www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3643730
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 23/06/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Paula, prepárame la ventilación mecánica.

Un protector gástrico y antieméticos, por favor.

Diego. Laura, quédate ahí, por favor.

¡Diego, tengo que...! ¡Quédate ahí!

Lleva la botella a analizar.

Perdona, soy Lucía. Creo que no me conoces.

Soy la psicóloga del hospital. ¿Estás bien?

¿Esta es la botella de la que hablaba?

-Sí. -Pues ven.

Acompáñame al laboratorio. Está en buenas manos.

Aunque a los familiares nos resulte muy complicado

no estar con el paciente siempre,

debemos saber que en una situación de urgencia

es fundamental que haya las mínimas distracciones

alrededor del paciente.

Y un familiar alterado puede crear complicaciones.

Aunque crea que ayuda.

Tiene la tensión baja. Paula, no sé si me he explicado.

Necesito un antiemético y un protector gástrico ya.

Corre, por favor, ¿vale?

Vale. Diego, cariño, venga.

Te vas a poner bien.

Vale. Tranquilo, ¿vale? Cariño.

Lo estás haciendo bien.

"Francamente me da igual que digan"

que la implicación emocional afecta a la práctica.

Ese niño de ahí es mi hijo

y nadie quiere más que yo que se ponga bien.

Tranquilo, cariño. ¿Vale? Que todo va a salir bien.

Está papá aquí.

Te estás portando muy bien.

Eres un campeón.

Tranquilo, Diego.

Te quiero.

"Análisis de sangre y de orina,

una gasometría arterial,"

una radiografía de tórax,

videoendoscopia digestiva alta, un broncoscopia,

y además tenemos una monitorización cardiaca constante.

A ver, son muchas pruebas para un niño

y más en su situación

y yo intento que mantenga la calma,

pero es complicado porque a mí también me cuesta.

Julia ha acudido a urgencias

por la aparición súbita de una molesta erupción cutánea.

¿Julia Espinosa? Sí, yo.

Oye.

Si quieres pasamos a alguien y así me voy antes.

Un segundito, por favor.

Bueno. Tres,

dos, uno.

Vale, vale. Ya, ya estoy. Perdona, ¿eh?

Espero que fuese algo de trabajo.

Sí, más o menos.

Es un juego al que estoy superenganchada.

Es un juego de estos de rol

que puede jugar gente de todas partes a la vez.

Y a mí me gusta mucho porque cuando juego

es como si tuviera otra vida en la que no tengo preocupaciones.

Aquí soy Julis92,

una elfa a la que... Bueno,

a la que por ejemplo no le salen ronchas.

¿Desde cuándo tienes erupciones?

Pues he amanecido así esta mañana.

Ya.

Y no sé si tendrá algo que ver, pero tengo dolores musculares.

Hombre, eso puede ser por el ordenador también.

No tiene fiebre.

Vale. Muy bien.

¿Has podido consumir productos frescos en mal estado?

No lo creo. La verdad es que últimamente como regular.

Cosas precocinada. Sobre todo pizzas y eso.

-No salgo mucho de mi cuarto. -Ya.

Voy a hacerte una analítica de sangre.

-Por la urticaria. -Vale.

La urticaria es una reacción en la piel caracterizada

por la presencia de ronchas.

La suelen producir factores infecciosos,

inmunológicos, medicamentosos o alimentarios.

Algunos consejos para aliviar el picor

pueden ser vestir ropas suaves y holgadas

o aplicar compresas frías en las zonas irritadas.

Pon el cuello así. La cabeza recta. Muy bien.

Tienes inflamados los ganglios submandibulares

y los cervicales.

Clara, ¿puedes avisar a un celador? Sí, voy ahora mismo.

Mejor no te rasques.

Cuanto más te rascas, se libera histamina y más pica.

Qué complicado. Es que me pica un montón.

Ya.

¿Qué ha pasado para que se intoxique?

Diego y yo estábamos discutiendo. Últimamente discutimos mucho.

Ven aquí, siéntate.

Y Diego, mi hijo, nos ha llamado desde la cocina

y nosotros como estábamos discutiendo pues no le hemos hecho caso

y al rato nos hemos dado cuenta

de que no se oía nada. Hemos ido a la cocina

y estaba el niño tirado en el suelo con la botella al lado.

Es una botella que tiene un líquido con el que la chica de la limpieza

limpia la terraza. No sé qué es.

Lo compra a granel y por eso está en esa botella.

Mira que le tengo dicho que no se tocan,

que esas botellas no se tocan, que son peligrosas.

Se habrá confundido o algo.

O no. Puede que se haya confundido y puede que no.

"Los niños necesitan constantemente"

la atención de los padres. Y si no la tienen, la reclaman.

Y si ven que no llegan, entonces recurren

a lo que saben que funciona, que es hacer algo prohibido.

¿Me estás diciendo que se lo ha tomado a posta?

¿Porque estábamos discutiendo?

No lo sé.

No sé. Laura.

¿Cómo está? Bien,

le estamos dando antiácidos. Está grave, está en la UCI.

¿Y por qué no me has dejado estar con él, Diego?

Laura, soy su padre y, que yo sepa, soy el médico.

Sí, bueno, muy bien. ¿Puedo ir a ver a mi hijo?

Claro que puedes. Ve donde quieras.

Bien, muchas gracias. Hala.

Diego, Diego.

Diego.

(RESOPLA) ¿Estás bien?

Gracias.

Perdona, ¿vale? Nada, nada, nada,

Yo no te quiero molestar.

Es solamente

por si necesitas ayuda, estoy arriba. Me silbas

y ya te tiro la trenza invisible.

Tranquilo, ¿eh? Vale.

Gracias.

Julia, la chica que llegó con erupción cutánea

espera a que le entregue los resultados de la analítica.

Supongo que esas prisas no son para hacer los deberes, ¿no?

¿Los deberes?

¿Se cree que tengo cinco años?

(SUSPIRA)

Oiga, oiga, espere.

Que... Perdón. Lo siento mucho. Ya sé

que estoy muy borde

porque últimamente estoy un poco estresada.

Déjeme adivinar. Un chico.

-Pues sí. -Sé detectar el mal de amores

mejor que cualquier médico de aquí.

-¿En serio? -En serio.

Pues sí, es un chico que...

No quiero aburrirle con mis historias.

No me aburres. Cuéntame.

-¿Sí? -Sí.

Pues mire, es

este de aquí.

En mi otra vida, en mi vida virtual,

mi elfa ha conocido a otro elfo.

O sea a un chico que juega con un personaje de elfo.

Y me encanta. El chico, vamos. Bueno, y el elfo también. Los dos.

Hemos estado chateando últimamente

y el otro día me pasó una foto.

Y es...

Es igualito, igualito que el elfo, su personaje.

Igual. Es alto, guapo, rubio

y majísimo.

-Es muy guapo. -Sí.

Se llama Héctor. Bueno, en el juego por el que nos conocimos

su personaje se llama Hectorius.

Es alucinante porque tenemos tantísimas coas en común.

Todo. Todo. Los mismos gustos en todo. Nos gusta

los mismos grupos, las mismas series, las mismas pelis,

los mismos cómics. Todo. Es que parecemos almas gemelas.

Es increíble.

¿Y tú también le gustas a él?

Pues, bueno, es que ese es el problema.

A ver, el chico se ve muy interesado y tal,

pero yo no le he mandado foto.

Cuando vea que no soy tan guapa como él

y menos ahora con estas ronchas. Seguro que me ve y sale corriendo.

El doctor Herranz acude al laboratorio

para recoger los análisis de sangre y orina de su hijo Diego

y los resultados que le dirán con qué se ha intoxicado.

Diego, espero que se mejore.

Diego ha ingerido ácido fluorhídrico al 20 por ciento.

Es una sustancia cáustica que puede llegar a ser mortal.

De hecho si hubiese bebido un poco más...

Pero bueno...

Es importante que guardemos bien los tóxicos que tenemos en casa

porque si no,

pueden pasar cosas así.

Papá. Sí.

No, no, A ver, Diego está grave, pero está estabilizado.

No, tú quédate con Mario y Olivia, por favor.

Sí, te voy informando.

Adiós. Adiós.

Diego tiene el estómago y el esófago congestionados.

¿Vale? Y tiene lesiones erosivas.

¿Qué se ha bebido?

Ácido fluorhídrico al 20 por ciento.

Es una sustancia cáustica

que si llega a beber más, podría haber sido mortal.

Se podría haber muerto porque no hemos estado atentos.

Laura,

¿cómo hemos llegado a esto?

Esto ha sido un aviso.

Tenemos que hablar, ¿vale?

Sí, pero no sé cómo hacerlo, por dónde empezar.

Cada vez que empezamos a hablar, terminamos discutiendo.

Bueno, a lo mejor necesitamos ayuda profesional.

Lucía la psicóloga se ha ofrecido. No, no, no.

No, no voy a hablar con una amiga tuya.

Seguro que voy a quedar como la mala. Alguien neutro.

Lucía es una psicóloga, no es amiga mía. Es una profesional.

¿Vale? Yo voy a ir.

Entonces si has decidido ya que va a ir,

¿para qué me preguntas? Siempre haces eso.

Vamos a ver, si digo que voy para arreglar algo, malo.

Si digo que no voy, malo. O sea...

Mira.

Da igual. Ya estamos discutiendo.

¿Vale? No me apetece y no es el lugar.

Yo voy. Si quieres ir, bien. Si no, no vayas.

-¿Así? -Eso es. Natural. Como tú eres.

-Sí, bueno, natural con esto así. -Así está. Eso es.

Te voy a hacer un "book" que vas a parecer la Jolie.

Ya. ¿Tienes bastantes ya?

Sí, ya. Es para que salga en mi móvil solo.

Me están llamando. Están ya los resultados de Julia.

Me tengo que ir. De acuerdo. Gracias.

Hasta luego. Chao.

¿Para qué quieres realmente la foto de Marco?

A mí no me engañas, no soy tonta. Se ve que tramas algo.

Vamos a ver, si no me lo dices, voy a empezar a sospechar

que la quieres para hacer cochinadas.

Mira, es para ayudar a una paciente de la doctora Marco

a que consiga un chico. ¿Lo has entendido o no?

¿Y esto es lo mejor que se te ha ocurrido?

Pero vamos a ver, en cuanto el chico sepa que no es ella,

pues adiós muy buenas.

Y sobre todo por mentir. Porque te digo una cosa, las ronchas

se le pueden ir, pero la mentira ahí queda.

No tienes ni idea.

El chico es guapísimo, las cosas como son.

Yo quiero retrasar el momento de que se conozcan

hasta que ella esté preparada. Solo eso.

A ver, tú eres consciente de que lo que dices

no tiene sentido ,¿verdad?

Es el peor consejo que he oído yo creo que en toda mi vida.

Vaya idea.

Pues yo siempre he actuado así. A las bravas e improvisando.

Y no me ha ido mal. No me ha ido mal, seguro que no.

Hola. Hola.

¿Qué tal está el peque?

Bueno, pues está estable.

Así que bien. Bien.

Entiendo que no has venido a verme solo por eso, ¿no?

No, Lucía.

Quiero aceptar tu ayuda. Mi matrimonio no va bien,

ya lo sabes, y quiero hacer un esfuerzo.

Estaría muy bien que viniera Laura.

Sí, bueno. Ya te digo yo que no está muy dispuesta.

Es que así vería cómo os comunicáis.

Pues ya lo has visto. Y perdona por la escena, ¿eh?

Nada, no te preocupes. Es normal. Es una situación difícil y de tensión.

¿Sabes qué pasa? Que no es la situación. Que es así

todos los días. Todos.

¿Y por qué crees que discutís tanto?

Pues no lo sé.

Es como si un día hubiésemos abierto un cajón de broncas

y discutiésemos por todo.

O sea, por todo me refiero por tonterías.

Es que ya es discutir por discutir. No sé. No tiene sentido.

"Cuando Herranz"

dice que discuten casi por defecto,

está aludiendo a uno de los factores principales de las crisis de pareja,

los problemas de comunicación.

¿Pero la sigues escuchando

o estás oyéndola y esperando a ver

cuándo saltas?

Pues hombre, no lo había pensado, pero puede ser.

¿Puede ser que tengas todas las alarmas disparadas

y te sientas que te van a atacar en cualquier momento?

¿Y por qué crees que estás a la defensiva? Una pareja

quiere lo mejor para nosotros.

Bueno, eso pudo ser antes, pero ahora...

¿Estás pensando en algo en concreto?

¿Cómo te explico esto?

Laura estuvo liada con mi mejor amigo.

Patxi es el padre de Olivia.

Y yo lo intenté superar y te prometo que hice un esfuerzo,

y no se lo dije a nadie,

pero no he sabido hacerlo. Sé que es mi culpa,

pero no sé cómo hacerlo.

No sé si tú me puedes ayudar o...

Lo intentaré.

Cuando al doctora Marco ha ido a informar a Julia

de los resultados de los análisis,

se la ha encontrado con más erupción,

dolores en las articulaciones y fiebre.

Por ello ha indicado realizarle un TAC.

El TAC cervical y toracoabdominal

ha descartado la presencia de otros ganglios inflamados.

Es una buena noticia.

Pero aún los síntomas de Julia están empeorando en poco tiempo.

Y eso me preocupa.

Aparte de los dolores en las muñecas,

en los tobillos y en las rodillas. ¿Te duele algo más?

Pues sí, me duele un poco el abdomen

y antes cuando he bebido agua, me molestaba la garganta.

Vale, pues túmbate que quiero explorarte.

Bueno, ya te avanzo que el resultado de las analíticas

hemos visto que la urticaria no se debe a una reacción alérgica,

pero hemos encontrado otras alteraciones.

Julia presenta un aumento de los leucocitos en sangre

que encaja con la inflamación de los ganglios.

Pero todavía no sabemos la causa de este hallazgo

ni de los nuevos síntomas.

Vamos a seguir haciéndote pruebas, así que mejor quédate ingresada.

Qué remedio.

¿Qué pasa?

Nada, es que...

No te pienses nada raro, pero es que eres superguapa.

¿Pero qué dices? Tú también eres preciosa. Mira qué pelo,

-qué ojos, qué todo. -Qué va.

Y menos ahora con esto que parezco un trol.

Bueno, pero eso te desaparecerá.

Ya, pero aun así.

De verdad, no sabes cómo te envidio.

¿Pero te crees que lo tengo todo hecho?

La belleza no es tan importante para ser feliz.

¿Quieres que te sea sincera y te cuente una cosa?

Justo hace un par de días

que la psicóloga del hospital me ha dado el alta.

-O sea que fíjate. -¿En serio?

Sí. Así que no tiene nada que ver la belleza para ser feliz.

Hay un millón de cosas. Además, hay mucha gente

que es guapa por fuera y luego...

-Ojalá todos pensaran como tú. -Es que son tonterías, de verdad.

-¿Vale, guapa? -Muchas gracias.

De nada.

Hola.

¿Cómo está Mario y Olivia?

Bien. ¿Cómo está Diego?

Mamá.

Mi amor. Diego.

¿Qué tal, cariño?

Tranquilo, ¿vale? Vas a estar unos días en el hospital.

Pero estarás con papá

y con mamá.

Eres un crack.

Descansa.

Descansa, mi amor.

Te quiero. Te queremos.

La presencia o ausencia de síntomas

no se corresponde directamente con la gravedad

de las lesiones en el tubo digestivo.

Esto quiere decir que aunque parezca estable,

hay que repetir las pruebas y comprobar que evoluciona bien.

¿Cómo está?

Está

bien, pero hay que tenerle vigilado.

¿Has pensado lo de Lucía, la psicóloga?

Sí, sí, lo he pensado y voy a ir.

Vale. Voy a ir.

Que no se diga que no lo he intentado.

Julia espera a que la doctora Marco pueda empezar a realizarle

varios estudios serológicos

para encontrar la enfermedad que provoca la urticaria

y los dolores que padece.

(GRITA)

¿Qué pasa? ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

¿Qué pasa, niña? ¿Estás bien?

No, no, no estoy bien.

De hecho estoy fatal. Estoy muy mal. Me duele y me pica todo.

Y eso no es lo peor.

Bueno, yo venía a llevarte a las pruebas,

pero si estás muy mal, llamo a la doctora.

No, no. Si no es eso.

¿Qué es?

Que no sé para qué te hago caso.

Le he mandado a Héctor la foto de la doctora

y se ha quedado prendado.

Le ha entrado una prisa por conocerme.

Le he dicho que estoy ingresada

para frenarle un poco.

Pero no ha servido de nada. De hecho está en camino, viene aquí

a verme. ¿Y qué se va a encontrar cuando venga?

Pues que le he mentido y se va a enfadar.

Y luego cuando me vea así

seguro que se va corriendo.

También puede que él mandara la foto de otra persona, ¿no?

¿Usted cree?

Juanjo, perdona un momento.

¿Qué pasó con la chica de la foto? Aún está por ver.

O sea, que la cosa fue mal.

Mira, no comparto tu idea de conquista.

En el amor y en la guerra todo vale.

¿Sabes qué te digo? Que creo que la sinceridad es lo primero.

Cuando fui a por el padre de mi hija,

fui con la verdad por delante y me funcionó.

Claro que viendo cómo acabó la cosa,

mejor me hubiese quedado quieta.

¿Sabes lo que a mí me funcionó?

La táctica del engaño. Con mi mujer.

¿Qué táctica es esa?

Te la contaré luego si se demuestra que no tengo razón

y la paciente no consigue al chico.

¿Vale? Te digo una cosa.

Voy a ir preparando palomitas. Esa historia no me la pierdo.

Ve preparándolas.

Hola, Laura.

-Hola, Lucía. -¿Qué tal?

-¿En qué te puedo ayudar? -Bueno,

que quería hablar contigo

porque Diego tiene razón y debemos intentarlo y si tú nos puedes ayudar.

Genial.

Siéntate, por favor.

Pues cuéntame.

¿Cómo está tu relación con Diego?

Bueno, ya estaba mal desde hace tiempo.

Y, bueno, yo...

No sabría por dónde empezar porque han pasado tantas cosas.

¿A qué te refieres con tantas cosas?

Yo l fui infiel a Diego.

Pero ya teníamos problemas de antes.

Estábamos muy distanciados y él se refugió en el trabajo

y yo en ser madre.

Pero con el tiempo me di cuenta que con ser madre no me bastaba.

Tenía necesidades como mujer y en casa no...

Fue casualidad en realidad. Se cruzó un viejo amigo.

Yo nunca he dejado de querer a Diego. Nunca.

Quizá tienes razón y yo... Bueno,

me he rendido pronto. No sé.

(Móvil)

-Perdona. -Nada, nada.

Sí. Diego está peor.

-Vale. Vale. Adiós. -Adiós.

Vamos, Diego, cariño. Vamos. Vamos.

Cariño, aguanta.

Por favor, tráeme atropina.

A ver.

Diego, por favor, cariño, levanta.

Vamos, reacciona.

¿Qué le pasa? ¡Laura!

¿Que qué le pasa? ¡Laura!

¡Ahora no! Que me expliques qué le pasa.

Tráeme el carro de parada.

¿Qué le pasa, por favor? Por favor, Laura, salte.

Vamos, cariño, que puedes.

Cariño.

Vamos, cariño. Cinco, seis, siete...

Tras los primeros estudios serológicos

que le han hecho a Julia,

la doctora Marco ha descartado

el origen infeccioso de sus síntomas.

Sí, sí, todo. Está todo como me lo pediste.

Con todas las pruebas que hemos hecho,

lo único que hemos hecho es descartar enfermedades.

Pero aún no sé qué tienes.

Ahora lo que sospecho es que sea de causa autoinmune.

No sé si conoces la vasculitis,

el lupus, el síndrome de Sweet.

-¿No te suena? -No, no me suena.

Bueno, podría ser cualquiera.

Haremos las nuevas pruebas

cuanto antes para empezar con un tratamiento.

Empiezo a estar un poco cansada.

Ya, es normal.

Intenta descansar hasta que vengan.

"Estoy harta de tantas pruebas."

Y de pensar que en cualquier momento puede venir Héctor,

me pongo muchísimo peor.

Solo quiero que esto acabe de una vez y me vaya a mi casa.

Hola, doctora.

-¿Qué tal? -Hola, Julia.

¿Qué haces aquí?

Quería hablar con Julia. Cosas de jóvenes.

No lo entenderías.

-Ya. ¿De jóvenes? -Sí.

-Bueno, me voy. Déjala descansar. -Gracias, doctora.

El chico de tu videojuego está en recepción preguntando por ti.

-No. -Sí.

No. No, no, no.

Vale. Por lo menos dime que es feo. Dime que es un callo malayo.

En las fotos sale mal y todo. Es como Brad Pitt.

(Móvil)

Es él.

Dice que está en recepción. Vale. Vale.

Dice que está preguntando

por el número de mi habitación, pero no se lo dicen porque no es familiar.

Vale. Entonces no puede verme.

Hola, Julia. Hola.

Vengo a prepararte para las pruebas. Vale. Entonces

estoy tranquila. Si no sabe donde estoy, no me ve.

Sí. Perdona, ¿qué haces tú aquí?

No pasa nada. No pasa nada.

Tengo un respiro. Julia.

Sí. Te voy a decir una cosa.

Si el chico te gusta de verdad,

solo tienes que ser sincera con él y mandarle una foto tuya.

Es la única manera de averiguar si lo que te dice es verdad.

Pero bueno, vamos a ver.

¿No hay alguien que no sepa lo patética que soy?

Si no es eso. Eres una chica estupenda.

Es hora de que ese chico se dé cuenta.

El doctor Herranz ha logrado reanimar a su hijo de cuatro años

tras una parada cardíaca.

¿Qué ha pasado?

Está bien, ¿vale?

Respira que está bien. Ha tenido un exceso de calcio

y le ha provocado una bradicardia, pero lo he estabilizado.

La bradicardia es el ritmo cardiaco lento.

En adultos se considera bradicardia

cuando tienen menos de 60 latidos por minuto.

Y en niños hasta 10 años, entre 60 y 80.

Lo que ocurre es que el corazón no bombea la suficiente sangre

con altos niveles de oxígeno al cuerpo.

Lo que le ha pasado a Diego.

Laura, ha llegado a tener menos de 30 pulsaciones por minuto.

Casi lo perdemos.

Pero de momento

está estable.

Al día siguiente, la doctora Marco llega con los resultados

de las últimas pruebas que le han realizado a Julia.

-Julia, ¿qué tal? -Bueno.

Ya tengo los resultados de las últimas pruebas

y no tienes ninguna enfermedad autoinmune.

Eso son buenas noticias.

-¿Me van a hacer más pruebas? -No.

Tranquila, con lo que descartamos , hemos llegado a un diagnóstico.

Tienes la enfermedad de Still.

La enfermedad de Still es una enfermedad poco común

que produce fiebre alta, dolor articular y sarpullido.

Normalmente se presenta en niños,

por eso no pensé en ella en un principio.

Para diagnosticarla,

aparte de los resultados del primer análisis de sangre que te hicimos,

hace falta descartar muchas enfermedades.

Enfermedades neoplásicas, infecciosas, autoinmunes...

Es un diagnóstico de exclusión.

¿Qué te pasa? No te veo nada contenta.

No, no. Sí.

Está bien.

Con el tratamiento que te pongamos te desaparecerán

todos los síntomas.

Me alegro.

Desde que le mandé mi foto a Héctor no sé de él.

No se conecta al juego,

no me respondió al mensaje que le escribí pidiéndole disculpas.

Nada.

Ahora los dolores y el picor me importan bien poco.

Solo quiero es volver a casa cuanto antes

para encerrarme en mi habitación y no volver a salir.

¿Cómo está el pequeño?

Bueno, lleva unos días estable,

así que bien. Bien.

¿Y cómo lleváis vosotros dos

la estancia estos días en el hospital?

No me contestéis los dos a la vez que no me entero.

En serio, me podéis contar un poco

cómo os sentís entre vosotros.

Laura. Diego, empieza tú.

Empieza. Bueno, Diego.

Vale, da igual. Vale.

Si queréis, empiezo yo.

Vamos a ver, en estos días que llevo hablando con vosotros,

lo que veo es que hay cosas en las que coincidís.

Una es que discutís mucho.

Hombre, bueno, bueno no sé si es.

Es un paso porque hay que ser sinceros para solucionar las cosas.

Y la otra es que los dos os sentís culpables. ¿Sí?

Bueno, en este tipo de problemas

no hay culpables. En todo caso, responsabilidades compartidas.

Pero lo que tenemos que conseguir

es solucionar el problema. Entonces yo me pregunto:

¿Estáis dispuestos a trabajar

por solucionar este problema que tenéis?

"Perdonar es una liberación."

Ayuda a soltar muchas cosas que acumulamos.

Pero es importante no olvidar.

Eso sí, dejando las cosas atrás

porque si intentamos avanzar mirando al pasado,

lo probable es que tropecemos con el presente.

Unos días más tarde,

Julia ha respondido muy bien al tratamiento

y la doctora Marco le ha dado el alta.

Hola.

Disimula un poco conmigo.

Sí. Todo bien.

-¿Qué haces tú...? -¿Qué hace Héctor aquí?

Eso digo yo. ¿Qué haces aquí? He hablado con él y no hay problema.

Le he dicho que fue idea mía y tú no tienes culpa.

-¿Vale? -Pero que no, que no.

Que no voy a salir. No, por favor.

¡Elfo! ¡Elfo!

Aquí está tu elfa.

Aquí está tu elfo.

"Hace 10 minutos hubiera matado"

a Juanjo por dejar que Héctor me viera.

Pero ya no. Ha hablado con él y le ha explicado que fue culpa suya

y ha dicho que me diera otra oportunidad.

Yo creo que podremos tener una bonita amistad.

Por fin lejos de las cuatro paredes de mi habitación.

Bueno, o no, no sé.

Nunca se sabe. El tiempo lo dirá.

Tengo que confesarte, Clara, que tenías razón.

Ya.

Pues te agradezco el reconocimiento, pero la verdad,

lo que quiero es que me cuentes cómo conquistaste a tu mujer.

¿Sí? ¿De verdad? Claro.

Claro, venga. Pues te voy a contar.

A ver.

Mi mujer era un bombón,

un auténtico bombón, y yo para acercarme a ella

me inventé que era del equipo de directores de casting

de la última película de Bardem.

(RÍE) Pero bueno.

Le dije que ella daba uno de los perfiles de los personajes.

Sí, sí. Bueno,

conseguí tomar un café con ella y al tiempo pues le dije

que el papel se lo habían dado a la sobrina de un productor.

Para ese tiempo ya estaba en mis redes.

No, si al final tendré que darte la razón.

Mírate, felizmente casado con tu mujer. ¿Y yo qué?

Divorciada y de malas maneras además.

Pues a lo mejor a mí tampoco me ha ido tan bien, ¿sabes?

¿Qué quieres decir?

Juanjuchi, ¿qué tal?

-¿Qué tal el café? -Bien.

-¿Bien? -Sí, sí.

¿Tú sabes algo de unas fotos mías que circulas por unos foros

de videojuegos frikis de internet?

No.

No, no sé nada.

-A ver, no te hagas el tonto. -No, no.

Mi prima está muy metida en eso

y me ha dicho que es la foto que me sacaste.

Oye, mejor os dejo. Es que tengo mucho que hacer.

Págame el cafetito. Hasta luego. Vale.

Yo te pago el café.

Mamá, papá.

Diego. Mira qué dibujo.

Cariño. A ver.

Qué bonito.

¿Y de qué vas disfrazado? De pirata.

Qué guapo.

Cariño, ven, mira.

Vamos a disfrazarnos de otra cosa. Luego te veo.

¿Qué te pasa?

Laura, te conozco hace 15 años.

¿Qué te pasa?

Diego, me quiero separar.

¿Cómo?

Es que escuchando a Lucía me he dado cuenta

de que no vamos a poder por mucho que lo intentemos.

Estamos muy lejos.

A ver, Laura.

¿Me estás diciendo que después de todo

ahora te quieres separar?

Lo mejor es que dejemos de engañarnos

y cuanto antes lo hagamos mejor.

Antes podremos normalizar todo y mejor será para los niños.

Podemos preguntarle a Lucía cuál es la mejor manera

de hacerlo para ellos.

Diego.

Yo no me he perdonado.

Y no puedo seguir viendo en tus ojos que tampoco me has perdonado.

Es que necesito separarme,

al menos un tiempo. Diego, por favor.

Cuando lo intentas una y otra vez y ves que no hay manera,

hay que asumir que no hay vuelta atrás.

Supongo que me acostumbraré.

Aunque en realidad me da igual. Solo quiero lo mejor para los niños.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 23/06/16 (1)

Centro médico - 23/06/16 (1)

23 jun 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 23/06/16 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 23/06/16 (1)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios