www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3763328
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 19/10/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

¿Un médico, por favor? ¿Un médico, por favor?

que igual que Pedro Sánchez ha salido a chicharra lado,

-Sí. Un momentito. Jesús, por favor, una silla de ruedas.

es posible que Susana esté en un proceso parecido.

-Se ha hecho un esguince.

Pablo y Nano, que se preparan para participar

en el campeonato del mundo de atletismo paralímpico,

Porque se ha señalado mucho,

acuden a Urgencias tras sufrir una caída mientras entrenaban.

Pablo se está preparando para correr los 400 metros lisos,

y su actitud, que algunos consideran prepotente,

y, bueno, nos estamos preparando porque él es invidente

ha molestado a gente de otras federaciones.

y yo soy su guía.

Y nada, espero que no sea nada esto del tobillo porque... ¡fff!

Bueno, y que lo mío tampoco sea nada.

En política ya se sabe, que nunca se puede decir, nunca jamás.

Mira, mejor me preguntas después

cuando haya hablado con el médico, ¿vale?

Anímate, hombre. Segovia está aquí cerca

y, para un día que podemos llevar acompañante...

Mira, yo te agradezco que pienses en mí.

Los tiempos en la política nacional van por otros derroteros.

Pero de verdad que no me interesa. Que no quiero.

Vamos a ver, podemos convertir un día de trabajo

El Partido Socialista necesite un líder que se ocupe del partido.

en el día de las tres ces.

Pero ¿qué tres ces? ¿Eso qué es?

¿Cómo que qué es? Congreso, cochinillo y copa. ¡Ah!

Vale. Pues haz una cosa: pregúntale a alguien que le guste el cochinillo.

Porque yo soy más de la cuarta ce, que es el cordero. ¿Vale, Blanco?

Emilio de Andrés: esa teoría desdibuja el perfil de candidata.

De verdad...

¡Ay!

¡Marina! Dime.

¿Te apuntas conmigo al plan de las tres ces?

Chelo Aparicio: yo creo que faltan meses sino años.

¿Qué es eso? ¿Te gusta el cochinillo?

Mmmm... Sí. Lo demás no importa.

Para aclarar algo tan importante como el liderazgo del Soe.

Ven que te cuento. Vale.

Bueno, vamos a ver, ¿te duele aquí? -Sí.

-¿Sí? Vale.

Hemos visto un liderazgo prudente hasta las formas,

¿Y esto? -Sí, sí, sí.

-También, ¿verdad? Vale, lo último...

que ha sido de Javier Fernández,

¿Y hacia este lado? -Sí.

que ha aportado datos para el discurso,

-¿Sí? -Sí, sí, sí.

-Vale. -¡Uf!

-Bueno, Pablo, pues esto es un esguince de tobillo de grado 1,

pero a día de hoy no se debe con la ambición,

¿de acuerdo?

-Eso son como... Dos semanas en el dique seco.

de ir por esa senda.

-Bueno, eso quiere decir que tienes que estar en reposo

Eso está todavía muy abierto.

y tomar antiinflamatorios, ¿m? -Lo siento, macho. Ha sido culpa mía.

Si es que me he tropezado yo y me lo he llevado detrás, lo he arrastrado.

-Ya. -Lo siento, tío.

-Pero Nano, no digas tonterías. Tú eres mis ojos.

Sin ti, los 400 metros lisos serían como 400 kilómetros.

-Pero ¿qué dices, hombre?

El tiempo lo dirá.

Si eres tú siempre el que tira de mí en las carreras.

-Mh. -Ya.

-Bueno, déjame que le eche un ojo a la rodilla.

Yo creo que todavía hay cosas previas.

-¡Ay va! Me he dejado las llaves en el mostrador,

con esto de las prisas y tal. Voy a recogerlas.

La gobernabilidad decía esta mañana,

-Vale. Ahora venimos, Pablo, ¿de acuerdo?

-Vale.

está ahí el reto del Partido Socialista,

como lo va a posibilitar, como lo va hacer.

-He leído un artículo que dice que practicar sexo con frecuencia

te hace más inteligente.

-Ahora lees revistas para adolescentes, ¿no?

-No. Es una revista científica americana.

Hay un estudio reciente de la Universidad de Wichita, Kansas,

que dice que practicar sexo a diario reduce las posibilidades

de perder la memoria.

Emilio de Andrés: para cables acerca de la LOMCE.

-Bueno, pero tú ya eres muy inteligente.

-Siempre se puede aspirar a más.

-Pues díselo a tu novia, que seguro que se va a poner muy contenta.

-No, no. Yo no tengo novia. Lo hemos dejado.

Y también sobre la reprobación del ministro del interior.

Diana ha venido al hospital

porque tiene un fuerte dolor en el pie izquierdo.

Es lo que puede ocurrir en los próximos meses de Mariano Rajoy?

Disculpe. ¿Sabe si van a tardar mucho en atenderme?

Porque este dolor me está matando.

-Ya, señora, pero en Urgencias tenemos unos turnos

Eva Orúe: el Partido Popular no tiene la mayoría,

que tenemos que respetar. Imagino que lo comprenderá.

y puede ser derrotado en muchas ocasiones.

-Mm.

¿Sabe usted que si este dolor se complica

y me puede llevar a una amputación o incluso a la muerte,

La oposición es es una amalgama de gente que no todas opinan igual.

mi familia no dudaría un segundo en denunciar a este hospital

por negligencia?

El gobierno llene la posibilidad de parar determinados debates.

Soy abogada especialista en Medicina legal.

Y en estas circunstancias, no me importa abusar de mis conocimientos.

En aquellos debates que se ponga sobre la mesa y suponga un gasto

-Doctora Marco. -Sí. ¿Hay algún problema?

-No. No hay ningún problema si van ustedes a atenderme ya.

público,

puede evitar el debate.

Pero si va a tomarse un café con su compañero,

Es muy difícil cambiar determinadas leyes,

puede ser que sí que lo haya. -Es abogada.

exigirán un gasto de aumento público.

-Soy la doctora Marco. -Pablo Mir.

Chelo Aparicio: puede ser una buena legislatura,

-Pase, por favor.

incluso con esas dificultades.

-¡Álvaro! -¿Diana?

-¡Cuánto tiempo!

-¿Os conocéis? -¿De qué?

-Hace muchos años. -Sí, sí. Hace..., hace muchos años.

¿Qué tal? ¿Qué haces por aquí?

Pero un país puede seguir avanzando a pesar de eso .

-Bueno, me dolía el pie horrores y he venido a Urgencias.

Y parece ser que la doctora Marco me va a atender.

-La doctora Marco es una gran médico. Estás en las mejores manos.

En fin. Yo te dejo que estoy muy ocupado.

-Mhm.

-Espero que no sea nada

y espero verte pronto y en otras circunstancias.

-Eso espero.

Emilio de Andrés: es Partido Popular pide amplitud de miras.

-Bueno, vamos a la consulta. Es por ahí, por favor.

¿Vamos?

Chelo Aparicio: no la primera vez que nuestro país hacemos eso.

-Mire, doctor. -M-hm.

-No me pasa nada en la rodilla. -M-hm.

-Ni siquiera me duele. Lo que no quiero es asustar a mi primo.

Porque no veo absolutamente nada por el ojo izquierdo.

Hacemos 3 minutos de titulares.

-Ya. Pero a ver, ¿te has dado algún golpe en la cabeza o algo?

-Nada, nada. -¿No?

-Si de hecho me he caído del susto. Me he caído del susto de...

Me he quedado ciego de repente, y me he asustado y me he caído.

-Ya.

-Y espero que no afecte esto al campeonato del mundo paralímpico

que estamos preparando mi primo y yo,

y es un poco lo que le ha dado sentido

a los últimos años de su vida desde que se quedó ciego.

-Entiendo. -Desde que le dejé ciego, de hecho.

-Ya.

-Porque yo antes con la fiesta era muy cañero.

Y encima iba por ahí de gallito.

Así que nada, raro era el fin de semana que no tenía alguna movida,

la verdad.

Pero bueno, un día pilló a quien no tenía que pillar.

Estaba en una discoteca con mi primo y tal,

y un gorila le reventó la cara a mi primo y se cayó de mala manera.

Y bueno, entonces, después de la caída,

tuvo una hemorragia en una parte del cerebro

que por lo visto afecta a la visión. -M-hm, sí.

-Y... -Eso se llama ceguera cortical.

Pero a ver, una cosa:

¿tú me aseguras que no sufriste ningún traumatismo craneal?

-No, no. Si desde que pasó eso, vamos yo me reciclé totalmente.

Digamos que cambié las drogas y el alcohol

por las zapatillas de deporte. -De acuerdo.

-Bueno, en el ojo derecho, no hay ninguna anomalía.

Vamos a ver el izquierdo...

Y aquí sí que veo un defecto pupilar.

La presión intraocular en ambos ojos es completamente normal.

Así que de momento, podemos descartar el glaucoma.

Sin embargo, me gustaría mandarle a oftalmología

para que hagan un estudio exhaustivo de fondo de ojo

y que valoren el defecto pupilar,

que por desgracia, normalmente, va acompañado de malas noticias.

-Bueno, pues cuénteme lo que le pasa, por favor.

-Que me duele mucho el pie izquierdo.

-Mm. ¿Se ha dado algún golpe o ha sufrido alguna mala postura?

-No, no. Por mi trabajo viajo mucho.

De hecho, hace un mes, estaba en otra ciudad

y tuve que consultar por este mismo dolor.

Me dieron antiinflamatorios, pero creo que no han servido de mucho.

De hecho, un paciente denunció a ese mismo hospital

y, ahora entiendo por qué. -¿Y quién ganó?

-El hospital. O sea yo, claro.

-Bueno, y ¿dónde le duele exactamente?

-Por el pie y también me duele mucho la parte baja de la pierna.

-Vamos a explorarle.

¿Le importaría que le explorara el doctor Mir?

Él es residente de primer año. -No, no me importa.

Todo el mundo tiene derecho a aprender.

-Muy bien.

-A ver, si se coloca en la camilla, por favor...

Vale.

Perdone, es que...

Pero ¿cómo no voy a estar nervioso?

Si esta mujer se dedica a lo que se dedica.

Y la doctora Marco está siempre con la escopeta cargada

esperando a que falle.

¡Ah!

Tiene ampollas en fase de remisión y algunas costras en la planta.

Y también unas pápulas ya curadas

que todavía conservan un color marronáceo.

-Eso fue por unos zapatos nuevos que me compré y me hicieron daño.

-¿Tu qué crees que es?

-Es que tiene aspecto de haber sido un herpes zóster.

Pero es que la zona del cuerpo en la que se encuentra es muy poco común.

-El herpes zóster, también conocido como culebrilla,

está causado por el mismo virus que la varicela.

Y es que, una vez pasada esta enfermedad,

el virus queda latente en los ganglios nerviosos sensitivos

del paciente.

Y por alguna razón, como por ejemplo una bajada de defensas o cansancio,

el virus se reactiva localmente.

-Y si fue un herpes,

me lo deberían haber diagnosticado en el otro hospital.

-A ver, puede ser que las lesiones todavía no hubiesen aparecido.

Además, usted atribuía el dolor al calzado.

-Los médicos siempre tan corporativistas.

-¿Ha estado en contacto con alguna embarazada?

-No.

-Si tiene herpes zóster,

evite el contacto con cualquier persona

que no haya pasado la varicela.

Sobre todo embarazadas.

Porque, al tratarse del mismo virus,

podrían contagiarse y causar un daño irreversible en el feto.

-¿Cuál es el tratamiento que tengo que seguir?

-Vamos a empezar el tratamiento con analgésicos y con amitriptilina.

Es un antidepresivo.

Y quiero verla en una semana para ver qué tal evoluciona.

-Muy bien. Muchas gracias.

-Buenas...

Oye, tengo una idea.

¿Qué te parece si le añadimos otra ce a nuestro viaje a Segovia

y nos vamos a ver la casa de Antonio Machado?

Precisamente te estaba buscando para comentarte una cosita.

No, no. Que no puedes ir.

Ha sido KDE 12 horas.

A ver, Andrea tiene fiebre y no puede ir a la guardería

y prefiero quedarme con ella. Ya. A ver, lo entiendo.

Pero claro, no me voy a ir yo sola a Segovia.

Marina, tienes que hacerme este favor, ¿eh?

39 internos han roto bancos y la puerta de acceso a la azotea.

Eres la persona más indicada para representar al hospital.

Se han quedado allí casi la mitad de un día.

Además, si no va nadie, Landó me mata.

Y tú tienes experiencia en gestión. Has sido jefa de Servicio, ¿m?

La policía ha estado negociando y dialogando con ellos

-Bueno... Bien. Gracias.

Cómo me lías, ¿eh?

Blanco, te estaba..., perdón. Te estaba buscando.

para que bajaran a sus habitaciones.

Escucha, que al final lo he podido arreglar.

Ese momento ha llegado a 9:30 de la mañana.

Que me voy contigo a Segovia, ¿eh? ¿A qué hora sale el bus?

No ha habido heridos ni violencia.

Pues al final es Marina la que va a representar al hospital.

Ah, bueno.

-Pero que no tienes por qué venir, ¿eh? Si no quieres. Que no pasa nada.

Hay un dato curioso en este asunto,

-No, no, no. Si no he dicho nada tampoco.

hemos tenido acceso a un correo electrónico de un sindicato de la

Pensad que es un día fuera del hospital, sin batas

policía

y el congreso se celebra en un hotel de cinco estrellas con spa.

que decía, que de forma inminente se iba a producir un motín en este

-¿Con spa? -Sí.

-Con spa.

-Bueno, ¿a ti te importa si voy contigo?

centro.

-No. -¿No?

También decía que podían coger como rehenes a trabajadores del centro.

-No, no. Para nada.

-Y además a ti te encanta la gestión hospitalaria, ¿no?

Esto finalmente no pasado.

-Pues sí. Vale, genial.

Pues mira, tú pones el coche y yo pongo la música.

-Bueno, eso ya lo hablaremos. Eso. Eso ya lo hablaréis.

¡Estos son mis chicos!

A la vuelta me cuentas cómo ha ido todo, por si me pregunta Landó. ¿Eh?

Gracias. Adiós.

No te preocupes. -Vale.

-Vamos a estar entrenando a saco dentro de dos semanas.

-Puedo confiar en ti, ¿no? -No te preocupes, por favor.

-Vale. -No te preocupes.

-¿Esteban Benítez? -Vale, no me preocupo.

-Sí. -Nano, te llaman.

-Acompáñame, que vamos a echarte unas gotas para dilatar...

-Sí. Lo que haga falta. -Nano, ¿unas gotas?

-¿Qué pasa? Sí. -¿Para qué?

-Será para desinfectar o lo que sea, ¿qué más da?

Espérate ahí, voy a... voy a esto y tardo cinco minutos.

-No, no, no... -Estoy aquí en cinco minutos, ¿vale?

-Yo voy contigo.

-Que no hace falta que vengas. Estás bien aquí en la sala.

-Nano, quiero ir contigo. -¿Qué vas a hacer ahí?

Venga, vale. Te llevo. -Vale.

Diana, la paciente con neuralgia postherpética,

ha regresado al hospital porque su dolor ha aumentado.

Bueno, pues cuénteme. ¿Por qué ha venido?

-Este dolor es insoportable.

La medicación que me han dado no me ha hecho nada.

Estoy incluso peor que antes. -¿El dolor es en el mismo sitio?

-Sí. Me duele el pie y por las noches empeora.

-De acuerdo. Voy a hacerle otra exploración.

Llaman a la puerta.

Emilio de Andrés: aparte estar lejos de tu casa,

Hola. -Hola.

-Hola, Pablo. -Hola, doctora.

y en condiciones adversas,

el idioma era un problema.

-Como le comentaba, voy a hacerle una segunda exploración.

- era muy difícil.

-¿Podría encargarme yo de la exploración?

-Sí, claro.

-Vamos allá.

Era un poco donde estoy.

A ver...

¿Me permite? -Sí.

Lo primero que encuentro es que me cogieron

y me metieron en un centro.

Ahora voy a acariciarla, ¿de acuerdo? -¿Te gustan los pies?

-Bueno..., es solo una prueba.

-¡Aaaah! ¡Oooo!

Emilio de Andrés: tú decides hace 10 años salir de Senegal,

-Tiene alodinia. -¿Y qué es eso?

país del África Saja bien o,

-Alodinia es cuando aparece dolor ante un estímulo que no es doloroso,

exactamente por las condiciones de vida

como por ejemplo una caricia.

-Ya. ¿Y están seguros de que este es el diagnóstico?

-Diana. La alodinia es normal en la neuralgia postherpética.

o buscando un cierto éxito profesional?

Lo que vamos a hacer es modificar el tratamiento.

- Cuando salimos de nuestros países,

Voy a añadirle un fármaco nuevo. Vamos a poner también carbamazepina.

es porque queremos tener una vida mejor.

Es un antiepiléptico. -¡Ay! No, no lo tengo nada claro.

No. No quiero más medicación.

-Mire, en este hospital, disponemos de una Unidad del Dolor.

Y vivir otro mundo.

-Sí. En la Unidad del Dolor le darían una atención mucho más completa

y mucho más exhaustiva.

-Diana. He recibido tu mensaje y he venido en cuanto he podido.

¿Te importa? -Ah, no.

Si cogemos 1 bar con Cayuco para venir a España,

-¿Qué tal estás? ¿Por qué has vuelto?

es para vivir mejor.

-El pie, que me sigue doliendo horrores. No se me va.

-Tiene una neuralgia postherpética y la estoy tratando.

-Muy bien. Pues a partir de ahora,

yo me voy a encargar personalmente a supervisar el caso.

Te voy a proponer una cosa, ¿de acuerdo?

-He pagado como 800 He pagado como 800 E más o menos.

Ya que estás en la ciudad y estás en tratamiento,

creo que sería muy conveniente que te quedaras ingresada

en observación.

-De acuerdo. Me quedaré. -Bien. Pues si quieres te acompaño.

-Adiós.

Tras administrarle unas gotas para dilatar las pupilas,

el oftalmólogo de guardia examina el fondo de ojo de Nano,

Emilio de Andrés: desde allí te llevan al internamiento en Tenerife.

que perdió la visión de su ojo izquierdo repentinamente

mientras entrenaba con su primo.

-Abre el ojo bien...

-Todo esto es muy raro. Mi primo me está ocultando algo.

Soy ciego, sí. Pero no soy idiota.

-Lo 2 es que no entendemos nada,

Tras la revisión oftalmológica,

y porque estamos allí.

el doctor peña comparte con Dacaret el diagnóstico de Nano.

No tengo buenas noticias para Nano.

El estudio de fondo de ojo muestra una estrechez vascular intensa,

predominantemente arterial.

La columna vascular disminuida y arterias filiformes.

Es decir, estrechas y con forma de hilo.

-Y todo esto ¿no será por hacer tanto deporte? Porque tendría guasa.

Emilio de Andrés: quienes se encontraban en ese momento?

-Bueno, en principio,

el deporte ayuda a combatir ciertos factores de riesgo,

como pueden ser la hipertensión o el exceso del colesterol, ¿m?

Aunque no se haya tenido ningún problema previo en la vista,

a partir de los 40 años,

es recomendable hacer revisiones oftalmológicas cada dos años.

-Eran todos usa Jarilla nos.

Pasaríamos a un año si se sufre diabetes o glaucoma,

más que nada para comprobar la presión intraocular

y revisar que no haya alteraciones en el fondo del ojo.

Mira, he estado hablando con el oftalmólogo

y te ha prescrito acetazolamida

y luego también hipotensores oculares tópicos.

Que, para que lo entiendas, son unas gotas que te pones en el ojo

y ayudan a que fluya mejor la sangre en la retina, ¿de acuerdo?

-En principio, con eso, ¿ya voy a volver a ver?

-Pues no te lo puedo asegurar, la verdad.

También tendremos que darte unos masajes oculares

con unas lentes especiales

que duran alrededor de unos 30 minutos, más o menos.

-Pero eso será otro día, ¿no?

Porque no veas el mosqueo que tiene mi primo ya

con tanta prueba, por un raspón en la rodilla.

-Ya. Mira, yo lo entiendo perfectamente,

pero tendrás que quedarte ingresado. -¡Fff!

-Porque tenemos que hacer más pruebas

y tenemos que averiguar de dónde surge esa obstrucción, Nano.

Son cárceles de racistas,

-¡Fff! Pues a ver cómo le digo yo esto a mi primo.

-Ya. Oye, escucha. Necesito que estés animado.

las personas que están allí nos merecen estar allí.

Es muy importante. -Bueno...

-¿Eh, vale?

-Igual con tanta prueba no me extrañaría que saliera algo,

porque con el pasado de fiesta y de juerga que tengo...

-Bueno, no pienses en ello. Lo vamos viendo poco a poco.

-Bueno. -¿Vale?

-Venga, gracias, ¿eh? -Que vaya bien.

-Chao.

-Pablo. ¿Qué pasa, cómo estás? -¿Qué, qué pasa?

-Pues nada, que me tienen que hacer una resonancia magnética,

no sé qué... Ya sabes cómo son los matasanos estos.

Aquí..., el por si acaso y... -¿Tú te crees que yo soy idiota? ¿Eh?

A mí no me la pega.

Hace un rato, cuando le han ido a curar la rodilla,

estábamos en oftalmología. No en traumatología.

Ah, soy ciego, sí. Pero no soy sordo.

Y en la sala de espera estaban hablando de cataratas.

Y no se referían precisamente a las del Niágara.

¿Qué narices te pasa?

-¿Qué me pasa de qué? No me pasa nada.

-Nano, mira, eres mi primo, eres mi guía...

Eres la persona en la que más confío. No me mientas en la cara.

-Bueno, vale, Pablo, vale.

Mira, me tienen que ingresar

porque he perdido la visión del ojo izquierdo. Ya está.

-¿Qué?

-Yo no voy a poder...

Diana, la abogada especialista en medicina legal,

ha quedado ingresada a causa de su dolencia,

una neuralgia postherpética.

Disculpa, hablamos más tarde.

Hola. -Hola. ¿Qué tal la habitación?

¿Estás cómoda?

-Lo estaría más si fuera una habitación de hotel,

como aquella que compartimos en Maracaibo.

-Seguiríamos compartiéndola si no hubiera sido por ti.

-Ah, no. Aún estás dolido. Álvaro, que nos conocemos.

-Nunca supe por qué me dejaste y me gustaría saberlo.

De hecho, creo que me lo merezco. -Es mejor no remover el pasado.

Llaman a la puerta.

Perdón. -Adelante. Yo ya me iba.

-¿Qué tal, cómo se encuentra? -Igual. Me duele igual.

-Hace tiempo que se conocen, ¿no?

-¿Con Álvaro? Nos conocemos desde hace años.

Y no ha cambiado nada. ¿O sí? Ha mejorado, como el buen vino.

-Y, ¿y de qué os conocéis exactamente?

-Por motivos laborales. En un juicio, que yo gané, por cierto

Y ahí empezó todo.

-Vale. Pues voy a ajustar tu tratamiento.

Voy a cambiar la carbamazepina por pregabalina.

Ambos son antiepilépticos.

-Doctora Marco. ¿Está segura de lo que hace?

-Claro.

-¿Qué pasa? -¡Mmm!

Síndrome postvacacional, creo. -¿Crees?

-Sí.

-Bueno, pero si han sido dos días, solamente.

-Dos días, pero dos días con spa, con canapés, con..., con vino...

-Pe, pe... ¿perdona? -¿Qué?

-¿Con spa, con canapés? -Claro.

-Mira, tienes un morro... Y yo chupándome las conferencias.

-Pero, ¿cómo chupándotelas? Pero si te encantan esas cosas.

Se te veía ahí tomando notas todo el rato con la libretita esa que tienes.

-Es verdad.

-Oye, Escucha, Marina, que me lo he pasado bastante bien.

-¿Sí? -Sí.

-Yo también. Será un viaje para recordar.

-Pues supongo que sí. Pero ahora me toca lo que me toca.

Venga. -Venga...

-Hasta luego. -Adiós.

-Hola, Nano. ¿Qué tal? -Hola, ¿qué tal?

-¿Cómo te encuentras?

-La verdad que no termino de verlo claro esto.

-Ya. -Sobre todo por el ojo izquierdo.

-Bueno, escucha, en serio. Tengo los resultados del ecocardiograma.

¿De acuerdo? Y hay presencia de una posible aneurisma.

Es una dilatación en forma de saco en el septo interauricular,

¿de acuerdo?

-Y, yo es que muy bueno no era de pequeño en esto de los idiomas.

-Mm. -Se agradecería traducción.

-Perdón. Te lo explico para que lo entiendas.

Mira, el septo interauricular viene a ser una pared

que separa las dos aurículas del corazón, ¿de acuerdo?

Y nos ha parecido observar una protuberancia,

y lo que tenemos que hacer ahora es investigar

si a través de esa pared, existe presencia de flujo.

-¿Y que haya flujo es bueno o es malo?

-Vendría a ser malo.

Pero bueno, para confirmarlo tenemos que hacer

un ecocardiograma transesofágico, ¿de acuerdo?

-Bueno. -Venga.

A la paciente de la doctora Marco aquejada de neuralgia postherpética

no le está remitiendo el dolor con el nuevo tratamiento.

Este nuevo tratamiento no ha funcionado nada.

Estoy peor que antes.

No quiero que la doctora Marco me siga llevando.

¡Quiero un médico de verdad! ¡Quiero que me lleves tú!

Y a ella la quiero fuera del caso y ¡fuera de mi habitación!

-Vale, muy bien.

-Diana. Tenemos que continuar probando...

-Silvia, Silvia, por favor. Diana, tranquila, ¿de acuerdo?

Vamos a poner otro tratamiento. Vamos a hacer un bloqueo periférico.

-Es que eso no es lo que le iba a proponer...

-Silvia, Silvia, de verdad. ¡Sal de la habitación! Por favor.

-El bloqueo periférico que le vamos a practicar a Diana

consiste en inyectar un anestésico en la periferia del nervio

que está causando el dolor; para hacer que así este desaparezca.

-Álvaro, yo le iba a proponer el mismo tratamiento.

-Sí, lo sé, lo sé. Y lo siento, ¿de acuerdo?

Pero si el paciente solicita el cambio de médico,

no puedo hacer otra cosa.

-Me parece increíble que me hayas echado de la habitación.

Tenías que haberme defendido, Álvaro.

Y más sabiendo que no he cometido ningún error con el tratamiento.

¡Lo que tengas personal contra mí, lo arreglamos fuera del hospital!

Pero no me hagas pagarlo con mis pacientes.

-Perdona, ¿m?

Esto no tiene nada que ver con nuestra relación.

Tras haberle hecho un ecocardiograma transesofágico a Nano,

Dacaret realiza la maniobra de Valsava.

Tengo los resultados del ecocardiograma

y ya sabemos que tienes un aneurisma.

Y además, también hay presencia de líquido entre las dos aurículas,

¿de acuerdo? ¿Vale?

-Y eso..., es algo malo, ¿no? ¿Puede ser?

-Pues mira, lo más importante es que sepas que hay un defecto congénito.

Es decir, que el foramen oval no cerró correctamente cuando...

-¿Foramen oval? -Sí, perdona.

Mira, el foramen oval es el espacio que hay entre las dos aurículas,

mediante el cual tu madre te introducía comida

cuando estabas en su vientre. -Ah.

-Y no se ha cerrado como sería debido.

-¿Has dicho congénito? -Eso es.

-Eso quiere decir que lo traigo de serie.

-Pues sí. En tu caso sí.

-Y yo pensando que todo esto me venía de toda la caña que me he metido

cuando era joven.

-Bueno, de todas formas te digo que es un problema

que tiene mucha gente y no implica que tenga complicaciones.

Pero en tu caso, lo que pasa es que, cuando la sangre pasa

de una aurícula a la otra, pasa de tal manera que crea remolinos.

Y eso hace que los glóbulos rojos se coagulen e impacten en las arterias.

Y en tu caso, se ha bloqueado la arteria central

de la retina del ojo izquierdo.

-Entonces eso quiere decir que me puedo quedar ciego

del otro ojo también.

-Pues Nano, la verdad es que no te lo puedo asegurar,

porque se pueden producir otro tipo de émbolos,

que pueden ser en el mismo territorio,

en el cerebro, e incluso pueden causar un ictus. ¿De acuerdo?

Mira, lo que tendremos que hacer ahora

es implantar un dispositivo oclusivo entre las dos aurículas.

Esto es lo que tenemos que hacer. -Bueno.

-¿Vale?

-Bueno, pero esto sería después del campeonato del mundo, imagino.

-Pues lamentablemente hay que hacerlo lo antes posible.

-¡Ffff!

No le puedo hacer esto a Pablo. Ahora no.

-Ya, Nano, pero hay que priorizar. ¿Vale?

-¿Qué tal, cómo estás? -Bien.

-Bueno, me alegro de que el tratamiento esté funcionando

y que lo esté haciendo tan rápidamente.

-Y yo me alegro de haber cambiado de médico.

-Mh.

-Siento haberte puesto en esa tesitura.

Sobre todo teniendo en cuenta que entre la doctora Marco y tú hay algo.

-¿Tanto se nota? -Es evidentísimo.

-Ya. Verás.

Las cosas entre la doctora Marco y yo no son nada fáciles.

Y menos van a serlo teniendo en cuenta

que voy a tener que despedirla en breve.

-¿Por lo que ha pasado conmigo? -No. ¡No, no, no, no!

Nada de eso. La doctora Marco es muy buena médico.

De hecho, ella te iba a poner el mismo tratamiento que yo.

Te dije que estabas en buenas manos.

Es sólo que en la Unidad del Dolor solo hay puesto para una internista.

Y hoy por hoy, necesita otra doctora que es mejor que ella.

-Tú y yo sabemos que vas a encontrar la manera de mantenerla a tu lado.

¿Verdad, Álvaro? -Contigo no lo conseguí.

En fin: si todo sigue así, hoy mismo te daré el alta, ¿de acuerdo?

Pero vas a tener que seguir con el tratamiento de forma ambulatoria.

¿De acuerdo?

-Aquí, por favor. Yo ya me quedo aquí.

-Sí.

-Vale. Gracias.

Pablo, tío, ¿qué tal? -¿Qué? ¿Cómo ha ido?

-Pues..., mal. Me tienen que operar. Y bueno, es grave y no...,

no podemos esperar a que acabe el campeonato del mundo.

Pero escucha... -Bueno...

-Antes de nada, mira.

Conozco un entrenador, un guía que es la leche el tío.

Tiene 53 segundos.

O sea, entrenando en un mes a saco con él, recuperas

y te pones incluso mejor que yo y tiene más experiencia incluso.

-A ver, no. para, para...

-O sea, no, no. Que el tío este, escucha, que es la leche.

-¿Quieres dejar de preocuparte por mí?

-Pero ¿cómo no me voy a preocupar por ti?

Si yo sé que este es tu sueño, el campeonato del mundo paralímpico.

Te lo debo.

-No, no,.. No, no. No me debes nada, ¿vale?

-¿Cómo que no te debo nada, hombre?

O sea, tú, en un momento de tu vida te quedaste ciego,

para que yo pudiera abrir los ojos

y dejar esa vida de mierda que llevaba.

Y además el precio no fue bajo. -Mira, ya está, ¿vale? No, no, no...

No quiero que te sigas sintiendo culpable.

Ya te lo he hecho pagar bastante, ¿o no?

-Pero, ¿qué pagar? Si ha sido culpa mía.

-Mira, ahora, el que se ha quedado ciego

para que yo abra los ojos, eres tú. ¿Vale?

Y ahora lo importante es que te curen, enano, ¿eh?

-¡Fff! -¡Nano!

-Lo siento, tío. -Ya está, ya está.

¿Vale? Te vas a curar.

A los pocos días de seguir con el tratamiento de bloqueo periférico,

Diana, la paciente del doctor Mendieta vuelve

porque ha sufrido un accidente.

-¡Diana! Diana, ¿estás bien?

¡Amaya! Rápido, la silla.

-Me he caído por la escalera del juzgado, me he resbalado.

-Siéntate.

Ahí, con cuidado.

Ni las placas, ni el TAC, muestran nada anormal.

Está todo correcto.

Diana, ¿te has caído porque te sigue doliendo?

-Sí.

-¿Y por qué no has venido antes?

-Es que quiero ignorar este maldito dolor.

-Ya. Pero las cosas no son así, ¿de acuerdo?

El dolor hay que tratarlo

y todavía podemos probar muchos tratamientos distintos.

-¿Cuáles? Si me habéis hecho de todo.

-Pues verás. Hay uno en concreto que es la radiofrecuencia.

Aún está en pruebas para la neuralgia postherpética

pero está dando buenos resultados.

El tratamiento de radiofrecuencia que le he propuesto a la paciente

consiste en aplicación de calor mediante electrodos

a la zona de la raíz nerviosa que está provocando el dolor

para así bloquearla. -No sé. No lo veo nada claro.

-Diana..., confía en mí.

-¿Y conlleva algún riesgo la radiofrecuencia?

-No te voy a mentir.

Es un procedimiento quirúrgico y como tal, riesgos hay.

Diana...

-Está bien. Confío en ti. De acuerdo.

-Perfecto. Esto no significa que tengas que dejar el tratamiento

con el que estás. ¿De acuerdo? -De acuerdo.

-Hasta luego.

Nano se recupera en su habitación

tras la operación a la que ha sido sometido

para ocluir el septo interauricular.

-La operación ha ido muy bien, ¿de acuerdo?

Así que ya no, ya no existe el flujo interauricular.

-Vamos, que me habéis tapado el boquete, ¿no?

-Eso es, eso es.

Eso quiere decir que te vamos a dar el alta.

Pero tendrás que empezar un tratamiento con antiagregantes

para que no se formen coágulos. ¿Vale?

-Bueno. O sea, el tema del corazón ya está solucionado.

Pero, ¿qué pasa con el ojo?

-Ya. Mira, siento mucho que no notes ninguna mejoría por ahora.

Lo que tendremos que hacer es que vuelvas en tres meses

para observar si hay signos de revascularización en la retina.

¿De acuerdo?

-Bueno..., mira, a lo mejor yo qué sé.

Puedo ir al campeonato del mundo paralímpico,

en lugar de como guía, en calidad de atleta, ¿no?

Te voy a quitar todos los récords, ¿eh?

-¡Ja, sí! Ni lo sueñes. -Ya verás.

-Además, no estamos en la misma categoría.

Tú todavía eres tuerto.

-¡Qué perro, tío!

Tiene gracia que, para ver el daño que nos estábamos haciendo mutuamente

mi primo y yo, con todo el rollo de la culpa,

y de no decirnos las cosas a la cara,

hayamos tenido que quedarnos ciegos los dos.

-¡Eh, eh, eh! No te hagas la víctima, hombre.

Que aquí, el que no ve nada soy yo, ¿eh?

Y me basta con eso para ganarte los 400 y sin guía.

El tratamiento de radiofrecuencia que ha estado recibiendo Diana,

la paciente con neuralgia post herpética,

ha dado resultado.

Ah, y recuerda, debes seguir con la medicación.

Aunque el dolor haya desaparecido, tienes que seguir tomándola.

-M-hm.

Gracias por todo.

Espero no tener que volver a verte. Ahora todo se ha terminado.

-Que vaya todo muy bien.

-Diana. ¿Qué tal? -Bien.

-Ya me han dicho que el tratamiento con radiofrecuencia te ha ido genial.

Me alegro. -Gracias.

Y quisiera aprovechar para disculparme contigo.

Te traté mal.

No era nada personal. Era el dolor.

-Claro. Pues por eso, no pasa nada, no te preocupes. Es normal.

-No, no es verdad. Sí que era algo personal.

Te vi como una rival. Y no me gusta perder.

-Vaya, pues gracias por tu sinceridad.

-No dejes que el miedo maneje tu vida.

Permítete vivir aquello que crees que te hará feliz.

Y con Álvaro..., lo tienes hecho. Lánzate.

-No sé a qué te refieres.

De verdad, de verdad que me alegro mucho

que haya ido todo tan fluidito con Rey en Segovia.

Sí. Pues mira, Blanco, tienes razón.

Porque hacía muchísimo tiempo

que no era capaz de mirarla a los ojos sin rencor, la verdad.

Te lo dije. Ya.

Te dije que ese rencor por haberse ido a EEUU te iba a durar muy poco.

Ya, ya. -¿Qué es eso de que va a durar poco?

Que te lo cuente él. Hasta luego. Adiós, Blanco.

-Hasta luego.

-No es nada. Estábamos hablando del rencor.

-¿El rencor?

-Sí. Es que tengo un paciente que se siente culpable

desde hace mucho tiempo... -Ya.

¿Y cómo ha quedado la cosa?

-Bueno, habrá que ver cómo les va en un futuro,

pero en principio bien. -Pues nada. Me alegro mucho.

Hasta luego, compañero. -Adiós, amiga.

-Hola. -¿Qué tal?

-Nada. ¡Vaya! ¿Así que me hablas?

-Hombre, Álvaro, soy adulta.

Yo sé distinguir un problema personal de uno profesional.

Y para que no sigan pasando estas cosas,

creo que lo mejor es arreglar lo nuestro.

Vente esta noche a mi casa, cenamos

y... Puedo pedirte algo de cenar, no sé...

-Lo siento, pero no puedo. Tengo otros planes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 19/10/16 (1)

Centro médico - 19/10/16 (1)

19 oct 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 19/10/16 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 19/10/16 (1)"
Programas completos (653)

Los últimos 666 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios