www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4395381
Para todos los públicos Cine en TVE - Mi gran noche - ver ahora
Transcripción completa

Vamos allá. Cristina, Roberto, ¿listos?

Chicas, chicos, ¿prevenidos?

¡Soltamos "playback"!

(Música animada)

(CANTAN EN INGLÉS)

-Amparo, espabila un poco. -Que sí, joder, son muchas cosas.

Venga, va. Vamos, pincha. Uno, cinco, uno.

¡Uno!

Cinco. Cuatro. Tres.

-¿Qué cenamos hoy? -¿Pepperoni o chino?

Chino. La dos.

(Continúa la música)

Hala, chaval.

(Gritos)

-¿Qué pasa? Corta, corta. Se me ha ido la imagen de la grúa.

-Pero ¿qué haces? -¿Qué pasa?

(Gritos)

A ver, Paco, ¿me oyes?

-Pero ¿qué haces, desgraciado? -¿Se me oye ahí dentro?

-"¡Paco!". -Se te oye.

-¡Paco! -Que se te oye, cojones.

Te dije: "Baja lentamente".

Va, va. Vamos a primera.

Rosa, por favor te lo pido. Acabamos de aplastar a un figurante.

(GRUÑE)

-¿Cómo está? -¿Cómo va a estar?

-Una ambulancia, ¿no? -Habría que quitarle eso de encima.

-¿Me bajo? -Sí, bájate.

Que no lo toque nadie, no hay que moverlo.

-Como los motoristas. -Qué coño, moved.

(Gritos)

¿Respira?

-Señorita, no se puede fumar aquí. -Fumar no, pero aplastar peña sí.

-Manda cojones. -Ha sido un accidente.

-Si no quiere seguir, váyase. -Necesito dinero.

-"¿Qué coño pasa?".

¡Dejen paso, por favor! ¡Despejen!

-Dime que está vivo. -Solo le ha rozado.

-¿Rozado? -Lo ha dejado en dos dimensiones.

-¿Tenemos seguro? -Seguro contra incendios.

-¿Y quieres que le prendamos fuego? -Hombre, chispas han saltado.

-Gracias. -Soy abogado, se puede argumentar.

Quieres que te cojan para "Supervivientes".

-El maquinista es de los sindicatos. -Van a por nosotros.

-Hay que parar esto como sea. -Esto no lo para ni Dios.

Vamos a ver, chicos, aquí no ha pasado nada.

Vamos a continuar.

¡Esta tiene que ser nuestra gran noche!

(Música suspense)

Esa mesa, Clemente. Brillo, brillo.

-Señorita, el pollo. -Aquí.

¿Empezamos otra vez o qué?

Vamos allá. Cristina, Roberto, ¿listos?

¿Prevenidos? ¡Soltamos "playback"!

(Música animada)

-Pincha la uno. Tres. ¡Fantástico! Cuatro.

¡Me cago en su puta madre!

-¡Para, para! -Así no se puede.

Ahora os digo.

-Joder, colega. -Dime.

Paco, cariño, céntrate un poquito.

"Que no acabaremos en la vida".

-¿Qué pasa ahora? -"A tu izquierda, cielo".

Hay un hueco de puta madre en la mesa 21.

-Sí, ya lo veo. -Lléname eso, anda.

-Nadie quiere sentarse ahí. -¿Por qué?

-"Dicen que les da yuyu". -¿Que les da qué?

-"No quieren, tienen miedo". -Vamos a ver...

Si se vuelve a caer la grúa, nunca será en el mismo sitio.

Amparo, bonita, ¿estás de huelga?

Si no quiere currar, pírate, pero no me jodas aquí dentro.

"Hay alguien en la mesa que da mala suerte".

-¿Un gafe? -No lo digas.

-¿Por qué? -"Da mala suerte decirlo".

-¿La palabra? -"Yo no sé, háblales tú".

Yo no hablo con nadie, búscate la vida.

Oye, si vas a traer alguien de fuera, que no sea muy alto, lo tapa todo.

Y muy bajo parece que no hay nada.

Que no sea un palo, que ocupe bien el sitio.

Y que no sea muy guapo, que distrae.

-"¿Un tipo vulgar?". -Eso, vulgar, del montón.

(Música distendida)

(Móvil)

¿Dígame? ¿Te pillo bien?

"Sí, dime". ¿Cuándo vendrás a recoger a mamá?

Pero si estamos a 15 hoy, ¿no?

José, por favor, no empecemos, no tengo el horno para bollos.

Quedamos en que tú la recogías y cambiábamos por lo de Disneylandia.

¿Que te vas a Disneylandia?

José, te mandé un WhatsApp y me contestaste "OK".

Te puse "OK" a lo de la cena del sábado.

Pero hace una semana. Ya estamos con lo de siempre.

Me contestaste "OK" y una carita sonriente.

Yo no te puse carita sonriente porque no tengo en el móvil.

"Déjalo, paso de discutir".

Pero está aquí mamá desde las cinco con el crucifijo esperándote.

Así que mueve el culo.

No puedo ir, María, me ha salido una cosa.

¿Qué? ¿Una cosa? ¿Cuál? Un curro.

¿Un curro de qué? De los de la ETT.

Llevo tres meses esperando a que me llamen

y si no voy me ponen en una lista negra y no me llaman más.

Anda, que para una vez que te pido algo.

¿Una vez? El otro día te cuidé a los niños.

Cinco minutos, lo que tardé en volver del súper.

Sí, y del cine. Jugamos al Lego y se acabaron las fichas.

Eres un exagerado. María...

Te dejo la llave bajo el felpudo. Que no.

Y las pastillas por la mañana y por la noche. Adiós.

(Portazo)

Me ha colgado.

(Sirena y radio policial)

(Alboroto)

¡Alphonso! ¡Alphonso! ¡Alphonso!

-¿Ha llegado ya? -Sí, está en el camerino.

-Pero dice que no hay toallas. -Ni flores.

¿Estas qué hacen aquí? ¿No ven que es peligroso?

Vienen en bus de Holanda.

¿Cómo sabían que cantaba aquí esta noche?

-Su representante lo habrá filtrado. -El ruso.

-No parece ruso. -Exige que Alphonso sea el primero.

¿Después de las campanadas? Imposible, ya está comprometido.

¡Benítez, cabrón! ¡Vete a casa y no vuelvas!

¡Cabrón! ¡Benítez dimisión!

-Y a este demandadle. -¿Al herido?

-Antes de que nos denuncien a nosotros, le denunciamos nosotros.

Que se acojone.

Perdón, me han llamado para una sustitución.

¿Qué pasa aquí? No pasa nada.

Pase dentro y pregunte por el regidor.

¿Allí dentro?

-¡Benítez dimisión! -¡Cabronazo!

Eres un esquirol. No sabes lo que estás haciendo.

-No entres ahí, piénsatelo. -¡Te estás jugando la vida!

Madre mía, la que hay liada fuera.

Vamos, vamos.

(SE QUEJA)

¿Qué tengo que hacer? -Nada, estar sentado.

-Aplaudir, sonreír. -Ser feliz.

¿Y a qué hora se acaba esto? Mi madre está sola.

-A qué hora se acaba dice. -Qué mono.

-¿José Díaz Marino? Soy yo. Me han llamado de la ETT.

Ya lo sé, ven conmigo.

¿Esa chaqueta no es del mago?

No, hombre, este no es nadie. Quítasela y ponle la suya.

Ya voy, ya voy.

No mires a cámara, no hables con la gente,

no te bebas lo de los vasos, la comida es de plástico.

Cuando haga falta, aplaudes. Paras cuando yo diga.

No te quedes ahí solo como un idiota.

Y sonríe todo el rato, esto es una puta fiesta.

De acuerdo. Hola, ¿qué hay?

Hola. Qué bonito esto.

Sí, es superbonito.

Joder...

-Pero ¿qué haces? ¡Joder, otra vez! ¡Estate quieto, coño!

(LEE) "Pero bueno, qué maravilla, qué bien lo estamos pasando".

-¿Empieza así? -¿Cómo quieres que empiece?

-Yo esto no lo digo. -Masculino, viril.

Vete a la mierda.

¡Eh! ¿Cómo está mi chiquitín?

Solucionado, cantas el primero. Suenan las campanadas y salís vos.

¿Y Alphonso? Por favor, olvidate de Alphonso.

A las 12 la gente te quiere ver a vos que es cuando está el "share" a tope.

Después, a la una, saldrá el yayo para los abuelos.

Trata con más respeto a Alphonso, es un gran cantante y persona.

Sí, seguro. Pero vos vas antes. Acabo de cerrarlo con Benítez.

(SUSURRA) Los dientes... Ah, por cierto.

La foto de la loca esa del centro comercial.

¿Qué pasa? Solucionado, caput.

¿Las has comprado? No.

¿Entonces? Es mejor.

Contraté a un "hacker" para que le borrase su móvil

y su ordenador personal. ¿Eso se puede hacer?

Si trabajás en el CNI, sí.

Al final la cosa era tan simple como mandarle un "mail"

con un pedazo de virus que te borra hasta la sonrisa.

¿Ha costado mucho?

Un concierto en el Palacio de Deportes.

¿Tanto? Sí, tanto.

No puede volver a ocurrir, Adanne. No te preocupes, te lo juro.

¡Por favor! Te lo prometo.

Métetelo en la cabeza, ya no estamos en los 70

y no podés ir por ahí con la bragueta abierta.

Ahora todo el mundo te graba y en 10 minutos estás en YouTube

y te vieron la polla dos millones.

¿Dos millones? Con que la mitad compren el disco.

¿Todavía no lo entendés?

Vos sos un ídolo adolescente. ¡Sí!

Pelotudo, por eso te apoyan las empresas.

Y si te ven cogiendo en Internet... "Cogiendo" significa "follando".

Ni Coca-Cola, ni Pepsi, ni nada. ¡Dios!

¡Dios! ¡Sí!

¡Dios! ¡Dios!

(RÍEN)

(Móvil)

¿Qué haría yo sin ti? Espera, pará.

¿Aló? Sí, Benítez.

No, no, eso es innegociable.

Que no, ya lo habíamos hablado.

Pero ¿cómo? Querido, Benítez... ¿Cómo que después de los comerciales?

Me estás cagando, la gente ya está en el cotillón.

Benít... ¡Chiquitín!

Tranquilo, cielo. -Le ha tirado el café a la cara.

Yuri, no entre ahora, no quiere ver a nadie.

Yo no soy nadie, creo. Le quité las tijeras por si acaso.

-Pero me ha clavado un lápiz. -¿A ver?

Si no entro ahora será peor.

Trátale de usted. ¡Y no le mires a la cara!

Lo sé, llevo toda la vida trabajando para él.

Llegas tarde.

No sabe cuánto lo siento. Su medicación.

He bajado a Madrid, aquí en Coslada no la tenían.

Me has dejado solo otra vez. No volverá a ocurrir.

Y me distraje con un bus de fans que ha venido de Holanda.

Me dieron flores para usted.

¿Por qué hemos venido aquí esta noche?

¿Para promocionar su nuevo disco? No.

¿Para relanzar su imagen? ¿Perdona?

Quiero decir, ¿para actualizarla?

¿Qué problema hay con mi imagen? Ninguno, no hay.

No venimos a relanzar nada, venimos a por lo que es nuestro.

Sí, señor. Hay que salir tras las campanadas.

Habla con Benítez y cierra esto antes de que yo cante.

Está cerrado, está en el contrato. ¿Ah, sí? Léelo.

"El cantante...".

Su actuación será la primera, lo dice aquí.

Lee la letra pequeña.

"Siempre y cuando las circunstancias no impliquen una reestructuración

del 'timing' previsto".

¡Siempre hay una circunstancia que reestructura el "timing"!

Firmar esto es como no firmar nada. ¿En qué estabas pensando?

Sería salir el segundo, que tampoco está mal.

Adanne, el chico jovencito latino que canta eso de "Bombero"

está pegando muy fuerte ahora.

Claro. Está muy bien eso que dices.

(SE QUEJA)

¿Sientes el dolor? ¡Sí!

Así me siento yo cuando dices esas cosas.

Llevo 40 años en el mundo del espectáculo.

Canté para el emperador de Japón, me adoran en Rusia,

y tú lo sabes mejor que nadie.

Arréglalo, Yuri. Eres mi relaciones públicas,

mi jefe de prensa, mi abogado, mi asistente.

También soy su hijo, señor.

No deberías mezclar lo personal con lo profesional.

Siempre te lo he dicho. Perdona, papá.

Papá, papá... ¡Adoptado! Ya, bueno, pero...

Se te olvida, pero a mí no. Hacía un frío tremendo en Moscú.

Y yo no quería ir al orfanato. Estabas en los huesos.

Pero los de promoción insistieron tanto que...

Una cosa más, Yuri. ¿Sí, señor?

¿Qué es esto? Estaban en mi maleta.

Son amenazas de muerte. ¿Por qué no me has dicho nada?

No quería molestarle. ¿Molestarme?

No. Los que estamos en la cima estamos hechos a eso.

¿Viste lo que le pasó a John? ¿Qué John?

Lennon. Ah.

Un amigo. Tú eras muy joven.

¿Has avisado a la policía? Sí, está todo controlado.

Han examinado las cartas y no les dan credibilidad.

Piensan que solo quiere llamar la atención.

¿Y cómo lo saben?

Si fueran en serio no escribirían su nombre y dirección en los sobres.

Óscar García.

Pobre hombre.

(Música tensión)

La tensión en los platós de Mediafrost crece por momentos.

La mesa de negociación está en punto muerto y según los...

Y según los sindicatos, los despidos podrían estar en 500 empleados.

-¡Sinvergüenzas! ¡Cabrones!

Hoy, para mí, es un día especial.

Puede ser mi gran noche.

Pero qué maravilla, qué bien lo estamos pasando.

Nos lo estamos pasando genial, Roberto.

-¿Tengo que repetirlo? -Para enfatizar que esto es gracioso.

Ya.

Nos lo estamos pasando genial, Roberto.

Pero la noche acaba de empezar.

Y que lo digas, Cristina. Ahora llega un plato fuerte, fuerte.

Otra repetición.

El 80 % del público tiene más de 70 años. Hay que repetirles.

-Pero fuerte, fuerte. -"¿Qué es? Dime, no me tengas así".

-¿No lo sabes? Te voy a dar pistas. -No me lo pongas muy difícil.

Lleva más de 40 años en el mundo del espectáculo.

-¡José Luis Moreno! -No, mujer.

-Ha sido número uno en Rusia. -¡Gorbachov!

Ha cantado para el emperador de Japón.

-¡Frank Sinatra! -No, Cristina, Sinatra está muerto.

-¿Tengo que parecer subnormal? -¿Por qué?

¡Coño, porque yo no sé nada! ¡Me lo tiene que explicar todo él!

-Y siempre remata los chistes. -En la 15 Tienes un chiste.

¿El de la jirafa? No me jodas.

A mí me parece muy cachondo. Si no lo quiere, pónmelo.

¡Claro que sí! Dilo tú todo, no pasa nada.

Tú eres el tío de puta madre que hace las gracias

y yo la que enseña las tetas.

¿Quieres que enseñe yo las tetas? Si tanto te molestan,

¿para qué te metes esa siliconaza? Pareces un pavo.

-Son naturales. -Sí, como el yogur.

Vamos a tranquilizarnos y seguimos repasando.

Pero qué maravilla, qué bien lo estamos pasando.

Nos lo estamos pasando genial, Roberto.

¿Crees que soy imbécil?

¿Que no me doy cuenta de lo que haces?

-¿Qué pasa? -Quieres presentar "Supervivientes".

-Eso es lo que pasa. -¿Yo?

Tu representante habla con la cadena. Me estás poniendo a parir.

Llevas tres días mandando vídeos a los de arriba

con mis meteduras de pata. -Eso no es verdad.

¡Pero si me los han reenviado a mí! ¡Y yo aquí siguiéndote el rollo!

(RÍE)

¿Qué te pasa? ¿Te hace gracia?

-Yo no me río. -Sí, te estás riendo.

¿Nos estamos riendo todos? ¡Claro que sí!

¡A reírse a la puta calle! ¡Todo el mundo fuera!

¡Venga, venga! ¡Fuera!

(SE QUEJA)

-A ver, que os dormís. Necesito unas buenas risas.

Todo el mundo riéndose, cabrones.

Hijos de puta celebrando, eso es.

(Risas)

¡Vale, suficiente!

-¿Hay wifi? -Producción ha cambiado la clave.

-Prueba con "1234". -Nada, a ver si es "Producción1234".

(NIEGA) ¿Y "Nochevieja1234"?

El mío es de los antiguos, solo saca fotos.

¿A ver?

Es como el que me regaló mi padre cuando acabé la ESO.

(LEE) "¿Estás con mamá?". ¿Cómo?

Te acaba de llegar un mensaje de María.

Es mi hermana.

Tengo que recoger a mi madre, que está en su casa.

Pues han dicho que no nos vamos hasta que esto se acabe.

¿Lo dices en serio?

Tienen miedo de que si nos vamos los piquetes no nos dejen entrar.

Pues tengo que recoger a mi madre.

-¿Cuánto te paga? -¿Qué?

Por meterle los chistes buenos. ¿500? ¿1000 euros?

Vamos a hacer una cosa. (SUSPIRA)

Yo leo sus textos... y él los míos.

Cristina, esto no es así, te estás equivocando.

¿Quieres que hable con el productor? ¿Llamo a Benítez?

-Te lo estás tirando, ¿no? -Por favor, Roberto.

-Te he hecho una pregunta directa y sencilla:

¿Te tiras o no te tiras a Benítez?

-Estamos sacando las cosas de quicio. -Yo no, no me jodas.

Tranquilicémonos y sigamos.

Leído con ganas funciona. No sé por qué, pero funciona.

¿Dices que lo leo mal?

¿Que no sé leer el texto?

¿Me vas a enseñar a leer un texto a estas alturas?

¿Tú, que no tienes dónde caerte muerto? ¡Payaso!

Chicos, venid conmigo. Vamos calentando motores.

Os quiero ver a tope.

-Vamos. -¡No me toques!

-¡Gorda! -¡Maricón!

-¿Y esto? ¿La cicatriz?

Me caí de un columpio.

Mi hermana me empujó demasiado fuerte.

Yo también tengo una. Mira, aquí.

¿La notas? Sí...

Sí, claro que la noto.

Un cristal de una botella en Sanfermines.

Al lado de la yugular, te podría haber matado.

Pero eso no es nada.

Un pastor alemán en un viaje de fin de curso a Fuengirola.

Me encanta. ¿Fuengirola?

No, la cicatriz. Me gustan mucho las cicatrices.

¿En serio? ¿Y por qué?

Porque son sexys, como los tatuajes. No...

No, ¿no?

O sea, a ver, los tatuajes son falsos.

Son lo que a ti te gustaría ser, tú te los inventas.

Pero... las cicatrices son de verdad, tú no las eliges.

Son tu vida. No lo había pensado.

(RÍE)

Santa madre de Dios, ¿eso qué es, de tiburón?

De morena. Tenía un novio submarinista.

¿Quieres ver algo fuerte?

Sí, por favor.

-José, ¿qué haces? -¡José!

Apendicitis. 14 años. Por poco me muero.

Fue horrible.

A ver, campeón, ¿te subes los pantalones?

¿Sabes cuánto llevamos aquí? Lo siento.

¡Semana y media!

Repitiendo y repitiendo tomas por culpa de gente como tú,

que no se toma en serio su trabajo. Lo siento. Perdón.

Tampoco he enseñado tanto.

(EN VOZ BAJA) Me encanta tu cicatriz.

¿De verdad?

(CHISTA)

¿Lo has conseguido? (GRITAN DE ALEGRÍA)

¡Qué fuerte, tía!

-Con esto vamos a ganar una fortuna. -¿De qué vas, tía? Métetelo.

Te quedas preñada y luego le pides una fortuna.

-¿Y eso cómo se hace? -Te vas a una clínica

y dices que es el semen de un colega, que te lo da para ser madre soltera.

-¿Y no me pedirán papeles? -¿Qué te van a pedir?

Tú con que lleves el bote y les pagues, a ellos se la suda.

Joder, es como lo del Boris Becker.

-Eso es verdad. -Ahora esa puta está forrada.

Y el niño monísimo. (RÍE)

¿Y tú qué miras?

Disculpad, no he podido evitar escucharos.

-Pues tú calladito. -Calladito.

Creo que deberían reconsiderar una decisión como esa.

¿A ti quién te ha dado vela?

Ser madre es trascendental, sobre todo a vuestra edad.

Pero ¿qué dice este pavo?

-¿Y quién es el padre? -A ti te lo vamos a decir.

No será Alphonso, ¿verdad?

¿Qué Alfonso? ¿El del gimnasio? ¿Lo conoces?

No, Alphonso el cantante, con "PH".

(RÍEN)

No, para nada. Es uno que está bueno.

Perdón, Alphonso es genéticamente perfecto.

Lo que tú digas, es uno que es más joven.

-Tía, ¿te quieres callar? -Es Adanne, ¿verdad?

El de "Bombero".

No se te puede contar nada, enseguida lo sabrá todo el mundo.

-A ver, chicos, escuchadme. Necesito aplausos.

Se acabó el recreo, ¿de acuerdo?

Todo el mundo aplaudiendo. A trabajar, venga.

(Aplausos)

Antes, todo esto se hacía bien.

La gente cantaba, tú aplaudías y se grababa a la vez.

Ahora todo se hace por separado, cantantes y figuración.

Se tarda más y queda falso.

¿Ya le has contado que estuviste en la Nochevieja del 74?

Y otra vez...

Y en la del 75, la del 80, la del 85...

En la gran época.

Aquello sí que eran Nocheviejas, ¡y qué artistas!

Pajares, María José Cantudo... Qué buena estaba.

¿Y esa quién es?

Un personaje histórico de la Transición.

¿Sabes lo que era tener a Tom Jones aquí cantando "Delilah"?

Y nosotros aplaudiendo con ganas, no como ahora.

Y haciendo coros.

Y con bebida de verdad, coño, no con esta mierda.

Es que lo recuerdo y se me saltan las lágrimas.

A mí también si vuelves a repetirlo.

-Oye, ¿tú eres el Chino? -¿Cómo?

-El que vende botellas. -50 pavos.

-No te he dicho lo que quiero. -Todo a 50.

(Música tensión)

-¿Tienes Hendricks con pepino? -Tú eres gilipollas.

-Muchachos, ahora necesito risas. ¿De acuerdo?

Pero a carcajadas.

No, más risas.

Eso, risas. ¡Ja, ja, ja!

(Risas)

¡No puedo más! ¡Por favor!

Vale, suficiente.

(TOSE) Ahora necesito aplausos.

¡Vamos!

(Aplausos)

¡Eso es!

¿Y "Cotillón1234"?

Vale, suficiente, lo tenemos también.

-No, no es la wifi. -¿Entonces qué es?

No hay nadie ahí fuera.

Somos los únicos supervivientes de la Tierra.

Un virus ha matado a todo el mundo y está todo contaminado.

¿Os imagináis?

Encerrados aquí de por vida, y sin wifi.

Aplaudiendo hasta que nos sangren las manos.

(RÍE)

Joshua, eres el tío más subnormal que he conocido en mi vida.

Pero mira cómo te gusta.

Eh, no os adelantéis, eso viene ahora, por favor.

Guardad energía.

Ahora vamos a festejar el Año Nuevo. ¿De acuerdo?

Cuando se encienda eso de ahí, "Feliz 2016", todo el mundo abrazos,

todo el mundo besos, ahí sí, brindando con champán y a tope.

¿De acuerdo?

Vamos a darlo todo, chicos. Pendientes de mí, vamos.

¿Son novios? No, se han conocido aquí.

El primer día ni se hablaban.

(Música animada)

¡Vamos allá, cabrones!

(Aplausos y vítores)

Vale, vale, suficiente. Muy bien, chicos, muchas gracias.

Vale, ya está.

De acuerdo, suficiente.

¡Vale! ¡Vale!

Bien, guardad energía que todavía queda noche.

-¡Anoche follamos debajo de la mesa! -Pero no lo cuentes, Joshua.

¿Crees que no se notó? Tirasteis las copas.

¡Hasta el pavo se movía!

-Ha estado muy bien pero vamos a por otra.

-No hay otra cosa que hacer que aplaudir, reírse.

-Es normal, son muchas horas. -Estás muy cerca.

-Y se aburren. -Empiezas a hablar...

Una cosa lleva a otra y acabas follando.

-¡Vamos allá, cabrones!

(Música animada)

¡Alegría, bien! ¡Vamos, hijos de puta!

Vale, vale, vale.

Muy bien, gracias a todos.

¿Hay que repetir esto?

El tipo que estaba sentado aquí era un coñazo.

Una semana y media con la misma gente a tu lado

todo el rato.

Menos mal que has venido tú.

Gracias.

Al final tú y yo nos enrollamos.

¿Te imaginas?

Sería como... ¡uh!

(RÍE)

(Música animada)

Me gusta mucho como besas. Sí, ¿verdad?

Pues mira que yo no beso mucho. Yo tampoco, no te creas.

Yo creo que es este sitio.

Parece que aquí no importa lo que hagas.

Es todo tan absurdo. Sí.

Uno acaba haciendo lo que le da la gana.

Sí. (RÍEN)

Por ejemplo, tú y yo, nos conocemos en una discoteca,

y nunca nos hubiéramos enseñado las cicatrices.

Ya.

Estoy pensando en operarme a corazón abierto.

Una cicatriz desde aquí hasta aquí.

(Continúa la música)

(Aplausos)

-¿Qué hacéis? -¿Qué pasa?

-No se puede beber. -Esto sí, es güisqui de verdad.

-¿De dónde lo has sacado? -Del Chino.

Roba botellas de los camerinos y las vende.

-Saca una pasta. -Botellas y lo que pille.

El año pasado le sacó 2000 pavos a una chupa de Melendi.

-¿Y las bragas de Mónica Naranjo? -Esas se las quedó.

Las lleva puestas. (RÍEN)

(Música tensión)

¡Eh! ¿Crees que no sé lo que estás haciendo?

-¿Quién, yo? -Sí, tú.

-Anda, sácate eso de ahí. -¿El qué?

El tabaco. Nadie puede salir a fumar.

-No, yo voy al baño.

¡Hala, venga! ¡Todo el mundo a mear! Parecéis viejas, no vamos a acabar.

(Música tensión)

-Eh, ¿no será usted el mago? -No.

Dani, vas a flipar.

Dos de Coslada le han hecho una mamada al cantante ese, Adanne.

El de "Bombero".

Sí, ya. Y a mí, no te jode.

Coño, que te estoy hablando en serio.

Se han guardado el tema en un tarro y quieren preñarse para sacar pasta.

Acojonante. Escúchame...

Yo me hago con la historia y se la pasamos a Luca, tu colega.

¿Cuánto podemos pedirle?

No, no, no, eso es una puta mierda.

Imagínatelo en "Supervivientes" con la prueba de paternidad.

Semanas de programa rajando sin parar.

Que si la madre, que si es verdad, que si no...

Un culebrón, lo que les gusta a las chonis.

Joder...

Coño, mira.

Dani, se ha cortado. Nos podemos hacer de oro y lo sabes.

Y luego viene el bautizo del niño, la primera comunión...

Ahí, ahí. Al niño lo metemos a cantante.

Con ocho años, bolos por toda España.

(RÍE) Yo me parto el culo.

Solo de pensarlo se me pone dura.

Llama a Luca y que traiga la pasta.

(SUSURRA) -Es un escándalo. -Vale, mamón, luego te llamo.

Están buenos.

(Música tensión)

De puta madre.

(Música de ópera)

No, imposible, lo quito.

Adanne hace el "photocall" pero no se queda a la película.

Tiene la gala de los niños autistas y después lo de Loewe.

Ya sé que te lo prometí, pero no llegamos al partido.

La gente no se sabe los textos, no hacemos más que repetir.

Te paso con tu madre.

Cielo, ¿has cenado?

Cariño, no sé a qué hora acabaremos, tu padre no para de improvisar.

Sí, ya sabes cómo es cuando se pone gracioso.

-Luego no hay quien le siga. -Perdón, te he pisado.

Sí, mi amor.

No, métete en la cama, que no pasa nada.

¿Qué haces? ¿Estás loco?

No podía esperar más, quería hacerlo ahora.

¡Ya!

Pues ahora no puedes. Está en maquillaje, hay que esperar.

Eso es. Me escondo...

...y cuando aparezca le pego un tiro y que me detengan.

No es lo que hablamos, sigamos el plan.

¿Qué plan? ¿Cómo que qué plan?

Óscar, llevamos tres meses preparando esto.

Ahora te vas a ir a tu mesa y te vas a calmar.

¿Te has tomado las pastillas? Sí, me he acabado la caja, pero nada.

Lo único que me tiembla un ojo. ¿Se me nota?

No, estás estupendamente. Repite conmigo: "Estoy bien".

Estoy bien.

No estoy bien.

¿Cómo estás? Mejor.

Muy bien. ¿Cuál es el plan?

Matar a Alphonso.

¡Hey! ¿Cómo están mis chiquitines?

Me han dicho que venga. -No era hora.

-¿Por qué no vuelves luego? -Mañana.

Canto hoy, creo, princesa.

Adanne, ha sido un error. Por favor, si pudieras esperar.

Así que tú eres Adanne, el de "Bombero".

Tenía muchas ganas de conocerte.

Alphonso.

(Música tensión)

Muy bien, estás en el "backstage". Alphonso te da la espalda.

Alphonso siempre me ha dado la espalda.

Nunca ha contestado ni una carta. No.

Alphonso te da la espalda porque mira al público

y tú estás aquí detrás. Ah, vale, de acuerdo.

Bien. Comienza la canción. Suena "Mi gran noche".

¿Y por qué no suena "Escándalo"? Yo prefiero esa.

La canción da igual, lo importante es matar a Alphonso.

Vivo mi vida, soy como soy, no hay quien me pare por donde voy.

No empecemos, por favor. La canción no la elegimos nosotros.

Es la que se ha pactado, ¿de acuerdo?

¿Qué sabe nadie? ¿Qué dices?

Si ni yo mismo muchas veces sé qué quiero.

Pues yo te lo cuento.

Quieres acabar con Alphonso porque te ha hundido la vida,

porque le has escrito 635 canciones y no le ha gustado ninguna.

A veces oigo sin querer algún murmullo.

¿Han vuelto las voces?

Óscar, por favor, no hagas caso a las voces.

No, no hago caso.

Y yo me río y me pregunto, ¿qué sabe nadie?

¿Qué sabe nadie de nadie?

(LLORANDO) De nadie, de nadie, de nadie...

Antes de nada me gustaría decirle que admiro muchísimo su trabajo.

A mí también me gusta mucho lo tuyo.

Aunque no he oído ninguna de tus canciones.

Muchas gracias, señor Alphonso.

Pues este último disco le encantará, me he metido más en la producción.

Quería un sonido tipo Miami. ¿Sabe lo que le digo?

No tengo ni la menor idea.

Como Enrique Iglesias pero más sucio, con guitarritas.

¿Ha oído a Enrique Iglesias? No.

El hijo de Julio Iglesias. No conozco a ningún Julio Iglesias.

¿Ah, no? Hablemos de ti.

Me gusta tu energía. ¿Sí?

Tienes algo en la mirada. ¿Sí?

Sí, tienes algo, aquí en el ojo. Es una pestaña.

¿Ahora? Sí. Es una mota de polvo.

¿Ya? No, déjame a mí.

A ver.

(SE QUEJA) No te muevas, abre bien el ojo.

Mi madre adoraba sus canciones. (SE QUEJA)

Siempre estaba tarareando alguna. ¿Ha muerto? Lo siento.

No, está perfectamente. Como decías "tarareaba".

(SE QUEJA) ¿Hace mucho que no la ves?

Con la gira, conciertos y demás, es complicado.

Un bastoncillo.

No deberías descuidar a tu madre. Hoy está aquí, pero mañana...

Cuando acabe la grabación me pasaré a verla.

Yo a tu edad también ponía el éxito y el dinero

por delante de mi familia. Tampoco me he portado mal con ellos.

Claro que no, tú no hagas caso de lo que dicen.

(SE QUEJA) Rizapestañas.

¿Y qué dicen? Nada, tonterías.

Lo típico, que si les has dejado tirados...

Mucha envidia hay. (SE QUEJA)

Esto ya está. Voy a ponerte un poco de agua.

(GRITA) ¡Es colonia!

(SE QUEJA) No te muevas, que es peor.

Y lo de tu madre, por favor, no le des más vueltas.

Tienes que evitar los pensamientos negativos.

Sacarlos de la cabeza.

Sobre todo cuando sales al escenario.

Vale. Bueno, chicos, me voy.

Cuídate ese ojo. No te lo toques.

No... Déjalo estar.

Chao.

Gracias por sus conejos, señor Alphonso.

Me ha dicho que tengo algo en la mirada.

(Música animada)

Dormido en mi cama, oigo la campana.

Me bajo por la barra, todo está en calma.

La adrenalina, cojo mi manguera.

Salimos a la calle, la noche nos espera.

Las llamas crecen rojas, queman mis entrañas.

En un momento, chica, pierdo la cabeza.

De pronto, aquella chica grita en la ventana.

Para salvarla de las llamas dime si hay que ser...

Bombero, echar el agua en el fuego.

No importa lo que se quema, siempre llego yo el primero.

Como un buen bombero, me quemo la cara por ti.

Ahora estoy en urgencias, escocido y chamuscado.

Ya no duermo y desvarío, que las nalgas me he pelado.

Y tú pasas de todo, no me mandas ni un WhatsApp.

Agrégame, que soy tu amigo.

¿Que tú no sabes que yo te necesito

como el agua al fuego?

¿Que si tú me haces caso yo ya me derrito?

De pronto, aquella chica grita en la ventana...

Esto no es normal, ¿eh?

Es perfectamente normal, José.

-Tú eres un tío atractivo, maduro. -Un madurito interesante, diría yo.

¿La habéis visto a ella y me habéis visto a mí?

La magia de la Nochevieja.

Me estáis ocultando algo. Esto es una broma.

-¿Todavía no se ha dado cuenta? -Cállate.

¿Cuenta de qué? ¿Qué pasa? (TODOS) Nada.

¿Cómo que nada? ¿Está casada? ¿Tiene un novio culturista?

¿Es un tío? Si fuera eso...

José, esa tía está buenísima. ¿Y qué?

Resulta que le has hecho gracia, ¿qué hay de malo?

-¡Nada! -¡Disfruta!

¡Baila, José!

Echar el agua en el fuego.

No importa lo que se quema, siempre llego yo el primero.

Como un buen bombero...

Esto no te va a gustar mucho, Perotti.

-¿Qué es esto? No veo nada. -Ponlo, Amparo.

¿De quién es este vídeo y cuánto pidieron?

-Es nuestro, no te preocupes. -¿Hay cámaras en los camerinos?

-Tranquilo, relájate. -¿Cómo que tranquilo, papito?

-¿Qué mierda es esta? -Es por seguridad.

-Evita robos. -Botellas, ropa...

Hasta un sofá se llevaron. Pero no te traemos por eso, mira.

-Mira, ahí, ¿has visto? -¿Qué?

Pónselo otra vez.

Ha escupido algo en un bote.

¡La concha de su madre!

Bombero, echar el agua en el fuego.

No importa lo que se queme, siempre llego yo el primero.

Como un buen bombero, me quemo la cara por ti.

¿Cómo que estoy en peligro? ¿De qué? De muerte.

José, parece que nos estamos pasando, que exageramos.

"¡Hala, los locos!".

No, te hablamos completamente en serio.

Cuéntale lo que le pasó al que estaba ahí.

-¿A quién? -Al que estaba ahí sentado donde él.

-El de la grúa. -Le pide el teléfono...

Le aplastan la cabeza, al hospital. ¿Y qué tiene que ver?

-Nada, José. -Cuéntale lo que pasó en el baño.

O lo de maquillaje. Joder, llevamos aquí solo una semana

y ya le han pasado muchas cosas. -Dejadlo, si es que no...

Cuéntale lo de ayer en vestuario.

Se está probando el traje, entra Paco a coger los bajos.

-Se agacha, cuando ella le mira... -¡Solo mirar!

Directo, ¡fua! Se tragó una aguja.

-Así, como suena. -Y al hospital.

-José, yo soy amiga de Paloma, la conozco de toda la vida

y no quiero hablar mal de ella, pero siempre ha tenido eso.

¿Qué es eso? Un problema.

-No se puede decir la palabra. -No, no lo digáis.

¿Qué pasa? ¿Es gafe?

-¡No lo digas! -¡José!

Entra, un cámara la sigue con la mirada.

Ella le sonríe, él le devuelve la sonrisa.

Esto te lo cuento porque lo vi, no me lo invento.

¿Y? ¡Un ictus!

Le estalla una vena en la cabeza y...

Al hospital. Como suena, directo al hospital.

Me parece que estáis sacando las cosas de quicio.

-¿Tú me has visto mirarla a la cara? -Y mira que está buena.

Relaja, ¿vale?

¿A ti te parece normal que nada más llegar

te cuente toda su vida y a los 5 minutos te come la boca?

-Está desesperada. -No le entra nadie.

-Todo el mundo lo sabe. -Se ha corrido la voz.

Se ha corrido.

Ya.

Y solo una desesperada podía besarse conmigo, ¿verdad?

-José, no te lo lleves por ahí. -Estás mezclando.

-Por ahí no vayas.

Es verdad, y si te lo contamos es porque corres peligro.

¿Qué pasa? ¿La única que baila soy yo o qué?

Es que no nos gusta el electro-latino.

Somos más de merengue, de salsa. Qué tonto.

No, en serio, ¿qué pasa?

No pasa nada, cariño, de verdad.

Me quemo la cara por ti.

¡Bombero!

(Aplausos y vítores)

¡Gracias, España!

(Móvil)

¿Diga?

Buenas noches, le llamo de la policía.

¿Cómo?

¡Solo tres palabras! ¡Os amo!

(Aplausos y vítores)

Perdone, es que no le oigo muy bien, hay mucho jaleo aquí.

¿Es usted familiar de doña Dolores Mariño Sepúlveda?

Sí, es mi madre. ¿Le ha pasado algo?

No, su madre está bien, no se preocupe.

Pero la hemos tenido que detener, ha mordido a un compañero

cuando intentábamos sacarla de casa. -¿Y vosotros qué? Móviles no.

Un segundo, por favor, han detenido a mi madre.

Pero ¿por qué la estaban sacando del piso?

Porque está en llamas.

Su madre no sabe encender la cocina de gas

y la ha encendido con papeles. Pero tranquilo, están los bomberos.

(Explosión por teléfono)

¿Se hará usted responsable de ella? "Claro que sí".

Pero ahora estoy trabajando, no me puedo mover.

Si no se hace responsable va a dormir en el calabozo.

¿Cómo va a dormir mi madre en el calabozo? No, por Dios.

"Lo que yo le diga". Hago unas llamadas y les llamo.

Usted mismo.

Ahora les llamo.

(MARCA)

José.

María... ¿Qué?

Menos mal, pensé que estabas volando.

Llevamos dos horas de retraso por un aviso de bomba.

Esto es un infierno.

No te creas, te tengo que contar una cosa.

Estamos a punto de embarcar, no tengo tiempo. ¿Qué pasa?

¿Qué has dicho?

(Música tensión)

¿Ves? No funciona. Es peligroso. Mira cómo estás.

¿Te imaginas que le pasa a una señora del público o a mí?

A ese lado del espejo es difícil. Eso es lo que te pasa.

Que me odias. ¿Quién, yo?

¿Te crees que no lo sé?

Tú lo que quieres es estar a este lado del espejo, Alicia.

¿Quién es Alicia? No te hagas el tonto.

Sé que por las noches vas por ahí de karaokes

cantando mis canciones a mis espaldas.

Son las únicas que me sé. Quieres ser como Enrique Iglesias.

Trepar y trepar hasta acabar con tu padre.

Adoptivo. Precisamente de eso quería hablarte.

Hay algo que te he ocultado durante todos estos años.

Y no me mires así, que me molesta.

Sígueme en Twitter. Sí, sí.

Un poquito más para abajo, un poquito... Ahí.

Ahí está, cariño.

¿Cómo lo has visto? Cojonudo, Adanne, a la primera.

Muchas gracias, chiquitín.

Adanne, se acabó, no aguanto más. Yo me voy.

¿Tan mal lo he hecho? ¿Qué te dije?

Te pillaron, y esta vez en serio. Mira que te lo advertí.

Pero vos pasás de todo, sos la estrellita rebelde.

Yo estaba cantando, ¿qué ha pasado? La loca esa que te hizo una mamada

mientras yo te pedía por favor que te controlaras, tiene tu semen.

¿Entendés? Tu semen. Y lo guardó en un botecito.

¿Para qué? ¿Vos qué creés? ¿Para hacer un caldo?

Para chantajearnos, Adanne. Con hijos, con custodias, con jueces.

Bien a lo grande.

Y yo por el 10 % todo esto no lo aguanto.

Perotti se va.

¿Y qué hacemos? ¿Tenemos el niño?

(RÍE)

No, no vamos a tenerlo. Vamos a encontrar a esa zorra.

Y cuando la tenga entre mis manos pienso exprimirla

hasta sacarle la última gota de lo que nos robó.

Tienes los pechos más bonitos del planeta.

-¿Qué haces luego? -¡Adanne!

Perdóname, chiquitín. No me toques.

Princesas, príncipes, se os quiere. ¡Os quiero, gente!

(Música animada)

La noche es joven, anímate.

Recuerdo aquella noche como si fuera hoy.

La Nochevieja del 74, hace 40 años.

¿Cómo doy por cámara? Espectacular.

Le tira un poquito de aquí.

Estábamos los más grandes.

Estaba Esteso, Fórmula V, Tom Jones y yo, por supuesto.

Tom y yo nos conocíamos de antes, éramos amigos.

La canción no era nada del otro mundo

pero nos lo pasábamos tan bien juntos.

El decorado era mediocre, antiguo, de los de antes,

pero lleno de encanto.

Y las fans nos perseguían por los pasillos.

No había forma de quitárselas de encima.

(RÍE)

Digamos que por eso naciste tú.

¿Qué?

Tu madre era una bailarina del ballet Zoom.

Pero ¿yo no era adoptado? Eso fue cosa de la prensa.

Tu madre, en realidad, se llamaba Gwendolyne

y era de Badajoz.

La buscaré en YouTube. Está seguro.

Gwendolyne... Qué bonito.

¿Y toda la historia del niño ruso rescatado por el cantante español

en una de sus giras...? Era un poco mentira.

Un poquito mentira, ya. Sí.

Entonces, ¿por qué me llamo Yuri? Sonaba mejor cara a la prensa.

Ah. 40 años llamándome Yuri para disimular.

Eres un juguete roto, Yuri. Sí.

Asúmelo. Sí lo soy.

Cuando Gwendolyne estaba embarazada tenía antojos.

A unas les da por las fresas, a otras por el chocolate.

Tu madre era más bien de caballo o de LSD.

Yo le decía que era malo mezclar. Claro.

Pero no me hacía caso.

Un día llegué y no te encontré en la cuna.

Te buscamos por todas partes.

Te encontramos en el horno rodeado de cebollas.

Hubo que alejarte de ella.

Bien, algo hemos avanzado.

Mi madre era una colgada de los 70 y yo he aprendido ruso por que sí.

Noto cierta ira en ti, pequeño Yuri.

Bueno, Yuri o como quieras llamarte.

De momento seguiré con Yuri, ya me he acostumbrado.

Una pregunta. Dime.

¿Por qué me lo cuenta precisamente esta noche?

Porque tienes que saberlo antes de...

¿Antes de qué? De que sea demasiado tarde.

(Música tensión)

Que no me moleste nadie hasta la grabación.

(Pitido electrónico)

(Música de conga)

(CANTAN EN INGLÉS)

(Grito)

-No me rompas las pelotas, es una de esas, estará por ahí.

No lo sé, no me acuerdo. ¿Cómo que no te acordás, boludo?

(SE QUEJA) No lo sé, no me acuerdo de su cara.

Entró medio de espaldas en el camerino,

le comí la boca, se agachó y luego ya... Y ahí...

¡No, Dios mío!

(Continúa la música)

¿No decías que querías mudarte de casa

para que cada niño tuviera su cuarto?

Pues aprovecha, mujer.

No te pongas histérica, María, lo del incendio lo paga el seguro.

No, el problema es mamá.

(Continúa la música)

Yo estoy aquí encerrado en un plató y no se puede salir.

Porque han despedido a 500 y la gente está muy quemada.

No me lo estoy inventando, que es verdad.

(CANTAN EN INGLÉS)

Te mando el teléfono de la policía y hablas tú con ellos.

Yo no tendría que estar acá, ¿entendés?

Yo tengo estudios, soy economista.

Podría estar robándole la guita a unos pelotudos en una consultora

y no con un desubicado como vos.

¿De verdad no te acordás de nada? ¿De la ropa, si era rubia, morena?

Tenía un "piercing" en la lengua.

¿Un "piercing" en la lengua, hijo de remil putas?

(Continúa la música)

Pero vamos a ver, tía, si nos vamos ahora no nos pagan.

Yo no me voy a quedar aquí por 50 pavos de mierda.

(CHISTA) -50 pavos es una pasta.

A mi padre lo han echado del Carrefour.

La gente no compra en la pescadería, lo pillan todo envasado...

Por eso nos tenemos que ir. ¿Y si esto se pone malo?

¿Malo por qué?

Yo qué sé, que se corta, como la leche o algo.

Qué ascazo, tía.

¿Que te han dicho qué?

No, eso es imposible, aquí no la pueden traer.

Yo estoy trabajando. ¡María!

Encima se corta, no hay cobertura ni hay nada.

Perdona, Paloma, es que no paran de llamarme con lo de mi madre.

¿Cómo está? Bien.

Loca, con falta de riego y la cadera rota.

La que está mal es mi hermana, le ha dado un ataque de nervios.

¿Por qué? Porque se le ha quemado la casa.

Normal.

(Alboroto exterior)

-Joder. -¿Qué hacemos?

-¿Estás segura? -No te rayes. Salimos y ya.

¿Qué va a pasar?

(Alboroto)

Dios...

Ahora el avión no sale, una amenaza de bomba.

No puede ir a recoger a mi madre a la comisaría.

Por cierto, me estaba yo preguntando...

El novio ese submarinista que tenías...

¿Qué fue de él?

Hum...

El caso es que hace mucho que no sé nada de él.

Menos mal, pensaba que le había pasado algo terrible.

¿Por qué tendría que pasarle algo terrible?

Es que como estaba buceando contigo el día que te mordió el pescado ese,

la morena, pues pensaba que a lo mejor también...

No, a él no le pasó nada. Menos mal.

Si no llega a ser por la mayonesa...

¿Cómo?

(Música tensión)

Tía, tía, tía.

¿Qué hacéis aquí? ¡Venga! ¡Adentro!

(GRITAN)

Salmonelosis. Tres semanas en el hospital.

Y yo con él, cuidándole. ¿Te lo puedes creer?

Venga, va, tampoco es para tanto.

Que no, paso de celebrar la Nochevieja en octubre.

Yo me estoy agobiando que te cagas, me quiero ir de verdad.

¿Sabéis cómo se arregla esto? Con un gin-tonic con hielo y limón.

-¿Tienes? -Tengo de todo, preciosa.

-Pues yo un Red Bull con Coca-Cola. -¡Marchando para la niña!

Nos lo vamos a pasar fetén.

Me encanta que me preguntes por mi vida.

Eso es que te gusto, ¿verdad?

Claro, claro.

No sé, es como que tú me puedes ver por dentro.

Que puede ver mis... Tus cicatrices.

¡Sí!

(SUSPIRA)

Y ya sé que nos conocemos de hace nada.

Pero creo que me estoy enamorando de ti como una tonta.

(Música de conga)

-¡Quiero veros reír!

¡Venga, felices!

¡Os gusta, cabrones!

¡A ver! ¡Sonreíd! ¡Que la vida es bella, coño!

¡Felicidad! ¡Felicidad!

"¡Sonreíd un poco más! ¡A tope!".

¿Esto qué es, una película?

No, Benítez, está pasando ahora ahí afuera.

-Hay que cortar la grabación. -Ni de coña. Me corto las venas.

¿Sabes lo que puede pasar si esa gente entra?

-Está la policía. -No sabes lo que dices.

¿Y tú sí?

Qué fácil es decirles a los demás lo que tienen que hacer

sentada aquí, en tu camión, protegida del mundo,

con tus cigarritos, pero te gusta cobrar a fin de mes.

No estaré en la lista, ¿no?

¿Cómo?

No serás tan cabrón de tenerme aquí currando durante meses

para echarme a la puta calle. -Rosa, eso no depende de mí.

-Hay un comité de empresa que... -O sea, que sí, que me echas.

Vamos a ver, ¿tú no querías hacer cine?

Me cago en tu puta...

¿Qué pasa? ¡Eh!

(Alboroto)

¡La madre que nos parió!

¡Joder! ¡Rosa!

Vas a morir, cabrón. Ni amo ni patrón.

¡Benítez dimisión!

-¡Dile a la colgada que se esté quieta!

-¿Hablas conmigo? -Rosa, por favor.

Yo estoy aquí fumando tranquilamente, mira.

-¿Esto qué es? -Es la televisión, señora.

¿Mi hijo trabaja en la televisión?

Ya sabía yo que al final le reconocerían su talento.

-Me cago en la puta, como me baje... -¡Los efectos especiales! (RÍE)

-¡No toquéis el coche! -Me encanta la televisión.

-¿Qué dices? No te entiendo. -¡Sal del coche, cabrón!

Por favor, ¿baja la ventanilla, que me están hablando?

Negativo, señora. Es completamente improcedente.

¡No es procedente!

(MANDA BESOS) Mira qué alegría tienen.

-Coño, ¿y esto? -Controlado, la policía nos protege.

No son formas, coño, nos están tirando cohetes.

-¿Cómo vamos a trabajar así? -Que se vaya el cobarde.

Está acojonado. Vete a casa y díselo a tu hijo.

-Al niño no lo metas en esto. -Da igual, de aquí no se puede salir.

-¿Cómo? -Seguridad no deja salir.

Hasta que la cosa que calme.

-Si él no quiere hacerlo, lo hago yo. -Está bien, lo haré.

Antes muerto que ver cómo estropeas mis frases, mi amor.

(Llaman a la puerta)

Señor, ha habido un giro en los acontecimientos

del que debería estar informado. Estoy informado.

Es posible que no podamos actuar. Eso no ocurrirá. Llama a Benítez.

Llevo media hora intentándolo pero no me coge el teléfono.

No me gusta la palabra "no". ¿Puedo dejar las flores?

(Música tensión)

Lo siento, caballero, no se puede salir.

Soy el representante de Alphonso.

Muy bien. Seguridad puerta 15, ¿verdad?

Usted es Ricardo Rojas y usted Francisco Colmenar.

¿Quieren perder su trabajo ahora? Solo me tienen que impedir el paso.

Hago una llamada al director de la cadena

y se van los dos de cabeza al paro. ¿Estamos?

(Alboroto)

Ginecólogo rumano, ginecólogo rumano...

¿Habéis hablado con el ministro? Que manden a más gente o lo que sea,

pero que nos saquen de aquí. -Abre el plano, la jirafa.

¡Y no se ha ido la señal!

¿Quién ha configurado el "software" y el cableado?

¡Eh! (RÍEN)

¡Muy bien! ¡Perfecto! ¡Seguimos grabando!

Estos se van a enterar.

(Sirena)

A ver, todo el día para la jirafa. ¡Cuidado, cuidado!

(INAUDIBLE)

(Gritos)

Che, ¿qué están haciendo? Perdón.

¡Dale para arriba! ¡Dale!

Lo siento, no puedo.

¡Es Roberto!

Roberto, por favor, hazte una foto conmigo.

-Soy superfán suya. -Sí, no te preocupes.

¿Me haces una foto?

-Mejor tú, Paloma. -Tengo un poquito de prisa.

-Me encanta todo lo que haces. -Ya lo sé, no te preocupes.

Ya lo sé.

(Gritos)

¡Dios mío! ¡Dios mío!

Cariño, ¿qué ha pasado? ¿Estás bien?

Le ha dado una pelota de goma en la cara. No sé qué ha pasado.

¿Cómo ha llegado aquí? ¡Imposible!

¡Traed hielo! ¡Rápido! (MÓVIL)

Sí, dime. Ay, qué loca estás. Me apunto, me parece un planazo.

-Sácame el billete y ya arreglamos. -Roberto. Joder.

-Vale, ya está. -¿Qué...?

-¡Un médico en la sala, joder! Roberto, háblame.

¡Háblame! Oye, no me jodas.

Quiero que los identifiquen a todos. ¡Quiero los nombres!

¡Benítez! ¿Quién es usted? ¿Qué quiere?

Alphonso quiere hablar con usted. Ahora no tengo tiempo.

Le tengo en FaceTime.

"Benítez". Hola, Alphonso.

Tranquilo, la policía se hace cargo de la situación.

"Todo controlado".

Me alegra mucho que tengas todo bajo control.

Solo quería comentarte que me voy.

Hay un helicóptero que viene desde Madrid para buscarme.

"¿Cómo que un helicóptero? ¿Estás de broma?".

-"Charlie, Tango Delta Siete despegando de Cuatro Vientos".

No podemos irnos, tenemos un contrato, un compromiso.

(Cristales)

-"Calculamos 15 o 20 minutos". -"¿Cómo te vas? ¿Y el programa?".

Gracias, Manuel.

¿Y la canción de las campanadas? Vamos después, ¿verdad?

"Sí, claro". Han derribado la unidad móvil.

No pasa nada, la señal sigue estable. Es verdad, funciona estupendamente.

Alphonso.

"Tienes 20 minutos para grabar la canción".

No me puedes hacer esto, joder. Con 20 minutos tenemos de sobra.

¿Qué haces aquí? ¿Por qué no estamos grabando?

-La unidad móvil no va. -¡Está perfectamente!

-Ponte con lo de Alphonso ya. -Habrá que avisar a Rosa.

Habla tú con ella. Estoy harto de lesbianas histéricas.

Y dile que si acaba esta noche la saco de la lista.

-¿Qué lista? -La de Schindler, no te jode.

-¿De qué hablas? -Tú díselo, lo entenderá.

No aguanto más, déjeme descansar un momento.

Siéntese.

Oiga, disculpe, ¿esta señora quién es?

Se la tenemos que entregar, que está trabajando aquí.

¿Cómo se llama su hijo?

(MEGAFONÍA) -"José Díaz Mariño, preséntese en puerta seis del plató".

¿Te acompaño, amor? No, quédate, ya voy yo solo.

"José Díaz Mariño, le espera su madre en la puerta seis del plató".

¡Mamá! ¡Hijo!

Estás aquí, qué alegría. Vaya lío tenéis aquí dentro.

Sí, mamá. Diga que sí, señora.

Sobre todo si algunos se traen a su familia al plató.

-¿Usted manda aquí? -Sí, debería.

Se nota, tiene cara de inteligente y de buena persona.

Falta me hace. Por favor, maquillad y vestid a esta señora.

Bueno, yo me retiro. Muchas gracias.

-Hasta luego, señora. -Sentadla en la mesa 21.

¿En la 21? Querrás estar con ella, imagino.

Sí, claro. Perdón, gracias.

¿Voy a salir yo en la tele? Sí, mamá.

¡Dios mío de mi vida! ¡No me lo puedo creer!

¿Yo en la tele?

Si lo sé me pongo el traje de la boda de tu hermana.

No se preocupe, va a parecer una auténtica marquesa.

Sí, puede dejar el crucifijo ahí.

No, esto va conmigo siempre. No lo suelta.

Lo arrancó de cuajo de la caja de mi padre.

Tanto amor... Me abracé a la caja, es como mi marido, la arranqué...

Me hace compañía.

Ahí hay una morena. -Un poquito para atrás.

-Qué de gente. No será tan difícil encontrar a alguien.

-Ahí hay tres golfas. -¿A ver esa?

Esa está buena.

¡Esa! -¡Pará ahí!

¡Esa es! Tenía un "piercing", te lo dije.

Esa es muy guarra. Qué ojazos, es preciosa.

Preciosa... No hagas ninguna locura.

Por favor.

(Música animada)

Discúlpame, princesa, ¿me podés sacar la lengua?

¿Perdona? ¿Tú eres?

-¡Eh, eh! -¿Qué haces? ¿Eres gilipollas?

(CHISTA)

-A ver, Houston... -Voy.

Tenemos un problema. Así no puedo trabajar.

No tengo gente para salir y ponerte eso como Dios manda.

Pero dices que todo funciona, ¿no?

¡Estoy boca arriba! Así que una se va a su casa

a disfrutar del paro tranquilamente. -Y yo, esto es una mierda.

Espera, Rosa, por favor te lo pido. Me he encontrado con Benítez.

Me ha dado un mensaje para ti, dice...

Dice que si acabas el programa, te saca de la lista.

-¿Te ha dicho eso? -Qué hijo de puta.

-Ya ves. -¿Cómo se puede ser tan cabronazo?

¿Se cree que soy un perro que le tiras un hueso y se va detrás?

-No, si es un asqueroso. -¿Sabes lo que le vas a decir?

-Dime. -Que de acuerdo.

Lo queremos por escrito, Amparo y yo fuera de la lista.

Voy a llamarle.

Muy bien.

(Móvil)

Pues ya lo ves, no me lo coge. En cuanto lo vea se lo digo.

Pero ahora, por favor, vamos con la canción de Alphonso.

-Por favor, ya. -OK.

-Pero necesito un ensayo técnico. -No hay tiempo.

Una cosa es que yo sea una perra y otra una chapucera.

Para hacerlo mal, no lo hago.

Búscate a alguien, un doble de Alphonso.

-"Alguien que se sepa la canción". -Voy. Joder.

(Música tensión)

No te muevas, te estoy apuntando con una pistola.

Coño, ¿quién eres?

-Yo soy aquel. -¿Aquel?

Sí, y lo sé todo. El semen, el rumano, el cambiazo.

-¿Quieres una parte? -No, lo quiero todo.

Se terminó el cachondeo, acabemos con esto de una vez.

Ahora mismo me vas a dar ese bote y devolveremos el semen a su dueño.

Vale, podemos negociar.

No hay nada que negociar, hay que respetar a los artistas.

La cultura es un bien universal, una canción puede salvarte la vida.

Lo que tú quieras.

Vamos a hacer un ensayo técnico.

Necesito un voluntario que se sepa las canciones de Alphonso.

-¡Yo! -¿Tú?

A ver, "Mi gran noche", dale.

Hoy para mí es un día especial.

Hoy saldré por la noche y podré vivir lo que el mundo da...

Contratado. Chicos, lo tenemos. Cámaras en posición, ¿me oís?

Vamos, por favor.

¿De fútbol? Nada, era muy patoso.

Pero el teatro...

El teatro le llamaba muchísimo. Mamá, por favor, ya está bien.

A los ocho años hizo "Cabaret". Mamá, por Dios.

Y si vierais lo que hizo con la silla... (RÍE)

Es mentira, no había ninguna silla.

¡Había sillas! Vale ya, mamá.

Estuviste muy gracioso. ¡No se valora!

No es para tanto, por este lado casi no se nota.

-¿Cómo vas a salir con esa cara? -Cállate que te conozco.

No digas tonterías. Si tú no sales, yo tampoco.

Una cosa es que nos guste picarnos para reírnos un rato

y otra es hacerte esta putada.

Aprovechar las campanadas, con el "share" a tope,

para salir yo sola... No.

-¿Para lo bueno y para lo malo? -Y en la salud y en la enfermedad.

Mira, que te curen, nos vamos a casa con el niño

y a disfrutar de la familia, que ya va siendo hora.

-¿En serio? -Cariño, ¿nos queremos o no?

Claro.

-Sí, dime. Un golpe muy duro.

-¿Quién es? -Luego te cuento.

Pues preocupadísima, imagínate, un sinvivir, un susto...

Pues el móvil no ha sonado.

-Ahí, disimulando...

Hay dos maneras de hacer esto, por las buenas o por las malas.

Por las buenas.

-¿Me das el bote o te lo saco yo? -Sí, ¿y tú qué me vas a dar cambio?

No ahostiarte ni denunciarte por extorsión.

-Está lleno de ventajas. -¿Tú no vas a decir nada?

Tendrás algo de culpa.

¿Yo? ¡Pues sí!

Estoy flipando con que dejes que este me haga esto.

Vamos a ver... ¿Qué?

No sé, me estáis chantajeando un poco.

El bote está ahí, o sea que es verdad.

Pero ¿qué bote?

Yo me he portado de puta madre contigo.

¡No, Adanne! Al final no hemos hecho nada.

-Además, la habéis cagado, ¿vale? Lo estoy grabando todo.

¿En serio? Así que vos sos la ideóloga.

El cerebro de la operación. ¡Dame eso!

-¡Dios mío! No puede ser... ¡Si es él!

-Sí, soy. -Sí, es.

Ahora mismo soy un poco más el Hombre Elefante pero sí, soy.

Criatura, ¿qué te han hecho? Con lo guapo que tú eres.

-Usted que me mira con buenos ojos. -Estamos todas enamoradísima de ti.

Me voy a poner rojo del otro lado.

¿Cómo no me habías dicho que trabajabas con él?

Es que trabajar, lo que se dice trabajar, tampoco.

-¿Tú quién eres? -Mi hijo.

Nadie.

Mi hijo. Vamos, mamá.

¿Por qué me quitas? Para que te maquillen mejor.

Pero ¿qué haces, tío? ¿Estás "zumbao" o qué?

¡Que es un puto Samsung Galaxy!

¡Mira! A tu Galaxy me lo meto bien en el orto.

A tu Galaxy me lo cojo...

"Coger" significa "follar", ¿entendés, hija de la reputa madre?

Mira, lo tengo. Muy bien, así sí. Vamos.

Lo siento.

(Música dramática)

Luca, ¿dónde estás?

-Yo estoy fuera. -"¿Me oyes?".

-¿Qué coño pasa? -Han pillado a esas dos tías.

Y un colgado me persigue con una pistola.

O mueves el culo o se jode el "business".

¿Estás loco? Hay policías por todas partes.

Primero, tranquilo, Luca. Ya salgo yo.

No puedo pasar. Mucho riesgo.

Que no te muevas, ya salgo yo con el bote.

-No tengo papeles. -Pero tú tienes la pasta, ¿no?

-¡Soriano! -Joder con la puta cobertura. ¡Luca!

Vamos a hacer un ensayo. Suelta "playback".

(Música animada)

Hoy, para mí, es un día especial.

Hoy saldré por la noche.

Podré vivir lo que el mundo nos da cuando el sol ya se esconde.

Podré cantar una dulce canción a la luz de la luna.

Y acariciar, besar a mi amor, como no lo hice nunca.

¡A la marca!

¿Qué pasará, qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.

Y al despertar, ya mi vida sabrá a algo que no conoce.

Lailolá, lailolá, lailolá.

¿Qué coño son esas imágenes?

-¡Eso de ahí atrás! -¿Qué coño es eso?

La madre que me parió, qué coño pasa aquí.

-Sebas, ¿me explicáis qué es eso? -He soltado el vídeo que me han dado.

¿Un virus? ¿Un complot? ¿Qué pasa aquí?

-No lo sé, lo entiendo. -Mira, no me jodas...

El amor es mejor cuando todo está oscuro.

¿Eso qué es? ¿Las lobas de las SS? ¿Quién ha pinchado eso?

Irán a buscar otra puerta.

A ver, la grúa. ¡Síguele, no te pares!

Cámara dos, ciérrate. Ahora.

Lailolá, lailolá, lailolá.

-Mira esto, es la hostia. -Ahora no, coño.

Ha sobornado a un político para que aprueben el ERE.

"Nos vemos en Zúrich. Trae el dinero".

Con esto podemos meterlo en el trullo.

-A él y a todos sus colegas. -¿Y qué hacemos?

-Si lo publicamos vamos al paro. -Ya lo he publicado.

¿Qué?

Lo tiene El País, El Mundo, Europa Press y Colpisa.

-¡Qué haces, coño! -¿Qué?

-Podrías esperarte a ver qué opinaba. -No. Siempre hago lo que tú digas.

"Cámara uno, cámara dos, cenamos chino. Amparo, bonita...".

-Ahora se hace lo que yo diga. -Pero qué burra me pones.

Lailolá, lailolá, lailolá.

Será, será esta noche ideal, que ya nunca se olvida.

Poder reír, y cantar, y bailar disfrutando la vida.

Olvidaré la tristeza y el mal y las penas del mundo.

Y escucharé los violines cantar en la noche sin rumbo.

Cuidado con los cables, mamá.

¿Qué pasará, qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.

Y al despertar, mi vida sabrá a algo que no conoce.

¿Qué pasará, qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.

¿Qué pasará, qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.

(Aplausos)

(Vítores)

¡Alphonso! ¡Alphonso! ¡Alphonso!

Genial.

¡Genial! Alphonso, yo soy...

Sé quién eres.

Tú eres Óscar García y has venido aquí para matarme.

¿Qué? Ven, tenemos mucho de que hablar.

(Música tensión)

Te juro por Dios que no sé nada de eso.

-¿Tengo cara de pelotudo? -No.

¿Te crees que por sonreír mucho y ser muy educado

no te puedo romper la cabeza a trompadas

hasta sacarte los sesos por las orejas?

¡Perotti! ¡Cuidado, no te pases!

(GRITAN)

¿Estás bien, mi amor? ¿Qué pasa, pelotudo?

¡Estás despedido! ¿Cómo?

Pues eso, ya no trabajas para mí.

Si esta chica tiene un hijo mío, bienvenido sea.

Pero no la vas a matar por eso. ¿Sos subnormal?

¡Las estoy asustando! ¿No te enterás que se trataba de eso?

De meterle miedo para... ¡Presta atención!

Para que nos devuelvan el bote. Pero ya está, lo arruinaste todo.

¡Soltá! ¿Qué te pensás?

¿Que estoy tan loco que le cortaría la cabeza por una mamada?

No hace falta que asustes a nadie. Lo tengo yo.

Flípalo, tía.

Si quieres hablar de negocios, habla conmigo.

-Vamos con la presentación de Alphonso. ¿De acuerdo? ¿No, Rosa?

Rosa, ¿estás escuchando? (ASIENTE)

Pues cinco y acción. ¡Vamos ahí, aplausos!

(Aplausos)

Pero bueno, qué maravilla, qué bien nos lo estamos pasando.

Pero ¿qué coño hace ese?

Nos lo estamos pasando genial, pero la noche acaba de empezar.

¿No iba solo ella?

-Y que lo digas, Cristina. Ahora llega un plato fuerte, fuerte.

¿Qué lleva en la cara?

Lo tuyo sí que es fuerte, hija de puta.

Estás hundiendo tu carrera, ¿lo sabes, verdad?

¿Qué es? Dímelo ya, no me tengas así.

¿No lo sabes? Misterio... Te voy a dar pistas.

No me lo pongas muy difícil, porque tengo una curiosidad...

-Lleva más de 40 años en el mundo del espectáculo.

Y a ti te queda un cuarto de hora.

-¡José Luis Moreno! -Ha sido número uno en Rusia.

¿Esto lo has escrito tú? Buenísimo, lo mejor que hemos hecho.

Ha cantado para el emperador de Japón.

Pero ¿qué me comentas? ¡Frank Sinatra!

No, Cristina. Frank Sinatra está muerto.

Como tú, hija de la gran puta.

(GRITAN)

¡Te voy a hundir, zorra! ¡Cabrona de mierda!

(Aplausos)

-¡Yo soy la estrella! -¡Putón!

-¿Qué coño estrella? -¡No te soporto!

¡Gilipollas, no te metas!

Vaya par de humoristas. Están fenomenal.

Y, además, son pareja en la vida real.

-Sí, ya se ve. -Señora, ¿y esa crucecita que lleva?

Es la Cruz de Caravaca.

La tenía en mi casa, pero como ya no tengo casa.

-Habla con ella, ¿no? -¿Con la cruz?

-Sí. -Tú eres tonto.

Este chico es tonto. No le habla, pero no la suelta.

Cada cual tiene sus cosas.

Tú tienes el ordenador, te pasas el día enganchado.

-Y hablas con él, porque te he visto. -Sí, con las chicas del PornoTube.

¿Tienes Facebook? Agrégame como amiga.

Sí... ¿Quién es esta chica?

-Me llamo Paloma. Un placer, señora. -Dame un beso.

No la toques. ¿Qué?

-¿Qué pasa? Es por el maquillaje.

Le han puesto una tonelada y con lo que les ha costado...

Estás sudando. ¿Estás bien? No, mamá, no estoy bien.

Estamos trabajando, mamá. Somos figuración.

Hacemos lo que nos dicen, no lo que queremos.

Cuando nos toca reír, nos reímos, cuando toca aplaudir, aplaudimos.

No se levanta uno a dar abrazos.

Sobre todo a mí, ¿no?

¿Creéis que no me doy cuenta de lo que está pasando?

¿De lo que andáis contando a mis espaldas?

Paloma, yo... ¡Y tú el peor de todos!

A Yanire se lo paso porque siempre ha tenido celos de mí.

Y estos dos payasos, como si no existieran.

Pero que tú te hayas podido creer una cosa así...

Paloma... ¡Paloma!

¡Tengo wifi!

¿Qué has hecho?

¿Cómo se te ha ocurrido llamar la atención?

Le gusta cómo canto. ¿Qué?

Dice que tengo estilo. Óscar, no vayamos por ahí.

Tú le odias, ¿recuerdas?

Todas esas tardes en el psiquiátrico dándole vueltas al tema.

Tú me visitabas. Siempre me traías sus discos.

Eso es, hazme caso a mí. Quieres matarle.

"Descubriré que el amor es mejor cuando todo está oscuro".

Ese es el momento. "Caminaré abrazado a mi amor

por las calles sin rumbo". Muy bien.

Pero él lo sabe. ¿Cómo? ¿Se lo has contado?

No le he contado nada, pero lo sabe todo desde el principio.

Sabe que queremos matarle, lo sabe todo.

Está en todas partes.

Es un Dios.

Pues como es tan listo, no vamos a ser nosotros

los que le llevemos la contraria. ¿De acuerdo?

Digan lo que digan, yo soy un artista.

La cultura es un bien universal.

No entiendo cómo hay tipos que van por ahí robando el semen.

¿Cómo? Hay gente robando semen.

Mira, Óscar, yo no sé a qué trauma corresponde esto del semen.

Pero ahora mismo no nos interesa. ¿De acuerdo?

Vamos a centrarnos en nuestro trauma, el de siempre.

Que es Alphonso.

Alphonso. Te ha mentido, siempre lo hace.

Le he preguntado por ti. ¿Quieres saber lo que me ha dicho?

Lo grabé, sabía que no me creerías.

"Mediocre, antiguo, de los de antes. Mediocre, antiguo, de los de antes".

Entonces... ¿Te lo vuelvo a poner?

Le di mi pistola.

No te preocupes, siempre hay un roto para un descosido.

(Música tensión)

Cambiamos la canción, cantamos "Escándalo".

¿No era "Mi gran noche"? Cambio de planes.

Ha cambiado de canción. Lo sabe, ¿qué hacemos ahora?

Da igual, la cosa es matarle.

Pero no dice: "Descubriré que el amor es mejor...".

Cuando diga: "Vivo mi vida, soy como soy", disparas.

¿Y por qué no cuando diga: "Es un escándalo"?

¡Porque lo dice muchas veces y te vas a liar!

Venga, va, tira que no llegamos. Cámara dos.

-Si no te importa, claro. -Marchando cámara dos, churri.

-¿Cámara uno? -Grabando.

-¿Cámara dos? -Grabando.

-¿Cámara tres? -Grabando.

Vamos allá.

(Música animada)

(Aplausos y vítores)

Escándalo, es un escándalo.

Escándalo, es un escándalo.

Escándalo, es un escándalo.

Escándalo, es un escándalo.

Siempre la misma rutina.

Nos vemos por las esquinas evitando el que dirán.

Eh.

¿Te importa esa chica?

Hay oportunidades que solo se presentan una vez en la vida.

Yo estoy aquí por algo.

Sí, para dejarme en ridículo delante de todo el mundo.

¿Cómo le hablas así a tu madre? Porque está loca, ¿no la ves?

¿Quieres dejar el dichoso crucifijo de una puñetera vez, mamá?

A veces es mejor estar un poco loca

que ser el figurante de tu propia vida.

Solo haces lo que te mandan, te crees todo lo que te cuentan.

Hijo, ¿tú la quieres?

Más que tú a este crucifijo, mamá.

Pues ve por ella. Yo ya estoy para que me ingresen.

A tu hermana no hay quien la aguante. Y tú estás sin trabajo.

No hay mala suerte que empeore esto.

Mi cuerpo no se acostumbra a este amor entre penumbras

que es más fuerte que un volcán.

Escondidos de la luna

no se puede continuar.

Por desgracia o por fortuna,

no te dejare de amar.

¡Paloma!

Escándalo, es un escándalo.

Escándalo, es un escándalo.

Paloma.

Escándalo, es un escándalo.

¡Paloma! Paloma, por favor. José, que están grabando.

Paloma, me da igual lo que me pase estando contigo.

Quiero estar contigo y punto, ¿vale?

Si me cae una grúa encima o me muerde un tiburón,

pues me aguanto y ya está.

Yo no doy mala suerte, te lo juro.

Per a lo largo de mi vida se han dado unas circunstancias

que desde fuera puedes pensar... Que me da igual, Paloma.

Soy el hombre más afortunado del mundo.

Quiero estar contigo pase lo que pase.

Ahora no hay quien me detenga.

Sube.

"No hay quien me detenga aunque no pare...".

¿Qué dices? Estoy repasando la letra.

"Este río desbordado no se puede controlar.

Si lo nuestro es un pecado, no dejaré de pecar.

Escándalo, es un escándalo. Vivo mi vida, soy como soy".

¡Disparo!

"Vivo mi vida, soy como soy", ¡disparo!

Si lo nuestro es un pecado,

no dejaré de pecar.

Escándalo, es un escándalo.

"Vivo mi vida, soy como soy", disparo.

"Vivo mi vida, soy como soy", disparo.

"Vivo mi vida, soy como soy", disparo.

Escándalo, es un escándalo.

-Escándalo, es un escándalo. -Vivo mi vida...

(Música tensión)

Dispara, dispara.

¡Dispara, dispara!

¡No puedo! ¡Me encanta esta canción!

¡Solo tenías que apretar el gatillo! ¡No, Yuri!

¡Joder, no!

¡No, Yuri!

No puedo. ¡Le quiero!

¿Lo quieres matar? ¡No!

¡Yo le amo con la fuerza de los mares!

¡Yo le amo con el ímpetu del viento!

Alphonso es una leyenda, es historia de España.

Y además es tu padre.

(GRITA)

¡Con más razón! Hay que empezar de cero.

(Música animada)

¡No!

¡Hijo!

¡No! ¡José!

(Gritos)

José...

(GRITA)

José, lo siento, todo esto es culpa mía.

Perdóname. ¿Cómo va a ser culpa tuya?

No, mujer, habrá sido una casualidad.

Es la cruz. ¿Eh?

La cruz de tu madre ha parado la bala.

Es increíble.

Es como si la energía de mi madre hubiera anulado la tuya.

¡Sí!

Pues mira que casi no lo traigo porque pesa una barbaridad.

Menos mal que estás loca, mamá. Es un milagro.

Milagro no, la bala lo atravesó. Es superficial.

No es grave, saldrá de esta. Pues sangra mogollón, don Alphonso.

¡Ay, Dios mío! ¡Eres Alphonso!

Encantado de conocerla, señora.

Esa sonrisa...

La sonrisa de siempre. ¡Y ese cutis!

Si ese cutis es de porcelana.

Me cuido y no soy mucho de tomar el sol.

Mamá, por favor, que me estoy muriendo.

No seas quejica.

Alphonso ha dicho que es una herida superficial.

Ya están aquí.

(Música tensión)

Cuidado. José, te acompaño al hospital.

Y me llevo a tu madre. No hace falta, Paloma.

(SE QUEJA)

Que sí, amor mío. No hace falta, Paloma, no vengas.

Por favor, que no hace falta. Que sí, no me cuesta nada.

(SE QUEJA) ¡José!

¡Ha sido ese! ¡Cogedle!

Que no se acerque, por Dios.

Dejadme aquí un ratito solo, por favor.

¡Es ese! ¡A por él! ¡Quitaros, joder!

Dejadme tranquilo.

¡La puta de tu hermana!

Hombre, Ricardo Rojas y Francisco Colmenar.

Qué alegría volver a verles. ¿Todo bien?

-¿Te vale esta toma? -¿Hum?

-Si no repetimos. -No, hombre, está bien.

Si no, lo arreglamos en montaje. Tú tranquilo.

En montaje ya lo...

-¿José Luis Benítez Quintana? -¿Y esto?

Es una citación para el juzgado de guardia a declarar.

-¿Cuándo? -Ahora mismo, si no le importa.

-Está usted imputado. -¿No debería estar mi abogado?

-Por supuesto, llámele. -No tengo móvil.

Ahora el juez le deja el suyo.

Vamos a ver, esto no es necesario.

No, pero nos encanta hacerlo.

(Música alegre)

¡Alphonso! ¡Alphonso! ¡Alphonso!

¿Esto qué es?

Mamá, cuidado con la espuma.

¡Feliz año!

(SE QUEJA)

Mi nueva chiquitina.

Dime.

¿En serio?

Vale, venga.

Me acaban de llamar de "Supervivientes".

-¿Y qué te han dicho? -Que nos quieren a los dos.

Qué mal rollo, colega, que es de día.

Joder, tío, ¿ahora ir a casa? Qué bajón, ¿no?

Como cuando sales del "after" y te da el solaco en la cara.

Yo siempre me vuelvo a meter. (RÍEN)

Pues yo conozco un sitio cerca que no cierra nunca.

¿De verdad te tienes que ir, Alphonso? Qué pena.

Tengo que atender mi gira por Sudamérica.

Pero estoy encantado de haberla conocido.

¿Os llevo al hospital? No. No, no, muchas gracias.

Pero hijo, primero has dicho que no a una ambulancia.

Y ahora que Alphonso se ofrece a llevarnos...

No soy yo muy de helicópteros. Yo se lo agradezco, de verdad.

No va a pasar nada. Id vosotros.

Ay, qué tonto. Voy andando y me da el fresquito.

Que no, hombre, que no. Venga, vamos. ¡Qué superdivertido!

(INAUDIBLE)

¡José! Pues voy...

-¡Adiós! -¡Qué bonito!

-¡Adiós! -¡Adiós!

(Música distendida)

-Aquí Tango Delta despegando.

-¿Qué me he clavado? ¿Puedo quitar esto?

-Señorita, deje eso, por favor.

Paloma, siéntate y ponte el cinturón.

-¿Qué es esto? Déjalo.

-¿Lo dejo donde estaba? Perdonadme. -Señorita, siéntese.

-Ya lo he dejado donde estaba.

(Explosión)

¿A qué le has dado, Paloma? Siéntate, mujer, te lo he dicho.

Y no le sonrías tanto, mamá.

Momentos de alegría.

Maravilloso corazón, maravilloso.

Yo te agradezco tu amistad, tu compañía.

Por ser mi amigo en el dolor, mi confidente en el amor,

quiero decirte que sin ti no sé qué haría.

Maravilloso corazón, maravilloso.

Cuántas locuras y aventuras compartimos.

Cuántos recuerdos imborrables nos quedaron.

De los amores y pasiones que vivimos.

Maravilloso corazón, maravilloso.

Soy tan feliz cuando yo siento tus latidos.

Porque la vida tú me das y, cuando pido, mucho más.

Tú estás conmigo porque soy tú consentido.

Maravilloso corazón, maravilloso.

No dejes nunca de soñar, yo te lo pido.

Ni dejes nunca de sentir las emociones,

si es de emociones que los dos hemos vivido.

Maravilloso corazón, maravilloso.

Eres la llama que se anida aquí en mi pecho.

Para que siempre exista amor, para llevarlo a donde voy,

te doy las gracias por lo bien que tú lo has hecho.

-Maravilloso corazón, maravilloso.

No dejes nunca de soñar, yo te lo pido.

Ni dejes nunca de sentir las emociones,

si es de emociones que los dos hemos vivido.

Maravilloso corazón, maravilloso.

Eres la llama que se anida aquí en mi pecho.

Para que siempre exista amor, para llevarlo a donde voy,

te doy las gracias por lo bien que tú lo has hecho.

Maravilloso corazón, maravilloso.

No dejes nunca de soñar, yo te lo pido.

Ni dejes nunca de sentir las emociones,

si es de emociones que los dos hemos vivido.

Maravilloso corazón, maravilloso.

Eres la llama que se anida aquí en mi pecho.

Para que siempre exista amor, para llevarlo a donde voy...

Cine en TVE - Mi gran noche

29 dic 2017

A José lo envía la ETT a un pabellón industrial de las afueras de Madrid para trabajar en la grabación de una gala especial de Nochevieja. Alphonso, la estrella musical, es capaz de todo para asegurarse que su actuación tendrá la máxima audiencia.

Contenido disponible hasta el 22 de noviembre de 2029.

ver más sobre "Cine en TVE - Mi gran noche" ver menos sobre "Cine en TVE - Mi gran noche"
Programas completos (142)

Los últimos 173 programas de Cine en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios