www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4325531
Para todos los públicos Cine de barrio - Los gallos de la madrugada - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenas tardes, amigos de "Cine de Barrio" y bienvenidos.

"Cine de Barrio" quiere dedicar esta tarde un homenaje

a Fernando Fernán Gómez de quien hace unos días

se cumplieron 10 años de su fallecimiento.

Y también a una servidora unos días antes

de que el próximo 29 cumpla 78 años,

Dios mío de mi vida.

Para ese doble homenaje hemos elegido

una película muy especial también.

Una película que es la primera vez que se va a emitir en este espacio

y que es un poco diferente a las habituales del programa

porque no es una comedia ni un musical sino un drama.

Un drama con Fernando Fernán Gómez y una servidora como protagonistas

que se llama "Los Gallos de la madrugada".

(Música)

Hay culetes para señoras, caballeros y niños.

-Sabía que algo pasaría, pero no te creía capaz de esto.

-Pero si yo no sé lo que paso. -Es mi familia.

-Pero ¿tú estás loca? -Ni loca ni nada.

Desde la misma calle lo vi al pasar por la ventana.

-Váyase o le parto la cabeza.

-¿Por qué? Esta es mi casa, ¿por qué tengo que irme?

-A esa le daba yo. -Fuera todas.

-Y se puede repetir al final lo de hay luna lunera.

Queda hermoso.

-Tú y yo trabajando y ella en la casa.

-Que me importa un pito, él no me traga y yo tampoco.

-Oye, y hablando de otra cosa, tú estás muy rica.

-Pero ¿le gustan las mujeres? ¿No es usted...?

(Música)

Una película escrita por Carlos Blanco,

uno de los mejores guionistas de la historia del cine español

y dirigida por José Luis Sáenz de Heredia.

Antes de decir yo nada sobre José Luis Sáenz de Heredia

vamos a dejar que lo haga el propio Fernando Fernán Gómez

que le conoció y trabajó con él mucho antes que yo.

En aquel momento el director de más prestigio y con el que todos

los actores deseábamos trabajar.

Y a mí aunque en repetidas veces he dicho que desconfío mucho

de la influencia del director sobre el actor,

Me parece por lo menos de los directores de aquella época

y también de los de épocas posteriores,

uno de los que mejor ha entendido la psicología del actor.

-Por fin parece batirse en retirada la fiera saña

en que me hundió el destino. ¿Qué fue de mí lo que excitó su ira?

Misterio y no toda la vida del hombre.

El afán nos gobierna y nos dirige hacia un destino

que él mismo nos prepara.

-¿Sabes lo que he pensado? -No.

-Que yo necesito tener un amigo con quien charlar o me vuelvo loco.

Y que ahora nos vamos a jugar nuestra amistad a cara o cruz.

Si sale cara somos amigos. -¿Y si sale cruz?

-¿Si sale cruz? Si sale cruz enemigos.

(Voces en otro idioma)

¿Qué ha hecho con ese pobre hombre? ¿Cree que es una bestia?

-No se ha hecho nada, esta gentuza no muere así como así.

Es un paria. -¿Y qué?

¿Es que un paria no es un hombre como usted y como yo?

-¿Ha visto en este café un tipo como este?

Vamos, hable. -¿Cómo este?

En mi vida, no, señor. -No se me ponga nervioso.

¿No recuerda a este tipo? -¿En este café?

Pues no, sinceramente, si acaso, antes de la guerra.

-¿Antes de la guerra?

Aquí estoy para oficiar en tu nombre.

¿Con qué poder? Con el que tú me has dado.

¿Con qué intención? Con la que tú has dictado.

¿Con qué palabra? Con la de abracadabra.

Yo miro. -¿Y qué mira?

-Todo. La arena, los caminos, los pueblos,

los postes del telégrafo, la risa de una viuda, los que...

-¿La risa de quién? -Los que van en coche cama.

Las mujeres que están ricas.

O sea, ¿que usted lo mira todo?

(Silbido)

Tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo

con los elogios que Fernando Fernán Gómez

ha dedicado a José Luis Sáenz de Heredia

y añadir, que fue fundamental no solo en mi vida profesional,

sino en mi vida, como persona.

Espero que no estés hablando de mí.

(RÍE) Pues casi, Félix, queridísimo hijo.

¿Cómo estás? Queridísimo y gracias

por estar aquí esta tarde.

¿Cómo no? Quería acompañarte, como sé que dentro de unos días

es tu cumpleaños, quería estar en una tarde en especial

aquí, contigo. Muchas gracias, Félix.

Pues siéntate, qué alegría tan grande.

Mira, en "Cine de barrio" siempre me tratan con muchísimo cariño,

sobre todo por estas fechas que son fechas especiales para mí,

pero la sorpresa de que esté Félix aquí, que ha sido mi amante,

mi hijo y ahora es mi amigo al que quiero y admiro muchísimo.

Muchas gracias, Félix. Qué bonitas flores.

Gracias, gracias a "Cine de barrio". Gracias, queridos.

Os quiero. Pues "Cine de barrio"

tiene otra sorpresa para ti. Como este es tu año,

es tu año de Reina Juana y es un nuevo Premio Nacional de Teatro,

todo el equipo te ha preparado un vídeo.

Señora, solo lo sé de oídas. -Y yo por referencia.

(Canción en inglés)

Ahí estábamos, en esos últimos planos,

en "Las cerezas del cementerio". Correcto.

Que fue la primera vez que trabajamos juntos,

¿verdad, Félix? Y menuda presión.

Juan Luis Iborra te trajo un día a mi casa.

Correcto. Y yo me enamoré de ti,

porque dije que te parecías mucho a Juan Diego.

Además me acuerdo que la primera cosa que me hiciste,

fue la primera, nada más entrar por la puerta,

te pusiste frente a mí, me miraste así, alta y me dijiste:

"Tienes la altura suficiente para ser un galán. Pasa".

(RÍEN)

Y ahí empezamos, fue una tarde muy bonita.

Tengo que decir que tú te diste a conocer

en otra serie de televisión, "Al salir de clase",

como casi todos los grandes actores.

Se han cumplido 25 años este año, ¿no?

No, 20... No, espera. 25 años del final

de la emisión. No, 20. 20 años.

Cuántos grandes actores y actrices han salido de esa serie.

Sí, hombre, es que para mi generación fue una suerte tener esa serie,

era salir y poder tener trabajo.

Mi niño, mi hijo, queridísimo, mi amante preferido, Félix Gómez,

es sevillano. Le costó quitarse el acento, anda que...

Un poquito al principio. Pero era necesario.

Yo creo que en aquel momento, si llegabas a Madrid

y no tenías el acento famoso neutro, era imposible trabajar.

"Las cerezas del cementerio",

fue tu primer trabajo en esta casa, en Televisión Española.

Sí, correcto. Sí, lo primero.

Luego ya llegó "Amar en tiempos revueltos",

y luego ya llegó... La nuestra. Y luego ya coincidimos también

en esta casa, en "Herederos", en la que hacías

de mi hijo queridísimo. Ahí sí que disfrutamos.

Porque yo creo que "Herederos", ha marcado en la historia

de las series de televisión, ha marcado profundamente porque era

una asesina confesa que le caía bien a la gente.

Tú hablabas antes de "Amar en tiempos revueltos",

así que vamos a ver unas imágenes de esa serie.

A ver, a ver. Y de otras cosas que has hecho

en esta casa, querido Félix. A ver que me habéis hecho.

Amar en tiempos revueltos.

¿Ha sido Antonio?

No intentes negarlo.

El otro día te vi con él en la bicicleta.

¿No te das cuenta que te está poniendo en contra

de tu propia familia? -Me dijo que en un mundo libre,

hombres y mujeres son dueños de sus actos y de sus decisiones.

-Eso te ha dicho Antonio. -No, no fue Antonio.

-¿Y quién ha sido?

"Los misterios de Laura", es verdad.

Que no te he hablado yo de este trabajo.

Ahí hice un capítulo.

-Siempre estaba trabajando. -Lo siento.

-Otra serie que también era maravillosa.

Me encanta a mí. Sí, muy divertida.

-Pero la música me ha ayudado a salir adelante.

Cada canción se la dedico a ella.

También aquí, es verdad. El Duque de Alba.

Porque fuisteis el único grande de Castilla que se mantuvo fiel

al rey Fernando cuando todos los demás le dieron...

Esto sí que fue precioso. -Y bien que me enorgullezco de ello,

porque los Alba somos leales a Nuestro Señor.

-Pero Carlos no es nuestro señor. ¿Qué cortes le han proclamado?

Qué bien, Félix, ya no me acordaba,

sobre todo de estos dos últimos trabajos tuyos.

Sí, el Duque de Alba. Que fue una oportunidad maravillosa,

conocer un periodo y un momento de la historia,

y un personaje que se las traía. Has estado un tiempo fuera.

¿Qué has hecho en este tiempo? ¿Qué querías?

Pues quería, no sé, quería,

supongo intentar cumplir el sueño americano,

el sueño de Hollywood, y bueno, he estado allí,

la experiencia ha sido una experiencia bonita.

Rodé dos pilotos, dos capítulos pilotos de dos series

pero que no salieron adelante y que no se han convertido y bueno,

ahora estoy por aquí otra vez. Pero ha pasado una cosa, Félix,

y a mí me alegra muchísimo que hayas venido hoy a felicitarme

en mi 78 cumpleaños. A mí no me importa decirlo,

estoy feliz de haber llegado hasta aquí.

Di que sí. El tiempo que estuviste fuera,

sirvió un poquito para que aprendieras inglés,

para que te perfeccionaras como actor, pero el olvido...

Bueno, eso siempre pasa. Yo creo que le pasa algo raro

a este país nuestro. Sí, hay que estar aquí.

Hay que estar aquí. Pues vamos a volver a hablar

de Fernando Fernán Gómez. Por favor.

He tenido la suerte de trabajar con él.

La primera vez fue en una película que era yo muy jovencita.

Era "Crimen para recién casados", que hemos visto en "Cine de barrio",

y esa fue, figúrate, para mí, con 20 o 21 años tenía yo

cuando hice esta película.

Y luego, tuve la suerte de que me dirigiera

en "Cinco tenedores", una película extraña, mítica,

con José Sazatornil, "Saza",

y coincidimos en alguna más, sí. "Pim, pam, pum... ¡Fuego!".

Bueno, "Pim, pam, pum... ¡Fuego!". Peliculón.

Ese momento en el que me pegaba un tiro

Fernando Fernán Gómez en el estómago.

Y me daba una patada y me tiraba al suelo.

(Disparo)

Fernando Fernán Gómez, en el año 71,

además de "Los gallos de la madrugada",

estrenó dos películas más.

Una como director, "Cómo casarse en siete días",

con Gracita Morales, y otra como actor,

"Las ibéricas F.C.", con Pedro Masó.

Hay que decir que esos momentos de comienzo de los años 70,

fueron tiempos de cambio en nuestra sociedad

y también en el cine español.

Una servidora, afortunadamente, seguía haciendo muchas películas,

pero en 1971 concretamente,

además de "Los gallos de la madrugada",

estrené cuatro películas más.

Y nada de trato como en familia que una servidora es de las que dicen

que todavía hay clases. -Naturalmente.

Ah, y a una servidora, señorita, que no me dejen sin la casa

de los Martínez, y me llamo Josele. -Y yo soy la señorita,

y veremos juntitas la casa de los Martínez.

Ay, cómo está el servicio... -Y cómo están las señoras, señorita.

-Por aquí.

Eso de marcharse para dejarnos más tranquilitos,

lo considero una grosería. -Puede, pero la verdad

es que estaremos más tranquilos. -Espero que ni ella ni tú

me hayáis tomado por eso que se llama "un ligue".

-Por Dios, Nuria, ¿cómo se te puede tomar a ti por eso?

-Por supuesto que no.

Una cosa es que me gustes y otra que me olvide de la decencia.

Yo soy una mujer decente.

Galdino, ¡ya estoy aquí! -¡Iris!

¡Ya estoy aquí! Ya no me marcho más. -¿Seguro?

-Si tú no me echas, juntos para toda la vida.

-¿Yo, echarte? ¿Lo oyes, Lucas? Ya no se va más.

Iris, Iris.

¿Qué te pasa? ¿Te has enfadado? ¿Por qué?

¿Porque ya no eres el niño mimado? Pues a jorobarse, hijo.

"Paco, Paco, mi Paco", no sabía decir otra cosa.

Pues ahora la mimada menda, menda,

y si no me tragas, yo a ti menos.

Pero ¿por qué tenía mi padre que hacer esto? ¿Por qué?

-¿Estás ciego?

(CANTA EN GALLEGO)

Vamos a seguir hablando de nuestra película de hoy,

"Los gallos de la madrugada".

En esta película, además de Fernando Fernán Gómez,

trabaja un grandísimo actor ilustre del cine español

que es Alfredo Mayo.

Hace del padre del galán joven de la película,

que es Tony Isbert.

José María Escuer, que hace el cabo de la Guardia Civil

y está maravilloso.

Rafael Hernández, que hace de un contrabandista.

Pilar Gómez Ferrer, por ejemplo,

y el gran José Sazatornil, "Saza".

¿Quieres un jamón entero? Te le doy. -Este ya está empezado.

-Te llevo uno a tu casa esta noche, cuando no haya nadie.

-Eso, y lo escondo debajo de la cama.

Como les decía, al principio la escribió Carlos Blanco,

uno de los grandes guionistas de cine español

y la dirigió el propio José Luis Sáenz de Heredia.

¿Qué más? -Se ponen culos a las sartenes.

-Sí, sí. ¡Se ponen culos a las señoras!

-Hombre, no. ¿Y si me piden? -Le presto el mío.

Yo solo tengo que agradecer a mi querido Félix Gómez

que hayas venido esta tarde a entregarme este ramo de flores

y a recordarme que te quiero y a pasar esta tarde conmigo.

Y a todos los compañeros de "Cine de barrio",

darles las gracias por celebrar una vez más mi cumpleaños.

Mucha suerte, Félix. Muchas gracias, señora, igualmente.

En tu nueva andadura. Ahí estamos.

Espero que volvamos a coincidir. Por favor, lo pido a gritos.

Te estoy esperando, Félix. (RÍE) Lo sé.

Les dejo ya con "Los gallos de la madrugada",

con la que "Cine de barrio", ha querido recordar

a Fernando Fernán Gómez a los 10 años de su fallecimiento

y celebrar el 78 cumpleaños de una servidora,

que ya son años, ¿eh? Bien llevados, pero que son muchos.

Gracias, queridos, les dejo con la película

con la que van a pasar ustedes una tarde estupenda.

Y ya saben, que si les he gustado,

espero y deseo que sí con todo mi corazón,

les vuelvo a esperar aquí, en "Cine de barrio",

el próximo sábado.

Un beso para todos y gracias.

(Música créditos)

  • Los gallos de la madrugada

Cine de barrio - Los gallos de la madrugada

25 nov 2017

Cine de Barrio recuerda a Fernando Fernán Gómez en el 10º Aniversario de su fallecimiento; y felicita a Concha Velasco por su próximo cumpleaños; con la emisión de la película "Los gallos de la madrugada" protagonizada por ambos.

ver más sobre "Cine de barrio - Los gallos de la madrugada " ver menos sobre "Cine de barrio - Los gallos de la madrugada "
Programas completos (356)

Los últimos 366 programas de Cine de barrio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios