'Hay historias que se empiezan a contar por el final...' Así de contundente es el arranque de 'Ciencia Forense', la nueva docuficción de TVE que reconstruye y relata, a modo de thriller, misteriosos e impactantes casos de la criminología forense española.

3884566 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años Ciencia forense - El asesino del Putxet - ver ahora
Transcripción completa

Hay historias que se empiezan a contar por el final.

Aquí, donde la ciencia puede encontrar

las huellas de nuestra vida.

Una vida que, a veces, esconde secretos

y deja un rastro de pistas falsas.

Para encontrar la salida al laberinto,

hay que fijarse en todos los detalles,

saber encontrar las pruebas,

distinguir lo falso de lo real.

Porque vivos o muertos, siempre dejamos un rastro.

Esto es "Ciencia forense".

Cuando un asesino convive con nosotros, ¿cómo distinguirle?

¡Madre!

(Llorando): Mamá...

Mamá...

-El 11 de enero, recuerdo que era un sábado, estaba en casa,

y me llamaron los compañeros que teníamos de incidencias

en el grupo de homicidios,

y me informaron que había sido descubierto

el cuerpo de una señora, en el interior de un parking,

con signos de violencia.

-Era una mujer casada, con 4 hijos,

que residía en la finca, y trabajaba en una inmobiliaria.

Sobre las 13:00, había abandonado su puesto de trabajo,

y tal y como abandonaba el trabajo, pues llamó a su hija, a su casa,

y le comentó a la niña que iba ya de camino para casa,

"ahora voy para allá".

La mujer pues llegó a su domicilio, aparcó su vehículo,

pero no apareció por casa.

Inmediatamente, se trasladó allí los inspectores,

y también se dio aviso a la brigada provincial de policía científica

para hacer la inspección ocular.

Por mucho oficio que un policía tenga,

nunca se está lo suficientemente preparado

para enfrentarse a una escena de un crimen.

Hay tanto dolor en esta angosta escalera...

Comprobamos que había manchas de sangre de distintas formas:

Sangre en proyección, sangre en caída o en goteo,...

Lo cual indicaba que se había producido un forcejeo.

Vemos que a la señora le falta el bolso.

No obstante, aparece un pendiente y tenía otros objetos personales,

como era un reloj, tenía un colgante, y son joyas que no se habían llevado.

-Aparecen huellas de pisadas,

de pisadas de un tipo de calzado deportivo,

una bamba, una zapatilla de este tipo

Aparecen colillas.

-Nos llamó la atención de que era una colilla que estaba limpia,

limpia de sangre.

-Es posible que cuando acabara de matar a esta persona,

o escupiera la colilla, o se la quitara con la mano,

ya sin guantes, y la tirara allí.

Un objetivo fácil.

Mujer sola en un parking oscuro.

Cualquier otra persona podría haber estado en su lugar.

Sin duda, el destino es muy caprichoso.

El estudio de la escena del crimen es fundamental para un criminólogo.

Hay que tomar muestras de todas las evidencias físicas,

averiguar el tipo de arma usada.

En este caso, se han usado dos: cuchillo y martillo.

Tal vez sean demasiadas para un simple bolso.

Es cierto que hay un exceso de violencia,

y eso te da un cierto aviso.

Pero bueno, también podría cuadrar con el robo.

Pero sin duda, lo más importante es reconstruir mentalmente lo ocurrido.

(Gritos).

(Gritos).

-La primera escena del crimen sirve para la captura.

La víctima está aterrorizada,

y por consiguiente,

él tiene todas las posibilidades para controlarla.

La segunda escena es cuando se produce el traslado al sótano quinto.

(Gritos).

-Y se produce un asesinato terrible.

Durante mucho tiempo, se produce lo que podríamos denominar

una percusión continua sobre la cabeza, con ayuda del martillo.

Hay, además, una especie de escenificación final.

La víctima es abandonada como si fuera un objeto

totalmente despersonalizado, ¿verdad?

Como si fuera un objeto sin ningún valor.

Hay algo extraño en este parking.

Una atmósfera de miedo y secretos.

Y además, en el momento en el que nos encontrábamos ya

en el lugar, con la comisión judicial,

el marido recibió un mensaje de su teléfono móvil.

Lo curioso es que era del teléfono de su mujer.

Donde decía: "Mañana te llamo".

"Mañana te llamo".

Una llamada misteriosa que invita a esperar,

pero una investigación por asesinato no puede permitirse ninguna pausa.

Entre lo robado, costaba una tarjeta de crédito.

En el seguimiento de esa tarjeta de crédito,

se pudo conocer que alguien había extraído dinero

de un cajero automático,

en un cajero de la calle Balmes, en el 350, cerca del metro de Padua.

Pero tuvieron que utilizar el pin.

Suponemos que el número secreto o el pin, lo consiguió bajo amenaza,

bajo coacción,

o la víctima podría tenerlo apuntado.

El primer paso de los investigadores es rastrear el movimiento

de esa tarjeta.

Después de sacar dinero del primer cajero,

realizó una ruta por diferentes cajeros de la ciudad.

En el ensanche, creo recordar que era así, cerca de la calle Bruc.

Y finalmente, una de las tarjetas había sido recuperada

en las Ramblas de Barcelona.

-Esta tarjeta nos llega a nosotros

y podemos revelar un fragmento de huella dactilar.

Este fragmento se estudia y se comprueba que no tiene valor.

Están resbaladas y no tienen suficiente carga de sudor

para que nos de valor identificativo.

-Lo que se hace es solicitar diferentes imágenes

de las cámaras de seguridad.

Pero nos dábamos cuenta de que sacaba dinero

de los cajeros que estaban en el exterior,

donde las cámaras no enfocan.

Pero no hay que olvidar que, hoy en día,

estamos video vigilados constantemente.

Es un poco el "gran hermano".

Vemos en todas partes... En los carteles de...

"Se está grabando por su seguridad".

Esto lo vemos en el metro, lo vemos...

Es que, prácticamente, no podemos cruzar una ciudad

sin ser grabados por una cámara en algún momento.

De hecho, salimos grabados en muchos momentos.

Y probablemente, incluso, se pueda hacer un seguimiento de esa persona.

El reto más complejo es el ser capaz de encontrar una cara

entre una multitud.

Y, hoy en día, eso es factible.

Lo que hacemos es recortar esa cara.

También, si esa cara tiene una expresión, tratamos de corregirla,

para buscar esos rasgos distintivos en la zona de los ojos, la nariz,...

Esa es la parte que es más diferente,

la parte que permite distinguir realmente a las personas de otras.

Es ahí, si que se usan lo que es la malla facial,

una serie de puntos característicos,

y somos capaces de identificar dentro de un vídeo, de una imagen,

detectar esa cara.

Empezamos a recabar diferentes imágenes de distintos comercios.

Y entonces, una vez que lo visualizamos,

recuperamos un fotograma de un banco que estaba próximo

a donde la había empleado, en la calle Bruc,

donde nos aparecía una persona muy difuminada.

No valía para identificación.

El segundo paso es saber si la víctima guarda alguna prueba

que conduzca hacia su asesino.

El Instituto de Medicina Legal.

-Un cadáver te dice cosas.

No sólo te dice por qué a muerto,

te dice cuanto tiempo ha tardado en morir, te dice si luchó,

te dice qué tipo de lucha hubo,

qué tipo de instrumento fue con el que le mataron.

Por lo tanto, los cadáveres siempre dicen cosas.

Lamentablemente, no dicen el nombre del asesino.

Ni puede decir su nombre,

ni tampoco ofrecer ningún indicio que le delate.

Bastante tuvo con defenderse.

Múltiples heridas defensivas en extremidades superiores,

que evidencian lucha entre occiso y agresor.

-En la autopsia,

comprobamos que tenía numerosas heridas de arma blanca,

por todo lo que es la parte superior del tórax.

Y esto indicaba que había habido una gran carga emocional.

Pero bueno, podía ser debido también al hecho de la defensa

que ofreció la víctima.

Se habló con los vecinos,

los propietarios de las plazas de parking.

Y ver si nos podían facilitar alguna información,

si habían tenido alguna incidencia.

Pero no era un parking, digamos, que fuese conflictivo,

sino todo lo contrario.

El tercer paso es el más tedioso: buscar, buscar y volver a buscar.

No teníamos huellas identificativas, ninguna información concreta.

Vamos a tratar de conseguir la mayor información posible, ¿no?

Como es el ámbito penitenciario, a parte el departamento de psiquiatría.

Todo esto combinado con nuestras bases de datos,

para ver luego las posibles conexiones que pudiera haber

con delincuentes que habían sido detenidos con anterioridad,

con instrumentos contundentes o con arma blanca.

-Probablemente, era buscar una aguja en un pajar.

-Porque se trata de una persona que no tenía antecedentes,

estaba totalmente blanca.

Con lo cual, teníamos que encontrar, identificar a una persona

de la cual no teníamos nosotros ninguna información,

a nivel policial.

-Informe de la brigada provincial de policía científica.

Indicio 7. Colilla.

Sostiene ADN sin concordancia en el codis.

-Claro, tú tienes una colilla con ADN, vale.

¿Y qué haces con esa colilla? ¿Con quién cotejas, no?

-Resultado dubitado. Pendiente de identificación.

-Se dio un hecho que, hasta entonces, yo no lo había visto.

Móvil.

La anunciada llamada misteriosa altera toda la investigación.

¿Sí?

El marido empieza a recibir llamadas de extorsión.

El autor le exige una cantidad de dinero

para darle información.

Y tenemos que montar un equipo paralelo,

dirigido exclusivamente al tema de la extorsión.

Las llamadas comprobamos que se realizan

de diferentes cabinas telefónicas.

Se le indicó al esposo que le solicitara a la persona que llamaba

una prueba de que tenía información.

En este caso, el extorsionador o extorsionadores le facilitaron

el número pin de la tarjeta de crédito que había sido utilizada.

-Es el 4444.

-4444. Eso nos llevó a pensar que el que llamaba o era el asesino

o era una persona muy, muy cercana al asesino.

Le citó en diferentes lugares públicos de la ciudad,

en paradas de metro o en centros comerciales,

hasta que, concretamente, le llaman

y le dicen que tiene que depositar el dinero en un determinado lugar.

Le exigió 2.000 euros y que los depositara en un bar.

En un sitio concreto, en el aseo, y detrás de la escobilla del váter.

Es un lugar que tenía que ser sobradamente conocido

por, digamos, los extorsionadores.

-También le dijo que le dejaría la información

en una cabina de una calle determinada.

Cuando fuimos a la cabina,

en la cabina no había ningún tipo de información.

Y se le indicó al marido que no dejara ningún dinero.

Era una única persona la que se había puesto en contacto con el marido.

-De toda la población de Barcelona,

al final, hay que llegar a una única persona.

Y al principio, es inmenso.

Tiene una voz.

Por como se expresa, era una persona de relativa cultura.

-Que hablaba en castellano y en catalán.

Y que era una persona relativamente instruida también,

y que no era vulgar.

Es un hombre.

Intuyes que es joven.

De momento, sabemos que es un varón y que es español.

Ya podemos limitar algo. Poco, pero algo.

Y también sabes que aún te queda mucho para llegar hasta él.

Móvil.

¡Mayte, Mayte, Mayte!

Hombre, Rodríguez, cuenta.

-Recuerdo que el día 22 de enero, estaba en la oficina, en mi despacho,

y recibo la llamada de los compañeros que estaban en incidencias.

Precisamente, el mismo compañero que había coincidido

en el primer asunto.

Y me informa que se había producido el hallazgo del cuerpo de una señora

en el mismo parking y con las mismas circunstancias que la vez anterior.

Yo pensé, en un principio, que me estaba tomando el pelo,

pero una vez que ya hablando con él me reitera lo que se ha producido,

pues ya fue totalmente increíble.

-No nos podíamos creer lo que nos estaban contando.

Parecía una broma macabra.

-Es también una mujer, de mediana edad,

y que tenía también una plaza de parking.

Era propietaria, junto con su marido, de un gimnasio,

Una señora que, físicamente, estaba, digamos, preparada.

Se ha llevado el bolso

y, sin embargo, le ha dejado los efectos personales.

-Aquí cabían dos posibilidades: la imitación

y que fuera la misma persona.

Después de examinar detenidamente las dos incisiones oculares,

ver como aparecen las víctimas, ¿no?

Ya nos decantamos más por determinar que ha sido la misma persona.

Sobretodo porque el arma que emplea, el arma contundente,

es de las mismas características.

-En esta segunda víctima, había más violencia si cabe.

Estábamos ante, probablemente, un psicópata,

que había matado dos veces

y que, probablemente, podía volver a actuar.

Casi como un "déjà vu".

Día distinto, pero mismo escenario y una mujer parecida.

¿Este crimen es la consecuencia de un error anterior,

o es que el asesino busca otra cosa de sus víctimas?

Es una fantasía,

exige una victimología muy restringida, muy precisa.

Era una mujer de status burgués, que representaba la plenitud de la vida,

que había triunfado, en el sentido que pudiera pensar el asesino

que implica triunfar, como vivir en esa situación socioeconómica.

Es una ira hacia esas mujeres,

una ira hacia esa vida que no le ha correspondido.

Y ese es el mensaje final:

Sois basura y este es el trato que os merecéis.

Instituto de Medicina Legal.

-La segunda víctima, probablemente,

por el miedo que existía de la anterior,

entró en pánico y fue fácilmente doblegada.

-Examen externo. Ligaduras.

-Había empleado la mordaza, la había atado los pies,

había utilizado también ataduras para las manos.

Había empleado, en este caso, grilletes.

Y la había colocado una bolsa de basura más pequeña,

pero sobre la cabeza.

-Examen interno. Pérdida de masa encefálica.

-Lo que está claro es que ya ha aprendido.

Es más práctico, utiliza un arma, en vez de dos,

para intimidar a la víctima.

-Como las lesiones las produce a través de la bolsa de plástico

que tenía en la cabeza,

era tatuada perfectamente la forma del elemento que ha utilizado.

-Murió como si fuera un punching-ball de estos donde los boxeadores golpean

-Dictamen: Politraumatismo craneal incompatible con la vida.

(TV): Temor en el barrio del Putxet, tras el asesinato de dos mujeres,

en un aparcamiento.

Ambas se parecían físicamente y aparcaban su coche en la misma plaza,

aunque en plantas distintas.

-(TV):La policía insiste

en que tiene varias líneas de investigación abiertas,

aunque no ha trascendido ninguna.

Yo lo que quiero saber es cómo si hace el día 11

mataron aquí a una señora,

que mi mujer estuvo toda la semana sin venir,

¿cómo es posible que no hubiera la más mínima vigilancia de nada?

No sólo hay que atrapar al asesino del parking del Putxet.

Ahora, además, hay que batirse contra otro enemigo: el miedo.

Toda la ciudad se está contagiando de este mal rápido y peligroso.

Estábamos jugando contra reloj,

precisamente, para evitar la muerte de una tercera persona.

Volver a los interrogatorios,

volver a revisar todos los pasos anteriores.

En alguna parte, ha tenido que dejar su rastro.

La presión mediática era importante,

el ciudadano quería una respuesta inmediata,

quería saber qué pasaba allí.

Se había generado una crisis de pánico

en todo el vecindario, especialmente en el mismo bloque.

-Hay que pensar que el asesino está conviviendo contigo.

La gente decía: "Bueno, es que a lo mejor, le saludo.

A lo mejor compro algo y esa persona está a mi lado".

Hombre, entraban llamadas por la sala

de personas que habían visto sospechosos en todos los sitios,

en toda España.

Fueron días de muchísima tensión y de muchísimo trabajo.

Cada día, había una reunión de distintos jefes de brigadas

y con el jefe de grupo de homicidios.

-Ahora si que estamos en un auténtico problema,

porque a partir de aquí, ¿qué íbamos a hacer para parar a esta persona

dado que teníamos prácticamente claro que lo iba a repetir.

-En fin, le comenté a mi jefe que me diera un tiempo más.

Tres días.

Día 1. El rastro.

Como en el primer caso, había empleado las tarjetas,

comprobamos que en este segundo caso, también las había empleado.

En una entidad bancaria, que costaba de dos cajeros externos,

al intentar sacar de uno de ellos, no pudo,

y fue al siguiente cajero.

Al pasar al siguiente cajero, tuvo que cruzar por justo enfrente

de la cámara de seguridad

que enfocaba la puerta de la entidad bancaria.

Y un dato importante: la cámara de seguridad de un centro comercial

que también le enfocó desde la parte de arriba.

Al enfocarle desde la parte de arriba,

dejó ver una incipiente calvicie.

Tenemos varón, joven, flaco, pelo muy corto

y con una incipiente coronilla.

Eso unido a los datos que teníamos del primer perfil básico:

español, de cierta cultura,

y que hablaba catalán y español perfectamente.

Ahí ya teníamos algo más.

Ahí ya podíamos buscar algo más.

Día 2. La emboscada.

Entre las diferentes gestiones de investigación,

había que determinar como había ido de la zona del hecho

a la zona del banco.

Y existían varias posibilidades.

Una de las opciones fue que, en la zona del hecho,

había una parada de los ferrocarriles de la Generalitat.

Se solicitaron las cámaras de vigilancia,

y se visionaron las imágenes.

-Solamente de la estación de Padua

había más de 300 horas para visualizar.

-Se detecta la figura de un varón en esos momentos.

Pues entra en lo que es la estación.

Una vez que valida el billete, al cabo de unos momentos,

se da la vuelta y vuelve a salir.

-Nos damos cuenta que lo que lleva es una cartera,

que es la cartera que acaba de arrebatarle a la segunda víctima.

Y él, cuando mira esa cartera, lo que busca es más tarjetas,

para poder utilizarlas en algún cajero a ver si le funcionan.

Como queda registrado cuándo entra y cuándo sale, en todas las ocasiones,

pues se comprueba que, efectivamente, no ha podido ser otra persona.

Día 3. La casa.

No sabíamos todavía la identidad de esta persona.

-¿Qué hicimos? Establecer un dispositivo de vigilancia,

de una manera muy discreta.

Nos centramos en sectores de cabinas telefónicas

que habían sido empleadas en la extorsión,

pero también, y muy especialmente, en el pub donde se había realizado

el intento de dejar el dinero,

cuando intentaron recabar dinero del marido de la primera víctima.

Con las vigilancias que nosotros habíamos establecido,

llegamos a obtener 3 personas, nada más.

A estas alturas, tres siguen siendo demasiado.

El tiempo se agota.

En una de estas vigilancias,

los inspectores que nos encontrábamos en el bar,

detectamos a una persona que, al entrar,

comenzó a hablar con el camarero.

Y que, incluso, llevó unos palos que tenía de billar.

Los llevó y los introdujo en un trastero.

Eso ya nos dio algo,

porque como de la primera víctima sabíamos que tenía relación

con el bar, al haber esa confianza, de las personas identificadas,

sólo está había hablado con el camarero.

Lo que determinó que, probablemente, nos encontrábamos ante el autor,

fue que, al despedirse, cuando se salía por la puerta,

la luz del bar incidió de tal forma en él,

que apareció la incipiente coronilla

que reflejó la cámara del centro comercial.

Y en ese momento, como policía,

nos dimos cuenta de que estábamos ante el asesino.

-Juan José Pérez Rangel.

Fue como el corazón a 200 por hora.

-Él residía en el barrio de La Mina, un barrio de clase trabajadora,

de clase sencilla, de gente sencilla.

Era una persona que tenía deudas cerca de unos 10.000 euros,

que llevaba acumulado de deuda.

Tenía un trabajo o había tenido un trabajo en una empresa de hilados

fuera de Barcelona.

Y que se había despedido voluntariamente,

sin dar ningún tipo de justificación, precisamente el día 8.

Es decir, 3 días antes, digamos, desde que se cometiera el día 11

el primer homicidio.

-Quisimos saber cuál era su relación con el parking,

y porqué una persona o esta persona había actuado,

desplazándose desde el barrio de La Mina, hasta el barrio del Putxet,

un barrio de clase media-alta.

Tuvo un apartamento alquilado

en una calle que es adyacente al parking,

tuvo una plaza en un lugar que conocía muy bien.

Precisamente había alquilado una plaza para una moto

un año antes,

con la cual había realizado contrato, le habían dado las llaves

y demás de las puertas que permitían el acceso.

Una vez que comprobó que él no podía vivir ahí

porque no tenía dinero ni ningún medio racional de estarlo,

decidió que si no podía vivir, sí que podía matar.

Entonces él quiere matar en un lugar donde jamás sería aceptado.

Porque para él no tenía sentido matar en otro lugar,

él quería matar a aquellas mujeres

que ni siquiera repararían en él en la cola de un supermercado.

Hola, soy Juan José, tengo 24 años,

soy soltero, sin hijos, contable de una empresa textil,

enamorado de los deportes.

No fumo ni bebo.

Soy respetuoso,

sensible,

afectuoso,

puntual y hogareño.

Quiero conocer a una chica

que no sea conformista,

que sea inteligente,

sensual

y, bueno, sobre todo que le gusten los animales

y patinar sobre hielo.

Cuando analizamos toda su vida detectamos

que había acudido a una agencia de contactos

y que les había abonado una cantidad, unos 600 euros

por establecer contacto con una joven rusa

y nos recordaron que a Pérez Rangel le dieron una cita un día

en el aeropuerto de El Prat,

precisamente el día 11.

Cuando se tomó declaración a la encargada nos dijo

que en el contacto que tuvo con una de las chicas,

después de la primera víctima había llegado manchado de sangre.

Y como justificación les dijo

que había tenido un accidente con el coche.

Y no le dieron mayor importancia,

pero bueno, nosotros sabíamos con anterioridad

que no tenía carné de conducir de vehículo.

Esta fantasía de formar parte de un mundo que le rechaza

se observa también de una manera meridiana

en el affaire de la mujer rusa,

porque esa mujer estando con él prueba que es una persona triunfadora

que quería una mujer alta, rubia,

alguien que vivía en un sitio que tenía una mujer espectacular

en un mundo que no estaba hecho para él.

Por consiguiente es un mundo al que castigó.

Después de detener al autor de los homicidios

entonces sí que podemos hacer toda una serie de pruebas.

A él se le obtiene material genético

y se comprueba que la colilla que apareció en el primer cadáver

pues era suya.

Y esto es una identificación plena,

esto es ciencia forense.

Y en el domicilio aparecen también

más datos que cierran ese círculo.

Concretamente, aparte de unas llaves de grilletes

aparecieron unas anotaciones

que se comprobó que correspondían a vehículos

que aparcaban en el parking de El Putxet.

Es decir, había estado.

El autor había estado haciendo vigilancias en el parking.

No reaccionó.

No puedo decir que reaccionase de una u otra manera porque se mantuvo

totalmente frío como si no fuera con él aquello.

La habitación es absolutamente caótica,

o sea, para poder entrar tenemos que desmontar la puerta

porque no había forma ni siquiera de poderla abrir en su totalidad.

Fíjate me daba la idea de que fuera

como la cueva que utilizan algunos animales

en la que ellos se siente protegidos y están allí

y es ahí donde hacen su vida más íntima, ¿no?

Cuando terminamos el registro nos pidió

si podía llevarse un libro.

El libro era El señor de los anillos.

Tiene que pasar mucho tiempo para que las heridas cicatricen.

Más de una década después

el parking de El Putxet ha vuelto a ser

uno de tantos garajes de Barcelona.

Pero tras sus columnas sigue escondida

la incógnita sobre el móvil de los asesinatos.

Es importante saber el móvil,

a veces queda difuminado,

a veces no está tan claro

como un móvil simplemente económico

o una venganza.

A veces queda muy dentro de la persona

muy dentro de la mente de la persona

ese tipo de hechos.

Y creo que este es uno de esos casos.

No obtuve ninguna respuesta ni en un sentido ni en otro,

con lo cual en principio

lo que estaba pasando por su mente no lo sé.

Soy inocente.

Juan José Pérez Rangel tiene un secreto.

Es algo turbio, oscuro,

Es el hombre de la doble cara,

el niño bueno, inocente que se presenta ante ustedes

y el que mata salvajemente cuando no le ven.

Fíjense

el absoluto control del acusado durante todo el juicio.

Cómo ha controlado sus palabras,

sus gestos, sus ademanes.

Se ha controlado todo el tiempo.

¿Por qué mata?

Mató a Mari Angels y a Mayte por la razón más

insignificante.

Porque eran mujeres.

Si en esta ocasión no hubo una tercera víctima fue

porque la policía lo impidió.

Pero, tan pronto vuelva a poner un pie fuera de prisión

hará lo mismo.

Apostaría mi vida.

En menos de 24 horas

el jurado emitió su veredicto.

Culpable por unanimidad.

Hizo muchas cosas y muy mal.

Por no hablar de todas las pruebas que dejó en la escena del crimen.

Luego estamos muy lejos de un asesino brillante en ningún sentido.

Nada, simplemente que miren la página 173 antecedentes penales

En su derecho a última palabra

el acusado intentó incriminar al marido de una de las víctimas.

En ningún momento tuvimos como sospechoso ya

al marido de la segunda víctima.

Con lo cual esta intimidación es una medida desesperada

en su defensa

de echar culpa a la otra persona para crear la duda en el jurado.

Pero, había tantas pruebas directas

y técnicas y científicas

que era muy difícil no determinar su culpabilidad.

Clamó por su inocencia

y continuó con las incriminaciones

hasta el momento último de su ingreso en prisión.

Ni siquiera han abierto las cajas de pruebas, entre otras cosas

y, vaya, ni siquiera han mirado el resto de pruebas que habían

no lo entiendo.

Lo siento mucho, pero yo no entiendo este veredicto.

Estamos convencidos de que

hubiera habido una tercera víctima

si no hubiera sido detenido.

Veo que la justicia, sinceramente, no existe.

Había más sospechosos de esas imágenes,

el parecido con otras personas, yo no lo entiendo.

Sinceramente no lo entiendo cómo han ido las cosas.

Y hay muchas diferencias

entre las declaraciones de Ruperto Bilbao

porque he visto el sumario señores.

Lo que no han visto ustedes yo sí que lo he visto.

¿De qué lo conoces o conocías? ¿Qué tienes que decir?

Ciencia forense - El asesino del Putxet

48:31 25 ene 2017

Barcelona, enero de 2003. En el garaje de una finca de la zona alta aparece el cadáver de una mujer brutalmente asesinada. El asesino se ha llevado el bolso.

En un principio parece un robo con violencia. Pero 11 días más tarde en el mismo parking otra mujer es hallada muerta en similares circunstancias. ¿Es un crimen consecuencia de un error o el asesino busca otra cosa de sus víctimas?

Barcelona, enero de 2003. En el garaje de una finca de la zona alta aparece el cadáver de una mujer brutalmente asesinada. El asesino se ha llevado el bolso.

En un principio parece un robo con violencia. Pero 11 días más tarde en el mismo parking otra mujer es hallada muerta en similares circunstancias. ¿Es un crimen consecuencia de un error o el asesino busca otra cosa de sus víctimas?

ver más sobre "Ciencia forense - El asesino del Putxet" ver menos sobre "Ciencia forense - El asesino del Putxet"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. sonia

    Sencillamente es un programa que me encanta por lo bien hecho que está. Gracias por poder disfrutar de él.

    24 may 2018
  2. SONIA

    Me encanta, es un lujo poder contar con estos profesionales en España.

    24 may 2018
  3. Marcos I. Nistal

    La incipiente calvicie en la coronilla del sospechoso se mostró determinante a los ojos de los experimentados miembros de la científica policía forense.

    01 feb 2017
  4. cristina

    es un programa que me encanta; el que intervengan los policias que vivieron y llevaron los casos y los fantasticos forenses que tenemos en españa me hacen quedarme pegada a la pantalla, por lo bien que se expresan y explican con claridad. mi enhorabuena!!

    29 ene 2017
  5. juanlu39

    Enhorabuena,me parece un programa fantastico

    28 ene 2017
  6. Marcos

    La música de fondo está muy alta lo que impide oír bien los diálogos. Por favor corrijan la edición del sonido.

    26 ene 2017
  7. Gloricsi

    Muy buen programa

    26 ene 2017
  8. Bartolo

    Bravo. Un programa de los que merece la pena ver.

    26 ene 2017

Los últimos 14 documentales de Ciencia forense

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:19 07 ago 2017 Analizar las bacterias presentes en la boca de un cadáver para fechar el día de su defunción... Es el nuevo método que proponen dos científicos de la Universidad de Girona, que durante tres años han estudiado cómo van cambiando estas bacterias a medida que avanza el proceso de descomposición. Han descubierto que siguen siempre un mismo patrón.

  • Los crímenes de Càlig

    Los crímenes de Càlig

    46:28 15 feb 2017

    46:28 15 feb 2017 El quinto y último capítulo de Ciencia forense se centra en una noche de junio de 2005, cuando dos jóvenes aparecen brutalmente asesinados en la casa de una de ellas en Càlig (Castellón). Ella es una chica que emigró desde Cuba unos años atrás; él es un amigo que la ha acompañado a casa porque su coche se ha averiado. Ambos aparecen maniatados y con dos tiros en la cabeza. Los criminalistas de la guardia civil lo tienen claro: han sido ejecutados, pero ¿por qué? Sin indicios y sin móvil, la investigación sólo tiene un hilo del que tirar: la ceniza de un cigarrillo en el marco de una ventana.

  • 1:17 13 feb 2017 Una noche de junio dos jóvenes aparecen brutalmente asesinados. Ella es una chica que emigró desde Cuba unos años atrás, él es un amigo que la ha acompañado a casa porque su coche se ha averiado. Los criminalistas de la guardia civil lo tienen claro: Ambos han sido ejecutados pero ¿por qué? Sin indicios y sin móvil la investigación sólo tiene un hilo del que tirar: la ceniza de un cigarrillo en el marco de una ventana

  • El caso Permanyer

    El caso Permanyer

    54:19 09 feb 2017

    54:19 09 feb 2017 ¿Qué ocurre cuando alguien desaparece? Es la tarde del 27 de setiembre de 2004 y una mujer de mediana edad se dirige a un edificio a pocos metros de su casa para resolver unos trámites del alquiler. Pero en el ascensor la mujer se esfuma. Su cadáver aparece en un bosque a 50 km de su casa.

  • 1:28 06 feb 2017 "Ciencia forense" es una docuficción de TVE que reconstruye misteriosos e impactantes casos de la criminología forense española. Este capítulo reconstruye el crimen de la psicóloga Ana Permanyer que desapareció sin dejar rastro una tarde de setiembre de 2004 cuando se dirigía a resolver unos simples asuntos de papeleo...

  • El caso Ballesteros

    El caso Ballesteros

    46:21 01 feb 2017

    46:21 01 feb 2017 En verano de 2003, aparecen cucarachas en una vivienda del popular barrio del Real. La familia que allí habita, un matrimonio con dos hijos, ordena una fumigación industrial para acabar con esa repulsiva plaga. Al poco, el padre de familia empieza a encontrarse mal y acaba por fallecer. El capítulo desvelará si realmente es el insecticida la causa de la muerte o tal vez la vivienda oculta otros males más terribles. En esta investigación se entremezclan personajes que poco a poco irán desvelando los tremendos secretos de la familia, como la presencia de una niña del pasado que observa a su padres tomando una limonada durante una tarde de verano, una adolescente aficionada a los chats de Internet o un carnicero que abastece regularmente a la familia con los productos de su tienda. En ‘El caso Ballesteros’ los acontecimientos se precipitan y desembocan en un final. A modo de testigo excepcional, la periodista de TVE Vanesa Benedicto está presente en los momentos cumbres de la investigación y el relato. Con su presencia certifica lo que cuentan los investigadores y tiene el privilegio de poder analizar las pruebas del delito.

  • 1:03 30 ene 2017 En verano de 2003 aparecen cucarachas en una vivienda del popular barrio del Real de Melilla. La familia que allí habita ordena una fumigación industrial para acabar con los insectos.XXII Salón del Manga de Barcelona 2016

  • El asesino del Putxet

    El asesino del Putxet

    48:31 25 ene 2017

    48:31 25 ene 2017 Barcelona, enero de 2003. En el garaje de una finca de la zona alta aparece el cadáver de una mujer brutalmente asesinada. El asesino se ha llevado el bolso. En un principio parece un robo con violencia. Pero 11 días más tarde en el mismo parking otra mujer es hallada muerta en similares circunstancias. ¿Es un crimen consecuencia de un error o el asesino busca otra cosa de sus víctimas?

  • 1:37 23 ene 2017 Barcelona, enero de 2003. En el garaje de una finca de la zona alta aparece el cadáver de una mujer brutalmente asesinada. El asesino se ha llevado el bolso...

  • El asesino del círculo

    El asesino del círculo

    52:01 18 ene 2017

    52:01 18 ene 2017 Castellón, década de los 90 del pasado siglo. Una chica desaparece de madrugada, meses más tarde su cuerpo es hallado por un cazador. En paralelo a este suceso, aparecen tres cadáveres de mujeres en avanzado estado de descomposición. Las tres ejercían la prostitución en las carreteras de la comarca. Sin pistas sobre los asesinatos la investigación se complica cuando otra chica desaparece y en la provincia se desata el pánico ¿Cuántos asesinos andan sueltos? La teoría del círculo de Canter será determinante para esclarecer los hechos.

  • 12:53 18 ene 2017 Parlem d'un nou projecte televisiu que s’estrena aquesta nit a La 2, “Ciencia forense”, un programa en clau de docu-ficció on es fan reconstruccions de casos reals de crims. Ens ho explica amb detall la seva codirectora, la Gemma Soriano, i la periodista que ens porta per les escenes del crim, la Vanesa Benedicto.

  • Ciencia Forense - Avance

    Ciencia Forense - Avance

    00:18 29 dic 2016

    00:18 29 dic 2016

  • 1:34 18 nov 2016 Una docuficción de TVE que reconstruye misteriosos e impactantes casos de la criminología forense española “Hay historias que se empiezan a contar por el final…” Así de contundente es el arranque de “Ciencia Forense”, la nueva docuficción de producción propia, que reconstruye y relata a modo de thriller, impactantes y misteriosos casos de la criminología española. Durante un año un equipo de TVE ha reconstruido los pasos de 5 investigaciones policiales que en su momento mantuvieron en vilo a la opinión pública.

  • 1:06 10 dic 2015

Mostrando 1 de 1