www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3648459
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 28/06/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Nerea Acevedo, en el tercer trimestre de embarazo,

acudió por primera vez al hospital la semana pasada

aquejada de un cansancio inusual.

Ha regresado a recoger el resultado de la analítica que le practicaron.

Tiene un antecedente de aborto espontáneo

en un embarazo anterior.

-Un momentito y te atiendo. -"No salió bien."

"En aquel momento tenía"

mucho trabajo y no me cuidaba nada.

entonces cuando lo perdí sentí que fue culpa mía.

Y mi pareja también.

Eso acabó con nosotros.

Un año más tarde estoy a punto de ser madre.

Pero esta vez sola.

¡Juanjo!

-Hola, Nerea. -Hola.

-¿Qué tal? -¿Para mí?

Pues claro que sí. Tu taxi.

-No hace falta. -Claro que sí.

Lo bonito que es ir viendo el paisaje. Espera.

-Bien comodita. -Gracias.

Y aquí. ¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

Pues sigo bastante cansadilla, ¿sabes?

Sí, se te ve peor carilla, la verdad.

-Sí, ¿no? -"A veces me quedo un rato"

en lo de las embarazadas.

Es el único sitio de todo el hospital donde todo dios está feliz.

Parejas felices, abuelos felices.

Por eso me fijé en Nerea el otro día.

Hacía mucho que no veía una chiquilla embarazada con cara de susto y sola.

Solo le conozco de ese día, pero Juanjo me cae bien.

Me están llevando el embarazo en el pueblo,

pero vine de urgencias para hacerme unos análisis

y hoy vengo a recogerlos.

Isabel ha venido a urgencias con numerosos arañazos

y cortes en la cara y en los brazos.

La enfermera sospecha que la chica no está diciendo toda la verdad

sobre la causa de sus heridas.

Bueno, Isabel. Cuéntame, ¿qué te ha pasado?

Me he caído por las escaleras.

¿Por las escaleras? ¿Te has caído sobre cristales?

Estás totalmente marcada llena de heridas.

En realidad no es la primera vez que me caigo.

Es que el ascensor está roto y soy un poco torpe.

Ya.

Bueno, prácticamente hemos terminado, ¿vale?

Espera un momento y ya regreso.

-Vale. -Vale.

Lucía, ¿tienes un segundo?

-Dime. -Estoy atendiendo a una paciente

que creo que sufre malos tratos.

Tiene las clásicas heridas, pero me ha dado la típica excusa

que usan las víctimas cuando no dicen la verdad.

-¿Qué es? -Que se ha caído por las escaleras.

Por las escaleras también me caí y no sufro malos tratos.

Pero no es la primera vez.

-¿Dónde está? -Está en triaje,

pero quiero que vengas porque tú le vas a sacar más información.

-Venga, cinco minutos. -Gracias.

No te preocupes, yo te acompaño hasta que te llamen.

¿No tienes que trabajar?

Yo siempre te he acompañado en el hospital.

Porque me gusta acompañar a la gente como tú, maja.

Y además me he enterado que veraneas en el pueblo de mi padre,

así que somos casi familia.

¿Andrea Gutiérrez?

Ya podéis pasar a consulta.

Pero bueno,

Nerea.

Qué alegría.

¿Cómo te encuentras?

-Ahí voy, tirando. -Bueno, tiene mala carilla.

Me parece que no come muy bien.

No, estoy comiendo fenomenal, de verdad.

Mira me sé de memoria el libro "El embarazo paso a paso".

Es verdad.

De todas maneras yo tampoco te veo buena cara, ¿eh?

Bueno, es que, mira, es mi segundo embarazo, Clara.

Sí, el primero lo perdí

y lo pasé fatal.

Bueno, tan mal que tuve que dejarlo todo. Ciudad, trabajo, familia.

Necesitaba empezar de cero.

Mi embarazo anterior fue una sorpresa.

Ni mi ex ni yo lo estábamos buscando.

Ahora es diferente.

Tiene que ser diferente.

No soportaría volver a perder un hijo.

Y supongo que te cuidas especialmente.

Sí.

A ver, Nerea, tengo que preguntarte.

¿Duermes bien y te alimentas en condiciones?

Estás en el tercer trimestre.

¿Sigues haciendo los ejercicios para el suelo pélvico?

-Sí. -Tanta pregunta.

-Parece "Saber y ganar". -No, no pasa nada.

De verdad, me estoy cuidando especialmente.

Una alimentación muy sana, no he probado el alcohol

y tengo dominados los ejercicios.

Bueno. Me lo he empollado todo.

Lo más difícil es reconocer el músculo,

que es el mismo que controla la orina.

Luego se trata de contraerlo unos segundos y volverlo a soltar.

Y así varias veces.

Hay dos tipos de ejercicios preparto de suelo pélvico.

Los de Kegel, que están orientados

a favorecer la musculatura de la pelvis

y los otros,

que son los encargados de favorecer la apertura de cara al parto.

Y es muy, muy importante prepararse bien para este momento.

Hola.

Isabel, ¿no?

Sí. Sí.

Pero, ¿pasa algo? Estoy esperando a una enfermera.

Ella es la que me ha dicho que viniera a verte.

Soy Lucía, La psicóloga del hospital.

Pues solo quería saber

cómo te encuentras.

¿Cómo te has hecho esto?

Ya se lo he contado. Me he caído por las escaleras.

Bueno, es que el ascensor no funciona

y soy un poco despistada, pero nada más.

¿Sabes? Si hay alguna persona

que te está molestado, te está haciendo daño,

que sepas que lo que me cuentes es absolutamente confidencial

y que te puedo ayudar.

No estoy protegiendo a nadie.

Me tengo que ir.

Por las lesiones que muestra Isabel,

bien podría estar siendo víctima de maltrato.

Pero como no ha hablado conmigo, no puedo saberlo.

Si cree que está sufriendo violencia de género,

hay un teléfono a su entera disposición, el 016.

Le atenderá un grupo de profesionales que la entenderán y la asesorarán.

La respuesta es inmediata, es absolutamente confidencial

y en ningún momento aparecerá reflejado el teléfono en su factura.

El doctor Landó tiene los resultados de la analítica que le realizó

a Nerea la semana anterior.

Espera que arrojen respuestas que expliquen el malestar de Nerea.

¿Cómo está?

Pues peor que la semana pasada, la verdad.

Sigo con malestar general,

estoy muy cansada y no se me pasa el dolor de cabeza.

Ya. Bueno, veo que la hemoglobina la tiene un poco bajita.

Y el hematocrito al 27 por ciento.

¿Y eso qué significa?

Esto significa que tiene una anemia de origen gestacional.

¿No se la había detectado su ginecólogo?

La verdad es que me mudé a la ciudad

y con el lío de la mudanza se me pasaron controles.

Por eso vine a hacérmelos de urgencia la semana pasada.

Durante el embarazo disminuyen los niveles de hemoglobina

ya que el volumen sanguíneo aumenta un 50 por ciento

para llegar más rápido a la placenta

y suministrar tanto de oxígeno como de nutrientes

las necesidades del feto.

Pero si estos niveles de hemoglobina descienden demasiado,

entonces hablamos de una anemia.

"¿Irá todo bien?"

La niña tenía mala cara.

No seas agorero, Juanjo, por favor.

Seguro que no es nada.

La verdad es que debe ser muy difícil.

Tener un hijo tan sola.

Bueno, lo difícil no es tenerlo.

Porque de alguna forma la naturaleza te ayuda.

Lo difícil viene después

cuando ya lo tienes, crece y surgen los problemas.

Pero bueno, tú lo habrás vivido con tu hijo igual imagino.

Bueno.

Yo me perdí el parto de mi hijo y total, ¿para qué?

Para ver bajar a tercera el Real Murcia.

Mi mujer nunca me lo ha perdonado.

pero el que menos lo perdona soy yo.

Me perdí una experiencia única.

Qué va. No te has perdido más

que la mayoría de los hombres de tu quinta.

Pero si casi todos se desmayaban en el paritorio.

Mira, cuando tuve a Elsa, Fidel estaba a mi lado, sí.

El hombre muy entregado, pero solo miró a un punto fijo,

hizo sus respiraciones

y, ¿sabes cuándo nos miró? Ya en la habitación

arregladitas y tranquilitas.

Parecer que la sangre le impresionaba.

Ay, de verdad.

Los hombres ahora son otra cosa.

No tienen nada que ver.

Pero si los ves que llegan y parecen que quieren parir ellos.

Yo trabajo en un hospital

y no soy aprensivo.

Nunca me habré desmayado. Seguro.

"No se preocupe,"

no es la única embarazada con anemia.

Realmente no lo entiendo, ¿sabe?

Me cuido especialmente,

me sé de memoria las recomendaciones nutricionales.

Mil kilocalorías al día,

50 por ciento de hidratos de carbono, 25 de litios,

-15 de proteínas. -Bueno, bueno, bueno.

Veo que lo sabe de memoria.

Mire, le voy a recetar un suplemento de hierro

de ácido fólico y de vitamina B12.

Pero sobre todo lo que quiero

es que se calme.

-¿Eh? -(RESOPLA)

La veo un poco ansiosa.

¿De acuerdo?

Los alimentos de origen animal son para queremos que nuestro cuerpo

absorba mejor el hierro.

Las carnes rojas son fundamentales,

también las carnes de ave y el marisco.

Son muy buenas fuentes.

Otro tipo de producto alimenticio

que no sea de origen animal rico en hierro,

las legumbres, las pasas, el tofu,

el brócoli, vegetales de hojas verdes

o los panes integrales, siempre que la levadura sea madre.

Días más tarde, Isabel, la paciente que llegó a urgencias

con lesiones en la cara y los brazos,

vuelve al hospital con un cuchillo clavado en su mano derecha.

No sé qué ha podido pasar. Ella no me lo explica.

Quédate en la sala de espera.

Vamos. Tranquila. Venga.

Te va a ver un doctor.

La verdad que estoy muy preocupada por ella.

Lleva un par de meses más o menos

que se comporta de una forma rarísima.

No sé, es que le suceden cosas horribles.

No sé cómo se clavado ese cuchillo en la mano.

Estaba en el salón,

he escuchado un grito en la cocina y he ido y me la he encontrado así.

Completamente pálida y sangrando.

¿Eres la acompañante de Isabel?

-Sí, soy yo. -Soy Lucía Velázquez, la psicóloga.

-Encantada. -Igualmente.

¿Te importaría charlar conmigo?

-Claro. -Ven, acompáñame, por favor.

-Soledad, ¿verdad? -Sí.

Entonces me dices que estabais solas en casa.

Sí, estábamos las dos solas.

¿Le preguntaste qué pasó?

Sí, pero ella dice que no recuerda nada.

¿Cuánto llevas viviendo con ella?

No sé, más o menos unos tres años o así.

Tres años. ¿Y en ese tiempo

has notado algún comportamiento raro?

No, solo durante los dos últimos meses.

¿Y qué has notado raro?

A ver, Isabel

siempre ha sido una chica muy tímida, muy solitaria,

pero es que últimamente se pasa

el día encerrada en su cuarto.

Ella está estudiando unas oposiciones para bibliotecaria y prácticamente

estudia todo el día.

Y sí que es verdad

que alguna vez la he escuchado gritar desde su cuarto

y cuando sale, le veo que tiene

moratones y heridas.

O sea, ¿que crees que las lesiones se las causa ella misma?

No sé.

Quizá se le está yendo la cabeza con tanto estrés estudiando.

Además, es muy exigente consigo misma.

Estoy muy preocupada por ella.

Por lo que cuenta Sole y lo asustada que la veo,

dudo que esté mintiendo.

Parece ser que Isabel se está autolesionando

seguramente por un trastorno psicológico o psiquiátrico.

Y aparte del estrés por el estudio,

¿has notado algún cambio en la alimentación o que esté más triste?

¿Un poco deprimida o haya tenido una situación traumática estos meses?

Sí, la noto mucho más deprimida y ansiosa.

Y comer,

come mucho menos que lo habitual. Prácticamente no la veo comer.

Es verdad que el año pasado

suspendió las oposiciones y lo pasó muy mal. Para ella fue muy duro.

¿Y se lleva bien con la familia?

¿Tiene pareja? ¿Amigos?

Que yo sepa, el tiempo que llevo con ella

no le he conocido ningún novio.

Y sí, tiene una madre.

Con ella se lleva muy bien. Tienen muy buena relación.

La verdad que es un amor.

Y bueno, a Isabel prácticamente no le gusta salir

y cuando sale, sale conmigo y con mis amigos.

"Todo indica que Isabel"

está autolesionándose. El problema es conocer la causa.

Puede ser debido a muchos trastornos psicológicos o psiquiátricos.

Además de hacerle una evaluación psicológica,

debe verla un neuropsiquiatra.

Dos días después, Nerea ha regresado de urgencia al hospital.

Al cuadro de anemia intensa,

se ha añadido fiebre, dolor abdominal y taquicardia.

El doctor Landó ha encargado un hemograma urgente

y acaban de darle los resultados.

Treinta y ocho y medio.

Tiene que creerme.

He tomado el hierro, el ácido fólico,

-todas las vitaminas que me mandó. -No, no, no lo dudo.

La anemia en el embarazo aumenta

el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

En el caso de Nerea la analítica nos indica

que estamos ante algo más serio que una simple anemia gestacional.

La anemia solamente es un síntoma,

pero algo más está pasando.

Los valores del hemograma nos indican que evoluciona demasiado rápido

y ahora es una anemia grave.

Así que en principio va a necesitar una transfusión inmediata.

¿De acuerdo, Clara? Y quiero los valores de hemoglobina.

Se va a quedar ingresada para ir viendo cómo va evolucionando.

¿Mi bebé está bien? ¿Qué es lo que pasa?

Clara, voy a necesitar

también una analítica de control tras la transfusión.

Y pídeme una serología para hepatitis.

Tiene las transaminasas altas. Vale.

Vamos a ver, Nerea, tienes que estar tranquila

porque estás en las mejores manos.

De verdad.

Es muy frustrante ver cuánto me he cuidado

y que pese a eso surjan problemas.

No lo entiendo.

No te preocupes, cariño.

"Con el susto"

que tiene ahora en el cuerpo, ha entendido

que no solo basta cuidarse en el embarazo,

sino que hay que ser rigurosos tanto en las revisiones

como en los controles trimestrales.

Isabel, la joven que llegó a urgencias

con un cuchillo clavado en la mano,

se recupera después de haber sido operada.

-¿Qué tal? ¿Cómo estás? -Bien, mejor.

Te voy a sacar sangre, ¿vale?

Pero mejor de este brazo que ese lo tiene dolorido.

No, de verdad, prefiero este. No pasa nada.

-Este, este. -No, de verdad.

(GRITA)

¿Qué haces?

¿Qué ha pasado?

¡Isabel, que me acaba de dar un puñetazo!

Déjame ver.

-¿Me la ha roto? -No, no, no.

(GRITA)

-¿Qué está pasando? -¡Espera!

-¿No ves que se hace daño? -(CHISTA)

Pues muy bien podríamos estar

ante un caso de síndrome de la mano ajena.

Es un trastorno neurológico muy poco frecuente

que se caracteriza por actividad autónoma e involuntaria

del miembro afectado. En este caso, la mano izquierda.

Esto se caracteriza por movimientos inconscientes,

involuntarios y sin ningún objetivo,

además de por la sensación de extrañeza que padece.

Se estaba golpeando con una mano e intentaba retenerse con la otra.

Porque uno de los hemisferios del cerebro lucha contra el otro.

Es fascinante.

No sé qué ves de fascinante.

Pues que es un caso único. El primero que he visto en persona.

Por favor, ve a buscar a una enfermera.

Le haré un análisis de orina, uno de sangre y un TAC cerebral.

-Cariño, ¿te...? -Lucía, por favor.

Sí, señorito.

Mira qué traigo. ¿Qué es?

¿Pero cómo le vas a dar azúcar? Es malísimo.

No, es para mí. Me la tomo cuando me pongo nervioso.

Ah, bueno. He traído es esto para el bebé.

Mira qué bonito.

Mi amor.

Dime que a mi bebé no le va a pasar nada.

A ver, por favor, no puedes estar todo el rato pensando

que las cosas se van a torcer, de verdad.

Además, todavía no nos has dicho cómo se va a llamar.

Es que aún no lo he pensado.

Cuando lo tenga lo decidiré.

En mi embarazo anterior le puse,

bueno, le pusimos nombre en cuanto me enteré que estaba embarazada.

Ahora prefiero esperar.

Te quiero ver positiva. Es muy importante.

Venga, tranquilita. Hazle caso,

que ella sabe lo que dice. No te vamos a dejar.

Por cierto, ¿has llamado a tus padres?

Prefiero no preocuparles.

No quiero que suban desde Almería para nada.

Claro, totalmente de acuerdo. Estamos para acompañarte, ¿no?

Muchas gracias.

¿Qué hay? ¿Qué tal?

Bueno, tengo las pruebas serológicas.

Han dado negativo en hepatitis A, B y C.

Pero, ¿entonces qué me está pasando? ¿Lo sabe?

Pues sí, porque el hemograma ha confirmado lo que sospechaba.

"Nerea tiene una enfermedad rara,"

hemoglobinuria paroxística nocturna.

Las personas que lo padecen tienen células sanguíneas

a las que les falta el gen

que ayuda que la proteína se fije a la célula.

Como consecuencia de esta carencia, los glóbulos rojos

se descomponen muy temprano.

¿Es por causa de esta enfermedad que aborté anteriormente?

Pues eso no se lo puedo confirmar

porque como no acudió a las citas no se lo diagnosticaron.

Pero en base a los datos que ahora manejamos,

yo me atrevería a decirle que sí.

Gracias.

Cuando termine la transfusión, póngale esteroides.

Muy bien. ¿Por qué?

Porque los esteroides van a ayudar a la formación pulmonar del feto.

Tenemos que estar prevenido por si esto deriva en un parto prematuro.

Va a seguir ingresada, ¿de acuerdo?

Hasta que los niveles de hemoglobina estén bien.

Así que la dejo, que la veo que está bien protegida.

"La complicación frecuente"

de esta enfermedad, aparte de la intensa anemia,

es la tromboembolia.

A veces esta enfermedad solo se manifiesta por primera vez

durante la gestación, como es el caso de Nerea.

A Isabel le están realizando un TAC de urgencia

para detectar alguna lesión que justifique

los movimientos involuntarios en su mano izquierda.

"En el TAC hemos observado una tumoración"

en el cuerpo calloso.

Y eso explica la desconexión entre ambos hemisferios del cerebro.

Y esa es la razón por la que los hemisferios

actúan independientemente.

Así la mano izquierda, que está regida por el hemisferio derecho,

actúa de forma independiente y, de alguna manera,

está luchando contra la derecha, regida por el hemisferio izquierdo.

Una lucha entre el bien y el mal.

Bueno, si más o menos, pero eso es una simplificación muy "grosso modo".

Típica de la psicología supongo.

Mira, aunque para ti la psicología sea una ciencia simple,

estudiamos las enfermedades neurológicas

y poder ayudar mejor a los pacientes.

Ya, pero de una forma muy básica.

¿Cuál es el siguiente paso?

Es evidentemente meterla en quirófano y extirpar el tumor.

El doctor Mendieta es muy malo y muy perverso,

pero no tanto.

Y un poco simple también.

Pues en el TAC hemos encontrado un tumor en el cuerpo calloso

separando los dos hemisferios.

Por suerte es benigno, lo que significa que no invade

tejidos circundantes, pero sí los comprime.

Es muy peligroso y vamos a tener que extirparlo.

¿Y con la operación se me va a pasar lo de la mano?

Con eso conseguiremos que no empeores

y que no se produzcan más lesiones neurológicas,

pero me parece que el daño no se va a poder reparar.

Además, por desgracia este síndrome no tiene un tratamiento.

"Tres años estudiando"

para nada.

No voy a encontrar trabajo nunca, ni de bibliotecaria ni de nada.

¿Cómo se lo digo a la gente?

¿Quién va a querer contratar a una loca que va por ahí

clavándose cuchillos en la mano?

¿Qué voy a hacer?

¿De qué voy a vivir?

Isabel, cariño,

hay técnicas que ayudan con los movimientos involuntarios.

Como hacer actividades con la mano o tener un objeto.

Yo te voy a ayudar. Verás como mejoras.

-¿Eh? -Vale.

Aunque el síndrome de la mano ajena no tiene cura,

aprender a canalizar el estrés y la ansiedad

puede ayudar a reducir los movimientos involuntarios

ya que estos aumentan con estados de nerviosismo.

Cualquier cosita, estoy aquí, ¿eh?

Tranquila.

Tras un día de ingreso,

a Nerea se le practican controles frecuentes en sangre y orina

para comprobar cómo evoluciona su trastorno.

¡Clara!

¡Tengo sangre en la orina!

A ver. Y me duele mucho aquí.

Vale, no te preocupes. Tranquila. Quédate ahí sentada.

¡Juanjo, por favor, vente con la silla, pero antes avisa a Landó!

Corre.

A ver, ven, ven, ven.

¿Dónde te duele? Aquí.

Vale. Venga.

¡Vamos!

-Aquí va. -¿Qué sucede?

Ha orinado sangre.

Es por la hemoglobina que está presente

por la destrucción de los glóbulos rojos.

-¿Te duele? -Me duele aquí.

Puede estar sufriendo una trombosis de la vena suprahepáticas.

Quiero un estudio de coagulación y prepara un eco doppler hepática.

Vale. ¿Me puede decir si mi bebé está bien?

Bueno, eso vamos a comprobarlo ahora.

-Juanjo, vamos. -Sí.

¿No deberías llamar a tu madre?

No sé, es que no quiero preocuparla. Como está de viaje.

Pero sí, la voy a llamar.

¿Cómo estás, eh?

Tengo mucho miedo.

¿Y si salgo peor de la operación?

Todo va a salir bien.

Estoy segura de que estás en buenas manos. Verás.

Tienes que confiar.

-¿Sí? -Claro que sí.

-Y yo estoy aquí contigo. -No sé, no estoy tan segura.

Sí, confía.

-Vale. -Todo va a ir bien, ya lo verás.

Toda cirugía comporta unos riesgos

y más en una zona tan delicada como el cerebro.

Así que una vez extirpemos el tumor, debemos comprobar

si se ha producido otra lesión en otra zona

que comprometa alguna de sus funciones, como el habla,

la memoria o la visión.

Las pruebas de imagen han descartado

que Nerea haya sufrido una trombosis.

Bueno, hay buenas noticias.

Nerea, no hay trombosis, ¿eh?

(RESOPLA)

Pero el hemograma nos indica

que sus valores hemolíticos no se recuperan.

¿Eso qué significa?

Que ha llegado la hora de conocer a su hijo.

Tome, vaya limpiándose.

¿Puedo tener un parto vaginal?

Sí, puedes.

(RÍE)

Bueno, voy a preparando todo.

Clara, por favor, ve aplicándole oxitocina.

Muy bien.

Gracias.

En embarazadas con hemoglobinuria paroxística nocturna,

se suele proceder con cesárea. En el caso de parto vaginal

se suele aplicar anestesia epidural para evitar el estrés intraparto.

En el caso de Nerea, al evitar la cesárea,

vamos a evitar muchos tipos de complicaciones,

ya que el tener los niveles hemolíticos tan bajos,

si hubiera algún tipo de hemorragia, tendríamos un verdadero aprieto.

¿Estás lista?

Días después, tras la cirugía del tumor cerebral

que se le hizo a Isabel,

el doctor Mendieta realiza unas pruebas neurológicas

para comprobar las funciones de su mano izquierda.

Incorpórate, por favor.

Ya está.

Aquí.

Muy bien.

Vamos allá.

Isabel, ¿qué tienes en la mano izquierda?

Nada.

Ahí. Sí, lo siento.

-¿Qué tienes en la mano derecha? -¿Un vaso? ¿Una taza?

Muy bien.

Seguimos.

¿Qué dedo estoy tocando?

Ninguno.

¿Qué dedo estoy tocando?

¿El corazón?

-Sí. -Perdona, Isabel.

¿Qué haces?

Hago unas pruebas.

¿Puedo hablar un momento contigo?

Por favor.

Sí. Claro.

Un momento que te quito esto.

Ahora vuelvo.

¿Has avisado a tus padres?

Sí, les he avisado, pero no les da tiempo a venir.

Ya tienes contracciones y, aunque no sean dolorosas,

deberías empezar tus ejercicios respiratorios.

Vale. En los periodos sin contracciones

hay que hacer respiraciones profundas, conscientes y pausadas

usando el diafragme y los músculos intercostales

para llenar de aire los pulmones.

Durante las contracciones en cambio, hay dos tipos de respiraciones.

Suelta. Ay.

¿Te duele? Me duele, sí.

Pues venga. Eso es.

Por la boca.

Así. Por la boca. Respira por la boca de forma más continuada.

Venga, como jadeando.

Más, más. Eso es. Eso es. Así.

Venga, tranquila. (RESOPLA)

Sigue respirando. Venga.

¿Cuándo le van a poner la epidural?

Ahora mismo.

Bueno, venga.

Vayan subiéndola al paritorio. Venga.

Muy bien. Tú dirás.

¿Qué haces grabándola?

Estoy recopilando información importante.

No todos los días se presenta este caso.

¿Te vas a presentar a las ayudas europeas con este proyecto?

Es posible. Sí, lo estoy considerando.

Pero creo que como médico mi deber

es investigar un caso de esta relevancia.

No sé dónde está el problema. Ha dado su consentimiento.

El problema está en que llevas tres horas grabando.

-Está agotada y la han operado. -La paciente está bien.

-Está bien. -¿Está bien como el otro día

que se golpeaba y no la parabas?

Ya, pero gracias a eso descubrí lo que tenía.

No espero que desde la visión psicológica lo entiendas,

pero a veces debemos actuar así para que la ciencia avance.

Hay límites éticos. No es tu conejillo de indias.

Es mi paciente.

Y llevo los suficientes años en esto

como para que vengas a decirme lo que puedo o no hacer.

¿Qué tal? Pues ha ido todo muy bien.

¿Sí? Ella está muy bien.

y el bebé está bien. Pasará unos días en la incubadora,

pero ha ido muy bien.

Qué alegría. Entonces no hay de qué preocuparse, ¿no?

Hombre, hay de quién preocuparse.

Sí,

porque mire aquí el Superman este.

Se me ha desmayado nada más empezar el expulsivo.

Ay, Juanjo.

(RÍE)

Madre mía, pero, ¿qué te ha pasado, hombre?

Ahora entiendo a mi mujer

cuando no me perdonó por no ir al parto de mi hijo.

Es un niño así tan pequeñito, tan frágil.

Yo m he comido filetes de buey más grandes que el bebé.

Eres único de verdad, Juanjo.

¿Qué tal? Nerea, enhorabuena.

Al final lo has conseguido, ¿eh?

Has tenido a tu hijo sola. Sí.

Ya verás qué bien va a ir todo. Juanjo, ¿y tú cómo estás?

Bien, bien. Pero, ¿no le ves?

Tardará en recuperarse más que tú.

Días más tarde, Isabel sale del hospital

totalmente recuperada

tras la cirugía que le practicaron en el cerebro

para extirparle un tumor.

Siento muchísimo el puñetazo.

Nada, no te preocupes. Son gajes del oficio.

Que vaya muy bien. Hasta luego.

-Hasta luego. -Adiós.

Sole, muchas gracias por venir conmigo. Eres la mejor.

Nada, me compraré un casco para protegerme.

-Me alegra que tengáis buen ánimo. -La verdad es que no me queda otra.

Y la vida sigue.

Creo que ahora voy a salir y aprovechar la vida.

-Muchas gracias por ayudarme tanto. -Nada, he hecho lo que he podido.

De todas maneras nos seguiremos viendo por aquí

porque vendré para el estudio del doctor Mendieta.

Sabes que si no quieres no tienes por qué hacerlo.

Puede ser muy pesado con las pruebas.

Es un poco agotador porque me hace un montón de pruebas,

pero si puede servir para encontrar la cura, yo encantada.

Te entiendo perfectamente.

Pues nada, a intentar ser felices.

-Muchas gracias. -Gracias.

-Adiós. -Hasta luego.

Me muero por verle la carita, por favor.

¿Los padres de Nerea Acevedo? Pasen.

¿Qué hacemos? ¿Pasamos? No, no.

Vamos a esperar. Ya vendremos cuando esté más espabilada.

Ahora hay que dejarla que esté con sus padres

de verdad, ¿eh?

Entonces,

¿con esto qué hacemos?

¿Con esto? ¿Me estás preguntando qué hacemos con esto?

Pasa.

Madre mía, qué pinta tiene.

Vale, chicos, que aproveche. Cómo está.

Toma, toma.

Qué buen equipo hacemos.

Deja de comer que te lo vas a zampar todo.

Va, va. Está muy bueno.

Bueno. Por cierto, estoy pensando.

Oye, ¿el bebé al final coronó o no coronó?

Que si hubo desgarro me refiero.

¿Qué estás diciendo, hombre?

Te invito a unas cañas y retomamos la conversación pendiente.

De la decoración de mi piso.

Oye, se lo diré a Daca.

Tienes la faringe enrojecida.

-¿Ves como teníamos que venir? -Hazle más caso a tu hermana.

No soy su hermana.

Soy su pareja. Te quiero mucho, pero no deberíamos seguir juntos.

El otro día me dio la sensación

de, no sé, de que te caía mal Dacaret.

Es que yo quería hablar contigo sobre decoración.

Si soy de esas parejas que lo hacéis todo juntos,

-a mí me parece fantástico. -No somos de ese tipo de parejas.

Me acaban de llamar. Mi hija y mi marido han tenido un accidente.

Prepara un TAC craneal de urgencia.

Ha provocado un traumatismo craneoencefálico.

¿Eso es que está muy grave?

Bueno, ¿aparte de eso cómo estás?

No tienes muy buen aspecto. Esta noche nos vamos de farra.

El daño cerebral es irreversible.

No podemos hacer nada más.

Haga lo que tenga que hacer, pero quiero ver a mi padre.

No te preocupes por lo de ayer.

Que fue un incidente sin importancia.

Vale.

Lo hablamos en otro momento, que me da vergüencilla.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 28/06/16 (1)

Centro médico - 28/06/16 (1)

28 jun 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 28/06/16 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 28/06/16 (1)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios