www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4323734
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 24/11/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

-Venía a ver si estabas lista para marcharte,

pero... ya veo que no.

-Qué va, cariño. Es que al final a Rey se le ha complicado un paciente

y no ha podido ayudarme con nada.

La pobre está estresadísima.

-Ven conmigo igual, ¿eh?

-Ya, Álvaro, pero no puedo dejar todo esto colgado.

Me comprometí con el Consejo.

-Silvia: Sabes que, si estuviera en mi mano, yo retrasaría el viaje,

pero... no puedo.

Hay mucha gente que depende de ello.

-Ya. Y a mí me pasa lo mismo.

Tenemos que reconstruir esa residencia de ancianos

después de la explosión que tuvieron.

-Tú tienes que ayudar a unos ancianos...

-Y tú, salvar a un pueblo en Camboya.

Si es que somos una pareja de superhéroes.

-No, no. Tú eres la heroína.

Y resulta que tu superpoder es hacer que los que están a tu alrededor

sean mejores personas.

-Ese es él.

Oye, guapo.

Que aunque seas Supermendi, eso no te da derecho. Sí, sí, soy yo.

¿Qué?

Vale. Vale, gracias.

-¿Qué pasa?

Marco: ¿Qué pasa?

-La avioneta de Álvaro. -¿Qué? ¿Qué? ¡¿Qué?!

-Que me acaban de decir que se ha estrellado.

-¿Cómo que se ha estrellado?

-Vale, muchísimas gracias, Alberto.

-Eh, perdona, ¿Centro Médico? ¿Te suena por aquí?

-Sí, mira, justo ahí, a mano derecha, detrás de una rotonda hay un parque,

cruzas y lo tienes ahí, a la izquierda.

-Perdona, pero no me he enterado de nada.

-Vale, discúlpame. Es que no... No me he explicado bien, ¿no?

-Bueno, un poco. Pero da lo mismo. -Bueno, yo voy para allá.

Si quieres, te acompaño.

-Pues te lo agradezco, porque llevo un rato y no lo encuentro. -Vale.

-¿Todo bien? -Sí, todo bien. ¿Por qué?

-No, por... -Ah, ¿por eso? Ah, sí...

Es que soy médico. Trabajo allí.

-Ah, justo lo que estoy buscando: un médico.

-Manu, tú no estás para ir caminando, ¿eh?

-Cariño, que ya estamos cerca. Solo estoy un poco cansado, de verdad.

-¿Y si te quitases la mano de la cara no respirarías un poco mejor?

-Sigo pareciendo una drag queen, ¿verdad? -Que no...

-Ya verás como esto sea algo chungo, tú ya verás.

Si es que al final, por una cosa o por otra,

es que todo me tiene que pasar a mí siempre. Ya verás. Ah...

-Manu, ¡Manu! ¿Qué te pasa? -Nada, nada. Por favor, váyase.

Por favor. -Es que soy médico.

-Mire, por favor, que se ha empezado a encontrar mal hace un rato,

en casa. Íbamos para el hospital...

-Perdona, ¿tú no eres la hermana de Gloria,

la que estudiaba para médico?

La doctora Rey explora a David

tras contarle que sufre de un continuo dolor de cabeza.

-A ver, a mí la cabeza me ha dolido siempre, pero...

Me asusté un poco porque me dolía siempre aquí,

como si llevara una gorra muy apretada,

pero últimamente es aquí atrás, en la nuca. Como en el cogote.

-Déjame ver.

Ya.

Mira, esto que me comentas se conoce como una cefalea tensional

y la verdad es que es bastante común.

-Siempre que me duele me tomo un par de pastillas y se me pasa rápido.

-O sea, que ¿te automedicas? -Sí, vamos, como todo mundo.

-Ya, pero eso no significa que esté bien.

-Vale.

-A ver... Para tu información, ¿vale?

Todos los medicamentos hay que tomarlos en una dosis adecuada

porque tienen efectos secundarios.

Entonces, por lo tanto, tienen que estar bajo supervisión médica.

-Vale. Prometo no volver a hacerlo. -Bien. ¿Has tenido fiebre o vómitos?

-No. -¿No?

-No. Nada de nada. A ver, últimamente duermo un poco mal, eso sí.

-Vale, pero ¿tienes algún tipo de problema o te ha pasado algo?

-Bueno, estoy intentando montar un negocio y estoy un poco nervioso.

Igual es por eso. -Vale. Igual es por eso, sí.

A ver, yo por lo que me dices,

creo que simplemente es un dolor de cabeza pasajero. ¿Vale?

Entonces te voy a recetar unos analgésicos

y te voy a dar unas recomendaciones, ¿vale? -Ok. Vale.

-Si tiene cefalea o dolor de cabeza, además de acudir al médico,

hay varias cosas que puede hacer que le pueden ser de gran ayuda.

Por ejemplo, descansar más, hacer ejercicio físico moderado

y no mirar ni la televisión ni el móvil antes de irse a dormir.

La doctora Jiménez ha traído con urgencia al hospital a Manuel,

que se encuentra muy mareado y con gran dificultad para respirar.

Tiene muy alto el pulso, la frecuencia respiratoria

y la tensión arterial.

Por otro lado, la saturación de oxígeno es muy baja

y esto podría explicar el color azul de los labios y de las manos.

No le está llegando el oxígeno como es debido.

-Tiene los labios más azules que antes.

-¿Me voy a morir? -Manu, no seas tan pesimista.

¿Por qué tiene ese color?

-A ver, cuando el color de la piel o de la mucosa es azulado

se le llama cianosis.

Puede ser por varios motivos, entre otros,

pues enfermedades cardiacas o respiratorias.

Mientras lo comento con mi supervisor,

me gustaría hacerte un electro, ¿vale? Y una radiografía de tórax.

Voy a avisar a un celador

para que te lleve a la sala de imagen, ¿de acuerdo?

-Gracias. -De nada.

Pepa, hija, ¿pues hacerle un electro a mi paciente?

-Claro, por supuesto. Sí. -¿Y te puedo pedir otra cosa?

-A ver, ¿qué se te ha subido la bata a la cabeza? ¿Qué quieres?

-Que no, tonta, que es por Marco. -Ah. ¿Se sabe algo más de Mendieta?

-No lo sé. Y no me atrevo a preguntarle.

Pero me gustaría animarla, ayudarla de alguna manera.

-Ya, pero es que el padre de su hijo

ha tenido un accidente de avioneta en Camboya y no se sabe nada.

¿Cómo pretendes animarla? Si es que...

-Nos llevamos bien, pero no la conozco lo suficiente

y no sé cómo se actúa en una situación así.

-Ya, mira, yo la conozco desde hace mucho y también me gustaría animarla,

pero es que... Yo creo que nadie está preparado para gestionar esto.

Bueno, me voy a ocupar del electro, ¿vale?

-Muchas gracias, hija.

-Muy bien, pues aquí tienes, David. -Pues muchas gracias. -De nada.

-Oye, ¿la salida es hacia la izquierda?

-No, es hacia la derecha. -Espérate, que te acompaño.

-¿David? ¿Peru tú qué haces aquí? ¿Y con Marina?

-¿Conoces a la médico?

-A ver, un momento: ¿os conocéis vosotros?

-Es mi hermano.

-Menudo pieza el explorador del Machupichu.

Lo último que sé de él es que me dijo que se iba a Sudamérica a encontrarse

A encontrarse o a perderse,

porque llevo un año y medio sin saber dónde está.

Mira, si está aquí es solamente por dos motivos:

o se ha quedado sin dinero o está sin un duro.

-Ah, bueno, pues encantada. -Igualmente.

-¿Pero tú que haces aquí con mi novia? Vamos a ver...

-¿Tu novia? -Sí.

-Pues enhorabuena, hermanito.

Y nada, a ti te acompaño en el sentimiento.

-¿Pero qué le pasa? ¿Está bien o...? -Está bien, está bien.

Ha venido porque tiene dolor de cabeza, ya está.

-¿Tú cuando ha llegado España, tronco?

-Desde que llegué a España

estoy intentando montar una agencia de viajes espirituales.

Quiero organizar estancias en la selva del Ecuador,

para gente que quiera probar el Ayahuasca.

-Perdonadme, chicos, pero es que me reclaman. Tengo que irme. ¿Vale?

-¿Comemos juntos luego? -Hoy, no.

Estoy un poco cansada y me quiero ir a casa. ¿Vale?

-Vale. -Encantada. Chao.

-Un placer, cuñada.

-¿Tú qué?

-Vas a echarme la bronca otra vez, ¿no?

-Hombre, si te la mereces, sí. -Vale.

-¿Qué pasa? Que te has quedado sin dinero, ¿no?

-No he venido a pedirle dinero a nadie.

-¿No me vas a pedir dinero para la agencia?

-A ver, un pequeño préstamo, pero para montar la oficina.

Luego ya te lo devuelvo. -Siempre igual, ¿eh?

-Bueno, ¿me vas a dejar el dinero o no?

-No.

-Hasta luego.

La doctora Jiménez ha solicitado una radiografía de tórax

para buscar nuevas pistas sobre el origen de la cianosis de Manuel.

Para completar el estudio,

la enfermera Monteoliva le realiza un electrocardiograma.

-Hola. -Hola.

Los resultados de las pruebas no ayudan a dar con el origen

de lo que le pasa a Manuel.

No tiene problemas de corazón, ni en los pulmones

y he hablado con mi supervisor y me ha señalado una posible causa.

Pues a veces, la cianosis es síntoma de intoxicación.

¿Has estado en contacto con algún producto químico últimamente?

-Sí, claro. Es que tenemos una floristería. Desde hace un año.

Bueno, porque era mi sueño.

Y Manu, aunque él sigue estudiando

su carrera de periodismo por las noches,

pues quiso ser mi socio.

-Entonces, entiendo que os pasáis mucho tiempo ahí.

-¡Uy! Sí, horas y horas, ¿verdad?

Allí entre abrillantadores, acaricidas, insecticidas, tintes...

-La verdad es que a veces parece que estemos

en un laboratorio clandestino más que en una floristería.

-Sí, y bueno, esto no sé si es muy importante,

pero es que Manu es bastante descuidado.

-Pues mira, eso es bastante común, ¿eh?

Aquí todas las semanas vienen personas que han tenido problemas

con productos de bricolaje, de jardinería...

Desgraciadamente, ocurre bastante.

Para usar este tipo de productos es aconsejable ponerse guantes,

lavarse la cara y las manos antes y después de usarlos

y no llevarnos los productos ni a la nariz y a los ojos.

En cualquier caso, si sospechamos de algún tipo de intoxicación

llamaremos al Centro Nacional de Toxicología

para que nos digan qué tenemos que hacer.

-Bueno, vamos a hacerte una analítica urgente, una gasometría arterial

y me gustaría hacerte un análisis toxicológico

para ver si se trata de una intoxicación.

¿Tienes alguna duda?

-¿Eres o no eres la hermana de Gloria? Yo es que... Vamos,

estoy casi convencido que nos presentó en el club.

-Sí, sí... Es que como ha pasado tanto tiempo, no...

-Pues antes de salir con Sofía, estuve un tiempo trabajando en un...

Bueno, que fui compañero de Gloria, la hermana de la doctora.

Una chica muy maja, pero que llevaba su trabajo

un poco más allá de lo que debía, quizá, ¿no?

Era un sitio bastante turbio.

Bueno, pagaban bien, pero yo decidí dejarlo e intenté convencerla,

pero ella siguió hasta que pasó lo que pasó.

Y... Bueno, yo creo que ya he dicho suficiente.

-Bueno, me voy que tengo que preparar todas las pruebas. ¿Te vienes, Pepa?

-Sí. Me voy contigo. Sí.

Hasta luego. -Hasta luego, gracias.

-¿Se puede saber qué ha pasado aquí? -¿El qué?

-¿Estuviste liado con la hermana de la doctora o qué?

-¿Pero qué dices? -¿Qué es eso del club?

-Pues nada, que la conocí en un club deportivo.

-Venga, hombre. Pero si tú todo el deporte que haces

es subir a casa andando y vivimos en un primero.

-A ver, que antes de salir contigo

pues estuve un tiempo trabajando de jardinero en un club deportivo.

Y la hermana de la doctora trabajaba allí.

-Ah. Pues qué de secretos tienes, ¿no? -Uf...

-Rey, hola. Mira, que justo te quería enseñar la analítica

para que me dieras tu opinión.

Por cierto, ¿has visto a Juanra, que está por aquí?

-Sí, sí, acabo de estar con él y con su hermano,

que bueno... Lo acabo de conocer.

-¿A su hermano? ¿Y lo siguiente qué es?

¿Los padres, el perrito, el pisito...?¿O un chalet?

¿Sois más de piso o de...? Perdón. ¿Te pasa algo?

-¡Buh! Pues no, la verdad es que no me encuentro bien.

Es que estoy muy preocupada por Marco.

Es que no sé, con todo lo que ha pasado no descansa, no duerme.

Está todo el rato aquí, en el hospital,

y lo peor es que tengo la sensación como... No sé...,

me siento un poco impotente.

A lo mejor, podía haber hecho algo también

por evitar que Álvaro cogiese el avión...

-Rey, Rey, escúchame, ¿cómo ibas a saber tú que eso podía ocurrir?

-Mira, me da igual. Yo necesito hacer algo. Necesito ayudarla.

-Me temo que ya lo has hecho.

Lo habrás pasado por alto.

Le propusiste a Marco que te ayudará con el proyecto de residencia,

así que tú impediste que cogiera el avión.

Eso es ayudar, ¿no?

Además, escúchame,

no podemos permitir tener esta actitud en el hospital

con nuestros pacientes.

Tenemos que intentar estar bien, ¿vale? Y seguir con el día a día.

¿No? -Sí. Bueno, a ver, ¿esto de quién es?

-Del paciente que tengo, que quería que le echaras un ojo.

-La gasometría arterial muestra

unos niveles muy altos de metahemoglobina en sangre.

Tienes lo que llamamos metahemoglobinemia.

-¿El qué? -A ver, la hemoglobina

es una proteína que se encuentra en la sangre,

y en tu caso, no deja que se libere el oxígeno de forma correcta.

-Vamos, que pinta chunga la cosa, ¿no?

Yo, la verdad, es que si no es por una cosa o por otra,

pero siempre me está tocando... -Manu, ¿quieres dejarla hablar?

-La cosa pinta mejor porque ya sabemos lo que te pasa.

Suele ocurrir por dos motivos: hereditaria, que no parece,

o adquirida, por estar en contacto con ciertos alimentos,

algunos químicos, drogas...

-Oye, yo drogas no he tomado en mi vida, ¿eh?

-Pues eso no lo sé. Porque como tienes tantos secretitos.

-¿Has tomado últimamente remolacha, espinacas o zanahoria?

-¿Este? Pero si es más carnívoro que un león.

-Pues entonces, parece que sea de un químico.

En principio, solo necesitarías que te administrásemos el antídoto:

Vamos a dejarte ingresado para ver cómo evolucionas

después de una primera dosis

y vemos si han bajado niveles de metahemoglobina, ¿de acuerdo?

-Ahora te vamos a pasar a planta. -Muchas gracias, ¿eh?

-Muchas de nadas. Hasta ahora. -Chao.

-Cariño, ¿pasa algo? -Pues sí. Que fíjate qué hora son

y todavía no ha entrado el pedido del salón.

¿Y si han cambiado de proveedor? Manu, eso nos hunde. Nos hunde.

Hace un par de meses contactó con nosotros un salón de celebraciones

y desde entonces, todas las semanas nos encargan

flores, centros de mesa, y demás.

Normalmente, son superpuntuales con el pedido,

pero hoy, es que aún no nos han encargado nada.

Y si seguimos abiertos es gracias a ellos.

Días más tarde,

David regresa aquejado de un aumento de su dolor de cabeza.

-¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? -Un poco peor, la verdad.

Ahora también me duele el cuello. Tengo como tensionado esto...

-No lo mueve. -¿No lo mueve?

¿Qué tipo de dolor es? -Continuo.

Y bastante intenso en toda la cabeza.

-¿En toda la cabeza? -Sí, además en el cuello.

-Vale. ¿Te has tomado los analgésicos que te receté?

-Cada ocho horas, sí. -Bueno. O eso dice.

-¿Te quieres callar ya, Juanra?

-Bueno, voy a explorarte, ¿vale?

La cefalea de David no se modifica ni con los movimientos

ni con los cambios de postura

y si a eso le sumamos que tiene muy rígida la nuca

y que acaba de vomitar,

la verdad: es un signo bastante alarmante.

A ver, vamos a continuar. Necesito que te pongas de pie. ¿Puedes?

Vale, intenta caminar.

La inestabilidad al caminar puede ser un signo

de un problema del sistema nervioso central.

Podríamos estar hablando o bien de un ictus, de un sangrado

o quizás un tumor.

Así que voy a programar urgentemente un TAC y un análisis.

Tras serle administrada una segunda dosis de antídoto,

Manuel ha detectado un nuevo problema al ir al baño.

-¡Enfermera!

¡Por favor! Por favor, ¿me puede ayudar?

-¿Qué pasa? -Que he ido al baño a... Y que ha

salido todo azul, vamos. -Ah, bueno, tranquilo.

Eso es un efecto secundario del medicamento.

Tinta las heces y la orina de azul. Tranquilo.

-Gracias. -Sí, no pasa nada.

Oye, mira, no quiero ser indiscreta,

pero conoces a la doctora Jiménez, ¿no?

-Bueno, sí, la conozco un poco, pero por su hermana.

Pero hace mucho tiempo que no la veo. Imagino que ya sabrás, ¿no? Desde...

-No sé. -Desde que... La encerraron.

-¿Cómo que la encerraron? ¿Pero te refieres a la cárcel?

-No, perdona es que me estoy mareando un poco.

-¿Sí? ¿Estás bien? -Perdóname. Perdona...

-A ver, una silla de ruedas, Sara, por favor.

-No te conozco mucho, cuñada, pero esa cara es de que algo no va bien.

-A ver, David, te hemos encontrado una masa dentro del cráneo

que no sabemos lo que es, pero que no debería estar ahí.

-¿Un tumor? -No te lo puedo asegurar. ¿Vale?

De momento, no te lo puedo asegurar.

Sí que podría ser. Así que necesito hacerte una resonancia.

-Bueno... -¿Vale?

Dadas las circunstancias, te voy a ingresar.

-La verdad es que el dolor de cabeza no para. Es insoportable ya.

La segunda dosis del antídoto

que debería haber normalizado los niveles de metahemoglobina

por lo que Manu es trasladado urgentemente a la UCI.

-Vamos a estabilizarle y enseguida salgo a contarte cosas.

No entiendo nada.

Pero si estaba mucho mejor,

por eso me ha acercado a la floristería...

Y yo que venía tan contenta a decirle que tenía razón,

que por fin ha entrado el pedido.

Por Dios, que alguien me diga qué le está pasando a Manu.

-Sofía. -¿Qué ha pasado?

-A ver, si te soy sincera, no lo sabemos.

Le hemos puesto oxígeno con una mascarilla más potente,

También le hemos puesto suero

porque tiene demasiada alcalinidad en la sangre.

-¿Pero por qué no ha funcionado el antídoto ese?

-Es que no lo sabemos.

Bueno, de momento, vamos a esperar, ¿vale?

A que mejore para ponerle la tercera dosis

porque podría ser contraproducente.

-No lo entiendo. Estaba mucho mejor. -Bueno, tranquila.

Se va a quedar en la UCI hasta que mejore, ¿vale?

-Vale. -Tranquila. -Gracias.

Tras la resonancia magnética craneal

la doctora Rey comunica los resultados a David.

-Bueno, pues ya tengo los resultados, chicos.

-Es un tumor, ¿verdad?

-¿La quieres dejar hablar a ella, por favor?

-No es un tumor. ¿Vale?

Es, de hecho, otra cosa que no habíamos caído en ello.

Los análisis indicaban que podría tener una infección,

pero en la prueba de imagen hemos visto

un posible parásito cisticerco en su primer estadio.

Es decir, que la infección se la está causando una larva de tenia

alojada en su cabeza.

-Mira, te explico, David,

el líquido cefalorraquídeo fluye a través del cerebro

y de la médula espinal, ¿vale?

¿Qué es lo que te está pasando a ti?

Pues que este parásito está obstruyendo ese flujo

y te está causando una hidrocefalia que, francamente,

sí que es verdad que duele bastante.

-Pero ¿cómo voy a tener un gusano en el cerebro?

-A ver, todavía no te lo puedo confirmar 100 %, ¿vale?

Necesito hacerte una serología.

Pero bueno, tranquilo porque te voy a poner un tratamiento para el dolor.

¿Vale? -Muchas gracias.

-Bueno, pues tengo que seguir con el trabajo.

-Ahora vengo, ¿eh?

-Marina. -Dime.

-¿Es grave lo de mi hermano?

-¡Uf! No lo sé, Juanra. No te lo puedo decir todavía.

A ver, primero tengo que asegurarme

de que realmente se trata de un parásito

y si es así, pues lo tenemos que eliminar

porque, evidentemente, se encuentra en una zona muy delicada.

-Vale. Vale. Muchas gracias, ¿eh? Por portarte tan bien con él. -Nada.

-Oye, ¿qué te pasa? Que estás un poco seria... ¿He hecho algo?

Ya la he fastidiado, ¿no? Es muy típico.

-Que no, que no. ¿Qué dices? ¿Qué vas a fastidiar? No. No.

¿Por qué? -No sé. Porque te veo como rara...

Y digo igual hecho algo que no me he dado cuenta, que me pasa,

y yo qué sé. -Que no, cariño, que no es por ti.

Es que hemos tenido un grave incidente aquí,

con un compañero del hospital,

y... Bueno, digamos que... Lo estoy transitando.

-¿Quieres que vayamos a tomar algo ahora o luego cuando salgas?

-Lo hablamos luego, ¿vale?

Venga, voy a solicitar la prueba. Chao.

-Gracias.

Buenas. -Hola.

-Oye, Manu sigue igual, ¿eh? -Sí, lo sé.

Estoy tan desorientada con ese caso y me da una rabia.

-No te fustigues. Estás haciendo lo que puedes.

-Eso espero porque con Marco tampoco es que haya avanzado mucho.

-¿Has hablado con ella?

-Sí, le iba a proponer para salir después del curro,

pero a la hora de la verdad... Me ha dado un montón de palo

y no le dicho nada. -Te entiendo perfectamente.

-Es que vaya tela. -Ya. Bueno, hay que esperar,

a ver si pronto nos dicen cosas positivas sobre Álvaro.

-¿Tú crees que le van a encontrar?

-Pues yo... Sigo los consejos que tú le das a tus pacientes:

Ser positivo.

-Tienes toda la razón.

Pero es que es mucho más fácil dar consejos que seguirlos.

-Ya. -Voy a ver cómo sigue Manu.

-Venga, te acompaño.

-Oye, que si tienes cosas que hacer, puedes irte.

No hace falta que estés aquí todo el día.

-No. Me voy a quedar, tío. ¿Sabes?

Así para que aprendas que cuando las cosas se ponen chungas,

hay que quedarse. No salir corriendo.

-Cuando se murió nuestro padre nos dejó un dinero en herencia y puf...

Mi hermano quería montar un negocio, un negocio juntos,

pero es que para mí la vida no es ni el dinero ni el trabajo.

Yo quería conocer mundo.

Así que ¿qué hice? Cogí mi parte de la pasta y me fui. Y ya está.

-Mira, tío, a mí me da igual

que te fueses a Sudamérica a probar la Ayahuasca,

a encontrarte a ti mismo, o sea, me da exactamente igual.

A mí lo que me jode es que se murió papá

y el que se quedó con mamá y con nuestra hermana fui yo.

Tú te largaste como un niñato, tío.

-Bueno, pues tan niñato no seré

cuando estoy aquí montando un negocio, ¿vale?

-Pues mira, para el negocio, si quieres un consejo pídemelo,

que te voy a dar todos los consejos que quieras,

porque yo sí que he conseguido montar un negocio.

Yo sí que he conseguido ser mi propio jefe. Currándomelo.

-Ya. ¿Con qué más montaste el negocio?

-Con el dinero de la herencia. -Con eso no llega.

-Con eso compré la mitad. -¿Y la otra?

-Pues la otra la he pedido. -¿A un banco? -O no.

-¿A Monzón? ¿Me estás diciendo que le has pedido la pasta a Monzón?

-O sea, ¿estás cometiendo el mismo error que papá? ¡Buah!

O sea, yo flipo contigo, colega.

Mira, que sea la última vez que me vienes a dar consejos

cuando tú te metes en cosas mayores que las mías, ¿me oyes?

-Me voy a... Tomar algo. -Sí, anda, vete. Anda, vete. Sí.

Tras un control exhaustivo en la UCI la cianosis de Manuel ha remitido,

por lo que le retiran el oxígeno y le han subido a planta.

-El análisis de tóxicos no ha dado ningún resultado concluyente, ¿vale?

Pero ya estás fuera de peligro.

Así que aún no sabemos la causa de la enfermedad,

pero si tienes los mismos síntomas tienes que volver. ¿De acuerdo?

-¿Eso significa que nos podemos ir ya?

-Sí. Acordaos de usar siempre mascarilla.

Y cuidado con los productos en la floristería.

-Ok. -¿Vale?

-Vale. Pues muchas gracias. ¿eh? -Chao.

-Pero bueno, ¿y esa cara? ¿Qué pasa?

¿Que no te alegras de que me haya curado?

-Pues sí, mucho. Pero es que te tengo que decir una cosa.

Es que con todo este lío no he tenido ni fuerzas para preparar el pedido.

-Ah, bueno, mujer, no te preocupes.

Voy a hablar yo con los clientes para que nos den unas horas de margen

y le hacemos una rebajita, ¿te parece?

-Vale. Oye, ¿y cuándo me los vas a presentar?

Porque tengo un montón de ganas de ir allí para ver nuestras flores

y los centros de mesa...

-Pues mira, te los voy a presentar ¿sabes cuándo?

-¿Cuándo? -Cuando nos casemos.

-Sí, en el 2040. ¡Estás tú bueno!

-Sí, hombre, claro que me preocupa. Es Mendieta. Sí...

Ventanuco... Oye, ahora te llamo. ¿Qué tal?

-Hombre. Bien. ¿Qué tal tú, tío? -Bien. Bien. ¿Y tú? ¿Te pasa algo?

-Mi hermano, tío, que está ingresado. -¿Qué le pasa a tu hermano?

-Pues que ha venido con un gusano en la cabeza.

-Ah, algún parásito o algo, ¿no? Ya, bueno, no te preocupes.

Está en las mejores manos, ¿eh? y... oye, ¿a Rey le pasa algo?

Que la veo un poco rara. -Pues es que tampoco lo sé, tío.

No sé lo que le pasa,

pero tampoco me deja que le ayude. No lo sé, tío.

Entre lo de mi hermano y lo de Marina estoy de lujo, tío.

-Ya. Oye, ¿te puedo dar un consejo? -Sí.

-Mira, con Rey siempre funciona que la ayudes sin que se dé cuenta.

-¿Y eso cómo se hace?

-A ver, ¿quieres que te diga lo que haría yo en tu caso?

Al poco, Manuel, el paciente afectado de metahemoglobinemia

regresa con los mismos síntomas.

-Pero es que a mí me da igual no entregar el pedido, Manu.

Como si pierdo la floristería.

Al que no quiero perder es a ti.

-A ver, no voy a consentir que tengamos que cerrar la floristería,

¿vale? Hemos luchado mucho y no.

-¿Hola? -Hola, buenas.

-Tienes otra vez las manos azules. Y los labios...

¿Cómo ha podido pasar otra vez?

-Pues mira, porque a lo mejor se puso la mascarilla el primer día

y pare usted de contar.

-Mira, si me he puesto la mascarilla solamente un día

es por lo que me insistes en que me la ponga.

Es que me dice todo lo que tengo que hacer.

Que me coma la verdura, que no lave la ropa blanca con la de color,

que no use su crema para cuando me depilo, pero es que ya está bien.

-¿Te depilas? -Sí, claro.

-¿Y esa crema la usas solo en una zona concreta?

-¡Uy, una zona en concreto! Pero si se embadurna todo el cuerpo.

Con lo cara que es la crema...

-¿Y la usas desde hace mucho? -No, la uso desde hace poco.

Antes usaba otra, pero es que esta es mucho mejor.

-Ya. ¿Y sabéis cómo se llama la crema? -Sí.

-Algunas cremas contienen anestésicos como la benzocaína,

que si se extienden por una zona extensa del cuerpo

pueden provocar metahemoglobinemia

a personas sensibles a estos compuestos.

Ahora ya sí sabemos lo que le pasa a nuestro paciente.

David, el paciente con un posible parásito alojado en el cráneo,

descansa a la espera de los análisis.

-Hola, David. ¿Cómo te encuentras? -Pues aquí estamos yo y el del ático.

Pasando el rato.

-Bueno, pues...

-¿Tienes los resultados? -Sí.

-Hola. -¡Hombre!

-¿Qué tal? -Hola.

-Mira, has llegado justo para enterarte del final de la película.

-A ver... -Bueno, vamos a ver.

Como te decía, sí tengo los resultados, ¿vale?

Y sí que vamos a necesitar una orden de desahucio

para el inquilino que tienes aquí arriba.

-¿De verdad tengo una tenia en la cabeza?

-De verdad que sí. Pero a ver,

tampoco te pienses que es muy grande, ¿vale?

Que más o menos es como de este tamaño.

-¿Pero cómo se me ha podido meter algo así la cabeza? ¡Por Dios!

-Bueno, eso en alguno de tus viajes, tío.

El modo más habitual de contagio es

a través del consumo de carne de cerdo infectada

que provenga de algún lugar sin ningún tipo de control sanitario.

Aquí, en España, es bastante difícil que eso ocurra

a menos que consumamos carne de caza

que no haya pasado por ningún tipo de control.

-Y me tenéis que abrir la cabeza como un melón, ¿no?

-No. No tenemos ni que abrirte, ni que operarte ni nada por el estilo.

Te vamos a administrar unos medicamentos

y va a hacer que desaparezca.

-Desaparece sin más. -Sí. Bueno, digamos que se deshace.

Aunque necesito que te quedes todavía unos días aquí ingresado

en el hospital. ¿Vale?

Tenemos que ponerte el tratamiento

y tenemos también que hacerte una serie de controles

para comprobar que el líquido cefalorraquídeo

está completamente normal.

-Vale, no hay problema.

Aquí por lo menos la alimentación está controlada.

-Pues muchas gracias, Marina. Gracias. -De nada.

-¿Te acompaño luego a casa, cuando salgas?

-Vale. Pásate por mi consulta. -Vale.

-Pues nada, luego os veo. -Gracias.

-Bueno, tío, pues ya está. -Sí, la verdad que sí. Qué descanso.

-Oye, van a traer la cena. ¿Qué te pido? ¿Un poquito de panceta?

Y para el gusanito... ¿unas hojitas de morera?

-Sí, morcón. Trae un poco de morcón.

-Si va a realizar algún viaje al extranjero,

es importante que se informe de la situación sanitaria del país,

si debe ponerse alguna vacuna

y también, si debe tomar alguna medida higiénicodietética.

Un rato después de suministrarle la dosis de azul de metileno,

desaparecen los síntomas de la cianosis de Manuel.

-Ahora mucha suerte con la floristería.

-Muchas gracias. -Ya veremos.

Porque yo creo que tanto tiempo aquí

hemos perdido el único buen cliente que teníamos.

-Vaya. Creo que me están llamando, que tengo una urgencia, vamos.

-De nada. -Hasta luego.

-Cariño, siéntate. No te quedes triste.

Que la culpa de que la floristería no haya funcionado

no la tienes tú. Ni yo.

Yo creo que tiene que ver con el sitio en el que la hemos comprado,

que no funciona o que la gente, ya ves, no compra tantas flores.

-Bueno, pero mira el salón de celebraciones.

Que nos hacen un montón de pedidos todas las semanas, Manu.

-No existe. -¿Cómo?

-Que el salón de celebraciones no existe. Que soy yo. -¿Por qué?

-Como no quería que renunciases a tu sueño en la floristería,

pues me lo inventé.

Y todas las semanas soy yo el que hace el pedido y lo paga.

-¿Y a dónde van las flores?

-Pues a casa de mi abuela, que tú no sabes lo contenta que la tengo.

-¿Y con qué las pagas?

-Soy stripper. -¡¿Cómo?!

-Que, por la noche, cuando te digo que voy a un centro de estudio

para sacarme periodismo, pues no voy.

Lo que voy es a un centro de striptease.

-¡Ay! Manu, ¿desnudo? -No, no. Desnudo no, ¿eh?

Yo bailo en barra. En tanga. -¡Ay!

-Eso es lo que hace en el club

donde conocí a la hermana de la doctora. Bailaba en barra.

Y bueno, no se me daba nada mal.

Yo no quería volver, pero era una forma fácil y rápida

de conseguir dinero

y bueno, yo sé poner mis límites ¿sabes? Gloria no supo.

No sé si me entiendes.

En eso lugares hay como un doble fondo, ¿sabes lo que te digo?

Pero, cariño, no te enfades conmigo, ¿eh?

-No. Si ya sé que lo has hecho por mi sueño.

Pero es que a mí me da mucha pena perder la floristería.

-Mira, escúchame, que he pensado un plan B.

¿Qué te parece si usamos el local de la floristería

y abrimos una academia de baile? ¿Eh? -¿Una academia de baile?

-Claro, a mí no se me da nada mal

y tú has ganado bailando en las fiestas del pueblo.

-Tú no sabes cómo se ponía la sala de gente... ¡Así!

Bueno, que entraba muchísima gente, que es un negocio...

-¡Que no lo veo! -Créeme, que es un negocio redondo.

-Y te voy a decir otra cosa:

que como te vuelva a ver yo cualquier noche bailando

en cualquier club por ahí, lo nuestro se acabó, ¿eh?

-Bueno, ¿ya me estás diciendo otra vez

lo que tengo o no tengo que hacer?

-Pero bueno, pero ¿qué más te da?

Si luego tú haces lo que te da la gana.

Que eres o eras stripper y no me habías dicho nada.

-Bueno, no empieces, que ya sabes que lo hacía por una buena causa.

-Pero ¿sabes qué es lo que más me fastidia de todo? -¿Qué?

-Pues que nunca hayas bailado para mí.

-Cómo eres... Pero eso... Eso tiene remedio, ¿no?

-Sí. Yo creo que sí.

Mira, montaremos la escuela esa y a ver qué pasa.

-Pues pasa que ¡vamos a triunfar!

-Ojalá. -Ya verás.

Una vez comenzado el tratamiento, David se recupera favorablemente.

-Te he traído un regalito. Una foto de tu colega de arriba.

-Le voy a poner Juanra. Se parece a ti.

-No. Es “Jorgito, la tenia”. Se llama.

No sabes de la que te has librado, tío. Menos mal.

-Pues no te creas, que sigo preocupado, ¿eh? -¿Por?

-Juanra, prométeme que vas a alejarte de esa gente.

-Mira, David, vamos a hacer una cosa.

Yo no te digo lo que tú tienes que hacer, ¿vale? Pero tú a mí tampoco.

¿Vale?

-Ya sabes lo que le pasó a papá, ¿no?

-Pero yo no soy papá.

-Piénsalo, tío. Hazme caso.

-¡Uy! ¿Eso es una sonrisa? -Eh... No.

-Que sí, que está sonriendo. Oye, pues me alegra verte así.

-Sí, la verdad es que sí.

Estuve dándole vueltas a lo que me dijiste de salvarle la vida a Silvia

y... En cierta forma, creo que tienes razón, ¿no?

Además, luego estuve con Juanra

y digamos que consiguió que me olvidase de todo.

-Bueno, eso es lo que tiene que hacer, preocuparse por ti.

-Sí, es curioso, ¿no?

Porque de repente estábamos dando un paseo y de repente,

pasamos por la puerta del Abanico...

-Ese es el italiano que tanto te gusta, ¿no?

-Sí, al que hemos ido tú y yo como ochocientas mil veces.

-Y casualmente, pasamos por la puerta de la filmoteca, que estaban echando,

casualmente, "El apartamento". -Pues vaya con el Ventanuco...

Sí que te va conociendo bien. -Sí, sí. Eso parece. -Pues sí.

-Perdón. Dacaret, ¿me acompañas un momentito a recepción?

-Sí, claro. Hasta ahora. -Hasta ahora.

-Quería agradecerte la ayuda que me has brindado con Manu,

con mi paciente.

La verdad es que es la primera vez que me he visto un poco superada.

-Que no, hombre, que no. Que no estaba superada.

Igual estabas un poco más apagada.

-Que lo de Mendieta me ha afectado mucho.

-Ya, a mí también me ha afectado muchísimo. A todos.

Fíjate que ayer me puse a llamar por teléfono a todos mis hermanos

con los que me llevo a patadas.

Menos mal que solo me cogió el teléfono mi hermana.

-Bueno, en todas las casas se cuecen habas, ¿no?

-Ya, sí, supongo que sí.

Oye, dime una cosa: ¿tú no tenías una hermana?

La que conoce el paciente.

-Sí. Oye, que gracias por acompañarme este ratito,

pero tengo un poquito de prisa. ¿Sabes? Mañana nos vemos.

Hasta mañana.

  • Centro médico - 24/11/17 (1)

Centro médico - 24/11/17 (1)

24 nov 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 24/11/17 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 24/11/17 (1) "
Programas completos (746)

Los últimos 759 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios