www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3674707
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 27/07/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

-Hola. -Aquí los tiene, doctor. ¡Pepa! Gracias.-Sí.

¿Estás bien?Sí.¿Seguro?Bueno, un poco cansada, pero bien, sí.

Vale, es que te iba a invitar a algo después,

pero si estás cansada...

Mejor otro día, ¿vale? Vale. ¿Pero bien?

Que sí.Bueno. Vale.

Bueno, si quieres, nos podemos tomar algo

a mitad de mañana en el hospital. Yo quiero. ¿Tú?

Yo te aviso.

Hola. ¿Cómo te llamas?

(CON DIFICULTAD) -Sebastián. Sebastián, ¿qué te ocurre?

-No puedo respirar. Vale. ¡Amaya!

-Tranquilo, que le atiendo yo.

15-10.

Tienes sibilancias, pero el corazón lo tienes bien.

¿Te duele menos el pecho? Sí, algo menos sí.

Vale. Pues relájate, y en un rato hablamos, ¿vale?Vale.

El paciente sufre una crisis respiratoria,

que se caracteriza por dificultad para respirar, por jadeos,

por tos y por dolor torácico.

Las causas pueden ser muchas,

pero las más comunes pueden ser una neumonía,

bronquitis, asma, alergias o incluso una insuficiencia cardiaca.

Esther ha sufrido un golpe

mientras jugaba al fútbol con los niños del barrio

en el que colabora con una ONG.

-Has tenido que dar una patada con mucha fuerza para tener el pie así.

-Sí, es un poco burra mi amiga.

Estábamos jugando al fútbol en el descampado de aquí abajo

con los chicos del centro social,

pero creo que ha debido de dar una patada a una piedra.

Es que no es normal cómo se le ha puesto el pie.

-Un momento, ¿has estado jugando al fútbol con esas sandalias?

-Bueno, esto es mucho, ¿eh? Por ella, iba descalza todo el día.

-Es la forma natural de andar.

Además, es como mejor se corre, como en la playa.

Siempre que vayamos a realizar alguna actividad

en la que nuestros pies puedan sufrir algún daño,

como, por ejemplo, trabajar con materiales pesados,

en el campo o incluso en el gimnasio,

lo que tenemos que hacer es descubrirlos.

Y aunque resulta evidente,

parece que hay personas que no lo tienen claro.

-¡Ay!

-Vale. A ver... No parece que haya rotura.

De todas formas, te voy a hacer una radiografía.

-Pero no hay rotura, ¿no? -Pero puede haber una fisura.

-Entonces no será necesaria una radiografía.

-Tengo que corroborar que no hay una fisura y que no hay nada.

Es un golpe muy fuerte.

-Bueno, es que no me gustan las radiografías.

-Pues menos te va a gustar esto. ¿Has visto estos puntos negros?

- No los había visto. -¿Puede ser algo grave?

-Podría ser un melanoma.

Entonces hay que hacer otro tipo de pruebas.

-No voy a hacerme más pruebas.

-Pero, tía... -Estoy bien.

-¿Sabes lo que es un melanoma? -No.

-¿Tú? -Cáncer. ¿Es cáncer?

-Podría ser.

-Bueno, ¿y qué es el cáncer?

-Joder. Nadie lo sabe bien. Pero, tía...

-Sin ánimo de ofender, doctora, pero no creo mucho en los médicos.

-Ya. Esto no es una cuestión de creer o no creer,

esto es una evidencia. ¿No ves cómo tienes el pie, Esther?

-Lo que tenga que ser será.

Y si es algo malo, me avisará mi cuerpo.

-Joder. -El cuerpo es sabio, doctora.

Pero le agradezco su preocupación. -¿Sí? Bueno, pues agradécelo

haciéndote las pruebas, que es lo que tendrías que hacer.

-No voy a hacerme más pruebas. Es que sé que estoy bien.

Los médicos solo atienden los síntomas para eliminarlos.

Pero lo importante es la causa, el todo que es el cuerpo.

No puedes curarlo por trozos, como pretenden los médicos.

-El rechazo a hacerse pruebas diagnósticas

es bastante más frecuente de lo que pensamos.

Una mala experiencia en el pasado

o incluso el miedo a tener una enfermedad grave

puede producir ese rechazo.

Pero lo que está claro es que visitando al médico

o haciéndote una prueba tienes más que ganar que perder.

-No, no es por miedo.

Es cuestión de principios.

No creo en la medicina occidental convencional.

Ni en sus pruebas, tan parciales y despersonalizadas.

Menos mal que ya estoy un poco mejor, porque lo he pasado...

Bueno, es normal.

La sensación de falta de aire agobia. ¿Tienes asma?

Que yo sepa, no.Vale. ¿Has pasado por gripe o neumonía?

No. ¿Eres alérgico a algo?

No, esto es la primera vez que me pasa.

Vale. ¿Y cuándo pasó?

Mira, estaba en el parque que hay aquí, junto al hospital, corriendo.

Vale. O sea que estabas haciendo ejercicio cuando pasó.

No, no. Perdona. Exactamente no,

porque me había parado para atender una llamada telefónica.

¿Malas noticias? Qué va. Qué va, si era mi novia.

Era Beatriz, que quería quedar conmigo.

Estamos saliendo desde hace dos meses y estamos genial.

Bueno, enhorabuena a Beatriz.

Beatriz.Beatriz. Beatriz se llama.

Bien, yo creo que puede ser asma.

Provocado por el polen y por el ejercicio.

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones

que lo que hace es estrechar e inflamar las vías respiratorias.

Y lo que produce es dificultad para respirar,

sibilancias y presión en el pecho.

Y puede ser desencadenado por la inhalación de sustancias

que llamamos alérgenos,

tales como el polen, el pelo de algunos animales,

el tabaco, el moho,

y también puede ser desencadenado por hacer ejercicio y por el estrés.

¿Tienes antecedentes familiares de asma?

No. Que yo sepa, no.Vale. ¿Y has tenido goteo nasal

o sinusitis, estrés, apneas del sueño?

Estrés sí, yo creo que sí.

Porque estoy muy nervioso últimamente.

Me duele un poco la cabeza. Yo creo que es por el estrés.

Es posible. Yo creo que puede ser asma.

Así que vamos a hacer unas pruebas y empezaremos con una espirometría.

La espirometría es una prueba con la que medimos el flujo de aire.

Es decir, la cantidad y la frecuencia

del aire que inspiramos y espiramos.

Nos sirve para evaluar multitud de enfermedades pulmonares.

Sopla, sopla, sopla, sopla.

Dentro de una hora te lo vamos a repetir otra vez

para ver si te ha hecho efecto el medicamento, ¿vale?

Y lo que te vamos a hacer también son pruebas de alergia

y una radiografía de tórax, ¿vale?

Oye, te duermes, José Luis.

Perdona, es que he estado toda la noche de guardia.

Pues nada, me voy, que doblo turno. Anda, descansa.

Hasta luego. Hasta luego.

Hola.Hola.

¿Qué tal?Bien.

¿Qué tal el bebé?

Pues bueno, esperando la operación; y yo, intentando no pensar.

Cambiando muebles, cambiando de todo, para no... No pensar, la verdad.

Eh... Tengo una paciente que tiene unos puntos negros en el pie

y podría ser un melanoma.

Entonces, he querido hacerle pruebas y no quiere.

No quiere hacerse pruebas.

Por muchos años que lleve de médico,

no me acostumbro a ver que personas que puedan tener algo

no quieren hacerse pruebas para poner medidas. No lo entiendo.

Lo mismo me pasa a mí, la verdad. Bueno,

tú y yo siempre nos hemos entendido bien. Hay cosas que no cambian.

¿Cómo llevas el embarazo?

Pues ya lo ves, cada día más gordita. Y bueno...

Te queda muy bien.¿Tú crees?

Ferrer me ha ofrecido algo,

y le estoy dando muchas vueltas, la verdad.

Porque no sé si es buena idea o no.

Es criar juntos a la niña.

Yo no ando sobrada tampoco de ayuda y...¿Ferrer?

Sí.

Y lo estoy dando vueltas. No sé qué hacer.

Bueno, mejor entre dos, imagino.

No sé.

Bueno, tengo que marcharme.Vale.

Nadie mejor que tú sabe qué le conviene a tu niña.

Hasta luego.

En la sala de rayos,

a Sebastián le realizan una radiografía de tórax

para descubrir las posibles causas

de la crisis respiratoria que ha sufrido.

Bueno, la radiografía no revela que tengas ni neumonía,

ni enfisema pulmonar, ni ningún tipo de enfermedad clínica, ¿vale?

Las pruebas de alergia han dado positivo para polen y para ácaros.

Y cuando hemos repetido la espirometría,

hemos visto que tu capacidad respiratoria mejora

cuando te damos hidrocortisona. Así que sí, tienes asma.

Pero ¿asma así de pronto?

Bueno, puede ser que lo hayas tenido toda la vida

y que no lo hayas desarrollado hasta ahora.

Lo que sí te voy a recetar es salbutamol.

Es un broncodilatador que te puede ayudar si te dan ataques.

Se puede utilizar una vez cada 20 minutos

hasta un máximo de tres veces.

Y también me gustaría que fueses a ver a mi compañera Pepa

y que te explique unos hábitos

que te pueden ayudar a evitar los ataques.

Pues nada, muchas gracias. De nada.

El asma es una enfermedad que necesita un tratamiento continuo

y unos hábitos de vida que tienen que ser aprendidos.

A pesar de esto,

tan solo entre el 30 y el 40 % de los pacientes que sufren asma

cumplen con el tratamiento.

El porcentaje es incluso menor

en pacientes que tienen que tomar medicación

que tiene que ser inhalada.

A pesar de que las consecuencias pueden ser muy graves,

incluso provocar la muerte.

-Hola. -Hola, buenas. -Dígame.

-Quería hablar con la doctora Romero.

Esther ha entrado en razón y vuelve al centro

dispuesta a hacerse las pruebas necesarias

para analizar los puntos que Romero le detectó en el pie.

-Pase un momento a la sala de espera, que enseguida les avisan.

-Vale. -Vale, gracias. -Gracias.

-Doctora, ¿cómo lo ve?

-Pues la verdad es que son muy extraños.

¿No te habías dado cuenta antes, Esther, de que tenías estos puntos?

-No.

Pero a lo mejor es algo que me he clavado en el campo.

O podrían ser lunares, ¿no?

-Podría ser cualquier cosa.

Por eso tenemos que hacer una biopsia para comprobarlo.

En casa debemos estar muy atentos del aspecto y evolución

de nuestros lunares, y también de si nos salen otros nuevos.

Sobre todo lo importante es ver si cambian de tamaño, color o forma.

Y si es así, hay que acudir al médico inmediatamente.

La doctora Romero extrae una muestra de piel del pie de Esther

para enviarla al laboratorio.

-No te va a doler porque está anestesiado.

-Vale.

-¿Qué, ha dolido? -No, no ha sido para tanto. -¿Ves?

A ver, yo entiendo a Esther perfectamente.

Hace poco estuve en este hospital precisamente haciéndome pruebas

y sé lo agobiada que puede llegar a estar.

Pero sí, hay que venir al médico.

Sobre todo por si es algo grave, mejor saberlo antes que tarde.

Pero bueno, que la entiendo.

-Sebastián, es muy importante que en tu situación dejes de fumar.

-Vale. -Y tampoco te expongas al polen.

No te pongas a hacer ejercicio justo en épocas de alta polinización.

Cosas que también puedes hacer que son positivas

es reducir la cantidad de polvo que hay en tu casa,

sobre todo en el dormitorio.

Los pacientes que tienen asma y tienen alergias

notan una mejoría notable cuando quitan el polvo de su dormitorio.

Hasta que el asma no responda al tratamiento,

hay que suavizar el ejercicio

y evitar el contacto con sustancias o medicamentos

que puedan producir alergia.

También es importante aprender a gestionar

los estados emocionales intensos

tales como la ira, el miedo y la ansiedad.

-Últimamente me encuentro un poquito nervioso.

-Eso es algo que también te puede afectar.

Tienes que intentar relajarte y estar tranquilo,

porque la ansiedad y el estrés pueden afectar mucho al asma.

Ahora vamos a hacer una práctica con un inhalador presurizado.

Es esto. ¿Sabes cómo funciona? -No.

-Primero le quitaríamos el protector. Esto tiene que estar limpio, ¿vale?

Pones aquí los dedos y lo mezclas. Para que se mezcle así.

Entonces coges aire, lo sueltas y, en la siguiente,

ya utilitarias el inhalador.

Esto tiene que estar limpio,

y hay que limpiarlo una vez a la semana.

Otro tipo de inhalador es el de polvo seco,

que utiliza el sistema Turbuhaler.

¿Cuál de los dos te ha gustado más? -El primero me ha gustado más,

porque la sensación del polvo en la garganta es un poquito...

-Es importante sobre todo eso, que te sientas cómodo

y aprendas a gestionar lo que necesitas

y, desde luego, tu enfermedad. -Vale.

-Y para eso

te voy a pasar este cuaderno,

que es un autorregistro del flujo máximo espiratorio, y es fácil.

Mira, esto es así. Como ves, aquí viene un cuadro

que es como un horario con los días de la semana.

Y aquí vienen los síntomas.

Si tienes tos, tienes pitos, fatiga, fiebre...

Si has tomado algún medicamento,

alguna cosa que te haya podido dar alergia.

Y se trata de que tú lo rellenes, que lo apuntes por ti mismo. ¿Ves?

-Sí. -Y luego, más cosas.

Es muy fácil de usar porque está registrado por colores.

La línea verde indica que el flujo es normal.

Eso significa que está entre el 80 y el 100 %. -Vale.

-Si estamos entre el 50 y el 80,

es un momento en el que hay que tener precaución.

Y si ves que aparece a menos del 50 %,

entonces ahí tendrías que acudir al hospital. -Vale.

-¿Lo ves claro? -Muy claro, sí.

-¿Vale? Esto lo tendrías que rellenar y, en la próxima visita médica,

traerlo para que lo veamos juntos.

Pero tienes que ser constante. -Vale, bueno.

-¿Vale? -Claro, claro. -¿Tienes alguna duda?

-No, no. Si me lo has explicado bien, lo que pasa es que son muchas cosas.

Pero bueno... Vale, lo importante es ser constante y apuntar, apuntar...

-Y apuntar.

-Bueno, pues los resultados son buenos, ¿eh? No hay melanoma.

-Se lo dije, doctora.

-Sí, "ya se lo dije", pero tenemos que saber de qué es. Túmbate.

Entonces, intenta pensar si, por ejemplo,

trabajas con productos químicos. Pon aquí el pie.

O, no sé, te ha podido picar algún insecto.

-No, no. -Si has estado en el extranjero...

-Nada.

-Seguramente es por lo que le dije de que va descalza siempre que puede.

De verdad que no le exagero.

-Bueno, podría tratarse de una infección o de un papiloma,

pero, en cualquier caso, tenemos que confirmarlo.

Que no sea melanoma no significa que esto no sea nada.

Piénsalo, Esther, lo de la actividad de riesgo o deporte de riesgo. -No.

Más allá de lo que observamos en el cuerpo de nuestros pacientes,

los médicos estamos ciegos.

Y me explico.

Sólo contamos con lo que ellos nos dicen.

Por eso es importante la relación paciente-médico

y esa confianza que debe haber.

Porque mentirnos desde luego no tiene ningún sentido,

porque no somos ni policías ni jueces.

Sólo queremos ayudar.

Ponlo así, por favor.

Bueno, el aspecto es ulceroso

y, aparte, están más grandes los puntos negros.

Puede ser o no puede ser,

pero si es gangrena, estamos hablando de algo más serio.

Y si no lo tratamos, podríamos incluso amputar alguna falange.

Por tanto, y sin ponernos en lo peor,

yo creo que lo mejor es tomar una muestra

y llevarla al laboratorio, si te parece bien.

-No, no, no. Sin problema. -¿Seguro?

Entonces, mientras localizo a un dermatólogo,

puedes esperarme en la salita. -Vale.

-¿Vale? Venga. -Gracias. -De nada.

Bueno, ¿y qué tal con la cardiológica?

Parece que te ha tocado el corazoncito.

Pues es una chica fantástica.

La verdad es que me gusta su forma de ver la vida.

Es todo como fácil con ella.

Sí, sí, si parece que te gusta mucho.

Sí. Estoy ilusionado.

Lo que pasa es que...

Pues no sé, es verdad que me ha ayudado

a pasar la barrera del divorcio y es una chica fantástica,

pero no estoy muy seguro de que quiera una relación seria.

Bueno, yo creo que está bien que lo pienses

y que te tomes el tiempo suficiente

para saber si quieres estar en una relación,

y sobre todo para elegir a la persona adecuada, ¿no?

Y escucha una cosa, ¿y tú, qué pasó con Tino?

Lo dejasteis, ¿y qué?Bien.

Vamos, lo dejamos y bien,

porque en verdad no íbamos a ningún sitio.

Así que...

Creo que fue lo mejor.

¿Has tenido algo con alguien o...? No.

Vale.

Sí, tuve una historia, pero nada importante.

Una tontería. Y bien.

Solo que...

De vez en cuando, me...

Bueno, me dan... ¿De vez en cuando qué?

Bueno, que me dan dolores de cabeza y eso.

¿Cómo que te duele la cabeza? Sí. Pero, bueno, que no es nada.

¿Pero lo has mirado?

Sí. Me lo he mirado y eso.

Y yo creo que es algo hereditario

porque mi madre tenía migrañas y, bueno, pero no es importante.

Vale. ¿Estás bien?

Que sí.

Echaba de menos estos ratos. Lo pasamos bien.

Ya. Y yo.

Hemos estado muy distantes.

Ya.

-Que ya, pero que eso no pasa nada, que lo hace todo el mundo.

Que no, que Esther no puede, que no se aclara con las muletas.

Perdona, ¿me puedes poner un zumo de naranja para llevar? Gracias.

Pero, tía, ¿qué va a pasar?

¿Que te llamen para hacer un curso?

Pues vienes, lo haces y luego te piras, que da igual.

Ay, Maca, que yo no puedo hoy. ¿Pero qué más me da a mí?

Pero si era yo la que le firmaba el paro a Esther cuando estaba fuera.

Pues por eso te digo. Nada, que te busques...

Bueno. Bueno, pues luego me cuentas, anda.

Venga, hasta luego.

Aquí tienes. Muchas gracias.

Bueno, un poco detectives a veces sí tenemos que ser los médicos

para coger más información, desde luego.

Pero, bueno, siempre por el bien de los pacientes.

Hola.Hola.¿Qué haces?

Está José Luis durmiendo. Pues lleva un día.

-Habla más bajo, hombre. ¿Qué? Mira.

¿Te acuerdas que tengo una paciente que no quería hacerse pruebas

y yo pensaba que tenía un melanoma o un posible melanoma? Bueno, pues...

¿Y lo estás buscando en Internet?

¿Qué pasa?

Pero si está abierto todo el mundo.

Bueno, es un poco invadir una intimidad.

Pues no, si lo tienes abierto, no es...

Vamos a ver, si tú tienes un paciente, Javier,

que tú piensas que te está ocultando algo

y es algo que podría ser grave, ¿qué haces?

No, no, está bien. Pues eso.

¿Ya has pensado qué hacer con la propuesta de Ferrer?

No tienes por qué contestar si no quieres.

Pues, hombre, Javier, para mí tu opinión

siempre ha sido muy importante y tú siempre has dicho

que, bueno, que es mejor entre dos, ¿no?

Ya, ya, mira, no quiero entrometerme,

pero también dijiste tú que lo ibas a criar sola.

Bueno, mira, Javier, no lo sé, no lo sé.

Ya está, no lo sé.

Mira, mira, mira, mira.

Aquí lo tienes.

Cooperante en Marruecos

y en Brasil.

Brasil.

(SUSURRA)Brasil. Brasil.

¿Qué pone?Este mes.

Este. Creo que ya sé lo que la pasa.

Y menos mal que no es un melanoma.

Bueno, insisto que siempre por el bien del paciente.

Si no, yo nunca habría hecho...

Nunca habría hecho algo así.

O casi nunca.

Días más tarde, Sebastián vuelve al hospital con otro ataque de asma.

Este todavía más grave que el anterior.

¡Por favor, que se está muriendo!

Grita ¡No!

Bueno, parece que ya respiras bien y el pulso está normalizado.

¿Cómo te encuentras? -Bueno, algo mejor.Vale.

El paciente ha sufrido otro ataque de asma.

Y en este caso, muy grave.

Ha perdido el conocimiento y le hemos tenido que poner oxígeno.

Y, si no hubiésemos actuado a tiempo, probablemente,

hubiese sufrido una parada cardiorrespiratoria.

Y esto le podría haber provocado la muerte.

Por lo visto, el ataque te ha dado

mientras comías con tu novia, ¿verdad?-Sí, eso es.

¿Qué comías?

Espagueti con tomate. Muy bien.

Pero yo creo que no ha sido eso porque me he puesto muy nervioso

cuando he ido a decirle a mi novia que la quería, ¿sabes?

Iba a decir que la quería. Patético.

No, patético, no.

Es una situación que puede ser estresante.

De todas formas, me da la impresión

de que no llevabas el inhalador, ¿verdad?

No, no lo llevaba.¿Y por qué?

Pues no lo sé. Porque...

¿Por qué?

Porque no estoy acostumbrado a llevar medicinas

o porque estoy muy nervioso y se me pasan las cosas.

Sebastián, este ataque te podía haber matado.

Sí, sí lo sé. Lo sé.

He sido tonto, de verdad, qué tonto. No tengo perdón

porque me lo habéis explicado perfectamente, lo sé, pero...

-¿Has dejado de fumar?

-Tampoco.

¿Tampoco?

Bueno, Sebastián...

Como estás estable, te podrá ver tu novia.

No...

¿Podéis decirle que todavía no pase a verme?

-Pero ella querrá saber. Estaba muy agobiada, ¿eh?

-Sí, le podéis decir que estoy mejor, que he salido...

-Pues salgo un momento y le digo... Beatriz se llamaba, ¿no?

-No, no, Charo. Charo. ¿Charo?

Sí, Charo.¿Cómo que Charo?

-Era Beatriz. ¿No era Beatriz?

-Se llama Charo, por favor. Lo oculto, pero se llama Charo.

Charo.Charo. Charo.

Vale, pues Charo.Vale, bueno, Sebastián, tranquilo, ¿vale?

-Me ha llamado Maca antes. Está súper agobiada.

-¿Y qué te ha dicho? ¿Por qué?

-Porque sí, por lo del paro,

por lo de si le llaman para hacer un curso...

Súper agobiada. No sabía que estabas con las muletas tú.

Se lo he tenido que decir.

-Hola. -Hola. -¿Puedo? -Sí, claro.

¿Me puede ver ya el dermatólogo? -Todavía queda un poquito.

Una pregunta, Esther, ¿cómo llevas el pie?

-Bueno, pues todavía está bastante hinchado y me duele al apoyar.

-¿Y puedes seguir trabajando o no? -Hombre, no podría.

Soy licenciada en INEF. Pero, bueno, ahora estoy sin trabajo.

-Ah, lo siento. -Todavía me quedan unos meses de paro, así que...

-Bueno, ni tan mal, ¿no? Vacaciones para poder recuperarte.

-Eso es verdad, pero con el tema del paro en el extranjero nada.

-Ya...

-Estaría bien, de repente, no sé,

perderse en un sitio lejano como Brasil.

-Sí, bueno, hemos estado nosotras en Brasil. -Sí.

-Buena, por separado. Ella hace un montón, hace años.

-Sí, hace tiempo ya. -Que te encantó Brasil.

-¿Y hace cuánto? -Hace ya.

Los viajes al extranjero

siempre son algo que hay que comentar con el médico

porque, entre otras cosas,

pueden justificar síntomas de carácter gástrico,

dermatológico o epidémico, ya que, al viajar,

sometemos a nuestro cuerpo a condiciones

a las que no está acostumbrado.

-Bueno, mira...

Acabo de volver de Brasil.

Pero, por favor, no se lo digas a nadie.

Si es que no te lo quería decir

porque no me puedo quedar ahora sin la prestación.

Ahora no.

-Ya te entiendo.

De todas formas, lo importante ahora mismo

es que esto me aclara mucho mucho las cosas.

El resto no son cosas que a mí me competen.

En cualquier caso, ¿me acompañáis a la consulta?

-Bueno. -Vale.

-¿Pero lo sabe? -Hombre, claro.

-¿Pero cómo se ha enterado? -Pues no lo sé.

No pensaba que mi viaje a Brasil

pudiera explicar lo que me pasa en el pie.

Si no, lo habría dicho, claro.

Teniendo en cuenta el viaje a Brasil

y el gusto por andar descalza de Esther,

creo que ya tengo una cierta idea de lo que le está pasando.

El análisis de una nueva muestra a Esther

aclarará si estoy en lo cierto.

¿Tienes los resultados de Esther Cossío?

-Esther Cossío... Esther Cossío...

Aquí, Esther Cossío. El pie, ¿no? -Sí.

-Mira, aquí tienes y el trocito de pie.

-El trocito de pie... Que, si lo necesito, te lo pido, ¿vale?

-Vale. Aquí se queda. -Gracias. -Gracias a ti.

-Gracias, hasta luego, chao. -Nos vemos.

-¿Qué tal? -Bien. -Tranquila. -Sí.

-Está bien, ¿eh? Ya está estable.

-¡Qué susto! Qué susto me he llevado, de verdad.

-Ya, ya. Bueno, relájate. ¿Tú cómo estás?

-Bueno, un poco nerviosa, pero...

-¿Sí? ¿Pero estás tranquila? Que te he visto...

-Sí, pero bueno, ya poco a poco.

-Él está estable

y ha tenido una crisis de asma, pero está bien, ¿vale? -Vale.

-O sea, que te iremos informando.

Quédate aquí y yo te voy diciendo ahora.

-¿Pero no puedo ir a verlo? -No, ahora no.

-¿Pero por qué? -Porque...

Yo creo que él quiere quedarse tranquilo un ratito...

-Ya, ya, ya.

-O, a lo mejor, no quiere que le veas así.

-Pero óigame un momento, es mi pareja,

seguro que conmigo está súper bien.

-Si lo sé que es tu pareja. Pero, vamos, que está bien.

Quédate tranquila y yo te voy informando.

En un ratito seguro...

-Pero no entiendo, estamos dentro de horario y...

¿Por qué no puedo ir a verle?

-Yo creo que...

-Es que no lo entiendo. -No sé, necesita un poco de tiempo.

Pero, de verdad, tranquila. -No, es que no lo entiendo.

-No, pero quédate aquí. Yo te vengo a avisar ahora, ¿vale?

O sea, en un ratito vengo.

Pues, Esther, lo que tienes es tungiasis. -Y esto...

-¿Qué es?

-Os explico.

Es una lesión provocada por una larva.

Una larva que suele habitar en países sudamericanos

y, especialmente, en Brasil.

¿Dónde se suele alojar? Pues en las playas.

¿Y cómo vamos a la playa? -¿Descalzos?

-Efectivamente. Entonces, ¿dónde se suele alojar?

-En el pie. -En mi pie.

-Bueno, ahora mismo, en tu pie.

A la larva que provoca la tungiasis

también se la conoce como bicho do pé o bicho del pie,

precisamente, por el sitio donde suele alojarse.

Entonces, lo que tenemos que hacer es extraerla, ¿vale?

Vamos a extraerla y vamos a poner una vacuna antitetánica.

Eso ahora.

Pero luego tú tienes que, bueno, rigurosamente,

seguir los antibióticos que te comente y aparte las curas.

Es muy importante las curas que te mande, también el yodo...

En fin, ya te comentaré como...

-Voy a seguir todos tus consejos, de verdad.

Si no, o sea, de no ser por ti, todavía no se habría descubierto.

-Pues en eso tienes razón. -Yo la vigilo, lo hace seguro.

-Eso te iba a decir. Encárgate. -No me cree.

Que puedes fiarte de mí.

Menos mal que Natalia insistió.

No sé cómo se enteró de lo de mi viaje,

pero no me importa.

Ha sido como mi ángel de la guarda.

Si viajamos al extranjero es muy importante

que nos informemos de las vacunas que se exigen o se recomiendan,

pero también es muy importante

saber lo que debemos llevar en nuestro botiquín.

Por ejemplo, material para curas, un termómetro, antitérmicos,

anti diarreicos, amoniaco de uso local

y también un repelente fuerte para insectos.

-¿Qué tal está Charo?

-Pues bien.

Bueno, se ha quedado un poco preocupada.

-Ya. -Un poco extrañada también.

-Claro, ya me imagino.

Bueno, pensarás que soy un sinvergüenza

que el otro día te dije que mi novia era Beatriz

y ahora vengo con Charo y, pues eso es lo que me pasa.

-Es que eso son cuestiones personales, Sebastián.

Yo ahí no puedo entrar.

-Ya, pero te digo qué es lo que me pasa

porque esto es lo que me está poniendo malísimo.

¿Te lo puedo contar?

De verdad, es que necesito contárselo a alguien.

Mira...

Llevo toda la vida esperando a la mujer de mis sueños

y hace dos meses aparece Beatriz.

Somos vecinos, nos enamoramos enseguida.

Enseguida empezamos a salir y todo es fantástico,

pero también ha aparecido en mi vida Charo

y es completamente diferente a Beatriz, completamente diferente,

de otra manera de ser.

Pero, de pronto, me he dado cuenta de que también me he enamorado de ella.

Estoy enamorado de dos mujeres.

50 años sin enamorarme de nadie y ahora me encuentro con dos mujeres.

-Tranquilo. -¿Y qué pasa?

Que tengo que decidir, me encuentro mal,

sé que esto no está bien.

Bueno, ¿qué hago? ¿Pero qué hago?

Es que no tengo ni idea de lo que hacer.

Sebastián tiene alergia al polvo y a los ácaros,

pero es evidente que su situación personal

le está afectando a su enfermedad

y eso es algo que va a tener que solucionar.

Respira y relájate porque te estás poniendo un poco nervioso

y esto no te viene bien.

De verdad, es que esto son cuestiones personales.

Yo ahí no me puedo meter.

Pero es verdad que lo tienes que solucionar

porque te está afectando tu salud.

-¿Y cómo lo soluciono?

Yo creo que es hora de tomar una decisión y de actuar,

que es lo más importante, porque esto sano no es.

Bueno, es que me está matando.

-Pero, de verdad, es que yo no te puedo ayudar en eso.

Lo siento, pero es que, aunque quiera, no puedo.

-¿Qué hago, por Dios? -Toma, esto es para ti.

Ya sabes que no tienes que llevar.

Y ahora viene el doctor a darte el alta.

Suerte.

Hola.¡Hombre!

¿Sabes de dónde vengo? A ver...

De darle el alta a Sebastián, que se ha ido con su novia.

Con una de ellas, que también...

Menuda historia. ¡Madre mía!

¿Pero tú crees que se puede estar enamorado de dos personas a la vez,

como lo estaba él?

Pues, hombre, si resulta que estás con alguien

y te deja por otra persona, entiendo que sí. ¿No?

Bueno, no sé. Bueno, perdona, que igual he tocado un tema...

Bueno, lo siento. Que no, no te preocupes, hombre.

A ver, igual eran amores diferentes.

Me refiero, no es lo mismo estar enamorado que amar a alguien.

Cuando estás enamorado,

pues estás como contento porque idealizas,

pero cuando amas a alguien de verdad,

pues aceptas a la persona con sus virtudes y sus defectos.

Pero qué serio te estás poniendo. Bueno, es que es bonito.

Ya, ya, sí. Bueno, a ver, yo sé lo que dices.

Yo creo que yo me he enamorado muchas veces,

pero amar así a alguien como dices tú,

así a largo plazo, yo creo que acabo siempre poniendo frenos

porque es que pienso que voy a perder mi independencia

y que, no sé, que me vuelvo vulnerable.

Pues no tengas miedo porque, sí, pierdes independencia,

pero ganas muchas cosas.

Así que, si tú quieres a alguien,

igual deberías intentarlo.

Oye. ¿Eso no será una indirecta? ¿Indirecta de qué?

Ah, bueno. Es que te estabas poniendo un poco...

¿Te acuerdas que la paciente que tenía los puntitos en el pie?

Pues, al final, era tungiasis, que la contrajo en Brasil.¿Sí?

Bien, ¿no? Porque la otra opción era...

Pues te felicito por el éxito de tus pesquisas.

Creo que tienes razón, Javier.

Con lo del tema de Ferrer.

Quiero decir, que es una decisión muy importante

y no debo precipitarme.

No le conozco mucho,

pero puede que su propuesta sea una buena opción.

¿Te acuerdas...?

¿Te acuerdas las charlas que teníamos antes?Sí.

No, no, pero una en concreto. Cuando te dije lo de la inseminación.

¿Te acuerdas la cara que pusiste? Ponla, ponla otra vez.

Esa, esa es. Y también...

También me dijiste que no me precipitara

y que esperara a la persona correcta, ¿no?

Está claro que aquella vez me equivoqué.

No.

Debo esperar a la persona correcta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro Médico - 27/07/16 (1)

Centro Médico - 27/07/16 (1)

27 jul 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro Médico - 27/07/16 (1)" ver menos sobre "Centro Médico - 27/07/16 (1)"
Programas completos (1098)

Los últimos 1.111 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios