www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3950267
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 20/03/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Lorena, la madre de la hija de Dacaret, llega al hospital,

tras haber sufrido una lesión mientras hacia deporte.

Marta, Marta, pide permiso, mujer.

Vengo mucho, me conoce todo el mundo.

A que sí, Nuria, me muevo como pez en el agua.

¿Sabes donde está el doctor Dacaret? -No, si quieres le puedo avisar.

Vale, sí, dile que es una urgencia que está aquí su hija y su madre,

bueno, su novia. -Vale, esperar en la sala de espera.

Ahí, ahí está la sala de espera. -No te preocupes vamos a la planta.

No se lo que me pasa he salido a correr y dé repente sentí como

si el pié se me quedara clavado en el suelo.

Se me giró la rodilla se me quedó como atascada, duele muchísimo.

¿Que ha pasado? -No, nada tranquilo,

ha sido un percance en la rodilla corriendo por el parque.

Me duele mucho. -Elena, ¿corriendo por el parque?

¿ahora te ha dado por correr? -Bueno, he salido a correr,

porque estaba muy estresada, tengo muchas cosa en la cabeza,

con la panadería y eso. -¡Ya!

Bueno, tampoco ayuda mucho su actitud doctor.

Una actividad deportiva suave es recomendable para todo el mundo,

incluso para pacientes que sufren una enfermedad crónico degenerativa.

Pero antes de lanzarse es recomendable hablar con un médico,

para adaptar los esfuerzos a las posibilidades de cada paciente

y sobre todo llevar un control del estado de salud.

- Pero, ¿que hay de malo en que salga a correr?

No, no pasa nada, pero me he asustado venga, te voy a ver la rodilla.

No, Marta, tú quédate aquí, espera aquí, ¿vale?

Oye me estáis ocultando algo y no soy una niña, me lo podéis contar.

Vamos a mirar la rodilla primero. -Hasta ahora, Marta.

Buenos días. -Siéntese, por favor.

Cuénteme, ¿que le pasas? -Lo que tengo para mucha gente,

puede no parecer importante, pero para mí lo es,

me impide relacionarme socialmente

y a la hora de buscar pareja es un problema.

Me huelen los pies, mucho.

¿Tiene alguna herida supurante? -No, es solamente el olor.

A veces es un problema de sudoración, hay unos polvos para echarse

dentro de los calcetines,que va bien. -No es problema de sudoración,

es, solamente el olor, es muy intenso evito quedar encerrado

en sitios pequeños con más gente, paso mucha vergüenza, ¿no lo huele?

Pués no, no lo huelo. -No hace falta que disimule.

No estoy disimulando.

En el tiempo que llevo trabajando

me he encontrado con cosas bastante raras,

pero el enigmático caso del olor de pies me tenía fuera de juego.

¿Mantiene una buena higiene? -Sí, me lavo los pies 5 veces al día

y me cambio los calcetines cada vez he probado a lavarlos con lejía.

Descálcese, por favor, le quiero explorar.

No, no, no, no puedo hacerle eso, hay gente que se ha desmayado por el olor

No creo que vaya a ser el caso, por favor, descálcese.

Vale, abra por lo menos la ventana.

-No creo que vaya a ser necesario señor, Alfonso Villaraco.

¡Qué mala persona eres, que fuerte!

¿Que tal, cuanto tiempo? estas delgadísimo.

- 30 kilos. Y con la barba no te reconocía.

Me resultabas familiar, no te creas. -Me ha costado mucho no reírme

has puesto unas caras.

-Me la ha pegado, pero bien. Fonsi, es el hermano mayor,

de una de mis mejores amigas de la infancia, Bea.

El chistecito de los pies viene porque cuando éramos pequeñas,

nos quedamos unas cuantas niñas a dormir en su casa

y por la mañana la habitación olía mucho a pies,

Fonsi se quedó conque eran mis pies, el, es así de gracioso.

Ahora con la barba y lo delgado que está no le había reconocido.

Dóblala un poco, ¿te duele? sí, -Sí.

Vale, hay un poco de líquido. -Eso ¿que significa?

Pues que hay un derrame, tenemos que hacer una radiografía,

hay que descartar lesiones estructurales óseas

y cuando baje la inflamación haremos una resonancia.

La próxima vez que vayas a correr si puede ser me avisas.

Bueno, que me he ido acorrer no he ido a hacer CrossFit.

Vamos a ver, Lorena, tienes una enfermedad degenerativa,

estas torpezas, perdida de equilibrio, desorientación,

forman parte de la evolución, vale, es el momento de decírselo a Marta.

ahora que los síntomas son leves estás a tiempo.

-Mira: No voy a decir a mi hija que tengo una enfermedad que no se cura

¿Qué no se cura?

-Oye, pues sí que te mueves con libertad tú por el hospital, ¿no?

-Que qué es lo que no se cura.

-A ver, Marta. El otro día tuve un accidente en casa y vine.

Y la doctora Rey me hizo unas pruebas,

y han visto que tengo una enfermedad degenerativa neurológica.

Se llama Huntington. Están empezando a aparecer los primeros síntomas.

(Música) -¿Y no se cura?

-Bueno. Están poniendo medicación para aliviar los síntomas.

-Y ¿la has tenido siempre?

-Marta: Se nace con ella. Es un gen defectuoso que no...,

no presenta síntomas hasta que la persona es adulta.

¿No será hereditaria? -Sí.

-No creo que me hayáis ocultado una cosa así.

¡Encima, algo que me afecta directamente!

-Marta, escúchame. Tranquila. Tranquila. Mira:

Lo importante ahora es que entiendas que te tienes quehacer las pruebas.

-Encima me vas a decir lo que tengo que hacer.

-¡Marta! -Tranquila. Tranquila.

Es una niña muy inteligente y sacará sus conclusiones. ¿Vale?

¿Vamos a la Sala de Imagen? -Vamos.

No ha sido el mejor momento ni el mejor lugar para decírselo a Marta.

Pero, cuanto más hubiéramos tardado en decírselo,

peor habría sido tanto para ella como para Lorena.

Entiendo que se haya puesto así, tiene todo el derecho del mundo.

-Bueno, cuenta, ¿Cómo has adelgazado tanto? he quedado impresionada.

-Dejando la mala vida he sustituido el tabaco y el alcohol

por mi pasión: la vela.

-¡Ah! ¡Qué bien! ¿Y cómo has dado conmigo? ¿Ha sido casualidad?

-Qué va. Le pregunté a mi hermana en qué hospital trabajabas,

y dije: “Pues mejor Silvia que un desconocido”.

-Ay, claro. Mejor Silvia.

Pues que sepas que es un auténtico honor tenerte hoy aquí,

porque justo hoy estreno consulta.

-¡Ah! -Hoy estreno plaza como internista.

Que no sabes lo que me ha costado conseguirla.

-Enhorabuena. -He estado solo con urgencias,

y ahora voy a compaginar esto con las urgencias.

Así que estoy feliz. Va, cuéntame: ¿Qué te pasa?

-Pues... voy a dar la vuelta al mundo en velero en solitario.

-He dejado de trabajar, me he pedido una excedencia

y... y voy a cumplir mi sueño.

-Y ¿para qué me necesitas a mí?

-Pues llevo más de un año buscando patrocinadores, porque un viaje así,

aunque parezca un viaje, que es solamente el barco y la comida,

al final es muy caro.

Y los patrocinadores me exigen que me haga un chequeo exhaustivo,

porque el reto está en..., en no tocar tierra firme

durante los 80 días que dura el viaje.

-Me parece bien; me parece adecuado.

Es importante realizarse un chequeo médico regular,

hay muchas enfermedades, popularmente conocidas como silenciosas,

es decir, asintomáticas,

que pueden descubrirse en un control periódico de salud;

evitando riesgos mayores.

-Pues he venido en ayunas.

He pensado que querrías extraerme sangre y he dicho:

“Así lo dejamos todo cerrado en un rato”.

-Voy a necesitar más que un rato para hacerte un chequeo exhaustivo.

No, pero yo me encuentro perfectamente.

Yo necesito que me firmes un papelito y ya está.

-Ya, Fonsi, pero ahí te equivocas. Yo no voy a firmar nada que no haga.

Lo primero que voy a hacer es una analítica de sangre,

y luego ya veremos cuánto tiempo necesitamos.

Voy a avisar a una enfermera para que te haga la extracción.

-Yo venía a pasar un trámite: a que me firmaran los papeles.

Pero... me parece que me van a tener aquí todo el día.

Ya me he sacado sangre, y ahora me van a hacer una espirometría.

Que no sé muy bien lo que es.

(Música)

-Hola, Marta.

Oye: Que... tienes todo el derecho a estar enfadada. ¿Vale?

Pero tendrías que hacerte las pruebas.

Y hazme caso, sé de lo que hablo. -¿Se va a morir?

-Pero ¿cómo dices eso? Tenemos que centrarnos en las pruebas.

Mira: existe el 50% de posibilidades de que tengas la enfermedad.

Pero si es así, cuanto antes l o sepamos será mejor.

Para empezar a tratarte. ¿Vale?

-Ya. Pero... es mi decisión.

Es mi cuerpo y mi enfermedad. Bueno: La mía y la de mi madre.

-Ya, ¿y qué vas a hacer, estar eternamente con la duda

de si padeces la enfermedad o no?

-¿Y qué es mejor? ¿Que dé positivo y viva todo el rato con la evidencia

mientras veo cómo se muere mi madre?

(Música)

-Fonsi: Este aparato lo que hace es medir todo el aire que exhalas,

y la velocidad con la que lo haces.

Es capaz de discriminar entre un gran número de enfermedades respiratorias.

-OK.

-¿Empezamos? -Sí.

-Tienes que ponerte esta pinza en la nariz ¿Te la pongo yo?

Sí. -Muy bien.

-Ahora, respira por la boquilla que está conectada al espirómetro.

Tienes que respirar con toda tu fuerza. No te rías.

Coge aire... ¡Espira! -Muy bien.

Muy bien, lo has hecho muy bien.

Los valores de la espirometría muestran un patrón obstructivo leve.

-¿Y eso qué es?

-Eso significa que hay una disminución del flujo aéreo.

Mm... -¿Has estado acatarrado últimamente?

Sí. -¿Sí?

Sí. -Pues podría ser por eso.

Lo siguiente que vamos a hacer es que te voy a pasar a la camilla,

y te voy a auscultar y te voy a tomar la presión arterial.

Mm... -¿Hace mucho que no te la has tomado?

-No, hace como unos diez años. -Y te parecerá gracioso, ¿no?

-Siempre igual de regañica. -Regañica.

Es recomendable medirse la presión arterial, al menos cada dos años.

Porque muchas personas que sufren hipertensión ni siquiera lo saben.

Y tienen más riesgo que el resto de padecer problemas cardiovasculares.

Este riesgo aumenta si, además de hipertensión,

tienen el colesterol alto o fuman.

Alfonso, veo que tienes el color de la piel muy amarillento, ¿no?

-He de confesarte algo. -A ver, ¿el qué?

-Pues que me he puesto autobronceador.

Es que, en el invierno no salgo mucho a navegar y no me da el sol.

Y ahora, como voy al gimnasio, no me gusta ir tan pálido.

-Ya. Eso justificaría el color de la piel, no el color de tus ojos.

Bueno. Ya veremos qué dicen los análisis.

-La presión arterial está bien, y la frecuencia cardiaca es baja.

Pero eso es normal porque haces mucho deporte.

-Mira. Hablando de eso: ¿Crees que vamos a tardar mucho?

Me gustaría ir al gimnasio esta mañana.

-Para que te hagas una idea, lo siguiente que voy a hacer

es ver con detenimiento tu corazón. -Mm...

-Voy a hacerte un electrocardiograma, un ecocardiograma y una ergometría.

El electrocardiograma una primera aproximación

para valorar tu riesgo coronario.

Y luego haremos la ergometría, que es una prueba de esfuerzo.

(Llaman a la puerta)

Hola. -Hola.

¿Qué tal? -Oye, gracias

por haberme conseguido la cama para estar más cómoda.

-Nada. -Aunque prefiero estar con Marta.

-Ya, pues... Creo que necesita un poco de tiempo.

-¿Tú crees que se hará las pruebas? -Se lo está pensando.

-Bueno, yo creo que sí. Ella es una chica muy madura. Y muy inteligente.

No es como sus padres. -¿En plural? ¿Sus padres?

-Sí. -Bueno. Traigo la radiografía, ¿vale?

Y como pensaba, tienes una sinovitis traumática

debido al golpe que te diste en la rodilla.

Pero por suerte no se han visto afectadas las estructuras óseas.

¿De acuerdo? -¿Y lo que decías del líquido?

-Pues lo podríamos drenar. Pero, como no hay bloqueo en la circulación,

seguramente el organismo lo reabsorba. ¿Vale?

Hay ocasiones que si no hay presencia de líquido en la rodilla,

es mejor no pinchar para sacarlo.

Porque siempre existe el riesgo de que se infecte,

y esto podría complicar las cosas.

Apúntatelo bien. Te voy a dar antiinflamatorios.

Guarda reposo, que sé que te cuesta y te ponemos un vendaje compresivo.

Y en unos tres días vienes, y a ver cómo..., cómo ha evolucionado.

Así que solo te queda una opción. Y es que te cuide. Aunque te cueste.

-Bueno, vale. -Hola. ¿Qué tal, Marta?

-¿Cómo estás? -Bien.

Le estaba diciendo ahora que tendrá que llevar muletas,

que tendrá que estar con la pierna levantada

y tendrá que hacer rehabilitación. ¿Vale?

Bueno. Os dejo para que habléis de vuestras cosas. Hasta ahora.

(Música)

-¿Desde cuánto hace que sabes que estás enferma?

-Mira, Marta: Esta enfermedad ya la tenía tu abuelo.

Yo sabía que los síntomas se reflejaban antes de los 20 años

y, como vi que ya se había pasado la edad, pensé que no lo tenía

y que no hacía falta hacerse las pruebas.

Por eso quiero que te las hagas. -No me voy a hacer las pruebas.

-Ay, Marta, no cometas los mismos errores. ¡Hazte las pruebas!

(Música)

-Durante la prueba, se pueden analizar distintos parámetros

para evaluar la respuesta del corazón ante el ejercicio.

Ya que hay enfermedades coronarias que no se manifiestan en reposo.

Y finalmente vamos a hacer un ecocardiograma.

Es un examen que utiliza una técnica de ultrasonidos

para reproducir imágenes del corazón.

Y estas imágenes son mucho más fiables y mucho más exactas

que las que nos puede ofrecer, por ejemplo, una radiografía simple.

Alfonso: Te cuento lo que hemos visto en la eco.

-Mm. -Todas las válvulas de tu corazón

(la válvula aórtica, la mitral, la tricúspide y la pulmonar)

abren y cierran con normalidad, no hay flujos anómalos.

El ventrículo izquierdo es un poco más grande de lo habitual,

pero eso entra dentro de lo que llamamos corazón de deportista.

El pericardio, que es la membrana que recubre el corazón, está bien.

Y respecto al resto de pruebas que te he hecho,

no hay nada que me llame la atención:

en el electrocardiograma no hay alteraciones en la repolarización,

y la prueba de esfuerzo demuestra que estás en forma.

-Te lo dije, podrías haber ahorrado tiempo y dinero al hospital,

no haciéndome las pruebas.

-Ya. Pues tengo que decirte que todavía no hemos acabado.

-¿En serio? ¿Qué más me tienes que hacer?

-¿Te acuerdas que te dije, en la espirometría, que salió

que tenías un patrón obstructivo leve? -Sí.

-Que podía ser por el catarro.

Pero yo prefiero hacerte una placa de tórax, y me quedo tranquila.

Lo siento mucho.

(Música) (Llaman a la puerta)

-¿Puedo pasar? -Sí, claro. Marta, pasa.

¿Qué tal? ¿Estás bien? -Eh... Sí, sí, todo bien.

Es que te quiero hacer una pregunta. -Eh..., claro, siéntate.

-¿Tú..., tú sabías que mi madre tenía Huntington?

-Eh, sí, bueno, de hecho fui yo quien le dio el diagnóstico.

-Y ¿por qué no me has dicho nada?

-A ver, Marta. Yo creo que no soy la persona más indicada

para darte ese tipo de información. ¿No crees?

Creo que, bueno, que es algo que, que corresponde a tu madre.

Bueno. Ahora que no es secreto, ¿me dices un poco de qué trata?

-Mira, estaría encantada de explicarte de qué va la enfermedad.

Pero creo que es algo que lo va a hacer mucho mejor tu padre. ¿Vale?

¿Vale? él es médico es la persona que te puede informar sobre esto.

-Es que, precisamente porque es mi padre, no quiero hablar con él.

Bueno: Que si no me hago las pruebas, ¿qué pasa?

-A ver, Marta.

Discúlpame. No es que no quiera responderte ninguna de tus preguntas.

¿Vale? Pero esto sí que es una decisión muy personal.

Yo, si fuese tú, pues... No sé. Lo pensaría, lo reflexionaría y.

Y realmente, si yo estuviese en tu lugar, pues sí que me las haría.

Pero bueno. Insisto: Esto depende de ti.

-Vale. Gracias.

(Música)

Alfonso, el aventurero que quiere recorrer el mundo

a vela en solitario,

vuelve para conocer los resultados de las pruebas.

(Música) (Llaman a la puerta)

-Buenos días. -¿Qué tal?

-¿Ya están los resultados? -No, no, todavía no están.

-¿Y por qué me has hecho venir, entonces?

-Porque pensaba que ya estarían, y mientras quiero hacerte un TAC.

-Vale. -¿Mmm?

Todavía no se lo he dicho a Alfonso, porque no quiero que se asuste,

pero en la radiografía he visto algo que no me ha gustado nada.

Y por eso quiero hacerle el TAC. Para estudiarlo mejor.

Alfonso: En unos minutos habremos terminado.

Después de ser dada de alta, Lorena ha vuelto poco después al hospital,

tras sufrir una caída mientras usaba las muletas.

-¿Esto, qué ha pasado? ¿Por falta de costumbre de ir con muletas,

o porque te ha fallado la rodilla?

-No, no, con las muletas me manejo bien. Pero no sé:

Estaba andando tan normal, y sentí como espasmos en la pierna.

-Y me caí sobre la pierna mala. -Pero ¿ha mejorado últimamente?

-No, me duele más. Es por la enfermedad, ¿no?

-Bueno. Es que... los problemas con la movilidad y faltas de equilibrio

son..., son síntomas claros del Huntington.

¿Vale? -Ya.

-Pero bueno. Vamos a hacer más pruebas para sacar conclusiones.

Venga. Ponte boca abajo.

Avísame si te duele. ¿Vale? -Vale.

Ay, sí. Sí, sí, sí.

-¿Sí? -Sí.

-¡Hay!

-Parece que está afectado el menisco interno. ¿Vale?

Pero vamos a hacer pruebas para... Para estar seguros.

Vale, pues ya estamos.

-Gracias. -Ya ves tú.

Oye: ¿Y de Marta sabes algo? -Pues mira: La verdad es que no,

no me he atrevido a hablar con ella de las pruebas.

Perdóname por los reproches y echarte tantas cosas en cara.

-Ni te preocupes. Ya está. -Vale.

(Música)

-Alfonso, ahora tengo que hacerte algunas preguntas.

-Mm... -¿Has perdido peso últimamente?

-Sí, ya sabes que pesaba más de 100 kilos.

-Sí, ya lo sé, me refiero a si has perdido peso en los últimos meses.

-Sí. En los últimos dos meses he perdido más de cinco kilos.

Pensaba que era de los nervios; ya que se acerca la fecha de partida.

-¿Te notas más cansado, o notas que has perdido el apetito?

-Sí. Sí, pero bueno. Lo he achacado también al estrés.

No te pongas tan seria. Me estás asustando.

-¿Notas dolor en el estómago o en la espalda?

Sí, me duele la tripa, pero es porque estoy estreñido,

y bueno La espalda me duele... a esta altura, más o menos.

Yo creo que es normal: del gimnasio, y las pesas.

-El dolor de espalda a la altura del estómago

es un síntoma frecuente en tumores que afectan al cuerpo del páncreas.

Es un signo de infiltración en plexos nerviosos,

y, por lo tanto, de mal pronóstico.

-Silvia: Me estás asustando de verdad.

-Alfonso: En el TAC he visto una imagen que, no me ha gustado nada,

y quiero hacerte una biopsia.

-No, una biopsia no. Ya basta de pruebas.

-No, creo que no entiendes, es importante que hagamos la biopsia.

-Silvia, basta. Si me has encontrado algo, dímelo ya.

-Todavía me hace falta la biopsia para confirmar el diagnóstico,

pero existe la posibilidad de que tengas un cáncer de páncreas.

-No. Eso es imposible.

No, yo no me encuentro tan mal. Y llevo una vida sana.

-Sí, ya lo sé, Alfonso. Pero es que en el TAC, tanto el radiólogo como yo

hemos visto unas imágenes muy sugerentes.

Y en la analítica de sangre ha salido que tienes la bilirrubina muy alta.

-¿Y qué es eso?

-Es una sustancia que puede elevarse por muchas causas.

Una hepatitis, cálculos biliares, o incluso una mononucleosis.

-Será por eso. No será por un cáncer de páncreas.

-Alfonso: En tu caso, eso, junto a las imágenes del TAC,

apoya el diagnóstico del cáncer de páncreas.

(Música)

Los marcadores tumorales también están elevados,

y en el TAC la imagen es clara.

Además, el cáncer aparece diseminado en otros órganos.

(Música)

-Justo después de un golpe como el que se dio Lorena,

no es recomendable hacer una resonancia magnética.

Ya que, si la rodilla está inflamada, como era en su caso,

puede que el resultado de la prueba no sea fiable.

Ahora, finalmente la hemos podido hacer, y hemos comprobado que,

efectivamente, tiene una rotura de 10 cm. en el menisco interno.

Marta. ¿Qué tal? -¿Qué..., qué tal está mamá?

-Bien, bien. Bueno, finalmente tiene el menisco afectado. ¿Vale?

Tendremos que hacerle una intervención que es muy sencilla,

que se llama artroscopia. ¿Vale?

-Pruebas y más pruebas.

-Ya sé que has oído muchas veces esa palabra. ¿Vale?

Escúchame: Te debo una disculpa, ¿Vale?

Porque al final hacerte las pruebas es decisión tuya yo no puedo meterme.

Pero sí que me gustaría, si no te importa, darte mi opinión.

-¿Opinión de padre pesado? -No, Marta, de padre y de médico,

que lamentablemente no los puedo separar: es lo que hay.

Mira: Sé que eres una niña y que eres muy inteligente y muy madura.

Y puedes llegar tú a la conclusión de hacerte las pruebas, Marta.

Mira: Si dan negativo, es la mejor noticia que le puedes dar a tu madre.

¿Vale? Porque le dará muchas fuerzas para seguir luchando.

-Ya. Pero ¿y si sale que tengo Huntington?

-Pues, si sale que tienes la enfermedad,

le dará fuerzas también de alguna manera u otra.

Mira, en cualquier caso: Lo que tienes que hacer es...

Es hacerte las pruebas y saber lo que pasa.

-Rey tenía razón. Tendría que haber hablado contigo desde el principio.

-Espera un momento: ¿Desde cuándo hablas con Rey a mis espaldas?

-Na. Cosas de chicas. -Ah, ¿cosas de chicas? Vale. Vale.

Ahora te veo.

-La biopsia determinará de qué tipo de cáncer de páncreas se trata.

Revela desde qué tipo de células del páncreas se ha originado el tumor.

Y esto condicionará el tratamiento.

-Silvia.

-¿Tienes un momentito?

Verás. Hace tiempo que no hablamos, últimamente han pasado muchas cosas

y, en fin, si me das cinco minutos, te invito a cenar a un sitio nuevo,

que han abierto aquí al lado.

-Muchas gracias, Álvaro, pero no me apetece. Estoy cansada.

-Ya. Sé que estás enfadada porque no te conté lo de tu padre.

-La palabra no es enfadada, es más bien desilusionada.

no sé, se me ocurrió pensar que había algo más de confianza entre nosotros.

-Silvia, no es una cuestión de confianza. ¿De acuerdo?

Tu padre me pidió respetar el acuerdo de confidencialidad

entre médico y paciente.

-Sí, si eso ya me lo has dicho 50 veces

Y lo que no entiendo es cómo puedes ser tan cuadriculado,

y no darte cuenta de que se trata de mi padre.

-Eso no es justo. -Si quería saberlo,

es porque quería ayudarle, exclusivamente.

-Escucha,en la vida las cosas no son solo blancas o negras. ¿De acuerdo?

Hay matices y hay muchas formas de verlas.

Si no eres capaz de entender eso, soy yo el que está decepcionado.

-Mira: Lo más conveniente es suturar el menisco y conservarlo. ¿Vale?

Así que te haremos una artroscopia.

-¿Entonces me tienen que abrir la rodilla?

-Sí, pero tranquila, ya sé que tienes pánico a las operaciones.

Es una operación muy sencilla. ¿Vale? Así que no te preocupes por nada.

-Con todas las cosas que tengo yo encima, y ahora lo de la rodilla.

¿Y con Marta? ¿Has hablado? -Sí. La he puesto al día.

Le he comentado lo de la artroscopia y... vendrá a verte, pues en breve.

-¿Y se va a hacer las pruebas? -Se lo está pensando.

(Música)

Alfonso vuelve al hospital para conocer el resultado de la biopsia.

-¿Cuáles son los resultados de la biopsia?

-Alfonso, me cuesta muchísimo decirte esto.

Pero el cáncer está en estadio 4, hay metástasis.

-¿Y qué quiere decir eso?

-Lo que quiere decir es que se ha diseminado a otros órganos,

como el hígado, a otros lugares lejos del abdomen. No podemos operar.

(Música)

-¿Me voy a morir?

-No es algo matemático. -Sí, sí que lo es.

¿No hay estadísticas para todo esto?

-Sí, pero las estadísticas son solo estadísticas,

tú eres... -Silvia, ve al grano, por favor.

-El cáncer de páncreas es uno de los tumores más agresivos

del aparato digestivo.

Y la mayoría de pacientes fallecen porque se diagnostica tarde.

Cuando ya no es curable.

Hay pacientes que responden muy bien al tratamiento.

-¡Silvia, por favor!

-En el tipo de cáncer que tú presentas,

la tasa de supervivencia a los cinco años es del 1% aproximadamente.

-Dime que, por lo menos, tengo tres meses para viajar.

-No lo sé, Alfonso,

tienes que entender en tu estado es muy peligroso hacer un viaje solo.

Además, quiero hablar con el oncólogo cuanto antes

para poder empezar con la quimioterapia.

-No, para, para, para, para, para. No voy a hacer la quimioterapia.

Voy a ir a dar la vuelta al mundo, y ahora con más razón que nunca.

Alfonso, no puedo permitírtelo, estás poniendo en peligro tu vida.

-Olvídate del procedimiento médico, Silvia.

Ayúdame a cumplir mi sueño.

-Alfonso, no puedo hacer eso.

No voy a firmar el certificado.

-No importa.

Iré a otro hospital, hasta que dé con uno que no me detecte el cáncer.

-Lo siento, pero no puedo permitírtelo.

-Lo que no puedes es impedírmelo.

Tienes que respetar la confidencialidad médico-paciente.

-Alfonso.

Alfonso. Lo siento muchísimo.

(Música)

-No te preocupes.

Muchas gracias por todo.

No se me ocurre un lugar mejor donde morir que en un océano.

-Creo que fue René Favaloro, un prestigioso médico argentino,

dijo que cada día tenemos que tener presentes el respeto por el paciente

y por los conceptos éticos y morales.

Así se consigue que la ciencia y la conciencia

estén siempre del mismo lado: del lado de la humanidad.

A veces no es tan fácil lograrlo porque no todo es blanco o negro.

(Música)

-Vale, Rosa: Muchísimas gracias. Un beso. Chao.

Ay...

-Hola, Rey. -Buenas, ¿qué tal?

-Oye. -Dime.

-Tú el otro día hablaste con Marta sobre el Huntington, ¿verdad?

-Sí, bueno, vino a hacerme unas preguntas y charlamos un ratito.

-Vale, bueno, que sepas que al final ha accedido a hacerse las pruebas.

-¿De verdad? -Sí, no sé qué le dijiste,

pero... ha dicho que sí.

-Pues tampoco le dije gran cosa.

No... No sé. Fue una conversación en plan chicas.

-Chicas; vale.

-Lo cierto es que tienes una hija que es..., es muy especial.

-Sí que lo es, sí. Lo sé.

Oye: Te quería pedir un favor. -Dime.

-¿A ti te importaría llevar el caso de Marta y hacerle las pruebas?

-¿Yo? -Sí, tú.

-Claro. -Vale. Genial.

Pues... muchas gracias. -De nada.

-Hasta ahora.

Lorena, la pareja del doctor Dacaret,

va a ser sometida a una artroscopia para reparar su rotura de menisco.

-Irá bien. ¿Vale? Más o menos en una hora te subirán a la habitación

y, en 15 días, seguro que estás en la panadería otra vez.

-Cuida de Marta, por favor. -Por supuesto. Eso siempre.

Venga. Ya está. Hasta luego.

Después de una operación de rodilla como esta,

es importante empezar la rehabilitación cuanto antes.

Para evitar la pérdida de masa muscular de la pierna

y fortalecer la articulación.

Si el paciente realiza la rehabilitación correctamente,

podrá recuperar el uso completo de la articulación

entre dos o cuatro meses.

(Música)

(Llaman a la puerta)

-¿Sigues queriendo ir a cenar al sitio ese nuevo del que me hablaste?

Sí. Sí, claro que sí. -Bueno, pues te espero fuera.

Muy bien. Pero ahora invitas tú. -Me parece justo.

-Cuidado.

-Sí. Oye, acércate a la Recepción y pregunta.

-No, no, no, da igual, sé dónde es. -Ah.

Tras recibir el alta de Traumatología,

Lorena regresa para comenzar la rehabilitación.

Hola. -Hola.

-Qué raro se me hace verte vestido de calle aquí dentro.

-Bueno, que a veces voy de civil, hombre.

Que... ¿Preparada? ¿Sí?

-¿Me estoy perdiendo algo? yo vengo a una sesión de rehabilitación.

-No, me he hecho las pruebas, y venimos a ver los resultados.

-¡Marta!

-Y bueno. Os necesito a los dos ahí dentro.

-Claro. ¿Preparadas?

-Sí. -¿Sí? Venga. Adelante.

Bueno, Rey, antes de todo, quería darte las gracias

de parte de los tres por todo lo que estás haciendo.

-Bueno, no... No hay de qué.

Además para mí es un placer poder ayudar, siempre y cuando, pues...

se trate de dar buenas noticias.

Ha dado negativo.

-¡No lo tengo! -¡Cariño!

- Yo,os dejo un poco de intimidad.

-Gracias. Muchas gracias. -De nada.

-Gracias, Rey.

(Música)

Y ahora a luchar a tope.

-Toma antihipertensivos.

Ácido acetilsalicílico para un ictus que tuve.

-Podríamos estar ante un infarto de miocardio.

-No dejo de pensar que hubiese pasado si no llegamos a pagar el rescate.

-Tranquilízate, de verdad. Que ya pasó todo.

-No. Esto no puede quedar así.

Tienes que decírselo a la policía.

-Eh, mamá. Mamá: ¿Estás bien?

Respí... Respira. -No puedo.

-El paciente tiene las dos pupilas iguales,

pero más pequeñas de lo normal están contraídas.

Esto es un signo típico de intoxicación por heroína.

-Que me tuve que ir antes de empezar la clase

porque en medio de los estiramientos me empezó a doler y no quería forzar.

-Pues si quieres hablo con uno de los traumatólogos de aquí,

a ver si te pueden echar un vistazo.

Lo que has tenido es un infarto. -Ha reventado la patata.

-En el caso de Ferni, la heroína provocó espasmos

en las arterias coronarias.

Lo importante es que te des cuenta de que todo esto que te ha pasado

es una nueva oportunidad para dejar la heroína.

-¿Me puedo ir ya?

-Pues, como puedes ver, la pierna está bien; está perfecta.

-Ya, pero es que no puede ser porque a mí me duele. No me lo invento.

-Igual es un dolor que viene de otro sitio, deberías hablar con Lucia.

-La loca de la pierna tiene trabajo y se va.

(Música)

Subtitulación realizada por; Mayka López.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 20/03/17 (1)

Centro médico - 20/03/17 (1)

20 mar 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 20/03/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 20/03/17 (1)"

Los últimos 594 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios