www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4083138
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 26/06/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

-Sé que no lo he hecho bien del todo.

Pero últimamente hay demasiada tensión

y demasiado mal ambiente entre nosotros.

Así que creo que lo mejor es que...

dejemos de trabajar juntos.

Sí, por supuesto que sí.

Además, es una de las mejores psicólogas que conozco.

Si no, no te la recomendaría para tu clínica.

Perfecto. Perfecto.

Pues ella te llama lo antes posible. ¿Bien? Venga,

un saludo. Adiós.

-Que no voy a volver a casa, Ramón.

Me voy a quedar un tiempo con una amiga.

-Con una amiga...

Pero vamos a ver, Lucía,

Si esto es por lo del otro día, ya te pedí disculpas.

-No, Ramón.

Es por lo del otro día, por el otro y por el anterior.

Y yo necesito tomar distancia.

-¿Y esta decisión es definitiva?

-Hola. -Hola. ¿Se..., se sabe algo?

-Sí. Los leucocitos están muy altos.

Así que, efectivamente, hay una infección.

-¿Quién ha escrito eso?

-Bueno, lo del centro, yo.

-Esa letra y ese símbolo son los que estaban...

en el anónimo de mi taquilla.

-A ver, Diana: Eh...

-No te acerques a mí.

O sea, no sé qué pretendes.

-¿Estás bien?

Parece que has visto un fantasma.

-Hola. -¿Qué haces aquí?

Te dije que no quería volver a verte.

-Nada, simplemente estaba vigilando que todo estuviera bien.

-¿Vigilando?

-La verdad es que te esperaba diferente, ¿eh?

-¿Perdón?

-Que pareces muy seria;

pero que algo más habladora... sí que esperaba.

-A veces es mejor estar callada.

-Mira: Yo soy nueva.

Y tú estás ahí con el teléfono y podríamos estar conociéndonos.

-Ya, bueno, pero yo estoy escribiéndole a Ortega,

porque he quedado con ella para repasar un caso y no sé dónde está.

-Ya, es que es una tía un poco complicada, ¿eh?

-¿Por qué dices eso?

-No, porque el otro día no tuvimos muy buen pie al empezar.

-¿Por qué será?

Diana es buena persona,

pero hay que ganársela, como a todo el mundo.

Y además, últimamente no lo ha pasado muy bien.

-Yo intenté ayudarla con todo el tema de Lola, pero no tuve mucha suerte.

-Bueno. Dale tiempo.

Pero en cualquier caso, Diana no es una borde.

-No. Desde luego, de las dos, la borde eres tú.

-Te suena el móvil.

-¿Sí? Sí.

Calle Esperanza. OK. Vamos.

-¿Qué ha pasado?

-Han disparado a alguien, en plena calle, con una ballesta.

-¿En qué número? -Creo que el 23.

-Voy. -No, no, tranquila. No hace falta

-No, no, sí. Es donde vive Ortega. Voy.

-¿Te duele mucho?

-Sí, me duele muchísimo.

-Ahora ya estamos. Venga.

-Pero no me metas prisa encima. -No, no, tranquila, a tu ritmo.

-Tú eres el único que quiere venir aquí, ¿eh?

-Sabes que tienes que ver un médico. -Sí.

-Diana, mi chica, bueno.

Pues lleva unos días con..., con molestias en...

Molestias. Eh...

Y cuando pensé en qué hacer,

me pareció una buena idea traerla aquí al hospital,

porque bueno, ya sabéis que aquí trabajan mis padres.

Eh... Ya. Ya sé que solo llevamos dos meses. Pero...

Pero para mí es como si la conociera de toda la vida.

No pasa nada. Tú tranquila, que está todo bien.

-Pues yo no sé si es buena idea esto, ¿eh?

-¿Por qué?

-Ay, ¿de verdad tengo que conocer así a tus padres?

-A ver. Escúchame.

Eres una niña estupenda. Y ellos son majísimos.

-Sí, que vale.

Pero que qué les vamos a decir. Que tú ya sabes cómo empezó todo.

-Ramón. ¡Hijo mío! ¿Qué haces aquí?

-Mamá: ¿Qué tal? -Muy bien.

-Bueno. Ella es... Es Diana.

-¡Hola! -¡Hola!

-Qué guapa. Estaba... Estaba encantada.

Tenía unas ganas de conocerte ya...

¿Qué tal? ¿Estáis enfermos? ¿Os pasa algo?

-Ah, no, no, no, no, estamos bien.

Bueno. Ella... Ella necesita ver a un ginecólogo.

-Pero ¿estáis...? -No, no, no, no, no.

-Ah. Bueno. Pues que la vea papá, ¿no?

-No, no hace falta.

Me puede ver cualquier otro, ¿eh? Que no... No es necesario.

Seguro que él está ocupadísimo.

-Cariño: Es el mejor ginecólogo que hay en el hospital.

-Es el mejor.

-Seguro que... Seguro que le pillo...

Le pillo ocupado, ¿no?

-¿Te duele? -¡Ah!

-Intenta no moverte, por favor. -Ha sido...

-Y no hablar. Tranquila. -¡Ah!

-¿Dónde está la morfina?

-Está taquicárdica e hipotensa.

-¡Dónde está la morfina! ¿No me oyes la pregunta?

-¡Ya se la he puesto!

¡Y también el suero y el antibiótico!

Y déjame hacer mi trabajo, que estoy en mi territorio, ¿eh?

-Tranquila. Te vas a poner bien. Tranquila.

¿Cuánto queda? -Ya estamos llegando.

-¡Ah! -¡Vamos!

-Ah, ah, ah... Ah, ah, ah...

-A Reanimación. -Vamos, venga. ¡Rápido, vamos!

-A ver. Necesitamos sacar sangre cuanto antes.

Preparar la sala de imagen y un quirófano.

Está hemodinámicamente estable, pero puede empeorar en cualquier momento.

-Ha sido Lola.

-Tranquila, tranquila. No hables. Vamos, rápido.

No te muevas, mueva. Por favor, intenta no moverte.

-¡Ah! ¡Ah ¡Ah! ¡Ah!

-¡Una, dos, tres! -Vamos. Vale. Ya te puedes ir.

-Déjame ayudar. -Por favor, este es mi territorio.

Vete. Tranquila. Tranquila.

Venga. Vamos a hacer un electro. Ya.

Empieza a limpiar la herida. Cuanto puedas.

-Debemos saber que si..., que si sufrimos una herida

por un objeto punzante,

no debemos manipularla.

Podemos crear lesiones en estructuras vecinas,

o incluso aumentar el daño de la propia penetración.

Debemos pedir asistencia médica y ellos sabrán cómo actuar.

-Los resultados del electrocardiograma

no son concluyentes.

Vamos a hacer una radiografía.

Pero es posible que no se vea con nitidez lo que está pasando

y tengamos que hacer un TAC con contraste. Así que, por favor:

Cuando lleves las muestras al laboratorio,

asegúrate de que todo está listo, ¿vale?

Tranquila. Aguanta.

Necesito ver dónde ha impactado la flecha para poder intervenir.

-Vale. -Aguanta un poco, ¿vale?

-Voy a aguantar. Voy a aguantar. Tranquila.

-Parece que la flecha ha entrado bajo el esternón.

Pero necesitamos saber con mayor exactitud dónde está el problema.

Especialmente en un caso como este, en el que el tiempo apremia.

La vida de la doctora Ortega está en peligro.

-Oye, Soto: Mantennos informados del estado de Ortega, ¿vale?

-Sí. En cuanto se sepa algo os aviso.

¿De acuerdo? -Gracias. ¿Vamos?

-Soto: ¿Cómo está la doctora? -Bueno.

Todavía no se sabe el alcance del daño.

-¿Le han hecho el TAC? -Sí, se lo vamos a hacer ahora.

Sé lo que tengo que hacer.

Cuando se sepa algo ya te avisaré.

-¿Y se sabe algo de Lola? ¿Si sigue fugada o no, o qué?

-A ver, por favor:

Ahora lo importante es la vida de Diana.

Lola me da igual.

-A ver, que yo solo quiero ayudar. -Muchas gracias. Pero no te necesito.

-Bueno. Entonces estás estudiando Telecomunicaciones.

-Sí, Teleco.

-Sí, es una genio, la verdad. -¡Ay!

-¿Puedes dejar de hablar como si no estuviera delante?

-Bueno. Tu padre está de guardia, y... Yo tengo un paciente,

así que luego os veo y me cuentas lo que ha pasado, ¿eh?

Que no sea nada, mi vida. ¿Vale? -Vale.

-Hasta luego. -¿Vamos?

-Ya puedo. Ah...

-¡Hola! ¡Hijo! -Hola.

-¿Qué tal? -Muy bien.

Ella es Diana. -Hola.

-Hola. -Yo soy Ramón.

Bueno, eh... Sentaros. Sentaros. Eh...

Imagino que no solamente estáis aquí de visita. ¿No?

A ver. ¿En qué puedo ayudaros?

-Eh... Eh... Hace unos días que...,

que tengo... Que tengo molestias ahí abajo.

-Ya. Verás: Necesitaría que fueras un poquito más específica.

Cómo es el dolor,

cuándo empezaron los síntomas, si aparecen después del coito...

Veréis: Ramón. -Dime.

-Por favor, Rey: ¿Podrías esperar fuera mientras tenemos la consulta?

-Vale. -Gracias.

Bueno. Ya estamos solos.

Hablemos con confianza. Cuéntame: ¿Te molesta al estar sentada?

-Sí. Es que tengo todo un lado inflamado.

Y cuando ando o me siento, es que veo las estrellas.

-Ya. Mmm... Bueno:

Vas a tener que dejar de utilizar vaqueros, ¿eh?

¿Has tenido algún cambio de hábitos?

Quiero decir, alimenticios, estás tomando algún tipo de medicación...

-No.

-Has cambiado tus cremas... ¿No?

Y dices que los dolores suelen aparecer

después de mantener relaciones sexuales.

-Sí.

Eh... Aunque llevamos unos cuantos días sin..., sin hacerlo,

pero me duele muchísimo.

-Vale. No te preocupes.

-Pasa detrás del biombo, ¿eh?, desnúdate de cintura para abajo,

ponte una de las batas, que te voy a hacer una exploración. ¿De acuerdo?

-Vale.

La paciente se queja de dolor e inflamación en la zona vulvar.

La vagina tiene un nivel de pH específico,

que se debe mantener para evitar el crecimiento de bacterias dañinas,

y así favorecer el crecimiento de bacterias, digamos, buenas.

Por eso, es aconsejable utilizar agua templada,

y productos con un pH neutro,

que no altere el pH natural de la mucosa vaginal,

no causen irritación o sequedad.

Tras haber sido atacada por una ballesta,

la doctora Ortega fue sometida a varias pruebas

para conocer el alcance de la lesión.

Finalmente, con el TAC

se encontraron resultados concluyentes.

-Parece que la flecha raspó el pericardio.

Que es la capa muscular que envuelve al corazón.

Además, hemos observado un líquido alrededor de la zona,

que parece sangre.

Afortunadamente no seccionó el pericardio.

Pero tuvimos que operar a la doctora Ortega de urgencia.

Por la ubicación de la flecha,

tuvimos que tener extremo cuidado para no agravar la situación.

Y afortunadamente, conseguimos resolver el problema.

-Creía que tenías un paciente.

-Me acaba de anular.

-Ay, bueno. ¿Qué te ha parecido? -Pues muy guapa.

-Y lista también, ¿no? Parece. -Sí, lo es.

Sabía que te iba a gustar. Tenía ganas de presentártela.

-Me alegro. ¿Cómo estáis? -Bien.

-¿Sí? -Bien, sí. Yo, bueno.

Vamos a ver si quiere buscarse un piso,

para irnos a vivir juntos. -Mm...

-Creo que es el momento.

-¿Y no te parece demasiado pronto? Lleváis dos meses juntos.

-A ver: ¿Papá y tú no os fuisteis a vivir cuando estabais estudiando?

-Sí, pero bueno,

tampoco tienes por qué hacer lo mismo que hemos hecho papá y yo.

-Ya. Volvéis a estar mal, ¿no?

-Ahora estamos hablando de ti y de Diana. No de papá y de mí. ¿Vale?

Vamos a ver. Pero ¿has hablado con ella antes de esto?

-No he encontrado el momento.

-Cariño. De verdad. Habla con ella si quieres.

Pero no te ilusiones demasiado, que nos conocemos

y luego te vienes abajo, ¿eh? -Ya.

-Si te dicen que no...

-Lo sé.

Gracias. -Nada.

-A ver. Estás estable,

pero no estás fuera de peligro.

Hemos puesto una vía central para medir la presión del corazón,

analgesia y antibióticos.

Pero, como bien sabes,

tenemos que hacer un seguimiento

para comprobar que todo evoluciona favorablemente.

-Gracias.

Si no llega a ser porque actuáis rápido...

-A ver. Eso no lo tienes ni que pensar ahora mismo.

Lo importante es que estás bien. ¿De acuerdo?

Han dado parte a la policía,

y seguramente querrán hacerte unas preguntas.

O sea que Lola se escapó del otro hospital,

agarró una ballesta y te disparó, así, sin mediar palabra.

-No... No quiero oír el nombre de Lola nunca más.

Necesito descansar.

Pasar página ya de una vez, por favor.

-Vale. Perdona, tienes razón.

Pero estás pasando por un momento muy complicado.

Y dado tus antecedentes, y aunque no los tuvieras,

yo creo que tienes que pedir ayuda psicológica y psiquiátrica.

-Bueno. Hablaremos de esto más tarde. ¿De acuerdo?

-Hola.

-Perdona, pero Diana necesita descansar.

-No. Quiero hablar con ella, por favor. Solo... Solo un minuto.

-A la policía le diré que todavía no estás en condiciones de hablar.

-Gracias.

-Hemos conseguido combatir la urgencia,

pero eso es solo el primer paso.

Ahora es igual de importante que sigamos la evolución

porque podrían surgir problemas, y tenemos que estar preparados.

-¿Cómo estás?

-Mejor. Y eso es también gracias a ti.

-No hay nada que agradecer.

Yo solo estaba haciendo mi trabajo.

Me parece increíble. Pensé que, llevándose Lola a otro hospital,

la cosa mejoraría.

-No quiero hablar de Lola, porfa.

-Yo solo te quiero ayudar, ¿vale?

-Ya me has ayudado.

-Mira, tengo un amigo policía, que puede ayudarnos con la investigación.

Nos puede dar más información...

-De verdad, que no, de verdad.

-De verdad. Quiero ayudarte. Es un amigo que es...

-Ainhoa, que no.

Ainhoa, por favor, no te metas.

Perdona.

Solo quería darte las gracias; ya está.

-Dadas están.

¿Puedo pasar luego a verte otra vez?

Menos mal, porque iba a pasar de todas formas.

-¡Ah! -No te rías. Tranquila.

-Verás. Te cuento: Eh...

Tienes un quiste de glándula de Bartolino.

-¿Bartolino?

-Sí. Se llama así porque fue el médico que lo descubrió.

-Las mujeres tenéis este tipo de glándulas

a ambos lados de la vagina.

Las glándulas de Bartolino segregan un fluido

que ayuda a lubricar la vagina.

Si estas se obstruyen,

el líquido refluye hacia el interior de la glándula,

produciendo una inflamación que conocemos como bartolinitis.

Es bastante frecuente; y en muchos casos no es doloroso.

Pero, si el quiste se infecta, se produce un absceso de Bartolino.

El hecho de que te doliera, durante las relaciones sexuales,

es precisamente porque la inflamación

lo que impide es que la vagina lubrique con normalidad.

Lo que te propongo es que lo drenemos.

-¿Ahora mismo?

-Sí, ahora mismo.

Es un procedimiento muy sencillo.

Se hace con anestesia local, ¿eh?,

y con un bisturí hacemos un pequeño corte

para que drene poco a poco.

¿Quieres que avise a Ramón? -No, no, no.

-Bueno, pues voy preparándolo todo. ¿De acuerdo?

Una pequeña molestia en un lado de la vagina

puede ser aviso de una bartolinitis.

Por eso, ante el primer síntoma,

lo recomendable es tomar baños de asiento,

al menos, cuatro veces al día.

Para ayudar a que el absceso se abra de forma espontánea.

Es aconsejable hacerlo con agua bastante caliente.

Pero eso sí, que no queme.

Hemos terminado, Diana.

Vas a tener que llevar el apósito durante un par de días,

hasta que en la zona disminuya la inflamación.

Y cosas importantes:

nada de presión en la zona. ¿De acuerdo?

También, utiliza ropa interior de algodón,

que sea transpirable,

y olvídate durante un tiempo de los vaqueros.

-Vale. Gracias.

-Escúchame. Y esto es muy importante:

nada de relaciones sexuales.

Como te he dicho, debemos evitar cualquier tipo de presión en la zona.

Bueno. Ya sabes: las relaciones sexuales es un...

Bueno, es un campo muy abstracto, ¿no?

-Eh... Bueno, no, no te preocupes, que tampoco tengo muchas ganas ahora.

-Ya. Bien.

Te voy a recetar analgésicos, antiinflamatorios,

y te voy a dar también una pomada corticoide y con antibiótico.

-Vale. -¿De acuerdo?

Ahora, descansa un poco.

Poco tiempo después de ser operada,

la doctora Ortega sigue pendiente de evolución.

-Ah... -Tranquila.

-Diana: Quiero decirte algo, ¿vale?

Sé que me dijiste que no lo hiciera.

Pero he hablado con mi amigo el policía.

Y han visto, por las cámaras de seguridad

los primeros movimientos de Lola.

Yo creo que es cuestión de tiempo que la encuentren.

-Ainhoa, ¿qué parte del "no te metas" no entendiste?

Por favor, no quiero saber nada de Lola.

-Yo solo quiero ayudarte, ¿vale?

Porque a mí en tu lugar me gustaría que lo hicieran. ¿Vale?

-Ya, pero ¡yo no soy tú!

¡Es que no quiero saber nada de Lola!

-Tranquila. Tranquila. Tranquila. -¡Ah!

-No tenía que haber sacado el tema. Lo siento.

-¡Ah, me duele! ¡Me duele el pecho al respirar!

-Tranquila. Tranquila.

-Ah... -Respira.

-¡Ah! -Tranquila.

-Me estoy mareando. Llama a Soto, por favor.

-Doctora Soto, ¡acuda a la UCI!

Tranquila. Venga, respira. Tranquila.

-¿Qué ha pasado para que esté así?

-Soto, el corazón. Es el corazón.

-Respira hondo. Tranquila.

-La presión arterial está bajando.

-¡Se está taponando el corazón, Soto.

-Vale. Pide un ecógrafo.

-Lo noto: Se está taponando. -Tranquila.

Con taponamiento nos referimos a que es posible

que haya de nuevo sangre alrededor del corazón

enclaustrándolo y comprometiendo su funcionamiento.

Porque no se puede contraer.

Esto hay que comprobarlo, porque es muy peligroso.

-No tiene pulso.

-El taponamiento está confirmado.

Tengo que drenar el líquido ya. -De eso me encargo yo.

-No, no. Es asunto mío.

Por favor: no tengo tiempo de discutir.

-Mejor lo hacemos entre las dos.

-Pues encárgate del ecógrafo; venga.

Cuando utilizamos una técnica de este tipo,

la pantalla del ecógrafo nos va guiando,

para poder pinchar en el lugar correcto

y así drenar el líquido.

La precisión es muy importante.

Porque un error... podría ser fatal.

-Aún me tiemblan las manos de la adrenalina.

Ha sido un momento muy tenso.

Bueno. Ahora, la doctora Soto le ha puesto suero

para mantener la tensión.

Y, pese a que ahora mismo está estable,

tenemos que seguir realizando pruebas de control,

porque puede producirse un episodio similar.

Oye, luego mándame el vídeo, ¿vale?

Que ha tenido que ser la leche.

-Oye, Ramón, que...

-¡Diana! ¿Te vas sin mí?

-No, si te estaba buscando.

-Ah, ¿qué te han dicho? ¿Qué..., qué pasa?

-Nada. Que tengo un Bartolino inflamado, o algo así.

-¿Un qué?

-Una cosa de ahí abajo.

Pero que tenemos que estar...

Tenemos que estar un par de meses sin hacer nada.

-¿Meses?

-Sí. Y...

Y yo creo que lo mejor para los dos va a ser

que estemos sin vernos una temporada.

Para hacerlo más fácil...

-No. No, no, no, no, no, no.

Escúchame. A mí me gustas mucho.

Y el sexo es secundario; no pasa nada.

Si podremos hacer muchas más cosas.

Podremos ir al cine, o...

O a pasar la tarde al campo; lo que sea.

-Vale. -Pero, por favor.

-Que... Que me voy; que estoy cansada, ¿vale?

-Vale, vale, vamos. -Sí.

-¿Se puede? -Sí, sí, pasa.

-Quería hablar un momento contigo.

-Pues me alegro.

Ya que hemos fracasado

en el intento de separar lo personal de lo profesional.

-No quiero hablar de nosotros, Ramón.

Quiero hablar de nuestro hijo.

-¿Qué le pasa a Ramón?

-Pues que se quiere ir a vivir con Diana.

-¿Y qué problema hay?

Yo también he conocido a la chica, y bueno, parece maja, ¿no?

-Pues que no están en el mismo punto, y que no quiero que lo animes.

Porque se puede llevar un chasco.

Era eso, solo. ¿Vale?

Venga, adiós.

-¡Gracias!

Siento lo de antes, ¿vale?

Que a lo mejor me he pasado de efusiva.

-No, no, no. No hay nada que disculpar.

Y enhorabuena. Has hecho muy buen trabajo.

Discúlpame tú porque tenías razón.

Hemos trabajado mucho mejor en equipo.

-Pues no eres tan seca como yo pensaba.

Vaya susto.

-Pues sí.

Esperemos que no haya más problemas

y que Diana se pueda recuperar pronto.

-Tú sabes que el fleco de Lola sigue suelto, ¿no?

-Yo no sé por qué la policía no nos ha dicho nada todavía.

-Yo tengo un amigo policía que puede informarnos.

Pero la doctora Ortega me ha dicho que no me meta;

que no quiere que le ayude.

Y, sinceramente, creo que tiene miedo.

-Sí, bueno, es normal que tenga miedo.

Pero habla con tu amigo, por favor.

No le diremos nada a Diana.

Pero por lo menos estaremos informadas.

Yo no estoy nada tranquila con Lola suelta por ahí.

-Vale.

-Ramón, ¿estás en el hospital? ¿No?

No, te llamo porque acabo de ver a Diana

entrando a la consulta de tu padre.

Ah, ¿no te ha llamado?

Eh... Bueno, cariño:

Igual le dio un dolor así de repente, y se ha venido sola por eso.

Venga, no te preocupes.

Vale, vida. Te llamo después.

Venga, un beso.

Parece que el tratamiento que el doctor Landó le puso a Diana,

después de drenarle un quiste en una glándula de Bartolino,

no está dando resultado.

-Diana, te cuento.

En la exploración he visto que el quiste ha aumentado.

-Pues a mí me cuesta estar sentada ya y todo, ¿eh?

-Sí. Parece que ha vuelto a acumular pus, y lo conveniente sería drenarlo.

-¿Y por qué ha vuelto a acumular pus?

-Verás. El quiste sigue produciendo material.

Y al estar cicatrizada la herida, no puede salir al exterior.

Con lo cual, vuelven los síntomas.

Además, hay algo importante, que también quiero comentarte.

Durante la exploración

he visto que tienes una inflamación de los ganglios inguinales.

Tras explorar a Diana,

he podido comprobar que la inflamación ha aumentado de tamaño,

comprometiendo ahora parte del periné.

Además, he notado adenopatías inguinales,

lo que me hace pensar

que la infección está progresando hacia tejidos internos.

Por eso, quiero hacerte una radiografía y una ecografía. ¿Eh?

Para recabar más información. ¿De acuerdo?

Ahora vendrá una enfermera, para sacarte sangre

y hacerte una analítica completa.

-Venga. Tranquila.

-Esto no se va a acabar nunca.

-La ecografía ha confirmado lo que ya suponía.

Y es que la infección está más profunda.

La inflamación del periné

es solo la manifestación exterior de todo el proceso.

Será necesario hacer una biopsia de la glándula.

-Que... ¿Qué tal?

¿Por qué no me has dicho que ibas a venir al médico?

-Pues porque no te tengo que decir todo lo que hago.

Me dolía mucho y he vuelto. Punto.

-No sé, tía. Las parejas no funcionan así.

-Pues vale, pues ya está.

-¿Por qué no me contestas al teléfono?

-Pues porque me mandas un mensaje cada diez minutos.

¡No te puedo contestar a todos!

-¿Ya has leído el último?

-No, no lo he leído.

-Bueno, pues ábrelo.

-No, me voy a casa. Me duele.

-Por favor, por favor. Ábrelo.

-¿Esto qué es? ¿Un piso?

-He llamado. Para ver si nos lo dejan ver.

Y bueno, si nos gusta, a lo mejor podemos...

-Ramón, no me voy a ir a vivir contigo.

-¿Por qué no? ¿Cómo que no?

-Es que ni siquiera quiero que sigamos juntos.

-Ramón, lo siento. Lo siento, ¿vale?

-Mm... Bueno. Muy bien.

-A pesar de que, tras haber corregido el taponamiento del corazón,

el pronóstico era bueno,

la doctora Ortega ha sido sometida a varias pruebas de control.

-Mira. Aquí tienes los resultados.

Ni el TAC ni las ecografías muestran nada anómalo.

-Me encuentro mucho mejor.

-Bueno. Tampoco cantes victoria,

que aún tienen que traerte la comida del hospital, que...

-Bueno. Procura descansar. ¿Vamos?

-Venga. Sí. Hasta ahora. -Descansa.

-Gracias por venir.

Espero que...

esto haya sido el final de mi historia con Lola.

-Sí. Seguro que sí.

-¡Ay! ¿Qué haces?

-Pues nada.

Que ha terminado mi turno, así que me voy a quedar aquí,

leyendo, para no molestar y hacerte compañía.

-Que no, que no, que no, que no.

-Ah, bueno, vale, pues no leo.

Total, el libro es un rollo...

A ver. ¿De qué hablamos?

¿Qué te parece la nueva SAMUR, Ainhoa?

-Pues a ver. Profesionalmente, muy bien.

Me ha salvado la vida; me habéis salvado la vida.

Así es que nada que decir.

Personalmente,

se entromete demasiado para mi gusto.

-Pero ¿qué hacemos hablando?

Vete. Con pacientes como yo, te has ganado el sueldo.

-Que no, que no. Que yo no me muevo de aquí.

Sí.

Ah. Ahora voy. Vale.

-Ya sabía yo que tú no te ibas.

-Bueno. Te dejo el libro, para que te entretengas.

-¿El libro malo, me lo dejas? -Ahora vengo.

-¿Qué le haces a los libros?

Días después, Diana, la paciente con el quiste de Bartolino,

regresa a recoger los resultados de su biopsia.

-¡Hola! ¿No te acompañan tus padres?

-¿Por qué? ¿Es malo?

-Eh... ¿Ramón tampoco?

-Es que lo... Lo hemos dejado.

Hace unos días que no..., que no le veo.

-Vaya. Bueno, pues siéntate, por favor. Siéntate.

Verás. Diana,

la biopsia nos confirma

que tienes un adenocarcinoma de las glándulas de Bartolino.

-¿Cáncer?

-Verás. En su estado tan temprano, es muy difícil detectarlo.

Sobre todo porque se suele encontrar en lo más profundo de la glándula.

Pero gracias al quiste, hemos podido detectarlo.

-Pero ¿por qué?

-Este tipo de cáncer

suele estar asociado a personas que tienen tabaquismo.

-¡Pero si yo no he fumado nunca!

-Personas que suelen tener muchas parejas en sus relaciones sexuales.

-Pero que solamente he estado con dos personas antes de Ramón.

Mira. El... El año pasado tuve el papiloma. El...

-El virus del papiloma humano. -El virus del papiloma humano.

Pero se suponía que yo ya estaba curada.

-¿Puede ser por ahí?

-Vamos a ver. Escucha.

Hay estudios que relacionan este tipo de cáncer

con el virus del papiloma humano.

Pero es que, en tu caso, no podemos saberlo.

-¡Cariño mío!

-¿Qué pasa, cielo? ¿Qué pasó, mi amor? ¿Eh?

-Ah, me ha dejado.

-Ay...Gracias por venir a contármelo.

-¿Y a quién se lo iba a contar?

-Tú eres la que me entiendes siempre.

-Aunque esto no vaya de entender.

-Es que esto...

Tienes tú razón; no va de entender, va de aceptar. ¿No?

-¿De aceptar que no quiere estar conmigo?

-Ahora te cuesta.

Pero, cuando..., cuando lo aceptes y lo entiendas,

pues empezarás el duelo y ya será todo más fácil.

-Ya. ¿Y cuánto dura eso?

-Pues no lo sé, cariño.

Porque eso no se puede medir. -Ya.

-Pero lo que tienes que hacer es dejar que te ayudemos. ¿Eh?

-¿Vale, cariño mío?

-¿Qué pasa? ¿Por qué me has llamado?

-Me ha llamado mi amigo el policía, ¿vale?

-¿Y?

-Que han visto a Lola por las cámaras de seguridad,

y que lleva... varias horas merodeando por el hospital.

Que no es nada concluyente, pero para que estemos alerta.

-Pues Diana está sola en su habitación ahora mismo.

-Escúchame.

Sería bueno que llamaras a tus padres.

Si quieres les puedo llamar yo.

Les cuento todo y les informo.

Porque necesito que te quedes ingresada.

Tienes que empezar con el procedimiento quirúrgico,

te vamos a realizar una vulvectomía,

y luego ya pasarás a manos del oncólogo.

-Les llamo yo.

-Escúchame.

Eh... Diana.

Si necesitas cualquier cosa, dímelo. ¿De acuerdo?

Verás. Tengo que salir ahora a...,

bueno, a solucionar una cosa, y luego vuelvo a verte.

-Vale.

-¿De acuerdo?

Iré arreglando todos los papeles de tu ingreso. Venga.

¿Mamá? Hola.

Nada, que estoy en el hospital.

Que no, que no, que no pasa nada.

Venid, ¿vale?

Te quiero. Chao.

-Soto:

Malo no. Malísimo el libro este.

-Diana: Te quiero.

Yo te quiero muchísimo. Y... Y lo siento.

-¡Lola, no! ¡Lola, no me toques!

-Diana, yo te quiero. En serio.

-¡Lola, vete! ¡Lola! ¡Lola, no me toques!

-Diana... Diana, de verdad. Que te quiero, que lo siento.

-¡Lola! ¡No me toques!

-Perdóname. Diana.

-¡Ah! ¡Lola! ¡Eh, suéltame!

-La tengo. -¡Cuidado, cuidado!

-¡Diana! ¡Te quiero! -La tengo.

-¡Que me sueltes! ¡Diana, te quiero!

-Que se la lleven, por favor.

-¡Perdóname! ¡Suéltame! -¡Vete!

-¿Qué tal, hijo?

-Estoy. Es lo que hay. -Ya. Me imagino.

Bueno, espero que ahora no hagas ninguna tontería

y te dé por beber o hacer locuras.

Además, verás.

Hay cosas mucho más graves en la vida.

De hecho, hay alguien que ahora necesitaría todo tu apoyo.

El caso de Diana se ha complicado.

-¿Y qué le pasa?

-Bueno, ahora mismo su vida no corre peligro,

pero va a tener que someterse a unos procedimientos médicos

muy traumáticos y... Bueno.

Yo creo que casi mejor te lo cuenta ella.

Está en la 3... En la 320.

-Cielo, ánimo, ¿eh?

-Gracias, mamá. -Gracias.

Finalmente, Lola fue detenida por la policía

cuando intentó volver a ver a la doctora Ortega.

-¡Lola!

-¡Que me soltéis! ¡Diana!

-El momento fue tenso, y Diana necesitó un ansiolítico

para superarlo. Pero ya está mejor.

Y no han surgido nuevas complicaciones.

Así que, en cuanto se recupere, podrá volver a hacer vida normal.

Y eso es algo... que me alegro mucho de poder decir.

-¿Qué tal?

Bueno, yo... quería pedirte perdón

por lo de las llamadas y los mensajes y eso.

Ya me ha quedado claro que no quieres seguir conmigo, y...

te quería pedir disculpas por haberme portado como un imbécil.

-¿Y por eso vienes a acosarme?

-Pero ya es la última vez.

No sé. Debería haber aprendido a dejarte tu espacio, y no supe.

-Te perdono.

Todo me parecen bobadas, después de lo que me viene encima.

-Ya. Pero... tú eres muy fuerte, ¿no?

Y... no sé, que sepas que...

Que puedes contar conmigo para lo que quieras; para lo que necesites.

-Lo voy a necesitar.

-Ahora que Lola está detenida,

espero... Espero poder retomar mi vida... sin miedo.

Por suerte, estoy muy bien acompañada.

-Hola. Venía a ver si nos íbamos juntos a casa.

De hecho, mira. He comprado esto.

Bueno. Charlábamos, y... solucionábamos algo las cosas.

-Ramón. Es que ya no hay nada que solucionar.

Lo he estado pensando mucho estos días,

porque de verdad, yo te quiero.

Y creo que eres un padre maravilloso para nuestros hijos.

Pero ya estoy agotada.

Es que no tengo fuerzas para seguir luchando por esto.

Quiero el divorcio, Ramón.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 26/06/17 (1)

Centro médico - 26/06/17 (1)

26 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 26/06/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 26/06/17 (1)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios