www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4074501
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 21/06/17 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Soto, ¿un café? -No tengo tiempo.

Oye, ¿sabes algo de Lola?

-No, no, no. Por Dios, no. -Bueno, mejor.

-Oye, que... te debo una disculpa.

-¿Por qué?

-Porque tú me avisaste de que Lola no era de fiar y yo no te hice caso.

Además, estaba cerrada en banda. Lo siento, de verdad.

-No me debes ninguna disculpa.

Yo te dije lo que pensaba y ya está.

Lo importante es que tú ahora estás bien, ¿no?

-Sí, sí, estoy bien.

Solo que voy a echar de menos

tomarme una caña de vez en cuando con alguien.

-Yo no tengo tiempo, conmigo no cuentes.

-No te lo estaba pidiendo a ti.

-Bueno, por si acaso.

-Ahí está mi café. Hasta ahora. -Chao.

Silvia es traída a Urgencias

tras haber sufrido una caída de 3 m de altura

mientras hacía escalada con su familia.

-Cuéntame, Clara, ¿qué ha pasado?

-Es una chica que han tenido que trasladar en helicóptero.

Tiene fractura abierta distal de tibia y peroné

con desgarro cutáneo.

Además, ha perdido mucha sangre y está hipotensa.

El resto de las constantes son normales.

-Gracias. Vamos, por favor, a Reanimación.

Venga, tranquila, tranquila.

Ya estás en el hospital, tranquila.

Por favor, avisa a Quirófano, Clara.

-Muy bien. Nuria, localiza al trauma de guardia

y que vaya preparando el quirófano urgentemente, por favor.

-Perdone. Una chica que han trasladado en helicóptero,

Silvia Torre.

-Sí. ¿Son ustedes los padres? -Sí, soy el padre.

-Ahora mismo le están haciendo las pruebas preoperatorias

y la operarán en cuanto esté listo el quirófano,

Yo tengo que ir a ayudar a la doctora,

pero ustedes pueden esperar aquí,

que en cuanto sepamos algo salimos a informarles. Y tranquilos, ¿vale?

-Gracias. -Hasta ahora.

-Tienen que operarla. -Ya.

-Todo parece indicar que Silvia se ha fracturado la tibia y el peroné.

Además de sufrir quemaduras superficiales

provocadas por la caída.

En cuanto terminemos las pruebas de imagen,

el electro y la analítica urgente,

entrará en quirófano.

-No paro de darle vueltas a si podíamos haber hecho algo más

en el rato que ha tardado en llegar el helicóptero.

Claro, tenía en el botiquín lo justo. Por no llevar más peso...

-El material que llevábamos era suficiente.

La escalada tampoco era tan complicada.

Silvia se despistó y ya está.

Por mucho botiquín que hubiésemos llevado,

no hubiésemos podido hacer nada más ante una fractura como esa.

-Vale. No sé qué ha podido pasar.

La escalada era muy sencilla, pero...

no teníamos que haber ido los tres.

Mi hija no ha aceptado todavía a Olga

y estaba nerviosa.

Todo esto ha sido culpa mía.

Celia estaba trabajando

cuando ha comenzado a sufrir un fuerte dolor torácico,

sudoración y dificultad respiratoria.

-Por favor, avise al doctor Landó.

-¿El doctor Landó? Ahora mismo le aviso.

Vamos por allí.

Relájese, relájese.

-Lucía. ¡Lucía! ¿Se puede saber qué te pasa?

-Acabas de proponer en la Comisión Gestora

que se cierren departamentos para ahorrar costes, ¿no?

-Sí, claro.

Ya se hizo antes y es la mejor opción.

-Sabes que el Departamento de Psicología

va a ser el primero que caiga.

-Vamos a ver, eso aún no lo sabes.

Primero hay que aprobar el cierre y luego ya se verá.

-Lo sé perfectamente, Ramón.

Ya he estado en la cuerda floja.

Y si se cae, de verdad, ya no habrá marcha atrás.

-Perdón. Doctor, por favor, un paciente le necesita.

Me ha pedido expresamente que sea usted.

-Vale, gracias. Bueno, ya seguimos hablando, Lucía.

-Celia. Gracias. ¿Qué ha pasado?

-Estaba en el trabajo moviendo unas cajas

y, de repente, me ha dado un pinchazo en el pecho

y me faltaba el aire.

-Tranquila, tranquila. Gema,

¿le has tomado muestra para hacer una analítica?

-Sí.

-Pues prepara el electro y el ecógrafo.

Vamos a hacerle una ecografía porque es un embarazo de alto riesgo.

-Un embarazo de alto riesgo

es aquel que tiene más posibilidades de complicaciones

tanto para la madre como para el feto.

Por eso, el control sobre todo el proceso

debe ser más completo.

Una mujer en este estado ha de seguir una serie de recomendaciones.

No saltarse nunca una consulta.

Tomar siempre los suplementos farmacológicos recetados.

Dejar el tabaco o cualquier tipo de droga.

Y limitar la actividad física excesiva. Y, sobre todo, el estrés.

Bueno, Celia, el electro está bien.

Tienes una pequeña taquicardia sinusal,

pero vamos a esperar al resultado de los análisis

para descartar que no se trate de...

-Un infarto, ¿no?

-Exacto.

Teniendo en cuenta que tienes una miocardiopatía hipertrófica,

no podemos descartar nada.

¿Has llamado ya a tu marido?

Perfecto.

Celia tiene una miocardiopatía hipertrófica

no obstructiva.

Esto es algo genético

que pasa de padres a hijos en un porcentaje del 50 %.

Sin embargo, también sus síntomas coinciden

con una posible crisis de ansiedad, a tener en cuenta

debido a sus antecedentes.

A veces es muy difícil distinguir

entre los síntomas de una crisis de ansiedad

y un posible infarto.

Por eso tenemos que hacer una serie de pruebas clínicas

para asegurarnos.

-La radióloga le realiza varias radiografías

para determinar con exactitud el estado de la fractura.

-La radiografía confirma una rotura con desplazamiento.

Y un fragmento suelto de peroné.

-Pero ¿es grave? ¿Quedará bien la pierna?

-Hay que hacer una reducción del hueso,

sujetarlo con una placa metálica y una varilla.

De momento, hay que esperar.

-Vale, pues... Gracias, doctora. -Martin, no te preocupes, por favor.

-Muchas gracias.

-Están los resultados de todas las pruebas

y voy a llevar a Silvia a quirófano.

-Muchísimas gracias.

-Quédate tranquilo. -Ya.

-Yo sé que Martin se siente muy culpable

porque él organizó la excursión.

A Silvia le encanta la escalada y pensó que a lo mejor así,

pasando un rato los tres juntos...

Pero qué va.

Desde la muerte de su madre,

Silvia no soporta ver a otra mujer cerca de su padre.

Y Martín...

ni siquiera le ha dicho que nos vamos a casar.

-Martin, el padre de Silvia, y Olga

esperan a tener noticias

de la operación a la que están sometiendo a la chica

tras haber sufrido un accidente haciendo escalada.

-La operación ha ido fenomenal.

Bueno, ahora, tranquilos

porque la van a subir a la habitación en cuanto puedan,

y luego se pasarán la doctora y la cirujana

para informaros de todo.

-Muchísimas gracias, Clara. De verdad.

-De nada. -Gracias.

-Hasta ahora. -Gracias.

- ¿Ves? Te lo dije.

Te dije que todo iba a salir fenomenal.

Pero a ti te pasa algo más.

-No... Le estaba dando vueltas

a lo de que dejes la corresponsalía de Washington por mí.

-Eso ya lo hemos hablado, ¿no? -Sí.

-Yo estoy decidida, Martin,

pero si tú necesitas más tiempo, lo entiendo.

-No, no, no. No es eso. Solo que le estaba...

-¿Tú me quieres?

-Pues claro que te quiero.

-Nos conocimos en un club de escalada.

Yo llevaba varios años apuntada. Y de repente, apareció él.

Fue a informarse al club vestido de etiqueta.

Y a mí me hizo mucha gracia, la verdad.

Quería desestresarse,

porque trabaja mucho en una empresa familiar muy importante.

Y la verdad es que fue un flechazo.

Llevamos poco tiempo,

pero no me imagino mi vida sin él,

y por eso rechacé la oferta de trabajo que me hicieron ayer.

Corresponsal en Washington.

Yo estoy superbién, la verdad.

-Yo también. Que yo también.

Preocupado por Silvia, pero eso es todo.

-Ya, y yo.

Y la recuperación de Silvia será lo primero.

Y luego ya veremos.

Tendremos que hablar con ella y hablarle desde la verdad.

Y contarle que nos queremos casar. -Sí.

-Bien, Celia, como te he dicho, el bebé está muy bien, tiene latido.

En cuanto al embarazo, estamos tranquilos.

-Perdone, doctor,

está aquí el marido de la paciente. ¿Le digo que pase?

-Sí, por favor. Tráigalo, tráigalo.

-Hola. ¿Qué ha pasado? -El bebé está bien, tranquilo.

-¿Es el corazón?

-Pues verás, aún no lo sabemos.

Estamos a la espera del resultado de la analítica.

El electro, en principio, está bien.

Hay una pequeña taquicardia sinusal, pero no es problemático.

Si os parece, voy a llamar al laboratorio

para meterles un poco de prisa,

a ver si os puedo dar ya los resultados.

-Gracias.

Oye, tranquila. Tranquila, que va a salir todo bien, ¿vale?

Mi mujer y yo perdimos a nuestro hijo Jaime

hace dos años

por muerte súbita.

Tenía tan solo cinco añitos.

-La operación ha ido bien y el pronóstico es bueno.

Aunque la recuperación es lenta,

no tiene por qué haber ningún problema.

-¿Cómo te encuentras, Silvia?

- Estoy un poco cansada y tengo la boca como...

No puedo abrirla bien ni puedo tragar.

Tengo la lengua como dormida.

-A ver, ¿me dejas ver? ¿Puedes abrir un poco?

-¿No puedes abrir más la boca? -No.

-A ver. Es que no puedo ver nada. -Ya.

-Bueno, al estar intubada durante la operación,

se puede haber quedado la zona dolorida.

La vía aérea se manipula y, a veces, se puede producir una pequeña herida.

-¿Pero eso es normal?

-No es lo más normal, pero puede ocurrir.

-A ver, a ver. Perdona.

Mira, Soto, tiene un pequeño hematoma aquí.

-Sí, ahí puede haber habido un golpe.

-Para quedarnos tranquilos,

le podemos hacer una radiografía de cuello y un TAC cervical.

-Muchísimas gracias. -De nada. Vamos.

-Bueno, menudo susto me has dado.

-Seguro que para la hora de la comida te encuentras mucho mejor.

¿Quieres que te traiga un libro para leer y distraerte, o algo?

-¿Y tú quieres que te traiga algo de comer, cariño?

-No.

-¿Sabes lo mejor que puedes hacer? Irte a casa.

Eso es lo mejor que puedes hacer.

-Vale... Yo tengo que hacer unas llamadas, ¿vale?

Me voy y luego os veo. -Vale.

-A ver, necesito radiografía de cuello y TAC cervical para Silvia,

-Muy bien. -Pobre Olga.

-La verdad es que a mí me da mucha pena esta situación.

Yo creo que deberían ser sinceros con la chica, la verdad.

¿Te quieres creer que no sabe que se quieren casar?

-A veces, los hijos son egoístas con la felicidad de los padres.

Silvia tiene que aceptar la nueva relación del padre.

Es así. ¿Qué?

-Nada, que te recuerdo que a ti te sentó como un tiro

cuando tu padre se volvió a casar.

-Anda, mira la otra.

Te recuerdo que tú a tu hija no le contaste nada sobre Arce.

-Pues también es verdad.

-Pues eso, en todas partes cuecen habas.

Pídeme las pruebas, por favor.

-Venga. -Hasta ahora.

-Tengo buenas noticias.

El estudio de enzimas cardíacas dice que son normales,

así que no hay ningún problema y os podéis marchar a casa.

Celia, yo creo que todo lo que te ha pasado

ha sido provocado por una crisis de ansiedad.

Así que yo creo que sería un buen momento

para retomar las conversaciones con Lucía.

-No. No quiero saber nada de psicólogos.

-Cariño, puede ser buena idea lo que dice el doctor.

-Que no, que ya he hablado con psicólogos antes.

-Pero podemos probar a ir juntos.

-Que no quiero saber nada del tema.

¿Cuántas veces te lo tengo que decir?

-Celia, por favor...

-Mira, que lo único que quieren es que me olvide de Jaime,

y eso no va a pasar nunca, ¿vale?

-Celia, por favor. Celia. ¡Celia!

Doctor, ¿hay alguna posibilidad de que vaya al psicólogo

aunque ella no quiera?

Lleva dos años que no levanta cabeza.

-¿Ni tan siquiera el nuevo embarazo le ha ayudado?

-Más bien al revés.

No lo teníamos planeado. Y tiene miedo de todo.

No ha superado lo de Jaime.

Tiene miedo de no quererlo como a él y de transmitirle la cardiopatía.

-Verás, Gabriel,

no se puede obligar a nadie a hacer terapia.

No serviría para nada. Lo siento.

-Voy a buscarla.

Si supierais cómo era Celia antes...

Pura energía. Siempre sonreía, estaba alegre.

Menos cuando se enfadaba, que entonces era un torbellino.

Después pasó lo de Jaime y todo cambió.

Solo espero que ahora salga todo bien.

La echo de menos.

-Por supuesto que sí.

Además, es una de las mejores psicólogas que conozco.

Si no, no te la recomendaría para tu clínica.

Perfecto. Perfecto.

Pues ella te llama lo antes posible. Venga, un saludo. Adiós.

-Silvia, no me gusta nada cómo te estás comportando con Olga.

Lo único que intenta ella es ser amable contigo.

Silvia, no eres una cría.

Nadie va a sustituir a tu madre.

-Papá, por favor. -Entonces, ¿por qué lo haces?

-Porque no me cae bien.

A mí no me tiene que gustar, ¿no? -No.

Yo no te estoy pidiendo que te guste.

Lo único que te pido es que seas un poquito educada con ella.

-Mira, me acabo de operar.

No me apetece que me vea nadie así.

Y aquí quien tiene que estar es la familia.

-Es que ella es de la familia. -No, no lo es.

-Lo va a ser dentro de poco.

-¿Qué?

-Nos vamos a casar.

-Estás de broma, ¿no?

-¿Se puede?

¿Qué tal, cariño? ¿Cómo vas?

-Bien. -Bueno, pues...

voy a cambiarte el suero rapidito.

Celia ha vuelto al hospital

porque el dolor torácico y los ahogos han vuelto.

De hecho, ahora está visiblemente peor.

-Ramón. Siento molestarte.

Imagino que será simplemente ansiedad otra vez,

pero me duele mucho el pecho

y llevo una hora en casa y no aguanto.

-Tranquila, tranquila.

A ver, Celia, has hecho muy bien en venir, ¿de acuerdo? Respira. Respira.

Acompáñame. Tranquila, tranquila.

Respira. Respira despacio.

Una crisis de ansiedad puede provocar dolor torácico o hiperventilación,

que es una respiración rápida o profunda.

Para normalizar la respiración, debemos inhalar aire por la nariz...

Y expulsarlo por la boca, pero con los labios fruncidos,

como si estuviéramos apagando una vela.

Bueno, Celia, tranquila.

Todo esto es por precaución. No pasa nada.

-¿Qué pasa?

-Verás, te voy a ingresar a la UCI, ¿de acuerdo?

Hay algo que no...

Bueno, que no me gusta mucho este electro.

Pero tranquila, así te tengo en observación. ¿De acuerdo?

Deberías llamar a Gabriel.

-A Gabriel.

-¿Vale? Pero tranquila, ¿de acuerdo?

El electrocardiograma ha dado una fibrilación auricular de 130.

Esto es una arritmia muy alta.

Y teniendo en cuenta que la paciente tiene

una miocardiopatía hipertrófica congénita,

este dato es muy preocupante.

Después de hacerle una radiografía,

la radióloga y la doctora Ortega le están realizando un TAC a Silvia

para intentar determinar el origen del dolor.

-Sí, es una fractura.

Silvia tiene una fractura de hioides.

Es un hueso en forma de herradura situado en el cuello

debajo de la lengua.

Es una fractura muy poco frecuente que normalmente

se da en casos de estrangulamiento.

Y le vamos a poner un tratamiento con corticoides

para ayudar a desinflamar.

¡Voy! ¡Tranquila! ¡Silvia, tranquila, ya estoy aquí! Tranquila, tranquila.

¿A ver? Respira.

Suena a nieve, es un enfisema.

Hay que intubarla ya, rápido.

Tranquila. Respira, respira, respira. Tranquila, por favor.

A ver, a ver. Ahí, ahí.

Hemos tenido que intubar a Silvia porque ha presentado un enfisema,

es decir, presencia de aire bajo la piel.

En su caso, estaba obstruyendo las vías respiratorias.

Diagnosticar esta complicación es relativamente rápido,

ya que a la palpación suena un crujido como el de pisar nieve.

De todas formas, ahora hay que esperar y ver cómo evoluciona.

Celia ha tenido que ser ingresada en la UCI

a causa de una arritmia muy elevada.

Su estado es delicado debido a su embarazo.

-Hola. -Hola.

Mira, Celia tiene una arritmia muy fuerte.

Por eso le estamos poniendo un tratamiento

con betabloqueantes

para ayudar a su corazón a contraerse y relajarse

con normalidad.

La vamos a tener aquí durante un tiempo

para ver cómo se va recuperando.

-Gracias.

Hola, mi amor.

Oye... No te pongas así, todo va a salir bien. Tranquila, estoy aquí.

-Voy a acabar matando a este bebé, como hice con Jaime.

-No, no, no. Celia, mírame, por favor. Mírame, cariño.

Tú no mataste a nadie y no vas a matar a nadie.

No fue culpa tuya

que Jaime tuviera una enfermedad en el corazón, no.

Por favor, por favor. Estamos juntos los tres.

Todo va a salir bien.

¿A que sí?

Jaime, nuestro primer hijo,

tenía la misma cardiopatía que Celia,

y por eso se culpa de su muerte.

Creo que es eso lo que no le permite superarlo.

¿Por qué no vamos a ver a la psicóloga?

-¿De verdad piensas que una psicóloga me va a quitar este dolor?

Déjame. Vete.

-Mi amor, por favor...

-¡Que me dejes sola! ¡Que te vayas!

-Tranquilo, ¿vale?

-Mira. -Ya podéis pasar.

-Vale. Vamos. -Martin, mejor te espero aquí, ¿vale?

Pasa tú. -Vale.

-Olga, perdona.

¿Por qué no te vas a tomar algo?

Ya sabes que aquí las esperas se hacen muy largas.

Mira, no sé si esto que te voy a decir

te va a servir,

pero sé por lo que estás pasando.

Y te aseguro que todo tiene solución, de verdad.

Tienes que confiar.

Además, según dicen, el amor lo puede todo, ¿no?

Pues ya está. Hay que confiar en eso.

-Eso dicen, sí.

-Bueno, cualquier cosa que necesites, que sepas que estoy aquí.

-Muchísimas gracias, de verdad.

Creo que te voy a hacer caso y me voy a ir a tomar algo.

-Muy bien. Eso me parece una buena idea. Venga.

-Gracias, ¿eh? -Y ánimo, ¿eh?

-Hola, ¿se puede? -Sí.

¿A qué viene esa cara?

-¿Sabes quién tiene una entrevista en la clínica psicológica CTM?

-No.

-Tú.

-¿Cómo?

-Verás. Sabes que tengo un contacto en la clínica.

He estado hablando con él y hemos concertado tu entrevista.

Y no ha sido fácil, ¿eh?

-Has concertado una entrevista sin tomarme en cuenta a mí.

-Sí.

-¿A qué estás jugando, Ramón? No lo entiendo.

Primero te quieres cargar el Departamento de Psicología,

¿y ahora esto?

-Pensé que es una buena oportunidad.

Además, siempre ha sido tu sueño trabajar en esa clínica.

-Ramón, que soy mayor para tomar mis propias decisiones. ¿Lo entiendes?

Y, por favor, ¿me puedes dejar, que tengo mucho trabajo aquí todavía?

La doctora Soto informa a Martín del siguiente paso

para que su hija se recupere.

-Muy buenas. -Hola, doctora.

-A ver, en principio, por aquí todo bien.

Vamos a tener que volver a intervenir a Silvia

para reparar la fractura del hueso hioides.

-Pero ¿y esa fractura por qué se ha producido?

¿Por la intubación?

-No, no, no. Esa fractura es del accidente.

Es un deporte de riesgo.

Probablemente, la cuerda, al pegar un tirón, rompería el hueso.

Todos sabemos los beneficios que aporta el ejercicio físico.

Pero si el deporte elegido es de riesgo,

tengan en cuenta que es indispensable estar en muy buena forma física,

ir siempre acompañado y descansar.

El cansancio puede mermar nuestros reflejos y ponernos en peligro.

Bueno, tranquilo. Yo creo que necesita descansar.

-Sí. Me gustaría quedarme un poquito solo con ella, si es posible.

-Sí, claro. -Gracias.

Haz el favor de ponerte bien, cariño.

No soporto verte así.

Eres lo más importante de mi vida.

Lo sabes, ¿verdad?

Te quiero.

Y también quiero a Olga.

Sin ella no podría estar pasando esto yo solo.

Necesito que lo entiendas.

Necesito que te pongas bien para entenderlo.

Siento haber sido tan cobarde.

He tenido que verte así para ser sincero contigo.

Tú no te lo mereces.

La quiero, Silvia.

La quiero.

Estoy enamorado de ella.

Ponte bien, cariño.

Ponte bien.

Tras casi dos horas en tratamiento con betabloqueantes,

Celia continúa encontrándose mal.

-¿Es normal que el dolor no se haya ido?

-No. Además, la frecuencia ha aumentado,

lo que significa que el tratamiento no está haciendo efecto.

Vamos a pasar a la cardioversión farmacológica.

-¿Eso son descargas? -No, no es eso.

Sirve para lo mismo,

pero son fármacos por vía intravenosa, ¿de acuerdo?

Voy a ir a buscarlos y ahora vengo.

La fibrilación auricular es el tipo de arritmia más frecuente.

Las personas que padecen esta afectación

deben controlar su presión arterial,

ya que es la principal causa de su aparición.

También deben reducir los estimulantes, como el café o el té,

dejar el tabaco

y hacer ejercicio de manera moderada.

-Cariño, tranquila.

El tratamiento va a hacer efecto, ya lo verás.

-Gema, por favor.

-Bien. Bueno, Gabriel, vamos a dejar que descanse, ¿de acuerdo?

-¿Se va a poner bien?

-Pues eso espero.

Tenemos que esperar a ver cómo va evolucionando,

pero no hay que perder el ánimo. Si quieres, espera por aquí.

-Gracias.

-Espera, espera. A ver, Lucía...

Vengo a disculparme, ¿de acuerdo?

Se que no lo he hecho bien del todo,

pero últimamente hay demasiada tensión

y demasiado mal ambiente entre nosotros.

Así que creo que lo mejor

es que dejemos de trabajar juntos.

-¿Y por qué no te vas tú?

-Escúchame. Lo siento, sé que no lo he hecho bien,

pero quiero que sepas que todo esto

lo he hecho por el bien de nuestro matrimonio, nada más.

Así que espero que puedas perdonarme.

Mientras Celia continúa en la UCI por su fibrilación auricular,

Gabriel ha comenzado a sentirse raro.

-Gabriel, ¿estás bien? -Doctor, tengo sueño.

-¿Te has tomado algo? -Tengo sueño.

-¡Gema! ¡Rápido! -¿Qué pasa?

-Llevadlo a REA.

Posiblemente tenga una intoxicación por benzodiazepinas.

Ponedle flumazenilo intravenoso, ¿de acuerdo?

Voy a intentar averiguar cuántas de estas se ha tomado.

-Solo quiero dormir.

-Vale, ya está, ya está.

-Hasta luego, Olga. ¿Te veo mañana?

-No. Al final, mañana me voy a Washington.

-Ah, vaya. Bueno,

parece que esta vez no ha triunfado el amor por lo que veo.

-No, qué va, todo lo contrario.

Por eso he cambiado de opinión sobre mi trabajo en Washington.

Porque le quiero.

-No te entiendo. ¿A qué te refieres?

-Pues que Martín y Silvia se necesitan mucho

el uno al otro ahora mismo,

y mi presencia lo complica todo.

Yo sé que él lo está pasando muy mal, y es por mi culpa.

Te juro que lo último que quiero es que se distancien padre e hija.

-Vamos a ver, Olga,

yo solo soy una enfermera y, por supuesto,

no soy quién para meterme en tu vida.

Solo te puedo decir que lo siento muchísimo.

-Tú crees que me estoy equivocando. -Sí, totalmente.

-Muchísimas gracias, Clara.

-De nada. Que te vaya bien.

-Gracias.

-Hola, Celia. ¿Cómo estás?

Escucha, ¿cuántas pastillas toma tu marido?

-¿Cómo? No entiendo.

-Gabriel. ¿Cuántas benzodiazepinas toma?

-De verdad no entiendo la pregunta.

-Escúchame, creo que Gabriel tiene una intoxicación por esta medicación.

¿Sabes cuántas pastillas toma?

-Es que mi marido no toma nada.

Tras sufrir una intoxicación aguda por benzodiazepinas,

Gabriel ha pasado la noche en el hospital y ya está fuera de peligro.

-¿Qué ha pasado?

-¿Estás bien, cariño?

-¿Cómo estáis?

-Estamos todos bien, tranquilo.

¿Desde cuándo tomas esas pastillas?

-¿Sabes qué pasa, Celia?

Sé que para ti estos años han sido muy duros.

Perder a Jaime fue lo peor que nos ha pasado en la vida,

pero que nos pasó a los dos.

Yo también lo he pasado muy mal.

¿Sabes qué es lo peor de todo?

Lo peor de todo es verte caer y no poder ayudarte.

No he sabido hacerlo mejor.

No he sabido.

Lo siento, Celia.

-¿Cómo que lo sientes?

Soy yo, que he estado ciega

y no he visto que te estabas desviviendo por mí.

Perdóname, mi amor.

Perdóname por empeñarme en vivir en el agujero

y por ser tan egoísta.

Te prometo que voy a ir a terapia.

Vamos a empezar de nuevo.

Vamos a empezar de nuevo.

Juntos. Los tres.

Tras ser intervenida por una fractura de hioides,

consecuencia de la caída que sufrió haciendo escalada,

Silvia ya ha sido trasladada a planta.

-¿Bien? Me alegro.

Nada, deciros que la operación ha sido un éxito.

Eso sí, ahora tienes que intentar hablar lo menos posible.

-No hay problema.

Si hace falta, aprendemos el lenguaje de signos.

-Podemos escribir, papá.

-Te han dicho que no hables.

-Eso es. Os dejo para que descanse, ¿vale?

-Gracias, doctora. Bueno.

-¿Y Olga?

-Me ha abandonado.

Bueno, mira... Silvia, es igual.

No pasa nada. Casi mejor.

Así no hay de qué preocuparse.

Ya está. Ya pasó, ya...

-Ve por ella.

-¿Qué?

-Ve por ella.

-¡Ay! ¡Pero bueno, más despacito, que estamos en un hospital!

No se puede correr.

-Es que tengo que impedir que alguien coja un avión.

-Pero ¿qué le pasa?

-Esto parece una comedia romántica.

-Desde luego, pero tú no hables.

Además creo que a mi madre le hubiese gustado Olga.

-Hola. -Hola.

¿Qué tal, ya te vas? -Sí, estoy molida.

-Oye, ¿y Silvia?

-Pues bien, se recuperará.

-Has hecho un buen trabajo con esa chica.

-Hemos hecho un buen trabajo.

-Tú también.

Bueno, ¿qué? ¿Te cambias y tomamos una caña?

-Que no tengo tiempo, ya te lo he dicho.

-Ah, que era en serio.

-Hombre, con las cañas no se bromea.

-Pues voy a ver a quién pillo. A Dacaret, por ejemplo.

Voy a ver si... Adiós.

-Lucía, disculpa, pero es que una paciente al final...

¿Vamos a casa o prefieres que tomemos algo?

-No. -¿No, a qué?

-Pues que no voy a volver a casa, Ramón.

Me voy a quedar un tiempo con una amiga.

-Con una amiga...

Vamos a ver, Lucía,

si esto es por lo del otro día,

ya te he pedido disculpas.

-No, Ramón. Es por lo del otro día,

por el otro y por el anterior.

Y yo necesito tomar distancia.

-¿Y esta decisión es definitiva?

-No lo sé.

-Te quiero pedir ayuda con el tema de Marta.

Si hablas, igual te cuenta cómo se siente.

Tienes la garganta muy irritada.

Tienes unas placas considerables.

-He llegado aquí y...

No sé, me siento un poco sola.

-¿Has hablado con tu padre de eso?

-Yo no soy la que tiene que hacer nada. Es él.

-Bueno, pero eso no tiene por qué ser así siempre.

-Ha sido él quien te ha dicho que hables conmigo, ¿o no?

-Tengo los resultados del hemocultivo.

Sale reflejado que tienes una infección estreptocócica.

Déjame ver la mano.

-¿Qué me pasa?

Que no vuelvas a enviar a Lucía para hablar conmigo,

eso me pasa.

-¿Y qué hago si no me haces caso?

El antibiótico no está haciendo efecto.

La necrosis de la mano no está mejorando.

-¿Qué vais a hacer? ¿Cortarme la mano?

-¿Por qué no has venido a las citas

que tenías de control con el endocrino?

-Para casa. Ya. -¡Oiga!

-¿Cómo no me voy a meter?

Si ese cafre está jugando con la salud de esa mujer.

María, ¿qué pasa?

-Me tomé el tratamiento, de verdad.

-No te preocupes. Tranquila, que te creo.

¿Cómo que te ha dado permiso para venir?

A ti nadie tiene que darte permiso para ir a ningún sitio.

-Ya nos vamos. Recoge tus cosas.

-María es mi paciente y la única que decide sobre su alta voluntaria.

La única que decide.

  • Centro médico - 21/06/17 (2)

Centro médico - 21/06/17 (2)

21 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 21/06/17 (2) " ver menos sobre "Centro médico - 21/06/17 (2) "
Programas completos (711)

Los últimos 724 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios