www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4581679
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 25/04/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

El actor y guionista Manuel Feijóo

acude a consulta por un cuadro de molestias abdominales,

cólicos y vómitos.

-Adelante.

-Hola. -¡Ay, Manuel Feijó!

¡Otra vez por aquí! ¡Qué bien, en mi consulta además!

Que vi la serie, ¿eh?

La de "Colegas", que me dijiste en Playz.

-Ah. ¿Y? -Me encantó.

Me encantó porque todo lo que tú haces a mí me encanta.

Haces poquito, pero bueno,

lo poquito que haces pues me gusta mucho.

-Que... -¡Qué bien! Me...

-Me duele. -Ay, perdóname.

¿Qué es lo que te duele? -Nada. El abdomen.

He estado toda la noche vomitando, yendo al baño, y sigo con dolor.

-Vale. Y a lo mejor ¿has tomado algo en mal estado?

-Pues es posible.

Porque hemos estado este fin de semana

en un camping unos amigos... -¿En un camping, como en la serie?

-Sí, como en la serie.

Y yo no sé qué es lo que hemos comido,

que algo nos ha sentado mal, o a mí me ha sentado mal.

-Igual ¿os pasasteis bebiendo? -No, no, no.

Si estuvimos muy tranquilos, de verdad.

-Bueno, vamos a pasar a la camilla que voy a explorarte, ¿vale?

Si me perdonáis...

¡¡Ay, Manuel Feijó, por Dios, qué ilusión!!

-Hola, soy Manuel Feijóo, soy actor,

igual me recordáis de alguna serie de finales de los 90

o de principios de los 2000.

También he sido presentador e incluso mago.

Últimamente he hecho una serie para esta casa:

para Radiotelevisión Española, que se puede ver en su página web.

Que se llama Playz.

La serie se llama "Colegas".

En ella nos hemos reunido muchos actores de aquella época,

estamos muy ilusionados, creemos que ha quedado muy chula,

y esperamos que os guste.

-Bueno, pues todo parece estar normal,

así que voy a recetarte algo para los vómitos y las náuseas,

y podrás irte a casa. -Vale. Muy bien.

-Es muy importante que sigas dieta blanda,

que guardes un poquillo de reposo y que bebas mucho líquido, claro.

Y si te pones peor, pues te vienes por aquí,

que yo estaré encantada de recibirte otra vez.

-Muy bien. -¿Vale?

Que, ¿me puedes dar dos besos?

Que como la otra vez no podías porque estabas constipado,

y ahora ya no, pues... -Sí, claro.

-¿Sí? -Sí, sí, sí. Cuidado.

-¡Ay, qué bien, qué ilusión! -Que ¿necesito receta o algo?

-¡Uy, es verdad! Perdóname. Es que...

Manuel Feijóo...

Grita

-¿Tomás? Tomás, soy yo.

Tomás, nos conocemos.

Soy, soy yo, Manuel.

-De cuando éramos orugas, ¿a que sí?

Yo soy crisálida ahora.

-Tomás, ven conmigo un momento al hospital.

-¡Ah, no, no, no, no! No puedo. No.

Estoy buscando un ejemplar maravilloso: la morpho didius.

Y un chamán me dijo que está por aquí,

pero es que la tengo que atrapar ahora.

Porque, si no, se va. -Tú ven conmigo, no te preocupes.

Tú ven conmigo. -Es que...

-Vamos a buscarla por aquí, Tomás, venga.

-¡Es que esta mariposa si se va, no vuelve! ¿Lo entiendes?

¡Si se va, no vuelve! ¿Dónde me llevas?

-Mira, aquí, mira. Ven, ven para acá un momento.

-Bueno...

Entra en las coordenadas.

-A ver si encontramos a alguien que nos eche una mano.

-¡La morpho didius!

-No, Tomás, Tomás, Tomás. Ven por aquí, por favor.

Doctora, disculpe, no sé si nos podrá ayudar, por favor.

-Sí, claro. ¿Qué ocurre? -Bien.

-La vida en un segundo, ocurre.

Piénsalo, pajarillo simpático, y si no...,

¡volemos!

-Ya. Bueno, pues acompañadme. -De acuerdo.

-Con usted hasta el fin de los días. -Claro.

Conozco a Tomás del camping en el que he estado con mis colegas.

Él vive ahí en una autocaravana, con Alma, con su mujer.

Lo que no sé es cómo ha llegado hasta aquí ni qué le sucede.

Espero que no sea muy importante.

Vamos a ver.

-¿Y sabes cómo se llama?

-Tomás pero solo conozco su nombre de pila.

-Vale. ¿Y ha consumido algo?

Vale.

Tomás, soy la doctora Natalia Romero, ¿eh?

Y te quiero hacer una serie de preguntas, ¿vale?

Lo primero, ¿sabes dónde estás? -En un hospital.

-¿Y sabes en qué año estamos? -en el 2018.

-Muy bien. ¿Y a qué te dedicas?

-Soy entomólogo, especializado en mariposas.

Y solo me falta una para tenerlas todas, la morpho didius.

¿No será usted?

Parece que Tomás está sufriendo un brote psicótico,

es decir, una ruptura temporal de la realidad.

Esto puede ser debido a diferentes causas,

entre ellas consumo de drogas

y también mucho estrés durante un largo periodo de tiempo.

Bueno, pues parece normal...

A ver, lo que necesito es hacerte un test de drogas.

-¿Por qué?

-Bueno, pues para saber si has consumido alguna droga.

-Ah.

-Y para ello necesito una muestra de orina, ¿m?

-Muy bien.

-No pero aquí, no, ¡aquí no!

No, mira, fuera, según sales por el pasillo,

la primera puerta de la izquierda es un baño.

-Ya pero es que yo no puedo ir al baño.

Porque, ¿si aparece la morpho didius?

-Bueno, no se preocupe, doctora, ya me ocupo yo.

Ven Tomás. -Perfecto.

-¡Es que no se me puede escapar, ¿no lo entiendes?!

O sea, esta mariposa no se me puede escapar.

-¿Tú has tomado algo más? -¿De qué?

-Además de lo que nos dieron de beber. ¿Algo más?

-¿Quiénes nos dieron?

¡Una morpho didius!

¡Es la morpho!

-Tomás es una celadora. Disculpe, señora.

Ven.

Escucha, abres el bote y lo echas dentro.

-¿El qué echo dentro? ¿La morpho didius?

-Ven, anda.

A Fonseca, el profesor que acudió al hospital

por una crisis de ansiedad

y al que se le detectó una taquicardia irregular,

se le realizará un segundo electrocardiograma.

-Le estás haciendo un electro, ¿no? -Eso es.

Mira, ya sale. -Vale.

-Aquí tienes. -Muy bien.

¿Tienes el previo? ¿El que hizo Rey, para compararlos?

-Aquí tienes. -A ver.

La doctora Rey me ha pasado el caso de este paciente, de Fonseca,

porque, por problemas de personal, ahora mismo se encuentra saturada.

Le estamos haciendo un nuevo electrocardiograma

para definir cómo es actualmente su ritmo cardiaco

y poder ver qué es lo que le está pasando.

Tiene más de 250 y está hipotenso. -Sí.

-¿Te duele el pecho?

Tiene inestabilidad hemodinámica.

Mar, vamos a ponerle amiodarona intravenosa.

-Muy bien. -Venga, rápido, por favor.

Podría tener un síncope y se nos podría parar en cualquier momento.

Algunos trastornos hemodinámicos,

trastornos relacionados con cambios en la presión arterial,

pueden ser transitorios y leves; sin embargo,

en los casos en los que están causados por enfermedades graves,

podemos no llegar a controlarlos y tener un desenlace fatal.

La cardioversión eléctrica es un procedimiento bastante frecuente

y es una forma de resetear,

de hacer un reseteo de la actividad eléctrica del corazón.

Normalmente es bien tolerado, aunque no está exento de riesgos,

y se hace bajo sedación para evitar cualquier estímulo doloroso.

La doctora Natalia Romero

ya tiene los resultados del test de drogas realizado a Tomás,

el paciente con un brote psicótico.

-Bueno, pues ha dado negativo en todo, ¿eh?

-¿En todo? -Mm.

¿Hay algo que deba saber?

-¿Algo de qué? -Pues no sé, piensa.

¿Algo..., alguna información que me puedas dar,

algo que no me hayáis contado?

-Yo es que no conozco mucho a Tomás. Ni sé sus hábitos ni sus costumbres.

Vive en un camping, es que eso es todo lo que sé.

-Ya.

¿Sabes lo que pasa?

Que en estas circunstancias la información es muy importante.

Entonces, si de repente se te ocurre algo,

pues no dudes en decírmelo. ¿Vale?

Mientras le vamos a poner un tratamiento y vemos cómo evoluciona.

-Muy bien. Gracias, doctora.

Tomás. -Ey...

-Tomás...

-Todo en la vida tiene solución menos la muerte.

Fíjate, fíjate las posibilidades que te ofrece la vida.

Mira, mira el arroyo.

Es fascinante el paisaje... -Tomás...

-La naturaleza es..., no tengo palabras.

-Tomás, voy a llamar a Alma, ¿vale? Para que venga a cuidarte.

(Chasquea la lengua) -No, no.

Ni se te ocurra, ¿eh? Si no me quiere, pues..., adiós.

-Tomás, Alma es tu mujer.

Así que, la voy a llamar ahora mismo

y así yo me puedo cambiar, ¿de acuerdo?

Tose

-No. -Tomás...

¡Doctora, doctora, perdón! -¿Sí?

-¿Me puede ayudar, por favor? -¡Ay, ¿qué haces aquí todavía?!

-Si es que me he encontrado a un amigo que estaba fuera.

¡Venga, por favor, si es tan amable!

Está vomitando, no sé qué le pasa. ¡Tomás, siéntate, Tomás!

-Ay, ¡No, no! Tranquilo, tranquilo, tranquilo.

-Siéntate, Tomás, por favor. Siéntate.

-¡No!... -Siéntate.

-¿Quién le está atendiendo? -La doctora Romero.

-¡Que se va a ir! ¡Se va a ir por tu culpa!

-Tomás... -¡Y se va a ir para siempre!

-¡Tomás! ¡¡Somos amigos, ¿vale?!! Tranquilo.

-Pero bueno, ¿qué es lo que ha pasado?

-Que por lo visto ha estado vomitando y está violento.

-Vale. Mar, por favor; prepara antipsicóticos, ¿de acuerdo?

-Muy bien. -Risperidona y clonazepam.

-¿Es por droga? -No, no, no, el test salió negativo.

Vale, lo que le vamos a hacer es un TAC craneal, ¿de acuerdo?

Para descartar que se trate de algo central.

-Un momento, es ayahuasca.

Debe llevar dos días tomándolo. -¿Y eso dónde?

-En un camping, aquí al lado.

Hacen rituales de iniciación, ceremonias, cosas de esas.

-¿Y tú también tomaste, por eso tus síntomas, claro?

-Sí pero tomé muy poco

y estuve de viaje como un par de horas

y el resto durmiendo. Pero él... -¿Conoces a algún familiar de él?

-Sí, a Alma, su mujer.

-Pues si no te importa avisarle, por favor...

-¡Eh, eh, eh! ¡Es usted la morpho didius!

La ayahuasca es una bebida de origen amazónico a base de plantas.

Su consumo provoca visiones y alteración de la realidad.

Hay personas que lo consumen para fines terapéuticos o religiosos,

pero hay que tener en cuenta que también puede provocar ansiedad,

ataques de pánico o incluso cuadros de esquizofrenia.

Además de todo esto, no se detecta en los test de drogas normales.

-Alma, no te preocupes que Tomás está controlado.

Vale, vale, pues si no quieres que se quede solo,

yo me quedo hasta que tú llegues. Sí, no me importa. Venga.

Sí, chao.

-Que..., ¿qué tal Tomás?

-Bien. -¿Bien?

-Bien, bien, bien.

Precisamente estaba hablando con Alma, con su mujer,

que está muy preocupada. -Normal.

-Lo siento.

Siento no haber dicho la verdad desde el principio.

Pero claro, como soy una persona popular,

pues estoy acostumbrado a la discreción.

-No, si te entiendo perfectamente.

Yo hay según qué cosas que no contaría.

Y además existe el secreto profesional, así que no te preocupes.

Y ahora lo importante es que Tomás está controlado

y se va a poner bien seguro, no te preocupes, ya verás.

-Bueno. -Te dejo, que tengo un montón de lío.

-Muy bien. Muchas gracias, doctora.

Siento no haber contado a las doctoras

lo de la ayahuasca desde el principio.

Pero claro, es que estamos en plena promoción de la serie.

Imaginaros que la noticia se filtra y termino siendo "trending topic".

Pero bueno, lo importante es que Tomás se va a poner bien.

Y que vosotros vais a ver "Colegas".

Os sorprenderá.

Toño, amigo y colega del profesor Fonseca,

está de vuelta en el hospital.

Esta vez le acompaña su hijo Gonzalo.

-Hola, ¿qué tal? Juan. -Juanjo.

-Juanjo, Juanjo. -Juanjo sí. Toño.

-Toño, sí. Mira le presento a mi hijo Gonzalo.

-Hola, Gonzalo.

-Que bueno, ¿cómo anda, cómo sigue?

-Pues lo hemos llevado a Cardiología y todavía no se sabe nada.

-Pues espero que esté mejor porque tenemos que aclarar un asunto.

-Que no hay nada que aclarar, papá.

Que te lo he dicho un montón de veces.

-Gonzalo, ¡ya está, ¿vale?!

-No reacciona, ponlo a 200, Mar.

-Cargado a 200.

-¡Fuera!

No reacciona, venga, a 300.

-300.

-¡Fuera!

-Bueno, pues es que las cosas parece

que no son exactamente como las cuenta Fonseca.

-Ah, no, ¿y cómo son?

-Según me dice mi hijo,

están casi todos los compañeros hasta el gorro de Fonseca

por sus actitudes, por sus malos gestos.

Vamos, incluso me dice

que ha llegado a ponerle la mano encima a algún chaval.

-¿Fonseca? -Sí.

Sí. No, no, no... No, no, no lo sé. No lo sé.

Por eso hemos venido, para tratar de poner algo en claro en este asunto,

porque... -Disculpen.

Juanjo, te necesitan en Reanimación ya. Es urgente.

-Vale. De acuerdo.

-Lo siento. -No, no, no.

-Disculpa.

Tras recibir una dosis de calmantes y antipsicóticos,

Tomás descansa en la Unidad de Reanimación.

-¡Alma!

-¡Ay, Manuel! Gracias por quedarte a acompañarlo.

-Nada. -¿Dónde está?

-En Reanimación.

Es que no sé decirte, no sé qué le pasa a Tomás.

Últimamente veo que hace cosas que no son propias de él.

A lo mejor se ha dado cuenta de algo que no debía

y ha hecho una tontería.

¿Podemos dejar de grabar, por favor? Es que necesito verlo.

-Pues que se sentó conmigo y con unos colegas,

a hacer una especie de ceremonia.

Y que tomó ayahuasca. -No, hombre.

Eso no me cuadra, no me cuadra.

-Debe llevar como dos días tomando porque estaba fatal.

Me lo encontré aquí cerca y estaba como en una especie de brote,

diciendo cosas rarísimas, inconexas y aquí le han dado calmante,

le han dado antipsicótico y le están controlando.

-¡Tomás, Tomás! -Me lo llevo a Rayos y a UCI.

Disculpe, discúlpeme. -¡Es mi marido!

-Vale. Perdóneme, vamos a ver. Hemos te...

Vamos a ver, ha tenido una dificultad respiratoria

y hemos tenido que intubarlo, ¿de acuerdo?

En cuanto tenga más información yo le aviso.

-Pero ¿cómo pasa esto en un hospital?

Hemos encontrado a Tomás

con la saturación de oxígeno bastante baja

y además con dificultad respiratoria.

Por eso le hemos intubado de urgencia.

Pero además hemos encontrado en su cara restos de vómito,

por tanto podría haber broncoaspirado líquido gástrico.

La doctora Romero está estudiando

las radiografías de tórax de urgencia que le hizo a Tomás,

el paciente que consumió ayahuasca.

Lo que hemos podido ver en la radiografía de Tomás

es que no ha broncoaspirado líquido gástrico.

Por tanto la radiografía es normal.

Lo que vamos a hacer es repetir la prueba en unas horas

porque de momento no está fuera de peligro.

-¿Por qué no te quedaste con Tomás?

-Pues porque estaba bien y todo el mundo se estaba marchando a dormir.

Y él se quedó allí, tranquilo, bebiendo eso.

Ahora me siento culpable. -No, no, no. No pasa nada.

Él consumió hace muchos años.

Lo que pasa que lo había hecho por curiosidad,

no de esta forma tan destructiva. ¿Él te dijo algo en algún momento?

-No, yo, de la ceremonia me acuerdo de muy poco.

Bueno, esta mañana sí.

Esta mañana empezó a empujones,

a decir no sé qué de unos papeles y que...,

que los había encontrado y que se iba a marchar para siempre.

-Pedí los papeles del divorcio hace unos meses.

Lo que pasa que, como no lo tengo claro,

no se los he dado, y los he escondido en un cajón del armario.

-Y él los habrá encontrado. -Seguro.

Eso es lo que ha pasado.

Se ha llevado un buen disgusto.

-Y no sé qué de una mariposa.

Está obsesionado, no sé qué de buscar una mariposa,

no me acuerdo del nombre pero una mariposa.

-Sí. Sí, sí. Somos entomólogos. -Sí. Especializados en mariposas.

-Sí. Hemos estudiado todas las mariposas de la península menos una.

Tomás está obsesionado con encontrar esa mariposa.

Esa obsesión le ha alejado de mí

y ahora mismo nuestra relación ya no es lo que era antes.

Fonseca está siendo trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos

ante la imposibilidad de lograr controlar su trastorno hemodinámico

mediante la cardioversión eléctrica.

Como no hemos obtenido resultados con la versión eléctrica,

le hemos puesto a Fonseca lidocaína intravenosa.

Es un anestésico que también se emplea como antiarrítmico

y espero que con esto podamos controlar la situación.

-Lo siento. Se trata precisamente de Fonseca.

Hemos tenido que llevarlo a la UCI con una arritmia muy, muy fuerte.

-Pero ¿está bien?

-Según la doctora se trata de un ataque de ansiedad.

-Pero su..., su vida ¿no corre peligro...?

-Estamos haciendo todo lo que podemos, ¿eh?

No se dan por vencidos. -Muchas gracias.

-Bueno, tengo que seguir trabajando.

La verdad es que, aunque lo que dice mi hijo fuese cierto,

que la vida de Fonseca corra peligro

por culpa de una acción de la que él formó parte...,

es algo que me tiene bastante preocupado.

Y..., mira, no...

No sé. Es que no sé muy bien cómo gestionar esto, perdón.

Tras realizarle una segunda radiografía,

Tomás permanece ingresado en la UCI,

donde su estado empeora por momentos.

-Tiene fiebre, ¿eh? -Además también está hipotenso.

-Vale. Pues hay que poner antibióticos y fármacos vasoactivos,

¿de acuerdo? -Vale.

Si quieres, puedes ir a hablar con la mujer y yo me ocupo.

-Vale. Gracias. -A ti.

-Bien, pues esta es la segunda radiografía de Tomás.

Entonces, lo que hemos visto

es que ha broncoaspirado líquido gástrico, ¿de acuerdo?

Entonces, este líquido se ha alojado en los pulmones

y ha provocado una infección.

Lo que hemos hecho ha sido ponerle unos antibióticos

y tenemos que ver cómo evoluciona, ¿vale?

Y para eso hay que esperar.

-Vale.

No te preocupes, Alma. Que seguro que se pone bien.

-Claro. -Muchas gracias, doctora.

- De nada. -¡Ah!

-Alma, ¿por qué no entras con él?

-No, no, es que no quiero despertarle.

Prefiero verle desde aquí.

-Yo me voy a quedar con vosotros hasta que se recupere.

-Manuel, no te quedes, de verdad. Tú tienes muchas cosas que hacer.

Y no tienes la culpa de nada. -Lo sé. Pero no es molestia, ¿vale?

Además, así me quedo más tranquilo. -Gracias, gracias.

Creo que, después de todo lo que ha pasado,

quedarme con Tomás y con Alma es lo menos que puedo hacer.

Además, sabiendo que Tomás se pasó con la ayahuasca

porque encontró papeles del divorcio, no sé, como que me da pena.

Gracias al tratamiento con lidocaína intravenosa,

se ha podido estabilizar a Fonseca

después de que haya sufrido una parada cardiorrespiratoria.

Además hemos conseguido normalizar la presión arterial

y la frecuencia cardiaca.

Y el dolor que tenía en el pecho ha cedido

porque era un dolor tipo angina.

Por lo mal que estaba llegando la sangre

a las arterias que nutren el corazón.

A consecuencia de lo baja que tenía la tensión arterial y de la arritmia.

-Dame el móvil, anda. -¿Qué haces?

-Vente para fuera.

-¿Qué?

-Tu profesor está ahí muy grave y a ti parece que te da igual.

Que con todo lo que ha sufrido con lo de extintor y todo...

-Papá, que ya te lo he dicho, ¿vale?

Que ese hombre de ahí no es como todo el mundo se piensa.

Que si está ahí es porque él se lo ha buscado.

-Gonzalo, que nadie se cree

que Fonseca pueda hacerle daño a nadie, ¡hombre!

-Pero vamos a ver, ¿quién está en sus clases?

¿Tú?

No, estoy yo.

Pues créeme.

Dame el móvil, por favor.

-¡Oh, me encanta! ¡Qué buena pinta! -¿Te gusta?

-Sí, sí. Está estupenda.

Quiero verla.

-Pues está entera colgada en la web de Televisión Española, en Playz.

Todos los capítulos. -Pues muy bien. ¿Y qué...?

¿En dónde te inspiras para hacer las historias esas?

-Cada historia es un mundo.

En este caso queríamos contar la historia

de un montón de actores que hicieron algo hace años,

y no se habían vuelto a ver.

Y lo que hemos hecho es eso:

juntarnos un montón de actores que somos amigos

y nos lo hemos pasado fenomenal. Nos lo hemos pasado muy bien.

-Se nota. Se nota. Tenéis buen rollo. Hay química ahí.

-Oye, vosotros también tenéis una historia muy bonita:

la historia de dos entomólogos que les une el amor por las mariposas

y las van buscando por todo el mundo, eso está muy bien.

-Sí. Bueno, sí, no lo había pensado.

Al principio fue genial, la verdad.

Conseguimos estudiar todas las mariposas,

bueno, pensamos hasta en dejarlo.

Lo que pasa que ahí escuchamos que había una extraña mariposa,

la calimorpha dominula,

y fue donde nos volvimos como locos para encontrarla.

Pasaron...

Esto, te estoy, ya han pasado como ocho años o así.

Estábamos muy motivados; lo que pasa que ahí,

bueno, Tomás se obsesionó, cada año iba a más,

le cambió el carácter y...,

y ahora pues yo ya creo que, ni piensa en mí ni me quiere.

-Pero Tomás no nombró esa mariposa.

Él estaba nombrando otra cosa: la morphi... la amorphos, morphi...

-¿Morpho didius? -Morpho didius, eso es.

-Es que así me llamaba cuando éramos novios.

-Entonces no estaba buscando la mariposa.

Te estaba buscando a ti.

¿Ves que vuestra historia mola?

Y ahora más.

A Fonseca,

el paciente que ha sufrido varios problemas cardiacos,

se le ha realizado un nuevo electrocardiograma

para verificar su evolución tras el tratamiento.

-Fonseca, he estado hablando con el cardiólogo

porque, en el último electrocardiograma,

tu ritmo cardiaco es normal.

Ya no tienes taquicardia. La frecuencia cardiaca es buena.

Pero ha aparecido una onda específica

que nosotros conocemos como onda delta

y hemos llegado a la conclusión

de que tienes un síndrome de Wolff Parkinson White.

A ver, para que lo entiendas,

el corazón es en su mayoría un músculo.

Y como tal, está enervado por su propio sistema nervioso,

que es como un circuito eléctrico.

Lo que sucede en el Wolff Parkinson White,

es que hay una vía accesoria en este circuito eléctrico.

Hay una conexión eléctrica que se establece antes de tiempo

desde la aurícula al ventrículo.

Y esto puede provocar graves arritmias.

A ver, como desde que nos conocemos

nos conocemos en una situación de emergencia,

no te he podido historiar con tranquilidad,

no he podido hacerte algunas preguntas,

así que voy a hacértelas ahora. -Vale.

-¿Tú habías tenido palpitaciones con anterioridad?

-sí. Sí; últimamente sí.

Yo lo atribuía un poco al estrés que he tenido

y a la ansiedad que he sufrido.

Pero bueno, prefiero no hablar de..., del origen del tema.

-Ya. Es que puede ser que esas palpitaciones no fueran por ansiedad,

sino que fuera una manifestación del Wolff Parkinson White.

Puede que se haya estado manifestando con estos episodios de palpitaciones,

que eran autolimitados y no te han dado mayores problemas,

pero en esta última ocasión sí que te ha generado esta arritmia

que ha sido tan difícil de controlar.

-Ajá. -¿Habías tenido dolor torácico antes?

-No. Lo que es el dolor este no.

-¿Y hay antecedentes de muerte súbita en tu familia?

-No. No.

-¿Fumas? -No. No fumo ni bebo.

-¿Vale? Otros factores de riesgo cardiovascular como colesterol,

hipertensión, diabetes...? -No. No.

Y todos los días voy a..., camino.

Camino varios kilómetros al día. Pero...

-O sea, que deporte sí que haces. -Sí.

-Vale.

Bueno, voy a hacerte un ecocardiograma, ¿vale?

Es lo siguiente que vamos a hacer.

-Vale.

Vale.

-Que sí, que sí. Llevo aquí mucho rato.

Lo he decidido. No te preocupes.

Ya está, ya he tomado la decisión.

Es que ha pasado algo importante y no quiero entregarle los papeles.

Le quiero dar una oportunidad.

Que está bien. Estate tranquilo, que estoy bien.

Sí. No, no te preocupes, de verdad. ¡Ay!

Espera, te dejo, que ha venido la doctora.

-¿Qué tal? Bueno, tengo buenas noticias.

Tomás está respondiendo bien al tratamiento, así que,

bueno, si quieres te acompaño a verlo.

-Gracias. -¿Sí?

-Gracias. -De nada.

Bueno, pues la temperatura ha bajado, ¿eh? Eso es buena señal.

-Qué bien.

Doctora. -¿Sí?

-Me parece que ha movido los dedos. -Pues una buena señal también.

Eso es que está bajando la sedación.

-Hola.

Que no, que no, que no te preocupes.

Que yo..., que lo tengo todo controlado. Sí.

¡Que no, que...! Son cosas de mi padre.

¿Cómo voy a decir algo?

Pero ¡¿es que todavía no te fías de mí con todo lo que...?!

No. no, no. no. No te he gritado.

Que es que estoy en la calle y hay ruido.

Que no.

Pues perdón, ¿vale? Perdón si te ha parecido...

Pero que de verdad. Que no te preocupes, que yo...

Que no voy a decir nada.

Y que lo tengo todo controlado, ¿vale?

¿Y tú qué miras?

Tras haber superado la infección causada por la broncoaspiración,

Tomás es trasladado a planta, donde evoluciona favorablemente.

-Cariño, que tienes calor. Ahora pro...

¡Anda, qué alegría! ¿Qué haces aquí? -He venido a ver.

A ver qué tal está el moribundo. -¡Bueno!

Cariño, ¿no sabes quién es? -Mm...

Es uno de los chicos que fue el otro día al camping.

¡Manuel! -¡Ay!

-Menudo follón montabais por las noches.

-Claro, y a ti no te gustaba, ¿Verdad? -Bueno...

-¡Anda, anda!

Oye, desde que he hablado con vosotros

he estado fijándome a ver si veía la mariposa esa,

y no la he encontrado. -Bueno, tú no te olvides de una cosa,

da igual encontrarla o no. Lo más divertido es buscarla.

¿Verdad, mi querida morpho didius? -Sí, cariño, claro que sí.

-Bueno, ¿cuándo volvemos por el camping?

-Eh...

¿Nunca?

A Fonseca, el paciente atendido por la doctora Marco,

se le acaba de realizar un ecocardiograma,

buscando las causas de su enfermedad recién descubierta.

-Fonseca, en el ecocardiograma he visto que tienes

una anomalía conocida como anomalía de Epstein.

A ver, es una malformación en una de las válvulas del corazón,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 25/04/18 (1)

Centro médico - 25/04/18 (1)

25 abr 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 25/04/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 25/04/18 (1)"
Programas completos (1060)

Los últimos 1.073 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos