias.

¿Usted quién es? No es un semifinalista, eso seguro,

porque este instrumento no sé si participa, no lo conozco.

Cuéntame. La verdad es que se me ha quedado

sin gasolina la máquina del tiempo

y la mejor máquina del tiempo son los instrumentos musicales.

¿Te apetece que vayamos a lo que podría ser

un instrumento que tocaría el tatarabuelo de Mozart?

Por mí encantado. Vamos allá.

Increíble.

Hoy Abraham nos va a descubrir el eslabón perdido de la música.

Atentos.

La verdad es que ha sido algo inolvidable.

Cada persona es lo que es por lo que vive y experimenta.

Mi clase con Salvador ha sido bastante gratificante,

sobre todo buscando los puntos culminantes de la obra.

-¡Busca, busca, busca! No... No pasa nada.

-Eres tan expresivo con el cuerpo, que no me ha importado que leyeras.

Muy bien, eres un musicazo.

Bravo, nos has seducido a todos con tu musicalidad.

Me ha encantado.

(Aplausos)

Vamos a ver. Yo he visto también

algunas cosillas importantes en cuestión de matices.

Por ejemplo, en la página 3,

en el tercer sistema,

hay un regulador.

Entonces usted ha hecho piano súbito para hacer ese regulador.

No, no debe ser así, tiene que dosificarse;

tiene que no tocar tan fuerte donde dice fuerte antes,

y entonces ese regulador hacerlo desde forte hasta fortísimo.

Eso me gustaría probarlo.

Vale, vale, vale, de acuerdo. Muy bien hecho el matiz,

pero cuidado, porque ha descontrolado el sol

y se le ha quedado alto.

Seguro que mis colegas tienen algo que decirle.

-Gabriel, tú sabes que esto son oportunidades únicas,

que solo gracias al maestro, pero en general nunca se dan.

Yo creo que el sonido este lo tienes que preoír antes de tocar;

esto te ayudaría, ¿verdad?

¿Qué ha pensado aquí Saint-Saëns,

con sus 85 años, escribiendo esta sonata?

Buscaba este carácter apacible, relajado, ¿verdad?

Yo creo que tú puedes mejorarlo, pero vas por buen camino.

Sí, es lo que buscaba,

porque es curioso, hay una historia,

que Saint-Saëns estaba

en la primera concentración de la primavera,

de Stravinski,

y salió indignado a pocos compases de empezar

porque decía que daba un uso absolutamente inapropiado al fagot.

Entonces esta es la sonoridad que él buscaba

y que tú también puedes buscar y descubrir más.

Me faltaron un poco más pianos...

Sutilezas de música francesa, ¿verdad?

Pero sobre los detalles yo creo que mi colega te indicará mejor.

-Enhorabuena, Gabriel.

Sobre todo intentar frasear mucho

y sobre todo los finales de las frases

difuminarlos un poquito más.

Es cierto que es un plató, es un sitio grande,

cuesta quizá proyectar un poco más de lo que estamos acostumbrados;

tenerlo en cuenta te puede ayudar muchísimo.

Y espero que en la siguiente obra de Tansman

sigamos en esta línea del disfrute. Muchas gracias.

-Gracias.

(TARAREA)

-Proyecta mucho; tienes muy buenas herramientas

para poder sacar todo lo que tengas.

¡Un, dos, tres!

Tienes poderío y tienes mucha expresividad...

Y tienes madera.

Estoy con Ana totalmente. La sonoridad, el fraseo,

la musicalidad, la dinámica... Es alucinante, tía.

La técnica que tienes es muy buena,

el fraseo que haces está muy bien entendido...

(RÍE) -Eres una máquina, enhorabuena.

(Aplausos)

-Muy nerviosa, ¿verdad?

-Un poquito.

-Mire, es que he visto fallos rítmicos.

Por ejemplo, estaba antes de tiempo

un compás de tres por cuatro que hay por aquí...

Pues en el segundo sistema del principio,

se ha anticipado.

Luego, por otra parte, ha habido también fallos de notas.

Hay un pasaje en el que dice, yo como siempre con mis matices,

"pianísimo siempre";

sin embargo, han habido ahí unos crescendos y diminuendos,

donde no deberían estar, porque dice "pianísimo siempre".

Me gustaría que empezara en el compás...

Que empezara al principio y tocara hasta el calderón.

¿Eh? ¿Vamos a verlo? -Sí.

-Vale, gracias, gracias.

Mis colegas seguro que quieren decir algo.

-Tienes que buscar mucho más el tocar todo lo que pasa.

A veces nos perdemos entre los matices.

Necesitamos más ligazón en todo lo que tocas.

Cuidado con el sonido cuando tocas fuerte por arriba

porque suena muy brillante;

debemos seguir buscando ese sonido más recogido

y más oscuro, ¿vale?

De todas formas espero que cuando toques después

nos convenzas otra vez de lo que puedes hacer

y lo vas a hacer muy bien. Gracias. -Muchas gracias.

-¡Eh, Teresa! -Hola.

-¿Qué tal? -Muy bien, ¿no?

-Bueno, me ha faltado... Perdón.

Me ha faltado un poco ahí... -Yo creo que ha estado bien.

-Si después de todo, pasas tú solo, ¿qué?

-Los tres. -O los tres o ninguno.

-Sería justo.

-A ver si pasamos los nueve.

Rompemos las reglas.

-Sería un reencuentro, eh. -Ya ves.

No sé en vuestras casas, todo el mundo ahí...

Yo no me lo esperaba. La gente por la calle:

"Eh, enhorabuena, eh".

"Voy a la tele", "¿Cómo?".

-Dicen: "Ostras, si la han cogido en la tele,

esto es gordo, toca bien de verdad".

-Todo lo que hemos vivido, la gente que hemos conocido,

que ha sido maravillosa...

Gente de sitios diferentes, pero con algo en común,

que es esto, la música.

-La música, hacer música; lo que nos une.

El equipo de investigación que tenemos ha descubierto

que ha existía "Clásicos y reverentes"

hace 2500 años.

Yo creo que por eso tenemos aquí al invitado de hoy,

porque seguro que fue el ganador de esa edición:

¡Abraham Cupeiro!

Abraham, es un gusto tenerte aquí.

Veo que este instrumento que has traído es el de la foto.

Exactamente, el instrumento que sale en la foto es un carnyx;

un instrumento celta de guerra,

pero que hoy vamos a utilizarlo que no en ese ámbito de la guerra,

sino en el ámbito de la paz;

¿por qué no recrear el sonido de la naturaleza?

Pues ya la gente lo puede escuchar. Adelante. ¡Abraham Cupeiro!

(Aplausos)

Víspera de Nochebuena; me dirijo al albergue

donde los participantes de "Clásicos y reverentes"

preparan sus obras con los profesores.

Pero esta vez no subo a putear, como suele ser mi costumbre;

subo a ayudar.

(CANTA) Noche de paz, noche de amor...

Borja, feliz Nochebuena. -Igualmente.

Quiero marcaros, luego se lo diré a Teresa y Gabriel,

que el maestro es de la vieja tradición,

y hay una frase del pianista Alfred Brendel

que lo ilustra perfectamente:

"Si yo pertenezco a una tradición es a aquella en que la obra

le dice al intérprete cómo tiene que sonar

y no al revés".

El que se expresa en una interpretación de orquesta

es el maestro.

Hasta ahora habíamos valorado tu musicalidad interna

y ahora lo que se va a valorar es tu respeto a la partitura.

Quiero que te ves y saques lo mejor y lo peor

de ti mismo, ¿vamos allá? -Vamos, vamos.

Para, para ahí.

Aquí creo que está conseguido lo que Raúl nos explicó.

Nos dijo un poco: "Respetad el estilo de swing".

-¡Con swing!

(TARAREA)

-Me ha gustado mucho cómo lo interpreté,

sobre todo esa independencia. Este solo me ha gustado.

-Recuerda que es autocrítica, no autoelogio.

-No, ya, veremos ahora.

Para.

Esa entrada del pianista yo creo que es complicada.

Es como que igual el bombo lo hice más fuerte

que la entrada a tiempo.

Tendría que haber marcado mejor al pianista.

-Visto lo visto,

¿cuál es tu punto fuerte y tu punto débil?

-Mi punto fuerte en este caso es la técnica,

sobre todo en esta obra.

Y mis puntos débiles quizá estaban en la pieza de batería.

Los percusionistas clásicos no somos baterías modernos;

ahí no me vi muy bien en las improvisaciones,

de los "breaks"

y yo creo que ese fue mi punto débil.

-Pues nada, feliz Navidad y que el Niño Jesús

te acompañe en esta prueba. -Eso es. Gracias.

(CANTA) Taf, taf, taf...

(Aplausos)

-Pues es una obra espectacular, ¿verdad?

Mire, vamos a ver; yo he visto por aquí unas cuestiones...

En general lo que veo es que no hay una igualdad exacta

entre todas las notas cuando deben de ir iguales.

Hay algunas que suenan un poco menos, unas un poco más,

sin una solución de continuidad exacta.

Pero si vamos a sitios concretos,

por ejemplo, en el compás 10,

hay unos matices ahí que no han salido como eran,

porque teníamos un piano al principio,

luego tenemos un crescendo que no es muy grande

porque solo llega a mezzoforte,

luego hay un acento

y luego hay otro crescendo que llega hasta forte.

Y después el mezzoforte tendría que ser

con la misma intensidad que el mezzoforte anterior,

y ha sido muy diferente.

¿Podemos ver eso? Puede empezar en el compás 8.

Vale, vale, vale.

¿Ve? Sigo sin ver la diferencia entre el mezzoforte y el forte;

el mezzoforte está muy fuerte. Vamos a verlo otra vez.

Vale, eso ya es otra cosa. Eso ya está bastante mejor.

¿Alguien más quiere decir algo? -Sí.

Felicitarte, Borja;

todo lo que me has dejado antes un poco... dubitativo,

ahora la verdad es que me has dejado tranquilo

porque creo que has hecho la obra muy bien.

Así que vaya por delante mi felicitación.

Felicitarte porque las dinámicas en esta obra son muy difíciles.

Sobre todo me han gustado tus pianos

y me ha gustado mantener ese contraste con el forte,

porque la caja tenía una tesitura bastante amplia

y esto es una cosa que me gustado;

ver lo máximo y lo mínimo que este instrumento puede dar

y mostrarlo así a los telespectadores,

que no vean solo un tambor,

sino un instrumento, una caja,

un instrumento de orquesta sinfónica actual,

contemporáneo, vivo, activo...

Y gracias a ti esto lo hemos podido demostrar hoy en este programa;

así que felicidades por tu interpretación.

En algunos pasajes sí que me gustaría

que en algunos momentos tuviera un poquito más de feeling.

Sabes que esta obra tiene muchas reminiscencias

de ritmos latinos, etc.

Sí que me ha faltado un poco de feeling en ocasiones.

También quiero resaltar que para el nivel que tú tienes,

enfrentarte a esta obra es complicado;

así que si pongo la dificultad de la obra y pongo tu nivel,

esta vez has ganado tú.

Luego, importante, en el tema de la voz,

sí que me gustaría que lo probases ahora un poquito;

he oído a Borja; me gustaría ver

a un intérprete músico que está en un escenario

ejecutando una obra que tiene voz.

Si yo hago: "Taf, taf, te, taf", oyes a Raúl;

pero si yo hago:

(CAMBIA EL TIMBRE) Taf, te, taf...

Ya no soy Raúl.

¿Este quién es?

Entonces, ¿me puedes dar solamente estos dos compases?

Vámonos.

(CAMBIA EL TIMBRE) Taf, te, taf...

-Bravo, mucho mejor.

-Después de toda la ristra que te ha soltado Raúl,

yo solo puedo decirte que me ha gustado mucho

y que ahora llega el tiempo de tu alegato.

(TITUBEA) -Bueno, en cuanto a la primera obra,

la verdad es que sí que es como recordar;

pero la verdad es que también, como comentaba Raúl,

tiene componentes un poco de jazz,

y por eso igual he cogido el tempo más rápido.

Igual lo debería de haber cogido más lento por el tema de fallar;

pero aun así mi opinión es que mola más rápido,

pero hay que corregir esos fallos.

En cuanto a "Chic",

yo creo que es una obra muy difícil,

sobre todo por los matices, hay muchos matices;

hay que corregir algunos,

pero yo creo que sobre todo

los efectos y el ritmo han estado muy bien.

Así que muchas gracias al tribunal y al público.

-Paro.

Ha sonado ahí... -Me da rabia ahora escucharme,

porque ahí se roza una nota, en la frase inicial,

que al final es lo que, digamos,

te abre a escuchar todo lo que va a venir después.

-Tienes que tener en cuenta,

aparte de que la perfección mata el arte...

-También. -Esos roces van a ser entendidos;

tú tienes que tener en cuenta que en esta segunda fase

lo que más van a valorar,

no es tu musicalidad,

como tu capacidad para respetar la partitura.

-Aquí yo tenía la sensación

de que estaba haciendo muchas dinámicas diferentes,

y ahora escuchándolo realmente se pueden hacer más.

-Debes proyectar los contrastes para que el maestro esté contento.

Gabriel, tienes que hacerte autocrítica:

¿cuál es tu punto fuerte y tu punto débil?

-Mi punto fuerte sería a lo mejor que la verdad me lo paso muy bien

cuando estoy tocando

y siento muchas cosas cuando estoy tocando...

Y creía que exageraba mucho,

pero ese sería uno de mis puntos débiles;

exagerar mucho más lo que quiero hacer,

porque luego no llega todo lo que yo creo que estoy haciendo.

Y nada, espero pasármelo bien y que salga bien.

-Seguro. A por ellos y que el Niño Jesús te acompañe.

Feliz Nochebuena. -Igualmente, y muchas gracias.

(Aplausos)

-Bueno, vamos a ver... Bien;

pero yo me encuentro

con que hay un montón de matices escritos aquí

y he visto una especie de mezzoforte general,

que no me daba los contrastes.

Por ejemplo, todo el principio es forte; de acuerdo,

y entonces bien, se mantiene el forte.

Pero luego tenemos un mezzopiano en la segunda página,

en el primer compás.

No ha venido ese mezzopiano, no había contraste ninguno.

¿Podemos intentar hacer por lo menos eso

para que veamos si conseguimos ese contraste?

Directamente el meno mosso.

Vale, un momento.

¿Pero usted ha visto la última nota que ha tocado

qué duración tenía?

-Blanca; la he hecho más corta. -Ah, ha hecho una negra.

Así que, por favor, toque los últimos dos compases:

mi, fa, si, la, do, mi, etc.

-Vale. -Venga.

Eso es otra cosa. Bueno, por mi parte,

he visto que hay posibilidad de reacción.

¿Quién habla ahora? -Yo.

-Pues venga. -Gabriel, muy bien;

una obra muy bonita y muy espectacular.

Por ello yo creo que deberíamos exagerar más las dinámicas.

A mí me encantaría que demostraras al público

que eres capaz de reventar el instrumento si hace falta

con tal de que disfrutemos.

Entonces, si te parece, vamos antes del dos...

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve...

Diez antes del dos,

tenemos un mezzopiano, crescendo...

(TARAREA)

Muy bien. -Ahora mucho mejor.

-Además conseguimos una fusión entre la voz tuya con el piano.

Muchas gracias.

-Absolutamente de acuerdo con el maestro y con Salvador;

ha faltado contraste en el rango dinámico,

pero también me lo ha faltado en lo que es el tempo.

Tienes que replanteártelo.

Cambia todo. Beethoven decía: "Tempo es carácter".

En mi opinión, es tan extravagante esta música,

tan llena de ritmo, síncopas... Y tienes que investigar mucho más.

Estudiar, por supuesto, todo lo que hay que estudiar;

pero replantéate esto e incorpórate el metrónomo.

Bueno, y ahora es tu momento del alegato;

¿qué te ha parecido lo que te hemos dicho por aquí?

-Primero muchas gracias

porque obviamente todo es una ayuda,

como una especie de clase para lo que he hecho.

Y con respecto a lo del tempo,

sí que lo he estudiado con el metrónomo obviamente;

pero que al final siempre la sensación que tengo

cuando estoy tocando, con los nervios,

luego cuando me escucho,

voy mucho más rápido de lo que yo siento.

No sé, es algo raro.

Y con respecto a los matices,

creo que es un problema que tenemos todos;

bueno, es un problema que tengo a lo mejor,

pero creo que nos pasa a todos los músicos;

que yo tenía la sensación de que estaba haciendo esos matices

y luego cuando me escucho,

me pasó también el otro día, no llega tanto.

He intentado exagerarlo,

pero sí que me he quedado un poco corto

y la próxima vez lo tendré en cuenta obviamente,

voy a tener que exagerar todavía más.

Bueno, que muchísimas gracias porque todo es una ayuda

a seguir mejorando...

Y gracias por todo.

Y al público.

-A ver, para, por favor.

No entré lo suficientemente segura

y, al no entrar segura, no hice bien el fraseo.

Ahí, por ejemplo; para.

Ahí se me va el tempo.

En el momento no recuerdo que se me fuera,

o sea que tengo que tener cuidado,

no dejarme llevar por el fueguito mío interior...

-Claro, es que el fuego interior a un director lo mata.

El director siempre está preocupado de que tú seas un escapado,

como en el ciclismo.

Yo me lo sé del año pasado, por eso te lo soplo;

una de las cosas que más le importa es que en las dinámicas

te dejes espacio.

Por ejemplo, si pone "piano" y no entras piano,

siempre te va a decir: "No te dejas espacio para crecer".

Te he dado sabios consejos;

si pasas, quiero comisión. -Vale.

-¿Tus puntos débiles y fuertes?

-Todos los errores que he tenido han sido de los nervios,

de la inseguridad en el escenario.

Y mi punto fuerte, por otro lado,

es que se me ve más segura de lo que estoy.

El resultado final es más bueno de lo que yo sentía.

Me gusta haberlo visto porque eso juego a mi favor,

para tenerlo en cuenta para el próximo día.

-A por ellos. ¿Sabes la diferencia

entre la actuación aquí y la que vas a tener ahora?

Que yo, que soy un hijo de perra, quería que fracasases;

ellos quieren que tengas éxito. A por ellos.

-Gracias.

(Aplausos)

-Algunos de los matices los ha hecho muy bonitos;

pero me han faltado.

A mí me faltan siempre matices.

Los que me conocen ya saben

que soy muy quisquilloso con esas cosas.

Por ejemplo, en la cifra 2,

ahí hay un regulador que crece

y al siguiente compás un regulador que decrece;

ahí no ha sucedido nada.

Y luego hay cuestiones rítmicas; por ejemplo,

uno antes del tres, es una redonda con puntillo;

la ha cortado antes de tiempo.

En el... Después del tres; uno, dos, tres, cuatro;

en el quinto del tres,

también hay una redonda con puntillo

que ha cortado antes de tiempo.

Vamos a probar la cifra 3

y así en ese pasaje vemos

si es capaz de mantener toda la duración de la nota larga

y cómo hace el crescendo y el diminuendo de después.

-Vale. -Vamos a verlo.

Bien, vale. ¿Alguno...? -Sí, Teresa,

yo voy a hacer referencia al tribunal anterior,

de los programas;

ellos dicen siempre que hay una pared de transmisión;

les voy a dar la razón a ellos.

Técnicamente no es muy difícil,

pero para mí una nota muerta es una nota perdida, ¿vale?

Entonces yo te diría que intentes darle sentido a todo,

porque son notas largas

y para mí se queda absolutamente parado.

Se acabó.

Tienes que seguir con mucha línea. Enhorabuena.

-Gracias.

-Suscribo lo que dice mi compañero y lo que dice el maestro;

que es una pieza breve,

pero es una pieza con una intensidad

y una sensibilidad impresionantes.

Entonces está muy claro, con la escritura que tenemos,

todos los reguladores... Lo de siempre que hemos hablado.

Punto culminante y hacia detrás.

Yo creo que eso lo tienes que sentir ahí dentro y sacarlo,

vamos, y darlo todo.

Y pienso, además, que tus pianos son espectaculares.

Y ahora en tu momento del alegato que nos digas lo que quieras.

-Pues la verdad que en cuanto a lo que me habéis dicho,

no tengo nada que decir en contra;

estoy de acuerdo. Ha habido cosas

de las que era consciente cuando han ocurrido,

pero son cosas del directo, por así decirlo.

Hay otras de las que no era tan consciente,

que yo desde aquí no sabía...

Por ejemplo, el tema de los matices,

al exagerar tanto los pianos, pensaba que se me escuchaba

lo suficiente como para que se entendiera ese matiz.

Es posible que me haya confundido yo... de cómo es la sala

y que no se me haya escuchado lo suficiente.

Entonces es bueno oírlo para tenerlo en cuenta

y no volver a fallar en lo mismo.

Y fallos, sobre todo de matices, que dice que insiste mucho;

es que es lo correcto, es real, no se entendían, ¿no?

Y yo notaba que me quedaba corta a veces...

No era lo suficientemente exagerado como yo lo tenía pensado.

Entonces realmente más que alegato,

es deciros que estoy de acuerdo con lo que me habéis dicho.

La mayoría de las cosas las he ido notando

y las que no he ido notando son cosas a trabajar

en mi próxima sesión de estudio, lo pensaré, lo trabajaré,

para seguir mejorando,

porque realmente estamos aquí todos muy principiantes

y lo que queremos es que nos digáis cómo seguir mejorando

para poder merecer estar en una orquesta.

Entonces... -Bravo.

El tribunal está deliberando

y ahora toca el momento de pasarlo bien también nosotros,

que nos lo merecemos.

¿Recordáis lo de esta semana

que cogimos cacharros de la academia?

Contad, ¿qué hemos cogido?

Desde copas, que lo pasamos fatal para afinarlas...

Un florero. -Una papelera.

¿Quién recuerda cómo se llama esto? Nunca me acuerdo yo.

Bueno, hay música en todas partes y vamos a demostrarlo.

Luego lo mismo al ver el programa la gente la lía parda en sus casas.

¿Probamos? Vale.

Venga.

Un momento, nos falta... nuestro afinador milimétrico.

Ya está preparado.

(TOCAN "NAVIDAD, DULCE NAVIDAD")

(Aplausos)

Después de pasarlo bien, como tiene que ser en Navidad,

llega el momento más decisivo del programa.

Los chicos lo han dado todo para llegar a semifinales

y ahora veremos cuál ha sido el resultado de sus actuaciones.

Para saberlo necesito que venga el maestro Gómez Martínez.

¿Es un momento difícil? Sí, siempre.

Es uno de los momentos más difíciles que tiene uno

cuando está en este trabajo.

La música es muy sacrificada,

es muy dura y tiene muchos momentos muy difíciles.

Entonces aquí hemos tenido a tres concursantes

que no cabe la menor duda de que son buenos músicos

y que seguramente en el futuro van a tener muchas oportunidades

y, vamos, yo es lo que les deseo

y lo que estoy deseando de que suceda.

Lo único es que tengo una misión,

que es comunicar un resultado negativo.

Ninguno de los tres va a pasar a la final.

Lo siento.

No todos pueden pasar.

Es así.

La Orquesta Sinfónica de RTVE es un ejemplo de excelencia;

ellos son excelentes músicos... Sí.

Y yo estoy seguro... Segurísimo.

Que esto les va a servir para aprender muchísimo.

Eso espero. Ya saben muchísimo.

Esto es un aliciente para ellos. Eso espero,

porque es precisamente por lo que he querido decir

todo lo que he dicho antes;

porque no debéis ceder en vuestro empuje;

al revés, tenéis que perseverar y tenéis que seguir trabajando.

Que esto no es más que el principio;

es una de las primeras malas noticias que se os dan.

Después vendrán muchas más y hay que seguir adelante,

siempre, con toda la ilusión del mundo

y con toda la fuerza.

Sois buenos músicos; eso es lo importante.

(Aplausos)

Maestro, la semana que viene tenemos algo muy especial.

Sí,

tenemos el concierto de gala final de "Clásicos y reverentes".

Con un programa que es, me parece, muy atractivo,

en el que hay todo tipo de música.

Tenemos música... de Mozart,

con la apertura de "La flauta mágica".

Ejemplo de clásico. Exacto.

Música romántica, como es por ejemplo,

el vals de Strauss...

Tenemos música de cine, con Williams.

Ejemplo de música actual. Exactamente.

Y algo más, que ahora no recuerdo,

pero les aseguro que cuando lo tenga que dirigir me acordaré.

Así es una sorpresa. Eso es.

Nos vemos la semana que viene en la gala final

de "Clásicos y reverentes".

Ha sido algo inolvidable.

-Estas son oportunidades únicas.

-Cada persona es lo que es por lo que vive.

-Beethoven decía: "Tempo es carácter".

(TARAREA)

-Borja, feliz Nochebuena.

(CANTA) Taf, taf...

(CANTA) Noche de amor...

(TARAREA)

-Todo lo que hemos vivido,

toda la gente que hemos conocido, maravillosa...

-Lo que queremos es que nos digáis cómo seguir mejorando

para poder merecer estar en una orquesta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T2 - Programa 12

Clásicos y reverentes - T2 - Programa 12

23 dic 2018

Programa concurso que trata de encontrar a jóvenes intérpretes que sean capaces de formar parte de una Orquesta Sinfónica. Los elegidos formarán parte, como artistas invitados, de la Orquesta y Coro de Radiotelevisión Española en un concierto especial que será la Gala Final del programa.

ver más sobre "Clásicos y reverentes - T2 - Programa 12" ver menos sobre "Clásicos y reverentes - T2 - Programa 12"
Programas completos (27)

Los últimos 27 programas de Clásicos y Reverentes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios